You are on page 1of 4

Tomas de tierras en la Provincia de Córdoba

Lic. Parés, Facundo – Lic. Sacucci, Erika
En el presente artículo, intentaremos sintetizar la información disponible en el
Informe Preliminar sobre las "Tomas de tierras en la Provincia de Córdoba"
recientemente publicado por el Colectivo de Investigación "El llano en llamas",
del cual formamos parte. Nuestra intención es la de aportar a la comprensión
pública de la problemática, frente a las acciones que desde los ámbitos
gubernamentales se han estado desarrollando al respecto, buscando correr el
eje del problema a ciertas acciones "delictivas" particulares. Con lo cual se
corre el doble riesgo de atacar las libertades y derechos de los sujetos más
vulnerables de la sociedad y de no responder efectivamente a la problemática
concreta del déficit habitacional de la Provincia.
Los factores más importantes que configuran el actual escenario de las tomas
de tierras, en términos generales, son dos, recíprocamente relacionados: por
un lado, el empeoramiento de las condiciones de hábitat de los sectores
populares y medio-bajos de la sociedad cordobesa, que no encuentran vías ni
institucionales ni del mercado para satisfacer las necesidades relacionadas a la
vivienda; por otro, el aumento de la segregación socio-espacial en el ámbito de
la Ciudad de Córdoba, producto de la confluencia de una serie de políticas
públicas relacionadas al reordenamiento urbano y la seguridad pública, que
implicaron un doble proceso de periferización de la pobreza y aumento del
valor del suelo urbano.
Condiciones de hábitat
Según datos oficiales del último Censo Nacional, casi la mitad de los hogares
de la provincia presentan algún problema habitacional. Estos problemas
comprenden las situaciones de:
1) hacinamiento crítico (al 2010): 32.982 hogares, representando el 3% sobre el
total de hogares de la provincia, siendo unas 194.318 personas afectadas;
2) viviendas deficitarias (recuperables e irrecuperables): 100.412 hogares,
representando el 10% sobre el total de hogares de la provincia, afectando a
unas 357.559 personas;
3) no propiedad de la vivienda y/o terreno: 360.205 hogares, representando el
35% sobre el total de hogares de la provincia, sin tener datos sobre la cantidad
de personas afectadas.
Los datos agregados dan como resultado que un 48% de los hogares
cordobeses tiene al menos uno de los problemas habitacionales referidos.
La situación es aun más preocupante al cruzar las diferentes problemáticas
habitacionales, observándose la magnitud del déficit en las condiciones de
hábitat de los sectores populares cordobeses. De este modo, nos encontramos
con que:
1) el 45% de los hogares que viven en situación de hacinamiento crítico habita
en viviendas que presentan condiciones habitacionales deficitarias por el tipo
de vivienda (recuperables e irrecuperables);

al considerar que unas 253.625.2) considerando los hogares en situación de pobreza.658 viviendas particulares en la provincia de Córdoba (un 20% sobre el total) se encuentran deshabitadas. es posible inferir la extrema precariedad de las condiciones de hábitat de amplios sectores de la población cordobesa. que redujo la cantidad total de los mismos. Asimismo. Resulta preocupante observar el elevado aumento de la población de los asentamientos aun existentes. estos sectores quedan expulsados del 1 Según los datos del Indec. como limite objetivo. el abismal precio de la tierra. ya sea mediante la puesta en marcha de diversas políticas públicas que no responden a las necesidades de los sectores populares y de clase media-baja. Y en segundo lugar. La provincia de Córdoba es la segunda mayor ciudad de la Argentina 1 en términos de concentración demográfica y de niveles de desarrollo poblacional. Los aumentos de los valores del suelo urbano tienen una estrecha relación con la idea de la tierra como negocio y no como espacio fundamental para el desarrollo de la vida humana.0. Así. de la inacción en lo que refiere a otras y mediante el despliegue y profundización de una política represiva para con los sectores con carencias. Hogares y Viviendas 2010.8 por km2. Esto resulta en altos índices de hacinamiento.308. el Estado aparece como actor fundamental en la generación de circunstancias de empeoramiento de las condiciones habitacionales. . Estos datos se complementan. Buenos Aires es la provincia que concentra la mayor población. la provincia de Córdoba con 3. Como veremos. en cuanto a la gravedad de la situación habitacional. la población de los asentamientos informales que se encuentran en la Ciudad de Córdoba se incrementó en un 62% en el período 2001-2010. La situación se agrava si evaluamos los valores de la tierra en Córdoba capital: el valor de los terrenos dentro del anillo de circunvalación subió en promedio –entre noviembre de 2007 y febrero de 2011. El avance de los sectores inmobiliarios y de la especulación sobre la escasez de la tierra ha generado que el precio de la misma se eleve por encima de la capacidad de compra de los sectores populares y medio-bajos. este es el escenario sobre el que se configuran los procesos de tomas de tierra. Esta situación lleva aparejada una mayor demanda de vivienda que encuentra. respondiendo de forma autogestiva a una necesidad concreta que no encuentra solución en el mercado ni es objeto de política pública desde hace al menos 5 años. sobre todo siendo afectados los sectores más vulnerables en términos socioeconómicos. considerando la implementación del programa provincial Mi Casa Mi Vida. cerca de un 47% de los hogares pobres de la Ciudad de Córdoba viven en condiciones de hacinamiento crítico o hacinamiento medio. A partir de estos datos.876 y una densidad de 20. De esta forma. según datos relevados por Un Techo Para Mi País en 2011. 15. El Estado ¿Ausente? En lo relativo al empeoramiento de las condiciones de hábitat de los sectores populares y medio-bajos se hace fundamental indagar los elementos que han colaborado con dicha situación. como hemos visto. producto del Censo Nacional de Población.084 con una densidad de 50.alrededor de 50%.

dada su ubicación en proximidad a la zona central de la ciudad o a espacios de valor paisajístico. El programa MCMV supuso la puesta en marcha de una estrategia de erradicación/relocalización de 35 asentamientos irregulares. Amadeo et. garantizando la existencia de terrenos aptos para ingresar al circuito económico con elevados precios de mercado.mecanismo de adquisición privilegiado en el esquema actual de distribución del suelo urbano. constituido por el mercado. el Estado ha demostrado tener una política clara en relación a la necesidad de quienes menos tienen. Es en este sentido que no es posible hablar de ausencia del Estado. Ma. en tanto no pueden hacer frente a los altos precios de la tierra. 3 “Observatorio de la situación social de la Provincia de Córdoba” (2007). entonces. P. & Ciuffolini. observando que buena parte de éstos se trata de asentamientos ubicados sobre terrenos altamente valuados. como una fuerte apuesta al desarrollo del capital inmobiliario. y llevando a cabo “cercos policiales” que implican impedimentos para el ingreso y egreso de personas a este territorio. . (Comps) (2011) Buenos Aires: Nobuko. la ciudad de Córdoba ha sufrido una visible transformación del paisaje urbano en la primera década del siglo XXI. junto con el Programa de Mejoramiento de Barrios (ProMeBa). por grandes edificios residenciales. invisibilizando las verdaderas necesidades de bastos sectores de la población cordobesa y criminalizando a quienes se ven movidos por la necesidad imperiosa de 2 “Ojos que no ven. al. De este modo. En este sentido deben comprenderse las políticas del programa "Mi casa Mi Vida" (MCMV) que representan la única política pública integral ejecutada por el Estado provincial en materia de vivienda en la última década. Esta respuesta autogestiva. Se buscaba relocalizar. Así como también de la judicialización de diversos referentes de cada toma. según lo argumentado. En este marco. donde vivían sectores populares y medio-bajos. A. a aquellas “familias en situación de riesgo habitacional por cuestiones hídricas y ambientales críticas” 3 Resulta interesante indagar sobre los asentamientos que han sido relocalizados. barrios privados o refuncionalizando los espacios verdes y recreativos dirigidos a sectores con elevado nivel adquisitivo. yendo desde el aumento de las "villas" hasta la toma colectiva de terrenos en desuso como búsqueda de resolución de la problemática habitacional. desplegando sus aparatos represivos en diversas tomas de la provincia. de comida y de agua. Ante estas situaciones. autónoma y autoorganizada ha adquirido diversas dinámicas. Scarponetti. sustituyendo las villas y asentamientos informales. gran parte de los sectores populares e incluso de los sectores medio-bajos han tenido que darse respuestas autogestivas ante la concreta negativa del Estado en materia de política habitacional. La estrategia de relocalización adoptada por el Gobierno de la Provincia se presenta. en muchos casos procediendo de manera ilegal al realizar detenciones y desalojos sin órdenes escritas. en tanto éste ha reafirmando su condición de Estado policial. corazón que no siente”. llevando a la formación de Barrios-Ciudad 2.

. es posible comprender la estoica asunción. Es sobre la base de tales condiciones. las tomas de tierras colectivas se desarrollan sobre un escenario particular que determina las formas y articulaciones que aquellas asumen. Reflexiones finales: Según lo expuesto previamente. los procesos de tomas de tierras colectivas que se han visibilizado en la Ciudad de Córdoba y en algunas localidades del interior de la Provincia en el último mes. que las tomas de tierras colectivas se entienden en términos de NECESIDAD por parte de amplios sectores de los estratos más vulnerables de nuestra Provincia. El accionar del Estado contrasta seriamente cuando se lo compara con las políticas desarrolladas que apuntan a propiciar el beneficio y desarrollo del capital inmobiliario-especulador. el modo en que se desenvuelve el conflicto y la disposición de los sujetos involucrados en los procesos. históricamente desplegadas a favor del desarrollo del capital financiero-inmobiliario. insalubres e inseguras en que se dan las mismas. Sólo en este sentido. por parte de los sujetos participantes de las tomas. deben ser comprendidos como el reflejo de cierto estado de cosas en materia de hábitat social y políticas públicas. de las condiciones precarias.disponer de tierra para la vida digna. En este sentido.