You are on page 1of 3

Discusiones constructivas

Escoja el mejor momento posible.
No se trata de ganar la batalla, sino de comprender la situación.
Céntrese en el motivo de la discusión, no en otras cuestiones del pasado.
Con calma, y positivamente, exponga el problema desde su punto de vista.
Discusiones constructivas

Escuche con atención, y póngase en el lugar de su oponente.
Enfréntese al problema, no a su oponente.
Hable en primera persona: Creo, me parece.. Evite: tú eres, tu crees...
Cuando termine la discusión no vuelva a la carga. Haga las paces por completo.

SEÑALES NEGATIVAS AL ESCUCHAR
o Aburrimiento
o Actitud centrada en uno mismo
o Queja y lamento
o Alienación y conflicto
o Culpa
o Temor y preocupación
o Enojo, resentimiento y amargura

ERRORES AL ESCUCHAR
Prejuzgar a la persona presumiendo cuáles serán sus respuestas.
Dedicar demasiado tiempo a los hechos y poco a los sentimientos.
Ignorar el significado real de las palabras que la otra persona usa.
Dejar que nuestros sentimientos bloqueen nuestra sensibilidad para con sus necesidades
Pretender que estamos escuchando cuando en realidad estamos pensando como
argumentar.

HABILIDADES PARA ESCUCHAR
Una actitud de genuino interés
Contacto visual
Expresión facial
El lenguaje corporal
Finalmente, las respuestas que damos.

CUANDO ALGUIEN TE ESCUCHA
Es porque está dispuesto a gastar tiempo en ti
Es porque tú le interesas
Es porque tú eres importante para él/ella
Esto te hace sentirte valorado
Esto te hace sentir apreciado
Esto te hace sentir que eres alguien

1
Para conseguir una mejor comunicación interpersonal

Deje que termine de hablar su interlocutor.
Piense en lo que va a decir antes de hablar.
No hable regañando
Resalte lo positivo de las situaciones.
Hable despacio.
Diga la verdad en forma objetiva y con cariño.
Evite el enfrentamiento.
Cuando se reconozca culpable, admítalo.
Evite el enojo o el hablar a gritos.
Hable a su debido tiempo.
Conviene escuchar... Y no sólo oír

Prestemos buena atención al mensaje.
Intentemos ponernos en el lugar de quien nos está hablando.
Hemos de asegurarnos de que estamos entendiendo lo que nos dice.
No nos apresuremos en dar nuestra opinión.
Hay que prestar atención a los mensajes no verbales.

LA COMUNICACIÓN EFICAZ
“La vida es como un eco. Si no le gusta lo que recibe, preste atención a lo que
emite.”
LA CRÍTICA
Las críticas, en cualquier aspecto, constituyen la más pobre de todas las formas de
comunicación, y la más destructiva. No hay nada más repugnante que vivir con una
persona criticona y despreciativa.

“LAS ALABANZAS SON NUESTRO SALARIO”
“La alabanza es parecida a la luz del sol sobre el espíritu humano.
No podemos florecer ni crecer sin ella. La crítica es un viento frío y devastador que hace
marchitar el espíritu. Se liberal en tus elogios y tacaño en tus críticas”.

NUESTRA GRAN NECESIDAD
Nadie recibe bastante amor. Todos, sin excepción, necesitamos amor en grandes
cantidades. La humanidad está preparada por Dios para funcionar bien cundo se siente
amada.

EL AMOR
Todos buscamos el amor.
Todas las canciones hablan de amor.

2
Queremos que alguien nos ame, y nos ame incondicionalmente. El amor, nuestra gran
pobreza.
“Las enfermedades emocionales provienen de no sentirse amado”. En lugar de que
alguien te ame, imponte el deber de amar.

DIEZ MANDAMIENTOS PARA LA ESPOSAS
Aprende el verdadero significado del amor.
Renuncia a tus sueños de matrimonio perfecto.
Descubre las necesidades personales y peculiares de tu esposo y procura satisfacerlas.
Abandona toda dependencia de tus padres.
Manifiesta elogio y aprecio en lugar de buscarlos.
Renuncia al afán de dominio y a los celos.
Saluda a tu esposo con afecto en lugar de quejas.
Abandona toda esperanza de cambiar a tu esposo con críticas.
Olvida tu complejo de princesa.
Ora pidiendo paciencia.

DIEZ MANDAMIENTOS PARA EL ESPOSO
Trata a su esposa con energía y dulzura.
Ensálzala y tranquilízala generosamente.
Delimita las esferas de responsabilidad.
Evita el censurarla.
Recuerda la importancia de las “cosas sin importancia”.
Reconoce que necesita sentirse unida a ti.
Ofrécele la experiencia de sentirse protegida.
Reconoce que los cambios en su estado de ánimo son normales
Coopera con tu esposa en toda clase de esfuerzo por mejorar el matrimonio.
Descubre cuales son sus necesidades particulares e individuales y procura satisfacerlas.

DISINTIENDO CON AMOR
Nunca os enojéis los dos al mismo tiempo.
Nunca habléis despectivamente el uno del otro.
Nunca gritéis a menos que la casa se esté quemando.
Nunca recordéis al otro los errores pasados.
Nunca os encontréis sin daros una bienvenida amante.
Nunca olvidéis las horas felices de vuestro amor primero.
Nunca hagáis una observación en público en desmedro del otro.
Esforzaos por acceder en lo posible al deseo del otro.
Nunca permitáis que el sol se ponga sobre vuestro enojo.

EL MATRIMONIO PERFECTO
No existe matrimonio perfecto por la simple razón de que no existe gente perfecta, y
no hay ninguna persona que pueda satisfacer todas las necesidades de otra.

Pastor José Antonio Valverde

3