You are on page 1of 2

¿Cuáles son los objetivos de la Crítica de la razón pura?

¿Qué significa a priori en Kant?
¿Qué significa trascendental?
¿Qué son el espacio y el tiempo de acuerdo a la filosofía trascendental?
¿Qué son las categorías?
¿Cuál es el significado que Kant le da a la dialéctica?
¿Qué son las ideas?
¿Qué sentido tiene la afirmación de que la razón se hace preguntas que no puede responderse?

Según la más resumida opinión de los doctos al respecto, el pensamiento de
Kant, el padre de la filosofía moderna, puede resumirse en tres preguntas
básicas que, en su contenido, connotan la profundidad e interés del mismo
pensador en el campo de la filosofía, a saber: ¿Qué puedo conocer?, ¿Qué debo
hacer? Y ¿Qué puedo esperar?.
La “trinidad” gnoseológica de la modernidad parte pues, de un juicio hacia la
razón, de aquí que se diga “crítica” de la razón en alguna de sus formas (pura,
práctica o del juicio); sin embargo, a la que conviene aplicarnos sólo redunda
en favor de la primera pregunta; es decir, acerca de lo que podemos conocer, o
mejor aún, cómo es posible la ciencia. Cuáles son sus condiciones de
posibilidad despuntando finalmente, en la diatriba de la posibilidad de una
metafísica como ciencia, imposible bajo la antigua concepción escolástica y
posible sólo como “sistematización de conocimientos”. Vale decir que tal
pregunta es el principal objetivo de la crítica de la razón pura, cuya
investigación culminará nada menos que en la esencia y fijación de límites del
conocimiento. Y digo principal porque junto a esta pregunta se suman diversos
intereses de Kant en la elaboración de esta primera obra, dígase del
establecimiento de un tribunal que asegure en sus pretensiones legítimas,
lejos de arrogancias infundadas…, tal es la importancia del sentido de la
primera crítica que, de esta forma, constituye el primer sedimento para su
magnífico sistema.
A la marcha del análisis, Kant puede establecer que la ciencia se unifica a
través de juicios, los cuales pueden ser sintéticos o analíticos y el estudio
respectivo a cada uno lo conduce a preguntarse por la validez de los juicios
sintéticos a priori, de los que hasta el momento no se habían percatado con
puntualidad los filósofos de la naturaleza. Ahora bien, no nos detendremos en
explicar lo que es un juicio analítico o sintético en cuanto tal, más bien, nos
interesa centrarnos en el carácter a priosístico de los mismos juicios.
Kant concibe como a priori, todo conocimiento independiente a la experiencia,
independiente de toda impresión de los sentidos y necesariamente
independiente. Bajo este concepto se ascenderá sobre la construcción de toda
posibilidad de una metafísica bajo su nuevo sentido así como la solución de las
antinomias de la razón que, como propio de su naturaleza se pregunta cosas
que parecen exceder su capacidad. Pero no basta saber la existencia de un
conocimiento a priori dentro de la razón, sino que además, es necesario,
desarrollar un método a manera de propedéutica que sirva para la aplicación y
depuración de ésta. Bajo esta línea Kant descubre una crítica trascendental,
una filosofía trascendental, porque tiene como propósito la rectificación de los
conocimientos a priori, pero de forma general; es decir, trascendental significa
todo conocimiento que se ocupa en general no tanto de objetos como nuestro
modo de conocerlos, en cuanto debe ser posible a priori.

desglosa cuanto se el presenta en conceptos. que no es sino una explicación del modo como esos conceptos a priori pueden referirse a objetos .Una vez que hemos considerado tres importantes ejes del pluriforme universo de conceptos kantianos. De esta forma lo primero que debe ser dado al conocimiento de los objetos a priori es una síntesis pura de las representaciones. entonces re realizará una deducción trascendental de los conceptos a priori. Quizás este sea el más exhaustivo estudio del genio de Königsberg dentro de la crítica ya que considera que el conocimiento de todo entendimiento es por conceptos. y como modalidad. que luego se van a reducir a conceptos. no intuitivo o solamente discursivo: pensar es conocer por conceptos. que no se refieren inmediatamente a un objeto. El espacio es una representación necesaria a priori que está en la base de todas las intuiciones expernas. considerado como el modo de representación de mí mismo como objeto. La función del pensar transforma en conceptos lo que se le presenta como representación de un objeto. bajo este sentido permite también la posibilidad de principios apodícticos. Esta labor que realiza el pensamiento. que se miran como formas puras del entendimiento. lugar en que se nos proporciona un intrincado análisis de lo que son. Tanto el espacio y el tiempo se abordan dentro de la estética trascendental. así como la condición de la posibilidad de los fenómenos y no como una determinacipon dependiente de estos. no como objeto. por lo que habremos de referirnos a la analítica trascendental. Dentro de las partes que dividen los primeros capítulos de la crítica de la razón pura. mientras que el tiempo lo es del sentido interno. sino a alguna otra representación del mismo. es una condición del sentido externo. como cantidad. sino. naturaleza y número de las categorías. como relación. como cualidad. es necesario considerar el espacio y el tiempo. viene a la cuenta definir qué son las categorías. del cual es forma real.