I DISPOSICIONES GENERALES JEFATURA DEL ESTADO LEY ORGÁNICA 2/2084, de 3 de mayo, de Desarrollo de la Personalidad LEONOR I REINA DE ESPAÑA A todos

los que la presente vieren y entendieren. Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yo lo vengo en sancionar la siguiente ley orgánica. PREÁMBULO La presente ley es la culminación de casi un siglo de reformas parciales del Sistema para el Desarrollo de la Personalidad (el antiguo Sistema Educativo), que se inició a finales del siglo XX con la LOGSE. Estas reformas parciales tuvieron un éxito desigual debido a distintos factores como la falta de financiación; la reticencia de unos profesionales que, poco formados en la Ciencia Democrático-Educativa y anclados en viejas fórmulas dependientes de disciplinas obsoletas, se empeñaban en mantener sus privilegios de clase; la falta de implicación de los miembros de la comunidad educativa en la consecución de los fines del Sistema para el Pleno Desarrollo de la Personalidad, y otros factores que hoy por fin nos son plenamente conocidos gracias a las investigaciones científico-democráticas que desde el Ministerio para el Desarrollo de la Personalidad y la Integración Social, se vienen fomentando. Las anteriores reformas tuvieron un carácter parcial, pues se limitaban a dar respuesta a las exigencias de una sociedad en permanente cambio. Estas respuestas, sin dejar de ser necesarias, no atendían de un modo suficiente al objetivo primordial de la educación, que es el Desarrollo Pleno de la Personalidad, como así ha sido establecido por la Ciencia Democrático-Educativa. La presente ley supone una reforma total del viejo Sistema Educativo para encaminarlo definitivamente hacia el Desarrollo Pleno de la Personalidad de los ciudadanos y no hacia la imposición de unos conocimientos con fecha de caducidad. Durante la primera mitad del siglo XXI las reformas trataron de dotar a la sociedad de las estrategias y valores democráticos necesarios para enfrentarse a la sociedad de la información. Según los últimos informes del Observatorio para la Integración Social, la sociedad de la información de finales del s. XX y principios del XXI fue una sociedad de tránsito. La acumulación de información y su elaboración democrático-tecnológica favoreció el advenimiento de la actual sociedad de los valores. En efecto, el avance democrático de la tecnología ha dotado a la sociedad de herramientas informáticas que han liberado a las mujeres y a los hombres de la última de sus servidumbres: el conocimiento. La web 7.0 permite a las ciudadanas y ciudadanos un acceso inmediato a los contenidos actualizados y debidamente interpretados según los intereses de la usuaria y del usuario siendo la labor de abogad@s, arquitect@s, médic@s, profesor@s y otr@s 'profesionales' meramente consultiva y regulativa. Hoy una ciudadana, desde su hogar, puede escanear una muestra de tejido orgánico directamente en la Web 7.0, ésta cotejará la información con las bases de datos on line, en las que está actualmente codificado todo el conocimiento humano, y lo interpretará adecuadamente a través de su motor de I.A. ofreciendo en pocos segundos un análisis y, en su caso, un diagnóstico y un tratamiento, solicitando más información si fuera necesario. Por otra parte, los dispositivos portátiles de realidad aumentada han hecho posible que hoy una ciudadana o un ciudadano pueda desenvolverse en cualquier situación sin necesidad de haber memorizado una ingente cantidad de datos y operaciones, en su mayoría inservibles, caducos

o ya obsoletos. Estos dispositivos, prácticamente invisibles, proyectan la información sobre la retina. El nombre de una calle, de un río, de una montaña, de un monumento, etc., aparecerán en nuestro campo visual de modo inmediato junto con una reseña histórica y enlaces de ampliación simplemente con activar la opción correspondiente del dispositivo. La mera exposición, visual o acústica, a una operación aritmética, pone en marcha el motor de I.A. del aparato de modo que el resultado es proyectado sobre nuestra retina instantáneamente. Entre otras funciones estos dispositivos puede además calcular las probabilidades de éxito en el proceso de toma de decisiones cotidiano e incluso recomendarnos la mejor vía de acción. Lo único que una ciudadana o un ciudadano precisa es saber leer, pues las herramientas de transcripción automática han liberado a las mujeres y a los hombres de la escritura. Pero pronto también nos veremos libres de la lectura pues las últimas investigaciones democrático-científicas anuncian el desarrollo de sistemas para la transmisión de información directamente al cerebro con la ventaja, sobre la escritura, de que esta información podrá ser 'coloreada' emocionalmente. Se podrá mirar la llanura manchega y sentir el Quijote. La historia humana es un camino de liberación. Nos hemos liberado de la naturaleza, de los tiranos, del trabajo manual y hoy por fin nos emancipamos del conocimiento. En esta nueva sociedad aflora la verdadera esencia de las mujeres y de los hombres, que no es la naturaleza, el trabajo ni el conocimiento, sino los valores democráticos y constitucionales. Hoy, al no depender de los conocimientos, las mujeres y los hombres pueden desarrollar su personalidad en libertad y sin imposiciones dogmáticas y trasnochadas. El ser humano es un ser de valores, pero éstos anidan en su pecho como un embrión que reclama el ambiente y la asistencia precisas para aflorar. Es obligación del Estado favorecer y dirigir adecuadamente este proceso de desarrollo pleno de la persona. Pero la personalidad no deja nunca de desarrollarse, por lo que la asistencia del Estado debe ser continua, facilitando el desarrollo de la personalidad a lo largo de toda la vida de la ciudadana o ciudadano. La ciencia democrático-educativa ha establecido que el proceso de desarrollo de la personalidad no puede entenderse de un modo individual, sino que sólo adquiere sentido si se entiende holísticamente. Las individuas y los individuos sólo desarrollan su personalidad en una sociedad integrada y en la medida en que los otros miembros de esa sociedad también desarrollen su personalidad. Por ello fue un éxito de la LOGSE ampliar la educación obligatoria hasta los 16 años, pero esto era claramente insuficiente. La personalidad se está desarrollando durante toda la vida, por lo tanto la educación debe ser también vital, aunque adecuada a cada etapa y debidamente diversificada según los intereses de la alumna o alumno. La sociedad no puede ignorar por más tiempo el derecho de todas las mujeres y los hombres a desarrollar su personalidad durante toda la vida. Para conseguir este desarrollo pleno y de por vida de la personalidad es necesario un sistema educativo total. Se trata de hacer realidad el modelo de ciudadan@-alumn@ que exige la nueva sociedad de los valores. Para ello se articulará un Sistema para el Desarrollo de la personalidad en cuatro Etapas: 1. Educación para la infancia saludable (0-12 años) – Sustituye a la antigua educación infantil y primaria 2. Educación para una juventud responsable (13-18 años) – Sustituye a la ESO y al Bachillerato 3. Educación para la autonomía adulta (19 – 70 años) – Incluye la antigua formación profesional y la universidad, ampliando su oferta. 4. Educación para el bienestar (71 años en adelante) – Incluye la asistena a personas dependientes. La principal novedad de esta nueva estructura del sistema educativo es que se extiende a lo largo de toda la vida del individuo con carácter obligatorio. La etapa de 'educación para la autonomía adulta' tendrá tres ámbitos claramente diferenciados, a saber, el ámbito de 'educación para el trabajo', que incluirá todo lo relativo a la formación profesional, las estrategias de búsqueda de empleo y las habilidades para el desempeño seguro, saludable y democrático de las actividades profesionales; el

ámbito de 'educación para la convivencia familiar', en el que se desarrollarán estrategias de mediación en conflictos familiares así como las habilidades para la asistencia en el desarrollo de los hijos, necesarias para la obtención del Certificado de Aptitud para la Maternidad/Paternidad; y el ámbito de 'educación política permanente', desde el que se fomentará la participación ciudadana y el perfeccionamiento de los valores constitucionales adquiridos en la etapa 'Educación para una juventud responsable'. Dado que las alumnas y los alumnos se convertirán en trabajadoras y trabajadores durante esta etapa así como en madres o padres (aquellos que obtengan el Certificado de Aptitud para la Maternidad/Paternidad), los horarios y las actividades escolares serán flexibles durante toda esta etapa. Aquellos que lo deseen y cumplan los requisitos establecidos reglamentariamente, podrán solicitar a la autoridad competente un informe de atención especial a la diversidad que, si resulta favorable, les acreditará para ingresar en un Centro de Adquisición de Conocimiento, semejante a las antiguas universidades, donde bajo la orientación de un tutor científico-educativo, podrá acceder a las técnicas de adquisición de conocimiento tradicionales con el objetivo de conservar o ampliar el bagaje cultural de la humanidad. La etapa 'Educación para el bienestar' estará orientada a los mayores de 70 años y tendrá un marcado carácter educativo-sanitario tratando de fomentar los valores personales que refuercen la autoestima, la aceptación de la muerte y el respeto a la juventud. [incompleto] Otra de las novedades de la presente ley es la supresión de los cuerpos de maestros y de profesores de enseñanza secundaria y la creación de un único Cuerpo de Educadores para el Desarrollo Personal y la Integración Social, integrado por titulados en Ciencia democrático-educativa, que prestarán asistencia en el proceso educativo a lo largo de todas las etapas. Se crea la figura del asistente didáctico de contenidos, que sustituirá al antiguo profesor o maestro, el cual siendo autorizado por la administración a acceder a los Centros de Adquisición de Conocimiento, podrá asesorar en materia de contenidos tradicionales a los educadores que lo soliciten, aunque sólo excepcionalmente tendrá contacto con las alumnas y los alumnos. [incompleto] CAPÍTULO IV Educación para una juventud responsable [incompleto] 6. Las materias comunes de la Educación para una juventud responsable (antiguas ESO y Bachillerato) serán las siguientes: Educación para la ciudadanía Educación para la higiene y los hábitos saludables Educación para el desarrollo del pensamiento abstracto y la evaluación de estrategias Educación para el descubrimiento de la realidad histórico-social Educación para el respeto a la realidad natural Educación vial Educación para la lectura y la expresión oral en las nuevas tecnologías Educación para el desarrollo del autoconcepto personal [incompleto]

Disposición derogatoria única Según los últimos informes de nuestros científicos democrático-educativos, en las aulas todavía se enseñan teoremas matemáticos y procedimientos que datan no de cien, sino de miles de años de antigüedad. La escuela democrática no puede darle la espalda a las necesidades actuales en beneficio de unos pretendidos 'conocimientos' que no son ya obsoletos, sino primitivos. Tal falta de atención al alumnado desmotiva y constituye un obstáculo en el proceso de Desarrollo de la Personalidad. Por ello queda derogada la llamada 'matemática'. Se deroga asimismo la Física, pues su método presume de una falsa objetividad, presentando a la naturaleza como un sistema desprovisto de valor intrínseco. Los nuevos retos ecológicos exigen una ciencia respetuosa con la naturaleza que fomente el respeto a la misma desde una visión holística. Por su insolvencia emocional, por su empeño en el pasado, por su potencial relativista, por su dogmatismo conservador disfrazado de lo que llaman 'pensamiento crítico', por su confusión y esterilidad, queda derogada la Filosofía. Se deroga la Literatura por apabullar a la alumna o al alumno con grandes construcciones lingüísticas que, según nuestros expertos, pueden llegar a ocupar hasta 400 ó 500 páginas, impidiendo, por su lectura continuada, que la alumna o el alumno desarrolle su propio universo creativo. Se deroga, asímismo, por el empeño antidemocrático en considerar las obras como intocables, impidiendo que el alumno tome parte en el proceso creativo del autor. Se derogan, en bloque, todas las disciplinas que bajo una antidemocrática pretensión de autoridad, dividan a las ciudadanas y a los ciudadanos en conocedores y aprendedores, perpetuando con complicidad, la servidumbre del conocimiento. [incompleto] LEONOR R. La presidenta del gobierno [incompleto]