You are on page 1of 2

La Conquista y población de la provincia en Venezuela.

(Postura Crítica)

El escritor e historiador José de Oviedo y Baños narra a través de su obra Historias y
desde un modo narrativo muy subjetivo, desde su perspectiva, la realidad del hombre
en la época de la colonia, ese hombre dominado por el centro de poder de los españoles
que ejercían el control supremo sobre territorios que no le pertenecían, sino, que
simplemente se adueñaban del mismo por considerarse los primeros y únicos en
conocerlos, apropiándose de todo lo que en él se encontraran, incluso, hasta de nuestros
aborígenes e indígenas, nuestros, porque formaron parte de nuestra historia y raíces, los
verdaderos dueños y habitantes de América, cada uno en su espacio y tiempo; porque
desde épocas primitivas ha existido la imperante necesidad del más fuerte de dominar al
más débil.
Fue esa época en la que los españoles “conquistaron” territorios americanos, entre ellos,
Venezuela, imponiendo su hegemonía, cleros y apropiándose de todo lo que hallaban a
su paso, ejerciendo un férreo control sobre los que ya habitaban tierras venezolanas,
convirtiéndolos en sus esclavos; es así como, con el paso del tiempo, muchos
historiadores utilizan su narrativa como herramienta para contar su versión de los
hechos, unos por intereses personales, y, escalar posiciones, otros, por reflejar la
realidad, sin omitir ni un sólo fragmento de la historia, sin importar lo trágico y
desafiante que fuese, razón por la cual, muchos fueron censurados, perseguidos y
vetados, lo que llevó a muchos de ellos a maquillar y narrar los hechos de manera
ficticia, imponiendo otra realidad; siendo, en esa época los libros una especie de guía
histórica, es notorio como manipulaban todo a su conveniencia e intereses, valiéndose
de su reputación, linaje y nobleza, motivo suficiente para asumir lo narrado como veraz
y confiable.
Es importante resaltar que los españoles eran el centro del poder, todo aquel que opinara
o desafiara su reputación, era considerado un traidor; fue formándose una realidad
paralela, ficticia y conveniente, con el propósito de imponer su autoridad, marcar
territorio y así, consolidar su centro de poder.

es que la historia no se equivoca. . pero. la verdad y las intenciones de quienes la cuentan. lo que queda claro. haciendo un reflejo de lo que según él consideraba era el deber ser de los acontecimientos vividos por el hombre en la época colonial. sin dar los créditos. precisa y veraz. el historiador Oviedo y Baños estaba apegado a los valores y prejuicios de la corona española y la iglesia romana. cada quien cuenta lo sucedido y vivido durante la época de la conquista de los españoles y sus abusos en el poder. En conclusión.Sin embargo. independiente del modo como sea narrada. críticas reflexivas a partir de lo narrado por historiadores como Pedro Simón. a pesar de que fue precursor de los discursos independentistas. siempre prevalece ante cualquier ambición o interés personal. ni legitimar lo narrado. es la fuente real de todo lo acontecido. sus narraciones no fueron vivencias propias. sino.