You are on page 1of 1

Producción de alfalfa: Factores a tener en cuenta para su logro exitoso

A pesar del avance de la agricultura, el cultivo de alfalfa sigue teniendo una relevancia por
sus característica de producción de proteínas de alta calidad ,y su importancia en la alimentación
animal. El criterio de excelencia que se implementa en lograr sementeras agrícolas y excelentes
rindes, es el mismo que se debiera implementar en la programación, ejecución, y control, de los
lotes de alfalfa. Es de hacer notar que el lote destinado a alfalfa es para ser utilizado, en promedio,
3 años y medio. Y que si arranca mal, luego es imposible de mejorar.
Lotes a elegir y barbechos previos.
Muchas veces la decisión de siembra de una alfalfa es por la cercanía del lote, pero en
realidad hay que elegir por otras características. Una de ellas en la presencia de malezas duras
tipo gramón y/ cebollín (condicionan mucho la productividad y duración); otro factor es la
presencias de bajos o micro relieves, que acumulan agua, zonas que condicionan la presencia de
la planta.
El Control de malezas es fundamental para encarar el barbecho largo (Enero y febrero) y el
barbecho previo a la siembra, para arrancar con el lote limpio. Es importante también hacer un
recuento de gusanos de suelo, previo a la siembra para estar prevenido con el uso de insecticidas
en el tratamiento de semilla
Antecesores
El uso de Moha, previo es muy favorable al desarrollo del cultivo, pero hoy las rotaciones
que más se utilizan es maíz para silo. En este caso el contenido hídrico del perfil es menor, y el
cultivo depende más de las lluvias otoñales. No se recomienda la siembra después de soja, pues
al ser leguminosa, el patrón de absorción de fosforo disponible es muy alto, dejando el perfil con
niveles bajos, provocando retardo en el crecimiento en los primeros estadios del cultivo de alfalfa.
El sorgo forrajero es un excelente antecesor, pues los exudados radiculares de sus raíces
disuelven el fosforo inorgánico, dejándolos disponibles para la alfalfa.
Fertilización
No es muy común la fertilización de alfalfas. Pero de hecho existen estudios y ensayos
donde el cultivo responde muy bien al agregado de azufre (mediante la aplicación de yeso) y la
fertilización fosforada (superfosfato triple de calcio). Los últimos ensayos están demostrando
respuesta al agregado de calcio y magnesio (Dolomita). De acuerdo a las exigencias de hoy, se
nota un enorme deterioro en la producción de las alfalfas en los últimos 20 años. La fertilización y
el manejo correcto de los nutrientes, en cuanto al balance de extracción y aportes es el único
camino para la productividad económica. Otro Factor que está disminuyendo la productividad el
descenso de la acidez de los suelos (Ph inferiores a 6), que limitan fuertemente al cultivo.
1/2/2013.

Ing.Agr. Ariel Gustavo Rico
Responsable Técnico