You are on page 1of 2

EL DESÁNIM

MO

El apóstool Santiago 1,8 dijo poor la inspiraación del Esspíritu Santoo: "El homb bre de
doble ánnimo es incoonstante en todos sus caminos"
c ¿CConoce usted a alguien n que
hoy digaa una cosa y mañana cambie dee opinión? Sin lugar a dudas no o sólo
conoce a una personna así, sino a muchas.
El desáánimo signnifica literaalmente siin ánimo. A los ddesanimadoss los
encontraamos en el trabajo, enn el vecindaario, en la congregació
c ón y hasta en el
ministeriio.
El desánnimo es unna barrera sicológica
s que
q taladra los pensam mientos. Dee ahí,
taladra los
l sentimieentos. Finallmente, lleg ga y agujerrea la volunntad. La peersona
desanimada se aprisiona en suu propio callabozo por la falta de auto-estimaa, del
deseo dee querer supperarse y de lograr realiizarse en todda su potencialidad
Los desaanimados son s muy voolubles en su carácterr y fracasann mucho en n sus
promesaas. No estánn dispuestos a pagar el precio del éxito.
é Les aagradan las cosas
emocionnales y del momento. Pero metass a largo pllazo, que eexijan discip plina,
dedicación y pacienncia, les haccen desistir fácilmente.
f
Bien claaro dice el texto
t sagraddo: "El hom mbre de dobble ánimo ees inconstan nte en
sus camiinos
Comienzza muchas cosas,
c pero termina alg gunas. EL desánimo
d loo lleva siem
mpre a
un callejón sin salidda.
La persoona desanimmada pierde la confianza de otros. Nunca
N es fiel en lo quee se le
encarga.
Mientrass la emocióón está en ebullición
e se mueven, pero cuanddo la emoción se
apaga, see paralizan.

UNA REC
CETA PARA
A TI QUE TE AS:
E DESANIMA

A
Admite que eres tú quieen te desaniimas y no cuulpes a otroos.
D
Desarrolla p
patrones discciplinarios.
S realista y práctico. NO
Sé N te ilusiones. La iluusión lleva al desánim
mo. La
realidad manntiene el ánimo.
P
Pídele ayudaa al Señor Jesucristo.
J Es
E mejor quue ningún coonsejero. Éll sabe
p qué tú tee desanimass y te aflojass tan prontoo.
por
N temas en
No e orarle, lllorarle y ro
ogarle paraa que te inyyecte ánim
mo. El
g
gustosament
te lo hará sii tú lo dejas.

I. A
ALGUNAS C
CAUSAS QUE NOS DE
ESANIMAN
N:

1. Llevvar cargas. Números.111:10-15.
Moissés tuvo quee carga con un pueblo muy rebeldde, y eso hizzo que Moissés se
desannimara. Noosotros teneemos que llevar
l la caarga los unnos de los otros.
Gál.66:2. Y mucchas veces eso
e nos dessanima por que no queeremos ayu udar a
los hermanos
h e sus probblemas, no queremos llevar
en l la caarga unos de
d los
otross.
2. Una derrota. Joosué.7:7-9.

1
El puueblo fue derrotado y porp eso se desanimaro
d n por causaa de esta deerrota,
al iggual nosotroos cuando las
l cosas no o nos salenn como nossotros pensaamos,
creem mos que hem mos sido deerrotados y nos
n desanim mamos.
3. Cuan ndo otros se
s oponen injustamente. 1 Sam.30:6.
Nos desanimann cuando la l gente see opone innjustamentee y comien nza a
hacerrnos daño.
4. El miedo.
m I Reyyes.19.4.
Muchhas veces cuando
c nuestra vida essta en peliggro por caussa de Cristoo esto
nos desanima
d y abandonam mos el camin no de Dios.
5. Cuan ndo otros nos
n decepciionan. I Reyyes.19:10.
Otra de las caussas que noss desaniman n es cuandoo otros no anndan como Dios
lo deesea y eso hace que nos desaniimemos enn esta luchaa. Pero nossotros
tenem mos que veer por nuesttra salvaciónn, por nuesstra alma. P
Por que cadaa uno
dará cuenta de si.
s 2 Cor. 5:10.
6. Cuan ndo estamoos enfermos. Isaías 38 8:9-20.
Cuanndo estamoos enfermos y pedimo os a Dios que nos aayude y nu uestra
enferrmedad no es curada rápidamente
r e eso nos desanima,
d ppero debemos de
ser como
c Pabloo que orabba al Seño or para quee le quitaraa su aguijó ón. II
Cor.12:8-9. Esoo no nos debbe desanimaar mas bien nos debe dde dar mas fuerza
f
para confiar en Dios.
D

II. E REMEDIIO PARA EL
EL E DESANIM
MO.

1. L
La esperanzza en Dios. Sal.42:1-11. Debemos de poner nnuestra espeeranza
e Dios ya que
en q es el únnico que nos puede ayuudar a salir victorioso sobre
S
Satanás, debbemos de esstar siempree confiando en el.
2. Echar
E las cargas
c sobree el Señor I Pedro.55:6-7. Debeemos de dejarle
n
nuestros prooblemas a Dios que el haga loo que tienee que hacerr con
n
nuestras difiicultades, deejémosle todo a Dios.
3. Debemos
D d confiar en el Seño
de or. Prov.3:5-8. No seeamos sabiio en
n
nuestros proopios ojos. V.7.
V Debem mos de reconnocer al Seññor en todo.
4. Orar
O por todda preocupaación. Fil.4, 6-7. Debem mos de estarr pidiendo a Dios
s
siempre su ayuda
a para que no esteemos afanaddo por nadaa, solo conffiando
e el vamos a salir victoorioso sobree Satanás.
en
5. Debemos
D dee poner la mira
m en Crissto. Hebreoss.12:2-3. Deebemos de poner p
n
nuestros ojoos en Cristoo, consideraar su ejempllo todo lo qque el sufriió por
m y así cobbrar animo al
mi a verlo a ell y seguir suu ejemplo, pponiendo laa mira
s
solamente enn el.
6. Hermanos
H c
confiemos en Dios oremos a ell siempre yya que el tiene
c
cuidado de nosotros y no nos va a dejar sollo en esta llucha. El daará la
s
salida a cuualquier prooblema. 1 Cor.10:13; II Pedro.22:9. Así que q si
e
estamos dessanimados cobremos
c fuerzas
f paraa seguir adelante y triiunfar
p obtenerr la vida eteerna que noss a sido prepparada allá een los cielos.
para

Paastor José A
Antonio Vallverde

2