You are on page 1of 15

ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA

Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

CÓMO RECIBIMOS EL ANTIGUO TESTAMENTO

Cuando los escritores del Antiguo testamento terminaron sus rollos, no había
máquinas copiadoras o imprentas para duplicar sus escritos para el público. Ellos
dependían de los escribas. Hombres que pacientemente copiaban las Escrituras a
mano cuando se necesitaban copias adicionales, y cuando los rollos originales se
deterioran tanto que no podían usarse más. Los escribas intentaban hacer copias
exactas de los rollos originales, y los que los siguieron intentaron hacer copias
exactas de las copias. Y aún así, no siempre lograron evitar errores mecánicos al
copiar en algunos puntos. Cualquiera que haya hecho alguna copia lo
comprenderá.

Texto del antiguo testamento.

Del antiguo testamento Jesús dijo que “ni una jota ni una tilde pasará de la ley,
hasta que todo se haya cumplido” (Mt. 5:18). Así nos enseñó que Dios ha
inspirado todo el texto del Antiguo Testamento, incluso en sus menores detalles.
La iglesia primitiva consideraba que la inspiración del Antiguo Testamento era
parte vital y básica de su enseñanza. En el primer siglo los libros del Nuevo
Testamento se refieren a las “Escrituras”, por lo general se refieren a los libros que
conocemos como el Antiguo testamento. El apóstol Pablo escribió que “ninguna
profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue
traída por la voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron
siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 P 1. 20 – 22). El apóstol pablo le dijo a
Timoteo: “ Toda la Escritura es inspirada por Dios” (2 Ti. 3.16a). Y puesto que Dios
inspiró la escritura, es “útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir
en justicia” (2 Ti. 3.16b)
Estas declaraciones despiertan nuestra curiosidad respecto a la manera en que
Dios obró en la escritura del Antiguo testamento, y necesitamos comprender este
proceso antes de estudiar cómo el texto fue trasmitido hasta nosotros.

Los profetas empezaban sus declaraciones con “así dice el Señor”, “la palabra de
Jehová vino a mi”, o algo similar. René Paché encontró 3.808 de estas
declaraciones en el Antiguo testamento; y como apropiadamente concluyó, estas
enfatizan que las Escrituras “se proponen expresar la Palabra de Dios”

1
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Los siguientes son algunos pasajes que ilustran este punto: “Y Jehová dijo a
Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho
pacto contigo y con Israel” (Ex. 34:27). “Todas estas cosas, dijo David, me fueron
trazadas por la mano de Jehová, que me hizo entender todas las obras del diseño”
(1 Cr 28.19). “Aconteció en el cuarto año de Joacim hijo de Josías, rey de Judá,
que vino esta palabra de Jehová a jeremías diciendo: Toma un rollo de libro, y
escribe en él todas las palabras que te he hablado” (Jer. 36.1 – 2; cf. Vv. 21 – 32).
Cada escritor explica que está escribiendo lo que Dios le había revelado,
expresándolo en los mismos términos en los cuales lo había recibido de Dios.

“Cada palabra de las escrituras, sin excepción, es la palabra de Dios; pero, junto a
eso… toda palabra es la palabra del hombre”. Por eso el escritor de Hebreos dice
que Dios habló “muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres
por los profetas” (He. 1:1)

Algunas veces Dios les reveló su mensaje a los hombre mediante visiones que
consistían en imágenes y sonidos (por ejemplo: Is 6.1ss); otras veces les habló
directamente (2 S 23:2). No sabemos exactamente cómo inspiró cada parte de
cada libro del Antiguo Testamento, y en realidad eso no importa. Lo importante es
que sabemos que las Escrituras son palabra de Dios, tanto en su sustancia como
en estructura. Esto es lo que queremos decir cuando decimos que las Escrituras
son producto de la inspiración plenaria.

Sin embargo, el Antiguo Testamento nos ha venido en otros idiomas además del
hebreo. Alrededor de 300A.C. empezaron a aparecer las versiones en griego. Una
comunidad de eruditos judíos que hablaban griego, en Alejandría, compilaron una
versión griega del Antiguo testamente, llamada la Septuaginta.

INSPIRACIÓN DEL NUEVO TESTAMENTO

Lucas comienza su Evangelio diciendo que “muchos” habían intentado escribir un
relato de la vida y ministerio de Jesús, pero que él mismo lo hacía debido a que
Dios le había permitido investigar “con diligencia todas las cosas desde su origen”
(Lc 1:3). De la misma manera se nos asegura que podemos confiar en el
Evangelio de Juan porque él fue un testigo ocular de los acontecimientos que
registra (Jn 21:24)

2
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Similarmente, al escribir a las iglesias respecto a asuntos prácticos de moral y
ética (1 Co 4:14; 5:9;2 Co 9:1), Pablo sabía que estaba expresando lo que el
Espíritu Santo le dirigía a escribir. Refiriéndose a sus instrucciones detalladas
respecto a la conducta en la adoración en la iglesia en Corinto, pablo dijo: “Si
alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son
mandamientos del Señor” (1 Co. 14:37). Pablo era apóstol. Alguien a quien Dios
había capacitado para que declarara su sabiduría revelada “no con palabras
enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu” (1 Co
2:13). Lo que Pablo escribió, por consiguiente, fue recibido como instrucción
divino. Como pedro dijo, Pablo había escrito “según la sabiduría que le ha sido
dada” (2 P. 3:15)
De nuevo, el apóstol Juan explicó que no le escribía a las iglesias para revelar
ninguna instrucción nueva de Dios (1 Jn 2:7 – 8). Tampoco escribía porque sus
lectores ignoraban la verdad que Cristo ya había revelado (1 Jn 2:21) Más bien
escribía porque sus lectores ya sabían la verdad y sus cartas les animarían a
obedecer esa verdad (1 Jn 1:4 , 2:21). Esto muestra que el Espíritu Santo inspiró a
los escritores del Nuevo testamento a trabajar en perfecta armonía con la verdad
que ya había sido revelada.

Cómo recibimos el texto del Nuevo Testamento

Tenemos muchos fragmentos del testo del Nuevo testamento que fueron escritos
durante el siglo segundo d. C. Algunos de estos están en ostraca (fragmentos de
alfarería que los primeros escritores usaron como una forma barata de material
para escribir) y talismanes (pendientes, brazaletes y otros objetos que los primeros
cristianos usaban para alejar los malos espíritus). Pero estos objetos contienen
solamente citas muy cortas del Nuevo testamento, así que nos dan muy poca
información respecto al texto original.

El fragmento más antiguo que se conoce de un manuscrito del Nuevo Testamento
en papiro data de alrededor del 116 a 125 d.C. Se le conoce comúnmente como el
Fragmento Rylands, porque se guarda en la biblioteca Juan Rylands de
Manchester, Inglaterra. Mide apenas 6 cm. x 9cm, y contiene una porción de Juan
18:32 - 33; 37 – 38.

El papa Dámaso I comisionó a Jerónimo (340 – 420 d.C.) para que produjera un
texto estándar de la Biblia latina, y Jerónimo completó este proyecto alrededor del
año 400 d.C. Su versión (llamada la “Vulgata” debido a que usaba el “lenguaje

3
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

común” de la edad media temprana) se basó en las versiones latinas antiguas.
Pero Jerónimo usó un buen texto latino y lo comparó con algunos manuscritos
griegos antiguos que estaban disponibles.

Traducciones de la Biblia al Castellano.

A pesar de todas las dificultades políticas y religiosas, en España se hizo un
esfuerzo por traducir la Biblia al castellano. Vemos fruto de esos esfuerzos ya en
el siglo XIII.

a. Primeras traducciones. La Biblia alfonsina. Es probable que los valdenses
y albigenses, en su celo evangelizador, hicieran llegar a España por lo
menos partes de las Sagradas Escrituras a fines del siglo XII y principios
del XIII, puesto que en 1233 el rey Jaime de Aragón se vio obligado a
publicar un edicto real en el Concilio de Tarragona prohibiendo la lectura de
las Sagradas Escrituras en otras lenguas que no fueran las lenguas
muertas. Quizás este decreto haya sido un eco de un edicto similar del
Concilio de Tolosa de 1229. no obstante, en 1260, en la General Estoria de
Alfonso el Sabio aparecieron los libros de la Biblia, pero en forma resumida
y parafraseada. Por el número de manuscritos encontrados en las
bibliotecas españolas del texto sagrado en lengua vernácula, se supone
que hubo muchos intentos anteriores y posteriores a Alfonso el Sabio de
traducir la Biblia o partes de ella al español.

b. La obra de Casiodoro de Reina. La primera Biblia completa en castellano
apareció en 1569 en Basilea, traducida por el erudito español Casiodoro de
Reina. La primera edición contó con 2603 ejemplares. La segunda salió en
1602 y la tercera en 1622. Apareció con una “amonestación” con notas al
margen de la pluma del traductor, y con los libros apócrifos dispersos en el
A.T. Un ejemplar de cada una de las tres primeras ediciones de esta obra
monumental se encuentran en la Biblioteca López del Instituto Superior
Evangélico de Estudios Teológicos de Buenos Aires.

c. Otras traducciones.

Felipe Scío de San Miguel. En 1973, 224 años después de la versión de
Reina, apareció la primera traducción católica de la Biblia al castellano

4
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

hecha directamente de la Vulgata. Dos ediciones más aparecieron en 1797
y en 1808 .

Félix Torres Amat. En 1823 apareció en Barcelona otra versión católica
hecha de la Vulgata y que se conoce con el nombre de su autor.

Rivera. En México, en 1883, se produjo en 25 tomos la primera traducción
de la Biblia hecha en América española.

Versión Moderna. En 1893 fue publicada una traducción de toda la Biblia
hecha por H.B. Pratt, misionero de la Iglesia Presbiteriana en Colombia.

Versión Hispanoamericana. En 1916 apareció la primera edición (NT
solamente) de la Versión Hispanoamericana, llevada a cabo por una
comisión mixta de seis traductores protestantes que incluía personas
oriundas de España e Hispanoamérica, así como algunos misioneros anglo-
sajones.

Nácar – Colunga. La primera traducción completa de las Sangradas
Escrituras al español, hecha directamente de los originales por eruditos
católicoromanos, apareció en 1944.

Bover – Cantera. En 1948 apreció en España una nueva traducción de la
Biblia hecha por los sacerdotes J-M- Bover (NT) y F. Cantera (AT). Hecha
con un espíritu crítico, se puede decir que hasta la aparición de la llamada
“Biblia de Jerusalén” ésta era la única Biblia de estudio que existía en la
lengua castellana.

La Biblia de Jerusalén. También en 1967 se publicó, después de cinco años
de ardua labor llevada a cabo por un equipo de competentes traductores, la
llamada “Biblia de Jerusalén”

Versión Popular.: Dios llega al hombre. La primera traducción del NT que se
hace al español en el campo protestante desde la aparición de la versión de
Besson (1919). El propósito y alcance de esta versión, que apareció en
1966 y de la cual ya se han vendido muchos millones de ejemplares.

Normas para la evaluación

5
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

El cristiano moderno se halla en una situación que es a la vez desconcertante y
emocionante, porque tiene a su disposición muchas traducciones y parágrafos al
español.
Sin embargo, los lectores cristianos no están con frecuencia seguros de cómo
sopesar las diferentes traducciones y paráfrasis, unas con otras. Aquí
sugeriremos algunas pautas sencillas para evaluar las diferentes versiones al
español.
En general hay tres cosas para verificar una traducción de la Biblia:
1. Su actitud hacia el texto original
2. Su manera de traducir ese texto y
3. Si comunica claramente o no al lector moderno.

Los que no tienen conocimiento del griego o del hebreo pueden emitir juicio
únicamente sobre el último punto, es decir, si la traducción les comunica
claramente. Pero pueden aprender mucho respecto a la manera en que cada
versión maneja la tarea de traducción al observar lo que hace con ciertos pasajes
clave. Por ejemplo, obtendremos alguna idea de la perspectiva teológica de los
traductores al examinar estas referencias bíblicas.

La deidad de Cristo: Juan 1:1; Romanos 9:5; Tito 2:13
Expiación: Romanos 3:25-; Hebreos 2:17; 1 Juan 2:2; 4:10
Justificación: Romanos 3:25; 5:1
Arrepentimiento: Mateo 3:2
Bautismo: Mateo 28:19
Castigo eterno: Mateo 25:46
Gobierno de la iglesia: Hechos 14:23; 20:17 ,28; Santiago 5:14
Inspiración de las escrituras: 2 Timoteo 3:16
Doctrina de la fe: Hebreos 11
La obra del Espíritu Santo: San Juan 16, Romanos 8
La muerte, sepultura y resurrección de Cristo: 1 Corintios 15
La segunda venida de Cristo: 1 Tesalonicenses 4:13 - 18

EL SIFNIFICADO DE LA PALABRA BIBLIA

6
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Biblia es una palabra de origen griego (el plural de biblion, “papiro para escribir” y
también “libro”), y significa literalmente “Los libros”. Del griego, ese término pasó al
Latín, y a través de él a las lenguas occidentales, no ya como nombre plural, sino
como singular femenino: La Biblia, es decir, el Libro por excelencia. Con este
término se designa ahora a la colección de escritos reconocidos como sagrados
por el pueblo judío y por la iglesia cristiana.

La palabra de Dios es, ante todo, el relato de una historia que se extiende desde la
creación del mundo hasta el fin de los tiempos.

Esta historia comprende dos etapas. En la primera Dios forma para sí un pueblo,
eligiéndolo de entre todas las naciones para hacer de ellos una nación santa, un
pueblo sacerdotal y su posesión exclusiva (cf. Ex. 19. 3 – 6). La segunda está
centrada y resumida plenamente en Jesucristo muerto y resucitado, cuyo
acontecimiento pascual constituye la revelación definitiva de los designios de Dios.

A continuación enumeramos brevemente las grandes etapas de la historia
milenaria.

La historia de los orígenes. El primer libro de la Biblia lleva el nombre de Génesis,
la palabra griega que significa “origen”. El Génesis es el libro de los comienzos:
comienzos del mundo, de la humanidad, del pueblo de Dios.
A los seres humanos les corresponde el honor de haber sido creaos a imagen de
Dios (Gn. 1:26 – 27). Pero al separase de Dios por el pecado, la humanidad eligió
para sí un camino de muerte.

El pecado rompió los lazos de amistad con Dios, y así entraron en el mundo el
sufrimiento y la muerte. A su vez, la pérdida de la amistad divino trajo como
consecuencia la ruptura entre Dios y el hombre, entre el hombre y la mujer, entre
la especie humana y el resto de la creación.
Por eso el marco descrito por estos relatos se va a desarrollar la “historia de la
salvación”, es decir, la serie de acciones divinas destinadas a liberar a la
humanidad del pecado y de la muerte.

Los patriarcas. Los once primeros capítulos del Génesis nos revelan algo del
origen y del misterio de la condición humana; la historia de los patriarcas, que
viene a continuación, presenta la primera etapa en la formación del pueblo de
Dios.

7
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Dios vuelve a intervenir en la historia del mundo, pero lo hace de un modo nuevo.
Ya no actúa para condenar a los culpables o para dispersar a los seres humanos,
sino para dar cumplimiento a su plan divino de salvación.

Abraham, El “padre de los creyentes”, escucha la palabra de Dios y emprende el
camino que lo arranca del pasado y lo proyecta hacia el futuro.

El éxodo. El éxodo de Egipto constituye uno de lo momentos mas decisivos en la
historia de la salvación.
La historia de esta liberación quedó grabada como un sello indeleble en la
memoria del pueblo de Israel. A partir de aquel momento, Dios nunca dejó de
presentarse con estas palabras: “Yo soy el Señor tu Dios, que te sacó de Egipto,
donde eras esclavo” (Ex 20:1)

A continuación, el libro del levítico dicta un conjuntos de normas para el ejercicio
del culto en Israel, el pueblo sacerdotal, consagrado al servicio del Señor.

La marcha por el desierto (narrada especialmente en el libro de Números). En
medio de las asperezas del desierto, en su marcha hacia la Tierra prometida, el
puedo padeció hambre y sed.
Al término de esta marcha, antes de pasar el Jordán, Moisés instruye por última
vez a Israel, como lo recuerda el libro de Deuteronomio.

Josué. El libro que lleva el nombre de Josué, el sucesor de Moisés, celebra el
asentamiento de las tribus hebreas en la tierra prometida. Un simple vistazo al
conjunto del libro nos hacer ver que consta de tres partes: la conquista de Canaán
(caps. 1 – 12), la distribución de los territorios conquistados (caps. 13 – 21) y la
unidad de Israel fundada en la fe (caps. 22 – 24)

El Nuevo Testamento

Después de haber hablado a nuestros padres por medio de los profetas, Dios
envío a su hijo Jesucristo –Su palabra eterna, que ilumina a todos los seres
humanos – “Para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida
eterna (Jn. 3:16)

Una vez bautizado por Juan (Mc 1:9 – 11), Jesús volvió a Galilea y comenzó a
anunciar la buena noticia de Dios (Mc. 1:14 – 15). Reunió a su alrededor a un

8
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

grupo de discípulos, “para que lo acompañaran y para mandarlos a anunciar el
mensaje” (Mc. 3:14) Los evangelios, sin embargo, nos muestran que los discípulos
estuvieron lejos de entender, desde el comienzo, quién era en realidad aquel con
quien convivían tan íntimamente (Mc. 8:14 – 21). Pero Jesús anunció que el
Paracleto –El “Espíritu de la verdad”- les haría conocer toda la verdad (Jn 14:26;
15:26; 16:13) Este anuncio se cumplió el día de Pentecostés, cuando la
comunidad reunida en oración recibió la luz y la fuera del Espíritu Santo (Hech 2:1
- 4)

Estos primeros discípulos, que fueron desde el comienzo “testigos presénciales”
de lo que Jesús hizo y enseñó, recibieron de él “el encargo de anunciar el
mensaje” (Lc 1:2), y con el poder del Espíritu Santo (Hech 1:8) dieron testimonio
de lo que habían visto y experimentado: “Porque lo hemos visto y lo hemos tocado
con nuestras manos” (1 Jn 1:1)

Los que creyeron en la buena noticia, a su vez, formaron comunidades cuyos
miembros “seguían firmes en lo que los apóstoles les enseñaban y compartían lo
que tenían, y oraban y se reunían para partir el pan” (Hch 2:42). Y en la vida de
estas comunidades fueron surgiendo los escritos del Nuevo Testamento.
Aquí es importante tener en cuenta que el orden de los libros en el canon del
Nuevo Testamento no corresponde al orden cronológico en que se redactaron los
libros.
Entre los escritos más antiguos están las cartas paulinas. El apóstol, en efecto
anunciaba el evangelio de viva voz (cf. Hech 13:16; 14:1; 17:22) pero a veces,
estando lejos de alguna de las iglesias fundadas por él, se vio en la necesidad de
comunicarse con ella, para instruirla más en la fe, para animarla a perseverar en
el buen camino, o para corregir alguna desviación (cf. Por ejemplo, Gl 1:6 – 9). Así
nacieron sus cartas, escritas para hacer frente a los problemas de índole diversa
que surgían, sobre todo, de la rapidez y amplitud con que se difundía la fe
cristiana.

Aunque los materiales utilizados por los evangelistas han sido transmitidos por los
que “desde el comienzo fueron testigos presenciales” (Lc 1:1), la redacción de los
evangelios, tal como han llegado hasta nosotros, es posterior a las cartas
paulinas.
Cada uno de estos cuatro evangelios quiere responder a la pregunta que se hace
todo el que se encuentra con Cristo. Esta pregunta ya se la había hecho Pablo en
el camino de Damasco, cuando dijo: “¿Quién eres, Señor? (Hch 9:5). Y también se

9
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

la hicieron los apóstoles, dominados por el miedo, cuando vieron la tempestad
calmada a una sola orden de Jesús “¿Quién será éste, que hasta el viento y el
mar le obedecen?” (Mc 4:41)

Marcos pone de relieve la realidad humana de Jesús, pero destaca al mismo
tiempo su misteriosa trascendencia. Llevándonos de pregunta en pregunta, de
respuesta en respuesta, de revelación en revelación, nos conduce en forma
progresiva a la humanidad de Cristo a su divinidad, haciéndonos descubrir en “el
carpintero, hijo de María” (6:3), primero al Mesías Hijo de David (8:29) y luego al
Hijo de Dios (15:39)

En un relato más extenso que el de Marcos, Mateo presenta a Jesús –hijo de
Abraham e hijo de David (1:1)- como el Mesías que lleva a su cumplimiento todas
las esperanzas de Israel y las sobrepasa a todas apoyándose constantemente en
las profecías del Antiguo Testamento, muestra cómo Jesús las realiza
plenamente, pero de una manera que él pueblo judío de su tiempo ni siquiera
alcanzó a sospechar: “Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor
había dicho por medio del profeta” (1:22; cf. 2:17; 4:14: 8:17;26:56)

Lucas destaca, sobre todo, la misión de Jesucristo como Salvador universal (cf.
2:29 -32). Es el evangelio proclamado por el ángel de Belén: “Les traigo una
buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos. Hoy les ha nacido en
el pueblo de David un Salvador, que es el Mesías, el Señor” (2:10 – 11). En las
parábolas de la misericordia divina, Lucas anota que la alegría de la salvación no
sólo resuena en la tierra, sino que regocija también al cielo y a los ángeles /15:7 –
10); la vuelta del hijo pródigo a la casa de su padre se festeja con júbilo (15: 22 –
24), y el gozo del perdón y de la salvación llega también a la casa de Zaqueo que
recibió a Jesús con alegría (19:6)

Se le ha llamado el Evangelio de Juan “evangelio espiritual”, debido a la
profundidad con que ha sabido penetras en el misterio de Cristo Jesús es la luz
del mundo, el pan de vida, el Camino, la Verdad y la Vida, la Resurrección y la Vid
verdadera. Él es la Palabra eterna del hombre en el plano sentido de la palabra- y
“acampó entre nosotros “ (Jn1 :14, NBE). Él es la manifestación suprema del amor
de Dios, que no vino a condenar sino a salvar. Pero también exige de sus
seguidores una opción fundamental: “¿También ustedes quieren irse?” “Señor, ¿a
quién podemos ir? Tus palabras son palabras de vida eterna” (6:67, 68)

10
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Además las cartas paulinas, el nuevo testamento incluye otras cartas apostólicas,
que llevan los nombres de Santiago, Pedro, Juan y Judas, el hermano de
Santiago. En su mayor parte, estas cartas no se dirigen a personas o a
comunidades particulares, sino a grupos más amplios (cf. Por ejemplo, 1 P 1:1).
En ellas se reflejan las dificultades que debieron afrentar los primeros cristianos en
medio de la hostilidad de los paganos. Debemos agregar aquí la Epístola de los
Hebreos, considerada más como un sermón de exhortación que invita a los
cristianos a permanecer fieles en la fe de Jesucristo, en medio de una situación
adversa.

Por último, el libro de Apocalipsis – palabra griega que significa Revelación –
anuncia el triunfo final de Señor. Se designa el día de este triunfo final de Cristo
como el las “Bodas del Cordero”

“Alegrémonos, llenémonos de gozo y démosle gloria, porque ha llega el momento
de las bodas del cordero” (Ap 19:7)

Por eso, el Apocalipsis proclama con júbilo

“Felices los que han sido invitados a la fiesta de bodas del cordero” (Ap 19:9)

LOS IDIOMAS DE LA BIBLIA

Hebreo
El idioma original del pueblo de Israel era el Hebreo. La mayoría del Antiguo
testamento está escrito en Hebreo.

Arameo
El nombre hebreo de Sirio es Aram. El idioma de Siria se conocía como el arameo.
Es un idioma muy parecido al hebreo, pero diferente
Ela arameo llegó a ser el idioma internacional del oriente Medio durante los años
que precedieron a la caída de Jerusalén. En Isaías 36 (especialmente los
versículos 11 – 13), vemos un ejemplo interesante de la relación entre el hebreo y
el arameo en los días del rey Exequias. El arameo era el idioma para discutir con
los extranjeros, pero el hebreo era el idioma que empleaba la gente común.

Griego

11
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

Alejandro magno fue un poderoso conquistador que sometió a todos los países,
desde Grecia hasta Egipto e India, entre ellos Siria, Israel y Persia. Tras su
muerte, sus generales se dividieron el territorio. Uno de ellos fue el primero de la
familia de los Ptolomeos, y gobernó sobre Egipto. El otro fue el primero de la
familia seléucida y gobernó sobre Siria. Desde ese tiempo al menos, el griego
pasó a ser una lengua muy importante en esa parte del mundo.

Idioma de Jesús
Para la época de Jesús, el idioma de Palestina (galilea, Samaria y Judea) era el
arameo. Jesús probablemente les habló a sus discípulos y también usara el
griego, por ejemplo, cuando le habló a Pilato. Aunque el latín era el idioma de los
romanos, el griego era el idioma principal del imperio Romano.

ESTUDIO EFICAZ DE LA BIBLIA

La exégesis es una tarea hermenéutica, es decir, tiene que ver son el arte de
interpretar la palabra divino escrita. Es una acción que consiste en leer (función de
un sujeto) el texto bíblico (el objeto estudiado) desde un contexto histórico
concreto (el del objeto y del sujeto)
Estos tres elementos, unidos de manera inseparable, forman el conjunto que
permitiría escuchar la palabra de Dios en forma más fidedigna (obviamente existen
otros elementos importantes, pero ellos se incluyen en estos tres más generales.

TEXTO PRE-TEXTO

CON - TEXTO

Hay que dejar en claro que el sujeto hermenéutico (quien lee el texto y el
contexto) no es un individuo aislado, sino que es realmente una comunidad. Esta
comunidad no sólo está formada por los que están cerca de nosotros geográfica y

12
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

temporalmente, sino también por otros, alejados por razones geográficas,
históricas sociales, culturales, ideológicas, raciales, etc. Interpretar la Biblia es
realmente una empresa comunitaria.

Este sujeto hermenéutico, además de ser comunitario, se caracteriza por su
dependencia del Espíritu Santo (2 P. 1:20 – 21); Jn 16:13). La interpretación de la
Palabra, si es realmente bíblica, es el resultado de una participación de la
comunidad y del Espíritu divino.¡

ACERQUÉMONOS AL TEXTO

Este paso es la interpretación del texto reconoce que el pasaje en estudio
proviene de un contexto histórico distinto al nuestro, pertenece a situaciones
culturales, consideraciones científicas, y a una cosmovisión (manera de ver al
mundo, a la vida) diferentes. Esa “distancia” hace que como se estudian otras
piezas literarias de la antigüedad. El propósito principal de esta primera tarea es
tratar de alcanzar, hasta donde sea posible, el significado original tal como lo
debieron de haber entendido los primeros receptores. Por eso hay que colocar
al texto en aquel tiempo y en aquel lugar, tomando en cuenta ciertas cosas:

- RECURSOS

1. Biblias. Nótese que se pone Biblias (en plural) porque se considera de
antemano que no existe una traducción perfecta de la Biblia. Lo ideal sería
que todos pudiésemos leer la Biblia en hebreos (la mayor parte del AT),
arameo (mitad de Daniel, partes de Esdras, y algunos testos aislados de
otros libros) y griego (todo el NT). Aun los que manejan bien estos idiomas
recuerden a otras traducciones para comparar su propia traducción. Todo
esto significa que no se debe usar una traducción sola de la Biblia.
Hacerlo limita al lector a las preferencias exegético – hermenéuticas y a los
métodos de traducción del traductor o traductores.

2. Concordancias. Son indispensables para el trabajo exegético. La
concordancia enumera los lugares (un libro, un testamento, toda la Biblia)
donde aparece una palabra. Nos ayuda a determinar el uso, la distribución
y los contextos de una palabra específica. Las concordancias son útiles
para el estudio temático (por ejemplo, salvación) o para descubrir los temas
característicos de los distintos libros de la Biblia

13
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

3. Diccionarios. Estos dan información necesaria para ubicar el mensaje
público en su contexto inmediato y global. Por ejemplo, panorama completo
de un concepto teológico (elección, pecado). Da biografías completas de
personajes importantes en la Biblia. Ofrecen datos arqueológicos,
históricos y culturales. Tienen mapas y cuadros cronológicos. Dan
información importante sobre cada libro de la Biblia

4. Comentarios. Es imposible dar aquí una lista de comentarios que
quisiéramos sugerir para cada uno de los libros de la Biblia. Sin embargo, sí
queremos dar algunos consejos a seguir para hacer la mejor elección. En
primer lugar, el estudiante de la Biblia debe tener como regla no usar
ningún comentario hasta haber hecho su propia investigación. Recurrir a un
comentario antes de hacer el estudio personal ayuda a la pereza mental y
le roba al estudiante la satisfacción de haber descubierto algo por sí mismo.
En segundo lugar, hay que evitar aquellos comentarios de carácter
devocional, que no ayudan al estudiante a encontrarse con los asuntos
propiamente exegéticos, sino que de inmediato salta a la aplicación. Los
comentarios recomendados son aquellos que empiezan con una
introducción bastante completa, donde se encuentran detalles de dónde,
cuándo y quién escribió el libro, por qué y para quién lo escribió, cuál es su
estructura y bosquejo, y cuáles son sus temas teológicos más importantes.
Además estos comentarios explican, paso a paso, las unidades de
discurso, los problemas de traducción, la estructura de cada unidad, y todo
lo que tiene que ver con la mejor comprensión del pasaje. Estos
comentarios, por lo general no ofrecen la interpretación y aplicación
contemporánea del pasaje. Su preocupación es ayudar al lector moderno a
entender el pasaje de la misma manera como lo entendieron los primeros
receptores del libro; es lo deben creer, sino que ellos lo dedican después de
un estudio serio t sistemático de la palabra.

- CONTEXTO DEL PASAJE

1. Contexto histórico. La época y la cultura del autor y los lectores. ¿Qué
está pasando en los otros pueblos vecinos? ¿Por qué se escribió el libro?
¿Qué propósito quiso cumplir? Estas dos últimas preguntas pertenecen a
los momentos exegéticos que se conoce como historia de la redacción o de

14
ANALISIS DE LAS DIFERENTES VERSIONES DE LA BIBLIA
Por JAIRO ANTONIO MARIN L.

la composición. En muchos pasajes el asunto geográfico es importante. En
otros, es imprescindible conocer la producción literaria extrabíblica.

15