CUIDADO TU PERRO

¡HORA DEL BAÑO!

Lo primero que debes de hacer antes de bañar a tu perro es cepillar el manto para asegurarte que está libre de objetos extraños. Si tu perro es de pelo largo, asegúrate que no tiene nudos en el pelaje y que además de shampoo tienes un buen acondicionador a mano para que el pelo le quede suave y lustroso. Recuerda que bañar a tu perro demasiado puede maltratarle la piel y dañar el manto de grasa que la protege, así que báñalo sólo cuando sea necesario. El tamaño de tu perro hará una gran diferencia en cuanto al lugar en dónde le bañarás. Los perros pequeños pueden ser fácilmente acomodados en el lavamanos o en la bañera, pero los grandes presentan un pequeño dilema. El control de daños también es más fácil cuando tienes un perro pequeño. Si tienes un perro grande, prepárate a mojarte, porque si van a soportar el baño con dignidad, definitivamente lo van a compartir contigo. =) El Baño Dentro de la Casa

1

CUIDADO TU PERRO

Una ducha manual o un cubo con agua es indispensable cuando vas a bañar a tu perro dentro de la casa. Mantén suficientes toallas cerca y el shampoo al alcance de la mano. Para perros con piel sensible tienes que pedirle a su veterinario que te recomiende una marca. Si tienes un perro grande, entonces necesitarás ayuda para hacerlo entrar en la bañera... A menos que tengas un compañero ejemplar y decida meterse él solito. Una vez que está dentro de la bañera, tienes que asegurarte que la temperatura del agua es apropiada, los perros odian el agua fría y el agua muy caliente puede lastimarlos. Lo ideal es que esté tibia. Moja todo el manto asegurándote que está bien empapado, procura no mojarle la cabeza para evitar que se sacuda y moje todo. Una vez empapado pon una cantidad generosa de shampoo y comienza a enjabonar a partir del cuello, luego continúa por la espalda, cola y patas. La idea no es estrujar, sino masajear, el perro tiene que encontrar el baño como algo placentero. También es bueno hablarle, yo encuentro que se quedan mucho más tranquilos si les aseguras que lo están haciendo muy bien al quedarse quietos. Para enjuagarlo, comienza desde el cuello de nuevo, siempre hacia atrás, si tienes una ducha de mano, procura que no esté abierta al máximo y que la presión no sea mucha, esto los pone nerviosos. Ten cuidado de que no le caiga agua dentro de las orejas o jabón en los ojos y procura sacarle bien el jabón ya que cualquier rastro le irritará la piel. Si tiene el pelo largo entonces luego del shampoo puedes ponerle un poco de acondicionador, no es necesario, pero su manto quedará mucho más suave. De nuevo, ten cuidado con los ojos y las orejas. Usa el mismo procedimiento, del cuello hacia atrás. Enjuágalo bien, de nuevo procurando no dejar residuos. Una vez que tiene el cuerpo limpio, viene el turno de la cara. Te

2

CUIDADO TU PERRO

recomiendo escurrirlo bien antes de hacer esto, porque ni bien le mojes la cara se sacudirá. Al igual que antes, primero mojas bien el pelaje, procura que no entre agua en los oídos, esto podría causarle una infección muy dolorosa. Mi técnica es usar un pequeño jarro con agua y ayudarme con la mano, tómate tu tiempo. Luego pon un poco de shampoo en tu mano y frota despacio, cuidando de que no haga demasiada espuma que pueda caerle en los ojos. Limpia bien detrás de las orejas ya que mucho "olor a perro" se acumula en esta zona. Olvídate de limpiar la parte de adentro de las orejas. Ese es otro tema. Ten especial cuidado al enjuagar para que los ojos queden libres de jabón. Si tienes suerte, estará en el mismo lugar que cuando empezaste a bañarle y te será fácil envolverlo en una toalla para que absorba el exceso de agua. Si tiene el pelo corto, con frotarle con la toalla y dejarlo que se relaje en su (antes seca) cama bastará. Si en cambio tiene el pelo largo o doble manto, necesitarás de un secador de pelo y de un buen cepillo para quitar cualquier nudo que pudo hacerse mientras lo bañabas. Los secadores de pelo para humanos son demasiado calientes para los perros, así que tu compañero necesitará tener uno propio. Estos los venden en las tiendas de mascotas. A falta de uno para perros puedes usar uno para humanos, siempre y cuando tenga control de temperatura, úsalo en dónde no sea aire caliente, o sea, a temperatura ambiente. Es mejor acostumbrar a tu perro desde que es un cachorro, de otra forma te costará más hacer que se acerque al aparato. El Baño Fuera de la Casa El procedimiento es igual que el anterior, pero debes de elegir un día cálido para hacerlo y que sea al sol, ya que como las mangueras de jardín no tienen control de temperatura el agua se puede enfriar muy rápidamente.

3

CUIDADO TU PERRO

Los Toques Finales Ojos Toma un paño suave y mójalo en agua tibia para limpiar alrededor de sus ojos. Para algunos perros limpiar las legañas que puedan formarse es una tarea constante y no solamente cuando lo bañes. Orejas Se limpian una vez al mes, haya baño o no. Clic aquí para leer el artículo y ver las imágenes sobre la limpieza de las orejas. Perfume A los perros no les gusta el perfume y es seguro que si le pones buscará algo apestoso para revolcarse y sacarse el "mal olor" a florecitas que le has tirado encima. Así que a menos que quieras repetir la experiencia del baño, te recomiendo que aceptes que tu perro no va a oler a flores silvestres. Ahora dale una recompensa a tu perro por dejarse bañar, esto ayudará a que él entienda que el baño es algo bueno. ¡Y listo! Has sobrevivido al baño de tu perro, un poco más mojado, pero definitivamente más limpio. ELIMINACIÓN DE LAS PULGAS Declararles la Guerra Me considero una amante de la naturaleza y los animalitos y todo eso, pero si alguien se mete con mis cachorros, entonces será borrado de la faz de la tierra. Para los que alguna vez tuvimos que sufrir este terror en miniatura entenderán que lo de declararles la guerra no es broma... y los que recién comienzan a batallar con los

4

CUIDADO TU PERRO

pequeños monstruos, no se desesperen, la ayuda está en los próximos párrafos. El principal problema con las pulgas es que, a diferencia de las garrapatas, no viven en el perro, sólo saltan sobre el animal para alimentarse, el resto del tiempo se lo pasan en la cama, el sofá, las alfombras y prácticamente cualquier rincón en donde puedan meterse. Así que ponerle un collar antipulgas o una pipeta no es suficiente, porque las que están por toda la casa seguirían vivas y reproduciéndose a una velocidad asombrosa. Algo que debes saber es que si no pueden subirse al perro para alimentarse, entonces tú pasas a formar parte del menú. Centro de Comandos Una vez que hemos declarado la guerra, es momento de planear nuestra estrategia para el combate. Los cachorros menores de tres meses deben de ser peinados con un peine especial antipulgas, y bañados con un jabón suave (para cachorros) y agua tibia. Cuando saques una pulga con el peine, sumérgelo en agua jabonosa y luego en agua clara para seguir peinando al cachorro. Este procedimiento debe de ser repetido diariamente, también puedes usarlo en perros mayores, pero no vale la pena porque se pueden usar otros métodos para los perros jóvenes y adultos. Armas Naturales Como hemos aprendido en las películas de vampiros, el ajo es un repelente natural de chupasangres. Poner un poco de ajo en la comida de tu perro es una forma natural de mantenerlas bajo control, pero una advertencia, el ajo en pequeñas cantidades es saludable para el perro, más si le das demasiado tiene un efecto tóxico. Si estas preocupado sobre la cantidad de ajo que debes de darle diariamente sólo tienes que contactar con un veterinario especializado en homeopatía canina y te dirá exactamente cuanto darle dependiendo el peso de tu compañero. La levadura de cerveza también ayuda a mantenerlas alejadas, pero no funciona con los huevos, solo en las pulgas.

5

CUIDADO TU PERRO

Las dos recetas que les daré a continuación pueden usar contra las pulgas y las garrapatas, sin embargo, la segunda receta parece ser más efectiva contra las pulgas. Repelentes naturales a base de hierbas y Aceites • Ingredientes (Receta 1) 2 gotas de aceite de lavanda, albahaca, limón y eucalipto. 1 cucharadita de vinagre 1 cucharadita de vodka 1 taza de mejorana, eucalipto y romero (secas) 2 tazas de agua • Ingredientes (Receta 2) 2 gotas de aceite de cedro, limón, geranio rosa 1 cucharadita de vinagre 1 cucharadita de vodka 1 taza de menta, eucalipto y laurel (secas) 2 tazas de agua • Preparación: Se mezclan los aceites esenciales en una botella y se agrega el vodka, se cierra bien y se agita bien. Una vez que está todo mezclado, se agrega el vinagre. Reserva. Pon a hervir las dos tazas de agua. Retira del fuego y agrega las hierbas secas. Déjalo tapado durante 30 minutos. Una vez que esté a temperatura ambiente, cuela las hojas y agrega la mezcla anterior (vinagre y aceites). Ponlo todo en un atomizador y úsalo para rosearlo a tu perro, sin ponerle en la cara y respetando su nariz sensible a los aceites esenciales. Estas recetas son particularmente efectivas para perros alérgicos a los productos comerciales. Recuerda que estas recetas son

6

CUIDADO TU PERRO

repelentes, o sea, no matarán los parásitos, solo los alejarán del perro. Armas Químicas Hay un gran número de productos comerciales que se pueden usar en el perro, algunos son preventivos y servirán para matar las que salten encima y otros son para exterminación inmediata, que nos sirven para cuando el perro ya está infestado. Algunos de estos productos se venden solamente con receta. Debido a lo global que es una página en Internet, no puedo recomendarles un producto en específico, porque no sé si estará en venta en su país, sin embargo, sí puedo darles una estrategia de combate... Lo primero es sacar a las pulgas del perro, para esto nos ayudaremos con shampoo para este fin y con repelentes, ya sean collares antipulgas, pipetas o productos en spray o aerosol, una vez que esto es logrado, procedemos a limpiar la casa. Dependiendo de la cantidad de enemigos en el campo de batalla nuestro método será más o menos agresivo. Hay que lavar las alfombras y los lugares en dónde suele pasar tiempo el perro (cucha, sofás, camas, etc.). Lo ideal es usar un producto especial que sirva para secar las larvas y huevos, especialmente si tienes tu hogar alfombrado de pared a pared, pones el producto, que generalmente es un aerosol o spray, y lo dejas unas horas, después pasas la aspiradora y asegúrate de limpiar la bolsa en caso de que haya quedado pulga viva. En cuanto a las cosas que sí puedes lavar, mételas en la lavadora y usa tanto cloro (o blanqueador) como puedas sin arruinar la prenda, en el caso de prendas de colores que no toleren blanqueador, entonces tendrás que lavarlas dos veces, la primera vez con shampoo antipulgas y la segunda con detergente para humanos (más para sacarle el olor a shampoo de perro que para otra cosa). Si no puedes conseguir un producto que mate los huevos y las larvas, entonces tendrás que repetir el proceso cada 3 o 4 días, es decir, limpias todo con un producto que mate las pulgas adultas y das tiempo a que los huevos nazcan para limpiar de nuevo, hasta que estés 100% libre de pulgas. Ten en cuenta que no todas las garrapatas y pulgas tienen algún organismo que nos cause una enfermedad, o sea, porque te muerda

7

CUIDADO TU PERRO

una garrapata no significa que te ha infectado con la enfermedad de Lyme. Incluso, aunque el parásito tenga el organismo, una picadura no implica que se desarrolle la enfermedad, pero siempre es importante que uses protección al bañar a tu perro. Si luego de una picadura encuentras irritación anormal en la zona, entonces anda a consultarte con el médico o pregúntale al veterinario de tu perro. Síntomas de las enfermedades que pueden causarnos las pulgas y garrapatas Babesiosis: Letargo, pérdida del apetito, debilidad, palidez en las encías. Ehrlichiosis: Fiebre alta, dolor muscular. Enfermedad de Lyme: Articulaciones inflamadas, fiebre, perdida de apetito, fatiga y vómitos. Mantenerlas Fuera Una vez que tu hogar está "despulgado", entonces es cuestión de mantenerlo así. Los collares antipulgas y las pipetas son muy efectivos para este fin. Es una buena idea acostumbrar a peinar a tu perro al llegar de un paseo en el parque o luego de estar en contacto con otros perros, de esta forma puedes sacar cualquier parásito que le haya saltado encima. Cuando bañes a tu perro, asegúrate de que sea con un shampoo medicado, así no sólo mantienes su pelaje limpio y saludable, sino que ayudas a mantenerlo libre de chupasangres y hongos.

8