You are on page 1of 8

Teórico N° 4

Docente: María Rosa del Coto

Fecha: 09/09/2014

Tema: Tipos de interpretante: el inmediato, el dinámico y el lógico-final. El interpretante
lógico-final en un sentido restringido y en un sentido amplio. El concepto de verdad
pública. Comparación del modelo binario (Saussure) con el modelo ternario (Peirce): la
concepción de signo, alcance de la noción, la problemática de la materialidad del sentido y
la construcción social de lo real.

Hoy vamos a terminar con todo lo referido a Peirce que incluye, como ustedes saben, la
comparación entre las dos semióticas y los dos modelos de significación o de signo que
aporta por un lado Peirce y por otro lado Saussure.
Acá tenemos una pregunta en la ficha que ustedes dejaron. Una de ellas dice: Cuándo un
objeto es un tercero, ¿se convierte en signo? No es que se convierta en signo, es que de
alguna manera es signo porque está dentro de una representación sígnica, por lo tanto, no es
ya el objeto dinámico. De ahí viene la distinción que hace Peirce entre el objeto dinámico y
el inmediato. El objeto dinámico sigue –si lo consideramos como objeto en sí, por
ejemplo–, poseyendo una cantidad X de propiedades. Este signo, en cambio, presenta solo
algunas de las propiedades del objeto dinámico, por lo tanto es el inmediato y está dentro
de la relación triádica porque sobre el objeto dinámico ha funcionado el Fundamento del
Representámen que ha seleccionado algunas de las propiedades y ha dejado de lado otras.
Ahora pasamos a lo que habíamos quedado por desarrollar. Tenemos aquí los tres tipos de
interpretantes, o sea, antes teníamos dos objetos, ahora tenemos tres tipos de interpretantes:

acá no hay actualización de interpretante. Vamos a hablar rápidamente de los dos primeros: El interpretante inmediato tiene que ver con la posibilidad de interpretación y. es como si uno dijera “frente a un representámen. En realidad el tercero es el más importante para nosotros. ya nos está dando una idea de que es un primero porque está relacionado con el orden de la primeridad y. O sea. el dinámico y el lógico-final. al plantearse como interpretabilidad posible. Esto se relaciona con lo que decíamos la clase pasada: el término “gato” crea en la mente de una persona el interpretante “mascota”. una realización concreta de puesta en juego del mecanismo de la semiosis a través de un signo conformado por tres componentes. o bien. una relación tríadica específica va a seleccionar un interpretante particular. entonces se aplica un interpretante particular en esta representación específica. un evento. de un hecho. todo el cúmulo de interpretantes que se podrían aplicar”. toda la posibilidad de interpretación que presenta. El dinámico es el interpretante que se actualiza en una relación triádica genuina o particular. se relaciona con la posibilidad. De esta manera. del conjunto de interpretantes. por lo tanto.Como puede verse en la diapositiva. un estudiante de letras que tiene que dar un examen de literatura francesa y tiene que estudiar el texto de Los gatos de Baudelaire y toda la bibliografía y escucha “gato” y se acuerda de este autor y lo que tiene que estudiar para ese examen. tenemos el interpretante inmediato. podemos observar con claridad cómo está este segundo interpretante vinculado con la categoría de la segundidad. . Entonces el interpretante inmediato es la interpretación posible. en la medida en que se trata de un acontecimiento.

que no se atiene a la letra. en un sentido estricto del término. lo propio del hombre. agota todas las cualidades del objeto. en un sentido amplio (acá va adquirir una concepción más metafórica. como dijimos. uno observa que se ha producido una detención de la semiosis. por otro lado. en relación con X objetos. O sea la semiosis en su conjunto . tampoco podría resistir la definición ¿por qué? Porque significaría que se ha detenido la semiosis y sabemos que por definición. Peirce piensa que si se utiliza la idea en un sentido “amplio”. les digo que en el sentido literal. como decíamos. pero en cada momento. ni las generaciones pasadas ni las generaciones futuras. agota en su interpretación la interpretabilidad del objeto. como dice aquí. si efectivamente frente a un objeto determinado se han advertido todas las cualidades que lo constituyen o si faltan algunas por constituir. en cada período histórico. esto es imposible. Entonces. De entrada. en determinados lugares. Nosotros este interpretante lo podemos entender en un doble sentido: por un lado. esto quiere decir que siempre está en funcionamiento.Por último. Es aquel interpretante que agota. Ahí aparece la noción del saber relativo de la cual hablamos las clases anteriores y que es lo constitutivo. sí puede aceptarse la idea de la existencia de los interpretantes lógicofinales. tenemos el interpretante lógico-final que es para nosotros el que tiene mayor densidad teórica. Lo propio del hombre. Él lo plantea simplemente para pensar en esa hipotética posibilidad de que existiera un interpretante lógico-final. ¿no puede conocerse todo de un objeto? Esa es una pregunta que escapa a la posibilidad de respuesta por parte de cualquier ser humano porque nosotros no sabemos. lo tendremos que pensar como aquel interpretante que. si bien se presenta con una definición particular. en un sentido restringido (literal del término). nunca se puede llegar al interpretante lógico-final porque eso implicaría ¿qué cosa? Que frente a un representámen (o a varios de ellos) toda la comunidad llegara a aplicar el mismo interpretante y ese interpretante diera cuenta de todas las propiedades del objeto. La semiosis siempre está viva. Pero no lo tendríamos que remitir. Esto implicaría. A través de este proceso él llega a conocer fragmentos y nunca una totalidad de los objetos. Hay una cosa que también es muy importante –que en el teórico de la noche lo preguntaron–. en su interpretación. No obstante. una detención de la semiosis o de un fragmento de la semiosis. tampoco. como su nombre lo indica. uno observa que hay en relación con algunos de los signos que se ponen en juego. Este interpretante se configuraría como aquél que da cuenta de todas las propiedades del objeto. La semiosis está vinculada estrechamente con esta cuestión de que el hombre puede dar cuenta de algunas de las propiedades y no todas las propiedades de los objetos que pueblan la realidad. a un objeto particular sino a todos los objetos. Puede ser que efectivamente se hayan descubierto todas las propiedades del objeto pero ¿Cómo saberlo? ¿Se entiende? Por lógica se tiene que plantear esta cuestión general: es imposible que se conozca todo de todas las cosas. es decir. Si nosotros lo tomamos en un sentido restringido. la interpretabilidad del objeto. por principio estructural. no tiene forma de que entre en lo que hace a la organización del pensamiento peirciano. aun cuando lo aplicáramos a un objeto en específico. es la semiosis.

Para Peirce “signo” tiene un alcance y una dimensión mucho mayor. es decir. ¿Cómo se detienen? Como dijimos recién. Nosotros tendemos por la simplificación. podían conocer otras definiciones pero la que ellos usaban. el representámen ahí no era mesa. que la semiosis esté viva. Entonces. Ahora. Esto tiene que ver con que se va a activar allí la semiosis y se va a poner en funcionamiento el proceso ilimitado de la semiosis. otra manera de entender algo y de valorizar ese algo. puntos. cuando se realizan ciertas operaciones económicas. A lo largo de la historia se pueden ir agregando significados. Lo común es que no haya acuerdo. puerta sino que el concepto era el de signo y todos ellos frente a ese representámen aplicaban un único interpretante que era la definición propuesta por Saussure. No es algo que implique el detenimiento “para siempre” –por eso yo remarcaba antes el carácter de “no permanencia”–. de manera positiva o negativa. el signo mesa no. cuando en determinado momento. “mesa”. a ejemplificar signo a través del modo que lo ejemplificaría Saussure. esto quiere decir que a nadie de los miembros de esa comunidad. Y se ha detenido porque toda la comunidad frente a ese (o a esos representámenes) ha actualizado un único interpretante. etc. Ahí está detenida la semiosis porque la semiosis implica que un interpretante es un signo equivalente o más desarrollado y va a tener otro signo y así sucesivamente. la que ponían en escena era la de Saussure. Alumna: ¿podrías decir un ejemplo? Como el signo “mesa”… Docente: No. tiende a simplificar como vos decías recién. etc. se le ocurre aplicar un interpretante distinto del que aparece como la “norma”.sigue funcionando de la manera en la que la conocemos. En cualquier momento puede aparecer un nuevo interpretante que dispute el lugar de primacía absoluta que hasta ese momento estaba ocupando otro. todas esas maneras de entender fenómenos sociales funcionan para Peirce como un interpretante. en otro momento puede empezar a operar otro interpretante. a su vez. pero hay fragmentos. Esto en términos epistemológicos ha sido denominado “paradigma”. “silla”. siempre va a aparecer el mismo interpretante que se va a reiterar y reiterar al infinito sin ninguna variación. lo instituido. Este ejemplo nos sirve muy bien para explicar cómo concibe Peirce el interpretante lógicofinal en un sentido amplio o metafórico. que haya . Esto da idea de cómo crecen los signos. Y eso es lo que sucedía cuando. “mesa de operaciones”. lo acordado por toda la comunidad. Él piensa que si bien este fenómeno se produce – este fenómeno de detención–. acá es como que siempre el que aparece como interpretante va a aparecer como representámen y. un nuevo interpretante y así siguiendo. en donde la semiosis se ha detenido. Acá hay algo muy importante. donde los médicos operan. Entonces cuando uno observa signos que tienen que ver con conceptos o con acontecimientos que pueden ser interpretados de maneras diversas. nada garantiza que no se vuelva a abrir allí el proceso de semiosis. por ejemplo. una comunidad piensa lo mismo respecto de algo. El poder convocante de ese interpretante es absoluto. por el conocimiento previo. Por ejemplo. atado a ese pensamiento. Uno. el término “mesa de dinero”. silla. se le agregó al término “mesa”. en su momento. a los teóricos de la primera generación se les aparecía el término “signo” como “representámen”. cuando apareció el término.

da por verdadero en un momento determinado. pero no es LO verdadero. al mismo tiempo. La iglesia en determinado momento consideraba –y eso era palabra “santa”–. ¿puede ser que sea impuesto? Por ejemplo. Yo siempre uso el ejemplo de Galileo Galilei. Una cosa importante que está ligada con esta noción de interpretante lógico-final –nosotros habíamos hablado de la verdad absoluta. que el sol giraba en torno de la tierra. eso no quiere decir que lo logren porque por debajo siempre hay grupos. Vean lo importante que es este término porque él no dice es “LA verdad”. o bien en el campo de las distintas disciplinas científicas. que era la propia del hombre–. Esta noción de la verdad pública acerca la cuestión a la verdad que los hombres pueden alcanzar y. entonces con esto terminamos Peirce. lo verosímil no es lo “verdadero”. a decir que no. Cuando viene Galileo y un montón de otros anteriores. Muy bien. Ahí lo que vemos es una lucha de opiniones diversas pero si todos están de acuerdo. sino que es lo que la comunidad considera. pero uno podría pensar –si se observa el funcionamiento de la historia– aparecen ejemplos muy claros de cómo esto se manifiesta. actores sociales que van en contra de esa imposición. Peirce piensa que no. que la tierra es la que gira alrededor del sol. en realidad piensa como cierta “confrontación” y después se estaría llegando a un cierto acuerdo. lo que ve es que determinado interpretante efectivamente es impuesto. socialmente –es decir. . siempre es socialmente pero en relación con distintos conceptos que dan cuenta del funcionamiento social–. aquello que en determinado momento los sabios consideran verdadero. bueno le hacen un juicio. Alumno: Y este interpretante. puede vincularse con el concepto de “verosímil” clásico. o sea. que van a confrontar dicha imposición. un régimen dictatorial impone determinada manera de pensar… Docente: Claro. Pero después agregó “y sin embargo se mueve”. hacen que se retracte. sobre todo cuando se intenta comprender determinados fenómenos sociales. si para todos hay unanimidad para Peirce habría un interpretante lógico-final. un adjetivo que se denomina “pública”. que la verdad pública es siempre una verdad relativa.varios interpretantes que peleen entre sí. Lo que vamos a hacer ahora es la comparación entre el modo que piensa el signo Saussure y el modo en que lo hace Peirce. El interpretante lógicofinal entendido en un sentido amplio se correlaciona con esta noción de “verdad pública”. la verdad pública. sino por el contrario. Entonces si uno observa cualquier régimen dictatorial de cualquier índole. la cual era imposible de alcanzar y de verdad relativa. Peirce esto lo pensaba por un lado. que como ustedes saben. él se retracta porque si no la inquisición lo podía llevar a quemarlo. lo cual quiere decir que en otro momento puede no serlo y esa verdad que existía puede ser sustituida por otra. la realidad es que la tierra se mueve. es lo que toman por verdadero. sabiendo que puede no serlo y este es el razonamiento de toda ciencia. Peirce le agrega acá al término “verdad” otro término. la verdad publica uno la puede asociar al concepto que la antigua retórica denominaba “verosímil”.

los dos últimos están vinculados con la propuesta de Verón. cuando él indica que el modelo peirciano es más “apto” para desarrollar determinadas cuestiones que son pilares de su teoría (es decir. un significado y un significante y ambas partes son psíquicas. Ahora si ustedes dicen “bueno. En primer lugar. Acá ustedes tienen que contrastar el modelo binario con el ternario. Cuando Saussure define al signo lo define como una entidad bifásica. van a tener dos clase con ella. El modelo binario de Saussure es un modelo estático –eso es lo más importante–. mientras que el modelo propuesto por Peirce es dinámico ¿Cómo se observa esto? Cuando nos centramos en la definición de signo que cada autor propone. ese signo ya conlleva. uno es un modelo binario y el otro es un modelo ternario”. compuesta por dos caras. Esta comparación se centra en cuatro puntos. tienen que avanzar un poco más respecto de eso y. La clase que viene ustedes la van a tener con Amparo Rocha y va a tratar sobre el cuerpo. vamos a reparar en cuál es la conceptualización sobre la significación que tiene cada modelo. además. la de Verón). Cada signo posee una significación.Con esto terminaríamos la primera unidad. o sea. dicen muy poco porque están planteando que uno está constituido por dos elementos y otro por tres. Esa relación que se da entre esos dos elementos genera la significación. porta una significación que se va a unir a la significaciones que aporten los otros signos por lo cual se . Cuando nosotros usamos en una frase un signo. Esto quiere decir que Verón no está indicando que en Peirce estos elementos (el tercero y el cuarto) son fundamentales en la teoría peirciana o que aparecen explicitados en la teoría peirciana sino que la teoría peirciana permite considerar estos elementos mientras que la teoría saussuriana no permite avanzar en ese sentido. tienen que pensar en las cualidades que presenta el modelo binario que lo enfrenta con el ternario.

Saussure hablaba de sustancia. con la idea de comunicarse entre sí. Entonces imaginaba una escena en la cual había dos personas jugando una partida de ajedrez.combinan formando así la frase o el enunciado (aunque recuerden que los saussurianos no hablaban de enunciado sino de frase u oración). Y de la misma forma tampoco el ícono está contemplado porque ahí entra el concepto de motivación y. Nosotros habíamos indicado que allí aparece la definición de Semiología y un conjunto de ejemplos. Y esto implica que han sido producidos por el hombre –más o menos conscientemente–. Ellos residen en la cabeza de cada uno de los hablantes/oyentes de una lengua. esto es. En cambio. no de materialidad y decía que lo importante no era la sustancia sino las reglas y las unidades que formaban parte del sistema de la lengua. no por una convención sino por otro lazo (de necesidad). sus estudiantes que recopilaron ese curso que Saussure brindó–. de la Semiología. dicho de otra manera. Por eso utiliza la metáfora del ajedrez. Nosotros tenemos íconos y también tenemos índices. Es más restringido el concepto de signo de la teoría saussuriana que el de la teoría peirciana. Peirce amplía estas posibilidades. Acá tenemos que remitirnos a la segunda tricotomía. entonces para él no es un signo. o sea. mientras que el que propone Peirce es dinámico y eso también se evidencia en la definición de signo que él propone. simplemente es un síntoma de la enfermedad. es decir. o que un signo fuese la “sombra” o la “huella de un animal” porque estos son signos que no son producidos por el hombre. Acá también tenemos que pensar en ese fragmento que aparece en el Curso de Lingüística General. Por un lado. A Saussure nunca se le hubiese ocurrido decir que un signo fuese el “humo”. El segundo punto es el alcance de la noción. en la medida en que solamente el símbolo es el que se corresponde con el signo de Saussure. Cuando se habla de la semiosis como un proceso infinito se está poniendo en juego esta idea de algo que es dinámico. comunicarse. Acá Saussure está completamente ausente porque como decíamos hace un rato. si es arbitrario. Esto significa que para Saussure algo puede ser definido como signo si reúne dichas características. la problemática de la materialidad del sentido. si está motivado el signo. entonces no hay nada de material. los dos componentes del signo son psíquicos. ¿Qué importaba allí? ¿De qué estaban hechas las piezas? ¿O las unidades y las reglas que permitían jugar el juego? Todo el mundo diría “las . El sistema que está proponiendo Saussure es estático. es el hombre el que lee eso de una manera determinada. convencional y si es producido para transmitir un significado y para que el hombre pueda a través de él. tienen como modelo al signo lingüístico. por ejemplo. en el cual Saussure habla –o mejor dicho. ese conjunto de ejemplos es muy importante porque todos ellos están cortados por la misma tijera. son todos arbitrarios y convencionales. lo importante que tienen los índices es que de alguna manera hacen que se mire desde el lugar de la emisión hacia el lugar de la recepción porque el cuerpo no tiene la intención de comunicar algo cuando tiene fiebre. si el signo depende del objeto –para decirlo en términos peircianos–. que es muchísimo más amplio. Ahora vamos a pasar a los dos últimos puntos que nos quedan. El signo de una enfermedad uno lo lee. que no tienen la finalidad de comunicar algo.

Esta teoría. la peirceana. . el carácter de hecho. podríamos decir. Cada elemento que constituye el sistema de la lengua. el índice también lo es pero el símbolo no. quien señala que para no salirse del sistema. el cual por ser un segundo. ahí volvemos a un segundo de la primera tricotomía (que estaba conformada por cualisignos. que son sinsignos. En el caso de Peirce. cuando habla de la segunda tricotomía y. cuando elabora las primeras definiciones para señalar cómo estaba conformado el representámen. Y como nosotros sabemos. Entonces es importante que aparezca a nivel del representámen –porque acá estamos considerando en la primera tricotomía la relación que tiene el signo consigo mismo–. tiene las características de una segundidad. Esto lo plantea Benveniste. Vemos que nuevamente en el caso de Saussure su teoría está alejada. en la propia definición de signo aparece la noción de objeto. Por último. a partir de ese momento ya está indicando que se trata de elementos que son perceptibles por los sentidos. se materializan. entelequias. El signo es algo perceptible por los sentidos lo cual implica que presentan materialidad. Con esto terminamos la comparación y la primera unidad. Las próximas dos clases estarán viendo con Amparo Rocha la problemática del cuerpo. de plástico o de cristal o de un material barato ¿Se entiende? Peirce. se define por oposición respecto de los otros elementos con los cuales constituye ese subsistema o ese sistema global. en sus diversos niveles. “algo que está en lugar de otra cosa”. La palabra “mesa” con el objeto “mesa”. mientras que la saussureana no lo permite. Saussure habla de la relación que hay entre significado y significante. en cambio. a la dilucidación de la problemática de la construcción social de lo real. se manifiesta el símbolo a través de un sinsigno. sinsignos y legisignos). aporta más. el signo no necesita confrontarse con aquel elemento al cual el signo refiere. Y esto lo expresa de manera puntual al indicar que se trata de una “clase” o de un “tipo” y cuando habla de tipos de signos se está refiriendo al hecho de que no posee materialidad. evento. Pero lo que agrega es que estos elementos que son abstractos. antes. Aquí tenemos que hacer una pequeña salvedad porque si nosotros nos centramos en la segunda tricotomía. es decir. necesariamente deben materializarse a través de lo que él denomina “réplicas”. de cualquier posibilidad de poner en juego esta problemática porque su teoría opera con el principio de la inmanencia y con la idea de sistema. de manera muy fuerte. no es pertinente pensar qué relación puede tener el signo con aquello a lo cual representa. por lo tanto. en cambio. vamos a decir que efectivamente el ícono es perceptible. esa otra cosa (que es el objeto) es lo que para Saussure sería lo extra-lingüístico o lo extra-sistemático. ya de entrada está convocada la cuestión de la relación que se establece el signo y aquello que es lo “extra-sígnico”. tenemos la problemática de la construcción social de lo real.reglas” porque a nadie le importa si las piezas están hechas de madera. no es necesario.