You are on page 1of 12

TESIS PARA LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE MASTER EN PSICOLOGÍA CLÍNICA.

Autora. Gladis Torrado G.

V. ANÁLISIS INTEGRAL DE LOS RESULTADOS

Gracias al Modelo desde el que se enfocó nuestro estudio diagnóstico pudimos explorar
diferentes niveles de funcionamiento sistémico, detectar algunos de los factores de
vulnerabilidad ante el estrés que no habían sido hasta ahora mencionados en estudios directos
de la población del municipio de Habana del Este tales como los malos hábitos alimentarios, los
hábitos nocivos, el mal estado físico general, entre otros, y a la vez, confirmar la presencia de
muchos de los factores expresados en la bibliografía consultada y, o, descritos en otras
investigaciones.
Como tendencia general, encontramos que el 23% de la muestra presenta una alta
vulnerabilidad ante el estrés (entre 12 y 15 factores de riesgo afectados sobre 23 considerados)
en tanto que el 59% tiene un grado de vulnerabilidad media (entre 6 y 11 factores de riesgo) y el
18%, un grado de vulnerabilidad baja (entre 1 y 5 factores de riesgo). Ninguna de las personas
observadas está exenta de vulnerabilidad ante el estrés, ya que la totalidad tiene afectación en
uno o varios factores. (ver TABLA 16).

1

agrado con las personas con las que conviven 82%. Poco o nulo control emocional frente a situaciones estresoras de la vida cotidiana o a eventos vitales que los han llevado a buscar necesariamente atención psicológica o psiquiátrica por estados 2 . distanciamiento necesario 89%. presenta deficiencia de recursos endógenos. recreación 59%. búsqueda de apoyo 57%. aceptación de la responsabilidad ante situaciones problemáticas o conflictivas 98%. 2001. • Inadecuada evaluación cognitiva y falta de control. 2004) y Roca (2003). no huída ni evitación 89% y comunicación asertiva 82%. estados que según lo descrito por el doctor Núñez de Villavicencio (2001) y el doctor Rocabruno (1999). apoyo afectivo o económico 91%. actividades sociales 73%. el mal estado afectivo 52%. la falta de ejercicio físico 55%.Los factores de riesgo de vulnerabilidad ante el estrés tienen la siguiente distribución porcentual con relación al 100% de la muestra: El mal estado físico 61%. manifestados especialmente en: Creencias negativas en las que perciben la realidad como amenaza. refrescos artificiales y la automedicación 89%. Grupo de alto grado de vulnerabilidad ante el estrés . que según los doctores Zaldívar (1996. percepciones desagradables sobre la sexualidad. descanso 70%. privacidad 75%. manifestado especialmente en el predominio de la tristeza y el mal estado de ánimo. hábitat agradable 82%. los malos hábitos alimentarios 77%.El grupo de alta vulnerabilidad ante el estrés. Evaluación cognitiva y control adecuados 64%. Estos datos encontrados concuerdan con los obtenidos en el estudio sobre: El grupo de ayuda mutua de la master Marisol Suárez (2001) y con muchos de los datos de la literatura consultada para la elaboración de nuestro trabajo. daño o pérdida. los hábitos nocivos como el consumo de café. contribuyen a la constitución de un perfil de riesgo ante el estrés. la insatisfacción con los ingresos económicos 55%. pensamientos recurrentes que les provocan tensiones y malestar. autoestima alta 59%. las manifestaciones de confrontación ante situaciones o problemas de la vida cotidiana 68 % y la falta de autocontrol 50%. Los factores de protección o seguridad tienen la siguiente distribución porcentual con respecto al 100% de la muestra: Habilidades Sociales 95%. y especialmente sobre la pareja y la imposibilidad de ser amados. básicamente en cuanto: • Tienen un estado afectivo negativo. afloran frecuentemente en los adultos mayores y producen malestar y afectan su salud.

es importante valorar ésta situación que confirma lo expresado por la Ms. como el sobrepeso. aumento de la frecuencia cardiaca y sudoración de las manos. principalmente.principalmente de depresión y ansiedad. está especialmente relacionada con: 3 . acentuado énfasis en sus defectos. Además.En segunda instancia. y que según nuestro criterio está también relacionada con una negativa reactividad psicológica. que según la literatura médica consultada están directamente relacionadas con el funcionamiento de los sistemas que se activan en los procesos de estrés. sino. • Mal estado físico general con presencia de enfermedades crónicas. Reactividad fisiológica con manifestaciones de subida de la presión arterial. ellas están entre las diez primeras causas de muerte en el Municipio y se corresponden generalmente con un inadecuado estilo de vida. y que a su vez. la falta de afecto y las relaciones familiares conflictivas. Aceptación de múltiples compromisos y responsabilidades que les resultan abrumadores porque no se sienten capaces de responder ante ellos y se angustian frente a las actividades de la vida cotidiana al no sentirse con capacidad para administrar bien ni su tiempo ni sus energías. según el Análisis de Salud del municipio Habana del Este (2002) y las investigaciones del doctor Sosa Orellana (2006) sobre variables demográficas del municipio Habana del Este (2002). la carencia de recursos del entorno socio-ambiental. en tanto que otra manifestó haber tenido intento suicida y ser este el motivo principal de atención psiquiátrica. deficiente evaluación cognitiva y estrategias de afrontamiento peligrosas y por demás inadecuadas. . Una de las personas manifestó pensar frecuentemente en el suicidio a causa de la soledad. intervienen en los procesos de salud-enfermedad. que hace a los adultos mayores de la muestra. no identificación de sus cualidades. Aunque son dos casos entre 44 estudiados. mucho cansancio físico y mental. lo que les produce además de ansiedad. Marisol Suárez (2001) en cuanto a la presencia de depresión psicógena ante eventos traumáticos en el adulto mayor. con una pobre valoración de si mismos. • Baja autoestima. altamente vulnerables ante el estrés. en la atención a aspectos físicos relacionados con la salud y con el estilo de vida. inconformidad con su aspecto corporal y descuido no solo en el arreglo personal.

que imposibilita atender sus gastos tanto en los casos personales como en los casos en los que son los proveedores principales de la familia.I (2002) del municipio Habana del Este. el ruido. • Presencia de hábitos nocivos como el consumo excesivo de café y refrescos artificiales. fueron también detectados en el estudio A. bibliografía consultada para la elaboración de nuestra Tesis. el tabaquismo y sobretodo la automedicación con psicofármacos. ingeridos para producir efectos narcóticos o sedantes. ante el escaso o nulo control y dominio de situaciones estresantes. la diabetes. todas aquellas que padecen las personas de la muestra que tienen un alto grado de vulnerabilidad al estrés.• Un hábitat percibido como desagradable. • La insatisfacción con sus ingresos económicos. y. como factores de impacto desfavorable en salud). • La convivencia desagradable con las personas que habitan la misma casa debido principalmente a conflictos con la pareja. la falta de agua y la escasez del transporte. relegación del adulto mayor en la toma de decisiones. lo que corrobora lo expresado por Zaldívar (1996. 2003. en el que ningún agente del ambiente físico les resulta benéfico y por el contrario coinciden en la confluencia de factores tales como el deterioro de la vivienda. que unidos a un estado físico deficiente y en presencia de patologías como la hipercolesterolemia. y cambios. El inadecuado estilo de vida resultó ser una de las variables más representativas en las personas de la muestra que tienen un alto grado de vulnerabilidad ante los procesos de estrés y se traduce en: • Inadecuados hábitos alimentarios. (aspectos que entre otros. en una misma casa. no aceptados por ellos. conflictos generacionales. y el doctor Rocabruno (1999) en el tratado de gerontología. la falta de higiene.S. la falta de privacidad ocasionada por el hecho de tener que convivir varias familias. las enfermedades cardiovasculares. con un reducido espacio físico arquitectónico. contribuyen a que el adulto mayor vea afectada su salud y su bienestar tal como lo expresan el doctor Roberto Diéguez Dacal (2005) en su estudio referido a la nutrición del anciano.S. y en general. 2004) 4 . 2001. de los roles familiares.

que sumado a la presencia de tensiones emocionales.respecto a algunas de las respuestas de estrés. que conducen a la aplicación de estrategias ineficaces. tal como lo plantean los doctores Zaldívar (1996. hacen aún más deficitaria su energía y minimizan su voluntad y su capacidad para enfrentar las diferentes situaciones de la vida cotidiana. 2004). En cuanto a las características de las estrategias de afrontamiento empleadas por ellos encontramos que: • La no búsqueda de apoyo para la solución de los problemas y la pérdida del control físico y emocional son los dos aspectos más representativos de las personas de la muestra con una alta vulnerabilidad ante el estrés. provocan desesperanza. y por los problemas existentes con el transporte hacia los sitios en los cuales se brindan y desarrollan conciertos. • Falta de participación en actividades lúdicas y recreativas primordialmente por la no oferta de espacios y espectáculos en la localidad. y un mal estado físico. 2004) y Roca (2003). • Otro aspecto corresponde a estilos de afrontamiento evitativos. que como lo expresa Zaldívar (1996. 5 . 2001. 2001. • La falta de descanso bien sea por los roles que desempeñan o por que las responsabilidades y compromisos adquiridos los abruman y por ende incrementan los efectos negativos del estrés. sitios de interés turístico. entre otras. por cuanto acrecienta estados emocionales negativos en los que priman la ansiedad y la depresión. danzas. obras de teatro. apatía y más estrés. exposiciones de arte. especialmente en lo que respecta a la subida de la presión arterial y los efectos que ello trae. • No realización de ejercicio físico. y en el aspecto psicológico. Los adultos mayores de la muestra que presentan un alto grado de vulnerabilidad ante los procesos de estrés generan inadecuadas y no constructivas estrategias de afrontamiento al no contar con suficientes recursos o no tener la capacidad de movilizarlos eficazmente. que entorpecen la capacidad para solucionar problemas. La pérdida del control tiene repercusiones directas en su salud integral. En una relación circular causa-efecto: la falta de ejercicio físico les resta potencia y la falta de potencia les impide el desarrollo del ejercicio físico.

percepciones agradables sobre la realidad y. . con la presencia frecuente de emociones positivas y un buen estado de ánimo. manifestadas en estilos de afrontamiento no evitativos y constructivos y un adecuado control de sus reacciones físicas y emocionales. encuentra muchos factores del ambiente físico que le resultan provechosos. y un adecuado manejo de los mismos que les permite afrontar sanamente los procesos de estrés. 2001.Grupo de bajo grado de vulnerabilidad ante los procesos de estrés Por el contrario. capacidad para organizar su tiempo. como lo manifiesta el doctor Núñez de Villavicencio (2001). creencias positivas. el grupo de la muestra que es evaluado como de baja vulnerabilidad ante el estrés. que este grupo tiene un envejecimiento sano.. • En cuanto a sus recursos endógenos tienen un estado afectivo favorable. • El grupo de baja vulnerabilidad que tiene elementos positivos del estilo de vida como el ejercicio físico y la recreación. y potencia el desarrollo de un perfil de seguridad. con baja vulnerabilidad ante los procesos de estrés desarrollan en general estrategias eficaces para enfrentar las situaciones de conflicto y solucionar problemas.Factores de riesgo y de protección coincidentes en los grupos de alto grado y bajo grado de vulnerabilidad ante el estrés. Podemos decir. tiene suficientes recursos tanto endógenos como del entorno social. cuenta con privacidad cuando la quiere o la necesita y vive a gusto con quienes cohabita. Una correcta evaluación cognitiva y adecuados elementos de control físico y emocional ante eventos vitales o de la vida cotidiana. 6 . • Las personas de la muestra. lo que corrobora lo descrito por el doctor Zaldívar (1996. Tienen una alta valoración de si mismos y se manifiestan conformes con su apariencia física y la imagen que proyectan. el grupo de baja vulnerabilidad ante el estrés se siente agradado con su hábitat. familiar y del medio ambiente físico. 2004). • En lo referente a los recursos del entorno. en términos generales. presenta menos tensiones emocionales y percibe sensaciones de bienestar y armonía.

la confrontación a las personas causantes de situaciones problemáticas. los malos hábitos alimentarios (77% de la muestra). constituyen factores de riesgo que coinciden en los grupos de alta y baja vulnerabilidad ante el estrés. tiene la peculiaridad de estar presente en más del 50% de las personas de uno y otro grupo.El grupo de alta vulnerabilidad y el de baja vulnerabilidad. con manifestaciones de ira o desagrado (68% de la muestra) y la no búsqueda de apoyo (presente solo en el 43% del total de la muestra pero en más del 50% de las personas de estos dos grupos). En los dos grupos se manifestó la coincidencia de factores de protección: • En los recursos endógenos ya que disfrutan de relaciones afectivas de familiares y amigos y tienen proyectos de aprendizaje. Todos pertenecen a una o varias organizaciones sociales • En lo referente a la habilidad para solucionar problemas desarrollan algunas estrategias de afrontamiento eficaces como son: el aceptar la propia responsabilidad. social y del medio ambiente físico puesto que poseen suficientes habilidades sociales y cuentan con redes de apoyo. 7 . • Como caso excepcional la falta de descanso y la no búsqueda de apoyo. • En el entorno familiar. la falta de descanso que aunque en términos de porcentajes totales de la muestra corresponde a un 30%. el distanciarse de las situaciones de conflicto cuando se requiera y el ser capaces de comunicarse de forma adecuada y asertiva. la insatisfacción económica (55% de la muestra). coinciden en factores de riesgo relacionados con: • Ell mal estado físico general (61% de la muestra). a pesar de no presentarse como factores de riesgo con respecto a la totalidad de la muestra. si convergen como tales en los casos particulares de los grupos de alta y baja vulnerabilidad. Por último.

Los resultados en general. 8 . concuerdan con los estudios efectuados directamente a la población y con la literatura consultada sobre los factores que potencian un perfil de riesgo o de protección. que intervienen en los procesos de salud-enfermedad bien sea como agentes de bienestar físico y emocional o como agentes de malestar y vulnerabilidad ante los procesos de estrés.

• Los factores de riesgo de mayor incidencia en la vulnerabilidad del adulto mayor de la muestra ante el estrés son: El estado afectivo negativo. la falta de ejercicio y los hábitos nocivos como la automedicación. multimodal. El 23% de la muestra presenta una alta vulnerabilidad ante el estrés (entre 12 y 15 factores de riesgo afectados sobre 23 considerados). un grado de vulnerabilidad baja (entre 1 y 5 factores de riesgo). • Entre los recursos endógenos preponderantes con los que cuentan las personas de la muestra están: las habilidades sociales. Tienen déficit predominante de recursos endógenos en los aspectos relacionados con la salud a nivel físico (biológico) y psíquico (emociones). el consumo de café y refrescos artificiales. la autoestima alta. CONCLUSIONES Nuestra investigación constituye un estudio diagnóstico de la vulnerabilidad al estrés del adulto mayor. el 59% tiene un grado de vulnerabilidad media (entre 6 y 11 factores de riesgo) y el 18%. • Aunque los adultos mayores de la muestra cuentan con recursos que les ayudan a afrontar favorablemente los procesos de estrés no están libres de vulnerabilidad ante los mismos. la complacencia con su hábitat. y adecuada evaluación cognitiva y control. Ninguna de las personas observadas está exenta de vulnerabilidad ante el estrés. cumpliendo con los objetivos trazados. ya que la totalidad tiene afectación en uno o varios factores. desde una perspectiva integradora sistémica. el agrado con las personas con quienes conviven y el contar con privacidad cuando la requieren. la insatisfacción con sus ingresos económicos y las estrategias inadecuadas de afrontamiento como la confrontación con ira o desagrado y la falta de autocontrol físico y emocional. El factor negativo encontrado está 9 . en mayor o menor grado. • Los recursos del entorno socio-ambiental apreciados por los adultos mayores de la muestra tales como: el apoyo afectivo y económico de familiares y allegados.VI. contribuyen de forma significativa al adecuado afrontamiento de los procesos de estrés. el mal estado físico. los malos hábitos alimentarios.

procesos y relaciones entre variables que dan lugar a que las personas de la tercera edad sean en mayor o menor grado vulnerables ante los procesos de estrés. hábitos nocivos tales como la automedicación y el consumo excesivo de café y la no realización sistemática de ejercicios físicos. El diagnóstico de vulnerabilidad al estrés de los adultos mayores de la muestra. y por consiguiente con la posibilidad de enfrentar satisfactoriamente los procesos de estrés. acerca de los factores. favorecen a el descanso y la recreación. el distanciamiento cuando es necesario. • El estilo de vida inadecuado contribuye en gran medida a aumentar el grado de vulnerabilidad ante el estrés de la muestra. son las características prominentes de las estrategias y estilos de afrontamiento de la muestra. la no huída ante los problemas y la comunicación asertiva. la búsqueda de apoyo. es coherente con los aspectos pertinentes descritos en las conclusiones y recomendaciones de los estudios de epidemiología y evaluación de la situación de salud del municipio Habana del Este y con las demás investigaciones y publicaciones referenciadas en nuestro estudio. 10 . los adultos mayores de la muestra. En general la aceptación de la responsabilidad. Las dificultades en el afrontamiento consisten especialmente en la confrontación con manifestaciones de ira o desagrado y la falta de autocontrol tanto físico como emocional ante situaciones de estrés. no atenúan los efectos que un incorrecto estilo de vida tiene sobre otros aspectos relacionados con el bienestar físico y en general con la calidad de vida de la persona. Aunque las actividades sociales. • Las estrategias de afrontamiento de los adultos mayores de la muestra son significativamente eficaces y contribuyen a lidiar con los procesos de estrés.dado por la percepción de que el ingreso económico es insuficiente para satisfacer sus necesidades. y está relacionado con la presencia predominante de malos hábitos alimentarios.

es conveniente abrir más espacios en los que los adultos mayores puedan continuar aportando sus experiencias y acumulado personal y realizar sus proyectos. higiénicas y medioambientales. sin excluirlo de las determinaciones familiares y aproveche su experiencia y sabiduría en la construcción de la sociedad. Que sepa qué puede esperar del adulto mayor. sino por la necesidad evidente de que la misma. Además de la Universidad del Adulto Mayor. de su propia responsabilidad en los procesos de salud-enfermedad. para mejorar su nivel económico. conozca las limitaciones que trae consigo la tercera edad. Es importante emprender acciones dirigidas a la familia del adulto mayor no solo por la importancia que a ella le otorga como motor principal. que cumple una excelente función social. Igualmente. consideramos pertinente formular las siguientes recomendaciones: Es necesario que se incremente la atención especializada en salud para este grupo etáreo acometiendo acciones clínico-educativas que contribuyan al cuidado y mejoramiento del estado físico y emocional. atender los grupos psicoterapéuticos que actualmente funcionan en el Taller Integral de Transformación del Barrio y la Casa Comunitaria y apoyar a los Círculos de Abuelos y a los Grupos de Ayuda Mutua. en el que cifra su bienestar y su vida. La sociedad cubana en general debe alistarse para afrontar el progresivo envejecimiento poblacional y continuar en la profundización de políticas integrales que contribuyan al 11 . Es importante incrementar los Grupos Multidisciplinarios de Atención Geriátrica (EMAG) del municipio y optimizar su funcionamiento. puedan trabajar acorde con sus condiciones y limitaciones. se requieren más profesionales para consolidar la prestación del servicio de los consultorios de salud mental ubicados en La Habana del Este.RECOMENDACIONES Después de haber efectuada la investigación sobre la vulnerabilidad al estrés del grupo examinado. y al conocimiento de alternativas eficaces para mejorar el estilo de vida y desarrollar estrategias eficaces de afrontamiento y solución de problemas en situaciones de la vida cotidiana que ayuden a que el adulto mayor tome conciencia también. sentirse útiles y valorados. si es necesario. las acepte y las tolere. y que además. al acceso a apropiadas condiciones sanitarias.

en los que Cuba sigue trabajando a pesar de las limitaciones que ocasiona el Bloqueo Económico al que está sometida. para hacer realidad la premisa de que “Un mundo mejor es posible”.mejoramiento del bienestar y la calidad de vida del adulto mayor. del Desarrollo Humano Sostenible. 12 . entre otros. pilares.