You are on page 1of 3

LAS CINCO LOCOMOTORAS DE DESARROLLO.

 El sector agropecuario refleja nuestro deseo y compromiso de
aprovechar la riqueza y el enorme potencial del campo
colombiano para dar un verdadero salto económico y social en las
zonas rurales del país. Considerando el incremento previsto de la
demanda mundial de alimentos y las perspectivas de precios altos
de commodities para las próximas décadas, sumado a las ventajas
comparativas de Colombia en este sector, es indudable que nos
encontramos
ante
una
oportunidad
que
no
podemos
desaprovechar. Para aprovechar esta coyuntura, el gran desafío
consiste en abordar los grandes retos que enfrenta el sector
agropecuario colombiano como son: (i) los altos costos de
producción, transformación y comercialización de la producción
agropecuaria, (ii) la restitución de tierras a quienes les fueron
despojadas, (iii) la baja productividad generalizada del sector, (iv)
las limitaciones para desarrollar proyectos de gran escala, (v) las
dificultades de acceso a infraestructura, servicios financieros y
nuevas tecnologías, (vi) la pobreza y el bajo nivel educativo del
campo colombiano, y (vii) la ausencia de una cultura para la
gestión de los riesgos climáticos.
 La locomotora de vivienda y ciudades amables constituye nuestra
gran apuesta para impulsar la generación de empleo,
especialmente en las zonas urbanas, aprovechando el incremento
en la demanda de vivienda que se genera con el mayor
dinamismo económico y los eslabonamientos de este sector con
múltiples y diversas actividades económicas. Para acelerar la
locomotora de vivienda y ciudades amables, los grandes retos se
concentran en: (i) aumentar la disponibilidad del suelo para la
construcción de proyectos de vivienda de interés social, (ii)
mejorar la disponibilidad y acceso a mecanismos de financiación,
y (iii) fortalecer la articulación entre el subsidio de vivienda
familiar, el crédito y la oferta de vivienda. Ahora bien, la
locomotora de vivienda en el Plan Nacional de Desarrollo 20102014 no solo hace referencia a la actividad de la construcción,
sino que abarca el concepto más amplio de ciudades amables. En
este sentido, algunos retos adicionales son: (i) garantizar el
acceso a acueducto y alcantarillado a segmentos de la población
no cubiertos, (ii) reducir los asentamientos precarios en las áreas
urbanas periféricas y adelantar acciones para la mitigación de
riesgos naturales, y (iii) desarrollar esquemas eficientes y
sostenibles de movilidad urbana en las ciudades.
 La identificación de la infraestructura de transporte como
locomotora estratégica de crecimiento es un reflejo de nuestra
obligación y deuda con la población y el sector productivo de unir
el territorio y llevar, con mayor seguridad, prontitud y a menores
costos, los productos y las ideas de los colombianos al resto del

 El sector minero-energético representa la oportunidad que tenemos de aprovechar de manera responsable nuestra riqueza en recursos naturales para generar crecimiento sostenible y mayor equidad social. turismo con biodiversidad y paisaje cafetero. aprovechamiento del potencial minero y energético. las estimaciones al alza de los precios internacionales de la canasta minero-energética y la creciente actividad de exploración en el territorio nacional. turismo. Por ejemplo Chile. artesanía y calzado. Se evidencian además: (i) falta de articulación institucional. Según las agendas de competitividad cada uno de los departamentos que conforman el eje cafetero se encuentra generando nuevas propuestas y . servicios y logística. flores y follajes. EJE CAFETERO Quindío: Fijó sus propuestas en cuatro apuestas productivas y una transversal. producción limpia y trazabilidad de mercados internacionales. caña panelera. regional e inter-generacional. Apuestas no tradicionales: agroforestal. viene atada una enorme responsabilidad de gestión ambiental. plantas aromáticas. Articuló propuestas en torno a la agroindustria. frente a cerca de 800 km en Colombia. sector pecuario. software y por último confecciones. metalmecánicas. El desarrollo de esta locomotora no puede ir en contravía del desarrollo sostenible del país y de su conservación para las próximas generaciones.país y al mundo. comercio y calzado. hongos tropicales. hortofrutícola. Las elevadas proyecciones de producción de petróleo y carbón para los próximos años. (ii) deficiencias en la calidad y el mantenimiento de las obras. (iii) ineficiencias en la regulación de transporte. un país con extensión y población inferiores a las de Colombia. Si bien en los últimos años se dieron algunos avances en la construcción de obras de infraestructura. muestran claramente el papel crucial que tendrá este sector en la economía colombiana en los próximos años. comercio. Ahora bien. salud y software. mercados verdes. (iv) baja participación del sector privado en la financiación de los proyectos y (v) falta de articulación multimodal. entre otros. en este campo todavía enfrentamos un rezago considerable frente a nuestros competidores internacionales. Caldas: le apostará a la generación de oferta educativa y creación de conocimiento (región universitaria). confecciones. cafés especiales. Risaralda: basó su estrategia en cerca de 16 sectores que clasificó así entre los más importantes: apuestas productivas y tradicionales: textil-confecciones. turismo. Apuestas transversales: transporte. producción de biocumbustibles. con el desarrollo del sector minero-energético. flores y follajes. cuenta con más de 2.400 km de carreteras de doble calzada.

La locomotora agropecuaria en la producción de cafés especiales. así como infraestructura vial. a fin de mejorar la productividad en la región. en la flora que allí se encuentra. Y la locomotora de innovación se encuentra presente en todos aquellos proyectos que se quieren cumplir. La locomotora de infraestructura en la generación de nuevos empleos para la población. .aplicando estrategias para la aplicación de estas cinco (5) locomotoras de desarrollo. asi como el fortalecimiento del sector mismo en cuanto a la plataforma comercial La locomotora minera en el aprovechamiento del potencial en dicho sector. La locomotora de vivienda se ve reflejada en la manera en que se busca mejorar la calidad de vida de la población.