You are on page 1of 6

+ + + + + + + + + + + + + + + + + +Circular # 5

+ + + + + + + + + + + + + + + + + + +
A toda la juventud.
«Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre que está en la gloria, se les manifieste dándoles espíritu de
sabiduría y de revelación para que lo puedan conocer. Que les ilumine la mirada interior, para apreciar la esperanza a la que
han sido llamados por Dios, la herencia tan grande y gloriosa que reserva a sus santos, y la fuerza incomparable con que actúa
a favor de los que creemos» (Efesios 1, 17-19).

Aunque al inicio se diga que los destinatarios principales son los jóvenes, en realidad la puede
leer cualquiera que esté interesado. Me da muchísimo gusto volver a dirigirles una nueva circular. Ya se
están haciendo tradicionales año con año. Aunque en las anteriores 4 estaban dirigidas en general a todas
las familias ahora deseo especialmente dirigirme a la juventud.

Crisis en la Iglesia.
Permítanme contarles una pequeña historia. Había una vez un circo que llegó por la mañana a
una pequeña ciudad de las afueras de Tubinga en la vieja Alemania; todo el equipo empezó rápidamente a
montar la carpa y a alistarse para que en la noche se llevara a cabo el gran show. Llegando el atardecer,
faltando unas cuántas horas para comenzar el gran espectáculo, por un error humano la carpa comenzó a
incendiarse con la mayoría del personal del circo dentro. Entonces uno de los payasos, ya vestido y
maquillado, salió corriendo hacia la ciudad para pedir ayuda y alertarlos pues el incendio estaba para
extenderse hasta allá de no ser detenido. Llegando a la ciudad, el payaso comenzó a correr por las calles y
gritar en las plazas pidiendo auxilio. La gente que lo miraba se echaba a reír pues pensaban que se trataba
del show propio del payaso. Éste, por más que gritaba con todas sus fuerzas no conseguía más que las
risas de las personas. En efecto, algunos le miraban entreteniéndose; otros pasaban de largo indiferentes al
“show”. Era demasiado tarde. El incendio consumió al circo con todos dentro, y se extendió a la ciudad
arrasando con todo. Lástima. Aunque el payaso se esforzó no consiguió salvar a nadie.
Esta fábula conocida por Harvey Cox en su obra 1, refleja muy bien la crisis que está pasando la
Iglesia en la actualidad. Se aparece ante nuestros ojos con una imagen del pasado, con un mensaje que no
interesa y que, aunque entretiene a algunos, le es indiferente a la mayoría. Aunque el mensaje sea
verdadero como en el caso del payaso, ya no se le toma en serio. El hecho de que la mayoría de los
ciudadanos desconfíen de las autoridades, de la policía, del gobierno, sindicatos, y demás instituciones,
denota un verdadero problema que refleja la crisis de una nación, esto mismo ocurre con la Iglesia: está
en crisis. Esto no es una novedad. De hecho, la mayoría estamos conscientes de ello. Parece que el
mensaje que de ésta provenga ni se entiende ni interesa. Ya lo decía Ratzinger: “las respuestas de la
Iglesia dejaron de interesar cuando ella hizo a un lado las preguntas de los hombres” . Quizás se
estén preguntando entonces por qué querría yo escribirles sobre tal situación si ya la conocemos. Bueno,
mi intención no es informar la situación como en los noticieros. Deseo profundamente tratar de responder

1

Ciudad Secular.

De este modo. etc. abrazar y amar la verdad. Uno encuentra la salvación no por seguir un esquema de ritualismos. etc. No se identificaba con la religión politeísta del imperio romano ni con la de los persas. El realizar este ejercicio ayuda a salir de la rutina enajenante que hoy nos envuelve por doquier. Precisamente aquí está la misión específica de la Iglesia y su razón de ser: ofrecer la verdad a quien la busca. se debe plantear la cuestión sobre la realidad misma: sólo la realidad es lo medible científicamente. Aunque se han escrito tratados de cientos de páginas al respecto. fatigados y fastidiados por la vida que les tocó vivir. es decir. No son los animales ni los extraterrestres los que buscan la verdad sino yo. Aunado a esto. El hecho de mirar a la realidad misma te hace salir de esa rutina tratando de encontrar el sentido de toda la existencia. que también es sinónimo de «realidad». Siendo así. la Iglesia no se identificó con las religiones que existían en ese tiempo. ni por seres imaginarios como “Gasparín”. Me enseña al Dios verdadero. se identificó desde el principio con la filosofía que en ese entonces era el más alto grado de reflexión humana pues se encargaba de encontrar el principio de toda la realidad mostrando la falsedad de 2 Catecismo de la Iglesia Católica. Es un ejercicio que vale la pena pues una vez que se someta todo a la duda. pues se oponen a la realidad y presentan «lo que no es verdad». Atendiendo a 1Timoteo 2. ni de los griegos. La mentira. el cristianismo. siguiendo con nuestra reflexión sabiendo que la salvación está en la verdad entonces se pueden plantear diversas cuestiones que son de suma importancia. 2 . vivir. sin sentido de lo que se hace. y junto a ello sobre la verdadera Iglesia. también sobre cuál es el Dios verdadero. Entonces. si la misión de la Iglesia es ofrecer la verdad al que la busca. o se extiende más allá de los límites de la razón. Todo esto es una característica específicamente humana. Efectivamente. Buscadores de la verdad. hasta se quedan dormidos de pie. Soy yo quien me adecuo a la realidad y así tengo acceso a la verdad. la apariencia y lo que conocemos hoy como hipocresía son en su conjunto la anti-verdad. el ser humano. La rutina vacía te incapacita para mirar más allá de tus ojos. Seguramente ustedes han visto más de una vez cómo esta rutina hace a las personas como muertos vivientes: con la mirada perdida. Pues bien. así como lo hizo Pilato hace casi 2000 años: “y qué es la verdad”. 851. todo ello se puede resumir en que la verdad es la realidad. acompáñenme en estas cuantas líneas para ver si de veras vale la pena dicha aventura. La Iglesia. ni por cuentitos. Se puede y debe plantear la cuestión sobre si Dios existe o no.a la pregunta de si la Iglesia es una compañía que valga la pena ser vivida. sino que la salvación que también podemos traducir como «vida plena» se encuentra por buscar.4 podemos formular un punto de partida para nuestra reflexión: la salvación está en la verdad2. lo falso. Así de sencillo. alguien preguntará. ¿cuál es el contenido de esa verdad que me ofrece? Analicemos primero la cuestión de Dios. Esto se debe a que nosotros como seres humanos estamos hechos para la verdad. La Iglesia me ofrece la correcta concepción sobre Dios. tras haberla fundado Cristo. una vez despejada se penetra a la verdad sobre Dios y la Iglesia.

Es a la vez totalmente distinto del universo y el más interesado en relacionarse con el que en el mundo es su imagen y semejanza. etc. «Comamos y bebamos que mañana moriremos». Por tanto. el Uno. o una prostituta. ni de Buda ni de nadie más que del Dios Trinidad.los míticos dioses que más bien parecían proyecciones de los sentimientos. En fin. es de vital importancia conocer al Dios verdadero porque de ello depende mi percepción de la realidad. esa 3 . las tiene. Este es el Dios que predica la Iglesia. no está hablando ni de Tlaloc. El que es Padre. A fin de cuentas todos esos “dioses” son lo que la Biblia llama «ídolos» o sea. Todos los demás “dioses” prometen lo que no pueden cumplir. o soy Miguel. cuando la Iglesia habla de Dios. o asesino. o Marta? ¿Soy un hombre. Estaría situado frente a la nada y como no hay nada más: ¿vale la pena vivir así? Lo único valioso sería el placer aquí y ahora. el Padre. a este Dios no le entretiene ver bolas de gas quemándose en el espacio o mirar corretear unas lagartijas. ni de Shiva. Y en cuanto a la reencarnación. porque predicaba a Aquel que es el principio de todo lo que existe. El esfuerzo de muchos filósofos derivó en el descubrimiento del principio de todo el universo distinto de todo lo material. pero el Dios cristiano resulta ser totalmente distinto a éstos. emociones y temores meramente humanos. No son más que el fruto de la imaginación e intereses humanos. y de que tiene tremendas implicaciones en la vida diaria. «Dime qué concepto tienes de Dios y te diré cómo tratas a los demás ». ¿ante quién estoy? Me concebiría como fruto del azar. Si fuera panteísta-budista no me relacionaría con Alguien sino con Nada. o de la familia de dioses del Olimpo llena de personajes que más bien parecen un montón de niños malcriados. pero especialmente el humano es fruto del amor creador del Dios Trinidad. decía un sabio presbítero. No concebiría ningún tipo de sentido de la vida ni nada parecido. ni querido ni amado por nadie antes de mi nacimiento: sólo fui arrojado a la existencia. Hijo y Espíritu Santo. pretenden ser lo que no pueden ser. para finalmente dejar de reencarnar. Este es el rostro de Dios revelado por Jesucristo a través de la Iglesia. No está hablando ni de un iluminado ni una especie de mutante con poderes sobrenaturales. Por ello podemos decir que el amor antecede a la existencia misma. o un esclavo. sólo aspiro a la interiorización para encontrar la paz que no es otra cosa que escapar del mundo. La filosofía no se ocupaba de los “dioses” como principio de la realidad sino algo distinto a éstos. Logos. o un caracol? ¿Quién soy? No hay nada más despersonalizante que la idea de la reencarnación. Entonces. o el que fui o el que seré? ¿Soy Paco. la Iglesia ofreció la verdadera comprensión de Dios que los filósofos no alcanzaron a vislumbrar. no está hablando del principio de la lluvia o de la fertilidad. Sin embargo. Y si fuera ateo. La Iglesia por ello se identificó con la filosofía. por tanto ni fui pensado. Le llamaron de distintas formas: Motor inmóvil. Sólo él es el creador del universo. Esto significó una verdadera Ilustración en el pensamiento del hombre antiguo porque el Dios de los filósofos se identificaba con el Dios de los cristianos. Y es que el Dios de los filósofos era resultado del esfuerzo racional del hombre mientras que en el cristianismo Dios mismo se reveló en la persona de Jesucristo para mostrar su verdadero rostro. Si fuera politeísta mi religión me haría un irresponsable dependiente del designio de los dioses que ni les importo en realidad sino que sólo se interesan por mis ofrendas. falsos dioses. Era el Dios de la razón. o una mujer. El Dios de la realidad. ¿en realidad quién sería yo? ¿El que soy. En efecto. y sólo él es el sentido de toda la realidad. Él se interesa por el ser humano quien es el único capaz de relacionarse con Dios en total y plena libertad y amor. Es el Dios de la verdad. Todo el universo.

por eso no te necesitamos. pero Jesús. científicos y pensadores del siglo XXI somos los hijos de la razón. Como no habría otra vida más que esta. Una lucha actual. matemáticas. Reconstruyamos y actualicemos este diálogo cambiando algunos elementos. pero Jesús insiste en que ellos dan testimonio de él e incluso se alegraron por ver su día. para que lo conozca. Y Jesús diría: “Es precisamente la razón la que habla y da testimonio de mí. incluso se alegró pensando ver mi día” Y el relato terminaría diciendo: “Entonces tomaron piedras para arrojárselas. Es el Dios que en su libre voluntad marcada por el amor crea. El Dios Trinidad es entonces el verdadero rostro de Dios el cual es el principal contenido de la predicación de la Iglesia. tanto la enfermedad como la vejez y la pobreza serían las más grandes maldiciones para terminar con la peor de todas: a muerte. Él les comenta a los judíos que tanto Abrahám como Moisés que vivieron cientos de años antes que Jesús. De este modo. química. Abrahám y Moisés representan a la razón. Dios sí. Por el simple hecho de que curiosamente el saber científico que el hombre construye en su inteligencia como la física. como podrán ver. pasando en medio de ellos se fue”. amado desde el principio. digamos lo siguiente. Dios no. La lucha por el poder sería también algo tan despiadado que no importaría pasar por encima de los demás.. Los judíos. Pero eso entonces incluye la voluntad de Alguien que desde la eternidad así lo pensó: hacer al hombre en una enorme casa para que desde ella lo descubra. Jesús de Nazaret”. y los judíos a los sabios y hombres de ciencia del siglo XXI. y que ve en la ciencia la única fuente de progreso y de sentido a toda la realidad. pero ella habla de mí. considerándose fieles a Abrahám y Moisés alegan diciendo que ellos son los verdaderos hijos de estos personajes por sujetarse a la Ley. Ahora. mi relación con los demás. Es el Dios que tiene Nombre porque es Alguien y que a su vez llama al hombre y a la mujer por su nombre. en los capítulos 5 y 8 se presentan dos discusiones entre Jesús y los judíos. En otras palabras. ustedes la escudriñan pensando encontrar en ella todo. verdaderamente importa la concepción correcta de Dios que se tenga pues de ello depende todo: mi vida. con nombre propio y con un llamado especial para el encuentro con el Creador Trinidad. no es nuestra razón la que da el sentido a las cosas sino que el sentido ya está presente en el universo. etc. Es decir. y cuya existencia no es ningún desperdicio ni obra del azar sino del querer por el amor. coincida con el universo. irrepetible. En el evangelio de san Juan. sostiene y dirige al universo pero especialmente al ser humano quien es imagen y semejanza suya. mi felicidad. queda claro entonces quién soy: único. con estos ligeros cambios pero conservando el sentido del texto. ambos hablaron sobre su llegada. la posibilidad de hacer ciencia es ya un signo de la existencia del Dios Trinidad que está por encima de nuestra propia razón y que por eso nos sostiene. Entonces. los judíos dirían así: “Nosotros los sabios. lo mida y lo cuide. Contra la tendencia actual que considera que la razón humana supera todas estas ideas reduciéndolas al puro acto especulador del cerebro y considera todo esto como meras supersticiones y por tanto cuestiones sin sentido. eso implica que el universo fue hecho para el hombre. Básicamente se pueden resumir en la cuestión del origen de Jesús.sería la única ley válida. y lo que 4 .

De igual forma descubrimos en las Escrituras que existió primero la Iglesia y luego la Biblia (Mc 16. Se dan los Sacramentos a quien ni idea tiene de lo que recibe y por ello ni lo quiere ni lo vive. ¿qué detiene entonces la credibilidad de la Iglesia para ofrecer al hombre todo esto? Podría decir que principalmente se debe al abandono pastoral que se vive de manera general en toda la Iglesia. La fe no sería otra cosa sino la perla preciosa de la verdad. poca enseñanza y también poco testimonio.13). logros. razonamientos. No es nuestra razón la “diosa” pues ella también es parte de la creación. Sólo desde el pensamiento de Dios podemos salir del bache en que nos encontramos.20) y que es la auténtica intérprete de las Escrituras (Mt 18. Apostólica (Jn 20.8). Muchos que quieren ser sacerdotes ven en su proyecto una carrera profesional pero no un camino para ser discípulo de Cristo. la misma actitud.hacemos nosotros es descubrirlo. lo cual es un don de Dios. Con la fe penetro en el mundo de Dios. Católica (Hech 1.16). pero hay poco pastoreo. Reformulando este texto podría decir: ¿Hay acaso entre nuestras capacidades. El dedo en la llaga. y que envía al Espíritu que nos guíe hacia la verdad completa (Jn 16. ahí encontramos la muestra del amor de Dios por la humanidad al mandar a su propio Hijo como entrega por la salvación de todos (Jn 3.21).3-9). Hoy en día es casi imposible distinguir entre un bautizado y un no-bautizado. modernidad. y de los demás Sacramentos: se reciben sin antes haber formado al discípulo de Cristo. y que la Palabra de Dios no toda está escrita (Jn 21. progresos.25) sino que también se 5 . Es en las Escrituras donde descubrimos el plan de Dios (Ef 1. que nada ni nadie podrá destruir (Mt 28. que sea la medida de todo. Aquí está el fracaso de la Confirmación. ¿Cuál sería la solución a este problema? Sin duda es un retorno a la inspiración de toda nuestra vida en la Iglesia por medio de las Escrituras.22). El ponerla por encima de todo. Señor? De todo esto podemos concluir que el tener fe no es cualquier cosa. es donde descubrimos al Dios Trinidad (2Cor 13. en un falso dios. Es la fe mi acceso a la verdad y por tanto. Santa (Ef 5. gobiernos. Es por la fe que puedo tener la certeza de que la Iglesia sí es una compañía que vale la pena ser vivida. Se atiende en lo referente a los Sacramentos.15). industrias. En la Iglesia hay multitudes de éstos. las mismas mañas. Se opta por la sabiduría humana más que por la divina.21-23). también descubrimos que es su voluntad la fundación de la Iglesia (Mt 16. conflictos.18) la cual es Una (Jn 17. problemas. Señor?» (Jeremías 14. Estando así el panorama. guerras. Ante esto dice la Biblia «¿Hay acaso entre los ídolos alguno que pueda hacer llover? ¿Son los cielos los que dan la lluvia? ¿No eres sólo tú. El sólo memorizar unas oraciones y preguntas del catecismo no basta para formar al discípulo de Cristo. ciencias. sistemas.27). entonces la convertimos en un “ídolo”. culturas.18).13). a la realidad misma. la que sea origen y sentido de todo? ¿No eres sólo tú. como lo recuerda Ratzinger. Hay intereses en el bienestar propio antes que en el de los demás. Los dos se comportan igual. Es la fe la que me permite descubrir el sentido de la realidad. con el mismo lenguaje.

En general encontramos la esencia de nuestra fe católica. Conclusión. que el Dios Trinidad nos bendiga y nos guarde. Así pues.6). construir y plantar (Jer 1.18-19). que no debo dar lo básico sino lo mejor de mí (Lc 6. pero debe encontrar su fuente de inspiración en la Palabra de Dios para con ello formar auténticos discípulos de Cristo y vencer la crisis que actualmente está enfrentando. fmap. el sentido de toda la realidad.19) y de los demás Sacramentos (Mt 28.42). Como verán. En este caso. Aquí se comprende la necesidad de que surjan muchos profetas como el viejo Jeremías el cual tenía la misión de arrancar. pero medias tintas no admite. que no se debe callar ante los problemas (Salmo 78.. Espero que muchos de ustedes. Puebla. Por eso hoy más que nunca urge que la Iglesia. destruir.15).27-36). Ahí encontramos la sucesión apostólica (Hech 1. el aventurarse en el mundo de Dios es tanto maravilloso como purificante a la vez. que no hay que dar las cosas sagradas a cualquiera (Mt 7. no los decepcionará. Ahora ya sabemos que Jesucristo no nos enseña la verdad sino que él mismo es la verdad encarnada. Pero también encontramos que no basta con ser discípulo de nombre (Mt 7. se lance de nuevo a la más noble aventura: evangelizar.3-4).16). 6 . Memoria de los santos Marcelino y Pedro. es decir. Aún está en posibilidades de hacerle frente a los innumerables problemas que amenazan a la humanidad y ofrecerle la verdad. Pronto les haré llegar la siguiente circular. entre muchas otras cosas más. que debo ir contracorriente a todo lo que se opone al plan de Dios para ser su discípulo (Mc 8. No es uno más entre los dioses. Cuenten con mis oraciones y tengan por hecho que este cambio ya se está llevando a cabo. se sumaran al esfuerzo de dibujar un nuevo rostro de Iglesia en donde todos encuentren en ella su hogar y fuente de la verdad (1Tim 3. Héctor Joel Arenas Blanco. mártires. pero que si es recorrido de corazón. Encontramos el realismo de la Eucaristía (Lc 22. Por ello la Iglesia sí es una compañía que vale la pena ser vivida. que nos mire con agrado y nos dé la paz. Pue. pero también de edificar. y que tal labor debe ser eficaz dando frutos (Jn 15. Con gran afecto. Es la verdad misma. estamos en las manos de Dios. creer en milagros es ser realista.15-26) y la legitimidad de los pastores instituidos por Cristo. aunque lo ideal que es que fueran todos. 410).15). derribar.encuentra en la Tradición Apostólica (2Tes 2. a 2 de junio de 2014.34-36). O es el único o no es nada. confiada en que es la Verdadera Iglesia de Cristo y que nadie podrá vencer. incluido Pedro y sus sucesores (Jn 1. y sólo él puede conducirnos a la paz verdadera y mostrarnos los criterios de acción necesarios para lograr un cambio tan necesario.21).