LECTURA PARA SENSIBILIZACION HACIA LA MODALIDAD NO CONVENCIONAL

Reestructurando la universidad para el cambio tecnológico por: Dr. A.W.Bates Eucación a Distancia y Tecnología, Estudios Continuos, Universidad de British Columbia, 1997 traducción: Luis Lloréns Báez Tomado del curso de Temas selecto en gestión de conocimientos http://redmetodos.uabc.mx/temsel/
Abstract. De este ensayo argumenta que si las nuevas tecnologías de la información esta llamadas a jugar un papel central en la enseñanza universitaria, cada institución necesita desarrollar un conjunto de estrategias para el cambio que en conjunto representan no menos que la reestructuración de la universidad. Doce estrategias son delineadas en este artículo. Mientras que todas ellas y posiblemente otras, son esenciales, el timing es un elemento crítico. Dichas estrategias requieren del liderazgo institucional y de un proceso de que conduzca a un amplio apoyo para dichas estrategias por parte de la mayoría de los mandos dentro de la organización, a través de un proceso inclusivo de involucramiento y participación en tecnologías aplicadas y el diseño de políticas. El artículo concluye en que la introducción generalizada de la enseñanza basada en la tecnología requerirá de cambios tan fundamentales en la institución, que su uso no debe ser incorporado a la ligera ni conducirán necesariamente a ahorros significativos en los costos; sin embargo tal inversión seguirá siendo necesaria si las universidades han de responder a las necesidades de sus estudiantes y de la sociedad en su conjunto en el siglo 21. El desafío para las universidades. Muchas universidades están haciendo inversiones sustantivas en nuevas tecnologías, con propósitos de de enseñanza. La creciente facilidad de uso de las tecnologías y las nuevas formas de interactiva como el internet, están llevando a muchos académicos a usar tecnología para la enseñanza por primera vez de una manera significativa. Sin embargo, aún que así lo ampliar la adopción de nuevas tecnologías para la enseñanza en los últimos años, aún se está a la espera de que dichas tecnologías produzcan los grandes cambios en la forma en que la enseñanza que es organizada e impartida. Sin esos cambios, la enseñanza de basada en las tecnologías permanecerá como una actividad marginada, al tiempo que conducirá a un incrementó de los costos unitarios. Para qué el cambio tecnológico será efectivo, usualmente necesita ser acompañado por importantes cambios estructurales y organizacionales, a fin de que su potencial pleno se realice. Este artículo indicará algunas de las estrategias que las universidades posiblemente necesitarán adoptar a fin de usar la tecnología con efectividad para la enseñanza y aprendizaje. ¿Por qué usar tecnologías? Los políticos, los rectores de universidades, los 11 de exístase magistrales del no y la industria, y los maestros mismos ofrecen un número de diferentes razones para justificar el uso de la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje. Cuatro de las razones más frecuentes (aunque probablemente allá que muchas más), son las siguientes: •mejorar el acceso a la educación y el entrenamiento •mejorar la calidad del aprendizaje •reducir los costos que de la educación

•mejorar el costo-efectividad de la educación Diferentes personas en diferentes posiciones, tienden a darle diferente énfasis a cada una de estas razones. Por ejemplo, lo que realmente a entusiasmado a muchos asesores universitarios es la civilidad de mejorar la calidad del aprendizaje a través del uso de multimedios. Ese mismo profesor innovador en la enseñanza press ser al mismo tiempo un violento oponente a la sugerencia de que más estudiantes-ser atendidos a institución a través del uso de las mismas tecnologías: más significa peor o al menos más trabajo para los académicos. Otros asesores se entusiasma por la idea de que todo el mundo pueda tener acceso a sus ideas, su investigación, su sabiduría a través de internet; el entusiasmo de ampliar el acceso a su enseñanza. Esto no es siempre acompañado por una entusiasmo similar para mejorar la calidad de su ese ingreso, como puede ser atestiguarlo muy fácilmente sin que recorriendo las diferentes páginas de internet. Algunos políticos y empresarios ven la tecnología simplemente como sustitución de trabajo, y por lo tanto anticipan que la tecnología cuando se aplica apropiadamente reducirá los costos de la educación. Desafortunadamente, es que es un malentendido sobre la naturaleza del proceso educacional. Mientras que el costo de la mano de ópera puede ser reducido aplicando tecnología, a menos que sea hecho de manera sensitiva y cuidadosa, provocará a un declive en la calidad del aprendizaje, lo que eventualmente conducirá eventualmente aún a fuerza de trabajo menos preparada. Finalmente, otros voltean a la tecnología para mejorar el costo-efectividad de la educación. Esto no es lo mismo que reducir costos. El argumento es que y mismo peso gastado la efectividad del aprendizaje puede incrementarse, o más estudiantes pueden ser enseñados, al mismo nivel de calidad por el mismo nivel de inversión. Así pues, mientras que la tecnología probablemente no reducirá sustancialmente los costos de la educación, sin que se produzca una pérdida en la calidad, el uso inteligente de la tecnología puede simultáneamente ampliar el acceso, mejorar la calidad de la enseñanza y mejorar el costo efectividad de la educación. Estas no son metas desdeñables. Esté artículo no cuestiona las funciones esenciales de la universidad: enseñanza, investigación y servicio público. Tampoco asume que las universidades deben convertirse en negocios, usando el a tecnología para lograr su independencia financiera del gobierno. Este artículo asume que las que universidades tienen objetivos públicos y sociales muy importantes. Como quiera que esos valores esenciales deben ser realizados en un mundo rápidamente cambiante, una parte importante del cual es el rol de que las tecnologías juegan ahora en la vida de todos. Usar ecología separa la enseñanza puede ayudar a las universidades a atender la demanda con un mejor costo- efectividad, así como preparar de mejor manera al estudiante para una sociedad basada en la tecnología. Desde luego hay muchas cosas valiosas en la educación y en la vida que la tecnología no puede realizar, y que debemos reconocer, pero eso es otro tema. Dado el hecho de que la tecnología tiene el 1 rol creciente mente importante en la enseñanza y el aprendizaje, ¿que es lo que las universidades necesitan hacer para asegurarse de que será utilizada plenamente?. Seleccionando las tecnologías hay un creciente rango de tecnologías de las cuales se puede escoger. Algunos de los criterios que deben tomarse en consideración al elegir y usar diferentes tecnologías, y una estrategia para la tomar de decisiones, son temas discutidos en otro lugar. En breve estos criterios se reflejan en el modelo ACTIONS, que significa: A. acceso C. costo T. funciones de docencia I. interacciones y acceso fácil O. aspectos organizacionales

N. novedades S. velocidad para desarrollar y adaptar Este artículo se ocupan principalmente de la relación entre enseñanza, aprendizaje y aspectos organizacionales. Tecnología y organizaciones pos modernas antes de exponer las 12 estrategias para el cambio institucional que permitirán a echar mente el potencial de las nuevas tecnologías para la enseñanza, es importante entender la relación entre tecnología y la estructura de las organizaciones que usan la tecnología. La mayoría de las empresas manufactureras que producen bienes físicos utilizaban hasta muy recientemente el modelo organizacional Forddista. Este se caracteriza por la producción de los uniformes, economías de escala (los costos iniciales son altos pero volúmenes altos resultan en costos marginales cada vez más bajos), división del trabajo (el trabajo óseas su divide en diferentes elementos realizados diferentes que de trabajadores), administración jerárquica (las decisiones se toman arriba y se transmiten hacia abajo a través de la línea de mando), y la organización de la gente y los procesos en unidades grandes y discretas las cuales son administradas jerárquicamente (por ejemplo, nómina, personal, mercadeo, ventas, etcétera). Los mejores ejemplos de esta clase de estructura y organización manufacturera en la educación, son las grandes universidades nacionales autónomas en países tales como el Reino Unido, los Países Bajos, Tailandia, Indonesia, la india, etcétera muchas de las cuales tienen más de cien mil estudiantes. Los ejemplos más cercanos que en Canadá son la Universidad Athabasca y la Tele Université, aún que he debido a su naturaleza provincial realmente no alcanzan la escala o pureza del modelo industrial. Sin embargo, el rápido incremento en el tamaño y escala de las universidades hombre nacionales en Canadá, estados unidos y muchos otros países industrializados desde los años sesenta, han citado que muchos elementos del modelo industrial puedan encontrarse hoy en día en las universidades, tales como la división del trabajo y un número mayor de estudiantes por grupo. No obstante esto, la actividad central de enseñanza en las universidades convencionales se ha mantenido relativamente intocada por el proceso industrial. Las tecnologías de la información han conducido al crecimiento de muchas industrias de servicio basadas en el conocimiento, estructura es muy diferente a la del modelo Forddista. Estas nuevas formas de organización han sido etiquetado es como pos modernas o pos Fordistas en su estructura y se caracterizan por lo siguiente: •Alta dependencia en tecnologías de la información (telecomunicaciones, computadoras). •Productos customizados y servicios adaptados los a las necesidades de clientes individuales. •Creadores y desarrolladores de nuevos conocimientos o maneras de hacer cosas, o transmisores y modificadores de información existente. •Comunicación en red y directa con los clientes: retroalimentación rápida e inmediata utilizada para modificar productos y servicios. •Desarrolló y cambio rápidos: las organizaciones son dinámicas y se mueven muy rápido. •Con frecuencia escalas pequeñas y especializadas; dependencia de asociaciones y alianzas con otras organizaciones con competencias relacionadas pero diferentes. •Trabajadores descentralizados, creativos y con capacidad de decisión, frecuentemente trabajando en equipo. •Liderazgo fuerte caracterizado por una visión y objetivos claros pero amplios, jugando un de integración, coordinación y fácilitación. •Operaciones a nivel global. Sectores posmodernos de la industria son con frecuencia caótico ss y se caracterizan por nuevos jugadores, nuevas amalgamas y la emergencia impredecible de organizaciones vinculadas de manera dominante por la tecnología.

Ejemplos de organizaciones posmodernas son Apple Computers, que inició originalmente en un garage en California, por dos investigadores graduados de Xerox Park, pero que no sufrían de dolores de crecimiento y se mantenían suficientemente dinámicos e innovadores; Microsoft, que generar las mismas utilidades de Sony y Honda, combinadas, pero cuya fuerza de trabajo es cientos de veces más pequeña que cada una de estas dos compañías, Netscape Comunications Corporation, que no existía hace cinco años pero que ahora domina el mercado. ¿Universidad pos moderna? ¿Donde deja todo lo anterior a la universidad pos moderna? El cientos de los años sesenta hacia la masificación del sistema de educación superior forzó a las universidades a adoptar muchas de las características del modelo organizacional industrial o Fordista: •Número grande de estudiantes por clase en el primero y segundo años (economías de escala), •diferenciación entre académicos definitivos (investigación) y asesores graduados asistentes, y entre académicos, administradores de procesos académicos (directores de unidad académica) y trabajadores administrativos (división del trabajo), •núcleo de estructuras organizacionales de gran tamaño, jerarquizado y diferenciado (facultades). No obstante lo anterior, incluso las universidades más modernas aún presentan ejemplos de características de organizaciones pre industriales o agrarias; no son pos-Fordistas sino preWattistas. Por ejemplo, los semestres largos con largas vacaciones en el verano reflejan el origen de las universidades land grand, en las cuales los estudiantes debían regresar a sus lugares de origen para las cosechas y para atender los cultivos. La enseñanza, al menos que en los niveles de pregrado y grado, es diseñada a la medida con poca o ninguna división del trabajo, y se basa en el modelo el de aprendiz consistente en transferir el conocimiento o y los métodos de enseñanza de una generación a la otra. En otras palabras, la enseñanza en la universidad no se ha profesionalizado, en el sentido de estar basada en habilidades resultantes de la investigación aplicada al análisis de los procesos de enseñanza. Por ejemplo, la mayor parte de la enseñanza de universitaria no ha sido o influida significativamente por las recientes investigaciones sobre psicología del aprendizaje, investigación en administración organizacional, teorías de la comunicación, o investigación sobre las interacciones hombre-máquina, todo lo cual ha sido crítico para el desarrolló de las organizaciones posmodernas basadas en el conocimiento. Las nuevas tecnologías serán mejor aprovechadas quienes establezcan formas posmodernas de organización. Todavía no conocemos ninguna forma avanzada y sostenible de tal organización en la educación superior, aúnque hay algunos elementos visibles en organizaciones como el programa en línea de la Universidad de Phoenix, la Universidad Nova south Eastern, en Florida, la Universidad Nacional Tecnológica y la propuesta Western Governors' Virtual University en los Estados Unidos. No obstante lo anterior, hay ciertas características de la universidad tradicional que se prestan para crear un medio ambiente posforddista. Primeramente, así dar es una organización extremadamente descentralizada. Pos se un núcleo amplió y altamente creativo de personas, los académicos, quien es cuando se aplican son capaces de crear nuevas aplicaciones de software, desarrollar sistemas expertos y adaptar o incluso inventar nuevas formas de enseñanza y aprendizaje. Más aún poseer un recurso muy valioso o calidad de la que se carece en muchas universidades abiertas: poseen la habilidad de la investigación, que les permite generar nuevos conocimientos en una amplia gama de temas que ser ensamblados y promovidos en el mercado a través del uso de tecnologías. Finalmente, las universidades convencionales poseen la ventaja de lo que en mercadotecnia la gente llama una fuerte imagen de marca. Hay signos que de que algunas universidades convencionales, con un liderazgo y una visión compartida, y algunas veces influenciadas por alguna presión externa del gobierno, se han re generado y reestructurado a sí mismas para enfrentar el desafío tecnológico. Hasta que punto son capaces de lograr esto de manera rápida y con la suficiente profundidad para enfrentar la

creciente competencia del sector privado, es algo que está por verse. Universidades en transición. El uso fácil o la transparencia de tecnologías tales como internet y la videoconferencia, hacer mucho más fácil que en el pasado la posibilidad de que los maestros desarrollen materiales basados en las nuevas tecnologías. Internet, por ejemplo, permite al maestro adaptar con facilidad materiales creados para la enseñanza en clase, añadiéndoles textos y gráficas atractivos una vez que los materiales son creados como páginas electrónicas, es sencillo poner los a disposición de cualquier persona dentro o fuera del campus. Esto significa que la innovación en la enseñanza, tradicionalmente asociada con áreas marginales o periféricas de la universidad, tales como unidades de educación a distancia o unidades especializadas de investigación y desarrolló educaciónal, provenga ahora del núcleo mismo: materiales originales y atractivos basados en ecología, producidos por los mismos académicos, a través de lo que yo llamo el enfoque del llanero solitario: el profesor con su estudiante habilitado en el cómputo que genera el escaneo y los archivos HTML. Desde luego hay peligros en este enfoque: en un ambiente crecientemente competitivo y donde la enseñanza basada en tecnologías está crecientemente abierta a la inspección pública, las organizaciones que sobrevivirán, al igual que cualquiera de las otras industrias basadas en el conocimiento, serán aquéllas que servicios que él publicó valoren a un mejor precio y calidad que la competencia. Sin embargo, en la mayoría de los campuses de las universidades canadienses, rige la improvisación en el diseño y producción de multimedia educacional. Una característica de muchos proyectos llanero solitario es que las aplicaciones de tecnología terminan como un costoso suplemento de la enseñanza convencional, simplemente incrementando la carga de trabajo de los estudiantes (y de los maestros), y los costos unitarios globales de la institución, debido o a que en la enseñanza con nuevas tecnologías rara vez se sustituye la enseñanza cara a cara por multimedios. Para que el costo adicional de usar tecnologías se justifique, necesita ser acompañado por la reorganización del proceso de enseñanza, apartándolo de la instrucción fija y programada de los grupos hacia modos más flexibles e individualizados de aprendizaje. Otro problema común del enfoque llanero solitario es que con frecuencia no hay un producto final que pueda ser usado regularmente en el contexto de la enseñanza. Esto se debe a que el proyecto se hace más lento, debido a las constantes mejoras de que es objeto, o por qué tiene que ser rediseñado como resultado de decisiones tecnológicas inapropiadas en las fases iniciales de su desarrollo. Con frecuencia los aspectos gráficos y la interfaz son pobres, en comparación con juegos comerciales con los que los estudiantes están familiarizados, por lo que el potencial para una interacción de alta calidad en el aprendizaje frecuentemente se pierde. Los productos terminados tienen poca aplicabilidad porque no tienen los estándares suficientes en términos de gráficos e interfaz en, o se volúmenes muy reducidos para llegar a convertirse en productos comerciales. En otras palabras, los materiales llanero solitario usualmente carecen de calidad en el producto final. Hay varios componentes de calidad en los materiales educativos basados que en tecnología. El primero es la calidad del contenido, que es donde la imagen de marca y la habilidad para la investigación son críticos. ¿Es este material valioso e incluso único el que genera una necesidad o una demanda? Esta no es con frecuencia una pregunta importante en la mayoría de las universidades de investigación. Sin embargo, el segundo componente de calidad es el estándar de producción de medios. ¿Las gráficas son claras? ¿Las pantallas son fáciles de leer? ¿El sonido o y el video son fáciles de escuchar y de ver? ¿Se aprovechan plenamente las ventajas únicas década medio (video, audio, texto, cómputo)? ¿El material está bien ensamblado? ¿La pantalla está diseñada de tal manera que los estudiantes comprender y iba ambiente el con junto de actividades abiertas a ellos y pueden lograrlas (diseño de la interfaz)?

El tercer componente e de calidad es el diseño instrucciónal. ¿Los objetivos de aprendizaje están claros? ¿Los materiales conducen a los resultados de aprendizaje deseados? ¿Se logra la mezcla más adecuada de medios para lograr los resultados de aprendizaje de la manera más eficiente? ¿Cuál es la calidad de la interacción entre el estudiante y los materiales de aprendizaje? ¿Cuál es el papel del tutor o instructor relativo al aprendizaje basado en tecnologías? ¿Está bien estructurado? ¿En los estudiantes encontrar con facilidad los materiales que necesitan y moverse fácilmente entré dichos materiales? El cuarto componente es la calidad de la distribución. ¿Pueden los estudiantes acceder un facilidad a los materiales? ¿Pueden los estudiantes preguntar por discutir los materiales con otros estudiantes? ¿Quién proporciona la retroalimentación? ¿Qué sucede si los usuarios enfrentan problemas técnicos? ¿A qué hora está disponible la ayuda? Quinto, está el asunto de la administración del proyecto. Cronogramas y presupuestos necesitan ser establecidos, equipos deben ser creado; deben realizarse reuniones, producirse, distribuirse y dar mantenimiento a materiales; metas en tiempo deben ser realizadas. To 2 y cada uno de estos cinco factores contribuyen a la calidad de la enseñanza en multimedios y de los materiales de aprendizaje. Es de que las nuevas tecnologías permanezcan al margen, a pesar de las elevadas inversiones, y probablemente el solo agregarán costos al sistema, si no confrontamos al mismo tiempo los cambios estructurales en nuestras organizaciones, y si de manera particular no realizamos cambios fundamentales en la forma como o realizamos la enseñanza. Doce estrategias organizacionales para el cambio Si asumimos que la aplicación inteligente de tecnologías mejora la enseñanza, entonces ¿qué es lo que tenemos que hacer para reorganizar, reestructurar o realizar una reingeniería a la universidad para asegurar que alcanzaremos costo- efectividad por la aplicación de nuevas tecnologías a la enseñanza? A partir de la experiencia de la Universidad de British Columbia, sugeriré 12 estrategias para el cambio. No son mis estrategias personales. Yo soy meramente que el relator. Algunas estrategias en lo individual han sido pensadas y desarrolladas deliberadamente por los directivos que académicos de la Universidad, por la Red de Recursos de Medios y su entidad sucesora, el Centro de Tecnología Educacional. Otras estrategias han sido desarrolladas como un resultado de la experiencia directa, o han surgido como temas que de ser resueltos. Si bien en conjunto reflejan una estrategia global de cambio, no han sido promovidas dentro de la Universidad en calidad de un plan formal. Algunas no han sido implementadas en forma alguna, o lo han sido de manera inconsistente. Esta lista de no representa el rango de todas las posibilidades estratégicas. Finalmente, es muy pronto para indicar o verificar si realmente estamos hablando de estrategias útiles para el cambio. No obstante, constituyen un rango útil de opciones a consideración de la administración. 1. Visión de enseñanza y aprendizaje utilizó el concepto de visión en un sentido específico: el de crear una descripción concreta de cuál deberá ser el lugar de la enseñanza en el futuro, dando el conocimiento actual que tenemos a ser de los objetivos de la universidad, y el potencial de nuevas tecnologías para avanzar más allá de esas metas. La visión describe lo que realmente quisiéramos que ver que sucediera. Si ya es bastante difícil para un individuo identificar y describir con precisión su visión personal del futuro, más difícil es crear una visión para una organización tan compleja y diversa como es una universidad de investigación. Sin embargo, el proceso es tan importante como la meta. Visualizar es una técnica que permite a todos aquellos que trabajan en una organización entender la amplia gama de posibilidades de enseñanza y aprendizaje que la tecnología puede facilitar, y sus posibles resultados, aceptables con no, que provendrán de su implementación. Ayuda a la gente trabajando en una organización a identificar y compartir ciertas metas. Más importante aún, una visión compartida es una referencia necesaria contra la cual se pueden evaluar diferentes estrategias y acciones relativas al desarrollo de la enseñanza basada en tecnologías.

En particular, una institución necesitan definir el balance que desea entré la enseñanza cara a cara y la enseñanza basada en tecnología. Una institución puede decidir por muy razones no implementar la enseñanza de basada en tecnologías y en cambio poner especial énfasis en la enseñanza cara a cara y personalizada. Probablemente se trate de una institución elitista y de alto costo. Alternativamente, una institución puede desear variar dentro de su estructura el grado de dependencia en enseñanza basada en tecnología, dándole por ejemplo mayor énfasis a la enseñanza cara a cara en el nivel de posgrado, y a la enseñanza basada en tecnología al nivel de pregrado. Finalmente, otras instituciones podrían decidir enfatizar la enseñanza basada en tecnología para toda su estructura. Otro asunto que debe ser cubierto en la formulación de una visión, es la medida en la cual la organización se ve a si misma operando a nivel local, regional, nacional o internacional, y las implicaciones de ello en los cursos y servicios que se ofrecen a los estudiantes. Esto es importante porque la enseñanza de basada en tecnología no respeta fronteras políticas o geográficas. Por ejemplo, universidades regionales podrían redefinir su papel si los estudiantes son capaces de alcanzar los estándares de dicha institución en otra institución, posiblemente más prestigiada, en cualquier parte del mundo. En 1996 el Centro de Tecnología que Educacional de UBC desarrolló una de visión para la enseñanza de basada en tecnología. Dicha visión incluían diversos que escenarios detallados para la enseñanza y aprendizaje de distintos tipos de alumnos. Había esos aspectos clave en esa visión: •Una mezcla de modelos de enseñanza, desde programas enseñados en la modalidad cara a cara, a cursos enteramente disponibles a distancia. Se pensó que la mayoría de los estudiantes preferirían una mezcla de cursos cara a cara y cursos a distancia a lo largo del programa de grado. •Un incremento en el número de programas no acreditables, de certificado y de diploma, dirigidos que en particular a estudiantes maduros; •materiales de aprendizaje desarrollados como módulos discretos para múltiples cursos; por ejemplo el mismo CD podría ser utilizado por estudiantes en programas presenciales y a distancia, como parte de un programa certificado, como educación continua a nivel individual, y como un CD autoejecutable por empleados y compañías; •acceso y admisión más flexibles, particularmente para estudiantes maduros, a través de luz o de aprendizajes basados en tecnología, permitiendo a un mayor número de estudiantes el acceso a la universidad. Esta declaración de prisión aún tendrá que ir a las facultades y departamentos para su discusión y comentario, en parte debido a que la directiva del centro sintió que esta declaración podría ser demasiado controversial o provocativa, y que por lo tanto podríahacer más lenta la adopción de nuevas tecnologías. Desde luego que se trata de 1 juicio a priori el decidir si la introducción de la enseñanza basada en tecnologías deberá de ser lenta y progresiva, sobre bases ad hoc, o si será necesario poseer objetivos de largo plazo y metas que impulsen el uso de nuevas tecnologías. 2. Reubicación de fondos. La reubicación de fondos es otra estrategia critica. Con demasiada frecuencia la implementación de tecnologías es impulsada por fuentes de financiamiento externo o arreglos financieros, tales como cuotas especiales a los estudiantes. Si la universidad considera el uso de tecnología para la enseñanza como un aspecto crítico para su desarrollo, los fondos para la implementación de esto deberán provenir de fuentes estables. En la medida que en que las universidades en Canadá de están recibiendo menos en vez de más financiamiento gubernamental sobre bases anuales, esto significa desde luego la reubicación de fondos. 1 estrategia de idealizada para la reubicación de fondos a nivel de toda la universidad, podría ser la siguiente: entré los años 2 y 5, a pesar de la reducción de los niveles de financiamiento, una proporción creciente del presupuesto general de operación es aplicada al desarrolló de la enseñanza basada en tecnología. Asimismo, en el quinto año vemos un incremento leve en el financiamiento producto de un aumento en la admisión y venta de materiales de aprendizaje

resultantes de inversiones anteriores en enseñanza basada en tecnologías. Este retorno sobre las inversiones iniciales continúa y se incrementa en los años 6 y 7, hasta que en el año 7 los niveles de inversión son equivalentes al los del año 1, a pesar de la reducción en los fondos gubernamentales. También para el año 6 la universidad decide estabilizar el nivel de financiamiento para la enseñanza cara a cara, decidiendo que cualquier decremento en el futuro representará un desbalance con respecto a sus objetivos generales de enseñanza. Esta definición estratégica no indica el nivel organizaciónal en el cual estas reubicaciónes son hechas. En el ciclo 1994-95 el gobierno de British Columbia retuvo el 1% de los presupuestos operativos de todas las instituciones de enseñanza pos secundaria, y el .5% en el ciclo 199596. Los recursos podrían ser reclamados por cualquier institución a que presentará propuestas innovadoras en la enseñanza. En el caso de UBC esto representó 4 millones para los dos años. UBC decidió utilizar la mitad de este recurso para mejorar la infraestructura tecnológica de sus campus, y la otra mitad para que el desarrollo de aplicaciones de enseñanza de basadas en tecnología, conservando o una pequeña cantidad para el establecimiento de un pequeño centro de tecnología educacional. Para el ciclo 1996-97, cuando el gobierno de es continuó esta estrategia de financiamiento a la innovación, la universidad por sí misma incrementó el nivel de financiamiento a 2 millones, para su propio fondo para el fomento de la enseñanza y el aprendizaje, al cual miembros que individual es del personal académico pueden aplicar. Eventualmente, la reubicación de fondos deberá ser realizada a nivel de la facultad o incluso a nivel departamental. De esta manera en el sitio ciclo 1997-98, la Facultad de Ciencias ha reubicado 500 mil dólares de su propio presupuesto para apoyar iniciativas de enseñanza basadas en tecnología. La decisión de reubicar fondos no solamente es una estrategia necesaria si se espera que la enseñanza basada en tecnologías, también es un indicador del nivel de compromiso por parte de las diferentes unidades organizacionales. 3. estrategias de inclusión Uno de los principales desafíos para hacer de la enseñanza basada en tecnologías una función sustantiva central, consiste en extender su implementación de un número reducido de entusiastas y pioneros al cuerpo principal del profesorado. Esto significa introducir una estrategia de inclusión, para asegurar que todo el personal académico se motive y sea apoyado para utilizar tecnologías en la enseñanza. De manera deliberada o accidental esto es exactamente lo que UBC hay hecho con el fondo de innovación y el fondo para el fomento de la enseñanza y el aprendizaje. Debido a que inicialmente el fondo para la innovación fue retenido del presupuesto general, la universidad aplicó el mismo principio que el gobierno: los puestos operativos de las facultades fueron reducidos proporcionalmente, luego fueron motivados a proponer ideas de que como podrían gastar su proporción del presupuesto operativo retenido por la universidad para aplicaciones tecnológicas. De este modo el lugar de que los apoyos fueran entregados sobre bases de competencia en toda la universidad, cada director de unidad académica evaluó la prioridad de financiamiento para proyectos particulares dentro de su propia facultad. Esto provocó dos consecuencias. Los recursos que innovación poseían criterios relativamente sencillos, en términos de condiciones para su uso; y en segundo lugar, el recurso fue repartido en la universidad más o menos que en la misma proporción del tamaño de cada facultad o departamento. Esto significó que entré 1994 y el presente, un número relativamente amplió de académicos que en cada facultad ha tenido que algún tipo experiencia en el desarrolló de materiales basados en tecnología. Otra estrategia que ha incrementado la participación en tecnologías y en su administración, fue la creación de 2 conjuntos de comités. El comité consultivo de tecnologías de información fue creado como parte de la vicepresidencia de servicios académicos y estudiantiles (que incluye la biblioteca y los servicios de cómputo y telecomunicaciones) con la encomienda de asesorar en infraestructura tecnológica y asuntos de accesibilidad para estudiantes y maestros. También fue creada la Red de Recursos de Medios (posteriormente conocida como Centro de

Tecnología Educacional), originalmente con el vicepresidente asociado (cómputo y comunicaciones), el director de Ciencias como coordinador, con la encomienda de identificar asuntos académicos resultantes del uso de tecnologías en la enseñanza. Ambos Comités crearon diversos subcomités, para cubrir asuntos tales como la conectividad de los campus, acceso de los estudiantes al cómputo, derechos de autor, bibliotecas electrónicas, conocimiento distribuido, desarrolló de académicos, implicaciones para la investigación y la evaluación. En conjunto, estos comités involucran a más de 200 académicos que atienden diversos asuntos derivados del uso de de las tecnologías. 4. infraestructura tecnológica. Es absolutamente esencial contar con una estrategia para desarrollar la infraestructura tecnológica de la universidad. Las prioridades deberán ser establecidas tanto en el nivel como en las áreas de inversión. Las grandes universidades de investigación como es el caso de UBC posiblemente necesitarán invertir arriba de 20 millones de dólares para desarrollar la infraestructura tecnológica necesaria en el campus: revés de alta velocidad que deberán comunicar a cada edificio, dentro de cada edificio e incluso en cada salón de clase y oficina muchas universidades tienen edificios viejos sin las condiciones adecuadas de alambrado, o paredes de asbesto que necesitan ser removidas antes de que el moderno cableado sea instalado. Muchos académicos y miembros del personal administrativo no tienen una computadora o no saben cómo usarla. Varios servidores deberán ser instalados dentro de cada departamento, y comunicados con otros servidores en el campus. Deberá establecerse la colección a internet e instalarse puertos y otras facilidades de comunicación para permitir a los estudiantes residentes o de fuera del campus accesar al campus universitario principal, a campuses satélite y otras instituciones a las que deberán ligarse. Toda esta estrategia de infraestructura tecnológica es absolutamente esencial; sin embargo con frecuencia es la primera y única estrategia adoptada por las universidades: construir y suponer que todo lo demás llegará sólo. Lo cierto que es que el plan de infraestructura tecnológica deberá ser sólo, y no, la visión de conjunto de la universidad y su estrategia de enseñanza. 5. Infraestructura humana Tan importante como la infraestructura física es la gente que se requiere para que dicha infraestructura trabaje. De hecho hay tres niveles de apoyo requeridos para aprovechar plenamente la tecnología. El más obvio es el apoyo técnico, gente que operan las redes y da servicio a las computadoras y las telecomunicaciones. En el segundo nivel se encuentran los servicios de producción de medios, gentes que generan productos educativos o proveen servicios tecnológicos educacionales, tales como diseñadores de interfaces, diseñadores gráficos, administradores de video conferencias o estudiantes graduados que programan HTML. en el tercer nivel están aquellos que proveen servicios educacionales, tales como diseño educacional, desarrolló académico, administración de proyectos y evaluación. La mayor parte de la infraestructura física, tal como las redes y el equipamiento mayor, se adquiere a través de fondos de capital, en cuyo financiamiento no competirán fondos que impacten directamente la enseñanza, como sería el caso del presupuesto general de operación. El costo del humano, sin embargo, no compite directamente con fondos para la enseñanza o la investigación. Más aún, el costo humano de apoyo a la infraestructura es recurrente, es decir tiene que ser proporcionado cada año, mientras que la infraestructura física es vista frecuentemente como inversión de una sola vez, aunque los avances rápidos en tecnología y consecuentemente la necesidad de que las redes y el equipamiento, hacen de esto un supuesto peligroso. En consecuencia, el desarrolló de lohumano carece frecuentemente de los fondos suficientes. Probablemente la queja más común en las universidades, por parte de los responsables de aplicaciones de tecnología, es lo inadecuado de los recursos para el soporte técnico. Aún así, mientras más abajo ser va en la cadena, del soporte técnico al soporte educativo, más difícil es asegurar recursos adecuados. Si la red se cae, su impacto es obvio. El valor de un diseñador

de instrucción es mucho más difícil de vender cuando los fondos son escasos. Sin embargo, desde una perspectiva de enseñanza y aprendizaje, es crítico que los académicos reciban el entrenamiento y el soporte educacional requerido, un asunto que discutiremos más ampliamente en las estrategias 8 y 10. 6. acceso de estudiantes al cómputo En particular para los estudiantes de educación a distancia, pero también para los estudiantes de programas presenciales, el acceso a la tecnología de cómputo es un tema de la mayor importancia. Apróximadamente 40% de los hogares en Canadá tienen una computadora, y apróximadamente 10% de ellos tienen acceso a internet. El acceso entre estudiantes universitarios que es superior. Un estudio reciente de IBM encontró que 60% de los estudiantes de las universidades y colegios de Estados Unidos tienen el acceso al cómputo. En UBC 70% de todos los pregraduados poseen cuenta en internet. Sin embargo, al tiempo que el acceso continúa creciendo, está fuertemente relacionado con el ingreso, género y profesión. Muchos de los que poseen computadoras, tienen máquinas que no son adecuadas para multimedios o internet. Aquí hay un asunto de que fue primero, el huevo por la gallina. Si a los estudiantes no se les exige tener una computadora para sus estudios, la probabilidad de que adquieran una es baja. Si los estudiantes que piensan comparar o de hecho han comprado una computadora y no se les indican claramente las especificaciones de lo que es requerido, lo más probable es que compren modelos inadecuados para la tarea. Con todo, es razonable suponer que dentro de los próximos cinco años, cuando menos en Norteamérica, la mayor parte de los estudiantes, tanto de programas presenciales como de programas a distancia, tendrán acceso adecuado a las computadoras e internet. Las universidades, sin embargo, deberán desarrollar estrategias para ayudar a los estudiantes a adquirirlas los equipos más adecuados para sus estudios, y ayudar aquellos que no pueden o no cuentan con lo recursos para comprar una, a hacerlo y facilitarles el acceso a las redes. Hay diversas estrategias que pueden usarse para apoyar a los estudiantes a que tengan acceso al cómputo. Una es proveer de laboratorios de cómputo para los estudiantes en el campus. Una vez más esta es una estrategia para comenzar, pero en el largo plazo se vuelve insostenible como la fuente principal de apoyo a los estudiantes. Hay varias desventajas de apoyarse en laboratorios de cómputo para el acceso. La primera es que en la medida en que se incrementa la necesidad de aprendizaje en cómputo, los costos de inversión se salen de control, o la demanda de los estudiantes adquiere niveles inaceptables. En segundo término, debido al ritmo del cambio tecnológico, los laboratorios se vuelven rápidamente obsoletos. Más importante es el hecho de que los laboratorios obligan al estudiante a acceder al aprendizaje desde un punto físico específico, frecuentemente en un horario específico, eliminando una de las principales ventajas de usar la tecnología: su flexibilidad. Siempre habrá necesidad de laboratorios de cómputo especializados, para aquellas áreas que requieren máquinas y software altamente especializado. También siempre habrá la necesidad de tener acceso en el campus a través de laboratorios para uso común. Sin embargo, en el largo plazo el enfoque más flexible y más costo efectivo es promover que los estudiantes adquieran sus propias computadoras y su propio acceso a internet. Esta política no podrá ser implementada a menos que sea claro que los estudiantes necesitarán una computadora, lo que significa que habrá suficientes cursos diseñados para explotar o aprovechar los beneficios instrucciónales de utilizar la computadora. ¿Deberá ser obligatorio que el acceso al cómputo para ciertos cursos? ¿Será necesario para todo un programa? ¿Qué cursos o programas deberán ser los primeros en implementar una política de este tipo? ¿Se establecerán estándares técnicos comunes para todos los cursos en un programa que requiera el uso de este equipo? Los estudiantes deberán responder a estas preguntas. Esto requiere que cada departamento desarrolle una estrategia clara para el uso o para él no de computadoras, y esta estrategia necesita ser claramente comunicada a futuros estudiantes. Estas estrategias departamentales necesitan ser coordinadas a nivel de los académicos y a nivel institucional, de tal manera que los estudiantes no tengan continuamente que cambiar sus equipos, sistemas operativos, proveedores de servicios de internet, etcétera.

La universidad estatal de Sonoma, en California, invirtió dos años y medio preparándose para la implementación de una política que requería que todos los estudiantes nuevo ingreso tuvieran una computadora. Se aseguraron de que hubiera suficientes cursos desarrollados de tal manera que se aprovechase al máximo el uso de la computadora, y de esta manera hacer esencial y valioso su uso. Esto requirió además de una gran inversión en el desarrolló de los profesores y académicos. Esta universidad aplicó una amplia gama de estrategias para hay a los estudiantes que no podían adquirir una computadora: por ejemplo, un programa de laboral en el campus mediante el cual lleva adquirir su computadora y pagarla trabajando. Relativamente pocos estudiantes calificaron para alguna forma de beca o apoyo financiero estatal o federal que les permitiera comprar su equipo; para algunos estudiantes que no podían calificar para estos apoyos se desarrolló un mecanismo de renta o préstamo gratuito de computadoras donadas por IBM y Apple. Se estableció una cuota de tecnología para todos los estudiantes. Se utilizó para proporcionar soporte técnico y ayudar a los estudiantes, mejorando de esta manera los servicios de red, puertos para computadoras portátiles, y facilitando el acceso a las computadoras en diferentes partes del campus. Los mismos estudiantes jugaron un papel importante en la administración de estos fondos y en la aprobación de las cuotas. Sonoma descubrió que había un alto grado de aceptación a política de requerir a todos los estudiantes de nuevo ingreso que tuvieran una computadora; fue bien recibido por los padres de familia y por los empleadores, quienes elogiaron a la universidad por su esfuerzo de darle mayor relevancia a la educación superior. También la mayoría de los estudiantes se manifestaron complacidos por esta política. El punto importante aquí es que se trataba de una estrategia global. Haber implementado sólo una parte de ella, como por ejemplo una cuota de tecnología, cuando claramente muchos estudiantes no necesitan usar el equipo para sus estudios, hubiera conducido a una resistencia considerable de estudiantes y académicos. Otras estrategias para aumentar el acceso a computadoras y redes para el aprendizaje, es el desarrollo de redes educacionales financiadas gobierno, a través de la renta o la compra al mayoreo de servicios de telecomunicaciones, ayuda en impuestos para estudiantes por la compra de equipo, y el desarrolló de centros comunitarios de aprendizaje equipados con tecnologías avanzadas. Finalmente si bien la tecnología puede abrir el acceso a unos y cerrárselo a otros, poseer una computadora no es el obstáculo principal para acceder a UBC. A muchos más estudiantes potenciales les es negado el acceso por requerimientos de puntaje académico, requisitos arbitrarios, requerimientos de residencia, y barreras a la transferencia de créditos de otras instituciones. Si el propósito principal de introducir el aprendizaje basado en tecnologías es incrementar el acceso, estos asuntos relacionados con la admisión necesitan también ser resueltos. 7. Nuevos modelos de enseñanza De la misma manera en que la máquina de vapor modificó las formas de transporte, y el microchip, los satélites y la fibra óptica están cambiando la forma de las comunicaciones, así también la tecnología cambiará las formas de enseñanza y aprendizaje. Hay una relación sinérgica entré diferentes tecnologías y diferentes enfoques de la enseñanza. Este es un tema que merece varios libros. Sin embargo, deseo formular tres puntos generales para indicar la complejidad de este asunto. Primero, las más nuevas tecnologías son bastante flexibles en el sentido de que pueden ser utilizadas de diferentes maneras para la enseñanza. En segundo lugar, los humanos varían enormemente entré su deseo o requerimiento de seguir procesos ya probados, y su habilidad para ser imaginativos e inventívaos. Así, las tecnologías puede ser usadas para replicar formas tradicionales de la enseñanza. Al mismo tiempo, puede ser utilizadas en formas nuevas y de diferentes maneras, dependiendo de la imaginación, habilidades y recursos disponibles para el maestro o al alumno. En tercer lugar, medios tales como el video, audio, texto y cómputo están todos convergiendo en las tecnologías multimedios como son la red internet o el CD-ROM. Esto está provocando que sea cada vez más difícil identificar aplicaciones educacionales para una

tecnología particular. Sin embargo, no obstante esta diversidad, ciertas tendencias en el uso de tecnologías son evidentes. Al parecer ciertas tecnologías ayudan más fácilmente a ciertos enfoques de la enseñanza y el aprendizaje, mientras que otras sirven a otros fines. Hasta el momento presente no hay una súper tecnología que cubra todos los requerimientos de la enseñanza y el aprendizaje, de tal manera que las tecnologías deben ser mezcladas y combinadas para el propósito educativo que se tenga. De esta manera descubrimos que la televisión instrucciónal, la videó conferencia y ciertas aplicaciones de la red internet (por ejemplo pizarrónes de avisos para los estudiantes) tienden a ser usados principalmente para la transmisión de información en un estilo didáctico, muy cercano al modelo de enseñanza del salón de clase. Otras tecnologías, como por ejemplo el modelo de comunicación diferida del tipo First Class la Universidad Virtual de la Universidad Simon Frazer, permiten modelos de aprendizaje más colaborativos. Estas tecnologías estimulan o requieren un alto nivel de discusión y participación por parte del estudiante, y se parecen mucho al modelo de seminario en el salón de clase. Aúnque la tecnología CD-ROM se utiliza frecuentemente simplemente para replicar pulir, pero con mejores gráficos, animación, audio y video, un número de nuevas a situaciones que aprovechan de mejor manera esta tecnología están emergiendo. Así, está siendo crecientemente utilizada para estimular la interacción humana (para la enseñanza de lenguas), para representar sistemas expertos, tales como el administración de bosques, y para enfoques de solución de problemas basados en la metodología científica, a través por ejemplo del uso de laboratorios virtuales. Estos enfoques de la enseñanza permiten a los estudiantes aplicar su aprendizaje en situaciones para-reales, a fin de probar sus propias ideas y aplicar su propia experiencia, y como resultado de ello tomar y probar decisiones basadas en sus aprendizajes previos, o incluso aprender hechos y principios durante el proceso de toma de decisiones. La red internet es una tecnología particularmente interesante por la forma como se ha desarrollado. Posee la habilidad de combinar los diferentes a enfoques de la enseñanza. La mayor limitación de internet hasta el momento es la amplitud de banda y el poder de las computadoras desk-top, que hacen muy difícil o imposible el correr las aplicaciones más poderosas que se requieren para sistemas expertos, simulaciones complejas y solución de problemas. Sin embargo esto habrá de cambiar rápidamente. Podría decirse en con cierta justificación que lo que he mencionado no constituyen nuevas formas de enseñanza, si no simplemente la aplicación de métodos de enseñanza apoyados tecnologías ya probadas. No obstante que esto es verdad, estas tecnologías permiten aplicaciones más poderosas para estos modelos de enseñanza en formas más flexibles y accesibles para los estudiantes, a lo que se suma el potencial de economías de escala. Más aún, lo que tienen en común todas estas tecnologías es que, cuando se diseñan bien, permiten que los estudiantes, indistintamente de la materia que estudian, desarrollen habilidades en la navegación, adquisición y análisis, aplicación del conocimiento a nuevas situaciones, creación de nuevo conocimiento, y toma de decisiones, todas ellas habilidades esenciales para sobrevivir en una sociedad de información. En términos de estrategias de cambio, estos nuevos enfoques necesitan ser probados y desarrollados no sólo en el terreno estrecho de una clase o un curso, sino en el conjunto de un sistema de enseñanza, donde deberá operar la adecuada sustitución, y no solamente adición, de métodos de enseñanza convencionales. Así, la enseñanza basada en tecnologías necesita ser incorporada a la corriente mayoritaria de la enseñanza, y no simplemente ofrecida como opción periférica o circunstancial para los estudiantes. La segunda implicación, y una de que se tratará de manera más profunda adelante, es la necesidad del desarrollo profesional de los académicos, para ayudarlos a entender no sólo la tecnología, sino su relación con la enseñanza y el aprendizaje.

8. participación y entrenamiento de los académicos Debería ser aparente a estas alturas que el uso de tecnologías necesita ser acompañado de cambios fundamentales en la manera como los académicos son entrenados y recompensados. La enseñanza con tecnologías es algo que no puede ser fácilmente entendido sobre la marcha, como algo que se hace en cualquier momento mientras se participa en las tareas de enseñanza e investigación que consumen la mayor parte del tiempo. La forma más común de entrenamiento que se proporciona a los académicos es mostrarles como se usa la tecnología. Sin embargo este es un mal comienzo. Muchos académicos necesitan comprender por qué es importante el uso de tecnologías en primer lugar. Esto debe relacionarse con los cambios en el medio ambiente en el cual se encuentran las universidades, y en especial las necesidades particulares de cambio de los estudiantes. El segundo lugar, necesita que se logre un entendimiento básico del proceso de enseñanza aprendizaje, y en particular los diferentes enfoques de la enseñanza así como las metas que tratan de alcanzar. En tercer lugar, los académicos necesitan comprender los diferentes roles que la tecnología puede jugar en la enseñanza, con lo cual se altera la manera como la enseñanza se organiza. Sólo entonces adquiere sentido verdaderamente entrenar a los académicos en cómo utilizar una pieza particular de tecnología. Si bien esta secuencia puede ser lógica, es poco probable que sea la más efectiva manera de lograr que los académicos desarrollen sus habilidades en el uso de la tecnología. La práctica directa será siempre el camino más adecuado para lograr una mayor comprensión. Sin embargo los cuatro aspectos mencionados que anteriormente deberán ser considerados en el desarrollo de los académicos. La enseñanza universitaria probablemente sea la última artesanía o la última profesión gremial. Sin embargo la naturaleza cambiante y la variedad de quienes aprenden, la creciente complejidad y volumen del conocimiento, y el impacto de la tecnología en la enseñanza, requieren hoy en día que los profesores universitarios logren un entrenamiento formal y calificaciones específicas en métodos instrucciónal es esto deberá convertirse tarde o temprano en una condición para que alcancen su definitiva. Aún más importante que el entrenamiento de los académicos es la necesidad de cambiar el sistema promocional existente. Mientras que muchas universidades tienen reglamentos que igualan la enseñanza y la investigación para efectos de promoción y definitividad, la realidad en la mayoría de las universidades de investigación es totalmente diferente: los únicos criterios que realmente cuentan son los de la investigación. De esta manera no tiene caso invertir millones de dólares en infraestructura y computadoras de multimedios a menos que el sistema de promoción sea cambiado. La habilidad de la enseñanza deberá convertirse en una práctica cuando menos igualmente importante que la investigación para efectos de promoción y definitividad. Las buenas noticias a este respecto son que la enseñanza basada en tecnologías es usualmente mucho más pública, mas observable y consecuentemente más fácilmente evaluarle que los métodos convencionales del salón de clase. Más aún, tecnologías multimedios proveen medios excelentes para convertir el conocimiento de la investigación directamente en enseñanza y en materiales emocionales para la propia investigación. Otra manera de recompensar a los académicos que es asegurar que las ganancias generadas por el uso de tecnologías en un determinado departamento se regresen a ese mismo departamento y no sean absorbidas por la burocracia central. Mecanismos innovadores deben ser desarrollados para que los académicos y otros individuos creativos compartan derechos y regalías procedentes del desarrollo de so fue educaciónal genérico y materiales que enseñanza. Finalmente el debe ser tocado el tema sensible de las cargas de trabajo de que los académicos. Hay ventajas de corto plazo en dejar las cosas sueltas, pero la innovación

tecnológica será insostenible en la medida en que la que en que los académicos adquiere mayor experiencia, deban sobrellevar cargas de trabajo más pesadas y encuentren que no son adecuadamente recompensados. 9. administración de proyecto Se ha argumentado que hay muchas cosas que aprender acerca de cómo aprovechar plenamente las nuevas tecnologías de la enseñanza y del aprendizaje. Al mismo tiempo crece la evidencia de que hay una diferencia importante entre experimentar y distribuir enseñanza basada en tecnologías. El desafío es motivar a los académicos a ser innovadores al tiempo en que se mantiene un control de calidad y costo-efectividad en la distribución de la enseñanza. Sin embargo, mientras que nuevas tecnologías requieren nuevas aplicaciones, ya se conoce bastante acerca de los procesos de de producir alta calidad, materiales de multimedia costoefectivos. Este tipo de conocimiento ha sido desarrollado al mismo tiempo en las grandes que universidades autónomas de educación a distancia así como en compañías de multimedios del sector privado en áreas tales como la mercadotecnia y la producción de cine y elevación televisión. La respuesta es la administración de proyecto. Esto significa establecer cada curso o módulo de enseñanza como un proyecto con los dientes elementos: A) Una propuesta totalmente presupuestada que identifique: •el número y el tipo de estudiantes que serán atendidos (y en la su acceso a la tecnología) •definición clara de los objetivos de enseñanza •selección de tecnologías •una de oír a 2 a distribución del peso (incluyendo honorarios, derechos de autor, uso de recursos de opción de medios tales como con Montevideo, etcétera). b) Un enfoque de equipo involucrando una combinación de: académicos expertos en el tema, administrador del proyecto, diseñador instrucciónal, diseñador gráfico, diseñador de la interfaz se dé con, editor de texto, es alista en internet y productor de medios. C) Dependiendo del diseño del proyecto se requerirá: una clara definición de los derechos de propiedad intelectual y un acuerdo en el el pago de regalías, un plan para la integración con, o substitución de, la enseñanza presencial, un programa de producción definiendo claramente las metas en tiempo, un proceso acordado para la evaluación de revisión y mantenimiento del curso, y una definición acerca del período de aplicación del curso o antes de que sea retirado o rediseñado. Un proyecto no se define en un solo paso. En la unidad de tecnología de educaciónal distancia hemos definido cinco pasos para la definición de un proyecto. A partir de invitar a toda las facultades a competir por fondos, un departamento o un académico individual son invitados a presentar una propuesta (usualmente dos a cuatro páginas) solicitando fondos o asistencia. La Unidad de Tecnología de Educación a Distancia (UTED) proporciona entonces un breve cuestionario para qué los académicos soliciten fondos. Uno de nuestros administradores principales trabajará entonces con el líder académico para desarrollar una propuesta amplia y bien presupuestada. Esta es una etapa crítica del proceso, donde los objetivos son aclarados, explorados que diversos modelos alternativos de enseñanza, y los recursos son identificados. Enseguida, se establece una competencia de proyectos para la ubicación de fondos, por medio de un comité especial a nivel de la universidad. Un conjunto de criterios de selección han sido desarrollados, incluyendo el número de estudiantes que serán atendidos, el posicionamiento estratégico en términos de aplicaciones tecnológicas, nivel de innovación, potencial para la generación de ingresos, etcétera. Después de la adjudicación de fondos se formula un contrato entre el departamento académico y la UTED, estableciendo claramente las responsabilidades de ambas partes, el programa de actividades, la propiedad intelectual, la distribución de ganancias, etcétera. Una vez que el

proyecto ha sido fondeado, los administradores de UTED supervisan su avance y los programas son reestructurados para tomar en consideración circunstancias cambiantes; ocasionalmente los presupuestos son cambiados, pero siempre en acuerdos mutuos Enseguida, fondos para la educación a distancia son adjudicados por parte del Fondo para el Fomento de la Enseñanza y el Aprendizaje. Para estimular al personal nuevo en el uso de tecnologías y para que estimular la investigación y el desarrollo en el uso de nuevas tecnologías, se establecen criterios de baja exigencia. Con frecuencia académicos con poca experiencia en el uso de tecnologías prefieren la privacidad y el control del enfoque llanero solitario. Sin embargo en la medida en que uno avanza en la enseñanza con nuevas tecnologías, y más experiencia es generada por los académicos, y en la medida en que los estudiantes son más independientes, en esa medida se vuelve más importante el moverse hacia el modelo de administración de cierto. Los académicos que experimentados en el uso de tecnologías muy pronto aprenden que hay cosas que no necesitan hacer y que si bien el disponer de un estudiante graduado es algo invaluable, también hay otras habilidades que se requieren. En la UTED hemos descubierto que la mayoría de los académicos aceptan un enfoque estructurado para el desarrolló de recursos en multimedios, desde luego en la medida en que no interfiera con su creatividad en la enseñanza, cosa que no ocurre. 10. nuevas estructuras organizacionales El desafío con respecto a las estructuras organizacionales es desarrollar un sistema que estimule a las unidades de enseñanza a ser flexibles, innovadoras y capaces de responder rápidamente a los desafíos en el contenido de las materias, las necesidades de los estudiantes y la tecnología, y al mismo tiempo eliminando la duplicación, redundancia, los estándares y políticas conflictivas. Hay una larga historia en las universidades en el camino de establecer grandes unidades centrales de tecnología. En los años sesentas y setentas muchas universidades invirtieron en estudios costosos y centralmente administrados. Más recientemente las universidades han establecido grandes organizaciones centrales de producción de medios. Con mucha frecuencia estos servicios centralizados han tenido muy poco impacto en el núcleo de las actividades de enseñanza de una institución, debido en parte a que las facultades han sentido que no los controlan. Tales unidades son con frecuencia sujetos a intentos por parte de los directores de unidades académicas de eliminarlos o cuando menos logrado que los fondos regresen a sus facultades. Aunque con frecuencia dependientes de redes centralmente administradas, las nuevas tecnologías tales como el internet son mucho más descentralizadas. El poder está con frecuencia en la desk-top. Esto provee una considerable independencia para el académico individual. Sin embargo vemos que el desarrolló de multimedia educaciónal de alta calidad requiere una gama de apoyos especializados que van más allá de las capacidades de una persona en lo individual. Más aún, la apariencia de descentralización en las nuevas tecnologías es decepcionante. Usualmente dependen dé estándares acordados para el conjunto de la institución, así como de redes de comunicaciones e inter-operaciones, que dependen de infraestructuras de soporte humano y técnico las cuales requieren políticas generales de la universidad. La estrategia inicial de un para responder a los desafíos que planteó el Fondo de Innovación, fue no centralizar todos los servicios de soporte a las nuevas tecnologías en alguna dependencia ya existente como por ejemplo los servicios dé cómputo y comunicaciones, o crear un gran centro de nuevos medios, tal como lo han hecho otras universidades, sino establecer una muy pequeña unidad de coordinación, originalmente llamada la Red de Recursos en Medios, luego llamada el Centro de Tecnología Educaciónal. Esta unidad tenía un director de proyecto, un diseñador de multimedios, un diseñador de interfaces y una secretaría de tiempo parcial. Este equipo proveyó de servicios que podían ser solicitados por los académicos si así lo deseaban. Esto significa que UBC posee en varias unidades organizacionales pequeñas con servicios

enlazados: los servicios de medios, incluyendo impresión, fotografía, audio, producción de video y facilidades de videoconferencia, el centro de Tecnología Educacional, la unidad de tecnología de educaciónal distancia (la cual tiene coordinadores de proyecto, diseñadores instrucciónales y más recientemente un especialista en internet), el centro de servicios para el desarrollo de los académicos el centro para el desarrollo de académicos y servicios instrucciónales y comunicaciones, loc cuales dan un servicio descentralizado. Así es como hoy en día las unidades académicas de Ciencias de la salud tienen ahora su unidad de servicio en medios y sus propias unidades de soporte educativo. Cada uno de los directores de estas unidades tienen diferentes esquemas de reporte. Finalmente las facultades que han comenzado a nombrar sus propios directores de tecnología de la información y soporte técnico. Esto suena como una receta para el caos, sin embargo trabajan bastante bien. Para los proyectos de mayor tamaño, pueden ser reunidos diferentes equipos provenientes de diferentes grupos. Así, por ejemplo, un proyecto para poner un curso completo de microbiología en CD y en la red internet, obtiene fondos en la facultades Ciencias, el fondo para el fomento de la enseñanza y el aprendizaje, el fondo de educaciónal distancia. A este proyecto se incorporan, el administrador, un desarrollador instrucciónal de Ciencias de la salud, diseñador gráfico de interfaces, los servicios correspondientes, y un especialista de internet de la unidad de tecnología de educación a distancia. En el otro extremo un académico puede continuar trabajando sólo, o solicitar cualquiera de estos servicios, de cualquier proyecto. Algunas instituciones, especialmente en Australia, han integrado el desarrolló profesional, la educación distancia y producción de medios en un departamento único de multimedios. El establecimiento de seis centros cooperativos en multimedios en Australia, con socios universitarios, sugiere que la producción de multimedios y los servicios sobre la relacionados puede ser compartida entre varias universidades vecinas y organizaciones del sector privado. Sin embargo un importante estudio de administración de tecnología para la enseñanza y administración en las universidades australianas, clasificó las universidades en tres diferentes grupos: las antiguas, las nacionales y las nuevas. El estudio argumenta que mientras la centralización de los servicios es apropiada en instituciones nuevas, que están comprometidas hacer de la tecnología de la información el centro de su visión y estrategia, esto es menos apropiado para las grandes universidades bien establecidas sobre bases divisionales con una fuerte estructura de facultades. Es cierto que en UBC ha habido preocupación de no debilitar el control de las facultades sobre proceso de enseñanza, y eludir la creación de unidades centrales muy grandes que pudieran desarrollar demasiada autonomía. Con respecto al establecimiento de estratégicas de alcance institucional para dar apoyo al uso de tecnologías educacionales, hemos visto dentro de la estrategia tres que se ha establecido dos diferentes líneas de iniciativas de política, una a través del vicepresidente académico y otra a través del vicepresidente de servicios estudiantiles y académicos. En el sector privado un importante número de organizaciones que ha reconocido importancia estratégica de la tecnología de la información nombrando para ese efecto aún ejecutivo de información o un vicepresidente a ese nivel, con la responsabilidad de tiempo completo de llevar a cabo políticas de tecnologías de información. Esta persona no es necesariamente egresado de una carrera en cómputo o en telecomunicaciones. En un medio ambiente universitario, sería alguien con un sólido antecedente académico, pero que tiene una comprensión de la administración asuntos de política que tienen que ver con las tecnologías de la información, que es respetado y posee al menos el mismo estatus que el de otros vicepresidentes y directores de unidades académicas. No son éstas las únicas estructuras para construir y coordinar políticas relacionadas con tecnologías de información al nivel de la universidad. Un comité pequeño formado por el presidente, dos vicecancilleres y 2 directores de unidades académicas podrían desarrollar el mismo papel. Si bien cada uno de estos enfoques tiene sus ventajas y sus desventajas, lo que es esencial es que exista un mecanismo instalado mediante el cual las prioridades y políticas de la institución

en su conjunto respecto de las tecnologías de la información pueden ser establecidas e implementadas a través de la organización. 11. Colaboración y consorcios Las nuevas tecnologías están produciendo una competencia global para las universidades. Ya en este momento tres universidades canadienses (Queens, Western Ontario y Athabasca) promueven vigorosamente y ofrecen maestrías a distancia en British Columbia. En 1995, 43% de todas las maestrías en educación otorgadas a las maestros de British Columbia, eran de instituciones en los Estados Unidos. Esta competencia se incrementará y será imposible de regular. Los competidores de UBC no serán principalmente nuestros vecinos, como Simon Frazer o la Universidad de Victoria. Hay una cantidad de complementación entre estas universidades. Por más de diez años habido colaboración y coordinación en la oferta de educación a distancia para pre graduados y un sistema de transferencia de créditos entre instituciones a través del consejo de planeación de la universidad abierta de British Columbia. En los lugares en los que estructuras de este tipo no existan, será necesario prever la acción o el robo de alumnos a través de programas de educación a distancia. Como consecuencia de lo anterior, comenzamos a observar la emergencia de alianzas estratégicas entre universidades y entre universidades y el sector privado. Se está desarrollando una alianza estratégica con el Instituto Tecnológico de Monterrey en México para el intercambio de alumnos y profesores, y de manera más significativa para el desarrolló de programas conjuntos para ser distribuidos mediante tecnologías através de América latina. Con el sector privado la universidad esta formulando alianzas que mejorarán la conectividad dentro y fuera del campus de la universidad, inversión en áreas críticas para la industria de telecomunicaciones, y el desarrolló de iniciativas educacionales conjuntas que eran de beneficios para ambos socios. A nivel nacional un consorcio de universidades, colegios y compañías del sector privado, llamado Oui.Can.Learn, trabaja actualmente hacia el establecimiento de una estrategia nacional de mercadotecnia para los productos y servicios de la educación a distancia canadienses. A nivel provincial, varias universidades trabajan hacia el establecimiento de la educación a distancia identificando necesidades del mercado para aprendizajes basados en tecnología así como la comercialización internacional. Estas estrategias permitirán a las universidades que reducir riesgos, compartir los costos de desarrollos, y alcanzar mercados más amplios para sus servicios. 12. investigación y evaluación La necesidad de evaluación e investigación sistemáticas en el uso de tecnologías debería ser obvio. Sin embargo, es importante que se realice la investigación más adecuada al tema. La investigación inadecuada es la que consiste en comparar la efectividad de la enseñanza basada en tecnologías, con la efectividad del aprendizaje de la enseñanza presencial, usando el salón de clase como modelo base. Cientos de miles de estudios que han sido realizados en el pasado con este enfoque comparativo, y el resultado usual usando una metodología de investigación correcta, es que no hay una diferencia significativa. En 1974 Wilburg Schramm identificó debilidad de esta clase de enfoque: las tecnologías permiten el logro de nuevos o diferentes resultados de los que se obtienen mediante la clase en el salón. Pero si el evento salón de clase es la base, entonces los resultados diferentes que podrían ser logrados no son usualmente medidos. Por ejemplo, si una clase es utilizada para transmitir información, pero un CD es utilizado para aplicar dicho conocimiento en la solución de un problema, entonces la medida de éxito del CD tendrá que ser diferente a la de la clase en el salón. El objetivo tendría que ser entonces medir el éxito o el fracaso de las nuevas tecnologías en el intento de extender el rango de las habilidades de aprendizaje, tanto como la adquisición de contenidos. Aún más importante que la investigación en el aprendizaje, es la investigación en la sobre la respuesta de los alumnos en su uso de nuevas tecnologías, y en particular lo que los alumnos y

los maestros creen que han ganado o perdido utilizando estos enfoques de aprendizaje. Estos resultados variarán considerablemente de individuo a individuo, de tal manera que es importante saber hasta qué punto hay alumnos que se benefician más que otros de la enseñanza basada en tecnologías. Esta clase de investigación deberá también ayudar a identificar los aspectos críticos de la enseñanza cara a cada, los cuales serán sociales e instrucciónales. Otra área de investigación que hasta el momento ha sido poco atendida se refiere a la organización de la enseñanza basada en tecnología: ¿qué arreglos organizacionales trabajan mejor para diferentes y universidades? Un área más donde la investigación y el desarrollo son requeridos es en las nuevas interfaces y aplicaciones de software, que facilitan diferentes tipos de habilidades, o el desarrollo de la enseñanza basada en tecnologías. Éstas son herramientas genéricas que pueden ser utilizadas para el desarrollo de una gama amplia de cursos. Finalmente y más importante que todo, es la necesidad de estudios sobre los costos y beneficios de la tecnología de la enseñanza basada en tecnologías. Así como es importante analizar los costos y beneficios de una tecnología en particular, también es importante analizar los impactos sociales y económicos de avanzar hacia una enseñanza basada en tecnologías. Afortunadamente, en este momento no es muy difícil encontrar financiamiento externo para esta clase de investigación. Conclusiones A estas alturas es muy probable que usted se haya hecho la siguiente pregunta: ¿realmente vale la pena? Debo confesar que me cansa tan sólo el pensar acerca de todo lo que tiene que hacerse. La implementación de estas estrategias presentará un gran desafío para cualquier administración universitaria. ¿son todas ellas necesarias? Si la tecnología será utilizada para mejorar significativamente la calidad de la enseñanza en una manera costo-efectiva, creo que si son necesarias. De hecho, probablemente haya muchas otras estratégicas que también son necesarias para facilitar el logro de una meta de ese alcance. Más aún, el timing es crítico. Hay una etapa donde la institución necesita transitar de criterios débiles hacia criterios más rígidos para el financiamiento. Cambios organizacionales tienen que realizarse posteriormente a la reubicación de fondos. Sin embargo todas estas estrategias están relacionadas entre sí. No tiene caso hacer grandes inversiones en tecnología sin el desarrolló de los de una visión de cómo la institución desea enseñar en los próximos diez años. "Construye que ellos vendrán" puede ser una estrategia muy arriesgada si no es acompañada de otras. Y esta desde luego el costo del cambio. Toma tiempo diseñar materiales de aprendizaje efectivo, colocar sistemas tecnológicos en su lugar, mientras que al mismo tiempo el flujo de estudiantes convencionales y la necesidad de realizar investigación no se detiene. Sin embargo, Roma no se construyó en un día. Tomó más de cien años desde la invención de la maquinaria del vapor a que Henry Ford arrancará su producción en línea. Tales cambios revolucionarios tienen que progresar a un ritmo que pueda ser absorbido por académicos y estudiantes. A lo que estoy refiriéndome se parece más a úna estrategia para diez años que una estrategia que deba ser completada en un año. Desde luego que ésta la opción de no avanzar por este camino, o restringirse al uso limitado de tecnología para usos muy específicos, o usar tecnología simplemente como una actividad adicional a la enseñanza cara a cara (y estar preparado para cargar con los costos extras de hacerlo así), o decidir enfocarse enteramente en enfoques más tradicionales. Sin embargo todos estos enfoques contienen un alto riesgo. Finalmente, la pregunta que necesita ser formulada: ¿es posible hacerlo? Podría argumentarse que las 12 estrategias requieren cambios tan fundamentales dentro de la universidad que el conjunto del esfuerzo es insostenible. Sería mejor crear instituciones totalmente nuevas desde el principio.

Mi punto de vista es que esta percepción subestima la habilidad de la gente más inteligente y mejor educada para aprender, para cambiar, y para controlar su destino. También subestima la presión que seguramente recibirán las universidades para cambiar, de los gobiernos, la competencia, y desde adentro. Finalmente, preguntó a los profesores escépticos: ¿quien se divierte más en la enseñanza: aquellos que tienen que atender a un número cada vez mayor de estudiantes dentro de un sistema convencional, o aquellos que están utilizando tecnologías como una posible solución para el incremento del alterno de la demanda a costos reducidos? Así que al tiempo que digo que algunas universidades no sobrevivirán, mientras que otras encontraran las alternativas, muchas protegerán su núcleo de actividades académicas a través de mejorar la calidad del aprendizaje y el costo efectividad de la institución, y lo lograrán a través del uso inteligente de la tecnología