Frutas en la Cosmética

Cuando se habla del cuidado del cuerpo y belleza en general, utilizar y
consumir productos naturales es una de las principales tendencias del
mundo moderno, la tecnología en la cosmética es consiente de ello y, en la
actualidad, desarrolla productos que aprovechan las propiedades de las
frutas en beneficio de la piel.
A diferencia de la frutoterapia, especialidad de la medicina alternativa que
usa los nutrientes, vitaminas, minerales, antioxidantes y acidos organicos de
las frutas para curar, la cosmetología ha encontrado la forma de hacer llegar
estos nutrientes a la dermi, con el propósito de humectar y ayudar a su
regeneración.
Ante el auge de productos alimenticios que ingresan con éxito al mercado,
muchas casas comerciales de estética han desarrollado elementos con los
principios activos que las frutas poseen, otras lo han hecho a través del
proceso de deshidratar la fruta y adicionarla a sus productos. Los
conocedores del tema señalan que cualquiera que sea la forma como se
usen, es una excelente alternativa para el cuidado de la piel.
De igual manera, se han llevado acabo estudios que se centran en
redescubrir las aplicaciones de varias frutas como kiwi, manzana, melón,
naranja, piña, maracuyá y otras más exóticas que, por su composición,
ayudan a mejorar el aspecto de la dermis. Estas son algunas que se
encuentran con facilidad y son utilizados en la cosmética:
La uchuva, cuyo nombre científico es physalis peruviana, es una planta rica
en vitamina C y ácidos orgánicos como los alfa hidroxiácidos, los cuales
contribuyen a remover la capa superficial de la piel, logrando así una
apariencia fresca y juvenil. Reciente estudios también han demostrado su
utilidad antiinflamatoria y regenerante para la epidermis.
La semilla y la piel de la uva o vitis vinífera es rejuvenecedora, su pulpa es
fuente de activos entre los que se destacan la vitamina B, azucares,
minerales y oligoelementos fundamentales para el buen funcionamiento de
la dermis, así como el acido málico, que tiene propiedades exfoliantes. Por
otra parte ayuda al cuerpo a repararse por si mismo, gracias a su poli
fenoles y antioxidantes naturales, que permiten reducir la actividad de los
radicales libres, no en vano la cosmética cuenta con gran cantidad de
productos que contienen antioxidantes, entre ellos los que tienen uva.
Otra de las frutas de gran utilidad es la fresa, que por su contenido de
vitamina C, aplicada en forma de mascarilla, como se encuentra en la
actualidad en los mercados de la estética, es apropiada para hidratar el
cutis y dejarlo con una apariencia juvenil.