You are on page 1of 3

Si no hay expectativas… No hay frustración!

Un gran problema de la cultura actual es que nos manejamos en
todos los asuntos cotidianos, laborales, sentimentales o sociales, con la
esperanza siempre presente; de obtener lo que deseamos. Esto por supuesto
no es el problema en sí; pues ¿quien quiere vivir con una actitud conformista
donde recibir o no lo que deseamos no tiene importancia?; más visto desde la
óptica de la Programación Neuro Lingüística esta expectativa que al no verse
satisfecha -en ocasiones con mayor frecuencia de lo que desearíamos- y
sumando las situaciones de la historia de vida que hayan sido poco favorables
a generar una actitud de motivación ante los retos en la persona, poco a poco
va generando en la mente subconsciente la creencia de que la situación de no
logro, no éxito en las diferentes facetas de la vida es algo normal y casi dictado
por los dioses o los hados de la suerte personal.
Nada más lejos de la realidad; si analizamos la historia de la mayoría de los
triunfadores en cualquier área: social, económica, militar, política, del deporte,
de los espectáculos, etc. Seguramente encontraremos que la suerte poco o
nada tiene que ver con el alcanzar las metas anheladas; sí en cambio tiene que
ver; el hecho de usar la técnica adecuada a cada situación, la motivación
generada desde el propio sujeto independiente de las circunstancias externas
y sobre todo una gran dosis de voluntad persistente.
Una técnica que ha probado ser efectiva en mi consulta y en consultoría a
empresas e independientes es el no formarse expectativas ante la situación en
cuestión; más aclaro: no hablo de que deje de ser considerada como una meta
por alcanzar, todo lo contrario; me refiero a ponerle inteligencia a la motivación
y quitar el factor principal de disminución o pérdida de esta, es decir la
frustración.
El diccionario común de la Real Academia Española de la lengua define la
frustración como “el fracaso en una esperanza o deseo”; puede ser el no lograr
conseguir una cita con alguien que nos es atractivo, no conseguir un empleo,
no lograr concretar un proyecto, etc.
La técnica que hoy te recomiendo es aplicable a muchas situaciones
en la vida, pero muy especialmente aquellas en las que el mismo temor al
dolor que sentimos al experimentar la frustración genera en nosotros un estado
de ansiedad, llevándonos a cometer errores o asumir actitudes que
generalmente aseguran el fracaso en la meta anhelada y en seguida la
frustración correspondiente.
TÉCNICA:

(recuerda: “no hay expectativas” y si no hay expectativas. ¿A qué pensamientos te llevan todas estas sensaciones y emociones antes de aplicar la técnica? 9. requiere de practicarla un mínimo de tres ocasiones por día. tampoco hay frustración resultante de la respuesta). En primer lugar es necesario que seas consciente de que esta técnica y cualquier otra de las que voy a compartirte en este blog . Respira ahora profundamente y aplica la técnica. repite en tu mente: “no hay expectativas” y entra en la sensación de calma y tranquilidad que ya practicaste antes. ¿Físicamente qué sientes en tu cuerpo? ¿En qué parte exactamente lo sientes? 7. sonidos? 6. pero ahora con una actitud de total tranquilidad respecto a la respuesta que recibas.(recuerda que los grandes guerreros no aprenden a luchar en el campo de batalla ni los deportistas de alto rendimiento desarrollan sus capacidades extraordinarias sin practicar). lo que queremos es que la tranquilidad sea más poderosa que la ansiedad ¿ok? y ahora: !entra en acción¡ 11. 3. . Asegúrate de lograr esta sensación detectando el momento justo cuando comienza a presentarse la ansiedad o temor no cuando ya te avasalló. Cierra ahora tus ojos un momento e Imagina esa situación en particular que deseas dominar: ¿Qué ves a tu alrededor? ¿Quiénes te rodean o están presentes? 5. ¿Qué emociones percibes en ti? 8. aunque una vez bien aprendida y reafirmada en ti actúa con gran efectividad. Visualízate enfrentando esa situación que te interesa. Practica a experimentar la mencionada sensación una y otra vez sin esperar que haya un momento en que sea realmente requerido aplicar la técnica. ¿Qué escuchas en el ambiente? ¿Hay voces. Inicia dándote cuenta cómo te sientes ante una situación X o sea: que no genere ansiedad alguna en ti. 10. 4. tal vez como el cepillarte los dientes o peinarte el cabello y repitiéndote que esa es la sensación a la que te referirás cada vez que repitas dentro de tu mente: “No hay expectativas” (Y recuerda que todo es parte de la técnica para lograr alcanzar tus metas con mayor efectividad). música. 2.1.

¡persevera. Lo más importante que aporta esta técnica es darte la capacidad de evitar frustrarte y darte por vencido a la primera dificultad. No hago las cosas a medias. los resultados vendrán solos. inténtalo cuantas veces sea necesario¡ Te comparto una de las frases más famosas del gran Michael Jordan: “Siempre he creído que si trabajas. Bolaños Psicoterapeuta. en ocasiones no tanto. es que tu estado de ánimo sin importar los resultados se mantenga en calma. ¡Hasta la próxima¡ Jorge S.12. Lo importante más que visualizarte logrando siempre el éxito en cada situación (cosa que en la vida real no sucede). Imagina que enfrentas diversas situaciones similares usando esta técnica y hay resultados distintos en cada una. Conferencista y Coach . porque sé que si lo hago entonces sólo puedo esperar tener resultados a medias”. en ocasiones positivos.