You are on page 1of 1

COMUNICADO DE LA PRESIDENTA DEL OBSERVATORIO CONTRA LA

VIOLENCIA DOMÉSTICA Y DE GÉNERO

La Presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, en relación
con las declaraciones vertidas en un diario nacional por el magistrado del Juzgado de
Familia número 7 de Sevilla, en las que se refiere al “mito de las denuncias falsas” y a
la ausencia de condenas o de datos sobre muertes violentas de hombres en el ámbito
familiar, desea informar a la opinión pública lo siguiente:

Primero. Las acusaciones o denuncias falsas por violencia de género no son más
frecuentes que en otros delitos.

El magistrado, cuando insiste en el tópico de las denuncias falsas, ignora u oculta el
estudio realizado por el Grupo de magistrados y magistradas expertos del Consejo
General del Poder Judicial, un estudio que proporciona un nivel de confianza y
fiabilidad del 99 por ciento. Solo en una sentencia de las 530 analizadas, la Audiencia
Provincial apreció indicios para abrir una investigación contra la denunciante por
posible denuncia falsa.

Segundo. La gran mayoría de las sentencias del referido estudio (casi el 85 por ciento)
son condenatorias, lo que unido al dato de que son sentencias firmes que revisan otras
anteriores y, por tanto, definitivas, podemos concluir que tenemos un mecanismo que
garantiza la declaración de responsabilidad de los autores de violencia de género.

Tercero. Las afirmaciones realizadas por el referido magistrado, en relación a
detenciones injustificadas por denuncias de malos tratos o escasez de las condenas,
carecen de rigor y fundamento alguno, denotan falta de conocimiento de las
estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la mujer, además de falta de
sensibilidad ante un problema social de derechos humanos. Pero lo más grave es que
parece imputar ligereza o arbitrariedad a los jueces y magistrados que acordaron en su
día las detenciones u otras medidas cautelares a que se refiere el entrevistado, lo que
resulta especialmente inadmisible cuando es precisamente un juez quien hace estas
afirmaciones.

Cuarto. No se ocultan datos. El magistrado una vez más ignora los informes anuales del
CGPJ sobre muertes en el ámbito de la violencia doméstica y de género, donde se
contienen tanto los datos relativos a número de mujeres como de hombres o hijos que
perdieron la vida a causa de la violencia.

Sin perjuicio de las posibles responsabilidades que pudieran derivarse de las presentes
declaraciones, la Presidenta del Observatorio, Inmaculada Montalbán, recuerda que la
erradicación de la violencia de género necesita del compromiso activo de todas las
instituciones y de la sociedad en su conjunto, hombres y mujeres. En este camino en
nada ayudan declaraciones carentes de rigor, sensibilidad y conocimiento de este
problema social.

Madrid 14 de diciembre de 2009