You are on page 1of 2

El cráneo

La caja craneana de los neandertales es muy grande. Vista de perfil es larga y baja, con la frente
huida; el occipital, alargado y proyectado HACIAatrás, pero redondeado, tras una depresión
hacia arriba (fosa suprainíaca, que constituye una autapomorfia; Antoine Balzeau y Hélène
Rougier, 2013). Los cráneos de los neandertales tienen en vista posterior un perfil redondeado
mientras que nuestro cráneo visto por detrás TIENE un perfil pentagonal.
El frontal del sapiens es abombado, mientras que el del neandertal presenta un aplanamiento en
el bregma.
En los neandertales faltan las fosas parietales latero-súperas y la anchura máxima de la bóveda
se mantiene baja, ENTRE los temporales mientras que en los modernos, la altura máxima se
eleva hasta los parietales.
El cráneo de los neandertales presenta un torus supraorbitario muy marcado, grueso y saliente,
principalmente en el centro, arqueado y debilitado en la gabela, entre las órbitas, y lateralmente
FORMA dos arcos que CONTINÚAN el contorno de los ojos y contienen grandes senos
frontales. La cara es muy prognata, la frente es baja.
Los neandertales poseían grandes capacidades cerebrales (entre 1.200-1.700 cc, volúmenes
similares a los de nuestra especie e incluso ligeramente mayores). Los neandertales y nuestra
especie somos las dos formas humanas más encefalizadas, pero el crecimiento del tamaño del
cerebro se produce de forma independiente en ambas líneas evolutivas.
el neurocráneo del hombre moderno es alto y de frente levantada. Las zonas visual y somática
crecen proporcionalmente menos.
el cráneo de los neandertales se hizo muy alargado. El crecimiento es más alométrico.
Markus Bastir, Chris Stringer et al (2011), tras comparar los cráneos, han sacado tres
conclusiones:
Los lóbulos temporales en sapiens parecen haber crecido mucho más a lo largo de la evolución
de nuestra especie. Esto ya se sabía cuando se comparaba con chimpancés, por ejemplo, pero
hasta AHORA no se había podido saber si era una característica de todos nuestros antecesores
o si, como parece haber confirmado esta investigación, ese tamaño inusualmente grande los
lóbulos temporales es propio solo de nuestra especie. El lóbulo temporal es una parte del
cerebro, localizada frente al lóbulo occipital, aproximadamente detrás de cada sien, que
desempeña un papel importante en tareas visuales complejas, como el reconocimiento de caras.
También recibe y procesa información de los oídos, contribuye al equilibrio, y regula emociones y
motivaciones como la ansiedad, el placer y la ira. Los canales semmicirculares de los
neandertales son también más pequeños (Cheryl A. Colina, Jakov Radovčić y David W. Frayer,
2014).
El lóbulo olfativo también es más grande que los de los neandertales (en tamaño absoluto y
relativo).
La FORMA de los lóbulos frontales es distinta en sapiens y neanderthalensis. En el lóbulo frontal
se encuentra el área de Broca, encargada de la producción lingüística y oral y se regulan los
movimientos de los órganos fonoarticulatorios. La corteza orbitofrontal es relativamente más
ancha en el sapiens.
En cuanto a los lóbulos parietales, los neandertales muestran ensanchamiento lateral, pero con
aplanamiento, mientras que en los sapiens la superficie parietal se agranda uniformemente.
La cara de los neandertales tiene prognatismo medio-facial, es decir, está proyectada hacia
delante. Las órbitas oculares eran grandes y redondas. Al tener la cavidad nasal más adelantada
los huesos nasales se disponen casi horizontalmente. En los neandertales la placa ósea de
debajo de las órbitas se dispone diagonalmente (en el hombre moderno la placa infraorbitaria
tiene una orientación coronal), con lo que la cara de los neandertales presenta una apariencia
apuntada en forma de cuña, que le da un aspecto "aerodinámico". También TIENEN una
abertura nasal muy ancha, y la cavidad INTERNA también es muy grande, por ese motivo se
piensa que sus narices serían planas y anchas. Se ha planteado la hipótesis que los
neandertales tenían cavidades nasales anchas para calentar y humedecer, durante la
respiración, el aire frío y seco que habría en épocas glaciares en Europa. Sin embargo, en
poblaciones actuales, no existe ninguna relación ENTRE el tamaño de la abertura y cavidad
nasal y el clima. Según Samuel Márquez et al (2014) los neandertales y otras poblaciones

En cuanto a los dientes inferiores M1-M3 presentan en el neandertal crestas trigónidas. un homínido de 160 ka con afinidades a los humanos modernos (Hublin 2001. La dentición mandibular de Jebel Irhoud 3. 2010). La dentición anterior de la mayor parte de neandertales está muy desgastada. o para sujetar el alimento u otros objetos con los dientes). Los molares tienen la cavidad pulpar expandida (característica que se denomina taurodontismo). favorece la teoría del habla neandertal. pero en relación al cráneo. 2007). estas diferencias serían una adaptación para sostener mejor las cargas altas o frecuentes en los dientes anteriores. en pala y con tubérculo. que se denomina espacio retromolar Este espacio aparece porque la dentición tiene un reducido tamaño y está en una situación adelantada con relación al hueso. Los incisivos superiores. Según la hipótesis de los dientes como herramientas. Graves et al 2010). 2014). Este hecho. Bailey et al (2014) Homo neanderthalensis presenta una CONDICIÓN derivada en la morfología de la corona del segundo molar temporal superior mientras que Homo sapiens retiene la condición primitiva. lo que da como resultado un mosaico de características que no se hallan en ninguna población de Homo sapiens. Los arcos dentarios estaban desplazados de debajo de la base del cráneo hacia delante. si bien la nariz de los neandertales es el resultado de una historia evolutiva independiente y una morfología craneal distinta. mientras que en el HAM es angular (Bailey y Hublin. El prognatismo mediofacial es muy diferente a las características mediofaciales del HAM. La anatomía del oído revela que los neandertales tenían una capacidad auditiva similar a la de los humanos actuales. . a la mandíbula y al tamaño corporal son relativamente pequeños.humanas del último Pleistoceno poseían conjuntos nasales que se alinean con los de los humanos modernos de latitudes tropicales. El M2 superior presenta un área oclusal pequeña en relación a la del HAM y la forma de la corona es desigual mientras que el HAM es cuadrada. La relación entre la dentición anterior (incisivos y caninos) y la dentición posterior (premolares y molares) es diferente: los neandertales tienen la dentición anterior relativamente más grande. Dean et al. los neandertales estaban más cerca de la condición ancestral de una más rápida maduración esquelética dental de Homo erectus (Dean y Smith 2009. 2001. lo que sugiere que fueron los neandertales los que mantuvieron el patrón primitivo y los sapiens los que evolucionaron en este aspecto (Adeline Le Cabec et al. Por tanto. Parece más probable que los neandertales necesitaban tener un gran tamaño de nariz por la necesidad de oxigenar su cuerpo tan robusto. 2013). Sin embargo. los primeros sapiens modernos muestran raíces tan grandes al menos como las de los neandertales. junto a la también parecida configuración del gen FOXP2. tiene el foramen mandibular situado a la altura del primer molar y posee un espacio entre el último molar y la rama mandibular. conserva la evidencia de un ritmo más lento en el desarrollo dental (Smith et al. La mandíbula carece de mentón. Las grandes fosas nasales podían proporcionarles un fuerte vozarrón. 2013). Los neandertales tienen las raíces de los dientes anteriores significativamente más grandes y la forma es diferente. Según Shara E. han revelado que los niños neandertales maduraban más rápidamente que los niños modernos (Smith et al. Los avances en la formación de imágenes. El contorno de las coronas de M1 y Dm2 es redondeado. porque utilizaban los dientes con una función especial (quizás para curtir las pieles. Los dientes de los neandertales son del mismo tamaño que los de nuestra especie. Hublin y Tillier 1981). El esmalte dental es más fino en los neandertales (Fornai et al.