You are on page 1of 67

.

.

.

el Sigl

(Ltye d

XVII)

NeVBLA
HI
TeRleA
,

POR EL DR. 'DON
I

,

TALLERES ,.LINOTIPOGRAFICOS

CALLE 67 No. 525.

AP. 365.

JUNIO, 1940

,

MERIDA, YUC,. MEX.

TOMADO DE LA' BIBLIOTBCA
,.
'q

.';% '

"

DE /lIJA REVISTA DE YUCATAN"
(lO

'

c.

:

:1

'

7

r

o ,

..

· s ,'

re

r

e

fa

7 "

"

te'

t')BR S EN

J'Ri'3~SJ\:

"LOS ALCALDES DE VALLADOLID"
(Obra histórica yuca teca)

"LA HIJA DEL JUDIO"
(Novela histórica peninsular) Por el Sr. Dr.
2 TO¡\\OS
D. Justo Sierra O'ReilIy

"EL CONDE DE PEÑALVA"
.

(N<l,vela histórica yuca teca) Por el Sr. Lic.
D . ..Eligio Ancona

1 TOj\ \O

. "UN AÑO EN EL HOSPITAL DE SAN LAZARO"
(Novela histórica campechana) Por el Sr.
Dr. D. J lIsto Sierra O'ReiJly

I TO¡\-10

eBRAS PR6XIMAS A PUBLleAR:

"LA ' MESTIZA'"

,

(Novela regional) Por el Sr. Lic. D. Eligio
Ancona

1 TOMO

"MEMORIAS DE UN ALFEREZ"
(Novela histórica yucateca) Por el Sr. Lic.
D. Eligio Ancona

"LA CRUZ Y LA ESPADA"

(Novela histórica yuca teca) Por el Lic.
Eligio Ancona

6BRAS VUBLle1\01\S:

"EL MILAGRO DEL SANTO DE HALACHO
HISTORIA DE UN FUSILADO"

O

(Novela popular bordada sobre hehos his"tóricos contemporáneos) Por el Prof. San1 TOMO
tiago lVléndez Espadas

"EL FILIBUSTERO"
(Novela histórica) Por el Sr. Dr. D. Justo
Sierra O'Reilly
1 T01\10

.

¡A las armas.. a insultaros. y a incendiar la población 1 i El rey! ¿qué es el rey cuando se trata de conservar el honor y la existencia de lo que tenéis de más caro en la tiet ra? ¡no! la causa del rey. no es la que vais a defender: es la Esta leyenda es toda hist6rica. Stuarda. del AutN.• ( J) (LEYENDA DEL SIGLO XVII) I • • . . IAhil dove fuggo? •••••••••• •• E dove Dove fuggir i? . a saquear vuestras casas. 7 ji • • ••• .. a violar vuestras hijas. N. casi hasta en sus más insignificantee circunsta ncia!5 . valientes campechanos 1 Los bárbaros vienen a robaros. .••• Alfieri-M. ~~ . ( 1) • • • .

. . y no puede hacerse entender porque está espantosamente agitado de la fatiga y del terror. .. no hay duda. y sabía que era capaz de todo. daba sus disposiciones y dictaba órdenes para la defensa de la plaza. cia. mientras lodos los vecinos estaban reunidos en las casas re.. ¿qué hay? ¿·son enemigos? Sí. no dejó de ' turbarse con la noticia· que trajo el vigía de la Eminen. contemplando aquel aparato hostil.6 • • . y en aquel momento un estupor general cundió rápidamente. gTe. • el to! ¡Santo Dios! ¿quién resiste a el muíato? ¿quién puede embotar el filo de ~u espada? ¿quién contiene su brazo extermÍ. . gritóle . es . cubierto de polvo . . pro)\:: to .. -. ¡Por Dios! hablad. vióse venir a carrera ' tirada alatalayero de la E ••• llega bañado de sudor.. y todo el vecindario estaba en la mayor consternación y.DI tOe el mulato! exclamó la azorada multitud. he reconocido bien .. . Su nombre tenía una horrible celebridad. Como el Han de de Víctor Hugo.. de quien era padrino. de acuerdo con los principales de la villa..Tan intrépido. . el. a las armas .. . angustia. .nador?¿qué mitigará su insaciable sed de venganza y de sangre? . ra vengarse de cierto insulto recibido en la villa. A las cinco de la tarde. • • . El valiente y resuelto . Conocía perfectamente a el 111 to. cual era el capitán Galván.ales. pa.. Era el 11 de agosto de 1633: diez naos piratas se habían presentado enfrente del puerto. capitán Domingo Galván Romera. una fama de san. . lo . • EL FILIBUSTERO I vuestra. ... Juan Baniverde·.. es la causa de Yucatán: es la de la muy noble y leal villa de Campeche. es. '. de una vez..

Era seguro que en aquellos momentos estaba en tierra.. cateco. el capi tán Galván dirigió una arenga a los vecinos para exci tar su patriotismo y lealtad. y su nombre era bastante. y bebido el agua salobre dé una ciénaga. Luis. Cuando a las tres de la mañana del día siguiente. Sin embargo. y ta lvez dentro de la villa o sus arrabales.. hasta que llegase el socorro que se había pedido a la ciudad de Mérida en donde residía el Gobernador.. haciéndoles ver que no había que temer a ningún enemigo. lo habían hecho temible a estos pacíficos habitantes. porque aún no se había reembarcado al ocultarse el sol. Como para esto. e internado p~r"la espesura. pues ya se creían cercados por el enemigo. y ya no tuvieron resolución para poner sus haciendas en cobro. Muchos años de piratería en las costas · de Yuca. resados en el éxito de aquella jornada. Román. donde hoy está el castillo de S. El vigía de Ler m llegó pocos momentos después. I mulay confirmó cuanto dijo el primero. desembarcado con una partida a sotavento de S. Esto acabó de alarmar a los vecinos. y que el nombre yu . y el riesgo era inminente. era de la mayor importancia el proceder a serios preparativos. el honor campechano esLban directamente inte. se resignaron a toda contingencia. para petrificarlos de espanto. to en una lancha se había aproximado a s costas. tán. y alejar de aquel teatro a sus familias. siempre que se afrontase con valor y resolución a sus tentativas. y al efecto.Justo Sierra O'Reilly 7 ulato había comido la carne de un indio de Río Lagartos. era natural que transcurriese algún intervalo considerable de tiempo. el cacique de buJá dió parte del saqueo que habían hecho en - .

8 .. lanzaba ahogados ' sollozos pidiendo al cielo . . trompas y añafiles dan la señal de la proximidad del enemigo.. delicia de toda la familia y bello ornamento de la villa. para ir á la parroquia.. nalmente al pirata. Trémula escucha la voz del capitán Calván. i Santo Dios 1 súbitamente oye tocar a arrebato. Mantilla fué del número de estos desgraciados. el tiroteo se generaliza . Víctima del bárbaro furor de aquel filibustero detes. distante de su casa sólo el ancho de la calle. la linda e inocente Concbi sobre todo. .. y aunque no conocía perso. ídolo y encan. y pasó a iHo a los que no tuvieron lugar a escapar anticipadamente de su furor. $álió en la mañana del día doce de agosto.. Suelta la rubia cabellera. : las balas se' cruzan . titud de defensa. • EL FILIBUSTERO su pueblo los . Allí arrodillada sobre la tumba de su padre.. que manda a hacer fuego . Su familia esta ba en Campeche. aunque no contaba sino con doscientos sesenta y tres hombres. I to encomendero de Champotón. ~in un sólo testigo: sin una sola • . nuestros lectores deben figurarse la impresión que su desembarco causaría en el lacerado corazón de la viuda e hijos del caballero.. era la que más sufría en aquel amargo trance. al pie del altar de ánimas. pintado el terror en todas sus d~licadas facciones. ya la villa estaba ep ac. ' . sorprendió aquel pueblo. las cornetas. table había sido en el año pasado don Valerio Mantilla. . ¡¡¡POUMB111 un tiro de artillería venido del mar .. Conchita cae sin sentido desmayada en el templo. to de su difunto padre. y con traje de luto.. • .. con los ojos hinchados de tanto llorar. pues los indios se retiraron a los montes inmediatos.

.. . pero se reunen en aquel solo sitio. . destacan diversas partidas y se apoderan de varios puntos de la villa... ...... hace qes... dirigió en torno sus azorados ojos buscando a alguien. .. . .. .... .... . .... Justo Sierra O'ReilIy ... Todo es luto y horror: no se oye ya la voz de los que mandan. .. Reune sus ideas i Dios mío 1 i qué recuerdos 1. y cada uno }9rocura evitar aquel conflicto.. haciendo un fliego vivo por la mar y por la playa.aparecer todo obstáculo a su empresa. los valientes campechanos sostienen con honor su pue~to...... otra aún .... todo está sumergido en espesas tinieblas: son las once de la noche y se encuentra abandonada de todos... lo que ha podido percibir: es el canto de los extranjeros que celebran su triunfo horrible en medio de una orgía. ....... ........ ... operaciones hostiles. los ancianos e impedidos. • .... Sin embargo. ...... se yen en el mayor peligro.. .. Todo es ya confusión y desorden. . Se acercan una vez.. Cuando Conchita volvió de su largo y profundo desmayo. . _... y solo escucha un lejano ruido: es un himno a Baca... .. como se lo permiten sus agotadas fuerzas . y el capitán Galván cae atravesado por una bala de mosquete. Francisco. La superioridad exorbitante de los invasores..: Hace un esfuerzo para alejarse de aquel lugar solitario. . 9 mano que la socorriese.......-. no encuentran otro medio que el de refugiarse en el convento de S. Emprenden precipitadamente la retirada.. .. las mujeres y los niños.. Román: los botes y las lanchas protegen sus . Atacan con furor los enemigos la trinchera de S. mientras que nuestros enemigos...... al salir a contener a aquellos foragidos....... . .. . .. ..La .... .. Los campechanos en la dura alter:nativa de morir o rendirse a discreción.

.. ¡U ay 111 gritó arrebatada de pavor y -espanto. banse ya de aquel lugar sagrado cuando ¡¡presa 11 escla. otro~ el del capitán Pita. El sitio quedó en un momento despejado . va a exhalar . mó uno de los bárbaros .. sin Retirárespetar lo más santo y ' digno de veneración.. Diez de ellos entraron en la parroquia y rob~ron cuanto se les vino a las manos... sin embargo.. ... toda vía una lámpara que apenas despide trémula y pálida luz.ca de su posición y vuelve horrorizada de nuevo a la parroquia con el fin de ocultarse en lo más recóndito. encuentra un bulto en el atrio arrojado por el suelo .EL FILIBUSTERO 10 puerta. entra en -la capilla del sagrario en donde arde ...ojos se cerraron. ¡por piedad. es el cadáver del capitán Calván . socorredme .. está entreabierta y sale azorada. petrificada de espanto . El afligido corazón de la niña late con violencia . que dá a los objetos aspecto terrible. libradme de el Sus. y se adormecieron sus potencias. es el del capitán Losada .. para satisfacer su desenfrenada codicia y su brutal lascivia. En esto el incógnito se coloca entre ella y la lámpara. otro más ¡ay1 ¡qué sangriento espectáculo ¿y su madre y hermanos? ¡Nada 1 Su casa está desierta y en el mayor desorden . apenas daba Conchita señal de vida. il iAtrás. .. miserablesll1 gritó entonces una voz esteñtórea. pero ella aún no lo había observado: se encamina . • • • • .. Una persona embozada seguía de hito en hito todos sus movimientos.. otro en la calle .. sus miembros quedaron en inacción.. -A'l posesionarse de la villa los filibusteros. según está agitada. se distribu~ yeron por toda ella.. . ~ COQoce lo críti.. una sombra gigantesca se dibuja sobre el altar... tal vez el último aliento..

y lanzó un profundo suspiro.. en la capilla del sagrario. . Un temor respetuoso lo contiene . cruzó los brazos.. el filibustero ha seguido sus movimientos: y es el mismo que la recibe en sus brazos. principal entre ellos sin duda. . siente en su alma desusada compasión . Al recobrar Conchita el uso de sus facultades. dos gruesas lágrimas ruedan sobre las tostadas mejillas del pirata .... • • • ... se apoya en un altar y con admiración estúpida a guisa de estatua. fijó sus brillantes ojos sobre Conchita ... queda inmóvil en aquel sitio.Justo Sierra O'Reil1y 11 • El filibustero recién venido. se acerca .

un frasco. tonces vivía tranquilo sin hacer mal. mascar tabaco. • • . Una choza miserable cubierta de viejas y mal entretejidas palmas. otros portugués. y velar de noche. No se entretenía en otra cosa que en pescar. Allá por el año de 1625 se había presentado en el país. y algunos lo hacían pasar por holandés. su figura. mesiéndose constantemente al impulso de la brisa ~ le servía de albergue. y una mala hamaca de esparto. do de toda el mundo.. un hombre desconoci. Lo cierto nadié lo sabía acaso. dormir la mayor parte del día.. No tenía relaciones con persona alguna de la villa.. dos trabucos. Román. dría entonces nuestro hombre cincuenta y ocho años: era fornido y robusto: su frente y mejillas arrugadas: los ojos de un verde opaco sobre fondo encarnado: calvo. Ten. Dentro de el~. vivía un hombre misterioso. Un poco apartado de la villa. • • • • - • . pues su habitación. comer. sus maneras y su carácter. sin embargo " de presentarse con harta frecuencia en el mercado.. dos cazuelas de barro. y su tez de un color cetrino. lo ha . Algunos decían que era italiano. para vender el fruto de su industria. un fogón de hierro. en la playa de S. sólo se ofrecía a la vista una red y los instrumentos de pesca. y desde en.• • • .

¡Tanto tiempo 1 exclamó el primero. La lobreguez es ya espantosa en aquel momento . ..cuando a una señal para él muy conocida. La gente del pueblo lo llamaba eJ dor brujO.Justo Sierra O'ReilIy 13 • cían absolutamente incomunicativo. matanza. ¡bárbaro 1 i aun más crímenes 1 ¡Por piedad. padre mío 1 esta niña. nuestro pescador de la playa. padre mío: luego hablaremos: no gastemos estos preciosos momentos en vano. que por parte de los invasores sucumbieron en la refriega. que hubiese caído • entre los muertos. monstruo. lejos de aquÍ: yo no puedo prestarme por más tiempo a tus iniquidades. y diciendo esto el recién ' venido. En la noche 3e aquet ominoso día. Nada. os lo juro: no es el crimen el que me guía: es. hacía un esfuerzo para sostener su preciosa carga i Cómo 1 aU!1 más crímenes.. ¡Criminal me llamais 1 iah 1 no. . con una pequeña y mezquina linterna. un grito ahogado semejante al graznido del cuervo. cntICo. . ¿qu'é se yo? . pero desgraciado 1 Aparta. hijo digno de un padre infame. Ayudadme a spcorrer a esta infortunada criatura. Era ya muy avanzada la hora. esta pura e inocente niña necesita de nuestros socorros. que como un triste fuego fatuo vagaba por aquellos lugares solitarios: se repite la señal. es un casto. i es ella tan linda. detuvo la linterna. en que los filibusteros tomaron a Campeche. noble y piadoso sentimiento . caminaba a tientas por la ribera del mar con la mira de socorrer a algún desgraciado herido. haciendo una horrible . y cometiendo todo linaje de excesos. tan tierna 1 . sin más motivo que su aislamiento. y la débil luz desaparece.. _ El pescador y otra persona ie encontraron a pocos pasos.

.j La muerte 1-repitió el filibustero. .decis preside la suerte y canera del hombre en la tierra. el pescador. aquella fisonomía lánguida. padre mío. tan tierna.de desconfianza y murmurando algunas palapras aisladas. ese tino. sin un sentimiento profundo de ternura y dolor.-No es sino la de la muerte. como la nuestra. esta cándida y purísima paloma? Si ~u vida. tan interesante. -. ¡ah 1 esto sería horrible. y cáminaban ambos para la choza. aquellas mejillas descoloridas. tan linda. ¡Dudas aún . hizo lumbre. melancólica e inmóvil. siguió después de estas omi110sas pala bras.frías manos estaban cruzadas sobre su pecho. yo creería por t lidad. venid. suerte. Un silencio sepulcral y sombrío. hubiera sido un tejido -de crímenes espantosos. . a la -angelical e inocente Conchita. esa fatalidad. un encadenamiento de atrocidades inauditas. i Aun más crímenes 1 exclamásteis ho• ~ .EL FILIBUSTERO 14 • venid. Sin embargo. lá imagen del dolor. pasado un largo intervalo ¿Y por qué había de morir e~ta divina. El filibustero se quitó desde luego el capote y 'c:olocó sobre él. replicó el pescador. Reinaba en el rostro de la niña una palidez intensa: no podían contemplarse sin emoción. Pero siendo tan joven. que aun me hiela: ese tifin en esta no que vos . la arrastraría a la muerte. con aire . padre mío. Llegados a ella. que apenas latía con una corta y difícil respiración. y sus .. 1 Sí. Sus rubios cabeUos estaban esparcidos en desorden: sus ojos cerra. tan hechicera. dijo el pirata.' dos: de su frente corría 4n copioso sudor helado. Ved aquí. -. contestó el pescador con-voz ronca y quebrad~. tan pura e inocente. dudo: vos mismo me habeis dado motivo. semejante no me conmovería. .

Ya era el día bastante claro. ¿Qué podeis.' horrorizado de vuestras atrocidades y las mías. reprobar en mi conducta? La talidad ha sembrado mi carrera de los vicios más espantosos: la fatalidad. Ved aquí un nuevo y más horrendo crimen 1 dijo entre dientes el pescador de la playa. la fa talidad con su pesada mano de hierro. que si hubiera sido inicua. amo. Vos me habeis dado el ser en el crimen: nací en el crimen: arrancásteis la vida de mi madre. cuando entreabrió los ojos para reconocer el sitio en que se hallaba. a dónde te dirigirías que el crimen no te persiguiese? El . Cuando alguna vez arrebatado.lS Justo SierraO'ReilIy • rrorizado. padre mío. más sangre y más devastaciones era el inmediato resultado de vuestras infernales palabras. si vos lo queréis. no estaba en mis manos evitar. alejarme para siempre de una vida tan impía.de tino. y gradualmente fué recobrando el uso de los sentidos. te detiene. -al asesinato y a la piratería. a esta hermosísima criatura. de vuestras fatídicas sentencias. nuevos incendios. i HuÍr 1 ¿qué es huír de la influencia del destino? y nuevos asesinatos. será la que me haya inspirado hoy un noble y virtuoso sentimiento. quería huÍr de vos. y todas sus proporciones y • . me decías: ¿a dónde. Yo amo. i necio 1. Cerca de ella ve en pie a un hombre de gallarda presencia. Vos habéis hecho desarrollar en mí el gérmen de todos los delitos y las iniquidades. Su ademán era el de una persona afligida. Conchita en ese momento lanzó un suspiro. corno reprobando y echándome en cara una acción. Vos me habeis inclinado al robo. te arrastra y te sume en un insondable abismo. he allí un nuevo crimen. sin más motivo que por ser de distinto color al vuestro. pues.

luengos rizos de pelo castaño caían sobre su nacarado tuello: sus mejillas encendidas como grana.irresistible. Por compasión. yado sobre el fogón. y el superior cubierto de un ligero bozo. .' tas de suela curtida.podrá huír? . Su traje constaba de una chaqueta de terciopelo encarnado... señor? i cuánto os debo 1 ¿ estamos lejos de ese monstruo infernal? ¿qué es de mi familia? ¿sabéis de ella? ¿dónde estoy? seguramente venís del cielo para librarnos de esa fiera. . fascinador e insinuante. pantalón de una lana obscura y gruesas bo. Sus miradas se encontraron i ay 1 el mal ya' estaba hecho. ojo del t . estaba apo. de ese brutal y sangui. sus ojos tenían un brillo ' indefinible. algo usada y raída. J . un brillo divino o acaso infernal: era un brilllo . con ansiedad.¿Quién sóis. Cuando Conchita reparó en él. el asesino de mi padre.h abían fijado inútil- m DI r: dej dorde pirar . y una gorra' azul -de seda le cubría la cabeza. y frenético. por la influencia del sol de los trópicos: y sobre todo. y contemplándola con interés. los rasgos de su fisonomía inspiraban el más vivo interés.' . te "•• . aunque el labio inferior algo abultado. ¡¡ t a ¿A dónde. Pendía un pequeño aro de plata de su oreja izquierda. e ignoráis sin duda quien es Di el uto. con una mano en la mejilla. i De vuestro padre 1 . decidme: ¿ estamos lejos de el mulato? ¡ el m to! ¿Tanto horror inspira ese desgracia o? i Ah 1 vos sois extranjero. Su frente era ancha y espaciosa: la nariz aguileña: su " boca bien proporcionada. .' nario pirata.16 • EL FILIBUSTERO ...

17 Justo Sierra O'ReilIy -Ya lo has escuchado.. dijo en voz baja el pescador. tranquilamente desde un rincón de la choza. lo seré. Y desapareció de aquel sitio súbitamente . que contemplaba. preguntó el pirata. Valerio Mantilla? ¡Cómo! ¿vos conocíais a mi padre? ¡que felicidad 1 vos seréis mi defensor. . • • • • • . y. en dónde asesinó el ulato a vuestro padre. esta patética escena. Seríais acaso la hija de D. señorita? ¡Ah! en Champotón. ¿en dónde. ¿En el mes de noviembre del año anterior? Precisamente. mi angel tutelar. Sí. exclamó el pirata: lo juro. .

.

los de la villa en desórden. se dirige entre la multitud.. que escaparse sin su hija. y casi había adoptado la resolución de perecer más bien dentro de la plaza. porque en el barrio de Guadalupe estaban ya acamte y era bien sabida la especie pados los fiD de que al anciano capitan Lozada. La amargura de aquella afligida madre. por . se sabe la muerte del capitán Galván. En tan apuradas circunstancias. solo puede concebirse: no es posible expresarla. se dirigen al convento de S. Así lo cree la Sra. cuando se dijo que Conchita había salido de casa. Francisco. y que probablemente se había refugiado en el mismo convento de S. El dolor de la Sra. era imposible retroceder. Y ¿la niña? ¿qué es de la niña Conchita? Se la busca por todas partes de la casa. Cuando comenzó el ataque a la villa. se pusieron en movimiento para evitar el peligro. por las de los vecinos. y guiado por un santo celo. de Mantilla ' no conoce límites. hermanos y familia de Conchita. llega y nadIe da razón de su hija. y llega la hora crítica.• . la madre. Sin embargo. lo habían asesinado fríamente. y Conchita no parece. Francisco. El guardián del convento prodigó mil consuelos a sus consternados huéspedes.

faldeando la Eminencia. "C~nozco a Diego el mulato y a su padre.¿A dónde. Fr. angelical criatura. Juan Benavente. besó la mano del religioso. sólo exijo un rígido secreto acerca de esta ocurrencia. ' - su caridad evangélica~ ofreció a la buena señora salir al día siguiente en solicitud de la niña. salvando los pasos difíciles. qué mirada1 Jamás los ojos de Diego el mulato se habían fijado inútilmente en los de una mujer: jamás habían dejado de inspirar amor. Se miraron ¡ah.. dijo el fraile. y haciendo un gran . P. . Mi nombre sobre todo. en recompensa de una acción semejante. Así lo 'prometo.El pirata se acercó con respeto. Román.llegar a una encrucijada. se dirigió a S. ~. y se dirigieron ambos a la choza. por Dios1dijo al entrar el to. a partir. y saludó al pescador . y espero conseguir mucho".. ¡Algún día. amor delirante y frenético~ ' ¡Desventurada Conchita 1 . algún -día me veréis otra vez 1 dijo el pirata en voz tan baja. pr6xima a la choza del cador . ¿lo oye V. que sólo Conchita -pudo percibir. a dónde podrá huír? I .... . ¡Ay 1 un venablo se ha clavado en su corazón .rodeo por el barrio de Santa-Ana}}ara evitar cualquier mal suceso. (que así se llamaba el gu ián) dió de cara con l to. En efecto. bien? mi nombre sobre todo sea un profundo misterio".20 EL FILIBUSTERO . a la mañana siguiente. ' Conchita iba ya. ¡Será posible 1 exclamó el guardián. . Al . . y habló con él unas cuan"tas palabras misteriosas. dijo para sí. "Pero..

Por todas partes le perseguía el recue. razón. El espíritu de los campechanos se había reani . solo Conchita experimentaba en su alma la amargura más profunda.. de aquel fuego devorador. .rdo de su aventura en la' choza del pesca. La ardiente imaginación de la niña. dor: en todos sus pensamientos se mezclaba la imagen de aquel extranjero. Una sola idea la ocupaba. que la había libertado generosamente de el mulato: sentía abrazarse de un fuego vehemente. sencia de un objeto querido... la amargura que produce la au . • - - . estaba herida en lo más vivo. pero Conchita había perdido la de su inocencia y apasible co. ciedad. mado. la vuelta de su libertador.. un sólo sentimiento la agitaba: el amor que le inspiraron los hechiceros ojos de aquel hombre. que encendieron las miradas del desconocido. Todos disfrutaban de las dulzuras que ofrece una pacífica so.. • . Ya se había restablecido la tranquilidad en la villa con la retirada de los t e . . el de Conchita estaba triste y abatido..

¡ Ingratol ha olvidado sin duda que Conchita lo ama. que sin él. participaba al parecer de osus afecciones. que sus omiradas han dejado caer gota a gota en lo más íntimo del apasionado corazón de aquel angel de candor y pureza. a mi amor vehemente? exclamaba a menudo en sus soliloquios. sólo prodycía una lánguida. una ponzoña mortífera que circula con violencia por sus venas.. •. aunque tierna y patética melodía.22 EL FILIBUSTERO Cuando el guardián t de vuelta al convento t entregó la niña en manos de la afligida madre explicó la a ventura de un modo muy naturat para que no pudiera dudarse de su relación. un letal veneno. La buena señora observaba. Conchita a los primeros fuegos que hicieron . / Transcurrían los días. Frecuentemente lloraba . que desde aquel día funesto. ¿ por qué no corresponder a mis tiernos y profundos sen~ timientos. Hat t t t o t o . el carácter de su hija había tomado un aspecto melancólico: suspiraba la niña involuntariamente: la música que tenía para ella tanto encanto. los meses y . ¡los años 1 El generoso desconocido aún no se presenta: aún no viene a cumplir su solemne promesa de volver a verla. tenía sueños funestos. sin embargo.•. ¿Por quo~ ocultarse? ¿porqué huír de mí? ¿por qué esquivar oel reconocimiento de toda mi familia? ¡ay 1 . la inconsolable niña. . . ¡pura y angelical criatura 1 pasaron los días venturosos •. no puede ser feliz.las baterías había caído desmayada en la parroquia: un extranjero la vió casualmente la separó de aquel sitio y la recomendó al cuidado de un anciano respetable. la vihuelá en sus manos. y que va gradualmente destruyendo el principio de la vida. muy pronto ha sido borrao do 'su nombre del libro de la felicidad.

sólo le inspiraban a veces tristeza. fastidio y displiscencia. Las caricias de su afligida madre. le facilitaba distracciones. y atractivo en su figura. Ignorante sin embargo de la causa oculta de los pesares de su prima. La señora de Mantilla. brá marchado lejos de su víctima: aquellos primeros impulsos de amor. la sociedad. joven apreciable. tocaba dulcemente el salterio para acompañarla. para quien los motivos de la situación presente de su hija eran un misterio. Don Fernando Garda Gutiérrez. concibió el proyecto de unirla con un primo suyo. el mismo proyecto que su tía.. acaso otra mUjer mas venturosa poseera su corazon.Justo Sierra O'Reil1y 23 • . y no malograba ocasión de manifestarle ~l tierno y dulce cariño que le profesaba. brillante educación. bien recibido en la sociedad por sus finos modales. serían pasajeros.fugaces. y experimentará el inefable deleite de ser amada. He aquÍ que las dos personas que más amaban a Conchita. la hacía salir a paseo. y se interesaban en su • - . . por todas partes la seguía. . y hacía finalmente cuanto' era posible para dulcificar las amarguras de Conchita.. Era preciso pensar seriamente en la extirpación de aquel principio destructor. formaba bailes caseros. los placeres ¿qué eran para Conchita ?. el benévolo afecto de sus parientes y amigos. concibió. amaba con 'entusiasmo a su prima.. El mundo. a la vez. un tormento insufrible. Constantemente dedicado a obsequiarla. atraía a sus amigos a la tertulia de su tía. La vehemencia de su pasión influía profundamente en su carácter y modo de vivir. reservada y melancólica. a veces. porte elegante. Era ya taciturna. que le hacían padecer tanto como a ella.. sus emociones.

fro tanto como tú misma. el que llegase un caso como el presente. y el abatimiento qU. electriza. curso de la sangre.. Fernando te ama conpasióñ . sucumbiría a mi dolor ~ si no hallase un medio de hacerte feliz y venturosa. él posee las más brillantes cualidades.suerte a la suya. deteniendo en sus venas el . y acaso más. el lastimoso estado de su espíritu . Hasta entonces. querida1la dijo una vez su madre: yosu-. se ponían de acuerdo para alejar de ella toda esperanza de felicidad y ventura . y es preciso hacer un esfuerZo.tomaron la villa. transcurrido mucho tiempo. no le causara tanto horror y espanto. no se le había ocurrido. Tú. Yo morirfa de pena. que sientes en . I hubiese caído a los pies de Conchita. que ocultaba hasta allí a su vista. escenas pavorosas que la petrificaron. Un rayo desprendido. En ese inesperado momento se corría el telón. y quiere ser tu esposo. ¡Qué felicidad se te prepara. un horrible escenario. pero ya ha .e te agobia. al considerar el estado c. como la extraña proposición de su madre. la misma satisfacción que tu madre".das. Tienes razón.. ofrece unir tú. Entonces conoció lo crítico de 'su posición. y entrevió un porvenir funesto. Tu primo D.inocencia te han de haber hecho padecer mucho en aquel ominoso día. impetuosa y súbitamente de las nubes.• • 24 EL FILIBUSTh~O • • • suerte. y que destruyendo vorazmente cuantos obstáculos encontrase en su rápida ' carrera. la . no quiero creerlo. que has nacido para delicia y contento de tu afligida madre. en que los .le tristeza en que te veo. "¡Hija 'mía. hija. y enI . hija mía 1 Sólo deseo oír de tu boca. mía: la timidez. para el honor de tu casa y familia ¿habías de rehusarme un consuelo? No. . este enlace.

en efecto. _ Más toda vía. que le era una mujer indiferente? y...Entregada Conchita a sola una es- . Conchita. madre mía 1 exclamó: no . que adoraba con entusiasmo exaltado.• Justo Sierra O'Rei11y 25 tregada del todo a sus pensamientos. Atónita la señora de Mantilla y horrorizada. y hecho su situación más comprometida. sobre todo. conoció desde luego la imprudencia de su conducta y se arrepintió de ella. es imposible. aprecio finamente a mi primo D . "¡Ah. zón? ¿Cómo justificarse a los ojos de su familia.. y aban.. y la oferta de . ' sumergida en un piélago de penas.. agradezco con toda mi alma la señalada distinción que hace de mí. pues que habría creído ofender al único objeto que amaba. sólo vivía por él y para él: jamás la idea de darle un rival se había presentado a su corazón. donándose a una pasión como la suya. consagrada exclusivamente a su amante desconocido. revelar con todas· sus circunstancias aquel misterio que debía sepultar en lo más recóndito de su cora. había dejado de serlo. Fernando. no puede ser . enmudece al escuchar la respuesta de su hija: anegada en lágrimas se retira de aquel .. Yo estimo.sitio. ¿ Cómo. de una pasión tan extravagante? ¿Qué seguridad tenía para creer que fuese amada? Al contrario. la prolongada ausencia de aquel extranjero ¿no le estaba probando. a una pasión casi delirante. ¿quién era este extranjero desconocido? ¿ cuál su patria y familia? ¿ cuáles sus medios y relaciones? ¿ y si era casado? ¿ y si no era digno de ella? . pero era ya tarde: su secreto. conjeturas y extraños pensamientos. sin embargo.. y va -a encerrarse en su estancia. había herido el corazón de su buena madre.su mano: pero yo no puedo ser su esposa .. esto es absolutamente imposible".

sólo se dedicó a merecer el cari .. - • . Permitió a D. porque aún no lo consid. no obstante. Costó mucho al apasionado primo.Justo Sierra O'Reilly 26 • peranza.. respetando ' sus motivos. prohibiéndole. sin ninguna experiencia. ¿por qué le faltaría valor para explicarse con una madre que tanto la amaba? Hay seguramente en este amor. alguna cosa de horrible. Sin mundo. ¿Estaré en el camino de la perdición? ¡santo Diosl exclamaba y volvía a sus recuerdos con uria impetuosidad más fuerte y e~altada. más había fijado su consideración sobre todos estos par. . a la cual se oponían todas las posibilidades. pues que siento tanta repugnancia en manifestarlo. decía entonces. contentándose con aconsejar a su hija. algu.. ño de Conchita. que le hablase de matrimonio. Fernando que siguiera obsequiando a la niña. Alguna vez. ticulares. na cosa irregular. • • • . se preguntaba a sí misma.eraba conveniente~ juzgando mejor diferirlo pa. no obstante. y llevarla por el buen sendero. nunca había creído que fuese necesario pensar seriamente en el asunto. La discreta señora guardó un profundo silencio sobre la ocurrencia. Pero obedecer los preceptos de la señora de Mantilla. tan joven. ra más adelante.. no meditaba sino.. en el caro objeto de su idolatría. . ja.

que así le robaba el corazón de su prima? . veía muy lejos. Después de algún tiempo. entrevió D. . Era preciso buscarlo en otra parte. en que estaban los dos primos entregados a la lectura de una de las obras recién publicadas de .. nacida al parecer para la felicidad.e descubriese con él: en vano observaba y meditaba profundamente sobre su conducta extraña: en vano hacía investigaciones y diligencias .. que su prima estaba agitada de una pasión. eran sus amigos . su rival? ¿ En dónde habitaba este mortal venturoso.. y.. U na tarde.. pues. ¿su amante ..• • Pero estaba -escrito en las inalterables páginas del libro eterno de los destinos. .... ¡nada 1 todo estaba envuelto en el misterio.. Pero en vano hacía esfuerzos por inspirarla confianza. ¿Quién era.... que Conchi ta. sin embargo. pues que no hubiera podido sustraerse de las pesqUIsas del enamorado joven. lo felicitaban por su próximo enlace. ? ¡SU amantel No vive seguramente en la villa. Fernando. que él. Fernando. sería sin embargo víctima de los más crudos pesares. Conocía a los de la villa .. todos al parecer participaban de una satisfacci6n. Así lo juró D. Conchita ama: no hay duda . a fin de que s.. A cada paso la esperaba un conflicto. pasión amorosa sin duda.

hijos míos. Costó mucho trabajo a D. - _Cervantes.Conchita tenía fijos los ojos sobre aquel hombre. . entonó una canción.niña. pué$.. bajó precipitadamente a detener a aquel hombre terrible.. sintieron una algazara y gritería de muchachos en la calle. . . es un infeliz. El pescador fué abandonado. . es un es el dor bru .Conchita.a imponerse de la causa de aquel alboroto. " decían' los . lO ' allí .que estaba turbada' y conmovida sin saber la causa. con voz grave. Fernando. en frente de .! D. Era muy natural salir al balcón. mayada en los brazos de' su familia. tierna y patética.EL FILIBUSTERO 28 . venía a pasos lentos. a aquel hombre cuyo canto produjera tan extraordinario efecto. sin perder tiempo. replicaba D. t . el calmar la tormenta.. .' - _ • "Algún día~ angelical criatura. y cayó des- . Un pobre hombre inofensivo. Al fin d~ la tercera estrofa subió el tono y con pausado canto. cuando el beodo se echó boca arriba en el pretil del atrio de la parroquia. Fernando." . ¡Diligencia vana! El pescador había desaparecido. el pescador. pre- - . "no.. . "Señor. Conforme fué aproximándose crecía la emoción de la . ' agobiado por la griterí~ de aquella turba.e ..'. algún día me veréis otra vez. pero irregulares. un beodo". ¡He allí u prom ••• ta . dijo: .. Durante esta ligera escena. . ~ D . aunque sencilla. gritó Conchita: . par:. Pocos momentos des. Fernando estaba ya otra vez a su lado. que le parecía haber visto en otra parte. Fernando y otras personas.

.. un recuerdo se le ha presentado de repente. . un extranjero la vi .. y ese viejo ha presenciado la escena . . y la reco-meñdó al cuidado de un anciano ' respetable. ha sido testigo de mi desgracia. tú aquí... es el miserable beodo... pero ama .. no hay duda. . sí. ) E ange . sin a visar a ninguno de su familia. agobiado por la atormentadora pasión de los celos. Sí.. Vuela D. . el recién venido se quitó una careta.. i He 1. se presentó en la portería un hombre embozado.. Fr.. Fernando a su casa. por su oficio. sale presuroso para el camino de Hampolol. Conchita es un ' ] d· . no hay duda .. repetía D. sto es desesperante. por casualidad. y quedado los dos a solas. sin despedirse de su tía. que ha herido su corazón . a qUIen. ¡Santo Dios 1 todo lo ha descubierto. n !!! ¡Ahl.. era en aquel año. sí . tenía la obligación de morar en el convento grande de la ciudad de Mérida. Conchita ama a un hombre que ha prometido volver a verla. 29 • te!. Fernando. toma uno de sus mejores caballos. Conchita.. desde aquel día terrible está abatida y triste. Juan Benavente. es el que ofreció volver a verla: el anciano respetable . F ué introducido desde luego en su celda. manifestando deseos de hablar inmediatamente al padre definidor. el t ajero es su amante. Una noche. es un ser IVIllO. la separó de aquel sitio. El día en que los BIIb tomaron la ·villa y la dieron saco~ Conchita cayó desmayada en la parroquia . poco después del toque de las oraciones. -. exclamaba. . qué con canto infernal ha hecho tan profunda impresión en el alma tierna de su prima. definidor en su religión. y. Justo Sierra O'Reilly .. Un pensamiento. exclamó entre colérico y azorado el buen religioI ...

delirante mientras no me déis una respuesta satisfactoria:.. adoro a Conchita. dijo el religioso echando su bendición al pirata.. y esó con respeto la mano . blarme de esta' manera. extendiendo la suya con expresivo saludo de des. por piedad? Aquel extranjero que la alejó de la parroquia. ~ernando.. Fernando García Gutiérrez. zar a D.. Fernando arrojándose a los brazos del religioso: yo amo . el cumplimiento de una solemne promesa . pedida a D. ~ ~ a este ser misterioso que me ha 'hecho desgraciado ¿cómo se llama? Vos lo sabéis.. ¡Padre mío!. Dios te ayude. que aún llegaba de Campeche... ¿quién es este. .. en medio de aquel conflicto. ...' SÍ. padre mío . su voz . se fía mucho de la IJ)romesa del ' padre Benavente. P. ' ¡Sería • • . Entretanto que el religioso. -dijo D. a decir verdad. que salía de la 'celda.. No tenías necesidad de recordarme una obligación que contraje . · ¡ Ah 1 ¡si pudiera ver lo 1. Diego. yo lo conocería a primera vista 'a l escuchar . cuando a su vez entraba: sin aliento D. con alguna impruden'. so. .No tienes más qué decir. Fernando. ' . dijo el padre Benavente.. con tus desconcertadas palabras. P.:. ¡Tu rival. hijo mÍ01.. hacía esfuerzos para tranquili. mulato entró por segunda vez en la celda." EL FILIBUSTERO . . ella ama '.' cia. o el mulato como me Ilalnan cobardemente esos mandrias que no pueden mirarme cara a cara. adora a otro. luego que se hubo tranquilizado un tanto el enamorado joven. estoy desesperado. del padre. . tiene el privilegio de ha . . reverendo y solo V. He venido exclusivamente a exigir de V. quiero conocer a este rival aborrecible. ~ . que la encargó a un anciano ¿ quién es? ¿ en dónde está? quiero verle. ¡ tu rivall Me asombras con tus exclamaciones.

ha comprendido el sentido de la canción y se ha desmayado. sí: Conchita ama con delirio a un desconocido. Un pescador. Conchita ha reconocido a aquel maJvado. el pescador brujo de la playa de S. padre míol ¿cómo se llama ese extranjero? ¿ quién es? ¿ en dónde está? repetía a menudo el desdichado caballero. es su amante. el extranjero de que hablásteis. Juan Benavente. Román. la ardiente exaltación de su huésped. El religioso hizo cuanto pudo para calmar la impetuosidad. al traer a Conchita. Graves motivos tendría para no verificarlo. el anciano a cuyo cuidado fué recomendada. . fingiéndose ebrio. a un hombre envuelto en un disfraz. de ese juramento sacrílego de amor. No hay remedio. ¡Por Dios. que no tuvo a bien hacer la explicación que se le pedía. . que aún no puedo arrancar. Impaciente D. y eL testigo de esa promesa fatal. venido el día se despidió de Fr.• Justo Sierra O'ReilIy 31 posible 1 Sí. si vos no me ayudáis en tan importante empresa. ha cantado ciertas palabras antier frente a la casa de mi tía. padre mío. Fernando por volver a Campeche y continuar sus pesquisas. Sólo vos conocéis sin duda alguna a ese hombre. el pescador.

.

ya no le cabe duda en el asunto. Fernando se presentó con un traje de luto. El vigilante primo ha descubierto... y D. La niña estaba tan . Las señoritas arreglaban sus ricos vestidos de tafetánchapeados de oro. ·.. briosos caballos. saldrán a lucir su arrogancia.. ¡Pura y an lical criatura. Junto a un confesionario.... para un día solemne: para el 14 de septiembre. que será domada por bizarros jóvenes.. a su rival . pero no ~ la última v z. seríamos perdidos si nos observasen. j Silencio!. por fin... Mas luego qu'e logró desembarazarse de aquel cuida.. Todo lo ha comprendido Conchita. Aún hablaba el desconocido.. . Era el ño de 1636 • El vecindario de Campeche estaba haciendo su~ preparativos. cuando se aproximó D. aún no puedo . sin poder seguirle.. está en pie cierto personaje. comienza la solemnidad: grupos de. que necesitaba de auxilio. su prima estaba agitada.. acompañaba a su prima en el santuario . cerca de Conchita. Fernando vió salir al desconococido.. Fernando. . El melancólico D. vuelvo a verta. profundamente conmovida.marineros entran y salen .

que se encaminaban en un bote hacia un . el mulasobre las inquietas ondas . . que los esperaha fuera del puerto.. Un punto negro vagaba en el horizonte. 34 • :EL FILlnUSTERO . Eran to y su padre.. na vío... - do. se dirige precipitadamente a la choza del pescador _ de la playa ..

. dirigiendo sus plegarias al cielo. se convierte a la multitud que vaga aún en la plaza. El anciano. ¡ReJo allí!. recorría el semi--cÍrculo del horizonte que forma el mar: parecía que hablaba de una materia importante. Derrepente lanza un grito de alegría. el uno de avanzada edad. jo al Sr . El Ven dor. exclama. y que según una tradición popular. que las gentes sencillas de aquel siglo. creían tributar a aquel barco. traía.. El bergantín que con tal alborozo era saludado. y el interés con que fijaba la atención del jóven. . Román el día mismo de la fiesta.de San Román a las felices playas de Campeche. recibió entonces los honores. bergantín de 12 cañones que mandaba I mulato. caminaban con lentos pasos por la playa de S. extendido el brazo. y todos se pros ternan con unción. se presentaba en frente del puerto cada dí~ 14 de septiembre. según la vehemencia de sus ademanes. que condu .- • • • • Dos hombres. joven el otro. Allá a lo lejos se distinguía un barco que a toda vela cruzaba sobre el puerto de Campeche.

como para contar el número de hombres de que podría disponer en un lance crítico y comprometido: . en parte en que su conversación no pueda ser oída ?preguntó el pira ta al . sobre un gran rollo de guindaleza.. color de grana. Un razgo de impaciencia o de indignación se observó en aquel momento sobre la fría y monótona fisonomía del anciano. Frecuentemente fijaba sus penetrantes miradas sobre la inquieta llanura: . cuyo contenido ignoraba: sabía únicamente que debía abrirlo en aquel día.. y ' sobre aquella altura. El rostro encendido o pálido alternativamente. ¿Querría mi ·padre escuchar a su hijo un momen . el luto y la desolación para los pacíficos I mulato. que se le de antemano designado.y a veces quedaba como en estado de profunda cavilación yaba timiento. en aquella hora. que el pirata leyó para sÍ. Apoyado junto al mástil de proa. a veces giraba en torno sus centellantes ojos. fumando su pipa y echando bocanadas de humo espeso. tal momento. y la agitación del pirata la observaba casi con desprecio. zón.36 EL FILIBUSTERO • sin embargo. se veía al envuelto en una chaqueta enorme. Contemplaba c~n admirable sangre fría cuanto pasaba en rededor suyo. ulato caminaba popa a proa con desconcertados e irregulares pasos. El pliego encerraba varias instrucciones. en aquel fa.. cruzados los pies. pero . con aire de tranquila indiferencia. deteniéndose derrepente a su lado. Vacilará sin duda . rompía el nema de una orden superior... el m to debía tomar un partido definitivo. en actitud de un hombre que sufre en su interior la lucha de diversas pasiones que se disputan el imperio del cora. vecinos de la villa. to.

le hicieron extender el brazo y apoyarse en el de su hijo. me arrojaré en medio de los peligros. y pereceré con ella. la seguiré con la vista a todas partes. yo la salvaré: vigilaré en torno suyo. exclamó el pirata. . ¡puede caber aquí una deliberación! -Pero. ¿quién puede evitar el cumplimiento de los horribles decretos del hado sto? ¿Eres tú por ventura. Sí. mi amor puede conciliarse bien con mis deberes..Justo Sierra O'Rei11y 37 • el aire deprecativo del pirata y su acento respetuoso. abandonando mi choza y albergue que había elegido para pasar los últimos años de mi vida agitada y violenta? Pues bien: muera si es preciso. y obremos de acuerdo. la compadezco. hijo mío. Yo. Die I ulato y Giovanni Strazza (que así se llama a el pescador) se en- . ¡y ella!. morirá sin duda como los otros. ¡débil y cobarde criatura 1. Un momento después estaban encerrados en la cámara " del buque. ¡es tan bella y tan interesante! ¡ te ama con tal vehemencia! Sin embargo ¿por qué hemos de perder toda esperanza? . . y si ya hubiere tocado la raya ominosa que la prefijó el destino. el que osaría contrarrestar su influencia? ¿ no me he sometido yo mismo a sufrir sus rigores aún cuando me han venido por tu mano? ¿no me compeliste a ingerirme en los asuntos tuyos y de esa mujer? ' ¿no he perdido mi tranquilidad. exclamó entonces. Incendiaré la villa y salvaré a Conchita. ella acaso podrá librarse. No hablemos más: oíd mis instrucciones. Ya lo veo todo.-Y bien. padre mío. ¡Ella correrá la suerte de los demás. que el recorrió con la vista. si esa fatalidad la ha condenado a morir. el u1ato pres~ntó a su padre el misterioso pliego.

golfa ron en una profunda discusión.los pueblos. y sabe' el cielo. Lo ha vistb.38 . que así ha venido a perturbar nuesJ:ro reposo y felicidád. las' once y media de la noche. F ernafldo estaba entregado a los desesperantes extremos de la rabia y el dolor. que yo cumpliré mi solemne juramento.luces de las casas van extinguiéndose: reina en la villa el más profundo y sombrío silencio. ha sustituído al subido azul del cielo. v todos los vecinos se han entregado tranquilamente en los brazos de Morfeo. Ya su pasión tocaba en delirio. Son. aunque pa~a ~I efecto necesitara del auxilIo de . dijo en un arrebato de furor a la inconsolable señora de Mantilla. de vuelta a su casa. En este fatal momento. del hombre más abominable y criminal. Román: los remeros emprenden su regreso a . lo ha oído. La madre de Conchita sólo contestaba con suspiros y sollozos. ni hacerle echar el alma entre borbotones de sangre 1 ¡áún vive tan odioso riva)! -Madre mía. ¡ulIlilibus ro!. juro en nombre de Dios vivo. Un desconocido. y la villa con . . cesa el bullicio: las . ' CODchita.. y i no ha podido hablarle 1 no ha podido arrancarle el corazón. . las estrellas pierden su brillo y resplandor: una cerrazón negra. había seriamente alarmado a su familia. del mismo el al to. le ha arrebatado toda su esperanza. sólo en casa de Conchita se velaba al lado suyo. atravesar el pecho del villano infame. que en un momento de ' imprudencia había revelado la misteriosa entrevista de la iglesia. lo que redoblaba más el dolor del indignadísi!!lO primo. . Justo Sierra O'Reilly . toda su ventura y felicidad.. y su primo D. __ Vino la noche: poco a poco fueron disolviéndose los grupos de la plaza de S. un extranjer3 tal vez.

correspondió a la señal de la torre. acordada sin duda de antemano. como el que produciría un Un fogoreverbero encendido. a las armas. . . ¡Alas armas. siendo por tanto incierta la puntería. . palanqueta y metralla. . . . con sus colinas. . El teniente general.. Nadie se atreve a pronunciar el ominoso nombre de Die el mulato. parece sumergida en un negro y espantoso caos. ¡Alas armas 1 gritó in-o mediatamenteel arcabucero que hacía su cuarto de centinela en las casas reales. que el enemigo está enfrente de la villa 1 Cinco minutos después una pequeña batería colocada a la lengua del mar. reluce ~n la torre de la parroquia un brillo pasajero.J633. Al sonar la media noche. y apagado al instante. . . donde hoy está el baluarte de S.. aunque la profunda obscuridad no permitía distinguir 'los objetos. nazo salido del mar. hacía un fuego vivísimo de bala. el pavor se ha apoderado de las almas " pusilánimes. Todos se apiñan en un solo punto. . Dos lanchones se aproximan entonces con precaución a la playa de Campeche: una se dirige a barlovento y otra a sotavento 'de la: villa ". Carlos. porque recuerdan aún las trágicas y sangrientas escenas del J2 de agosto de. por temor de cerciorarse de una espantosa realidad: de su presencia en Cámpeche. con ~us barcos. y esperan el resultado de ·la jornada que se prepara. con sus torres y miradores. acompañado de una grave detonación de artillería. • • • • • • • • • • • ••• • • • • • • • • • ••••• • • •• • • • • . " . Toda la villa se pone en movimiento: la consternación se ha difundido rápidamente. " " '. . los alcaldes y capitanes a guerra están tomando sus me- .Justo Sierra O'ReilIy 39 " sus playas.. " " .

.. arrojando sobre ella frascos de azufre.. bala roja y metralla. creer. el terrible bajel pirata. cidad de aquel soberbio e indomable elemento.. el ruído estrepitoso de los edificios qu~ se desploman.. ha hecho sino un tiro desde el mar. el estallido del cañón enemigo. ii i fuego 111 i fuego por Guadalu.. Todo es ya confusión en Campeche. " EL FILIBUSTERO didas de defensa.. éuandó el V . porque el enemigo es desconocido.. medio arrabal era ya presa de la impetuosa vora. Ana . 1 ¡Oh. santo Dios 1 ¿quién podrá explicar la angustia y dolor de los campechanos en aquella horrible noche? ¿quién podrá 'pintar el cuadro espantoso que ofrecía ]a villa a las dos y media de la mañana? . de humo y de cenizas. Francisco presentaba el mismo espectáculo que el de S. ¡Fue . iU Fuego .40 • . H1 i fuego por S. pero sin embargo no pueden sistemarla debidamente. Román . fijar sus bases en el abismo y quedar sembrada de rojas y devoradoras llamas. . lue . y no . y .. que antes de' correr a impedir su rápida progresión. Para que se hiciese más pavorosa aquella desesperada posición. Nacer. elevarse 'hasta el firmamento. sólo se oye el bramido del fuego. todo fué obra de tan pocos segundos. Francisco •. 1Y ya el barrio de S. . gritaron a un tiempo mil voces " tes.. como fluído eléctrico. pe 1 i fuego por Sta.. ~ y la villa parecía sumergida en océano de llamas. apenas intentaron los vecinos fugarse por medio de barcos y canoas por la mar.. . comenzó un fuego vivísimo y sostenido contra la villa.. ! . . El fuego se había propagado.. de cuyo centro se eleva en aquel momento una espesa y enorme columna de humo negro.todos convienen en sus miradas al barrio de San Román.

sacado un pie para adelante. como el ángel exterminador del misterioso libro del . de Mantilla. temiendo alguna emboscada de los enemigos. la que despedía el incendio general. se afirmaba en el cinto sus puñales y pistolas. sollozos y plegarias de todos sin distinción. . desde la torre de la parroquia. Justo Sierra O'Reilly 41 los lamentos. Aunque alguna vez requería la espada. Ya esperan ver lucir la espada enemiga sobre sus cabezas. . bello y soberbio.. ni de los edificios. no manifestaba intención de hacer uso de sus armas. observaba con salvaje serenidad.. esta obra atroz de sus inicuas y sanguinarias manos. ni de las personas. habían adoptado el partido de permanecer dentro de sus casas. por la poca fuerza del viento de tierra que soplaba: muchas familias. Siendo tan viva como la luz del medio día. las balas y • . cuando se preparaba a luchar hasta contra Dios mismo. que fijaba a menudo sobre la casa de la Sra. en que encerraba el objeto caro de sus más puras ilusiones. con los brazos cruzados sobre el pecho. brillaba en su fisonomía tan hermosa como siniestra: su figura gallarda y aterradora ofrecerícr' la imagen del arcángel maldito. Un rasgo equívoco de placer. contemplaba aquella horrible a la vez que sublime y sorprendente escena de destrucción. entre ellas la de Conchita. Solo y alejado de los suyos. nada de cuanto ocurría se escapaba de sus penetrantes miradas. y además. o de amarga ironía. . el m to. para sucumbir humildemente a sus primeros golpes. hasta que no hubiese otro recurso que salir de ellas. Nadie piensa ya en una inútil defensa. y medio apoyado el cuerpo sobre el otro. Las casas del centro estaban libres aún. .

y librar a la Sra. El pirata no tiene a bien sufrir semejante • . · Por patios. EL FILIBUSTERO metrallas que arrojaba el buque pirata. a cuyo poder nada se resiste. todo desaparece yse convierte en pavesas. únicas personas que no pudieron escap~r a la primera explosión.. ' .. por la acción de una bala roja. a Conchita y un hermanito suyo. de . puertas y balcones se introduce . y sin dar lugar a nada. Pasados aquellos primeros momentos.. y allí les prodigan toda clase de auxilios. se enciende la casa del factor Pedro Zedeño. y el humo y los escombros.' . de Mantilla. Madre e hijos yacen tendidos en una tarima de la parroquia. en la de la Sra. vuela con espantosa explQsión el edificio.'Mantilla. penetra y se abalanza. Fernando Carcía Gutiérrez. D. y casi sofocado la saca indemne. en que se conserva un consider~ble depósito de pólvora. mas.. . do sorprendidos a todos: pocas momentos después trae en sus brazos a Con chita y al niño. y cuando al parecer ya era imposible salvar a la desventurada señora. aunque desmayada y sin sentido.. ya estaba hecha presa de las llamas. 42 . ' za se veía al impávido joven D. rompe por enmedio de la multitud y sin detenerse en ningún peligro. Derrepente. era un nuevo motivo para guardar esta posición bastante peligrosa. Fernando fija atentamente sus escudriñadoras miradas sobre mulato. Mientras más de cuatrocientas personas a cuya cabe. y comunica el fuego con impetuosa voracidad a todas las casas inmediatas. hacían vanos e inútiles esfuerzos por penetrar en el inferior de la casa. hiende nuevamente la formidable bárrera que le oponen las lla. y ' antes que pudiese ser soco'r rida. un extranjero se presenta. dejan.

. ¿Y quién es.. y estáis como gallinas aquí1 fxclamó con eviden~ tes señales de cólera y furor.~ 43 examen. ¡Vuestras casas son presa del fuego.Un pequeño instrumento de marfil a modo de cor~ neta. el insolente que así se atreve a insultarnos? -¿ Quién . y con tono brusco y altanero. manda a todos retirarse de aquel sitio. vuestras familias~ pe~ recen.. \ • • .. ? Y en aquel momento el pirata llevó a sus labios -. que dejó atur~ didos a todos los circunstantes: y continüó: ¿Pregun~ tábais quién soy? ¿no me conocéis? ' Soy vuestro rival: I to .. ¿me conocéis ahora? Y soy ya en sus manos relucía el acero.Justo Sierra O'Reilly • . Fernando. vuestros intereses se pierden. del cual salió un sonido agudísimo.. repuso D.

.

¿Cómo? ¡Conchita..i Tú mi rival. huyendo hasta de la sombra del pirata feroz. . tremo de amar con tanto entusiasmo a el u· lato.. a un criminal antro. rrados cuantos se hallaban reunidos en el atrio de la pa .. infame 1 i tú el amante de Conchita! . al hombre más feroz y brutall ¿Desde cuándo han podido mezclarse los tigres con los corderos.. pófago. ama a el m to. asesino de su padre. la joya más preciada de su familia. F er. soluta inacción. petrificado de horror por aquel misterio que se le descubre por primera vez. queda por el momento en ab. ¡Santo Dios 1 He aquí un misterio espantoso. . las pa.. salieron precipitadamente por distintas direcc¡o. D... la primera belleza de Campeche.• Un grito de pavor y sorpresa lanzó la multitud al oír: el abominable nombre de • Ate. nes. lomas con las serpientes? ¡La angelical Conchita se ha humillado de tal manera! ¡Se ha envilecido hasta el ex.. que con ojo duro y siniestro 'desafiaba a su rival. de tan baja ralea. hija de tan nobles padres.. tro de sangre 1 ¡a ulato! . rroquia. nando. 'que por las costas de Yucatán ha dejado un ras..

de. cuando vuelta en sí Conchita de su desmayo. había é\cudido al sitio del combate monr o vencer a los Infames y foragIdos Invasores de la pacífica villa. ? pregunta I~ infeliz niña.. Defiéndete . Di 1 mulato. .. respon.. ¡muere1 . se interrumpe un momento el combate.infortunado joven. i Ay de mí! ¿quién ha sido su asesino ~ . apenas hubo vuelto en sí de la sorpresa que le causó el descaro y atrevimiento de su adversario. • . se sienta. que se defiende como un león. caballero. Vuela a abrazarse con él y llena de indignac. de cuyo intervalo se aprovecha el capitán Rodríguez. 46 EL FILIBUSTERO gritó arrebatado de furor el noble. se lanzaron sobre la pláza. ' ¡Miserable1 ¿quieres. dirige la vista en torno. Resueltos a vender caras sus vidas..ión y de amor se dirige a los campechanos con un apóstrofe extraviado y delirante. Ya sus fuerzas ' le iban abandonando. pue's bien .. quien sin embargo acaba de descubrir una amarga verdad. ? replicó el pirata._ jando muertos o heridos a los que tiene más cerca.. que 'para · libertar al .ttoras facciones de D. . se ofrecen a su vista.. Fernando hab ía rodado los ocho escalones del atrio de la parroquia. cubiertas de polvo y sangre. una verdad que debiera quedar para siempre sepultada en el abismo ¡Tú.. pues! morir .. mira a su amante acometido por sus enemigos. y como ya había aclarado suficieritemente el día. mi rival. Fernando. para mostrarle la c~beza y el tronco de su primo. y aún no te he arrancado el alma 1 . Por no herirla. Acometen a la vez sobre el pirata. A los pocos -segundos la cabeza de Q. Mas ¡qué horror 1 Las hermosas y sedq. Tarde llegó el capitán Rodríguez. .

y leve sonrisa en sus labios. se lleva a Conchita en presencia de los campechaI • . de la muerte y de la devastación. y para desprenderse de la playa consume sus esfuerzos. Llega. su gente y mucho tiempo. le ruega anegada en lágrimas. Justo Sierra O'ReiUy 47 dieron cien voces. Se hace a la vela . La desesperación ha sacado a los campechanos de su -anterior abatimiento. el fuego va ya a extinguirse . . se mete en las lanchas con cincuenta y dos hombres que le quedaban.. se traba una feroz y obstinada lucha. encerrándose en la parroquia. por fin. y este accidente da nuevos bríos a los de la villa . sínt6mas todos de una fiebre que va a hacerla delirar más... pero no quedaba otro arbitrio. y vuelve vengue a su familia de Die a desmayarse profundamente. · Serían las nueve de la mañana del día 15 de septiembre. cuando se presentan en la plaza ciento cincuenta lilib . que no furor. i Siempre to! Y encarándose al pirata. Sale repentinamente llevando en sus brazos a Conchita: manda hacer una carga al arma blanca y comienza a batirse en retirada. Allí son atacados con el ulato conoce entol}ces . que el m to. al embarcadero. notándose sin embargo en sus mejillas ligero baño de carmín. y en aquel día horrible hacen prodigios de valor contra sus enemigos.. y hay esperanza de salvarse sino haciendo un costoso sacrificio: el resultado no era seguro. cuandó empezó a soplar un norte deshecho acompañado de una lluvia fuerte y ~opiosa:. Pasaba aún esta escena.. En medio del incendio. que va a entregarla impunemente en los brazos de su amante feroz. que habían acudido a la señal hecha por su caudillo. Los lili toman la defensiva. .

. se va alejando del puerto. Justo Sierra O'Reil1y nos.. lucha el pirata contra los elementos. contra el furor de sus enemigos... I - . Parece imposible perseguirlo. el viento brama con furia . contra sus sentimientos mismos . Pero el mar se ensoberbece. t • • . • 48 ..

ya que los tupidos celajes y el espesor de la lluvia impiden el ser observado. siguiendo puntualmente las instrucciones que tenía. desde que las primeras ventolinas del norte le hicieron palpable la cercanía del peligro.• • El húmedo norte. se había hecho a la vela. En vano el to tremola una bandera blanca par~ llamar la atención de su gente: en vano lanzando una voz estentórea procura hacerse escuchar. impidiendo de este observase los modo que la tripulación del V fatigosos afanes de las lanchas que se dirigían a él. Todo era ineficaz. lo que los medios más naturales no podían ofrecer. En tan angustiada ~ circunstancias zozobra una de las lanchas que gobernaba el . en vano. y chocándose contra la otra se . débil e inútil recurso. quería buscar en ellos. había obscurecido el horizonte. vomitando denuestos y juramentos. El piloto. queriendo evitar la casi segura pérdida del bergantín si permanecía en las inmediaciones de la playa. desencadenándose con toda su fuerza. y tomaba la vuelta de fuera.

y los golpes de mar la han bañado. un pie o la cabeza arrojando por' la boca torrentes de agua salada . y sobre .. • . En aquel mo. solo nómbre la hiela de ~error y e~panto. No se ' acuerda de nada: po sabe lo que le pasa: no puede comprender su posi. . al lado de su amante.. . . .. La tímida . fin... Iba a consumarse un cri. ¡Sí .y apasionada 'virgen tiene a la vista todos los peligros y horrores que la cercan: está abrazada de su amante con toda su fuetza: la lluvia .. se ha alejado de . .. to resuelv~. De cuando en cuando. dida tan desesperada: dirige una mirada de fuego a Con. ¡ay! se ha sentido arrebatada a una región desconocida-: en los umbrales de la eternidad. Aunque por todas partes ve la muer. hasta la muerte! repuso Conchita... pero el cielo. minuto hasta los restos habían desaparecido a lo lejos. lo impidió.. chita. que pro te ... .. los espíritus.. el to . men: _ el to iba a poner un sello a su brutalidad voluptuosa~y salvaje. y la niña . ción..• 50 - EL FILIBUSTERO • hace mil pedazos: ningún auxilio pudo dársele~ y en un . todo.. a p~sar que sabe el resultado que puede traerle una me. inférnales 'la van a iniciar en sus misterios. volver a tierra. . te. está. cabellera está ' penetrada de agua: el vestido se le ha pegado a las carnes: no llora. cuyo . ni es mucho lo que se empeña en averiguar los motivos de ella. en. Después sólo queda de los infelices náufragos un recuerdo aterrador. ge el candor y la inocencia. --¡Tú eres mi esposa! exclamó el pirata. pero el subido azul de sus ojos tiene una especie de brillo indefinible. ·. un infeliz que luchaba con la muerte asomaba por entre las ondas una mano. de su libertador. y su hermosa y rubia.

. Apenas se ha escapado de las manos del pirata. . dejadme morir con él! . Ya casi se anegaba. ven por Dios! .. hacerse de una masa gigantesca y' .. cuando la arrebatan y en un momento está dentro de la embarcación. el ulato logra introducirse igualmente. le gritaban desde la barca. estremecerlas y hacerlas crujir con un ruído semejante al último roncar del moribundo. . En medio de la furia combinada del viento y del mar. malvados! -gritaba la -infortunada joven --¡ dejadme morir con mi amante!. la lancha y la barca: veíase una ola enorgullecida lanzarse sobre otras ciento. dilatarse hasta un término prodigioso. venir rugie'ndo con la velocidad de un rayo. zozobra y se hace pedazos: los dos amantes se sostienen apenas sobre la rota quilla: diez hombres diestros y atrevidos se arrojan sobre el formidable elemento para salvar a Conchitao ¡Dejadme.. Justo Sierra O'Reilly • mento crítico.. chocarse contra las dos pequeñas embarcaciones. toma un cable. observa eJ pirata una barca. . se encuentran los dos esquifes y se chocan: más pequeño el que manejaba l ulato.. El furor del mar había llegado al último grado: montañas inmensas de agua formaban en torno cordilleras eternas y sin límites: en aquel ensoberbecido espacio flotan dos)tomos. formarse de todas ellas. Su brazo es terrible. pero ya está perdiendo el vigor. dejadme. ' .i Có- .. y se prepara un choque espantoso. colosal. que han tripulado los de la villa: en ella viene la juventud más ' resuelta de Campeche a impedir el rapto de Conchita. y se tra una lid sangrienta en la pequeña cubierta sobre la cual corren ríos de sangre y agüa salada. ¡Conchita ven..¡Por piedad 1 decía Conchita: i bárbaros.

o . El pirata se arrojó al mar. y pronto quedó sumergido entre las ondas..i quie .• 52 EL FILIBUSTERO • • mo 1 gritó la voz de un hermano de su padre. ¿a dónde huiré? ¿a dónde podré huÍr? exclamó la niña. res morir con el ulato! .-o¡¡ I to!! iay de mn. .

-·José Turrisa. y quiero hilÍr de vos. se hallaba en Campeche por el mes de marzo de 1676. Al extender la mano el capitán general para darle una limosna.seguida a visitar a los enfermos.• • • • . vos sóis asesino detestable --¿Quién es esta desventura~a ? preguntó el jefe. hace muchísimos años: es Da. La infeliz loca era Conchita. una señora demente.Es. el ulato. capitán general de estas provincias. nó. Sancho Fernández de Angulo y Sandoval. • FIN . rota y desgreñada. respondió el prior. • • • D. hizo la vieja un visaje horroroso y fuese huyendo hasta encerrarse en una pieza obscura. Convidado por los religiosos de S. Juan de Dios para que concurriese a la función de su santo patriarca. desde la cual gritaba -i Nó. Y el religioso refirió la triste historia que saben nuestros lectores. . Concepción Suárez de Mantilla. se presentó a sus ojos un espectro: una anciana sucia.. Saliendo de la enfermería de las mujeres. a quienes socorrió generosamente. fué en .

.

.

.

.

.

.

.

Yuc. El Filibustero. 53 M~x. \ Pasta Rústica. M~rida.. Novela Historica. 1 vol. - (Leyenda del Siglo XVII).JUSTO SIE O'REILLY. . • . Impresora Popular. 1940. P~gs.. Talleres Linmtipograficos.