You are on page 1of 5

¿Dónde hay que recortar el gasto?

El tren se detuvo, literal y figuradamente: quedó cancelado uno de los
proyectos estrella del presidente Peña Nieto, el tren rápido México-Querétaro.
Pero eso es sólo el inicio. Cayeron los precios del petróleo y predecible,
inevitablemente, el gobierno tuvo que recortar el gasto público, eso en año
electoral y con la imagen del presidente muy, pero muy mermada. El recorte es
de consideraciones: nueve mil millones de dólares, que sufrirán
fundamentalmente Pemex, la CFE, la SCT y, dicen, el gasto corriente de la
administración federal. Pero, ¿eso será todo? ¿Es suficiente ese recorte? ¿Cómo
afectará al ciudadano común? Sobre todo, ¿se aplicará en las áreas adecuadas,
o la administración de Peña Nieto acierta en el diagnóstico, pero no en la
receta?

El gobierno al desnudo
VIRIDIANA RIOS - Directora del Observatorio Económico México ¿Cómo
Vamos?
La SHCP anunció esta semana un recorte al presupuesto federal por 124.3 mil
millones de pesos. Lo primero a notar es que no es trivial. El recorte equivale a
0.7% del PIB, es decir tres de cada 100 pesos del gasto federal programable, y
se le va a la yugular a PEMEX, SCT y CFE con reducciones de 62, 11.8 y 10 mil
millones de pesos, respectivamente.
Una primera lectura del recorte es sencilla: una respuesta a las vacas flacas. El
recorte responde a la caída de los precios del petróleo, la baja producción
petrolera y la incertidumbre sobre cuánto aumentarán los pagos que se deben
hacer por la deuda si, como se espera, Estados Unidos incrementa sus tasas de
interés.
Sin embargo, una lectura profunda del recorte presupuestal revela, entre
líneas, mucho sobre el carácter, los vicios y las virtudes de quien nos gobierna.
Aquí las describo.
El recorte muestra, sin duda, ciertas virtudes:
Primero, una disposición a catalizar oportunidades a partir de infortunios. El
recorte se anuncia a la vez que se propone comenzar a trabajar en un
"presupuesto 2016 base cero" con el Banco Mundial. Es decir, en uno que se
haga no de forma inercial (dando dinero a los organismos que ya lo reciben)
sino, como nunca se ha hecho, a partir de una revisión exhaustiva que evite
duplicidades y programas superfluos. El apoyo del Banco prueba que existirá
cierta neutralidad y, si se hace de manera adecuada, podrá ser un cambio sin
precedentes en el gasto público.
Segundo, una vocación por resguardar la seguridad macroeconómica del país.
Recortar hoy sienta precedentes de austeridad para 2016, un año que será aún
más difícil para las finanzas públicas. Muestra la rara y valiosa virtud de ser
preventivo y no reactivo. De hecho, esta es la primera vez que se hace un
recorte presupuestal sin que el detonante sea una crisis económica, sino al
contrario, buscando evitar una.
Tercero, una voluntad por corregir el camino. Con el recorte, los caprichos de
campaña que representaba la construcción de los trenes de Yucatán y
Querétaro se cancelaron. Eran obras caras, deficitarias y que pudieran ser
perfectamente sustituidas con mejores políticas de urbanismo y con el
rompimiento de monopolios en las aerolíneas. Hasta cierto punto, la

el rotundo fracaso de la política fiscal cortoplacista que ha seguido el país durante varias décadas. también cabe la interpretación de que no les quedaba más remedio. Hoy. hay algo más que el precio del petróleo que les preocupa. Sin embargo. Si un menor crecimiento afecta los ingresos gubernamentales de 2015. México pudiera no alcanzar el 3. el recorte anunciado nos promete. sin embargo. es decir. El recorte. Segundo. Aun así.2%-4. su falsa austeridad. Apenas hace 30 días el gobierno había anunciado que regalaría 13 millones televisiones "para mejorar la economía familiar" ante el apagón analógico.Economista. su naturaleza clientelar.7% promedio (rango 3. Historia de un fracaso GERARDO ESQUIVEL . Esta es la respuesta del gobierno a la caída de los ingresos públicos que se observará en 2015 como resultado de la drástica caída de los precios del petróleo a nivel mundial. bueno. aún se entregarán 10 millones sin que nos quede claro por qué en época electoral es tan apremiante mantener dicho gasto. Finalmente. Ello demuestra que. pero también con el agrio y conocido sabor de su clientelismo. En general. ahora sí. Este ajuste refleja. el recorte presupuestal nos habla de un gobierno de naturaleza agridulce. Por .2%). también saca a la luz los notorios y muy amplios vicios de este gobierno: Primero. un verdadero congelamiento de la creación de nuevas plazas y una reducción de 10% en el gasto de plazas eventuales. la relevancia de recortar gasto de 2015 cobra sentido. la acción y la búsqueda de mejoras. Aunque. posiblemente. Dado que el crecimiento de USA ha sido menor que el esperado.7% del PIB.cancelación muestra cierta voluntad por remediar errores. una vez más. El gobierno argumenta que los recortes no son necesarios para 2015 (porque las coberturas petroleras adquiridas en 2014 protegen los ingresos federales) sino sólo para 2016. lo cierto es que los recortes se están haciendo no sólo para programas multianuales aplicables a 2016 sino a programas actuales. El viernes pasado la Secretaría de Hacienda anunció una reducción en el gasto público de poco más de 124 mil millones de pesos. dependiendo del precio del petróleo) y que ha sido incapaz de fortalecer de manera estructural la capacidad recaudatoria del Estado. Profesor de la UNAM. su despilfarro vedado y su tendencia a crear castillos en el aire. de cerca del 0. el estimado oficial del gobierno se ha mantenido en 3. y que los legítimos reclamos de la sociedad habían sido ignorados. y a pesar de que casi todos los organismos internacionales y expertos estiman un crecimiento menor para México.7% de crecimiento que el gobierno estimó para hacer el presupuesto. Luego del recorte. Ello sólo refuerza el hecho de que el "incremento cero" era más un supuesto que una realidad. Una administración con la dulzura de la proactividad. La queja contrastaba con el supuesto "incremento cero en burocracia" que se había prometido desde el gobierno. evidencia el fracaso de una política de ingresos que depende en buena medida de un mercado tan volátil como el petrolero (entre 30 y 40% del total. Organismos de la sociedad civil como el observatorio económico México ¿Cómo Vamos? habían denunciado desde 2014 el aumento en burocracia que se estaba presentando a partir de la creación de plazas temporales. su naturaleza de vendedor de ilusiones. Por un lado.

el gobierno se comprometió de manera prácticamente unilateral a no volver a aumentar los impuestos mediante el llamado Acuerdo de Certidumbre Tributaria. es decir. cabe señalar que la expectativa promedio de los analistas del sector privado ya era de sólo 3. es muy posible que el ajuste en el gasto de inversión llegue a ser cercano a los 90 mil millones de pesos. Por otra parte. Debido a esa combinación de factores.2%. con respecto a las características del ajuste anunciado en el gasto cabe hacer un par de consideraciones y/o precisiones. De entrada. En particular. es casi un hecho que la mayor parte del ajuste en Pemex afectará en las áreas de exploración y producción de petróleo. En realidad. Por otra parte. es falso que el grueso del ajuste se vaya a dar en el gasto corriente. los escándalos de corrupción y conflicto de interés que afectaron al gobierno a finales de 2014 y los problemas con la licitación del tren México-Querétaro terminaron por aumentar la desconfianza de la sociedad respecto a la necesidad.el otro. el ajuste en el gasto público ante el choque de los precios del petróleo se convirtió en algo prácticamente inevitable. el casi nulo impacto del gasto público en el crecimiento económico de 2014 también reveló la ineficiencia de mucho de ese gasto y contribuyó a su cuestionamiento.2 a 4. cuando se incluye el hecho de que el ajuste en los presupuestos de Pemex y CFE será de 62 y 10 mil millones de pesos. Este absurdo e innecesario compromiso le ató las manos y restringió de manera clara sus posibilidades de reacción frente a choques inesperados. calidad y eficiencia del gasto público en el país. Ahora. este ajuste pone en evidencia también los errores y bandazos de política fiscal que han caracterizado a la presente administración. las expectativas de crecimiento se deberán ajustar a la baja por razones obvias. y que luego realizó una reforma fiscal mal diseñada que dio lugar a un aumento mucho más significativo en el lado del gasto que en el de los ingresos. Esto se debe a que el grueso del gasto de Pemex y CFE es de inversión y que seguramente será lo más fácil de recortar. Posteriormente. Las cifras que reportó la Secretaría de Hacienda en el sentido de que el 65% del ajuste sería en el gasto corriente y el 35% restante en el gasto de inversión corresponden únicamente a la parte relativa a las dependencias del Gobierno Federal (52 de los 124 mil millones de pesos). resulta francamente absurda la posición de la Secretaría de Hacienda de mantener la expectativa de crecimiento de la economía para 2015 en un rango que va de 3. evidencia también el fracaso de una política de gasto que ha optado por derrochar los recursos de los ingresos petroleros mediante aumentos significativos en el gasto corriente. Posteriormente. y como una forma de tratar de atenuar los reclamos del sector privado ante la reforma tributaria. Incluso tomando en consideración un efecto multiplicador del gasto público relativamente pequeño (es decir. En segundo lugar. Una administración que primero cometió graves retrasos en el ejercicio del gasto público en 2013 (que contribuyeron de manera muy significativa a la desaceleración de la economía en ese año). el hecho de que este tipo de gasto tiene efectos directos e . y que ha destinado muy pocos de los recursos extraordinarios de la reciente bonanza petrolera al ahorro o a la inversión en infraestructura económica. con el ajuste al gasto público. En algún sentido. debilitando aún más las posibilidades de Pemex de enfrentar satisfactoriamente la nueva etapa de competencia a la que se enfrentará como resultado de la Reforma Energética. casi el 75% del ajuste total. respectivamente.5% a finales de diciembre. Primero.

Si bien idealmente se hubiera buscado no sacrificar inversión.Director General del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria A. Los números suenan razonables. pero el cuándo y la magnitud son muy inciertos. y de este último dos terceras partes sería en gasto corriente. Ni hablar de programas que han sido mal evaluados y ahí siguen.indirectos sobre la economía). pero no había mucho margen de maniobra. Al gobierno se le está presentando una oportunidad de oro para involucrar a académicos. No se trata solamente de la falta de reglas de operación: hay programas que no tienen ni objetivos claros y se vienen arrastrando desde hace muchos años. El anuncio era esperado desde hace días y solo vino a confirmar una verdad mayoritariamente aceptada: nuestras finanzas públicas están petrolizadas. La reingeniería del gasto debió haber ocurrido hace 10 años. lo que sorprendió fue su profundidad. El problema en la estructura programática del gasto público es muy severo. (CIEP). La caída en precios de petróleo era anticipada en la comunidad internacional desde hace un par de años. se vaticina un rebote en los precios internacionales. el resto a la Administración Pública Federal. ¿Qué tanto es tantito? HÉCTOR JUAN VILLARREAL PÁEZ . La apuesta del gobierno pareciera ser que disminuyendo la volatilidad en los mercados y con una expansión fuerte de la actividad económica en el segundo trimestre del año. Este es uno de los pendientes que dejó el anterior intento de reforma fiscal. solo se estaría maquillando un déficit primario por parte del gobierno. siguen sin aprender la lección. es posible que el impacto en el crecimiento sea de por lo menos un punto porcentual del PIB. En mi opinión el anuncio vino con una buena noticia: "el paquete económico 2016 no será inercial". Aproximadamente. cámaras y sociedad civil en general. Si estos requerimientos no se modifican y sí se cancelan inversiones. habrá que estar pendientes de los requerimientos de inversión de las empresas productivas del Estado (la deuda que se les autorizó en el presupuesto). en el corto plazo y sin análisis detallados de por medio. Se propone un recorte de 124. Al parecer a la Secretaría de Hacienda no le han bastado dos años consecutivos de notables fracasos en sus pronósticos económicos y en sus respuestas de política. Se está proponiendo una revisión integral al gasto público federal (que también implicaría cambios en los estados). era muy difícil no meter la tijera ahí. Ojalá esta discusión no se limite a la Secretaría de Hacienda con el Banco Mundial.C. Se informó que el Banco Mundial colaborará en el análisis. en la construcción de un nuevo sistema fiscal. El viernes pasado fue presentada por medio de la Secretaría de Hacienda una serie de recortes al Presupuesto de Egresos de la Federación 2015.300 millones de Pesos. Sin embargo. Igualmente. Es imposible que los recortes al gasto público no tengan efectos negativos sobre el crecimiento económico. pero aun tarde es bienvenida.5% sea quizá mucho más realista que el rango establecido por el gobierno federal. no se quede muy abajo de las metas oficiales de . el 58% del recorte iría a PEMEX y CFE. Esto implica que un pronóstico de crecimiento para 2015 cercano al 2. sindicatos.

Al menos nos queda el consuelo de que una revisión a fondo del gasto es el primer paso para una verdadera reforma fiscal. Los requerimientos financieros (completos) del gobierno federal no permitían que los ajustes hubieran llegado vía déficits. Se corría el riesgo de poner nerviosos a los inversionistas y a las agencias calificadoras. un sistema de salud universal. es muy difícil que el gobierno pueda paliar la necesidad de nuevos ingresos. Los recortes anunciados tenían por objetivo balancear las finanzas públicas en 2015. A esto habría que agregar varias promesas del gobierno con fuertísimas implicaciones de gasto: infraestructura. etcétera. También existen componentes del gasto público de naturaleza ineludible (siendo el gasto en pensiones uno de los ejemplos más conspicuos) que están proyectados a crecer de forma significativa. La pregunta más relevante es si una reingeniería del gasto será suficiente para cuadrar el presupuesto en 2016 y los años que le restan al sexenio. el Fondo Mexicano del Petróleo todavía no tiene los fondos (no es obvio que algún día los tenga) para hacer la función de buffer en una época de "vacas flacas". Hay que entender que el servicio de la deuda ya representa una parte considerable del presupuesto.crecimiento. . Un segundo recorte al gasto público en el 2015 estaría sujeto a la dinámica de precios del petróleo y a la evolución de la actividad económica. Ante precios bajos de la mezcla mexicana de petróleo. Por otro lado. el aumento en las tasas de interés aumentaría la presión.