Flora y Fauna de Chile1

Flora de Chile
A).- Flora altiplánica: Las condiciones ambientales de la zona altiplánica son las que predominan en regiones superiores a los 4000 metros de altura y se caracterizan por grandes diferencias en las temperaturas del día y la noche, la disminución de la humedad relativa y el descenso de la presión atmosférica. Las especies vegetales que habitan esta zona son de pequeño tamaño, con hojas reducidas y resinosas. Se agrupan en tolares andinos, pajonales y bofedales. Los tolares andinos están constituidos por arbustos bajos como las tolas y la chachacoma. Los pajonales están formados por gramíneas perennes. Los bofedales corresponden a vegas pantanosas, en las que crecen plantas formando cojines, como el paco, el coli paco y la sora. B).- Flora desértica: Las condiciones ambientales de la zona desértica son factores limitantes para el desarrollo de los vegetales: gran escasez de lluvias durante todo el año y variaciones extremas de temperatura entre el día y la noche. Los vegetales del desierto costero obtienen agua de la neblina matinal o camanchaca al condensarse, o bien, de las napas subterráneas. En las cercanías de Iquique abundan arbustos y algunas hierbas pequeñas Tamarugos como la chilca y la brea. Hacia el sur abundan las cactáceas y la chamisilla. La flora del desierto interior obtiene agua de las napas subterráneas, de las aguas salobres y de las lluvias ocasionales, preferentemente en los sectores preandinos. Las especies más representativas de esta zona son el tamarugo, algarrobo y chañar. C).- Flora de los matorrales desérticos: La zona de los matorrales desérticos comprende parte de las regiones III y IV; tiene algunas precipitaciones, aunque variables y es una zona de transición entre el clima desértico y el clima mediterráneo. Entre los vegetales de los matorrales costeros destacan el copao y otras cactáceas. También se observan arbustos xerófilos adaptados a la falta de agua como la corona de fraile y la copa de oro. Hacia el sur se encuentran especies como el cardón y algunos árboles como el litre y el molle. En el interior se aprecian la maravilla del campo y el guayacán, dos especies arbustivas. D).- Flora de las islas oceánicas: En general, cada isla tiene una vegetación característica debido a las diferentes condiciones ambientales que imperan en cada lugar, principalmente temperatura y pluviosidad, haciendo esta vegetación de carácter endémico (estas especies sólo se encuentran en estos lugares). En Robinson Crusoe encontramos bosques de montaña baja y alta, con especies como la luma, la palma chonta y
1

Luma

Documento elaborado por Waldo Antoine, Sub-Jefe de la Tropa Kilahuancü

1

abundantes helechos. En Isla de Pascua es característico el hau, el makoi, el mahute y el toromiro. E).- Flora mediterránea: La flora de la zona mediterránea está adaptada para soportar inviernos fríos y lluviosos y veranos cálidos y secos. Las condiciones climáticas en valles y quebradas favorecen el desarrollo de una variada gama de vegetales. Las especies más representativas son el boldo, litre, quillay, peumo, colliguay y el roble, entre otras. F).- Flora andina: Las condiciones climáticas de la zona andina se caracterizan por diferencias extremas de temperatura de una estación a otra y entre el día y la noche. Las especies de coirón pertenecientes a los géneros Festuca y Stipa son las más representativas de la zona. G).- Flora de la zona de las araucarias: En esta zona impera una profusa pluviosidad; la constante lluvia da lugar a la formación de bosques donde crecen coihues, araucarias, robles y raulíes. H).- Flora de los bosques siempreverdes: Las abundantes precipitaciones de esta región generan formaciones boscosas de coihues, tepas, laureles, mañíos y alerces, de gran importancias en la industria maderera. I).- Flora del bosque deciduo austral: El clima de la zona del bosque deciduo austral se caracteriza por menores precipitaciones y temperaturas en invierno y el aumento térmico durante la primavera y el verano. Las especies vegetales que abundan en esta zona son principalmente la lenga, el calafate y el coirón.

Coihue

J).- Flora de la zona de los canales: El frío y la ausencia de precipitaciones, así como la influencia antártica determinan la formación de bosques impenetrables de coihues, tepas, mañíos y cipreses de las Guaytecas. Es frecuente en el bosque el precioso copihuito, que crece en el suelo o sobre los troncos y cuya flor es muy parecida al copihue, pero de menor tamaño. Estas especies arbóreas se acompañan de turbales, donde encontramos variedades de musgos y helechos. K).- Flora de la zona patagónica: El clima de esta zona es árido, templado frío, con abundante nieve durante el invierno y fuertes vientos durante la primavera. La temperatura promedio durante el año es de aproximadamente 7º C. La vegetación característica es de especies arbustivas como el coirón, el calafate y la mata verde. L).- Flora del Territorio Chileno Antártico: En esta zona Coirón impera un clima polar, con una temperatura promedio anual de 0º C aproximadamente. En los terrenos no cubiertos por el hielo abundan líquenes y musgos, y en verano, hierbas gramíneas del género Deschampia y Poa.

2

Fauna de Chile
A),- Fauna altiplánica: Las especies animales del altiplano han desarrollado una gran capacidad de adaptación a las condiciones ambientales adversas de la zona. Los más característicos del altiplano son los camélidos sudamericanos como la llama, la vicuña, la alpaca y el guanaco. Estos mamíferos producen una gran cantidad de glóbulos rojos en la sangre como adaptación a la altitud. En las regiones precordilleranas habitan otros mamíferos: el huemul, la vizcacha y el gato montés. En la estepa encontramos aves como Parina Grande el ñandú y la perdiz gigante. Las aves viven de preferencia, próximas a las lagunas y salares, como el flamenco chileno y la parina grande, aves grandes cuya altura desde la cabeza puede alcanzar 1,30 metros. B).- Fauna desértica: En el desierto costero destacan el lobo de mar y el chungungo o nutria de mar, que es uno de los mamíferos marinos chilenos más pequeños. Entre las aves, el piquero y el pelícano. En el desierto interior hay reptiles como el lagarto dragón, adaptado a la sequedad ambiental y algunas aves de origen tropical, como el mata caballos y el picaflor. C).- Fauna de los matorrales desérticos: En esta zona destacan el zorro culpeo, la yaca y la chilla. También roedores como el cururo, el degú y la chinchilla costina, hoy en peligro de extinción, por su explotación desmedida debido a su cotizada piel. Entre las aves, son representativas la tenca, el chincol, el cernícalo y el águila, un ave de rapiña que cumple gran labor en el control de plagas de conejos y ratas. D).- Fauna de las islas oceánicas: El mamífero más representativo de la isla Juan Fernández es el lobo fino de Juan Fernández. Entre las aves características y comunes a todas las islas del archipiélago, destaca el picaflor de Juan Fernández. En la Isla de Pascua la fauna terrestre es escasa y las aves más representativas son el manutara y el makohe. E).- Fauna de la zona mediterránea: la fauna que habita esta zona es variada. En las regiones costeras encontramos el lobo de mar, la gaviota dominicana, la golondrina de mar, el pingüino de Humbolt y de Magallanes. En el ambiente terrestre habita una gran variedad de roedores, principalmente en los matorrales. Encontramos también los zorros culpeos y chilla, el gato montés y puma. Entre las Zorro Culpeo aves tenemos la diuca, la loica, la lechuza y el chuncho. En el ambiente acuático continental destacan el pato jergón y el cisne de cuello negro. F).- Fauna andina: La fauna de la zona andina está representada por el puma, la vizcacha y el guanaco. Entre las aves se encuentran el pato cortacorrientes, el piuquén, el chincol y el cóndor. El cóndor está adaptado a las grandes alturas; es un experto en el uso de las corrientes

3

térmicas ascendentes que se producen en las laderas asoleadas. Habitualmente se observa en el aire, desplegando un vuelo planeado en amplios giros ascendentes hasta alcanzar fácilmente grandes alturas (6000 m.), para luego bajar lentamente y volver a subir. Entre los reptiles más importantes está el lagarto llamado matuasto. H).- Fauna de la zona de las Araucarias: Entre los mamíferos que viven en esta zona encontramos el pudú, el zorro culpeo, el coipo, y el puma. Este último es una de las especies felinas más ampliamente distribuidas en el continente americano y el único gato silvestre de Chile. Se alimente principalmente de animales silvestres y, en ocasiones, de animales domésticos. Las especies más representativas de aves son la cachaña, el tiuque, el carpintero negro y el chucao.
Loro Cachaña I).- Fauna de la zona del bosque siempre verde: Las aves más abundantes de esta zona son: el carpintero, el chucao y el choroy. Entre los mamíferos, el monito del monte, la comadreja y el pudú. El pudú, especie autóctona chilena, es el ciervo más pequeño del mundo. La región está poblada además de una variada gama de insectos y anfibios.

J).- Fauna de la zona de los canales: Los mamíferos más importantes de los ambientes acuáticos son el lobo fino de dos pelos, el huillín y el chungungo. Entre las aves acuáticas están el pato vapor, la caranca, el pingüino de Magallanes. En los ambientes terrestres abundan los roedores y las aves como el cóndor, el tordo y el carancho. K).- Fauna del Territorio Antártico Chileno: Las aves más características de la Antártica son las diferentes especies de pingüinos: el pingüino papúa, el pingüino antártico y el pingüino rey, entre otros. También son típicas el skua polar, el petrel gigante y la paloma antártica. La zona cuenta además con especies de mamíferos marinos de gran tamaño, del orden de los cetáceos, como la ballena azul y la orca. Otros animales marinos carnívoros del orden Pinnípedos son el elefante marino, cuyo nombre proviene de la probóscide (trompa) que presentan los machos y de su imponente masa. También destacan el leopardo marino, única especie que se alimenta de pingüinos y de focas; la foca de Weddell y el lobo fino antártico. Hay también Pingüino Rey varias especies de pingüinos y el krill, pequeño crustáceo, una de las especies más abundantes del planeta y de alto valor nutritivo. Es un recurso acuático de extraordinaria importancia en el ciclo biológico antártico. Fuente: Ciencias Biológicas, 2º Medio, Ed. Santillana, 1993, pp. 30-32, 42-44.

4