Segunda venida de Cristo: Jesús habló claramente acerca de la Segunda Llegada

(Mt. 16:27). Pero dijo que nadie sabía de aquel día ni de aquella hora, ni siquiera
los ángeles del cielo (Mt. 24:36). Por esto, hasta el presente, se ha considerado
imprudente tratar de saber cuándo, dónde y cómo vendrá el Señor.Examinando
las palabras de Jesús, «sólo el Padre» lo sabe (Mt. 24:36) y el versículo, «No, no
hace nada el Señor Yahvéh sin revelar su secreto a sus siervos los profetas» (Am.
3:7), podemos comprender que Dios, que conoce el día y la hora, hará conocer
seguramente a Sus profetas todos los secretos concernientes a la Segunda
Llegada del Señor antes de realizarla .Por ello, Jesús dijo que el Señor vendría
como un ladrón (Ap. 3:3), mientras que en otra ocasión dijo que para aquellos que
están en la luz el Señor no vendría como un ladrón (1 Ts. 5:4). Realmente Jesús
vino como un ladrón para los jefes de los sacerdotes y escribas que estaban en la
oscuridad, pero al hogar de Juan Bautista que estaba en la luz, Dios reveló de
antemano el nacimiento de Jesús. Al tiempo de su nacimiento, reveló el hecho a
los Reyes Magos de Oriente, a Simón, a Ana y a los pastores. Por otra parte,
Jesús advirtió a la gente que velase en todo tiempo, orando para que pudiese
tener la fuerza para escapar de todas las cosas que tendrían lugar, porque el día
de la Segunda Llegada vendría sobre ellos de repente como un lazo; por lo tanto,
es evidente que Dios lo revelará de antemano a los creyentes que estén en la luz,
para que así puedan prepararse para el día venidero del Seño rSegún los
ejemplos que aparecen en el curso de la providencia de la restauración, podemos
ver que Dios siempre hizo las cosas después de haber revelado de antemano los
hechos a Sus profetas; por ejemplo: el juicio en tiempos de Noé, la destrucción de
Sodoma y Gomorra y la llegada del Mesías. Por consiguiente, es evidente que, en
la Segunda Llegada del Señor, Dios hablará a quienes tengan oídos para oír y
ojos para ver de manera que puedan ser iluminados por los creyentes sobre lo que
ha de tener lugar, pues El prometió que en los Ultimos Días derramaría Su Espíritu
(Hch. 2:17).

Históricamente ha habido cuatro puntos de vista con respecto a la segundavenida
de Cristo: a. El punto de vista no literal espiritualizado: El punto de vista no
literaldice que no habrá un regreso literal, corporal, personal, de Cristo a latierra.
Una opinión moderna común sobre el regreso del Señor es elIlamado punto de
vista espiritual que identifica la venida de Cristo con elavance perpetuo de Cristo
en la Iglesia y que incluye muchos eventosnotables. También se dice que las
promesas de la segunda venida secumplen mediante su presencia espiritual con
su pueblo, que se introdujocon la venida del Espíritu Santo el día de Pentecostés,
fuecomplementada con la caída de Jerusalén. Y realmente cumplidamediante el
avance espiritual continuo de la Iglesia. En otras palabras, noes un evento sino

Por demás está decir que esepunto de vista se basa en la incredulidad a la Palabra de Dios o en elmétodo de espiritualizar la interpretación. Algunos posmilenaristas creen que toda laera de la Iglesia es el Milenio. pero antes del regreso de Cristo. Este movimientoprácticamente sucumbió con el colapso de los sueños utópicos despuésde las guerras mundiales. Otro factor en su deterioro fue el hecho de que alposmilenarismo se le hizo casi imposible resistir el asalto de la teologíaliberal. Su controversia es en cuanto a que sihabrá una segunda venida literal o no. y el tiempo de la venida de Cristo en relación con ese milenio. Enrealidad el posmilenarismo evangélico se diferencia principalmente delamilenarismo. o en la muerte de lossantos. antes del regreso de Cristo. b. delmilenio (por tanto post-milenio) Debiera añadirse que los principios posmilenaristas enseñan que laSegunda Venida será seguida inmediatamente por la resurrección y eljuicio general así como la iniciación plena del cielo y el infierno. Otros piensan que la cristianización de lasociedad llegará gradualmente y que será plenamente realizada en unfuturo remoto. El método de interpretación profética en el cual descansan tantoel posmilenarismo como el amilenarismo que no depende de una lecturaliteral del texto bíblico de la puerta abierta.Como ya vimos anteriormente los amilenaristas también creen esto. Hubo algunas variaciones a mediados del siglo XVII como resultado deuna reacción en contra del humanismo y la teología liberal pero no fuehasta después de las dos guerras mundiales que el posmilenarismocomenzó a perder su importancia e influencia. en su creencia sobre el triunfo final del bien sobre el malantes del retorno de Cristo. o en la conversión del individuo o en cualquier crisis de la historiao de la experiencia del individuo. esta posición es minoritaria entrelos evangélicos. Cristo regresa después. por lo menoshermenéuticamente hablando. Sostiene que mediante la predicación del Evangelio el mundo entero será cristianizado y sometidoal Evangelio. queson obra de Cristo (Este punto es sostenido por muchos modernistas denuestros días) Esta corriente considera que la segunda venida del Señor se cumplió enla destrucción de Jerusalén o el día de Pentecostés. la relación de Cristo con el milenio.que incluye todos los eventos de la era Cristiana. El nombre de esta corriente sederiva del hecho de que según esta teoría. pues siguengeneralmente la enseñanza del Antiguo Testamento sobre la naturalezade ese reino.Los seguidores de este punto de vista se adhieren a la doctrina de lasegunda venida literal y creen en un milenio literal. para que se aplique el mismo tipo de interpretación a otros temas tales como la deidad de Cristo y la autoridadde la Biblia. Su controversia es sobre cuestiones como quién instituye elmilenio. . El punto de vista postmilenario: Popular entre los teólogos del pactodel período posterior de la Reforma. Para los posmilenaristasla venida de Cristo cierra esta era y es seguida por el estado eterno. Hoy en día.

d. Los estudiantes de la historia de la iglesia primitiva generalmenteconcuerdan en que el premilenarismo . sino que la distinción que hace es falsa. Ningúnamilenarista niega que la Biblia enseña un Milenio. Elamilenarismo es el punto de vista que no cree en un futuro reino literal deCristo en la tierra por mil años. en cumplimiento de las promesas de Dioscontenidas en el Antiguo Testamento. retornará cree para encontrarse conella en el aire (esta no vez por su Iglesia. es la Segunda Venida de Cristoen gloria). piensan que las promesas hechas a David y Abraham sonincondicionales. Pero la palabraamilenarismo significa que no hay Milenio. El punto de vista premilenario es el que sostiene que Cristo volveráa la tierra. El punto de vista amilenario: El prefijo "a" significa no. la cual es un cuerpo particular en esta era que tieneun destino y una promesa diferentes a la de Israel. literal y corporalmente: El prefijo pre antes de la palabramilenarismo significa antes. durante los cuáles se cumplirán las promesas hechas al pueblo deIsrael. Un distinguidodefensor de lo que pudiéramos llamar el sistema de pensamientopremilenarista. que enseñaque Cristo viene después de lo que ellos consideran el milenio. Es similar al postmilenarismo. Sucontroversia es sobre la cuestión de que si habrá un milenio literal paraIsrael o si las promesas con respecto al milenio se están cumpliendoahora en la iglesia. es elcumplimento del reino milenario. Amilenarismo no sólo es una designación inaplicable debido a suimplicación negativa. lo definió así: Generalmente el sistema puedecaracterizarse de la siguiente forma: los premilenaristas creen queposeen la fe histórica de la Iglesia al sostener una interpretación literal delas Escrituras. Luego de esto el Señor retornará (esta es la Segunda Venida de Cristo) para establecer su reino en la tierra por milaños. Todos los amilenaristas lo creen. al final de esta era. en elperíodo intermedio entre los dos advenimientos.c. o si se cumple con los santos en el cielo»Se puede resumir en la idea de que no habrá otro milenio que el queexiste ahora. Se considera queSatanás estuvo limitado a la primera y La Segunda Venida. Por lo tanto el Premilenarismo sostiene lacreencia de que Cristo retornará antes de que se establezca el milenio yde hecho lo implantará cuando regrese a la tierra. y que el estado eterno seguirá inmediatamente después dela segunda venida de Cristo. el acontecimiento llamado arrebatamiento o el Rapto es antesde la tribulación en la tierra. Sus partidarios difieren en cuanto a si elmilenio se cumple en la tierra. Con respecto a este punto se ha declarado: «Su carácter más general esel de negar el reino literal de Cristo sobre la tierra. Los premilenaristasdicen que Cristo. Todas las profecías con respectoal reino están cumpliéndose espiritualmente ahora en la Iglesia. que tuvieron o tendrán un cumplimiento literal. El problema no es si seenseña el Milenio en Apocalipsis 20. bien sea en la tierra o en el cielo. Laspromesas hechas a Israel no han sido cumplidas o abrogadas de formaalguna por la iglesia.

regresará Jesús a la tierra a enjuiciar a vivos y muertos y después se pasará al reino eterno. pero porsupuesto la edad no garantiza la certeza. . pero son una referencia a los últimos mil años/o tiempo de la iglesia sobre la faz de la tierra. Después de que la iglesia haya completado esta tarea de conquistar el mundo y traer la paz mundíal por medio del evangelio. los mil años de paz son a veces literales y a veces figurativos. Que esta es la más antigua de las tresposiciones milenaristas es algo prácticamente indudable. El Postmilenarismo se asemeja al premilenarismo en que tambien busca un periodo de grandes glorias terrenales para la iglesia como el nuevo Israel pero este lo busca antes de la Segunda Venida de Cristo. .era el punto de vista sostenido por muchos en la era pos-apostólica. Postmilenarismo: El Postmilenarismo mantiene una posición similar al Amilenarismo (no ve reino futuro de Israel) con la diferencia de que se cree que la iglesia llegará a dominar el mundo y el poder de la iglesia será sobre todo gobierno. y no después como lo hacen los premilenaristas. Esta interpretación escatológica fue desarrollada en el siglo XVIII y parece estar ganando seguidores especialmente de entre las iglesias reformadas. Este punto de vista prevaleció.