You are on page 1of 72

·BERTO

o

GRO, SI

BOLISTA

CUPÓN DE SUSCRIPCiÓN ANUAl POR SEIS NÚMEROS

Favor de hacer cheque o giro postal a nombre de
Consejo Nacional para la Cultura V las Artes
Plaza de la Ciudadela N2 4
Centro Histórico
06040, México, D. R, TeL: 7rB 11 07

D

República Mexicana: adjunto cheque o giro postal por la cantidad de $ 120.00 (ciento veinte pesos 00/100 m. n.)

D

Resto del mundo: adjunto cheque por la cantidad de US $ 50.00 (cincuenta d6lares)

Nombre: __________________________________________________

Teléfono: ___________________

Direcci6n: ________________________________________________

Código Postal: ________________

Ciudad: ___________________________

P~s:

Consejo Nacional
parata
Cultura y las Artes

Estado: _______________

______________________

.

Retraro de Stéphane MaUanné v.". S.. Centro Histórico de la Ciudad de México • • CERTIFICADO DE LICITUD DE TITULO NUM . Secreta rio de Redacción: Mauricio Mo1ltiel Figueiras. Paul N adar. de Marie·Anne Sarda. Héctor Perea.j ne 15 L a siesta de un fauno 51 Adolfo Ecbeverria Fracaso y triunfo de Stéphane Mallarmé Jaime Moreno Villarreal Mallarmé 38 La dubitación del Fauno 54 Apostillas a lUla lectura en curso de la A utobiografia 18 Alfredo García Valdez P ervigilio de Venus 58 Léon-Paul Fargue Carta a Henri Mondor 24 Stépbane Malúl. de C. Manuel Porras.."mé El nenúfar blanco 59 Emilie Noulet Un prefacio 27 Henri de Régnier E l álbum de Roberto MOlltenegro 60 Stépbane Malúl.. Diseño: Germán Monta /vo y Ma ria Artigas / Pre-prensa e impresión: Reproducciones Fotomecánicas. y de Adolfo Echeverrfa. Se'Rio González Rodrig uez.. Consejo Naciona l •Cult.. Bibliothéque Nationale.Seine. .00 Plaza de la Ciudadela 4. Editor Asociado: Rafael Va'Ras. simboli ta 62 Fernando Sáncbez Mayáns Memoria de Mallarmé 33 Paul Verlaine.. C uradora del Musée dépan emental Stéphane Mallarmé en Vulaines.é Autobiografía: Carta a Patu Verla. Juan Vil/oro Coordinación Administrativa: Carlos Ma ncera M. Guillermo Sheridan. aguafuerte del Album de Monsieur Teste. V las Arte~ Presidente Raf ael Tovar y de Teresa • BIBUOTECA DE MEXICO Director General Edua rdo Lizalde Revista Biblioteca de México Director Fundador: Jaime García Terrésf Director: Eduardo Lizalde Editor: Ja ime Moreno Vil/a rrea/.~ . eXlCO NÚMERO CUARENTA Y SIETE / SEPTIEMBRE-DCTUBRE DE 1998 • $ 20.sur. Justino Fernández y otros Roberto Montenegro. Portada : Paul Va léry. A . 6270 Teléfono 709 11 07 FAX 709 11 73 • CERTIFICADO DE LICITUD DE CONTENIDO NUM . Consejo de Redacción: Ferna ndo Á lvarez del Castillo.'mé Stépbane Malúl. 4830 Yves Bonnefoy Daniel-Henry Kabnweiler Stéphane MaJIarmé: el más radical de los modernos Entrevista de Adolfo Ecbeverría 3 Mallarmé y la pintlll'a 36 Francisco Serrano E l facistol poliédrico 38 Jules Huret Entrevista con Mallarmé sobre la evolución literaria 7 Paul Valéry Alfonso Reyes Dos versiones de Mallarmé TI Jacques Scbérer El Libro de Mallarmé 45 Mario Luzi Julián Zugazagoitia La silla curuJ 13 Un golpe de dado 46 Stépbane Malúl. . París .'mé Seglmda divagación (Cer emoniales) 29 José Juan Tablada. Planta Avena . Antonio Sabo rit. del Servicio C ultural de la Embajada de Francia en México. Paul Gauguin y otros Cinco retratos 33 Biblioteca de México agradece el apoyo para la realización de este número de Philippe O llé·laprune.

.

En todo caso. El estudio de Mallarmé en Valvins med io de figuras simbó licas . pp. Bo nne foy ha hecho suyas. y de una manera sorprendente . pero ya en 1907. DETRACTORES Legión formaron y formarán . apasionadamente. precisa ndo y amplifica ndo una re flexió n o rig in a l. Mansour. FCE.¿Hace falta presentar a Yves Bonnefoy' Recorde mos e n esta ocasió n.. Ga llimard . e l auto r de Hier régnant désert y Dans la leurre du seuil es. como tampoco de santo . va ri as preoc up ac io nes ma ll a rmea nas: la insuficiencia de la razón e n la ap re he nsió n de la complej idad del mundo. la trasce ndencia de un arte afe rrado a la búsqueda de la unidad y su vital apertura a una verdad que abrace la infinita diversidad de lo real y lo vivido. La ele! de la derniere cassette. " (Albert Seguin. por l . edición de Ber- trand Marchal. Yves Bonnefoy: En efecto. uno de los inte rlocutores más agudos y constantes de Mallarmé. qu é duda cabe. De esa afinidad dan testimonio los e nsayos con los qu e Bo nn e foy h a prologado las edicio nes más recientes y completas de la obra y la corresponde ncia de Mallarmé. que nuestras creencias no son sino quime ras. tambié n. Poés ies.. críticos y detractores del poeta. reconoció que el unive rso es impe rmeable a nuestro pensamiento. e n esa época ya ta n científica y rac io n a lista e n que come nz aba su vida de p oeta? Pero quizá el autor de Sinf onía literaria no afirm aba ta n ardientemente su creenc ia e n un cosmos simbólico sino po rque tenía que reprimir grandes dudas e n su fu ero más íntimo. quiere creer. pues en uno de sus primeros textos críticos que escribiera . y e n cuyo centro destaca una interrogante esencia l: ¿cómo compre nde r y de finir la mo dernidad de una de las figuras e mble máticas de la inve nció n de nu estro unive rso lite ra ri o y artísti co? Las páginas que s ig u e n co nstitu ye n una pro lo ngació n de esas refl exio nes. que Bo nnefoy no sólo es uno de los primeros poetas conte mpo ráneos de le ngua fran cesa. Col. Dura nte noches d e a ngustia y exaltació n e n To urno n . muy pocos años más tarde Mallarmé llegó a una conclusió n que no podía ser más o pu esta. 1983). s impl eme nte . sin nad a en nosotros de esa realidad tr asce nd e nte. usted ha que escrito -y permítame citarlo "el joven inquieto y ferviente que había sido el último me dieval entre los poetas de su é poca. " "Sabía en el fondo de mi corazón y de mis entrañas que la gran alegria divina es la única realidad.es capaz de un conocimiento tan verídico como íntimo de la rea lidad profunda. del Renacimiento: una percepció n de la unidad d e t o d o. Nada mallarmeano fue en México López Velarde. ha soste nido y a lim e ntado ese diál ogo. E hizo esta constatació n de mane ra tan radical.ta de Adolfo Echeyel'l'ía quién. desde luego. Mallarmé .. -ahora que se conmemora el centenario de su muerte los lectores y traductores de Mallarmé. Sinfonía literaria. Viñetas de Edouard Mane! para La siesta de un Fauno . que no conoció probablemente ningún poema del francés y que en 1919 libró una amistosa y breve polémica epistolar con su amigo José Juan Tablada. Mallarmé le da vida de nuevo. d e hecho más poema en prosa que ensayo... y quien no cree realmente en ella nunca realizará una obra de artista. Tablada por su parte se defendió alabando las grandes aportaciones de Renard o del propio Mallarmé y afirmando que habría tomado a mal la observación de López Velarde si no fuera él tan grande poeta y tan • cercano amigo. Claudel exaltó primero a Mallarmé como "el único espíritu capaz de reivindicar el derecho de las letras". Adolfo Echeverría: Para definir la modernidad de Mallarmé . de lo divino . de esa c hi spa de fuego divino que creía esconder el ho mbre medieval. la reco nc iliac ió n d e la intuició n y la inte ligencia e n la generació n de una poética especul ativa . Poésie . París. deploraba "la actitud trágica de Stéphane Mallarmé. 1992. 1973. prólogo a Stéphane Mallarmé. ADORADORES. que e l unive rso tie ne una estructura inte ligible susceptible de se r penetrada por el pensamiento. tambié n .yen particular la del poeta. o del artista puro. percepción que se acompaña del sentimiento de que la concie ncia humana . que esc rib e s u "himno ". a esa mirada sobre el mundo que había caracterizado al Occidente cristiano en sus siglos d e la Edad Media e incluso.1 Confieso que sie mpre me ha asombrado la antinomia que encierra su afirmación. El Mallarmé de ese so rprend e nte esc rit o . Hay traducción de M. intentando escribir Herodías. XV-XVI . que nu estras me tafísicas. como usted sab e. A . pero abundan también. por varias décadas. Crisis y destino. d e la voz de un maestro hablando de otro. y que no somos pu es sino "vanas form as de la mate ria ". extrayendo de ella conclusio nes a tal Biblioteca de México 3 ero LECTORES. ¿Y Yves BOJ1J1~foy Stéphane Mallarlllé: el lllás radical de los llloderllos Elltl't'. Apartado de todo precepto institucio na l o no rmativo. que advierte que no tiene realmente nada que decir . apuntando su escasa fe en el futuro de toda poesía "ideográfica" y desconfiando de experimentos vanguardistas como aquellos en que navegaba precisamente por esos años el autor de li-po y otros poemas. . desde sus tiempos. e l "p oe ta sab io". E. no son sino "gloriosas me ntiras ". pensaba todavía de una mane ra así de arcaica. apenas nueve años después de la muerte del poeta. e nraizado e n e l corazón de la práctica misma de la poesía..·ü. así fueran tan cordiales y antes amorosos como su brillante discípulo y luego antagonista estético Paul Claudel.. po r e ll as tra ns ita una voz mo dulada por una lucidez tan crítica como admirativa: se trata. se convirtió bruscame nte e n el más radical de los modernos". ade más de é l.

Poésie. Divagations y Un coup de dés. Poe piensa todavía que éstas pueden penetrarse gracias a la capacidad que tendríamos de saber lo que verdaderamente es lo real. desprendiéndose de él. más allá de las apariencias. y justamente creyó poder evadirla "muriendo " para su deseo. para la satisfacción del espíritu. todas esas figuras que velan su simple presencia. eran susceptibles de alimentar de manera inconsciente. El efecto poético de Poe. más inmanente a nuestra existenc ia. Ahora bien. y. nada de mental . por especulaciones de naturaleza espiritualista. tal o cual aspecto que se percibe de la belleza del mundo. reducido por éste a su figura más sencillamente sensorial. como una noción de ahora en adelante pura. además. El "cielo terrestre " de un día de verano tiene una belleza tan perfecta en sí mismo. oponiendo al "goce bárbaro " la "sensación sola". incluso.pero que de inmediato hizo otro más. que le devolvió su confianza. He aquí pues la evidencia que justifica el continuar existiendo. Mallarmé necesitó renunciar a todos los pensamientos que interpretan el mundo. con el tiempo arcaico de esos "ancestros " que escuchamos susurrar en las escaleras de Igitur. los bellos aspectos de esa naturaleza a la cual.grado extremas para la relación de la persona consigo misma. harán que dispongamos de un lugar en que . Poe aún se encuentra en la edad mitológica de la conciencia . la acción más ordinaria es ya una interpretación de este tipo. es pues un elemento en la construcción de un mundo ideal. E. la definición que Mallarmé dio de la poesía en su famosa carta a Léo d 'Orfer sea. el efecto soñador en las palabras y comunicado por las palabras. 13 Biblioteca de México 4 sido sino el discurso de nuestras quimeras. ahora. A esto se refirió en repetidas veces . las especulaciones metafísicas y los ensueños que se vuelven mitologías. fue incluso lo que podría llamarse un posmodemo. de la irrealidad fundamental de la presencia humana. "no hay nada qué agregar". como las estrellas de una constelación . Mallarmé comprendió tal dificultad. 1976. por ello. A. hoy en día. para poseer el objeto que ansía. o no. revelamos como a través de un catalejo la nitidez de las relaciones entre las cosas. El mundo había sido como limpiado de su sentido por el pensamiento de la nada. E. por el lenguaje humano llevada a su ritmo esencial. obtenido a cambio de vanas esperanzas trascendentales . habrán aparecido y seguirán apareciendo -para nuestra más grande "felicidad ". devolvemos por un instante el 'goce' que nos vincula al absoluto"2 ¿Puede entenderse esta afirmación como una ilustración sintética de la modernidad mallarmeana' y. : ¿Cree usted que. Bonnefoy: Lo que hay que comprender es que Mallarmé hizo el descubrimiento de la nada de todas las representaciones -y su descubrimiento.de ese esplendor que se escapa en las situaciones ordinarias de nuestro empleo de las palabras. frente a nosotros. y mientras se logre liberarla de la significación. del sentido misterioso de los aspectos de la existencia: de esta manera dota de autenticidad nuestra residencia y constituye la única tarea espiritual '" y. no por ello se dejaba de estar determinado por viejas y vagas creencias. escondida en los pliegues de la interpretación conceptual de los fenómenos . que caigan de la mirada que e l pensamiento arroja sobre las cosas. le escribe Mallarmé a un amigo. A. por la red de las percepciones de los aspectos -y para un goce de la belleza que en éstos deja su marca. que de esta pueda emanar todavía una literatura posible -a saber. pues. si esta palabra pudiera ser empleada sin aumentar la confusión que caracteriza su uso. Pero Mallarmé constata que esta figura posee belleza. y hacer de esa aprobación y de otras de la misma clase la revelación progresiva a través de una palabra nueva -la poesía. la modernidad. se constituyó como movimiento poético en el medio de Mallarmé. en resumidas cuentas . Usted sabe hasta qué punto el simbolismo el simbolismo que. ésta ocurrirá "pliegue a pliegue" en frases que . a su manera . Que caigan del pensamiento. que puede llamársele "divino". p. A pesar de lo que se dice con demasiada frecuencia. Desde ese punto de vista. que las palabras pueden iluminarnos. tal contradicción. que antaño se creía quizá fundada en Dios. y reflexionar sobre los obstáculos que se presentan. claro . justamente. todas esas formulaciones. Bonnefoy: Precisamente en la medida en que ese paso fue una manera de cortar con todo un tipo de representaciones que siguen siendo mentales y. implica sustituir el discurso del conocimiento. ¿Y cómo prescindir de la acción si. un poco más de cien años después de su formulación. Pero nada queda de ese trasmundo. por ejemplo. dice Mallarmé . que: "La poesía es la expresión. o al número.: Usted ha escrito de Mallarmé que "en donde otros encuentran a Dios. que lo analizan en lugar de contemplarlo. el deseo .todas las representaciones que habíamos formado . dedicadas a la noción pura. realizar esta experiencia es acabar con lo mitológico . se tendrá una tarea. que no ha 2. París . Para acceder a la belleza por la vía de la "noción pura". o al pensamiento. para Mallarmé. en efecto: fijar en palabras liberadas del pensamiento. y esta última aparecerá al desnudo . Igitur. : ¿En qué medida puede considerarse el paso de la "estética del efecto poético" de Poe y 'Baudelaire a una "estética de la noción pura" como una de las aportaciones mayores de esa modernidad propuesta por Mallarmé? y. en nuestro entorno más inmediato. Col. es ésta la palabra clave de la nueva poéticalos aspectos . después de haber hecho . Gallimard . en la "noción pura" de Mallarmé: pues ésta es lo que resta de la cosa cuando precisamente se han borrado de su aparecer -aquí. "Después de haber encontrado la nada. tabla rasa. he encontrado lo bello". y evitando el nefasto regreso a la conciencia o rdinaria a la que éste lo habría obligado. esta belleza se encontraba como retraída en sí misma . Un lugar. que por ello puede considerársele mucho más moderno que los modernos: pues aunque en torno a él podían no abrigarse demasiadas ilusiones sobre la aptitud humana al conocimiento . aún viable. y que concierne a la utopía. incluso por ciertas formas de religión. A. volviéndose así pensamiento conceptual? Por supuesto. Es lo que Mallarmé llamó en el Brindis fúnebre la "morada ". evidentemente Mallarmé no fue un simbolista: fue mucho más moderno. La flor es bella. como bien lo muestran esos ángeles de sus poemas que envidian a Annabel Lee. En la época de la confianza en el pensamiento. incluso ahí donde ya no hay ser en la persona ni verdad concebible. E. debe apreciar la situación en la que esta intenció n lo sitúa. o a la extensión.fue invadido por intuiciones . Bonnefoy: Me temo que tal definición ya no puede ser válida. esa visión absolu- . pró logo a Stéphane Mallarmé . La poétique de Mal/arm é. es lo que sugiere una realidad superior a la que nos enfrentamos en la práctica ordinaria de la vida. él creyó reconocer. por todo lo que supone.

me pareció ver por primera vez la figura de un pensamiento situado en el espacio . No hay en toda la obra de MalIarmé una sola línea -con excepción aca so de unos cuantos versos de la Siesta de un fauno que pueda tomarse por ese "solemne revuelo" de palabras. "Todavía Poizat recuerda este punto de vista cuando dice. todos. 89. oídIo: Mallarmé no es más que un Baudelaire destrozado cuyos pedazos no han podido juntarse. otro de los ilustres discípulos que participan en el Banquete Stéphane Mallarmé de 1897. aparecían como cosas visibles .. engendraba formas temporales. na que no gozo. su fracaso mismo es la demostración de ese rigor. cuando intenta escribir bajo el doble signo de la Nada y de la Belleza y teme que ello le resultare demasiado difícil: "Felizmente. el rigor con el que vivió todos su s propósitos. precisamente. hay páginas extraordínarias y entre ellas muchas que hacen la crónica de los críticos y enemigos poéticos de Mallarmé: "La proximidad produce errores de perspectiva. "En cuanto a Charles Cros. lo que significa que espera haber roto todos los lazos con el ser que hay en él y que vive en el tiempo mortal.. anunciado por el Brindis fúnebre. hasta un punto de ine- .. que después de Hugo. Realmente. rue de Rome ta que es "paraíso". para los ojos. Este poema admirable. y publicados por José Luis Martínez en el tomo XXV de las Obras completas: más de 200 páginas agrupadas bajo el rubro de "Culto a Mallarmé". como mera preparación a una sorpresa todavía mayor. al "sueño" mede tafísico y mitológico. soñaba. allí la dimensión hablaba.ero El domicilio de Mallarmé en París.. ¿cuál sería. puesto que le habría sido muy fácil. exclama. A . : En este sentido. estoy perfectamente muerto". murmullo. y no ese silencio del pensamiento que se requiere para que la "morada " se ponga de manifiesto: simples ejercicios. Maestro del Simbolismo. me mostró la disposición tipográfica. "Que se recuer- escribía ya en Sinfonía litera. ese ser continúa viviendo -y exigiendo. los otros poemas de Mallarmé son. a su parecer. De tal manera que Mallarmé no podrá sino permanecer en el umbral de su proyecto poético.. . uno de los más bellos de nuestra lengua por su gravedad y su nobleza. que impediría el acceso de los "bosques ciertos" -el acceso de esa "morada " que sería la poesíaal "sueño" antiguo. pensamiento a propósito de la poesía. Bonnefoy: Ciertamente. la duda. con los me- Biblioteca de México 5 Mallarmeano en cambio fue Alfonso Reyes. desde 1909. La espera. por lo demás . el esfuerzo sobrehumano de Baudelaire por dar un paso más le costó a éste la felicidad y la razón. E. redacta para comentar la deslumbrante primera lectura de su Coup de dés: "Cuando. rigor cuando se esforzó por desplegar y hacer aparecer en las palabras la belleza de lo que es. y que ya a Mallarmé sólo le quedaba hacer lo que hizo: un apéndice a las Flores del mal. Rigor cuando pensó hasta su límite la nada de las representaciones que nos hacemos del mundo . según su propio autor. Pero. Mallarmé para otros no es más que el apogeo del Parnasianismo (así lo declaraba Laforgue). como lo sabemos mejor desde la espléndida reunión de todos los trabajos -muchos de ellos inéditos. insinuaciones y truenos: toda una tempestad espiritual que corría de página en página hasta el extremo del pensamiento.consumados por el autor a lo largo de más de cuatro décadas. " "Aquello era. SInO que VIVO en la belleza "." El propio Reyes traduce el verdadero himno que Paul Valéry. y más tarde. Así . la concentración. la herencia malIarmeana más valiosa? Y. habiéndome leído (el poema) de corrido y con toda naturalidad. en resumen. .. no es más que una declaración de intenciones que no llegó a te ner efecto. En esas "simples" Analectas que Reyes decidió no publicar en un tomo tras la edición de la Piéiade en 1945.

aun si durante cie rto tiempo los simbolistas reintrodujeron el mito en el seno del poema . Bonnefoy: Muchas de esas explicaciones no son sino andamiajes faltos de rigor que se derrumban solos. harto inquietante . como usted sabe . sea cual sea la consecuencia a mi parecer errónea que Mallarmé extrajo de la realidad personal como vía hacia ese absoluto. finalmente. co n la comprobación de la ficció n de las palabras. Detrás de una apariencia dulce y amable. en una palabra: nuestra finitud. una utopía que cree que se puede prescindir de la relación con las condiciones reales de existencia que es la encarnación en el tiempo -een los azares-. uno más aun- que no el menor de los íntimos de los ma rtes. Y. en el mundo. pueda ser sujeto de una recuperación por parte de las institu c io nes literarias. Gide o Claudel-. e jemplo del que no podemos pre sc indir. no obstante.: Permítame. en La catástrofe de Igitur. Por mi parte . detentares de una escritura a veces esencialmente lúdica . As í . Esto hace que dichos autores . Y. condenó a Mallarmé. también . de la morada. no será factible en el siglo por venir de la misma manera que no lo fue en vida del poeta. Con la crítica malla rmeana d e las rep rese nt ac io n es. la posteridad de Mallarmé en los tiempos que se anuncian? y. Y no digo esto.: ¿No encuentra usted qu e Mallarmé . es ahí do nde yo situaría su aportación a nuestro siglo. la obra del poeta tendrá evidentemente una posteridad durable . y todo hace creer. para llevar a cabo una práctica pluridisciplinaria que asocia filosofía . tambié n . Lo que éstos demostraron es simple me nte que la lucidez es un acto difícil. de exégesis. por el hombre . A. tan antimallarmeana. que acepta las evidencias de la na- Biblioteca de México 6 turaleza . con la "realidad áspera". Bonnefoy: Dec ía yo que la poética de Mallarmé es una utopía . fatalmente impresionistas. de una manera que lo muestra ciego a la intuición fundamental diurna que aquel buscaba en el pensamiento de la Nada. para terminar. por ejemplo. puedan decirse ce rcano s a Mallarm é. ya sea en s u forma universitaria o editorial? Este poeta deliberadamente misterioso y secreto. Y siempre . el testigo de un mundo reducido a su inmanencia: el único lugar en el que. no le dejan al espíritu la misma sonriente paz de los agradables jardines de las bellas casas de esos amigos que tuvo Mallarmé durante la segunda mitad de su existencia. y el deseo y la esperanza que de ésta se derivan . en efecto. . bajo diversas formas. para medir con aquél mi admiración por éste. " . ordinariamente. que logre • hacer suya la herencia de Baudelaire . sueños que el mañana no conocerá. también. .SltuO su pensamiento y su VIS IOn del mundo a una altura tal de la sensibilidad y el intelecto . Por el contrario . plantearle una cuestión que contiene una carga necesariamente hipotética y prospectiva: ¿cuál será. a Igitur. que pueda tene rse por cierta la mirada de Huysmans sobre los poemas que se supo nía que Des Esseintes amaba . El fin del pasado siglo fue muy duro en lo social. habitado aunque fuera por un breve instante . con toda seguridad . Valéry se fascinó por Mallarmé. de trabajos universitarios . Mallarmé es un ejemplo verdaderame nte útil de esta necesa ria lucidez . ¿no sufre e n nuestros días de un exceso de explicaciones. la verdadera figura de Mallarmé poco a poco se fue precisando. Se trata . Los simbolistas se quedaron a cie n leguas de esa obra que admiraron. Valéry . lingüística. en su opinión. E. Pero lo que es seguro. esa poesía de cuyo sueño no logró liberarse. Pero. e l e ngañarse a sí mismo. es que la palabra poética que Mallarmé soñó para el foturo . . y amarlo. no es por ello menos esencial. creo en todo caso que la poesía tie ne todo por ganar en el diálogo . pero ¿por qué no? La universidad aplica grandes medios cuando deja de encerrarse en la tradición de los estudios puramente literarios . no obstante. sin preo cuparse de los referentes que las palabras tienen. A. Y Claudel. existen hoy. de Rimbaud: la poesía. en una palabra. más que la de Mallarmé. Pero el trabajo de reflexió n que se ha llevado a cabo. en su obligada relación con el tiempo . a éste debemos el haber redescubierto en su novedad profunda las dimensiones filosóficas y la intenció n poética de una obra que sus primeros lectores no compre ndieron. además. La poesía por venir no podrá ser sino la que lleve a cabo una experiencia central de la existencia tal y como ésta se vive a diario . que Mallarmé no quedó muy satisfec ho con ese peligroso h o m e n aje . podemos sospechar la tristeza de Mallarmé al verse a tal grado incomprendido po r esos jóvenes que lo frecuentaban.desconociera esos aspectos siniestros. se buscará fundar la experiencia de lo absoluto sobre bases no ilusorias. llega a su fin la inge nuidad poética. pagand o un precio que en nada mancilla su grandeza. y fue Mallarmé quien ahí acudió primero. Bertrand Marchal y otros críticos contemporáneos más . Nadie en esta tierra ha escrito nada que se le parezca al Brindis fúnebre. pero confiesa e n una carta hoy célebre que nun ca co mpre ndi ó muy bien lo que el poeta buscaba. ahí tambié n . Según este concepto. historia de las religiones e historia del arte. E. Huysmans . Sí. era necesario que ese punto de la conciencia ----1esa Patagonia del pensamiento>-fuese reconocido. a Un golpe de dados jamás abolirá el azar. y situarlo en lo más alto de su concepció n de la p oesía aunque su búsqueda fundamental . y que mañana lo harán aún más. Roger Dragonetti. siempre inmensamente frustrado . Dudo. quien nos fue revelado por almas afines -pienso en Verlaine . la búsqueda de la belleza. les resulte ajena. a la vez angustia y esperanza. .dios que poseía. ya que el sueño de escapar a la finitud renace siempre . con la filosofía o el psicoanálisis. esa instalación progresiva de un estar en el mundo elucidado. y la del Rimbaud de Una temporada en el infierno. a una ambición hermenéutica. sin embargo. en dirección de la puesta del sol-. p o r lo que . y en su relación . en adelante . El ingrediente trágico que Mallarmé no quiso situar en el corazón de su atención poética lo encontró en su vida debido a su inmenso deseo. de la poesía tal y como la concebía. que el puñado de páginas que poseemos de él es absolutamente irremplazable. con Jean-Pierre Richard. sociología. por ejemplo. Y todo ello porque los sucesos que hoy se precipitan. para retomar la expresión. Ma ll a rmé es e l poeta de la inmane ncia total -por así decirlo-. sobre todo desde la última guerra. a pesar de todo. habitaba en él ese alquimista huraño que quemaba hasta el último de sus muebles. algunos autores que no buscan en las palabras más que sus aspectos de pertenencia al lenguaje . en efecto . de comentarios? y. y ni siquiera diré que ese poeta que felicitó en forma conmovedora al autor de Yo acuso en el momento de su proceso -una bella carta lo testifica. la época se prestaba para los sueños de la belleza en ciertos sitios de esparcimiento como el río en el que Mallarmé hacía bogar su esquife. sus relaciones purame nte intraverbales. al "Soneto en yx".

de los grandes órganos del metro oficial. sino un medio de hacer sin grandes dificultades buenos versos. en aquel papel. en su rincón . EL SEÑOR STÉPHANE MALLARMÉ Uno de los literatos más estimados en el mundo de las letras. 188 l. ya se tocó demasiado. no sé qué cintilación de los últimos astros temblaba infinitamente para en el mismo vacío interconsciente. en la historia de la poesía: cada poeta. tan conocidos por nuestros lectores que se hace innecesario presentarlos. el gesto acompaña siempre a la palabra.a un espectáculo verdaderamente extraordinario. coexistía la Palabra. aparece la versión corregida . La máquina de pensar y otros diálogos literarios) se recoge un comentario sobre Alfonso Reyes traductor de Mallarmé -Boletín de la Capillo . lo que explica las innovaciones recientes es que hemos comprendido que la antigua forma del verso no era la forma absoluta. de barba grisácea cortada en punta. Comencé por los Precursores. Para su publicació n en el libro de Huret . sólo hizo una aclaración al periodista . " (Como en él mismo al fin. nace la inexplicable necesidad de individualidad. para aplicarlo a la persona de Alfonso Reyes. un orgullo de dios o de iluminado frente al cual es necesario inclinarse interiormente en cuanto se lo ha comprendido. con orejas largas y puntiagudas de sátiro. por primera vez. decía que si se le obligara a quedarse con uno de los poetas franceses. .de pasar al estudio de las fórmulas consagradas. En un librito recientemente compilado y presentado por Felipe Garrido para el acostumbrado obsequio de los editores en el Día Nacional del Libro (Alfonso Reyes-jorge Luis Borges. en quien se adivina un orgullo inmarcesible que planea por encima de todo. el primer verso del poema de Mallarmé a la tumba de Edgar Poe. Ed. se precisaba. Esta es la e ntrevista má s impo rtante que ofreció Mallarmé. y. lo haría con Verlaine¡ pero su conocimiento del autor de la Siesta de un fauno se delata con frecuencia en sus textos escritos y orales. y apareció dos días después en el periódico L 'Echo de Paris. Société générale de Librairie catholique. -Asistimos. los poetas no cantan ya frente al atril. París. de la que son reflejo directo las manifestaciones literarias actuales. en este momento -me dijo . que sin embargo conocía bien la obra de ese "inoportuno". lleno de gracia. el perpetuo e ineluctable impulso lírico. para acompañarse. un gesto multiplicado. ]ean-Aubry para La Pléiade. De esta organización social inacabada. Ides & Calendes. no puede crearse ningún arte estable. Mallarmé qu edó muy co nforme con la entrevista aparecida e n el periód ico. Aquí he traducido la versión original a partir del libro de Dieter Schwarz. lo cual es ciertamente superior al texto". pero no tomó en cuenta el eterno instinto. a veces. escribió: 'Dolientes serafines'. única e inmutable. Y bien. Hasta hoy. Allí se producía el milagro: allí. Especialmente le hacía falta esta noción indudable: que en una sociedad sin estabilidad.. Cuando habla. En las Obras completas de Mallarmé. sin unidad . Recuerdo unos versos de Mallarmé que dicen: 'Des séraphins en pleurs'. la voz se arrastra un poco al final de las palabras. la eternidad lo cambia). que como decía Gide. único . pero eso no es todo. Reyes lo mejoró en la traducción y en lugar de esos lacrimosos serafines.. la propia. Al morir. 1995). En este momento de mi sondeo. dulcificándose gradualmente: un encanto poderoso se desprende de este hombre. tañe en una flauta. deberán ser honestos! ". Alfonsina. que explica asimismo la inquietud de los espíritus. Es verdad. es decir: 'Serafines que lloran'. estoy seguro. Biblioteca de México 7 ero fable ruptura. "De modo más inmediato. Les interviews de Mallarmé (Ne ut c hatel . mejoraba el original. 1 podemos perdonarle esta ilusión a quien logró tantos milagros. ¿verdad que sí?. las tonadas que le place. Paul Verlaine había escrito ya Sagesse. 1973-. junto con Catulle Mendes. nariz grande y recta. "El se entregaba a la traducción también y. fijada s y anotadas por Henri Mondar y G. y también de memoria recordaba Borges. De estatura media . por adelantado y por inoportuno. se fue persuadido de que había enterrado toda poesía por el lapso de un siglo.. con una sigular expresión de sagacidad atemperada por un gran aire de bondad. Decimos a los niños: "¡No robarán. distribuida en montones. de quienes luchan por la conquista del futuro y se presentan a sí mismos como los vencedores del mañana. que se inserta al final. con ojos ampliamente rasgados que brillan con un fulgor extraordinario." No muy mallarmeano por cierto fue Borges. ningún arte definitivo. "Tel qu'en lui meme en fin I'eternité le chonge . Mallarmé añadió unos cuantos ca mbi os más al texto. desde el comienzo. corrientes y sistemas. de precisión y elocuencia. Fue realizada el 12 de marzo de 1891 . Se trata de una "encuesta" en un sentido muy prec iso: el periodi s ta Jules Huret interrogó a un total de setenta y cuatro escritores para reunir en un solo volumen de entrevistas a todas las tendenc ias de la literatura francesa del pasado fin de siglo. precisamente por eso. era conveniente escuchar los propósitos y las teorías de arte de quienes aún están siendo debatidos. no obstante. al margen de l. Borges -lo subraya en uno de sus libros Rodríguez Monegal-. el ilustre Hugo. ya estamos cansados de él. donde como una materia de nueva especie. Antes . estaba destinado a sobrevivir gloriosamente entre muchos otros. me pareció necesario dar la palabra a los simbolistas-decadentes.

• El poeta en la sala de su casa los preceptos consagrados. habrá versificació n. incluso sus partidarios comparten este hartazgo. de Diete. Pe ro. IN. los poetas actuales lo han comprendido muy bien . a veces admirables. e n todas partes excepto en los carteles de anuncios y en la página cuarta de los diarios 2 En el género llamado prosa hay versos. y. ¡de p ronto lo han hecho s urg ir co m o la co ro n ac ió n d e l poema o del periodo' . El verso está po r doquier e n la leng ua ahí do nde hay ritmo.J beto . r Schwa rtz. de todos los ritmos. en lugar de hacer de él su principio y su punto de partida. ¿O qué no es algo extremadamente ano rmal e l que al abrir cualquier libro de poesía uno sepa sobre seguro que hallará de principio a fin ritmos unifo rmes y preestablecidos ahí donde se pretende . e n verdad . e s sobre to d o p o rque e stamos hart os d e l ve rso oficial. Siempre que haya cuidado en el estilo . Pág ina q ue común me nte estaba rese rvad a a los anu ncios clasificados. se le han acercado con timidez singular. ¿es posible hacer poesía' He mos pensado qu e sí y c reo qu e he mos te nido razón . no hay prosa : existe el alfa2. con un sentimiento de reserva muy delicado han errado en torno. diríase con cierto pavor. "Acabo de afirmar que si hemos ll e g ad o al verso actual . intere- Biblioteca d e México 8 sa rnos e n la esencial va rie d ad de los sentimie ntos humanos' ¿Dó nde está la inspiració n. por el contrario. más o me nos difu sos . y luego versos más o menos a jus tad os. dó nde la sorpresa? ¡Qué fastidio ' El ve rso o fi cial sólo d ebe servir e n mo mentos d e crisis del alma.

y de una prep aración literaria insuficiente.. igualme nte pe ligrosa -me respo ndió .Nos aproximamos ya -le dije a una impo rtante obal maestro jeció n que tengo que hacerle . po r el contrario. como digo. esfu e rzo que te nía a l propio tiempo la ventaja de crea r una especie de in terregno para e l gran verso ya re ndido que clamaba po r e l indulto. cosa que hasta aho ra les hacía cie rta fa lta. "Hay pu es ruptura p o r in co nsciencia de una y o tra partes de que los esfu e rzos pue d e n a unarse. te ndrá e l valo r de no ser e mplead o más que e n los movimientos graves del alma. la co nstricció n p arnasia na. de movilidad e ntre los versos de gran trazo. so n e l canto: los Parnasia nos conside ra n la cosa en su to talidad y la muestran . bello e n sí mismo. . que brotó po r sí solo de l instrume nto de la le ng ua. . seguir todas las mocio nes posibles de la pasió n: e l Forgeron d e Ba nville.¿En to n ces es e n ese punt o -pregunté. que nadie inventó. Los Parnasianos . 1887. po r e llo carecen de miste rio. y la imagen que e mpre nde e l vue lo a partir de las e nsoñacion es su sc ita d as p o r e ll os. . Ma urice D reyfo us. Circe y el pavorreal. Ah o ra que. a l g rad o d e sacrifi ca rl e su pe rsonalidad . ':~ • \. sugerirlo. Los jóve nes espacian esos grandes trazos para hacerlos apa recer sólo e n e l mo me nto e n qu e d e b e n produ cir e l efecto total: es po r e llo que el ale ja ndrino.. prese nta ndo los o bj e tos directa mente . inve rsam e nte. y . li . Pero e ludir ese esfu erzo es hacer trampa . p e ro pe rci bimos cl a ra me nte qu e si no hubie ra más que eso. ¡La oscuridad! . pe rsona lme nte. y otros . maestro . en efecto . Pues si. \ '". La conte mpl ació n de los o bjetos.-'\" " " \ : '.. Escuc ha mos de pronto e n las o rquestas bellísimos es ta llid os d e m e ta les. Creo. "Estas o pinio nes no me impide n creer. T héodo re de Ba n v ill e . po r una parte . e n la música. . tanto si la oscuridad provie ne de la insuficiencia d e l lec to r. Le Fo rgeron . -Eso e n cuanto a la fo rma -le dije al seño r Sté phane Mallarmé. e n vez de destruirse. Y e l vo lume n de la poesía futura será un o a través d e l c u a l co rre rá e l gran verso inicial con una infinidad de mo tivos to mados e n préstamo al oído individual. e l a rte supre mo d e las cesuras qu e . tie ne a lgunos ale jandrinos inte rminables . po r medio de una cade na de desciframie ntas. los absolutos servido res de l ve rso.. " \ : .do nde se ha producido la ruptura? -Desde luego. según mi parecer."Po r otro lado. por e l contrario.es evocar los o bjetos. Po rqu e es preCiso q ue uno sepa que los ensayos de los recién llegados no tiende n a suprimir el gran verso. no estaría mal dejarlo descansar. abre po r azar un libro así escrito y pre tende disfrutarlo . escoger un o bje to y extraer de él un estado de alma . ' \ j "' ! '. de una conc is ió n inveros ímil. En poesía debe haber sie mpre enigma. los dos esfue rzos puede n complementarse.Es . los jó ve nes han e xtraído su ins tinto directame nte de las mú sicas dive rsas . se ha producido la misma transfo rmación: a las me lodías muy dibujadas de antaño les ha sucedido una infinidad de me lodías qu ebrad as que e nriqu ece n e l te jido s in qu e se sie nta la cade ncia ta n fu e rte me nte acentuada. y habrá que volver a po ne r las cosas e n su lugar. "Es e l uso pe rfecto de ese misterio lo que constituye e l simbolismo: evocar poco a poco un obje to para mostrar un estado de alma o. • \ \' '\ . como s i no hubie ra habido nada antes. pe ro no hace n sino esp aciar la tiesura. nos fatiga ríamos de inme diato. en efecto .. no han visto que e n e llo no hay más que un esfu e rzo compleme ntario de l suyo. . ciertame nte. ¿Y e n c uanto al fo ndo? "Creo -me respo ndió que e n cuanto a l fo ndo los jó ve nes están más ce rca de l ideal p oético que los Parnasia nos que tratan todavía sus te mas a la mane ra de los vie jos filósofos y d e los vie jos re tó ricos. Si un ser de una inteligencia mediana. \ Roberto Montenegro.. .¿Es uste d . a este instrume nto tan perfecto. Pa rís . ahí está el e nsue ño.le pre- . ' .. los Parnasianos han sido. y e l fin de la literatura -no hay o tros. e l ale jandrino puede alcanzar una variedad infinita. e n lugar de seguir sie ndo maniaco y sede ntario como hasta hoy. tie nde n a introducir más aire e n e l poema. más imprevisto . hay un male nte ndido . más aéreo. qu e con la ma rav ill osa cie nc ia d e l ve rso. Nombra r un obje to es suprimir las tres c u a rtas p a rtes d e l go zo d e l poe ma que está hecho de la felicidad de adivinar poco a poco. e na m o ra d os d e l ve rso p e rfec to.. Biblioteca de México 9 sustraen a los espíritus esa alegría de liciosa de creer que e llos crean. a crear una sue rte de fluidez. 1907 poseen maestros como Banville. que es preciso qu e no haya más qu e a lu sió n. y al que quizá hemos desgastado po r exceso de uso. será e n ade lante más libre.3 p o r e je mpl o . c u a nto d e la d e l poeta . 3.

iPues no! Si la poesía consiste en crear. según él. sin duda . un poco lejos. quien se mostró sorprendido de no haber hallado los no mbres de los señores Vielé-Griffin y de Gustave Kahn en la redacción de nuestra entrevista : "Son". D . el magnífico Verlaine cuya actitud de hombre encuentro tan bella como la de escritor. donde él se halla en huelga contra la soc iedad . en el fondo. quien hasta aquí ha rendido el mayor refuerzo .5 es claramente una obra maestra.. en efecto. sólo debemos captar sus relaciones. Fran \. Librairie de l'An indépe nde nl . "En el fondo . Encontré al señor Stéphane Mallarmé. rechazo po r completo todo lo profesoral aplicado a la literatura que . por ejemplo.l torno. en suma. su verso fluido. Cua ndo esta de cis ió n se hi zo públi ca . sus movi miento s de multitudes. • Le pregunto al señor Mallarmé qué lugar le corresponde a Verlaine en la historia del movimiento poético. cantor delicioso . de los Goncourt y de Zola . hemos vuelto hoy en día al viejo gusto francés del siglo pasado . muy bien puestos . ha to mado las p a labras . "dos de los principales poetas que han contribuido al movimiento simbólico y que yo nombré al respecto". no tenemos que crearlas. me dijo. como Vigny. él ha hecho menos literatura que arte evocatoria. fu e rechazado po r el comité respo nsable cuyos miembros eran Théodore de Banville. se lo dedicó a los tres amigos. Su libro más reciente . -Él fue el primero en reaccionar contra lo impecable y lo impasible parnasianos . y el fragmento fue rechazado po r unanimidad 4 Ahí intenté . He nri Mondar. con que se puede to lerar todo dolor con gran altura y también con soberbia bravuconería. Fragranee.. es Verlaine. en una época en que el poeta es un proscrito . La mujer. sirviéndose lo menos posible de elementos literarios. se diría un acompañamiento mu sical ejecutado por el propio poeta que no permitía al verso oficial aparecer más que en las grandes ocasiones. de la R. "Para volver al naturalismo . el mundo está hecho para desembocar en un bello libro. el resto proviene de su maravillosa capacidad de organización. vive allá . 195 1. que son especies de poema s. del alma humana estados. son Marice. en efecto.. que escoger cierto número de piedras preciosas y poner sus nombres en el papel. al lado del alejandrino en sus mejores galas. una especie de juego tecleado que corría en 4. con Sagesse. Para mí. con excepción de algunos amigos como Mendes y Dierx. mi sinceridad al recon oce r lo que había de nuevo en el aporte de los recién llegados. que siempre me he interesado por las ideas de los jóvenes. como usted ve -me dice el maestro al estrecharme la mano . de Oieter Schwarz. "L'improvisation d 'un faune " de 1875. Catulle Mendés. • Antes de partir. y ante quien me inclino con admiración. pero la publi cación no se logró y Mall armé retiró su poema para po ner fin al lamentable incidente .. aportó. todo e ll o pintado e n prodigiosas Biblioteca de México 10 aguadas. -¿Conoce usted a los psicólogos? -Un poco. la piel de Nana . -Los jóvenes -me respondió>-que me parecen haber logrado obras de maestría . Pero el padre . fulgores de una pureza tan absoluta que . nOClan . y repercute de inmediato en el espíritu de la multitud. . la evolución poética actual. ies la obra de una organización verdaderamente admirable! Pero la literatura implica algo más intelectual que eso: las cosas existen . mucho más humilde y modesto . es totalmente individual. Léon Oierx y Léon Cladel protestaron al editor. era hacer piedras preciosas. Debo confesar que ambos nombres los había yo dejado. Porque yo. es el caso de un ho mbre que se aísla para esculpir su propia tumba. cuya noción la gente parece haber perdido. y con mucho gusto aprovecho la ocasión que se me presenta de ponerlos en el lugar que les corresponde. sin atadura con lo que las precede . París.o is Coppée y Anatole Fran ce. el verdadero padre de todos los jóvenes. Poemes anciens et romanesques .· Stéphane Mal/anné et Anatole Fran ce. por ejemplo. ahí sí hay creación. a decir verdad. Editions. que consiste en tomar los medios de la pintura . lo admirable de los almacenes de modas es que nos han revelado. Más tarde . . Posee en verdad cualidades poderosas. y la palabra poesía encuentra su sentido: es. y sobre todo . su inaudito sentido de la vida. es cierto . Lo que me ha conferido la actitud de líder de una escuela es . pero eso es todo.. Moréas . y los hilos de esas relaciones son lo que da forma a los versos y las orquestas . Cf. L'affaire du Parnasse. soy un solitario que cree que la poesía está destinada para el fa sto y las galas supremas de una sociedad consumada donde la gloria. Me parece que después de las grandes obras de Flaubert . . primero. es poner de lado todos los medios viciados que se le puedan ofrecer. y que por consIgUiente no les pertenecía . en el retiro y el silencio. 1890 . eso sí. y que esa denominación mo rirá cuando Zola haya concluido su obra. "Mire lo que son las cosas -añade mi interlocutor riendo un poco . la única creación humana posible. mi Siesta de un fauno puso a aullar al Parnaso entero . pues es la única . ya con disonancias voluntarias. me parece que bajo ese término hay que comprender la literatura de Emile Zola . y de todo lo que se les parezca. el caso de un poeta. esa ladrona inveterada . Todo lo que pueda proponérsele es inferior a su concepción y a su trabajo secreto . y si de veras las piedras preciosas con que uno se adorna no manifiestan un estado de alma. constituyan en efecto las joyas del hombre: ahí sí hay símbolo. le pregunté al señor Mallarmé los nombres de quienes representan. sino para disecar los motivos del alma humana. hay que extraer .. bien cantados y bien alumbrados . que Mallarmé había entregado para el Tercer Parnaso contemporáneo.gunté-. en esta sociedad que no le permite vivir . Aunque . cuya textura todos hemos acariciado. -¿Qué piensa del fin del naturalismo? -Hasta hoy la simpleza de la literatura ha consistido en creer.l Véase tambié n el ensayo de Jaime Mo reno Vill arrea l " La dubitació n del Fauno" en esta entrega ( .. Pero entre eso y la poesía hay la misma diferencia que entre un corsé y un hermoso pecho . es decir obras originales. hacia 1875. ha sido Henri de Régnier que. a esas mujeres que se adornaban ilegítimamente con aquello cuyo sentido secreto desco. La actitud del poeta en una época como ésta . tendría su lugar. Cuando lo publicó en fo rma de plaquette en 1876. poner. Traducción de Jaime Moreno Vil/arreal 5." P. (N. no para mostrar la forma exterior de las cosas. por intermedio del comisario de policía. y luego . en el tiritero. es que uno se adorna ilegítimamente . por el contrario. París . quien ha creado el nuevo movimiento? -Abo mino de las escuelas dijo él-. Tengo gran admiración por Zola.

tempestades buscando. ¡Oh nodriza con tu criatura.I Alfonso Reyes Dos versiones (le aJlaltmé BRlSA MARINA La carne es triste ¡ay! y todo lo he leído. se doblarán al viento sobre el naufragio. pálida. y la inocencia de vuestros pies helados! La hórrida presencia acoge. Nada. la soledad estéril y azul se estremecía. ¡Huir! ¡Huir! Presiento que en lo desconocido de espuma y cielo. ebrios los pájaros se alejan. ¡He de partir al fin! Zarpe el barco. ¡palmas! Y al revelar esta reliquia trágica al padre que ensayaba una sonrisa fría. ¡Quién sabe si los mástiles. y sereno meza en busca de exóticos climas su arboladura. ni los jardines que los ojos reflejan sujetará este pecho. y remedando con la voz viola y clave ¿oprimirás con dedo marchito el seno suave donde fluye la hembra en albor sibilino para labios hambrientos de aire y de azul divino? Biblioteca e/e México 11 . implume aunque aletea. y ni la fresca esposa con el hijo en el seno. ¡Mas oye. . Un hastío reseco ya de crueles anhelos aún sueña en el último adiós de los pañuelos. por el vidrio que al fuego de aromas y oro ardía. oh corazón. cantar los marineros! DON DEL POEMA ¡Te traigo la criatura de una noche idumea! Negra. náufrago en mar abierta ¡oh noches! ni en mi lámpara que esconde su blancura.. por las ventanas gélidas ¡ay! torvas todavía . cuando perdidos floten sin islotes ni derroteros!. sangrienta. el alba salta sobre la lámpara seráfica.

.

autor de La barca (1965) . que comunica puntuaLmente sus programas J' cita a sus encuentros rituales J' ceremonias. alli debieron m. No se trata de una silla solemne.. Harto intensa es la tranquiLa fuerza con que éL LegisLa. Esta mecedora se ha convertido. a quien ahi toma asiento. y que reitera de este modo su eficacia.. II giL/sto del/a vito (1970) Y Rosales (1983) . de estabilidad. Si.adurar certezas extremas. cuando su obra en mi ha estado totaLmente in terio rizada. pero en su Lugar ha dejado su presencia.de La "Sociedad de Amigos de MaLlarmé" [Societé des Amis de Mallarmé}.. incluso para aquellos que no la comprenden. sin premeditación. en La silla obligada de lo que es La disciplina de Las disciplinas: incluso sus detractores deben acudir a ella. no tiene nada de majestad presuntuosa. que está ausente. anclado a su tarea. ha escrito. Quien se sentaba alli debió tomar en eLLa decisiones intrépl:das. es La protagonista de la imagen que adorna La portada. qué grave calma en torno a ella . Mas se halla en el humilde paraíso doméstico conferido. del verde . en este detalle deL mobiliario no se halla ningún signo de viudez.. contra La clara y verde Luz deL rio que corre apacibLemente frente a la casa de Valvins -puede percibirse la yoLa amarrada . dllLcemente. En el interio. Qué fuerte es su presencia alli donde está ausente: y esta mecedora está alli para decir. sobria en su manufactura.. • Aun asi.. ricas en imágenes. a Lo sumo despunta su tranquila inminencia. ni de las Lecturas grabadas en voz de diversos lectores. El curso del rio. con aLgunas raras pausas ociosas. Tradu cción del fran cés de Jaim e ?\'lorf'llo Villarreal © Dlrupe . no disuelven el universo imantado que la rodea. ¿Es un destino o una Ley? Una ley que este hombre firme ha sostenido. parte de ella. bajo esta claridad.una sólida mecedora. en unanimidad con las fiestas vivaces y vanas del sentido entre los reflejos deL agua y las tentaciones. ordinarias o preciosas. y sin embargo emana de ella una impresión de seguridad. estas líneas publi- cadas por la revista Etlrope (enero-febrero de 1998). Vulaines·sur·Seine Biblioteca de México 13 . In estos últimos tiempos. De este asiento nos llega aL mismo tiempo La serena autoridad de la ley que observamos y la energia de La ley que proclamamos.El extraordinario poeta italiano Mario Luzi . como la de una siLLa curul. Qué aire ligero. de paciencia. entre La inmovilidad y La distracción. arden imperceptiblemente otras existencias consagradas a la misma causa: la causa del padre de familia y de su mágica labor que vale para todos... Enmarcada por una ventana. parece estar escrita en La apacibLe seguridad que el asiento expresa. de manera definitiva. La mecedora de Mallarmé. sino que se ha limitado al boLetin anuaL. aunque forman. Foto Magdeleine Bonnamour © Musée départemental Stéphane Mallarmé .~ que no podemos ve. en conmemoración del centenario de la muerte de Mallanné. "eL JVlaestro se ha ido a recoger Lágrimas en eL Estigio". mi retomo ji-ecuente al recuerdo de MaLLarmé no se ha ocupado de Las diversas ediciones de sus Libros. La frescura en que se derrama. como el mundo.

y e ti es h p ro e a d bl e• el e y b ~ S .• p VI no u vu P.

Literariamente.. a los siete años 4 . pero por mucho tiempo lo intenté. entre otros. a la vuelta de una calle.) . informes precisos sobre ese querido y viejo fugaz no tengo: su dirección. Darzens 2 quien lo ha representado hasta ahora ante este agraciado editor. y. Lafo rgue . 1. el cual algunas veces reaparece bien cotizado en los catálogos de libreros de ocasión que recibo. sin duda antes de la creación del Registro. pues le había yo conocido en una casa amiga. esquivé esa carrera a la que se me destinaba desde las mantillas. Si nada de todo esto resulta. París. no el estado civil. desde la Revolución. (Carta de Stéphane Mallarmé del 25 de marzo de 1888. partí a los veinte años a Inglaterra. de niño. incluso. aunque casi siempre hubiese ocupado altos puestos. con quien estará en tratos para la publicación de Axel. He redia . al conversar. sintiéndose mejor. pero también para hablar esa lengua y enseñarla en un rincón. por ejemplo. a nuestros lectores. Mariano Rivera Velázquez. nuestras dos manos se vuelven a encontrar una en la otra como desasidas en la víspera.. cada año. etc. un día. a la muerte de su madre (2 de agosto de 1847). por este y otros lados. de que acuda a la hora dicha. 2. Tras la publicació n de Jadis et Naguere de Ve rla ine . un día. Leconte de lisie . y en el f ondo. con tristeza. una serie ininterrumpida de funcionarios de la Administración y el Registro Público. Edmond Bonniot. principalmente. Biblioteca de México 15 . Otro escribía versos jocosos en los Almanaques de las Musas y los Obsequios para las Damas. para otra cosa que registrar actas. que ah o ra ofrecemos. del Sr. la ignoro. yerno de Mallarmé y primer editor de este importante documento. de que un poeta . H. con alma la martiniana y un secreto deseo de sustituir. el niño Sté pha ne te nía cinco años. En realidad . nutridamente anotado por Adolfo Echeverría . en el viejo piso de la hogareña burguesía parisina . León Vanie r (1847-1896) . lunes 16 de noviembre de 1885. Conocí. Mi querido Verlaine: Estoy en deuda con usted. en varios de mis ascendientes: uno . pasé después por varios pensionados y liceos. Hoy. pasados más de veinte años y a pesar de tantas horas perdidas. bronce patinado y pulido. edito r y poeta . [falta una palabra) Magnien3 . "Es usted la melodía personificada. el día que . Paris Modeme. Vie lé -Griffin y Corbié re . mi querido Darz ens. nacido en París. Perdí. adorado por una abuela que me ·crió primero. y. que hice "¿Biografía? Más bien confesión". Adjunto poseo. 4. pero los orígenes son borgoñones. cómo tiene usted razón. en el que colabo raron Banville. viviese de su arte. 1994.Stépballe Jlallarl7lé Sí. se inició como librero antes de con- vertirse en e dito r de plaquettes ilustradas y de un pe riódico . Por lo demás. tranquilo y sin otro sostén obligado: me había yo casado y la cosa urgía. Decía yo. hace rato. porque Dios existe. loreneses también e incluso holandeses. y nunca lo he lamentado. afirmó el Dr. y su nombre se me apareció al pie del Privilegio Real colocado al frente de la edición original francesa del Vathek de Beckford que yo reimprimí. cuando inicié carrera. o fechas. de Régnie r. Parece que era algo demasiado complicado para ser puesto en ejecución. al uno como al otro. Encuentro rastros del gusto por sostener la pluma. Rodo lphe Darzens (1865-1938) . muy niño. Pero. no hay duda. Paso a mí. si mi memoria es buena. familia parisina. de altura 3. La abolición del azar: Platón y Mallarmé . al Sr. Vanier se convirtió en el edito r de los simbo listas y los decade ntistas: Mallarmé . y no siete. la más sutil y la única completa ". Mis familias paterna y materna presentaban. 2. autor de Strophes artificielles. No había modo. Huysmans. usted lo sabe. nos vendrían a la mente. porque siempre hemos vivido en París. en el quinto infierno. un primo lejano que había publicado un volumen romántico de tomo y lomo llamado Ángel o Demonio. incluso rebajándolo varios grados .lo que dita de Villiers. hallarlo donde Vanier. Moré as. lo conozco. iré a encontrarme con usted a la caída de la noche. él acudiría con exactitud a las citas y. en la calle que hoy llaman Pasaje Laferri<~re. ninguna duda . con el fin de huir. que sólo conoce el hombre en cuestión. 20 m. puesto que n o hay nada qué decir salvo que nuestro arte o elocución sea otra cosa que una de las fases de la música. el 18 de marzo de 1842. Habiendo aprendido el inglés simplemente para mejor leer a Poe. Mallarmé o mitió e l no mbre: [Edouardl Magnie n. especialmente un miércoles. a Béranger. creo. en cien cuadernillos de versos que siempre me fueron confiscados. nadie más puntual que él: es pues Vanier 1 quien debe primero obtener su dirección. de la obra inécasi nada. los detalles biográficos que hoy se me escapan. porque he estado buscando aquello que había prestado . a mi madre.. quiera usted. para Hommes d 'aujourd 'hui así como para los Poetas malditos. fue síndico de los libreros bajo Luis XVI.

y toda verdad adquirida no nacía sino de la pérdida de una impresión que. . com o decían los alquimistas. se consumía y me p ennitía. de tiempo en tiempo. recogida en sufuente que es el Arte y la Ciencia. . como antaño se quemaban el mobiliario y las vigas del techo para alimentar el fogón de la Gran Obras. impersonal y lleno de vida. con paciencia de alquimista. ningún mérito. suficiente para nuestros más bellos sueños. o vuelto a en contrar en el f ondo del hombre que jiú. pero fuera de esto. porque está prendada de sí misma y su voluptuosidad recae deliciosamente en mi alma. en muchos tomos. no hacer la obra en su conjunto (¡se necesitaría ser quién sabe quién para ello!) pero mostrar un fragmento ejecutado. un Libro.. pero no un libro. mobiliarios. no me bastaria. siempre he soñado e intentado otra cosa . ". y no una colección de inspiraciones del azar por maravillosas que fuesen . atraído la benevolencia de encantadores y excelentes espíritus. pero no voy a adherirlos a las páginas sino como se hace una colección de telas seculares o preciosas. indicando el resto en su totalidad para el cual no basta una vida. No tengo. La explicación órfica de la Tierra. que intentan sin saberlo todos aquellos que escriben. hacia 1896 víos. en mi aisla l'l'/iento.. Pero n o m e en orgullez co.) 9. no obstante. (Carta d e Sté phane Mali arme a He nri Cazalis d e l 7 d e e ne ro de 1864 . Y si hablo así de mí. mi placer y mi tortura . (Carta de Sté pha ne Mallarmé Ma lla rmé a Eugé ne Lefé bure d e l 17 de mayo de 1867. e:xplicación del hombre. de ese resultado.. un periódico. publicado por todas partes.. gracias a esas tinieblas disipadas.... Probar gracias a las porciones realizadas que ese libro existe.. La derniere mode. persuadido de que en el fondo no hay más que uno.. agotadas.. Salvo en una época. Y es que. (Carta de Sté phane Mallarme a He nri Ca- Vina rio Pica de l 27 d e novie mbre d e 1886. No obstante. en Publicaciones de Lujo. como el Vathek.) Biblioteca de México 16 . creo. Ma lla rmé o mitió una pal abra . nos p roveerá de un Teatro. ¡el de usted en primer lugar! Todo aquello no tenía otro valor momentáneo que el de entretenerme la mano: y por más logrado que resulte algunas veces uno de los [falta una palabra]7 entre todos apenas logran conformar un álbum. y que no sería sino con una real co ngoja que entraria en la Desaparición suprema. la Poesía hace las veces de amor. hasta en su paginación. (Ca rta de Sléphane 5.. después de algunos artículos malbaratados aquí y allá intenté redactar 6yo solo. de no log rar acabar mi obra. ". que me han. querido amigo. incluso los Genios. Mostrar todo eso y levantar una punta del velo de lo que puede ser semejante poema es. Paul Verlaine. con el espíritu mortificado o agotado. . mientras más avance más fiel les seré a esas severas ideas que me legó mi maestro t. en que desesperándome del despótico y descuidado libraco de Mí mismo. ".. que es la Obra . Las palabras inglesas). mas todo ello me posee y quizá lo consiga. no lo sé. y abarcará varias se- Eugene Carriere.) 6 . una vez que hubo centellado. y hasta los teatros y los menús para la cena. puesta al desnudo. lisa y llanamente. aparte de los trozos de prosa. Creo que la Literatura. que mil veces rechacé. y es justo para evitar el rem ordimiento (de haber desobedecido a la lentitud de las leyes naturales) que me gusta refugiarme en la impersonalidad. u Oda. el Fauno. 3 za lis de l 7 d e e nero de 1864. un libro que sea un libro. además de en las Revistas Literarias. o no. el Cuervo 9 .. avanzar más profundamente en la sensación de las Tinieblas Absolutas . yeso es todo (Los dioses antiguos. En el fondo. p ersonalmente. Álbum de versos y de prosa . cuando los desvisto de su polvo.no he creado mi obra sino por eliminación.. que le hacía e co. pues el Texto habla por sí mismo y sin voz de autor)8. "No obstante.. arquitectural y premeditado. es posible que el editor Vanier me arranque esos jirones. para hacerme soñar por mucho tiempo. se yuxtapone a las ecuaciones de ese sueño. esos poemas en prosa.ries.. Con esa palabra condenatoria de Álbum. ".agar Poe. ata- bien . Iré más lejos. y diré: el Libro.. He ahí la confesión de mi vicio.. de las que conviene mejor no hablar.) 7. perf ectamente delimitada e imperecedera si es que yo mismo no parezco . La Destrucción fu e mi Beatriz. es p orque ayer terminé por fin el primer esbozo de la obra. nuestros ancestros . los versos de mi juventud y lo demás. pro babl e me nte "fra gme ntos" o "poe mas". cada vez que aparecían los primeros números de alguna Revista Literaria. joyas. cuyos ocho o diez números que aparecieron sirven todavía. hacer centellear en algún lugar la autenticidad gloriosa. La Gran Obra. "Para mí. y más bien me entristez co . en momentos de apuro o para comprar ruinosos botes de vela. y que conocí lo que no habría podido consumar6. considero la época contemporánea 8... ¿Qué? Es difícil decirlo: un libro. Tuve que realizar. que es el único deber del poeta y el juego literario por excelencia: pues el ritmo mismo del libro. ciertas tareas particulares. Nada más natural entonces que no haya tenido yo prisa por recoger las mil sombras sabidas. será anónimo. cu yas representaciones serán el verdadero culto moderno. amigo mío... Y el alma dellec/or goza absolutamente como el poeta quiso que gozara . . El inaudito p oema El cue rvo fu e hecho así. dispuesto a sacrificar para ello toda vanidad y satisfacción.. la cual co nsidero una consagración . se les puede hallar. las concesiones tanto a la necesidad como al placer no han sido frecuentes. en el título. Esos versos. pero confieso que la Ciencia que be adquirido. y podrá incluso continuar indefinidamente (al lado de mi trabajo personal que..

.. u ...¡t . ahí donde sólo ha habido e ncue ntros. y de re umatismo ! Se lo que es eso.-.. · 1M. t... J~ J.. Tuve antaño una fatiga y como una laguna me ntal..como un inte rregno en el que e! poeta no tie ne por qué inmiscuirse : está demasiado caduca y e n efervescencia pre paratoria como para que te nga otra cosa qu e hace r qu e trabaja r..... aho ra. Se trata del poema e n prosa La gloire ("La glo ria")... .i <lt. dura nte di ez a ñ os. tan pronto me ataca demasiada fatiga de espíritu... ~ n~. de la rue de Rome) a los dive rsos sitios e n los que obte ngo e! diezmo de mis minutas. .. k t. y.. po r lo que se ha creído e n cie rta influe ncia e je rcida po r mí. y el Colegio Ro llin por último.t ~ L.. .iJ t..... algunos detalles biográfi cos a escoger que se requiere habe r visto en alguna parte como verídicos.. Se trata del soneto "Toujours p lus sou rianl au désaslre plus beau ."c L... ... '-'1 vi".¡...'r ~ ¿. ......... ....J "... Me nd es.. e n Stéphane Ma llarmé .. • L.~.. pues prefiero ante todo. .. prime ra versió n de "Victorieusemenl fui le suicide beau .... para usted ..~ -. luego d e usar esa droga.z. Pero un día iré a verlo y a contarle todo esto. tM. y le lle- f (....... ~~ . L r fu . d .. Madrid .... Ver. y A contrap elo d e Hu ysmans. anotado a lápiz para darle el aire d e una d e esas bue nas co nve rsacio nes d e amigos aparte y sin alboroto... y de las manos de un buen médico. ~. ~ (... • l' v.J. al contrario d e lo que desde hace ta nto tie mpo machaca n los grandes pe riódicos en los que siempre he pasado po r alguie n muy extraño: escudriño y no encue ntro nada más exceptuando las molestias cotidianas..v...· .. u. "" • .. . e.(. ¿Cuánto lamento sabe rlo e nfe rmo. r" ~) w .. .. \ J>~l . . L.I'... y la Eva futu ra e n la Vie Moderne.. las alegrías. .... a orillas del Sena y de! bosque de Fontaineblea u . o. estarme e ntre algunos muebles antiguos y que ridos.. Ya leerá uste d todo esto.... Mis grandes amistades han sido las de Villie rs.. "". . V r ~ "'~ J::..~ f 1·G.. " i.-J ~ ~ ~-'" e 1~ u-L.~ GÁ~ ~. pues la cuestió n de la dosis es de suma importancia .. ..... y le atribuyo mis insomnios ....u t-y "1~ ~ .) 1l. ... Simple paseante en yo las de caoba.~.J. estancias o sonetos....<M1 ¿.:. J.. He ahí toda mi vida desprovista de anécdotas.. ahí me descubro bie n dife re nte.. querido Verlaine... los Liceos Condo rcet y Janso n de Sailly. Pued e empeza r sin esos dos bibelots.. sólo pre ndado de navegació n fluvial....b-..0...-.1~~ I l.". es tu ve co n di ez a ños d e a nti c ip ac ió n p o r e l rumbo e n que jóvenes espíritus similares habían de rondar hoy e n día . Axel se publica e n la Jeune Fra nce. •• i 110.h.' J.sión y notas de Adolfo Echevema 10.. Obra poética 1. ... ~ } ... Olvidaba mis fugas. J. Algunas aparicio nes donde quie ra que se monta un ballet... . "' . ~ L... ...~A:. . Con mu cho acie rto.t..:. :. {a..~ Página fin al de la carta a Verlaine va ré un soneto !O y una p ágina de prosa!! qu e confeccionaré por estas fechas..t. para no ser lapidado si éstos llegaran a sospechar qu e él sabe que no existen . .. '-~ J-. :... ) .. . .... querido amigo. . ya lo recorre rá usted con un vistazo. .. algo que encaje ahí dó nde usted lo quie ra acomodar. a un sitio que ha pe rma necido idé ntico desde hace años. Biblioteca de México 17 . donde se toca el órgano. pe ro cuyo sentido se manifesta rá.. ..."" .. . L · ~ e. .uJ. u.... ~ 1J.....-. con vistas al mañana o a nunca.. . Hasta la vista... " ('Triunfalmente evadido el hermoso suicida .v. y e ncontrará.. Honro al río que deja que se hundan en sus aguas jo rnadas e nteras sin que uno tenga la impresión de habe rlas pe rdido. pero velador enfurecido.1. r . me vi todos los días con mi que rido Manet ¡cuya ausencia me parece hoy inverosímil! Sus Poetas malditos.. ni una sombra de remordimie nto . o.. I --r r1~ eoYW~""'w V.. traducció n de Rica rdo Silva-Sa ntisteban . ".. t c.J. . c.1.. re c. 4Alw. ...... y de cuando e n cuando e nvia rles a los vivos su tarjeta de visita... f... .~ ..' . ".. Hipe rió n .. 1.. . en un de partamento preservado po r la familia.. J".... &.-I.."".. y la hoja de papel a menudo en blanco. muy o rgulloso de su flotilla .. Su mano. I Jo.. con miste rio..'-:' ~}"I ~ rr. Sté phane Mallarmé El paquete de VilIie rs está do nde el conserje : ¡no necesito decir que lo aprecio más que a la niña de mis ojos! Se trata de lo que ya no se e ncuentra: en cuanto a los Cuentos Crueles.H .. .. ¡ I ..~ L .¿ •. 1981.... La soledad acompaña necesariame nte esta especie de actitud: y aparte de mi camino de la casa (en el 89. los duelos inte riores. Vanie r se los conseguirá...... han inte resado e n mis Martes po r mucho ti e mpo vaca ntes a los jóve nes poetas que n os aman (mallarmistas aparte). No use sino rara vez e! salicilato.•• i. qu e rido Verl aine. e-. yeso es tod o .A. diseminados.A· . Q... tJ.... • 'IJA-'. •.. tu VJ~ ~ J. h~~ t. Hasta la vista.. r~ ~ c.. y. k. '.:" I d .' .. r. vago poco. . mis dos pasiones artísticas casi contradicto rias. -..

París. p... Correspondance. en Oeuvres. y quizá sobre todas las cosas -con ese dejo de amargura que la voz epistolar de Mallarmé vuelve audible-. querido amigo. Recuerdo que la caligrafía era de un trazo nervioso.4 el poeta que también. en Stéphane Mallarmé. esa Gran Obra encarnada en un libro potencialmente capaz de contener a todos los libros y condensar todos los lenguajes: pero testigo. dirigida a Paul Verlaine. ¿de dónde es originaria?" ¿Sus proyectos literarios? Cdéme algún detalle sobre esa gran obra de la que ha escrito . actitud encuentro tan bella.. sobre todo. Mallarmé enviaría a Verlaine una misiva de doce páginas ésta que ahora tengo ante los ojos-. de la insuficiencia de la inutilidad de sus pretensiones omnímodas -y del reverso amargo de su esperanza: su fracaso. Col. Su familia . un balance o inventario mental en el que. 663.. en primer lugar. • "Querido amigo . El hecho atrae por su fascinante ambigüedad: a la mitad de su vida. Sólo que aquí. Véase este texto en las páginas 7-10 de esta entrega de Biblioteca de Mexico. a un mismo tiempo . para aproximarse a los límites de su persona. se trata . Oeuvres en prose completes. buscando reconstruirla. "L'unique et son interlocuteur". 1387 . esa violencia a la que el declarante se somete para obligarse a volver ostensible lo que hasta entonces había permanecido oculto. reanimarla . He ahí la confesión de mi vicio. contaba sólo con veintitrés años. París. y que creo puede ser leída bajo el signo de una revelación decisiva. más aún . Ga llimard . ) "2 Con estas palabras. p. La respuesta no se 1. "el magnífico Verlaine -diría Mallarmé. para admitir la inmensidad del camino que le quedaba por transitar encarando abiertamente su propia desmesura . Mallarmé requería de la Biblioteca de México 18 y quizá lo consiga. 5. En este sentido. 2. y le pido una entrevista . 1972. Gallimard. el repaso sumario de un devenir biográfico. en presencia de Verlaine . para exhumar el secreto privado y traerlo a la luz pública. abraza el significado medular de esa otra carta que Mallarmé escribiera dos décadas después. pp. Verlaine le solicitaba a Mallarmé algunas referencias biográficas para un número en preparación de Les hommes d 'aujourd'hui. acaso su carta más célebre. la memoria de una formación artística y el itinerario de una investigación poética saturada de incertidumbres y tanteos. 870. Stéphane Mallarmé. como hombre tanto como escritor". Gallimard. a su manera. . Tuve un día en mis manos una carta de Stéphane Mallarmé en la que éste declara haber descubierto una imagen manifiesta de la consumación de su destino: es la imagen de su propio rostro apagado. se viera convertido en un testigo excepcional. había buscado conquistar un absoluto literario. 7-29 4. mas todo ello me posee vO. (Agradezco a Juliá n Zuga zago itia la invitació n a la Biblioteca Jacques Doucet. ¿Testigo de qué? Testigo de la aspiración de Mallarmé de llevar a cabo el proyecto de una obra suprema. Yves Bonnefoy. Pero es también. 1 Cuando Mallarmé anotó esa línea. Probar gracias a las porciones realizadas que ese libro existe. Pa rís. que con una idéntica inquietud encuentra reflejado en el espejo y en la página implacablemente blanca del imposible poema que busca escribir. impaciente -y la tinta de un sepia intenso. Ado lfo Eche ve rría publicó en e l diari o Ull o másun o. congestionado..a un a de las dos pruehas de imprenta corregidas por Mallarmé de la edi c ió n Vo ll a rd-Did o t d e Un golpe d e dados jamás abolirá el az ar). una confesión. Sostengo que esta misma conciencia de un destino personal. se compulsan las aspiraciones de la juventud con las realizaciones de la madurez. emine nte santuario de los estudi os mallarmeanos. no hacer la obra en su conjunto (ise necesitaría ser quién sabe quién para ello!) pero a mostrar un fragmento ejecutado.. Lettres sur la poesie.3 • La naturaleza testimonial de la respuesta de Mallarmé. Mallarmé opta por enfrentar una identidad ambivalente y procede al establecimiento de un catálogo especulativo. indicando el resto en su totalidad para el cual no basta una vida. envejecido. puesta al desnudo. con el espíritu mortificado o agotado. Porque. cró nica del mundo de las artes y las letras en la Francia de finales de siglo. Por supuesto. en carta del 10 de noviembre de 1885. Sin embargo. Como lo ha mostrado Yves Bonnefoy. otorgarle unidad y fundamento. de para dar fe de una trayectoria una maduración. en el 3.. p . que mil veces rechacé . expresamente. "Autobiographie".y.cuya . Paul Verlaine .A. entendido como el cumplimiento de una fatalidad en la que convergen de manera prematura e irrevocable la impotencia del joven Stéphane y los probados excesos de una tentativa poética demasiado ambiciosa. en op. a lo largo de tre inta entre gas al s ustancio so estudio "Un golpe de dados cumple 100 años". Stéphane Mallarmé. . Biblio th e qu e d e la Plé iade. qu e me permitió el acceso emocionado y revelador al o riginal de la carta mencionada y . verdaderamente. cil. Carta a He nri Cazalis de enero de 1865. hace centellear en algún lugar la autenticidad gloriosa . Mallarmé se autoriza a reconocer lo que nunca antes había reconocido frente a ningún otro confidente. y que conocí lo que no habría podido consumar) • Se diría que la Autobiografía constituye una prolongación natural de ese afán de razonada excentricidad al que Mallarmé le fue devoto a todo lo largo de su vida y en el que cimentó la invención de una personalidad propia. hoy conocida como la Autobiografía.auténtica re liquia. Folio. de un ejercicio reflexi- Adolfo Echeverría Fracaso ytrillnfo de Stéphane Mallarmé . Bibliotheque de la Plé iade. "Sur I'évolutton litté raire ".. Suma ahora este e nsayo a los e studios de su espec ialidad. está implícita en la solicitación de Verlaineo De ahí que el más admirado de sus contemporáneos. ¿Su lugar de nacimiento? .En 1997. 1995. la Autobiografía es .postillas a una lectura en curRO de la Allt()bi()~ndjn comparecencia de un interlocutor privilegiado. el poeta más grande de su tiempo se propone emprender la recapitulación y el examen de su historia privada. imagine usted que toco a su puerta . hizo esperar. El 16 de noviembre.

centro de un territorio escritural autorreflexivo, la intención fundamental
es la de precisar una individualidad
caractenstica, de objetivarla determinando su mérito y su cohere ncia.
Por ello, me digo (y no ignoro que
es apenas el esbozo de una sospecha) que la sinceridad cumple en
Mallarmé la función de una coartada. Mallarmé no quiere confo rmarse con reseñar e ilustrar su biografí a; pero, pa ra revisita rla , se ve
fo rzad o a d otar su visió n de una
auto ridad legitimad a, justame nte,
por su franqueza.
Franqu eza , pu es, sin ce rid ad y
bu ena fe; pero, asimismo, la casi
imperce ptible prescripción d e un
peculiar punto de vista, la sutil imposición de una cierta perspectiva:
en la ate nció n qu e le presta a la
forma de su destino, Mallarmé delata su tendencia a favorecer el grado
de opacidad del cristal a través del
que se de ja entrever. Me digo que
la sinceridad que circula por la Autobiografía es la pátina que nubla
el espejo en que Mallarmé, después
de todo, aceptó mirarse .


Po r eso h abría qu e se ña la rlo d e
una buena vez: en primera instancia, la Autobiografía tiende a parecer escueta, sucinta, reservada. En
lo que a detalles personales - íntimos o do mésticos- se refie re, es
vaga y general cuando no francamente recelosa. En su economía de
la revelación, el sile ncio sobre varios e pisodios que marcaron la vida
de Mallarmé hasta mediados de los
años oche nta es total: ni una palabra sobre la mue rte de Marie Mallarmé, la hermana adorada; ni una
alusión a las depresiones sucesivas
que lo acosaron desde su primera
juventud; ni una insinuación sobre
las tentaciones de un suicidio liberador que -hoy lo sabemos- ocuparon en forma periódica la mente
del poeta.
En cuanto al origen y la p rosperidad d e s u voca ci ó n , Ma ll a rmé
tiende, de nuevo, a minimizar determinadas circunstancias, a evadir
pormenores que no dejan de tener
cierta relevancia y, de nuevo,. revela
más por lo que calla. Así, su descubrimiento en la adolescencia de la
poesía romántica -Hugo, Lamartine y Musset -, y el extraordinaoo
fervor creativo que de este hecho
se d e riva (entre los quince y los
diecinueve años e l poeta p rodujo
p robablemente más que en el resto
d e su vida), se convie rte n , e n la
Autobiografía, en la disminuida re-

El Sen a desde la ven tan a del poeta . "Olvidaba mis fugas, tan pronto me ataca demas iada fatiga de espíritu , a
orillas del Sena ... Honro al TÍo que deja que se hundan en sus aguas jamadas enteras sin que uno tenga la
impresión de haberlas perdido, ni una sombra de remordimiento ." (Carta de S téph ane Mallarmé a Paul
Verlaine del 16 de noviembre de 1885.) Foto María Elena Gana

lació n de un e pisodio casi trivial.
Así, su encuentro con Baudelaire a
través de la segunda edició n de Las
flores d el ma l, su e ntusiasmo po r
Gautier y la poética del rigor y la
exactitud expres iva, o su admiración po r Banville y la depuración
de un lirismo sensualista, son sucesos que brillan más bien po r su ausencia . Así, en fin , la me nción de
s us prim e ras lec turas d e Poe le
sirve más como excusa para justificar una estancia en el extranjero, o
su o fi c io de maestro de idio mas,
que para reconocer el fermento de
una influencia primordial.

Biblioteca de México

19


Pero, si Mallarmé prefiere pasar po r
alto éste o aquel detalle, no es sino
para mejo r resa ltar la o riginalidad
de su p ropósito. Retomando la distinció n p ro pu esta po r Jea n Starobinski , podría decirse que el do minio de la A u tobiografía no es e l
dominio de la verdad sino el de la
aute nti cidad. La reserva sobre su
vida privada no es sólo fru to del
pudo r o la d iscreción de Ma llarmé;
es , ante todo, la consecue ncia de
esa voluntad q ue lo lleva a asumir
y preservar la separación tota l entre

su existencia social y la experiencia
de la literatura. Si apenas apunta las
fuentes de su elección vocacional
es para probar que , en su caso, la
poesía es el único medio que le
ofrece la posibilidad de construirse
un antidestino. Y si no reconoce ni
filiación ni antecedentes , es para
reafirmar el carácter inédito del
proyecto poético que hizo suyo -y
porque sabe que, en sentido estricto, ni el anhelo, ni la utopía , ni el
fracaso de la Gran Obra le deben
nada a nadie sino a él mismo.


El sueño de la Gran Obra nace con
la aventura de Herodías, iniciada
en octubre de 1864. "En cuanto a
mí -le escribe el joven Mallarmé a
su amigo Henri Caza lis- heme
aquí resueltamente manos a la
obra. Por fin he comenzado mi Herodías . Con terror, pues invento
una lengua que necesariamente
debe brotar de una poética muy
nueva, que podría definir con estas
cuantas palabras: Pintar no la cosa,
sino el efecto que produce'.6 No es
difícil reconocer en la fórmula de
Mallarmé un homenaje franco a la
estética del efecto poético fundada
por Poe en La filosofía de la composición -la proverbial glosa a su
poema El cuervo--, y traducida por
Baudelaire con el nombre de
Genese d 'un poeme. Afiliado a esta
estética, Mallarmé hace de inmediato suyas las imperativas exigencias
que le impone una práctica literaria
basada en un dominio verbal superior: discernimiento de la percepción pura , trasposición exacta del
mundo poetizado, rigor inquebrantable en la arquitectura de la obra.
Pero la búsqueda de perfección formal y el desdoblamiento crítico
conducen al poeta a un sentimiento
de desarraigo cada vez más pronunciado: "Desgraciadamente
dirá más tarde Mallarmé- al cavar el
verso a tal punto encontré dos abis- .
mas que me desesperan. Uno es la
Nada ... "7 Trascender esa ambigua
condició n de la literatura, no sólo
consintiendo sino fomentando la
impersonalidad de la palabra , alcanzar una demarcación en la que
el lenguaje fuese la única fuerza activa , se convierte entonces en la
ambició n cardinal de la poética mallarmeana. Por eso puede afirmarse
sin temor a exagerar que la intui6. Ca rta a He nri Cazalis de l 30 d e octubre
de 1864 . (El subrayado es de Mall armé)
7. Cana a He nri Cazalis del 28 de abril de
1866.

ción -lúcida , trágica- que tuvo
Mallarmé durante la escritura de
Herodías -verdadera piedra angular de su alquimia- tiene un valor
programático que determinó la dirección de un sondeo radical, y de
profundidad quizá inigualada, de
las potencialidades de la expresión.


La construcción de la Gran Obra requería de una poética que fuera
capaz de contemplarse a sí misma
en el suceso de la escritura. Es lo
que Mallarmé llama "acción restringida": la lucha, en la esfera del lenguaje, por ganar la comprensión de
su propia inercia agónica , sometiéndose al requisito fatal de destruirlo
para reinventarlo. Estamos frente a
una poesía nominal que, después
de haber despojado a la realidad de
sus acepciones vacías y desgastadas, la nombra nuevamente para
poder redescubrirla: una suerte de
apogeo demiúrgico en el que, al
acentuar el desposeimiento de lo
real y lo vivido, se acentúa la resolución de erigir un cuerpo poético
sobre un decir que ha renunciado a
todo salvo a su aptitudes -independientes y causales- para instituir los primeros y los últimos nombres. La tentativa mallarmeana
conlleva, como lo señala Maurice
Blanchot, una drástica refundación
del sujeto de la escritura, quien
abroga su posesión del poema y se
confunde con la palabra en la que
desaparece, convirtiéndose así en la
desaparición misma y otorgándole a
la densidad material del lenguaje un
predominio total sobre el significado, puesto que la ratifica como su
causa y origen. La pureza de la obra
no radica pues sino en esa omisión,
en esa privación que el poeta le inflige a su propia identidad, y a través de la cual celebra un auténtico
acto propiciatorio en el que sacrifica
todo aquello que establece, en el
poema, una designación de su individualidad específica.
Después de semejante revocación -entre el renacimiento y la
disolución de la palabra-, no le
quedaba a Mallarmé sino abrir la
creación hacia su corolario más
vital: dos años más tarde , le haría al
mismo Cazalis una declaración promisoria : "...te diré que me encuentro desde hace un mes en los más
puros glaciares de la Estética que
después de haber encontrado la
Nada , he enco ntrado lo Bello ... " 8
8 . Cana a He nri Cazalis del 13 de julio de

1866.

Biblioteca de M éxi co

20


El jardín que Mallarmé cultivó en su
casa de Valvins merece ser visto
como una creación deliberada de
esa apetencia nominalista que
ocupó una buena parte de los empeños del poeta. Cada vez que lo vi- .
sito tengo la clara sensación de pasearme por senderos bordeados no
de flores o plantas, sino de nombres.
Leo entonces, en el jardín de Mallarmé, la presencia colorida y fragante de una flora taciturna en la
que germina una prosodia insólita:
salamunda, lila, argemone, acacia, .
flox, alhelí, clemátide, salvia malvarrosa, jinebro, dalia, glicinia, azalea, volubilis, trinitaria.


Pese a que Mallarmé jamás consiguió consumar el proyecto culminante y totalizador de la Gran Obra,
varios de sus poemas pueden ser
comprendidos como la realización
palpable y positiva de esa poética
que cobró cuerpo durante la concepción de Herodías. Cada uno de
ellos representa una de las fases
progresivas de un paulatino acercamiento a un ideal finalmente inaccesible. Primero, claro está, Herodías evidencia el hallazgo y la
ardua conquista de una estética soberana susceptible de generar "una
pureza -el mismo Mallarmé vislumbraba ya la insensatez de su
propósito
que el hombre no ha
alcanzado y no alcanzará probablemente nunca".9 Con Igitur, a través
del cual Mallarmé ansiaba expulsar
los demonios surgidos de Herodías,
el poeta emprende una exploración
de su propia conciencia creadora y
prefigura la realización de la Gran
Obra, inicia el proceso de relativización de las categorías de tiempo y
espacio que la emersión de ésta requiere, e instaura el acto creador
por excelencia el golpe de dados
lanzado por el protagonista- con
el que se circunscribe el infinito y
se conjura la acción del azar. La
siesta de un fauno es la reivindicación de una palabra que se halla
respaldada por una visión que
alude a una realidad en la que los
fenómenos y los seres callan para
conferirle la primacía creativa a una
imaginación predominantemente
formal, asociativa, combinatoria,
que niega la preexistencia de una
acepción particular. Nos encontramos con la poesía como un magní9. Cana a Henri Cazalis del 14 de mayo
de 1867.

fi co cue rpo de sig nos cuya coherencia y composició n se declaran
-por su naturaleza tangible- como
una suma unificada y autó no ma .


Con Un golpe de dados jamás abolirá el azar la poética malla rmeana
--decantada, expone nciada- logra
su esplendor más e mine nte. Poema
de la soledad y e l s il e ncio inmane ntes , poema de la inde te rminación referencial y la sobredeterminación de la palabra, poema
en
fin- de la o ra lid ad o ri g in a l, Un
golpe de dados e ncara de lIe'n o e l
problema de la inve nción del sentido. La diseminación de su materialidad a lo largo del espacio gene rativo de su paginación, la partición
textual , la ne utrali zació n del concepto por el juego dinámico y reiterado de sus formas escritura les y
sonoras, confo rman el ámbito en el
que su le nguaje parece estar, e n el
instante de la lectura, creá ndose a
sí mismo. A través de la mayor dispersión significa nte , e l poema se
proyecta h acia la totalización acelerada e incoercible de esa constelació n verbal que recorre mos sin lograr nun ca aba rca r del todo. El
poema que leemos, que concentra
nuestra mirada y abso rbe nu estra
ate nción , cumpl e la excepció n de
sustentar un vigor considerable de
crecimie nto, un desahogo sin medida que el sentido no refre na , qu e
ale ja de él toda proporción de contenido, de consumació n y completud , y que nuestra lectura debe
aceptar y salvaguardar al inte rio r de
esa dimensión que e l texto h a
abierto gracias -y para- el tránsito consta nte de la escritura, obligando a la lectura a inaugurar un
fluj o permanente d e la palabra
donde
como lo propuso Octavio
Pa z- se insta ure e l unive rso de
"los signos e n rotación".

;.:..;;,;~~
-. '-...
. - ,,',, •

••

La casa de l poeta en el pueb lo de Valvins, hoy Vul aines-su r-Se ine, frente al bosque de Fontainebleau; es
sede del Museo Departamenta l Stéphane Mallarmé. "A la orilla del Sena y del bosque de Fontainebleau ...
soy alguien rocalmente diferente ." Foro María Elena Garza


Un golpe de dados no es la G ran
Obra, pero es sin duda su e nunciación preli min a r, preparatoria , y
- e n el último de los casos--'- e l
producto más alto y más evide nte
de la poética que su íntegra e jecució n habría demandado . Lo cie rto
es que este poema insólito, e n el
que
como lo muestra Blanchot"por primera vez el espacio interior
del pe nsamie nto está re presentado
de una mane ra sensible", 10 gracias
10. Maurice Blanchot, "Le livre a venir", en
Le liure él venir; Gallimard , París, 1959, p. 327.

a la utili zació n dramática de s u
expa n s ió n tipográfica , grac ias al
ritmo introducido en su paginació n
po r la irrupció n polifó nica de caracteres de tamaños y familias diversas y el contrapu nto de los segme ntos blancos del aparato textual ,
es la obra e n que Ma ll armé lleva
más lejos la co nflu e ncia e ntre e l
poema , e l tea tro y la mú s ica,
hecho que la vincula estrechamente a la aspiración mayor del poeta :
el Libro. Como consta en la Autobiografía, Mallarmé acariciaba e l
a nh e lo de ha ce r del Libro una
creació n única , "arq uit ect ura l",

Biblioteca de M éxico

21

"premeditada", resultante del cá lculo metódico e infalible de su efectos p o ten c ia les, n ada menos y
nada más que una respuesta descollante a la existencia del hombre ,
la "explicación ó rfica de la Tierra
-dice Mallarmé- que es el único
deber del poeta y el juego lite rario
por exce le ncia "11 Ema ncipa r ese
teatro intrínseco en el que se insinúa la n oció n de obra de arte
total -, y garantizar con ello el dominio absoluto del artista sobre el
11 . Sté phane Ma ll armé , "Autobiographie" ,
p.

663

como si anhelara (me digo que es ésta su cualidad mayor.prete ndía exorciza r. "La poésie de Stép ha ne Mallarmé". De l Libro sólo puede pensarse justificadame nte que hubi ese tenido una función análoga a la de los oficios religiosos o a la de algunos ritos de . apenas un apresurado y vivaz apunte que lo muestra envuelto por una luminosidad un tanto brumosa. e l precio de l boleto y o tros detalles de la misma índole. XXVI .tendemos a revestir una identidad quimérica inmersos en un ámbito mental y abstracto producido por ese juego de espejos que es el poema. Concebida primero como una traged ia. de Thibaude t a Foucault.incansablemente un sentido que nunca acabamos por clausurar. . pero. la lectura se asume como un esfuerzo por crear un ordenamiento artificial que . desde Mallarmé. Igualmente inconcluso.espectador. Celebro pues que. InlClaClon. gracias a una coherencia constantemente transitiva. así . Se trata de la 12 . Biblioteca de México 22 instauración de una conciencia reflexiva como factor imprescindible en la práctica misma de la lectura. La prime ra versión del Fauno había sido pensada como un "intermedio heroico" que comprendía al menos tres actos. en su denso y delicado misterio. a la idea de facilidad aérea . Pero los fragm entos qu e se co nse rva n no p e rmiten e labo ra r . nIn gun JUI CIO catego n co co n respecto a su sustancia o su hechura. como si la imagen -impregnada de ese encanto de las cosas marchitas que le era tan caro el poetaestuviera a punto de desvanecerse. Frente a una literatura en la que de manera irremediable el autor tiende a tornarse una presencia ausente. de diamante"I 2 • La búsqueda de la irrealizable Gran Obra desembocó fata lmente en el hallazgo en la posibilidad. una renovada energía generadora: somos lectores porque desciframos la materia verbal del poe ma que leemos -sus reglas constitutivas y no rmativas. 1926. e n Nouuelle Reuue Franf:aise. aplazadas o interminabl esh acia un desenlace insospechado. sino de que. baste aquí la celebració n de este adve nimie nto en lo que a una nueva estética de la lectura se refiere.. En efecto. • Me pregunto con frecuencia qué habría sido de la posteridad de Mallarmé si éste hubiera co ronado de éxito su tentativa. presumiblemente habría confo rmado la parte inaugural del utópico Libro a cuyas re prese ntaciones Mallarmé dedi có una atenció n o bses iva.e l que una parte extrao rdinariamente valiosa de la obra de Mallarmé haya nacido como un proyecto destinado a la escena o haya permanecido inacabada . vaporoso. explota r los alcances de la poética escénica implementándolos e n un volumen de páginas interca mbiab les destinado a ser leído frente a un audito rio reducido. la de una dificultad que se aplica y se frota sobre lo geométrico . en una medida destacada . Estimo que Albert Thibaudet es quien me jor sintetiza la subversión a la que exho rta el influjo mallarmea no: "A la idea de inspiració n se opone la de fabricació n. . lo han hecho ya. Mi desconcierto y mi fascinación proceden de la constatación de que no sólo una suerte de albedrío providencial condujo estas obras obras truncadas. el número de funciones . a la idea del genio que resopla desde fuera . . . más cerca de nosotros. y a partir de los testimonios de Gide y Claudel. y que fu e rechazada por Banville cuando Mallarmé la propuso al Théatre Fran~a is en septiembre de 1865. sino artística y filosófica de nuestro siglo . y que éste -hacie ndo de la imp o rtan c ia del p oe ta s u te m a ese ncial. instauració n de una lógica escritural causante de un lirismo despersonalizado. habría sido uno de los objetivos fijados por e l Libro . siempre.trabajaba aún en la revisió n del texto y la incorporación de nu evos fragmentos . contiene virtualmente una de las conjeturas más justas acerca de esta pregunta. desde Mallarmé . la influencia que en la perspectiva de la genea logía inaugurada por Poe y Baudelaire. Dar cue nta de ello sería reiterativo : del pro pio Verlaine a Valéry. luego. la deja -en su misterio delicado y denso ilesa. ¿Cómo habría conciliado la historia -cómo ha- . . Mall armé pre te ndía . Sin embargo. otro poema. pues a la vez que le da respuesta . se diría) con la totalidad de los sentidos existentes o probables y confirma . Las implicaciones de este acontecimiento para la re fundación de la modernidad no sólo literaria ..consagra la noció n de poesía pura: anulació n gradual de los co mponentes prosaicos del poema . gracias a esa desviación pudo consolidarse la influencia mallarmeana más determinante . al mismo tiempo. somos lectores. p.de la poesía pura. volátil. • Siempre me ha desconcertado -y fa sc inado. espíritus fraternos que. leer se haya convertido en algo más que leer. so n e norme s . personifican los mejores ejemplos de l linaje mallarmeano. pues éstos se ocupan casi excl usiva me nte de cuestio nes relativas a la téc ni ca de s u e jec u c ió n . que la lectura no es ni el origen ni el destino del poema sino su pretexto. Albert Thibaude t. En cuanto a Un golpe de dados. paradójicamente. tambi é n. de Alfonso Reyes a Octavio Paz. . y en la que como lectores. calcu lando el número de espectado res. en la que la noción de realidad tiende a desaparecer detrás de la apariencia material del texto .. la del genio que se aferra a una materia . porque a lo largo de nuestro desciframie nto e mprendemos la tarea de producir de recifrar. la lectura logra establecer con el texto una relación crítica por medio de la cual enlaza su sentido fluctuante (un sentido in progress. p ero análogo . y admirablemente . afirmació n de un discernimie nto agudo de los procedimie ntos retó ricos. Herodías sólo fue publicada parcialmente durante la vida de Mallarmé. pero a una materia depurada. subsista sometida a esa misma negatividad que rige a la obra de Mallarmé. de Blanchot a Bonnefoy y.. Igitur muere del padecimiento de esa mi sma es te rilidad que ame nazaba la s páginas de H erodías. ¿Quién es Mallarmé? Considero que el dibujo de Whistler. El trazo es evanescente. quien poco antes de morir -más de treinta años después de come nzada su compos ición. 105. . . obtenida casi milagrosamente) retornar a la limpidez de la página en blanco. Es un pequeño dibujo. París. admito que la poesía de Mallarmé obligó a la lectura a situarse en el seno de una contradicción de la que emanó. lu ego co mo un poema dramático. Por tal razón. t. ante todo. su devenir permanente -su facultad potencial de volverse . • ¿Quién es Mallarmé? Acaso su mejor retrato sea el que debemos a James McNeill Whistler. un diamante exterior que só lo puede ser pulido por un polvo interior.

socializado. "Auto b iographie ". (Carta de Stéphane Mall armé a Henri Caza lis del 7 de enero de 1864. reservada.q ue lo conduce a un término insalvable . Sté phane Malla rmé . hacer centellear en algún lugar la aute nticidad gloriosa. unas cuantas páginas que basta ro n p a ra re d efinir la fin a lida d mis ma d e la lite ratura . indicando el resto e n su totalidad para el cual no basta una vida"13 13. al poeta absoluto de la palabra autárquica y la subjetividad imp e rso n a l. espectacular. sencill a y contunde nte me nte p o rque le fue fiel hasta sus más extremadas consecue ncias.663 . silenciosa de Un golpe de dados. p. Ma ll a rmé sabía que el fracaso e ra una conclusión forzosa.. mientras más avance más fíe l les seré a esas severas ideas que me legó mi maestro Edgar Poe .. uno de nuestros más ilustres contemporáneos. y la misma elección . al menos.Imposible responder pertine ntemente a esta interrogante. no duraría un solo instante en privarme de lo que hubiera sido asistir a uno de los oficios ceremoniales del Libro. - .) Foto María Elena Garza bríamos conciliado los lectores que durante cie n años he mos redescubie rto y recreado la figura póstuma de Mallarmé. lo lleva a realizar. pero no abandono: la e mpresa de Mallarmé desembocó e n una exp e rie n cia exitosa.. No o bstante. "No obstante .. un vago pero sublime vislumbre de lo que habría podido ser la ple na aplicación de su poética: y así "mostrar un fragme ncomo escribe en su to ejecutado Autobiografía Stéphane Mallarmé. como anotó Valéry. Naufragio. . imposible formular una hipótesis que se soste nga.. p ero no ignoraba que Biblioteca de México 23 el e nfre ntamie nto te naz y la pe netración rigurosa de las razones que se o p onían a su prop ósito. co n la im age n d e un escritor inevitablemente cautivo del consumo teatral. le pe rmitirían a sus care ncias transfo rmarse e n un alie nto p roductivo y dar nacimie nto a una obra que irradiaría . La solución a la antítesis que distingue e l llegar a ser existencial de Mallarmé estriba e n que la eventualidad de un naufragio fu e sie mpre un principio integrante de su p royecto. Estimo q ue el fracaso de Mallarmé constituye su verdadero triunfo. con tal de repetir una vez más la exp e rie ncia de una lectura íntima.Detalle de la biblioteca inglesa de Mallarmé.al poeta secreto del sile ncio esencial y la soledad inmane nte .e l mismo deseo. de la comunicación mediática? .

los instalaba metódicamente sobre diversos puntos de su mesilla y casi en seguida. Mallarmé llegaba algunas veces tarde. Para entonces. se alejaba. siete años antes de conocer su verdadero rostro. se sumergía en la lectura como un caballo en su abrevadero. Por fin corría un resquebrajamiento por ese largo cuerpo: Mallarmé acababa de aparecer al otro extremo del patio. por tratarse de él y por tratarse de usted. el ruido de nuestros pies y de nuestras bocas crecía al ritmo de una avalancha. Me agrada infinitamente hablarle de Mallarmé. el señor Mazel. dos temas de un deslumbramiento. en nuestras bancas que eran entonces bancas movibles sueltas como ponys de nuestros pupitres de tapa.. quienes no ignoraban del todo quién era Mallarmé.. un ablativo absoluto. libros y folletines . agujerados con un hoyo nefasto en el que se clavaba un ojo repleto de tinta lodosa. en el colegio Rollin en donde yo era estudiante. Lo percibí así.preparaba su Vida de Mallarmé (1941). Pronto empezábamos a movernos y a murmurar alrededor de ese pantano de calma y absorción. Lo cual me permite comprender que.• por el meteoro evidentemente retocado con tinta de un sombrero de copa con alas planas. Todo esto iba rematado Biblioteca de México 24. una mera caja de roble o de nogal pulido. en donde no había mesa alguna. como figurantes en espera de su turno. las cabezas jóvenes nazcan con la ecuación del avión o del cine . como profesor de inglés. que vertían en el salón la luz verde de las paulonias y proyectaban la sombra de los cuadros de la Lección de las Cosas y del mapa en relieve firmado por Sanis. pidió a quienes lo conocieron en sus días testimonios por escrito. a deslizar ruidos de papel en el silencio mallarmeano. como en tiempos de los balbuceos de la enseñanza secundaria. los pechos y la rodillas se enardecían y el alboroto hacía su entrada como un desfile de tropas. empuñaba. a piafar ya encabritarse. Antes que nada pongamos en claro lo siguiente. por el encantamiento de alguna disciplina secreta. Mallarmé subía los tres escalones de su cátedra. Mallarmé estaba frente a nosotros. años antes de hacerse devoto asistente a los Martes de la rue de Rome. Nosotros nos dedicabamos a abrir y cerrar los libros de temas y versiones. ocupantes del anfiteatro en la ópera cómica con nuestras piernas de entre trece y catorce años. un axioma. Presentamos aquí el del poeta Léon-Paul Fargue quien lo conoció en el aula. se abrían algunos álbumes bajo la tapa de los pupitres. sacudía la cabeza en el aire cargado de tumultos. se iba sin moverse. re-vistas. de una damajuana o de un canguro: se trataba de los bolsillos de su abrigo repletos de periódicos. sino simplemente. con esa Cuando Henri Mondar -compilador de las Obras completas de Mallanné para La Pléiade. entraba por la puerta que separaba al equipo de los grandes del pelotón de los Mínimos. un punto de velocidad adquirida. más "irreal". Querido Mondor: . que no siempre comprendíamos ("nos tropezábamos en algunas esquinas"). fuera para nosotros como una lengua materna. lubricaban su meditación. hoy en día. como si hubiera estado a horcajadas en el objetivo de un anteojo que rebasa el punto de enfoque. El silencio recorría las filas. Él caminaba con paso balanceado y cruzaba en diagonal por el patio sembrado de paulonias y de alteas. al poeta lo escoltaba alguno de nuestros prefectos de estudio. Nos parecía cada vez más inmóvil. abría la puerta de golpe. Mallarmé despertaba como un dios. La mayoría de las veces. . El profesor de inglés no se movía. Las ventanas altas y grandes. a riesgo de hundirse en él. Lo vi por primera vez en mi clase de inglés. un patrón que provocaba suavemente el inicio de las comunicaciones espirituales. se clavaba ante nuestros ojos en un líquido singular. después de algunas palabras meticulosas y vagas sobre el horario. el señor Pierceau o el señor Desvareilles. Mallarmé apareció en dos momentos de mi existencia y marca dos episodios. Ya en esta pendiente. Algún latoso levantaba por un extremo una de las bancas y tiraba de golpe a sus camaradas. cuando tuve el insigne favor de escucharlo: un maestro químico de las afinidades. El profe de inglés no llegaba. Una vez que había puesto un pie en su imperio. Mallarmé tardaba en vaciar su abrigo de los periódicos y libros. dibujando discretamente en la luz de las estaciones el perfil contrastado de un quiosco. Las hojas de un pequeño diario de clases se cubrían de caricaturas y de fórmulas curiosamente universitarias. en las tinieblas de las últimas filas. Los caballos jóvenes de nuestra banda pronto empezaban a agitarse. emergía de su lectura. hacía pasar del aire del patio al olor a esponja y gis del salón y nos instalaba mediante un toque de vara. En las fronteras del salón. nos. como un bañista. y que sin embargo sentíamos intensamente. Una bolsa de timbres falsos se instalaba como un campo de gitanos. y nosotros hacíamos fila mucho tiempo frente a la puerta del salón de inglés. antes de que su escritura.

para ganar algo de dinero. cuya nariz azul se parecía a un bizcocho remo jado en vino a punto de romperse. no fa llaba a los famosos martes cada vez que venía a París). de Berthe Morisot y de Whistler. A Mallarmé no le gustaba castigar. por un extraño aza r. basta . valiente y alegre. adornada por una campanilla de cobre que sonaba largamente con un tintineo provinciano.. dos queridos amigos. sus precios eran verdaderamente módicos. ". la madre echaba una lágrima y nunca habríamos terminado con eso de no haberle encargado la mayor parte a una señora madura. Entonces el director. o nos enseñaba los secretos de dicció n de aquel enigmático estribillo: "Twinkle. desenganchado de su lectura. Los padres de familia no entendían nada. con su chimenea en el nicho y sus tetillas de cobre. quien se parecía a Ravel como una gota de agua a otra . El jardín de Ma ll armé. modestamente burguesa . que nuestra "esclava " era. una regla con fil o de cobre -yo vi de cerca esa regla . en cualquier mo mento. Cuando las autoridades se esfu maba n. Sabía que recibíamos castigos con frecuencia por parte de los maestros repetido res y recuerdo épocas e n que nos caían como el hambre le cae a un pobre. po r todo y por nada .. y que nosotros habíamos bautizado con el nombre de Alambre. hacían su entrada en el salón de Mallarmé y expandían a su alrededor un fu erte o lor a solemnidad. muy dulces. ese guante perdido en una noche de fiesta . a los famosos martes de la calle Rome e n donde vivía entonces e l a utor de L 'ApresMidi. ho no r muy difícil. Era una casa bastante vieja. Se decía por allí que esa hada del colegio estaba de acuerdo con los peones. Régnier y Hé rold . o comentaba la gramática de Addison. bien derechitos como espigas recién nacidas. liule star". cuya escalera no tenía tap iz y co n una me lancó lica mo ldura pintada como mármol fal so . twinkle. desbordándose en el rellano. elogió una pequeña colección de poemas que Biblioteca de México 25 . decir con una voz apagada: "Y éste se puso pálido . segundo Lautier. La casa elegida o padecida po r él estaba frente a la reja del ferrocarril..mano que había destapado un frasco poético de precio inconcebible. a la salida d e ese horrible túnel del barrio de Batigno lles. (Carta de Stéphane Mallarmé a Marie y Genevieve Mallarmé del 24 de abril de 1898. que una hermana de Paul Verlaine? ¿Y acaso este hecho no habría sido para él igual de inexplicable que Un coup de dés? Siete años después. basta! ¡He dicho! ". la puerta estrecha. una tarde.. La primera tarde qu e entré en el santuario estaban hablando. tercero Thibésa rt. tan repleto de abrigos que uno se los imaginaba precediendo al poeta. de Manet. que tenía en la avenida Trudaine una peque ña librería-papelería-mercería. de donde emergían algunos de sus hallazgos. Mas ¿qué habría dicho Mallarmé el puro de haber sabido. quienes nos llenaban de líneas y de verbos. al que llamába mos Cerdazo. se decidía y nos po nía a recitar la lección . me llevaron . No mucho. Venían a dar los resultados de la última composicón: primer lugar Fargue. como espectros salidos del gabinete de Barba Azul.) Foto María Elena Gana E~ maestro introducía a sus amigos en el famoso y pequeño comedor. presidida por el fantasma cerámico de una estufa de porcelana a la antigua. cu ando la puerta se abría y dejaba el paso a un silencio de plomo en el que venía envuelta una asamblea de fantasmas.. con unas cuantas palabras. más o menos bien conservada. de ojos muy azules. Apenas hab ía pronunciado esto. (Ese mosquetero de las terrazas de Elsinor. De Montsang y Bola de Cebo. o bien nos dictaba algunos temas para versión. el profesor de inglés. sobre una silla en el jardín . de nuestros prefectos de estudio y de los maestros repetidores. Después Mallarmé. En muchas ocasiones Ma llarmé mismo abría la puerta. la célebre estufa que todos los letrados guardan en su memo ria. pero con una pertinencia y una precisión que me dejaron impactado . Todos nos poníamos de pie en nuestros campos de labor. ". Y aún veo y escucho en mis mo mentos de reflexión a Mallarmé. seguido del señor Sornin . dibujando una sonrisa y mirando hacia donde yo estaba. ni más ni menos. "Con ese bello sol.. el señor Roguet (que acababa de remplazar al señor Defaucompret). los instalaba con gracia alrededor de la mesa con extensiones. apa recía en un vestíbulo tan atiborrado. supo niendo que no era así. El re llano era pequeño. el censor. el padre arengaba a su hijo. y gritaba e n tres tonos: "¡Basta. uno es presa de una exquisita indolencia.

decanta su idea en un tono claro. no podía notarse ninguna pesantez. Su amigo. de introducir en su respuesta. mi querido Mondor. con una amarga tristeza. que había desaparecido por un momento . Sabía ejecutar alegremente. Valéry . el segundo. cuando uno piensa en la suerte de haber conocido a hombre s como Mallarmé. mate y sordo. Casi en seguida. Aquel famoso día estaba a mi izquierda un viejo organista. Gravollet. Además. fiel amigo de la casa. ninguna nota falsa. En un extremo de la mesa se erguía el pintor Hawkins. por una puerta que se abrió al lado. se siente uno en flagrante delito de orgullo. en los matrimonios por conveniencia". de una dosis casi modesta en lo magistral. Vi también por primera vez al doctor Bonniot. frente a la estufa . Griffin . que no siempre eran severos con nuestros ensayos. un paquete de tabaco Caporal y un cuadernillo de papel para cigarrillos marca Job. enfant terrible de Mallarmé. ese cuadernillo y esa bebida se me impusieron esa tarde como los accesorios necesarios y suficientes para las operaciones de la Paul Gauguin. y en la misma forma que uno lo había propuesto. se aleja de otra que parece más importante. me instalaron en mi lugar. infinito. Por ahora no agregaré sino esto. Era una conversación clara. Ese tabaco. Algunas veces él se repetía con el objeto de precisar o podar. No he escuchado conversación más nutriente que la de Valéry o la de Schwob. El ritmo de las reuniones en la calle Rome era vivaz. Esta confidencia sombría no producía ningún efecto. Mauclair. La siesta de un fauno. a uno de sus camaradas en el puente de un velero con ayuda de una barra de espeque. nadie la tomaba trágicamente y Mallarmé ni siquiera pestañeaba. a la anticipación más audaz. escultura en madera. la forma del buen juicio y el tono de lo aceptable. El primero lanza con una voz nerviosa grandes torrentes de ideas que se agitan como branquias y se ramifican hasta el infinito. sin aspereza. pero siempre cadencioso y calmado. llevando un bello gato en su s brazos. cuando uno se dirigía a él o cuando él interrogaba al interlocutor. gran vikingo de bigotes rubios que nos contaba con su voz bella y lenta cómo Traducción de Gabriela Peyron Biblioteca de México 26 . Puede decirse que el fondo de la conversación era una paradoja sana. en los tiempos en que la búsqueda desinteresada se topaba con menos desaires. perfectamente articulada. Habría muchas cosas más que agregar a este testimonio . la angustia y el misterio se embroman. el humor. a las aproximaciones más insólitas del espíritu. Ningún obstáculo podía surgir. una parte de lo que acababa uno de decir. a la paradoja. Verlaine o Marcel Schwob. Foto Magdeleine Bonnamour © poesía. tenía ese arte supremo. Más aún: Mallarmé sabía darle al espíritu más sutilmente crítico. y que eran profundamente justos en las letras. que tanto usted como yo sentimos: a veces pienso. de una naturalidad perfecta. por ejemplo. Régnier. quien se casaría con la señorita Mallarmé a quien creíamos comprometida con Régnier poco después de la muerte del maestro. Mallarmé retomaba su discurso pasando del fauno al ángel. escalonados en semicírculo alrededor de la estufa. Valéry sabía muy bien cómo atraerlo. ningún incidente. a pesar de ser absolutamente diferentes . Y no obstante. en quien la erudición. A mi derecha . con un tacto exquisito. Musée dé partemental Stéphane Mallarmé. resumiéndolo o comentándolo de manera que lo enriquecía o lo ampliaba. Por otra parte. o del acorde de novena. unas variaciones de una credibilidad perfecta. apareció la señorita Mallarmé. El discurso de Mallarmé ponía la nota. la indiferencia o la injusticia . que me tenía bastante trastornado. de la aureola a la arista. Léon-Paul Fargue yo había titulado Tancrede y que acababa de aparecer en la revista Pan. siempre parejo. Es casi imposible hacer una semblanza de la conversación de Mallarmé sin que resulte insuficiente y en cuanto uno se acerca a una de sus características. Mockel.había matado. Con este comentario. regresó y puso frente a mí: un grog con una rebanada de limón en un vaso que parecía una veladora. Mallarmé . sobre un tema cuya modalidad podía ser: "De la influencia de la música de cámara. cuando era marino. pero se siente uno difícil para consigo mismo y como protegido contra la incomprensión. Hérold.

En 1945 la escritora belga Emilie Noulet. po r su naturaleza misma. el bárbaro. qu e fascine al espíritu. sie mpre qu e uno permanezca pasIvo. ella rea lizó una notable "edició n completa y cro no lógica" en francés de los poemas de Mallarmé para la editorial Editio ns Quetzal. y qu e ningún hie ratismo pued e sustituir jamás al es píritu . sino la e nca rnac ió n d e l poeta puro. En es ta o bra "pro fund a me nte me ditada. de las controversias y de la historia. se mu estran sorpre ndid os . como lo confiesa a su amigo Cazalis. que provoque ta nto a la reflexió n cuanto al oído. inviolable. una muy activa atenció n y prefigurara un público exigente y agresivo que no limitaría sus razones para admirarla. con su hermosa caligrafía. Cuando se les pregunta sobre sus recuerdos. Ellos quieren que se admire sin comprende r. y lo q ue ven en Mallarmé no es sólo "la inmine nte dignidad de la poesía". y que proc uran responder con la totalidad de su atención al esfue rzo creador del poeta. hasta el éxtasis. amiga muy cercana de Paul Valéry. dulzura de la voz y las maneras. moral y poetlca. sus empeños habían culminado co n la publicación. e l e xili ad o cata lá n Josep Carner. A. no es sólo el p ropósito de contemplar al Libro como la única justificación del universo y la única victoria válida sobre el azar. MBXICO 1944 Portadilla de la "edición completa y cronológica" publicada por E. y todos los que se acercaro n a Mallarmé comprendieron la lección. NOULET EDITION S QUETZAL. hacie ndo creer qu e. el pedante. colocándo lo entre las fu erzas permane ntes. toda "flo ritura. una generación de lectores que no han conocido al ser exquisito y frágil que. Así. Sí. aun la más ado rable". y en lo que respecta a la improbabilidad de su lugar en el mundo de las apariencias. Noulet fu e destacadísima estudiosa de la obra de Mallarmé. no consideraban que esa obra solicitara. respo nden gustosamente . en 1940. lo que subyuga es el esto icismo del espíritu que ha rechazado todo verso be llo. P ocos p oe tas ha n d e jad o d e sí mismos. misterio no penetrado. Son ese "re du c id o número d e particula res" de los que habla Paul Valéry e n su Ca rta sobre Mallarmé. si uno confiesa su voluntad de atreverse a indagar el sentido oculto de los enigmáticos versos. una Imagen mas pura y respetada que el orgulloso y dulce autor de La siesta de un f auno. En esa imagen nada hay de pintoresco o excéntrico. su veneración. la más voluntaria y la más conscie nte que jamás existiera". Es ta e di c ió n mexicana de las Poésies (944) ha pasado práctica mente inadvertida e n la bibliografía mall armeana. el objeto se agote y se desfonde.. bajo el chal que friole ntamente se echaba a la espalda. que encabezaba el ta mb ién exiliado Bartolo m é Cos ta-A mi c. no es sólo el gran poeta que ha medido la altura de las cimas que no alcanzó . excitados sólo po r el . po r e l contrario. su culto que no se ejercería sin despotismo. Hoy en día. inmediatos. Todos los fervorosos que lo conocieron viero n en él no solamente a un ho mbre. Llega a ocurrir que. Tanta sencillez y nobleza atestiguaron igualme nte que una secreta y deliciosa presencia lo habitaba cotidiana pero ta mbién furtivamente . recato y cortesía. conmovidos por el canto y el encanto. de e ntrad a impenetrables y aun hostiles que. como si el ruido y el ajetreo no pudieran perturbar lo que el silencio y la distancia preservan. más qu e p rotege r. sin estridencias. para conde- STSPHANE MALLARMS POESIE S lIDI TION COMPLi~ TE BT CHRONOWGIQUE Préface de B. Pero llega la hora en que la admiración verdadera recupera su libe rtad y su función . así fue . Presenta mos a nu estros lectores su prefacio . S. Noulet en Méx ico . ellos se ofuscan ante el irreverente . se encarama so bre é l co mo so bre un a roca. ca re ntes d e resistenc ias ". los ritos oculta n a los di oses. pero e n cuanto se les o po ne una po nde ració n d e mayor peso. ninguna desmesura . llegando a ve r bajo esta mane ra la fo rma más piadosa del disfrute artístico y de la fe debida al genio . refulgen con una afabilidad incomparable y entregan poco a poco su nobleza nativa. Fuero n suyos. no podrían soportar los poemas impuros . y luego desconfiados. reorientan apasionadamente su curiosidad sobre la obra rebelde buscando. o en e l lujo modesto de un velero que descendía entre los nenúfares del Sena. de su tesis doctoral L 'Oeuvre p oétique de Stéphane Ma l/a rmé (París. adornaba con dísticos preciosos los abanicos desple- Biblioteca de México 27 gados. ausencia de ostentación y ningún exceso de confianza. él pensaba sin duda que su sitio estaba inscrito con suficiente elocuencia. creó en México la revista Orbe junto co n s u esposo. I • • Pues transfirieron a la obra el carácter de intangibilidad que habían confe rido a la persona. Esta clase de admiración que se vuelve a su obje to y qu e.. "el más digno de se r amad o ". ningún desorden que el genio hubiera exigido o justificado. "que una vez que lo han degustado. sobre tod o. ay. vistos de cerca. De ahí su afección . Pero la obra que resiste es como esos rostros. . cercana pero también inaccesible. bajo esta admiración feroz. indecible y quizá incomunicable. de su persona física. el poeta dio de nuevo a entende r qu e lo más esencial d e la poesía era íntimo. en el reducido apartamento de la calle d e Rome . tampoco manía alguna que e ngolosinara al publicista o al biógrafo. Es también la aventura he ro ica d e una inte li gen cia cuyas cualidades de precisió n y claridad han recurrido a la oscuridad y el esoterismo. Durante su estancia en nuestro país. todos los gozos y las gracias de l estilo. Droz).

. el que más mérito tiene para pasar a formar parte de la obra completa son estos ochenta y seis versos que el propio Mallarmé. ". Mallarmé el oscurísimo. finalmente resguardada y consagrada. Droz. una lengua inmaculada ". de su primera versión enterrada en alguna efímera revista simbolista. . el derecho exclusivo . desde una escritura tradicional. de que la lectura no tuviese "terror contra las impiedades" y en términos de entonces.. Foto Marc Lago-Rivera Biblioteca de México 28 2. y del libro el templo. de noviembre de 1926 por el yerno del poeta. que es una vulgar imagen de Epinal comparada a una tela de Leonardo da Vinci. Creemos que el conocimiento es la condición del verdadero amor y que."t . Esta edición se enriquece también con un poema que Mallarmé compuso y concibió como preludio al diálogo de Herodías. desde una claridad demasiado sencilla. encontró en él mismo. el Dr. Cronología establecida en Emilie Noulet . antes de que existiera. Para quienes quieran seguir paso a paso el camino de su pensamiento en la elaboración progresiva de ese lenguaje singular. cerca de Vulaines-sur-Seine. cerrado al profano. sino una actitud largamente inclinada sobre los textos. . por lo menos. 1898). . Bonniot. . no un distanciamiento timorato. juzgaba más bellos que los del Fragmento dialogado. Revue de París. . El orden cronológico restablecido permite rehacer el camino que lleva al poeta. en el que se incendia. he propuesto una disposición de sus poemas que respeta el orden cronológico exacto.He escrito la obertura musical casi en estado de esbozo. sábado por la mañana (marzo de 1866) \.'"' . al mismo tiempo que revivir el drama espiri- • • • • . Entre los textos que él dio a conocer. \ ¡ \ . . La rumba de Mallarmé y su familia en el cementerio de Samoreau. hasta el fulgor de los sonetos herméticos. !1 tual que lo acompañó o lo engendró. L 'Oeuvre poétique de Stéphane Mal/armé (París.. sirve más a la gloria de aquel hacia quien murmuramos. . Aquel que se había indignado . por su genio.aise del 10.narse a búsquedas y ajustes mlOuciosos y no aprobados que hacen de la lectura un ejercicio descorazonador y rápidamente abandonado. Mallarmé el preciado. "la lógica y necesaria intrepidez que lo condujo a un modo de escribir de la que él se confirió. Extracto de una carta autobiográfica perteneciente a la colección Henri Mondor.l que corresponde no a las fechas de su publicación oficial sino a las de su composición o. con Paul Valéry: "Mallarmé el estéril. pero puedo decir sin presunción que contendrá un efecto inaudito.. es la Obertura que fue publicada por primera y única vez en la Nouvelle Revue Franr. " (Henri de Régnier. . Mallarmé el más perfecto".2 . 1940).. Traducción de Julio Calleja 1. la poesía. y que la escena dramática que conoces no estará siquiera cerca de estos versos.. y cuyos procedimientos sinfónicos y empleo variado de la repetición justifican doblemente el epíteto de musical que él empleó al anunciar su poema: Toumon. Mallarmé el más consciente. . por deferente que sea. "para esta- - blecer a distancia de los importunos .. a lo largo de los años. al momento de escribirlos. \. en los años de su juventud y de sus primeros fervores .

e liminando de hecho este texto que edita párrafos perte necie ntes a o tros artículos . fue de edició n limitada a seiscie ntos cuare nta y un e jemplares. supliendo a todos los teatros. El cielo metafórico que se propaga alrededor del rayo del verso. como "Sole nnité" y "De me m e ". luego la métrica que la afina hasta una expresió n última. el antiguo teatro. "El Ballet ilustra ese principio. no por el olvido de ellos que pro duce. pues ni siquie ra e n le ngua fran cesa es accesible al lecto r común. "Me imagino que la ca usa de re unirse. El mismo ausente y finales o preludios tambié n por las maderas. espera. es un triunfo. ese espíritu situado más allá de las circunstancias. siempre a punto de brotar e n la ocasió n que en la existencia o fuera del arte fall a sie mpre . En é l puede hallarse el escrito que presentamos a continuació n . publicó por primera vez e n español un volumen que conte nía su prosa. o sea el movimiento). anulando hasta su principio. que c uad ra no insistir sobre su aportación deliciosa. No obstante. "La maravilla de un alto poema como aquí parece que nacen condiciones para auto rizar el despliegue visible y la inte rpretación . al cumplirse los cie n años de l nacimie nto de Stépha ne Mallarmé . esta inusitada "Segunda divagació n (Ceremoniales)" es una pieza completa de la mejo r prosa malIarmeana. e n seguida. por el simple hecho de la comunicació n. ¡nad a más! e n la Música . desde aho ra. e n traducció n de Agustín Esclasans. ese es piritualme nte y magníficamente iluminado fondo de éxtasis. limitado o inca paz él sólo de contestar a muy sutiles instintos. o prescin- Biblioteca de México 29 . En 1942. hasta como su amplificació n sublime. El libro e n e l que e l traducto r español se basó fue Ver:> el prose (1893).Stépbane JJallarmé • • (Ceremoniales) de . mal instalado sobre las tablas y hacerlo allí reinar: e n las convergencias de las otras artes situada. ¡reflexionad!. La razón es que Esclasans hi zo s u a nto logía a ntes de la fija ció n de las Obras completas de Mallarmé que rea liza ra He nri Mondo r (1945). un volume n que Mallarmé refundiría luego e n Divagalions (1897). dramatizada por sabios efectos de recorte: escenas heroicas o una oda a muchas voces. ni la música por otra parte demasiado fu gaz para no dece pcionar a la multitud. de la Biblioteca Nacional de Madrid . pero e n sí fundiendo lo que esos dos aísla n de vago y de brutal. si la orquesta cesase de verte r su influe ncia. la elocució n . en principio se prestará e ingenuame nte si es preciso lo reemplace todo a falta de todo. con el gesto aporta el libro o sobre sus labios. o Poesía ". "Sí. El libro Las prosas de Mal/armé (antología). "Su presencia. igual que un mensajero. el acompañamiento obligatorio de artes. la Ficción. "Una simple adjunció n orquestal lo cambia por completo. a antiguas condiciones. brotada de e llas y gobernándo las. sino que estalle la generatriz de toda vitalidad: un a udito rio experime ntará esa impresió n que. la sala pro digiosa y la escen a . no será el teatro. en nuestra mano. si e nuncia alguna idea augusta. pero recordándo los imperiosamente. una "Divagación" que mu y difícilme nte podría cons ultarse e n o tra parte. que el aflujo por eje mplo de la sinfonía recie nte de los conciertos ha creído dejar e n la sombra. tie ne necesidad. e n lugar de que es liberarlo. "El único e ntre na mie nto imaginativo consiste en las horas ordinarias de frecuentación de los lugares donde se baila . simpleme nte el antiguo o de todos los tiempos. sin ningún designio previo. es verdaderamente lo puro de nosotros mismos po r nosotros llevado. pero tan mediocre mente hoy. po r poco que ella no se aplique. así como un espíritu que se refugió en el vuelo de varios folios. ellos mismos (justo en lo que hay que pe rcibir para no ser mo lestado por su presencia. el ídolo e n esce na to rna ríase. motivo que ellas tengan lugar. de Ba rcelo na . la Oda . artificio evocador por excele ncia hasta el punto de simular poco a poco y de encarnar los héroes. estatua". lo multiplica e n todos. para conmoverse con verosimilitud. desafía la civilización olvidándose de construir a su sueño. por el contrario . Único venido a la hora porque la hora es sin cesar tanto como jamás. para fiestas inscritas en el programa humano. Qué re presentación . es. del e mpleo del vivificante efluvio que exhala la Música. Admirad en su omnipotente simplicidad o fe en un medio vulgar y supe rior. impersonal . el mundo cabe e n ella: un libro. antes de borrarse. y es como estrictame nte alegórico. Músicas verdade rame nte qu e la instrumentació n de una orquesta tiende a reproducir solame nte y a fingir. vacío y abstraído en sí. y e l ser que frena el deslumbramie nto gene ral. los cobres y las cuerdas. la edito ria l Aymá. el culto prometido a los Ceremoniales pensad cuál puede ser. que el arte escénico ahora.

por ejemplo. y así resulta. invitación directa a la esencia del tipo (aquí. finalmente amplificación del lugar por vibraciones hasta el infinito. debe un aparato: es improbable. sin principio ni caída. Una realeza rodeada de prestigio militar. Cristo). la voz. que se perpetúa. en la que todo ocurre para romper la celeste libertad de la melodía. evoca. Una observación es. Consideremos también que nada. más que mezclado a un funcionamiento de capital. está claro. tal solamente que la encierra en sus circuitos o la transporta por una fuga la bailarina iletrada que se en. tres elementos. y me atengo a las soluciones que proclama la brillantez litúrgica. en ese santuario. porque esa palabra no elige precisamente sentido. los señores que ordinariamente parecemos. Tal. con el héroe del Drama divino. Cuando el viejo vicio religioso. tanto como el sacrificio por la Patria. profundizando así el universo entero y causando a los huéspedes una plenitud de orgullo de seguridad. que detiene el pensamiento en su embarazoso personaje. pero interesante con su escena reducida al piso del estrado (tablado y antecoro). como de las potencias de un único instrumento que le ayuda a tocar la virtualidad. espectador muy extranjero. enlazada. todo allanamiento balbuceado por la doctrina. lejos de obstruirla por el mismo intermediario que el comediante. su considerable caja de órganos y el público jubiloso de encontrarse allí. en el Palacio del Trocadero. antes de verterse extasiadas y pacificadas. '¿qué puede significar eso?' o mejor. que expresa el exterior. que consistió en desviar hacia lo incomprensible o lo escondido los sentimientos naturales. Termino por el órgano. esas puntas y taconeos. penetremos en ella. se sirve de los ejecutantes para cuarteto. pero se han copiado de la iglesia algunos rasgos inadvertidamente. Sí. en efecto. la Flor en principio de tu poético instinto. en esa exclusión del refugio. a distancia calculada. requiere un culto. a pesar de la insípida tendencia. sin tardanza ella te entrega a través del último velo que siempre queda la desnudez de tus conceptos y silenciosamente escribirá tu visión a la manera de un Signo. implica una visión del porvenir. no esperando de nada más la puesta en evidencia y bajo la verdadera luz de las mil imaginaciones latentes: entonces. que esa comunión. de inspiración. al alma. se guían. como apoteosis. neta y amplia. suficiente hasta hace poco públicamente. innegablemente en un edificio consagrado a los festivales. Lo cierto es que. Amigo) por poco que tú deposites con sumisión a sus pies de inconsciente revelatriz como las rosas que arranca y lanza en la visibilidad de regiones superiores un juego de sus chinelas de raso pálido vertiginoso. etcétera . preparado mejor y por muchos. prosas o motetes. que nosotros seamos. en preguntarse ante todo paso. que ella es". olvidábame de la totalmente amable gratuidad de la entrada. simultáneo. que el sacerdote presente no tiene calidad de actor. Seguid. padece de caquexia. debido a los sortilegios diversos de la Poesía. sino que oficia: designa y hace retroceder la presencia mítica con la que acaba confundiéndose. anotadlo. prematura. Seguramente se actuará en pleno sueño.· trega a los juegos de su profesión. relegado a las puertas. la escenificación de la religión de Estado. una asimilación de efectos extraordinarios vueltos a encontrar aquí y de algún rito para nuestros fastos futuros atribuible quizá al teatro y tengo la sensación. según una obra triple.~ 19 absoluto.zarla con la verosimilitud del desarrollo regular humano. participa entre todos y para él. ¿en qué grado se es espectador. El Estado. en la sucesión de esas antífonas. un balbuceo de tinieblas enorme. tan glorioso. satisfecho extrañamente un deseo moderno filosófico y de arte. a los usos de la ópera. o el oficio. eco de sí mismo. y obstaculi- Biblioteca de México 30 . dúo . aventurero. misteriosa y nada más que ideal. paciente y pasivamente. ha cesado: y la ortodoxia de nuestros impulsos psíquicos. dos términos. se produce un misterio: donde. la del niño y del hombre. o nuestra insignificancia. por ningún cuadro todavía sobrepasada y que. exigidos del individuo. para conferirles una grandeza pura. Algo así como el Genio. pero adecuado: vaporosa. vacilará toda pompa. lúcida de pronto y en relación con una alegría a instaurar. Contrariamente. No es que yo escuche como aficionado quizá cuidadoso. La nave con un pueblo no diré de asistentes. alargados o bailones. leerlo. no vale. o restringida. se habrá diluido en las ondas de la evidencia y del día. no dejará de existir. por razón de sacrificios inexplicados y consiguientemente que proceden de una fe. entre el placer. de un arreglo dramático exacto. Un bello regocijo actual. Así hasta contradictoriamente me obsesiona. La representación. si debe encontrar una sanción diferente que la del campo de batalla. como sé que no lo mostró en ninguna otra parte jamás ninguna asamblea constituida para tal objeto. su condición. la existencia de una personalidad múltiple y una. Y. desnuda o exenta de acompañamiento excepto una tecla del teclado para dar la entonación. falta. que es de elegidos: quien puede desde la fuente más humilde de la garganta lanzar hasta las bóvedas el responso en latín incomprendido pero exultante. por un comercio del que su sonrisa parece verter el secreto. y si (ya se sabe) la fulguración de cantos antiguos brotados consumía la sombra e iluminaba alguna adivinación largo tiempo velada. en la autenticidad de fragmentos distintos. en esa iglesia. como aficionados. y se presume representar un papel? Rechazo. no se mostrará exclusivamente laico. entre los cuales. esa (aunque te halles perdido en una sala. siendo de piedad. en el arabesco de su intuición superior. hablo al sentido estético. disjunta . excepto para admirar cómo. confiada al clero. La primera sala que posee la Multitud. frente . Sin embargo. después invisibilidad de éste. de la sublimidad en repliegue hacia el coro: pues tal es el milagro de cantar que nos proyectamos a la altura donde va el grito. igualitario. en alguna alegría. Decid si artificio. cada actitud tan extrañas.

La hora es propicia. Sigfrido) Biblioteca de México 31 . pero me ntal. pu es representa nuestro aspecto múltiple: que de prestigios co rres po ndientes al funcio namie n to d e la existencia nacio nal. q ue se tragó la antigua escena con una pretensió n vacía para . puesto q ue esa orq uestación de la q ue hace poco brotó la evidencia del dios no sintetiza nunca otra cosa q ue las delicadezas y las magnifice ncias. "¡Así el Misterio! "La Ciudad q ue d io a esa experiencia sagrada un teatro marca la tierra con el Sello universal.. o ¿qué ha rías tú. han disuelto con el pensamiento los Mitos. es decir. e l derrame de símbolos o su pre p arac ió n . ¡Qué! el siglo. necesita lu ga r para desa rro ll arse. esas rarefacciones y esas sumidades naturales q ue la Música d a. "El Hombre. ¡q ue no sea el foco ficticio de visión irradiado por la mirada de una multitud! Santo de los Santos. tiempo y p ersona sabidos. "En cuanto a su pueblo. esa ensoñación restringida por casualidad . como po r una presciencia de cuanto aportaría de anacronismo a una representació n teatral. q ue existe n sin q ue nadie lo sepa en el concurso de una muda asistencia". su gesto resume hacia sí nu estros sueños de parajes o de paraíso. virgen de todo. de acuerdo con el Arte en su integridad . etcétera: te veo a hí . está bie n q ue por lo me nos haya atestiguado el hecho augusto. un poema. contenerlos o pintarlos. lan za un resplandor. con el objeto de exhumar antiguas y magníficas intenciones.Ma llarmé en su velero sobre el Sena Solitaria tanto como general en sorpresas para el poeta mismo. la Oda. inmo rtales innatas. para practica r excavac io nes. cambian una reciprocidad de pruebas. lugar. ¡El. era imposible q ue en una re lig ió n a unqu e e n ab ando no despu és. no se revele copiada del sentido latente de la presencia de un pueblo. desprovisto de personalidad. d esp ués su auténtica mo rada terrestre. que es inventor. la raza no hubiese puesto su secreto íntimo d e ella ignorado. la Leyenda . va na. decorado estable y acto r real del Teatro falto de Música): tal vez un hecho espiritual. Consagración de uno de los actos de la Civilización. retro pro lo ngació n vibratoria de todo igual que la Vida. Ved cómo de los días abo lidos no conserva ninguna anécdota enorme y vana. alguien! ni esta escena. "Si el espíritu francés estrictamente imaginativo y abstracto. del q ue se levanta la Figura q ue Nadie es. po r consiguie nte poético. Tipos sin deno minación previa. ¡para hacer otros nuevos será! El teatro los llama.. cad a actitu d mímica to mada ella misma de un ritmo incluido en la sinfo nía. e n algú n relámpago supremo. ¡no!. ni seculares y notorios. para mirarlo en tod os . • Exposición . en algún sitio (el erro r conexo. a algunos pilares de parroquia p ierde lo insólito. después de un mo mento: la concl usión prevalece: en efecto. o nuestro país que lo exalta. no sin que un vínculo cierto las emparente así con su humanidad. ento nces lo consiguen. será así: le repugna. ¡y liberándolo ! Ento nces vie ne n a expiar como a los pies de esa encarnación . con el desprendimie nto necesario. · A no ser que esa Fábula. ni fij os. ¡yo atestig uo la Justicia q ue sólo p uede re inar allí! . para q ue emane la sorpresa. la inscrita en la página de los Cielos y de la que la Histo ria misma no es más que la interpretació n. sino uno. Brunilda. Transmisió n de Poderes . evoca el Arte.

~ -~ .. . . . ... --.-J"_ ~.. • • \ \ 'í I o " .' ''''''''. ." ::J I Y ~ --' ~~ _ .''. -----. .

En 1997.Fernando Sáncbez Jlal'álls - e • orla ~ e y qué de aquel olvido perfecto de los dioses hermética belleza poblada de vocales rendida por la noche y sus líneas ideales que el vértigo prolonga entre brumas atroces. Salomé. sonetos de Fernando Sánchez Mayáns. ~ Roberto Montenegro. dibuj o a tinta Biblioteca de México 33 . y qué del absoluto musical en sus goces como un dolor sonoro de alientos sepulcrales violadas por el humo las voces siderales llorando la armonía en delirios feroces. y qué de toda carne en caja de diamantes sitiada por el numen que constantes instantes nó sacian nó al polvo y lo instalan ausente si el genio perpetúa la mítica sustancia de un ritual de silencios que iluminan la estancia y el imperio transforman del azar transparente. 1907. Ediciones Antea reeditó La muelte de la r osa. quien actu almente prepara la edición en castellano de un epistolario selecto de Stéphane Mallarmé.

Paul Verlaine. vago recuerdo de un bello rostro amado. esbozados en un minuto. de mirada clara entre las tinieblas. Stéphane Mallarmé. tan intuitivo y fino. 1899 Paul Gauguin. 1884 < Unos cuantos trazos. Paul Gauguin y otros • ~lnco Edouard Manet. a pesar del puro y el chaleco que prefería para sus retratos masculinos el gran artista modernista. Aquí el poeta está de alguna forma en apoteosis. óleo sobre tela Manet pintó a Mallarmé con una actitud y una edad inmemorial. pero de cualquier manera está. inmortalizado. aguafuerte Biblioteca de México 34 . ¡una musa diferente para un genio diferente! Y si Mallarmé hubiera posado para Ingres. ¿lo habría pintado mejor que Manet? No. bajo el dandismo de su bonhomía. 1876. ¿Sería ir demasiado lejos traer a la memoria el Cherubini de Ingres? Aquí la Musa no se hace visible bendiciendo al genio. Retrato de Stéphane Ma- Uarmé. • Paul Gauguin. Paul Verlaine. poeta. 1891.

que le da un aire de "financiero acaudalado". s. mientras que Whistler. Stéphane Mallanné.\"ico 35 . Whistler. pero se parece a esas cabezas de Cristo estampadas en la Sábana Santa. 1894. como se lo exigía la concepción que quería lograr de una obra ligera . había casi perdido la esperanza de que saliera algo. envía el retrato que te hizo. Genevieve Mallarmé. litografía El señor Munch. Dibujaba velozmente. 1936 Pierre Renoir. Rerrato de Mallanné. con el que no se identifica para nada. nos mostró el retrato al óleo que le hizo Renoir. Théodore Duret. sobre la s que s uele decirse: "Contemplad largamente y veréis cómo se le cierran los ojos". 1897. que condensaba toda la observación acumulada en los ensayos preliminares. perfecta. el dibujante noruego que vino a principios del invierno. James M. ca. en el momento preciso. Stéphane Mallanné. Es muy bello. 1886. f. dibujo Biblia/ecel de Mé. que no entendía bien el método. Mallarmé . le habían parecido débiles y las había roto para recomenzar. logró una última improvisación. antes de estar bien penetrado de su modelo.Mientras tanto . óleo sobre tela Whistler había sometido a Mallarmé a posar por demasiado tiempo. pero las primeras imágenes que había producido. Edmond Bonniot. 1897 Edvard Munch.

que . Monet." . cuyo yerro principal es ' el de ocultar el origen de este arte hecho de óleos y de colores. Degas. Pudo haberse equivocado -y esto sucedió muy raramente. estaban forzados a "imitarla". despejando el camino para todos. Uno se sorprende por la enérgica afirmación de la unidad de la obra.. a la armonía de los colores del cuadro que a su estructura. En la calle de Roma había colgadas obras de todos ellos. Su arte. Sería inútil buscarlo en Rimbaud o Verlaine. pero tal era la tendencia de la época. debería lógicamente alcanzar el exceso en lo finito como en lo suelto . El mundo exterior no les parecía cognoscible más que en el límite de sus percepciones sensoriales. pero la "impresión" que creían dar era el resultado inmediato y sin retoque de una percepción visual única. Berthe Morisot . al mismo tiempo. Mallarmé sabía que la poesía "se hace con palabras". Se aprecia que. único criterio de su valor e incluso de su existencia. Raffaelli y Rops ilustraron sus obras. Manet": 1 "¿Qué es eso de una obra 'bastante forzada' cuando hay entre todos sus elementos un acorde mediante el cual se sostiene y posee un encanto fácil de romper con una pincelada? Yo podría.sobre la importancia de un pintor: consideraba al soso de Puvis de Chavannes como un genio . JacquesEmile Blanche. la pintura "con óleos y colores". ne- . Hay que decir. seducidos por una apariencia de facilidad . deseoso de mostrarme explícito. La libertad que resultaba de ello la perdieron nuevamente ellos. por ejemplo. esta medida. que eran sus amigos. Veamos lo que escribe por ejemplo en "Le Jury de Peinture pour 1874 et Mr. por lo demás. no parece haberle hecho la menor ilusión. Me explico: en él. sino que son. "No es con ideas como se hacen sonetos . en las obras de vejez de Frans Hals. a veces. En estas páginas sorprendentes compara el apo rte de Mallarmé al arte moderno con el de Paul Cézanne. dieron la espalda a lo que puede llamarse el materialismo de sus antepasados. de tal naturaleza que nos aportan un alimento espiritual que sólo ellos nos dispensan. se preocuparon ante todo de liberar el carácter propio de su arte y someterse a él. Discierno en este pasaje no sólo una definición precisa de la pintura sino. haciendo caso omiso de algunos errores. había entendido nada de nada" en la conferencia de Mallarmé sobre Villiers de l'Isle-Adam. 1. Pocos poetas han tenido un contacto real con las artes plásticas. ¿No escribió: "Estoy feliz por vivir en la misma época que Monet"? Escribió el prefacio de una exposició n de Berthe Morisot. sino con palabras". Gauguin. Manet. de la naturaleza propia de este arte.había reflexionado sobre la naturaleza de la pintura como sobre la de la poesía. Degas. intentaban "ocultar el origen de su arte ". como representante comercial y amigo de Picasso y Juan Gris. observar que. sin lugar a dudas. Sería una empresa ociosa hablar de las relaciones de un poeta con la pintura si uno se contentara distribuyendo buenos puntos y malas notas. como acabamos de ver. la enunciación de aquello que constituía la verdadera novedad de Manet. quien "no Artículo aparecido en La Renna issance a rtistique et linéraire del 12 de abril de 1874 . Por ese lado. . Veía con frecuencia a Degas. Este pintor innovaba haciendo pintura. Podemos citar a MalIarmé como uno de los muy escasos poetas cuyos escritos sobre las artes plásticas no sólo no se han hecho banales con el tiempo. pintados o grabados. Lo que es más. recordatorio admirable de los medios de la poesía. le contestó MalIarmé.El m a rc h a nte d e a rte Danie l-Henry Kahnwe ile r (1 894-1 979) fue gran impulso r d e l cubismo. Renoir. los impresionistas no comprendieron la Biblioteca de México 36 necesidad de Manet de ser pintor ante todo. Otro pasaje de! artículo de La Renaissance demuestra que esta clarividencia no abandonaba a Mallarmé a la hora de definir la pintura . Whistler y Valloton hicieron retratos. sin estudio previo de la dosis de impresión que comporta. pero en Manet esta liberación es deliberada. mientras que el tiempo ha hecho justicia a los malos pintores.. Manet contribuyó poderosamente a la liberación de la pintura que hemos visto desarrollarse en pintores. mientras que los impresionistas. que puede tentar a los imbéciles. a quien veía a menudo en casa de Méry-Laurent. más quizá que los pintores de cualquier otra época. de Mallarmé. Degas y Berthe Morisot. Mallarmé fue amigo de muchos pintores. pero lo que dice demuestra una clarividencia singular. de hacer aparecer un paisaje verdadero. La felicidad de pintar prevalece sobre la de imitar. Pero -y esto importa mucho más. Después Van Gogh emprende la vía abierta por Manet. Esta unidad -se sienten las conversaciones con Manet. En cambio veía frecuentemente (además de Manet. Mallarmé fue calificado en la época de "poeta impresionista". sobre todo la de los impresionistas. desde lo alto de la cátedra de la posteridad. Gervex . Escribe: "La simplificación aportada por una mirada de vidente es tan positiva para ciertos procedimientos de la pintura. según Mallarmé. tal como lo habían visto a tal hora . en Gaya y. Los "Fa uves" le siguieron. Como él. después de él. también en Fragonard). Ciertamente. para los pintores de su tiempo. la elección de MalIarmé da fe de un sentimiento justo del valor plástico. ". Redon ilustraría el Coup de dés. tiene cierta relación con el de Mallarmé. que ya se han mencionado) a Renoir y Whistler. También había un dibujo de Guys.. Edvard Munch. mientras que la "sensación" que Mallarmé quería transmitir era infinitamente más compleja. en vez de una superficie coloreada.se debe más . Parece que no tuvo cercanía con Cézanne. Degas trataba de escribir sonetos y se quejaba con Mallarmé de no conseguir hacerlo a pesar de las ideas que tenía. y los pintores impresionistas. igual que los de Baudelaire. La comprensión adivinatoria de Baude!aire. fueron sus amigos. no ha sido igualada hasta ahora. Queriendo fijar su "impresión". antes de Manet se encuentran algunas tentativas parecidas (sobre todo en los maestros que él admiraba : en los cuadros de Velázquez que no son los retratos de la corte. un blanco es un blanco antes que ser un lienzo. Mallarmé escribió bastante poco sobre la pintura propiamente dicha. Bien vistos. aplicada al valor de un cuadro. pero el libro no se publicó jamás.

que no se pareClan mas que apenas a los empleados po r sus antecesores. Lo que importa es la influencia que pudo te n e r so bre los pint o res. lo debieron al ejemplo propuesto por Stéphane Mallarmé. e ncontró en Cézanne el ejemplo que le pe rmitió e difica r a rquitecturas plásticas .. haciendo después de Mallarmé "tentativa próxim a a c rea r ".. J '- /' -. esta convicción las había afirmad o Mallarmé muchas veces .. Si tuvi e ro n e l co raje d e hacerlo . . en otras la pintura es la que lleva la d e lante ra. El cubismo. Mallarmé . no obstante. Sin embargo. comporta tentativa próxima a crear: verosímil e n el límite d e la idea puesta en juego únicamente por el e n ca nta d o r d e letras. una acción profu nda sobre las artes p lásti cas. Aque llo qu e yuxtap o nían e n sus te las no eran bote llas y árbo les. - J ' . Hay pocos textos más reveladores respecto a los orígenes espirituales del arte moderno. ( Picasso. Fieles a las enseñanzas de Manet y Mallarmé.. No es s in o h as ta d es pu és d e 1907 qu e la p oesía d e Sté pha n e Mallarmé e je rció. qu e está e n el o rige n de l arte conte mpo rá neo.cesa ri a m e nte. desde luego. y no negará al círculo que perpetuamente cierra . Hay é pocas en las que la poesía está a la vanguardia del combate. La atmósfe ra de principios de l cubismo no compo rtaba más. los pintores cubistas hacían pintura "con óleos y colo res" . Los pinto res cubista s tendían hacia la claridad. ~ . redu ciéndose a un sile ncio igual. jamás ha sido otra cosa. La p intura es una escritura. La f e e n el p oder encantador de las palabras. • \ . del hada o de l mago". si ellos mismos se atrevieran a concebir formas que eran "rasgos . Yo n o creo qu e Ma ll armé haya actuad o en los pinto res impresionistas ni que éstos lo haya n influido. 2. lo que verdade ramente cuenta es otra cosa. el objeto callado. Evocar a propósito una sombra. "extr a limit a ron la aptitud de disfrute consentida por los contemporáneos". fu e grac ias a Mall a rmé. El arte mo d e rno tiene h acia este poeta una deuda de gratitud que no se iguala más que a la que tiene con Paul Cézanne . que anima ban a Mallarmé. Tambié n hay que decir lo que había en común entre él y los pinto res que admiraba.. Publicado e n Tbe Naliona l Obseroer del 28 de e ne ro de 1893. ta nt o sobre los de su tiempo como sobre los posteri ores. nu n ca di rectas. ciertame nte. abre la rima una similitud con lo s aros e ntre la hie rba . El arte de nuestro tiempo debe mucho a estos dos hombres que apenas se conocieron y no tuvieron jamás la oportunidad de inte rca mbiar sus ideas. 1943 la certidumbre de que el artista es creador. cente ll ea alguna ilusió n igual ante la vista . La lectura d e Malla rmé fue la que dio a los pinto res cubistas la audacia d e inve ntar libremente sign os. sino fo rmas coloreadas. I I V ! ~ ) /~- • \ -~ ~"\\ . Si esto es así. Léase bien este pasaje de "Magie":2 "Digo qu e existe e ntre los viejos procedimie ntos y el sortilegio que seguirá siendo la poesía una parid a d sec re ta. No obstante e llos también. pero ella misma se ha olvidado de esto. Las necesidades de la construcción rígida que ambicionaban obligaron a los p intores cubi stas a inventa r signos nu evos. acció n qu e se conjuga con aque lla ejercida po r la pintura de Paul Cézanne . desde mi punto de vista. ¡El verso. h asta qu e. Esta fe. Biblioteca de México 37 rasgo de encantamiento!. Traducción de M a rta D on ís .. en sus obras "centellea alguna ilusió n igual a la mirada"... con la convicció n de qu e estos s ign os serían ta rde o temprano los o bjetos significados para los espectad ores. lo qu e a m a b a e l poeta como pintura . ha "ocultado su o rigen". • ". Po r el contrario. mediante palabras a lu s iv as. el ejemplo de Ma net le había demostrado q ue se sa lvaguardaba la pureza de un arte tomando concie ncia de los medios de ese arte. dieron a los cubistas el valor de inventar a su vez signos creadores de realidad. . lo e nun c io a quí y qui zá p e rso n a lm e nt e m e he complacido en señalarlo en algunos ensayos. encantadores". Se daban cuenta de la funció n de "signo" de estas fo rmas que no devenían objetos más que para e l "lecto r" d e esta escritura. Algunas veces es la influencia de un maestro desa pa rec ido la qu e se h ace sentir tardía me nte e n su arte he rmana . Hoy. "a propósito la sombra" de la é poca simb o lista." ~ ~.llh(11 --. así como la convicción de qu e estos signos se "leerían ". en una me did~ que ha extralimita d o la a ptitud d e d isfrute co nse ntida po r mis conte mpo ráneos..

Bajo el impacto de su intento . a escribir conscientemente el Libro. Como esos astros que e ntre más se alejan más cerca se encuentran de nu estra comprensió n . entrevista. llevó a Mallarmé a la co nvicción de mero haz de soniq ue si las p alabras. más intensas y actu ales aparecen las extensiones de su empresa . de facetas q ue se multiplica n y en su diversidad prefiguran los • • rasgos expandidos de una obra tota l en fo rmación. su contigüidad en el verso puede hacer que nuestra percepción se abra a una "impresión Biblioteca de México 38 . las interrelacio nes de las letras con la música y las artes visuales y escénicas. lucidísimo oficiante de la Rue de Rome . el desafío mallarmeano está vivo y sus implicaciones y connotaciones no solamente se han clarificado. por la escritura. Mallarmé creyó en la eficacia de la poesía. que el Mago rea parece en e l filo del siglo y q ue en sus manos el Grimorio destella lleno de signos seminales. la segunda. creyó que las p alabras pueden iluminarnos. restituirnos la realidad que el mundo nos sustrae. Francisco Serrano hace en esta s p áginas una lectura de la poé tica mall armeana y nos introduce a sus propios i n ten to s . constituyen a la vez una de las aptitudes más enigmáticas y poderosas que existen en la histo ria de las imágenes verbales y un impulso hacia ellas.nada de las p alabras. sino qu e se amplían y profundizan gracias a la acele ració n y el alcance crecientes de las o peracio nes cibernéticas.mediante el afinamie nto escénico de la elocución. entre más retrocede en el tiempo el espacio de la existencia física de Stéphane Mallarmé. el agua ardua de su alquimia . en sí mismas. q uizá. de acordes. azar. e n el dominio de l lenguaje como la de Stéphane Mallarmé (1842-1 898). lé xicas. puesto que ningún lazo n ecesario liga al sonido y al sentido. Tie ne razón Ja ime Mo re no Villarrea l cu a ndo dice que para compo ner el Libro. pese a todo. No sólo se trata de la influencia y la vigencia de una obra y un pensamiento estético fundados en la más rigurosa precisió n . semánticas. la aprehensión e fi ciente de los "motivos rítmicos del ser" • 2. en primer término. La celeridad de las relaciones que vislumbró. apuntan cada vez más en la direcció n prevista.en co l abo rac i ó n co n el arti sta A rn aldo Coen- p or construir objetos en los q ue esa p oética se real ice. la espacializació n significante. más nítida que nunca la luz de su pesquisa ilumina vastas zonas de la(s) poética(s) co ntempo ránea(s). plástica de los caracteres poéticos. Explo rac io n es e n los campos de la escritura. po r lo pro nto . que apenas percibido se disipa. revelarnos la nitidez "nativa " de las relacio nes entre las cosas. la -lingüística y la crítica teórica. anulándola mediante la fij ación . El esplendo r de su dicción. de naturaleza oscura pero de eficacia real. constatació n de la esencia l irrealidad del mundo. Es e l azar lo que determina sus relaciones significantes. 1. LA ESCRlTURA DEL LIBRO Ninguna t entativa. sino de la diseminació n "geométrica" de las exige ncias y acumulaciones q ue e lucidó Mallarmé . Para nombrar la esencia del mundo el p oeta debe enfrentar. De este doble movimiento de negación Mallarmé extrajo e l elíxir de su destilació n . de la esencia. postuló que enunciar tendría qu e ser expresar la ausencia. la. necesitaban del ordena do r p ara se r fij adas y d es ple garse . Co mo haya sido. po r citar algunos. y se podría añadir que en el beneficio de un alto pode r de reflexión . numerosas tentativas hoy en plena efervescencia y q ue sin d uda prolife rarán en el nuevo milenio : la fij ació n del vacío entre las palabras (un vacío en expansió n). la exaltación musical de la prosodia. sintácticas q ue le fue dado avistar. Yves Bonnefoy observa que la evidencia de qu e en ciertas frases una disp osició n de los vocablos. conciencia de la imposibilidad de nombrar esa irrealidad. O como el propio Mallarmé anotó : "Dispersió n del acto vacío" de no mbrar "esos parajes de lo vago e n que toda realidad se disue lve". intentada por el desesperado. n o aseguran la comunicació n esencial. po rq ue se a proximan a la velocidad de la lu z. Conve ncido de qu e la p alabra poética puede. a Mallarmé le hizo falta la computadora. Las p alabras son . de q uien celebramos el primer centenario e l 9 de septiembre . que diría que todos hemos comenzado. A tal grado. la profundidad de su visión. CANTAR EN DESESPERADO La crítica coincide en que la poética de Mallarmé nace de una do ble frustració n: la primera. de sutiles modulaciones. se originan en este "inconsolable y obstinado " "operador". aisladas dos aza rosos . Digamos. la complejidad de las conexio nes fónicas.

El mismo Blanchot menciona que a veces tiene el sentido del trabajo necesario para. que actúa en un espacio de configuración que ellos determinan. el momento por el cual "la negación se funda y se realiza". Lo que se dice supone un espacio de varias dimen s ion es y só lo puede percibirse cabalmente según una profundidad espacial. La Obra como lugar de articulación con el absoluto de la Nada . ~- . apenas formulado.. se disipa: desaparición vibratoria . otorgándole a todo lo que es presencia verdadera ". infinitamente complejas. I I. conce bida en función de la exigencia del espacio creador. ' • . sometiendo las palabras a la estructura del verso. amalgama de sus manipulaciones. 3. de la Ausencia.4 Es en el porvenir pues donde podría lograrse lo que Lezama Lima llamó "la colocación espacial del poema en la categoría de las constelaciones". cad a "o perado r" obte nga . Mall armé fu e muy claro en su designio de expresar las relaciones del espacio con e l movimie nto.. dice Mallarmé. El escrito r francés observa con agudeza que la celebrada atención de He idegger por el le nguaje se refi e re a las palabras conside radas aparte. 1" .- Página d e mutaciones!tra ns!mutaciones!incubaciones. por ella. Poesía de ausencias. a la vez experiencia del mundo y elemento significante.. 1.. sincró nica y/ o diacró nica. 2 Y. poema(s) de Francisco Serrano (México. el desamparo. y añade que para Mallarmé e l le nguaje "no está hecho de palabras ni siquie ra puras: es aquello e n que las palabras sie mpre ya ha n desaparecido". formas y asociacio nes nuevas siempre. escribió el pro pio Poe sinte tizando las ideas co ntenidas en Eureka. creada por eliminación.. se desvanece: "falsa mansión en seguida evaporada en brumas". hasta que se deje oír.. dice Mallarmé . 3. bajo la influen c ia de Poe ( Eureka . El hombre es un ser de horizonte. como DE ÉTER Se ha dicho que el pensamiento poético de MaHarmé . "elucida. etcétera) . " ¡. verbal y visual . Escribir es una experiencia esencialmente arriesgada porque. el espacio interior del pensamiento y el lenguaje. del sonido y el sentido anulación del azar. "vistas como fundame ntales. y creador en tanto que "infinitamente vacío". Fo to José Luis Mallard dad. son estaciones de la espera. La acción. _. en sí mismas. sin casualidad. y no sólo la mera supresión del acaso.. nos devolverá a "una morada más auténtica". 1981). Úl 4. 1959. este ho mbre "absorto ante las provocaciones de las palabras" nos mostró. raras o multiplicadas . como buscó Mallarmé. sonoro y visual en el que se des pliegan las palabras como las no tas e n la partitura o las constelacio nes e n el cielo . pero no sólo como an alogía sino como "imagen potencial". ' " li . Pensaba que el lenguaje es un sistema de relaciones espaciales. transfiguradas de este modo las articulaciones de su sonoridad. To do retornará a la Nada . libro en tres movimie ntos: sile ncio. EN CIERTA TRANSPARENCIA COMO . Maurice Blanchot supone que la apuesta de Mallarmé nace de la convicción de que la presencia de la poesía es venidera: "viene de más allá del porvenir". topológicas. del poema . colo r y texto . en cuanto es enunciada. La evocación por las palabras. se da cuando "el verso alcanza la poesía". así sea por un instante. sin embargo. Una visión. se había consumido". fruto de sus meditaciones." . representó.. La Obra es la espera de la Obra. que. "La Unidad es la Nada . concluir la obra. La poesía frente a la vacui- p oétique de Mal/armé. La "articulació n con lo abso luto " que pla ntea la indagación mallarmea na del le nguaje ocurre e n un espacio múltiple: me ntal. en el seno del verso. La estructura del libro propo ne varias fo rmas de lectu ra de sus páginas: sucesiva o simultánea... el poeta consigue volver expresiva (significante) su dimensión fónica. Mallarmé sabía que si la poesía tiene lugar.3 De la nada Mallarmé extrajo la fuerza de su meditación sobre la realización de la obra poética. Es lo que llamó "la fuerza virtual de los signos". y otras denota una experiencia de índole metafísica o filosófica . La pluralidad de lecturas posibilita qu e cada lecto r. el espacio interior del pensamiento desplegado. . La formulación implica varios niveles. Captar las relaciones.exacta". compuesto sobre un diseño de Amaldo Coen. al de la extinción. aisladas. 1976 . Se ha especulado y escrito mucho acerca del intento mallarmeano de abolir el azar. t ~ • 1H J • l / 1 . e n distintas profundidades y niveles... posibilita la reconciliación. Biblioteca de México 39 . mediante la técnica del verso y consideraciones de estructura (vencer al azar palabra por palabra). el lenguaje tiende a un horizonte negativo: el silencio esencial.__ . nacida de "la pérdida de una impresió n que. . en la histo ria de su fo rmació n.LV - ). "restringida" pero absoluta. la desesperación. . Le Livre el venir. 2. estupefacto pero insatisfecho. _.- 1 1 . La música del lenguaje produce en nosotros impresiones y correspondencias. Esta presencia . casi naturalmente. La angustia. ". El tema de la nada conduce. "que tiene como vías y como lugar el espacio del lenguaje".. Dos "abismos" ciertamente desvelaron a Mallarmé: la Nada y la Obra.! Mediante la composición poética. de manera sensible. Creo que esta proposición arroja cierta luz sobre la concepción mallarmeana de Le Néant ." . al brillar. que acuerda la prosodia . la histo ria del ser -pero nunca a las conexio nes de las palabras y me nos aún al espacio a nterio r que supo nen esas conexio nes ". pone en relación el espacio poético y el espacio cósmico . sin el budismo. al retornar a la Unidad .

reaparece. equivocadamente y de una manera aislada. LA voz DE NADIE Buscando el "sagrado sentido inicial" atisbado por Mallarmé. mediante una "trasposición" que fija la "escansión rítmica del ser". El verso final del primer terceto "describe" una acción de explícito contenido erótico: Des licornes ruant du feu contre une nixe. 6. in/ significante que albergamos en el espíritu por el uso habitual. es. adquie ren profundidad : una realidad . fecundante. 3) la incorporación del espacio como dime nsión significante. remolinos que se tragan el tie mpo . provocan e n nuestra conciencia una impresión más j usta de la realidad . el espejo "colgado al fondo ". en pos de "un orden vacante y su- 2) la importancia de la dicción (sublimación de la prosodia) . El sentido último de la "aventura interior" de Mallarmé. así fuera parcial e insuficientemente. de avance y despliegue de "relaciones puras" como en la música. El lanzamiento (iaculatia en latín) de los dados parece ofrecer otra connotación. Biblioteca de México 40 . timbres. 1970). que adquiere una desconocida dimensión. su proximidad física. "espíritu". y una lectura según la etimología de los términos que constituyen el famoso título Un coup de dés jamais n 'abolira le hasard deja suponer que uno de los sentidos posibles de la enunciación es que un golpe de fortuna nunca suprimirá la adversidad. 19itur y Un coup de dés. Abo lición de los nexos: exa ltació n de los nexos. Necesidad es destino. Mediante una notación tan arriesgada como rigurosa . sino la falsa idea que tenemos de él. El vacío . en efecto. (Shakespeare's Verbal At1 in "Th 'expence oISpirit". encarnar.. que se manifiesta. 5. El pensamiento emitido. la Medianoche. entre una imagen y otra. Se habla de categoñas mallanneanas. dice Octavio Paz) de las tres composiciones más ambiciosas y complejas de Mallarmé: Hérodiade. 6) el gesto: la teatralidad del acto de arrojar -iacere. 5) la valoración plástica del signo. "hecha de ausencia". pues. lo cual arroja una luz aún más ambigua sobre la significancia del "gesto" del poeta. Mallarmé se propuso pensar la ausencia: el único número que no puede ser otro. operaciones integrales. frente a un espejo y una vela encen- 5. sobre las cenizas de los antepasados. 6 En Un coup de dés el poeta (des)cifró cómo lo concebía: el modo de operación del poema nos deja columbrar el del Libro. En 19itur el poeta aclara que el cubilete desde el que se arrojan los dados es "el cuerno del unicornio". y pone de manifiesto el espacio de su despliegue . El declive. Si el acto no destruye al acaso. al menos posibilita la conjunción suprema con la probabilidad: Sea. con la esencia de las palabras subdivisones prismáticas de la Idea en cierta transparencia como de éter. Príncipe amargo del escollo. en el fondo . mejor dicho : la ausencia de un hecho : un abismo . la tentativa. Entre una palabra y otra hay sumideros. lo que a Mallarmé le interesa no es tanto abolir el mundo exterior. recalcó Ruben Darío'? A la luz de sí mismo el gesto mallarmeno del lance de dados se ilumina con un fulgor voluptuoso . sus enlaces y "fu egos recíprocos". Este "juego supremo" nos permite integrar elementos azarosos en conjuntos más vastos y mejor equilibrados. inmediato de las palabras.dados: alcanzar el punto en que la necesidad se encuentra con la imagen de la absoluta dispersión. eyaculado. del mundo y de los hechos del mundo él lo llamó. por el espaciamiento de la lectura y el uso tipográfico de los blancos. lo que los físicos llaman "la contingencia pura". "El pensamiento (está) en el sagrado semen ". La esencia del cosmos es la indeterminación. la Idea . Un tiro de 4. también yo me di a la tentativa de cumplir. El lenguaje se muestra como un sistema de relaciones espaciales siempre . 7. La captamos gracias a la sucesión de imágenes y música: acordes. siguiendo a Hegel. TAL VEZ RIJOSA FÁBULA Varios escritores han señalado que el célebre Sonnet en ix es una suerte de prefiguración ("un modelo en miniatura". aludía a una fu erza vital manifiesta en la mente y también en el semen . sin embargo: la constatación de que la casualidad es invencible. Mallarmé dice en el último verso de su último poema que "el pensamiento emite un tiro de dados". que al disolverse. 7) la supresión "elocuto ria" de l poeta. contingente o necesario. Anoto siete : 1) la búsqueda de la obra pura. signo corporal. Las imágenes esenciales del universo mallarmeano están. En el marco del espejo de este cuarto sin nadie puede estar representada una escena mitológica. la inclinación entre los vocablos hace evidente la distancia que "mentalmente separa a las palabras". re introduce la indeterminación. lanzado en busca "de un misterio que él sabe que no existe": el suceso cumplido en vista de todo resultado nulo. También . No somos una esencia sino una existencia. reunido en nombre de la disgregación "como un enigma. y crea un mundo ficticio que resuena.. como silencios arremolinándose página abajo (como "una cuenta total en formación"). Roman Jako bson explica que en el vocabulario de la é poca de Shakespeare la palabra spirit. sideralmente. quizá . sus sonidos y sentidos. cuya figura trazan los dados). un hecho palpable . Mallarmé trazó las modalidades de un arte aún futuro . el poeta traspone la esencia de la realidad. Lo que se juega. condicio nes que pautan la realización del acto p oético (la emisión del pensamiento . realizar. " la descrita en 19itu r. la noción grosera. paradójica mente. un ámbito "pleno de Sueño y Vacío". ordinaria. presentes en este enigmático soneto alegórico de sí mismo: el cuarto "sin nadie" --tel Maestro se ha ido . con más ingenuidad que método. Me propuse.los dados. Un movimiento fluctuante de aparición y desaparición . Ensayé a la medianoéhe. 5 Para Mallarmé escribir es el proceso de búsqueda de una notación donde la Idea cobra cuerpo: se hace carne. gracias a su ausencia . tonos. 4) el desarrollo de estructuras musicales. los silencios. los intervalos que se abren entre una palabra y otra. Como antídoto. es el poema. gracias "a la operación de un juego supremo". una sustancia seminal. es cierto. La contigüidad de las palabras. Nunca cesó de desear escribir de modo que ese acto propiciara el desarrollo del espíritu: así soñó componer el Libro. cotidiano. con el reflejo de la Osa Mayor. es por e l verso. dice en el comienzo de Un tiro de dados. dice el propio Mallarmé . perior".

.. 8 Necesitaba. 8. e n árabe significa "juego. Los dados individuales integran un solo gran dado. un lance de dados. la relació n entre el aza r y los dados es esencial. 7be dice is casI. En todo caso. dada. va inscrito un poema de se is versos (un verso e n cada cara). "dar". Biblioteca de México 41 . az-zhar: los dados. un resultado que se deja a la ventura . La etimo logía común que hace derivar la palabra dado del latín dalum. sinteticé. cada uno de los cua les está e n re lació n con uno de los sesenta y cuatro hexagramas de El libro de las mutaciones chino. un echo . dad." "~ . en primer télmino. Y tal vez no sea inútil recordar que e n francés un coup de dés. un cubo. hasardeux: incie n o . hacia abajo. En español la primera acepción de azar es el de "casualidad adversa"./ . . . panicipio pasivo de dare. un verso por cara). un objeto verbal cuyo conjunto es equivalente. cualquier contenido posible. En francés la palabra hasa rd conserva el sentido de riesgo. "cifrar" un contenido. para lo cual requería una estructura. de madera (un poema en cada uno . a la vez un resumen del modo de operación de la realidad y una combinación de palabras. impedimento . . a cada partícula que lo confOlma. Se trataba de poner en acción una combinatoria: al azar de las conjunciones. desvía y estorba el buen éxito y felicidad que se esperaba ( . Foto José Luis Mallard. En el juego de naipes se llama azar a "la casualidad que impide jugar con felicidad ". sue rt e cont ra ri a". indepe ndientes... "traspuse" el significado y el movimiento de cada hexagrama en sesenta y cuatro poemas de seis líneas que inscribí en igual número de cubos. la sue ne está echada.. o dado.. Pieza de poesía estocástica (estocástico: "conjetural"... se refiere a procesos e n los que interviene un número determinado de ele me ntos). diversión '" A su vez azar proviene del árabe zhar. No una imagen sino una sustancia. Amaldo Coen y Francisco Serrano: El cubo de los cambios (1982). en el sentido mallarmeano del término... "Caso que sobreviene sin pensar. aventurado. Se trata de un cubo formado por sesenta y cuatro cubos me no res. Nada conservé de esos rituales vagamente ocultistas sino el impulso.. es decir. . dice e l Diccionario de Autoridades. Interpreté. que sintetiza el significado y el "movimiento" de los hexagramas.. peligroso.. ) y así corresponde a esto rbo . Y un día me descubrí empeñado en "reproducir materialmente" el gesto de lanzar los dados. como precisa Borges.~ "'". En cada cubo . dicen los ingleses. Diseñé incluso un artefacto para poder escribir de manera inintermmpida. o dados. que embaraza. con una página abierta de Un golpe de dados dida .. Tirar los dados: un albur. . un sistema que fuera a un tiempo una imagen del mundo y una fOlma bien definida y "eficiente ". como se decía a ntes. "dado". mientras trataba de percibir los "inquietantes síntomas del acto de escribÍ! ". Encontré el "mecanismo" necesario en el 1 Ching o Libro de los cambios. como buscaba Mallarmé. en un orden similar al de las cifras en un dado.. es decir. parece ser inciena y va rios lingüistas se inclina n por un o rigen o rie ntal. lanzar los dados del pensamiento sobre el abismo de la página en blanco. "peón de juego". implica el sentido que entre nosotros tiene "la moneda en el ai re". el clásico chino cuyos sesenta y cuatro hexagramas agotan las posibles combinaciones de seis líneas partidas o enteras y que "corresponden a las sesenta y cuatro fases de cualquier empresa o proceso".

quizá. Suprimir la casualidad. Mediante la escritura. Las consecuencias de esta condición son enormes. la realización del anhelo de Igitur de lanzar un tiro de dados que cumpla una pre-dicción. en Tratados en la Habana. enuncia una pregunta y. el verso. cuyas páginas. Los versos que se forman al arrojar los dados. no significar el brillo incandescente. formulado por Mallarmé. Frases que se enlazan y significan y se abren y por esa abertura "se escalonan. emocional. Choques. y que articulándose con la totalidad armoniosa dispersión volátil . se desintegran. por la potencia conjetural del ritmo. Para este órfico la designación no hace a la esencia del mundo (que -dicho sea entre paréntesis siendo la unidad es la Nada). Un poema es un sistema verbal que expresa la noción pura de la Idea. innato o en todas partes. abolir su mala fortuna dotándolas de un sentido más puro. Me pareció así poder conseguir. de manera muy peculiar. de modo restringido pero cierto (y funciona!) . He aquí. EL FACISTOL POLIÉDRICO El ser del mundo. "Nuevo Mallarmé". poliédricas. 1958. otros movimientos de frases ". el poema. El texto encarna en una imagen perdurable: abolir e! azar significa liberar a las palabras de su lado funesto. El deber del poeta es "la explicación de la tierra y la explicación del hombre". de conceptos e imágenes: de dados. consumado mallarmeano. La noción alcanzable al nombrar poéticamente el mundo manifiesta a la Idea. El lenguaje como despliegue: de palabras. se logran "conexiones de movimiento" que "engendran nuevas relaciones de comprensión". la Idea.lO Imagino lo que será alzar ese atril con el Libro. para ser leídos por los dioses". su impresión en nosotros. la imagen de su realidad en nuestra conciencia. sobre las cenizas de los antepasados (en este caso e! propio Mallarmé). Un poema es una respuesta específica de la conciencia a un hecho de la naturaleza o a un acto humano. su ambición metafísica. como Igitur. ilimitadas. en su apoteosis cósmica. El pensamiento. se extienden y recogen. Biblioteca de México 42 . opulentas y evasivas de la Idea. Su acto genera frases . se amplifica y ahonda al ponerse en relación con el sonido: música que también es úna Idea. como en un facistol poliédrico. numeroso. se recomponen como una vasta orquestación del espacio verbal donde resplandecen. llegué a determinar que se necesitaba un mínimo de seis dados para integrar un verso (el verso concebido como la estructura que se puede captar de un solo movimiento de conciencia). Como final de coro griego o una nueva epifanía. esta página del Libro es una pieza de poesía estocástica. "Todo aquello que emana del espíritu. en que las poéticas contemporáneas han profundizado: recrear el lenguaje es ser recreado por él. de frases. Encontré que si se formulaba una pregunta antes de lanzar los dados. que hace alusió n expresa al lance: "Surge/ una constelación! casual/ la pasión! también! lanza un tiro de dados". el poeta re/ presenta una imagen del mundo. mediante una emisión de signos sensibles. sin embargo hablan "a la Mallarmé": como por enigmas presentados a la adivinación. Echar los dados hace evidente algo. Lezama Lima . El 1 Ching es un objeto que sign ifica en todas las direccio nes posibles y es portador de una ese ncia fundamental. Bajo la imantación de la subjetividad convocada. trayectorias oblicuas. sutiles y sinuosas. como comprendió maravillado Mallarmé . Gracias a cálculos que yo sí. a final de cuentas. desplegadas en un espacio poético que se "espacia y disemina". julio de 1998 9. excepto en el número 42. las variaciones prismáticas. Dec idí no emplear un imaginario o un lenguaje mallarmeanos en los poemas que compuse. hace el gesto: lanza los dados. se reintegra ". dotándolas de un significado más hondo. convergen en un movimiento por venir según una diversa y creciente profundidad del espacio. de las nociones puras. in/ comunicador. es el lenguaje el que habla a través del operador. al ser nombrado. la encarna. en sucinto.6. Al ponerse en relación los distintos elementos. La pieza pone de manifiesto la virtualidad constitutiva del lenguaje humano reducido a su ritmo esencial: la voz de nadie. cumpliendo así con otro postulado mallarmeano: percibir la distancia que "mentalmente separa a grupos de palabras o a las palabras entre sí". despojado de sus vínculos con el mundo exterior pero por eso mismo realizando su esencia. 9 Titulada El cubo de los cambios. escribió en La Musique et les Lettres. el poema objetivizan la Idea: el Verbo se hace carne y así se cumple. en profundidades de diferentes niveles . el verso que se forma "responde". El "operador". que tiñe las (casi) impredecibles formaciones de palabras. venturosamente. destruir al acaso es crear. Coyoacán. Pues tales palabras no pueden. apenas expresadas. transfigurándola en palabras que "la expresan para siempre". Las palabras son reflejo de un estado de! alma que se percibe se vuelve posible. felizmente. pensó que "sus páginas y el murmullo de sus timbres serán algún día alzados. abierto. se cumple al cristalizar en el poema. surgen cada vez virtualidad del lenguajenuevas configuraciones. Ya dije que evité un estilo mallarmeano en mis sextetos. 10. ordinario. nuevas formaciones de significados que. al consultante. una obra abierta que propone la fusión de dos sistemas: el oráculo chino y el gesto mallarmeano. y que la escritura reivindica haber fijado. pude hacer con la ayuda de una computadora. El número corresponde a los hexagramas y constituye la base de operación del sistema. sino a su imagen en nosotros. el empeño de la poética de Mallarmé . El sentido impreso a esas palabras. no había leído todos los libros. de direcciones múltiples y conjunciones enigmáticas. en la conciencia. deslizamientos. La Idea es lo necesario. Se ha cedido la iniciativa a las palabras. alcanzar la poesía. Ignoro si Mallarmé lo conoc ió .

ca p az d e confe rir a esta p roducció n de l ser. emprender. en alguien . en apoyo de esta sublimació n del lenguaje pued en invocarse to dos los usos de la palabra que no satisface n e n abso luto neces id ad es d e orden práctico y que no tienen sentido sino cuando se refie re n a un universo totalmente espiritual. ningún sacrificio d e tiempo o de pensamiento conmueven . Veía en esa obra. si es que había un misterio del mundo. bien acogida po r la gene ral pe re za d e los inte lectos. En la poesía ya rea lizada hasta su tiempo. pero e l proyecto qu e d ó fin a lm e nte e n éc rits de c irconstance. es decir. desde sus veinte años y como una humillación de la inteligencia. núme ro e nte ra me nte dedi cado a Mallarmé . e l pro pósito de hacer lo que quería en un dominio. ni soporta siquiera. • Sté phane Mallarmé fu e el primero (y e l úni co. Por lo demás. Ya no se trataba de un pasatie mpo. durante toda su vida. El designio más difícil de concebir. la invocació n . emprender y sobre todo sostener. como si reviviera solo esa innumerable invención . Ag rad ece mos a nu es tra a miga Ula lume Gonzá lez de Leó n e l a trae r nu es tra a te nc ió n h ac ia es tas . Había. deliberad ame nte ado ptada. se olvida que esa indigencia puede no ser sino el efecto de un exceso de escrúpulos y rechazos. ninguna confusió n entre lo real y el poder verbal d e combinar. Al p a rece r . Esas declaracio nes emanaban de la sustanc ia d e un p e nsa mi e nt o del que daban apenas una idea general durante una conversación . Por lo demás. po r sublime que éste fuera.mas. se le presentaba a Mallarmé el nuevo deber de ejercer y de exaltar la más e spiritual de todas las funcio nes d e la Palabra: la que no demuestra. • . y aún subsiste. y p o r lo ta nt o no exige . El más alto designio de be necesariamente ser además el que más difícil resulte concebir con precisión . esta condición precaria del poeta. con algún fin Biblioteca de México 43 Yo imagino una meditació n riguro. e l Le nguaje. d e te nsió n . • A partir de 1865. la empresa ese nci a l d e l gé ne ro hum a no. pue de entregarle en cualquier momento? Esta mística singular y devoradora debió precisarse en una concepc ió n d e l Le ng ua je . . la inca ntac ió n . a los que ningún esfuerzo. Va léry proyectó sie mpre escri bir u n estudio riguroso sobre la obra de ese poeta. pag otros). un valo r muy diferente al que una ingenua tradició n . de discursos o bien de ideas que se le antojan maravillas de las que se sie nte naturalmente in capa z. que lo priva de la facultad y h as ta d e l d e re cho de do rmir. Ma ll a rm é res inti ó considerablemente. ni representa cosa a lg un a. Por encima de lo que llamamos Lite ratura. llevando así el problema de la vo luntad en e l arte a un grado supremo de gene ralidad . si no es a algún Soberano Bien que él siente tal vez manifestarse dentro de sí mismo. aunqu e provocad o p o r ese objeto insignificante para la vida: la p oesía . sa co m o p ocas . • Esta ve rdad reve lada . Es preciso tratar toneladas de blenda para o bte ner una partícula de sustancia activa . Cuando se habla de esterilidad en lo que le concierne (y e n lo qu e co n c iern e a al g un os supre mo. que el mundo estaba hecho p ara acabar en un hermoso libro y que. por lo tanto. de la qu e nin g un o d e los g ra nd es hombres hasta e ntonces existentes había podido concebir ni el conjunto ni el principio . el de la inspiración: nombre que se da a la formación espontánea. de transmutaciones directas de deseos y de emociones e n presencias y pote ncias que se antojan "reales". y que un p oco más d e constancia. h as ta la fecha) en concebir y sostener. las ideas que n a cen de las palabras. lo cual enunciaba con tod a sencillez dicie ndo que todo termina ría p or ser expresado.y p o r p oco digo: del Verbo . no hay ni una línea su ya e n la que no se sie nta q u e q ui e n la esc ribi ó re p e nsó. d e bí a ins tituir un co noci mi e nt o in a udito d e la p oesía . y situándose e n adelante a una altitud de visión en la que nadie antes que él había pensado siquiera en instalarse. a este a rte d e l es píritu . y sobre todo sostener. ¿A qu é p o dría resp o nder e nto nces esta pasión del intelecto que atormenta tan profundamente a nuestro hombre. el espiritual. donde según se ha reconocido unive rsa l e inmemo rialmente. o de quién sabe qué dioses inconstantes a los qu e ninguna súplica enternece . se mantuvo hasta su último día en la íntima contemplación de una verdad de la que no quería comunicar más pruebas que sus prodigiosas aplicacio nes. de la misma naturale za profunda que el unive rso poético: la plegaria. le acordaba. al de la iluminació n que reve la la esencia de la pro pia poesía . en el d o minio d e las artes y particularmente en el de la poesía. que era preciso realizar. a ns IOsa y como vita l. s in dud a. magnífica aunque oscuramente presentida. Religiones. tal cosa cabría en u n editorial del "Figaro". El lenguaje se convierte así e n un agente d e "espiritu alidad ". y lo hace insensible a las exigencias más apremiantes de sus intereses. asistido. los log ros fe li ces se deben a los favores de la suerte. se e levó desde el deseo d e la inspiració n qu e dicta un momento de un poema. pie nso yo.Este e nsayo fu e publicado o ri gin alme nte e n la re vi sta mo nográfi ca Le Poi n /. un misterio. sin la intervención de medios d e acción físicamente adecuados. Yo diría (po r mi cuenta y riesgo) que Mallarmé. los encantos y la gracia qu e d e be conte ne r y propaga r to d a o bra que pre te nda seducir nuestro espíritu con las delicias del espíritu . Se trata de l e nsayo fin al de los nueve textos qu e Va lé ry ded icó a la me mo ri a de Mallarmé. la acción voluntaria es casi imp o te nte. alte re las cualidades esenciales. aspiraba a lo más puro. consiste e n someter a la voluntad reflexiva la p roducción de una obra sin que esta condició n rigurosa. Ha sido. Metafísica. Un pensamiento maravillosamente sencillo . y esto lo condujo a no aceptar de la inspiració n sino lo más infrecuente de lo que ésta ofrece. son las creado ras de los seres a los cuales se dirigen. ni describe. él descubría los fragmentos d e una o bra unive rsa l. de aguda esperanza. fe brero-ab ril de 1944.

el conjunto de lo real no tiene más excusa para ser que la de ofrecer al poeta entablar con él una sublime partida. a las sonoridades. entre Biblioteca de México 44 Esta mirada trascendental arrojada sobre los principios positivos de la poesía hizo emprender a Mallarmé un trabaj o de precisión al que ya era imposible poner término. a las propias fisonomías de las palabras. las figuras. Paul Valéry. y le lanza luego la tentació n o el desafío de seguir adelante con é l y de igualar su perfección usando recursos en los que haya reflexio nado. algún fragmento se le ocurre como por juego. En ocasiones. Comparé hace tiempo esta búsqueda a la que condujo. equivalentes a los significados. de la Academia Francesa Traducción de Ulalume González de León . el lenguaje puede acoger en su seno diversos va lo res suntuarios. \ \ • • • • • I / \ • ~---------- Henri Matisse. a la inaudita empresa de captar en toda su generalidad la naturaleza de su arte y. Mallarmé buscó nuevas combinaciones. porque los nuevos desarrollos . las formaciones rebuscadas. Y ésta. del mismo modo que no percibe uno el timbre de una voz que nos habla de negocios. susceptibles de ser suprimidos: son ahora las propiedades sustanciales de la obra: el "fondo " no es ya la causa de la "forma ": es uno de sus efectos. de una plenitud. dejan de ser los detalles y adornos del discurso. El artista en materia de lenguaje se contenta por lo general con desarrollar sus talentos de obra en obra. desde la aritmética y sus procedimientos particulares. Es un descubrimiento. en cuanto se sintió e l dueño de su certidumbre y de sus principios poéticos. de distinguir todos los medios y captar todos los recursos de éste. sin reparar en el lenguaje en sí. es decir. aguafuente para una ed ic ión ilustrada de las Poésies de Mallarmé. 1932 Pero ni la emoció n ni la creació n poéticas se separa n de las formas que las hacen nacer.de "verdad" intrínseca arrancada al azar. a la invención del álgebra. Aislado de sus usos prácticos. en cuanto su Verdad lo hubo transformado en sí mismo. y lo hizo con una audacia y un ingenio que produjeron en algunos exclamaciones de horror . Las rimas y las aliteraciones por una parte. Sólo se trata ahora de avivar la necesidad de tales usos. tanto más hallará el lector las energías necesarias para reducir las dificultades del texto: lo cual lo llenará a menudo de un justo orgullo . En cuanto al mundo . sin repetirse ni retroceder. La belleza es la sobe ra ní a de la apariencia . que contrastadas o fundidas con arte componen versos de un brillo.otros los llamados filosofía o poesía. según la ocasión o el azar que le proporcio nan tal motivo o tal tema . Lo cual es esencial . cuanto más haya sido creada y aun exacerbada tal necesidad. es el resultado de alguna manera de hacer que nos pertenece y que imponemos a una materia encontrada a nuestro alrededor. en cierto modo. los tropos y las metáforas por otra. mediante un recuento a la manera de Descartes de las posibilidades del lenguaje. se entregó sin darse un respiro. pueden ser lo bastante aberrantes como para provocar estupo res. Cada verso se convierte en una entidad que tiene sus razones físicas de existencia. y en otros de admirac ió n . Sentía que la sintaxis usual no explotaba sino una parte de las combinaciones compatibles con su s reg la s : aquellas cuya simplicidad pe rmite al lector recorrer el renglón a vuelo de pájaro. Demostró mediante logros asombrosos que la p oesía debe crear valores. resistencias a la compre nsió n . Pero nue st ro Mallarm é. una suerte. perdida de antemano. Pero. de una resonancia inauditas. y saber de qué trata .

. 6. ¡bid. supnmlr El Libro. Es fácil hallar testimonios en su correspondencia de 1866 y los años inmediatamente posteriores. que no habría sabido. p . Mallarmé toma en préstamo rayos de esta estrella: sobrepasa a su propia persona . ¿rechazo del desorden.. Mallarmé escribió: "Un libro no comienza ni tiene fin: cuando más finge tenerlos" J Escla- Un lance de El cubo de los cambios de Amaldo Coen y Francisco Serrano. y no es ya un libro. Es para engañarnos. Los libros ordinarios no son más que álbumes: el Libro estará organizado según una estructura. en sus libros y en el Libro. sino también por búsquedas formales aún más singulares. 88). objeto del Libro. ¡bid. p . "6 d as. de los objetos del mundo y del azar abolido. 78 . juega astutamente con el azar. p.Aunque Mallarmé pidió a su mUjer y su hija -mediante una ca rta escrita la víspera de su muerte. se desprenderá. 1 ¿Rechazo de los objetos particulares? El 24 de septiembre de 1866 le asegura a Villiers de l'Isle-Adam que ha "comprendido la correlación íntima de la Poesía con el Universo y que . por medio de una dialéctica que nos es familiar hoy en día . recogi- dos y presentados por Herui Mo nda r (Mó naco. 345. sino una aptitud del Universo Espiritual para verse y desarrollarse. quien veinte años después publicó una revisió n crítica exhaustiva de esos documentos con el título de Le "Liure " de Mal/armé (parís. a medida que una sensación me El mundo existe para desembocar en un libro Hoyes posible definir los principales caracteres de ese Libro al cual desemboca el mundo y del que Mallarmé ha trazado el esquema con una lucidez que implica una admirable inteligencia de las condiciones de toda literatura.2 Al mismo tiempo. Las obras "puras" de Mallarmé tienen seguramente una extraña apariencia. alcanzará pues una pureza total. Puedes ver cómo imito la ley de la naturaleza ". Los libros ordinarios son personales: el Libro será objetivo. se transfigura . a través del que yo fui ". luego la dos. Somptuosité du Néant (Suntuosidad de la Nada) al mismo tiempo que su amigo Caza lis escribe un Libro de la Nada } Con el mismo espíritu. sin lastimar a alguna de mis impresiones escalona" 1e na d a . De su estudio introductorio hemos extraído el siguiente fragmento . p. 1946. concebí el designio de liberarla del Sueño y del Azar y yuxtaponerla a la concepción del Universo". Foto José Luis Mallard vitud. y el Libro al que debe desembocar el mundo no podría estar dispuesto de esa forma. agota las circunstancias hasta hacer de ellas pretextos ínfimos . rutina y engaño.. que desciende una escalera para tirar los dados y morir. Son notables no sola3. p . du Rocher. no puede quedar cumplida mediante los medios habituales de la literatura. cuesta cara y lleva lejos. ¿Y qué decir del Golpe de dados? Incluso tipográficamente . p. Enteramente liberado de su autor. Apuntes pertenecientes al "Libro". Correspondance.qu e quemaran todos sus papeles y apuntes pertenecientes al proyecto de la Gran Obra. representando como puede el Universo. el Libro vislumbrado. 11 . La pureza. El orden de la realidad no es un orden de sucesión. pero de naturaleza que no halla semejante en ningún teatro del mundo. puede también ser concebida como la nada: no querer nada de particular es quererlo todo. en el no ser. 2. que el Fauno monologa .5 El 18 de julio de 1868 escribe a Caza lis: "Mi obra está tan bien preparada y jerarquizada. El 16 de julio de 1866. Mallarmé. Los libros ordinarios son circunstanciales: el Libro no se vinculará a ningún objeto particular y tratará de la totalidad de las cosas existentes. o también nada. Para escribir sus demás libros. es ésa de leer comenzando por la página uno. De este modo sueña Mallarmé con un libro intitulado 1. si se prefiere.. Ed. Biblioteca de México 45 7. po r voluntad de ellas esos papeles se conservaron . ¿Rechazo de lo personal' Mallarmé escribe a Caza lis el 14 de mayo de 1867: "Actualmente soy impersonal. 99. Cuando un poema esté maduro . que concentra y orienta hacia el futuro entrevisto las autocríticas severas que apuntalara contra su propia obra publicada. En una fórmula sorprendente. Gallimard. sobrepasa a la vez la prosa y la poesía habituales. Fue hasta 1957 que vieron la luz gracias a los cuidados de Jacques Schérer. ahora. esta totalidad . 4. también. Estos poemas no son más teatro que Igitur relato. 5. y propiamente infinita. ya no más el Stéphane que tu conociste. del azar? Los textos mallarmeanos abundan al respecto. . para que ella sea pura. y así en adelante . Igitur: el héroe bizarramente nombrado por esta conjunción latina.. en carta a Aubanel: "Todo está tan bien ordenado en mí que. de lo arbitrario. "hipérbole" de todos los libros existentes. Triple característica inherente a la noció n de Libro total y que Mallarmé comprendió de golpe. Todo en ellos se transforma en alusión universal. va por sí misma a romperse en tal libro o tal poema. titilará en el ser o. 82 llega . Una tarea tan abrumadora como ésta. anhelaba realizar "Un libro sobre nada ". en el momento de sus más grandes angustias estéticas. No será pues de sorprenderse el hallar en el Libro total una condenación de la forma tradicional del libro. 1977). Flaubert . Traducción de Julio Calleja t. Herodías: es diálogo. 104. ¡bid . Propos. mente por su empleo del sistema de expresión que su autor ha impuesto a toda su obra. proviene evidentemente de las fronteras de lo narrativo. Propos sur la poésie. Por ello la metafísica del libro entraña necesariamente una física del libro que la expresa.4 Finalmente.

Mallarmé. Bonniot. Mallarmé. fatal . Mallarmé había planteado ya la íntima relación que une al texto con su disposición en la página: La fabricación del libro. núm . París. 82. en e! volumen. Susceptibilidad a causa de que el grito posea un eco -los motivos se equilibrarán por el mismo juego.JlIlidll ZlIgazagoitia Julián Zugazagoitia es mexicano y vive en Francia desde hace más de una década. página y altura. esa versión primera difiere signifi. Ya en la edición del poema en Cosmopolis. hacia muchos que inscriben. Cierta simetría. en e! espacio espiritual. Mallarmé plantea: Un ordenamiento de! libro de versos despunta innato o por doquier. en el soneto que se inscribe en razón de! espíritu o sobre espacio puro. Gallirnard. comienza desde una fra se. intrínsecas de la Gran Obra. Publicamos a continuación un inciso del capítulo que dedicara a Mallarmé en su tesis doctoral de filosofía. instrumento espiritual". de antaño. "En cua nto al libro". anónimo y perfecto como una existencia de arte. Por mi.cativamente de la canónica. al grado de erigir a este poema como su tentativa más exitosa. Mallarmé. ellos. 5. 3. balanceados. 4 Son múltiples las relaciones que se tejen entre la Obra y Un golpe de dados. Es una versió n muy fiel de la disposición e n página y de la tipografía elegidas por Mallarmé para la edició n de lujo que debía aparecer con el sello editorial de Firmin-Didot. que concurren al ritmo total . el de su expansión en un espacio puro: el de la puesta en escena espiritual que el lector 1. desconozco el volumen y la maravilla que transmite su estructura. publicada en vida del poeta. Al explicitar en "Crisis de verso". que. vuela. En Un golpe de dados. 1993. quien la editó e n 1914 para la Nouvelle Revue Fra n(:aise. Coll . Nouve lle Revue Fran~aise. en poesía donde se impone una fulminante y armoniosa plenitud.. París IV). más allá de! volumen. solamente traducido. paralelamente. con conocimiento.2 Este poema aparece en adelante como su Obra última. cierto acuerdo con respecto al sitio. el poema adquiere toda la amplitud de una sinfonía visual. yerno de Mallarmé. Véanse también las pruebas corregidas por Mallarmé que pertenecieron a Paul Va léry. Ver también la edició n facsimilar de Cosmopolis e n e l libro presentado por David ~u s. 2. de Jaime More no Vi lla rrea l. trad. 1996. es además necesario para omitir al autor: ahora que un sujeto. me parece. 405. entre trozos reunidos. publicado originalmente por la revista Cosmopolis en 1897. parte . La obra de arte total como horizonte de la modernidad (La Sorbona. la anexión del espacio. medida en bloque por el libro. elimina e! azar. y como la más radical sin duda . la Gran Obra. en Un golpe de dados. s 4. con la orientación de luz suya o respecto de la obra. Todo se hace suspenso. disposición fragmentaria con alternancia y contraposición. Un coup de dés (precedido de una observa- ción relativa al poema). el objetivo de la Gran Obra. e! párrafo amplificado del genio. mayo de 1897. la página había sido conquistada como manantial y emplazamiento de la estallada unidad del poema. de algún modo. Estos documentos originales se conserva n e n la Bibliothéque linéraire Jacques Doucet de la Sorbona. Editions du Tiroir. México. realizará al hacer la lectura. en tono de presagio. y que jamás vio la luz. 1989. en la que Mallarmé trabajó poco antes de su muerte. acompañada de cuatro litografías de Odilo n Redon . Gallimard. Véase S. si no puedo. en cada pendiente. Divagations. se vincula con la autenticidad de la pieza en e! volumen. La premiere édition d ' Un coup de dés par Stéphane Mallarmé. por la posición de los versos en la pieza. La elaboración de la problemática espacial de Un golpe de dados es una de las ideas fundamentales. p . 57-58. En "El libro. en este caso. balbuceó el concepto mágico de Obra. a distancia. e n revista Cosmopolis. Poésie. Bibliotec.3 La perfección física de los versos dispuestos en la página no es más que el augurio de un destino más alto. entrevisto en publicaciones y. "Crisis de verso" e n ¡bid. en los blancos. Inmemorialmente el poeta supo el lugar de ese verso. y muy diferente de la conocida e n la actualidad. en el conjunto que habrá de expanderse. Vuelta-Helió polis. La versión de Un coup de dés tal como la conocemos hoy e n día se debe a los cuidados del doctor E. "Préface a Un coup de dés ". 17. Un coup de dés. No obstante.1 Mallarmé se aproxima a su ideal y logra ofrecer. implica. A la incorporación de la musicalidad al poema se añade. la juventud. p . que corresponde. Ma ll armé. "cierta puesta en escena espiritual exacta ". la que más se acerca a su proyecto del Libro. Sólo en la versión definitiva . Instinto.' y que apareció póstumamente.a2: México . París. imaginar tal motivo con vistas a un sitio especial. pp. to mo VI . Londres (primera versión del poema. si e! tipo considerado no permaneciera exclusivo de subtítulos. según sus propias palabras. ni lo sublime incoherente de! ajuste en caja de la página romántica ni esa unidad artificial. que sería e! poema callado. donde ha desarrollado una fructífera carrera como comisario de exposiciones. 1914). Variaciones sobre un tema.

pero pue de leerse al respecto : David Mus. la propo rció n se ha conservado.Foto Juan José Díaz Infante Tal como apareció en 1914. que se ofrece simultáneamente a la vista. R . el espaciamiento aparece en adelante como elemento intrínseco del verso. una línea po r página en colocación graduada. grupos. de pensamiento o de emoción . es el soporte total de los versos. en efecto. frase proseguida. en el centro. la duració n del libro. apelando a su capacidad de entusiasmo: en torno. 1991. Ma ll armé. a p rox ima d am e nte un te rcio d e la p ágina: n o transgredo esta medida. llaman la atención de entrada. de modo que un trozo. menudos. El texto se disuelve en el espacio de la doble página e incorpo ra el blanco del papel.cit. ocupa. Divagations. en gru eso caracter. cap . 6 La doble página unitaria. cual silencio en torno . Le So nneur de e /oches. como siempre. No es nuestro obje tivo estudiarlas aquí. Sin emba rgo. Variantes tipográficas y sustitucio nes de vocablos ocurre n e ntre una y otra.. Champ Vallo n. la relación e ntre bla nco y negro . . asumen impo rtancia. solamente la disperso" J El poema recoge la apuesta que el poeta había un lanzado en "En cuanto al libro ": "Po r qué surtido r de grandeza. IV. el equilibrio. la versificació n los exigió así. bajo el cuidad o del doctor Bo nniot. no habría de mantener al lector pendiente. conside rable . F . "Pré face 405 Biblioteca de México 47 a Un coup de dés ". si la disposició n está trastocada. El poema integra el pliegue continuándose todo a lo largo de o nce d o bles p áginas no nume rad as. Allí el texto se hace figura. esta versión desdobla el espacio que el poema ocupara en la revista Cosmopolis. sigue siendo el mismo : "Los 'blancos'. op . y po r parte de la N. 7. secunda- 6. p . lírico o de unos cuantos pies.

Alcools et Calligra mmes. HABRA TENIDO . Un golpe de dados es la abolición del bloque monolítico del ordenamiento clásico de los versos y de la prosa para trascenderlos. debilita tambié n lo narrativo. e n Variaciones sobre un tema. La losa mortuoria del libro.cil. .Mallarmé se sirve de la cualidad física de la escritura para crear ritmos nuevos.. Cierta palabra se impone por su volumen. Aquí. recorremos por principio los caracteres más importantes: "U N TIRO DE .. A través de la anexión del espacio en el poema. Al dispersar el espacio del texto. sino el principio de claridad de donde el texto puede nacer. 12 El dominio total del espacio es quizá augurio del fin de un reino. 8. . La revolució n producida por este poema en el plano espacial se adelanta así a la de su contenido poético. sino una multitud de aproximaciones distintas y renovadas del poema que se anima y varía de sentidos según como se le aborde. p . EXCEPTO . al verso y la prosa.8 Como si se tratase de una partición.. creemos que la unidad estaba en la mira. Los diferentes tamaños de los caracteres nos invitan a distinguir niveles de lectura diferentes y jerarquías con relación a temas dominantes e "inflorescencias ". once 9 especies de caracteres tipográficos diferentes connotan a las palabras por su peso y jerarquía en la página. Al buscar la unidad y el absoluto . l1 El poema se hace figura sin hacerse por ello figurativo y anuncia el caligrama tan estimado por Apollinaire .. es sólo al abordarlo cuando pierde su materialidad visual para desplegar su sonoridad y su sentido. a este sincretismo al que todos los vocablos del poema aspiran. Por esta voluntad de simultaneidad en las relaciones que los términos mantienen entre sí en el espacio de la página . COMO 51. DADOS . . 12. 10. Pero es gracias a este principio sintético basado en relevos. el texto se hace figura. 7-1 0 de este número d e Biblioteca de México .. FUERA EL NÚMERO . en desplegar la lectura de los versos. Véase Guillaume Apo llinaire . explicativos o derivados un semillero de inflorescencias". Mallarmé. la unidad buscada . como comienza el pintor una tela dando brochazos discontinuos. más o menos difusos". Le "Liure " de Mallarmé. ... a lo universal. ésta se resume en una síntesis donde la visión de conjunto nos entrega sólo la imagen. Mallarmé . e n Diuagalions.. se po dría desa rro llar extensa me nte una re lación con Malév itch y con Cage. cit. De este modo su poema se aproxima a lo intemporal. El blanco entre las palabras no es solamente el espacio necesario para el discernimiento. 51. ABOLIRA . Sin embargo. "En cua nto a l libro". también en altas. Mallarmé intenta acercárseles. en la visión global de las aperturas del poema . EL AZAR". 13. "semillero de inflorescierto motivo se dibuja cencias" por medio de versos que se suceden en escalera o cascada.. 1991. Contrastes y refuerzos de sentido se operan en esta sinfonía tipográfica. Gallimard . Hay que distinguir con claridad que e n Mallarmé no hay fo rzosamente una vo luntad de hacer figura s por me dio de la disposició n espacia l de l texto . logra darle al vacío una plenitud de sentido.. op. a este propósito . Biblioteca de México 48 .. nos transmite lo siguiente: . El espacio di namiza su escritura y remplaza la puntuación. En primera instancia... 11. las unidades atómicas de su poema. lo textual se injerta en lo visual. 1977. y que se percibe musicalmente como tiempo de un silencio. a dife re ncia de los "ideogramas líricos" de Apo llinaire . 84. En efecto. Es evide nte que . las palabras tratan de proveer la representació n de una puesta en escena -puesta en espacio que abrirá la vía a la comprensión de ese espacio superior al que tienden. ¿Habña qu e ver a lguna re lació n e ntre los números' A las o nce dobles páginas correspo nden o nce tipografías distintas . en la superación de lo múltiple . París. y luego versos más o menos ajustados. 10 Paul Valéry cuenta que Mallarmé habría procedido como un artista plástico: "Comenzaba algunos de sus poemas arrojando palabras aquí y allá sobre el papel..... de la que el poema está exento. MAS QUE EL LUGAR .. aparece aquí desarticulado en el nivel de la doble página mediante el juego tipográfico y la puesta en espacio del poema.... En Jacques Schére r. Imprime rie Natio nale . En altas itálicas leemos: "COMO 51. EL MAESTRO . En Mallarmé. Esta expansión de la letra en el espacio demuestra que "en verdad no hay prosa: existe el alfabeto . LUGAR . 9. 389. el espaciamiento se convierte en un elemento. Así.. por medio del cual éste se proclama además pintor. con una presentació n de Claude Deba n. Los versos. que Mallarmé logra superar el simple relato. SERÍA . QUIZÁ .. Es espacio cualitativo que se dobla en dimensión temporal cuando se recorre el texto con la vista. que Mallarmé pretendía romper en su Gran Obra utilizando hojas de papel móviles. Véase págs. en otro tiempo. y después se esforzaba solamente en encontrar entre esos elementos primigenios relaciones que pudiesen constituir frases o poemas". mediante aquello que más nos llevará de regreso a la multiplicidad. espiritual. el del texto.. como en el Libro proyectado. Pañs. a la que debemos elevarnos. el juego del espacio y las diferentes tipografías invitan a una multiplicidad de aproximaciones y engendran una multitud de sentidos. Mallarmé excede la problemática que oponía y distinguía. sobre la página. JAMAS . op. Un segundo hilo conductor. se pierde en adelante como un ho rizonte en fuga. Este principio colinda con los cá lcul os aritmé ticos de Mallarmé para la Gran Obra. que cede su lugar a la era de la imagen. de una pausa. Fijar la imagen se convierte en tratar de penetrar el sentido.. p . Como en el Libro. "ASÍ SEA .. en una cualidad poética . La eliminación de un espacio uniforme permite a Mallarmé introducir de modos diversos la simultaneidad. la anécdota. aunque menores.. NADA . ideal. n.. Así. Y así se van multiplicando las lecturas. riamente según su importancia . "Ré po nse a I'e nquéte de Jules Hure t". paradójicamente . No hay aquí hojas móviles de papel . UNA CONSTELACIÓN". . se ajustan idealmente en la plenitud de un espacio trascendente.13 Ni verso libre ni prosa.

La Guilde du Livre . 113. 1947. subsumirlo todo.aujo urd . a image n del cielo. en relación al proyecto inicial de la Gran Obra. integrándolo dentro del poe ma. acoge los vocablos como astros.14 El caos aparente de las constelaciones se resuelve en un orden superior para quien sabe ver el principio que las rige.16 Por otra parte es una obra limitada. Un golpe de dados mide la distancia infranqueable entre este proyecto radical y la Gran Obra que debía e nglobarlo todo. La página. París. Valéry elogia a Mallarmé por habe r intentado "¡elevar finalmente una página a la potencia del cielo estrellado! ". Seghe rs. fragmentaria.ColI . "un acto de demencia " como él le decía a Valély. Domesticar al azar es tanto una manera de combatirlo por dentro. Lausa na. 245.• ". Walzer. Biblioteca de México 49 . 15.f t • Thadée Nathanson y Stéphane Mallarmé en el velero. H. A menos que se le suprima de la vida de la poesía . 1896. 1988. p. p . una bisagra entre lo posible y la impotencia del poeta para dar una forma concreta a su proyecto vislumbrado. 16. 15 14. colección particular Un golpe de dados es pues una obra que posee una doble dimensión: por una parte es la obra más radical de Mallarmé. De algún modo es una obra límite. Mondar. Poétes d.hui . L'h ereuse rencontre de Valéry et Mallarmé. StéphaneMallanné. Lo mismo Un golpe de dados: res uelve la vieja lucha de Mallarmé contra el azar. cuanto una aceptación de la impotencia para suprimirlo definitivamente de la poesía y de la vida. inaugurada en Igitur. Foro de Julie Manet.

• • e .

cual llorosa fuente. en la línea tersa del horizonte puro... tácita bajo flores de centellas. " o se sumerya • Henri Matisse.f EL FAUNO: Estas ninfas quisiera perpetuarlas. se esquive . aguafuerte Biblioteca de México 51 . en suspiros. . en oprimida noche remota. el hálito visible y artificial.' de náyades. Palpita su granate ligero. vuelo de cisnes. ¡no. y en el aire dormita en sopor apretado. el vuelo con que la inspiración ha conquistado el cielo. ¿Quizá yo un sueño amaba? Mi duda. DECID "Que yo cortaba juncos vencidos en la lid por el talento.. ¡Que no! que por la inmóvil y lasa desazón --ee) sol con la frescura matinal en reyertano murmura agua que mi flauta no revierta al otero de acordes rociado. Fauno y ninfa. Sicilianas orillas de charca soporosa que al rencor de los soles mi vanidad acosa.• '. acaba en más de una sutil rama que bien sería los bosques mismos . Ondea una blancura animal en la siesta: y que al preludio lento de que nace la fiesta. ¡Si las mujeres que glosas un deseo figuran de tus sentidos magos! Se escapa la ilusión de aquellos ojos vagos y fríos. al oro glauco de las lejanas verduras consagrando su viña a las fontanas. 1932.. al probar que me ofrecía como triunfo la falta ideal de las rosas. sólo el viento fuera de los dos tubos pronto a exhalar su aliento en árida llovizna derrame su conjuro. de la más casta: mas la otra.-'" a Sles a eun auno Égloga Versión de Otto de Greif. Reflexionemos . es . dices tú que contrasta como brisa del día cálida en tu toisón.

en mi canto engreído. oh gala feroz del sacro fardo desnudo que resbala por huir de mi labio fogoso . cuando a mis pies alternan (se diría por ser dos. degustando. entre olas antiguas de fulgor. ¡y basta! arcano tal buscó por confidente junco gemelo y vasto que al sol da su tonada: que. mirando a su trasluz una ávida embriaguez. beso que suavemente perfidias asegura. muestra una mordedura misteriosa. los RECUERDOS unamos otra vez! "Mis ojos horadando los juncos. cuando a las luminosas pieles filtw mi aliento. que en las ondas hundía su destello y un airado clamor al cielo desataba: y el espléndido baño de cabellos volaba entre temblor y claridad ¡oh pedrería! Corro. virgen antes. en que. una línea vana. monótona y sonora. florecer en el lago en que aguardas! Yo. la hora inerte avive sin decir de qué modo sutil recogerá hímenes anhelados por el que busca el LA: me erguiré firme entonces al inicial fervor. a su sombra hurtaré todavía cinturas: así. oh labios. instrumento de fugas. por idólatras pinturas. ¡Oh ninfas. de rosas que desecan al sol todo perfume. y como un rayo Biblioteca de México 52 . al sol. turbadora siringa. y listo vuelo al macizo. por mi vista ciega espiado. en un solo lento. de fútil sombra malquisto. langorosas. recto y solo. ¡Yo te adoro. y siento. sin desenlazar/as.Fosca. propalad. el mal) dormidas sólo en medio de un abrazo fatal. y de lograr. Sólo esta nada dócil. cada cuello inmortal. desviando de sí mejilla conturbada. pues. mi pecho. mimo risas. quizá por confusiones falsas entre ella misma y nuestra nota pura. sueña. tan alto como el amor fulgura. nuestra lid se resume ". ¡Quiere. coraje de vírgenes. las s01prendo. ¡lis! uno de vosotros para la ingenuidad. como la tarde. alzo el racimo ya exhausto. tramar en ocasiones la belleza en redor. diré fábulas tardas de las diosas. por desechar la pena que me conturba. desvanecer del sueño sólito de costado o dorso puro. cuando a las vides la claridad exprimo. legado de algún augusto diente. y.

se redime sin piedad del sollozo de que embriagado vime". toda granada brota y de abejas murmura. de palabras vacante . en tu lava imprimiendo su coturno sagrado. ingenua. esta presa.. a mi sabor la boca abierta al astro de vinos eficaces. de los pies de la cruel al alma de la buena que abandona a la vez una inocencia . si su fulgor se calma. lejano del rencor. 1932. y nuestra sangre loca por quien asirla quiere.. una fiesta se exalta en la muriente viña: ¡Etna! En medio de ti. Cuando el bosque de oro y cenizas se tiña. tras de humillar temores traidores. ¡Oh par. si un sueño triste se oye. púrpura y madura. Pero el alma. pues yendo apenas a ocultar ardiente risa tras los pliegues de una sola (sumisa guardando para que su candidez liviana se tiñera a la fiel emoción de su hermana la pequeñuela. I ¡Oh CIerto castIgo . aguafuerte Biblioteca de M éx ico 53 . desatado el intrincado nido de besos que los dioses guardaban escondido. fuerza es dormir. y este cuerpo sombrío tarde sucumben al silencio del estío: sin más. ¡tengo la reina! . de Venus alegrado. llena de loco llanto y menos atristados vapores. . sin saber de rubor): ya de mis brazos muertos por incierto temblor. fluye por el enjambre del amor que no muere. sobre la arena sitibunda. que. por siempre ingrata. ¡Peor! me arrastrarán otras hacia la vida por la trenza a los cuernos de mi frente ceñida: tú sabes mi pasión.. ''Mi crimen es haber. abur! La sombra miro en que te deshaces.zozobra! De la carne misterioso desmayo. El faun o. Henri Mafi sse.

A Salvador Elizondo La ob ra de Stép h an e Ma ll a rm é aparece. a cien años de su muerte. la de la obra literaria y la del campo literario. dice poco de la materia poética. donde luego de besarlas las deja ir. la sociología de Pierre Bou rdieu . Utilizo el término no en el sentido de "defecto" o "error". Así re la ta có mo. sino aproximándome a su acepción geológica: las fracturas de un terreno . Para ello hay que situarse en el espacio inseguro pero atinado del proceso de legitimació n. cuya accidentada historia es una de rechazos y dudas. La aplicación de una noción así explicaría ciertas correspondencias verticales. Studio Walery. finalmente.su obra no es sólo un principio activo de la tradición moderna. o mejor: escarpadas. mu cho menos revela la instauración del simbolismo que advino con el poema. expone sólo 1. con la voluptu osa idea de ra ptar a Ve nu s. sino en indagar las f allas] de esa posició n en el campo de la literatura. de estratificaciones e inestabilidades que removie- ron mo mentáneamente el suelo del poeta. Este espacio de las posibilidades tie ne sus anfractu osidades. ex hibi e ndo alca n ces inauditos. la dialéctica irremisible del azar y la necesidad . El fauno cae do rmido y se despide de las ninfas al disolverse en el sueño . la instauració n de la poesía como unidad supragenérica. como fundación de un haz de posibilidades de la lite ratura p oética moderna: la experiencia del vacío. profundizar y. etcétera. la tentació n de hacer de Mallarmé uno de los padres fundadores. L'Apres-midi d'un faune es un poema de ciento diez versos. 1912 Biblioteca de México 54 . incidencias en profundidad sobre el lenguaje poético. afirmarse en otra orilla. en muchas instancias vacilamos ante Mallarmé. Esta descripción argumental. un privilegiado mirador de las fallas es e l poema La siesta de un f auno. y en tanto que su presunta oscuridad se alumbra a int e rva los. densame nte re legible. las rapta y las lleva entre un macizo de rosas. entre dos estructuras. Sigo. Aun así.. y con ella. Por ello creo que hablar hoy de la mode rnidad de Mallarmé no puede consistir en hacer otro listado de contribuciones o vislumbres de futuro. se descubren presupuestos que nos concierne n . la investigació n lingüística como vía de una nueva creació n sintáctica. el fauno canta su sue ño. pudo d istinguir las fo rmas vagas d e unas náyad es y q uiso divertirlas con música y tocarlas con las o ndulacio nes de su me lodía . se establecen perspectivas. El las p e rsig ue. sino uno activado: en ella se dirime n pugnas. Despie rta de un sueño voluptuoso en el q ue raptaba a dos ninfas q ue finalme nte se le escaparon de las manos . de su profundidad que abisma el relato hasta hacer de la a n éc d o ta só lo un h o ri zo nt e. una "égloga" que narra el depertar de un fauno entre ramajes bajo el sol quemante en una tarde de verano. lo hicieron trastabillar. demasiado sumaria. el único sonido que flu ye en ese paraje es el de su propia flauta. El fauno todavía no sabe si fueron reales o no . Pero . Los o jos azu les y fríos de una de ellas ¿se los sugirió el ruido de un m a n a nti a l? ¿Pudo co nfund ir a la otra con el roce de la brisa? No. aquí ha podido solazarse . Al caer la noche vue lve a adormilarse. e l fauno se pregunta si realmente las tuvo al Jaime iHoreno Villarreal La dllbitación del Fallno alcance o si fueron sólo un sueño. Ado rmilado aún . el poema concebido como objeto visual y el arte como ritual perfo rmativo. en el concepto de "campo literario". Cada uno de estos apartados y su suma total no han dejado de repensarse como una fundación p ositiva (como si constituyesen "hechos" a los cuales se retraería históricamente la literatura del siglo XX). la fragme ntaried ad de la o bra ab soluta. la crisis del suje to y la "desap arició n e locuto ria del poeta". la creación entendida como reflexividad gene ral de la obra. Nijiruky en el papel del Fauno. su instrume nto las hizo escap a r. y que puden revelar la ges tac ió n d e un a o bra e n s u medio y el lenguaje. En todo caso. quien suscita nuestras incertidumbres e n tanto que su obra es compleja. En el caso de Mallarmé.. a l fab ri ca r co n un junco su flauta.

en unos cuantos meses. entretanto . fundamental. Sigo aquí.e n e l arco de los once años o más de gestació n de l Fauno. demeu ré les vrais Bois mérnes. inventivo. y bebo los suspiros. que resulta en una sátira de la desreali zación de l arte. qu e va rios e ntre quienes lo retrataro n --<entre ellos Paul Gauguin. Mallarmé sufre e l rec hazo. Tres poetas de la antología -Léon Cladel. (fe /angu is encore des tels mau. hé/as! que bien seul je m 'offrais Pour triomphe la faute idéale de roses. e n la qu e se había n bo rrad o los parlamentos de las ninfas y era sólo el fauno quien monologaba. como un e nfre nta mi e nto de Ma ll armé co ns igo mismo . Mallarmé . (Frappant du pied) 011 sont-elles? (Invocant le décor) O feuillage. que pierde a las ninfas . com o "e l Fa uno" . (Respirant) et j e bois les soupirs . en Se/on Mal/armé (París. Si la razón d e l prime r rec hazo fu e q ue "no interesaría mas que a los poetas". quizá respo ndi e ndo a la d o ble afre nta d e Banville : "Esta p laquette.reales o soñadas. e ntre sus amigos y seguido res. ni poema dramático.. Pa ul Bé ni c h o u h a est udi ado esta "duda ".las marcas materiales de l misterio de Mallarmé. ya se dijo. y a la más alta.. p rocedimiento que obedece . En la versió n d efiniti va. e ntre la rea lidad y e l sueño) sino como motor de su conce p ció n : ya n o pi eza tea tra l. Por segunda ocas ió n . Esta ide ntificació n es fund a me nta l para e nte nde r e l desprendimiento del Mallarmé simbo lista a nte el parnasianismo: aho ra el poeta se hacía cargo de la nueva escue la -dos veces re pudiadapu blica ndo una o bra ma estra incomprendida cuyo personaje identificaba la estética del poeta . interesa al ho mb re de letras. . Rends les m oi. Como solució n intermedia. un anuncio de la edique el p ropio Mallarmé reció n dacta. formas del temblor y del pulimiento. p o r Abril que hincha rus ramas! núbiles (¡la nguidezco otra vez de tantas pe nas!)! y por la desnudez de las rosas. Vayamos a su historia. Musée d'Orsay. Gallimard. el poe ma· se convie rte e n un objeto reflejante al interio r. Originalmente. 1995 . Mallarmé concibió el poema como una pieza teatral. publica p o r cuenta pro pia (en abril de 1876) la versión definitiva. En 1875. . La duda se ha hecho positiva.retira n s u s co ntribu c io nes a nt e la afrenta. a la histo ria y las peripecias de . a d e m ás d e Fr a n c.una clave definitiva: el lugar central que ocu pa la du b itació n e ntre la realidad y el sueño a lo largo del p oe m a 2 La dud a es e l proce dimiento heurístico.son otras tantas instauracio nes del rechazo y la duda. pp. p a r A vril qui gorifla tes ra m eau. La selección de términos. El fauno d el poema. Mallarmé no esperará diez años para volver a proponer su poema. La primera versión que existe (conocida como In termede d 'u n f aune [In terludio de un f auno]) es un poema dramático en el que las ninfas y el fauno recitan parlame ntos. El actor Constant Coqu elin y e l poeta Théodo re de Banville la rechaza ron cuando Mallarmé la p ro puso para su estreno en el Teatro Francés. ¿Hasta qué punto podría afirmarse que el rechazo que sufrió y la duda sobre e l pro pio poema fu eron p roductivos? Creo qu e es inne gabl e qu e Mallarmé hurtó el sentido reduciendo la pieza teatral y el poema dra. Nueva afrenta que Mallarmé rechaza. ¡oh fo llaje!] Última versión Ces nyrnp hes. He aquí los primeros versos de la versión primera y la última. gana en pro fundidad y en miste rio . París.siempre reca lcaron. a la que se ha conside rado con el necesario complemento de todo este lujo: cosa que no se ha visto e n Fra n cia d es d e tie mp o a trás" . la tipo grafía y la puntuación.:x:!) Et p a r la nudité des roses. je les veu.ha cread o un nuevo tipo d e le ngu a je p oético. qu 'il voltige dans '/'a ir Assoupi de sornrneils touffus. qu e Mall armé desarrolla y co nde nsa e n e l p oe ma. Nijinsky por Jea n-Miche l Nectoux. la poesía .3 En e l di ctame n afirm aba n que la obra. se convierte en e m b le m a d e l p oe ta d e di ca d o a l so lo cultivo d e la mú sica d e sus versos. el catálogo de la exposición /'Aprés-mid i d 'un Faune. No sólo como tema poético (el fauno duda. los incluía e n escorzo. Primera versión LE FA UNE j'avais des ny rnphes! Est-ce u n songe? Non: le clair Rubis d es seins levés ernbrase en core l 'a ir Irnrnobile. de otro modo.o is Copée y Anatole France. llamad a a ho ra Imp rovisation d 'un fau ne [Improvisación de un f auno]. si pro teges a esas mo rta les. la duda ocupa un sitio central. p rouve. Mallarmé ha ido decantando el monólogo hasta hacerlo puramente poético. matICo para crear un espacIo purame nte p oéti co irrec haz abl e qu e. Mallarmé e ntrega una segunda versión de la obra. ¿Dónde está n?! O h fo llaje . Esta vez. 2. si tu proteges ces rnortelles. la falla ha calado en el estrato lingüístico. Mallarmé comienza a ser designad o. en octubre de 1865.:x: pérpetuer. Su p rocedimiento d eja apreciar constantes vacilaciones resueltas en am- Biblioteca de México 55 bigüe dades de significado.. Si clair. El interludio rechazado pe rmaneció inédito hasta 1944. y en adelante .. carente de verdad era línea dramática. es patente . cuando Catulle Mendes le pidió un poema para incluirlo en la a nt o logía d e l Terce r Pa rnaso contemporáneo.:x: Nu biles. ple namente simbo lista de La siesta de u n f auno. porque es a la literatura. Que Mallarmé se reconocía en figura de fauno es notable po r su propio rostro afil ado. Léon Dierx y Catulle Mendes. Su rompimiento con los parnasia nos. 6 feu illage! [¡Va te nía unas ninfas ! ¿Era un sue ño l No: e l claro! rubí de los senos e nhiestos aú n abrasa e l aire! inmó vil . d e nsa mente po lisémico debido a su equivocidad: las palabras que e mplea tienen varias acepcio nes que aparecen al mismo tiempo o reaparecen armónicame nte a la vuelta d e los ve rsos.! e ntrégame las . Pero además ha gestado en su reescritura un cambio de lenguaje que partió del relato y la descripció n para borrarlas y desembocar en la alusió n y la elipsis . su concepclon . "no interesaría más que a los poetas". Leur incamat /éger.. Aimai-je un réve? Mon doute. Deb ussy. Ma ll a rm é pidi ó a s u a mi go Ed o ua rd Ma net que se e ncargara de las viñetas . así como el empleo del ve rso ale jandrino flu ctuante . e n octubre d e 1875. d e nu e vo p o r p a rt e d e Ba n v ill e. y su cabeza d e o re jas puntiagudas. qui.por e l tañido de su fl auta. amas de nuit ancien ne. .dice a las claras. se le ofrece a Mallarmé publicar sus vc:> rsos con una nota que desvincule de su edición al comité del Parnaso. a lo largo de l poe ma. la supresió n d e verbos. s'acheve En rnaint rameau subtil. 1989. Mal/a rmé. 165-1 76). en sentido diverso pero convergente del que aquí propongo. Como resultado de esta pugna y su desenlace. 3. Lo retrabaja y.

p ou r trio mph e. le propuso a Mallarmé que se hiciera una presentación de La siesta de un f auno con recitación teatralizada y obertura musical. El poema gana en reflexividad interna y abisma el concepto de lo rea l. se acaba/ e n ta nta rama sutil que. las rosas fa lta n idea lm ente e n la seg und a . . La diferencia entre las poéticas parnasiana y simbolista es contundente. m on doute prouve .ñ:I. es d ec ir "co ncluye" p e ro tambié n "se logra". . siendo aún! de madera real. en el segundo no sabe bien a bie n . hélas! . [ ~ Caricatura de Luque Biblioteca de México 56 ... que temie ra e l rechazo del público.I. ~t S. • t 0 . e l p oeta habla de pe rpetuarlas.. Ma llarmé temía el de la crítica periodística que frecuentemente se ce- j.se aca b a.! su lige ro enca rnado q ue revolotea en el aire/ adormecido por pesados sueños. ¿Amé un sueño?/ Mi du da. i . aunque no se trataría de un concierto multitudinario. prouve.en ma int ram eau sutil. al ti e mp o q u e m e n os a fec tad o e n cuanto al estilo..ve inte añ os más joven que Mallarmé y devoto admirador suyo como el artista encargado de hacer la música. prueba. siguiendo la ruta de la duda y el rechazo. 19. " ' '''.>\lltl> l. ] Además del evidente desgravamiento del texto al suprimir las acotaciones. qu e yo sólo me ofrecía/ como triunfo la falta ideal de las rosas. cuando en 1890 e l poeta Paul Fo rt -uno de los jóvenes que lo rodeaban reconociendo en él a un m aes t ro~ . Ve ndría un rec h azo m ás. las alusiones musicales y el símbolo de la flauta del Fauno eran de por sí co n stitutivos d e l p oe m a. que se to ma prosódicame nte más complejo. como en la prime ra ve rsió n . Las rimas internas de la primera versión (immobile. con p aritura musical del señor De Bussy". V&1!.. en la doble acepción de "hacerlas durar" sacándolas de l sue ño y de "hacer una obra de arte con ellas" . Si en la primera versió n e l fauno afirma que no e ran un sueño. que Mallarmé hubiese vacilado al recuperar el aspecto teatral de su poema. e l Fauno habría temido la ilustració n se rvil y la redundan cia . En lugar de imitar los pezones de los pechos.t'. acopio de antiguas noches..W. Se anuncia pa ra e l 27 de febrero de 1891 e l estreno teatral del "cuadro e n ve rso de Sté ph an e Ma ll armé..U«:U'l1: :fi¡)(UJlIll"'\l11. Fort presenta a l jove n De bussy .. tambié n.<.[¡Yo quisie ra perpetuar a estas ninfas! Ta n claro. y más que e l rechazo del público. avr-il. según una p rosodia e n profundid a d . se transfo rman en verdade ras armonizaciones mu cho m ás comple jas qu e pura mente rítmicas (a mas de nuit . su duda de amante y también de artista . En lugar de soñar con posee r a las ninfas. Po r razones desconocidas. la "falta ideal de las rosas".~. e n lu ga r d e e n c umbr a r la forma. e n las ramas que parecen contrahacer los cuerpos. existe un desplazamie nto en escarpa en el lenguaje. '" .~ Va. Mallarmé retiró su texto dos semanas antes de la re prese ntació n._ '- . o tra manifestació n de la duda."acopi o d e a ntigu as n oc h es" . en tanto no se conozca un docume nto que lo aclare. No había po r qué dar marcha atrás. : .. Es probable.. El juego de las equivocidades es evidente. Es plausible. qu e juega al propio tiempo con la idea de vacío. n ubile) que hacen notable contrapunto con las pareadas de final de verso. y que te mie ra igu alme nte la ilustrac ió n PRSíH • 'O~ musical de una obra que había ya fu sionado en sí literatura dramática y música del verso -po r lo demás. No o b stante. Debussy continu ó trab a jando e n la ilustració n musical de la égloga. e xa Itad am e nte so no ra.la f a ute id éale..~MiQb$l • • P-u STÉPHANE MALLARMÉ ' . e tcéte ra).

gestos amenaza ntes se cru zaba n entre los palcos y las butacas. No o bstante. brazos furiosos se alargaba n por encima de sombreros tambalea ntes . Le soleil des morts (1897).e lige e l Prelu d io d e De bussy para concebir una coreografía extraordinaria. el insulto . de gran hondura. 1979. hac ie ndo bocina con las manos. e n 1894. 52-53 vacilaciones de la fla uta que vuelve sobre sí misma sin casi constituirse como te ma.fu e lo que llevó muy pronto a que el Preludio d e De bu ssy se con sagra ra e n las principales salas de concierto e uropeas. el poeta parece dudar mome ntáneame nte . c rea nd o co n e llo la prime ra gran coreografía mode rna del ballet. en la que cada movimie nto del cue rpo se estableció estri c ta m e nte. con gran éxito de públ ico. la burla torpe del eterno gracioso advenedizo. para alca nzar e l fin a l con la recaída d e l fauno y la reanudación del sueño. y su afincamie nto e n el poema . ca. Ca mill e Ma ucla ir. En 1910.ba ba sobre é l. El Fauno se convertía en un icono de la mode rnidad. a la multiplicidad de sentidos y a la alte rnatividad más que a la a utoridad . su debilidad perfecta . cntlCa. resulta e n una poética flu ctuante . el despropósito. Bailarín (probablemente N ij ¡nsky)' yeso. Mallarmé podía descansar: no sonaba a una obra sumisa ni ilustrativa. abie rta a la sugerencia más q ue a la afirmació n . un p oem a c uyo te ma central es la duda acerca de la pa la- Biblioteca de México 57 bra. Luego de la inte rpre tación orquestal y voca l (que correspo nde efectivame nte al p royecto o rigin al de De bu ssy e n tres p a rtes). . París . y me dijo: '¡N o es pera b a e n co ntra rm e co n nad a sem e jante! Esta mú sica p rolo nga la e moción de mi poema y le da espacio al ambie nte más apasionadame nte que el colo r"'. se cru zaban con la aclamación enérgica e irritada de los artistas. Vaslav Nijinski quie n. 1912. anulado por la música. ja más leyó e l p oe ma d e Ma ll a rm é. altercados entre hombres hacía n zarandea rse la ga lería. fundame ntada e n el le nguaje p ictó rico de las cráte ras griegas. uno de los discípulos de Mallarmé. imaginó lo que sería una presentación multitudinaria de La siesta de u n f auno ad a ptad a mu sica lme nte por Debussy. La fábula de Mauclair sabe del rechazo al que e l Fauno ha estad o expuesto. El Fauno se estre nó el 22 de septiembre de 1894. lu ego s u pé rdida y su desaparició n. el anatema apopléjico del imbécil sublevado. a Mallarmé a escu ch a r e n su d e p a rta m e nto e l Preludio a la siesta de u n fa uno al pia no. despertaba sus tres mil cabezas cínicas. e lusiva. e ntusiastas. Un ingreso inusitado para Mallarmé en la fama. El poeta mue re e n 1898. París-Gine bra . y luego el e ncue ntro de l fa uno con ellas y sus m o m e ntá n eos e nl aces. aullaba n como granujas. Después de escucha r la pie za que dura unos diez minutos. pu ede soña rse con la huida de las ninfas. se di ce. mi e ntras una voz o bstin ada atro naba: "¡Eso es mús ica d e bo rrachos! ¿Qué preludio de qué o qué? J álenselos p'al bote!"4 A uguste Rod in. con el apóstrofe . Cu ando De bussy invita finalme nte. Debussy se jactaría de habe r compuesto su Preludio siguie ndo ve rso por verso el p oema de Mallarmé: ahí puede n escucharse las 4. . señores con guantes amarillos y monócul os. Musée Rod in. y desarrolla e n un pasaje de su novela Le soleil des morts [El sol de los m uertos] un hipe rbó lico escándalo de púb lico. emplaza a la duda como un legado imprescindi ble de la modernidad lite ra ria. domado por un instante . montados sobre sus asientos. Algunas mujeres rompían sus aba nicos. pp. abofeteadas por la pálida claridad de los ca ndelabros eléctricos. La falla que el Fauno abre en el le nguaje. Slatkine Re prints . con la ironía. e l públi co se di vide e ntre la m ayo rí a qu e rech aza la obra y la minoría que la defiende: El hu racá n de los gritos y las risas se d es te rnill a b a sob re e l g ra d e rí o: e l monstruo negro de las multitudes. pero fu e rte rechazo de la . el poema que establece la vacilación máxima e ntre el azar y la n eces idad . p roducto de la dubitación e n e l seno de un medio hostil que combate p or la palabra. luego de escribir Un golpe de dad os. Ca mill e Ma ucl a ir . "se quedó e n sile ncio durante un largo mome nto. El éxito d e público -inusitad o e n la vida de Mallarmé.

Alfredo García Valdez • • • ervI 110 enus Siento el aire que torna a sus guaridas sedantes -vibrante espejo en que las hojas se reproducenMarzo: Y las mudas ninfas de los cinco sentidos. sus lascivas mujeres de luto y de ignominia. que con gráciles dedos extraen de las colmenas la miel de lo Eterno. reanudan tiernos juegos. Del libro Ma l/l/a l de viento y eSlS rima . Ha concluido la noche. B iblioleca de México 58 . quien ya amó ame de nuevoen la alcoba de piedra. hemos extraíd o este soneto de Alfredo Ca rda Va ldez. con su astro de cólera grabado sobre el Cuerpo. de párpados metálicos -ame quien nunca amó. Libélulas azules que arden en los arbustos encantan a las ninfas. su Amor decapitado frente al Espejo negro. Entra la diestra luz. frente a la Eternidad. que aró el remordimiento. de inminente aparició n bajo el sello de los Libros del Bosqu e. con hojas y tubérculos.

de una amiga a quien debía improvisar un saludo . por entre estos juncos que no hay que sobre pasar y la mental somnolencia que vela a mi lucidez. para su detención. sin que por un choque rompa la ilusión. puedo intentarla. porque llevé a cabo en toda regla la maniobra: me desprendí. como al borde de una fuente que franquear o de alguna extensión llena de agua . Revista Moderna de México. conducen al espíritu adonde lo quiere la cara sombra envuelta en la batista y los encajes de una falda que afluye al suelo como para circuir del talón al pulgar. del mismo mod o que se llega a ser uno con el instrumento de sus sortilegios. no pudiendo ser sino confo rme con mi gusto. en estío. en busca de flo raciones acuáticas y con un designio de reconocer el paraje ocupado po r la propiedad de la amiga. siento su precisión. prolongado en tierra aquí y allá. ¡sí! ese encanto instintivo de lo oculto no defendido contra el explorador por el más auténticame nte anudado. junio de 1907 Traducción de Rica/'do Gómez Robe/o B iblioteca de México 59 . lo que me volvió a mi identidad mundana. Mi presentación. ese julio de fl amas. tal que de él no e mprenderá el vuelo. interrogar a tal punto el misterio? -A qué tipo se ajustan vuestros rasgos. distie nde un abandono de estanque. llevando como un noble huevo de cisne. ¡Qué de ociosos discursos. por seto limitrofe de musgos. y como se corta en memoria de un sitio uno de estos magníficos nenúfares cerrados que e n él surgen d e súbito. ¿Conoce un motivo. Tan vago concepto se basta. no advertí la parada sino por el brillo inmóvil d e iniciales sobre los remos descubiertos. interrumpir lo instalado aquí por el ruido de una llegada. mejor de lo que una visita seguida de otras autorizaría . como corría alrededor la delicia de la hora. durante la estació n. de un siempre estrecho y distraído arroyuelo. Ciertamente. . se está próximo: me mezclo a su confusa intimidad . ¡oh ensueño ! ¿Qué hacer? Resumir en una mirad a la ausencia virgen esparcida en esta soledad . en lo más bajo y rechazados los pliegues en su seguimiento. la que pasea. po r el miedo de una aparición con ello partir: tácitamente. de los cinturones. Encorvad o en la esportiva actitud en que me re tenía la curiosidad . no henchido sino de la ausencia exquisita de sí mismo que gusta. como bajo el silencio espacioso d e lo que anunciaba a la extraña. al abrigo de la indiscreción ostentosa de las tardes. Cuando un ruido imperceptible me hizo dudar si la moradora d e la ribera buscaba mi refugio. la desconocida a quien saludar. detenida a menudo y largo tiempo. la Alegre. recordar mi partida p ronta. Toda la evoqué. en el completo olvido de avanza r. sobre el vivo intervalo. seño ra. ¿por qué? Sutil secreto de los pies que van. acababa de encallar en alguna mata de espadañas. vie nen. la Hosca. sobre el furti vo dintel en que reino) ahuyentaría mi turbación. toda mujer. tanto peor para este indecible aspecto que igno ro para siempre. el carácter de quien se ha elegido retiro tan húmedamente impenetrable. fij os los ojos en lo interio r. de felicidad que no habrá de realizarse y de mi aliento retenido aquí . Separados. ¿Qué sucedía? ¿En dó nde estaba? Fue preciso. viré y bordeaba ya una modulació n de l arroyo. en comparació n del que sostuve para no ser oído.Había remado mucho con un amplio movimiento neto y retardado. "También otra cualquiera . para ver claro en la aventura. La inspección detallada me hizo saber que ese o bstáculo de verdura apuntado hacia la corriente. hecha de sueños intactos. Aconseja. o inesperadamente el estanque. habituada a cada hoja. y no transgredirá la delicia lle na de generalidad que permite y ordena excluir todos los rostros. ri zad o por las indecisio nes que parten que tiene una fuente. serían necesa rios antes de volver a hallar tan instintivo acuerdo como el presente el oído al ras de la madera hacia la arena entera que se ha callado! La pausa se mide por el tiempo de mi indecisión . ella misma. mi imaginario trofeo. Sin que el festón de ninguna hie rba me retuviese ante algún paisaje rechazado más que otro. perseguir en las avenidas de su parque. hubiera aparecido la Meditabunda o la Altiva. ella acudía allí y la glaciada nube de plata de los sauces no estuvo. al punto que la revelación de uno (no vayáis a inclinarlo. ocultaba el arco único de un puente. que envuelven e n su hueca blancura una nada. en medio del río. en este traje de merodeador acuático.. Sencillamente el por qué de . patente. esa iniciativa por la que el paso se abre. para mí. más p ronto que la limpidez de su mirada. Si atraída por una sensació n de lo insólito.. con la que nada tie ne que hacer. con un bucle de diamante. con la excusa del azar. con su doble flecha sabia. en do nde súbitamente ensanchado en fluvi al sotillo. había hecho de ese cristal su espejo. El paso cesó. sonreía al comienzo de esclavitud exhalad o p o r una posibilidad fe me nina: lo que no significaban mal las correas que ataban e l calzado del re mador a las tablas de la embarcación . ni el claqueteo de la visible bola de espuma arrollada en mi fu ga arroje a los pies advenedizos de nadie. en esta pausa sobre el agua en la que mi sueño retarda lo indeciso." iba yo a terminar. un escape. en el q ue se deslizó hasta la mitad e l yo/e. rozado po r un ruido inerte. la transparente semejanza del rapto de mi fl o r ideal. y no es. Me di cuenta . Una linda vecindad . tender demasiado alto la cabeza. lustral. Tanta inmovilidad había que. término misterioso de mi viaje.. en un vuelo. con su imagen por el mismo golpe imparcial de remo. contrarremando poco a poco. entre sus vegetaciones dormidas.

del movimiento purista y de la revista l'Esprit Nouveau) relacio nó al joven Montenegro con el poeta y novelista He nri de Régnier. Imagino que el señor Roberto Montenegro ha abierto a menudo la cerradura de esta reja misteriosa . Ex-Libris de Henri de Régnier He aquí la entrada. La carpeta . sofocante. con un tiro de cincuenta ejemplares numerados y firmados por el autor. y ha recorrido los recovecos de este lugar de meditación y de silencio. Sí. frecuentemente ésta se ha batido para él sobre sus goznes enmohecidos. y sin duda. Amedée Ozenfant (fundador. De él dijo Mallarmé en la entrevista con Jules Huret que se incluye e n esta e ntrega de Biblioteca de Méx ic~ : "Henri de Régnier. Durante s us estancias en París 0907-1910 y 19121913). que recoge la temprana obra gráfica de Roberto Montenegro. entre los que uno muestra. Régnie r escribió la introducción del libro . sus estatuas y su fuente donde el salto del agua recae débilmente sobre la deteriorada taza de la fuente . que ahora ofrecemos a nuestros lecto res con motivo de la exposición que este mes de octubre se presenta en la Biblioteca de México.. se formaron en su memoria de pintor-poeta las imágenes que nos presenta. nos condujo hasta esta reja que alza sus altas lanzas de hierro a través de las cuales entre los orondos pilares del portal coronados por cuervos con frutos de mármol. extendiendo a sus pies su gran mantón de Manila de flores pintadas? ¿No es verdad que esa singular dama que cruza junto al pe- Nota de Esperanza Balderas y Jaime Moreno Villarreal Biblioteca de México 60 . en la punfa de estos callejones. una cabeza de muerto podemos ver la perspectiva de un jardín solitario con sus masivos sombrajes. Su libro más reciente . Fue asiduo asistente a los Martes. quien le s ugirió que editara un álbum con sus dibujos. se le han manifestado las visiones que nos ofrece en este álbum.. editada en París. recoge veinte obras. ¿No es verdad que fue soñando en una lejana Sevilla que de nuevo vio a ese torero de amplio sombrero y a esa bailadora lasciva y flexible . 1908 Y 1909) como o tros realizados en París (1910). A pasos lentos él se ha aventurado bajo las frondosas alamedas. en un día de ensueño ardiente.on ene er o Roberto Monrenegro. Entabló amistad con Stéphane Mallarmé y formó parte del grupo de jóvenes que se reunieron en tomo del maestro simbolista. sus arcadas de bojes sombríos. . La obra de He nri de Régnier recibió la influencia primera de Leconte de lisie y de José María Heredia .. desigual y suelto. muy influida por el simbolismo . Régni er casó con un a hija de este último. Régnier accedió a la Academia Francesa en 1911 . elegantes y sugestivos. tanto los de la Revista Moderna (de 1907. con Le Corbusier. Poemes anciens et romanesques. Una avenida antigua de grueso adoquinado. ante quien me inclino con admirac ió n. el pintor tapatío Roberto Montenegro 08861968) convivió con artistas e intelectuales latinoamericanos y europeos. En la soledad ha paseado sus sueños habituales. es claramente una obra maestra ". los recuerdos hábil y sutilmente evocados en veinte dibujos precisos. esculpida.

y que las horas pasan rápidamente. delicadamente suntuoso y lleno de promesas. Traducción de Jaime Moreno Villarreal Biblioteca de México 61 . el Misterio y la Voluptuosidad los que rondan para él el bello jardín de rejas de hierro. Ahí acecha la muerte. la heroína de la Nave de D'Annunzio? Estas visitantes se le aparecieron en el encanto de un bello jardín de meditación donde el murmullo del viento entre las frondas y el estremecimiento del agua en las tazas de las fuentes le sugerían otras figuras. enigmáticos o voluptuosos. Le loup (El antifaz). y en vano Susana baña para nuestra vista su desnudez en el agua pérfida de la piscina. Así como ella blasona la puerta. En vano Salomé danza frente a nosotros. y pido disculpa a estas páginas de blanco y negro. por haberles añadido una más de la que muy bien podrían haber prescindido. y _perfumado. Alguien empujará la reja y la cerrará de nuevo detrás de nosotros. ilustración para un libro de Artemio de Valle Arizpe. Sencillamente he querido resaltar su carácter 'particular. Y henos aquí de vuelta sobre el Chemin (El camino). En vano es profundo el jardín. le Paon blane (El pavo real blanco) o la Fontaine de Vie (La fuente de la vida). No son solamente el Amor. altiva y socarrona. Nos recuerda que la vida es breve. ¡con su descarnado dedo . su calidad singularmente imaginativa. 1919 destal donde se alza una estatua dolorosa y enguirnaldada viene de la recia Florencia? ¿Y no es verdad que soñó en Venecia la efigie hierática y ornamentada de Basilota Faledra. dice la célebre divisa que sirve de título a una de las más notable composiciones del señor Montenegro.. El laberinto de sus senderos nos llevará de nuevo siempre a la salida. ! Mas no se trata de escribir aquí un comentario sobre la primera obra del joven artista que nos entrega estos veinte dibujos de un arte complicado.- Roberto Montenegro. como las de las curiosas estampas que ha intitulado le Claveein (El clavecín). graciosamente bizarro. Vulnerant omnes. Pero lo que el señor Montenegro ha plasmado no son sólo sueños pintorescos . el espectro nos precede y nos muestra el fin .. Como la bella imagen que lleva ese título en el álbUm del señor Montenegro. ultima neeat. igualmente pasea por ahí su sombra inevitable.

Montenegro era ento nces un discípulo entusiasta y espo ntáneo de las modernas tende ncias decadentes . las perversiones refinadas y. sino qu e ad e más sabía imprimir a cada una de sus obras un sello de distinción . en donde se enco ntraba . que aunque de mérito . que fue prol ogado p o r Henri de Régnie r. los mancebos ambiguos. le puso la siguiente dedicatoria: A Montenegro. I José Juan Tablada. Su idea l debe ser conquistar dos cualidades que le faltan: la verdad. Nodin y otros. en los cuales colaboró con Julio Ruelas . Si bien recordaban a Beardsley. que lo po nía a la altura de los maestros en la materia. lo que le vale ser contado entre los primeros aguafuertistas españoles . no • Justino Fernández. • • • • Justino Fernández. Estos materiales provienen del archivo de la investigadora Espe ra nza Balderas/ CENIDlAP. su oficio. . 1918 • Las tra nsfo rm aciones que vemos o perarse en nuestra época son tan Viñeta de Roberto Momenegro Biblioteca de México 62 . En 1914 se entrega por fin a trabajos más amplios de pintura. Es muy e legante. • En 1908 co m e n zó a trabajar e n París e n e l cé leb re periódico de Paul Iribe . la sensualidad y la muerte las normas estéticas. En 1919 está en aptitud de coleccio nar sus me jo res aguafu ertes. de aristocrático estilo. 1962 Ermilo Abreu Gómez. 1962 • le p e rmitían desarrolla r todas sus facultades . Vamos a encontrar las mujeres espasmódicas. en e l cual dibujaban Jean Cocteau . Pero ha pasado e l tiempo. en ambientes más extraños todavía . Se ad iv in aba demasiado a Beardsley y a dos de los espirituales del gran dibujante inglés: Bayros y Martini. Revista La Esfera. Oda a Mitre. con un prólogo de Henri de Régnier. ex puso por primera vez sus dibujos . sie nte poéticamente y su fantasía es exq uisita . En esta lab o r tan difícil .Presentamos aquí una selecció n de parágrafos qu e acota n y va loran la obra gráfi ca de Robe rto Mo ntenegro publicada en este número. llamado Le Témoin . por su laboriosa técnica y por sus múltiples escollos de gusto que hay que superar. y por sus ilustracio nes a los primeros libros del poeta Amado Nervo. no tan sólo que tenía el dominio de Hace nueve años expuso po r primera vez Roberto Montenegro en e l Sa ló n Vilches . En 1910 editó su álbum. Aprendió el arte del g rabado con Baraja. las mascaradas siniestras. y de todo aque l pegadizo "literaturismo lineal" ha surgido un artista consciente. conoció a pintores. Poseyendo estas virtudes. e n mi sió n diplomática . po r su delicadeza . con POSItIva habilidad en el dibujo. Montenegro será una gloria para el arte. con dibujos a pluma y con temas imagin a tiv os. sobre todo. 1922 • En 1910 publicó un álbum. como en los dibujos de hace años. Todas estas cua lidades tiene q ue depurarlas y robustecerlas con un estudio obstinado. los temas e ra n exóticos : algunos desnudos con extraños atavíos. serenado. Nos e ra con oc ido antes por sus dibujos de la Revista Moderna de México. tenían el sello de su propia personalidad. que le sirvieron de presentació n . al gran Rubén Daría. muy mexicana. que inquietó a Harnlet. y no faltaba la muerte. que pinta lo que yo esc ribo. Madrid . afirmado e n sus verdaderas trayectorias ideológica y técnica. pero tenían una elegancia particular aquellas fo rmas . quien en uno de sus libros. Montenegro demostró . Galanis. Amado Nervo. con todo cariño. 1904 De México fu e directamente a París y de allí a Madrid. En ellos resunua su romantICIsmo. el dibujante prematuramente desaparecido de la vida . Son . con motivo de la exposició n Roberto Monten egro Ilustrador 19 00 -1930 qu e se presenta a partir de l 15 de ocrubre de 1998 en la Biblioteca de México. escrito res y poetas. la fuerza. las calaveras con su risa. que se tituló 20 dibujos de Montenegro. No era corto halago. un refinamie nto que recordaba el art nouveau. tratando de recuperar el tiemp o e mple a d o e n dibuj os a pluma. puesto que yo escribo lo que él pinta .

-. .' • - . me n os inte resantes. lo que no conocemos . 1927 Goya.. he rméticas p ara la sensación vulgar. Se hace sinté ti co y só lo e l p o rve nir muy leja no puede da rnos el e je mpla r que nos revele el fruto de las te nde ncias actuales. e n contra de las ina rm ó ni cas co nvul s io nes d e las bohe mias mele nudas . San Sebastián . ca d a vez más re fin ad a y m ás op ul e nta d e Rob e rto Monte negro . p a ra "los qu e tie n e n ojos y ven". preciosismos de e ncaje negro con que algunas veces se cubre el cuerpo perturbado r de la vida ultrarreal.. s ufre todos los trituramie ntos del llamado p rogreso ind ustrial que pasma a las bue nas gentes. El arte.. I . ha nacido de .. y d e pronto. vide nte de la crisis me ntal contemporánea . jeroglíficos que sólo sabe n descifrar Julio Torri . de mostrar obras que sólo perte necen a la melancólica to rre de marfil de "l 'an en silence".. ag uafu e rt es y ó leos.. El secre to tuyo. lo que ap e nas sosp echamos. e l ag u a fo rti sta so rpre nde nte . Nueva York. esa SUjeClOn. lleva consigo la rede nto ra mo ral impe rativa de una cultura rigurosa . . 192 1 • Mo nte n eg ro . . el secreto mío: amor y odio es el mismo disfrazado unas veces de azul . otras veces de azul y otras veces de sile ncio . a nun c ia nd o g lo ri osa me nte la be ll a época d e l Re nacimie nto de México. Por eso yo no qui s ie ra h abe r v iv ido e n é p ocas pasad as. • Su instinto de selecció n lo llevó a Biblioteca d e México 63 José Ju an Tablada.. Ricardo Gómez Robelo .. 1930 .. Este a rte nervioso. Jesús Villalpando. p ara ve r lo nuevo. Thais-He rná n Cortés. irreal rea lidad de la visió n pe rsonal. Navegaba e n un yate e mpavesado como ga le ra de Watteau y fue e n góndo la al Gran Canal romántico . p orque sie ndo ante riores a ésta son . 6' . y a Beardsley. e n qu e el verdad ero idea lism o ..-- . "'911 . p recursor de Baudelaire. Roberto Momenegro. claros de luna. a ntig u o y m e di oeva l. 1920 los hijos ama ma ntad os e n la ub re de la Esfinge. Florencia gra ndes q u e las con s ide ro com o las más trascende ntales que ha habido. ti e nde a desa p a rece r .. a los "casinos" de espejos de Bea rdsley-Casanova . que mó naves y atavíos y saltó . grume te desnudo . 1922 • No le digas a nadie el secre to. el raro y exquisito decorador. ... Prefe riría vivir de ntro d e ciento cincu e nta o d oscie ntos afi os. lite ratura e n que está conden sada la sombra que fl ota e n torno d e los homb res y las cosas. exégeta de Oscar Wilde.. • Ro be rto Mo nte negro ha te nido la audacia. .. . Ro berto Monte negro. Joyas de dibuj os. e n un desie rto tan á rido. Roberto Monte negro. por lo me nos el conce pto qu e d e é l te ne m os actu a lm e nte . . e n una de las alas del Pa lac io d e Iturb ide. el re tratista inte ncionado y profundo . carnavales . . cual es la de nuestra incipie nte cultura. cerebral. al buque ballenero de la Aventura Modernista. fo rzosa m e nte. La e lega n cia .. colores que han sido vistos a través del prisma de la intususcepción . e n el porte o e l es til o. mu és trase. 192 1 • La aventura de Roberto Monte negro es fascinante y especiosa . . 19 14.

G .. en especial a las nuevas generaciones. FERIA DEL. D. '" . - " . ofrece a todos los lectores.] Col •• NIOOI\II De ve(lta en las principales librerías del país.. o . •'-. DÉCIMA. demuestran que si los clásicos son para siempre también son para hoy.. -. .. '" DE CUELLAR .JOSÉ TOMAs . Lada sin casio 91800 60117 -~ ...1998 15-25·0CTUBRE • • • • • • • " • • • • Entrada Libre UCONACULTA O¡INI~\IHI Para mayor información comunicarse a los teléfonos 207 4559 Y 2074573 • • • • • • • • • • • • • • • .... ..• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •- • • • - Libros •CD ROM •Música •Cine •Videos Fotos •Carteles •Juegos •Cuentacuentos Exposiciones •Danza •Teatro •Concursos Presentaciones de libros •Talleres infantiles • • • • • • • • • • SEONAC Reforma y Gandhi. aSlCOS Esta colección -- . a r a • ".HISTORIA. ". Chapultepec.:.. 1M MOl CIiIunI IOCció... . . Pida sus libros por correo . México. - i -reliq~ • ~. .- . " ..LIBRO·DE ANTROPOLOGíA E.. la mejor literatura del mundo. GfiAR¡)-· DENERVAL'! -. .F.. Obras intensas y emocionantes. ' . do 'ubliclCio. .

.

n. México.CUPÓN DE SUSCRIPCiÓN ANUAl POR SEIS NÚMEROS Favor de hacer cheque o giro postal a nombre de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Plaza de la Ciudadela N2 4Centro Histórico 06040.) O Resto del mundo: adjunto cheque por la cantidad de US $ 50. ___________________________ País: _______________________ Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Estado: ________________ .00 (cincuenta dólares) Nombre: ___________________________________________________ Teléfono: ____________________ Dirección: __________________________________________________ Código Postal: _ _ _ _ _ _ _ __ Ciudad:. Tel: 700 11 07 o República Mexicana: adjunto cheque o giro postal por la cantidad de $ 120.00 (ciento veinte pesos 00/100 m. D. E.

L. cada vez alcanza más destinos. o . de México Querétero Guanajuato s.000 ~ é l. tts Nuestra frecuencia de Amplitud Modulada. . F • Edo. -100. P..BIENVENIDOS A M E X I e o .11S KHZ . Aguasca I ientes Zacatecas Khz." ~&\lgll(Q) Cultura con ima8inación 1~lgOOA\CIIOIN XEEP 1010 KHZ XEP'''-OC: .

• 10 9 01 .