You are on page 1of 17

Sociedad Hoy 22: 25-41, 1er Sem.

2012

ISSN 0717-3512

Sociedad civil: problematizando su utilidad
como categoría analítica
Civil society: problematizing its usefulness as analytical category
HÉCTOR MORA NAWRATH1

Resumen
Sociedad civil se ha transformado en un poderoso concepto que emerge con fuerza en el discurso
especializado y no especializado. Sociedad civil puede ser vista como ‘inventio’ remitida al ‘ethos’ en
la retórica, que opera como tal en el espacio político donde diversos actores la invocan, legitiman
y disputan. En el ‘campo científico’ la situación no es distinta; no pocos se alinean afectivamente a
este ‘gran idea’, buscando argumentos históricos y contemporáneos de continuidad que la articulen
en el devenir democrático, en tanto otros, más críticos, sitúan la discusión haciendo expresas las
discontinuidades y tensiones propias de su puesta en la escena científica y social. Este trabajo busca
exponer las diferentes lecturas y debates que se han originado al respecto, poniendo como eje central
la necesidad de problematizar su estatus de objeto de estudio y/o de categoría analítica, recuperando ideas clásicas en la tradición sociológica ligadas a la construcción del objeto, que muchas veces
parecen ser olvidadas.
Palabras claves: Sociedad civil, categoría política, categoría analítica, construcción del objeto.
Abstract
Civil society has become a powerful concept that emerges strongly in the expert and non expert
discourse. Civil society can be seen as ‘inventio’ referred to the ‘ethos’ in rhetoric, which operates as
such in the political arena where different actors invoke it, legitimize it and dispute it. In the ‘scientific field’ the situation is no different, not just emotionally align this ‘big idea’, looking for historical
and contemporary arguments that articulate it with the democratic becoming, while other, more
critical, place the discussion by express discontinuities and tensions of its commissioning scientific
and social scene. This paper aims to explain the different interpretations and debates that have arisen
about civil society, putting as central the need to problematize its status of an object of study and/or
analytical category, recovering classical ideas linked to the sociological tradition in the construction
of the object , which often seem to be forgotten.
Keywords: Civil society, political category, analytical category, object construction.
Recibido: 10.09.11. Aceptado: 26.11.11.

1
Antropólogo. Magister en Ciencias Sociales Aplicadas, Universidad de la Frontera y Doctorando en Ciencias
Sociales Universidad Nacional de La Plata. Becario Ministerio de Educación, Comisión de Investigación Científica y Tecnológica, Gobierno de Chile, 2009-2012.

25

el que declara reconocer “… como de vital importancia el involucramiento proactivo de la sociedad civil. como tal. 1997. o interrogarnos respecto de qué estamos analizando cuando nos referimos a la sociedad civil –fenómenos vinculados a la sociabilidad. pero no se tolera una nada que sea todo (Rancière. Borman. Cohen & Arato. 2003. 2002. Introducción E n estas últimas décadas es posible presenciar el resurgimiento del concepto de sociedad civil. político y no necesariamente científico o técnico. constituye efectivamente un objeto de investigación. interesa Esta sospecha se extiende cuando sociedad civil forma parte de las políticas de instituciones como el Banco Mundial. / H. lo que ha llevado a que se convirtiera en “celebridad” (Escobar. y que expresa los variados enfoques teóricos comprendidos en su definición (Bobbio. Hay un ánimo positivo.. sino también de sus usos y sentidos en el campo político y social: como organización autónoma e independiente que vincula actores por fuera del Estado. resurgimiento que se hace notar en las ciencias sociales como también en la ‘sociedad’. se prevé su potencial para la política democrática (Kymlicka & Norman. En particular. sentido. 2000 [1992]). Borman. que valora su emergencia en tanto se opere en base a criterios racionales de negociación sobre los que se establece la primacía del consenso. Kumar. Mora N. Mouffe. Arditi. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Alexander. 2004). en el cual cada parte tiene su lugar.html). 1994. 1999 [1993]. 1993. 1997. o como estrategia del liberalismo democrático. 1999) y un fundamento para la acción. proveyendo un sustento teórico (Arato. interacción. 1er Sem. 1999) y componente central de las nuevas estrategias dualistas.bancomundial. 2004). 2002. si. Taylor. Lo que se busca en este trabajo es realizar una reflexión general respecto al concepto. Taylor 1997. 2 26 .Sociedad Hoy 22: 25-41. Para otros.. lo que se desprende no sólo de la polisemia del concepto. como un actor crítico en los procesos de desarrollo y de reducción de la pobreza”. esto. 1997. 2000 [1992]. radicales o reformistas de la transformación de las dictaduras observadas en Europa oriental y América Latina. 2000 [1992]). 1999 [1993])2 y domesticar la sociedad civil en un sentido foucultiano. cabe cuestionar si sociedad civil constituye un concepto de orden social. etc.org/temas. 1993. 1996). creando fondos e instancias para su fortalecimiento (http://www. Así la sospecha crece. Frente a esta situación. formando parte del bagaje terminológico y del discurso de diversos actores en el marco de los sistemas políticos democráticos (Cohen & Arato. 2000. Meschkat. Kumar. 1989 [1986]. este fermentum puede ser interpretado como un esfuerzo que propende a la desaparición de la política. Arditi. Kaldor. el término sociedad civil no está ajeno a discusiones y cuestionamientos. en un intento de suprimir la política (Mouffe. con el objetivo de enunciar ciertas problemáticas de orden teórico y epistemológico referidas al tema en cuestión. ensamblaje social. ya que el nombre que posibilitó formas de subjetivación singular y la inscripción de una parte de los sin parte es disuelto en la tolerancia del sistema consensual. los partidos y las esferas oficiales (Cohen & Arato. Berman. si ofrece potencial como categoría de análisis.

Kaldor. Mora N. autores como Taylor (1997) han demostrado que su desarrollo no ha sido del todo homogéneo. 1993. Taylor. así como en las distintas perspectivas teóricas que orientan su definición (Bobbio. No son pocos los que han buscado arrojar luz sobre el asunto. 2004). a decir: iusnaturalista. 2000 [1992]. y se han adentrado en su complejidad. Cohen y Arato. 1997.Sociedad Hoy 22: 25-41. dando cuenta de las variaciones históricas en su contenido. particular. y marxista (Bobbio. En este último. Kaldor.. y con injerencia en la política pública. Respecto a su origen clásico.. Concepciones y discusiones en torno al concepto de sociedad civil Es de acuerdo entre los especialistas que el término sociedad civil posee un carácter polisémico o cierta vaguedad conceptual (Bobbio. En este sentido. En muchos casos se expresan oposiciones sustanciales entre corrientes que relevan una dimensión extrapolítica y aquellas que destacan la autogestión integrada en el Estado. representó una comunidad ético-política de ciudadanos libres e iguales en un sistema de gobierno definido legalmente (Cohen & Arato. 2002. Meschkat. Kumar. De hecho. Arditi. evolutiva o civilizada. 1er Sem. relevando la organización de asociaciones autónomas que vinculan a los ciudadanos fuera del control del partido. Borman. 1989 [1986]. Kumar. 2000 27 . 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Cohen & Arato. 2000 [1992]. Arditi. 2003. así como la pertinencia del tipo de concepto que se quiere construir en el campo científico y político (universal. 1996 [1989]). / H. explorar los sentidos del término. y visualizar la potencialidad analítica. 2000 [1992]. 2003. 1993. Esto ha llevado a autores como Arditi (2004) a renunciar a los intentos por precisar una definición unívoca. Kaldor. etc. Una breve aproximación histórica Aun cuando su origen es propio de la tradición occidental. 2004). Flyvbjerg. su resurgimiento o reinvención entre los años ’70 y ’80 obedece precisamente a ello.). 1996 [1989]. donde éstas son expresión de propuestas para concebir y promover una nueva forma social. 1997. Taylor. 2000. hegeliana. 1997. Kumar. 1998. 2004). su invocación se entiende como reacción al modelo de gobierno socialista en Europa del Este y a las dictaduras militares en América Latina (Cohen & Arato. 1993. las continuidades y discontinuidades observadas se encuentran claramente vinculadas a reflexiones motivadas por los contextos específicos y problemas de época. Arditi. Taylor. Kumar (1993) destaca que la sociedad civil ha sido referida como societas civilis por Ciceron y como koinonia politike por Aristóteles. 2003.

[1992])3. 2000 [1992]. preparando el terreno para la distinción entre la sociedad política o Estado y sociedad civil (Tylor. Rousseau señala que la SC tendría como función la legitimación del gobierno. el primero frente al Estado absoluto. tiene como finalidad la conservación de la propiedad como también la integridad física y la vida de los individuos (Cohen & Arato. / H. En esta línea. Para Locke.. señalando que la sociedad civil es juzgada por una norma superior.Sociedad Hoy 22: 25-41. San Agustín la definió como una reunión de personas que se asocian en función del reconocimiento común del derecho y la concreción de intereses. el segundo a la monarquía parlamentaria. 2000 [1992]). 2000 [1992]). sociedad civil o política está conformada por el colectivo de individuos que poseen una autoridad superior a la cual recurren en caso de conflicto resultante de interpretación de la ley natural. época en la cual se comenzará a establecer la dualidad de Estado y sociedad no política. Por otro lado. espacio en el cual se procuran y administran los bienes temporales. un conjunto común de normas y valores que definían no sólo los procedimientos políticos sino también una forma de vida sustantiva basada en un catálogo desarrollado de virtudes y formas de interacción preferidas. marco en el cual los individuos delegan el mantenimiento del orden y la seguridad a éste. quien introduce una idea de sociedad en equilibrio entre el poder central y unos derechos inalterables. Hobbes sostiene que el Estado moderno representaba la mancomunidad sociedad política/ civil. y precisaba que el poder soberano era el único vínculo entre individuos naturalmente no sociales pero racionales. y “… usa la expresión ‘sociedad civil’ prácticamente como sinónimo de lo que hoy denominaremos ‘Estado’” (p. Cohen y Arato (2000 [1992]) sostienen que la concepción clásica y medieval restringió sociedad civil a la “res publica” o a otras formas de gobierno.. 4). Santo Tomás de Aquino restringe la societas civilis a la ciudad-Estado medieval en equivalencia a la antigua polis griega. lo que comienza a ser discutido con el advenimiento del absolutismo. de modo de no incurrir en un gobierno despótico (Cohen & Arato. el que surge de un acto de institución política basado en un acuerdo voluntario entre individuos. debiendo existir una armonía entre ambas (Cohen & Arato. no existiendo posibilidad de participación política posterior al contrato. actuando este último conforme la determinación de la voluntad general. Locke y Rousseau– concibe la sociedad civil como antítesis del estado de naturaleza. Una visión distinta ofrece Montesquieu. en tanto la sociedad se logra por el poder del Estado. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Arditi. 3 28 . Tanto Hobbes como Locke utilizan el concepto de sociedad civil como contrapunto del Estado.” (p. 113). Estos autores señalan que “… la propia ley se le consideró como la expresión de un ethos (carácter o valores distintivos). El contrato social crea el Estado. Arditi (2004) señala que la tradición iusnaturalista –propia de pensadores como Hobbes. y que no puede estar por sobre los principios generales de la ley humana. impidiendo la instalación de la idea de un cuerpo de ciudadanos organizados. 2004). 1er Sem. Mora N.

con la idea de pluralidad de cuerpos sociales autónomos del medioevo. y que se ha definido como una visión reduccionista de la sociedad civil tal y como Hegel la definió (Kumar. / H. y uno de carácter civil. en tanto fue el primero en abordar sistemáticamente la historia de las concepciones de sociedad civil (Cohen & Arato. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. 2000 [1992])4. 1997. la que contrasta con una concepción más integral presentada por Gramsci. 29 . regulador de las relaciones sociedad-Estado o gobernantes y gobernados. En Marx. Montesquieu. 1993. orientados a establecer la prevalencia de los intereses generales por sobre los particulares. la policía y las corporaciones. individualista (Kaldor. actuando como entes reguladores y protectores del sistema y. La variante economicista. Montesquieu da paso a dicha distinción al reconocer el derecho político. sobre todo. destacando la organización colectiva autónoma (Cohen & Arato. Concibe el Estado y la sociedad civil como esferas independientes pero no autosuficientes. y de Kant y del derecho natural en lo relativo a la definición universalista del individuo en tanto sujeto de derechos y agente de la conciencia moral. Sociedad civil o ‘sociedad civilizada’ corresponderá a aquella en que la pulcritud se levanta sobre la inclinación de las armas. referidos a la distinción entre Estado y sociedad civil. orientado a regular las relaciones entre los ciudadanos o miembros de la sociedad. 1997). En su concepción del derecho. 1997). Mora N. Otro autor relevante es Hegel. la denominada variante marxista ofrece perspectivas un tanto distintas. sociedad civil 4 Hegel pensó el Estado moderno a través de la imbricación de la sociedad política unificada y homogénea antigua. Taylor. 1993). 2004). En Adam Smith. 1997.. donde los procesos económicos requieren la regulación parcial de ella así como de la sociedad políticamente organizada (Taylor. De este modo. Arditi. hacia una de tipo industrial y comercial basada en el interés –que busca sobrevivir a enemigos externos e incrementar la producción–.. en el último caso. entre los que destacan Ferguson y Smith (Kumar. 2003) o civil como civilizada (Bobbio. Arditi. 2004). 1996 [1989]) se representa en pensadores ilustrados escoceses. se destaca la concepción de una esfera autónoma con leyes y dinámicas propias de equilibrio y cambio. administración de justicia que implica la validación del derecho como ley y su universalización. la sociedad civil media entre familia y Estado.Sociedad Hoy 22: 25-41. 1er Sem. y expresa distintas momentos: satisfacción de necesidades del individuo por medio de relaciones de trabajo y participación en el patrimonio de la nación (económica). Arditi. 2004). lo que implica la especialización de funciones. 1997). y tendrá como base el interés económico con un claro cariz liberal (Gellner. recuperando los aportes de pensadores como Ferguson y Smith respecto del sistema económico autónomo. Por otro lado. Esta noción de organización autónoma permite concebir a la sociedad civil con una identidad constituida por un dominio propio y diferenciado del Estado (Taylor. de Locke y. 2000 [1992]. Ferguson plantea la relevancia que la división social del trabajo tiene en la transición desde una sociedad marcial basada en el honor –cuyo objetivo es la mantención del orden social–.

una versión de sociedad civil de tal tipo debe ser reemplazada por formas de asociación alternativas de vida cultura e intelectual (clubes de trabajadores. 30 . 1993). Como señala Arditi (2004). Esto. así como por valores que ayudarán a crear una contrahegemonía proletaria que desplace a las formas burguesas existentes (Cohen & Arato. cuya tarea es la de ejercer la hegemonía y propiciar el consenso (Bobbio. concebida como ámbito de relaciones económicas. según Kumar (1993). Para Gramsci. sociedad civil correspondería a la totalidad de los organismos que comúnmente se denominan privados. como superestructura. 1996 [1989]). se sostiene en la interpretación política del rol de la sociedad civil en el levantamiento del capitalismo. formas asociativas. resucitando una concepción plena más que cualquier otro enfoque contemporáneo (Alexander. En estos dos niveles superestructurales. “la sociedad política es la arena de la coerción y dominación. 2000 [1992]). en el campo de la discusión ideológica. Por su parte. en la medida que el Estado. Gramsci evita el reduccionismo económico y político. Kumar. política. La hegemonía de una clase gobernante se expresa a través del relaciones orgánicas entre los dos reinos”(p. y fue mucho más lejos que Hegel al analizar las consecuencias sociales del desarrollo capitalista” (p.. Gramsci retorna a las raíces hegelianas de la sociedad civil (Kumar. “… pero al hacerlo así. 151). 1er Sem. constituye la base o condición de posibilidad del Estado. es externo a la economía y depende de ella. Como señala Kumar (1993). En ella actúan los aparatos ideológicos. 5 Para Cohen y Arato (2000 [1992]). base material o momento activo del desarrollo económico. Gramsci la ubica en el nivel de la superestructura. 382). y sociedad política. Aun cuando su perspectiva funcionalista y las lealtades político-estratégicas lo llevan a desarrollar una representación unidimensional de las instituciones de la sociedad civil. donde se ubican los órganos de dominio y la coerción. instituciones y valores son adecuados para la reproducción de la hegemonía burguesa y para fabricar el consentimiento por parte de todos los estratos sociales. las que generaron las condiciones para su conformación5. Marx releva los aspectos fragmentarios y deshumanizados de la sociedad civil. estableciendo claramente la distinción entre sociedad civil y sociedad política. refiere casi exclusivamente al ámbito económico. Para Cohen y Arato (2000 [1992]).. o el “príncipe moderno”). Para Bobbio (1996 [1989]). estableciendo la diferencia de la dimisión asociativa y cultural de la sociedad civil. 1991. cuyo material fueron las corporaciones y comunidades urbanas. / H. 1993). Mora N. en tanto ella obedece a la creación de un movimiento de la burguesía en la edad media tardía.Sociedad Hoy 22: 25-41. educativa y cultural. integrantes del Estado bajo la fórmula Estado = la sociedad política más la sociedad civil. de la economía y el Estado. la nueva forma del partido proletario. 1994). logró profundizar el análisis de las dimensiones económicas del sistema de necesidades. donde se inscribía la lucha entre intereses económicos e ideológicos privados. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. la sociedad civil del consentimiento y dirección. siendo sinónimo de un concepto amplio de cultura (Kebir.

burocracia. De este modo. los movimientos sociales y las formas de comunicación pública. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. y especialmente los derechos objetivos. entre otros. entre las cuales se encuentran las asociaciones o sociedades políticas. policía y ejército) y la sociedad civil. Mora N. el sistema de representación política formal (asambleas parlamentarias. donde el mundo de la vida propuesto Habermas comprendería a la denominada sociedad civil. siendo ‘el ojo independiente de sociedad’ que ejerce vigilancia sobre la vida pública. conformando una esfera pública independiente de toda forma de comunicación controlada por los partidos. y controlan las sociedades humanas a través de la ley del arte de la asociación. a través de la cual se controlan los excesos potenciales del Estado centralizado. distinguen … una esfera de interacción social entre la economía y el Estado. la vida de todas estas asociaciones constituye la sociedad política. 31 . entidades autónomas que pueden limitar el accionar del Estado. que es esencialmente la arena de interés privado y la actividad económica. 1993). la que nos educa para la política. compuesta ante todo de la esfera íntima (en especial la familia). el Estado o entidades oficiales. / H. rescatando la distinción gramsciana de sociedad civil como esfera intermedia entre Estado y economía. Ideas centrales en el debate contemporáneo La discusión contemporánea también ofrece diversos matices e interpretaciones. cortes. Para éstos. templa nuestras pasiones y restringe la persecución del interés privado (Kumar. Se institucionaliza y generaliza mediante las leyes. 1er Sem. adherentes a la corriente de la democracia deliberativa representada por Habermas.. la sociedad civil resulta de la organización autónoma de la sociedad. En las sociedades civilizadas existirían asociaciones políticas con autonomía local. Sin embargo. y que corresponde en cierto modo a la economía capitalista que Marx también identifica (Kumar.Sociedad Hoy 22: 25-41.. 1992 [2000]: 8-9). la conceptualización propuesta por estos autores tiene como base una adecuación crítica del dualismo habermasiano mundo de la vida/sistema. La sociedad civil moderna se crea por medio de formas de autoconstitución y automovilización. En lo específico. hay que reconocer el peso que ha adquirido la definición propuesta por Cohen y Atrato (2000 [1992]). que estabilizan la diferenciación social. e identificando subsistemas bien diferenciados. (Cohen & Arato. Otro aporte importante se desprende de los trabajos de Tocqueville en tanto rescata la dimensión asociativa y autonómica de la sociedad frente al Estado y de la economía frente a este último. cuya reconstrucción de vínculos se efectúa por fuera del Estado autoritario. La sociedad civil está conformada por la totalidad de asociaciones civiles. Tocqueville identifica tres dominios: el Estado. la esfera de las asociaciones (en especial las asociaciones voluntarias). Benhabib. 1993).

227)6. Es un espacio intermedio entre Estado y familia. / H. En estos fundamentos se arraiga la ‘celebridad’ de la sociedad civil (Escobar. Cómo se había enunciado. en sus palabras. Mouffe. Keane. Diamond. sino más bien hace referencia a las estructuras de socialización institucionalizada que hacen posible la asociación y la comunicación en el mundo de la vida. lo que le otorga legitimidad. existen varios debates o problematizaciones respecto del concepto de sociedad civil. 1999). una utopía que incluye un rango de formas complementarias de democracia y un complejo conjunto de derechos civiles. teniendo el potencial transformador de instituciones y leyes. narrar y contextualizar el discurso. una a la que llamamos ‘autolimitada’.Sociedad Hoy 22: 25-41. Benhabib (2006 [2002]) complementa al señalar que la sociedad civil no se enmarca en un modelo unitario de esfera pública. y con ello promover leyes basadas en la ratio antes que en la voluntas del soberano absoluto” (Arditi 2004:10). Habermas se convierte en promotor y defensor de la sociedad civil (Flyvbjerg. 32 . que buscó regular el ejercicio del poder del unilateral del Estado dando voz a la sociedad en asuntos públicos o de gobierno. ello puede ser discutido a la luz de los trabajo de Arendt. (p.. Foucault. 1998). en tanto afirma que en ellos sea hace uso público de la razón a través de la participación en debates crítico-racionales. Por ello. por tanto la pluralidad de actores (instituciones. sociales y políticos que deben ser compatibles con la diferenciación moderna de la sociedad” (p. entre otros. … la esfera pública es vista como el entrelazamiento de múltiples formas de asociación y organización. Así. 1er Sem. los que implican algunos de los planteamientos claves sostenidos por Cohen y Arato así como por la corriente de la democracia deliberativa. Para Arendt. afirmando que su utilidad fue “… contrarrestar las prácticas secretas del Estado. Su rol implica la influencia que pueden ejercer por medio de la organización democrática y discusión pública. que se expresa en la declarada utopía de la que hablan Cohen y Arato (2000 [1992]) “… una nueva clase de utopía. Mora N. donde ocurre la realización humana y ciudadana. especifican que la sociedad civil no es todo lo que se encuentra al margen del Estado o la economía. asociaciones y movimientos sociales) que intervienen. de allí el ánimo positivo y la defensa de la sociedad civil. la sociedad civil encarna un peligro en tanto sus acciones arremeten en el espacio de lo político. En esta línea. 6 Por ello. saludar. en cuya interacción se produce una conversación pública anónima… [esfera descentrada]… que consiste en redes y asociaciones formadoras de opinión.. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. y de organismos de toma de decisiones mutuamente superpuestos [en las que pueden prosperar]… diferentes lógicas en el acto de esgrimir razones. 11). se reafirman o encuentran expresión en ella. buscando en la esfera pública europea el fundamento de su perspectiva. aun cuando autores como Flyvbjerg (1998) señalan que existe coincidencia entre los especialistas en considerar como rasgo definitorio o distintivo de la sociedad civil un cuerpo institucional constituido por asociaciones voluntarias fuera de la esfera del Estado y la economía.

la pacificación y la resolución de conflictos en tanto se concilia el poder social y político en la sociedad civil. En Mouffe. Para García (2005). habría que desembarazar a la sociedad civil del ‘mito de la armonía colectiva’.Sociedad Hoy 22: 25-41. La crítica de Mouffe se enlaza con las observaciones de Keane (1992) y las metáforas gamscianas de ‘guerra de trincheras’ y ‘guerra de movimientos’. no se debe suprimir el conflicto –que implica suprimir la política–. Arendt concibe a la sociedad civil como sustituta de una participación política real. y cómo el poder puede ser cambiado comenzando por la clase institucional y educativa. 1992). domesticando la relación de antagonismo –convirtiéndola en agonista–. en la sociedad civil opera la función política de lograr hegemonía y dominio ideológico en varias trincheras. Mora N. 33 . “Él nos describe la utopía de racionalidad comunicativa pero no cómo llegar allí… tiene poco que decir sobre las relaciones de poder que crean estas barreras. si no observar cómo lo político es hegemónico en el sentido de institución de un orden en base a un modo articulatorio de relaciones de poder que en la disputa hegemónica implica distinciones nosotros/ellos y por ende exclusiones. y la entrada en vigor de derechos humanos básicos que podrían ayudar disminuir las barreras” (p. que contrasta o se condice con la búsqueda el poder coercitivo del Estado. Se establecería de este modo la primacía del orden. se hace efectiva para aquellas orientaciones que exacerban el diálogo racional y consensuado como expresión máxima en el marco de una esfera moral y no política7. los movimientos sociales aceleraron la destrucción de la delimitación entre lo público y privado por parte del campo social. sino a entrar en un juego en el cual se construye –en tanto exterioridad constitutiva– la idea de un otro legítimo. educación y cultura. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. y reconociendo a un adversario que se legitima más allá de que exista una resolución racional o se llegue a un consenso. En Arendt. la debilidad del proyecto habermasiano de aplicar la racionalidad comunicativa a la esfera pública y la sociedad civil –y de esta línea argumentativa o interpretativa–. reemplazando la sociedad política y la formación de una opinión discursiva sostenida en negociaciones. lo que se encuentra arraigado en una concepción insuficiente del poder.. 215). 1er Sem. donde la conflictividad no lleva a la negación del otro –suprimir al otro y descalificarlo–. mejoras en bienestar. radica en su falta de acuerdo entre lo ideal y la realidad. siendo movimientos de masas que invaden todos los dominios de la vida privada como familia. Por tanto. entre las intenciones y su aplicación. ocultando la desigualdad y la dominación presentes al interior de ella (Keane. el que suponen una homeostasis que implica la posibilidad de estructurar el orden social donde intereses particulares se integren al todo y al común. permitiendo que se generen espacios legitimados de disidencia.. Para Mouffe. si bien no se advierte una crítica que destierra a la sociedad civil. Lo relevante es observar cómo la pluralidad de actores que componen la sociedad civil se relacionan entre sí y con el Estado. homogeneizándolos masivamente y permitiendo el ascenso del totalitarismo (García. 2005). / H. En este terreno hay que reconocer la existencia de disputas y no de requerimientos preestablecidos de consenso. 7 Para Flyvbjerg (1998).

Otra discusión se puede generar en torno a analogía de la sociedad civil como ‘semillero de virtudes’. la sociedad civil conforma un terreno minado por relaciones desiguales en donde algunos actores pueden ganar más acceso al poder que otros. frente a la crisis de poder las Ong’s parecen ser representativas de la sociedad civil –intermediando y conectando a diferentes actores políticos–. 2004). En tal dirección. Lo anterior es atribuible al pragmatismo que orienta y fundamenta el acciona de las Ong’s. los grupos étnicos reavivar prejuicios hacia otros. activistas. culturales y políticos. Mora N. Ribeiro (1999) señala que si bien. etc. la familia puede constituir una ‘escuela de despotismo’ que reproduce el sexismo. Desde la perspectiva anterior. sino que es un campo de conflicto signado algunas veces por relaciones de poder no democráticas y por los constantes problemas de racismo.Sociedad Hoy 22: 25-41. Así. Yúdice (2002) plantea que la efervescencia y dilección por la sociedad civil. al igual que por otras formas de exclusión. flexible e integrador se ve disminuida al no lograr la promoción de cambios radicales. ésta … no es en sí misma una gran familia feliz o una ‘comunidad global’ homogénea. en el marco del neoliberalismo. tienden a aplaudir el potencial democratizante de la sociedad civil en una escala local. con agencias.. 1997).. la mentada incursión de las Ong’s como actores relevantes en la sociedad civil y en las movilizaciones sociales. heterosexismo. Por otro lado. bilaterales. regional y global. el ejercicio hegemónico que produce el consentimiento –o exige la articulación de consensos– se convierte en un mecanismo más sutil y menos autoritario a través del cual se despliega el ejercicio coercitivo de una dictadura (Hardt. y que se representa en la persecución de objetivos y desarrollo de tareas concretas. su eficacia en tanto sujeto político descentrado. Lo anterior puede dar lugar a nuevas formas de naturalización. Escobar (1999) llama la atención respecto a la necesidad de analizar las fronteras entre sociedad civil y Estado. aun cuando analistas. y del otro. Además. en tanto la sociedad civil se convierte en el terreno en el cual se afinca el disciplinamiento en la sociedad moderna. disponiendo sujetos normalizados. como también accesos diferenciales a recursos materiales. nacional. planteando que éstas se vuelven a menudo borrosas en las prácticas de los movimientos sociales. (Escobar 1999: 159). 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. puede obedecer al lugar asignado o provisto por el Estado luego de la liberación de su responsabilidad en el sector público social. la iglesia enseñar la sumisión a la autoridad e intolerancia hacia otros credos. 1999). Por ello. conservadores y progresistas. es- 34 . 1er Sem. no deja necesariamente al descubierto las complejas relaciones entre movimientos e instancias de base a nivel local. / H. (Kymlicka & Norman. destrucción ambiental. En esta línea. Las asociaciones vecinales pueden decir ‘no lo haga en el fondo de mi casa’. multilaterales y privadas (Escobar. fundaciones transnacionales. por un lado.

Berman. 1997. Llamar la atención sobre estos aspectos es demandar la necesidad de investigación. Sociedad civil ¿categoría analítica? Uno de los principales problemas relativos al concepto de sociedad civil presentes en la literatura. lo que guarda relación con la fuerza performativa que ejerce el entramado institucional dentro del cual la acción cobra sentido. confusiones. 20). 2004). 2002. lo que además permite relativizar las propuestas de carácter normativo de muchas de las definiciones que hoy circulan. Señala que el concepto no se arraiga de la misma manera en todos los contextos sociales. cuestión que se tiende a solapar tras las invocaciones idealistas y las tendencias teoricistas. en Escobar 1999) señala que el mismo Estado tiende a estructurar las relaciones. Kaldor. Mora N. desde un punto de vista reflexivo hace posible la toma de distancia tanto de los optimismos como de los pesimismos que recaen en su puesta en escena. no como el espacio habermasiano del libre debate y la formación de opinión. En Yúdice (2002). en tanto que Slater (1998. En el último apartado se esbozaran algunas consideraciones al respecto. sino también suscita diversas lecturas y discursos tanto en el campo político como en el científico. que no sólo sostiene la aparición de nuevos actores sociales que se ponen en movimiento en la esfera pública (Arditi. Algo de esto advierte Diamond (1997). 2003. Schild (1998. / H. una categoría política. 2004). Arditi. el requerimiento hacia la teorización demanda la consideración del contexto en el cual el concepto de sociedad civil se corporiza. 2000.Sociedad Hoy 22: 25-41. e incluso. planteando ello se realiza con recursos culturales de la propia sociedad civil. Esto nos lleva a situar la crítica epistemológica y cuestionar el tipo de concepto que se ha estado construyendo. 1997. su delimitación como entidades autónomas. divergencias y desacuerdos respecto de su contenido (Kumar. y su pertinencia para el análisis social. Lo interesante de estas disquisiciones o contrapuntos es la utilidad metodológica que brindan. en Escobar 1999) advierte que los vínculos entre ésta y el Estado hacen ilusoria la idea de una confrontación. 1er Sem. Taylor. Borman. para quien estudiar la sociedad civil se torna relevante en tanto permite comprender los cambios democráticos acontecidos. pecíficamente se pregunta “… hasta qué punto es viable imaginar la sociedad civil. Pero esta situación es común en el campo de la ciencia –en 35 . pero se hace necesario trascender la visión unidimensional y simplista que se basa en la antinomia Estado/sociedad civil e incorporar una conceptualización más compleja y elaborada. Hay que reconocer que sociedad civil es un concepto en disputa.. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Meschkat. sino más bien como la criada de las políticas liberales que reducen y privatizan lo social y lo cultural” (p. 1993.. refiere a la polisemia. cuestión que se ha ilustrado en el acápite anterior.

. su recuperación en los ’70 y ’80 es precisamente política. la sociedad misma…” (pp. sino también con los profesionales de la producción simbólica (escritores. democracia. “el trabajo sociológico no podría. desde una perspectiva teórica distinta. Dichas nociones vulgares se encuentran en la base de la ciencia así como en la trama de nuestros razonamientos. democracia. el término es recuperado como categoría de la política o en el campo político (Bourdieu. 1997.Sociedad Hoy 22: 25-41. cultura. cada uno de los especialistas está allí en concurrencia no solamente con los otros científicos. Pero lo realmente problemático arranca de un ‘hecho’ que guarda relación con la construcción y uso del concepto. 1983 [1994]). sino la necesidad de adecuación entre estos niveles. Como advierte Lenoir (1993 [1989]). Kaldor. conceptos de Estado. particular de las ciencias sociales–. generando una mirada crítica sobre su contenido y su puesta en práctica. / H.. lo que lleva a que sea sometido continuamente a las fuerzas simbólicas que operan en la disputa por el monopolio legítimo sobre el objeto (Bourdieu. u optar por la metódica wittgensteiniana de los casos o ejemplos paradigmáticos. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. comunismo debiesen estar prohibidos en tanto no sean construidos científicamente9. así se habla también de la distinción entre conceptos sensible o concretos respecto de los científicos (Blumer. Si bien esto es interesante desde el punto de vista analítico –las definiciones. siendo incorporado discursivamente en el mundo social y continuamente ‘invocado’ en este campo. consistir en registrar los datos construidos según categorías que son el producto de un trabajo social” (p. la misma situación acontece para términos como populismo. Más aún. sociedad. planteando la distinción entre construcciones de sentido común y pensamiento científico (primer y segundo orden). 56-57). Mora N. disciplina. 9 El problema que define Durkheim (1895 [2000]) ha sido piedra angular de los debate epistemológicos que ha tenido lugar en ciencias sociales. usos o apropiaciones sociales del concepto–. quien señaló que “… los hombres no han esperado el advenimiento de la ciencia social para hacerse ideas sobre el derecho. cuestión que se relaciona directamente con la construcción analítica del objeto. el campo científico se encuentra en una situación diferente a la de otros campos. el Estado. soberanía. que en tanto propias del mundo social. debiese ser advertido por los investigadores que refieren al término. la moral. Esto fue advertido tempranamente por Durkheim (1895 [2000]). la familia. 1er Sem. política. y de ahí la necesidad de establecer la distinción y distanciamiento de las “nociones vulgares o prenociones”. 2003). y mezclas poco claras de impresiones vagas. Schütz (1962 [2003]) identifica el mismo problema de fondo. 1999).. hombres políticos. debido a que “. así pues. donde los términos no son unívocos ya que se encuentran permeados por las distintas miradas teóricas8. 1999). 57). movimiento social. “… despiertan en nosotros nociones confusas. socialismo. permiten su existencia. o de conceptos de experiencia próxima y experiencia distante (Geertz.. prejuicios y pasiones…” (p. 36 . perio8 Entre otro. Como señaló Bourdieu (1999). 71). no postulando un quiebre radical. Esto obliga a estar continuamente estableciendo los marcos desde donde nos situamos. tanto en el contexto de Europa del Este y América Latina (Taylor. 1969). libertad política. etc.

hay que reconocer que es una abstracción.. 8). las formas sociales que éstas 37 . La exigencia para aproximarnos conceptos que gozan de tanto ‘prestigio’ en el mundo social. a saber si la sociedad civil puede ser postulada como objeto de estudio o categoría analítica. en otros problemáticas. y que el análisis social no versa sobre la sociedad civil como objeto empírico. trabajan para imponer su visión de mundo” (p. ya sean las formas de coordinación. entre otras cosas. distas) y. en la mayoría de los casos. sobre todo.. con todos los agentes sociales que. 1er Sem. Para Meschkat (2000) hay poderosas razones para cuestionar el valor analítico del concepto.. que arrastra la ignorancia de la lógica específica del campo científico. en la producción de asociaciones o relaciones. / H. y que se ‘reconocen’ fuera de la orgánica o estructura del Estado –espacio civil o ciudadano. contra el cual se construye la representación científica del mundo. es anularlo como científico capaz de poner las armas irreemplazables de la ciencia al servicio de los objetivos perseguidos.Sociedad Hoy 22: 25-41. asociación. con fuerzas simbólicas y éxitos muy desiguales. en casos colaborativas. coordinan. involucra una dimisión. La sociedad civil se observa por los rastros que deja.. La sospecha está en los normativismos y defensas apasionadas. la complejidad definicional. algo que está allí. radica precisamente en reconocer la diáspora. su uso discursivo y encaminarnos a su construcción desde un punto de vista crítico que implica un reconocimiento de las variaciones conceptuales existentes (los escorzos del objeto). más ampliamente. sino entender el contexto en el cual surgen y modifican los conceptos políticos. renunciando al empleo de una noción general que cada cual interpreta según su gusto” (p. El tipo de relaciones. el mismo autor planea que no se trata de cuestionar su función específica en las confrontaciones en la arena social. A riesgo de realismos y cosificaciones. las redes que tienen lugar entre actores sociales que demandan.. de dar los medios para comprender. sin otros fines ni medios que los de un político ordinario. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. 113).. 125).. Agrega que los concurrentes del exterior como del interior pueden apelar al sentido común. agrega Bourdieu (1999). Pero esta reflexión deriva otro problema. “. es perfectamente posible referirse a hechos y procesos sociales concretos. lo que da a ‘lo civil’ su carácter social. sugiriendo que “. que buscan tener injerencia en la política pública. se diferencian y/o interactúan con el Estado. No en vano se tiende a señalar a los movimientos sociales como una de sus expresiones centrales más vitales (Escobar. una cosa visible o que deba ser postulada. Mora N. Por tanto. reducir el investigador al rol simplemente militante. el situarse reflexivamente en una posición y ver su potencial explicativo o interpretativo –jerarquía actos epistemológicos que puede partir desde la teoría o desde la ‘realidad social’. Sin embargo. sociedad civil –en su versión contemporánea– obedecería a la delimitación de un campo fenoménico en el cual se reconocen un continuo de relaciones entre actores que se expresan en el espacio público. 1999).. Podríamos señalar que interesan en principio. La reducción a ‘lo político’. los límites que los determinantes sociales de las disposiciones militantes imponen a la crítica y a la acción militantes” (p.

se debe reconocer el carácter relacional de lo social –discutiendo las visiones monocausales o unidireccionales–. se han levantado un sinnúmero de críticas. hay que reconocer que este apronte epistemológico permite e implica una toma de posición. Tal como advirtieron algunos clásicos de la teoría social. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Esto mismo debe propiciar que a nivel teórico opere la sospecha respecto a configuraciones conceptuales que aparezcan como conflictivas y discutir cómo se muestran en el discurso social y académico a través de la tematización y problematización más que desde la asunción o aceptación. 2004). en tanto: afirma la dicotomía sociedad/Estado o sociedad contra el Estado (Arditi. en el marco de una actitud reflexiva que permita analizar las propias construcciones científicas y de cómo ellas son a su vez referidas en el mundo social. y advertir. la realidad social requiere conceptos que permitan entender la complejidad y naturaleza emergente de los fenómenos. este papel debe considerar aquellas construcciones que se ponen en escena en el campo científico. en tanto incluye-excluye. hay que reconocer como la ruptura y la reconstrucción permiten una actitud vigilante sobre lo que aparece. a través de una escrutinio sistemático y/o genealógico. como plantea Yúdice (2002). en torno a su figuración. los actores que concurre. posiciones encontradas e incluso definiciones radicalmente distintas hacen pensar que un mismo término comprende-recorta ámbitos muy diferentes. adquieren. inscribir puntos de vista divergentes solapados por discursos hegemónicos. así como advertir el grado de indeterminación que lo atraviesa.. Si reconocemos con Arditi (2004) que sociedad civil es una categoría política. Se hace necesario problematizar concepciones simplistas o unidimensionales de la realidad que recalen en posicionamientos conceptuales polares y/o dicotómicos. En este nivel. esto. más aun. teórico y metodológico. promueve disputas acerca de quiénes 38 . en tanto posibilita relativizar aquello que se presenta como unívoco. 1er Sem.. Sin embargo. y promover de este modo la emergencia de la duda sobre conceptos y objetivaciones en tanto naturalizaciones producidas en del mundo social y científico. Comentario final Las ciencias sociales tienen como papel fundamental contribuir a “develar”. Mora N. las configuraciones que expresan en el campo social. si la ponemos en los labios de los diversos actores sociales.Sociedad Hoy 22: 25-41. el análisis social ha de propiciar su escrutinio a partir de una aproximación que recupere ciertos principios analíticos a nivel epistemológico. las reivindicaciones o propósitos que promueven. / H. Por otro lado. La invocación del concepto de sociedad civil no ha sido unívoca. allí radica su potencial. las situaciones locales. estructuras naturalizadas en el mundo social. los contextos. los efectos y las vinculaciones que establecen con el Estado han de ser descritas considerando. fundamenta o critica una determinada perspectiva.

. Revista Internacional de Filosofía 39 . 1996) que emerjan utilizando categorías propias y definiendo nuevas estrategias para plantear sus puntos de vista frente al Estado u otra institucionalidad. es vista como espacio residual de una pseudo-política que contrasta con la practicada desde los partidos (Arditi. J. se mistifica como reserva moral de la política o “semillero de las virtudes cívicas” y fruto de exigencias que no necesariamente cumple o debe cumplir (Kymlicka & Norman. Por ello. impide la expresión de identidades autónomas o de formas de subjetivización política (Rancière. y asumir el desafío de objetivar las formas de objetivación. Sin embargo. Su uso en el campo social y político no está libre de tensión cada vez que puede tener presencia en el marco de: a) reivindicaciones políticas que encarna la inscripción de una parte de los sin parte –que la rechazan definiendo otras formas o categorías. realizando su invocación como principio de autoridad o legitimación discursiva. Arditi. Hay que advertir que la misma polémica discurre respecto de conceptos actualmente en boga como son multiculturalismo e interculturalidad. o de aquellas que son legitimas o legitimadas a la hora de expresar desacuerdos.Sociedad Hoy 22: 25-41. 1997). 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. (1994). 1994). la primacía de tal o cual modelo de sociedad civil –un modelo inspirado en una corriente teórica particular– puede tornarse en referente incuestionable a la hora de establecer prescripciones normativas respecto de aquello que forma parte o no.. Más allá de la naturalización de estos conceptos en el lenguaje científico. los fenómenos sociales nos obligan a resituar constantemente nuestras interpretaciones. b) presentación a-política. 1er Sem. No obstante. que lleva a considerar a la sociedad civil como una entidad desde donde se habla. 2004). debe cumplir su rol como analista. es sujeto de discursos respecto del que se proclama la necesidad de protección y fomento (Kymlicka & Norman. La paradoja de la sociedad civil. forman o no parte de ella (Alexander. más que un comentarista de la sociedad. es tratada con sospecha en tanto alberga intereses cercanos al corporativismo (Taylor. Mora N. en tanto los actores se autodefinen como movimiento ciudadano no politizados –sitúen al margen de los partidos políticos y de la política–. explorar su puesta en escena en el “mundo social” es una exigencia que incluso nos lleva cuestionarles en tanto categorías analíticas. en tanto emergentes. 2004). entre muchos otros. podemos preguntarnos ¿cuánta luz arrojan sobre la oscuridad? Referencias Alexander. principios y variantes de movilización y contenido de demandas. Los conceptos pueden ser redefinidos e incluso desechados. Conceptos como éstos se aceptan. 1997. configuran campos de interés. el científico social. / H. c) una cosificación-objetuación. Pensar en un modelo de sociedad civil inspirado en una racionalidad comunicativa particular. 1997). áreas de formación o especialización y nuclean intereses de investigadores que les reproducen.

(1969). Hardt. Naturaleza. E. L. Sobre la posibilidad de pensar la sociedad civil en Hannah Arendt. Intelectuales. Arditi. Bourdieu.pdf Kaldor. The University of Chicago Press on behalf of The History of Science Society. Rethinking civil society: Toward consolidation. A. (1994). 1-21 URL: http://www. M. (1999). http://www. N. 210-233. La sociedad civil. T. (2004). (1999). Journal of Democracy 5(4). Arato. 113-131). (2005). El final del salvaje. URL: http://www. México: Fondo de Cultura Económica. B. Benhabib. Escobar. Symbolic interactionism.jstor. (2003). Mora N. New Jersey: Prentice Hall. 1-21. La desaparición del la sociedad civil. Sociedad civil y teoría política. Bobbio. Estudios Sociológicos 20 (2).insumisos. URL: http://e-spacio. Política 4. Osiris. Trayectoria y potencial político de la idea de sociedad civil. (1895 [2001]). A. Blumer. Geertz. Some Preliminary Considerations on Science and Civil Society. C. García. (2002).jstor. (1983 [1994]). (2002 [2006]).. Flyvbjerg. Estado. E. De la teoría a la realidad (pp. Buenos Aires: Katz Editores. 1er Sem.org/stable/3569364 [Accessed: 29/05/2011]. Revista Interticios 10 (22-23). Ensayos sobre la interpretación de las culturas. México: Colegio de México.com/lecturasinsumisas/La%20desaparicion%20de%20la%20sociedad%20civil. 583-593. Las reglas del método sociológico. URL: http://www. (2002). política y poder. Science and Civil Society. B. Movimientos sociales y sociedad civil: una mirada desde América Latina. cultura y política en la antropología contemporánea. 199-209. 4-17. Perspective and method. Diamond. Surgimiento. Habermas and Foucault: Thinkers for Civil Society? The British Journal of Sociology 49 (2). 40 . (1999 [2006]). A. S. 73-89. 17.. D. Las reivindicaciones de la cultura. (1992 [2000]).Sociedad Hoy 22: 25-41. Gellner. Royal Institute of International Affairs and Blackwell Publishing 79. México: Fondo de Cultura Económica. (3). 2nd Series.org/stable/3655265 [Accessed: 9/04/2011] Cohen. P. (Coord. Borman. ocaso y reconstrucción del concepto de sociedad civil y lineamientos para la investigación futura. The Idea of Global Civil Society. Igualdad y diversidad en la era global. / H. A. (1998). gobierno. H. Bogotá: CERC. Conocimiento local. 13-38. Bacelona: Paidós. Revista Metapolítica 1 (2).php?pid=bibliuned:filopoli1994-4-01A4BD06-BFBA-1900-8E61-A31BB8243E95&dsID=paradojas_sociedad.org/stable/591310 [Accessed: 29/05/2011]. pdf [Accessed 18/3/2011]. Revista Mexicana de Sociología 66 (1). Adam Ferguson y la sorprendente solidez de la sociedad civil. 371-386. Durkheim.).es/fez/eserv. M. En Olvera. México: Fondo de Cultura Económica.jstor. J. sociedad. y Arato.uned. (2004). C. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. (1989 [1996]). Bobes. (1997). Buenos Aires: Eudeba.

41 . democracia radical.jsp?iCve=18100116&iCveNum=413 [Accessed 25/10/2010]. 375-395. México: Siglo XXI. (1989 [1993]). El retorno del ciudadano. El desacuerdo. P. (2002). 1er Sem. & L. Una revisión de la producción reciente en teoría de la ciudadanía. Barcelona: Gedisa. 2012 ISSN 0717-3512 Sociedad civil: problematizando. Kebir. (1991). / H. The British Journal of Sociology 44 (3). Lenoir. Revista Ágora 7. (1993 [1999]).. (1999). Pinto. K. El problema de la realidad social. (1993). Buenos Aires: Amorrortu. Revista Maguaré 14. G. Ch. R. pluralismo. Argumentos filosóficos: Ensayos sobre el conocimiento. Comunidad. El recurso de la cultura. Gramsci y la sociedad civil: Génesis y contenido conceptual. K. Nueva Sociedad (115). S.Sociedad Hoy 22: 25-41.mx/src/inicio/ArtPdfRed. Barcelona: Paidós.. URL: http://www.. (2000). G. 57-102). Buenos Aires: Nueva Visión. Una crítica a la ideología de la sociedad civil. Barcelona: Paidós. A. 127-134. Kumar. (1997). Schütz. Iniciación a la práctica sociológica (pp. Ch. J. Meschkat.URL: http://redalyc. La condición de la transnacionalidad. Kymlicka. W. Taylor. 74-113. (1997). Yúdice.jstor. Revista Nómadas (1). el lenguaje y la modernidad. El retorno de lo político. D. Civil Society: An Inquiry into the Usefulness of an Historical Term. Lenoir.uaemex. Rancière. Ribeiro. R. ciudadanía. W. (1996). Merllié. Mouffe.org/stable/591808 [Accessed: 29/03/2011]. y Norman. Objeto sociológico y problema social. Mora N... Política y filosofía. (1962 [2003]). 5-42. En Champagne.