You are on page 1of 5

Tinianov en su libro, analiza el concepto concreto de verso (en cuanto

se opone al concepto de prosa) y las particularidades de la lengua poética (o
sea, de la lengua del verso).
Estas particularidades se determinan en base a un análisis del verso
como construcción, en la que todos los elementos subsisten en mutua
relación. Y en el ámbito de estudio del estilo poético, la cuestión más
importante atañe al significado y sentido de la lengua poética.
¿Cuáles son los elementos que integran la construcción del verso?
-palabras: no tienen un significado preciso, es una especie de
receptáculo cuyo contenido variará acorde con la estructura léxica en la
que esté ubicado y con las funciones de cada uno de los elementos del
discurso. A la categoría de unidad lexical que está presente cada palabra la
llamó indicio fundamental de significado.
-indicios fundamentales e indicios fluctuantes: la expresividad del
discurso puede darse incluso con prescindencia del significado de las
palabras, en cuyo caso, éstas se convierten en referentes de una función
expresiva distinta de los elementos discursivos. La categoría de los
fenómenos de este tipo incluye el fuerte matiz enfático-tonal de ciertas
partes invariables de la oración y de palabras secundarias, que anula de raíz
el indicio fundamental de sus significados.
Las peculiaridades del uso verbal originan indicios secundarios, a los
que podemos denominar fluctuantes a causa de su inestabilidad.
-matiz léxico: cuanto más fuerte es la característica léxica, tanto más
posible es que la anulación del significado fundamental ilumine con fuerza
justamente el matiz léxico de una palabra y no su indicio fundamental. Un
uso verbal, en el que el matiz léxico y matiz tonal se chocan, obtiene
sentido y fuerza precisamente de la percepción de esta incongruencia.
-ritmo: la serie rítmica del verso es todo un sistema de condiciones,
que influyen de modo peculiar sobre los indicios fundamentales y
secundarios del significado y sobre la desaparición de los indicios
fluctuantes.
a) factor de unidad de serie: las series breves, los metros
uniformes, rítmica o sintácticamente son menos autónomos o más ligados
entre sí que las series más largas o los metros multiformes en los que se
puede concebir que una parte de la serie logre autonomía.
b) evidenciación de las palabras: es un recurso semántico
cuando los límites aparecen subrayados cuyas causas son habitualmente: la
importancia de los límites de la serie y la no coincidencia de los límites de la
serie y del período con los de la unidad sintáctica, los encabalgamientos y
sus variantes, los rechazos internos. El encabalgamiento se da en la

asume autónomamente su forma rítmica. La inclinación a evidenciar los grupos rítmicos ha iluminado la esencia específica del verso que consiste en la subordinación del principio unificador de una serie al principio unificador de otra. Por instrumentación se entienden las repeticiones de grupos de sonidos que se destacan sobre el fondo recitativo y acústico del conjunto. Para reconocer la función rítmica de la instrumentación bastan los mismos indicios genéricos de parentesco fonético de los sonidos. En el sistema de integración formado por la dinámica del verso y del discurso puede haber espacios semánticos ocupados por una palabra indiferente desde el punto de vista semántico pero determinada por la dinámica del ritmo. sino de interacción compleja. La diferencia entre esta forma y el habla común no consistirá ya en la sujeción a leyes métricas. El principio constructivo se reconoce en las condiciones mínimas que está previsto donde están mucho más conectadas a una determinada construcción. En su lugar existe una relación objetiva entre las partes de la representación que se determina a través de la construcción de la obra de arte. . El papel de la rima no debe verse como deformante del discurso. El verso se ha revelado en este sentido como sistema no de asociación. -emoción artística: es inválido un enfoque “ingenuopsicológico” de la semántica poética como conjunto de simples asociaciones emocionales ligadas por medio de palabras. es como una especie de arqueología dinámica. Wundt escribió: “En el verso arcaico la forma rítmica influye en mayor grado sobre el contenido verbal.entonación cuando la serie rítmica y la unidad sintáctica no son coincidentes. sino más bien en el hecho de que el ritmo obtenido gracias a una cierta colocación de las palabras corresponda exactamente a la matización emocional de las palabras mismas y del sentido”. que en este caso conquista una libertad de movimiento siempre mayor. el verso moderno. -la rima y la instrumentación: en un cambio parcial de los significados del elemento objetivo y del formal de la palabra obran estos dos factores: la rima en la unidad de la serie y la instrumentación en la compacidad de la serie. desde este punto de vista la historia de la literatura. en cambio. sino como deformante de la dirección del discurso mismo. Cuando habla de la implicación histórica en la noción de principio constructivo y material afirma que es tarea de la historia literaria el descubrimiento de la forma. adaptándose progresivamente a la emoción. que ilumina el carácter de una obra literaria y de sus factores.

al proponerlo se efectúa a la vez la anticipación dinámica de un grupo siguiente y análogo. que parecía totalmente nivelada y plana. Si la anticipación cumple su finalidad. planteaba de inmediato el problema de las funciones del ritmo. Vemos con claridad que el plus específico de la poesía se ubica en el ámbito de esta interacción. Por lo tanto. El agrupamiento métrico pasa a través de dos etapas: 1) la anticipación dinámica de la sucesión métrica (elemento progresivo de propulsión del agrupamiemto). Verso libre: la tendencia contraria a la declamación como revelación del verso. El principio del metro consiste en el agrupamiento dinámico del material del discurso de acuerdo con los acentos. Por lo tanto será fundamental la proposición de un determinado grupo métrico como unidad. tuvo su papel propio para definir la construcción específica de éste. el principio constructivo que corresponde al componente métrico del verso. La concepción acústica del verso impulsó el descubrimiento de la antinomia de la obra poética. Si se subrayan los grupos lógicos como no coincidencia de los grupos rítmicos con los grupos sintáctico-lógicos se destruye el encabalgamiento. (Meyman). 2) la resolución métrica dinámico-simultánea que unifica métricas en grupos superiores o métricos absolutos (sentido regresivo). La antinomia de la forma reside en la continuidad misma de su interacción con la uniformidad del desenvolvimiento que origina su fortaleza. con la consiguiente deformación de los factores subordinados. el metro deja de existir como sistema regular pero subsiste como “la anticipación no concluida” que también es un . Pero si el único principio se basa en asociar las unidades gramaticales. un continuo resaltar el factor constructivo. aunque fuese en términos negativos. El ritmo resulta forzoso y la poesía se transforma en prosa inferior. se ha revelado como lucha y no como colaboración de factores diversos. En el caso en que la anticipación no eclosione en el grupo que intenta cristalizar. tenemos entonces un sistema métrico. El cambio de la relación entre el factor constructivo y los otros factores es una de las exigencias imprescindibles de una forma dinámica. El equivalente que se superpone a un material cualitativamente cambiado expone.metafóricamente hablando. al no coincidir con el fraseo rítmico. El fraseo lógico puro. el material puede ser cambiado hasta ese límite que constituye el mínimo necesario para un signo del principio constructivo. Desde este punto de vista la forma es un continuo montaje de equivalentes diversos que incrementa el dinamismo del conjunto. no había motivos para seguir hablando de no coincidencia. casi siempre con mayor relieve. en cuya base están asentados el significado constructivo del ritmo y la función deformante que éste ejerce en la comparación con los facotres de otra serie. La dinámica de la forma es una continua trasgresión del automatismo.

condición indispensable del ritmo. la versificación evidencia infaliblemente la unidad del verso. por el elemento de complicación semántica. es una forma específica del desarrollo del material poético. Toda “irresolución” da lugar a una nueva agrupación métrica. irregular. o . del ritmo y consecuentemente también de la dinámica métrica.momento dinamizante. . La grafía es aquí el signo del verso. que junto con el signo del ritmo entrega los signos de la unidad métrica. El ritmo no constituye de por sí una determinación suficiente del principio constructivo del verso y no basta para caracterizar el discurso poético. Unidad y compacidad de la serie poética. no representa suficiente determinación del principio constructivo de la prosa. El verso libre se transforma en una especie de forma métrica variable. profundizan. El concepto de compacidad presupone la presencia del de unidad. pero el grupo puede componerse aún de una palabra aislada. En cuanto a la gráfica. en el caso de que la serie poética no coincida con la unidad gramatical. en cambio. Si transcribimos versos libres en prosa se destruirá la compacidad de la serie poética. también cumple un papel particular. tiene carácter secundario. operando en sentido progresivo (consubordinación) o en sentido regresivo (subordinación). siendo a la vez componente de dos series. en la medida en que se apoya en el signo externo de la palabra. La indicación objetiva del ritmo del verso está. como utilización simultánea de los elementos semánticos de la palabra misma. En el caso del verso regular tenemos una dinamización de palabras. La diferencia entre verso y prosa se determina específicamente por el papel funcional del ritmo. Un verso de este tipo será métricamente libre. La imagen como desprendimiento de la objetividad y con el afloramiento de los indicios fluctuantes a expensas del fundamental. Todo se concentra en la subordinación de uno de los momentos a otro. La unidad y la compacidad de la serie poética imponen un orden nuevo a las articulaciones y a los nexos sintáctico-semánticos. el metro se conserva como impulso métrico. e inversamente en la prosa. Por su desarrollabilidad. en el caso del verso libre tenemos una dinamización de los grupos por las mismas razones. En segundo lugar. La palabra en la poesía. El “desarrollo del material” (la expresión es de Shklovsky) en poesía se produce por vía secundaria. dan lugar a un tercer indicio distintivo: la dinamización del material del discurso. Opera como eje la influencia deformante a la que se remiten el principio del ritmo junto con el de la asociación simultánea de los elementos del discurso (grupos verbales y palabras) en el verso. de hecho. subrayan los momentos de los nexos y de las articulaciones sintáctico-semánticas. justamente en la unidad y en la compacidad que presente la serie.

Tinianov concuerda con Jakobson en su definición de la imagen poética como medio para introducir palabras nuevas y con Yirmundsky. derivan directamente de la dinámica general de la estructura. Los lazos asociativos no parten de la “palabra”. de la palabra poética como tema. El tiempo en poesía no es totalmente perceptible. . Este es el significado del factor constructivo. Una construcción poética común equipara los pequeños detalles y las grandes unidades del tema. deformándolos. La perspectiva del verso desmenuza la perspectiva del tema. La forma dinámica se desarrolla en la compleja interacción de factor constructivo y sus subordinados.