You are on page 1of 10

Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle

CAPITULO II
EDUARDO IRVING. LOS SHAKERS
La historia de Eduardo Irving y de sus manifestaciones espiritistas en los
años de 1830 a 1833 son del mayor interés para el estudio del psiquismo, sirviendo
de puente para salvar la distancia entre Swedenborg por un lado, y Andrés Jackson
Davis por otro.
Eduardo Irving pertenecía a esa clase escocesa de pobres y sufridos
trabajadores qué tan grandes hombres ha producido. De la misma clase y del
mismo suelo salió Tomás Carlyle. Irving nació en Arenan en el año de 1792.
Después de una dura y estudiosa juventud, quedó convertido en un hombre muy
singular. Corporalmente fué un gigante, y un Hércules por su fuerza. Su espléndido
aspecto físico sólo era desfigurado por una fea señal en un ojo, defecto que, cual la
cojera en Byron, parecía presentar cierta analogía con las intemperancias de su
carácter. Su inteligencia era vigorosa, despierta y valiente, aunque en su primera
educación estuviera velada en la atrasada escuela de la Iglesia escocesa, donde las
cerradas ideas de los viejos Covenanters –un imposible Protestantismo en reacción
contra un imposible Catolicismo- continuaba aún envenenando el alma humana. Su
posición mental era extrañamente contradictoria; pues así como había heredado tan
estrecha teología, le faltó heredar lo que es patrimonio imprescindible de los más
infelices escoceses: era opuesto a cuanto fuera liberal, e incluso las medidas
elementales de justicia de la Ley de Reforma de 1832 tuvieron en él un enemigo
resuelto.
Aquel extraño, excéntrico y formidable varón hubiera tenido un medio
adecuado en el siglo XVII cuando sus prototipos reunidos en las tierras pantanosas
de Galloway esquivaban o a lo mejor atacaban a los dragones de Claverhouse. Pero
habiendo vivido más tarde venía obligado a escribir su nombre de una manera u
otra en los anales de su época. Sabemos de su dura juventud en Escocia, de su
rivalidad con su amigo Carlyle en el afecto de la lista y vivaz Juana Welsh; de sus
enormes gestas de fuerza; de su corta carrera de maestro iracundo en Kirkcaldy; de
su matrimonio con la hija de un ministro del culto de dicha población y,
finalmente, de su curato o auxiliaría junto al gran Dr. Chalmers, que era, en
aquellos tiempos, el más famoso cura de Escocia, y cuya administración de la
parroquia de Glasgow es uno de los principales capítulos de la historia de la Iglesia
escocesa. En tal cargo adquirió el conocimiento personal con las clases más pobres,
o sea la mejor y más práctica de todas las preparaciones para el trabajo de la vida.
En aquel tiempo existía una pequeña iglesia escocesa en Hatton Garden,
fuera de Holborn, en Londres, que había perdido a su pastor y se hallaba en
precaria posición espiritual y financiera. La vacante fué ofrecida al auxiliar del Dr.
15

El tema fué también discutido fuera de Londres con gran seriedad y por enfadoso espacio de tiempo. Es evidente que tan extraordinaria popularidad no podía durar. Sus partidarios le significaron. especialmente por las vagas y terribles imágenes de San Juan. Hay que considerar ante todo que Irving estaba profundamente influido por las profecías bíblicas. En dicha casa aquellos hombres consagrados a los estudios bíblicos se reunían de tiempo en tiempo. propietario de una vasta casa de campo en Albury. acaso por la costumbre del predicador de hablar no menos de hora y media a auditorio tan elegante. quien aceptó después de algunas consultas consigo mismo. Los unos sostenían que la asociación de ambas ideas. La humilde calle se vió invadida de coches los domingos por la mañana. Pero debía encontrar en su camino un obstáculo aún mayor y vencerle haciendo su nombre imperecedero como lo son los de todos los hombres que han obtenido en la vida algún éxito espiritual. pecado y Cristo. con suficientes bancos para que pudieran acomodarse de una manera decorosa. La discusión versó sobre uno de esos temas teológicos que han hecho más daño al mundo que la viruela. una aprobación incondicional y así pudo pasar por alto la censura de sus colegas oficiales. Reflexionó sobre el referente al plazo que había de preceder a la Segunda Venida del Señor. Irving fué un pastor concienzudo y muy trabajador. cerca de Guildford. era una blasfemia. pronto comenzaron sus disputas con las autoridades de la Iglesia. discutiendo y comparando entre sí sus teorías con tal minuciosidad que no era raro que sus sesiones se prolongaran durante más de una 16 . hasta que el clero declaró unánimemente que desaprobaba los puntos de vista del pastor. Consistía en saber si Cristo tenía en sí la posibilidad del pecado. y que estuvo siempre dispuesto a cualquier hora del día o de la noche a cumplir con sus deberes. entre otros el rico banquero Drummond. Aparte su oratoria. Otros hombres existían en la misma época año de 1830 y siguientes profundamente sumidos en las mismas sombrías especulaciones. que se desvivía por satisfacer las necesidades materiales de los más humildes entre sus fieles. y los extraños vaticinios de Daniel. y algunos de los más distinguidos caballeros y damas de Londres se apretaban para encontrar un pequeño puesto en el reducido templo. Allí su sonora elocuencia y sus luminosas explicaciones de los pasajes del Evangelio comenzaron a llamar la atención. que sin la capacidad de pecar y de resistir con éxito. en cambio. pero ya no excitaba el interés que en los primeros tiempos. o si era una barrera absoluta contra las tentaciones. la naturaleza humana de Cristo ya no era la misma que la nuestra y sus virtudes no podían merecernos tanta admiración. Sin embargo. El clérigo escocés replicaba con cierto asomo de razón.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle Chalmers. El escocés fue trasladado a una iglesia mayor de Regent Square donde había cabida para dos mil personas. hasta tal punto que aquel extraño gigante escocés se puso de moda.

Esos creyentes esperaron ansiosamente ulteriores desarrollos de estos sucesos. los cuales no tardaron en presentarse en la misma iglesia de Irving: en el mes de julio de 1831 circuló el rumor de que ciertos miembros de la congregación habían sido presa del extraño fenómeno del don de lenguas en sus propios domicilios. Oíanse a intervalos voces de lenguas extrañas en que los reunidos se expresaban. Asusta pensar cuál habría sido su reacción si hubieran vivido lo bastante para asistir a la Gran Guerra. Era claro que no existía ni fraude ni disimulo. aquellos hombres esperaban que se produjera una extraña manifestación. De todos modos estaban convencidos de que se acercaba el final de todas las cosas. siendo acompañada esa manifestación de milagros curativos y otros signos de poder. consideraron que se habían conmovido las bases sociales hasta lo más profundo. Excitados por los portentos políticos que tuvieron como consecuencia la Ley de Reforma. pregonaban que la sangre celta había sido siempre más propicia a las influencias espirituales que el pesado carácter teutónico. la sensación fue considerable. 17 . como todos los asuntos espirituales. dando a las vagas y siniestras palabras de los antiguos profetas fantásticas interpretaciones. Entre ellos había una mujer cuyo carácter ofrecía indicios de santidad. Existía la leyenda de que los dones de los primeros tiempos volverían en el día final. porque en el mes de octubre del mismo año el servicio de la iglesia de Escocia se vio súbitamente interrumpido por los extraños gritos de aquellos poseídos. pudo haber ocurrido una tragedia. lo cual dio lugar a que un emisario de la iglesia de Irving fuera a investigar sus actos y emitiera luego un informe. En fin. Según éste la gente allí reunida era de la mejor reputación. Tal leyenda comenzó en las tierras occidentales de Escocia. que hubo un verdadero pánico en la iglesia. Fue ello tan súbito y tan vehemente. También hubo silbidos y gritos de quienes se habían conservado más tranquilos. Hubo discretas experiencias del fenómeno en la sacristía y en otros lugares apartados. desde el desayuno hasta la cena. Lo asiduos de tales reuniones eran llamados los «Profetas de Albury». sino el influjo efectivo de una fuerza desconocida que recordaba los tiempos apostólicos. figurando entre ellos el don de las lenguas. aplacad el tumulto del pueblo! ». Pero el asunto se dilucidó por sí mismo. Los «Profetas de Albury» demostraban la mayor actividad intelectual. los periódicos de la época hablaron del caso y sus comentarios no tenían nada de respetuosos y de conciliadores.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle semana. Señor. y a no ser por el gigantesco pastor. con días de trabajo completos. por encima del monótono horizonte de los sucesos cotidianos. y esperaban ver señales y portentos. así durante el culto de la mañana como en el de la tarde. Como quiera que sea. El pastor y sus consejeros estaban verdaderamente perplejos. como patrimonio de todos los hombres. que gritó con su potente voz: « ¡Oh. no sabiendo qué partido tomar. donde hombres de espíritu tan sensible como Campbell y MacDonald.

una majestad y una grandeza tales. sin embargo. se enzarzaron en violentas discusiones. algunos de los principales oradores se convencieron a sí mismos de que sus discursos eran diabólicos. dice un tercero. En algunos casos. No obstante. sin duda habríanse recibido otros mensajes de distintas clases que aclarasen el fenómeno. pero se habían desarrollado en un terreno de estrecha y supersticiosa teología que los desvirtuaba. 18 .Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle Las voces de desconocida lengua procedían de hombres y mujeres. prescindía de la ley dogmáticamente sobre puntos de doctrina. y. que llego a creer que son reminiscencias de la remota época de Ambrosio. consistiendo al principio en sonidos ininteligibles. por no estar de acuerdo con sus propias convicciones espirituales. pronto se mezclaron palabras inglesas a las otras. Pudo haber -y de hecho probablemente hubo. y entre ellos el mismo Irving.» «Estallaban con asombroso y terrible fragor». dice un testigo: «Había una fuerza y plenitud de sonido». «de las cuales parecían incapaces los delicados órganos femeninos. El vino nuevo no puede guardarse en viejas e insuficientes barricas. dice otra descripción. De haber habido una revelación completa. quejumbrosos e ininteligibles sonidos». y de las inspiradas plegarias de la Iglesia primitiva». pronunciaba largas arengas. en ocasiones. pero allí no había más que el caos. donde toda verdad ha de ser expurgada y retorcida hasta que se adapte al venerado texto. se dirigían al sufrido pastor. Hasta el sistema religioso de Swedenborg habría resultado demasiado reducido para recibir en su plenitud tales dones. bajo la influencia de tal poder. por lo que ya puede imaginarse lo que ocurriría al ser recibidos dentro de los mezquinos límites de una iglesia escocesa. salvo el producirse en horas desacostumbradas e independientemente de la voluntad del sujeto. consistentes por lo regular en jaculatorias y oraciones sin señal clara de carácter supernormal. «Hay un poder en la voz que parte el corazón y se impone al espíritu de una manera jamás sentida hasta entonces. Muchos de los que presenciaron el fenómeno quedaron profundamente impresionados por tales manifestaciones. lo que es peor. a manera de galimatías o de lenguaje completamente ignorado. y lanzaba reprimendas que. que jamás oí cosa igual. Algunas de aquellas manifestaciones no podían conciliarse con la ortodoxia. No pocos iniciados condenaron a los otros como herejes. Hay en ella una cadencia. Es algo tan parecido a los más sencillos y antiguos cantos de los oficios de la catedral. pero precisamente por esto nosotros habríamos creído que eran inspirados por los ángeles. «Súbitos. el escogido. por lo que se consideraban como obra del diablo.un verdadero origen psíquico en aquellos fenómenos.

la cual continuamente le importunaba sobre los detalles más nimios. mezclados con otros más discutibles y con algunos palmariamente falsos. Baxter había escrito un folleto de pomposo título. Fue un hombre honrado. que un segundo miembro de la congregación de Irving escribió otro folleto de contestación. al menos en aquella ocasión. Aquel hombre estaba bajo la influencia de los espíritus. comenzaron los místicos mil doscientos sesenta días que debían preceder a la Segunda Venida y al fin del mundo. Es de notar. podrían haber sido mejor comprendidos por los hombres de una generación más ilustrada. Ese Roberto Baxter parece haber sido un ciudadano que consideró las Escrituras a la manera que un abogado considera un documento legal. en 14 de enero de 1832. Ese folleto es interesante porque contiene cartas de varias personas que poseyeron el don de las lenguas y una sólida mentalidad que las hacía incapaces de caer en deplorables errores. Algunos de los hechos establecidos por esos iniciados y que tanto chocaban con sus convicciones religiosas. El objeto del folleto era principalmente atraer los guías maléficos e invisibles al regazo de la Iglesia escocesa. Según él. familiarizado con los modernos fenómenos? Personalmente. especialmente a aquellas más ajustadas a sus inclinaciones. el autor cree que hubo en este caso un verdadero influjo psíquico encubierto por una estrecha teología sectaria del tipo de la que provocó la reprobación contra los fariseos. El campo del espiritismo es infinitamente vasto. Pero mucho antes de que aquellos días hubieran transcurrido. y cuya inteligencia es como una superficie limpia. le engañaron. Irving bajó a la tumba y Baxter repudió aquellas profecías que. Su opinión personal es que la enseñanza espiritista es propia de todo hombre serio que se ha abierto paso a través de los credos ortodoxos.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle Finalmente. en el cual se muestra que Baxter tenía razón en tanto estaba inspirado por el espíritu. completamente tranquilo en el vasto campo de sus creencias. y en él pueden vivir fraternalmente todas las variedades de 19 . que no hay que confundir con el Baxter que treinta años más tarde estuvo relacionado con ciertas profecías notables. dando valor exacto a cada frase. dejándole. De esta suerte se convierte en hijo y discípulo de la enseñanza del otro mundo. y se equivocaba cuando intervenían influencias satánicas. ¿Qué puede decir contra tales hechos un observador psíquico imparcial. dispuesta a registrar una impresión exactamente como la recibe. Semejante predicción habría sido simpática a Irving dados sus ensueños milenarios. Uno de los principales iniciados fue cierto Roberto Baxter. dotado de una conciencia inquieta. en cambio. en el cual admitía ciertos hechos que parecían claramente preternaturales. sin embargo. entraron en el resbaladizo camino de las profecías y se quedaron confundidos al ver que las suyas nunca se convertían en realidades. pudiendo la nobleza personal de carácter hacer del más honrado de los iniciados un tipo más elevado que el espiritista corriente.

Apolion era realmente el Espíritu de Verdad. que había sido sacudida por la previa censura del presbiteriano. No puede negarse que la Iglesia. Irving vivió intensamente. En las voces de 1831 hay señales de real fuerza psíquica. don de Dios. y la lucha interior no era entre la Fe y el Pecado. sino entre las sombras del dogma heredado y la luz de la razón instintiva. La unidad de la Iglesia. Es una ley espiritual reconocida que todas las manifestaciones psíquicas son deformadas cuando se perciben a través de un médium afiliado a una estrecha religión sectaria. Si Pedro o Pablo hubieran reencarnado en Londres se habrían quedado confusos y probablemente horrorizados ante la iglesia de San Pablo o la catedral de Westminster. El hombre sensato reconoce que Dios puede estar rodeado por innumerables ángeles. Pero todo esto son digresiones. sus diáconos y sus profecías. y las crisis sucesivas por las cuales pasó. Pero no es suficiente la mera aceptación de la comunión de los espíritus y su aparición. en Gray's Inn Road. el criterio de Irving. Necesitamos además un código moral.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle Cristianos. según las luces del espíritu. los Indios y los Partos. minaron su robusta constitución. siempre rebelde a los absurdos de los hombres. tal como él la organizó con sus ángeles. Tales eran los guías espirituales de los prosélitos de Mister Irving. cosa que no ignoran ya muchos salvajes. si bien debe ser contrastada por la razón. uno de los más férvidos convertidos al Espiritismo. hasta que escogieron la sala usada por Roberto Owen. filántropo y librepensador destinado a ser. de las cuales se queja como Bunyan y los antiguos puritanos. La inteligencia de los hombres y el espíritu de los tiempos varían en virtud de su reacción sobre la gran causa central. así como los Mahometanos. sus sacerdotes. Allí. Irving y sus partidarios. Aquellas discusiones con teólogos ergotistas y con miembros recalcitrantes de su grey. al menos así se desprende de sus luchas con Apolion. que le seguían fieles. según parece. no pudo resistir el nuevo golpe produciéndose una vasta escisión. y en lo único que perseveran es en una gran caridad hacia nosotros mismos y hacia nuestros semejantes. anduvieron en busca de nuevo local. También es una ley que las personas presumidas y finchadas atraen a los espíritus maléficos sugiriéndoles el uso de nombres interminables y profecías que les cubren de ridículo. tomando por modelo para juzgar al universo a los que constituían una secta entre las sectas. parécennos cosas triviales a nosotros que las 20 . el socialista. Irving reunió a sus fieles. era la mejor reconstrucción de la primitiva Iglesia Cristiana. Como el edificio fue reclamado por los administradores. pero en cambio. su predicación ética es algo esencial para el mejoramiento de la humanidad. se habrían sentido perfectamente a sus anchas en la atmósfera familiar de las reuniones que presidía Irving. veinte años más tarde. Tal fue. Si consideramos a Cristo como predicador o divino embajador.

Era una rama cortada del árbol. dieron muestras de estar preparados para la posesión espiritual. de la cual él y sus fieles y celosos hijos. viéndose obligados a emigrar a América por los tiempos de la guerra de la Independencia. Para la inteligencia emancipada. que llegaban colectivamente en forma de tribu. tal o cual secta son temas indiferentes. eran vitales y terribles. Fue la aparición de fenómenos espiritistas en las comunidades de los Shakers en los Estados Unidos. pero para Irving. con sobriedad y castidad. sorprendente que la nube psíquica de la fuerza extraterrena que envuelve nuestro globo respondiera a aquellas altruístas comunidades. su alma pasó a esa luz más clara y más dorada en donde el fatigado cerebro encuentra el reposo. hubo en aquellos días otra manifestación psíquica que condujo más directamente a la revelación de Hydesville. pues. que pasaron a Inglaterra. los cuales no obtuvieron toda la atención que merecían. Y así. Aquel gigante de mediana edad se detuvo y cayó. Sin embargo. Sus ojos brillaron con la luz febril que le consumía. tempestuosa. que iba secándose. muero en el Señor». No es. en sus labios. pues como sus sacerdotes dijeron más tarde. y por otra con los videntes de los Cevennes. pero para él. huyendo de la persecución de Luis XIV. Los principales visitantes eran espíritus de pieles rojas. hombres y mujeres. dirigidos por la conciencia. y a intervalos que no dificultaban los trabajos de la comunidad. Dado el permiso. tanto por su herencia como por su educación. Todos. todos habrían sido llevados al manicomio al descubrir lo que entonces los ocurría. Sus mejillas se hundieron y volvieron lívidas. la Escuela Escocesa era el arca de Dios. ruda. trabajando hasta el último momento y con las palabras: «Si me muero. y después de dar un golpe a la puerta los indios preguntaban si podían entrar. toda la tribu de indios en espíritu entraba en tropel en la casa y al cabo de pocos minutos se oían los gritos de «Jup». sus vidas inofensivas no pudieron librarse de la persecución de los fanáticos. «Uno o dos sacerdotes estaban en el piso bajo. los invasores sólo se presentaron después de pedir permiso. En 1837 había sesenta de dichas corporaciones. Aquellas buenas gentes parece que tuvieron concomitancias por una parte con los cuákeros. De momento circunscribían muy estrictamente a sí mismos sus experiencias. las cuales respondían en distintos grados al poder en cuestión. Su gran contextura se vino abajo.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle vemos de lejos a través de los años. habían salido para llamar a las puertas tras las cuales se hallaba la Salvación. Incluso en Inglaterra. con su alma inquieta. Se establecieron en distintos lugares viviendo con sencillez una vida pura basada en principios comunistas. Tales gritos emanaban de los mismos órganos 21 . «Jup». Aparte del incidente aislado de la Iglesia de Irving. Los fenómenos parece que comenzaron con los usuales ruidos anunciadores. y el espíritu ansioso entra en una paz y seguridad que la vida jamás le ha dado.

es un ser perfectamente real y hay pocos espiritistas de experiencia que no hayan visto su barbudo rostro y oído su voz potente. sin embargo. lo único que puede conjeturarse es que son hijos de la Naturaleza. Los fenómenos físicos son. Sobre todo. pero nunca ofrecen las elevadas enseñanzas que nos vienen de los espíritus orientales y europeos. fallecido en el cargo de gobernador de Jamaica para el cual fue nombrado bajo el reinado de Carlos II. carecen de valor en el actual estado de nuestros conocimientos. viéndose en ella los vestidos y el característico mechón de pelo en la frente. Se preguntará por qué esos aborígenes norteamericanos representaron tan importante parte. el investigador debe desechar para siempre la idea de que los espíritus son 22 . por lo que llaman la atención de los escépticos en la materia. el autor procurará en estas páginas acudir. pero deben anotarse por si futuros progresos permiten darles un mayor crédito. habiéndose repetido infinidad de veces -si bien es difícil probarlo. en los límites de lo posible. no sólo en la iniciación. Es uno de tantos misterios que tenemos que resolver todavía. En este país lo mismo que en Norte América hay pocos médiums físicos que no tengan un guía piel roja cuya fotografía no haya podido obtenerse por medios psíquicos. de la mayor importancia. pero las dificultades del investigador provienen sobre todo del número de hechos nuevos. a su propia experiencia. que son tan obligatorias para los espíritus como para nosotros. parecer que yo mismo he oído de sus labios. sino en la continuación de aquel movimiento. no demostradas. Puede ser que su cometido especial tenga por base una especie de expiación a arrepentimiento. según nuestra propia experiencia. sin embargo. que es el nombre espiritista del pretendido Enrique Morgan. para obtener las luces que le permitan hacer la materia más inteligible.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle vocales de los Shakers. es que tales espíritus son muy poderosos en la producción de fenómenos físicos. pero como éstos se hallaban bajo el influjo y la posesión de los mismos indios. Estas observaciones pueden resultar una digresión del caso de los Shakers. y a la de aquellos de quienes se puede fiar. Por lo que respecta a los indios colegas o subordinados suyos. y dar por lo menos una idea de esas leyes del Más Allá. más cerca tal vez de los secretos primitivos que otras razas más desarrolladas. sin orden ni explicación. de suerte que la parte asignada a los indios es verdaderamente capital. Juan King. y bailaban sus danzas demostrando en todo que estaban realmente poseídos por los espíritus de los pieles rojas. Lo único que sabemos con certeza. Tales afirmaciones. hablaban la lengua india entre sí. que encuentra en su camino. Hombres del más rudo tipo campestre parecen estar en la vida espiritual especialmente asociados a las más escuetas manifestaciones de la actividad espiritista.que su principal organizador fue un aventurero conocido en vida bajo el nombre de Enrique Morgan. La inteligencia no tiene casillas apropiadas para clasificarlos.

Evans y sus colegas. después de las primeras perturbaciones físicas y mentales producidas por aquella irrupción espiritista.y que sus visitantes pertenecían a un nivel inferior. La primera se refería a la prueba efectiva para el observador. Tienen su individualidad y sus limitaciones lo mismo que las tenemos nosotros. copiada in extenso en la obra del coronel Olcott. Los Shakers tenían en su seno a un hombre de superior inteligencia. W. sino para aprender. según puede ver el curioso lector en el New York Daily Graphic de 24 de noviembre de 1874. o sea de aplicación práctica. usted puede llegar a ellos. 23 . Cuatro años más tarde se producían las manifestaciones de Rochester. proclamando que aquélla era la obra profetizada. adonde se trasladaron Elder Evans y otros Shakers para ver a las hermanas Fox. «Gente del otro mundo». quien dio una interesante y clara explicación respecto de esa materia. Su llegada fue recibida con gran entusiasmo por las fuerzas invisibles. Habiéndole preguntado: -¿No le parece a usted que sus fenómenos son de la misma especie que los de los frailes y monjas de la Edad Media?. pusiéronse a estudiar lo que realmente significaba.Sin duda alguna. de que se trataba de algo positivamente real. Es digno de mención un detalle muy elocuente relativo a Elder Evans. mientras nosotros. Los Shakers llegaron a la inesperada conclusión de que los indios aparecían no para enseñar. De ello se infiere claramente que los buenos Shakers nunca estuvieron en contacto con los guías más elevados –probablemente no los necesitaban. Casos semejantes se han dado desde entonces en distintos círculos espiritistas. y que entonces invadirían el mundo entrando así en los palacios como en las cabañas.repuso con sencillez y oportunidad admirable. llegando a la conclusión de que tal asunto debía dividirse en tres fases.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle necesariamente entidades sabias o poderosas. en los que ínfimos y humildes espíritus se presentaban para que se les enseñase lo que no pudieron aprender en este mundo. Evans. no». pues hasta el espíritu más humilde puede ilustrarnos acerca de su experiencia de la vida después de la muerte. y tales limitaciones son más marcadas cuando se manifiestan a través de una substancia impropia. llamado F. Esa es la verdadera interpretación que deben recibir en el transcurso de las edades. de manera que los catequizaron como hubieran podido hacerlo durante su vida. Alguien preguntará porqué los espíritus elevados del otro mundo no se cuidan de tal enseñanza. La contestación que recibió el autor en cierta ocasión fue ésta: «Esos seres están mucho más cerca de usted que de nosotros. M. La tercera fue llamada fase misionera. Tales visitas continuaron por espacio de siete años. La segunda fase es de condición instructiva. Cuando los espíritus se marchaban anunciaban a sus huéspedes que volverían..

que está íntimamente asociada con la aurora y el progreso del movimiento psíquico moderno. capaces de enseñar a muchos sabios de nuestros días. pues conocido es el hecho histórico de que los campos auríferos de California fueron descubiertos al poco tiempo de producirse aquella manifestación psíquica. pues. Un partidario de Swedenborg. podría argüir que lo uno venía a completar lo otro. claro. contestó: -Sí. Este episodio de las manifestaciones de los Shakers es un eslabón bien determinado entre el trabajo de vanguardia de Swedenborg y el período de Davis y de las hermanas Fox. quienes le permitieron tomar todos los datos necesarios para el relato completo de sus visitas espiritistas. La tan notable mujer. ha consignado en su «Espiritismo americano moderno» de qué manera entró en íntimo contacto con la comunidad de los Shakers. Va a referir ahora la obra del primero. Resulta. señora Hardinge Britten. con su doctrina de correlaciones. 24 . En él se establece que la nueva era debía inaugurarse por medio de un descubrimiento extraordinario de tanto valor material como moral. Seguramente otra hubiera sido su contestación si se le hubiera dicho que las visiones de los religiosos eran angélicas y todas las demás diabólicas. La profecía es notabilísima. Preguntado ulteriormente si la magia y la nicromancia pertenecían a la misma categoría. y esto ocurre cuando el espiritismo es usado con fines egoístas.Historia del Espiritismo – Arthur Conan Doyle Las visiones de Santa Teresa fueron de condición espiritista y semejantes a las que han obtenido los miembros de nuestra sociedad. que hubo hombres que vivieron hace cerca de un siglo.