You are on page 1of 2

CHOLULA 

CHOLULA
Centro destinado desde el preclásico a ser un importante santuario, debido quizá en gran parte a su privilegiada situación geográfica en pleno
valle de Puebla, principal encrucijada entre el Altiplano Central, el Golfo de México, Oaxaca y la zona maya.
La llamada GRAN PIRÁMIDE de Cholula, fruto de muchas etapas de superposición que abarcan más de un milenio, llegó a ser el complejo
arquitectónico más voluminoso que se conoce hasta la fecha en Mesoamérica. Se inició hacia principios de nuestra era, poco después de las
grandes pirámides de Teotihuacán, con una pirámide de base sensiblemente cuadrada, de más de 100 m. de lado, formando varios cuerpos
escalonados construidos sobre un núcleo de adobes, y en cuya plataforma superior fueron añadidos nuevos cuerpos que rematan en grandes
tableros. Estos últimos, que aún conservan pinturas, al parecer de insectos, son muy similares en su estilo a los clásicos tableros teotihuacanos
y podrían ser, al igual que aquellos tableros recién descubiertos, coetáneos de la pirámide de Quetzalcóatl.
Este conjunto arquitectónico fue recubierto, ya en pleno periodo clásico, con una nueva pirámide de dimensiones aún mayores, que muestra
un estilo local sin paralelo hasta ahora en ninguna otra ciudad prehispánica. Consta de varios cuerpos escalonados íntegramente formados por
escalones, con ángulos remetidos en su costado oriental y, como única ornamentación, con anchos canales de desagüe simétricamente
dispuestos en las fachadas. Esta impresionante versión o tema de la pirámide escalonada, concebida toda ella como una inmensa escalinata,
volvería a adoptarse más tarde en una nueva superposición, junto con una serie de elementos arquitectónicos que empezaban a invadir los
costados de la pirámide mayor: escalinatas, plataformas y taludes cuyos remates verticales, con cornisa y cuadros pintados de color oscuro
simulando nichos guardan un lejano parecido con El Tajín, parecido que se hace mucho más palpable en este imponente trono, formado por
dos enormes lápidas labradas con las volutas entrelazadas típicas del Totonacapan. Y siguen apareciendo, adosados o superpuestos unos a
otros, conjuntos ceremoniales y palacios: edificios con variantes locales de tablero, largos muros que aún ostentan restos de pintura, grandes
basamentos escalonados, con ingeniosos sistemas de desagüe integrados por jarros, etc.
Nos encontramos ya hacia fines del periodo clásico, en una época en que Cholula, junto con El Tajín y Xochicalco, habría de sobrevivir al eclipse
casi general de las grandes culturas teocráticas. A principios de la época tolteca, habremos de ver crecer todavía la pirámide de Cholula hasta
constituir una especie de acrópolis o, más bien, un enorme conglomerado irregular de 400 o más metros de lado. Y en la última fase del
periodo histórico, detenido al fin de su crecimiento, se multiplicarían por otros rumbos de la ciudad templos y palacios que, junto con los

hasta la época de la Conquista. harían de Cholula.CHOLULA  afamados talleres de cerámica. un santuario muy importante así como un renombrado foco cultural. 2  .