You are on page 1of 2

2.

3 Doctrinas de la Macroeconomía

2.3.1 Visión clásica
Como cuerpo clásico teórico coherente, la escuela clásica de pensamiento económico
parte los escritos de Smith, continua con la obra de los economistas británicos Thomas
Robert Mathus y David Ricardo, y culmina con la síntesis de John Stuart Mill, discípulo de
Ricardo. Los clásicos tomaron de Ricardo el concepto de rendimientos decrecientes, que
afirma que a medida que se aumenta la fuerza de trabajo capital que se utiliza para labrar
la tierra, disminuye los rendimientos o, como decía Ricardo, superada cierta etapa no muy
avanzada, el proceso de la agricultura disminuye de una forma paulatina.
El alcance de la ciencia económica se amplió de manera considerable cuando Smith
subraya el papel de consumo sobre el de la producción. El contaba en que era posible
aumentar el nivel general de vida del conjunto de la comunidad. Defendía que era
esencial permitir que los individuos intentaran alcanzar su propio bienestar como medio
para aumentar las prosperidad de toda sociedad.
Por otro lado Malthus en su ensayo sobre el principio de la población (1789), planteaba la
nota pesimista de la escuela clásica, al afirmar que las esperanzas de mayor
prosperidadse escollarían contra la roca de un excesivo crecimiento de la población. Este
sostenia que el control natural era positivo: el poder de la población es tan superior al
poder de la tierra para permitir la subsistencia del hombre, que la muerte prematura tiene
que frenar hasta cierto punto el crecimiento humano.

2.3.2 Visión Keynesiana
La teoría general sobre el empleo, el interés y el dinero de Keynes, la explicación de las
causas del paro o desempleo afirmaba que estese debía a la estructura rigida en el
mercado de trabajo que impedia que los salarios bajaran hasta el nivel de equilibrio.
La idea subyace en este modelo lo afirmaba que cuando existe desempleo masivo en el
mercado de trabajo, la disponibilidad de los trabajadores sin empleo debe reducir los
salarios hasta el punto de que algunos no estarían dispuestos a aumentar su plantilla a
medida que el menor costo a pagar (el salario) hicieran rentable la contratación.
La principal innovación de Keynes consistió en afirmar que el desempleo puede deberse
a una insuficiencia de la demanda y non a un desequilibrio en el mercado de trabajo.
La revolución Keynesiana implica que, en la terminología macroeconómica, el mercado de
bienes estaría en una situación de equilibrio de subempleo al no permitir el equilibrio del
mercado de trabajo, por lo tanto, en este último, los empresarios no contratan a los
trabajadores que necesitarían para maximizar beneficios si hubiera suficiente demanda en
el mercado de bienes.

fabricas). en consumo público y en exportaciones e importaciones. En énfasis del Keynesianismo la demanda como determinante clave del nivel de producción a corto plaza permitió avanzar en otras áreas de la macroeconomía. Se trata de analizar la información aritmética para explicar el desempleo agregado. utilizando también algunos de los elementos de la teoría del juego.Otro importante aspecto de la moderna teoría macroeconómica parte de la importancia que Keynes otorgaba al efecto de la incertidumbre sobre el comportamiento económico. que constituyen los elementos claves que componen la demanda final agregada (en contraposición con la demanda de bienes intermedios) de la economía. En parte se pudo iniciar el desarrollo de la contabilidad nacional y de conceptos tales como el gasto total de consumo. en formación de capital (producción de maquinarias. .