El diseño como tantas otras surgió cuando el hombre tuvo necesidad de comunicarse

y de expresar sus necesidades primarias de supervivencia, se puede decir que el
Diseño apareció con el desarrollo mismo de la civilización.
Los expertos discrepan sobre las raíces del diseño. Algunos identifican las pinturas
rupestres como ejemplos ancestrales de los signos gráficos; otros reconocen sus
formas embrionarias en Egipto, Grecia, México y Roma. Varios autores consideran
que el diseño surge al mismo tiempo que la imprenta. Una corriente apunta a las
vanguardias artísticas del inicio de este siglo. Otros, todavía, emplazan al
pensamiento contemporáneo, con respecto al diseño, después de la segunda guerra
mundial, como un fenómeno adjunto al fuerte desarrollo industrial y de los medios de
comunicación.
Es posible admitir que, en un sentido más amplio, la comunicación visual tiene una
historia muy larga. Cuando el hombre primitivo buscaba alimento y encontraba una
huella de animal impresa en el lodo, en realidad estaba recibiendo un mensaje a
través de un signo gráfico.
Sin embargo, a pesar del largo recorrido hacia la actualidad de la comunicación visual,
es posible abalizar que el diseño como actividad moderna se constituirá como una
demanda de la revolución industrial.

El Arts and Crafts ("Artes y Oficios" o también "Artes y Artesanías")1
El Arts & Crafts se asocia sobre todo con la figura de William Morris, artesano, impresor,
diseñador, escritor, poeta, activista político y, en fin, hombre polifacético que se ocupó de
la recuperación de artes y oficios medievales, renegando de las nacientes formas de
producción en masa quien a través de la empresa Morris, Marshal, Faulkner and Co.
revolucionó el diseño de objetos de su época.
Artes y artesanías (arts and crafts) fue un enorme movimiento de ambición intelectual y con
frecuencia habilidad artística superlativa, que abarca todo, desde broches esmaltados hasta
iglesias, en lugares tan diversos como Budapest y California. Nacido de pensadores y
profesionales en la Inglaterra victoriana que desesperó de la confusión adornado, que parecía
ser arquitectura y diseño omnipresente, era un movimiento en torno a la integridad. Se trataba
de respetar sus materiales, y la forma en que se utilizaban. Se trataba de mostrar cómo se
construyeron las cosas, de modo que nunca parecían diferentes de lo que eran en realidad.
Se caracterizó por motivos medievales utilizados por Morris para la ornamentación de sus diseños, pero lo
más significativo de este movimiento, fue el concepto vanguardista que utilizó, es decir la unión entre arte y
diseño que posteriormente influirá en el Art Nouveau y que Morris utilizó como objetivo en toda empresa y
escuela que influyó.