You are on page 1of 24

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CUENCA.

UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIA ODONTOLÓGICA.

TÍTULO DE TRABAJO: MANIFESTACIONES BUCALES DE ALTERACIONES
SISTÉMICAS.

AUTORES:

JONNATHAN AGUILAR
CLAUDIA ALVAREZ
EMMANUEL AGUIRRE

CATEDRÁTICO:

DRA. ADRIANA ROMO CARDOSO

CURSO:

CUARTO CICLO “A”

LUGAR Y FECHA

Cuenca 21/ 01/ 2015

1. ÍNDICE:

Contenido
1.

ÍNDICE:.....................................................................................................................I

2.

ANTECEDENTES...................................................................................................II

3.

OBJETIVOS............................................................................................................III

4.

3.1.

Objetivo general................................................................................................III

3.2.

Objetivos específicos........................................................................................III

CUERPO O CONTENIDO.......................................................................................1
4.1.

MANIFESTACIONES BUCALES DE ALTERACIONES SISTÉMICAS.......1

4.1.1.

Sida..............................................................................................................1

4.1.2.

Diabetes.......................................................................................................2

4.1.3.

SÍFILIS........................................................................................................3

4.2.

Enfermedades respiratorias.................................................................................4

4.2.1.

Resfriado......................................................................................................4

4.2.2.

Influenza......................................................................................................4

4.2.3.

Amigdalitis..................................................................................................5

4.2.4.

Rinofaringitis...............................................................................................6

4.2.5.

Asma............................................................................................................7

4.2.6.

Bronquitis....................................................................................................8

4.2.7.

Pulmonía......................................................................................................8

4.2.8.

Otitis............................................................................................................9

4.2.9.

Tuberculosis.................................................................................................9

4.2.10.

Enfermedades digestivas........................................................................10

5.

DISCUSIÓN............................................................................................................15

6.

ANEXOS:..................................................................................................................I

7.

6.1.

GLOSARIO:........................................................................................................I

6.2.

GRÁFICOS:.......................................................................................................II

6.3.

ABREVIATURAS:...........................................................................................III

BIBLIOGRAFÍA:....................................................................................................IV

1

2. ANTECEDENTES.

2

3. OBJETIVOS.

3.1. OBJETIVO GENERAL.

Determinar las principales manifestaciones bucales de las alteraciones
sistémicas.

3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

Identificar los diferentes signos síntomas causas y tratamientos de las

diferentes patologías.
Recomendar para evitar el contagio de las patologías.

3

4. CUERPO O CONTENIDO.

4.1. MANIFESTACIONES BUCALES DE ALTERACIONES SISTÉMICAS.

4.1.1.

Sida.

Es una Enfermedad infecciosa, causada por el virus de inmunodeficiencia
humana, que se transmite por vía sexual, a través de la sangre o de la madre
al feto, y que hace disminuir las defensas naturales del organismo hasta
llegar a su completa desaparición
La boca puede examinarse fácilmente durante una consulta odontológica de
rutina. Las lesiones orales son claramente visibles y se pueden diagnosticar
de manera precisa, sólo con los signos clínicos. Sin embargo, en los casos en
que se desconoce si el paciente está infectado o no, o cuando la prueba de
HIV se dificulta, por ejemplo en muchos países en desarrollo, algunas de
estas lesiones indican fuertemente la presencia de la enfermedad.
Leucoplasia vellosa y candidiasis oral, son indicadores de la “progresión” al
SIDA. Es por eso que no es sorprendente que estas lesiones se incluyan en
todas las clasificaciones actualmente en uso. Existe la intrigante posibilidad
de que algunas lesiones orales, como la infección por el virus herpes simple
y el Epstein-Barr virus, puedan actuar como modificadores de riesgo o hasta
cofactores que modulan la infección de HIV activamente. (Gráf. 19, 20, 21,
22.)
IMPORTANTE
El paciente puede estar infectado y no saberlo Si sospecha que su paciente
presenta una lesión compatible con las descriptas, converse afectuosamente
con él, acerca de hábitos, conductas o síntomas que puedan no haberse
manifestado anteriormente. Sugiera una consulta con un estomatólogo y/o
infectólogo. Explíquele que debe realizarse un control para evaluar su
4

estado inmunológico. El paciente sabe que está infectado En ese caso, el
odontólogo es un aliado más en la lucha contra la infección. Si existen
lesiones como las descriptas, derive a un estomatólogo o a un infectólogo.
Si requiere tratamiento odontológico, recuerde que no existen casos
comprobados de odontólogos infectados durante la práctica dental. La
atención será igual que con los pacientes seronegativos. La única limitación
sobre el tipo de tratamiento será su status (CD4, carga viral, plaquetas, etc)
en el momento de la consulta. El diálogo franco, la interrelación con el
médico de cabecera, y brindar la misma atención que uno espera recibir ante
una situación similar, potenciará los efectos de cualquier terapéutica.
Formas de contagio.

Entre el ¼ de las mujeres embarazadas que no han recibido tratamiento




y tienen VIH trasmiten a sus bebes durante el embarazo.
Tatuajes.
Cuchillas de afeitar.
Sexo.
Sangre.

Tratamiento.
Actualmente existen medicamentos, llamados antirretrovirales, que inhiben
enzimas esenciales, la transcriptasa reversa, retrotranscriptasa o la proteasa,
con lo que reducen la replicación del VIH. De esta manera se frena el
progreso de la enfermedad y la aparición de infecciones oportunistas, así
que aunque el sida no puede propiamente curarse, sí puede convertirse con
el uso continuado de esos fármacos en una enfermedad crónica compatible
con una vida larga y casi normal. La enzima del VIH, la retrotranscriptasa,
es una enzima que convierte el ARN a ADN, por lo que se ha convertido en
una de las principales dianas en los tratamientos antirretrovirales.
4.1.2. Diabetes.

5

La Diabetes Mellitus en un complejo síndrome de desorden metabólico que
cursa con elevación de la glucosa sanguínea. Él es el resultado de una
deficiencia absoluta de secreción de la Insulina o de una combinación de
resistencia a la insulina e inadecuada secreción de insulina1, 2. (Gráf. 2).
Tipos de diabetes.
 Diabetes tipo 1: puede ocurrir a cualquier edad, pero se diagnostica con
mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes. En esta
enfermedad, el cuerpo no produce o produce poca insulina.
 Diabetes tipo 2: es mucho más común. Generalmente se presenta en la edad
adulta; sin embargo, ahora se está diagnosticando en adolescentes y adultos
jóvenes debido a las tasas altas de obesidad.
 La diabetes gestacional es el nivel de azúcar alto en la sangre que se
presenta en cualquier momento durante el embarazo en una mujer que no
tiene diabetes.
MANIFESTACIONES CLÍNICAS ORALES DEL PACIENTE CON DM.
El paciente con DM por las características fisiopatológicas a las que está
abocado y respondiendo a las lesiones evidentes en vasos sanguíneos, en
terminales nerviosas, y en otros tipos celulares afectados (1,2), desarrolla
algunos tipos específicos de patología bucal. • Entre estas tenemos:
Periodontitis, abscesos no cariogénicos, Xerostomia, Disgeusia, abscesos
odontógenos, hiperplasia gingival, odontalgia, parotiditis, Ulceras mucosas,
estomatitis, glositis, candidiasis, Liquen plano oral, síndrome de greensspan,
Halitosis, y se ha demostrado cicatrización retardada de las lesiones orales
que lo requieren
Tratamiento.

6

La diabetes tipo 2 se puede contrarrestar con cambios en el estilo de
vida, especialmente bajando de peso con ejercicio y comiendo
alimentos más saludables.

No hay cura para la diabetes tipo 1.

Para prevenir las complicaciones de la diabetes, visite al médico por lo
menos de dos a cuatro veces al año y coméntele acerca de los
problemas que esté teniendo.

En caso de realizar tratamientos quirúrgicos o periodontales de
urgencia. Es necesaria una profilaxis antibiótica para reducir el riesgo
de infecciones postoperatorias y el retardo en la cicatrización.

En pacientes diabéticos bien controlados debe usarse un anestésico
local con vasoconstrictor para asegurar un efecto anestésico profundo..

El paciente diabético pobremente o no controlado no debe recibir
tratamiento odontológico electivo hasta que su condición sea estable y
tenga una evaluación médica previa. • En caso de realizar tratamientos
quirúrgicos o periodontales de urgencia. Es necesaria una profilaxis
antibiótica para reducir el riesgo de infecciones postoperatorias y el
retardo en la cicatrización.

Diabéticos con xerostomía deben evitar el consumo de alcohol y tabaco.
• No deben ser recomendados enjuagatorios bucales con alto contenido
de alcohol. • Sustitutos artificiales de la saliva pueden ser necesarios,
junto a un manejo de la candidiasis con agentes antifúngicos tópicos,
como nistatina y clotrimazol. • Es recomendable, previo a cualquier
procedimiento invasivo, reducir los niveles bacterianos del medio bucal
mediante higienización y enjuagatorios con clorhexidina.

4.1.3.

SÍFILIS.

La sífilis es una infección curable, causada por una bacteria llamada
Treponema Pallidum. La bacteria ingresa al cuerpo a través de las
7

membranas mucosas o piel erosionada (roto o cortado). Una vez dentro del
cuerpo, la sífilis entra en el torrente sanguíneo y se adhiere a las células,
órganos dañinos a lo largo del tiempo.
La sífilis no tratada progresa por cuatro etapas. Cada etapa tiene sus propios
signos y síntomas únicos: primaria, secundaria, latente, y terciaria (o tarde).
La sífilis no tratada puede producir síntomas a partir de 17 días hasta 30
años. Mientras la sífilis es curable con antibióticos, las complicaciones que
se pueden presentar en las etapas posteriores no se pueden revertir con el
tratamiento. (Gráf 3).
Transmisión.
La sífilis se transmite a través de contacto con la membrana mucosa durante
el sexo oral, vaginal y anal. Puede ser transmitida aunque no haya
penetración o intercambio de fluidos.
La infección es transmitida generalmente por exposición a la sífilis primaria
(contacto con el chancro), pero puede ser por exposición a lesiones de la
etapa secundaria (parches mucosos, "verruga" sifilítica y posiblemente
erupciones).
La transmisión puede ocurrir al no reconocer las lesiones. También puede
ocurrir durante el primer año o segundo de la etapa latente debido a una
recaída de los síntomas secundarios.
Tratamiento.
En cualquier etapa de la enfermedad, la penicilina puede curar la sífilis,
pero el daño que ocurre en las últimas etapas no se puede deshacer.

4.2. Enfermedades respiratorias.

8

4.2.1. Resfriado.
Es una enfermedad infecciosa leve del aparato respiratorio, causada por
rinovirus y coronavirus. Los síntomas principales son los estornudos, la
congestión nasal, dolor de cabeza, ojos llorosos, presencia de flema, tos,
cansancio. Es una de las enfermedades más comunes y tiende a durar de tres
a diez días, generalmente. (Gráf. 4)

4.2.2. Influenza.
Es una enfermedad viral altamente contagiosa. Se transmite por contacto
directo con las secreciones de tos o estornudos. Los síntomas principales de
esta enfermedad son: fiebre, escalofríos, cefalea, malestar general, tos
intensa, dolor de garganta, congestión nasal, e incluso náuseas y vómito. No
hay un tratamiento en específico para la influenza, por lo tanto dependerá de
la persona y sobre todo del tipo de influenza que le haya sido diagnosticado.
(Gráf. 5).
4.2.3. Amigdalitis.
Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior
de la boca y en la parte de arriba de la garganta. Ayudan a eliminar las
bacterias y otros microrganismos para prevenir infecciones en el cuerpo.
Es la inflamación de las amígdalas, en esta enfermedad las amígdalas se
engrosan e inflaman y adquieren un color rojizo; pudiéndose recubrir de una
capa de infecciones de color gris, blanco o amarillo. (Gráf. 6).
Síntomas.

Dificultad para deglutir.

Dolor de oído.

Fiebre, escalofríos.

Dolor de cabeza.
9

Dolor de garganta.

Sensibilidad de la mandíbula y la garganta.

Tratamiento.
Las amígdalas inflamadas que no presenten dolor o que no causen otros
problemas no necesitan tratamiento.
Si los exámenes muestran que tiene estreptococos, el médico le dará
antibióticos. Es importante terminar todos los antibióticos como el médico
le indica, incluso si se siente mejor. Si no los toma todos, la infección puede
reaparecer.
Posibles complicaciones.

Absceso en el área alrededor de las amígdalas.

Enfermedad renal causada por estreptococos.

Fiebre reumática y otros problemas cardíacos.

4.2.4. Rinofaringitis.
Enfermedad respiratoria contagiosa, causada principalmente por virus y
puede variar de leve a grave. La recuperación es mayor que el de una gripe
normal. (Gráf. 7).
Síntomas:

Falta de energía en el cuerpo.

Congestión nasal.

Irritación de los ojos.

Intenso dolor de garganta.

Afonía.

Fiebre.

Dolor del cuerpo.
10

Tos seca.

Congestión nasal.

Dolores musculares.

Tratamiento.
Las medidas básicas en el tratamiento de la rinofaringitis son el reposo, la
toma de abundantes líquidos, en especial infusiones y zumos naturales.
4.2.5. Asma.
Es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se
estrechen, llevando a que se presenten sibilancias, dificultad para respirar,
dolor en el pecho y tos. (Gráf. 8).
Desencadenantes son:

Animales.

Polvo.

Cambios en el clima.

Químicos en el aire o en los alimentos.

Ejercicios físicos.

Homo.

Polen.

Infecciones respiratorias.

Estrés.

Humo del tabaco.

Síntomas:

Tos.

Retracción de la piel entre las costillas al respirar.

Dificultad al respirar.

Sibilancias.

11

Existen medicamentos, los que se utilizan para prevenir los ataques y los de
alivio rápido durante los ataques, como los inhaladores.
4.2.6. Bronquitis.
Es la inflamación de los conductos bronquiales. La bronquitis causa tos con
mucosidad, dificultad para respirar, jadeo, y presión en el pecho. Existen dos
tipos de bronquitis: aguda y crónica. Si la bronquitis es de tipo bacteriana, el
tratamiento serán antibióticos, y si hay dificultad al respirar se debe de tratar
de igual manera con salbutamol. (Graf. 9,10).
Manejo odontológico.




Evitar depresión respiratoria.
Evitar la ansiedad.
Evitar tumbar mucho al paciente en el sillón.
No realizar técnicas que den sensación de ahogo.
No utilizar sedación con óxido nitroso en enfisema ni barbitúricos



(preferible.
Benzodiacepina de acción rápida a dosis bajas).
No usar ATB indiscriminadamente.
Evitar anestesia general ambulatoria.

4.2.7. Pulmonía.
Se refiere a la inflamación del pulmón. Es una de las enfermedades
respiratorias más serias, la pulmonía se produce cuando los pulmones se
exponen a distintos gérmenes, infección por hongos, enfermedad crónica
permanente. Sus síntomas son: Tos, dificultad para respirar, dolor en el
pecho, dolores musculares, la flema puede contener sangre. El tratamiento
depende de la persona y de las causas de la enfermedad, pero generalmente
se recomienda tratamiento con antibióticos y reposo.
En la enfermedad periodontal se puede ver involucrada la activación
patológica del proceso inmune e inflamatorio, el efecto secundario de los
medicamentos, o la interacción entre los dos, además de la exposición al
12

humo del cigarrillo. El uso regular de dosis convencionales de
glucocorticoides puede suprimir la función adrenal y disminuir la densidad
ósea de una manera dosis-dependiente, especialmente cuando son utilizados
durante mucho tiempo, la cual puede tener un impacto en el inicio y la
progresión de la enfermedad periodontal. (Graf.11).
4.2.8. Otitis.
Es la infección que se presenta en la piel y en los tejidos blandos del
conducto auditivo externo en la vecindad con el pabellón auricular. Algunos
síntomas de la otitis son: inflamación, infecciones virales, dificultad al
escuchar, dolor, fiebre; entre otros. El tratamiento consiste generalmente en
antibióticos y analgésicos.
En una relación directa entre los dientes y el oído, ya que ambos son
inervados por el nervio trigémino, que se divide en tres ramas, maxilar
superior, mandibular y la del musculo temporal, es esta ultima la que tiene
ramificaciones hacia el oído externo, aunque si es necesario descartar alguna
infección en el conducto auricular. Y el dolor de la pieza dentaria debe ser
atendido de inmediato, ya que puede ser una desde una simple
desmineralización, hasta una caries profunda o la presencia de un tercer
molar en mala posición. (Graf.12, 13).
4.2.9. Tuberculosis.
Es una enfermedad infecciosa producida por Micobacteryum tuberculosis.
Principalmente afecta a los pulmones pero puede llegar a afectar a otros
órganos. La enfermedad se propaga a través del aire por secreciones de tos o
estornudos. Sus síntomas son: tos débil persistente, fiebre, cansancio,
pérdida de peso, sudores nocturnos, pérdida del apetito. Para tratarla se
utiliza rifamcipina, isoniazida, pirazinamida por un período de un año.
La Tuberculosis (TBC) es una infección bacteriana crónica de gran
importancia para el odontólogo. El elevado crecimiento de la población y la

13

deficiente aplicación de métodos para el control de esta enfermedad nos
llevan a que cada día existan más enfermos de tuberculosis. (Graf.14, 15).

4.2.10. Enfermedades digestivas.
Las enfermedades digestivas son trastornos del aparato digestivo, que
algunas veces se denomina tracto gastrointestinal (GI).
En la digestión, el alimento y las bebidas se descomponen en pequeñas
partes (llamadas nutrientes) que el cuerpo puede absorber y usar como
energía y pilares fundamentales para las células.
El aparato digestivo está compuesto por el esófago (tubo de alimento), el
estómago, los intestinos grueso y delgado, el hígado, el páncreas y la
vesícula biliar. (Graf.16).









Sangrado
Distensión
Estreñimiento
Diarrea
Acidez gástrica
Incontinencia
Náuseas y vómitos
Dolor en el abdomen
Problemas para deglutir
Aumento o pérdida de peso

Una enfermedad digestiva es cualquier problema de salud que ocurre en el
aparato digestivo. Las afecciones pueden ir de leves a serias. Algunos
problemas comunes abarcan cáncer, síndrome del intestino irritable e
intolerancia.
Otras enfermedades digestivas abarcan:

14


Cálculos biliares, colecistitis y colangitis
Problemas rectales, como fisura anal, hemorroides, proctitis y


el prolapso rectal
Problemas del esófago, como estenosis (o estrechamiento) y acalasia
Problemas hepáticos, como hepatitis B, hepatitis C, cirrosis,


insuficiencia hepática y alcohólica autoinmunitaria.
Pancreatitis y seudoquiste pancreático.
Problemas
intestinales,
como
pólipos

y

infecciones, celiaquía, enfermedad

Crohn, colitis

de

ulcerativa, diverticulosis, malabsorción, síndrome

corto e isquemia intestinal.
Enfermedad del reflujo

de úlcera péptica y hernia de hiato.
Los exámenes para los problemas

gastroesofágico

cáncer,

del

(ERGE),

intestino
enfermedad

digestivos

pueden

abarcar colonoscopia, endoscopia de vías digestivas altas, endoscopia
con cápsula, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica.
Muchos procedimientos quirúrgicos se llevan a cabo en el aparato digestivo.
Estos abarcan intervenciones realizadas usando endoscopia, laparoscopia y
cirugía abierta. Se pueden realizar trasplantes de órganos en el hígado, el
páncreas y el intestino delgado.
Muchos médicos pueden ayudar a diagnosticar y tratar los problemas
digestivos. Un gastroenterólogo es un médico especialista que ha recibido
formación adicional en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos
digestivos. Otros médicos involucrados en el tratamiento de enfermedades
digestivas abarcan: (Graf.18).

Profesionales en enfermería o asistentes médicos profesionales

Nutricionistas o dietistas

Médicos de atención primaria

Radiólogos

Cirujanos

15

5. DISCUSIÓN.

16

6. ANEXOS:

6.1. GLOSARIO:

1

6.2. GRÁFICOS:

Gráf 1.

Gráf. 2.

Gráf. 3.

Gráf. 4.

Gráf. 5.

Gráf. 6.

2

Gráf. 7.

Gráf. 8.

Gráf. 9.

Gráf. 10.

Gráf. 11.

Gráf. 12.

3

Gráf. 13.

Gráf. 14.

Gráf. 15.

Gráf. 16.

Gráf. 17.

Gráf. 18.

4

5

Gráf 19

Gráf 20

.
Gráf 21

Gráf 22

6

7. BIBLIOGRAFÍA:
1. The patient education Institute, Icn. EEUU. 06/21/2011.Obtenido de:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/tutorials/aidsspanish/hp2491s3.pdf
2. MedlinePlus. Diabetes American Diabetes Association. Standards of medical
care in diabetes -- 2014. Diabetes Care. 2014; Jan;34 Suppl 1:S14-S80.
Obtenido de:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001214.htm
3. Dmedicina. Diabetes. 2009. Madrid. Unidad Editorial, Obtenido de:
http://www.dmedicina.com/enfermedades/digestivas/diabetes
4. http://www.quierosaber.org/ets/sifilis.html
5. http://aprendesobreenfermedadesrespiratorias.wikispaces.com/Principales+enfer
medades+respiratorias
6. http://www.msal.gov.ar/ent/index.php/informacionparaciudadanos/enfermedades
-respiratorias
7. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007447.htm

7