You are on page 1of 7

Análisis de la lectura La opinión pública no existe de Pierre

Bourdieu
A continuación procederemos a hacer un análisis de la lectura sobre la opinión
pública no existe para luego a su vez ser contrastada, en cuando a la realidad
actual que vive nuestro país políticamente hablando sobre dos Actores
fundamentales de nuestra política Nacional uno de ellos nuestro señor Presidente
de la Republica Ollanta Humala y el segundo actor el actual ministro del interior
Daniel Urresti.
Pues bien al leer la lectura antes ya mencionada podemos observar que el autor
trata de hacer referencia a la opinión publica pero no en el sentido estricto de la
palabra ya que la opinión publica en el sentido estricto de la palabra mencionada
por el mismo no es la que se puede encontrar en las encuestas de opinión
realizadas por las diversas empresas encargadas de realizar este tipo de
encuestas, ya que muchas de estas plantean no buscar la veracidad o reflejar la
realidad total de una población sobre un tema en particular y más aún cuando se
habla de política ya que como se sabe en la gran mayoría de países y ciudades la
política como todos sabemos no está bien vista por la gran mayoría de ciudadanos
y en todos es casi siempre un tema muy álgido de crítica y controversia.
También se nos habla sobre que cuando una encuesta sale a la luz tratan de
reflejar el sentimiento total de la población y que según el autor nos menciona que
no es así ya que en la sociedad hay diversos sectores sociales en los que no a
todos les interesa el mismo tema tal vez a algunos les interesa mas opinar o dar
opinión sobre temas como la violencia familiar el problema de pandillaje u otros
talvez la política lo que nos da a entender que lo que se muestra en las encuestas
pues no es lo que expresa o siente la totalidad de las personas sobre un tema en
particular. Ahora en el caso de la realidad peruana nosotros podemos observar
según diversas opiniones que si nuestra política y nuestra opinión pública se
encuentra también sesgada como dice el autor ya que muchas veces estas
encuestas de opinión se encuentran tras el marco de un grupo social o polito

comercial etc. En particular es el caso de nuestro presidente sabemos muy bien
que actualmente la aprobación de que tiene el como presidente a disminuido como
podemos observar en las últimas encuestas como podemos observar a
continuación.
La aprobación de la gestión del Ollanta Humala es del 25%, según la encuesta
nacional-urbana de Ipsos-El Comercio, cinco puntos menos que el 30% que
obtuvo en la encuesta nacional urbano-rural de diciembre del 2014.
Entre los motivos para aprobar su administración, el 42% es por los programas
sociales, el 29% porque considera que realiza un cambio para la mejora del país,
el 27% por su lucha contra la corrupción o el 25% por su trabajo para mejorar la
educación.

Sin embargo, el 70% de los peruanos desaprueba la gestión de Humala, mientras
que el 5% no precisa su respuesta.
La corrupción en el gobierno de Humala es la principal razón para desaprobar su
mandato (47%). Otros motivos son la falta de seguridad ciudadana (43%), la falta
de liderazgo (36%), el que no siga la misma línea de cuando era candidato (33%)
y el no generar confianza (31%).

Observando esta encuesta podemos apreciar que la popularidad y aprobación de
la gestión de nuestro presidente ha disminuido varios puntos porcentuales en base
a años anteriores pero como podemos apreciar es una encuesta dirigida u
orientada hacia la gran población urbana pero ahí no se observa de la totalidad de
la población peruana porque si consideramos población urbana estamos hablando
de un sector de la población en la que por ejemplo muchos de los programas
sociales orientados van orientados más directo hacia la población rural que son las
que se benefician más con estos programas lo cual podríamos observar que no es
la totalidad de la población la que piensa igual. Ahora como también se menciona
podemos ver que en una parte dice que existe un 42% de aprobación sobre los
programas la pregunta sería si a las personas a las que se les realizo la encuesta
o la muestra en su mayoría son personas beneficiarias de los diversos programas
aquí podemos podemos encontrar o utilizar las ideas del autor para hacer un
análisis crítico sobre las encuestas la opinión pública como mencionan estos sobre
el tema coyuntural político del Presidente, por otro lado la labor que realiza la
prensa para tratar los temas políticos no siempre son objetivos ya que casi
siempre se puede observar que cuando hay que hacer k la opinión negativa hacia
una persona en este caso el presidente se busca el carga montón y siempre usar
el poder que estos también tienen sobre la sociedad pero podemos ver que ahora
en la actualidad también hay un poder que ha nacido para poder demostrar el
gran sentimiento de la población que a veces no contrasta lo que se ve en las
encuestas las redes sociales los distintas redes que han aparecido en estos
tiempos de globalización los que si también se les toma el interés debido podemos
observar que a veces no concuerdan mucho con lo que se ve en estas encuesta
pues bien en la realidad actual del presidente hay muchos factores que están
actuando en contra sobre sus gestión y la actual derogatoria de la ley laboral
juvenil también le ha traído una gran inestabilidad tanto a su poder de gobierno
como a todo su gabinete ya que como se pudo observar la reacción del pueblo
ante una ley que vulneraba los derechos de los ciudadanos y discriminaba a un
sector de la población por así decirlo y fue el malestar que género en particular en
las masas, pero la generalidad que podemos ver entre nuestra lectura y estas

cifras de Ipsos apoyo el contraste que se puede hacer es que la opinión de la
ciudadanía esta enmarca pues bien en las encuestas en lo que algunos sectores
poderosos desean presentar ante la sociedad y como mencione al comienzo como
dice en la misma encuesta es una encuesta realizada a un sector orientada
netamente hacia las poblaciones urbanas pero como se pudo plantear seria de
igual forma si esta encuesta la realizamos hacia las poblaciones rurales ya que
estas son las que más se benefician con los diversos programas de gobierno ya
que si yo le hago una pregunta sobre dichos temas a una persona de Miraflores
sobre la política los beneficios sociales que esta tiene por parte el gobiernos puyes
la respuesta seria diferente a la que se le podría realizar a una persona que vive
en pueblos alejados de Huancavelica o Puno que carecen de muchas cosas pues
obtendríamos tal vez respuestas muy distintas o equidistantes.
Por otro lado también observaremos la encuesta realizada por Ipsos apoyo sobre
el ministro del interior Daniel Urresti quien podemos ver que cuando inicio su labor
como ministro tenía una gran aceptación por parte de la población sobre su forma
de trabajar y las propuestas que este plateaba también para disminuir la
delincuencia en nuestra sociedad a continuación veremos la última encuesta para
luego contrastarla con las ideas del autor y la realidad nacional actual en base a
este actor político.
La última encuesta nacional-urbana de Ipsos-El Comercio muestra que la
desaprobación del ministro del Interior, Daniel Urresti, ascendió de 39% a 49% en
el último mes.
La aprobación de Urresti, del mismo modo, cayó de 46% en la anterior encuesta a
41% en la actual. Pese a la caída, sigue siendo el que mayor aprobación tiene
entre los miembros del Gabinete Ministerial y el Ejecutivo, incluidos el presidente
Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia.
Su criticada actividad en las redes sociales forma parte de la coyuntura reciente
del ministro Urresti. Sobre este punto, el 70% de los enterados de esta actividad
considera que las expresiones usadas por Urresti son inaceptables. El 26% cree

que tiene derecho a expresarse como quiera y un 4% no precisa respuesta sobre
el tema.
Asimismo, el 71% cree que ninguna autoridad del Estado tiene derecho a insultar
a otros ciudadanos, de forma verbal o por escrito. El 24%, por otro lado, considera
que el insulto es parte de la política y que en eso consiste hacer política.

Observando esta noticia y basándonos en esta otra encuesta y haciendo una
contrastación con la lectura planteada pues bien otro aspecto mencionado por el
autor en el casi de encuestas de opinión un tema en particular son las preguntas
que se le realizan a las personas y como van estas dirigidas pues aquí podemos
ver que las preguntas que se dan son unas preguntas que buscan la reacción del
ciudadano ante las diversas acciones ultimas que ha causado la baja en la
popularidad del ministro basándose necesariamente en las redes sociales lo que
anterior mente menciones que estas redes están siendo también parte de la
opinión de los cuidada dadnos y son más directos ya que en ellas las personas
pueden expresar directamente lo que sienten ante una autoridad o personalidad
en este caso de autoridad política y no solo ya ciñéndose a encuestas basadas en
preguntas cerradas también en base a la lectura el autor nos dice que la en las

encuestas de opinión no se deben tomar en cuenta los no precisa ya que estos
reflejan el porcentaje de la población que no solo no precisa con las preguntas
planteadas sino que muchas de estas tienen rasgo éticos que talvez no
concuerden con dicha encuesta o no les parezca responder dicha encuesta de
“opinión pública” ya que no son una opinión en base a un tema sino son
respuestas a preguntas ya elaboradas que llevan un sentido y hasta muchas
veces un trasfondo político lo cual podemos observar y como dice el autor existe
una ética de clase en la que cada clase social como se mencionó anteriormente
tiene su propia forma de pensar y si se busca la opinión pues bien que se busque
la opinión en contraste con el ministro Daniel Urresti esta no sería una encuesta
de opinión publica ya que lo correcto sería ver lo que en general las personas
piensan de dicha persona y otra también que las encuestas solo sean indicadores
que puedan ayudar al gobierno actual que tal vez algo se está haciendo que hace
que la población con estas encuestas indican que algo está pasando y sucediendo
dentro del gobierno que hace que estos porcentajes hayan disminuido en los
últimos años de este gobierno y en especial en cuanto a la autoridades del
gobierno como0 son el presidente y el ministro del interior a quienes se está
tomando como parte de ejemplificación para hacer un contraste entre la lectura y
la realidad política nacional y en particular creo que las encuestas como ya
mencione antes indican aspectos y sectores de la sociedad que dan respuesta a
preguntas cerradas sobre temas en particular que luego nos dan indicadores para
saber cómo van estos temas pero también es bueno recalcar lo que menciona el
autor al final de la lectura a la opinión pública como una simple suma de opiniones
individuales, recogidas en una situación que, en el fondo, es la de la cabina
electoral, donde el individuo va furtivamente a expresar en el aislamiento una
opinión aislada.
Para finalizar y poder parafrasear una pequeña frase del autor en este breve
análisis pues él nos dice que, “simplemente digo que la opinión pública en la
acepción implícitamente admitida por los que hacen encuestas de opinión o por
los que utilizan sus resultados, simplemente digo que esta opinión no existe”. Con
esta frase el autor menciona que la opinión pública es aceptada como tal por

quienes las realizan y por quienes la usan para la obtención de resultados lo cual
volviendo a nuestros casos antes analizados pues si estas encuestas son
utilizadas por medios que buscan resultados pero que no reflejan lo que en
realidad es la opinión pública y creo estar en cierta parte de acuerdo con el autor
ya que muchas veces cuando una persona tiene mucha aprobación por parte de la
población como fue en su momento con el ministro Urresti las encuestas siempre
son las que menos salen y más bien siempre se busca como hacer que esto
disminuya quien sabe trastocando ciertas cosas pero cuando esta persona esta
bajo en encuestas siempre es lo que más se resalta y se menciona es la opinión
publica de todos los peruanos con la demostración de porcentajes y creo que por
parte de lo leído la opinión publica va más allá de solo cifras.

Jorge Pérez Quiñe