veintiuno

Número 10 • 19 mayo • 2006

EN

PORTADA

4

Tras meses de tensión, campañas “sucias” y pocas ofertas de solución a los problemas de la comunidad, los dominicanos podrán elegir el martes a sus representantes congresuales y municipales
ALEX BATISTA Fotos: RICARDO ROJAS

Hacia la hora cero

T

ras una campaña matizada por las confrontaciones personales y escasa de propuestas de gobierno concretas, los 5.6 millones de dominicanos con derecho al voto podrán elegir el próximo martes 16 de mayo a sus autoridades congresuales y municipales para el cuatrienio 2006-2008. Durante los ocho meses que duró la campaña electoral, las diatribas superaron con creces a las propuestas y la Junta Central Electoral, organismo encargado de organizar la consulta cívica, fue protagonista de diversas acusaciones de parcialidad sobre sus jueces, designados por un Congreso donde el opositor Partido Revolucionario Dominicano es mayoría. Varias voces no-partidistas se han sumado para exigir transparencia en el accionar de los nueve magistrados como el caso de la organización cívica Partición Ciudadana y uno de los propios magistrados, Roberto Rosario, a quién se atribuye militancia en el partido oficialista, contrario al resto de sus iguales, que han estado involucrados con los aliados partidos Revolucionario y Reformista Social Cristiano. La campaña “sucia”

por los malos manejos políticos”, dijo el presidente de la Junta, Luis Arias. Mientras, los dirigentes políticos más ácidos culpan al tribunal, que habría “dislocado” de a más de 170,000 electores de los colegios electorales donde debían votar y han sido trasladados a provincias donde nunca han residido o siquiera visitado. El oficialista Partido de la Liberación Dominicana había advertido de planes fraudulentos con los traslados, pero el Pleno de la Junta ratificó los cambios y ya es tarde para emprender cualquier proceso de impugnación. Pedernales será el caso de mayor renombre sin importar los resultados, pues ya se ha com-

Nunca marque más de un partido en una misma boleta porque de ser así su voto será considerado nulo; sin embargo es posible fraccionar el sufragio”
fue otro de los temas de debate. Agresiones morales y descalificaciones de candidatos por hechos cometidos por familiares y relacionados fueron la principal arma de guerra que utilizaron los partidos para tratar de sumar votos, superando, incluso, al preferible compromiso público con obras de bien para la comunidad en caso de que los candidatos propuestos fueran elegidos. El último recurso para evitar los comerciales negativos, como los ha nombrado el oficialismo fue el Pacto de Civilidad entre todas las fuerzas involucradas en el proceso, donde se compremetían a respetarse mutuamente y no sonsacar candidatos ni dirigentes de uno u otro bando, pero duró apenas horas, pues el Partido Reformista se retiró en la noche cuando el PLD juramentaba como miembro a la candidata colorada a síndica por Baní. Pero todo está atrás, faltan cuatro días para que los dominicanos se vayan a las urnas, aunque el fantasma de la abstención permanece como el “favorito”, pues poco más del 50% de los votantes se manifiesta en contra de ejercer su derecho. Partidos y autoridades electorales insisten en culparse por la poca motivación colectiva a ir a las urnas. “La abstención se debe a muchos factores como el desencanto de la población probado que allí votarán más de 3 mil personas que nunca han residido en la provincia pero hicieron sus traslados hacia el empobrecido poblado fronterizo.

La hora cero
Un total de 13,371 colegios electorales distribuidos por la media isla recibirán a los electores que se animen a ejercer su derecho. Para ese mismo día en horas de la noche o madrugada está previsto que la Junta emita el primer boletín con datos de algunos municipios y provincias. Ese día serán elegidos 32 senadores, 178 diputados, 151 síndicos y 963 regidores, además de los suplentes a cada

5

2006 • 19 mayo • Número 10

EN

PORTADA

uno de esos cargos, por los próximos cuatro años según establecen las normas electorales. La Junta Central tendrá un personal de 62 mil personas regenteando los colegios electorales, además de 5,500 facilitadores, 500 instructores y un contingente de 35 mil militares y policías que serán responsables de velar por el orden social, según establece una comunicación para la prensa que distribuyó el tribunal. Santo Domingo, el Distrito Nacional y Santiago son los tres principales botines congresuales pues agrupan 72 diputados, el 40% de la matrícula de la Cámara. PLD se perfila para llevarse la gran tajada en los tres centros, aunque la Alianza Nacional ha dado muestras de fortaleza sustentada en un amplio currículo social de sus aspirantes a diputaciones, la mayoría pre-

sentándose en busca de la reelección.

Para después del 16
¿Y qué pasará después? Pocos se han planteado cómo fluirán las relaciones políticas con la nueva configuración que se elija y cuales serán los principales retos que deban afrontar los favorecidos por la voluntad popular. El primer capítulo de la segunda parte de este culebrón será protagonizado por la Junta otra vez, que podría ser reesctructurada si el PLD obtiene mayoría y de no obtenerla será duramente criticada también por los morados. Una inminente reforma constitucional y otra fiscal también están pendientes para el nuevo Congreso.

Cómo votar
Si pretende ejercer su derecho de votar y no

quiere ser una persona “sin voz”, entonces es recomendable que lea bajo estas líneas, donde explicaremos el proceso de selección de candidatos en el complejo sistema del voto preferencial, específicamente en la selección de los candidatos a diputados, que “arrastran” al aspirante a senador. Los colegios electorales estarán abiertos a partir de las seis de la mañana hasta la seis de la tarde y el elector podrá ir a su mesa electoral a cualquier hora dentro de este lapso. Una vez en el colegio, votar debe ser muy fácil y rápido, a menos que haya congestionamientos de personas por sobrepoblación del centro o por pura coincidencia. El proceso de verificación en el padrón se conduce por las normas establecidas desde la Junta Central Electoral y donde debe poner énfa-

sis especial el elector es a la hora de seleccionar sus candidatos. El voto selectivo de aspirantes a diputados se presta para confusiones. La primera advertencia que se debe hacer es que sólo se puede votar un candidato y automáticamente será seleccionado sobre el resto de sus compañeros de partido y el senador que aparece en el recuadro también habrá recibido el voto, es decir, no es necesario marcar más que la oferta a diputado que usted elija aunque si marcara un diputado y el senador de un mismo partido también será válida su elección; pero no siempre se tiene un favorito en ese renglón y si se marcara sólo al aspirante a senador, también el voto será computado para la asignación de diputaciones al partido de su preferencia. Nunca marque más de un partido en una misma boleta, porque de ser así su voto será considerado nulo. Sin embargo, sí es posible “fraccionar” el sufragio. Se puede, sin ningún problema, elegir a quien aspira a dirigir su ayuntamiento por el partido X y a un diputado o senador de un partido Y sin caer en una falta que invalide su elección. Es recomendable que antes de votar no se escuche ninguna propuesta política, es preferible que usted se dirija al centro con una decisión firme y que antes de ir allí haya practicado cómo señalizará su selección, esto se puede hacer en boletas de prueba que distribuye la Junta Central y los propios candidatos, aunque estas últimas están manipuladas a favor de sus proveedores. Si tuviera alguna duda consulte a los facilitadores de la Junta Central o al delegado del partido por el que piensa emitir su voto. Para obtener más información sobre estos procesos puede visitar la página web de la Junta ■ www.jce.do.

veintiuno

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful