You are on page 1of 12

EL FINAL DEL COMPLEJO DE EDIPO EN LA

MUJER
( DE LA DUPLICACION A LA INDIVIDUACION).
Dra. Alcira Mariam Alizade

"Después de todo, hace ya tiempo que hemos renunciado a toda
esperanza de hallar un paralelismo puro y simple entre el desarrollo
sexual masculino y el femenino".
I- INTRODUCCION
Este trabajo propone un final del complejo de Edipo en la mujer. Se aparta de
la concepción freudiana del edipo femenino. Estudia el complejo a la luz de
las experiencias de duplicación (dos en uno) e individuación. He querido
exponer mi punto de vista y su correlato técnico hoy entre ustedes a fin de,
gracias a un fértil intercambio, continuar la exploración de esta importante
cuestión.
El complejo de Edipo presenta dos aspectos del edipo: el teórico-abstracto
con sus dimensiones míticas, históricas y antropológicas y el clínico vivencial
en el campo de trabajo analítico.
Es una compleja estructura en la cual se adopta un mito para explicar un
núcleo psíquico que produce efectos organizativos. El término complejo es de
origen junguiano. Entiéndese por tal a un conjunto de círculos de
pensamientos y de intereses dotados de poder afectivo.
Edipo constituye una matriz abstracta sobre la cual podemos armar el
enredado de fantasías y afectos de nuestros analizandos. Cada quien de
acuerdo con su situación edípica peculiar, sus series complementarias, su
medio cultural, su etnia, conformará su personal encrucijada donde se jugará
la trama edípica. Cada mujer tendrá su resolución o detención edípica
personal, su historia privada, sus naufragios posibles, con ritmos especiales,
tiempos y vicisitudes. Nos cuidaremos del peligro de etnocentrismo en
nuestra observación clínica privilegiando una escucha abierta y libre de
prejuicios.
Sófocles al igual que Shakespeare y muchos otros fueron artistas de la
literatura transmisores de verdades del inconsciente que plasmaron en sus
personajes. Freud, en su famosa carta a Fliess,descubre una similitud entre
sus propios sentimientos de amor, odio y rivalidad hacia sus progenitores con
la trama de la pieza de Sófocles y les otorga la categoría de tragedia
universal.
El inmortal escrito describe las vicisitudes actuadas del parricidio y del
incesto y los movimientos alternantes de amor y odio hacia los progenitores
que inauguran las problemáticas de la triangularidad (hijo, padre y madre)
1

etc. En la escuela argentina J.Abuchaem planteó un complejo de Edipo temprano que se inicia en el momento del nacimiento del infans y cuyo origen proviene de la herencia filogénica. II ETAPAS EVOLUTIVAS Y COMPLEJO DE EDIPO El complejo de Edipo tiene una travesía: antecedentes. Para M. El primer gran brote ocurre en la infancia. el final. A. 21) una operación gracias a la cual se asume una función de apertura... En su travesía se observa la lucha del psiquismo entre la tentación de la fusión y la tentación de la libertad. El sepultamiento. respectivamente. avances y retrocesos. El movimiento libidinal de asesinato del padre es. la declinación. en la renuncia objetal al deseo incestuoso hacia los padres. al decir de Leclaire (p. Edipo simboliza al ser en pos de la verdad a cualquier precio seguida de la purificación expiatoria. se extienden aproximadamente desde la mitad del primera año hasta el tercero de la vida del niño" (pag. M.. la destrucción del complejo de Edipo.139) y un poco más adelante agrega:. en sus múltiples sinonimias y traducciones denotan matices que permiten discutir si se trata de un naufragio parcial.como modelo primario de todas las triangularidades futuras. la experiencia de la maternidad. los impulsos genitales aparecen al mismo tiempo que los pregenitales y los influyen y modifican. Al expiar su tragedia asume la dimensión ética.. de una destrucción total o de un lento ocaso. La violencia y el error. Las potenciales patologías constituyen un frondoso capítulo clínico.. instalación y naufragio. El naufragio total es un ideal. las crisis vitales. Se reactiva en distintos momentos tales como la pubertad. Klein (1928 ) ". Estos tiempos.149). hace importantes contribuciones con la introducción conceptual de la fase genital previa del edipo temprano." No creo que se pueda hacer una distinción bien definida entre los tempranos estadios del conflicto de Edipo y los últimos. El complejo decanta en una formación metapsicológica denominada superyo. El complejo de Edipo evoluciona por brotes.. 2 . consolidan un psiquismo sano. las etapas madurativas. La tiempos edípicos de la oralidad descriptos por estaa autora pertenecen al primer año de vida."(pag.Klein y Freud. hasta donde llegan mis observaciones. debidamente sorteados. la ruptura radical con una legislación paralizante elevan a nivel simbólico el mito del asesinato del padre. Aberastury . Puesto que.los estadíos tempranos del conflicto de Edipo y de la formación del superyó. episodios. retrotraen al complejo de Edipo a distintos tiempos del infans. De la trama psicoanalítica del complejo de Edipo se desprende el concepto de transgresión/prohibición/culpa como elementos estructurantes. Su potencia fantasmática irradia en ese acto mítico que concretiza las grandes fantasías de incesto y parricidio.

Se ofrecen como soportes identificatorios para que el niño se introduzca en el campo estructural de las pasiones amorosas. las representaciones y afectos edípicos se conjugan con el acopio pulsional de la pubertad para librar nueva batalla en el psiquismo. el complejo se inicia alrededor de los 3 años de edad. El amor se acopla al odio. La exogamia es precaria. etc. La repetición muestra con frecuencia una trama edípica que insiste en mostrarse en su dramática propia en busca de una potencial liberación. debidamente organizado. Los padres proveen la matriz preedípica de la identificación primaria y la matriz identificatoria del complejo de Edipo propiamente dicho.. Primer gran movimiento psíquico de domesticación de las pulsiones . la frustración y la aceptación de la ley y la prohibición del incesto. de los ideales narcisistas y de los imperativos normativos cuya crueldad o ferocidad varían según la estructura clínica. Al fin de una exitosa adolescencia. los objetos primarios reaparecen en los nuevos objetos elegidos 'porque se les parecen o ' porque no se les parecen'. La libertad es exigua. Una vez declinado el Edipo . Los errores y desaciertos cunden. el niño entra en la latencia. Se elige según el padre protector. Las series complementarias influyen en la configuración que adoptan las resoluciones parciales y los intentos de liquidación del complejo de Edipo. lo que uno deseó ser. que consiste en el carácter inalcanzable del amor edípico entre la niña y la madre y el varón y el padre. El complejo reverdece. P. El nódulo del superyo es el primer preámbulo de una conciencia ética.Blos hace hincapié en este punto. la madre nutricia. Se editan nuevas versiones del conocido drama. se superan estos conflictos edípicos negativos. transformado por los cambios fisiológicos y la potencialidad erógena. Las elecciones de objeto y la consumación de la sexualidad están al alcance del cuerpo. Estima que la disolución del conflicto edípico hacia el final de la fase fálica es normalmente parcial.Para Freud. La adolescencia transcurre con lo que denomina la 'defensa edípica adolescente" . Las experiencias se transforman en catalizadores tendientes a producir las reacciones psíquicas necesarias para liquidar el complejo. Agazapado en las redes mentales. En la adolescencia tiene lugar una recapitulación del complejo de Edipo y una continuación. Nueva travesía y nuevo naufragio. con sus herencias y compartimentos. 3 . Está habitado en su intimidad por una metapsicología que le es propia. Nace el superyo como instancia de internalización de la ley. El superyo es el heredero del complejo de Edipo) así como el heredero de la novela familiar.

en general. las fantasías en las niñas de portar un hijo. La exogamia adviene por añadidura. La diferencia de los sexos se corresponde con diferencias míticas. Está sujeta a ciclos y a ritmos. aportaron estudios que demostraban la importancia de la vagina y la vulva en el psiquismo de la niña. Los imperativos culturales influyen al destinarlos a las funciones públicas y a la conquista de la libertad. clama por una autonomía deseada ambivalentemente.Salomé escribió un interesante trabajo al respecto titulado sugestivamente:" Sobre las consecuencias de que no fuera la mujer quien matara al padre". Por cierto que Karen Horney. el excesivo hincapié en la envidia al pene en la mujer obturó las investigaciones que desmintieran. Edipo fue hombre. Jung utilizaba este término como sinónimo del complejo de Edipo en la mujer. Enajenado en lazos objetales ineludibles. que marca su destino. una vagina y un útero. Escribió : "Solamente en el niño se establece esta relación. el potencial de maternidad de toda niña-adolescente. El varón parecería tener facilitado el acceso a su autonomía mediante una próspera identificación al padre exogamizante en la última parte de su complejo de edipo. III EL COMPLEJO DE EDIPO EN LA MUJER Veamos el complejo de Electra y la discusión a que dió lugar este concepto. Los anhelos maternales. el niño logra una primera individuación estructural al superar este complejo. La mujer. Por ende. tiene en su haber enorme riqueza fluidifical: leche.Es necesario tomar en consideración los procesos de individuación que acompañan a los tiempos del edipo. entre el amor hacia uno de sus progenitores y. complementaran o suavizaran el alcance de tamaña tesis. y una latente potencialidad gestante. Freud se opuso a esta denominación al dictaminar que el edipo del niño no es simétrico del de la niña. Melanie Klein. entre otros autores . sangre. Electra no mató a su madre para acostarse con su padre. simultáneamente. flujo. hemos de confesar que nuestro conocimiento de estos procesos evolutivos en la niña es harto insatisfactorio e incompleto". las consecuencias psíquicas de poseer una vulva. Este amplio ámbito de mujer genera complejidades psicofísicas en la cual se 4 . el complejo de Edipo le pertenece al varón. no se limitan al sentimiento envidioso y a la ecuación esperanzada pene-niño. La horda mítica estaba compuesta por hombres. el odio hacia el otro como rival". La mujer tiene complejo preedípico y edípico con características peculiares. la balanza psicoanalítica se inclinaba categóricamente hacia la universal preminencia de la envidia al pene. Las mujeres no han cometido parricidio. La necesidad de individuación vuelve a plantearse perentoria en la crisis adolescente cuando el joven en su rebeldía. Lou A. En su honestidad científica ha escrito :"Pero. Por otra parte. Aún así. Jones.

Es la base necesaria para que se instale la "autoconservación psíquica" fundada en la preocupación afectiva amorosa del semejante de que el infans viva y crezca saludable . baño de palabras. No se trata de una femineidad de mujer sino del elemento femenino preponderante en esta etapa de la vida. Se produce un estrecho "dos en uno". La femineidad primordial es eminentemente carnal y sensorial. Las mujeres experimentan consecuencias psíquicas biológicas. La forma preferida le sale al encuentro en las circunstancias felices. costumbres culturales y conformaciones psicobiológicas. etc. pecho amante. 1) FEMINIZACION PRIMARIA E IDENTIDAD HUMANA (primera duplicación carnal). sensorialidades. IV ANTECEDENTES: TIEMPOS EDIPICOS TEMPRANOS. de impregnación por el otro significativo. Cada quien al nacer es precipitado a las turbulencias de las transformaciones del nacimiento y recibe los efectos psicosomáticos de la femineidad primaria. El universo cenestésico se despliega frondosamente y el senti encuentra múltiples envolturas tanto benéficas( visuales.La identificación primaria es una identificación con la figura del padre y/o de la madre de la prehistoria primordial. En este periodo la fusión con la madre ocupa el primer plano. Existe una anatomía cultural construída por el imaginario social que los estudios de género han develado inteligentemente. Tiempo de vivencias primarias. Este es un tiempo de desamparo y vulnerabilidad. Al género femenino le corresponden mitologías que le son propias. Apego mediante. Esta fusión extrauterina prolonga la fusión intrauterina. secreciones. olfativas. El infans está inmerso en un campo de pasividad. previa a su identidad sexual o identidad nuclear de género. manipulaciones. rígidas). cuerpo tibio de formas redondas. de surgimiento de protoafectos . Esta femineidad originaria es una femineidad común a todos los seres humanos independientemente del sexo.etc) como dañinas (tóxicas. se instala la simbiosis diádica o primera duplicación carnal . fisiológicas. ritmos. que comprenden sensaciones y pulsiones irrepresentables. cuerpo a cuerpo. La inmersión en el contacto de múltiples seres humanos del infans va plasmando (identificación primaria mediante) el molde básico de su identidad humana. psíquicas y sociales. donde se funden sensaciones.entremezclan cuestiones de sexo y de género. 5 . Asimismo es un tiempo de invasión ajena. transitividad y un mar de sensualidad. Se basa en el intercambio deseante sensual.

La madre se torna fálica. Aulagnier se ha ocupado de este aspecto al describir los efectos de la violencia materna primaria sobre la psiquis del niño. El narcisismo es el sustrato originario de las mecanismos de idealización. Coexiste a veces con una acentuación del par pulsional sadismo-masoquismo. pues favorece la infantilización psíquica en la adultez y la vulnerabilidad resultante de una perentoria necesidad de apego con los semejantes. Movimiento pulsional incipiente de enormes consecuencias psíquicas a nivel individual y gregario en tanto sede potencial de perversiones.. El poder. enraizado en la pulsión de dominio inicia sus demandas y sus berrinches infantiles. primer cuerpo todopoderoso que hace soñar con la completud. es poseído por la voluntad ajena. tendrá consecuencias patógenas. La feminización primaria. Las pulsiones parciales se unifican y tiene lugar el famoso nuevo acto psíquico que inaugura el narcisismo . es deseado de determinada manera. a esta vivencia. al crecer en desmedida conforma el campo de la egofilia ilimitada donde se juegan fantasías de omnipotencia. LA PREGUNTA SOBRE LOS ORIGENES (la duplicación preedípica) Es un tiempo de omnipotencia e idealización.vía posterior ideal del yo y también es el gran engendrador del orden fálico al adquirir imaginarias dimensiones de exagerado grandor. Priman las identificaciones alienantes y la persona no accede a su autonomía psíquica y adecuada maduración. Primer falo que fabrica fusión perfecta. Freud ha expresado que la satisfacción del infans en brazos de su madre habiendo sido amamantado remeda 'una suerte de orgasmo'. He aquí una diada expresada en la fusión preedípica de dos cuerpos que parecen concentrar un mundo totalizador. Necesario para la adquisición de una adecuada autoestima. Entre ambos 'hacen corriente fálica'. His o Her Majesty the baby se consolidan en este segundo tiempo que quisiera ignorar la frustración de la existencia y vivenciar fantasías apaciguadoras de completud. 2) FALICIZACION PRIMARIA. El sadismo inocente que Freud describe es la fuente de las primeros ejercicios de crueldad. He aquí la femineidad hecha cuerpo en su incipiente conformación. Se observa en esta etapa la duplicación preedípica 6 . prototipo primario de los futuros orgasmos femeninos. El hijo se torna falo para la madre. He denominado orgasmo primordial. la madre se torna falo para el hijo. si se prolonga en demasía.El recién nacido es pensado..

La anatomía comienza a hacer destino. Los conflictos con la imago materna suelen retornar en la figura del marido . Lamentablemente. El adulto protege con su cuerpo grande y con su imaginario poder amasado entre narcisismo y pulsión de dominio. padre y madre. El falo se adhiere anatómicamente al pene. de la sexualidad ligada a la temporalidad y a los procesos de creación. Sobre todo si se "es falo fusionado a un objeto primario". 'el falo queda instaurado en la cultura mas allá de cualquier persona. Reactiva el desamparo y exige medidas defensivas extremas. Implica inmunidad frente a la 'dura vida enemiga'. "Ser falo" es "ser seguro". Los niños de ambos sexos iluminan el firmamento con importantes cuestiones : De dónde vienen los niños? En esta fantástica pregunta se esboza una tragedia fundamental. El falo se tiene pero no se es" Cuando este autor en su estudio del edipo en Lacan señala que el falo simbólico puede ser reemplazado por otra cosa al establecerse equivalencias simbólicas. El primer y segundo tiempo recientemente expuestos que anteceden al complejo de edipo son comunes a varones y a mujeres.La primera gran pregunta infantil surge incontrolable. odios e identificaciones con los objetos primarios. sustituto imaginario de la madre. Estos pequeños dioses primarios para la mente del niño conforman un círculo de seguridad frente al desamparo inicial. 3. La condición humana es interrogada tangencialmente en esta temprana inquisición sobre la extraña aventura de haber nacido.EDIPO FREUDIANO PROPIAMENTE DICHO (La duplicación simbólica o del preedipo invertido) Este es el gran tiempo freudiano del complejo de Edipo. El padre y la madre se constituyen en referentes fálicos estructurantes y protectores. La dinámica del falo se prolonga a lo largo de toda la vida enraizada en estas situaciones vivenciales tempranas. la primera dimensión trágica humana: tomar conciencia de la vida y de la muerte. protuberancia visible narcisisticamente sobrevalorada. Cuando adquiere valor simbólico. Vale decir. 7 . "Ser falo" es un certero refugio psíquico. donde fluctúan amores. se tiene el falo pero uno 'no se la cree' como se dice vulgarmente. crecimiento y destrucción. la mayoría de los seres humanos se esfuerza en tener el falo y la confusión entre tenerlo y serlo es mucho más frecuente de lo que la salud social requeriría. enfatiza que se mantiene en esas circunstancias la distancia entre el símbolo y lo simbolizado. El individuo dotado de falo no confunde la posición que transitoriamente ocupa con la asunción personal de esa función como constitutiva de su ser. En las mujeres el tiempo de fusión preedípica se caracteriza por su intensidad y su prolongación en el tiempo.

Emerge la envidia al pene en la niña y la sorpresa frente a la diferencia sexual anatómica. situaciones y objetos carentes de atributos fálicos. Esta herida narcisista enmascara otra de mayor alcance provocada por la ignorancia frente al misterio de los orígenes. Intensos mecanismos de defensa actúan al servicio de la negación de la realidad. para caer en una nueva duplicación potencial basada en su 8 . Pero en la zona genital no hay nada. flujos. A este imaginario individual y social se agrega la desazón al observar que nada crece en esta zona de concentración de la autoestima. El clítoris nunca ha logrado equipararse al pene.. sangres. Aparentemente son mujeres. "Realiza" de facto esta incompletud al mostrar en la carne y sus funciones la inermidad humana frente a la misteriosa e inevitable muerte. La niña desea poseer el atributo de máxima valoración (pene) que confiere autoestima y poder. Nace el continente negro freudiano. Despierto con angustia" . Cunden la ansiedad de separación. Todo liso.Bleichmar y Joyce Mc Dougall. La falicización genera competitividad y sufrimiento psíquico al proponer ideales narcisistas que se convierten en metas inalcanzables. los varones también envidian al pene en la medida en que sobreestiman un pene grande en perpetua erección del cual carecen. El cambio de objeto devuelve la serenidad. Como señalaran H.libre de la fusión preedípica. El paso del tiempo y la persistencia de la imaginaria carencia exacerban el sentimiento de una potencial inferioridad biológica. El sueño de una joven analizanda dice así "En una playa deambulan seres desnudos. El padre emerge en el horizonte. Nada en los genitales. La vulva de la mujer imaginariza un espacio psíquico de 'no tener'. superficie sin agujeto. su soledad es desilusionante. la vagina misteriosa. La hostilidad hacia la madre devaluada y el drama de la castración dirigen el movimiento de separación preedípica. La niña no está bien en sí. imaginariza la incompletud. la fantasía del 'todo tiene pene' eminentemente protectora frente a ansiedades de aniquilamiento y la percepción de la vulnerabilidad humana. sin pene.. El objeto padre sí tiene pene y ahora.la niña inaugura un tiempo de ecuaciones tranquilizadoras: pene/niño. La castración mayor enfrenta al joven ser a la transitoriedad de la existencia y a la mortandad. la angustia de vaciamiento y de abandono ante la incompletud femenina. sin pelos. El niño se acerca al conocimiento de la vagina y se apura en atribuirle un pene a la entrada de túnel desconocido. Es un cambio de objeto con cambio de sexo. La solución al conflicto narcisista-objetal le da entrada en el edipo. Asi como el pene imaginariza la completud narcisista. sede de partos. cosa que no ocurre en el varón que reelige dentro del mismo sexo mujer. El falo materno cae. Ha dejado a la madre en su tránsito hacia el complejo de Edipo. Se acompaña regularmente del sentimiento de denigración hacia los seres.

que para diversos autores. Las mujeres se rencuentran de a dos ya sea como madres o como hijas. el del complejo de masculinidad. La representación-expectativa consiste en este reiterado volver a ser dos. según Freud. mujer de. Quiere demostrar que 'es' falo frente al género masculino que a lo sumo tiene pene. arruina y humilla. en una suerte de orden biológico duplicador prometido en un tiempo futuro. la mujer seduce. usa. Ganada a las lides feministas revindicatorias. La individuación es neurótica y agresiva. Estos casos estuvieron ligados a los condicionamientos culturales cuando. antaño. La madre de mañana es la joven de hoy y la situación maternal anhelada repetirá la diádica unión de la primera infancia en una especie de obsesión duplicadora.. sus vidas transcurren en una falicización excesiva muchas veces teñida por una tristeza oculta ante tanta lucha estéril que bloquea los afectos positivos. de su hijo. 9 . Según Freud el desplazamiento del pene al hijo inaugura el camino de la femineidad normal. de su amante.. Esta etapa puede ser leída como un preedipo invertido. El cuerpo que incorpora otro cuerpo es patrimonio de un cuerpo de mujer. es una tendencia específica de las mujeres. ataca. De nuevo serán 'dos'. Madre de. el sueño por ser madres. fabricando minusvalía sobre el destino de un hombre.anatomofisiología. La anatomía hace destino una vez más. Las consecuencias psíquicas de este cuerpo capaz de hacerse dos hacen marca en la evolución psíquica. El anhelo por el marido o la pareja. tristes al vivenciar la irrecuperabilidad definitiva de todo pene en una suerte de individuación depresiva. Las mujeres son seres humanos que duplican sus cuerpos al portar y parir hijos. Los movimientos de duplicación se expresan en la tendencia a la unión con otros seres.. Otros camino explorado por Freud implica una individuación sufriente: la tristeza cultural cuando las mujeres se apartan de la vida sexual y pública. Emerge la histeria. En el despliegue de su potencial de competitividad. La mujer se aferra a las faldas de su marido.. Se propone triunfar sobre su minusvalía. El drama materno-filial se transmite de generación trás generación. El complejo de castración introduce a la joven en el edipo freudiano. Actualmente las mujeres no suelen estar tristes por no tener pene con la intensidad y las consecuencias sociales que tenían un siglo atrás. evocan las ansias de duplicación femeninas. en Occidente. La deidad se hace carne. La maternidad recibe carga psíquica con la promesa de rencontrar en un hijo al sustituto del pene. El tercer camino es.. las mujeres no tenían acceso al conocimiento ni a la vida pública y su único camino era transitar la vida privada del matrimonio y de la creación de una familia.

reedita en forma invertida. repito..."Se desarrollo en la mujer un sentimiento de inferioridad ¨.. ". su salud mental consiste en aceptar la duplicación prometida con su ecuación simbólica pertinente. sino que se desintegra literalmente bajo el impacto de la amenaza de castración" . Es un tiempo estructurante que instaura en el mundo interno la individuación definitiva. el complejo de Edipo no es simplemente reprimido en el varón.. Intento echar luz a una zona oscura de la teoría y clínica psicoanalítica. Para Freud en la mujer el complejo de Edipo. o sus efectos pueden persistir muy lejos en la vida psíquica normal de la mujer". La mujer accede al naufragio y a la "caída de los dientes de leche".En todos estos casos. El final del complejo de edipo en la mujer es un acto somatopsiquico nuevo que requiere una cierta maduración psíquica y cúmulo de experiencias.. No se observa en todas las mujeres. La mujer según Freud entra en el edipo y o no sale o sale muy lentamente. "escapa al destino que le es deparado en el varón: puede ser abandonado lentamente. Los conflictos adolescentes constituyen una combinación de restos preedípicos tempranos y componentes edípicos negativos. A esto cabe agregar el hecho de que la mujer "comienza a compartir el desprecio del hombre por un sexo que es defectuoso en un punto tan decisivo. En el final del complejo de Edipo en la mujer emerge la plena individuación y la construcción del espacio solo . 10 . ilustrativa figura que emplea Freud refiriéndose al final del complejo de Edipo en el varón. la situación originaria de duplicación preedípica. lo cual. Recién al final del complejo de edipo tiene lugar la reconciliación de la joven mujer con la figura materno-femenina. Tiene una lógica propia vinculada con la positivización del no.. IV EL FINAL DEL COMPLEJO DE EDIPO EN LA MUJER (De la duplicación a la individuación juvenil/adulta) "En la niña falta todo motivo para el aniquilamiento del complejo de Edipo".. En el mejor de los casos. Freud no se ocupó en pormenorizar acerca de estas vicisitudes. la exogamización es precaria en tanto la libertad interior es frenada por los fantasmas neuróticos. El ritmo y la modalidad difieren con el final del complejo de edipo en el varón. o liquidado por medio de la represión. Sus pocas palabras respecto del tipo de superyo generado en las mujeres (superyo femenino) tampoco tuvieron en su obra un lugar de estudio y una consideración metapsicológica minuciosas.. Me aparto de los postulados de Freud al plantear este tiempo edípico.

ningún peligro es el detonante del final del complejo de edipo femenino. Este 'nuevo acto psíquico" modifica la estructura de la mujer femenina. y a las mujeres de su misma generación. Se abre un espacio entre-mujeres de homosexualidad sublimada. desligada de los aferramientos objetales dependientes. ya sin hostilidad. Accede a la plenitud de su bisexualidad psíquica (integración de los elementos femeninos y masculinos) y a su potencial exogamizante. Esta especie de maternización intrapsíquica. Más allá del falo.Ninguna amenaza de castración. la joven se suelta del padre. del amante.. la superación de la rivalidad con el varón. abren puertas por donde acceder a un territorio psíquico nuevo. Han terminado los tiempos de perentoriedad duplicadora. Sus elecciones objetales minimizan la exigencia de aferramiento al objeto producto de la fragilidad psíquica previa a la resolución de su edipo. un vasto campo psíquico que la invita a futuras exploraciones tanto en el ámbito privado como en el ámbito público. A nivel objetal. En el trabajo interno de reflexividad se repliega sobre sí misma para pasar del entre mujeres al espacio psíquico solo en el cual cada mujer practica el adueñamiento de sí. del marido. Puede elegir o reelegir a sus objetos de amor y de autoconservación. La mujer se ha detenido sobre sí misma y se toma a sí misma como objeto en una suerte de desdoblamiento intrapsíquico que genera un reflujo narcisista sobre el yo. que abre las puertas a su individuación plena y autonomía interior. La plasticidad psíquica conquistada le permite pasar del uno al dos. del hijo. La caída de los dientes de leche en la mujer durante su travesía edípica cristaliza en un acto de individuación y libertad. la madre. Es un movimiento pacífico. No es una mera aceptación. Puede asimismo estar sola en plenitud y alegría. Es una segunda vuelta hacia la madre-amiga y una nueva identificación estructurante.sangres de vida. En el espejo de las otras. se busca a sí misma. de lo masculino a lo femenino.y 'no tener' adquiere una categoría trófica internalizada. incorpora a su yo una identificación unificadora. Detrás del 'no tener' aceptado placenteramente se descubre el 'ser' desalienado de la impregnación desiderativa identificatoria masculina. Es tiempo de afirmación y de nuevas ecuaciones: vacío plenointerioridad fértil. La maduración. Soledad y femineidad encuentran un punto de intersección. encuentra junto al final de su complejo de edipo. La soledad se transforma en un requisito indispensable en la declinación del edipo de la mujer. los cambios psicosociales. En un movimiento cognitivo y creativo el guante se da vuelta (imagen de la creatividad).virtualidad. 11 . Regresa a su objeto primario interior. El No positivizado tiene importantes consecuencias psíquicas. El tiempo de entre-mujeres inaugura una especularización narcisista positiva.

12 .A guisa de conclusión. Por su importancia merece que se le dediquen detallados estudios. La transformación del narcisismo es facilitada en el cultivo cotidiano del espacio de lo insignificante. lo cual nos permite pensar en una potencial maternidad social llevada a cabo por mujeres en su acceso a la vida pública. enumero algunas consecuencias psíquicas del final del complejo de Edipo en la mujer. En primer lugar. En el territorio de los afectos el final del complejo de edipo en la mujer libera afectos de alegría. en la conformación de su superyo sobresale la capacidad de dar de sí de las mujeres femenino-maternales. el acto mínimo en beneficio de sí mismas y de los semejantes.