You are on page 1of 9

1

UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS
DOCTORADO INTERINSTITUCIONAL EN EDUCACIÓN
SEMINARIO “TEMPORALIDADES PARA NARRAR LO EDUCATIVO”
Profesores: Dora Calderón y Carlos Skliar
Estudiante: FERNANDO GUERRERO RECALDE
Práctica, suspensión y literatura en una clase de lógica matemática de niños
“El profesor actúa por amor al mundo, y por amor a los niños.”
(Hannah Arendt)
“Lo qué es importante para nosotros, la vieja generación, y lo que te
compete a ti, la nueva generación, dar forma al mundo” (Maschelein y
Simmons)

Es el año de 1991, en ese entonces como profesor de matemáticas en la educación
primaria, tenía que preparar mis primeras clases de lógica formal, nunca tome un curso
de esta materia en la universidad. Como se sabe es una asignatura sin contenidos 1 y se
supone que ella es una herramienta necesaria para las demás disciplinas. En este
sentido a la asignatura se le ponen exigencias ya que debe muy pronto visibilizarse en
cóomo los estudiantes desarrollan habilidades de pensamiento lógico científico
vinculados con lo que Piaget denominó en su psicología genética las operaciones
formales o hipotético deductivas.
El colegio no teniatenía a la vista la programación de los cursos como en un currículo
“tradicional”, donde los contenidos están explícitos en documentos institucionales, así
me correspondía como profesor de matemáticas pensar qué enseñar y cómo enseñar.
Era una institución educativa para la promoción del talento y el desarrollo de la
inteligencia con un enfoque fundamentado en lo que se conoce en Colombia como la
pedagogía conceptual, este modelo está sustentado en la perspectiva desarrollista de
Piaget. La experiencia educativa que derivaba de este modelo se reconocía a sí misma
como una innovación escolar.
No tenía ni idea cómo iba a ser mi primera clase, sólo que tenía la percepción de que
sin “nada” de experiencia todo iba a ser un desastre y lo peor, que en este caso, la
memoria se vilipendiaba, es decir, aprender lógica es aprender a pensar no mecanizar
ejercicios y repetir hasta que se grabe el contenido. En esta institución se tenía la
hipótesis pedagógica de que según la cual los estudiantes antes de pensar
categorialmente (conceptualizar con una red conceptual) debían aprender a pensar
hipotético deductivamente. Así empezó mi aventura de apertura a una real experiencia
de formación y autoformación. A la búsqueda de sentido a mi acción docente como un
profesional crítico y reflexivo de mi práctica docente.

1

A no ser que se consideren como contenidos de clase de lógica formal las clases lógicas, la suma o
multiplicación de clases, el razonamiento deductivo o inductivo, o la conjeturación. Estos no son temas
que se incluyan con frecuencia en el currículo escolar de matemáticas dentro de lo que se considera es el
plan de estudios de un colegio ni mucho menos en grado quinto de primaria.

“el discernimiento de relaciones”. en ella la intención se enfatiza en la premisa que pensar era aprender. el desarrollo de los procesos psicológicos superiores) entre otros. me preguntaba. me tope con un librito de Bruner que se llama “El proceso de la educación”. no veía como articularlo al discurso de la pedagogía conceptual. me preocupaba mucho eso. tenía una preocupación pedagógica. Les brinda a los niños la oportunidad de usar su experiencia cotidiana para comparar. “el sentido común”.lentamente y con persistencia encontré dos pequeños libritos “Cómo enseñar a pensar” de Raths e Inspiración “aja” de Martin Gardner. que implícitamente ponen en . Gardner (Estructuras de la mente o la Teoría de las múltiples inteligencias). “lo desconocido”. y por esta razón no podía sugerir talleres sobre tablas de verdad o lógica de enunciados para que no tuvieran que escribir en el cuaderno de tareas. E. interpretar. Que según Piaget es el inicio del estadio de las operaciones formales. caminaba de un lado para otro y no se me ocurría nada. diálogos dibujados como comics) y sobre divertimentos lógico-matemáticos de solución de acertijos y paradojas para producir los insigth como juegos sobre rosquillas anudadas. Con este sedimento educativo. pensaba yo. Y entonces. Pero los profesores sabemos que eso no tiene compáas de espera. con acertijos que se presentan como desafíos para la mente. pues no tienen una secuencia de contenidos. “la regla de formación”. Por ese tiempo recuerdo se impuso la necesidad de revisar las teorías cognitivas contemporáneas. me quedée sin herramientas. Sólo recuerdo que mis cavilaciones y reflexiones lentas sobre el asunto planteado me llevaron a leer otros autores como Chomsky (Acerca de la capacidad cognoscitiva). “lo sorprendente”. mejor dicho pensar matemáticamente. cuadrados mágicos.2 Son solo niños pequeños. Así que por sugerencia del orientador y director científico (así se haciahacía llamar) del colegio me propuso entonces recordar que hacia los once años de edad los estudiantes divagan más de lo que escriben. de Vigotsky (Lenguaje y pensamiento. ¿qué hacer? Los primeros días parecía una gallina culeca. problemas sin palabras y rompecabezas. quée los motiva a estudiar la inferencia lógica o la búsqueda de hipótesis para resolver un problema en un contexto real o disciplinar. para el caso de mi reflexión didáctica y pedagógica. resumir. y me confrontaba todo el tiempo sabiendo que como profesor supuestamente poseía más conocimiento matemático e incluso más experiencia académica. Como era una clase sin contenidos no importaba mucho el qué del aprendizaje sino el cómo. En este libro Bruner se hace la pregunta ¿Cómo lo que sée y hago en mi cabeza lo traspaso a la cabeza de otro de la manera más honesta intelectualmente?. presentan variedad de situaciones para explorar. Pero a los once años. que el estudiante quiere que su profesor le enseñe. como lo llama el profesor Skliar. me fui a la biblioteca y me puse a realizar búsqueda bibliográfica. La búsqueda produjo sus primeros efectos -no buscaba libros de lógica formal. En ellos se proponían actividades sobre formulación de hipótesis (llenos de imágenes como cuadros. fotos. observar. me la pasaba pensando y pensando como buscar una salida a este problema. Esto era el objeto a “tematizar” en clase con los niños. clasificar. en vez de hacer mis actividades diarias escolares con tranquilidad. Estos libritos tienen la característica de no ser “textos escolares”.

3 Como las llama el investigador francés Ives Chevallard en su Teoría antropológica de lo didáctico. Pero entonces cuál era el propósito y fin en última instancia. o sea que mis estudiantes y yo íbamos 2 Las disciplinas científicas se organizan alrededor de constructos teóricos denominados categorías como sistemas de conceptos que se interrelacionan entre si como una red conceptual. la demostración se da en el ámbito de lo ideativo a partir de la consistencia lógica de los razonamientos. La traducción que leí lleva este nombre con traducción de Jaime de Ojeda y de Alianza editorial del año 1982. jugársela con la literatura. deducciones concretas. aunque como se sabe. Y lo que denominamos método científico en general. Bueno en lo dicho hasta acá no hay nada nuevo. la reversibilidad entre otras que son propios del pensamiento categorial y científico. 4 En la versión original en inglées del matemático británico Lutwidge Dodgson (Lewis Caroll) se llama Alice´s adventures in wonderland (Las aventuras de Alicia bajo tierra) que se popularizo luego como Alicia en el país de las maravillas. en matemáticas se llama método directo. lo que hacia más valioso este aporte al modelo pedagógico del colegio ya que partía de las mismas necesidades de formación. Pero ello implicaría una versión para niños de una matemática superior o universitaria. porque en nuestro medio educativo se encuentran manuales para desarrollar habilidades de pensamiento o mejorar la percepción como el Programa de enriquecimiento instrumental de Feurstein. analogías. Pero los “métodos de demostración” como se llaman en matemáticas no son objeto de tematización en las clases de matemáticas. . método indirecto. Lo que rescato es el interés genuino de fomentar el desarrollo del pensamiento formal. inductivos o deductivos como habilidades del pensamiento al libro para niños de Alicia en el país de las maravillas 4. Como en algunos colegios donde especialmente se da lugar a su implementación como estrategia didáctica. etc.3 juego inferencias sencillas y complejas como intuiciones. no se orientaba hacia ningún lugar. Nuevamente jugojugó un papel decisivo el consejo sabio de la comisión pedagógica del colegio al proponer el estudio y práctica de la lógica aprendida en la comprensión narrativa de un relato literario. la abstracción reflexiva. Como sea mi propuesta para mi era nueva. Debo hacer la aclaración como en el caso de la introducción a la lógica formal. método por constructibilidad. Es decir. aplicar la técnica de los razonamientos abductivos. no conocía este formidable y exquisito relato. desconocía la existencia de este programa y otros similares. método de reducción al absurdo. conceptos que se conectan o ligan a través de procesos argumentativos en forma de razonamientos abductivos. se aprenden haciendo. Para citar el ejemplo de las matemáticas escolares. inductivos o deductivos donde la expresión en la investigación es el método científico. era una propuesta emergente. Quedaba una sola salida. Piaget no creía que la educación algo aportaraá al desarrollo de la inteligencia y que su génesis estaba determinada biológicamente. ¿Cómo saber si el curso de lógica formal efectivamente iba servir como sustento de la construcción del pensamiento categorial de los estudiantes?2 Digamos entonces que el ejercitarse en la lógica formal le da al pensamiento la propiedad de la coherencia. son nociones paramatemáticas3.

330 p.15) Con esta expresión me sentí dañado o afectado vitalmente por este autor. París la capital de Roma. Alicia y el conflicto de identidad ¡Qué raro es todo lo que me está pasando hoy! Ayer. M (1999).. para ver si se había transformado en alguna de ellas. Y empezó a pensar en todas las niñas que conocía de su misma edad. en cambio. Pero si no soy la misma.” (Gardner. de esta manera no llegaré nunca a veinte ¡De todos modos.. la ilusión de conocer más sobre Alicia me ha llevado ha ser adicto a la literatura de Caroll. sino fuera porque en el relato hay que rondar todo el tiempo el principio de identidad lógica según el cual q es 5 Entre tantos otros como Narraciones extraordinarias de Edgar Alan Poe. Me siento entusiasmado. no puedo ser Mabel. leer tan entusiasmados y ávidos de lectura y mas episodios (como llamaban los niños a las aventuras de Alicia). observada racionalmente y sin ilusión. ¡Dios mío. ella es ella. Los Viajes de Gulliver de Jonathan Swift. Dice uno que el verdadero aprendizaje es aquel que permanece perenne por toda la vida. Londres es la capital de París. cuatro por seis. la Tabla de Multiplicar no tiene importancia. ¡ay.. en cambio. algunos dibujos de ese presente y para este presente. ¡está todo mal. ¡y desde luego... porque ella lleva largos tirabuzones. conservo aún de esta época manuscritos de los niños. de los relatos cargados de poesía y de los dibujos de Luz Helena (no los de Tenniel) sobre los pasajes de Alicia. Las aventuras de Scherlok Holmes de Sir Arthur Conan Doyle. y yo soy yo. seguro! Que raro seriasería ponerse a pensar en estos pensamientos tan disparatados pero llenos del tipo humor de los ingleses (un poco fríos y matemáticos). porque yo sé toda clase de cosas y ella. Madrid: Akal.. lleno de ilusión por reencontrarme con el maravilloso mundo de la imaginación y la fantasía de Alicia. ése es el gran enigma!». cuatro por siete. las cosas eran la mar de normales.4 abrirnos al mundo de la fantasía y la magia de la matemágica como denominaban en aquella época a los relatos fantásticos5. 1999. sabe poquísimo! Además. no. y yo no tengo ningún tirabuzón. no soy Ada—dijo—. trece. p. Vamos a ver: cuatro por cinco son doce. —Desde luego. y eso era lo que pasaba cuando aprendía de los niños en mi clase de lógica formal a recordar como es razonar genuinamente. Roma. recuerdos de Camilo y Fabio de su poder de razonamiento matemático a los 9 y 10 años de edad. Dios. la siguiente pregunta es: ¿Quién caracoles soy? ¡Ah. ¿Habré cambiado yo por la noche? Vamos a ver: ¿era la misma al levantarme esta mañana? Casi me parece recordar que me sentía un poco distinta. 6 Gardner. Dice Martin Gardner en la introducción al libro de Alicia en el país de las maravillas 6: “El último grado de la metáfora contenido en los libros de ALICIA es éste: que la vida. probemos con la Geografía. parece un disparate contado por un matemático idiota. qué lioso es todo esto! Probaré a ver si sé todas las cosas que solía saber. Alicia en el país de las maravillas. . de las enormes carcajadas de los niños como un coro de risas con el “que le corten la cabeza” y un “comerán murciélagos los gatos o comerán gatos los murciélagos” y del efecto que producía en el relato el simpático menino de Cheshire. Selecciono los pasajes para mostrar mi camino hacia la investigación sobre la mente social y la educación. y.

(Y como a lo mejor os gusta organizarla a vosotros también. no nos esperaba al final del período escolar o del año lectivo el tener que aprobar o desaprobar. en que sistema de numeración). en una especie de círculo («no importa la forma». p--) r o de la imposibilidad de llegar a 20 multiplicando 4 por 5. de forma que no era fácil averiguar cuándo terminaba la carrera. sí puede decirnos la mejor manera de llegar. El Gato de Cheshire sonriente7 7 La respuesta del Gato expresa con toda precisión la eterna fisura entre la ciencia y la ética. o encontrar sentido a si p o no p. ¿quién ha ganado?». Los niños entienden que en el juego también desaparecen las jerarquías y vuelven a ser tan amigos como antes del juego. cuyo propósito era pensar sobre la construcción de un reglamento en el juego y la caótico que puede ser distribuir con justicia el merito al ganador. en el juego si A pierde B también y si A gana B también gana. Estos eran los problemas que enamoraban a Camilo y Fabio. es justo. El Dodo no podía contestar a esta pregunta sin meditarlo mucho antes. estábamos igual de locos que Alicia. es solo un juego. Porque si no hay principio ni fin. tiene solución este acertijo aritmético? Cuando se cumple. cuando ya llevaban corriendo una media hora o así. y se agruparon todos a su alrededor. p. y todos deben recibir premio». del semestre. el Dodo dijo de repente en voz alta: «¡La carrera ha terminado!». Como señala Kemeny. no hay quien arbitre (quien haga sonar la bocina para dar por iniciada la competencia) lo que hay es un juego sin reglas donde cada quien las pueda usar a su acomodo porque si en la vida cotidiana se tiene que si A pierde B gana. Por último dijo el Dodo: «Todo el mundo ha ganado. los incluía a todos porque era el menú del día. sino que empezaban a correr cuando querían. (comentario de Gardner sobre el método en la ciencia y la forma correcta de obtener resultados) (Gardner. jadeando y preguntando: «Pero. trece. Comité de carrera —Pues —dijo el Dodo— la mejor manera de explicarlo es organizaría. ni por saber los nombres de los países. de todo el año escolar porque era el juego libre de conceptos. mientras el resto esperaba en silencio. no hay partida ni llegada. pero después de tomada esta decisión en otro terreno. No hubo «a la una. dijo). es el jugar por el jugar. por toda la pista. y estaban completamente secos otra vez. y permaneció largo rato con un dedo apretado en la frente (en la postura que normalmente veis a Shakespeare en los retratos).) Primero marcó una pista para la carrera. la ciencia no puede decirnos adónde ir. cualquier día de invierno os explicaré cómo lo arregló todo el Dodo. el sombrero o la liebre de Marzo. 7 y obteniendo doce. 1999. Sin embargo. Eran problemas de un libro para niños que no los excluía por capacidad. todo el mundo gana. catorce. se suspende la sanción (todos son buenos jugadores o todos son malos jugadores en tal sentido no habrá entonces por quée preocuparse).86) .5 verdadera si p lo es o el silogismo hipotético p--)q y q--)r :. a las dos ¡y a las tres!». que pasa cuando llego a 9 (ese es el enigma. Una historia que nos cautivóo era la carrera mojada. 6. No hay perdedores ni ganadores. luego el grupo se colocó aquí y allá. y paraban cuando se les antojaba. Por ello por disparatado que sea el juego sin reglas.

— ¡Ah. Como el serendipsista que anda buscando lo que no se le ha perdido. —No me importa mucho a dónde. pero al Gato se le ensanchó la sonrisa. sin embargo.. Pues bien.6 El Gato se limitó a sonreír al ver a Alicia. Parecía bueno.. y que menea la cola cuando está contento. puesto que trataba sobre los intereses cognoscitivos y la demanda por un método. Y tú estás loca— ¿Cómo sabes que yo estoy loca? —dijo Alicia. si andas lo bastante. un perro no está loco. La estancia de los locos —Pero yo no quiero andar entre locos —comentó Alicia. un poco tímidamente. da igual la dirección —dijo el Gato. continuó: —¿Y cómo sabes que estás loco tú? —Para empezar —dijo el Gato—. así recuerdo el problema de los Versulez de Gardner o del acertijo de los sombreros negros y blancos. —Tienes que estarlo —dijo el Gato—. así que comprendió que debía tratarlo con respeto. pensó Alicia. Así discutir con los niños este pasaje era recordar otros problemas sin tener conciencia que implícitamente se realizaba el mismo esquema de pensamiento inductivo. yo gruño cuando estoy contento y meneo la cola cuando estoy enfadado. de momento parece complacido». ten la seguridad de que llegarás—dijo el Gato—. sin embargo.. en ellos hay que buscar la regularidad o establecer la invariante pero plantea el terrible problema de lo incierto (de lo aleatorio) al no hacer enumeración completa y hacerlo a partir de casos conocidos como en el principio de inducción matemática (que a propósito es de carácter deductivo-inductivo) . Este era el relato más inspirador para los niños sobre todo para los que no trabajaban. —. Alicia no creía que eso probara nada.. «Vaya. eso es algo que no puedes evitar! —dijo el Gato—. pensó Alicia. Por tanto. por el desarrollo del espíritu científico. —Bien —continuó el Gato—: vemos que el perro gruñe cuando está enfadado. y prosiguió—: ¿te importaría decirme. que busca los problemas en vez de tenerlos. estoy loco. —Entonces. La generalización que hace la inducción por enumeración simple o completa es para los razonadores matemáticos tan importante en la demostración como para los que llevan a cabo estudios empíricos vinculados con las causas y los efectos. —dijo Alicia. con tal de que llegue a alguna parte—añadió Alicia a modo de explicación. por favor. tenía unas uñas larguísimas. qué dirección debo tomar desde aquí? —Eso depende en gran medida de adónde quieres ir —dijo el Gato. de lo contrario no habrías venido aquí. Yo estoy loco. aquí estamos todos locos. — ¡Ah!. y muchísimos dientes. ya que no sabía si le gustaba que le llamasen así. —Minino de Cheshire —empezó. ¿Estás de acuerdo en eso? —Supongo que sí —dijo Alicia.

no se puede recuperar lo que no se ha perdido. (Gardner. viven siempre el mismo presente. con ese modelo de cosmos de De Sitter en el que el tiempo permanece eternamente inmóvil (véase capítulo X de Space. —Pero. esta conceptualización fue difícil hacerla con los niños. Por esa época en el cine se proyectaba una película de Harold Ramis llamada “El día de la marmota” o en otros contextos también llamada “Atrapados en el tiempo” que ilustra bellamente la paradoja del tiempo. Caroll describe en este pasaje del texto el momento en que Alicia se encuentra en la vereda con la liebre de Marzo. —Sí. Ellos también están atrapados en el Tiempo pero no pueden cambiar su presente. porque para los protagonistas siempre será la misma hora y cada día vivido por ellos despertarán y volverán a estar en el día de la marmota. serán las seis. y no nos da tiempo a fregar las tazas entremedias.9 Este tiempo de la existencia en los niños que se vive en la causalidad del antes y el después y que no se vive en la lógica de la circularidad del Tiempo de Alicia. Camilo es postdoctor en economía. — ¿Es ésa la razón por la que ponen tantos servicios de té en la mesa? — preguntó. ésa es —dijo el Sombrerero con un suspiro—: siempre es la hora del té. —Entonces tienen que ir cambiando de sitio. el Sombrero loco y el lirón.95) 9 Epimenedes el mentiroso dice “Todos los cretenses son mentirosos”. que no pasa. de Eddington). ¡no quiere hacer lo que le pido! Ahora siempre son las seis. Luz Helena es 8 Arthur Stanley Eddington y otros autores menos destacados que se han ocupado de la teoría de la relatividad comparan el Té de Locos. Este es ele ejemplo de razonamiento circular que Gardner propone en su libro Paradojas ¡Aja! . A Alicia le vino a la cabeza una idea luminosa. pareciera que presente es pasado y futuro. para mis estudiantes de mi clase de lógica formal y de autoformación para mí y me sigue sirviendo como referente de práctica exitosa e innovadora. ¿no? —dijo Alicia. en unos serán actores y en otros serán esposos. En cada mundo vivido crearan distintos personajes y roles. Pero han pasado ya 23 años desde esta experiencia de formación tan maravillosa. ¿qué ocurre cuando tienen que empezar de nuevo? —se atrevió a preguntar Alicia. en otro morirán pero siempre encausados por el tiempo del no existir en el presente pero con memoria del pasado y de poder proyectar un mejor mundo para sus vidas.7 El te de los locos8 —Y desde entonces —prosiguió el Sombrerero con tristeza—. —Exactamente —dijo el Sombrerero—: a medida que las vamos ensuciando. y divisa el paisaje desolador de los tres aturdidos y afanados por cumplir con el Tiempo. 1999. tiempo que no transcurre. Time and Gravitation. película que ayuda a entender el razonamiento circular. De manera similar a lo que sucede en la película. sin embargo. que pasa en la imaginación de tomar el té a las seis y que viven en la zozobra porque el Tiempo se enoja y es impecable. . en el que son siempre las seis. ¿Epimenedes miente o dice la verdad? Si dice la verdad. Esta es la circularidad de la paradoja. Fabio es postdoctor en física pura. miente y si miente dice la verdad. p. En el presente de mi 2014.

muestra. 174 p.pdf Bellísimo trabajo. Disponible en red en: http://es. Valoro muchísimo la entrada de la literatura. Bibliografía  Masschelein. Recuperado el 15 de Octubre de 2014. Paradojas ¡Aja! . senderos por donde transitar y formas de escribir y describir la travesía. aprendí a demostrar teoremas y corolarios matemáticos con la conciencia de usar un método. teníamos algo que poner en la mesa. D (2008). teníamos la ilusión de formar bien a nuestros estudiantes. Una cuestión pública. Madrid: Akal.(1982). En prensa. a las distancias y a las cercanías entre las teorías y las experiencias de los profesores. Bogotá. Katherine. que no tuve cuando estudie matemáticas para ser profesor.  Notas de clase del seminario “Temporalidades para narrar lo educativo” orientado por el profesor Carlos Skliar. el contar lo que te ha ocurrido sin ninguna necesidad de mostrar heroísmos o mea-culpa. ---.es/IMG/pdf_Libro. (2014). Alicia en el país de las maravillas. Como decía el profesor Skliar no dejábamos abandonados a los niños a su suerte. Por lo que a mimí concierne no sólo aprendí a ser mejor profesor de lógica formal. Defensa de la Escuela.com/doc/203100886/Jan-Masschelein-y-Marteen-SimonsDeFENSA-de-LA-ESCUELA. nuestra aspiración era tener interlocutores en nuestra clase.Daniel_Pennac. la literaturización de la pedagogía. Mal de escuela. M (1999).  Gardner. Septiembre de 2014. En ese entonces no contábamos con unos estándares o con unas competencias.scribd. DIE Universidad Distrital. Éramos entusiastas y optimistas con nuestra manera de entender nuestra misión como educadores y como responsables de abrirles el mundo a los niños. o para mejor decir.8 pintora reconocida en Hungría y muchos otros que como Juan Camilo.Mal_de_escuela. que sabe pensar la experiencia propia no como una virtud personal sino como una larga travesía de laberintos y espejos (y abismos y mareas). de tu pedagogía. Barcelona. 330 p. Muchas gracias. también conocí los ámbitos de la creatividad científica y de la filosofía de la ciencia. (C Skliar).  Pennac. 81 p. Buenos Aires: Miño y Dávila. La propuesta autobiográfica es una buena entrada a la reflexión sobre las posibilidades de las prácticas pedagógicas. Disponible en red en: http://www. auto-biográfico y universal al mismo tiempo. Me pareció fundamental la emergencia de tu voz en el relato.aulalibre. M. J y Simmons.172 p. También valoro mucho . a las fugas. intenso. Daniel o Carlos les perdí la pista. Barcelona: Labor. El texto enseña.

(DIC).9 el interés por hacer junturas entre experiencia matemática y experiencia literaria.5 . Nota: 4. como una muestra de la potencia de considerar el aprender y el enseñar como una experiencia más que como una aplicación de teorías. Ceo que la senda de una fructífera reflexión pedagógica queda abierta y para su posterior desarrollo.