You are on page 1of 46

Trabajo Final de Aplicación

:
Carrera Ingeniería Agronómica

“Observaciones sobre la
entomofauna asociada a cinco
cultivares de amaranto
(Amaranthus spp) cultivados”

Autora: María Agustina Ansa
Docente Consejera: Ing. Agr. Dra. María B. Riquelme V.
Comisión evaluadora:
Lic. María Andrea Casset
Ing. Agr. Rafael Introcaso
Ing. Agr. M. Sc. Walter Alfonso

Universidad Nacional de Lujan
2012

Índice
1. Introducción……………………………………………………………………………………………………………
1.1. Origen e historia del cultivo de Amaranto……………………………………………………………
1.2. Principales características nutricionales del grano………………………………………………
1.3. Productos elaborados …………………………………………………………………………………………
1.4. Características botánicas del género Amaranthus………………………………………………
1.5. Características principales del cultivo…………………………………………………………………
1.6. El cultivo en Argentina…………………………………………………………………………………………
1.6.1. Mercados …………………………………………………………………………………………………………
1.6.2. Limitantes en la producción nacional ………………………………………………………………
1.7. Principales fitopatologías y artrópodos fitófagos asociados….……………………………..
2. Hipótesis y objetivos ………………………………………………………………………………………………
2.1. Hipótesis ……………………………………………………………………………………………………………..
2.2. Objetivos……………………………………………………………………………………………………………..
3. Materiales y métodos……………………………………………………………………………………………..
3.1. Descripción del ensayo………………………………………………………………………………………..
3.1.1. Ubicación del ensayo………………………………………………………………………………………..
3.1.2. Datos meteorológicos durante el ciclo del cultivo……………………………………………..
3.1.3. Cultivares empleados………………………………………………………………………………………..
3.1.4. Diseño experimental………………………………………………………………………………………..
3.1.5. Labores culturales…………………………………………………………………………………………….
3.2. Metodología de evaluación………………………………………………………………………………….
3.2.1. Entomofauna asociada al cultivo……………………………………………………………………….
3.2.1.1. Determinación de etapas fenológicas ……………………………………………………………
3.2.1.2. Relevamiento de especies de artrópodos presentes ………………….………………….
3.2.1.3. Clasificación taxonómica………………………………………………………………………………..
3.2.2. Observaciones bioecológicas del “barrenador del tallo”, Aerenea
quadryplagiata……………………………………………………………………………………………………………
3.3. Análisis estadístico……………………………………………………………………………………………….
4. Resultados y discusión…………………………………………………………………………………………….
4.1. Entomofauna asociada al cultivo………………………………………………………………………….
4.1.1. Determinación de etapas fenológicas……………………………………………………………….
4.1.2. Relevamiento de especies de artrópodos y tipos de daños presentes en cada
cultivar……………………………………………………………………………………………………………………….
4.1.3. Descripción del hábito alimentario observado en cada especie de
artrópodo……………………………………………………………………………………………………………………
4.1.3.1. Complejo de chinches: Edessa meditabunda "Alquiche chico" y Nezara
virdula "Chinche verde"………………………………………………………………………………………………
4.1.3.2. Diabrotica speciosa “Vaquita de San Antonio” ………………………………………………
4.1.3.3. Astylus astromaculatus “Siete de oro” ………………………………………………………….
4.1.3.4. Naupactus xantographus “Gorgojo” ………………………………………………..……………
4.1.3.5. Enruladores de la hoja: Argyrotaenia sphaleropa y Eulia loxonephes……………..

4
4
4
5
5
6
6
7
8
8
12
12
12
13
13
13
13
13
16
17
17
17
17
17
18
18
18
19
19
19
19
22
22
22
23
23
23
2

4.1.3.6. Orugas militares o cogolleras: Spodoptera frugiperda y Spodoptera
cosmiodes……………………………………………………………………………………………………………….....
4.1.3.7. Achyra bifidalis "Oruga de la verdolaga" ………………………………………………..….....
4.1.3.8. Acromyrmex lundii “Hormiga negra” …………………………………………………............
4.1.3.9. Armadillium vulgare “Bicho bolita” ……………………………………………………………….
4.1.3.10. Tetrachinus urticae “Arañuela roja” ………………………………………………………….
4.1.4. Clasificación de especies de artrópodos asociados al cultivo según su hábito
alimentario ……………………………………………………………….………………………………….………….
4.1.5. Preferencia de fitófagos entre los distintos cultivares……………………………………….
4.1.5.1. Preferencia de la entomofauna desfoliadora entre los distintos materiales
vegetales……………………………………………………………….……………………………………………………
4.1.5.2. Preferencia de la entomofauna fitosuccívora entre los distintos materiales
vegetales ……………………………………………………………….…………………………………………………
4.2. Bioecología del barrenador del tallo, Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae) ….
4.2.1. Observaciones sobre los estados de desarrollo y el daño de A. quadryplagiata .
4.2.1.1. Oviposición ……………………………………………………………….…………………………………..
4.2.1.2. Estado larval ……………………………………………………………….…………………………………
4.2.1.3. Estado adulto ……………………………………………………………….……………………………….
4.2.1.4. Daño por barrenado ……………………………………………………………….…………………….
4.2.2. Número de oviposiciones y galerías por planta sobre los distintos cultivares …..
5. Conclusiones ……………………………………………………………….…………………………………………
6. Consideraciones finales ……………………………………………………………….…………………………
7. Bibliografía ……………………………………………………………….……………………………………………
8. Anexo ……………………………………………………………….……………………………………………………

24
24
25
25
25
27
28
28
29
30
30
30
31
31
31
33
37
38
39
45

3

1. Introducción.
1.1. Origen e historia del cultivo de Amaranto.
El género Amaranthus contiene más de setenta especies, de las cuales la mayoría son
nativas de América y sólo quince son originarias de Europa, Asia, África y Australia. El
amaranto tiene una distribución cosmopolita pues las características de clima, suelo y
geografía donde prospera son muy diversas (Rojas et al., 2010). Los ecotipos han
evolucionado para tolerar suelos alcalinos y arenosos con pH tan alto como 8,5 así como
suelos arcillosos y ácidos de las laderas de roza y quema en los trópicos. Aunque
tradicionalmente se cultiva a los 30° de latitud, el Amaranto se puede cultivar en latitudes
más altas utilizando cultivares que se inducen con fotoperiodos más largos. En general, los
agricultores tradicionales han ido intercambiado semillas sólo con comunidades vecinas de
modo que los bancos de germoplasma que se generaron en tierras semiáridas altas y en las
subtropicales bajas han evolucionado paralelamente (NRC, 1984).
La mayoría de los cultivos de grano se ha concentrado en valles de tierras altas, como
los de la Sierra Madre, Andes e Himalaya (NRC, 1984). En el continente americano, el
amaranto se cultiva desde hace más de 5.000 años, habiendo constituido el alimento básico
de los incas, aztecas y otros pueblos precolombinos (Sauer, 1950). Pero con la llegada de la
conquista española, el uso del amaranto en ceremonias religiosas fue asociado con la
eucaristía del cristianismo y, como muchas otras costumbres, fue prohibido su empleo y se
persiguió a quienes continuaban utilizándolo. Este hecho, junto con otros motivos más,
como la sustitución de los cultivos nativos por los introducidos del Viejo Mundo, preferidos
por los españoles, confluyeron en la reducción del cultivo del amaranto de manera drástica
(Becerra, 2000).
Sin embargo, durante el siglo XX, The National Academy of Science comenzó a realizar
investigaciones con plantas tropicales inexploradas que tendrían un valor económico
prometedor. Este hecho

impulsó la reivindicación y el redescubrimiento del amaranto,

describiéndola como una de las 36 fuentes no convencionales de alimentos más prometedoras
del mundo (NRC, 1984). Entre sus atributos se destacan su capacidad para resistir y/o tolerar
factores ambientales adversos y su alto valor nutritivo (Mújica & Berti, 1997; Andrade &
Andrade 1991; Aedo Pareja & Barrantes del Águila, 1991; García- Pereyra et al., 2009).

1.2. Principales características nutricionales del grano
El grano posee entre 12 y 19% de proteína (Nieto, 1990 y Tabla 4 en Anexo.) con un
balance de aminoácidos cercano al requerido para la nutrición humana, siendo la leucina el
compuesto limitante. Esta última permite por ejemplo, que la proteína de Amaranthus
caudatus se absorba y utilice sólo hasta un 70%. Sin embargo, observando estos valores se
4

Además de estos usos. 1994). 1990 y ver Tabla 5 en Anexo). etc. hierro. Las flores se agrupan formando una inflorescencia tipo panoja. producto de la molienda integral. El fruto botánicamente es un pixidio unilocular. fósforo. calcio y vitaminas como vitamina C. rosadas o purpuras. de tallos suculentos en estadios iniciales y algo lignificados cuando el cultivo se encuentra más avanzado. 1997). Por la industrialización del grano se puede obtener harina y grano inflado o entero.. 1. donde las raíces secundarias se encuentran bien desarrolladas. Productos elaborados. Características botánicas del género Amaranthus. aovada. café. mantegazzianus en las que el follaje posee un alto contenido de calcio y magnesio debido a la gran cantidad de ácido oxálico que contienen las plantas en crecimiento. También. no resulta panificable por sí sola ya que carece de gluten (gliadina y glutenina). 1997). La harina de amaranto. 1. citado en Martín de Troiani et al. 1991. reunidas en glomérulos formando falsas umbelas con tres o cinco brácteas externas cada una.4. rojas. las cuales son muy vistosas y se presentan desde totalmente erectas hasta decumbentes. mide 1 a 5 . por lo que presenta dehiscencia. 2005).puede apreciar el similar valor biológico de su proteína en comparación con la proteína del trigo (73%) y soja (74%) (Nieto. que son similares a muchas hortalizas de hoja que muestran un alto contenido de proteínas. café. En cuanto al sistema radicular. Otro recurso aprovechable del amaranto lo constituyen las hojas. En cuanto a colores pueden observarse: amarillas. lo que la convierte en un alimento apto para la población celíaca. Las plantas de amaranto son monoicas. La semilla es muy pequeña. El color de la planta va desde verde hasta el púrpura con varios colores intermedios como el rojo. arroz y trigo (Mújica & Berti. con flores pequeñas y unisexuales.3. naranjas. ya existen en el mercado productos donde se utiliza como suplementación en harina de trigo y lácteos. Por lo general tiene un eje central bien diferenciado desde donde se ramifica y las hojas son generalmente alternas u opuestas. incrementando el contenido proteico de los mismos y logrando un mejor equilibrio de aminoácidos esenciales (Delgadillo et al. Además por su alto contenido en lisina es una excelente complementación aminoacídica con las proteínas de maíz. es de tipo pivotante. rosado. herbáceas.. lisas o poco pubescentes con nervaduras pronunciadas. retinol y niacina (Mújica & Berti. sin estipulas de forma elíptica. el grano entero cocido puede usarse en forma similar al arroz o inflado (Schnetzler & Breene. Las hojas concentran la mayoría de los nutrientes. Existen variedades de A. Las diferentes especies de Amaranthus son plantas anuales.

estas últimas tienen cubiertas muy duras y son características de las especies silvestres (Mújica y Berti. A. y A. cruentus y A.6.. 1994) o en pequeños lotes a baja densidad asociados con maíz en las provincias de Jujuy. A. 1997) El género se ubica dentro del orden Cariophyllales. Fuera del cultivo practicado por los pueblos originarios. realizándose varias investigaciones orientadas hacia estudios de adaptabilidad de un gran número de cultivares provenientes de México. A. Dentro del mismo se han identificado más de 60 especies entre las que se destacan: A. mientras que para A. En la Argentina. 1997). 1997).1. El inicio de la experimentación con los amarantos en la región pampeana comenzó a partir de ensayos realizados en el Instituto de Fitotecnia de INTA Castelar (Buenos Aires). (Mújica & Berti. edulis S. El cultivo en Argentina. rojos y negros. mantegazzianus P. caudatus se han encontrado alrededor de 30 tn/ha con un volumen aprovechable superior al 40% (Mújica & Berti. cruentus y A. hypochondriacus L. Por otro lado. Los colores de las semillas pueden variar desde amarillo a rosados. lo que ha sido certificado con hallazgos arqueológicos en el área meridional de la provincia de Mendoza. hybridus se obtuvieron hasta 20 tn/ha a los 40 días posteriores a la siembra de los cuales se aprovecha como hortaliza un 42 a 60%. La duración del ciclo del cultivo varía en general desde los 120 a 180 días pero pueden darse casos extremos como 90 o 240 días. familia Amaranthacea. caudatus L .. los amarantos graníferos sudamericanos solo han sido cultivados desde principios del siglo pasado en pequeñas parcelas experimentales (Covas. en Argentina se han obtenidos rendimientos de 1530 kg/ha. Tucumán y Catamarca (Mújica & Berti. 1997). A. el amaranto se cultiva desde mucho antes de la colonización española. estos hallazgos también contribuyeron a reafirmar a Sudamérica como centro de origen (Covas. Características principales del cultivo. 6 . 1994). 1. quitensis S. con materiales provenientes de la Estación Experimental de Puerta de Díaz (Salta). cruentus L. Dichos trabajos experimentales y analíticos recién se intensificaron durante la década del ´80. . Salta. 1 5. Sin embargo en Bolivia y Perú se han reportado rendimientos de 900 hasta 4000 kg/ha. A. como existen especies de amaranto nativas de otros continentes. Los rendimientos de grano pueden ser muy variables. dubius M.5 mm de diámetro. en lo que respecta a biomasa en A. paniculatus L. caudatus de 2.000 años antigüedad. A. Allí se encontró un depósito de semillas de A. Perú y Estados Unidos (A.

1994). principalmente en la región semiárida del país. ni de preferencias arancelarias debido a que este grano carece de posición arancelaria propia (MinCyT de Jujuy. Con respecto a la producción de amaranto a nivel nacional. Con respecto a la comercialización. Pero el área potencial del cultivo en nuestro país también comprende las provincias de Santiago del Estero. En Argentina el mayor volumen de grano comercializado proviene de la importación. Sin embargo. Ecuador junto con Europa y Estados Unidos. para la regiones de la llanura pampeana semiárida y subhúmeda (Covas. Aquí la mayoría son pequeños productores.mantegazzianus). de no menos de 50 millones de hectáreas. 2010).2. Jujuy y Catamarca constituyen la zona tradicional de cultivo.800 hectáreas cada uno.1. harinas integrales de amaranto tostado. 1991. Por su amplio rango de adaptación ecológica. 2010). resulta 7 . 1994). que cultivan con el propósito de autoconsumo de la familia campesina. al Norte de la Patagonia (Covas. amaranto reventado al estilo de rosetas. las Provincias de Salta. No existen datos oficiales de exportaciones. siendo incipiente la producción de tipo comercial (Sánchez. 2010). Perú. aceites. harinas generales. 2009). El principal productor de amaranto es China con 150 mil hectáreas cultivadas. se estima que en Argentina existe una gran extensión de tierras aptas para el cultivo. Córdoba. panes. 2010). seguida por India y Perú que tienen aproximadamente 1. entre otros (MinCyT de Jujuy.. este de La Pampa y oeste de Buenos Aires. barras de cereal. Limitantes en la producción nacional. con consumidores estadounidenses y europeos de altos ingresos. Mercados.6. En materia de consumo se destacan 2 destinos fundamentales: el autoconsumo integrado por los campesinos de la región de producción y un mercado de productos funcionales. las principales limitantes van desde su cultivo hasta la comercialización. 1. envasado en bolsas plásticas de medio kilo y siendo baja la vinculación con los otros componentes de la cadena agroalimentaria (MinCyT de Jujuy. México con 900 hectáreas y EEUU con 500 hectáreas. citado por Jiménez et al. Los principales consumidores a nivel mundial son Bolivia.6. derechos de importación. 1. copos. siendo una de las principales condiciones a tener en cuenta que las zonas de cultivos sean libres de heladas (MinCyT de Jujuy. donde se consumen en forma de granos integrales. El último eslabón comercial se da en comercios de tipo “dietéticas”. polvos pregel. en el que se destaca la ausencia de un mercado de referencia. sin embargo este mismo circula en un sistema comercial informal.

1990. Guerrero et al. Otro problema es la falta de maquinaria. y Fusarium sp. 2011). Monteros et al. la restricción inicial la constituye la falta de disponibilidad de semilla generada por la alta densidad de siembra y por un bajo número de semilleros y bancos de germoplasma que pueden abastecer a los productores. 2010). 2010). Dávila Pullas. Durante el desarrollo del cultivo. Ecuador (Hernández. Además se ha reportado la presencia de oídio (Erysiphe sp. 2000). Con respecto a los artrópodos fitofagos.). lo que impide viabilizar una mayor industrialización del grano. Cabrera Nieto. sin embargo para la cosecha y trilla no se dispone de maquinaria agrícola específica (MinCyT de Jujuy...).7.).. mancha pajiza circular (Phyllosticta spp. 1994. 1991. Rojas et al. Vilca & Jeri. 2004. Principales fitopatologías y artrópodos fitófagos asociados. se han realizado varios ensayos sobre la entomofauna presente en el cultivo tanto en Argentina como en otros países americanos como Bolivia (Flores et al. 2009).). Zambrano.. 2005). muerte del tallo y panojas. 1990). 2003) y EEUU (Wilson & Olson. Cabrera Nieto (1989) afirma que en Ecuador las fitopatologías que sobresalen son las causadas por los hongos del género Phythuium. 1997. 1996.. Rojas et al. 1. Salas-Araiza & Boradonenko. fusariosis foliar (Fusarium roseum) y virosis. 8 . 1979. 2000). En cuanto a la sanidad del cultivo. 1986. debido al tamaño pequeño de la semilla (MinCyT de Jujuy.. Pérez Torres et al. Aragón. y Alternaria sp.). (2010) describieron como enfermedades frecuentes en semilla a Pythium sp. 2003. 2006. Perú (Ugás & Caldas. También en Bolivia. citado en Guerrero et al. En el estado de planta adulta el problema principal es ocasionado por Esclerotinia sclerotiorum ya que produce clorosis. 2010). 2010). Espitia-Rangel. 1989. Phytophthora y Rizoctonia que se hacen presentes en los primeros 30 días del cultivo. ocasionando pudrición del tallo y la raíz. Barrantes del Águila (1991) en Bolivia determinó otros agentes fitopatógenos foliares. Chile (Cárdenas. como roya blanca (Albugo spp. Buña & Mayalica. 1989. 1991. Una de las principales reservas de germoplasma está ubicada dentro del INTA Anguil (Provincia de La Pampa) que posee 18 variedades de Amaranto (MinCyT de Jujuy. junto con Esclerotinia sp.determinante el escaso volumen de producción nacional. Se suma a estos factores un deficiente manejo agronómico que termina por afectar la productividad del cultivo como una cama de siembra fina. Ferrufino Barba. 2008. Cuba (Borroto Pérez et al. necrosis de nervaduras (Phoma spp.. necrosis macrótica foliar (Macrophoma spp. Torres-Saldaña et al. México (Pérez & Domínguez.. Existen experiencias de productores que han realizado adaptaciones de maquinarias existentes para la siembra con “cajón alfalfero”.García et al.

donde encontraron a los lepidópteros Eurysacca melanocampta (Gelechiidae). y entre otras plagas citan a Agrotis sp. Diabrotica sp. la mayor cantidad de estudios realizados sobre insectos asociados al cultivo fueron elaborados por Ves Losada & Covas (1987) en la provincia de La Pampa. y Epicauta sp. Spodoptera eridania (Noctuidae) y Herpetograma bipunctalis (Pyralidae). En la Provincia de Buenos Aires en ensayos realizados en la Universidad Nacional de Luján. 2005). (2006) también tomaron registro de varias especies que se alimentaban del cultivo.. caudatus durante la primera etapa de desarrollo de las hojas. bipunctalis. como "minadores de hoja" (Diptera: Anthomyiidae). mientras que Guerrero et al. Vilca & Jeri (1991) citan trabajos anteriores donde se encontró una gran variedad de plagas foliares. (Coleoptera: Chrysomelidae) y Gryllus arsimilis (Ortoptera: Grillidae). En Chile. se registró una amplia variedad de especies mayormente de los órdenes Hemiptera y 9 .. (2000) observaron ataque de Achryra similalis y larvas de Coleophora versurella (Coleophoridae). Por su parte. En referencia a investigaciones realizadas en Argentina. Buña & Mayalica (2009) encontraron en un ensayo con A. lepidópteros de la familia Pyralidae y Noctuidae. Strymo neurytulus (Licaenidae) y los noctuídos Rachiplusia nu. 1994).. a Diabrotica sp. citado en Guerrero et al. donde se encontró como principales plagas a larvas del género Agrotis spp. Zambrano (1996) observó el daño producido por las larvas de H. Eurysacca media (Gelechiidae). y a la “polilla del bledo”.. Trichoplusia ni y Copitarsia turbata. 1991. (2010) describen como plaga de mayor incidencia. ubicada en las hojas más jóvenes. Tal es el caso de ensayos llevados a cabo en Ecuador. Rojas et al. En Bolivia. y Feltia spp. bajas poblaciones de “pulgón verde” Myzus sp. Estos trabajos basaron su investigación en determinar qué organismos eran productores de daño y evaluar sus enemigos naturales (parasitoides y/o predadores). durante la emergencia. (Lepidoptera: Noctuidae) (Monteros et al. Mújica & Berti (1997) realizaron un estudio en la costa de Perú. “mosca blanca” Bemisia tabaci y “mosquilla de los brotes” Prodiplosis longifila (Ugás & Caldas. (Hemiptera: Aphididae) que luego se ubicaron sobre las panojas. Pseudoplusia includens (Noctuidae). También observó la presencia de la “oruga cortadora” Agrotis sp. 2000). Dávila Pullas (2008) observó ataque de orugas cortadoras de dichos géneros. En Perú. Del mismo modo. Por su parte. se hallaron orugas cortadoras (Noctuidae). (2006) y Vargas López et al.En este trabajo se seleccionaron como antecedentes a los estudios realizados en países sudamericanos debido a la posibilidad de hallar más especies adversas en común. se presentaron diversas plagas como “pegadores de hojas” Spoladea recurvalis. Posteriormente. Posteriormente Niveyro et al. causando daño leve en localidades de la Región Metropolitana (Cárdenas.

se cita al género Conotrachelus spp. el amaranto resulta ser un cultivo prometedor para la región Pampeana. Posteriormente Sbravatti (1999) cita la presencia de este barrenador en otros tres cultivares en la misma zona y también sobre A. 1997). muricatus y Xanthium strumarium. (Coleoptera: Curculionidae) como el principal barrenador de cultivos de La Pampa (Niveyro et al. y Brunch (1914) había determinado que la zona de distribución en Argentina abarca las provincias de Tucumán. Artasa 9022. 2012). En esta misma región. no identificado. Se ha documentado una gran diversidad de insectos con hábito barrenador asociado al cultivo de amaranto en diferentes lugares del mundo (Covas. Jacquelin et al. sin embargo son muchos los aspectos agronómicos que deben ser estudiados en mayor profundidad para la implementación de este cultivo en superficies más extensas. a partir de un individuo encontrado sobre A. 1995. la incidencia de la entomofauna y en particular de Aerenea quadryplagiata asociados a los diferentes materiales genéticos y etapas fenológicas. 2007. en la provincia de Buenos Aires. Buenos Aires y Mendoza. Niveyro & Salvo. Considerando los trabajos anteriormente citados. En trabajos más recientes. puede resultar una variable determinante para el desarrollo del cultivo. Phogat et al. 1995. Los insectos barrenadores son aquellos por cuyo régimen alimentario caulinófago deben ingresar dentro del tallo y realizar galerías dentro del mismo. en un estudio realizado en el INTA Pergamino. quitensis.. Torres Saldaña et al. Covas (1989) había tomado registro de daños ocasionados por un coleóptero de la familia de los Cerambícidos.. (1998) como Aerenea quadryplagiata. Martínez & Riquelme. 10 . La especie fue identificada por Di Iorio et al. 2006). Córdoba. 2004. Entre estos factores. 1994.Coleoptera (De Haro & Martínez. también registró daño sobre el cultivo pero producido por un menor número de especies. quadryplagiata resulta la principal plaga en esta región. cv. (2011). Anteriormente esta especie ya había sido identificada por Bosq (1943) sobre A. En Argentina. En la misma región.. 1994. Martínez et al. Paralelamente. Low et al. hypochondriacus L... De Haro & Martínez (1995) hallaron en un ensayo en la localidad de Luján. Martínez & Riquelme (2007) confirmaron que A. un barrenador del tallo de la familia de los Cerambícidos. Esto dificulta la circulación de agua y fotoasimilados aumentando el riesgo de quebrado de las plantas.

1 Hipótesis.2. b) La incidencia de Aerenea quadryplagiata depende del tipo de material cultivado y/o de algunas características morfológicas de la planta. 2. a) Las especies fitófagas que afectan al cultivo varían según el cultivar o especie de amaranto y el momento del ciclo del cultivo. en cinco cultivares de amaranto.2. b) Evaluar el comportamiento de Aerenea quadryplagiata en relación a algunas características morfológicas de los materiales sembrados. 11 . Hipótesis y objetivos. Objetivos. a) Registrar y cuantificar las especies de artrópodos fitófagos y su daño asociado. 2.

4 24. Cultivares empleados. De Falco.5 3. 2002.8 May 45 13.5 17. (°C) Dic 33 23.7 29. Húngaro (ciclo corto) - Amaranthus hypochondriacus cv. Ubicación del ensayo. - Amaranthus mantegazzianus “Hortícola” - Amaranthus hypochondriacus cv.9 Feb 132.1.2.9 Ene 177. donde la profundidad del solum es de 160 cm. 3.1.5%). (°C) Temp. En la Tabla 1 se presentan los datos de temperaturas medias.3 16. Media (°C) Temp. con un horizonte superficial bien provisto de materia orgánica (3.3.5 17. Mejicano 12 . Los suelos presentes en esta zona son clasificados como Argiudoles típicos (Soil Taxonomy.2 Abr 155. Descripción del ensayo.1 7.1 19.1 Jun 79 10.5 27. Tabla 1.3.1. provincia de Buenos Aires. Materiales y métodos.1 12. Min. (Ver Descripción 1 y Tabla 7 en Anexo). Valores promedio de precipitación y temperatura registrados durante el ciclo del cultivo de amaranto (Estación Agrometeorológica CIDEPA-UNLu. El estudio se realizó en el campo experimental de la Universidad Nacional de Luján. de textura franco-limosa a franco-arcillo-limosa y el horizonte textural (Bt) se encuentra a 27 cm (Botta et al. región natural de la Pampa Húmeda cuyas coordenadas geográficas son: latitud 34º 36’ Sur y longitud 59º 04’ Oeste. máximas y mínimas mensuales así como la precipitación acumulada mensual durante el desarrollo del cultivo de amaranto utilizado en este trabajo (Diciembre de 2010 a Junio de 2011). 2011.8 28.1. Meses Precipitaciones (mm) Temp. Don Guiem - Amaranthus cruentus cv.4 31. perteneciente a la serie Solís. Datos meteorológicos durante el ciclo del cultivo.1. La región está cubierta uniformemente por un manto loéssico de más de dos metros de espesor.7 14.4 10. 3. a 28 msnm. 2006). 2010-2011). Max.1 Mar 30 19.. Artasa 9122 - Amaranthus cruentus cv.5 22. comunicación personal). 3.9 32.2 15 5.

Figura 2. hypochondriacus cv. Amaranthus mantegazzianus “Hortícola”. 13 . Amaranthus Húngaro (ciclo corto).Figura 1.

Artasa 9122. Don 14 . Amaranthus Guiem.Figura 3. Amaranthus hypochondriacus cv. Figura 4 . cruentus cv.

Entre parcelas se dejaron sectores de 1m que funcionaron como caminos. Amaranthus cruentus cv. 3. Mejicano.Figura 5. dentro del marco del Proyecto de Extensión universitaria “Proyecto de promoción.4. El diseño experimental del ensayo fue en bloques completos aleatorizados con 3 repeticiones. Dichos materiales fueron provistos por la Universidad Nacional de La Pampa. La disposición de los tratamientos se presenta en la figura 6. con una distancia entre surcos de 70 cm. desarrollo e integración asociativa de productores vinculados a producciones alternativas en la Cuenca del Río Lujan y alrededores” desarrollado por la asignatura Conservación del Sistema Agropecuario.1. 15 . Diseño experimental. Cada parcela constó de 3 filas de 3 m de largo.

5. se tomó una muestra al azar de diez plantas del surco central. para lo cual se utilizó la metodología enunciada por Chagaray y Gallo (2005).2. los artrópodos y daños presentes. omitiéndose los 50 cm próximos al final de la parcela para evitar el efecto borde. Relevamiento de especies de artrópodos y tipo de daños presentes. Ya emergido el cultivo. Se regó durante el primer mes. 3. el control de malezas fue de forma manual. Las labores previas a la siembra constaron de una pasada de disco y una de motocultivador. (Ver Descripción 2 en Anexo) 3. Para dicho registro. 3. Esquema del ensayo.2. se criaron en laboratorio. cada 2 días aproximadamente debido a que la emergencia es la etapa más sensible al estrés hídrico. Determinación de etapas fenológicas. Durante el desarrollo del cultivo se relevaron semanalmente.2. La siembra se realizó el 22 de Diciembre de 2010. Labores culturales. Se observó a ojo desnudo la parte media superior de cada planta. En el caso de que se encontraran individuos inmaduros. 3.1. Se registraron las fases fenológicas durante las fechas de muestreo. La preparación del suelo es un factor determinante para la posterior implantación del cultivo debido a que el tamaño pequeño de la semilla hace necesario una gran superficie de contacto. limpiando los caminos y el entresurco. Metodología de evaluación.2.1. durante la etapa vegetativa hasta inicio de etapa reproductiva.2. No se realizó raleo de plantas y tampoco se utilizaron agroquímicos. Como alimento para la cría se utilizaron plantas pequeñas del mismo material en donde se halló al 16 .2. se registró si la misma presentaba algún tipo de daño por alimentación (desfoliación o fitosucción) y se capturaron los individuos presentes.1. Entomofauna asociada al cultivo 3.Bloque I Bloque II Bloque III Don Guiem Mejicano Don Guiem Artasa Hortícola Húngaro Mejicano Húngaro Mejicano Hortícola Don Guiem Hortícola Húngaro Artasa Artasa S Figura 6.

teniendo en cuenta un error estadístico del 5%. En ambos análisis.2. cuando el ANOVA resultó significativo. Tanto en las observaciones directas a campo como en las de laboratorio. 1983. 2005) se tomaron muestras de diez plantas por parcela con síntoma de barrenado (daño por oviposición). tomando como tratamiento a los cultivares. Para todos los análisis se utilizaron los programas estadísticos STATSOFT (2000) e INFOSTAT (2004). N° de galerías y % oviposiciones efectivas ((N° de galerías/N° oviposiciones)*100). el número de galerías por barrenado y la presencia de larvas.2. 3. En madurez fisiológica (Chagaray y Gallo. 1979. primero se determinó diámetro de tallo empleando un calibre automático “Precision Measuaring” (precisión de 0. 3.2. De Haro et al. 2009.01mm). Para la clasificación de los artrópodos se utilizaron claves taxonómicas y bibliografía específica (Rizzo. Observaciones bioecológicas del “barrenador del tallo”.2. 2011).individuo. Richards & Davies. se realizó un análisis de varianza para las siguientes variables: N° de oviposiciones. se registraron los tipos de hábito alimenticio discriminando entre artrópodos desfoliadores y fitosuccívoros. cada una de las variable mencionadas con el diámetro y la altura. También se realizó un análisis de correlación para cada cultivar entre. el número de oviposiciones.3. la altura hasta la base de la panoja. en las que se registraron en laboratorio: el diámetro a los 20 cm del cuello. Aerenea quadryplagiata. Posteriormente se cuantificó el número de oviposiciones a lo largo del tallo y se diseccionó el mismo con un bisturí para observar a ojo desnudo la presencia de galerías y larvas. Para recolectar esta información. Para comparar el daño por insectos defoliadores y fitosuccívoros en cada cultivar y fecha de muestreo se realizó un ANOVA de medidas repetidas para cada una de las siguientes variables: % de plantas con defoliación y % plantas con daño por fitosucción.3. Clasificación taxonómica. se realizó una separación de medias a posteriori con la prueba de Duncan.. Luego se registró la altura de la planta desde el cuello del tallo hasta la base de la panoja utilizando una cintra métrica.. Navarro et al. 3. Para comparar el comportamiento del barrenador en los distintos materiales genéticos de amaranto. 17 . Análisis estadístico.

1. Este hecho observado se debe a que este cultivar se caracteriza por presentar un ciclo corto. Sin embargo . En la Tabla 2 se observa las fases fenológicas registradas durante las fechas de muestreo para el relevamiento de especies de artrópodos presentes en el ensayo. 4. Especies asociadas a cada cultivar. Determinación de las etapas fenológicas. 4. Cultivar Orden Insectos fitófagos 18 .2. El resto de los materiales recién alcanzaron dicha etapa en la última semana de muestreo. Fases Fenológicas en las fechas de muestreo N° Fecha Cultivares / Fases Húngaro Hortícola Don Guiem Mejicano Artasa 28/12 Emergencia Emergencia Emergencia Emergencia Emergencia 1 20/1 Inicio de panoja Vegetativo Vegetativo Vegetativo Vegetativo 2 28/1 Antesis Vegetativo Vegetativo Vegetativo Vegetativo 3 4/2 4 11/2 Antesis Inicio de llenado de grano Vegetativo Inicio de panoja Vegetativo Inicio de panoja Vegetativo Inicio de panoja Vegetativo Inicio de panoja La emergencia de todos los cultivares se registró el 28 de diciembre.4.1. y por lo tanto todos los muestreos de insectos en este material se ubicaron dentro de esta etapa (Tabla 2). Entomofauna asociada al cultivo 4. Tabla 3. el cultivar Húngaro presentó una mayor precocidad al pasar a etapa reproductiva a los 29 días posteriores a la siembra. Tabla 2. En la Tabla 3 se presenta los artrópodos encontrados en cada material vegetal y la clasificación taxonómica alcanzada. Resultados y Discusión. Relevamiento de especies de artrópodos presentes en cada cultivar.2.

Xyleninae. Tortricinae. Cultivar Orden A.Lepidoptera Hemiptera A. Eulini) Achyra bifidalis (Crambidae. Hortícola Coleoptera Himenoptera Isopoda Coleoptera A. Xyleninae. Pyraustini) Edessa meditabunda (Pentatomidae) Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae) “Crisomelido marron” (Chrysomelidae) Diabrotica speciosa (Chrysomelidae) Acromyrmex lundii (Formicidae) Armadillium vulgare (Armadillidiidae) Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae) Nuapactus xantographus (Curculionidae) Diabrotica speciosa (Chrysomelidae) Acromyrmex lundii (Formicidae) Armadillium vulgare (Armadillidiidae) Tetrachinus urticae (Tetrachinidae) Nezara virdula (Pentatomidae) Edessa meditabunda (Pentatomidae) Diabrotica speciosa (Chrysomelidae) “Crisomelido marron” (Crysomelidae) Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae) Spodoptera cosmoides (Noctuidae. Artasa 9122 Himenoptera Isopoda Acarina Hemiptera Coleoptera A. Don Guiem Lepidoptera Himenoptera Isopoda Acarina Argyrotaenia sphaleropa (Tortricidae: Tortricinae: Archipini) Eulia loxonephes (Tortricidae. Mejicano Coleoptera Especie Diabrotica speciosa (Chrysomelidae) 19 . cruentus cv. Pyraustinae. cruentus cv. Continuación. mantegazzianus cv. Prodeniin) Spodoptera frugiperda (Noctuidae. hypochondriacus cv. Prodeniini) Acromyrmex lundii (Formicidae) Armadillium vulgare (Armadillidiidae) Tetrachinus urticae (Tetrachinidae) Tabla 3.

hypochondriacus cv. Don Guiem A. 1980). Hortícola Tortricidae (2) Crambidae (1) Pentatomidae (1) Chrysomelidae (2) A. Órdenes y familias relevadas en cada cultivar Cultivares/ Ordenes Lepidoptera Hemiptera Coleoptera A. cruentus cv. distribución y abundancia de los artrópodos (Rabinovich.Hemiptera Lepidoptera Himenoptera Isopoda Lepidoptera Hemiptera A. cruentus cv. Húngaro Coleoptera Himenoptera Acarina Isopoda Astylus atromaculatus (Melyridae) Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae) Nuapactus xantographus (Curculionidae) “Crisomelido marron” (Chrysomelidae) Edessa meditabunda (Pentatomidae) Argyrotaenia sphaleropa (Tortricidae: Tortricinae: Archipini) Acromyrmex lundii (Formicidae) Armadillium vulgare (Armadillidiidae) Achyra bifidalis (Crambidae. Crambidae y Noctuidae. 4. Este hecho podría atribuirse por una parte a que los ensayos difierieron en la fecha de siembra. a que las precipitaciones en este ensayo fueron menores al promedio histórico. Artasa Cerambicidae (1) A. Sin embargo. Chrysomelidae y Meliridae (Tabla 3). Tabla. Los dos órdenes en los que se registró una mayor variedad de especies fueron Lepidoptera con representantes de las familias Tortricidae. Húngaro A. siendo más tardía en la campaña presentada en este trabajo y por otra parte. y Coleoptera. Ambos factores pudieron influir sobre la diversidad. con individuos de las familias Curculionidae. el número de especies fue menor que el registrado por Martínez & Riquelme (2007) en el mismo sitio de ensayo. mantegazzianus cv. hypochondriacus cv. Cerambycidae. Pyraustinae. Pyraustini) Edessa meditabunda (Pentatomidae) Nezara virdula (Pentatomidae) Diabrotica speciosa (Chrysomelidae) Astylus atromaculatus (Melyridae) Acromyrmex lundii (Formicidae) Tetrachinus urticae (Tetranichidae) Armadillium vulgare (Armadillidiidae) Se encontró una gran variedad de especies pertenecientes a diferentes órdenes. Mejicano Crambidae (1) Noctuidae (2) Tortricidae (1) Pentatomidae (2) Chrysomelidae (1) Pentatomidae (2) Cerambicidae (1) Pentatomidae (1) Cerambicidae (1) 20 . hypochondriacus cv.

Artasa. Hymenoptera (“hormigas negras”) y Coleoptera. la citaron sobre A. Diabrotica speciosa “Vaquita de San Antonio” Durante la etapa vegetativa se observó a esta vaquita en su estado adulto produciendo desfoliación sobre todos los materiales. 4. cruentus. se presentaron en casi todos los materiales salvo A. hypochondriacus y A.1. Martínez & Riquelme (2007). Del mismo modo. 1979) resulta esperable su aparición en el cultivo. En cuanto a la incidencia en los distintos cultivares. También en la localidad de Lujan. 4. hypochondriacus cv. tallos y raquis de la panoja durante las etapas vegetativa y reproductiva. (2006) solo cita a estas especies alimentándose durante la etapa vegetativa del cultivo.Cerambicidae (1) Chrysomelidae (1) Curculionidae (1) Melyridae (1) Chrysomelidae (2) Himenoptera Formicidae (1) Formicidae (1) Formicidae (1) Isopoda Armadillidiidae (1) Armadillidiidae (1) Armadillidiidae (1) Armadillidiidae (1) Tetrachinidae (1) Tetrachinidae (1) Formicidae (1) Armadillidiidae (1) Tetrachinidae (1) 6 8 10 9 Acarina Total de especies 9 Chrysomelidae (2) Melyridae (1) Curculionidae (1) Formicidae (1) Como se observa en la Tabla 4. De Haro & Martínez (1995) y posterioremente. Complejo de chinches: Edessa meditabunda "Alquiche chico" y Nezara virdula “Chinche verde”. un 40% más que el cultivar Artasa. A. En este trabajo. Al tratarse de especies polifitófagas y cosmopolitas (Rizzo. 4. cruentus. Niveyro et al. 21 .3).3.3. Los órdenes de artrópodos que aparecieron en el total de los materiales fueron Isopoda (“bichos bolita”).1.3. Sin embargo en la provincia de La Pampa.1. Similarmente a lo observado en las chinches. En el mismo sitio de estudio Martínez & Riquelme (2007) registraron nuevamente a estas especies sobre otros 4 cultivares. los tres con representantes de hábitos alimentarios no específicos (ver punto 4. De Haro & Martínez (1995) hicieron referencia a su aparición en cultivos de A.2.1. por lo que resultó esperable que utilizará al cultivo de amaranto como recurso alimentario. ambas especies se registraron alimentándose de hojas.1. este coleóptero presentá un habito cosmopolita y polifitófago. mantegazzianus. se registró un mayor número de especies alimentándose sobre el cultivar Don Guiem. que fue el que presentó la menor biodiversidad. Descripción del hábito alimentario observado en cada especie de artrópodo.

hypochondriacus cv. Anteriormente. según el hábito alimenticio descrito en SINAVIMO (2012a). encontraron individuos de este melírido alimentándose sobre las panojas. 4.3. pero si se clasificó como perteneciente a la familia Crisomelidae. En concordancia. mantegazzianus cv.. 4.5.1. tanto en la etapa vegetativa como en la reproductiva. Del mismo modo. hypochondriacus cv. presumiblemente alimentándose de polen (Fig. mantegazzianus.3. se encontraron sobre el cultivar A. 1998). cruentus cv. mantegazzianus y en la localidad de Río Cuarto. pero sin identificar la o las especies.4. Artasa. Enruladores de hojas: Argyrotaenia sphaleropa y Eulia loxonephes Ambas especies fueron observadas produciendo un enrulamiento de las hojas mediante hilos de seda que unían a las mismas. 4. cruentus cv. Hortícola. Por lo tanto. en la misma localidad. mientras que otros autores lo citan sobre tallos. Mejicano y A. Mejicano. Sólo De Haro & Martínez (1995) citaron un daño relevante por enruladores de las hojas sobre un ensayo de Amaranto en Luján.4. en Pergamino. En este ensayo se encontraron ejemplares sobre A. generalmente en las hojas nuevas (Fig. Astylus astromaculatus “Siete de oro” Los adultos fueron observados sobre las flores. A. cruentus cv. Jaquelin et al. (López & Gerardo. Húngaro y A. Mejicano. se hallaron en los cultivares A.3. cruentus cv. 1989. Hortícola y A. 22 .4. 1998). mantegazzianus cv. pero para ambas especies. mantegazzianus cv.1. 9). 7). Martínez y Riquelme (2007) lo citan sobre estos cultivares y además sobre A. este trabajo constituiría la primera cita de estos lepidópteros asociado al cultivo de amaranto. Don Guiem... mientras que Cavallero (1972) lo registró también en Amaranthus deflexus. Córdoba. Naupactus xantographus “Gorgojo” Se registró a este gorgojo (Fig. citado en Di Iorio et al.1.3. Este coleóptero se observó alimentándose del área foliar durante la etapa vegetativa en los cultivares A.1. mientras que las de Argyrotaenia sp. citado en Di Iorio et al. Martínez y Riquelme (2007) lo citaron sobre A. 1995. Las larvas de Eulia sp. “Crisomélido marrón” No se pudo identificar la especie.3. (2011). formando una especie de capullo. hojas y flores (Ríos de Saluso et al. Mejicano y A. 8) alimentándose en su estado adulto del área foliar. sobre plantas silvestres de Amaranthus spp. Hortícola. cruentus cv. de los materiales de A. no se encontró bibliografía referente al daño producido sobre plantas de Amaranto.

Hortícola.. 2005) es esperable su aparición en este cultivo. Las larvas de este lepidóptero se alimentan de una epidermis se alimentan de una epidermis dejando a las hojas con apariencia de "tul" y además produciendo tela en donde los individuos se refugian.1. cruentus (Martínez & Riquelme. tanto en etapa vegetativa como en reproductiva. solo se ha citado a S. 10). Curioni et al.1. Candil.. Achyra bifidalis "Oruga de la verdolaga". (1995) observaron daño por este formícido 23 .. mientras que en la segunda efectuó galerías en el raquis de la panoja provocando secado parcial de la misma pero sin que el daño sea relevante por la elevada biomasa que produjo el cultivo (Jacquelin et al. quitensis como arvense. Húngaro y A.3. 4. En cuanto a referencias de daño sobre amaranto. bifidalis fue encontrada en A. 2007). En concordancia a lo informado por Saini (2006). A pesar de que durante este ensayo se dieron condiciones de déficit hídrico. cruentus cv. Sin embrago. mantegazzianus y A. citado por Di Iorio et al. Al tratarse de una especie ampliamente distribuida en el país y capaz de utilizar muchas especies vegetales como recurso para el cultivo del hongo del que se alimentan (Ricci et al. En un ensayo realizado en INTA Pergamino. Se observó en las etapas vegetativas y reproductivas a esta especie desfoliando los cultivares A. quitensis (Ríos de Saluso et al. 1989 citado por Di Iorio et al. 1998). Acromyrmex lundii “Hormiga negra”. 4. por la amplia distribución de A.4. A. se verificó también el ataque de este crámbido. este desfoliador no presentó una incidencia de daño intenso..8. Ambas especies fueron observadas actuando como desfoliadoras de hojas y brotes en A. Don Guiem. Orugas militares o cogolleras: Spodoptera frugiperda y Spodoptera cosmiodes. Saini (2006) también menciona. Esta especie fue anteriormente citada en Amaranthus spp.7. pero no se han hallado trabajos en los que se la mencione desfoliando cultivos de amaranto.. 1998) y en la localidad de Luján sobre cultivares de A.1. para esta especie.3. frugiperda sobre plantas silvestres de A.6. 2011). a plantas de yuyo colorado (Amaranthus quitensis) como hospedantes y afirma que en condiciones ambientales de altas temperaturas y sequías pueden darse ataques masivos. pudiendo llegar a una desfoliación total. (Rizzo. Se observaron caminos de esta especie recorriendo varias parcelas del ensayo durante la emergencia de todos los cultivares. sobre un cultivo de Amaranthus cruentus var. el que ocasionó una defoliación severa en hojas superiores durante su primera generación. ésta podría actuar como reservorio desde donde se iniciarían los ataques. mantegazzianus cv.3. quitensis por Blanchart (1962) y por Hayward (1969). hypochondriacus cv. 1973. El daño que causan es característico pues realizan cortes en el tallo y/u hojas de las plántulas (Fig.

Tetrachinus urticae “Arañuela roja común”.1. La Plata. (2006) describe a este género como el de mayor incidencia durante la germinación. no se hallaron referencias de este isópodo sobre amaranto. Niveyro et al. 4. (2006) en un ensayo llevado a cabo en La Pampa también encontraron esta especie asociada al cultivo de amaranto pero con una mayor incidencia durante la etapa reproductiva. Mejicano 24 . Armadillium vulgare “Bicho bolita”. Chacabuco y Navarro) y en coincidencia con lo observado en el presente trabajo. El daño se registró en el total de los cultivares durante la etapa vegetativa. 2005). al producirse las condiciones ambientales favorables resulta esperable su aparición.3. 1986.10. Astylus astromaculatus alimentándose sobre una panoja A. Niveyro et al.durante el desarrollo del cultivo en una red de ensayos en varias localidades bonaerenses (San Antonio de Areco. 2012).. 4. Figura 7.1.9. a pesar de tratarse de una especie fitófaga (Villarino et al.3. Se registró a esta especie durante emergencia de las plántulas ocasionando daños en el hipocótile y cotiledones pero. Por tratarse de una especie polifitófaga y que se desarrolla favorablemente durante temporadas de sequía (Quitanillla & Cordoba. Gallardo et al. cruentus cv. Se observaron colonias de este ácaro generando clorosis y posterior bronceado con producción de tela en la cara abaxial de las hojas.

con la ventaja de no estar restringidos por relaciones taxonómicas (Southwood. Dentro de los artrópodos fitófagos los principales gremios corresponden a los consumidores 25 . La clasificación según el comportamiento alimentario corresponde a lo que en Ecología se denomina gremios.1. en este caso la planta de amaranto. Adams. 1985). Clasificación de los artrópodos asociados al cultivo según su hábito alimentario. Daño en emergencia por hormigas cortadoras 4. Los gremios se caracterizan por ser grupos funcionales que incluyen a todas las especies que explotan una fuente común.4.Figura 8. Naupactus xantographus Figura 9. 1973. Daño por enrulador Figura 10.

1. los formadores de galerías o barrenadores.de hojas o desfoliadores.5. Este ordenamiento es útil para clasificar a las plagas según el daño que realizan al cultivo.1. entre otros. Hábito alimentario y etapa de aparición de los insectos observados Especie Acromyrmex lundii Armadillium vulgare Diabrotica speciosa “Crisomelido marrón” Nuapactus xanthographus Argyrotaenia sphaleropa Spodoptera frugiperda Spodoptera cosmiodes Achyra bifidalis Eulia loxonephes Astylus atromaculatus Tetrachinus urticae Edessa meditabunda Nezara virdula Aerenea quadryplagiata Hábito alimentario Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador Desfoliador. Polenófago Fitosuccívoro Fitosuccívoro Fitosuccívoro Barrenador Etapa Emergencia Emergencia Vegetativa Vegetativa Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Antesis Inicios de etapa vegetativa Vegetativa y reproductiva Vegetativa y reproductiva Se tomó registro del daño en llenado de grano En la tabla 5 se puede observar que la mayoría de las especies halladas tienen un hábito desfoliador. 4. la incidencia de la mayoría de las especies registradas se da durante la etapa vegetativa y reproductiva. 26 . pero tiene la desventaja de no considerar el peso relativo de cada especie perteneciente al grupo. Tabla 5.1. los chupadores de savia o fitosuccívoros. Preferencia de la entomofauna desfoliadora entre los diferentes materiales vegetales. 4. se pudo observar que durante el tiempo en que se realizó el relevamiento. En la figura 11 se puede observar el porcentaje de plantas dañadas por el gremio de insectos desfoliadores en cada fecha de muestreo junto con la línea de medias para los cinco cultivares que se sembraron. y que durante la emergencia predominan las especies Acromyrmex lundii y Armadillium vulgare. Preferencia de fitófagos entre los distintos cultivares. Junto con lo anterior.5.

4. que difirió significativamente del resto. Esto marca una tendencia en la frecuencia de daño por desfoliación que va en aumento a medida que avanza el ciclo del cultivo hasta que se mantiene relativamente constante alcanzando un máximo de 90% de planta con daño en la tercera fecha.005). p= 0.96.Mediante el análisis de varianzas se concluye que no hay diferencias significativas (F4. como también entre la segunda y tercera fecha de muestreo (Figura 12). Preferencia de entomofauna fitosuccíovora entre los diferentes materiales vegetales.2.10= 1.30=17.5. p>0.50.18) en el porcentaje de plantas defoliadas de cada cultivar pero sí entre lasdistintas fechas de muestreo (F3. En la figura 12 se puede observar el porcentaje de plantas con daño por artrópodos del gremio de los fitosuccívoros en cada fecha de muestreo. junto con la línea de medias para los 5 cultivares que se sembraron. En la primera fecha todos los cultivares presentaron el menor porcentaje de desfoliación. 27 . Durante esta fecha todos los cultivares salvo el Húngaro se encuentran a fin de la etapa vegetativa e inicio de reproductiva.1.

ya que se observaron diferencias entre las dos primeras fechas con respecto al tercer muestreo. p= 0.27. Dentro de los artrópodos pertenecientes a este gremio.03). Estos 28 . en el cual se produce una caída en el porcentaje de plantas con daño. la frecuencia de daño tuvo una distribución inversa. Sin embargo.Al igual que en el análisis de daño por desfoliación. se observaron diferencias significativas para el porcentaje de plantas con daño por fitosucción entre las distintas fechas de muestreo independientemente de los cultivares (F3. Tetrachinus urticae constituyó la principal especie.30= 3.

Oviposición. quadryplagiata. disminuyendo su población hacia fines de esta etapa.ácaros se presentaron en tres de los cultivares principalmente durante la etapa vegetativa. 13) para colocar un único huevo en la parte apical del orificio.2. Observaciones sobre los estados de desarrollo y el daño de A. concuerdan con lo descrito por Sbravatti (1999) y permitieron asegurar que la única especie de barrenador presente fue el cerambícido A.2. Daño por oviposición (Imagen tomada con lupa binocular Wild con aumento 4X) 29 .1.2. A través de la inspección visual de las plantas. realiza un pequeño corte transversal (Fig. Figura 13. se pudo observar la oviposición de este barrenador en los tallos.1. 4. El tejido que se encuentra alrededor de la herida se torna oscuro y se muestra menos notable en los cultivares cuya coloración es rojiza. La hembra. uno de ellos perteneciente a la familia Curculionidae. Niveyro & Salvo (2012) afirman que las plantas de Amaranthus sp. quadryplagiata. Bioecología del “barrenador del tallo del amaranto” Aerenea quadryplagiata (Cerambycidae). 4. su incidencia podría haber determinado en gran parte el alto porcentaje de plantas con daño por fitosucción en las primeras fechas de muestreo. El daño causado por la ovipisición es muy característico de esta especie.1. son en general muy susceptibles al ataque de insectos endofitófagos barrenadores y en correlación con esto. 4. registraron varias especies de insectos barrenadores del tallo en cultivos de amaranto en la provincia de La Pampa. Sin embargo las observaciones realizadas sobre los estados juveniles de desarrollo y el daño efectuado sobre los tallos de las plantas de amaranto. Por lo tanto.

(Imagen tomada con lupa binocular Wild con aumento 4X) 4. incluso en la panoja cuando el diámetro del raquis lo permitió (Fig. En el caso en que el desarrollo embrional y larval fue exitoso. 2012 comunicación personal). con el cuerpo claro y la capsula cefálica esclerotizada (Fig. Estado adulto.2. se caracteriza por tener las antenas de tipo filiformes y más largas que el cuerpo. 14). Sin embargo durante el ciclo del cultivo no observaron ejemplares adultos. A través de la inspección y disección de plantas con daño por oviposición se pudo corroborar que en algunos casos no se cumplió el desarrollo embrional o la larva murió siendo muy pequeña y por lo tanto el daño aún no era evidente.4. Cuando dos larvas se encontraban en la misma planta. cumpliendo de esta manera una generación anual.1. Las larvas encontradas fueron todas del tipo cerambiciforme. los canales de barrenado se unían. 15). la larva se arroja al suelo para pasar el invierno.4.2. Daños producidos por el barrenador. Sbravatti (1999) determinó que luego de cumplir su ciclo en la planta.5cm. En el presente ensayo se llegaron a registrar larvas de hasta 2 cm de longitud dentro de los tallos. El adulto tiene un tamaño aproximado de 1. Figura 14.3.2. 30 . Se alimenta de la superficie foliar.1. 4. Transcurre unos tres meses como prepupa y un mes más como pupa.2.1. Este hecho podría explicarse a partir de los hábitos nocturnos que presentan estos individuos (Niveyro. Estas oviposiciones se consideraron "no efectivas". Estado larval. el daño por barrenado se observó a lo largo de todo el tallo. Larva de Aerenea quadryplagiata.

31 . Curioni et al. un 100% de las plantas barrenadas por un coleóptero de la familia Cerambycidae no identificado. hypocondriscus x A. que afectó severamente al cultivo debido al quebrado de las panojas y vuelco de las plantas. (1995) observaron sobre el cultivar Don Guiem. Al igual que en este trabajo. el daño ocasionado por un barrenador sin identificar. En cambio en Buenos Aires. siendo el daño de mayor importancia producido por un insecto en el cultivo de Amaranto en esa región. De las observaciones que se realizaron se identificó que muchas de las plantas con barrenado continuaron su desarrollo hasta concluir su ciclo. Luego de alimentarse en el tallo. las larvas de último estadio perforan la pared del tallo para poder salir del mismo y empupar en el suelo. En trabajos más recientes realizados en Luján. Este daño produce una necrosis del tejido y es una vía de ingreso para organismos patógenos u oportunistas.Figura 15. Covas (1989) registró en un ensayo realizado en la provincia de La Pampa sobre un cultivo de un híbrido precoz (A. hecho que obligó a anticipar la cosecha y resintió el rendimiento. como el caso de hormigas y “bichos bolitas” que lo empleaban como refugio (observación personal). 16). Daño por barrenado en corte longitudinal del tallo (Imagen tomada sin aumento) Otro daño que se observó fue el producido por la salida de la larva (Fig. Martínez & Riquelme (2007) determinaron que el barrenado del tallo causado por A. las plantas llegaron a semillar pero sin mermar significativamente el rendimiento. Con respecto a los antecedentes de daño por barrenadores en nuestro país. quadryplagiata produce el quebrado de la planta y pérdida de semillas. Sin embargo el daño generado por el barrenado las hizo muy propensas al quebrado y en estos casos las panojas senescieron anticipadamente. hybridus K393).

3. Número de oviposiciones y número de galerías promedio por Elplanta número decada oviposiciones y el diferentes de galeríasindican por planta (Figura 17) no presentaron para cultivar. cuando ambas variables se relacionaron 32 . que es de ciclo corto.6= 0.05). p= 0.Figura 16.2. en dicho momento las parcelas del cultivar A. Letras que existieron diferencias diferencias concluyentes entre tratamientos los cultivares (Variable OVIPOSICION: significativas entre para cada variable (ANOVA.94). El número de oviposiciones y galerías del barrenador fueron registrados cuando la mayoría de los cultivares se encontraban en madurez fisiológica. Daño por salida dela larva (Imagen tomada sin aumento) 4. p =0. Sin embargo.91.6= 3. Fp<0. Número de oviposiciones y galerías por planta sobre los distintos cultivares. Sin embargo. Figura 17.07. se habían perdido. En consecuencia para realizar el análisis sobre preferencia solo se N° de observaciones/planta compararon los restantes cuatro cultivares. Variable GALERÍAS: F3. Húngaro.2.12. hypochondriacus cv.

que afirma que las hembras oviponen en las plantas que pueden brindarles una mayor supervivencia a su descendencia.53 0. propios de dicho material genético. este índice sí reflejó diferencias significativas entre cultivares (F3.001 0.6= 3. Figura 18. siendo el cultivar Hortícola el que presentó el menor porcentaje de oviposiciones exitosas (Fig.013 33 .005). Figuras 19 a 22). De esta manera surge que la altura de la planta no es una característica morfológica que influye sobre el ataque del barrenador.23. Letras diferentes indican que existieron diferencias significativas entre tratamientos por la prueba de Duncan (p<0. que limitan el desarrollo de la larva neonata.05). 2003). Esto podría deberse a la presencia de metabolitos secundarios. Al analizar la relación entre el número de oviposiciones. en este caso la de oviposición (Sepúlveda Jiménez et al. probablemente porque muchos metabolitos de este tipo se acumulan en el tejido vegetal luego de producirse una herida. mientras que el diámetro parece jugar un papel de relevancia sobre todo en la elección de la hembra al oviponer. solo la relación entre el diámetro y número de oviposiciones por planta resultó significativa para todos los cultivares (Tabla 6. Tabla 6. el número de galerías y el índice de oviposiciones efectivas con la altura de la planta y el diámetro.para obtener el porcentaje de oviposiciones efectivas. Estas sustancias no parecen influir sobre la elección de la hembra al oviponer. Este hecho indicaría una preferencia de oviposición frente a mayores diámetros de tallo y se corresponde con la teoría propuesta por Thompson & Pellmyr (1991).54 P <0. Correlación entre el diámetro y número de oviposiciones para todos los cultivares. Porcentaje de oviposiciones efectivas en diferentes cultivares.. p=0. en este caso a través de un suficiente sustrato para vivir y alimentarse. Cultivar Artasa Hortícola Coeficiente de correlación 0. 18).

Mejicano Don Guiem 0.50 0.007 0.001 Figura 19. Correlación entre diámetro del tallo y N° de oviposiciones en el cultivar Hortícola 34 . Correlación entre diámetro de tallo y N° de oviposiciones en el cultivar Artasa. Figura 20.44 0.

Sin embargo la diferencia fue significativa solo para el cultivar Artasa. quadryplagiata varió entre distintas fechas de siembra según el momento en el que las plantas alcanzaban un diámetro aproximado de 6 mm. caudatus que el barrenado y quebrado de tallos por A. Correlación entre diámetro del tallo y N° de oviposiciones en el cultivar Don Guiem Al observar los gráficos surge que el diámetro a partir del cual se observa al menos una oviposición por planta está entre 45 y 65 mm dependiendo del cultivar.Figura 21. Similarmente. Análogamente a las determinaciones anteriores. De Haro & Martínez (1995) determinaron en un cultivo de A. hypochondriacus (Artasa y 280 FK-FH1) determinaron una menor densidad promedio de insectos barrenadores en las plantas sembradas en alta densidad (menor diámetro). Correlación entre diámetro del tallo y N° de oviposiciones en el cultivar Mejicano Figura 22. Niveyro & Salvo (2012) al evaluar experimentalmente el efecto de diferencias morfológicas (diámetro del tallo) y fenológicas (duración del ciclo) en dos cultivares de A. 35 .

Hortícola fue el que registró una menor frecuencia de daño. 36 . ya sea por insectos fitosuccívoros como por desfoliadores.  Las hembras del A.  La especie Aerenea quadryplagiata fue la única especie de barrenador asociada al cultivo. estas diferencias no fueron significativas con respecto a los demás cultivares.  El cultivar A. Hortícola fue el que registró un menor número de oviposiciones efectivas por lo que es recomendable su uso en zonas con altas poblaciones de esta especie.  Si bien el cultivar A.  El mayor número de especies fitófagas registradas pertenecen al orden Lepidoptera seguido por Coleoptera. mantegazzianus cv. En base al análisis de los datos obtenidos a partir de las especies fitófagas halladas sobre Amaranto y sus respectivos hábitos alimentarios en los distintos cultivares. quadryplagiata oviponen prefiriendo las plantas por el diámetro y no por el material genético. Conclusiones. mantegazzianus cv.5. se puede concluir que:  El daño por desfoliadores aumenta a medida que la planta avanza en su ciclo ontogénico a diferencia de lo que se observa en fitosuccívoros.

37 . mantegazzianus cv. Consideraciones finales. Como continuación de este estudio se propone.6.  Evaluar la incidencia directa e indirecta del daño por barrenado sobre el rendimiento. quadryplagiata seleccionan para oviponer.  Determinar el mínimo diámetro de tallo que las hembras de A.  Evaluar en próximas campañas la incidencia de daños por fitosuccíovoros y desfoliadores en relación al efecto que producen sobre el rendimiento.  Evaluar las características de A. Hortícola que podrían relacionarse con la inhibición del desarrollo de las larvas.  Evaluar diferentes fechas de siembra o materiales genéticos de diferentes longitudes de ciclo que puedan "escapar" a la época de mayor ataque del barrenador.

gob. Boletín del Ministerio de Agricultura. Becerra. Folia Entomológica Mexicana. Caracterización y efecto de la densidad en el cultivo del amaranto (Amaranthus cruentus L. La guardia Madrazo.). Vol.. El amaranto. Argentina. T. F. VI Congreso Internacional sobre Cultivos Andinos.. I. A. Escuela superior politécnica de Chimborazo. (Coleóptera. 2009. 2002 Distribución de la compactación inducida por el tráfico agrícola en un sistema frutícola. Tapia-Rojas. J.p..n. Aragón-García.7. M. 1972..m. VII Congreso Internacional sobre Cultivos Andinos. 5.mx/biodiversitos/amaranto. Segunda lista de coleópteros de la República Argentina dañinos a la agricultura. 1997. Ecuador.). Respuesta a la fertilización orgánica en el cultivo de amaranto (Amaranthus caudatus) en el cantón Guano. Rendimiento y fenología de 14 colecciones de achita (Amaranthus caudathus L. México. 4 al 8 de Febrero de 1991. 33-43. B. 4 al 8 de Febrero de 1991. L. Bosq. E.. The definition and interpretation of guild structure in ecological communities. 1991. Amaranthus spp. El Amaranto cultivo alternativo para áreas en proceso de desertificación. nuevas tecnologías para un antiguo cultivo. 1985. R. Tesis de grado. Jorajuría. Brunch. Enfermedades de la kiwicha (Amaranthus caudatus) en Ayacucho (2750 m.). Resumen de algunas experiencias cubanas. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales. M. 1943. provincia de Chimborazo. El cultivo de amaranto. Publicación miscelánea Nª 52 INIAP Estación experimental Santa Catalina. Veracruz. 1991. L. 19 N°2 . C. La Paz. manejado mediante el sistema orgánico.136 Cavallero. Memoria Ingeniero Agrónomo.163. Una alternativa agronómica para Ecuador.s. p. de.M. 1991. Aedo Pareja.. Insectos asociados con el cultivo de amaranto Amaranthus hypocondriacus L. Catalogo Sistemático de los coleópteros de la República Argentina. 1914. p 139-142. C. Bibliografía. M. p 43-59. Revista de Investigación Agrícola: Producción y Protección Vegetal Vol. La paz. 2003.80 Botta. http:/xolo. Bolivia. La Paz. Xalapa..) en la localidad de la Viñaca. M. A. y Andrade.210-219 Buña & Mayalica. y Huerta-Sánchez. y Barrantes Del Aguila.htm Consultado: 15 de mayo de 2012 Borroto Pérez. Avances en la investigación del cultivo de amaranto (Amaranthus sp. 17. Adams. p. Algunos aspectos de la biología y control de Naupactus Xanthograpus Germar.conbio. Curculionidae) en durazneros de Chile. Barrantes del Águila. Ayacucho. A. (Amaranthaceae) en el Valle de Tehuacán Puebla. VI Congreso Internacional sobre Cultivos Andinos. Año 3.J. Dirección de sanidad Vegetal. División de Zoología. Cabrera Nieto. D. Santiago. Riobamba. Cárdenas. No. Revista miscelánea La Plata. L. 2000. F. Ecuador. Bolivia. Sánchez Rodríguez. p. J. p 135-138. I Congreso 38 . Andrade. Saiz Machado. T. C. Bolivia. G. J. 1989. Revista electrónica de la Agencia de Medio Ambiente. Draghi. p. 1991. Universidad de Chile. 4 al 8 de Febrero de 1991. D. en la provincia de Jujuy. Journal of Animal Ecology. México. I.

tesis. Perspectivas del cultivo de los Amarantos en la República Argentina. Tesis de grado. Morales. E. A. Braun.165. AlejandreIturbide. G. p19-20 De Haro. M.. En: Cordo. 119.. D. M. Moccia. Alvarez Chaus. 1994. 2003. S. Revista Peruana de Entomología. A. Boletin No. O. 2008. B.Latinoamericano de Entomología. Curioni. Bolivia http://www.A. M. 2011. Chapingo. 1995. O.. EEA INTA Anguil. A. Obtención de galletas a partir de la mezcla de trigo y amaranto A. Argentina. Universidad Técnica del Norte. D. 1986.52-72 Gallardo. Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de la Pampa. p.A y Gandolfo.. Especies animales asociadas al cultivo de Amaranthus sp. Alvarado-Gómez.. Ayacucho. México. M. H. Evaluación de daños causados por las plagas foliares de la "Achita" (Amaranthus caudatus L. N° 1. Vilca Vivas.. 2 al 7 de abril de 1995. Cordo. p.8 Dávila Pullas.. hipochondriacus L. Rendimiento de grano y 39 . & C. Dirección Provincial de Programación del Desarrollo Ministerio de Producción y Desarrollo Gobierno de la Provincia de Catamarca.. Argentina. H . Estudio de factibilidad del cultivo del Amaranto.. 2005. & M.. P. p. M.M. G. Buenos Aires. A. J. M. H. J. Sociedad Entomológica Argentina ediciones. Revista de Cultivos AndinosPICA-Ayacucho.. Publicación miscelánea N°13. Evaluación de la producción económica de las especies cultivables del genero Amaranthus en la zona de influencia de la Universidad de Lujan.E. p.3 4-4 0. Romero..2009. Mendoza. Medrano-Roldán. A. Coronel. Di Iorio. Chamorro. G. Guía de Trabajos Prácticos Nº7: Claves de los órdenes de insectos de importancia agronómica. 15. Argentina. P.74. Ecuador. Un amaranto de notable precocidad. Martínez. 8p. Catamarca. Informe CAPFTA. 1995.org:8080/dspace/handle/123456789/4571 Consultado : 15 Mayo de 2012 Flores. Argentina Covas.R. 1989. III Congreso Argentino de Entomología. Cerambycidae: Laminae: compsosomatini. Logarza. De Haro. C. Morelos. Primer Congreso Internacional de Amaranto. Martínez. p 4-5. García-Pereyra.A. p.p. p. Evaluación de cinco líneas de amaranto Amaranthus caudatus en tres localidades de la provincia de Imbabura. G. García.190 Chagaray. Mendoza Bendezu. O (Directores). H. A.. Vásquez. p. Buenos Aires. Tesis de grado. K. L.. Vol. 1991. 1998. L. E. L. 66. Bolivia. Y Calderon. Riquelme.. G. Delgadillo. J. México. Covas. La Pampa. Olivares-Saenz.). G.abesca. Logarzo. J. H. C. Plagas del amaranto (Amaranthus caudatus). Salazar-Sosa. Ferrufino Barba. Valdés-Lozano.2005.. 1990. V. Di Iorio. Situación actual y problemática del cultivo de amaranto en México. M. 1. Manejo Integrado de Plagas y Agroecología (Costa Rica) No. Universidad Mayor de San Simon. Biología y enemigos naturales de Tetranychus urticae en pimentón. A. 101-109. Amarantos. “Catálogo de insectos fitófagos de la Argentina y sus plantas asociadas”. Argentina Espitia-Rangel E. Santadino.. y Gallo. C. Oaxtepec. y Gallardo.. novedades e informaciones. Colegio de Posgraduados. R. Publicación didáctica para Zoología agrícola de la UNLu.

Curculionidae (Coleoptera) associated with wild and cultivated Amaranthus spp. Amaranthus cruentus L. S. y Araya. J y Hoyos.pdf Consultado: 8 de Febrero de 2012 Monteros. Martínez. 2000. Rev. Infostat versión 2004..J. B. X Congreso Argentino de Ciencia y Tecnología de Alimentos. 1997. p. El amaranto en su mesa.): Producción.10. Estación Experimental Santa Catalina. agrupadas por relación de semejanza.N. Roma. (Amaranthaceae). Armada. El amaranto y su uso. Carlos. Buenos Aires. A. 2010. El cultivo del Amaranto (Amaranthus spp. C. Brujas.C. 145. EEA INTA Pergamino..ar/pdf/productos_alimenticios/Quinua_y_Amarant o. D. Ecuador.81 Louw. Saini. Trabajos completos presentados al III Congreso Internacional de Ciencia y Tecnología de los Alimentos Córdoba. 26.F. L.. 18 al 20 de Mayo de 2005. Argentina. Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura. As. Mújica. INFOSTAT.13 Navarro. N. A. De Tucuman 42 (1) : 3. INIAP-Alegría primera variedad mejorada de amaranto para la sierra ecuatoriana. M. No. 1. Caicedo V. y Riquelme. R. Elisei. W. Cecilia.cofecyt.J. Jujuy. K. Insectos tucumanos perjudiciales. E. 2004. Argentina.) cultivado a diferentes densidades en el noreste de México. 2009. Carlos. medicinales y condimentarios. Resúmenes del XXX Congreso Argentino de Horticultura. A. Ministerio de Ciencia y Tecnología (MinCyT). p. Bs. El cultivo de amaranto. Berti. M.. Argentina. 3. Color. & M. Corregidor. San. Nieto C. Debilidades y desafíos tecnológicos del sector productivo: quínoa y amaranto. Bol. 1960. Primera edición Instituto Nacional de Tecnología 40 . LLovet. Boletín divulgativo INIAP No. Veg. p. textura y aceptabilidad de productos de kiwicha. Avances en Inocuidad y Microbiología. NRC (National Research Council). Guerrero. African Crop Science Journal.gov. P. Vol. M. aromáticos. Argentina. P. Amaranth: modern prospects for ancient crop. Leiva. Washington. Chile Hayward. Weeks. en la Región Metropolitana de Chile. 1994. M. Observaciones biológicas de Achryra similalis (Guenèe) (Pyralidae) y otros lepidópteros en amaranto. 33. J. 591-598. Rivera M. Clave pictórica de polillas de interés agrícola.. 2011. p. Argentina Jiménez. Mújica Y Berti. Martín de Troiani. productos e ideas: camino al futuro”. Mejoramiento Genético y Utilización. (Amarantaceae) in South Africa. F. 84 p.5. Van eeden C. y Tassone. Marco. Boletín Divulgativo INIAP 1994 N°4. 1995. 2009. Uganda. Quito. M. Mar del Plata. 2005. “Apertura a nuevos procesos. E. 2007. L. Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Jacquelin. Córdoba. http://www.calidad del forraje de amaranto (Amaranthus spp. Italia. L. p. 1º Simposio Internacional de Nuevas Tecnologías. Reinaudi. Ecuador. Carlos. Y Agric.p 93-98. Argentina. Plagas No.145 Hernández. T. Fauna asociada a algunos cultivos hortícolas. 1984.. Ind. J.. 1979. Vimos N. Manual del usuário. Red de Cooperación Técnica en Producción de Cultivos Alimenticios. National Academy Press.. Lamborot.. La Plata.mincyt.

Salas-Araiza. M. México.. distribución y control. A. Acta universitaria. INTA – Estación Experimental Agropecuaria pergamino e IMyZACNIA Castelar / Facultad de Ciencias Naturales e Instituto “Miguel Lillo”. Distribución geográfica y variabilidad genética de los granos andinos. y Amaranthus hybridus L.Agropecuaria. Omega. S.. Ed. Estudio entomofaunístico del cultivo de amaranto (Amaranthus hypochondriacus L. 288. INTA.. Bhalla. Guanajuato. M. Pinto. R y Córdoba.) una alternativa agronómica para Ecuador. Soto. México. A. H.. p. p. B. p. México. p. Roma. L. Editorial Continental. Vol. p. Argentina Rabinovich. J. 2005. India. p50. Falkenstein. R. 1980. R. C.. 1983. Slovak Republic. Nitra. L.55. No. 2012. Ecuador. Hemisferio Sur. J. 2006. Jalisco. Universidad Nacional de La Plata. Hemípteros de interés agrícola. No. Sánchez. Italia. Universidad de Guanajuato. INIAP. Tratado de entomología. O. 359-371. Bioversity International. 2011. Universidad Nacional de Salta. 1989. EE. Argentina. México.64. Aragón García.Composición Química y Valor Nutritivo de la harina de Amaranto. Niveyro. México y Tecatitlán.. y López Olguín. Quitanilla. Niveyro. Insectos Asociados al Amaranto Amaranthus hypocondriacus L. México. 2006. A. A.) en Puebla. O. p. Saenz. Nieto. Publicación Miscelánea N°52. 41 . Argentina. Universidad Nacional de Tucumán. Entomofauna y patógenos de Tithonia tubaeiformis (Jac) Cass. México. S. Pérez..A. Maceiras. Aric. & Boradonenko. B. Ed. Buenos Aires. Argentina Richards.. El cultivo de amaranto (Amaranthus spp. V. S. F. E.. M.8-20. Quito. especies de mayor difusión en Argentina. Morelos.261-262. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas Vol. 1994. 2010. Hormigas argentinas: comportamiento. 1979.S. p.313. cañahua y amaranto en Bolivia. Barcelona. C. C.16. Mal. Sci.1.D. 1986. A. & Davies. chinches perjudiciales y chinches benéficas para los cultivos. S.6-10. C. Prácticas culturales exitosas para disminuir el ataque de insectos barrenadores de Amaranthus hypochondriacus. (Amaranthaceae) en Irapuato. XXIV Congreso Nacional de Entomología. En Chapingo. 35-41. 12. VIII Congreso Argentino de Entomología. p. y Domínguez. 5th international symposium of the European amaranth association. 1990. & Salvo. 44-47. 9 al 14 de Noviembre de 2008. p. Padín.L.919 Rizzo. Insectos y ácaros perjudiciales al cultivo de soja y sus enemigos naturales. Ed. Hernández. Santa Catalina. p.E. Granos Andinos. P. Ricci. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Phogat. 2006.R. Benítez. Avances. & B. Pérez Avilés. Pérez Torres. A. Introducción a la ecología de poblaciones animales. A. Baudino.. 1991. 192-193. S. Ácaros fitófagos. A. 2 . Argentina Rojas W. p. Seasonal incidence of stem weevil (Hypolyxustruncatulus) and its effect on growth and grain yield of amaranth (Amaranthushypochondriacus). D. J. Assessment of the arthropods associated with the amaranth crop in the central Argentina. logros y experiencias desarrolladas en quinua. Tesis para obtener el título de Licenciada en Nutrición. Saini. p. E. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales. Indian J. 100p. Hemisferio Sur S.. Bariloche.

Vol. INTA.Trabajos en prensa.pdf 42 . SINAVIMO. Revista anual de Entomología N° 36. 2012. La paz.ar/wp-content/uploads/2012/01/Bo-10084-Villarinoocastellano3. Argentina http://ria. J.1 p131-140. Sistema Nacional Argentino de Vigilancia y Monitoreo de Plagas http://www. Sbravatti. Acta Zoológica mexicana. No. RIA . Villarino. 38-43. T. & Jeri.. 1973. T.).159. La Pampa. A. 62.. L. Londres. G. 1994. Evolution of oviposition behavior and host preference in lepidoptera. Ugás. O. Vilca. USA.gov. Chapter 9. A. 2005. Capítulo 2: Alimentación. Influencia de la densidad de siembra en la productividad de dos especies del género Amaranthus como cultivos hortícolas. Chemistry and Technology.L. Producción de amarantos graníferos: fecha y sistemas de cosecha. 1991. Bolivia.sinavimo. Trujillo. Anales Científicos de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Actas de las primeras jornadas sobre Amaranto en La Pampa. The insect/plant relationship-an evolutionary perspective. R. 330. A. A. The grain amaranths: a survey of their history and classification. J.. A. J. J. Computer program manual. Soil Survey staff. 1987. Aspectos biológicos de Aerenea qudryplagiata (Boheman 1858) (Coleoptera. K. Vargas López. Thompson. G. Clave para la taxonomía de suelos. 2006. S.ar/plaga/astylus-atromaculatus Consultado: 8 de abril de 2012 Soil Taxonomy.111-113. 1950. Argentina. In: Amaranth Biology.C. p. 2006. N. Paredez López. Cerambycidae) barrenador del tallo de Amaranthus spp.L. Servicio de Conservación de Recursos Naturales. Daños del barrenador del tallo (Coleoptera: Curculionidae) en germoplasma de "Achita" (Amaranthus caudatus L.. y Caldas.. W.V. y Pellmyr. A. H. p. N. Región subhúmeda y Semiárida Pampeana. 223 pp.. & Breene.202 Southwood. Perú. p. USDA.Sauer. Vol. EEA INTA Anguil. La Molina. Estados Unidos. In: Van Emden (ed. Tesis para obtener el titulo de Ingeniera Agrónoma. Perú. Statistica for Windows. & Covas G. Universidad de california. M.N. STATSOFT. 2000. O. R. Formulaciones con combinación de ingredientes activos para el control de Armadillidium vulgare (Crustacea: Isopoda). 1999. Ves Losada J. Blackwell Scientific. Ruiz. 2012...3-29 Schnetzler. p.. F. Insect/plant relationship.. VII Congreso internacional sobre cultivos andinos. Food uses and Amaranth Product Research: A Comprehensive Review.65-89 Torres-Saldaña. Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.inta. N. 2004. Bautista Martínez. plaga en el cultivo de colza. 4 al 8 de Febrero de 1991. Trinidad-Santos. y De León González.gov. Universidad Nacional de Lujan. p. p56-66. Manetti. México. Covas. Annals of the Missouri Botanical Garden 37:561-632. Ed. M. p. F. 1991. López. Clemente.20. Castillo Juárez. p. y Faberi. D.) en Ayacucho. J. Statsoft Inc. Investigación en Producción Animal 2006. Barrenación del tallo de amaranto por Hypolixus truncatulus (Coleoptera: Curculionidae) y Amauromyza abnormalis (Diptera: Agromyzidae). P.J. Oxford. Tulsa.

Lygus lineolaris (Palisot de Beauvois) (Hemiptera:Miridae) oviposition site preference on three growth stages of a grain amaranth.Consultado: 8 de abril de 2012 Wilson R. Memoria de Ingeniero Agrónomo. Chile. 1990. Olson. Tarnished plant bug. & D. J. p. Kansas Entomology Society N°63. Universidad de Concepción. Amaranthus cruentus L. 1996. Evaluación agronómica de nueve líneas de Amaranthus spp. en Chillan. Zambrano. 88-91 .L.L. Facultad Agronomía. 43 . C.

Especie Amaranto Cebada Maiz Arroz Trigo Centeno Fuente: USDA. Temperaturas medias Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio 23.1 10. 1990 citado en Mújica & Berti. 1997.2 7.5 – 17.4 27.0 9. Comparación de contenido proteico entre especies.4 – 14.2 Descripción 1.0 – 17. 1963 Contenido de proteína (g) 13. Anexo. a 100m del alambrado del camino interno principal. Tabla 5. lomas planas extendidas donde se asocia con microdepresiones que poseen síntomas de hidromorfismo marcado y medias lomas altas.8.4 13. 44 .5 14. Ocupa posiciones positivas.7 19.0 9.1 Fibra (g) 3.6 – 18.4 – 14.0 Tabla 6.8 17.1 – 8.0 – 3.5 Fuente: Nieto. Perfil de suelo de la Serie 2 El perfil modal de esta serie ha sido descripto en el potrero N°11.9 22.5 – 5 Cenizas (g) 3.3 Energía (Kcal) 391 Calcio (mg) 130 – 164 Potasio (mg) 800 Vitamina C(mg) 1. Tabla 4.0 9. Composición química de la semilla de amaranto (por 100 g de parte comestible y en base seca) Característica Contenido Proteína (g) 12 – 19 Carbohidratos (g) 71.8 Lípidos(g) 6.

59 5.03 56.27 59.09 13.39 2.34 Descripción 2.97 1.58 A 36.86 F-A-L 5. moteados. Tabla 7. A medida que las hojas basales senescen la cicatriz dejada en el tallo principal se utiliza para considerar el nudo que corresponda.34 A-L 53.0 51. Fase reproductiva: Inicio de panoja (R1): El ápice de la inflorescencia es visible en el extremo del tallo. (2005) Emergencia (VE): Es la fase en la cual las plántulas emergen del suelo y muestran sus dos cotiledones extendidos y en el surco se observa por lo menos un 50% de población en este estado. en la descripción. termina como una delgada acumulación de arcilla de dos centímetros de espesor.. es de drenaje imperfecto y presenta como característica relevante rasgos de hidromorfismo. Si bien ha sido descripta convencionalmente. Datos analíticos de la Serie 2 Horizonte Profundidad Materia orgánica (%) Carbono orgánico (%) Arcilla (%) Limo (%) Arena (%) Clase textura pH agua (1:2. Todas las hojas verdaderas sobre los cotiledones tienen un tamaño menor a 2 cm de largo.90 12.42 5. El Bt21.63 10.64 F-L 31. Escala fenológica según Chagaray et al.17 6.82 6. se supone la existencia de una discontinuidad a ese nivel.09 38. 45 .78 52.La serie fue clasificada como un Argiudol típico..61 8.6 5. Fase vegetativa (V.3 A 50.53 18.Vn)1n Estas se determinan contando el número de nudos en el tallo principal donde las hojas se encuentran expandidas por lo menos 2 cm de largo. y posee características poco intensa de pseuddogley. corresponde a un epipedónmólico.39 27.27 10.12 1.1 9.04 56. mas poroso que el resto del horizonte A y con moteados que se hacen intensos en su base. El horizonte A12 es eluvial.58 5..94 F-A-L 39. en la zona de contacto entre horizontes A y B.65 3.37 2. El material en el que se ha desarrollado el horizonte A. El primer nudo corresponde al estado V1 el segundo es V2 y así sucesivamente. La planta comienza a ramificarse en estado V4.5) Ap1 0-12 Ap2 12-21 A12 21-36 Bt1 36-63 Bt2 63-83 BC1 83-120 BC2 +120 3. considerando esta como límite entre A12 y Bt21.89 30.05 F-L 33.

sin embargo es el indicador más utilizado. las semillas ya maduras caen. Llenado de granos (R5): La antesis se ha completado en al menos el 95% del eje central de la panoja Grano lechoso: Las semillas al ser presionadas entre los dedos. En panojas verdes. Si la antesis ya ha comenzado cuando se ha alcanzado esta etapa. dejan salir un líquido lechoso. 46 . Madurez de cosecha (R7): Las hojas senescen y caen. éstas cambian de color verde a un color oro y en panojas rojas cambian de color rojo a café-rojizo. la planta debiera ser clasificado en la etapa siguiente. En esta estado al sacudir la panoja. En esta etapa existe alta sensibilidad a las heladas y al stress hídrico.Panoja (R2): La panoja tiene al menos 2 cm de largo. son las primeras en abrir y generalmente la antesis comienza desde el punto medio del eje central de la panoja hacia las ramificaciones laterales de esta misma. Madurez fisiológica (R6): Un criterio definitivo para determinar madurez fisiológica que aún no ha sido establecido es el cambio de color de la panoja. Generalmente se espera que caiga una helada de otoño para que disminuya la humedad de la semilla. Término de panoja (R3): La panoja tiene al menos 5 cm de largo. Además las semillas son duras y no es posible marcarlas con la uña. la planta tiene un aspecto seco de color café. Las flores hermafroditas. Antesis (R4): Al menos una flor se encuentra abierta mostrando los estambres separados y el estigma completamente visible. Grano pastoso: Las semillas al ser presionadas entre los dedos presentan una consistencia pastosa de color blanquecino.