Educar Chile.

(2013
)

Rojas
Fernández,
G.

(1985
)

Organizadores
gráficos.
Recursos
Educativos Interactivos en:
http://www.educarchile.cl/ech/pro/app/detalle
?ID=206862
Resúmenes y cuadros sinópticos. En Guía
del estudiante. México, UNAM. Pp. 1-28

El resumen y los organizadores gráficos
El buen alumno no nace, se hace. He aquí el secreto. El verdadero aprendizaje, el que perdura, se logra mediante un
proceso que transforma el contenido de la enseñanza en algo que tenga sentido o significado para ti.

Darle sentido o significado personal al material por aprender puede realizarse intuitivamente, pero no siempre es así; de
hecho se requiere de tu participación activa: aprender depende de ti, por ello es necesario que apliques estrategias
que aseguren tu aprendizaje, relacionando e integrando los conocimientos nuevos con los aprendizajes previos.

Aprender
de
lo
que
estudias se facilita si
condensas o sintetizas
el material; al condensar el
material
de
estudio
registras solamente sus
aspectos esenciales, lo cual
te permite su comprensión.
Para sintetizar el material
puedes
elaborar
resúmenes
o
preparar
organizadores gráficos.
El resumen
Resumir un texto es expresar la misma idea pero con el menor número de palabras; es decir, reducirlo a lo esencial.
La técnica del resumen consiste en leer y comprender, en una segunda lectura, las ideas principales del texto.
Para resumir un texto podemos emplear tres recursos:
1. Llevar a cabo una lectura
global
del
texto
(pre
lectura), en esta primera
lectura se debe:
a) Identificar el propósito
por el cual estás leyendo
¿para qué?
b) hacer un reconocimiento
de todos los elementos
gráficos que nos brinden
información
sobre
el
tema,
tales
como
ilustraciones, diagramas,
tipos de letra (tamaño,
énfasis, posición), etc.

2. Realizar una segunda
lectura del texto
(releer), ahora por
párrafos, subrayando
las ideas principales o
información relevante;
el subrayado servirá
para
destacar
la
información esencial
en una lectura rápida.
Para ello es necesario:
a) localizar las ideas
principales,
b) releer
aquellas
partes del texto
que
pudieran
resultar confusas,
consultando
el
diccionario
para
aclarar
los
términos que no
conocemos,

c) transcribir
las
ideas
principales para reducir la
cantidad
de
información
hasta lograr una extensión
satisfactoria expresada en
oraciones
simples
que
aseguren la comprensión de
lo leído.

3. Verificar cuánto entendiste (post lectura), evocando
lo leído y estructurando la información resumida,
en organizadores gráficos, para facilitar el manejo
de la información.

Los organizadores gráficos
Los organizadores gráficos son técnicas activas de aprendizaje, son representaciones visuales que presentan
determinada información, rescatando los aspectos (ideas clave) o conceptos más importantes de un tema y
convirtiéndolos en esquemas visuales.

Dichos organizadores gráficos puede tomar variadas formas: mapa semántico, mapa conceptual, organizador visual,
mapa mental, cuadro sinóptico, esquema, diagrama, etc.; a través de ellos puede demostrarse o profundizar la
comprensión de lo leído o escuchado, así como facilitar la retención y recuperación de la información.
Esta estrategia exige que seas un estudiante más activo, dispuesto a analizar la información, relacionarla, categorizarla
y/o jerarquizarla. Por esta característica, la estrategia de organizadores gráficos se asocia con el concepto de aprendizaje
individual y permanente, favoreciendo la capacidad de aprender a aprender.

¿Cómo elaborar un organizador gráfico?
Por su forma, los organizadores gráficos te permiten, de un vistazo, repasar toda la información contenida en un texto.
Sea cual fuere el tipo de organizador gráfico a elaborar, es necesario:
a) Identificar o elaborar oraciones o ideas clave. Una oración clave es aquella que al leerla da la idea del tema
central del párrafo.

b) Relacionar las diferentes ideas esenciales que resultaron de la lectura del texto, a partir de su nivel de
generalidad analizando cuál se desprende de cuál.

Algunas ideas esenciales incluyen a otras, pero no todas las ideas tienen relación entre sí, por lo que es importante
localizar el lugar que le corresponde en su relación con las demás.

Se llaman supraordinadas a aquellas ideas generales que incluyen a otras ideas particulares; coordinadas a las
ideas del mismo grado de generalidad que no se incluyen unas a otras; y subordinadas, a las ideas más particulares
que se engloban dentro de las supraordinadas.

c) Después de organizar

las ideas clave en
supraordinadas,
coordinadas
y
subordinadas,
y
analizar las relaciones
que existen entre ellas,
es
necesario
representar
tales
relaciones
en
un
organizador gráfico
que puede tomar la
forma que se desee:
mapa semántico, mapa
conceptual,
organizador
visual,
mapa mental, cuadro
sinóptico,
esquema,
diagrama, etc., como
se puede ver en la
siguiente página.

EJEMPLO