Luego de que más de 160 países en el mundo firmaran el Protocolo de Kioto en el año 1996 sobre cambio

climático, para lograr que las naciones desarrolladas disminuyan sus emisiones de gases de efecto
invernadero, surgió el mercado de los créditos o bonos de carbono.
Aunque el primer período de compromisos del protocolo concluyó el 31 de diciembre de 2013, este se
mantiene vigente y aún falta por definir el segundo período de compromisos de los niveles de reducción de
emisiones para los países desarrollados que son parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre
el Cambio Climático, que aprobó el citado documento.
Los bonos de carbono son las Reducciones Certificadas de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (CER,
por sus siglas en inglés). Cada bono representa el derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono.
Estimaciones hechas globalmente revelan que para el año 2002 se dieron transacciones por el
orden de 70 millones de toneladas de CO2 o dióxido de carbono, mientras que para 2006 dentro
del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) de las Naciones Unidas se transaron bonos por 522
millones de toneladas.
Una empresa contaminante puede adquirir los bonos de carbono y de esta forma financiar
proyectos de sustentabilidad ambiental en su propio país de origen o en otro.
En este mercado existen dos escenarios: en uno se maneja el carbono regulado, de cumplimiento
u obligatorio, y en el otro es voluntario. Estos son dos mecanismos que permiten que personas,
empresas, gobiernos se vean obligados o creen conciencia de ayudar a mitigar el daño causado al
planeta por sus actividades cotidianas.
“Considero que es un poco triste que solo al hacer del proceso de conservación un tema
obligatorio, o darle un valor económico al mismo, sea la única manera de fomentar este tema”,
opina Ricardo A. de Ycaza, director de Proyectos e Investigaciones de la Asociación Nacional para
la Conservación de la Naturaleza (Ancon).
CONTAMI
NACIÓN.
Los países
desarrolla
dos deben
reducir
sus
emisiones
de gases
de efecto
invernade
ro.
FOTOLIA

Los proyectos
El interés de Panamá en el tema nace por su entrada como país miembro de la Convención Marco
de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y de su adhesión al Protocolo de Kioto. En este
marco se institucionaliza el MDL, que establece el mercado regulado de carbono.
En Panamá este negocio es incipiente y está enmarcado en el escenario del mercado de bonos de

dice el ejecutivo. y la otra es a través de privada empresas certificadoras. Con la parte operativa están haciendo acciones para monitorear su huella de carbono y así establecer proyectos que puedan reducir sus emisiones. Las certificadoras deben estar registradas en la Junta Ejecutiva del MDL. sostiene que se hizo un estudio para contabilizar las emisiones por el consumo de combustible en la vía acuática. Tienen pendiente la emisión de los créditos de carbono. Foto cortesía de Ancon Lisbeth Vergara. las cuales se denominan organizaciones evaluadoras designadas (DOE. Ángel Ureña Vargas. pero también lo han hecho algunas vinculadas a proyectos eólicos. que solo deben esperar los CER. compensa también la emisión [combustible] por el paso de barcos y por el equipo rodante que mueve el ción de Canal de Panamá [locomotoras. dice que la entidad estableció una estrategia integral que se enmarca en la “Ruta Verde” del Canal de Panamá encaminada a ejecutar proyectos que reduzcan emisiones de combustible de la parte operativa de la vía. está reforestando casi 7 mil hectáreas en plantaciones de especies nativas con miembros de las comunidades de la cuenca. explica Vergara. gerente de evaluación ambiental de la ACP. Explica que la ACP vio la posibilidad de unir lo que está haciendo en la cuenca con mercados internacionales de carbono. Este grupo debe pasar un registro y luego lograr la emisión de los CER. por sus siglas en inglés). que aún están en proceso. . PROTECCI ÓN. Actualmente la ACP está implementando un programa de incentivos económicos ambientales en la cuenca canalera. Los resultados esperan tenerlos en un mes. hídrica como termo. “Estamos reforestando árboles de café bajo sombra que tienen una alta absorción de dióxido de carbono. además se carbono a elabora una herramienta para que el final de cada año se incluyan estos datos. flota vehicular y lanchas]”. afirma la Anam. La entidad revela que la mayor cantidad de empresas que han gestionado proyectos bajo el MDL incluye hidroeléctricas. de Punta Patiño en Darién.carbono voluntario. Entre ellas se pueden mencionar a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y algunas empresas del sector eléctrico. lo que nos da la posibilidad de generar créditos”. En el marco del MDL existen 17 proyectos en proceso de validación con un total de un millón 618 mil 802 toneladas de CO2. Mientras que 26 proyectos ya están registrados por la Junta Ejecutiva del MDL con un total de un millón 901 mil 588 toneladas de CO2 equivalente. de biomasa y de captura de metano. encargada del programa de la “Ruta Verde” de la ACP. asegura la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam). Hasta ahora se ha logrado captar el interés de algunas empresas que han empezado a realizar sus gestiones para adquirir los bonos o créditos de carbono. y que a su vez se mitigue el dióxido de carbono a través de proyectos forestales. No existe ninguna DOE panameña que esté acreditada para certificar proyectos MDL. De esta forma se través de podrá conocer si las acciones que están aplicando tienen algún impacto. Para ello. emisiones de Con esta acción se busca establecer la huella de carbono que genera el Canal. la conservac Valor en el mercado ión de la reserva La venta de los bonos o créditos de carbono se puede hacer de dos formas: una es por venta en natural bolsas creadas para estas transacciones en el mercado internacional. Ancon promueve la “Así tenemos las emisiones que hay por la generación de energía eléctrica.

Foto cortesía de la ACP Ureña.El precio por tonelada de C02 o dióxido de carbono del mercado obligatorio o de cumplimiento hace tres años estaba en $18 la tonelada. explica que fueron la primera compañía en el país en vender créditos de carbono de bosques de Chiriquí en el año 1998. Explica que por ejemplo. por lo que están haciendo inversiones para mejorar su producción de ganado. sino lo que implica el trabajo social. Mientras la producción de créditos de cumplimiento ha subido. Petra Kollmannsberger. destaca Vergara. Vergara dice que si el Canal fuera una compañía que tiene muchas áreas que reforestar sin moradores sería muy fácil. y ahora oscila entre $1. gerente de Panamá de Forest Finance.00 y $0. de la ACP. uno de los beneficiar ios del Programa de Incentivos Económic os Ambiental es de la Autoridad del Canal de Panamá.50 debido según algunos expertos. tiene un monto cercano a los $19 millones. La inversión en el programa de incentivos económicos ambientales. fue la compañía que hizo la certificación Carbon Fix de la ACP. opina que la calidad de los créditos de carbono “tiene valor agregado” cuando se trata de un proyecto forestal ya que se integra a las comunidades. un bosque que captura 200 toneladas de CO2 a un precio de $10 la tonelada se vende a $2 mil. Israel Rodríguez . a la sobreoferta de créditos. la Anam atribuye tal situación a que terminó el primer período de compromisos del Protocolo de Kioto y cuyos futuros compromisos aún no se han definido. café. y la ganancia neta es de $1. “La idea es que esta inversión sirva para mejorar la situación económica de las personas de esas áreas. es decir que tienen un valor agregado con muchos cobeneficios. Los créditos de carbono que esperan generar de estos proyectos son tipo boutique. De hecho.000. pero existen áreas donde viven otras personas. que nos dé crédito de carbono y que nos proteja el recurso hídrico”. En tanto. su consumo ha bajado y por ende sus precios. conceptualizado como un proyecto de inversiones de la ACP. La empresa certifica los bonos principalmente al mercado alemán. comunitario y acciones que ayudan a la biodiversidad. . ya que no solo se trata de la mitigación del carbono. así como para proteger las fuentes hídricas que no solo son para el consumo local sino para la operación del Canal de Panamá. PROYECT O. A manera de ejemplo.