You are on page 1of 21

Conducta Sexual de Adolescentes Colombianos

Bernardo Useche, Ph.D.

Tomado de:
Useche, B. (1999). 5 Estudios de Sexología. Manizales, Colombia: ARS Serigrafía
Ediciones
Desde hace algo más de 20 años se ha estudiado en la Universidad de Caldas la
conducta sexual de universitarios y estudiantes de bachillerato (Alzate, 1977, 1978, 1982,
1984, 1989, 1996; Useche, Alzate y Villegas 1990; Alzate y Villegas, 1994). El propósito
principal de esta línea de investigación ha sido el de describir y tratar de explicar el
comportamiento sexual de los jóvenes, con el fin de diseñar y desarrollar programas de
educación sexual positiva que tengan en cuenta la realidad de su vida sexual y, por lo tanto,
que puedan contribuir de manera significativa a su formación. El presente estudio se
fundamenta en la investigación realizada para la disertación doctoral del autor (Useche, 1995)

Contexto Sociocultural

Esta investigación se realizó en las ciudades de Manizales (370.000 habitantes),
Chinchiná (55.000 habitantes) y Anserma (40.000 habitantes), localizadas en la principal
región cafetera de Colombia, la cual, desde el punto de vista etno-geográfico, hace parte del
llamado "complejo cultural antioqueño", tradicionalmente caracterizado por la existencia de
familias extensas, con un alto grado de religiosidad, una marcada diferenciación en los roles

1

de género y en los criterios de ética sexual para hombres y mujeres (Gutiérrez de Pineda,
1975).
Parece que, a la par con el proceso de descomposición social y familiar
experimentado en los últimos años, como consecuencia de las políticas de apertura
económica, ha habido un cambio drástico con respecto a los criterios y normas que guían la
vida sexual de los habitantes de la región, pero .este proceso no se ha documentado de
manera suficiente,
En particular, los estudios previos de Alzate, ya mencionados, muestran una
tendencia de liberalización de la conducta sexual de las mujeres jóvenes, quienes
progresivamente han abandonado los rigurosos criterios de abstinencia premarital impuestos
en el pasado, a la vez que han optado por un patrón de comportamiento sexual orientado
por la "permisividad amorosa", el cual justifica la actividad sexual siempre y cuando la
persona se encuentre enamorada.
La prostitución ha tenido un papel importante en la vida sexual de los hombres de
esta región. No se debe olvidar que, por regla general, estas poblaciones fueron fundadas en
torno a una iglesia, una plaza de mercado y una zona de tolerancia. Como bien lo señala
Virginia Gutiérrez: "Los adolescentes antioqueños crecen atraídos antagónicamente entre
dos polos: el paradigma de castidad, cristalizado en un amplio santoral que lo reprime y
moldea ascéticamente, y la estampa de la prostituta que lo invita al `pecado´ de traducirse
biológicamente ante la cultura".
Sin embargo, al cambiar y hacerse mucho más liberales las actitudes y las conductas
sexuales femeninas, es plausible, como también lo demostró Alzate, que en los últimos años
empezara a observarse una drástica reducción del coito con prostitutas como forma de
iniciación sexual de los varones.

2

en el proceso reciente de cambios en la superestructura. Según Steimberg (1993). 3 . Intimidad. Adolescencia y Sexualidad Actualmente se acepta que la adolescencia es un estado de transición psicosocial. nuestra programación de televisión es. la conducta homosexual subsistió en un porcentaje no despreciable de quienes se iniciaban en la satisfacción de sus necesidades eróticas (Botero. en lo que concierne a la sexualidad. en Colombia "la televisión y otros medios se han convertido para los adolescentes en una fuente importante de educación sexual" (Braverman. sólo una retransmisión de programas norteamericanos y una simple difusión de sus valores y de su estilo de vida. De hecho. Debe subrayarse también el papel jugado por los medios de comunicación. en buena parte. en la adolescencia. a la vez que se experimentan una serie de transiciones biológicas. Al igual que en Estados Unidos y por cuenta de la colonización cultural promovida por este país. Strasburger. Logro y Sexualidad. Autonomía. Esos procesos giran en torno a la necesidad individual de integración de las siguientes cinco dimensiones: Identidad. es innegable que ante la himenolatría y la rígida protección de la virginidad de las jóvenes "de buena familia".Aunque la homofobia ha prevalecido y continúa siendo un denominador común en la ideología de los caldenses. 1980). cognoscitivas y sociales. determinado por la cultura que se vive paralelamente y en relación con el fenómeno biológico de la pubertad. se desarrollan 5 procesos psicosociales que contribuyen de manera decisiva a la estructuración de la personalidad del adulto. 1993).

es innegable que el comportamiento sexual no sólo se ve reforzado o restringido por el grado de permisividad del medio social en el que se vive sino que. en particular. En nuestro medio y para los efectos del presente estudio. el que a su vez depende básicamente de la acción de la testosterona. masturbación y otras actividades sexuales.En consecuencia. 1997). la edad mediana de la menarquia y la torarquia en los jóvenes de la región que aquí se estudia. Incluso hay aspectos de la sexualidad adolescente que no son tomados en cuenta en este trabajo. En este sentido. la naturaleza de la interacción con los amigos y las complejas influencias ejercidas por el grupo. "la hormona del deseo". la adolescencia abarca desde el comienzo de la pubertad. la adolescencia puede definirse como un período de iniciación en la vida erótica y de aprendizaje de la función sexual adulta (Alzate. cuando se obtiene legalmente la mayoría de edad. En la medida en que para los hombres la primera eyaculación (torarquia) significa generalmente el primer orgasmo y para las mujeres la primera menstruación no está asociada a una experiencia sexualmente placentera. no obstante que son fundamentales. se trata de una etapa de la vida bastante compleja cuya completa comprensión se escapa de los propósitos de este artículo. Tal es el caso de los procesos de desarrollo de la identidad y del rol sociosexual. Con respecto a la sexualidad y desde la perspectiva que nos sirve de marco conceptual. hacia los 13 años. se marcan desde un primer momento importantes diferencias de género en cuanto a la conducta sexual durante 4 . sin embargo. hasta los 18 años. muy bien. y la evolución de la orientación sexual u orientación erótica. La actividad sexual de los jóvenes es motivada principalmente por el desarrollo del apetito sexual. Richard Udry (1987) ha documentado. como los adolescentes de ambos sexos con niveles más altos de andrógenos reportan mayor frecuencia de fantasías eróticas. la vida sexual del adolescente está determinada también por los distintos procesos de socialización.

se puede afirmar que mientras para los hombres la pubertad se inicia con un orgasmo. para ellas el término de la adolescencia es apenas el comienzo de su vida erótica. la edad mediana del primer orgasmo en las mujeres. siendo. siempre que en el estudio acepte participar la mayoría de los miembros de cada grupo. Sin embargo. se conformó un grupo con estudiantes del curso regular de sexología. 1953). ofrece mayor validez en los resultados que los muestreos. En primer lugar.este período del desarrollo. & Gebhard. el mismo procedimiento empleado en el desarrollo de esta línea de investigación en la Universidad de Caldas. en quinto semestre de medicina. Este tipo de muestreo grupal no probabilístico (Kinsey. estudiantes de los grados 10º y 11º de diversos establecimientos educativos de las ciudades de Manizales. como lo demostró la presente investigación. Useche y Villegas (1990). los 18 años. Procedimiento La recolección de los datos se realizó en los meses de octubre y noviembre de 1994 y se utilizó. Martin. en el Departamento de Caldas. 5 . la edad mediana del primer orgasmo en las mujeres tiende a ser menor en la actualidad. Pomeroy. cuando se investigan temas tan íntimos y personales como la conducta sexual. los cuales recibieron preparación sobre la forma apropiada de motivar e instruir a los sujetos. Colombia. Método Muestra Los sujetos del presente estudio fueron 379 hombres y 603 mujeres. básicamente. a los que se les administraría una versión de 50 items del "Cuestionario de Comportamiento Sexual" elaborado por Alzate. según estudios previos. Chinchiná y Anserma.

que consiste en una charla sobre sexualidad humana con base en un guión y un set de diapositivas elaboradas por Useche y Gil (1994). previa autorización de las respectivas instituciones educativas y luego de garantizar el anonimato y el carácter voluntario de la participación en el estudio. Pero además.8 años y la desviación estándar de 1.5. la edad mediana para la menarquia y la torarquia fue de 13 años. 15 y 16 años. encontramos que los adolescentes están perdiendo su virginidad a edades más tempranas. se les preparó de manera conveniente para desarrollar la sesión previa. al comparar estas edades medianas del primer coito con las de estudios realizados por nuestro grupo de investigación en años anteriores. Los resultados fueron analizados con el programa estadístico SPSS (Norusis.01 Resultados Iniciación sexual La edad promedio de los jóvenes estudiados fue de 16.Igualmente. en l985 de 6 . el primer orgasmo y el primer coito fue para los hombres de 13. El nivel de significación establecido fue p< . 1991). confirmando los estudios anteriores acerca de los eventos que se consideran determinantes del comienzo de la pubertad. Por último. se administraron los cuestionarios. Así. Estas edades han permanecido constantes durante los últimos l0 años. charla que se acompaña de una amplia sesión de preguntas y respuestas con el objetivo de hacer la motivación pertinente y de aclarar los conceptos y términos que se emplean en el cuestionario. la edad mediana de la primera masturbación. 14 y 15 años respectivamente y para las mujeres de l4. Es decir. Así mismo. los varones se adelantan en 1 año a las mujeres en cada una de estas primeras experiencias sexuales. la edad mediana del primer coito para los hombres fue en 1975 de 17 años.

se verifica uno de nuestras hipótesis centrales para este trabajo: que la adolescencia es un periodo de iniciación en la vida erótica. Una visión más completa de las edades en que se van presentando cada una de estas experiencias. Hajcak y Garwood (1986. 7 .1% de los hombres y el 29. Algunos investigadores se empeñan en negar esta realidad. la edad mediana del primer coito vaginal para las mujeres en 1975 y en 1980 fue de 20 años.16 años y en el presente estudio (datos de 1994) de 15 años. o es de muy baja intensidad. Este proceso de iniciación sexual se verá facilitado o reprimido por el grado de permisividad existente en el medio social y por las particularidades del desarrollo psicológico del adolescente. en1985 y 1987 de 19 años. entre otros.6% de las mujeres han participado en coito vaginal. también. Aquí. 1988) insisten en que el deseo sexual no existe en los adolescentes. Por ejemplo. si bien un 70% de las jóvenes no ha perdido su virginidad.1986. Esta diferencia genérica es estadísticamente significativa. Es decir.1987) por la intensidad del deseo sexual y los altos niveles de testosterona circulantes que caracterizan la pubertad. que a la edad de 18 años el 62. en 1990 de 18 años y en 1994 de 16 años. Por su parte. Richard Udry y sus colegas (1985. y sólo se incrementa artificialmente por necesidades emocionales y psicosociales. estas cifras nos permiten afirmar que. la mayoría de ellas (58%) y la casi totalidad de los hombres (92%) sí han experimentado orgasmos. como ocurre con otras actividades sexuales que se presentarán más adelante. Se puede observar. según los datos obtenidos en el presente estudio. sin ningún carácter sexual. se presenta en la Tabla 1. las cuales pueden y deben ser controladas. proceso natural motivado como lo han demostrado.

2% 41.4% 22.1% 59. o bajo nivel educativo de la madre. la tendencia en el campo de la salud pública parece ser la de considerar que la iniciación sexual en la adolescencia es.4% 77.1% 30% 57.1% 8.3% 91. en sí misma. 8 .8% 23.2% 15.5% 49. pretenden demostrar que la iniciación sexual en la adolescencia está asociada a circunstancias y comportamientos negativos tales como pobreza.1% 62.1% 62. Incidencia cumulativa de las primeras experiencias sexuales Hombres: n=379.2% 90.3% 29.7% 58% 60% Coito vaginal Hombres 3.1% 96.3% 96.3% Orgasmo Hombres 3. Mujeres: n=603 Experiencia sexual Menarquia o primera menstruación Torarquia o primera eyaculación Masturbación Hombres Edad <= 10 11-12 13-14 15-16 17-18 19-20 4.7% 88.9% 14.Tabla 1.3% - Masturbación Mujeres 5.6% 92.2% 7.7% 92.8% Orgasmo Mujeres 1.6% 30.9% 45% 89.7% 81.8% 93.1% 31. Más aún.1% 43.6% 91.8% 97% 7.7% Otros.2% 91.2% 1. alcoholismo y uso de drogas.5% 9.4% 30.4% Coito vaginal Mujeres 0.1% 32.2% 3.1% 43.

aunque no se incluía esta pregunta en el cuestionario. están en el pleno derecho de no hacerlo. Ahora bien. en la juventud. tendrán que luchar con sus fantasías y sueños eróticos. el deseo sexual será tan intenso que aunque conscientemente opten por la abstinencia. un porcentaje importante de esos adolescentes no tienen prisa por iniciarse sexualmente. Es importante anotar que algunos estudiantes. dado el papel central otorgado tradicionalmente por la cultura a la virginidad. En un momento en que países como Colombia discuten si se debe declarar la mayoría de edad a los 16 años. Para algunos. tomaron la iniciativa de informar que habían sido forzados a tener su primera relación sexual: 9 . Las Tablas 2 y 3 corresponden a las diversas razones para haber practicado o haberse abstenido de practicar el coito por primera vez. tal vez la conducta de iniciación sexual más importante. y por supuesto.una conducta de riesgo como lo pueden ser "el uso de substancias y la delincuencia juvenil" (Ku. sin embargo. Pleck. 1993). En lo que se equivocan muchos de estos autores es en la no aceptación de que las primeras experiencias sexuales. las cuales confirman las diferencias de género que se habían detectado en estudios anteriores. como es evidente en las estadísticas presentadas en este trabajo. Sonenstein. todavía hay quienes consideran que se puede reemplazar a los jóvenes en las decisiones sobre su vida sexual. y en no entender que la iniciación sexual puede ser objeto de una decisión consciente y racional por parte de los jóvenes. son la expresión del desarrollo sexual normal. Motivos y tipo de parejas para el primer coito Es interesante conocer "el porqué y con quién" se tiene la primera experiencia coital.

Por el contrario. Mientras el noventa y seis por ciento de las jóvenes sexualmente activas planeaba casarse con su actual compañero sexual. Los autores de Sex in America dicen en su reporte final: "De hecho. Peyre y Aguilar (1989) en un artículo sobre embarazo en adolescentes guatemaltecas: "Los muchachos tienen una inclinación muy grande hacia la sexualidad puramente `recreacional´.4% 5. sólo 5. cree que su compañero también está enamorado.1% 14. mientras las chicas tienden a involucrarse afectivamente con sus amantes. Diferencias de género en las razones del primer coito Chi2 =152.2% Varios (deseo. generalmente.9% 60.9% curiosidad) Como se puede observar. la mayoría de los hombres dijeron no haber estado enamorados con su primera compañera sexual. p<0.71.Tabla 2. La situación es exactamente la misma en los estados Unidos.8% 16.8% 3. estos datos muestran que el 60% de los varones tiene la primera relación motivados por simple deseo sexual. amor. mientras que el 60% de las mujeres lo han hecho por amor. Esta diferencia genérica es desventajosa para la mujer pues ella.0% Amor 9.5% de los muchachos estaba planeando hacerlo".9% Coerción 0.0001 Razón Hombres (n=263) Mujeres (n=188) Deseo sexual 60. con tal de acceder a la actividad coital. 2. la realidad enseña que el hombre. ninguna mujer dijo que tuvo su 10 . gl=4.1% Curiosidad 25.. en muchas ocasiones simplemente miente respecto de la intensidad del afecto para con su pareja.. Así lo señalan Berganza.

gl=5. Gagnon. llama la atención que los preceptos y convicciones religiosas no son prácticamente tenidas en cuenta como argumento para sustentar esta decisión.0% Miedo a la experiencia 10.4% de las mujeres se inició sexualmente con alguien de la familia. Por su parte.5% 1. Diferencias de género en las razones para no haber tenido un primer coito Chi2 = 60.9% Por no decepcionar a los 3.9% 12. Laumann. al examinar las razones de adolescentes hombres y mujeres para permanecer vírgenes. con lo que pueda significar para los padres esta primera experiencia de los adolescentes (Tabla 3).6% No ha encontrado con quien 17. también confirmamos que mientras las prostitutas han dejado de ser las mujeres con quienes se perdía la virginidad (actualmente sólo un 5% de los varones se inicia en un burdel). sólo el 2. las primas u otras familiares han sido las primeras parejas sexuales para uno de cada l0 de los hombres estudiados.13. P<0. Curiosamente. e igual cosa ocurre.1% 25. y Kolata.5% de los hombres la primera relación tuvo como pareja una "amiga" y para el 83% de las chicas su primer compañero sexual fue su "novio".9% 4.7% 10.4% 1.0001 Razón Hombres (n=103) Mujeres (n=395) No se considera 35% 45% No ha querido hacerlo 31. Tabla 3. Todas estas diferencias de género acerca del tipo de compañero en el primer coito fueron estadísticamente significativas. En contraste.6% preparado(a) padres Por convicción religiosa 11 . en el presente estudio se encontró que para el 62.primera relación por placer sexual" (Michael. De acuerdo con este razonamiento. 1994).

Actividades sexuales Encontramos que no sólo la mayoría de los adolescentes son sexualmente activos. la motivación consciente por obtener placer sexual y la intensidad de esa libido constituye la principal explicación de la existencia de las diferentes prácticas sexuales. Parece entonces que. sino también que la variedad de conductas sexuales practicada por los jóvenes de nuestro estudio es muy grande y cubre prácticamente todas la posibilidades: masturbación. actividades sexuales en grupo. simplemente. otros podrán iniciar su vida sexual de manera consciente y responsable. no hayan practicado el coito. si bien existen diversos factores que podrían asociarse al comportamiento sexual adolescente. En general. actividades sexuales con animales y actividades homosexuales. coito vaginal. por que no han querido o no se sienten preparados para hacerlo. No es extraño entonces que la mayoría de quienes permanecen vírgenes. Al igual que en los estudios anteriores a los que hemos hecho referencia. actividades buco-genitales (felación y cunilinto). las diferencias de conducta sexual entre hombres y mujeres coinciden con las diferencias de género en la frecuencia del deseo sexual. aunque existen importantes diferencias de género. es decir más del 60% de los varones y del 70% de las mujeres. con la seguridad que mientras algunos optarán por la continencia.Esta conclusión refuerza nuestra hipótesis de que es muy difícil pretender controlar la vida sexual de los jóvenes y que lo más conveniente es proporcionar la educación sexual y los elementos de juicio necesarios para que ellos puedan tomar decisiones racionales sobre su conducta. coito rectal. puede afirmarse que los varones 12 .

6% 310 1.2% 379 30.5% de ellas (p<.3% 379 43.9% 583 bucogenital Coito Rectal Actividad sexual en grupo Actividad homosexual Victima de abuso sexual o violación Un análisis de los datos obtenidos revela.8% 353 23.001 Hombres Mujeres Actividad sexual % n % n Masturbación 92.6% 492 17. el 84.8% 604 Actividad 44.1% 346 9. El siguiente cuadro (Tabla 4) permite visualizar la incidencia observada de cada una de las actividades sexuales en los adolescentes de ambos sexos: Tabla 4.1% 566 20.001) y que esa diferencia en la frecuencia libidinal se refleja en el comportamiento sexual mucho más activo de los hombres. lo cual ocurre en un 43.sienten 2 veces más deseo sexual que las mujeres (por ejemplo. es probable que el pequeño porcentaje que 13 .3% 572 6.7% 560 21.4% 345 13. una vez más.2% 604 Coito vaginal 62.6% 355 7.1% de ellos experimentan deseo por lo menos una vez a la semana. Diferencias de género en la conducta sexual P<= 0. que la masturbación es una práctica universal entre los adolescentes varones.

según los cuales. Para los hombres. Useche y Villegas. casi un 40% de las chicas nunca ha alcanzado el orgasmo durante la masturbación. sin embargo. se observa que en los últimos años ha aumentado el número de las que practican la masturbación. el porcentaje se reduce considerablemente. aunque cada vez más mujeres jóvenes se atreven a estimular sus zonas erógenas. uno de los problemas básicos de la sexualidad femenina. una explicación probable puede estar relacionada con los hallazgos sobre la erogenicidad vaginal. diferencias genéricas en la frecuencia del orgasmo alcanzado en el coito: una de cada l0 mujeres nunca ha llegado al orgasmo durante este tipo de actividad sexual. al comparar con estudios anteriores. estudiada por el doctor Helí Alzate(Alzate.aún no se masturba corresponda a los más jóvenes. este porcentaje coincide con el porcentaje de quienes aún no alcanzan la torarquia a la edad de 18 años (ver la primera tabla sobre la incidencia cumulativa de la edad de las primeras experiencias sexuales). varios factores psicosociales pueden estar presentes en éste. en las zonas erógenas de las paredes vaginales. aproximadamente 2 de cada 3 varones y 1 de cada 3 mujeres han tenido coito vaginal. es más. Por su parte. Esto nos indica que. Entra las mujeres. se puede afirmar que no tienen mayor dificultad en obtener el placer orgásmico con la penetración vaginal. para provocar el nivel de excitación que se requiere para alcanzar un orgasmo. también. lo hacen muchas veces a manera de exploración y se conforman con obtener niveles de excitación previos al clímax sexual. durante el coito vaginal. En la presente investigación. durante el coito vaginal no hay suficiente estimulación. y una de cada dos sólo llega al clímax. si se tiene en cuenta sólo a las que se autoestimulan hasta el orgasmo. 14 . 1989) en la Universidad de Caldas. Es interesante anotar que se encontraron. en general. en pocas ocasiones. aunque. al terminar la secundaria.

uno de cada diez ha tenido actividad coital con l0 o más mujeres. calla y de alguna manera tolera los delitos sexuales cometidos contra niños y jóvenes. Como se puede fácilmente concluir: independientemente de nuestra voluntad. una de cada 6 jovencitas ha tenido que vivir la infortunada experiencia de una actividad sexual no consentida. Además. el 63. entre 2 y 5 compañeras. 15 .1% ha tenido entre 2 y 5 parejas sexuales. aproximadamente uno de cada 6 hombres y una de cada 10 mujeres ha tenido encuentros eróticos con personas del mismo sexo. de ellos.5% sólo ha tenido relaciones sexuales con una persona y el 31. estimulándose con más de una persona al mismo tiempo. es decir. el 51.6% ha tenido relaciones con una sola persona. uno de cada 5 hombres ha practicado el coito rectal y. Lamentablemente. la misma sociedad que condena airadamente la sexualidad voluntaria y consensual de los adolescentes. el 50% lo ha hecho con 2 o más parejas distintas. Es necesario alertar aquí sobre la realidad de las distintas formas de abuso sexual a que son sometidos muchos de nuestros jóvenes de ambos sexos. y el 25. uno de cada 5 varones ha tenido actividad sexual en grupo. en una región caracterizada por una severa homofobia al punto que "dañado" es un calificativo comúnmente usado para referirse a alguien con comportamientos homosexuales. Así mismo. los jóvenes caldenses llevan una vida sexual muy activa y diversa.6%. Entre las jóvenes. Igualmente. Pocas cosas hay tan traumáticas y con tantas repercusiones negativas en la vida de una persona como el ultraje y la humillación sexuales. el 13% ha tenido entre 6 y l0 parejas sexuales. Aproximadamente. Entre los hombres no vírgenes.Pero la diferencia entre ambos sexos se extiende también al número de compañeros sexuales.

esta actitud se puede explicar por la creencia predominante de que la actividad sexual o no debe ocurrir. el 90% de las mujeres en Colombia tiene algún conocimiento sobre anticoncepción. 16 . 1993). Sí bien según estudios recientes (The Alan Guttmacher Institute.000 abortos ilegales que se realizan anualmente en Colombia (Paxman. antes de terminar los estudios de secundaria. Rizo. el 10% de las mujeres que toman píldoras quedan embarazadas durante el primer año de estarlas empleando. El 35% nunca ha utilizado una forma de anticoncepción durante sus relaciones sexuales. toda vez que. muchos de los cuales terminan en complicaciones que ameritan hospitalización. entre los 15 y los 44 años. Únicamente el 20% de los jóvenes de ambos sexos. usa algún método contraceptivo y muchas de ellas los utilizan incorrectamente. y el 2% de los varones admite haber presionado a sus compañeras sexuales para que se hagan practicar un aborto. no se debe planear. por ejemplo. o si se presenta. estudiados. and Benson. El 13 % de las adolescentes de Caldas ha tenido un aborto inducido. Son parte de los más de 300. pues el sublime y romántico momento debe vivirse en medio de total espontaneidad. Brown. utiliza siempre algún método contraceptivo. 1994). únicamente entre un 35% y un 40% de las mujeres. En este contexto es fácil entender las dificultades que encuentran los adolescentes sexualmente activos para usar anticonceptivos. se puede afirmar que los adolescentes no se protegen adecuadamente de embarazos no planeados ni de posibles infecciones de transmisión sexual.Uso de anticonceptivos y aborto En contraste con la extensa actividad sexual documentada en la presente investigación. En buena parte.

es un período de intensa actividad sexual. El 87% contestó adecuadamente las preguntas pertinentes.5% siempre usa preservativo. La situación es más preocupante con respecto al coito rectal puesto que en esta situación. se halló que únicamente el 4 % de los varones reportó una infección de esta naturaleza. Conclusiones Luego de describir y analizar la vida sexual de un grupo de jóvenes. sujetos de la presente investigación. sólo el 15% de los estudiantes sexualmente activos lo usa siempre durante el coito vaginal. especialmente los hombres. sólo el 9. denotan que tienen un aceptable nivel de conocimiento acerca de la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana. La adolescencia es un período de iniciación y experimentación en la vida erótica y para muchos jóvenes. mientras que el 42. Sin embargo. En el presente estudio. sólo un 5% consideraba posible la transmisión casual del HIV. estudiantes de los últimos años de secundaria en el Departamento de Caldas. De igual manera. Es además. mientras que el 70% nunca lo hace. el 70% de los hombres y el 80% de las mujeres presentan una actitud positiva hacia el condón y consideran que su uso no disminuye el placer sexual durante la relación.4% nunca lo usa para esta actividad sexual. durante los últimos años. un proceso de aprendizaje para la sexualidad del adulto. esa cifra era del 49% de los sujetos y en 1990 era sólo del 9%. Al comparar la incidencia de infecciones sexualmente transmisibles en universitarios hombres.Infecciones sexualmente transmisibles Las respuestas de los estudiantes. en el cual el joven debe 17 . Ningún sujeto reportó infección por HIV. Alzate encontró una tendencia decreciente: en 1975. es importante hacer énfasis en los siguientes aspectos: 1. con estudiantes de secundaria.

queda mucho camino para recorrer en la superación del machismo que nos ha caracterizado. sin que todavía no alcance la autonomía económico-social es uno de los mayores conflictos en la relación entre padres e hijos durante esta etapa. Existen grandes diferencias en la conducta y en las vivencias sexuales de hombres y mujeres jóvenes. responsable y nunca lastime a nadie. se debe procurar que los jóvenes de ambos sexos avancen en la comprensión de la relación entre el deseo sexual y el amor. ni física ni psicológicamente. y no de nuestros prejuicios. En particular. 3. 18 . Suficiente tenemos con los problemas heredados de nuestro mestizaje para tener que lidiar además con el colonialismo cultural presente aún en las intimidades de la vida sexual. Principalmente. sus propias decisiones con respecto a su comportamiento sexual. se tratan de imponer ciertos patrones de comportamiento y de consumismo sexual que hacen más difícil para la juventud el resolver las contradicciones propias de esta etapa del desarrollo. consciente. Respetar la autonomía sexual del adolescente. Entorpecer el aprendizaje es predisponer a futuros problemas o disfunciones sexuales. que deben ser entendidas sin que se le haga el juego a la inequidad de género existente en nuestra sociedad. y por tanto responsablemente. 4. a través de los medios de comunicación.adquirir la capacidad de tomar. En este sentido. Lo único que pretende este pequeño trabajo es contribuir en algo a esos objetivos. 2. Los adolescentes requieren de una educación sexual positiva que parta de la realidad de sus necesidades. se debe buscar que el ejercicio de la función placentera de la sexualidad sea parte del bienestar de las nuevas generaciones y que ese ejercicio sea libre. pretender sustituir el proceso individual de la toma de consciencia de la vida sexual es caer en la ilusión de poder controlar desde fuera la vida erótica de los adolescentes.

(1990). Bogotá: Editorial Temis. 18: 239-250. Alzate. Aborto Clandestino: una realidad latinoamericana. H.2: 111. C. Alzate. C. & Villegas. Archives of Sexual Behavior. Berganza. 13: 121-132. Annals of Sex Research. B. Alzate. Useche. & Aguilar. Comportamiento sexual de los estudiantes de medicina. (1997) .. Sexual behavior of unmarried Colombian university students in 1990. Sexual behavior of unmarried Colombian university students: A follow up. Journal of sex Education and Therapy 20: 287-298. M. Archives of Sexual Behavior. H. Cuestionario de Comportamiento Sexual. Useche. H. (1977). B. (1978). (1994). H. & Villegas. H.Referencias Alan Guttmacher Institute. Archives of sexual behavior.(1989). G. Peyre. Manizales: Fotocopia. Reimpresión de la segunda edición. 7: 43. (1989) .. Sexual altitudes and behavior of 19 . Sexual behavior of unmarried Colombian university students: A fiveyear follw-up. Alzate. Sexualidad Humana. M. . Alzate.54 Alzate. H. New York: Alan Guttmacher Institute. Acta Medicum Collegium. H. (1994). 2:345-3 57 Alzate. (1984). H.(1989). . Sexual behavior of Colombian female students. Heart rate change as evidence for vaginally elicited orgasm and orgasm intensity.l18 Alzate. M.. and Villegas.

Kinsey. November. Fertility and sterility.. F. Sex in America. Bogotá: Instituto de Cultura. Familia y cultura en Colombia. Braverman.T. (1993). G. (1994).C.E. (1991). Norusis. (1975). Adolescence.K.Pomeroy.C. Udry... Steimberg.33 7. 94:327. (1980).. J. P. N. 1993: 9-15. Udry. (1988). Family Therapy. Martin. & Raj. Philadelphia: Saunders. La epidemia clandestina: la práctica del aborto ilegal en América Latina. W. Garwood. & Billy. R.Guatemalan teenagers: considerations for prevention of adolescent pregnancy. Hajcak.B. J. Boston: Little Brown and Company. New York: McGraw-Hill. M.. A. Laumann. Gagnon. C.H. Paxman. (1953). 658-668. J. J. Adolescent sexual activity. Morris.R. Michael. V. E.. A. L.. M.(1993).. & Benson. M. Sexual behavior in the human female. & Gebhard. (1985). Colombia: Edición del Autor Gutiérrez de Pineda. P. & Kolata. (1993). Clinical Pediatrics. Initiation of coitus in early adolescence. 20 . L.R. Medellín. P. E. Serum androgenic hormones motivate sexual behavior in boys. Brown...H. & Strasburger. V.. The SPSS guide to data annalysis for SPSS/Pc Chicago: SPSS Inc.. 15(2):99-l05.O. Rizo.. J. Homofilia y homofobia. & Billy.. (1987). Número Especial. Perspectivas Internacionales en Planificación Familiar. Botero. American Sociological Review.. 43:90-94. 52 841-855. Adolescence. Gruff. T. What parents can do to prevent pseudo-hyper-sexuality in adolescents. J. XXIV.

P. Sexual behavior of Colombian high school students. J.. (1995). B. Adolescence. (1990). Guíon para diapositivas. N. Useche. Biosocial foundations for adolescent female sexuality. Manizales: Fotocopia. (1986). M. (1994).. Useche. Sexualidad de los jóvenes. Sexual behavior of colombian adolescents and young adults. Demography.Udry. Unpublished doctoral dissertation.. Talbert. lL. Useche. B. Villegas. 25 (98):291-304. M. and Morris. & Gil. H. Alzate. 23:217-230. 21 . B. San Francisco: The Institute for Advanced study of Human Sexuality.