You are on page 1of 22

Cronología de una polémica

Estatua de Juan Pablo II

SEPTIEMBRE

Martes 15 de Septiembre de 2009

Señor Director:
Dos pensamientos acerca de la escultura de Juan Pablo II que se quiere levantar en Bellavista. Me asombran su gestión y su
tamaño. Tiene siete metros y medio de altura y, en mi modesta opinión, está completamente fuera de escala del lugar donde
se quiere ubicar. Será una "muñeca gigante" inmóvil, permanente, que no reflejará el espíritu del Santo Padre, grande, entre
otras cosas, por su modestia y sensibilidad de artista. Sensibilidad que le habría hecho gozar con la exposición que está
realizando el escultor Mario Irarrázaval en el Bellas Artes, muy cerca de ahí, donde se entiende que un monumento, además
de proporción, es belleza y síntesis.

Tanto como el tamaño de la escultura, me asombra cómo se toman decisiones sobre calles o espacios importantes de la
ciudad. Como este caso, donde frente a valiosos edificios patrimoniales —la escuela de Juan Martínez y una iglesia de Eugenio
Joannon- se levantará un monumento de más de siete metros, sin que haya mediado concurso, opinión, consulta o informe
que conozca la ciudadanía. Estos hechos consumados ¿pueden pasar en cualquier lugar, en cualquier momento? Con
ingenuidad esperé que desapareciera la feria provisoria -ahora permanente- que denigra la fachada de la Escuela de Derecho.
Ahora, a la feria se sumará un Papa de siete metros, con el brazo extendido. ¿Surrealismo urbano? A lo mejor no todo está
perdido. ¿Por qué no colocar la proyectada escultura de Juan Pablo II en otro lugar, amplio, con perspectiva, y se recupera
como área verde el parque que está frente a la Escuela de Derecho y a la hermosa iglesia de Joannon? Pensemos más,
pensemos mejor nuestra ciudad.

Hernán Rodríguez Villegas

Jueves 17 de Septiembre de 2009

Señor Director
En relación con la carta de Hernán Rodríguez publicada el martes, referida a la escultura en homenaje a SS el Papa Juan
Pablo II, aparentemente destinada a emplazarse en el espacio público, quisiera clarificar que, de ser así los hechos,
estaríamos en presencia de un monumento público regido por la Ley de Monumentos Nacionales, y en consecuencia debe
contar con la autorización previa del Consejo de Monumentos Nacionales, lo que hasta la fecha no ha sucedido.

Óscar Acuña Poblete
Abogado, Secretario Ejecutivo Consejo de Monumentos Nacionales
www.plataformaurbana.cl/ ... -de-juan-pablo-ii-2/

Domingo 20 de Septiembre de 2009

Discusión en torno al homenaje al Papa Juan Pablo II:
El debate estético sobre una estatua en Bellavista
Casi la altura de un edificio de cinco pisos tendrá el monumento proyectado en recuerdo del Papa Juan Pablo II. Sus
dimensiones y su ubicación suscitaron la inmediata reacción de escultores y arquitectos. No se cuestiona el homenaje al Papa,
pero sí la escala de la obra y su relación con el barrio.
Magaly Arenas Zapata La estatua

Tamaño: 7,5 de alto, instalada sobre una base de 6 metros.
Material: bronce. Estructura interior de acero.
Escultor: Daniel Cordero.
Valor: 400 millones de pesos.
Inauguración: abril de 2010.
Opiniones

José Rosas Vera : "Hay incapacidad para mejorar nuestro entorno" "Erigir una estatua de Juan Pablo II de un tamaño de siete
metros y medio de altura en el Parque Gómez Rojas -espacio urbano ubicado en la ribera norte del Río Mapocho, en estricto
rigor más bien un 'bandejón' que un parque, delimitado por las calles Bellavista y Santa María, Pío Nono y Loreto- que
enfrenta, además del Parque Forestal en la ribera sur, la Escuela de Derecho, obra de Juan Martínez, y la iglesia del convento
de las monjas Clarisas, obra de Eugenio Joannon, constituye, a mi juicio, una operación equivocada.

Independiente de la calidad que pudiera tener la pieza estatuaria y del valor que tiene en el imaginario urbano la figura del
Santo Padre, la decisión de colocar en este contexto una escultura que por su sólo tamaño y proporciones introduce una
alteración importante en la escala del lugar, ya afectado por obras menores como el acceso a la Costanera Sur y la feria
frente a la fachada principal de Derecho, refleja, por una parte, una incapacidad de nuestra cultura para mejorar este
entorno, así como, por otra, una escasa visión urbanística y de gestión para resolver de la mejor manera la colocación de una
pieza monumental en el gran Santiago".

José Rosas Vera, arquitecto, decano de la Facultad de Arquitectura de la UC.

Germán del Sol: "Nada en esta estatua sugiere la grandeza de Juan Pablo II""Los monumentos sirven para tener siempre
presentes a ciertas personas que la gente de la ciudad quiere o admira. Y también para sugerir la belleza que hizo que sus
vidas fueran más humanas, y al mismo tiempo trascendentes.
En la escultura rígida y figurativa que pretenden levantar en Bellavista, no está viva la grandeza de Juan Pablo II, sino su
apariencia muerta. Nada en ella sugiere al admirador de la vida. Pero, de la vida en su humilde esplendor. Y digo que su
esplendor es humilde, porque es tenue o leve, y hay que darle un espacio y un silencio quieto. Es decir, hay que hacer un
lugar donde este esplendor de la vida humana que Juan Pablo II defendió tanto, aparezca".

Germán del Sol, arquitecto, Premio Nacional de Arquitectura 2006.

Federico Assler: "Está totalmente fuera de escala""Leí la noticia en 'El Mercurio' del domingo pasado, y me pareció
tremendamente ridículo y siútico pretender hacerle una estatua a Juan Pablo II que sea ¡la más grande del mundo!

No entiendo realmente cuál es el motivo de imponerles a todos los chilenos sin consulta alguna algo tan descabellado. Está
totalmente fuera de escala en ese parque. No me cabe en la cabeza que las universidades cercanas y el Consejo de
Monumentos Nacionales hayan podido concebir y aprobar algo así. El mismo Papa, tan cercano a la gente, sentiría vergüenza.

Ni a los dictadores se les hace una estatua tan desproporcionada -13,5 m de altura desde el suelo-. Ello sólo muestra el poder,
¿o es que los chilenos se han vuelto tan soberbios que quieren tener su propia Torre Eiffel? Por favor, tengamos más
modestia".

Federico Assler. Premio Nacional de Arte 2009.

Francisco Gazitúa: "La estatua se agranda cuando pierde la fe en sí misma""La estatuaria tiene sus sabias leyes y cada vez que
se levanta una estatua se tienen 20 o 30 siglos de práctica del oficio como telón de fondo. Ahí están todos mirando, de
Praxíteles a Donatello, pasando por Rodin. Todos ellos dirían que la estatua de Juan Pablo II está fuera de escala en ese
barrio. Personalmente, no veo al hombre que besó el suelo de Chile, de ese tamaño ni menos ahí.

La estatuaria, en áreas 'clásicas' de la ciudad -y este es un 'barrio símbolo' con fachadas continuas, río, puentes de acero,
parque-, trabajó durante siglos con el tamaño 'natural' o 'heroico', donde la figura humana se modelaba, máximo, a un tercio
más del tamaño natural (2,30 m).

Es la justa medida de las grandes estatuas vecinas de Bellavista, como 'La Fuente Alemana', y otras más lejanas: 'El Roto' de
Virginio Arias o 'El Caupolicán' de Nicanor Plaza. O como la mejor de todas, de Rebeca Matte, que une a los chilenos 'En la
gloria y en la muerte'.

La estatua no necesita ser más grande para decir algo; la escultura no habla por tamaño, sino que por su fuerza y coherencia.
Pierde su sobriedad, se agranda cuando pierde la fe en sí misma. Se agrandó al final del Imperio Romano y aún podemos ver
en Roma los elefantiásicos restos del Constantino, al costado del Marco Aurelio que aún cabalga con elegancia, a pesar de su
sobrio tamaño.

Todos los héroes derribados del realismo socialista, los Sadam Hussein, medían 20 metros. Las estatuas se agrandaron en el
periodo estalinista. La estatua grande calza con egos desmedidos.
En el caso de obras como la 'Estatua de la Libertad', la 'Virgen del San Cristóbal' o el 'Cristo de los Andes' ellas calzan perfecto
para bahías o puntas de cerros. Fueron hechas para ser percibidas a kilómetros de distancia. En cambio, en el caso del
proyectado monumento en Bellavista no habrá espacio suficiente para que el ojo del espectador arme la imagen.

Hoy, gracias a Dios, la escultura evolucionó y no necesitamos hacer estatuas para seguir viviendo en el espacio público y
privado. Gracias al esfuerzo de muchos creadores de la generación de Marta Colvin o Lily Garafulic, los escultores
encontramos medios más eficaces para guardar la memoria de grandes personajes en la ciudad, como sucede con el
monumento al general René Schneider de Carlos Ortúzar.

Sin embargo, la estatuaria sigue ahí, se sigue haciendo, como relicto del pasado, desintegrada del 'sistema de las artes'. De
hecho, hoy las escuelas de arte no forman a los estatuarios, son casi autodidactas.

Finalmente, una pregunta, planteada desde la experiencia de muchos escultores que hemos trabajado en otros países, donde
nos encontramos con curatorías estrictísimas que cuidan el espacio público como un tesoro. ¿Quién hizo la curatoría en este
caso? ¿Quién fue el interlocutor de los mandantes en la ciudad de Santiago? ¿Qué pasó con Monumentos Nacionales y la
Sociedad de Escultores?"

Francisco Gazitúa es escultor.

Las razones de Cristián Boza: "Esta plaza -que en realidad es una plaza, no un bandejón- se ha visto afectada últimamente
porque sus jardines han perdido su condición de tales y por un grupo de instalaciones precarias frente a la escuela de Derecho
de la Universidad de Chile, donde se comercia artesanía popular.

Debido a la construcción de la Universidad San Sebastián, a la puesta en escena de la iglesia de Enrique Joannon, a la
presencia de la facultad de Derecho de la Universidad de Chile, y si a esto se le agrega la escuela de Derecho de la
Universidad Andrés Bello recientemente construida, se está formando un conglomerado estudiantil de miles de alumnos que,
en forma natural, concurren a este pedazo de área verde mal tenida y mal usada.

En combinación directa con la Municipalidad de Recoleta y en particular su asesora urbana, arquitecto Paulina Ahumada, y
con la aprobación de su Concejo Municipal, hemos decidido, con financiamiento privado, la reconstrucción de dicha plaza con
cargo exclusivo a la Universidad San Sebastián y a privados.

¿Por qué Juan Pablo II? En conjunto con la Municipalidad y la Universidad San Sebastián se determinó que no había en la
ciudad ningún homenaje a la visita del Santo Padre, y por ello se diseñó, en forma absolutamente ad honorem, una plaza que,
como se aprecia en los planos, recuperará los árboles más significativos.

En un piso zócalo se instalarán los artesanos que hoy se ubican en la superficie en conjunto con dos grandes auditorios
públicos que serán usados por la comunidad. Bajo este nivel se consultan estacionamientos para un sector carente de ellos. Y
sobre este piso zócalo y aprovechando el desnivel surge una gran plaza despejada y se desarrolla una explanada para las
actividades culturales.

La explanada considera una gran pileta de agua en cuyo centro se localiza un pedestal de granito de cinco metros de alto
sobre el cual se instala y homenajea la figura del Santo Padre. La altura de este monumento está a escala del lugar,
consideradas las nuevas construcciones. Vale la pena destacar que los letreros de propaganda definitivos que ahí se localizan
tienen más de cinco metros de alto. No se hizo concurso público porque es atribución de la municipalidad el tratamiento de
sus plazas públicas".

Cristián Boza, decano de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad San Sebastián.

Martes 22 de septiembre de 2009

(En blog de Plataforma Urbana)

La polémica se ha encendido los últimos días, y no es para menos; se trata de la construcción de un nuevo símbolo para el
emblemático barrio Bellavista, y no de cualquier símbolo, sino que es –con 7,5 metros de alto y una base de 6 metros más– la
estatua más grande del mundo del Papa Juan Pablo II.

La historia.

Hace meses que se viene estructurando un nuevo barrio Universitario en torno al acceso sur del barrio Bellavista,
consolidando el sector donde históricamente se ha ubicado la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. La instalación
de las sedes de la Universidad Andrés Bello y San Sebastián, va a significar un total de 6200 nuevos alumnos sólo sumando
estas dos nuevas sedes, y ha estado acompañada desde sus inicios por una constante negociación con los vecinos y la
municipalidad de Recoleta y Providencia. Justamente de estas negociaciones surgió la necesidad de construir 350
estacionamientos subterráneos y una plaza sobre éstos (llamada desde un comienzo Juan Pablo II), en los terrenos que se
encuentran en la intersección de Bellavista y Pío Nono, frente a las sedes de la Universidad de Chile Y San Sebastián.

La discordia ha aparecido luego de que se anunciara la construcción de una estatua conmemorativa de Juan Pablo II en esta
plaza que suma más de 13 metros de alto, auspiciada por las tres casas de estudio mencionadas, y promovida por la
universidad San Sebastián; la construcción, según El Mercurio, fue iniciativa de Luis Cordero, miembro del núcleo fundador de
la UDI, cercano a Jaime Guzmán, y actual vicerrector de la Universidad San Sebastián, cuya sede en Bellavista está
actualmente en construcción, en manos del arquitecto Cristián Boza. El diseño de la estatua estuvo a cargo del hermano del
vicerrector, Daniel Cordero, quien dio forma a la estatua en bronce más grande del país.

Las reacciones.

No es de extrañarse que tamaña intervención haya generado ya una serie de reacciones de rechazo entre la comunidad de
usuarios del barrio. La primera reacción vino de los propios estudiantes de las universidades en cuestión, en particular de la
Universidad de Chile donde, con una tradición laica por excelencia, se ha provocado en sus estudiantes un amplio rechazo a
un monumento que poco parece representar a la histórica casa de estudios. A estos se han sumado vecinos y usuarios en
general que rechazan la iniciativa no sólo por su contenido católico, sino por considerar que su tamaño y ubicación no
corresponde con la realidad del barrio, ni con las diversas iniciativas a través de las cuales vecinos, privados y organizaciones
ciudadanas han intentado un desarrollo amónico del barrio, como la remodelación de Pío Nono y el Patio Bellavista; pareciese
que con lo único que el monumento se encuentra escalado, es con el edificio en construcción del arquitecto Cristián Boza.
Imagen de movimiento universitario de la Universidad de Chile, en facebook.

Imagen de movimiento universitario de la Universidad de Chile, en facebook.

Otro alegato que ha aparecido dice relación con la falta absoluta de procesos participativos en las decisiones que dieron
forma a este proyecto, cuyo origen y formalización recae absolutamente en las ideas de un vicerrector y su hermano; a este
respecto se ha manifestado el Consejo de Monumentos Nacionales, donde aseguran no haber sido consultados al respecto aún,
a pesar de que por las características y dimensiones de la obra, debiese pasar por su aprobación. Al respecto, en La Tercera
se declaraba lo siguiente:

Ayer el secretario del Consejo de Monumentos Nacionales, Oscar Acuña, calificó de ―precipitado‖ el proyecto (…) ―Lo peor
que puede haber es una política de hechos consumados. Hay un análisis acerca de las características del monumento, su
emplazamiento y el entorno urbano, que tiene que hacer el Consejo y es un requisito previo‖, dijo.

La obra pretende ser inaugurada en abril de 2010. A pocos días de que se anunciara el monumento ya hay un grupo y una
página en facebook repudiando la obra, que suman más de 1500 adherentes. Acostumbrados como estamos en Chile a
nombrar todo con nombres de héroes castrenses y clericales, la posibilidad de construir un símbolo para un barrio donde el
centro está en la cultura y la educación, parece ser de las pocas en que zafarse de éstos; una oportunidad que no parece
encontrar su lugar.
www.plataformaurbana.cl/ ... llavista/#more-11103

Miércoles 23 de Septiembre de 2009

La guinda de la torta

Señor Director:
Ha habido intervenciones poco afortunadas en un espacio urbano relevante de nuestra ciudad.

El arquitecto Juan Martínez Gutiérrez, Premio Nacional en Arquitectura, es el autor, en 1938, de la Facultad de Derecho de la
Universidad de Chile, institución en la que también fue decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo.

Su notable intervención dotó a Santiago de uno de los espacios urbanos más emblemáticos, conformando un portal
monumental que articula el encuentro de la Alameda Bernardo O'Higgins, el Parque Forestal, el río Mapocho, el inicio de la
Av. Providencia y Vicuña Mackenna. A la vez, se constituye en el remate del Parque José Domingo Gómez Rojas, antesala al
propio edificio de la Facultad de Derecho y en un gesto de acceso al barrio Bellavista.

Durante mucho tiempo pudimos disfrutar de la calidad urbana de dicho espacio, siendo este edificio el elemento más
relevante. Sin embargo, desde hace un tiempo se han sumado una serie de intervenciones que menoscaban la calidad aludida:
la instalación de una feria artesanal que bloqueó el remate natural del parque y que de su condición temporal se transformó
en permanente, gigantescos letreros publicitarios y la incorporación de un acceso a la autopista Costanera Norte. Cabe
agregar las nuevas estructuras universitarias que se han instalado en su entorno, cuyo aporte como actividad al barrio no se
discute, pero que no han considerado este espacio urbano en su conjunto.

La instalación de un monumento con el fin de rendir homenaje a tan magna figura no es cuestionable; sin embargo, sí lo es,
en este caso, su ubicación y su escala, transformándose en la guinda de la torta de un ya reiteradamente intervenido espacio
urbano. Intervenciones independientes una de otra que responden, en parte, a un problema de tipo administrativo, dado que
el corazón del Barrio Bellavista en sus decisiones se encuentra dividido entre dos comunas: Providencia y Recoleta, lo que se
traduce en criterios dispares a la hora de su manejo, sin considerar este barrio como una totalidad.

Especialmente importante es considerar la opinión del Consejo de Monumentos Nacionales al respecto, autoridad llamada por
ley a estudiar y autorizar este tipo de intervenciones, y que no ha sido consultada.

Lamentamos, una vez más, que una gran oportunidad se vea desperdiciada por la descoordinación administrativa y el
apresuramiento en la toma de decisiones que lleven a afectar la calidad del espacio público de manera permanente, sin
reconocer que nos pertenece a todos.

Marcela Pizzi Kirschbaum
Profesora Titular Directora, Departamento de Historia y Teoría de la Arquitectura Facultad de Arquitectura y Urbanismo
Universidad de Chile
diario.elmercurio.cl/ ... ae86-410f058d42e4%7D

Jueves 24 de Septiembre de 2009

Señor Director:
Sin ánimo de polemizar, quisiera precisar los comentarios vertidos, el día 18 de septiembre, por el arquitecto Cristián Boza
respecto de la estatua en homenaje a S.S. Juan Pablo II. Deseo señalar, en primer término, que incurre en un profundo error
al expresar que por ser esta obra financiada con recursos privados y tener la autorización del municipio respectivo ello resulta
suficiente, y que el Consejo de Monumentos Nacionales nada tiene que hacer al respecto. Esta afirmación no puede
aceptarse, y sólo me remito a los Arts. 17 y 18 de la Ley 17.288 de Monumentos que le resultarán esclarecedores. En segundo
término, respecto de los letreros publicitarios, comparto su preocupación, pero en la especie ése sí que es un tema de resorte
exclusivo del municipio, pues lamentablemente esa área no está protegida como Zona Típica, y por ello no podemos
oponernos a los mismos, si bien rechazamos su ubicación. Finalmente, expresar que a la fecha existen vigentes en Chile tres
leyes destinadas a erigir un monumento a S.S. Juan Pablo II -en las ciudades de Viña del Mar, Los Andes y en la comuna de
Puyehue-, que contemplan concursos para la ejecución y un cuerpo colegiado para la selección de la misma, que esperamos
culminen su mandato legal.

Óscar Acuña Poblete
Abogado Secretario Ejecutivo Consejo de Monumentos Nacionales

Domingo 27 de Septiembre de 2009

Señor Director:
He leído con mucho interés, aunque con igual preocupación, el debate sobre la estatua de Juan Pablo II que será instalada en
el parque José Domingo Gómez Rojas, frente a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, obra del arquitecto Juan
Martínez.
Mucho se ha hablado de la escala del monumento en relación con el espacio del parque, el edificio de Juan Martínez y la
iglesia de Enrique Joannon. Sin embargo, poco o nada se ha dicho de cómo el nuevo edificio de la Universidad San Sebastián
afectó dramáticamente a su entorno, pues con su atrio monumental, de unos 30 o 32 metros de altura libre, reminiscencia tal
vez del nuevo Palacio de Justicia, jibariza tanto a la Escuela de Derecho, de unos 24 metros de altura, como a la iglesia,
sobrepasando ampliamente la altura de su torre.
En Artes y Letras de "El Mercurio" del domingo recién pasado, el arquitecto Cristián Boza describe con detalle el diseño de una
"plaza" -realizado ad honorem por la Universidad San Sebastián- que reemplazaría al actual parque Gómez Rojas, y que
incluye estacionamientos subterráneos, un piso zócalo para trasladar a los artesanos, dos grandes auditorios públicos, una
gran plaza despejada para actividades culturales, y una gran pileta de agua con un pedestal de granito de cinco metros de
altura, sobre el cual se instalará la estatua del Santo Padre. Con esto se pone fin al parque Gómez Rojas y, si somos mal
pensados, en beneficio particular, convirtiéndolo en una plaza dura y, como tal, con un efecto espacial desastroso, ya que
restaría su masa verde a la del parque Forestal, precisamente en su extremo más angosto, que es al llegar a la plaza
Baquedano.
¿Y la estatua de 7,5 metros de altura? Sin comentarios.

CHRISTIAN DE GROOTE
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -a-juan-pablo-ii.asp

Lunes 28 de Septiembre de 2009

Señor Director:
A mi entender, el tema clave respecto de la escultura de Juan Pablo II que se pretende levantar en el ex parque José
Domingo Gómez Rojas es el cómo se toman decisiones que son relevantes para la comunidad. Instalar un monumento de 13,5
metros de altura es un hecho que altera radicalmente la fisonomía de cualquier barrio, en particular de éste, cuyos atributos
ya ha expuesto la profesora Marcela Pizzi en su carta del pasado miércoles (junto con los atentados urbanísticos que ha
sufrido en el último tiempo). Lo mínimo sería que ante una decisión de tal envergadura se consulte a los residentes y a
quienes estudian y trabajan en el sector.

Además, sería un aporte para el debate conocer la opinión que sobre el asunto tiene la Iglesia Católica. Una institución que
históricamente en Chile ha defendido la austeridad, el respeto y la humildad no puede mantenerse al margen frente a esta
iniciativa que pretende convertir a una de sus máximas figuras contemporáneas en un monumento que pasa por encima de
todos estos valores.

Gabriel Boric Font
Presidente Centro de Estudiantes Facultad de Derecho Universidad de Chile
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-6.asp

Martes 29 de Septiembre de 2009

Señor Director:
Quedan fuera de discusión los méritos con que cuenta el futuro santo para hacerlo merecedor de un monumento en su
recuerdo. Los reparos,que hasta ahora se han planteado, se refieren a las proporciones de la estatua en relación con su
entorno y que, en mi opinión, tienen fácil solución.

1º Suprimiendo el pedestal la figura tendría sólo 7,5 m de altura. Se empotraría a una distancia de una cuadra hacia el
poniente de la Escuela de Derecho, por lo que no afectaría en nada su arquitectura, como tampoco la de la iglesia de Enrique
Joannon.

2º Estar instalada en un espejo de agua dificultaría el accionar de grafiteros y de otros vándalos; así el proyecto del
arquitecto Cristián Boza daría dignidad a un espacio público, hoy asaz disminuido. Sus estacionamientos solucionarían una
necesidad manifiesta de la zona y, no menos importante, reubicaría los poco graciosos quioscos de los artesanos que afean la
fachada de la obra de Juan Martínez y suprimiría los letreros gigantes que sí son un atentado urbano.
Patricio Mackenna Salas
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-7.asp
OCTUBRE

Jueves 01 de Octubre de 2009

Señor Director:
Mucho se ha opinado y debatido sobre la iniciativa de instalar una estatua de Juan Pablo II en la plaza que lleva su nombre en
la comuna de Recoleta. A favor o en contra, da mucho para analizar su pertenencia y valor agregado. Yo me quedo con lo
esencial. Y es que se pretende remodelar este triángulo de área verde, hoy de dudosa calidad, y transformarlo en un gran
articulador urbano. Se trata de un bandejón que enfrenta la Escuela de Derecho, obra del arquitecto Juan Martínez, a la
futura U. San Sebastián y a la iglesia de E. Joannon.

Sin embargo, por su localización, esta plaza urbana que diseñamos se inscribe dentro de un plano mayor que culmina en la
Plaza Baquedano, siendo animada por el paso del Mapocho y el inicio del Parque Forestal. Esta área está provista de un
sinnúmero de monumentos que le dan un carácter especial: monumento de los Italianos, José Manuel Balmaceda, Manuel
Rodríguez, Baquedano, la Fuente Alemana, etc. Este análisis nos lleva a la propuesta urbana de incorporar el sector en
cuestión al total de esta gran pieza urbana, destacando los edificios que ahí se encuentran.

La propuesta consiste en una plaza semielevada (1,50 mt) que acoja esta realidad y se relacione visualmente como un balcón
urbano con el resto del área. Bajo la plaza se localizan, en un gran espacio abierto y de expeditos accesos, la feria artesanal y
dos grandes salas de uso cultural. En los siguientes subterráneos habrá 300 estacionamientos. Se preservan las especies
arbóreas que allí existen, incorporándose al nuevo diseño paisajístico.

La plaza, provista de bancos, pérgolas, pavimentos especiales y quioscos, empieza en la Escuela de Derecho y termina frente
a la iglesia de Joannon, rematando en una fuente de agua en donde se localizará la estatua de Juan Pablo II, cuya altura será
proporcional al entorno y acorde al acuerdo con los organismos pertinentes, dialogando urbanamente con los monumentos del
sector. A continuación se plantea un parque con los árboles existentes, proponiendo una frondosa vegetación hasta la calle
Purísima.

Tema de importancia es el de la escala urbana; es decir, la proporción de un elemento en relación a otro. El proyecto
definitivo que incorpora la escultura de Juan Pablo II se complementa con el nuevo edificio de la USS, que en su esquina
enfrentada a la Escuela de Derecho propone una gran loggia urbana que celebra este magnífico edificio de Martínez.
Esta conjunción urbana es la que está recogida por esta nueva plaza, que a la manera de una plaza europea (Navona,
Wenceslao, Aretzzo) potencia los edificios adyacentes y el acceso al barrio Bellavista. Las alturas trabajadas en este diseño
son: plaza, 1.50 m; plaza de artesanos y salones de uso múltiple, menos 2,5 m; iglesia, 28 m; USS, 37 m; Escuela de Derecho,
26 m; probable altura Bellavista Norte, 35 m; probable altura Bellavista Sur, 40 m; altura parque tras estatua, 25 m; altura
escultura Juan Pablo II, en estudio. Por lo tanto, la figura del Santo Padre quedará inmersa en un perfil urbano promedio de
30 metros, lo que sucede en cualquier plaza del mundo de estas características.

Cristián Boza
Decano Facultad de Arquitectura USS

blogs.elmercurio.com/ ... s-que-la-estatua.asp

Viernes 02 de Octubre de 2009

Señor Director:
Por las innumerables cartas que han seguido apareciendo en esta sección relativas al monumento a Juan Pablo II, se
desprende que hay una idea bastante extendida en cuanto a que el problema sólo radica en su desmesura para el lugar, y por
ello se propone desde reducir el plinto hasta eliminarlo.

Sin embargo, podrían cortársele las piernas al Santo Padre e instalarlo de rodillas sin que ello, a mi juicio, solucione el
disparate más grave, que es pretender convertir el actual parque frente a la Escuela de Derecho, en una plaza dura,
alterando radicalmente el "sistema" de parques compuesto por el Forestal, el Gómez Rojas, el Balmaceda y el Bustamante.
Sin duda, no es admisible que la Municipalidad de Recoleta tenga tuición sobre el destino de un parque que es parte de un
todo a escala metropolitana.

Christian de Groote
Arquitecto
diario.elmercurio.cl/ ... 8-9a69-08dabd45ce55}
Domingo 04 de Octubre de 2009

Señor Director:
Frente a las diversas opiniones que se han emitido respecto del monumento a Juan Pablo II que se erigirá en la plaza que lleva
su mismo nombre, se hace necesario aclarar varios aspectos del proyecto que siguen generando una gran confusión entre los
ciudadanos; entre ellos, connotados columnistas.

El proyecto de remodelación de la plaza en cuestión pretende transformar dicho espacio público en uno de los puntos de
encuentro ciudadano más significativo de la comuna de Recoleta y la ciudad de Santiago. Así, se busca el traslado de la feria
artesanal existente a un zócalo semisumergido ubicado en la misma plaza, con lo cual se recuperará la fachada de la Escuela
de Derecho de la Universidad de Chile. Se eliminarán los letreros monumentales de publicidad, se conectará la ciclovía
existente en Pío Nono con el circuito que hay hacia el oriente de Santiago, uniendo nuestra comuna al megacircuito de
ciclovías metropolitano en gestación; se incorporará seguridad con la instalación de una oficina disponible para Carabineros, y
la instalación de cámaras de seguridad.

En cuanto al paisajismo, de ninguna manera el proyecto le hará perder su calidad de parque urbano ni afectará el sistema que
lo integran conjuntamente el Forestal, el Balmaceda y el Bustamante, sino que, por el contrario, se embarca en un esfuerzo
por mantener, trasladar e integrar al proyecto a la gran mayoría de los imponentes ejemplares actualmente existentes, así
como reponer los ejemplares afectados.

Finalmente, pido paciencia por un proyecto que recién se encuentra en período de gestación, a la espera de las
autorizaciones y tramitaciones ante los diversos organismos que legalmente se encuentran llamados a pronunciarse.

SOL LETELIER
Alcaldesa de Recoleta
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-1.asp

Miércoles 07 de Octubre de 2009

Señor Director:
En su carta titulada ―Monumento a Juan Pablo II‖, publicada el domingo 4 de octubre, la alcaldesa de Recoleta, Sol Letelier,
relata algunos aspectos de la plaza, su paisajismo y zócalo semihundido, pero no dedica una sola palabra a lo que realmente
tiene confundidos, como ella dice, a lectores y columnistas: el monumento, su altura y su presencia en el entorno.

Lo anterior también se omite en la carta ―Más que la estatua...‖, publicada el jueves 1, en la que Cristián Boza explica su
diseño para esta plaza frente a la sede de la Universidad San Sebastián —lugar que, según comenta, será una explanada dura
elevada a 1,5 metro de altura sobre el nivel de la calle—, y defiende el diseño aludiendo a tres plazas europeas: la Navona en
Roma, la de Arezzo en Italia y la Wenceslao en Praga. Sucede, curiosamente, que en ninguna de las tres plazas referidas se
levanta un bloque de esa altura sobre el nivel natural del suelo. La belleza de las citadas Navona, Arezzo y Wenceslao radica
sobre todo en ser planos a nivel de suelo, limpios y vacíos; su importancia urbana, en la oportunidad real que brindan a los
edificios que las bordean de ser los elementos que ciertamente ordenan el espacio urbano.

Construir, por el contrario, medio piso de altura sobre una plaza es, a todas luces, obtener un muro que interrumpe
perspectivas, circulaciones y relaciones. Esto, que tiene su única justificación en la incorporación de un programa
semihundido (la feria de artesanos y dos salas de uso múltiple), no solamente contradice la idea de abrir un espacio urbano
que destaque a los edificios circundantes, sino que además anula toda posibilidad de generar vistas desde la altura del
peatón, obteniendo un evidente predominio de un equipamiento del subsuelo por sobre la importancia de una plaza, aparente
objetivo final de toda esta historia.

Felipe Assadi
Director Escuela de Arquitectura UNAB
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-2.asp
Miércoles 07 de Octubre de 2009

Poderes fácticos en el arte

Señor Director:
A los pocos días de iniciada la polémica por el proyecto de la Plaza Juan Pablo II, y a raíz de mi apoyo a la iniciativa, algunos
conocidos me hicieron ver lo que consideran el único gran error que habrían cometido sus impulsores. ―Si tenían esa idea —me
dijeron—, ¿cómo no hablaron con los poderosos, los asesores de los grandes empresarios, los que siempre son llamados o
elegidos para sus encargos, y son los que definen las tendencias y lo que es aceptado en materia de urbanismo y de
monumentos? Ellos son los oídos por el Consejo de Monumentos Nacionales, y —al parecer— nadie se atrevería a
contradecirlos‖.

Aunque aún no me convenzo de que el arte en el país se pueda manejar por las presiones de un poder fáctico que
determinaría qué cosa es buena y qué cosa es mala, el escultor Francisco Gazitúa empieza a demostrar que algo hay, al tenor
de sus propias palabras, en su última entrevista en este diario, el domingo 4 de octubre.

Cuando dictamina, de un modo tan absoluto y perentorio, que ―esta obra no puede hacerse‖, porque ―en los escultores existe
unanimidad de que esa escultura no puede hacerse‖, ¿A quién está notificando de esa decisión? ¿Quiénes integran el tribunal
que resolvió semejante condena? ¿Cuáles son los fundamentos que le permitieron adoptar ese acuerdo? Mientras el autor de la
obra dice, en todos los medios, que ni Gazitúa ni ninguno de los más enardecidos críticos mostró el menor interés en visitar el
taller, en estas semanas en que todavía era posible ver la escultura, los ataques proliferan. ¿Cuál es la seriedad de la crítica,
si no han visto la escultura?

La descalificación que hace Gazitúa de los profesionales elegidos por la Universidad San Sebastián no merece comentarios. En
todo caso, vale la pena decir que son continuadores de la larga tradición de la estatuaria en Chile, de esa expresión del arte
escultórico que Gazitúa da por muerta, exclusivamente porque él decidió abandonarla. ¿Qué podrían hacer los escultores
jóvenes que han adoptado esta modalidad de su disciplina, si tuviera razón? ¿Cuáles serán sus posibilidades de desarrollo, si
ya dictaminó la muerte de la estatuaria en Chile?

Este episodio y el comportamiento de tantos ―eruditos‖ se han repetido a lo largo de la historia decenas de veces. Baste
recordar, en Francia, cuando los expertos de la academia denunciaban y desahuciaban el impresionismo por no ser arte, o los
intentos de los guardianes de la cultura por derribar la Torre Eiffel por su desproporción física y fealdad estética, o, hace
poco, los intentos de impedir la construcción de la pirámide del Louvre por antiestética y por no estar acorde con el entorno.
¿Le suenan los argumentos?

Mario Desbordes Jiménez
blogs.elmercurio.com/ ... ticos-en-el-arte.asp

Jueves 08 de Octubre de 2009

Señor Director:
Quisiera comentar dos cartas aparecidas en esta sección referidas al monumento a Juan Pablo II; la primera de Cristián Boza,
el jueves 1 de octubre, y la segunda de la alcaldesa de Recoleta, Sol Letelier, este último domingo.

Ambas ya se refieren al espacio del parque Gómez Rojas como ―plaza‖, como si se tratara de un hecho consumado, a tal
punto que la alcaldesa habla de ―remodelación‖ de la ―plaza‖ en cuestión, y argumenta que el debate ―sigue generando una
gran confusión entre los ciudadanos; entre ellos, connotados columnistas‖. Si bien no me considero para nada dentro de la
categoría de columnista, que no se mueva a engaño, pues la mía no es confusión sino alarma, y aclararé por qué.

Lo primero que provoca alarma en la carta del Sr. Boza es que se refiere al espacio en cuestión en términos de la plaza
urbana que ―diseñamos‖, y lo segundo, que se trate de una plaza semielevada en 1.50 metros. ¿Quién ha encomendado de
buenas a primeras a un particular como la Universidad San Sebastián, por medio de su decano de arquitectura, Sr. Boza, a
decidir el destino de un espacio urbano de tal relevancia? ¿No se da cuenta la alcaldesa que hay un grave conflicto de
intereses al estar dicho espacio directamente enfrentado con el nuevo edificio de la Universidad San Sebastián? ¿Qué plaza
europea, señor Boza, está construida 1.50 metros por encima de los edificios que la rodean?
Con sus 37 metros de altura, la Universidad San Sebastián ha proporcionado un duro golpe a la escala de dos edificios
patrimoniales, como son la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, de Juan Martínez, y la iglesia de Joannon, que con
su torre de 28 metros de altura aparece como juguete a su costado.

Dejemos tranquilo el parque Gómez Rojas y mejoremos y reforcemos su masa forestal, y que la Municipalidad de Recoleta
asuma su responsabilidad de erradicar una feria artesanal y unos ―letreros de publicidad monumentales‖ que, está de más
decir, no se instalaron ahí sin su anuencia y provecho.

Christian de Groote
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-3.asp

Sábado 10 de Octubre de 2009

Ilegalidad de la estatua de Juan Pablo II
Jorge Schaulsohn

http://blog.latercera.com/blog/jschaulsohn/entry/ilegalidad_de_la_estatua_de

El emplazamiento de una estatua de 14 metros de altura sobre un gigantesco pedestal ( la más grande del continente)
de Juan Pablo II en un parque frente a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile suscita polémica y nos obliga a
reflexionar sobre religión, la Constitución y los espacios públicos. A primera vista los protagonistas son los vecinos y la
Municipalidad y la disputa versa sobre temas urbanísticos. Pero hay un trasfondo muchísimo más profundo. La estatua
es un catalizador de la vieja Pugna entre laicismo y religión, la presencia de símbolos religiosos en los espacios
públicos, el carácter laico del estado chileno y el dominio de las universidades estatales por sobre las privadas y, en
particular con aquellas de clara orientación religiosa.

La plazoleta en cuestión se llama, desde hace 80 años, Domingo Gómez Rojas, alumno de derecho de la Universidad De
Chile y primer estudiante universitario muerto por represión política. En el sector, esa facultad ha reinado suprema y
solitaria por décadas dando su impronta e imponiendo su sello al barrio Bellavista. Pero, como dice la canción de Bob
Dylan, los tiempos están cambiando y justo enfrente se instalo la Universidad San Sebastián, privada y de clara
orientación católica con un enorme edificio moderno. Y para "agregar la ignominia a los efectos propios del delito"
como diría un abogado obtuvo autorización del municipio para cambiar el nombre al parque e instalar el símbolo
religioso objeto de la controversia consolidando así tu total predominio sobre el sector en desmedro de la Chile.

Nuestra Constitución garantiza la libertad de conciencia y el ejercicio libre de todos los cultos y autoriza a las
confesiones religiosas a erigir y mantener templos. A diferencia de Argentina o Perú, Chile no tiene religión oficial, es
decir es un estado secular, aquel en el cual la Iglesia ha sido separada de la cosa pública, se ha disuelto el fuero
eclesiástico y el catolicismo no es religión de Estado, por lo que debe mantener total neutralidad en asuntos religiosos;
por eso lo Ministros y autoridades no están obligadas a jurar con su diestra sobre la Biblia ni por los Santos Evangelios (
como en Perú o Argentina) pudiendo prometer desempeñar fielmente sus cargos y la exhibición de símbolos religiosos
tales como crucifijos en oficinas públicas o en las salas de audiencia de los Tribunales de justicia es ilegal (aunque
dicha prohibición a menudo no se respeta); esta restricción se extiende también a los espacios públicos. La religión es
un asunto privado cuyo ejercicio esta garantizado y protegido, pero no puede ser promovida por cuanto ello es
contrario a la Constitución. El hecho que la mayoría de la población profese una determinada religión es irrelevante.
Francia, España y Chile son mayoritariamente católicos y a la vez seculares. Estas normas, que garantizan la
neutralidad religiosa de la República no pueden ser modificadas por mayorías circunstanciales ya sea de un Consejo
Municipal o del Congreso (salvo, claro está, mediante reforma constitucional).

La Universidad de Chile se siente desplazada, alega que se esta mercantilizando un bien de uso público poniéndolo al
servicio de una institución de educación superior privada, transformando el entorno para servir sus propósitos al
fomentar de forma abierta e ilegal su agenda proselitista-religiosa , todo ello en abierta violación de la Constitución y
con la complicidad de autoridades políticas afines. No hay que olvidar que la estatua está aprobada por el mismo
arquitecto que diseño los edificios de la Universidad que se construye en el lugar y esta pensada para conformar un
conjunto armónico con ellos.

Ello nada tiene que ver con los méritos de Juan Pablo II; tampoco puede compararse esta situación con la erección de
monumentos a personajes controvertidos como Salvador Allende en la Plaza de la Constitución o el día de mañana a
Augusto Pinochet. El tema no es que un el personaje sea controvertido ya que ello es totalmente irrelevante. Tampoco
la bonomía ni los merecimientos del Papa están en cuestión. Decir que "se lo merece" por cierto que sea no resuelve el
problema. Los monumentos instalados en espacios públicos no tienen porque ser del agrado de todos y aún cuando lo
fuesen, contando con la unanimidad de la población, de todas maneras se debe respetar el principio constitucional
superior de neutralidad religiosa de los espacios públicos.

Domingo 11 de Octubre de 2009

Señor Director:
Sin duda que un debate de gran nivel se está dando en torno al monumento a Juan Pablo II. Connotadas personalidades han
dado sus opiniones muy bien fundadas.

Pero creo que llegó la hora de demostrar que en este tipo de decisiones la participación ciudadana debe ser mucho más
activa. La discusión hasta ahora se ha dado a nivel de élite, y sería bueno comenzar a preguntarse qué piensan los residentes
de la zona en cuestión -del parque Gómez Rojas, ubicado en la comuna de Recoleta-, quienes serán finalmente los que
decidan sobre el futuro de esta polémica.

Por supuesto que la alcaldesa, Sol Letelier, representa a los habitantes de la comuna de Recoleta, pero en un tema que
seguirá generando discusión es imperioso conocer el sentir de la comunidad sobre esta iniciativa en particular, con una
pregunta simple: ¿quieren o no un monumento que conmemore a Karol Wojtyla, con las características que se han planteado?

olemizar sobre si el fallecido Papa hubiera o no querido un monumento de estas características me parece del todo baladí.
En el Chile del siglo XXI, tema pendiente sigue siendo el incremento de la participación de la ciudadanía en cuestiones que
afectan su quehacer diario.

Francisco Derosas R.
Periodista
blogs.elmercurio.com/ ... de-juan-pablo-ii.asp

Martes 13 de Octubre de 2009

Señor Director:
Frente a la polémica generada por el proyecto de construir una escultura en homenaje al Papa Juan Pablo II (ideado por una
gran amiga, Sol Letelier, alcaldesa de Recoleta) en el Parque Gómez Rojas de Bellavista, ubicado frente a la Escuela de
Derecho de la Universidad de Chile, me veo en la necesidad de apoyar esta iniciativa.

Mi propuesta está enfocada en reubicar este monumento de gran relevancia nacional, en un espacio de amplias dimensiones y
en un contexto de escala metropolitana. Es por esto que propongo emplazar esta escultura en el camino Juan Pablo II, que
une las comunas de Colina y Lo Barnechea y que fue bautizada así en su honor.

Además, este camino forma parte del Parque Regional Pie de Monte Andino, que busca potenciar nuestra cordillera de los
Andes como un elemento que posicione a la capital de Chile como una ciudad de clase mundial, destacando las
particularidades y capacidades de cada una de las comunas que lo atraviesan, potenciando su valor en términos de
biodiversidad, lugar de contemplación, y vocación turística, educativa y recreativa, como también el reconocimiento del
derecho de paso a nuestra cordillera.

Varios signos y hechos confirman lo anterior: la constitución de la Asociación de Municipalidades, el proyecto Protege, los
convenios suscritos con la intendencia y el Minvu para desarrollar un plan de ordenamiento, la construcción de 8,4 km del
Sendero de Chile, los derechos de paso otorgados por propietarios y el reconocimiento de la comunidad internacional como un
lugar prioritario a proteger y conservar.

Emulando a grandes capitales, este monumento escultórico de 13,5 metros de altura se convertiría en un gran hito, ubicado
en las alturas de nuestra precordillera, rodeado de vegetación autóctona con suficiente espacio para su contemplación y
devoción. Y quizás, en un futuro cercano, pueda ser un lugar de peregrinación para la Región Metropolitana.

MARIO OLAVARRÍA R.
Alcalde de Colina
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-4.asp
Miércoles 14 de Octubre de 2009

Señor Director:
En relación con el debate suscitado en torno a la escultura en homenaje a S.S. Juan Pablo II, deseo manifestar a Ud. lo
siguiente:

1.- Siento el más profundo respeto y admiración por la obra y el mensaje del Papa Juan Pablo II, y en especial por su brillante
actuación como mediador en el conflicto entre Argentina y Chile y por su iluminada visita a nuestro país, decisiva para
guiarnos en el retorno a la democracia por un camino de paz y entendimiento.

2.- Sin embargo, considero que la dimensión de la escultura proyectada en su memoria frente a la Escuela de Derecho de la
Universidad de Chile es del todo desproporcionada en relación con su entorno, y tal característica la convertirá más en un
punto de referencia para la ubicación de las instituciones que se encuentren a su alrededor que en un homenaje armónico a
tan extraordinario hombre, y

3.- Frente a las destempladas e irracionales descalificaciones de que ha sido objeto el sacerdote jesuita Felipe Berríos por dar
a conocer su legítima opinión sobre el tema en cuestión, debo manifestar mi total respaldo hacia quien, sin duda alguna, es
una de las personas que con mayor tenacidad, coherencia, valentía y serenidad han hecho de su vida un ejemplo de
promoción de los valores del catolicismo, poniendo especial énfasis en una tarea aún pendiente: ―Los pobres no pueden
esperar‖.

Julio Domínguez Longueira
Ex Alumno Colegio San Ignacio
Ex Alumno Escuela de Derecho Universidad de Chile
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-1.asp

Jueves 15 de Octubre de 2009

Señor Director:
Me temo que las sensibilidades estéticas se habrían atenuado bastante tratándose de un monumento de las mismas
dimensiones y emplazado en el mismo lugar... pero del Che Guevara.

Miguel A.Vergara Villalobos
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-5.asp

Viernes 16 de Octubre de 2009

Señor Director:
El parque José Domingo Gómez Rojas fue construido en 1906, como una de las obras conmemorativas del Primer Centenario
de la República y como prolongación armónica del Parque Forestal. Más tarde, en 1938, fue inaugurada allí la Facultad de
Derecho de la Universidad de Chile, obra del arquitecto Juan Martínez Gutiérrez, y hacia 1940 fue bautizado como parque
―José Domingo Gómez Rojas‖, en memoria del poeta y ex alumno de esa facultad muerto en trágicas circunstancias.

Es por eso que me pregunto, ¿con qué respaldo la Municipalidad de Recoleta se asigna el derecho no sólo a cambiarle el
nombre a ese espacio público de importancia metropolitana, sino a transformar lo que es un parque desde 1906 en una plaza
dura que se eleva entre 1,50 y 2,00 m por sobre su nivel actual, coronándolo, además, con una pérgola que aumenta la altura
total a 5,00 m?

Siendo la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile el edificio de mayor antigüedad y relevancia en el lugar, por ser
patrimonio arquitectónico, ¿se hizo parte a la Universidad de Chile de un cambio urbano de tamaña importancia? Por carta del
rector a este medio, está claro que no.

¿Cómo se pretende entregar un espacio público a un particular, con un clarísimo conflicto de interés, para que desarrolle allí
un programa diseñado en beneficio propio?

Como es habitual en este país, cuando uno levanta una piedra aparecen de inmediato los lazos cruzados de parentescos y
amistocracia: Luis Cordero, vicerrector de la Universidad San Sebastián, es hermano del escultor a cargo de la estatua.
Gonzalo Cornejo, ex alcalde de Recoleta, es amigo de Luis Cordero y fue quien se acercó al centro de estudios para que se
hiciera cargo de la ―remodelación‖ de la plaza y de la construcción de estacionamientos subterráneos en un espacio público.
La universidad le encargó el proyecto a Cristián Boza, decano de su propia Facultad de Arquitectura. ¡Todo en familia!

Christian de Groote
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-6.asp

Sábado 17 de Octubre de 2009

Señor Director:
Durante décadas el mal llamado Parque Gómez Rojas ha sido verdaderamente ultrajado por instalaciones publicitarias y
comerciales que son un atentado a la belleza y buen gusto. Ahora que se presenta un proyecto de remodelación al citado
parque, se nos informa que deberán pronunciarse las comisiones de Monumentos y de Protección del Patrimonio Nacional, ya
que se estará interviniendo una Zona Típica de Protección Urbana.

Sin embargo, ninguna de estas instituciones se pronunció durante todo este largo tiempo para denunciar la intervención de las
instalaciones irregulares e ilegales que han atentado y atentan contra esta zona protegida.

Aparentemente, cuando las acciones irregulares las promueven y ejecutan organismos del Estado, las comisiones
anteriormente citadas no actúan ni tienen opinión al respecto. Si se propone una solución por algún ente privado, sólo
entonces se exige su pronunciamiento.

Del nuevo proyecto parece preocupar la gran escultura del Papa Juan Pablo II, y sin embargo nunca preocupó a nadie la
descomunal altura de dos "esculturas" metálicas comerciales con carteles gigantes que decoran esta zona desde hace mucho
tiempo.

Lo mejor es enemigo de lo bueno, y en este caso confiamos en la capacidad y el talento del colega Cristián Boza y su equipo
de profesionales para desarrollar, modificar, si se estimara necesario, y completar el proyecto para esta importante zona
urbana.

Si esta iniciativa fuese paralizada, lo más probable es que tendremos que seguir soportando y sufriendo la penosa y horrible
realidad existente que, aparentemente, le importa a muy pocos ciudadanos y que la burocracia político- administrativa de la
ciudad no solucionará.

Víctor Valech R.
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-7.asp

Sábado 17 de Octubre de 2009

Seis premios nacionales rechazan la propuesta:
Acusaciones y defensa de la estatua de Juan Pablo II

"Si me sacan la escultura, podemos reemplazarla por otro elemento decorativo", dice el arquitecto Cristián Boza.
Romina de la Sotta Donoso Ni los carteles carreteros ni el acceso a la Costanera Norte -y sus efectos sobre el ex Parque
Gómez Rojas en Bellavista, construido hace más de un siglo- generaron tanta polémica.

La remodelación propuesta por la U. San Sebastián a la Municipalidad de Recoleta, que incluye una escultura monumental del
pontífice, fue ayer criticada por seis premios nacionales de Arquitectura -Héctor Valdés, Luis Izquierdo, Cristián Fernández,
Christian de Groote, Cristián Valdés y Mario Pérez de Arce-, quienes declararon su "total disconformidad con ella, por la
gravedad de esta intervención de un espacio público por un ente privado, que destruye un parque consolidado".

El presidente del Colegio de Arquitectos, Patricio Gross, explica: "La plaza verde se transformará en una plaza dura, creando
una placa comercial sobre el espacio público, que será coronada con esta enorme escultura. Siempre debería hacerse
concurso público para estas obras de gran envergadura".
Cuestionado ha sido el gestor del proyecto, Cristián Boza, decano de Arquitectura de la U. San Sebastián. De hecho, ambos
fueron declarados "vecinos indeseables" por tres juntas de vecinos de Bellavista (unos 2.000 residentes). Habla su líder,
Gerardo Lanzarotti: "Tras consultar sobre el impacto del proyecto en todos los organismos respectivos, presentamos un
reclamo que fue acogido por la Contraloría. Si nos dicen que lo que han hecho es correcto, pediremos disculpas".

Boza responde: "Me da mucha pena que los vecinos sean mal guiados por sus líderes. A las 2 A.M. de hoy (viernes) se terminó
de hacer la maqueta y los planos. Mal podrían los vecinos opinar sobre el tema. Recién hoy (ayer) se presentó el proyecto a
los docentes y estudiantes de la U. San Sebastián. Estoy desilusionado por las cartas que se han publicado, sobre todo de
colegas míos y 'amigos'. Personas a quienes respeto como Warnken, el Padre Felipe Berríos, Christian De Groote y Felipe
Assadi, no se han dado siquiera el trabajo de preguntarme cómo es el proyecto antes de criticarlo".

Frente a las ofertas de alcaldías como Viña y Colina, de acoger la obra, comenta: "Este monumento no es llegar y cambiarlo.
Fue una donación de la U. San Sebastián a la Municipalidad de Recoleta. Ellos tendrán mecanismos para ver cómo la traspasan
si quieren cambiarla de lugar. El proyecto arquitectónico de la plaza se sustenta al 100% con o sin la escultura. Si me sacan la
escultura podemos reemplazarla por otro elemento decorativo, desde una fuente de agua a una escultura abstracta o por otro
hito urbano. Pero nuestra idea es que sea el Papa".

La próxima semana, el tema se volverá aún más concreto: Boza y la U. San Sebastián presentarán el proyecto en detalle al
Colegio de Arquitectos.
diario.elmercurio.cl/ ... 5-a868-2bad6f1e85bb}

Domingo 18 de Octubre de 2009

Señor Director:
Ante la declaración pública emitida por el Colegio de Arquitectos de Chile sobre el proyecto del Parque Juan Pablo II (ex José
Domingo Gómez Rojas), como arquitecto a quien se le encargó el diseño de esta iniciativa, quiero hacer algunas precisiones
que resultan relevantes para una correcta comprensión de la misma.

En primer lugar, no se ha contado con toda la información necesaria y disponible para formular una opinión ecuánime.
Previo a la emisión de la citada declaración pública, se invitó a esta entidad gremial para presentarle el proyecto definitivo,
pero lamentablemente el encuentro no se pudo concretar. Mi posición en este tema ha sido de absoluta disponibilidad una
vez que el proyecto en su conjunto estuviera finalizado, situación que ocurrió esta semana.

Respecto de lo manifestado por miembros del colegio, existe un error al señalar que la altura de la plaza indicada es de 1,5
metro, ya que la medida prevista máxima es de 70 cm. Esta medida difiere ampliamente con lo manifestado públicamente.
En cuanto a la configuración de la plaza, es importante aclarar que ésta sí contempla áreas verdes, para lo cual no sólo se
mantendrán las especies centenarias que hoy posee, sino que también se aumentará la superficie arbórea en un 100%. Ello
será complementado con la implementación de paseos peatonales para los habitantes del barrio, lo que permitirá conectar el
sector con las calles Pío Nono, Ernesto Pinto Lagarrigue, Bellavista y vías próximas.

Además, quiero precisar que la imagen prevista en dicha plaza, en honor a Juan Pablo II, no es la más grande de Santiago.
Existen más de cuatro esculturas en el centro de la capital que poseen una mayor magnitud y que están ubicadas en espacios
mucho más reducidos o a lo menos similares. Entre ellas, monumento a Carabineros de Chile, monumento a Arturo Prat y
monumento a José Manuel Balmaceda.

Es necesario recalcar que el proyecto definitivo presentado esta semana al Consejo de Monumentos Nacionales tiene claras
diferencias con muchos de los argumentos expuestos por la prensa y que desafortunadamente el Colegio de Arquitectos ha
recogido como ciertos.

Me habría gustado que el colegio profesional que nos agrupa, y que es un referente para la comunidad, hubiese emitido una
opinión responsable contando con todos los antecedentes del proyecto definitivo.

Cristián Boza Díaz
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... juan-pablo-ii-10.asp
Lunes 19 de Octubre de 2009

Señor Director:
En relación con lo dicho ayer por Cristián Boza -que ―respecto a lo manifestado por miembros del colegio, existe un
error al señalar que la plaza indicada es de 1,5 metro, ya que la medida prevista máxima es de 70 cm. Esta medida
difiere ampliamente con lo manifestado públicamente‖-, quisiera sólo recordarle que fue él mismo quien en su carta
de la edición del 1 de octubre dijo textualmente: ―La propuesta consiste en una plaza semielevada (1,50 m) que acoja
esta realidad y se relacione visualmente como un balcón urbano con el resto del área‖, junto con recalcar esta y otras
medidas de la plaza y del equipamiento subterráneo que contempla (o que al menos contemplaba en esa fecha).

Estas alturas no son ―argumentos expuestos por la prensa‖, como él dice, sino datos duros entregados por mano de los
propios involucrados en la remodelación de esta plaza, no existiendo ni desinformación ni irresponsabilidad por parte
de quienes hemos opinado en este espacio acerca de dichas medidas.

FELIPE ASSADI
Arquitecto

Martes 20 de Octubre de 2009

Señor Director:
Sorpresa, por decir lo menos, ha provocado la carta del arquitecto Cristián Boza, publicada en esta sección el domingo 18, en
que se refiere a la declaración sobre el tema de la plaza Gómez Rojas que hiciera el Colegio de Arquitectos, ampliamente
divulgada en medios de prensa.

No me referiré a las afirmaciones del señor Boza respecto a la altura de la plaza, puesto que la carta del arquitecto Felipe
Assadi del día siguiente deja el punto suficientemente claro, pero sí a los árboles existentes en el lugar. Argumenta el señor
Boza que la remodelación proyectada no sólo mantendrá los árboles centenarios existentes en el parque, sino que la
―superficie arbórea se aumentará en un 100%‖. No se entiende si por superficie arbórea se refiere a la superficie actual del
parque, al área del follaje de los árboles existentes o a su número. Si de árboles centenarios se trata, en el Parque Gómez
Rojas existe no menos de una veintena de ombúes repartidos a todo lo largo y ancho de su superficie. Sólo estos árboles, no
sacrificables, impiden cualquier construcción en el subsuelo, y menos un subterráneo con tres niveles, dos de ellos con
estacionamientos con sus respectivas rampas.

La propuesta del señor Boza significa indudablemente el fin del Parque Gómez Rojas en beneficio de un particular como lo es
la Universidad San Sebastián, y eso constituye un intolerable atropello a un significativo espacio urbano de la ciudad de
Santiago.

Christian de Groote
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-8.asp

Jueves 22 de Octubre de 2009

Señor Director:
La capacidad de crear e innovar, siempre constituye un indiscutible merito de parte de quien la emprende. Pero esa
condición habitualmente no es bien comprendida, y a veces se tiende a combatir a sus autores, por causas no siempre claras.
La idea de erigir un monumento, de grandes características, a Su Santidad Juan Pablo II, si bien tiene muchos partidarios, ha
sido desmerecida en su real significado. La imagen de Juan Pablo II, hombre santo, conductor de multitudes, no puede sino
elevar los espíritus e inspirar bondad. Creo que discutir centímetros más o menos resulta un contrasentido y una mezquindad,
cuando en un sector algo abandonado y poco presentable estéticamente algunos quieren oponerse a la implementación de un
innovador proyecto arquitectónico. Que Su Santidad esté presente —presidiendo y transmitiendo un sentido de paz y
reflexión— en un lugar donde circulan diariamente miles de jóvenes de distintos niveles intelectuales y sociales resulta ser un
privilegio que nadie debería discutir. Es más bien una fantástica oportunidad para que los chilenos vuelvan a entregarle su
homenaje de agradecimiento a quien evitara una guerra fratricida, con resultado de incalculables mutilaciones y muertes de
hermanos chilenos y argentinos.

Dr. Horacio Taricco Lavín
blogs.elmercurio.com/ ... 22/juan-pablo-ii.asp

Sábado 24 de Octubre de 2009

Señor Director:
En relación con la carta publicada en su diario el día 23 de octubre del 2009 y firmada por una profesora titular de la Escuela
de Arquitectura de la PUC y de la Universidad Finis Terrae, me llama la atención que una docente con tantos cargos no se
haya preocupado de informarse del proyecto en cuestión, e irresponsablemente frente a sus colegas, alumnos, vecinos y
lectores opine sobre algo que no conoce. Además, debo informarle que el proyecto fue presentado al Colegio de Arquitectos y
a sus Premios Nacionales, en los que se concluyó que el real problema era el método operativo para encargar dicho tipo de
proyecto. En días pasados, éste, además, fue presentado a los vecinos de Recoleta en conjunto con la alcaldesa, concejales,
asesores, juntas de vecinos, un público de más de 400 personas y la prensa. Se aclaró, además, que cualquier decisión con
respecto a la estatua estará en manos de Monumentos Nacionales, y cuyas recomendaciones las aceptaremos absolutamente.
Me pregunto: ¿está al tanto esta profesora del tema? ¿Ha hecho alguna proposición correcta para el lugar en cuestión que
critica? ¿Está realmente informada de que es "una Escuela" de Arquitectura la que está liderando el proyecto? (lo cual es
absolutamente falso).

CRISTIÁN BOZA D.
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... juan-pablo-ii-13.asp

Lunes 26 de Octubre de 2009

Señor Director:
No puedo dejar de referirme a la carta del arquitecto Cristián Boza publicada este sábado recién pasado. Ello, por dos
motivos: primero, por sus ácidas críticas a la declaración de la arquitecto Cristina Felsenhardt aparecida en esta sección el
viernes 23, la cual suscribo en todas sus partes, y segundo, por contener una serie de "imprecisiones" que no puedo dejar
pasar.

Efectivamente, el miércoles 21 hubo una reunión en el Colegio de Arquitectos para conocer en detalle el proyecto del señor
Boza para el parque Gómez Rojas, a la que concurrimos autoridades y miembros de la orden, entre ellos cinco Premios
Nacionales de Arquitectura. El señor Boza afirma que en dicha reunión presentó su proyecto y que solamente se concluyó "que
el real problema era el método operativo para encargar dicho tipo de proyecto". Nada más lejos de la realidad. Al final de su
exposición, el señor Boza esquivó el debate y se marchó, por lo que no participó en el ulterior intercambio de opiniones
donde se criticó ampliamente la sola idea de la plaza. En dicha reunión no se tomó acuerdo alguno, lo que seguramente se
hará durante la presente semana. Además, el arquitecto que suscribe expresó verbalmente, y más tarde por escrito, el temor
de que dicho encuentro pudiera ser usado por el señor Boza para legitimar esta grave intervención urbana.

A mayor abundamiento, y a propósito de "imprecisiones", mediante cartas a esta sección primero, y más tarde en la reunión
antes mencionada, el señor Boza ha dado distintas versiones respecto a la elevación de la plaza que originalmente era de 1.50
metros, luego de 70 centímetros, para terminar declarando que variaría de 70 a 140 centímetros.

Es de público conocimiento que el señor Boza es Decano de Arquitectura de la Universidad San Sebastián y, además,
arquitecto de la pretendida plaza José Domingo Gómez Rojas, situación sobre la cual he reiterado en repetidas
oportunidades, y a él personalmente, que este hecho constituye una clara incompatibilidad, si no de derecho, al menos de
una mínima seriedad profesional.

Christian de Groote
Arquitecto
blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-9.asp
Lunes 26 de Octubre de 2009

Señor Director:
Siguiendo los argumentos de los distinguidos arquitectos y urbanistas, contradictores a la instalación de una escultura del
Papa Juan Pablo II en el parque Gómez Rojas, no podría haberse construido en Europa el London Eye en Londres, la Torre
Eiffel en París ni el monumento a Víctor Manuel II en Roma.

Todas estas grandes obras estarían fuera de la escala del lugar, serían desproporcionadas al terreno que las rodea, no
conjugarían con la arquitectura circundante y romperían el tejido urbano de estas capitales.

Hoy en día, ¿se imaginará alguien estas ciudades sin las citadas construcciones?

Estas obras son admiradas por todo el mundo, y sus alturas se miden en decenas y centenas de metros y también tuvieron sus
contradictores, cada una en su tiempo.

Comparada con aquéllas, la escultura a Juan Pablo II resulta pequeña, con sus 7,5 metros de altura. Es que así somos de
pequeños los chilenos.

Víctor Valech
Arquitecto

blogs.elmercurio.com/ ... icas-a-monumento.asp

Martes 27 de Octubre de 2009

Señor Director:
A las críticas del señor De Groote a todo lo que signifique adelanto, como la Costanera Norte, el Centro de Justicia, el
monumento al Papa y a la plaza que lo lucirá, debemos agregar ahora la apocalíptica opinión de su colega, señor Covarrubias
Peña, en relación con el edificio de la Universidad San Sebastián, que, parece sostener, dejará en la sombra a Santiago
entero. Ante tanta estulticia con olor a celos profesionales que socava el merecido prestigio del arquitecto autor de varias de
las obras cuestionadas, el profesional debe repetir con Cervantes: ―...es señal de que avanzamos‖.

Patricio Mackenna Salas

blogs.elmercurio.com/ ... juan-pablo-ii-10.asp

Miércoles 28 de Octubre de 2009

Señor Director:
En primer lugar, agradezco al decano de la Escuela de Arquitectura de la Universidad San Sebastián por responder tan
prontamente a mis opiniones, emitidas en Cartas al Director del 23 de octubre. Encuentro muy positivo el canal de
participación ciudadana que abre su columna, por lo que me permito responder dicha carta que comenta mis impresiones allí
emitidas.

El tono sarcástico de los comentarios que se hacen de mi carta no ayuda a la comprensión de la respuesta. Los hechos
enumerados por mí, referentes a la estatua de Juan Pablo II frente a la Escuela de Leyes de la Universidad de Chile, sólo
pretenden ir esclareciendo más la problemática urbana que provoca y reflexionar frente a las acciones que nos atañen a todos
los que amamos la ciudad de Santiago.

En mi carta sólo constato hechos irrebatibles a simple vista y que no han sido ni podrían ser argumentados contrariamente:
que el lugar es un espacio público señero de la ciudad de Santiago; que la Universidad de Chile es un ente laico, por lo que su
relación con el personaje, por cierto extremadamente respetable, pero identificado con un credo específico, es
probablemente lejana; que la feria existente es de mala calidad arquitectónica; que la escala de la plaza debe ser respetada,
rescatando su carácter y estado, y que ya es tiempo para consultas a la comunidad, previas a los procesos de proyectar, y no
exposiciones de proyectos en su calidad de hechos consumados.
En relación con la respuesta del señor decano, no puedo más que alegrarme si el tema queda finalmente en manos de
Monumentos Nacionales, que no sólo deben recomendar, sino tener la última palabra en los temas patrimoniales.

En cuanto a la operatividad de este tipo de proyectos, a la cual alude el señor decano como justificación, es que los
procedimientos y las decisiones no parecen haber sido tomados y revisados a la luz de la madurez que está experimentando la
sociedad chilena, que reclama hoy el justo derecho de opinar antes del desmantelamiento de preexistencias históricas que,
aun de calidad efímera, son las que mantienen vivo el recuerdo de tiempos pretéritos de este país. Se entiende, o debe
entender, que una consulta previa al proyecto no tiene nada que ver con una exposición posterior al proceso de diseño, donde
la suerte de los lugares está echada.

Si el señor decano quiere explicar los conceptos así expuestos no sólo a mí, sino a muchos lectores de ―El Mercurio‖, todos
estaremos más que agradecidos.

En cuanto a los restantes comentarios del señor decano, considero que no vale la pena dedicarse a los vanos dimes y diretes
personales.

Cristina Felsenhardt R.
Profesora Titular Escuela de Arquitectura PUC y Universidad Finis Terrae

blogs.elmercurio.com/ ... -juan-pablo-ii-2.asp

Viernes 30 de Octubre de 2009

Señor Director:
Como Comité de Patrimonio Arquitectónico y Ambiental del Colegio de Arquitectos, queremos expresar nuestra total
disconformidad frente al proyecto de intervención urbana de la Plaza Gómez Rojas, en la comuna de Recoleta, que entre sus
propuestas contempla la instalación de una estatua de gran altura del Pontífice Juan Pablo II.

Como colegio, junto a algunos premios nacionales de Arquitectura presentamos nuestro desacuerdo frente al proyecto,
resaltando la gravedad que reviste la intervención de un espacio público por un ente privado, destruyendo un parque
consolidado sin haber llamado a concursos públicos, ni respetado la opinión ciudadana del sector ni de otras comunidades que
se pueden sentir identificadas con el lugar o con Juan Pablo II.

La Universidad San Sebastián, junto al arquitecto autor del proyecto, Cristián Boza, presentó la iniciativa en una reunión
organizada en la entidad gremial, y frente a las declaraciones del arquitecto en este mismo diario, queremos dejar
absolutamente claro que nuestro desacuerdo no se limita solamente al ―método operativo para encargar dicho tipo de
proyecto‖, sino que nuestro rechazo es general, tanto en el tipo de intervención que se pretende realizar como en los
procedimientos empleados.

Finalmente, hacemos notar que el edificio de la Escuela de Derecho no está declarado monumento histórico por el Consejo de
Monumentos Nacionales, y que las declaratorias, en general, no protegen los entornos de los monumentos, advirtiendo de los
negativos impactos que tienen y tendrán los edificios del proyecto de la Universidad San Sebastián y los estacionamientos en
el sector.

EZIO MOSCIATTI
Presidente Comité de Patrimonio Arquitectónico y Ambiental
Colegio de Arquitectos de Chile.
NOVIEMBRE

Domingo 01 de Noviembre de 2009

Señor Director:
Mucho se ha opinado y debatido sobre la iniciativa de instalar una estatua de Juan Pablo II en la plaza que lleva su nombre en
la comuna de Recoleta. A favor o en contra, da mucho para analizar su pertenencia y valor agregado. Yo me quedo con lo
esencial. Y es que se pretende remodelar este triángulo de área verde, hoy de dudosa calidad, y transformarlo en un gran
articulador urbano. Se trata de un bandejón que enfrenta la Escuela de Derecho, obra del arquitecto Juan Martínez, a la
futura U. San Sebastián y a la iglesia de E. Joannon.

Sin embargo, por su localización, esta plaza urbana que diseñamos se inscribe dentro de un plano mayor que culmina en la
Plaza Baquedano, siendo animada por el paso del Mapocho y el inicio del Parque Forestal. Esta área está provista de un
sinnúmero de monumentos que le dan un carácter especial: monumento de los Italianos, José Manuel Balmaceda, Manuel
Rodríguez, Baquedano, la Fuente Alemana, etc. Este análisis nos lleva a la propuesta urbana de incorporar el sector en
cuestión al total de esta gran pieza urbana, destacando los edificios que ahí se encuentran.

La propuesta consiste en una plaza semielevada (1,50 mt) que acoja esta realidad y se relacione visualmente como un balcón
urbano con el resto del área. Bajo la plaza se localizan, en un gran espacio abierto y de expeditos accesos, la feria artesanal y
dos grandes salas de uso cultural. En los siguientes subterráneos habrá 300 estacionamientos. Se preservan las especies
arbóreas que allí existen, incorporándose al nuevo diseño paisajístico.

La plaza, provista de bancos, pérgolas, pavimentos especiales y quioscos, empieza en la Escuela de Derecho y termina frente
a la iglesia de Joannon, rematando en una fuente de agua en donde se localizará la estatua de Juan Pablo II, cuya altura será
proporcional al entorno y acorde al acuerdo con los organismos pertinentes, dialogando urbanamente con los monumentos del
sector. A continuación se plantea un parque con los árboles existentes, proponiendo una frondosa vegetación hasta la calle
Purísima.

Tema de importancia es el de la escala urbana; es decir, la proporción de un elemento en relación a otro. El proyecto
definitivo que incorpora la escultura de Juan Pablo II se complementa con el nuevo edificio de la USS, que en su esquina
enfrentada a la Escuela de Derecho propone una gran loggia urbana que celebra este magnífico edificio de Martínez.

Esta conjunción urbana es la que está recogida por esta nueva plaza, que a la manera de una plaza europea (Navona,
Wenceslao, Aretzzo) potencia los edificios adyacentes y el acceso al barrio Bellavista. Las alturas trabajadas en este diseño
son: plaza, 1.50 m; plaza de artesanos y salones de uso múltiple, menos 2,5 m; iglesia, 28 m; USS, 37 m; Escuela de Derecho,
26 m; probable altura Bellavista Norte, 35 m; probable altura Bellavista Sur, 40 m; altura parque tras estatua, 25 m; altura
escultura Juan Pablo II, en estudio. Por lo tanto, la figura del Santo Padre quedará inmersa en un perfil urbano promedio de
30 metros, lo que sucede en cualquier plaza del mundo de estas características.

Cristián Boza
Decano Facultad de Arquitectura USS
blogs.elmercurio.com/ ... s-que-la-estatua.asp

Domingo 08 de Noviembre de 2009

Señor Director:
Durante las últimas seis décadas he sido testigo y convivido con las diferentes polémicas que han originado los múltiples
proyectos vinculados a nuestra capital. Mucha firma, mucha forma y bastante lucimiento para aquellos que participan.
Con mi experiencia, le pido al decano de Arquitectura, señor Boza, que concrete su proyecto en recuerdo y honor a Su
Santidad, pero, hablando en confianza, que no vaya a dejar a Juan Pablo II mirando hacia las antenas del cerro San Cristóbal
ni a las gigantografías de las comunas adyacentes; este problema es nuestro y no de Su Santidad.

HERNÁN SERRANO N.
Publicista

blogs.elmercurio.com/ ... juan-pablo-ii-11.asp
Jueves 12 de Noviembre de 2009

Resolución del Consejo de Monumentos Nacionales:
Rotundo no para la estatua de Juan Pablo II en Bellavista http://diario.elmercurio.cl/detalle/index.asp?id={bfc47faf-
e2ea-4de5-b897-3cdb78fc482e}

La obra, donada por la U. San Sebastián, no podrá ser erigida por la Municipalidad de Recoleta.

Romina de la Sotta Donoso "Desoyeron las firmas de 30 mil vecinos. Les hemos dado todas las facilidades, de tamaño y de
ubicación, y ahora nos dicen que no. Esta es una decisión subjetiva, no técnica", así reaccionó ayer la alcaldesa de Recoleta,
Sol Letelier, al enterarse de que el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) rechazó el proyecto que su municipio había
presentado para construir una escultura monumental de Juan Pablo II en la plaza homónima de Bellavista -ex Parque Gómez
Rojas-, al frente de la Escuela de Derecho de la U. de Chile. El destino de la creación lo dejó en las manos de la U. San
Sebastián: "Tenemos que verlo con ellos, porque nos están donando la estatua". La U. San Sebastián, en cambio, declaró
oficialmente que esperarán "conocer los criterios y decisiones que adopte la Municipalidad de Recoleta para resolver nuestro
propio curso de acción".

Hace menos de un mes, seis premios nacionales de Arquitectura y el Colegio de Arquitectos declararon su "total
disconformidad con la estatua, por la gravedad de esta intervención de un espacio público por un ente privado, que destruye
un parque consolidado".

La figura, con sus 12 metros de alto, es el elemento más visible de una remodelación radical de la plaza, que incluirá
estacionamientos subterráneos y que fue diseñada por Cristián Boza, decano de Arquitectura de la U. San Sebastián.

Pese a que el CMN no analizó ese proyecto, la reacción de Boza no se hizo esperar: "Qué han hecho estos señores para tener
la potestad para eliminar una inversión tan descomunal como ésta. Nos hicieron gastar toda una tarde, esperando para que
nos digan que no. Y no me vengan a hablar de la historia famosa de esa plaza, que nunca la tuvo". Asegura, eso sí, que su
proyecto para la plaza, aun sin escultura, sigue en pie: "Ya está presentado a la Seremi y a la Municipalidad de Recoleta".

Los once consejeros del CMN escucharon dos comisiones técnicas y los argumentos pro estatua de la alcaldía y de Boza; más
los contraargumentos del concejal de la comuna Juan Pastén y de juntas de vecinos, entre otros.

A las 17 horas, la vicepresidenta del CMN, Nivia Palma, aclaró que esa entidad valora la adhesión y respeto que el pueblo
chileno tiene por la figura de Juan Pablo II, así como la existencia actual de tres leyes que aprueban erigir monumentos al
pontífice en Los Andes, Paso Cardenal Samoré y Viña del Mar.

"Por unanimidad de sus consejeros y sin abstenciones, el Consejo ha rechazado el proyecto presentado por la Municipalidad de
Recoleta de erigir un monumento al Papa Juan Pablo II", declaró. La razón: no cumpliría con los cánones urbanísticos que la
entidad debe resguardar. "La estatua, puesta en ese lugar, rompe con la armonía histórica y urbanística de la ciudad. No tiene
escala con los edificios del lugar y no respeta la historia del parque ni su vinculación con el poeta-estudiante Gómez Rojas, o
sus árboles centenarios. Desorienta, desarticula el lugar paisajístico. En vez de ser armónico con el entorno, desarmoniza".

El secretario ejecutivo del CMN, Óscar Acuña, enfatizó en que la figura "iba a emplazarse coronando un estacionamiento
subterráneo, de carácter netamente comercial. Y para un monumento, se requiere de mayor dignidad". Varios consejeros
coincidieron, agregó Palma.

Ese fue el argumento más cuestionado por quienes apoyan la estatua; entre ellos, su propio autor, Daniel Cordero: "No es una
razón válida. Muchas de las estatuas de los Presidentes en torno a La Moneda están sobre espacios de tránsito o
estacionamientos".

Los detractores de la estatua, en cambio, aplaudieron. "Me parece lógica la decisión; el impacto que ya está teniendo sobre
el barrio la U. San Sebastián es una brutalidad", dice Juan Eduardo Donoso, quien representa a 2.000 residentes de Bellavista,
y se suma Amanda Gaete, presidenta del Centro de Alumnos de Derecho de la U. de Chile: "Es el primer paso de nuestra pelea
para recuperar el Parque Gómez Rojas. No podemos permitir el abuso por los privados del espacio público".

¿Y si hay voluntad de insistir? Responde Acuña: "Por la vía administrativa, no existen recursos de apelación, según la Ley de
Monumentos. A lo sumo, existe un recurso de reconsideración".

Ergo, habrá que ver si el tema avanza a tribunales.
Jueves 12 de Noviembre de 2009

http://copypeist.com/2009/11/12/cartas-al-director-cuestion-de-escalas/

Cartas al Director: Cuestion de escalas
Señor(es) Director(es):
Alguien en Chile esta usando el escalimetro al reves, claro que luego del exito la muñeca gigante, podriamos entender
que la volatilidad de un pensamiento como este, puede concluir en una escultura.

Seguramente el techo rojo, la iglesia arrinconada, los residuos de pabellon de colegio, el rio y la escuela de derecho
no eran suficintes para que apareciera en google earth, una institucion de una importancia tal como la que financia
esta operacion.

Todo vale, despues de todo es un intento similar al de un gato, tratando de salvar su penultima vida, donde finalmente
no solo se perderan 400 millones de pesos de barro y bronce, sino un ego construido durante toda una vida. Vivimos
una situacion como las que mostraba CNN, cuando eran derribadas las estatuas en medio oriente, con las cadenas al
cuello.

No es menor recordar al Papa derramando lagrimas cuando unos y otros se peleaban en el Parque O´higgins, pero eso
no es nada con el daño ocasionado ahora: el Papa se ha farandulizado, de manera postuma y no deseada, ha vuelto a
ser noticia, mas aun, polemica. El Papa, hoy en dia, en manos de Boza, es un divisor.

Ahora bien, como si fuera un problema de la torta y no de las velas, se ha indicado que se puede disminuir su altura,
disminuyendo el pedestal; aunque este desconocimiento de escalas y constante arreglo mediante prueba y error,
podrian terminar con un Papa mutilado, quizas por las rodillas.

Si bien es cierto la educacion es un gran negocio ligado a la arquitectura, sino el mejor, (preguntese por que se
detiene el costanera center y no la ampliacion de universidades); seria interesante saber que piensan los propios
alumnos de la universidad envuelta en esta polemica, fruto de su propio decano.

La falta puede estar sin embargo, como mencionamos al comienzo, en el uso del escalimetro al reves; quizas un
argumento de defensa posible hubiera sido auto-acusar que la indicacion de las escalas estaba erroneamente indicada
en los planos. Hubiera sido mas sensible y sinicamente honestos…..quizas estaba 1:200 y el jefe de obra o artista leyo
1:50; quizas hay que cambiar el aumento de los lentes; o sencillamente vivir la ciudad de cerca y no como quienes
leen el diario a la distancia de sus brazos; como esos libros de taschen de gran formato donde seguramente esperaban
aparecieran estos 6.000 kilos de bronce, provenientes de fundiciones locales, con metales origenados al derretir
cuanto catre de abuela, vendido al kilo, donde en algun minuto gozaron de su adolescencia.

Finalmente esperemos que en presencia del ultimo suspiro del brutalismo, a lo menos de aquella generacion.

Viernes 13 de Noviembre de 2009

Señor Director:
Algunos no quieren a Juan Pablo II. Ni en monumentos ni en la memoria colectiva, a la que ayudaría una estatua. Tampoco
quieren patentizar la gratitud de todos y todas por la mediación que contribuyó a evitar la guerra entre países hermanos. La
explicación es que algunos no lo quieren ver, y en esta vuelta han ganado.

Ulises Valderrama

blogs.elmercurio.com/ ... juan-pablo-ii-14.asp
Sábado 14 de Noviembre de 2009

Señor Director:
Independientemente del fallo en contra del monumento a Juan Pablo II en el Parque Gómez Rojas, me gustaría ver al Consejo
de Monumentos Nacionales con esa misma energía y unánime resolución rechazar otras intervenciones urbanísticas en
Santiago, de dudosa calidad arquitectónica.

GONZALO HOLTHEUER
Arquitecto

blogs.elmercurio.com/ ... jo-de-monumentos.asp

Jueves 19 de Noviembre de 2009

http://blogs.elmercurio.com/columnasycartas/2009/11/19/parque-gomez-rojas-1.asp#comments
Parque Gómez Rojas

Señor Director:
El parque José Domingo Gómez Rojas fue construido en 1906 como prolongación armónica del Parque Forestal, una de
las obras conmemorativas del primer centenario de la República. Este parque mantuvo su denominación genérica hasta
el año 2007, es decir, un siglo, fecha en que por acuerdo unánime del Concejo Municipal de Recoleta se le cambia el
nombre de ―Parque‖ por el de ―Plaza‖.

No hay que ser muy mal pensado para deducir que este cambio semántico no tiene otro objeto que ―facilitar‖ la
aprobación y construcción del ―Centro de Extensión y Convenciones Bellavista S.A.‖, que incluye 350 estacionamientos
y cuya adjudicación por licitación pública, con un único interesado, se concreta en ese mismo año 2007. Como broche
de oro, la Universidad San Sebastián dona a la comuna una estatua de Juan Pablo II de proporciones monumentales.

La historia es ya conocida: el Concejo de Monumentos Nacionales rechaza el monumento por la unanimidad de sus
miembros, entre otros puntos, por ―alteración de la memoria histórica de la ciudad‖ y ―cambio de la naturaleza y
vocación original del espacio al alterar la denominación del Parque a Plaza‖.

Ahora bien, lo que es innegable es que la construcción de este centro multiuso en un espacio público como es el
parque, en beneficio particular, además de abusivo, significaría el sacrificio de innumerables especies arbóreas, en
especial los ombúes centenarios existentes en él. El ombú es un árbol de raíces fuertes y que se extienden
vigorosamente en horizontal. Pretender confinar estos árboles a verdaderos maceteros de hormigón de 5 m. de
diámetro y 2 m. de altura es una más de las quimeras de este proyecto.

Y, por favor, que no se argumente más que el parque está en avanzado estado de deterioro, porque si bien es cierto
que su actual condición es deuda de todos los ciudadanos, la Municipalidad de Recoleta es la responsable directa ante
la ley de su mantenimiento y, conviene agregar, la que percibe las rentas por las vergonzosas gigantografías que en él
se han instalado y por ese triste remedo de feria artesanal.

Christian de Groote
Arquitecto

http://www.fotos.emol.com/?F_ID=834978#