You are on page 1of 6

Hablemos de energía: ¿es posible la cooperación energética entre

Cuba y Estados Unidos?
Pável Alemán Benítez
Investigador Auxiliar, CIPI
El siglo XX y hasta donde se puede avizorar el presente, ha sido una época
marcada por un patrón energético dependiente del consumo de hidrocarburos,
y en especial un largo reinado del petróleo. Este es un hecho tan cierto como el
alejamiento temporal del declive petrolero conocido como peak oil. Mientras
tanto, la humanidad se ha empeñado en desarrollar nuevas fuentes de energía
que reduzcan la emisión de gases con efecto invernadero. Para los Estados, y
en particular para los que comparten vecindad, hay un compromiso de crear
un futuro menos contaminado. Diálogo Interamericano, en un informe
presentado a inicios de año, ha identificado seis macrotendencias mundiales en
más de 600 informes que proyectan escenarios en un plazo de al menos 10
años. Esas macrotendencias tienen un poderoso vínculo con el acceso a
fuentes de energía, a través de “tecnologías disruptivas”
que implican
innovación tecnológica y oportunidades de crecimiento de una economía
sustentable como contrapeso al cambio climático. (Bitar, 2014, Pág. 12-14)
Hemos vivido en sólo 6 años un período de oscilaciones bruscas de los precios
del petróleo. De la cotización récord de 150 dólares estadounidenses por
barril, alcanzada a mediados de 2009, hemos pasado a una banda de precios
entre los 60 y 70 USD.1 Algunos de los proyectos de desarrollo de fuentes no
renovables, económicamente viables en un ámbito de altos precios del
petróleo, hoy están apenas en sus márgenes de sustentabilidad. Esta debiera
ser otra alerta para unir esfuerzos y compartir recursos y conocimientos que
permitan abaratar los costos e introducir en plazos breves tecnologías limpias y
más baratas. No se trata del agotamiento de los recursos fósiles, que hasta
ahora había sido el horizonte para una transformación revolucionaria de la
matriz energética global. No es sólo un problema económico o de seguridad
energética. El tema que hoy resalta es el agotamiento de la vida en el planeta.
Como bien reconoce la Agencia Internacional de Energía en su World Energy
Outlook de 2013 “(…) las emisiones de CO2 relacionadas con la energía
subirán con todo cerca de un 20% hasta 2035. Esto encaminará al mundo por
1

Semejante descenso de la cotización petrolera, tanto en la venta spot como en los
mercados a futuro, se ha provocado en un ambiente hostil en el que se han identificado
cuatro factores: el aumento de la producción petrolera estadounidense como
consecuencia del fracking, las ventas de crudo por parte de Arabia Saudita violentando
la cuota asignada por la OPEP, el aumento de las reservas estratégicas de crudo en
Estados Unidos, y las ventas spot de petróleo por debajo de su cotización por parte del
Estado Islámico. Las condiciones invernales en buena parte del Mundo occidental, los
conflictos armados en regiones productoras o de importancia por su tránsito, o los
recortes modestos asumidos de manera unilateral por países miembros de la OPEP, no
han frenado esta tendencia.

en especial para los Estados insulares. y para todos nosotros. En la campaña electoral hacia su primer mandato. No queda dudas acerca de la importancia que para los Estados tiene hoy garantizar la seguridad energética. Los ecosistemas frágiles difícilmente puedan coexistir con un modelo energético sediento de petróleo. . de sentido común. con una mayor presencia de las energías renovables. El cambio climático y sus consecuencias no hacen distinciones de las sociedades. en el lejano y turbulento año 2008. y bien haríamos en buscar caminos de cooperación ante una adversidad que inexorablemente nos une. La actual presidencia estadounidense y nuestro actual gobierno han identificado la necesidad de que las matrices energéticas de ambos países evolucionen hacia una mejor distribución de las fuentes de energía. Ahora. ) De manera clara. de los partidos ni de las contradicciones entre los Estados. Para el Caribe.6 °C.” No quisiera ser catastrofista. muy por encima del objetivo de 2 °C acordado internacionalmente. pero creo que comienza a existir una conciencia de lo que ese ascenso de las temperaturas podría implicar para el aumento del nivel del mar y sus consecuencias devastadoras en las zonas costeras bajas. Así que quizás de lo que se trata es de cómo lograr ambos objetivos de manera simultánea. Y aunque en apariencias no tenga la misma urgencia. Ambas cuestiones tienen una clara interconexión y son dimensiones interdependientes de la seguridad nacional de un Estado. es decir. entendida esta al menos como la garantía al suministro ininterrumpido de energía. esto constituye una necesidad imperiosa. debía encontrar en las energías renovables respuestas frente a la urgencias ambientales a la vez que permitiría generar empleo. Nos afectará a todos por igual. lo cual obviamente incluye la protección de las rutas de ese abastecimiento. el cambio climático representa un peligro. el presidente Obama se pronunció en la Cumbre de las Américas de 2009 en Trinidad y Tobago por establecer un nuevo compromiso con la región a partir de una asociación energética que privilegie aquellas modalidades con menor impacto ambiental.2 una senda que supondrá una elevación de la temperatura media a largo plazo de 3. Pero también entendía que uno de los retos de seguridad más importantes era el cambio climático. de las ideologías. (Obama B. En aquella ocasión el presidente Obama decía: “Nuestro hemisferio goza de recursos abundantes. mitigar los impactos del cambio climático y mejorar la calidad del medio ambiente también tiene prioridad. el actual líder del Ejecutivo estadounidenses comprendía que el asunto de la menor dependencia o la autosuficiencia energética era cuestión de seguridad nacional. y como una solución eficaz y ponderada.

Para el gobierno de los Estados Unidos. y antes de la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago. Haciendo así. 10) No debe quedar en el olvido el informe elaborado por Carl Meacham y Peter Quilter. crearemos empleos.) En reuniones de funcionarios.. al mismo tiempo. compartiremos tecnologías y apoyaremos inversiones en fuentes renovables de energía. y combatiremos el cambio climático. un elemento importante de una estrategia energética efectiva desde la perspectiva ambiental y de costos yace en fraguar relaciones abiertas de comercio tecnológico en el Hemisferio Occidental (. 8) Hasta el presente. incitando la búsqueda renovada de combustibles alternativos viables. invirtiendo en innovación. quedó reflejada la necesidad de desarrollar energías limpias. funcionarios del gobierno de Cuba dieron particular bienvenida a las participación de Estados Unidos en el desarrollo de la energía renovable. 2009. 2010. la tecnología de Estados Unidos podría ayudar a asegurar un desarrollo ambientalmente sustentable del sector energético de Cuba.3 debemos unirnos para encontrar nuevas maneras de producir y usar energía. ese informe elaborado a inicios del primer mandato del presidente Obama. por lo que nos aseguraremos de que cada país pueda maximizar sus ventajas y. Más importante.” (Obama. Senate Foreign Relations Committee.S. Si las restricciones fueran levantadas. es el que de manera más clara y precisa ha identificado la necesidad y .” (U. a fin de poder generar empleos y proteger a nuestro planeta (…) Cada país aportará sus propios recursos y necesidades únicas. “Nosotros debemos transformar la manera en que utilizamos la energía diversificando los suministros. y desplegando tecnologías de energías limpias. “La seguridad energética ha pasado a la cima de las agendas políticas de Estados Unidos y Cuba en medio de las preocupaciones por la interrupción de los sumnistros y el ascenso de los precios. promoveremos la eficiencia y mejoraremos nuestra infraestructura. la cooperación en esta área sería consistente con los intereses de los Estados Unidos a largo plazo en eficiencia y seguridad energética en la región. mejoraremos la seguridad energetica.” (The White House. 2009) En la Estrategia de Seguridad Nacional presentada en mayo de 2010. presentado al Comité de Asuntos Exteriores del Senado de Estados Unidos y publicado el 23 de febrero de 2009.

benefició a más de 34000 niños y adolescentes. La construcción previa de parque eólicos en Isla de la Juventud. Nuestro país es conciente de la necesidad de diversificar su matriz energética y sus mercados de energía. tratando de establecer nuevos equilibrios frente a la activa diplomacia energética de otros actores (Rusia y Venezuela. Para ello se ha diseñado una estrategia que se enmarca en el actual proceso de actualización del modelo económico cubano. bajo la conducción del Ministerio de Energía y Minas (MEM). dejándose de emitir 11 mil toneladas de gases con efecto invernadero (GEI). Por Decreto del 11 de noviembre de 2012 se creó una Comisión Gubernamental para desarrollar y utilizar las Fuentes de Energía Renovable (FRE). con una capacidad instalada que excede los 35 GW. es ampliar el mercado de estas energías a escala regional y global. Este programa al costo de 1 480 USD por cada módulo solar.7 megawatts (MW). Y existe una convergencia de visiones en ese sentido. permitieron validar el uso de esta energía renovable y alcanzar una modesta generación de 11. Beneficiada por su ubicación Cuba recibe una extraordinaria irradiación solar la mayor parte del día el año entero. dejando de emitir a la atmósfera más de 50 millones de toneladas de CO2. Los estudios preliminares indican un potencial mínimo en el orden de los 2000 MW. y ha comenzado a implementar políticas que potencien el crecimiento del uso de las energías renovables.4 posibilidad de cooperar en esta área. En 2013 se inició la construcción de un nuevo parque eólico con capacidad de generar 51 MW. por ejemplo). El informe precitado es coherente con la visión y los intereses (incluídos los de seguridad nacional) de Estados Unidos. Estados Unidos es líder en el uso de la energía eólica. y se preveen otros 13 parques eólicos con un potencial de 633 MW. El pasado año se terminaron de construir los siete primeros . intentando establecer alianzas con socios mayores como Brasil o con la región caribeña para alcanzar objetivos geopolíticos. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) otorgó en 2001 a CubaSolar el premio Global 200. con la intención de reducir la dependencia de las importaciones de combustible y los costos asociados. Estados Unidos ha desplegado desde la década pasada su propia diplomacia energética. pero también para reducir los nocivos impactos de un consumo insaciable de petróleo. Una contribución importante a la reducción de los costos del cambio de patrón tecnológico que implica priorizar el desarrollo de las energías renovables. por el programa de electrificación de 1 994 escuelas rurales ubicadas en zonas de difícil acceso y que carecían de electricidad. Turiguanó y Gibara. que identificó las opciones que tiene Cuba para lograr que en el 2030 el 24% de su consumo de energía provenga de las energías renovables.

con la participación de científicos y empresarios estadounidenses. activada desde junio por Naciones Unidas. Y justo sucede esto en momentos en que ya decurre la “Década de la Energía Sostenible para Todos”. Hay otras experiencias como la construcción de seis pequeñas centrales hidroeléctricas. Una contribución importante podría estar en la investigación conjunta de nanotecnologica en busca de incrementar la eficiencia de las celdas solares y mejorar el almacenamiento de la energía. El gobierno cubano ha tomado una postura comprometida con el desarrollo de estas fuentes de energía que contribuyen a la sustentabilidad de su economía y medio ambiente. con inversión de capital totalmente extranjero. y tres plantas de biogás para producir electricidad y calor. la primera planta de 500 kilowatts de biomasa forestal. el gobierno ha optado por un ambicioso plan que luego de identificar las potencialidades busca el compromiso de socios que no sólo se comprometan a realizar inversiones en este sector para construir la infraestructura necesaria. sociales y ambientales. Entonces por qué no explorar formas de colaboración que tributen al desarrollo de estas energías en Cuba. los parques solares fotovoltaicos generarían 1000 GWh/año. con el fin de generar un nuevo escenario de sustentabilidad energética. Ante la necesidad de balancear sus objetivos económicos. amplios incentivos impositivos y la garantía de que toda la energía que produzca será comprada por la parte cubana para satisfacer la demanda de energía de otros proyectos productivos. lo que entraña una visión de responsabilidad ambiental.5 parques solares fotovoltaicos en nuestro país. Si algo ha contribuido a afirmar la importancia de las energías renovables. y dejar de emitir anualmente 600 mil toneladas de GEI. es la previsión más modesta acerca de la futura exploración y explotación de los recursos fósiles que se encuentran en la Zona Económica Exclusiva de Cuba en . A plena capacidad. No quería terminar mi presentación sin mencionar el tema del petróleo. Hay elementos de interés común. no emplear 190 mil toneladas de combustible fósil. No es una mera coincidencia que uno de los 25 proyectos de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel. sea el de instalar un parque solar fotovoltaico. sino que coadyuven a la formación de recursos humanos e impulsen la innovación tecnológica. generar 855 GWh al año. Y es también el momento en que los gobiernos de Estados Unidos y la República Popular China han declarado su interés por reducir las emisiones de gases con efecto invernadero. Sin embargo las mayores potenciales están en el aprovechamiento de la energía solar térmica. Se calcula que el empleo intensivo y extensivo de calentadores solares en el sector residencial permitiría a la población cubana satisfacer sus necesidades.

Me refiero a la formación de especialistas. Cuán útil resultaría para estos avances poder acceder a la capacidad innovativa estadounidense en el tema. en especial para degradar la contaminación producida por el petróleo en aguas y en tierra. Otra cuestión es el impacto que pudieran tener los avances nanotecnológicos en la recuperación de campos de extracción maduros.6 el Golfo de México. Pero hay otras áreas susceptibles de ser tomadas en cuenta como interés común para emprender la cooperación. Varias instituciones del sector biotecnológico cubano han realizado investigaciones y avances importantes. al intercambio de información en el área de la biotecnología y la nanotecnología aplicadas a la industria petrolera. . Sólo hasta 2009 existían en la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos 2 804 registros sobre invenciones relativas a aplicaciones biotecnológicas en el sector petrolero.