Apuntes de Elena Galán

Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

ANTROPOLOGÍA. TEMA 1.
NOCIONES GENERALES: DERECHO Y ANTROPOLOGÍA

I. NOCIONES GENERALES: ¿QUÉ ES EL DERECHO?
1. Cuando hablamos ahora del derecho como es estudiado en su relación con la antropología
es importante advertir que lo hacemos entendiendo por derecho no tanto el ordenamiento
jurídico vigente, sino la ciencia jurídica que lo estudia.
2. Así pues, ¿qué es el derecho como ciencia jurídica? ¿Cuál es o en qué consiste su
naturaleza? Pues bien, como ciencia jurídica el derecho es un saber objetivo y cierto, cuyo
objeto de estudio son las acciones humanas en cuanto tienen una dimensión exterior y social,
además de estar reguladas por las normas jurídicas, prescribiéndolas o prohibiéndolas (es
decir, mandando hacer u omitir una acción).
3. La ciencia jurídica como ciencia. ARISTÓTELES definió en sus obras de Lógica la ciencia como
un saber cierto por causas (o de índole demostrativa). En este sentido podemos decir que la
ciencia jurídica es un saber 1) cierto 2) en sus fuentes (o causas). Las fuentes del derecho son la
ley (constitución, leyes orgánicas, leyes, decretos y normas administrativas de desarrollo), la
costumbre y la equidad (epikeia). Las fuentes del derecho son conocidas con objetividad y
certeza. La promulgación de la ley garantiza un conocimiento objetivo y cierto de la ley.
Así pues, la ciencia es un saber 1º) cierto 2º) por causas (o etiológico). Esta caracterización
de ciencia es de procedencia aristotélica. Ciencia se dice en griego epistéme (επιστημε ).
La epistéme es un saber cierto de algo, adquirido causalmente. En el derecho como
ciencia jurídica la certeza se refiere, ante todo, a la seguridad o certeza jurídica: la
situación que se alcanza cuando un ordenamiento jurídico está ordenado de tal manera
que el enjuiciamiento jurídico de acción es conocido y previsible. Esto se consigue a
través de un ordenamiento preestablecido de las fuentes del derecho (la ley, que es de
diversos tipos y que solo se puede cambiar a través de un procedimiento determinado, las
normas administrativas , la costumbre y la equidad), cuyo origen y modificación está
regulado en la norma fundamental, la Constitución. Las leyes tienen que ser
promulgadas, es decir, dadas a conocer públicamente: esto es lo que contribuye a hacer
de la norma algo objetivo y cierto.
El concepto de ciencia presenta dos acepciones diferentes: la clásica y la moderna. El
concepto clásico de ciencia (epistéme) significa un tipo de conocimiento seguro, opuesto
a la otra forma de conocimiento que es la opinión (hipótesis, conjetura, suposición, etc.).
Este significado del concepto de ciencia incluye dos características típicas: la certeza y la
dimensión causal. La certeza hace del conocimiento científico un conocimiento fiable,
seguro. En razón de esta certeza, la ciencia es un conocimiento de mayor valor que la
simple opinión. La segunda característica integrante de esta noción es su dimensión
etiológica o causal. La ciencia en este sentido no es el simple conocimiento de un hecho,
sino que es un conocimiento más profundo que alcanza su por qué, es decir su causa. De
acuerdo con ello, tener ciencia de algo no equivale al simple conocimiento de los datos,
sino al hecho de comprender por qué los datos son estos y no otros.
Por esta razón, es un rasgo esencial de la ciencia el razonamiento que se dirige desde los
efectos a las causas o, inversamente, desde las causas a los efectos. Por lo tanto, en el
razonamiento el entendimiento realiza un movimiento que va desde lo que nos es

1

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

conocido a aquello que nos es desconocido. Tal movimiento lógico del pensamiento se
llama demostración. En este sentido, la ciencia como saber causal es un tipo de saber
esencialmente demostrativo. Demostrar significa hacer evidente a través del
razonamiento (es decir, indirectamente) algo desconocido por medio de otra cosa
conocida.
4. En relación al tipo de certeza al que puede aspirar la ciencia jurídica, hay que decir que se
trata de una certeza moral o humana, no matemática o metafísica. La distinción clásica entre
ciencias de la naturaleza (Naturwissenschaften) (que estudian un ámbito de la realidad como
es el mundo físico, en el que no hay libertad) y las ciencias del espíritu (Geistwissenschaften) (o
ciencias del hombre y del mundo humano, en el que la propiedad esencial es la presencia de
acciones libres). A las ciencias de la naturaleza se les conoce también como ciencias
experimentales y a las ciencias del espíritu como ciencias humanas (o humanísticas). Es
importante advertir que es distinto el tipo de certeza al que debe aspirar cada ciencia. Está, de
un lado, la certeza absoluta (también llamada certeza matemática o incluso certeza
metafísica). De otro lado, está la certeza moral (o certeza humana). La certeza a la que puede
aspirar el derecho (como ciencia jurídica) es de este tipo.
5. Como ciencia jurídica, el derecho estudia las acciones humanas, que, en cuento tienen una
dimensión exterior y social, son prescritas o prohibidas por la ley. De este modo el derecho se
distingue de la ética, que también es una ciencia prescriptiva (o normativa), pero relativa a
acciones vistas en un ámbito interior (reguladas por la honestidad), no tanto social (regulado
por la justicia).
a) El objeto del derecho no es tanto el hombre (como es el caso de la antropología), sino las
acciones humanas. En este sentido el derecho es una ciencia práctica. El derecho estudia
acciones humanas, la praxis o conducta humana. Frente a la una consideración teórica de
las cosas (estudiar qué son las cosas), la ciencia normativa o prescriptiva estudia acciones
que se han mandado o prohibido. Inspirándose en la terminología impuesta por estudiosos
alemanes del derecho, se dice en este sentido que las ciencias teóricas o descriptivas son
ciencias del ser (sein). A diferencia de ellas, las ciencias normativas (derecho y ética) son
ciencias del deber ser (sollen).
b) Ahora bien, aunque el objeto del derecho no sea el hombre en cuanto tal, sino sus
acciones en cuanto exteriores y debidas, ello no significa que el estudio del hombre carezca
de interés para la ciencia jurídica. Ello es así porque el estudio del hombre es necesario para
la comprensión de sus acciones. En efecto, las acciones humanas proceden de la persona
humana. De manera que se puede decir que el hombre se expresa por medio de dichas
acciones y estas acciones son, en consecuencia, medio de conocimiento de la persona
humana y de su naturaleza.
Al hecho de que las acciones proceden de la persona y que por ello mismo la den a conocer
se refiere el principio clásico de filosofía que reza así: agere sequitur esse, que significa que
las acciones proceden del ser (o de la persona por medio de su naturaleza), o de otro modo,
que las acciones proceden del ser/persona humana/naturaleza humana.

2

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

HOMBRE

NATURALEZA
HUMANA

DE SU ESTUDIO SE ENCARGA LA ANTROPOLOGIA

ACCIONES HUMANAS

DE SU ESTUDIO SE ENCARGA LA
CIENCIA JURIDICA Y LA ÉTICA

c) Pero no todas las acciones son objeto del derecho. Para serlo, deben, además de ser
exteriores y sociales, proceder del conocimiento y la acción libre. Para ello hay que
distinguir entre:
- Acciones humanas: aquellas acciones libres que son específicamente humanas.
- Actos del hombre, que aunque rechas o realizadas por el hombre, no son libres.
Luego, sin conocimiento y libertad, no hay acciones humanas, las únicas que constituyen en
responsabilidad y que, por tanto, interesan al derecho.
d) Las acciones humanas que interesan al derecho deben ser de naturaleza exterior. A
diferencia de la ética, que los toma en consideración, los simples pensamientos o deseos
(ineficaces) no son objeto del derecho. “Los pensamientos son libres” (Die Gedanken sind
frei), dice un aforismo jurídico alemán.
e) En breve, el derecho es un 1) ciencia 2) práctica o relativa a 3) acciones humanas que,
procedentes del conocimiento y la voluntad libre, 4) tienen un carácter exterior
f) Finalmente, el derecho es una ciencia que regula, que prescribe las acciones humanas
Es una ciencia normativa, no descriptiva. A semejanza de la ética (y a diferencia de la
ciencia política, la sociología, etc.), el derecho ordena, regula, prescribe o prohíbe las
acciones humanas. Ciencias descriptivas (o del ser) y ciencias normativas (o del deber ser).
La mayor parte de las ciencias son teóricas o descriptivas. En cambio, la ética y el derecho
son ciencias normativas. “Aunque de hecho todos los hombres mintieran, no por ello la
mentira se convertiría en un derecho”. La constatación de una conducta es algo muy
diferente de la obligación o deber respecto de una determinada conducta.
Hemos dicho que, aunque el derecho no estudia al hombre, sino sus acciones, no por ello
carece de interés en conocer qué es el hombre y cuál es su naturaleza. Pues bien, el estudio de

3

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

qué es el hombre y cuál es su naturaleza es precisamente el objeto de estudio de la
antropología.
Algunos antropólogos y filósofos del pasado siglo afirmaron que el hombre no tiene naturaleza
(se entiende una naturaleza común a todos los hombres). Pues bien hay que decir al respecto
que tal cosa es imposible. En tal sentido la antropología realiza una “justificación de la
naturaleza del hombre”:. Así, tanto la metafísica (ciencia que estudia la naturaleza de las
cosas) como la antropología afirman que es imposible que una cosa que existe no tenga
naturaleza y sea solo existir sin más. El hombre, al existir, lo hace de una forma determinada,
precisamente como hombre. NO simplemente existe, sino que existe humanamente. Tal es la
naturaleza humana. Existir de una determinada manera es lo mismo que tener una
determinada naturaleza (o esencia) propia.

SER

Cualquier ENTE o cosa

Tiene ser: "Es" o
"existe"

Existir, algo que es.

Tiene esencia: "Tiene una
esencia o naturaleza
determinada

Ser de una forma. qué es
algo.

La palabra “ser” tiene dios grandes acepciones: 1) existir y 2) ser una de una determinada
manera . Esta segunda acepción del término ser es precisamente la esencia o naturaleza.
Lógicamente, junto a las demás cosas o entes, también el hombre tiene naturaleza. La
naturaleza del hombre es la naturaleza humana, en virtud de la cual no existe simplemente, sin
más, sino que existe como hombre. El hombre es (existe) hombre (tiene la naturaleza
específica de los hombres).
Para conocer la naturaleza humana, se parte de las acciones humanas, que nos dan a conocer
las facultades que las realizan, y las facultades nos llevan al conocimeinto de la naturaleza
humana. En el conocimiento de la naturaleza humana se trata, pues, de seguir un camino (o
método): la inducción de la naturaleza humana a partir de las acciones humanas.

ACCIONES
HUMANAS

NATURALEZA
HUMANA

FACULTADES

HOMBRE

Por tanto, existe una naturaleza humana que se puede conocer con este método, es decir, a
partir de las acciones humanas, de la cual se vale la ciencia jurídica.
Aristóteles supedita la condición de animal político o social a la condición de racional, es decir,
que la condición política de este deriva de su condición de animal racional: necesita
constitutivamente establecer relaciones con otros seres, y que si no lo consigue, moriría
instantes despues de nacer, p.ej, el lenguaje: modo de comunicar a muchos seres.

4

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

II. NOCIONES GENERALES: ¿QUÉ ES LA ANTROPOLOGÍA?
1. DELIMITACIÓN DE LA ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA.
Se trata de diferenciar esta ciencia de otras con las cuales esta colinda: deben ser
diferenciadas.
Origen: del griego: anthropos- lógos  ciencia del hombre.
Hay distintos tipos de antropología (cultural, biológica, etc.) que suelen diferenciarse entre:
-Físicas: (Antropología biológica, paleontológica,…). Se encargan del estudio, entre otros del
cuerpo (puesto que el hombre es un animal racional, y como tal el ser humano tiene un
cuerpo, que estas disciplinas estudian. Las antropologías físicas estudian, pues, al hombre en
sus dimensiones orgánicas y somáticas (corporales) del hombre.
-Culturales: (estudio de la conducta típica de algunos pueblos). Negando estas antropologías
una naturaleza común a todos los hombres, el único discurso sobre el hombre consitía en una
descripción de las conductas, de las acciones de los hombres. El presupuesto de tiosdas estas
antropología era la negación de la naturaleza humana, idea que tuvo gran importancia durante
los 50’s, si bien indica unas constantes comunes que denotan racionalidad y unas
características comunes a estos pueblos primitivos (pero actuales) al margen de la civilización
que estudia en cuanto a técnica, fabricación y uso de herramientas, acciones con respecto a
costumbres, etc.
-Teológica: Este tipo de antropología presupone una revelación: lo que Dios dice al hombre de
quién y cómo es el hombre mismo. La antropología teológica basa en la revelación divina. La
revelación divina, a su vez, tiene dos grandes fuentes: la Sagrada Escrituras (o Biblia) y la
tradición.
Es, por tanto, lo que Dios (creador del hombre) ha dicho a este sobre sí mismo.
Luego, lo que el hombre es, en un sentido, siendo criatura, sólo lo conoce su creador, que es
Dios. Se define finalmente como aquella que, a la luz de la Biblia y la tradición estudia lo que
Dios dice al propio hombre  FE. Afirmaciones fundamentales de la antropología teológica
son, entre otras:
1.- El hombre es una criatura cuyo autor es Dios, en la cual habita un espíritu que Dios
ha infundido en él, y por eso el hombre es superior al resto de seres que pueblan la
tierra y posee dos atributos o facultades espirituales: inteligencia y libertad, lo que lo
hace ser persona. También, al ser un animal político, completa su naturaleza social
creando una compañera para él.
- El hombre cometió una culpa original por la cual se destruye el orden paradisíaco
previo y se introdujo el mal en el mundo.
-Esto lo afirma la Biblia con un lenguaje sencillo, casi poético, pero sustancialmente
verdadero.
La Antropología Filosófica, a diferencia de las otras antropologías, estudia al hombre desde el
punto de vista de los fundamentos de la acción humana, siendo estos fundamentos ante todo
la naturaleza o esencia humana.

5

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

2. ESTATUTO EPISTEMOLÓGICO DE LA ANTROPOLOGÍA FILOSÓFICA.
PRIMERA AFIRMACIÓN: La noción de ciencia es analógica, es decir, ciencia se puede decir de
varios modos de distintos saberes humanos, de forma diferente pero en parte con elementos
comunes. De este modo, decimos que es ciencia la matemática, que es la ciencia más exacta
conocida, pero también la más pobre en sus contenidos (en cuanto se refiere únicamente de
un modo ideal a entidades materiales que ocupan el espacio [geometría] y que divididas dan
origen a números [aritmética]). Pero también decimos que es ciencia la física, que siendo más
compleja que la matemática, es por ello mismo menos exacta.
La Antropología también es ciencia (ciencia filosófica). Es una ciencia, a su vez, menos exacta
que la física por ser más compleja que ella, pero eso no quita que estas tres ciencias no
respondan a los rasgos esenciales de esta: saber cierto, y saber por causas.
Frente al cientificismo y al positivismo (cientificismo: corriente de pensamiento que dice que
no hay más verdad que la que la ciencia experimental establece/ positivismo: del latín
“positum”, lo que está dado, es una doctrina más filosófica nacida en Francia durante el s. XIX
de manos de A. Comte y de A. Litré. El positivismo afirma que todo el saber humano y
científico se limita al estudio de hechos positivos, abandonando cualquier instancia real que no
sean simples hechos positivos. Esto en última instancia lleva a la línea del pensamiento del
cientificismo), dos corrientes muy extendidas hoy en día, hay que afirmar que hay formas de
saber o ciencias no sometidas al principio de verificación experimental. Si aceptamos las tesis
de estas dos corrientes, negaremos el carácter de ciencia a todo saber que no sea
experimental. Y si solo en el saber experimental está la verdad, ciencias como la ciencia
jurídica, la antropología como fundamento del derecho y otras muchas ciencias serán simple
charlatanería de palabras sin contenido.
SEGUNDA AFIRMACIÓN: Mientras que las antropologías positivas (físicas, culturales, …)
estudian aspectos parciales y de ordinario empíricos (biológicos, psicológicos culturales,
étnicos, sociales, …), no sus fundamentos, la antropología filosófica estudia el hombre de un
modo muy diferente a como éstas lo hacen, no de forma parcial sino total y como persona. Así
pues, la AF es una ciencia que estudia al hombre como totalidad real y sustantiva, en sus
últimos fundamentos o estructuras, no en sus particularidades singulares o individuales, a la luz
de la razón natural.
TERCERA AFIRMACIÓN: Hemos empleado de muchos modos la palabra ciencia y la hemos
aplicado a la AF. Pero, ¿qué es ciencia? El concepto moderno de ciencia entiende que ésta es
el saber que procede de la observación experimental y de la racionalización matemática,
metódicamente controlado y sistemáticamente organizado (cientificismo). Esta noción de
ciencia procede en última instancia de IMMANUEL KANT, para quien ciencia (Wissenschaft) es la
conjunción de intuiciones de la experiencia (vinculadas a las matemáticas) y conceptos de la
razón (vinculados a la física).
Frente a esta reducción hay que afirmar que existen diversas formas de racionalidad, y en
consecuencia de verdad: no solo la cuantitativa, sino también práctica como la de un jurista,
por ejemplo, y que en tal sentido hay diversos tipos de ciencias.
El moderno concepto (y el método) de ciencia que acabamos de exponer es válido para
aquellas ciencias cuyo objeto es experimentable y cuantificable. Pero, además de estos
objetos, hay otros objetos reales que no están dados a la observación experimental y hay
procedimientos de racionalización que no están sometidos al análisis matemático
(cuantificación y cálculo).

6

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

CUARTA AFIRMACIÓN: Así pues, la antropología filosófica atiende a la multitud de
informaciones que proporcionan las antropologías positivas sobre el hombre, pero no se limita
a constatarlas y enumerarlas, sino que los somete a crítica racional y busca a través de estas
informaciones lo que es universal y pertenece al hombre en cuanto tal. En este sentido, Max
Scheler, fundador de esta disciplina, afirma que la AF “es la ciencia fundamental de la esencia y
la estructura esencial del hombre”. Se admite que Max Scheler es el fundador de la AF, tras
escribir la obra titulada “El puesto del hombre en el Cosmos” (1927) con la cual la antropología
filosófica adquirió un estatuto definitivo de ciencia fiable.
QUINTA AFIRMACIÓN: Porque la antropología filosófica estudia al hombre en una perspectiva
total (no parcial) y esencial (no accidental ni individual) está en condiciones de valorar y criticar
las pretensiones absolutizadoras de nuevos datos o paradigmas del hombre que algunas
ciencias particulares intentan imponer. En este sentido, es un saber racional y crítico (ciencia)
sobre el hombre.
SEXTA AFIRMACIÓN: Finalmente, porque la AF estudia la esencia o naturaleza del hombre,
presta un servicio precioso a otras ciencias humanas, como la ética, derecho, política,
economía, psicología, etc., que toman prestado de la AF los principios estudiados por ella.
Todas las ciencias antes referidas presuponen una ontología del hombre, que es precisamente
el objeto de estudio de la AF; o de otro modo, la AF, como ontología o metafísica del hombre,
fundamenta y justifica a las demás antropologías.
3. MÉTODO DE LA ANTROPOLOGÍA FILOSOFICA.
¿Qué significa el termino método?
1º: Método (meta-hódos) es el camino (hódos) hacia algo (meta). Método, pues, es el modo de
afrontar el estudio de la realidad o de un objeto para llegar al conocimiento verdadero sobre
algo.
2º: El método de la antropología filosófica consiste en pasar de los actos de la persona a su
fundamento, es decir, a la naturaleza humana: consiste en indagar la naturaleza humana a
partir de los actos humanos (inducción del conocimiento de la naturaleza humana partiendo
del conocimiento de los actos humanos). Dicho de otro modo, el método de la AF consiste en
pasar del yo psicológico fenomenológicamente constatado (conjunto de actos realizados) al yo
ontológico metafísicamente analizado o explicado (los fundamentos últimos del ser humano, y
ante todo la naturaleza humana). Se puede decir también de un modo sencillo que el método
de la AF consiste en pasar del fenómeno al fundamento en lo relativo al hombre.
3º: Ahora bien, esto significa que hay un núcleo profundo en el hombre que se sustrae a la
descripción fenomenológica.
4º: El yo psicológico es entendido como el conjunto de actos que aparecen unidos en el campo
de una conciencia refleja (conciencia de ser uno y el mismo). Pero toda persona
psicológicamente sana tiene conciencia de su identidad (ser la misma), a pesar de que sus
actos son múltiples. Tiene conciencia de realidad unificada y permanente y distinta de todo lo
demás. La identidad histórica del yo se mantiene a lo largo del tiempo. De manera que ni la 1)

7

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

multitud de actos psicológicos ni su 2) dispersión temporal contradicen la 1) unidad 2)
permanente del yo. Entre multitud de actos y unidad del yo y dispersión temporal de actos y
permanencia del yo no hay contradicción, solo relación del fenómeno con su fundamento.
5º: Por eso, Karl Jaspers (médico y filósofo) alemán resume del siguiente modo la
fenomenología de la conciencia del yo psicológico: la conciencia del yo tiene 4 aspectos
distintivos:
- Sentimiento de nuestros hechos, como una conciencia de nuestra actividad de cierta
manera que nos es propia.
- Conciencia de nuestra unidad y simplicidad: “yo soy solamente uno en cada
momento”.
- Conciencia de nuestra identidad histórica: “yo soy el mismo ahora que antes”.
- Conciencia de la identidad del yo en oposición a lo externo y lo distinto de mí 1.
6º: El psicólogo experimental y el antropólogo positivo observa los datos inmediatos del
hombre, los constata y los clasifica. Observa que cualquier acto humano remite a un sujeto,
pero este no le es conocido. Ésta es la tarea del antropólogo filosófico, que se pregunta por el
fundamento de los actos, por el yo y así se pregunta si el yo es uno; se pregunta si es sólo
cuerpo, o es cuerpo y alma; qué es el cuerpo y el alma; qué origen y destino tiene ese yo:
cuáles son sus facultades; ¿es substancia?. También se pregunta qué es el conocimiento y de
cuántas clases es, qué es la acción humana, qué es la libertad. Se pregunta también, supuesto
todo esto, por el conjunto de relaciones que entabla este sujeto con otros como él y así
descubre la dimensión social del yo. Se pregunta, en fin, por ciertos características de algunos
actos del yo: la verdad, el bien y el amor, la belleza, etc.
4. APROXIMACION A LA NOCION DE PERSONA.
¿Qué significa persona?
Acerca del término, procede del latin “personare”: oír, aumentar el volumen. También se
conocía con este término la máscara por la cual consigue representar varias funciones.
Tiene una significación que se da en el campo jurídico y social: “prósopon”.
Así, persona en sentido jurídico es el ser humano en cuanto ocupa un lugar en la sociedad
como sujeto libre portador de derechos y obligaciones. Una persona no es lo mismo que una
cosa.
Pero el concepto jurídico de persona supone el concepto filosófico de persona. Es decir, el
hombre es capaz de de derechos y obligaciones (noción jurídica de persona) porque es un ser
inteligente y libre (noción filosófica de persona).
Desde aquí, el concepto es asumido por la teología y la filosofía, específicamente cristianas.
Se delimita y precisa entre los siglos IV y V dC en las disputas teológicas, trinitarias y
cristológicas. En los dos primeros concilios ecuménicos (Nicea y Constantinopla) se determinan
las cuestiones trinitarias, diciendo que en Dios hay una sola esencia divina y tres personas
realmente distintas.

1

K. JASPERS, Allgemeine Psychopatologie, Berlin 1965, 101

8

Apuntes de Elena Galán
Revisados y autorizados
por el prof. de la asignatura, Leopoldo Prieto

Los concilios ecuménicos tercero (Éfeso) y cuarto (Calcedonia) determinan cuestiones
cristológicas: determinan en concreto cómo una de estas personas divinas asume una
naturaleza humana.
Se presenta en síntesis en una obra de Boecio: “Liber de persona una et duabus naturis contra
Eutychem et Nestorium” (Libro de la unidad de la persona y de las dos naturalezas [de Cristo]
contra Eutiques y Nestorio). Eutiques decía que en Cristo había una única naturaleza, cuando
lo correcto según Boecio es que había dos naturalezas. Nestorio, por su parte, afirmaba que en
Cristo había dos personas, cuando lo correcto, como afirmaba Boecio, es que en Cristo hay una
única Persona. Así la fórmula correcta es afirmar que en Cristo hay una única Persona, la
divina, con dos naturalezas, una divina y otra humana. En virtud de esta dualidad de
naturalezas se afirma que Cristo es Dios y Hombre.
Es precisamente en este contexto en el que Boecio define la persona como una sustancia
individual de naturaleza racional (substantia individua rationalis naturae).
La naturaleza, por tanto, es el principio profundo de acción de un ser, principio de operaciones.
La persona es el sujeto que tiene. La naturaleza es la propiedad tenida por el sujeto. Cuando el
sujeto tiene una naturaleza de índole racional (como es el caso del hombre), no meramente
sensorial como los animales, decimos que ese sujeto es PERSONA. Como SUJETO DE
NATURALEZA RACIONAL está capacitado para realizar actos de conocimiento intelectual o
racional y actos de voluntad libre.
La NATURALEZA RACIONAL se desdobla en la PERSONA en dos facultades: el CONOCIMIENTO
INTELECTUAL y la VOLUNTAD (algunos de cuyos actos son LIBRES).
Dicho de un modo breve y sencillo, PERSONA es aquel ser que en virtud de su naturaleza
racional, es capaz de entender (conocimiento racional) y querer (voluntad libre). El concepto
jurídico de persona (ser capaz de derechos y obligaciones) presupone el concepto de persona
filosófico (ser de tal naturaleza que se es capaz de entender y de querer, en sentido propio).
Negativamente dicho, nadie incapaz de entender/conocer y de tener voluntad libre puede ser
persona en sentido filosófico ni jurídico.

9