SEMINARIO: ¿UN PENSAMIENTO POSTMETAFÍSICO?

EL PROBLEMA
DE LA PRESUNTA AUTONOMÍA COSMOVISIONAL DEL
PENSAMIENTO MODERNO
PROFESOR: CARLOS MIGUEL GÓMEZ
ESTUDIANTE: JOSÉ ARQUÍMEDES LÓPEZ LÓPEZ

JUSTICIA Y RACIONALIDAD
EL LIBERALISMO TRANSFORMADO EN TRADICIÓN
ALASDAIR MACINTYRE
MacIntyre inicia éste capítulo del libro estableciendo que existen tres
tradiciones distintas que son:
1. La que comienza con Homero, continua con Aristóteles, luego pasa a los
escritores árabes y judíos, para luego llegar a Alberto Magno y al
Aquinate.
2. La que surge con la biblia, pasa a través de Agustín al Aquinate.
3. La que lleva la tradición moral escocesa del aristotelismo calvinista al
encuentro con Hume.
Es importante destacar que para MacIntyre quienes hacen parte de dichos
movimientos se dan cuenta de ellos y de la dirección que llevan, esto hace
que, de manera consiente un individuo intente meterse en el debate de su
tradición y, adelante sus investigaciones desde la relación que pueda tener con
dicha tradición. Ahora bien, Para MacIntyre las relaciones entre un individuo y
la tradición son variadas, sin embargo, él destaca tres maneras en que
podría relacionarse un individuo con la tradición. En primer lugar se puede
relacionar desde una lealtad no problemática, en segundo lugar, podría pasar a
los intentos de enmienda o reorientación de la tradición y, en tercer lugar
podría darse una relación de gran oposición a lo que hasta el momento habrían
sido las tesis centrales de la misma tradición.
Esta última relación es muy formativa e importante y, según el autor, ésta era
precisamente la relación que tenía Hume con la tradición moral escocesa, que
había surgido como resultado de la alianza entre una versión calvinista de la
teología agustiniana con una relectura de Aristóteles. Dicha tradición, en sus
últimas etapas, mostró oposición a Hume y, dicha oposición entre Hume y la
tradición escocesa es lo que según MacIntyre define en parte a Hume. De tal
manera que para entenderle de una manera correcta hay que definirlo a partir
de ésta oposición.
Como ya se ha establecido, la misma tradición escocesa surgió a partir de dos
tradiciones diferentes y en conflicto, ya que el aristotelismo y el agustinismo no
sólo mantuvieron una relación diferente con Platón, sino que además, la
comprensión aristotélica sobre el agente humano y el razonamiento práctico no
podía admitir los conceptos hebraicos de la biblia ni la concepción agustiniana
de la voluntad. Fue a partir del descubrimiento constructivo y comprehensivo
del Aquinate que se integraron las dos tradiciones de manera racional.
Ahora bien, la maduración de una tradición se da con la oposición, cuando sus
representantes reconocen que los propios recursos son inadecuados para el
encuentro con los opositores, cuando no se puede formular lo que los otros
dicen de crítica o réplica y cuando se desarrolla una sensibilidad para las
distorsiones que surjan al captar las tesis originalmente nativas en otros.
También forma parte de la naturaleza de la tradición el hecho de que sus

la licencia de que versiones internacionalizadas de idiomas reemplacen las lenguas de culturas minoritarias. políticas ni militares y. independiente de cualquier tradición. limitaciones que se presentaron en la obra de su antecesor.seguidores no sepan cómo y en qué condiciones su tradición saldrá de los conflictos. ¿Existe algún criterio neutral. como en el modo anterior. Por ejemplo entre Hume y Aristóteles los relatos del razonamiento práctico y de justicia. según lo establece Thomas Reid. que cree que todos los fenómenos culturales son potencialmente comprensibles y que todos los textos son traducibles al idioma de los seguidores de la modernidad. la valoración de las pretensiones que se han desarrollado dentro de dos tradiciones distintas y competidoras. estableciendo relaciones respecto a la solución de problemas. cómo podría surgir el desacuerdo entre las personas comunes y corrientes. MacIntyre resalta que la tradición se origina en circunstancias contingentes. En primer lugar se debe establecer la diferencia entre valorar las pretensiones rivales y competidoras en una misma tradición y. por esto no genera confianza en la acogida de otras lenguas y culturas. racionalmente justificable. Esto integra la tesis filosófica de la traducibilidad universal. surgiendo de problemas. surge la dificultad de que los representantes de las tradiciones en conflicto no se relacionan el uno con el otro. la suposición de que desconocer recíprocamente los múltiples idiomas no impide la comprensión ni las negociaciones comerciales. Dichas verdades son estimuladas por la experiencia. MacIntyre afirma que existen problemas propios en el intento de valoración de una tradición de investigación por otra. En el anterior contexto. se formulan en contextos conceptuales muy diferentes y emplean modos de caracterización y argumentación diferentes. Siguiendo lo anterior. Una primera de Thomas Reid y Dugald Stewart. perplejidades y desacuerdos de un orden social particular. las tradiciones se contraponen a una de las características centrales de la modernidad cosmopolita. según la cual se defiende la existencia de algunas verdades evidentes para casi todo ser humano a excepción de quienes están enajenados mentalmente o en una teoría filosófica malsana. por último. Lo anterior justifica varias actividades como la confianza en la enseñanza de textos traducidos de culturas pasadas. es posible que dos tradiciones de acción e investigación se encuentren y ninguna de las dos esté capacitada para demostrar superioridad racional ante los seguidores de ambas tradiciones. además de ser incompatibles. En general. Es imprescindible admitir que con el reconocimiento de dichos primeros principios evidentes y fundamentales la tradición pierde toda su función y se vuelve irrelevante. desde lo cual surge la dificultad para explicar. Desde ésta perspectiva. En el segundo caso. y se expresa en las particularidades de la lengua y de la cultura. sin embargo no se derivan de ella. incoherencias. se plantean las preguntas ¿cómo decidir entre las pretensiones rivales y mutuamente excluyentes? y. al cual se pueda recurrir? MacIntyre se enfoca en la última pregunta destacando dos posibles respuestas. ni para encontrar un conjunto de criterios o medidas para valorar racionalmente la relación entre sí. En el primer caso se hace una comparación de criterios relativamente noproblemáticos entre el pensador posterior y el anterior. sobre los .

Para Stewart. deferencial o amistoso. en la medida que ellas mismas son constitutivas de la forma de vida humana racional. 2. Otros factores que justifican la diversidad de juicios son las diferencias tanto de opiniones especulativas. prudenciales. Teniendo en cuenta lo anterior. Por lo tanto. este primer intento.fundamentos de la moralidad. un espejismo. sin que haya sitio para el yerro moral generalizado. las grandes diferencias en el entorno físico y social requieren juicios prácticos muy diferentes. se manifestaría un acuerdo universal. intenta solucionar el anterior problema y. la capacidad intelectual. "las leyes fundamentales de las creencias humanas". universales e invariables por un lado. los hechos empíricos del desacuerdo moral son incompatibles con la postura de Stewart porque sus explicaciones contra-fácticas son inadecuadas para mostrar el desacuerdo y variación entre culturas. Según estas leyes. para . sin embargo. Stewart. si todos tienen conocimiento de los principios básicos de la misma. ni para establecer bases de principios morales que defendieran una parte en lugar de otra. Desde la anterior concepción se defiende una identificación del contenido de los preceptos de la synderesis (capacidad natural para juzgar rectamente) al tiempo que se impone una autoridad de cómo hay que conocerlo. que es la única que se dirige a nuestro fin último. como del comportamiento correcto. Respecto a este primer intento por responder la pregunta MacIntyre cuenta que en los estados unidos dicha postura se desacreditó puesto que no sirvió para explicar desacuerdos. admitiendo con esto algunos de los elementos del escolasticismo. La tesis fáctica de Stewart también exige una conjunción de elementos morales. el yerro en todas las acciones dejaría de ser evidente para todos. difiere con el Aquinate. enfrenta dos dificultades: 1. y porque no da cuenta de la existencia de un desacuerdo moral radical dentro de un orden social. el entorno físico y social. MacIntyre afirma que la posición de Stewart. y esto hace que el mismo conjunto de principios morales genere el desacuerdo respecto de su práctica. para ello sustituye lo que Reid llama "los principios del sentido común" con. pierde su merito distintivo al depender del debate filosófico. en el hecho de que para éste último la synderesis y la conciencia que no yerra. ya que si todos estuviéramos circunstanciados de manera similar respecto a la cultura. van perdiendo su especificidad y finalmente proponen cualquier cosa que la gente en una cultura hace de manera general. y a lo que dice sobre los preceptos primarios y secundarios de la ley natural. son una expresión de los principios de la recta razón. el desacuerdo en el juicio moral entre los diferentes órdenes culturales y sociales sólo es una apariencia. y elementos locales y variables por el otro lado. lo que se pretendía que fuera una apelación en contra de las teorías filosóficas de soluciones racionales. Según MacIntyre. Stewart estaba de acuerdo con Reid y Hutcheson en la sustancia de la moralidad. Stewart no está de acuerdo con el Aquinate en lo anterior ya que en la medida en que la conciencia y los principios fundamentales se subviertan por las distracciones o corrupciones del mal. esto nos remite a lo que el Aquinate afirma sobre la synderesis y la conciencia. Es necesario decir que en Stewart los principios básicos universales.

sin que sea débil para otorgar lo que se necesita. en el razonamiento práctico. la base neutral que se busca es una base universal e impersonal que sobreviva a la abstracción de la concreción de las formas tradicionales y no tradicionales del pensamiento y de la acción moral. lo hace por medio de una teoría específica. por lo tanto "No tenemos ningún criterio filosófico de valor a la luz del cual podamos descubrir si el coste de un . no ha surgido algún relato de moralidad independiente de la tradición y por ende tampoco se ha establecido un conjunto neutral de criterios por medio del cual se puedan juzgar las tradiciones rivales y competidoras. Es decir. al negar o afirmar cualquier tesis particular y. Dicha base debe representar una postura moral válida para los seres humanos y debe ser independiente de cualquier rasgo o característica que pertenezca a una tradición social o cultural particular. Entonces la apelación a los ejemplos será en vano” (MacIntyre p. históricamente se han hecho varios intentos por construir una moralidad libre de toda tradición. lo mismo ocurre con los relatos diferentes e incompatibles de justicia que provienen de tradiciones rivales. Luego plantea la pregunta: ¿Acaso debemos proceder. a los hechos mismos del origen de la acción humana y.decidir entre pretensiones de tradiciones rivales y competidoras por medio de principios fundamentales fracasa. 318). decidir entre las dos pretensiones rivales? (MacIntyre p. en los que tanto la razón como la pasión están presentes y desempeñan algún papel en la génesis de la acción. Es decir. a las aprehensiones de aquello en lo que consiste la conducta recta. Con lo anterior surge el problema de cómo se deben describir los ejemplos relevantes. por medio de un criterio neutral. 319). entonces. Dicha filosofía muestra que siempre se adquieren otro tipo de compromisos. Por lo tanto. queda establecido que existe una imposibilidad al tratar de juzgar teorías competidoras y rivales. y cómo describimos cualquier ejemplo particular dependerá. ya que esto implicaría encontrar una base común de justicia independiente de las tradiciones rivales. Esto significa que no existe un conjunto de ejemplos de acciones que proporcione un criterio neutral al cual se apele cuando se decida entre dos teorías rivales. en la justicia. el tipo de filosofía que se ha desarrollado después de la ilustración. MacIntyre afirma que "cada teoría de razonamiento práctico. es entre otras cosas. Ahora bien. Según MacIntyre. una teoría de cómo los ejemplos deben describirse. establece una dependencia de las opiniones pre-filosóficas. por tanto. considerando una gama tan amplia como podamos de ejemplos de acciones humanas. MacIntyre comienza considerando la valoración de las pretensiones rivales del razonamiento práctico por medio de los hechos básicos. Ahora bien. de esta manera realiza la comparación entre Hume y Aristóteles respecto a la razón y las pasiones. Estos esfuerzos en la historia han declinado en continuas disputas sin resolver que fijan su éxito en el fracaso de su rival y donde puntos de vista incompatibles se refutan conclusivamente. de la teoría que hayamos adoptado. y a la luz de esos ejemplos. pero nunca proporciona bases para la convicción en materias de cierta envergadura. una segunda posibilidad de responder la pregunta es apelar. Sin embargo. el mayor intento es el de Kant. ya que tanto nuestras intuiciones como nuestras teorías filosóficas son simplemente opiniones que conducen a un modo de clarificar temas y alternativas. ya que cuando alguien hace una interpretación o descripción de los procesos por los cuales se llega a la acción.

lo único que se permite en dicho foro es la manifestación de preferencias individuales y grupales. y la institución dominante en una economía liberal. quienes están en desventaja en una sociedad liberal son quienes no cuentan con los medios para negociar. En estos entornos se destaca la expresión de preferencias individuales como variedad heterogénea de necesidades. individualista y liberal. 320). alguna concepción del bien humano. pero al mismo tiempo limita la tolerancia sobre las concepciones rivales del bien. Esta . Existe una gama de bienes y una gama de esferas. artístico. cada individuo persigue sus preferencias. De lo cual se sigue que el valor y la importancia que se da a una preferencia individual en el mercado. que anteriormente atacaba. De acuerdo con la variedad de grupos distintos. deseos y bienes. 2. Lo anterior indica que el individualismo liberal procura imponer una concepción amplia del bien. puede tenerse como una teoría privada de grupos o individuos. La norma liberal exige diferentes tipos de valoración que funcionen de manera independiente en distintos tipos de ambientes sociales. su bien y expresa la variedad de relaciones sociales. el individuo es escuchado de manera efectiva solamente si cuenta con los medios para negociar con quienes pueden proporcionarle lo que necesita. Sin embargo. por lo tanto las preferencias individuales de algunos tienen más peso. disfrutando del mismo status político y metido en las mismas relaciones económicas (MacIntyre p. El compromiso con la premisa de que no hay un bien superior a los demás. dentro de las cuales se persigue algún bien (político. Así. depende del precio que el individuo desea y está dispuesto a pagar. Por esto. En ésta medida. El liberalismo comenzó en la historia como una tendencia hacia el principio de racionalidad compartida. científico). "Inicialmente. pretendía fundar un orden social de individuos libres de contingencia y tradición que apelaran a normas universales e independientes de la misma tradición. Esta prohibido cualquier intento que pretenda implantarlo en la vida pública. En este tipo de sociedad liberal cada individuo es igualmente libre para vivir y proponer cualquier tradición o teoría de la vida buena a la cual se encuentre suscrito. Sin embargo. siempre y cuando no requiera la reformación de la vida del resto de comunidad. económico. Esto mismo sucede en el ámbito político y social donde se da gran valor a la capacidad de negociar y. legal y económico en el que el asentimiento a uno y el mismo conjunto de principios racionalmente justificables permitiría a los que se adhieren a concepciones muy diferentes e incompatibles de la vida buena para los seres humanos vivir juntos pacíficamente dentro de la misma sociedad. MacIntyre realiza una comparación entre la comprensión de la relación entre los seres humanos en el ámbito político y social. Para MacIntyre. en el foro público. Por otro lado. opuesto a lo que se consideraba como la tiranía de la tradición. la pretensión liberal era proporcionar un marco político. Es decir. familiar. es importante resaltar que el proyecto de la sociedad moderna. preceptos como la interminabilidad del debate. éste mismo liberalismo se ha transformado en una tradición que defiende preceptos. el sistema liberal de valoración tiene dos rasgos importantes: 1. Siguiendo a MacIntyre. deportivo. 320). en la medida que la satisfacción de dichas preferencias conduciría a la satisfacción de las preferencias de otros.compromiso particular es demasiado alto con relación a los beneficios filosóficos que confiere" (MacIntyre p.

es necesario ver que en la configuración liberal. excluye el principio de causa y efecto en su tesis. . Además de lo anterior. MacIntyre. sino como el lugar donde se llevan a cabo las negociaciones entre individuos. nunca se le había considerado como premisa para el razonamiento práctico y. debido a la reestructuración del pensamiento y de la acción en los ámbitos públicos del mercado y la política individualista liberal. Dicha eficacia configura el valor central de la modernidad liberal. unos con otros nuestros deseos individuales. la comprensión de los foros de elección pública se establece no como lugar de debate. las reglas de la justicia distributiva tienen una función restrictiva en el proceso de negociación. Es importante resaltar que dicho razonamiento práctico no puede funcionar dentro del esquema aristotélico ni humeano como una buena razón para actuar. en donde las preferencias individuales son entendidas como razón suficiente para actuar. ratificando el requisito. "quiero que se dé el caso en que tal y cual". De lo anterior se establece que cada individuo al contemplar una futura acción debe cuestionarse sobre cuáles son sus deseos y cómo se ordenan. Ahora bien. y sus acciones son entendidas como diseñadas y orientadas para la realización de dichas preferencias. asegurando el acceso de quienes tienen desventajas y protegiendo a los individuos en su libertad de expresión y realización de sus preferencias. tendrá la premisa inicial para su razonamiento práctico que será del tipo. en el pensamiento de Hume es el individuo poseedor de propiedades. sin embargo. según MacIntyre. desde sus preferencias. quien razona es el individuo investigador de su propio bien y el bien de su comunidad. En el espacio público liberal los individuos se conciben como poseedores de un propio programa ordenado de preferencias. MacIntyre pregunta ¿qué le tenía que pasar al "quiero" para asumir el nuevo papel? Desde siempre se ha considerado al "quiero" como una razón para actuar. Esto anterior. MacIntyre afirma que es importante ver como para Rawls el ego humano tiene equivalencia con el ego liberal.heterogeneidad no admite una ordenación total de los bienes. en el pensamiento tomista. ya que para el razonamiento práctico de Aristóteles el que razona es el individuo ciudadano. surge dicha transformación del "quiero". estas negociaciones requieren reglas aceptables para funcionar. ni un bien global que proporcione una unidad total a la vida. cada individuo puede encontrar en sus propias preferencias una razón suficiente para actuar y. de tal manera que permita a cada individuo o grupo la eficacia al llevar a cabo sus preferencias. como de la psicología del individuo liberal. sin embargo. el que razona es el individuo en cuanto individuo. Si lo anterior es verdad para la sociedad en general. o participante desposeído en una sociedad de mutualidad y reciprocidad. es incompatible con los relatos de Aristóteles y Hume respecto a la justicia y la génesis de la acción. Esto proporciona una nueva visión. existirá un procedimiento análogo para comparar. además. instaura un cambio cultural posthumeano en el cual. Al responder estas preguntas. Dicho ego se mueve de una esfera a otra acorde con las preferencias individuales y la negociación. mientras que en el pensamiento práctico liberal moderno. tanto de los procedimientos del ámbito público del individualismo liberal. en una mutua relación de requerimiento para definir un nuevo artificio social y cultural que se define en el "individuo" en cuanto individuo.

la relación entre las preferencias expresadas en las premisas de dicho tipo de razonamiento práctico liberal e individualista y la acción que pueda ser generada por ellas es tan amplia que ni la inmediatez o necesidad de una. Entonces. ni la regularidad causal de la otra se entienden de la misma manera en que se relacionan las actitudes expresadas en las premisas y la acción subsiguiente a ellas en Aristóteles y Hume. De tal manera que no es posible la nointeligibilidad aún cuando el razonamiento práctico no produzca ningún resultado ulterior. Según el autor. 3.En cuanto a la estructura de éste tipo de razonamiento práctico. es tan completo como cualquier otro tipo de razonamiento práctico aristotélico o humeano. no generan una conclusión de lo que tiene que hacer quien razona.". MacIntyre establece cuatro niveles distintos de actividad y debate en la estructura liberal individualista a saber: En el primer nivel tanto los grupos como los individuos expresan sus opiniones y actitudes. una correspondencia con la acción por parte de quien razona. con el fin de mediar y definir prioridades. el primero de los aspectos es crucial y relevante para la racionalidad específicamente moderna. Para MacIntyre. la racionalidad práctica representada en dicho razonamiento consta de tres aspectos: 1. 323). por esto el cumplimiento de las normas de la justicia es necesario para la satisfacción eficaz de las preferencias. La validez de argumentos por los cuales dichas preferencias se traduzcan en decisiones y acciones. Esto indica que se requiere otra premisa adicional para la argumentación práctica que ratifique la no frustración de otras preferencias iguales o mayores de quien razona. ya que se puede presentar debilidad de la voluntad o cambio de parecer en quien razona.. Pero no se exigirá respeto por la justicia en cuanto tal. ampliando la gama de consideraciones que intervengan entre el juicio práctico y la acción. 2. proporcionando un conjunto de premisas a partir de las cuales . Este tipo de razonamiento práctico moderno. De esto se sigue que no se puede ser racional sin ser justo y.. es necesario apelar a una noción de justicia que constituya un conjunto de principios reguladores. La capacidad de actuar de manera que se maximice la satisfacción de las preferencias acorde con su ordenación. en la implementación de preferencias diferentes y en conflicto entre individuos y grupos en la cultura liberal. como requisito para ser racional. Para exponer la noción y función de la justicia en el orden liberal. y el tercero elimina las preocupaciones del utilitarismo. MacIntyre establece que "Desde la premisa inicial de la forma "Quiero que se dé el caso en el que tal y cual. que termina en un juicio práctico. el que razona tiene que responder a la pregunta de cómo puede obtenerse lo que quiere mediante la acción y de cuál de las alternativas disponibles de planes de acción es preferible" (MacIntyre p. La ordenación sucesiva de las preferencias por parte del individuo para su presentación en el foro público. Ahora bien. Sin embargo. y tampoco la decisión de actuar. ya que dicho plan de acción podría frustrar otro deseo del que razona. para ser completo. o entre éste y la decisión. dicha premisa inicial en conjunción con las premisas secundarias que se obtienen respondiendo a esta pregunta. ya que no requiere.

Sin embargo. el liberalismo requiere para su incorporación social un debate filosófico o quasi. o no se debe hacer. de lo que debe. la participación en los medios para una implementación eficaz de las preferencias. En éste nivel se presupone que las reglas y procedimientos que dirigen dicha tabulación son el resultado de un debate racional del tipo de la investigación filosófica. sino liberales. es decir. Sin embargo. El tercer nivel es un nuevo nivel de debate que proporciona cierto tipo de sanción para los procedimientos y reglas del segundo nivel. las apelaciones rivales al bien y la justicia asumen una forma retórica. la teoría y la práctica de la justicia dentro de tal sociedad. aunque inconcluso. Aquí la persuasión no-racional sustituye a la argumentación racional. Para MacIntyre. que han sido continuados de manera inconclusa y continua por Hart. Lo importante. es estéril respecto a conclusiones acordadas en un orden social liberal. entre otros. se convierte en una teoría del bien que pretende estar por encima de todas las demás. dentro del esquema del orden público. el liberalismo establece una concepción de orden justo que se integra con el razonamiento práctico requerido por una sociedad liberal. es decir. ya que éstos deben dirigir tanto la tabulación como el peso de las preferencias. la función de dicho sistema es ordenar la resolución de conflictos sin referirse a una teoría global del bien humano. . Desde esta perspectiva. En el segundo nivel las preferencias son tabuladas y pesadas. desde juicios emotivos y no desde juicios valorativos y normativos. Estas dos características requieren una igualdad prima facie. El cuarto nivel aparece bajo el fundamento de que la naturaleza del debate y no la del resultado proporciona fundamentos para que las apelaciones a la justicia puedan escucharse en el orden individualista liberal. Dicha sanción está dirigida por los principios de justicia. los principios que dan cuenta de dicho razonamiento práctico. ofrece una concepción del bien humano que se presupone en sus premisas. La justicia es prima facie igualitaria y los bienes a los que se refiere tienen valor para todo el mundo. Rawls y Gewirth. en ésta concepción es la continuación del debate por sí mismo. razonamiento práctico y justicia sobre quienes aceptan. imponen su concepción de vida buena. voluntaria o involuntariamente los términos y procedimientos liberales del debate. ya que ninguna teoría del bien humano se considera justificada y. estos son la libertad para expresar e implementar preferencias y.quienes argumentan llegan a una conclusión. El liberalismo termina convirtiéndose en una versión de todo aquello que rechazaba y criticaba. que está representado en las reglas y procedimientos del sistema legal formal. y las posturas que se toman son expresiones de actitud y sentimiento. proporcionando una justificación para cada individuo acorde con el peso y la tabulación de sus preferencias. Esto hace que dichos principios no sean neutrales respecto a las teorías rivales y conflictivas del bien humano. Dicha conclusión a menudo está en conflicto con las conclusiones de otros. sus puntos de partida de la teoría liberal no son neutrales. lo que cada postura puede hacer es lanzar sus pretensiones.filosófico continuo. sobre los principios de la justicia. sin que sea importante llegar a unas conclusiones sustantivas. De esta manera el debate no tiene resultado alguno. Aquí es donde comienzan las contribuciones de los teóricos liberales ilustres como Kant y Mill.

De esta manera a cierto tipo de poder se le asigna cierto tipo de autoridad. Aquí se tiene en cuenta que los individuos se agrupan para alcanzar fines y bienes particulares. Mientras que el individuo en general solamente puede expresar sus preferencias hacia las alternativas ofrecidas por una élite que controla y gobierna valorando la competencia en las artes cosméticas. Ahora bien.Por otro lado. Resulta necesario establecer que la unidad y división del ego han sido identificadas por Freud y Lacan. el poder lo detentan quienes tienen la capacidad de establecer y determinar las alternativas disponibles y las opciones que habrá. además. no se han considerado una amenaza para ninguna de las tradiciones ya que junto al diagnóstico. planteados originalmente por Diderot son: el ego liberal y el bien común en el orden social liberal. El primer problema aparece cuando el individuo tiene que formular y expresar. el liberalismo como cualquier tradición tiene sus propios problemas y preguntas a los cuales está comprometido a dar respuesta. Ahora bien. Al igual que otras tradiciones. inscritas en una tradición concreta. el liberalismo posee sus propios criterios de justificación racional. y es conocido por algunos como democracias pluralistas que se asemejan a lo que se llama órdenes políticos liberales. Rawls y Stout han reconocido la influencia. sino que ella misma busca ser la voz de una tradición. Sin embargo. en un orden liberal. Algunos pensadores liberales como Rorty. Dos problemas centrales del liberalismo. 329). se debe asumir que éste es un problema del liberalismo. respecto a la racionalidad práctica y la justicia. La pregunta. entonces sería ¿Qué sucede si semejante forma de presentación siempre requiere que la escisión y el conflicto dentro del ego estén camuflados y reprimidos y que en su lugar exista una unidad falsa y psicológicamente incapacitante? (MacIntyre p. el problema del bien común hace parte de algunas tradiciones. son una utopía. En una sociedad movida por las preferencias. Con esto se plantea la pregunta de ¿Cuáles son las buenas razones que un individuo pueda encontrar para ponerse al servicio del bien público en lugar de otros bienes? . teórica y práctica. de una tradición contingente. Por otro lado. en conflicto con otras tradiciones rivales y que reclama el derecho a un compromiso universal al mismo tiempo que asume las condiciones exigidas a una tradición. el debate relacionado con los principios de la justicia liberal revela que la teoría liberal no busca una racionalidad independiente de la tradición. a las que toda persona estaría obligada en virtud de su racionalidad. un programa ordenado de preferencias. pero ninguno de los bienes perseguidos de dicha manera puede considerarse que está por encima de las pretensiones de los demás. solamente existe racionalidad práctica y justicia. Para nuestro autor. ellos han ofrecido sus remedios terapéuticos. e interpretaciones oficiales de los mismos y se expresa socialmente a partir de una jerarquía. MacIntyre cuestiona la existencia de dicho fundamento neutral y afirma. tiene un conjunto de textos autorizados. Sabiendo que el liberalismo no es independiente de la tradición y por lo tanto no proporciona una base neutral desde donde se pueda emitir un veredicto sobre pretensiones rivales en conflicto. como parte de la vida practica de todas las culturas. que las apelaciones a una racionalidad práctica y a una justicia en cuanto tales. a sí mismo y a los demás.

. Debido a esto MacIntyre establece dos conclusiones: 1.Se ha destacado que los problemas que se plantean en la tradición liberal también hacen parte de otras tradiciones. con el fin de instaurar que dichos problemas varían de tradición en tradición. ya que los protagonistas de las tradiciones están impedidos para justificar sus puntos de vista y para aprender de tradiciones rivales. Cada tradición debe formular su postura propia desde sus conceptos idiosincráticos. ningún debate racional entre tradiciones puede realizarse. En cualquier nivel fundamental. y al tiempo resaltar el hecho de que ninguna tradición puede pretender tener una prioridad racional con respecto a otra. desarrollando su propio esquema y excluyendo incluso la traducción de una tradición a otra. 2.