enjesucristo.

org  
Evangelizar      Ÿ      Edificar Ÿ Convivir   Ÿ Mul:plicar  

La  Gracia  de  Dios.  
 

Tiempo  de  Adoración  

 
Porque  sol  y  escudo  es  Jehová  Dios;  gracia  y  gloria  dará  Jehová.  No  quitará  el  bien  a  los  que  andan  en  integridad.
                         Salmos  84:11  

Punto  de  ParSda  
 

¿Cuándo  fue  la  úl:ma  vez  que  experimentaste  favor  o  gracia  de  forma  inesperada?  Comenta  tu  experiencia.  

Lectura                  Lucas  23:33-­‐43  (RV  1960)  

 

33   Y   cuando   llegaron   al   lugar   llamado   de   la   Calavera,   le  
crucificaron  allí,  y  a  los  malhechores,  uno  a  la  derecha  y  otro  a  
la   izquierda.   34   Y   Jesús   decía:   Padre,   perdónalos,   porque   no  
saben   lo   que   hacen.   Y   reparUeron   entre   sí   sus   vesUdos,  
echando   suertes.35   Y   el   pueblo   estaba   mirando;   y   aun   los  
gobernantes   se   burlaban   de   él,   diciendo:   A   otros   salvó;  
sálvese   a   sí   mismo,   si   éste   es   el   Cristo,   el   escogido   de   Dios.  
36   Los   soldados   también   le   escarnecían,   acercándose   y  
presentándole  vinagre,  37  y  diciendo:  Si  tú  eres  el  Rey  de  los  
judíos,  sálvate  a  U  mismo.  38  Había  también  sobre  él  un  dtulo  

escrito  con  letras  griegas,  laUnas  y  hebreas:  ESTE  ES  EL  REY  DE  
LOS   JUDÍOS.   39   Y   uno   de   los   malhechores   que   estaban  
colgados  le  injuriaba,  diciendo:  Si  tú  eres  el  Cristo,  sálvate  a  U  
mismo   y   a   nosotros.   40   Respondiendo   el   otro,   le   reprendió,  
diciendo:   ¿Ni   aun   temes   tú   a   Dios,   estando   en   la   misma  
condenación?   41   Nosotros,   a   la   verdad,   justamente  
padecemos,   porque   recibimos   lo   que   merecieron   nuestros  
hechos;   mas   éste   ningún   mal   hizo.   42   Y   dijo   a   Jesús:   Acuérdate  
de   mí   cuando   vengas   en   tu   reino.   43   Entonces   Jesús   le   dijo:   De  
cierto  te  digo  que  hoy  estarás  conmigo  en  el  paraíso.  

Para  Meditar  y  Aplicar  
 

El  relato  de  los  dos  ladrones  que  estaban  junto  a  Jesús  en  la  crucifixión,  nos  enseña  sobre  la  inmensa  
gracia  del  Señor.  Hubo  un  ladrón  que  reconoció  su  condición,  clamó  al  Señor  y  recibió  de  Su  gracia.  
   

•  Un   malhechor   que   alcanzó   gracia.   Mientras   un   malhechor   se   burló   del   Señor,   el   otro   reconoció   tres   cosas  
importantes:  1)  Quien  era  Jesús  (lo  reconoció  como  Dios),  2)  Quien  era  el  (se  reconoció  pecador),  y  3)  Reconoció  
que  sólo  Jesús  el  Señor  podía  salvarlo.  Todo  esto  le  dio  acceso  a  la  gracia  de  Dios.  (Leer  de  nuevo  Luc  23:33-­‐43)  
 

•  Esforzándonos  en  Su  gracia.  Pablo  exhortó  a  Timoteo  a  esforzarse  en  la  gracia  que  es  en  Cristo  Jesús  (2  Tim  2:1).  
Esforzarnos  en  Su  gracia  significa  reconocer  que  NO  dependemos  de  los  recursos  (dinero),  de  nuestro  nivel  de  
preparación,  del  entorno  en  nuestra  ciudad,  o  del  panorama  económico  y  políUco  en  el  mundo  actual.  
•  ¿Porqué  esforzarnos  en  Su  gracia?  1)  Porque  Su  gracia  nos  da  acceso  a  Su  gloria  (Rom  3:23-­‐24),  2)  Porque  Su  
gracia  nos  habilita  para  el  ministerio  (Ef  3:27),  3)  Porque  Su  gracia  es  un  recurso  valioso  el  cual  Dios  nos  da  para  
comparUrlo  con  otros  (Ef  3:2)  y  4)  Porque  la  gracia  de  Jesús  es  suficiente  para  todo  (Rom  5:1,  8-­‐11)  
•  Bástate   mi   gracia.   No   te   preocupes   por   tu   enemigo,   el   Señor   lo   ha   vencido.   Dios   es   suficiente   para   toda  
necesidad.  Créele  a  Dios,  mas  de  lo  que  crees  a  nadie  y  nada  mas.  (2  Cor  12:9,  Rom  16:20,  Col  2:15,  1  Ped  5:10)  
Oración:  
 
Padre  CelesSal.  Reconozco  que  Tu  gracia  es  suficiente  para  cualquier  necesidad  que  pueda  tener.  En  Jesús,  Amén.  
Visión  y  Restauración  Centro  Familiar  CrisUano    Ÿ    Blvd.  Hidalgo  No.  200  Col.  San  José  C.P.  88748    Ÿ    Reynosa  Tamaulipas  México    Ÿ    Tel  (899)  296  58  07