Introducción

~
Cuando me inicié en él por primera vez, en el año 1982, era un juego que los tenistas realizaban por diversión o para pasar el tiempo, y en la época se decía que era fácil y divertido. Los años pasaron, el juego comenzó a ser conocido y quienes lo practicaban empezaron a entrenar técnicamente para mejorar los golpes. Empezaron a aparecer los tiros exclusivos del pádel, las tácticas de juego mejoraron y el número de competiciones aumentó considerablemente. Mi humilde carrera como jugador profesional coincidió con la "época de oro" del pádel en Argentina y con la formación del grupo de padelistas que se dedicaban de pleno al deporte. Con el tiempo, este conjunto de jugadores comenzó a ganar de los jugadores de fin de semana, algunos de los cuáles ante la dificultad de seguir ganando, comenzaron a hacer una publicidad negativa del deporte. Después, aparecieron ciertos críticos que decían que el pádel era un juego peligroso, porque provocaba lesiones, problemas cardíacos, etcétera. Aunque lo peor fue la aparición de varios oportunistas que aprovecharon ese auge para hacer sus negocios, provocando una caída pronunciada en el deporte. En primer lugar, me gustaría que todos entendiéramos que el pádel es un deporte y no un juego cualquiera, y que todas las personas involucradas en él luchasen por los mismos objetivos, sobre todo para no volver a repetir los errores del pasado. Es decir: Los jugadores deben divertirse, entrenando y comportándose como verdaderos deportistas. Los monitores y entrenadores tienen que perfeccionarse continuamente, sin olvi

ace mucho tiempo que deseo dirigirme a todo el mundo del pádel. Este libro es la mejor oportunidad que he encontrado para comunicarme con los jugadores amateurs, avanzados y profesionales, así como con los monitores, entrenadores, directivos, organizadores de eventos, jueces árbitros, patrocinadores, vendedores de artículos deportivos y otras personas ligadas directa o indirectamente a este deporte. En principio, desearía aclarar e intentar fechar el nacimiento del pádel, ya que dos posibles orígenes hacen que sea todo un misterio. El primero, nos lo desvela una leyenda que dice que este deporte surgió como un pasatiempo en los sótanos de los barcos ingleses; en ellos, los marineros jugaban una especie de tenis con los remos de los botes (pádel significa remo en inglés) y, como el espacio era pequeño, la bola acababa siendo devuelta por las paredes. En el caso del segundo, es la historia que parece más real. Ésta afirma que surgió a finales de los años sesenta, cuando un millonario mexicano, de nombre Enrique Concuera, decidió construir una pista de tenis en su casa de Acapulco. Como el terreno era pequeño y muy próximo al mar, Concuera decidió hacer unas adaptaciones al lugar, construyendo entonces una pista menor cercada por paredes de ladrillos. El calor era muy intenso, por lo que sustituyó las paredes laterales por mallas de alambre. Asimismo, la raqueta de tenis era demasiado grande para jugar y fue sustituida por la de "Racketball". Además, para

. .
.

dar que son docentes y, en algunos casos, formadores de personas.

.

Los directivos deben conocer cuál es su función y apuntar siempre al crecimiento del deporte. Los organizadores de eventos deben acometer buenos torneos y competiciones recreativas, diferenciando el deporte serio y reglamentado del juego fácil y sin reglas. Los jueces árbitros tienen que hacer cumplir el reglamento sin excepciones. Los vendedores de artículos deportivos deben comercializar sus productos de forma honesta, sin aprovecharse de los clientes. . y, por último, el resto de personas impli cadas en el deporte deberían proporcio nar cosas buenas, evitando las críticas destructivas y tratando el pádel con orgullo, para así favorecer su crecimiento... En caso contrario, por favor, que hablen de otra cosa.

aprovechar las paredes del fondo de la pista, adaptó algunas reglas del squash. Así se comenzó a jugar al pádel. Algunas personas de la alta sociedad española, de vacaciones por esos lugares, lo dieron a conocer en las costas del sur de su país y luego se llevó a Argentina. Poco a poco, el deporte se fue conociendo en el resto de América Latina y en algunos países de Europa, practicándose, actualmente, también en Canadá y EE.UU. Éste crecimiento ha hecho que se hayan conformado asociaciones, ligas, federaciones, confederaciones, etcétera, que se encargan de la organización de los mundiales y demás torneos nacionales e internacionales. Siendo así, podemos afirmar que el pádel dejó de ser un juego para transformarse en un deporte.

. .

Finalmente, espero que este libro pueda aclarar las posibles dudas que surgen acerca del pádel, así como facilitar una mayor y mejor práctica del mismo. Por ello, involucro y trato en profundidad los aspectos que pueden favorecer un mejor y responsable juego, para que todos disfrutéis de lo maravilloso que es este deporte... y les prevengo, que cuando entren en una pista no querrán salir más.

PÁDEL '
UN GRAN DEPORTE

~

.

glllJl

~ ~ a J
l

Related Interests