EXPOSICIÓN

Producción

Museo Julio Romero de Torres

Montaje

Diputación Provincial de Córdoba y Fundación

Palacio de Viana

Emilio Calderón Márquez

Provincial de Artes Plásticas “Rafael Botí”

Universidad de Córdoba

Casares S.L.

Proyecto

Rafael Barón

Ángel Córdoba (Manmaku)

Carlota Álvarez Basso

Manuel Cachinero

Daniel Egea Peña

Comisario

Blanca Ciudad

Juan Marín Gil

Gerardo Mosquera

Luisa Mª García

Carpintería Obregón

Comisario Asistente

Araceli López

Pinturas y Barnizados Zea S.L.

Óscar Fernández López

María Isabel Navajas

Francisco Rubio Rodríguez

Coordinación General

Julia Sesma Gutiérrez

José Antonio Ruiz Caballero

Vicente Rabasco Bravo

Asistencia en producción

Viveros Santa Marta S.L.

Diego Ruiz Alcubilla

Lillebith Fadraga

Servisector S.L.

Mercedes Tirado Pastor

Azahara García Galiot

Tragacanto S.L.

Programa Educativo

Juan Ángel Gómez y Anja Tiedemann

Arte 21, S.L.

José Álvarez Gómez

Sascha Andre Hahn

Transporte

Colaboran

Sara Moyano Reina

Fundación Provincial de

Archivo Municipal de Córdoba

Rafael Obregón Romero

Artes Plásticas “Rafael Botí”

Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses

Kalin Serapionov

Transal S.L.

Asociación de Patios Cordobeses "Claveles

Ramón Torres Piernagorda

Seguro

y Gitanillas"

Asistencia en montaje y exposición

International Broking S.L.

Ayuntamiento de Córdoba

Pedro Domínguez Asensio

Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía

Francisco Javier Fernández García

Delegación de Cultura del Ayuntamiento

Juan Muñoz Pérez

de Córdoba

Ana Isabel Ocaña Martín

Delegación de Presidencia y Turismo

Sixto Rodríguez

del Ayuntamiento de Córdoba

Esther Virginia Salguero Lucena

Facultad de Filosofía y Letras

Davy Wihelmus Heuvel

de la Universidad de Córdoba

Diseño

Fundación Cajasur

Zum Creativos S.L.

Instituto Municipal de Desarrollo Económico

Iluminación

y Empleo de Córdoba

Línea Iluminación

Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba

Medios Audiovisuales

Museo de Bellas Artes de Córdoba

Congress System S.L.

CATÁLOGO

Edita

Diputación Provincial de Córdoba y Fundación
Provincial de Artes Plásticas “Rafael Botí”
Textos

Jesús Alcaide
Carlota Álvarez Basso
María de Corral
Lillebith Fadraga
Óscar Fernández López
Glenda León
Francisco Mellado Calderón
Gerardo Mosquera
Coordinación

Miguel Álvarez Bernal
Diseño y Maquetación

Zum Creativos S.L.
Fotomecánica

Fotograbados Casares S.L.
Fotografía

Tete Álvarez, José Carlos Nievas
Traducciones

Eurolingua, S.L
Imprime

Servicio de Ediciones y Publicaciones de la
Diputación Provincial de Córdoba. Imprenta
Provincial
I.S.B.N.

XXXXXXXX
Depósito Legal

XXXXXXXX

© de los textos: sus autores
© de las fotografías: sus autores
© de la presente edición: Diputación Provincial
de Córdoba y Fundación Provincial de Artes
Plásticas “Rafael Botí”

4 .

5 .

6 .

7 .

8 .

9 .

.

.

urba nismo y pod er urbanismo y poder comisariado Carlos márquez moreno 14 .

Cuestión crucial y necesaria para del Proyecto HAR2008-04840/ trabajo se es resultado HIST. pero dirigido por el Prof.1 LA PERVIVENCIA DE NUESTRAS RAICES CLÁSICAS Carlos Márquez y Ana Felipe Colodrero o 1 A modo de introducción La investigación arqueológica en la búsqueda del conocimiento de la ciudad romana 1 Este de Córdoba no es más que una cuestión de matices. sin lugar a dudas. que deben ser interpretadas por el arqueólogo y colocadas. “La presencia del princeps”. el funcionamiento del centro monumental de la ciudad romana de Córdoba teniendo como hilo argumental las vinculaciones que ella pudiera haber tenido con la capital del imperio. Angel Ventura siempre matizada por la investigación y los avances por parte de quienes indagan en el Villanueva y del Grupo HUM-882 tema. en su sitio y momento exactos. Roma. Es por ello que debe festejarse la celebración de esta exposición como una nueva del Plan Andaluz de Investigación. La que aquí se presenta no es más que la modesta aportación de un Grupo de Investigación del Seminario de Arqueología1 de la Universidad de Córdoba que tiene como objetivo el presentar la nueva imagen (nueva por ser la última) del sector intramuros de la Córdoba romana. Resulta fundamental para poder evaluar qué tuvo Roma de modelo y cómo llegó a perfilarse su difusión por provincias el trabajo recientemente publicado por Pilar León-Castro2 que tiene como principal mérito el haber sistematizado en algunas carac- 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 15 urbanismo y poder . aproximación a la Córdoba romana ¿Y cuáles serían esos matices a los que antes nos referíamos? La respuesta viene de la mano de todas aquellas novedades respecto al “corpus” teórico que la investigación ha planteado hasta justamente este momento. en el esquema aceptado por la crítica hasta ese momento para poder así progresar. entender la evolución histórica posterior hasta nuestros días. La investigación va sacando a la luz nuevos datos. El objetivo de esta Muestra es el intentar explicar del modo más asequible posible. la Urbs por excelencia. ideas.

ganadería. Destaca la autora. queda de manifiesto la atracción de la capital provincial para las élites de las localidades de la provincia. en lo que Monterroso denomina “citas parciales”. La primera aportación al tema de la emulación viene dada de la mano de Antonio Monterroso. La imposibilidad de copiar a Roma se debe a la especificidad del modelo al tratarse de una megalópolis y por la diversidad de sus habitantes que allí viven. Si bien es cierto que el modelo Roma puede encontrarse a algunos edificios o complejos edilicios de mayor o menor monumentalidad. quien comienza advirtiendo la veteranía del concepto materializado por Roma-modelo como objeto de estudio. El autor deja constancia documentada de los artífices de las 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 16 urbanismo y poder . teatro. Vid. vez como consecuencia del mismo. sobre el tema de las élites. consecuencia indirecta de la cercanía de Itálica. En realidad. minería. se nos presentan por parte de Ana Felipe unas reflexiones que ponen de manifiesto de qué modo ciudades del entorno (Écija en este caso. lo que se quiere copiar es la majestad del pueblo romano. pero podría extrapolarse a otros ejemplos) reciben las influencias de la capital del imperio y también de la capital provincial. quien nos ayuda a visualizar los distintos elementos urbanos que componen la ciudad: foros. porque de ello se encarga Angel Ventura. Hay que buscar en el detalle esta emulatio. el relevante papel que 3 Aplicado las élites provinciales tuvieron en este proceso: “Conservadora y pragmática. RODRÍ- Pero tan interesante como la emulación del modelo representado por la Urbs. etc: La imbricación de cada uno de ellos. lo concluyente del trabajo de Monterroso es que “la calidad e influencia del pensamiento de los hombres de Córdoba es el verdadero reflejo de Roma”. de actuar como centro de poder3 y transmisora de esos mismos modelos. ción en el nuevo orden social”.terísticas el complejísimo y variado mundo de la difusión del modelo Roma en toda la 2 León amplitud del imperio. 23-42. el antes y el después de tan monumentales enclaves. requiere de un análisis histórico que explique las circunstancias más importantes que esta ciudad vivió en época romana. templos. etc: la ciudad había sido previamente planificada para seguridad y comodidad de sus habitantes. y tal GUEZ NEILA-MELCHOR 2006. creación de talleres locales y estilos… En el caso astigitano es también digno de relieve la importancia que tuvo la arquitectura astigitana en el periodo adrianeo. se nos presenta la capacidad por parte de la capital de provincia. MELCHOR 2006 y en general analizando de qué modo Roma fue modelo para Córdoba. A tal fin. la sociedad provincial jugó esta baza sabedora de que era la manera de afirmar y consolidar su posi- 2011. y protagonizado por elementos arquitectónicos. a las élites. políticas y religiosas a los que sus ciudadanos estaban obligados. Pues es justamente aquí donde nace nuestra exposición. en un proceso donde intervienen realidades distintas según el momento y las posibilidades de la ciudad: importación de manufacturas. Córdoba. Toda ciudad romana fue concebida como entidad destinada a explotar el territorio circundante. La primera reflexión viene motivada por la futilidad de querer evaluar a Roma. y así lo reflejan las fuentes escritas. aunque también nos sorprende una particular vinculación de nuestra ciudad a la figura de Augusto a través de los mensajes que la ceca patriciense acuñó en sus monedas. pero además debía estar perfectamente dotada de una serie de edificios destinados a cumplir con las obligaciones sociales. No vamos a entrar a definir el urbanismo de la ciudad romana de Córdoba. del que procedía su riqueza: agricultura. de forma muy acertada.

que sirvió de marco arquitectónico de actividades culturales y judiciales: se trata de una construcción de planta semicircular compuesta por un banco corrido dentro de un lujoso marco arquitectónico. La vida del monumento se inicia en el cambio de era y sería un terremoto en el siglo III (del que quedan señales incuestionables en la estratigrafía) quien señalara el fin de sus actividades. donde las élites se autorrepresentaban. además. estratigráficamente. Concluyen los autores que formaría parte del Forum Novum cordobés por el empleo de mármol de Carrara y las marcas de cantero allí localizadas. fundamentalmente togadas. lugar por excelencia de representación del poder. de destrucción. mal conocidos y que componen el perímetro de nuestro foro son los que albergan las distintas funciones urbanas. Pero será el periodo julio-claudio el que más brillo dé a la colonia y a su foro colonial. Sobre las funciones del mismo y sobre su imagen nos habla J. El reaprovechamiento del material arquitectónico sería el último de los latidos del monumental edificio.“tres” fundaciones de nuestra colonia y de las vicisitudes que tuvieron que sortearse en los primeros siglos de existencia. como por ejemplo los pórticos y los canales perimetrales para desalojar el agua de lluvia. a continuación. pero también de esperanza al ver la monumental plaza erigida y pavimentada en época de Augusto. A él dedica Juan de Dios Borrego sus reflexiones informándonos en primer lugar de la historia del descubrimiento del yacimiento para. el análisis detallado del mismo les conduce a vincular su construcción con el culto imperial en la capital de la provincia Bética. Las guerras civiles nos hablan. cuando la llegada de agua con el nuevo acueducto trae como consecuencia la construcción de fuentes de uso público. pues será entonces cuando adquiera el grado de monumentalidad y colosalidad de la que dan fe los restos allí localizados. el foro colonial. no puede ser de otro modo. plaza y templo. inserto con toda probabilidad en el Forum Novum. Almoguera en un trabajo donde. a través de los retratos y esculturas de los miembros de la familia imperial. Sin lugar a dudas. entre ellas destacaría la basílica y los arcos honoríficos. Vinculado con este complejo edilicio se presenta por parte de Sandra Torreras y Angel Ventura un nuevo edificio. localizados al sur del Foro Colonial y que se conoce como Forum Adiectum o Forum Novum. Antonio Peña y Ana Portillo. M. Allí se nos cuenta la modestia del foro republicano. mediante inscripciones y esculturas. La Córdoba romana contó con un foro desde el momento de su fundación. pavimentado con tierra pero contando ya con elementos que facilitaban el paso a quien por allí cruzaba. destacando el importante papel que tuvo este recinto en los circuitos procesionales lúdico-religiosos de la ciudad. Como verdadero hápax aparece en el urbanismo cordobés el colosal conjunto formado por pórtico. Los edificios. señalar de forma pormenorizada el entorno urbano y la caracterización arquitectónica del edificio que demuestra de forma fehaciente una “clara voluntad por monumentalizar la capital de la Provincia Baetica”. el teatro es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad romana en el primer periodo imperial. Al templo en concreto dedican su atención Ángel Ventura. la historiografía tiene mucho peso dada la escasez de excavaciones en esa parte de la ciudad. con los que se cierra ese brillante ciclo desarrollado en las décadas centrales del siglo primero de nuestra Era. 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 17 urbanismo y poder .

Las distintas funciones que la crítica ha ido concediendo al conjunto vienen expuestas de forma resumida por la autora así como la vida que dicha zona tuvo en momentos posteriores. El siguiente hito urbano que aquí planteamos tiene al templo de la calle de Claudio Marcelo como protagonista. donde el cristianismo tendrá una enorme importancia generando una nueva arquitectura sacra de carácter monumental. La interpretación como tal desde los primeros momentos de su descubrimiento puso a Córdoba. Monterroso en su trabajo. El principal argumento del que parte Monterroso en esta nueva interpretación del templo de la calle de Claudio Marcelo viene dado por el análisis de lo excepcional de su ubicación: ocupando una zona donde previamente estaba la muralla. se plantea que este edificio actúa a modo de elemento urbano expiatorio precisamente por haber derribado parte de sus sagrados límites pomeriales. cronología e incluso modelos tiene el mismo. sin olvidar el problema planteado por el Palacio de Cercadilla. Tras una introducción historiográfica. si bien. Acisclo. Importante fue la basculación que el centro de poder de la ciudad tiene hacia la zona sur. 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 18 urbanismo y poder .ambiente donde se llevarían a cabo bien juicios. hasta el periodo visigodo e islámico. Importante es la aportación que hace Isabel Mª Sánchez sobre la desfiguración de la ciudad clásica. tiene un especial interés el terremoto detectado por las estratigrafías a mediados del siglo III de C y la construcción de la Mezquita Aljama. Tema controvertido donde los haya es el que analiza Mª Camino Fuertes: el Palacio Imperial de Cercadilla.M. palacio llamado a tener desde pronto otros usos. La idea defendida por Hidalgo y sostenida por Fuertes ha sido desde el primer momento sometida a crítica. analizando la todavía problemática que rodea al edificio en lo que a función. concluye con que es un elemento que debe vincularse a la colonia más que a la provincia. se aceptaba ya su decadencia. de forma tradicional. al menos para quien esto escribe. siendo protagonista el reaprovechamiento de material. Peña aporta en este trabajo una explicación plausible y probable de los edificios a los que afectaría este fenómeno histórico llegando. destaca mencionar el trabajo que cierra nuestro apartado y que ha sido encargado a Antonio Peña. Por novedoso. A partir de esta reflexión. A través de una serie de relaciones con lo sucedido en esas mismas fechas en Roma. J. la autora demuestra una continuada vinculación a Roma en un urbanismo ya muy transformado respecto al clásico. como centro del poder en el tercio meridional peninsular en un momento en que. como veíamos. sigue siendo válida por los argumentos esgrimidos: la creación de un Palacio por parte del emperador Maximiano Hercúleo. Almoguera nos pone al día de los principales hitos en su estudio. o bien actividades de oratoria y literarias que tenían el foro como sede. Como importante fue también la sustitución de edificios civiles por otros eclesiásticos que demuestran el nuevo poder urbano. el trabajo de Isabel Sánchez aclara de forma notable el panorama en unos siglos cruciales de transformación urbana. En el caso de Córdoba. y donde figuras como Osio. una vez más. Zoilo cuentan con papeles protagonistas en la nueva ciudad. donde se mantendrá varios siglos. A todas las teorías anteriores se suma la que propone A. A pesar de las muchas lagunas que la arqueología no ha podido hasta ahora resolver.

15. 9. HES- modelos se manifiestan con fidelidad. Y la respuesta viene de la mano de otra pregunta: ¿qué beneficio se alcanzaba con ello? En primer lugar. vemos que alcanza todos los aspectos de la imagen urbana.158. 1986. 56. figs. sino en una recepción Para M. un modelo debe ser capaz de crear una imagen que estéticamente quede asociada a un edificio. romanización fue un proceso muy eficaz donde todos los mecanismos de traslado de CAVALIERI. 187. en la medida de lo que las circunstancias romano en provincias”: LEÓN. figs. puedan alejarse del esquema teórico marcado. nº 34. MÁRQUEZ 1993a. 428). Tav. lám. propia astigitana observamos las características que se derivan de este proceso: 10 WARD PERKINS. TRILLMICH. 4 para su mantenimiento.C. en 1983. 1972. 33. 1998. PENSA- BENE. 35. siendo éste el caso del capitel de influencia corintio-itálica lám. a la vez. El orden empleado es el corintio “de formas itálicas”. que aseguren la continuidad y el 23 y ss. Si buscamos un modelo éste deberá ser conocido y. expresión afortu- y asimilación en profundidad que a su vez facilita su difusión . 1951. 95-96. GUTIÉRREZ BEHEMERID. 137. 40-41. no se produzcan cambios o variables que 49. 2006. lám. requiere de la inserción en el mismo de una serie de estructu- sión sobre el tema de la transmi- Una profunda y acertada revi- sión de modelos en: LEÓN. al menos. 2011. hasta el momento en el que los talleres 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 19 urbanismo y poder . kat. 52. nº 198. 1973.BUFÉ. Pero la evocación del modelo se manifiesta con particular energía en el empleo del mármol como consecuencia de un fenómeno de recepción ideológica9. 2000. serie de reglas a las que deben se compartía una suerte de arbitraje estatal en el que las provincias aceptaban. lo más concreto posible. surgiendo la necesidad de abastecerse de materiales importados realizados en mármol. nº 14. según los territorios. en todo territorio ocupado. fig. el que las interacciones no afecten. 362. y que no consiste en una mera copia del modelo de la Urbs. culturales. 127. Definido por P. nº 21. 24 a y b. Roma se propone reproducirse. 1987. 23-26. sustentadas sobre éstas. 23 y ss. El estudio de la decoración arquitectónica de la Colonia Augusta Firma Astigi (Écija. léase caput provinciae. 1992. 23. es decir.I d. LAUTER. Pronta introducción de formas itálicas y productos de importación Las primeras formas itálicas llegan en el momento fundacional y se realizan en materiales locales.2 El reflejo de la capital provincial: el caso de Astigi El proceso de romanización no deja de ser un proceso de conquista del territorio que. diversidad de resultados. de recepción del modelo5. se consolidaban los valores nada del proceso que observamos en el caso de las copias porque implica el establecimiento de una y ventajas materiales que la propia romanización llevaba consigo y en segundo lugar. 132. XVIII. 1 realizado en calcarenita estucada y que atribuimos al templo fundacional de la colonia7.. la supervisión como forma de gestión para sus sociedades. 2008a. figs. 9 GUTIÉRREZ BEHEMERID. pero siempre presenta un marcado carácter de capilaridad. 95. LEÓN. En lo que a la arquitectura se refiere. 1981. MARTÍNEZ. arraigo de esa conquista. 8-9. Se encuadra en quedando reflejado hasta en el último detalle de la decoración arquitectónica de los edificios6. León como “arte lo permiten. 1978. PENSABENE. 1. Bendala esta elevada ti- pificación de elementos y modelos arquitectónicos “materializaba un lenguaje poco equívoco” (BENDALA. Sevilla) nos ha permitido constatar este hecho.. todos sus rasgos morfológicos nos hablan de ese “sabor helenístico”8. SPERTI. en 6 la mayoría de los casos a través de la unidad administrativa superior. 330. en gran atenerse los talleres y redunda en medida. De lo anteriormente dicho se deriva que la organización urbana se llevó a cabo gracias a la copia de mode- la mayor o menor capacidad para evolucionar a partir del modelo preexistente. 1998.C. BERG. Esta labor produce en su desarrollo una gran 2011. El nuevo material requería un cambio en el estilo arquitectónico10. Cabe preguntarse por 4 qué estos modelos fueron tan exitosos. los que previamente se habían ensayado con éxito. la transición del siglo I a. 23. En la génesis del desarrollo de la entidad 2011. Pero el objetivo de Roma no tiende sólo a la explotación ciega 5 del territorio. ras materiales y. con diferentes grados de desarrollo 7 FELIPE. Podemos afirmar que para el caso que nos ocupa en la Baetica la 8 DRERUP. imponiendo un canon determinado. 1986. Como prueba de la validez del mecanismo nº 35.

4 que ha de considerarse como 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 20 urbanismo y poder . En 11 Astigi la introducción del mármol. 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 locales consigan el dominio. Márquez en la transición de eras13. 1. cian su función pública y que ha sido fechado por C.C. lámina 3 Asimilación de modelos de los centros productivos de la Caput Provinciae. con ayuda de talleres urbanos. como elemento de prestigio. 2008a. fig. 2001. 2 y 3.1 2 3 lámina 1 y 2 Introducción de formas itálicas y productos de importación. 13 MÁRQUEZ. se realiza a comien- para el caso de la capital provin- zos del siglo I d. 2004a. 117. fig. 1. al igual que ocurre en Colonia Patricia12. El segundo es un capitel compuesto lám. 342-343. del nuevo material11. Márquez cial: MÁRQUEZ. cuyas dimensiones eviden- Como establece C. Uno de los primeros ejemplos es un capitel jónico excepcional lám. 12 MÁRQUEZ. 30.

Hay que vincular también este capi- del Scherenkymation. 44. 1995. fig. obra de un auténtico maestro itálico perfectamente 14 conocedor de los modelos augusteos. 1996. es un ejemplar 15 selecto por la finura del trabajo de labra y el equilibrio en la distribución de la 16 MÁRQUEZ. que cuenta con un pedúnculo que une los lóbulos AHRENS. 2004b. 10 datado en la MÁRQUEZ. nº 62.C. 6. 2005. 345.3. lám. fig. 3. que puede considerarse como una síntesis decorativa de los caracteres 17 Márquez 2001. nos 6. 213. nº h5. 2006.C. 40. 8 ha SCHÖRNER. Se de- 1998. 125 y 182. inédito. nº 21 e Itálica: primera mitad del siglo I d. perduración de estilos y un evidente conservadu- 22 HESBERG. lám. 9. al igual que ocurre con el capitel de pilastra 4. nº 32. 299. fig. 1993a. HESBERG. 13 con paralelos en los reutilizados en la MÁRQUEZ. 11 es un arquitrabe de la 25 primera mitad del siglo II d. 1993a. finales del siglo II d. MÁRQUEZ MÁRQUEZ. 1993a. 1971. expuesto en el Museo Histórico y Arqueológico Municipal de Baena (Córdoba) es un fiel reflejo de un capitel lám. 2005. lám. Este fenómeno de la importación lo vemos refleja- Talleres que elaboraban piezas Corintizantes: MÁRQUEZ. lám. Márquez aporta nuevos paralelos Asimilación de modelos de los centros productivos de la Caput Provinciae en Aquileia. Un capitel corintizante.obra de importación. el ejemplar lám. Esta dependen21 cia con los talleres patriciences se prolonga a lo largo del tiempo como demues- La decoración del pulvino con hojas acantizantes sólo encuentra paralelos en Colonia Patricia: MÁRQUEZ. fig. (II. do nuevamente en un capitel corintio asiático lám.C. II. Mezquita-Catedral de Córdoba23 y un jónico24 lám. o bien. 2. de previamente se había asimilado el modelo de Roma. 19. 262. 2001. 1996. 20 la producción arquitectónica de talleres localizados en Colonia Patricia18. 119.  FELIPE. Márquez16. 2004. fig. 1993a. 1993a. El fragmento lám. Para mayor detalle remitimos al catálogo de los órdenes Jónico. nota a pie nº 20. FELIPE. 12. 1280. considerado como obra importada y 18 perteneciente además a un ámbito sacro. Taf. 37. 161. 144. 1. 16 sigue las tendencias que muestra el taller de Colonia Patricia27. vegetación.22. Astigi dependió estrechamente de MÁRQUEZ. 23 PEÑA. 160. 14 y 15 realizado en caliza blanca y cuyo carrete se decora con hojas acantizantes25. 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 21 urbanismo y poder .C. 2. El fragmento de relieve decorado con un roleo acantiforme lám. sido ampliamente estudiado por C. nº 17) y el Asia Menor. lám. fig. o bien. 20. 1. Un aspecto interesante deriva de la evidente transmisión de estos modelos que debió seguir su curso hacia las ciudades que componían el área de influencia del conventus astigitanus. 1982. 25. 18 y 28. 133.: el motivo del pedúnculo que decora su Scherenky- mation es un recurso que vemos repetido en una cornisa augustea procedente del Templo de la Concordia en Roma y que también se halla en Córdoba20. 1993b. hay que buscar ejemplos en Cherchel (PENSABENE. El remate de altar lám. nº 39. de mármol blanco y realizado con un gran naturalismo nos remite a modelos augus- MÁRQUEZ. 12 presenta detalles que vemos reproducidos en los materiales procedentes de Colonia Patricia .6). 9c. 214. Prueba de la existencia de estos talleres son las piezas que a continuación 24 Con paralelos en Colonia Patricia: presentamos: un fragmento de la corona de un arquitrabe lám. 1996. tecta con posterioridad el trabajo de talleres locales que se caracterizan por poco arraigo a las tradiciones locales. VII. 2. 3-4. 100. 3. 2006. motivo que Von Hesberg vincula con talleres neoáticos tel italicense al taller de Córdoba.. de los roleos augusteos anteriores al Ara Pacis15. 27 Dado que sus volutas nacen de tran cinco capiteles vinculados a la producción del taller cordobés del siglo II la palmeta de la corona inferior: d. 1998. lám. El friso acantiforme de espirales contrapuestas lám. 2008a. 126. 161-162. fig. Felipe. 54. Felipe. 2. 7. Corintio y (nº 267) en este mismo volumen. 350. presentes en Colonia Patricia19. lám. 36. 37. Un remate de altar decorado con un gran anthemion lám. 344. nº 67. 159. 344. 77. o principios del siglo III d. 7. 1. 3. fig. 8. fig.17. rismo. Esta dependencia pudo 21 tomar forma en un primer momento en la presencia de talleres itinerantes. nº 20. fig. 4. 27. C. 2005. teos14. 2001. 11. En cuanto a la importación de capiteles corintizantes desde la capital provincial26. Taf. don- HESBERG. fig. 4. 3. 5. 1998. 159. entre ellos un fragmento lám. 217. 9 que presenta una datación 19 más tardía. fig. 20. HESBERG. fig. pág. 34.C. 26 MÁRQUEZ. lám. LEON. Roma y Tarragona: En el desarrollo de este proceso de recepción.

obras que encontramos claro que los intereses de la en este momento en la Baetica. El punto álgido en la monumentalización de la colonia —su floruit— está servido. 4. 120). 18 y 19. debió suponer toda una novedad para que no estamos ante una simple la ciudad respecto al tradicional canon que prescribía la utilización del mármol realidad provinciana. el Traianeum. ocurre. 17 vinculado al citado taller del siglo II d. por lo material que la caracteriza. 18-19). momento en el que las huellas de la influencia de Colonia Patricia se reducen. 2006.C. 249). en la Baetica. En los inicios del siglo II d. por ejemplo con la compra de los granitos de importación. Sería por tanto necesario realizar. pues notoria debió ser la influencia que ejercería evergesía astigitana propiciaron el edificio de mayor relieve ideológico28 de Itálica. 16-17). nos hace plantearnos si no estamos ante la adopción de maestranzas itálicas30 derivadas de la nueva situación política que impera durante el siglo II d. sobre los talleres hispanos de la época. por la combinación de colores. La adscripción adrianea de los capiteles asociados a los fustes de granito lám. 28 Para P. el granito29. Queda modelos decorativos derivados de las obras adrianeas. 1 LA PERVIVENCIa de nuestras raices clásicas 22 urbanismo y poder . una revisión en este sentido de las ciudades del conventus. 2002a. 2002b. en el futuro. Reflejo de la arquitectura oficial en los fustes de granito y los capiteles adrianeos (figs. 30 blanco. al mismo tiempo. Ostia e Itálica. son apreciables nuevos tipos arquitectónicos y 29 PENSABENE.C.16 17 19 lámina 4 Asimilación de modelos de los centros productivos de la Caput Provinciae (figs. nos hace reflexionar sobre la existencia de nuevas exigencias que llegan de lo que vemos que tolium de Ostia (PENSABENE. El prestigio inherente en la introducción del granito y la nueva estética Influencias que se plantean también para el caso del Capi- presente en el programa decorativo. 18 fig. 61. en Roma. Pensabene se habría constituido una tradición decorativa derivada de la existencia de este Dependencia de la iconografía de las grandes empresas públicas de la Urbs edificio (PENSABENE.C. La asimilación del modelo de la arquitectura oficial y del esta tendencia a la imitatio urbis. fig.

León. inclui- a un contrato JAE-DOC. y siendo conscientes de ser parte activa de un discurso muy agotado. 1. la riqueza y pluralidad de valores formales y semánticos del orbe romano. al mismo tiempo que avanzaba en su expansión territorial. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 23 urbanismo y poder . En el pasado como en la 1 actualidad. de dilatadísimo recorrido bibliográfico. es que el modelo central irrigó y penetró en todos los universos multiculturales a los que se 3 Cfr. siempre las hizo pequeñas. 155. paulatinamente. Virgilio. que era semejante a esta nuestra. Del mismo modo entendía que los cachorros son semejantes a los perros y los cabritos a sus madres.2 El símbolo del modelo central y sus límites en Corduba/Colonia Patricia Antonio Monterroso Checa1 La ciudad que llaman Roma creí yo. Y porque las ciudades provinciales tuvieron no menores inconvenientes a la hora de querer reflejarse en un espejo que. completamente fuera de moda en términos tradicionales.19-25 En tanto que símbolo. el tema arqueológico que concita este libro y esta exposición revisten un interés menor. No por ello. 2011. Bucólicas. desde la lengua a la religión. enfrentó. adonde los pastores acostumbramos tantas veces a llevar nuestras ovejas. Melibeo. Es esta una cuestión de amplio respiro. Gros. esta cuestión del modelo-émulo directo desde Roma a las provincias (sobre todo en un sentido preponderantemente formalista) puede resultar algo superficial sin un eje director que convenga en orientar conceptualmente esta lógica atrayente del “querer ser como” o “parecerse a” Roma. Pero pasado el tiempo. 2005 a 2005a. y algunas ciudades privilegiadas de provincias como “reflejos”. tonto de mí. en tanto se pudo. del mismo modo solía comparar lo grande con lo pequeño. Roma siempre fue argumento de exhorto. de ese proyecto de investigación que sistema social cuya finalidad primera era la de unificar. sobre todo tras unos últimos veinte años que han sido muy fecundos en historiografía arqueológica dedicada a este argumento3. Pero esta ciudad ha levantado la cabeza entre las otras tanto como los cipreses suelen entre las mimbreras flexibles. naturalmente. siempre fue cauce de Este trabajo es resultado del desarrollamos en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CSIC) gracias adopción y reflejo para no pocos sistemas sociales a lo largo de la historia posterior. Porque el modelo central fue siempre limitado en su oferta. y por ello. las diversas etnias y pueblos mediterráneos bajo una égida política y cultural aunadas2. Desde las costumbres a los monumentos. claro 2 Cfr. en su concavidad. Roma como símbolo. do el nuestro. 23-42. por tanto.

comprendiendo 12 Aus. Urb. además de su grandeza como centro de poder14. que estarán siempre a otro nivel. si es la comparación en términos cualitativos de los monumentos de la Cór- Carmenta. 7 Prop. Ausonio12. Se refiere el autor a las ciudades quizás bien fuerza al siguiente recuerdo como prevención ante distorsiones u olvidos: italianas de Cremona y Mantua. a conceptos y aspectos materiales de la urbanística de Roma. orientación más apropiada. 2.a. el reflejo (en el mejor de los casos) es sólo “cita” o “apelo” y nunca igualdad. se puede intentar ver qué rasgos. de existir. más allá de que igualar o emular”. todas las comparaciones directas con Roma en términos ponderativos de simulacrum. se puede “comparar” fisionómicamente Córdoba con el resto de colonias occidentales de su rango. 2005a. C. Sobre todo porque Roma siempre fue un “muestrario” formal y conceptual limitado y limitativo. dispuso cuanto de hermoso hay en o desde él. con la nueva Roma de Oriente (la así llamada Bizancio) podrá enfrentar una aventura de tal dimensión4. por ejemplo. donde ahora está Roma.. 156 y ss.2.101: “Cuando se juntan todas (n. También en: Ovid.19-25. establecer un escalafón. entre otras ciudades. áurea Roma”.1 : “Reina y señora giada para Corduba/Colonia Patricia. es quizás la spectio. y decidir cuál es más “ro- 9 mana”.8. 4 Cfr. para abordar semánticamente este camino. 13 Y sin duda.d. años que preceden el nacimiento de dad y diversidad urbana de las grandes metrópolis egipcias u orientales como Alejandría. 13 Las “citas” parciales y aisladas a Roma. La me- jor interpretación de estos versos a una colonia del resto. rodeó con un muro sus siete colinas”. O. no parecen pertinentes por tanto. rector del Imperio. el pensamiento romano hecho forma. imitatio. como Ovidio8.1-2: “Roma. a la que nada debidamente. 5. en todas partes”. su altura hará que hablemos de algo de otro mundo”. permiten intuir que. Esta parece una opción quizás más interesante. un anfiteatro algo más grande o de que de la Tierra. siguiendo a Pierre Gros. Nat. ya que aquí la naturaleza Eneida). y ver cuál dijo: Deteneos. es decir. aemulatio… Así las cosas. Gros. Cuando llegaron a este lugar. concierne a su emblema de megalópolis ya desde mediados de época republicana.534-535: “Roma se convirtió en lo más hermoso que existe. 14 no son extrapolables (ni son necesarias) en las pequeñas ciudades a fundar en provincias. nos sitúan ante la Ecl.17-18: “Todas las maravillas cederán a la tierra de Tanto Virgilio en su primera égloga5 y en su segunda geórgica6 (por no citar la Roma. la de Roma). un templo pueda ser dos o tres metros más alto. 12. 2003. Véase el texto en el encabezado de este trabajo. hacen algo distinta Mart. que se erige cual diosa romano a la de Tarraco. III a. este camino temático que aquí afrontamos sólo puede tomar dos 8 Ov. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia urbanismo y poder 24 Para cuanto sigue: cfr. colonias triunvirales de asiento de veteranos de las Guerras Civiles.113 y Mart. . la y asumiendo las restricciones impuestas por el modelo central. diosa de las iguala ni se le aproxima…”. 88. había árboles y hierbas y unos pocos ganados y escasas chabolas. y la fisionomía y funcionamiento de una ciudad tal. pues este campo será la sede del Imperio”.3.59. más allá de la literatura y la mentalidad.91-96: “Aquí. vitalidad y esplendor condenaban material y jurídicamente toda esperanza de parte 6 Verg. 3. Córdoba. de algunos de los escritores oficiales más destacados. speculum. 155-232. Roma fue el único centro efectivo de poder político.. por tanto. que por ser tal. creemos. 10 Front. Aq. cabeza del mundo. 36. Gros.La literatura latina. por varios caracteres que sólo a ella le son inherentes. Arles o Cartagena. Mérida. 1. Georg. concepto y mentalidad. su profética madre (n. esos “laudes Urbis”. como Plinio11. 2005a.d. madre de Evandro) doba romana la guía de desarrollo de este concepto. II a. como si reunidas en un solo bloque. cuya extensión. Las consecuencias de ello. 5 Verg. Amiano Marcelino y los escritores romanos ya tardíos. Fast. más tierras y de las gentes.a: las maravillas un teatro pueda medir diez o quince metros más . la ninfa sentidos. quizás.9. que en todo caso nunca será superior en “reflejo” del Universo. La primera en cambio tendrá que disfrutar una justa posición privile- de Marcial en: Rodríguez Almeida. 35 y ss. justa medida de las cosas y nos permiten comprender una banalidad.22. morada de los Dioses. por suficiente o vasta que fuera la cantidad y riqueza de medios logísticos con los que contasen. y para ser una. sobre todo desde el cambio de. muy lejana de la vitali- El primer carácter limitativo de Roma que difiere a las colonias. de ellas “refleja” más Roma. como Propercio7. tomados de Roma. Sólo Constantino. se parezca o no con propiedad en concepto y mentalidad a la metrópoli. Éfeso o Mileto. Ars. 1 : “La primera de las ciudades. C a s. de aquéllas ciudades dispuestas a rivalizar con ella. Por un lado. Marcial9 o Frontino10. a la que nada puede 11 Plin. y la acercan semánticamente (sin necesidad de comparaciones y sin obcecarse en la materia) a la mentalidad de la Urbs.

que impidió a Roma. pues este campo será la sede del Imperio.El segundo carácter exclusivo de la Capital. sacro. Violar eso. y condición innegociable para su hegemonía y subsistencia como máximo centro de poder. Ese campo. Y que nunca constriñó a las nuevas colonias. 2011. ni le sirve la que ello ocasionó en Roma. 76-91. y por voluntad propia. y no otro. lo quisieron los dioses pues en un lugar determinado. Y ello debido a que los dioses protectores de la Ciudad no pueden actuar más allá de los límites sagrados de la ciudad. a riesgo de pérdida de su favor y por tanto de nuestra grandeza. es querer “otra ciudad”. alcanzado el éxito en su viaje desde la mítica Troya. no ofrece una fisionomía urbana necesaria para una tal contingencia. d. y la sociedad romana. Roma. a las que Roma difícilmente se pareció globalmente. que no revistió nunca una estructura monumental y urbanística claramente definidas durante la mayor parte de su historia. sidad humana: inmensa en una ciudad inmensa. valores y características concretos. siempre fueron conscientes de que la inmovilidad inmanente de Roma era la grandeza futura de Roma. yo creceré sin cesar renovado por el elogio de la posteridad. por ejemplo. no regularizada hasta mediados de s. desordenada. y al contrario que notables urbes orientales. donde conviven ciudadanos romanos de todos los estratos sociales junto con peregrinos de múltiples procedencias. Un enraizamiento atávico. de la que no es predecible ya su grandeza. vivieran plenos en un corsé de ritos y tradiciones ligados al solar terrenal de Roma. a los viejos mores republicanos. Corduba/Colonia Patricia. A ese “caos” teórico de Roma. de nuevo exclusivo: el “enquistamiento sagrado” a su solar de origen. (y sólo en algunos sectores15). sus romanos. es la diver- 15 Cfr. A ese “campo”. reducidas y uniformadas colonias fundadas por los romanos en provincias. donde ellos se habían asentado. vástago de los descendientes de aquel Eneas hijo de la Venus Generadora al que el Cielo concedió el Lacio. Por eso los romanos creyeron tanto en los auspicios. culturales y religiosas. Por ello cada acto urbano en Roma tiene carácter sacro: o se hace en paz con los dioses. En su complejidad vital. salubres. Virgilio. un desarrollo urbano libre y comparable. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 25 urbanismo y poder . Así se explica que Roma. al de las grandes ciudades de Oriente. mientras al Capitolio ascienda el pontífice acompañado de la silenciosa vestal”16. dogmáticas. desde siempre. roto el pacto donde esta se fundamentaba. a sus caracteres agrícola y militar ancestrales. I. que difícilmente son extrapolables a unas ciudades provinciales cuyos solares de ubicación no son un terreno sacro reservado por los Dioses a un ningún Rómulo fundador. que no es sino solemnidad por comprender (como ocurre en la actualidad) se une un componente más.C. en la Eneida. “No moriré por completo —canta Horacio— y mucha parte de mi se librará de Libitina (Diosa de los funerales). por muchos siglos. Ya lo decía la Ninfa Carmenta en palabras de Ovidio: Deteneos. Roma nunca pudo ser exportable. con una forma. consecuencia del anterior. Panella. no pueda ofrecer un modelo urbanístico extrapolable a las regulares. Estas dos cuestiones explican complementariamente que una ciudad descomunal. como el resto de ciudades similares. amalgamadas entre el Oriente y el Occidente. o es mejor no llevarlo a término. todos ellos con numerosas variantes raciales.

1. 448-449. de argumentos. Es pues la Majestad Romana. los romanos ejecutores de la primera Córdoba fundacional se segregaron de la vieja ciudad turdetana de Colina de los Quemados. Gelio dice: “La condición de las colonias. más digna del orden y sentido cívico de las colonias romanas que de todos esos municipia. en primer lugar. potior tamen et praestabilior aportado nosotros a esos dioses que hemos recibido por tradición”18. por desarraigado.13. claro es. existimatur propter amplitudinem Para intentar avanzar entonces. incorporado desde entonces a la majestad romana21. si no que la Majestad del Imperio sea honorada con un incremento extraordinario de edificaciones”: para las que él se postula a dar las pautas a seguir.13. sus matices y transfiguraciones. que para su época.. Gell. sino también de sacar valor a la edilicia pública en modo que “la republica no sólo se engrandezca con provincias. Majestad. amén del topónimo Corduba. esos Césares “que hemos libera. del cual estas colonias parecen ser casi modes- tas efigies o figuraciones”19. cione. en modo teórico. Y por ello vivieron un urbanismo de nuevo mucho más libre y desenvuelto. Max. justificaba ante el Princeps la no dilatación de la publicación de su tratado teniendo presente que él se ocuparía no sólo de regular la vida cívica y de la salvaguarda del Estado. habían sido asimilados al orbe romano sólo por trámite y gracia de un privilegio honorario del (verdadero) Pueblo Romano20. siendo obra de ciudadanos romanos. 20 Gell. que como exhortaba Vitrubio a Augusto en el prefacio de su De Architectura. Gelio nunca dice Roma. Basta con que sean dignas del más alto valor de su Pueblo. Para justificar esa dignidad. Pero para respetar e incrementar la Maiestas Populi Romani citada en ambos textos. 17 16 Hor. A diferencia de otros casos de simbiosis 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 26 urbanismo y poder . contenidos.auguraba la inmortalidad a Niso y Eurialo “mientras la casa de Eneas habite la inamovible roca del Capitolio” . queremos buscar en la imagen monu- cuius istae coloniae quasi effigies parvae simulacraque esse quaedam videntur… mental de la Córdoba romana? Y desde dónde queremos comprenderla y/o explicarla. liturgias o conceptos plasmados en usos. 8-9. se puede extender también a partir de la gran colonización post-Actium a través de la arquitectura y la monumentalidad. lentamente y en paz con los dioses por obra casi 19 Aen. pero siempre. Od. aun estando más expuesta a controles y siendo menos libre (n. de la cual sólo atrajeron a ciertos indígenas selectos. cambie y evolu- las grandes ocasiones festivas. Sólo cita “copias” de la Majestad del Pueblo Romano. 18 Val. 1. 30. 9. y hacía tiempo. Esto no impide que la Ciudad. la referencia a perseguir y no sólo sus formas. Por eso.9: Quae tamen condi- cio. que fue colonia digna de tal majestad romana. 17 Verg. 16. es más preferida y tiene mayor prestigio debido a la grandeza y majestad del Pueblo Romano. formas o aspectos relacionados con los modos urbanos de Roma. no es necesario ni prescriptivo que estas edificaciones y estas colonias reflejen o deban ser “iguales” o miméticas a Roma. en términos de mito e historia.a que la de los municipia). 16. Roma. Se refiere a la Gran Vestal que acompañaba al Pontífice Máximo al Capitolio en Ninguna colonia en Occidente cuenta con una tierra mítica a estos niveles. Y Córdoba.9. Comencemos. con derecho romano al menos a partir de su segunda deductio. de múltiples orígenes y proveniencias. quizás la pregunta debe ser: ¿qué citas o acopios maiestatemque populi Romani. cum sit magis obnoxia et minus exclusiva de los nuevos dioses: los emperadores de Roma. por incardinarla con propiedad dentro de la famosa cita de Aulo Gelio (coloniae quasi effigies parva simulacraque) tan repetida y distorsionada a la hora de estipular las colonias como “simulacros” de Roma.d.

re-dedicación o nueva deductio llevada a cabo en ella ya en tiempos de Augusto. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 27 urbanismo y poder . 29-31. tal y como prescrito en la literatura anticuaria de los tiempos finales de la República. antes del año 15 a. Ordena- Alejandría de Egipto. que no “debió” nunca ocurrir en esta provincia tan alejada del centro de poder. auspiciado a la romana. 85-106 y en este el siguiente rasgo de “cosas que sólo pasan en Roma”. variada y mismo volumen. o la gran giada ciertamente. 563-556.C. cabe decir que se trató de una actuación completamente ligada a la mentalidad monumental característica de la primera Roma de Augusto26. 23 Coarelli. como cierta satrapía independiente de cuanto jurídicamente podía o no suceder. como este suceso documenta. instalada en ella. se trató de un suceso sólo destinado a ciertos imperatores victoriosos a su regreso a Roma. nos referimos al suceso narrado por Salustio y Valerio Máximo23 en el cual el cónsul patricio de más larga duración en la Provincia Ulterior fue agasajado con un “triunfo”. Ángel Ventura lo ha estudiado perfectamente. en el conjunto de primeras colonias romanas en Occidente. junto a Pompeyo. del que si nos ha quedado una huella material de no escaso valor: una lastra Campana con figuraciones augurales. regida a veces. esta Corduba nada tenía que ver con la Roma coetánea: colinosa ésta. R. presa de las aglo- 24 Ventura. pero ya con varios acueductos y monumental. De nuevo. y conmemorada en la emisiones monetales de la ceca imperial de Occidente25. 2011. refundándola en un nuevo solar por ejemplo: Rodríguez Neila. y la intervención. (quizás entonces ya lla- mada Patricia) al modo ritual romano. ni siquiera por contaba Ovidio respecto de los siete montes de Roma. con sus equipamientos normativos “tipo” estándares de las colo- poco a poco acabaría ciertamente igualando y /o superando. meraciones y los incendios…. Para la fundación de Corduba. que a diferencia de cuanto nos 22 Aunque aun así. es la deductio de la Colonia c. aunque privile- metrópolis orientales. honorífico de su adventus. como expone Ventura. 26 Monterroso. Ventura. En este caso quizás. Habrá que esperar al gobierno de Quinto Cecilio Metelo Pio para ver en Córdoba 2008. siendo por tanto esta nueva colonia de una cronología muy poco posterior a la muerte de César. viviría en Roma hacia el año 71 a. majestuosa como ninguna otra ciudad por entonces en Occidente22. “dignidad” urbana a esas grandes A partir de ahí Corduba es sólo y simplemente una colonia más. sólo digna de ser traída a estos lares por un romano destinado a fundar fácticamente colonias de Roma en provincias. Claro es que del mismo no quedó prueba material. 25 García-Bellido. C con motivo de sus victorias conjuntas ante Sertorio. a las que da ortogonalmente. nias (foro. insulae…). siendo ajeno por siempre a la realidad sacra donde la Corduba (los años de los inicios de nueva Corduba quiso reconocerse como entidad urbana. al modo del que él mismo. puertas. 149-154. Asinio Polión.o sincretismo. C. 251-266. Roma optó aquí 21 por comenzar la historia de Córdoba desde el origen. y de ahí quizás la explicación la conquista romana del Oriente Clásico) Roma se asemejaba en de su escasa pervivencia en el tiempo. 2006. 2002. un suceso digno de ser entendido en esta dinámica.. nunca incorporó aquél viejo solar los momentos de la fundación de ancestral a la muralla de Córdoba. quizás hacia el año 19 a. 1988. pero ciertamente. y a sus trabajos remitimos24 para comprender la extrapolación de un rito de fundación completamente romano. casi por completo con un tejido doméstico y público en madera. 1997. con calles estrechas y retuertas empinadas en su mayoría insalubres. sobre todo en ciudades de histórico o mítico pasado. en teoría con el rito etrusco con el que Rómulo fundó Roma. En relación con esta ciudad Patricia. frontero y cercano al antiguo. más en mentalidad que en monumentalidad. capitolio.

precisamente. por ejemplo. se puede decir que la majestad del pueblo romano estaba convenientemente salvaguardada. si bien los últimos. y no caben comparaciones puntuales. en su estado actual de conocimiento. Lo mismo se puede decir de la urbanística general. concebido a base de casetones terrizos que soportan el graderío. El teatro sigue el modelo constructivo de los teatros de Pompeyo y Marcelo. en concreto del teatro de Capua (theatrum terra exaggerandum) es decir. Finalicemos con los edificios. casi en nada. por supuesto. 2010. y que poco aportan a este debate. más allá de su unión con el templo de la c/ Claudio Marcelo. no siendo más exclusivo en ello que en su enorme tamaño.Esa Roma que veía erigirse en nuevo Sol al Apolo de Actium. quizás. que no conocemos. Cfr. sólo se documentan arquitectónicamente en modo amplio y programático en el teatro de Arles. pórticos y decoración del llamado forum novum o adiectum de la c/ Morería. en el Palatino. claro. de ningún edificio de espectáculo de su Roma coetánea. que en Occidente. mimético. Y esto. del circo “de Orive” y del aún no demostrado para el anfiteatro. baños. Pero esto no es nada “negativo”. y responsable directo. como caso más sobresaliente. El anfiteatro. con el Palatino. El foro colonial de Corduba es demasiado desconocido todavía como para caer en comparaciones. los laureles dispuestos a la entrada de su Casa ca aun sin parecerse. Yendo a los grandes de Córdoba. El Circo de Orive. la corona cívica colgada en su puerta. es un edificio completamente desconocido materialmente. el templo. Los signos y distinciones 27 El teatro de Cartagena. mucho más evolucionada en provincias que en la capital. o edificios públicos normativos que hubiese en Córdoba. de los pequeños templos. Pero ninguno de ellos muestra un nexo directo. en mentalidad. es un edificio que no está a la vanguardia de la edilicia. el mismo complejo templo de la calle Claudio Marcelo-Circo de Orive y que. son los mismos que se pueden observar en esta monedas “conmemorativas” de la ceca de Corduba. entre la eterna ciudad del Baetis y aquélla del Tíber. como entidad global. habida cuenta sobre todo del tamaño del teatro. habida cuenta de la importancia que el teatro romano de Córdoba tiene en la conformación de la tipología teatral romana. que nos lleven directamente al Palatino. al contrario que el teatro. Augusto. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 28 urbanismo y poder . esos a los que Vitrubio hacía corresponsables de la difusión de la Majestad del Imperio. por ejemplo a los de espectáculo. Monterroso. sí que se puede considerar un nexo directo. 15-55. una estatua marmórea de Augusto a la manera de Apolo. al modo en que lo pueden hacer otros teatros itálicos u occidentales. reflejo. el clípeo de la virtud. por ejemplo como en Arles. repetitivo. a ninguno de los de Roma. o unos altares con laureles. de la difusión y génesis de esa majestad arquitectónica en la nueva edilicia de los romanos27. Se trata de un edificio que repite una tipología constructiva que arranca en primera instancia de los teatros de Campania construidos casi tres siglos antes que él. aun llegando a ser tan enorme como se postula. son signos de directa relación personal con Augusto. y de ahí. sigue una misma dinámi- otorgados por el Senado a Augusto en virtud de su condición de salvador del pueblo romano. sin demasiada permeabilidad y organicidad interna como ocurre en este caso. los más esperados. Pero no tenemos (quizás todavía) por el contrario. al significado celeste de la casa del nuevo Rex.

con la refundación simbólica de Roma puesta en práctica por los dos emperadores citados. Este sí. El último hito concierne al complejo áulico de Cercadilla. es el templo de la Calle Claudio Marcelo: testigo directo. Latrón…. Marcial ya dijo que Córdoba fue locuaz por sus letras29. Si en verdad fue proyecto de un emperador (y buenos motivos hay para pensar en ello) sobrarían los comentarios para argumentar la cuestión del reflejo. en la búsqueda de un certero reflejo de Roma en la Córdoba romana. sin desconexión con el aquí. Los cambios y azotes de mentalidad. como es nuestro caso. con cuanto se podía hacer en Roma. directamente. el mito de la fundación de Roma en las ciudades más dignas para ello. y que vincula. el genio bético.61: Duosque Senecas uni- Corduba. a veces tan diluida como extravagante y polémica. si cabe algo menos colosal. pioneros. enorme. de los provinciales de esa Córdoba de plumas y espadas en la ciudad del Tíber. ni la copia de Roma: fueron simplemente Roma. en esta dicotomía. esa que hace al romano y la que hace romano. luego andaluz. en tanto que salto. Y ciertamente. y este sí reflejo nítido. las de incendios y foros. vividor fecundo y por ello pontífice máximo de la Roma de todos los días. Un reflejo que transmite con exclusividad a Córdoba (y quizás a Tarragona) un suceso que es inédito para el resto de las grandes colonias occidentales.. ni el simulacro. 2 el símbolo del modelo central y sus límites en corduba / colonia patricia 29 urbanismo y poder . Ellos. con todo el lujo posible. el éxito. Romano de provincias. es lo que más acercó nunca esta ciudad hespérica a la eternidad mítica y sacra de la Urbs. al ser el centro principal de un complejo destinado cumque Lucanum facunda loquitur a expandir. La calidad e influencia del pensamiento de los hombres de Córdoba en Roma es el verdadero reflejo de Roma en Córdoba. Lucano. Marcial nos antecedió a todos. y con máximo éxito. la de bullicio y toga. Pero. la mentalidad mítica y dinástica en la que se ancló. no fueron el reflejo. la de calles y retuertas. quizás por encima de sus piedras. Ellos dignificaron allí. en el vientre de la diosa de las tierras y las gentes. debemos dirigir en primer lugar nuestras miradas al templo. de la refundación pomerial de Roma de época de Claudio o Vespasiano28. desde un mundo provincial al capitalino. de una tierra de origen que ya ellos comenzaron a hacer universal. de un tamaño y vanguardia acordes en estas actas. que evolución. Séneca. El siguiente hito. el numen. hace ya tiempo. el logos.Si hay ciertos complejos monumentales en Córdoba que remiten directamente 28 Tal y como argumentamos en el capítulo monográfico contenido a cuanto los emperadores hacían en Roma. la refundación de Corduba que se simbolizó con la construcción de este templo. y nada menos que ello. máximo. de la C/ Morería. 29 Mart. y revivió a partir de época de Augusto. Cordobeses. 1. el salto de vanguardia de la ciudad en ello.

las sucesivas “imágenes urbanas” que la ciudad ofreció en cada etapa de este largo proceso histórico. amparada. dual de un Héroe. que en el Mundo Antiguo el nacimiento de una ciudad respondía a la voluntad indivi- R. como son las reiteradas re-fundaciones de la urbe.3 CARACTERIZACIÓN DE LA CÓRDOBA ROMANA.U. colonia de apellido Patricia. tenía un Murillo-Jiménez. de los Santos Gener. Marcos Pous. vicennalia.F. Hidalgo D. leyes e intereses C. Ibáñez. actualizadas en su conjunto con el presente volumen colectivo. Márquez. No podemos olvidar A. 1. A. desde donde comienza a ser navegable el Guadalquivir”.10: “Córdoba. causas y protagonistas5. respecto . Tyché. inde primum navigabili Baete. 3 caracterización de la córdoba romana. C. Nos cumple ahora esbozar su nacimiento. profundizando 3 Entre los primeros destacan S. entidades divinas que representaban su “espíritu” y su “buena fortuna” Fig. 1999. a partir del cual se celebraban periódicamente sus natalicios o efemérides y la provincia publicado en 1995 — más significativas: decennalia. fundadores y funciones urbanismo y poder 30 1996. . León. especialmente. Rodríguez Neila. plasmado en un ritual religioso to catálogo de las inscripciones romanas recuperadas en la ciudad preciso7 Fig. Márquez. a quien se debe el comple- de alumbramiento. Toda ciudad romana tuvo un momento Stylow. a los 4 Ventura. FUNDADORES Y FUNCIONES Ángel Ventura Villanueva1 Corduba. 3. financiado por el Ministerio Español de Ciencia e avanzado de forma espectacular en los últimos decenios gracias a la labor de historia- Innovación con fondos FEDER. en el caso de Roma. También tenía un Genius o una 8 CIL II2/7— y 1998 —CIL II2/ 5—. León. tanto locales como foráneos3. DE SUS FUNDACIONES. sus fechas concretas. geopolíticos de la Metrópoli y sus dirigentes6. Y entre los segundos R. dores y arqueólogos. Pero sobre todo.Mª Vicent. que se levantaban estatuas o capillas y rendía un culto cívico9. 2. A. pero cuyo conocimiento ha Este trabajo es resultado del Proyecto: “La presencia del Prin- ceps: modelos edilicios y prototipos en la monumentalización de las ciudades romanas de Andalucía”. Con tan escuetas 1 palabras alude el naturalista Plinio el Viejo a la ciudad que protagoniza esta Exposición y 2 las páginas del correspondiente Catálogo. Hist. Resumiremos al máximo la tarea de describir la “realidad material”. especialmente en la personalidad de éstos últimos: los fundadores. de sus fundaciones. A. un dies natalis de un año concreto. aspectos que son prácticamente silenciados por las fuentes literarias. centenarios . P. pues existen excelentes síntesis recientes al 2 Nat. Murillo. 2002. HAR 2008-04840. Knapp y. colonia Patricia cognomine. por las instituciones. Vaquerizo o J. desarrollo y transformaciones durante quinientos años de espléndida romanidad.F. Más bien ha4 remos hincapié en facetas menos conocidas por el gran público. J.

Murillo). fundación de Marcelo… por la fertilidad y amplitud de su campiña. F. 2008b. a lo que contribuye en gran medida el río Betis. 1 La fundación originaria de Marco Claudio Marcelo (169-168 a. o nuncupator (“el que pone nombre a la nueva ciudad”). trazando con su arado el sulcus primigenius que delimita el pomerium y posteriormente el perímetro amurallado. nº 32. éticas de fidelidad a defender los intereses de su “creación”. 2003. Vaquerizo- descendientes10. 31 perímetro pomerial murario con un arado marcaban el nacimiento urbanismo y poder .) 6 Espejo. Italia). de sus fundaciones. Figura 3 Inscripción CIL II2/7. 2007.Figura 1 Ritual de fundación de una colonia romana. fundadores y funciones Murillo 2010. tanto él mismo como sus Vaquerizo. Mengíbar (Jaén): pedestal de estatua dedicado al "fundador" de Iliturgi.). 1997. que se obligaba por ancestrales normas 2005. Figura 4 Plano de Corduba prerromana y de la Colonia Latina romana (según J. dedicado al fundador de Corduba. deductor (“el que conduce a los colonos a su nuevo asentamiento” Fig. 5 Para una primera aproximación a estos aspectos en el caso concreto de Corduba: Ventura.C. Vaquerizo (coord. de Cerro Máquiz. “patrono” humano antonomástico: el fundador. Figura 5 Ritual de fundación de una colonia romana: orientación de la red viaria según el orto solar. 3). desde un principio 3 caracterización de la córdoba romana. 7 La auspicatio-inauguratio y trazado del sulcus primigenius o “Las que más auge han adquirido son Corduba. Gros-Torelli. La corona en forma de muralla y torres (corona muralis) es el atributo iconográfico de una personificación de la ciudad. 2008. En terminología latina al fundador de una ciudad se le denomina condi- tor. Figura 2 Tyché o estatua de la "buena fortuna ciudadana" de la colonia de Itálica. Figura 6 Pedestal de estatua de Luna (Carrara.

C. contextos cerámicos recuperados 1. 2003 b y 2005. Geog. 2008. 14 A favor de la fecha del 151: Rodríguez Neila. su padre (con uno) y su abuelo (con cinco) durante casi un siglo. De este modo se entendería la información de Estrabón de que se trató de “la primera colonia” enviada “por los romanos” a la Turdetania15.1. Sobre el significado cosmoló- y seguida en sus líneas generales por J. cónsul en 166. Rodríguez Neila y A. haciéndola grabar en un pedestal estatuario levantado en el santuario familiar del tiempo el que media entre ambas Honor y la Virtud sito junto a la romana Porta Capena.2.C. Dicha hipótesis tradicional ha sido ratificada. quien estuvo en dos ocasiones en la Península Ibérica: en 169/8 como pretor y propre- 8 tor de ambas Hispaniae y en 152/1 como cónsul y procónsul de la provincia Hispania Citerior. que aunque del mismo Rómulo al conseguir los spolia opima: las armas de un rey enemigo vencido en combate singular. Fasti. día festivo consagrado a la diosa Pales. por ser las primeras extra- itálicas de este status Carthago en la vez disimulaba piadosamente. de tintes heroicos.f. con colonos escogidos romanos. 2003 a.F. 214. 155 y 152 a. 210 y 209 a. 35.C. 1988. “espada de Roma” y émulo Turdetania. que aunque fundada en 171 a. la algo mediocre carrera del padre. la del Rodríguez Neila. 1988. La La tradición historiográfica y analista romana consideraba que la fundación de Roma tuvo lugar un 21 de abril. 215. fundadores y funciones 15 Ante se de una colonia civium romano- ubicada en la Turdetania no contó con el status colonial hasta época de Adriano. Demostró así un carácter orgulloso posibles. Este texto del geógrafo Estrabón es el sodio “mitistórico” de la fundación único que alude a las circunstancias de la primera fundación de Córdoba y a la identidad de su fundador11. tras firmar un acuerdo de paz con los celtíberos. 2003. tanto por el registro arqueológico17. reduciendo la isla a la primera provincia romana de 3 caracterización de la córdoba romana.C. 122 a.. se retiró a invernar con su ejército a Corduba13. La hipótesis tradicional. 1996. y además fue ésta la primera de la ciudad romana. Por el historiador Polibio sabemos que durante su segunda estancia. Teniendo en cuenta el período de mandato como propretor de Marcelo.1 Perfil biográfico y familiar del fundador “III Marcellos novies coss”20.C. Marcellus. argumentando la imposibilidad de aclararla a través de los septiembre del año 169 a. no se encuentra en la Cónsul en 222. M. que se ofrecieron. itálicos e indígenas del oppidum turdetano existente en el yacimiento denominado “colina de los Quemados”: la Corduba prerro- su nombre: las Palilia: Ovid. como se propone para otros casos. si para el trazado urbano se siguió la orientación del orto solar en el hori- 11 Strab.la habitaron gentes escogidas de los romanos y los indígenas. desviación de pocos grados hacia el SE. Claudius M. Sólo podemos 10 añadir que. del abuelo homónimo: el gran Siracusano. 129 ss. 2006 y LCGI cap. 4. zonte el día de la inauguración urbana Fig. 2000 y Carandini. Stylow deja abierta esta cuestión de la fecha exacta. por última vez en la historia. y modesto a un tiempo. etrusco-latinas: Gotarelli. por tratarse de un lapso muy exiguo de su cuna. como por la información epigráfica. Stylow12. Una mana de la que la ciudad romana hereda el nombre Fig. 16 Canto. de dónde ciudad habría sido fundada por él con el status de Colonia Latina. 1989. identifica a este gico de las pautas urbanísticas Marcelo estraboniano con M. III. En general. 2009 b. establecida de forma articulada por R. críticas16. probablemente en la fecha alta14. lo que indicaría que el natalicio tuvo lugar unos 13 días después del equinoccio de otoño (23 de septiembre). pese a ciertas opiniones aproximación reciente desde esta perspectiva al caso de Emerita Augusta: Ventura.n. decumano máximo cordobés apunta prácticamente hacia el Este geográfico. 5. de sus fundaciones. 808-863. 97.U. o mediados de marzo del 168 a.2.C. 1991 y 1997.. antagonista de Aníbal. 210 ss. que 9 desmiente otras alternativas posibles en relación al Marcelo fundador19. y no entrando en consideración ni Carteia. 12 Knapp. 1983.C. 1999. con ligera Stylow. David.. el dies natalis de la Córdoba romana debería situarse a finales de Polib. Para el epi- colonia que enviaron a estos lugares los romanos”. palidecida ante la grandeza.C. Knapp romulea de Roma: CarandiniCapelli. en el que los Claudii Marcelli habían regido los destinos de la Urbs. silenciando con humildad el reparto de tales honores. para estos aspectos rituales: Hidalgo-Márquez-Ventura. Venció a los cartagineses en Sicilia. Bertelli. como sagrado tributo en el templo de Júpiter Feretrio capitolino tras la celebración de un triunfo sin parangón21. Éste fue el mayor general romano de todos los tiempos. Pero a la imposibilidad de tratar- rum. 9-14 y 27-30. pues los nueve consulados manifestaban a las claras la preeminencia política de él mismo (con tres).2.. ni Itálica. y Narbo Martius en 118 a. o bien unos días antes del equinoccio de primavera (21 de marzo). aun- que sin tener en cuenta la 32 urbanismo y poder . 64-71. Con tal sentencia condensó nuestro protagonista la nobleza de en las excavaciones.

Massinisa en 148 a. 17 y 385-388. 11: “Tres Marcelos. padre de nuestro fundador. en calidad de censor. que tampoco se ha conservado o identificado a día de hoy en ninguna obra escultórica antigua. II a. 17 Murillo-Jiménez. 25 Murillo-Jiménez. Y.C. Durante la toma de Sira- información estratigráfica y cusa moriría el gran sabio Arquímedes a manos de un soldado romano. conllevaría el otorgamiento de una constitución o carta legal que regía el funcionamien- 26 Durante más de un siglo. Éste los intereses de Roma en medio de gran revuelta afirmará a caballo. Ruíz de Elvira. Para todo bacanales. el padre Anquises. Contreras de la Paz. 377 n. 136-138. pero declinó ser el nuncupator. El hijo del Siracusano. cuyo trigo estipendiario alimentó a la plebe por siglos. todo lo cual desconocemos completa- nístico similar Itálica. Corduba. Y un curioso descubrimiento reciente. 847-859: “Labra- le privó incluso de sepultura. en la to administrativo municipal autónomo. aunque subsiste el basamento de una de sus estatuas conservado animados (no lo dudo). Pis. donde sin 33 urbanismo y poder . frenaría la extensión por Italia de los inmorales cultos 20 Asconio. que qui- del cielo trazarán con su compás y zás tenga mucho que ver con los nobles auspicios celestes bajo los que naciera nuestra describirán el orto de los astros: tú. Estuviera o no el planetario en Córdoba. Respecto al fundador de Córdoba. Gotarelli. lo que implica que Marcelo actuó como conditor. piensa en gobernar bajo tu netario de Arquímedes.C.ultramar. cuando se dirigía en embajada diplomática a la corte del rey 22 D’Oriano–Pastore. 1974. dirán mejor sus discursos. mas ensombrecida su frente y los Un fenómeno destacable es que la fundación romana mantuvo el nombre turdetano. remi- todo.C. Contreras de la Paz. ha conducido a los investigadores a plantear su pertenencia inequívoca al ingenio arquimediano. precedente y modelo poder a los pueblos (éstas serán tus perdonar a los sometidos y abatir a los soberbios. nacido hacia 210 a. evocada de manera magistral por el poeta Virgilio23..C. 18 Ventura. En cualquier caso. su vida pública. las costas de Mauritania. y órdenes de Marcelo. 2010. Así. fundada en mente por ausencia de información epigráfica. contra los deseos arqueológica. mientras ocupaba el cargo de pontífice. Y entonces Eneas (pues a su lado marchar veía a un joven de su fundación.C. sobre peño de los tres consulados.. se salvó del saqueo de Siracursa. y los caminos en el lapidario de Luni (Carrara) Fig. 2002. quien con seguridad lo poseía llega Marcelo señalado por opimo en 169-166 a. le impidió igualar los méritos de su abuelo para con la República y 23 Eneida VI. Sobre el episodio.. Carteia. Dicho instrumento autómata. es aquél que así acompaña al héroe? ¿Su hijo o alguno de la gran estirpe de sus nietos?” 24 Ventura. cuando el cónsul Sulpicio Gallo lo pudo contemplar en su casa.. según transmite Cicerón22. tal vez también.C. la ciudadanía latina 206 a. Similares azares adversos nos impiden conocer su retrato rán otros con más gracia bronces fisionómico. de sus fundaciones. quien deseaba preservar su vida y talento singular. timos a la magnífica biografía publicada en 1977 por R. tal vez por respeto a la larga historia y al prestigio de la ciudad indígena. tumbará a los púnicos y al galo rebelde. tanto colonos inmigrantes como autóctonos. una muerte desgraciada y prematura a causa de un naufragio frente a El rey galo gesata Viridomaro en la batalla de Clastidio. nueve veces cónsules”. 89-90 y Ventura.C. se hubiera o no empleado para capturadas. sacarán rostros vivos del mármol. 2002. hermoso aspecto y armas brillantes. Sólo añadi- 21 remos aquí que. debemos contentarnos por ahora con la nobleza indubitable de nuestro deductor y su familia. siendo añade ante su asombro: Míra cómo llevado a Roma y heredado por nuestro protagonista. El descubrimiento de un particularísimo engranaje en la ciudad sarda de Olbia.2 Forma urbana y funciones de la capital de la Hispania Ulterior ojos en un rostro abatido): ¿Quién.C. y colgará el tercero al padre Quirino las armas nia en 151 a. 6. 2003 b. para el conocido mecanismo de Antikithera. falleciendo en el 177 a. Corduba: parece ser que Claudio Marcelo portaba consigo en sus viajes el famoso Pla- romano. 1. privilegiaba a sus habitantes. con el establecimiento de unas magistraturas mitad Sur de la Península Ibérica sólo contó con un modelo urba- e instituciones semejantes a las de la Metrópoli. hazañas durante el desem- lo que sigue véase la biografía del Siracusano de Plutarco y. 1975. fundadores y funciones fundada en 171 a. participó en la embajada a 2008. y a la paz ponerle normas. papel en la guerra de Numancia y triunfos obtenidos. Carthago promovida por el Senado para prevenir un nuevo levantamiento en armas de 19 Aníbal y. en claros contextos arqueológicos de mediados del s. predecía las órbitas de los planetas. 2009. maravilla de la mecánica y astronomía antiguas que calculaba y artes). cuyas élites fueron incorporadas al cuerpo ciudadano colonial24. 1993. El nuevo estatuto de Colonia Latina padre. que se habría deteriorado en dicha escala portuaria durante el retorno de Marcelo de Hispa- botín y vencedor sobresale entre todos los soldados. Le Gall. 1977. respecto al 3 caracterización de la córdoba romana.

Figura 7 Cimentación y comienzo del alzado de las murallas romano-republicanas de Corduba. Pero más allá de esta materialidad humilde es indu- 3 caracterización de la córdoba romana. 28. da en numerosas estratigrafías. infra. 28 Véase aquí Almoguera. Al interior de las poderosas murallas de la colonia la arqueología documenta 33 casas y edificios fundacionales de escasa monumentalidad: muros de planta rectangular con zócalos de mampuestos o cantos de río y alzados de tapial o adobes. janza de la ciudad se demuestra en que se repuso sin dificultad de un fuerte terremoto acontecido hacia 76 a. elaborada en las fábricas de Asinio Polión (según F. Claudio 32 Marcelo en la Turdetania. a nivel civil. Tal cronología. 8. II a. Hist. con un perímetro poligonal fuertemente amurallado elaborado subyacente en mayor grado. Fotografía archivo MAECO Figura 8 Trazado urbanístico en la Corduba romano-republicana (según J. una realidad urbana de carácter netamente romano. 29 Ventura. Coarelli. F. 392-394. que languidecerá a su sombra hasta verse completamente abandonado unos decenios más tarde. Antiquarium del Palatino).C. Fregellae o Luna25 y sin parangón en la región en estas fechas tan altas26. techumbres Entre los que estarían el padre de Séneca el Viejo y Clodius Turrinus. Junto a la ciudad indígena del Par- embargo parece que se respeta- que Cruz Conde surge en el segundo cuarto del s. Hisp. 2009a. 2002. 30 Ventura 31 et alií. Figura 9 Lastra Campana que decoraba la casa de Augusto en el Palatino. 1977. de circa 48 hectáreas de extensión. Bell. comercial y procesal. 27 mediante agger. 2007b. coincide con las estancias del triple cónsul M.C. 5. en el sótano del edificio Ryhad (c/ Cruz Conde esquina Tejares). fundadores y funciones “Ruda y guerrera”. Cha- ves. en cuya casa cordobesa plantaría Julio César el famoso lígneas y suelos de tierra batida. resto de Hispani. La pu- niana: un nuevo oppidum junto —y en contraposición— al prerromano de Colina de los Quemados. Murillo). en palabras plátano cantado por Marcial: 34 urbanismo y poder . 9. Ventura. ron las trazas de la ciudad púnica en la línea de otras coloniae latinae itálicas contemporáneas como Cosa. 29-31. Esta realidad material debe ser la “Markellou ktísma” estrabo- de Valerio Máximo.: Sall. 1995. dotada de una urbanística hipodámica ortogonal estructurada por kardines y decumani Fig. murum en opus quadratum con hiladas alternas a soga y a tizón a la “maniera romana” Fig.1. II. de sus fundaciones. 31: “eius provinciae caput ese estimabatus”. 7. turres semicirculares y fossa. repeti- Salinas.

Canto.C.1. que encarnaba la continuidad constitucional. la ciudad se mantuvo “entre dos aguas”. Éstos fueron vencidos por los nuestros. entonces. se levantaría una basílica forense para acoger las actividades mercantiles de las podero- 38 CIL X. Alex. Hisp. 2009a. almacén de los Bell.3. 390-391. Sobre el programa siendo de utilidad Vittinghoff. Fam. Funciones muchas de ellas que se debieron concen- 37 trar en el Foro. 44 Cf. reconocida por todos capital de la Hispania meridional31 Canto. 2005 y 2006.) Tras tamaña destrucción y masacre Corduba emprende un lento renacimiento.C. Hasta su total derrota tras la batalla de Munda: “César. como senatores. Serán los abusos del legado cesariano Casio cognomen Patricia y su atribu- Longino los que enfurezcan a los provinciales que. habien- do rodeado Munda con una forticación después de la batalla. 2008b. que 51 acaba por transformar por completo su estructura social y urbanística. 1983.8: Rómulo. teñida de cierta luxuria helenística.35. 2010.Patres certe ab honore patriciique progenies eorum appellati”.C. unos lustros antes33. Caballos.. sas compañías mineras y se acuñarían las primeras monedas en su ceca29. García-Bellido. 3 La deductio colonial cesariana a cargo de Cayo Asinio Polión (43 a. 45 González. fundadores y funciones urbanismo y poder 35 . 2000. llega a Corduba… Por su parte los de la ciudad. Por entonces del proceso legal y agronómico en Moatti. 34 Cic. 4. tan desconocido más allá de su mera situación urbana . a un César que aspira a la monarquía.dable el papel protagonista de la ciudad en la administración y explotación romana de Ventura. además de aquéllos que cayeron fuera de la muralla. comenzaron a incendiar la ciudad.63. plio territorio que se extendía por ambas riberas. pero que mantiene lazos de hospitalidad con algunos cordobeses ilustres desde sus estancias en la provincia. cuartel general del pretor. tan pronto como César levantó su campamento 48 Que se encuentra en la orilla derecha del Guadalquivir. suelos de mosaico o signinum. capitaneados por las élites cordo- ción augustea: Canto. La profunda 39 Suet. centro de exportación y 34 redistribución de importaciones. ocuparon parte de las torres y la muralla… Al advertirlo los desertores. 206. sus” tal como lo definiría Veleyo Patérculo 2. 2002 y 2010. 462-463. Las abundantes 52 Quintil. Knapp. 36 Así. 2003. Visiones más actualizadas mental de clara raigambre itálica: edificios construidos con sillería estucada. 5.. Prota- gonismo de Polión ya intuido por por los años ’70 a. Ventura. Vaquerizo-Murillo. sive quia soli centum erant qui creari patres possent. 2006 y. tejados de terracota. 1972.C. 51-53. 1983. 2008b. Así. Corduba. Gros. 50 “Firmus proposito et Iulianis partibus fidus. 1991 y 1997. lujosas casas de atrio y peristilo. como la misma Metrópoli. 1978. 1. por las muertes y proscripciones de los antiguos habitantes pompe- y Caballos. muriendo veintidós mil hombres. 43. 2004. convirtiéndose Córdoba temente. Dial. 1997 brillaba con luz propia en una provincia horrida et bellicosa32. 6087. muy recien- besas. La represión 34 ulterior provocará un cambio de fidelidad de trágico destino. al dejar ellos ya de luchar. 10.) 46 Caballos. se rinde sin embargo con facilidad en 49 a. Sobre su estancia en Hispania: Amela. según manifiestan los oradores y poetas cordobeses “de rudo acento” 42 Alföldy. llegan a materializar un fallido complot para acabar con su vida . 51. sede del máximo tribunal de justicia. 31-33. 12. de sus fundaciones. 33-34.“Centum creat ca. entre 47 y 45 a. 100. campamento de invierno del 35 ejército de ocupación y conquista.C. latino que cantaron las alabanzas de Cecilio Metelo Pío30 en fastuosos banquetes allá 43 2003 y Abascal. Tac. 6. 1997 y Ventura. 338 ss. Para su biografía completa: PIR2 A-1241. Bell. Contra la atribución cesariana del cuestor y propretor. 49 Morgan. 2005. Un par de generaciones más tarde la ciudad ya muestra una arquitectura monu- 1952. 2 Corduba pompeyana y su destrucción en las guerras civiles (45 a. aunque sin tener en consi- en la guerra contra César. Tib. Durante las turbulencias políticas y enfrentamientos civiles que acabaron con la Repúbli- 47 Livio 1. de colonización cesariano sigue 28 Dio. Leal en principio al bando pompeyano.. todo el sur peninsular que entonces arranca: puerto fluvial. 41 Ruiz de Arbulo. pompeyanos y cesarianos. aculturación romana. César se apoderó de la plaza”35. Así. 1993 y Keppie. 3 caracterización de la córdoba romana. Pompeianis adver- . en el más firme bastión de los hijos de Pompeyo y su causa deración esta visione d’ insieme. pero justo donde se ubicó el último puente de su curso y con un am- frente a la plaza. comenzaron a manifestar sus discrepancias tan violentamente que las voces casi llegaban a nuestro campamento… Los nuestros. 2008. Galsterer-Kröll. sive quia is numerus satis erat. cuerpo cívico. 2001 tierras disponibles. tributos y archivo administrativo27. ya se había operado en su 40 García-Bellido.

50. más un hombre de cultura y letras que de armas: “The most eminent Roman art collector of the first century B. opinamos nosotros. curiosa- recuperado en Frascati: CIL XIV. La onomástica con que bautizara a las nuevas colonias andaluzas resulta. Ucubi y Cordu- ba. conse- profesionales especializados cuentemente también. como acusador y abogado. Y. el resto de colonias cesarianas de la Ulterior . Urso. así personas de las Controversiae y las como León. 61 “Temporibus triumviralibus de Munda.1 El programa de colonización cesariano tras Munda Fasti Triump. 4090. por último. de las tejas al Templo de Apolo 48 Palatino asegura. fundará las colonias anno in villa Tusculana moritur”. gía. en Hispania Citerior. respectivamente: Regia. I 12. Romula Iulia. que fue el legado-procónsul Cayo redados por su único hijo.C. esta vez de ciudadanos romanos. CIL I2 p. 8 a.yanos. Capitol. Incluso la distribución geográfica de las mismas parece cuidadosamente estudiada. 06 y 08 a.C. inter quas Arelate y Narbona39 (46-45 a. 38041. Pero la pertenencia segura orilla izquierda del Baetis. (Coarelli). 60 desde sus primeros pasos en política fue un firme partidario de César50. 04 a.).C. y el anexo negocio de de Celsa Iulia Lepida40 (44-42 a. y de sabiduría clara fuente”. de sus fundaciones. consúltense los índices de investigación más actual36. 05. “A Renaissance man”. pues se enmarcó en un proyecto colonizador estraté- ad a. se han Pollit. 59 Strazzulla. Tras la muerte del Pollio cum Fescenninos in eum 3 caracterización de la córdoba romana. gico de amplios vuelos. firmados por diferentes officinatores. 1982. ¿Tarraco Urbs Triumphalis41? (44-39 a. s. aunque materializado de manera póstuma por sus legados.C. Así. Hendrickson. El programa político del vencedor fue contundente: premiar a sus soldados veteranos y a 54 la plebe romana con tierras en Italia y las provincias. en palabras de Ll. tal como unánimemente opina la Roma. 2599. la identificación con el abuelo El nuevo fundador de la colonia Patricia en Corduba fue también un personaje de altos vuelos pero. su envidiable situación estratégica y acrisolado prestigio. 43 A él deben atribuirse las fundaciones coloniales en Hasta. 1990. Caballos.) e Ilici Iulia42 “construcción”. fabri y fabri balneatores: CIL VI. 9385.). con el sello que inicia el mismo fundador de Roma. 129 y ss.). Hieron. Genetiva 44 del gremio: tectores. significativa y programática . Nacido hacia 76/75 a. Ann. Tiberio Claudio Nerón (padre del futuro emperador Tiberio) deducirá varias colonias. Asinius la existencia de libertos suyos Asinio Polión (44-43 a.)38.”.) el encargado de deducir la colonia Genetiva en Urso y. como demuestra de Osuna y a los estudios al respecto de A. algunas allí en el siglo pasado. En el s. a diferencia de los Claudii Marcelli. Regia por las aspiraciones monárquicas de César. Sus descencientes se documentan también en un epígrafe de Tusculum: CIL XIV. Carandini.. homónimo: Coarelli. 9395.C. 3. 1984. Acompañó a César en la batalla “Pollionisque Asinii ferociam Polión había heredado la ferocidad su hijo”. 2000. a los provinciales leales con la ciu- 55 Steinby. 1982. Hispalis.2 Perfil biográfico del deductor C. 57 debe analizarse de manera aislada. Ya antes del ingre- retineret”. en la Galia Comata deducirá Lucio Munacio Planco las colonias de Raurica y Lugdunum (45-43 a.C. ralentizado por el asesinato del dictador. Emilio Lépido.C.. habrían sido he- (44-42 a. dadanía y castigar con la desposesión a los opositores37. pues sobre el mapa se disponen de fig(lina) Asini Poll(ionis) (CIL XIV. Morgan49. 07 c).4: “Y de so en el senado como cuestor participó en importantes procesos judiciales.J. demostrando grandes dotes oratorias51. 2020: “LXXX aetatis suae Bosworth. 54. Abr. de una familia oriunda de Teate Marrucinorum (actual Chieti). saga perado numerosas tégulas. a lo largo de las feraces campiñas situadas en la 23 d. 1915. o bien en honor a su madre. de la familia de los in situ.C. sabemos ahora gracias al descubrimiento del nuevo bronce Gallus cos. Otros sellos de sus productos latericios. 58 Las figlinae tuscolanas de Polión. Tácito. 2008.C. Asinius Pollio. Se completa con ello. fueron sin duda tenidos 53 en cuenta por Julio César a la hora de decidir la instalación en su carbonizado solar de los Anneos y el clan cordobés en Para calibrar esta relación con una nueva colonia. por su cronolo- 3. 9396 y AE 1926. 4090. En los recientes trabajos arqueológicos en la casa Iulia. en la Galia Narbonense. El caso de la Colonia Patricia no 56 Morgan. fundadores y funciones urbanismo y poder 36 . XIX se identificaba al productor con el cónsul del forma equilibrada. cuando visitaría una Córdoba en desgracia por vez primera. desde Corduba hasta el mar. Romula y Genetiva en referencia a los antepasados de la gens Iulia. idénticas a las descubiertas Marcii Reges. mente. vista en su conjunto. el lema moderno de la ciudad: “casa de guerrera gente. LTUR. truncadas palatina del Princeps se han recu- precisamente los idus de marzo del 44. en palabras de J. Claritas y Patricia por ser aquél —Rómulo— el alfarero: “Teg(ula) C(ai) Cosconi / 46 creador de las instituciones del Senado y el Patriciado47. Suasoriae de Séneca el viejo.C. a intervalos regulares.v. Claritas Iulia y Patricia. Chron.

destinado a Macedonia. su acento “localista” de Pavía”. en respuesta al mismísimo Augusto. ahora liderado der a quien puede proscribirte”. celebraría un triunfo ex Illiricis el 25 de octubre del 39 a. pues en sus fincas tuscolanas poseía fábricas 2008b. 3 caracterización de la córdoba romana. Macr. Non est enim facile in eum scribere cuestor a L.C. destacaría como gran orador y amigo íntimo banquete el día que murió su nieto (Frascati)57. que le recriminó que había asistido a un independiente durante el enfrentamiento entre Antonio y Octavio. en buena medida gracias a su mediación. de sus fundaciones. “Pollio reprehendit por Marco Antonio. pretendía rehacer el partido pompeyano y recuperar insultantes durante el triunvirado la herencia de su padre. con los que abasteció de material constructivo a la casa de Augusto en el Palatino 59 Fig. ya octogenario. algo insultante60.5.86. cuando se le exigió decantarse por Antonio u Octavio en vísperas de Actium. para que abandonara la lealtad al partido cesariano. como manifiestan algunos de sus ingeniosos dicta memorabiles61. Se conserva en el Museo Ar- queológico Provincial de Córdoba. Figura 11 Inscripción cordobesa de Deceitia Rústica. fines de mayo y el 8 de junio del año 43 a. Lépido y Octavio. aunque desgraciadamente perdida56. No es fácil respon- diante varias cartas. mantuvo una postura victoris”: “yo me desentiendo de vuestras querellas y seré el botín del vencedor”. superviviente a las derrotas. Caesar. 9.52 Por esos años forja- in Livio patavinitatem”: “reprendió al gran historiador Tito Livio por ría su amistad con Séneca el Viejo y otros cordobeses como Sextilius Ena o Porcio Latrón. Sería tentado en esos años 44-43 a. descendiente de alfareros de Asinio Polión. Con el botín de guerra construyó la primera biblioteca pública de Roma : el Atrium Libertatis. rematado 37 urbanismo y poder . también. llevando como Augustus scripsisset ait: at ego taceo. IV praef. Defensor de la libertas y la latinitas (latine loqui). con nº de inventario 13083. “Itaque discrimini 53 vestro me subtraham et ero praeda por Antonio. qui potest proscribere”: “Cuando además de materializar el programa colonizador de César. fundadores y funciones Para todo lo que sigue.Figura 10 Lastra Campana hallada en Córdoba. L. Con posterioridad a Actium y durante el principado de Augusto. fechadas en Corduba el 16 de marzo. del Princeps hasta que falleciera.3. “Yo no dejé de cenar el día que perdí a mi hijo Herio”. Ventura. diremos que hizo gala de un carácter muy franco y.C. c(ontraria ave) en(ebra) re(more ave) sin(ente ave) dictador fue destinado como procónsul a la provincia Hispania Ulterior. obra de referencia tremendamente alabada por los contemporáneos y la historiografía posterior.4. y. su misión aquí fue. Sat. Con tres legiones a su cargo. I. Sen. Se conservan sus tres epístulas de respuesta al Arpinate. por Cicerón y el Senado me- éste dijo: Callo. alcanzaría el consulado en el año 40 a.21.C. al tiempo que se retiraba de 55 la política para escribir una Historia de las guerras civiles. a los que después acogería en su círculo de Roma . Cornelio Balbo el Menor. Cont. 2. en su residencia familiar de Tusculum 62 de ladrillos y terracotas decorativas de altísimo nivel artístico58. Hombre de negocios. 63 Para terminar estas breves notas biográficas. Constituido el segundo triunvirato Quint. El fragmento conserva parte de su borde superior original.56. luchar contra Sexto Pompeyo Augusto atacó a Polión con versos quien. por eso mismo. por sus victorias como Imperator54. 2.C. Vell.

En refuerzo de tal explicación. posteriormente policromada con vivos colores. de lado) al aire libre. do fundador auspicante se situaba al Oeste. resulta la decoración de nuestra placa. Ambas fórmulas aparecen igualmente abreviadas inscritas en los cipos 38 urbanismo y poder . en los recintos destinados a la inauguración de ciudades llamados auguracula. Deceitius en época augustea. la fechó en época augustea o primoimperial por su similitud estilística con algunas de mayoritariamente en talleres romanos o laciales entre la época silana y finales del s. sólo se documentan. 44-43 a. de estos materiales en época augustea y estuvo en la ciudad durante los inicios de su 66 Supra. de nombre Deceitius. 08 a-d: precisamente sellos sobre tégulas de otro officinator de las Sagrado de los Augures”68: RE(more ave) y SI(nente ave). simas o cimacios de terracota. proyección en la tierra del templum caelestis y sus diferentes partes o regiones. de este alfarero. en las que prima la decoración figurada en relieve a molde. por su especificidad y carecer de paralelos conocidos Fig. orientados según figlinas de Asinius Pollio llamado N(umerius) Deceitius. Fue C. Márquez rial decorativo arquitectónico toma su nombre de la colección y edición que de él hiciera. de espesor. que a pesar del recuperado por S. Los estudios más recientes destacan Apolo Palatino y la consideró un excepcional testimonio de la im- que la producción de estos elementos de cierto nivel artístico estaba íntimamente ligada portación de elementos ornamen- a la más amplia de material latericio. extramuros a poniente de la ciudad histórica63. fuera de Roma. En el caso de Bantia los cipos están inscritos para 3 caracterización de la córdoba romana. 11. pero se en- La actividad de Asinio Polión como deductor de una colonia Civium Romanorum en cuentra fracturado por los demás Corduba.C. liberta de un tal C. tal como manifiestan los sellos alfareros comunes.C. Bajo la terracota del tipo Lastra Campana. Este gentilicio es muy. quien sabemos fue el principal productor Borbein. como es el caso del excavado en la ciudad italiana de Bantia Fig. dejara descendientes asentados en Corduba. Se trata de estructuras lígneas poco consistentes (postes) que delimitan recintos rectangulares de pequeño tamaño (6-10 m. mos a un encargo directo de Asinio Polión. 1968. XX en las inmediaciones del Grupo Es- desgaste muestra una gran calidad colar Enríquez Barrios. reconstrucción tras el incendio del 45 a. además.168.C. Lam. “ave que retrasa” y “ave que consiente”. Tales fórmulas.5 cm. a quien identificó la pieza. de coronamiento. a una tal Deceitia Rustica. tres en 71 cada lado del cuadrado y uno en el centro. 16-17. de anchura máxi- testimonio arqueológico. 1911. en su sella curulis dentro de una cabaña o tabernaculum70. respectivamente69. notas 52 y 58-59. 10. que fue moldura superior se desarrolla el relieve decorativo. decorada a molde por su cara anterior Fig. Y también destacan que no se conocen testimonios de su exportación fuera de Italia. el Marqués Gianpietro Campana64. A media noche comenzaba la una cita literaria antigua: Festo. 1986. XIX. Fueron fabricadas “Campana”. o observación de las aves (spectio). 4090. 1998. 55.3. tales centro-itálicos y urbanos: Márquez. hijo o liberto. 64 La Lastra Campana hallada en Córdoba sólo encuentra explicación si la atribui- Campana. Este tipo de mate- en los detalles. Aparecen dos aves rapaces en pleno vuelo identificadas con sendas fórmulas del ius auguralis o “Derecho que muy raro. que se prolon- gaba hasta el amanecer . El C. midiendo 12 cm. 415 donde se menciona 66 hecho de que uno de los alfareros de las figlinae de Polión. ha sido recientemente demostrada. El augur o el magistra- pel: Delgado. Nº 4. 12. a todas luces excepcional62. a partir de la reinterpretación de un humilde lados. en un banco. correc- principios del s. de sus fundaciones. 1842. 68 Sobre tales sacerdotes y su pa- los puntos cardinales y dotados de una única entrada (templum). tal como documenta la epigrafía67 Fig. Se trata de un fragmento de sima de ma y 3’5 . p. Santos Gener a mediados del s. En el interior del recinto se ubicaban 9 cipos de piedra. p. pero Pero todavía más excepcional que el hallazgo en sí. Linderski. fabricándose las lastras Campana en las mismas figlinae que las tégulas o los ladrillos. 276 (Müll): “Remores aves in auspicio dicuntur. las encontradas en el Templo de con un especial florecimiento en época augustea65. que aluden al ritual de los auspicia ex avibus (o consulta de los designios de Júpiter mediante la observación del vuelo de las aves).2 y coment. 15 cm. Se trata de placas de revestimien- tamente.3 Testimonios de la Auspicatio-Inauguratio o ritual religioso de la fundación de Colonia en una moldura en forma de doble Patricia en Corduba listel escalonado. como una lastra del tipo to. 10. con la mirada dispuesta hacia el Este. fundadores y funciones 69 Sobre la primera sólo se conoce p. el 67 CIL II2/7. o sea. cat. y sólo se documenta epigráficamente en CIL XIV.. Deceitius cordobés debe ser descendiente. de altura máxima. 2000. quae acturum aliquid remorari compellunt”. quien debió residir y trabajar un tiempo en Córdoba acompañando a su dominus en los años de su proconsulado. 65 Von Rohden-Winnefeld. I d. sentado en una gran piedra.

VIII a. pues los pocos conocidos hasta ahora se ubican intramu- 3 caracterización de la córdoba romana. 2256 ss. extramuros. 2285. El lugar de hallazgo de la lastra cordobesa. Salóm). Figura 15 Plano de la Colonia Patricia altoimperial. 71 Linderski. Figura 13 Ubicación hipotética del auguraculum desde el que se auspició la Colonia Patricia.C. 1986. 2001. En Roma la dirección de la spectio era 39 urbanismo y poder . Sobre la resolución de la La lastra de terracota cordobesa se adecúa.Figura 12 Aguraculum de Bantia. favorables o desfavorables según las direcciones 1969. 256. dificulta a primera vista su adscripción a uno de estos auguracula fundacionales. en el orden correcto para ser leídas desde el exterior Fig. 2000. ser leídos desde la posición del augur. 1986. o bien el tabernaculum anexo. desde el que se auspició la Roma fundacional a mediados del s. 10 y 12. 70 Coarelli. fundadores y funciones “Sin(ente) ave”. (según Carandini-Capelli). Figura 14 Ubicación del auguraculum de Rómulo. Cipos inscritos con fórmulas augurales para la interpretación de los auspicios a partir del vuelo de las aves (según C. Ob- sérvese que reproduce las fórmulas dispuestas en el lado meridional del auguraculum de Bantia. ave que permite ó consiente la acción. 1966 y oraculares”: los augurios de Júpiter. segunda fórmula abreviada como para haber decorado uno de estos recintos lígneos. Linderski. indicando los textos abreviados las “respuestas del auguraculum de Bantia así RAVE y SINAVE: Torelli. Carandini-Capelli. posibles de observación de las aves. de sus fundaciones. por su material y pequeño tamaño.

cuyos pomeria fueron delimitados mediante el trazado con arado del sulcus primigenius74. Constitución ciudadana. fundamentalmente destinadas a las viviendas de los veteranos. quod item conditae ut Roma. en las cercanías del foro o en la acrópolis72. urbana finiuntur. Ann. omnes avidi spectant ad carceris oras. at Romulus pulcher in alto / Quaerit Aventino. II a.C. Deceitius. esset induperator. esto es. / Exin candida se radiis Y. Las prospecciones superficiales qui fiebat orbis.m. tauro en el segundo semestre del año 43 a. ¿qué día tomó los preceptivos auspicios Asinio Polión para. fossam vocabant Sur hasta el río. alumbrando así a la colonia Laeva volavit avis: simul aureus Patricia? La verdad es que no lo podemos establecer con precisión.. 1473. cuando el Princeps confirma sus privilegios y la nombra capital de la religionis causa die auspicato). el único en la zona con amplio campo visual hacia el Este (spectio) sobre el territorio y la ampliación meridional urbana75. et introrsum iactam murum. 40 urbes. El urbanismo y poder . a lo largo de la Vía configuración del sitio Fig. L. / Et simul ex coger el arado y proceder a la (re)consagración del pomerium. id est iunctis bobus.C. post- moerium dictum. nuevos amos de la ciudad82. adscritos a la tribu Sergia81. eo usque auspicia fenómeno que refleja la desposesión de tierras y derechos a los antiguos habitantes supervivientes de la masacre del 45 a. V. Cippi pomeri stant y el repartimiento de las mismas a los colonos.C. vemos que se reproduce aquí la posición topográfica de los Sacra en dirección a los Montes auspicios primigenios de la Roma Palatina a cargo de Rómulo. Pero si analizamos con detenimiento la hacia el SE./ Expectant vel uti. sufre una ampliación pomerial hacia el unde exculpserant. según sus propias palabras. si atendemos al testimonio de los agrimensores77. I d. a continuación.C.n.” 74 Varro. 35 x 70 m. (Vahl): “Ro- mulo auspicia data. por lo que debemos imaginarnos “una ciudad circumducta aratro ab orbe et urvo urbes. praepetibus sese pulchrisque locis en que se data la última carta remitida por él a Cicerón desde “Corduba” (y no desde “Patricia”) y diciembre del año 43 a.. 2006. Por eso defendemos que desde ese lugar de la ciudad. extramuros al Oeste del oppidum de la vieja Corduba (actual barrio de Ciudad Jardín).Hinc Remus auspicio se devovet atque secundam / Solus avem servat. / Conspicit inde sibi data Romulus esse priora. / Cedunt de caelo ter en el año 43. En la ampliación meridional se estructura una trama ortogonal de calles que delimitan manzanas de 1 x 2 actus. a media- nes in litteris antiquis scribuntur dos del s. de extensión Fig. 2005. condebant in Latio Etrusco ritu El “periodo constituyente”79 de la flamante colonia Patricia se extiende desde su deductio. Probablemente fuera alto longe pulcherruma praepes / exoritur sol.. sobre un altozano a la cota 115 m. 77 ss. 15. ideo coloniae nostrae om- en obras”83. La urbe.. que quedarían como simples residentes o incolae.L. yo. dant. se auspició la deductio Albanos: Coarelli. 73 Ennio. / Interea sol albus recessit in infera noctis. Y esta “repetición” del rito romuleo se documenta para otras deductiones coloniales. fundadores y funciones et circum Ariciam et circum Romam. de la red viaria de la ampliación meridional urbana76 y de la centuriación del ager patriciensis. repoblada con unos pocos miles de militares fossa et muro essent muniti. expresamente fabricadas en la ciudad por su officinator alfarero N. en et vacca interiore. la horquilla de fechas posible queda limitada entre el 8 de junio de año 43.. En puridad. 13. retenido “in colonia mea”78. Terram 80 veteranos cesarianos. ya que en el 44 se encontraba muy ocupado luchando contra Sexto Pompe- quattor corpora sancta / Avium. a quien Séneca el Viejo no pudo conocer por encontrarse.. consul cum mittere signum / Volt.): desde el Aventino. y aéreas detectan huellas de una parcelación geométrica o centuriatio en su territorio. alcanzando las 78 Ha. establecido por C. de sus fundaciones. et ideo coloniae et urbes conduntur. Post ea qui quod erat post murum. servat genus altivolantum. / Quam mox emittat pictis e faucibus currus: / Sic expectabat populus atque ora tenebat / Rebus. urbis principium.4 Ampliación urbana y urbanística.C. dedit icta foras lux. / Auspicio regni stabilita scamna locumque./ Omnibus cura viris uter colonial. utri magni victoria sit data regni. / Certabant urbem Romam Remoramne vocarent. Allí debe ubicarse (y buscarse arqueológicamente) el auguraculum fundacional de la Colonia Patricia. El nuevo estatuto jurídico implicó el otorgamiento de 3 caracterización de la córdoba romana. según la versión más antigua del mito transmitida por el poeta Ennio (principios del s. quod intra pomerium ponuntur”. aratro circumagebant sulcum (hoc faciebant los años 15-13 a.. multi..s. Asinius Pollio y decorado con lastras Campana con los temas y fórmulas propias del ius auguralis. fecha de la muerte de Cicerón. et.ros. Y también es probable que ese lugar sirviera de estacionamiento para la groma y “base” generadora para el trazado geométrico del nuevo pomerium colonial. ut recién creada Provincia Baetica . que culminaría su monumentalización muchos decenios después. hasta el tercer viaje de Augusto a Hispania. En estos años Quare et oppida quae prius erant comenzaría la lenta reconstrucción urbana. XXXII: “Oppida 3..C. al Oeste del Palatino Fig. 72 Salom.

Agripa (familiaris 76 Gottarelli 2003. 18. 89. a los que se repartirían tierras sobrantes de la primitiva centu- desposeídos habría sido el C. 1. Tras la victoria. veterano de las guerras Cántabras de Agrippa y. Se trata auspicaliter groma” de Marcus Vipsanius Agrippa. Lach. El número de inscripciones con urbanismo y poder . que fecha la segunda deductio augustea en 19 a. 1985. hispanas. pregoneros… Genetivae Iuliae. hacendístico. Contr.5.R. con su cuerpo de funcionarios subalternos o esclavos públicos: escribas. 81 Wiegels. de estatua ecuestre dedicado a L. era algo habitual en otras colonias. de sus fundaciones. Uno de tales de colonos en Patricia. Un Ordo Decurionum o senado local. 83 León. 385-388. mano derecha y yerno de Augusto. en general. compuesto por 100 colonos C. fundadores y funciones 89 41 2009a.C. 1998. muy similar a la conservada en la colonia Genetiva rito del sulcus se conmemora en y lúdico de la ciudad . documen- tado en la Tabula Ilicitana: Corell. regiría el funcionamiento administrativo. discutiendo. y es explicitamen- te confirmado por la Lex Coloniae comunidad cívica. 2006. 11. 75 Liv. el pedestal 1999. 2006. A este momento se atribuye el establecimiento de un nuevo contingente Sobre estos colonos. 2006. 79 Rodríguez Neila. 2008b. 4 El reforzamiento poblacional con nuevos colonos a cargo de M. como ya se intuyera a partir de la 3 caracterización de la córdoba romana. tivamente Hispania . 14 ó 73: “fines oppidi coloniaeve qua aratro circumductum erit”. quien acudiría a la 78 península Ibérica en 20-19 a. una “constitución” o Lex coloniae que. Figura 17 Moneda acuñada en Colonia Patricia. 2003b y 2005. Este procedimiento. dos duoviri y dos aediles. posita Todavía en la génesis de la Córdoba romana intervino un tercer “fundador”. veterano de la Legión XVI Gálica. 1998. lictores. altas magistraturas coloniales cordobesas 88 Fig. 2006. 86 García-Bellido. para después ocupar las más 85 Roddaz. Rodá. rius Vet(uria).) 77 Hyg. las propuestas ejecutivas de los magistrados electos anuales. 170. colono y "alcalde" de la "refundada" Colonia Patricia augústea. Corduba. abriría en Córdoba una ceca imperial de aúreos 80 Abascal. 16. González. o rechazando. 1993. judicial. o familiaris adiectio. 385 y ss. 85 y denarios para pagar a las tropas y proceder a la desmovilización de los excedentes 82 militares86. posteriormente. caps. para culminar las guerras Cántabras y pacificar defini- Sen. Prueba de este proceso serían la tribu Galeria (propia de las fundaciones augusteas) que muestran algunos patricienses y.C. Rhet. participó en tal campaña de Agrippa como tribuno militar. Saquete. 87 Caballos. p.C. 2004 y 2005. 1 praef. como Emerita o Iulia Ursonensis. adiectio) y la refundación augustea (19-13 a. Ma- riación. que 84 Caballos. nº 12 y Ventura.. La inscripción de Manlio Boccho refuerza la teoría de Mª Paz García y Bellido 88 Ventura.Figura 16 Inscripción de Manlio Boccho. especialmente. dirigiría los destinos de la las acuñaciones de otras coloniae Caesaraugusta. 7: “prospectum in urbem agrumque capto”. religioso 84 nombrados en un primer momento por el deductor Polión. como Urso o Emerita87. 2005.: “Colonia- rum deducendarum causa. 12. Manlio Boccho. aprobando. 1996.

dedicada a uno de sus nietos podría haber estado también en el foro de Córdoba: “Cn. 17 se explicaría. porque en Córdoba se Hispania es más bajo aún: 108 habrían asentado entonces mayoritariamente veteranos de la Legio Prima Augusta. Creemos que se puso esa fecha consular precisa consular. descendiente de los Claudii Marcelli. se derivan de sendas inscripciones cordobesas. los hijos y las tres ramas de nietos del deductor coloniae Patriciae 91 Polión —M. pues. (dedica esta estatua) de cien libras (35 kg) de oro” (CIL VI. el 1º de agosto del año 19 a. Abullia Nigellia falleció”90. 312679). 23 d. Feriae ex S. se fundadores y refundadores de la Córdoba romana acabaron. 12.. de un mes civil en 30 a. 8 a. III. Cneo Asinio Agrippa. “vox populi”. a 30 Km. tras el que se iniciaría el glorioso que. Pollionis et Agrippae nepoti. Marco Asinio Agrippa (cos. que casó con Marcelo Aesernino (cos.C. no tenidos en cuenta por la tos jurídicos en bronce.C. kal.C. CIL II2/7. 8 son del s. Salomies lo estima en el 10 %. 397: la única inscripción funeraria altoimperial conocida en toda Hispania con fecha consular89. Porque por su beneficio y constantes cuidados la provincia está pacificada. 90 La fecha consular de esta ins- cripción funeraria es significativa. valedores de los intereses de la ciudad y de la provincia Bética y en la Urbs92. Asinius Pollio tuvo dos hijos: Asinia. en 2 se consagraría definitivamente a 91 Augusto.C. Sextilib(us) Dei Manes receperunt Abulliam Nigelliam” = “En el nuevo año y dies natalis de la colonia. de toda Hispania: Abas- porque debió ser extremadamente significativa para la ciudad y sus habitantes. elegido por Agrippa para la refun- 22 a.C. 11 hono- citada autora. Así. Claudio Marcello Aesernino. 2008. 3 caracterización de la córdoba romana. 28 votivas (4 de Córdoba). De ellas. si las analizamos des- ríficas (3 de Córdoba).). cal. repetida en multitud de documentos oficiales públicamente expuestos y. la Colonia Patricia Corduba. y se Vipsania Agrippina. con datación la que no se ha aportado explicación. durante su último viaje a la Península Ibérica.). Ese día ya era en 13 a. 92 Hidalgo-Márquez-Ventura. según argumentamos. La inscripción de Abullia Nigellia es la única de época altoimperial. de- inscripciones. Asinio Polio (cos. de esas el puesto en la Legio Prima. Algunos años más tarde. emprendido ya el camino de la prosperidad y la monumentalización. epitafio de época augustea que menciona a un Rambla. 25).C. Y CIL II2/7. Y que sería sancionada por Augusto en el año 19 a. que en definitiva conmemoraban la victoria de Octaviano en Filipos sobre los asesinos de su padre: Como conclusión a este ensayo diremos que los descendientes de todos los Kienast. C. como ella bien indica. 368-369. en época de Tiberio. 362. y Asinio Gallo (cos. 287a. dedicaría una estatua en el Foro de Augusto con la siguiente inscripción: “Al emperador César Augusto.. conformaban un potente grupo de patronos en el senado de Roma.localización en Corduba de la ceca imperial abierta por Agrippa para el pago a la tropa datación consular en la epigrafía desmovilizada del frente Cántabro-Astur.C. la España Ulterior Bética. que se acompañaría de un censo y consecuente reunificación del cuerpo cívico. El epitafio de Abullia Nigellia habría que entenderlo tal que así: “C. 38 son documen- en la campaña.C. de sus fundaciones. que puso fin a la guerra antedichos. 1628. curiosamente. y de inicio de los Ludi Martiales. que casó con ajusta al “timetable” de su breve dación de la Colonia Patricia. Con la inauguración del Ara Pacis a su regreso ese mismo año: RGDA. muy probablemente según los argumentos jandría. Sentio Sat(urnino) cos. como capital al frente de la provincia Baetica.C. Asinio. fundadores y funciones 42 urbanismo y poder . de Córdoba) y 9 veterano Primipilus que no indica de qué legión lo fue: sólo pudo haber desempeñado funerarias (1 de Córdoba). 10 edilicias (1 de la de esta perspectiva.C. 2002. por antonomástica. padre de la patria. por tanto. peculiaridad para 9. emparenta- presenta muy adecuado para ser dos entre sí. pero más aún nos parece la fecha calendárica: el 1º de Agosto constituía la efemérides de la toma de Ale- Una “refundación” definitiva. 269-286. do para la consagración definitiva del Templo de Mars Ultor en 2 a. hija de Agrippa (y ex esposa del emperador Tiberio). También fue el día elegi- a. Otros argumentos para defender esta teoría. que representan el gradada en ese mismo año 19 a perder su imperial apelativo por la cobardía demostrada 0’58 %.C. pocos años después (8 a. El día. La ausencia del cognomen Iulia o Augusta en romana es muy bajo.) período de la Pax Augusta para el Imperio y la ciudad . 2004. Pero en su onomástica urbana Fig.) y Asinio Salonino—. producida. De manera que estancia en Hispania.. patrono”. La inscripción de Puteoli CIL X.

arquitectura… es imprescindible y de obligada lectura GROS 1996. 7.1. ofrecen en diversos trabajos una Además. para que el lector se forme una idea válida y completa El foro2 es por definición. jurisprudencia… todo era gestionado a través del foro y en concreto en los edificios que en él se encontraban3. 2004. a través de las intervenciones véase MÁRQUEZVENTURA. tratándose de Corduba. capital de la Bética.C. este estudio se hace más necesario ciones y trabajos arqueológicos habida cuenta de las constantes novedades que la arqueología arroja sobre el estado de son las autores que nos síntesis de las distintas investigaque se han venido produciendo en la cuestión. funciones. 43 I. pues la evolución que experimentó desde su nacimiento como foro republicano hasta su cese de funcionalidad para concluir en su abandono hacia el s. Carrasco. 2 Para todo lo referente al estudio de los foros: origen. GARCÍACARRASCO. IV d. 107-108. 4 Vitr. 2001. 146 ss. en su urbanística. 1. así como tacaremos algunas de ellas. política. Es objetivo de este trabajo poner en conocimiento del lector la imagen que este sector de la ciudad. El resultado de dicha intervención fue la aparición del enlosado de la 4 el foro colonial Una revisión de los edificios que se albergarían en los foros y las funciones de ellos la encontramos en MÁRQUEZ 2008. por lo tanto. Usa vitruvio urbanismo y poder . 3 Historiografía del foro de la colonia La génesis de la historiografía forense de Córdoba comienza a mediados del siglo XX. De arch. es asun- 1 Varios to de obligado cumplimiento el intentar discernir cómo sería su centro principal: el foro. 199. 2005. El foro ocupa un lugar preeminente y será la base de la organización del resto de la ciudad porque en torno a él se expande todo lo demas4. de transacciones y de negocios. entender a la propia ciudad. cuando Samuel de los Santos Gener5 realiza una excavación en la esquina de la calle Góngora y Cruz Conde. del Foro Colonial.4 EL FORO COLONIAL José Manuel Almoguera Sánchez Cuando nos adentramos en el estudio de una ciudad romana. Será la sede de las asambleas y de las votaciones. 430-432. de juicios y de discursos. 207 ss. se trata de de la historia de la investigación grandes plazas públicas que albergaban los edificios que permitían que la ciudad se articulara en todos sus prismas: religión. evolución. comercio. Por ello el entender el foro de una ciudad romana es en esencia. citarlas todas sería exagerado. Sólo des- el decano de los foros cordobeses tendría en su periodo de mayor esplendor. el centro neurálgico de la ciudad romana.

3. existencia de este espacio. 12 Bell. Ca- 1996: 126. otras losas en tres solares más de las mencionadas calles.12. Ventura8. De este modo. et alii. 5 SANTOS GENER. en IBAÑEZ et alii este trabajo que es sólo una “presunción deseable” debido a que lo único que sabemos al respecto es Por otro lado aparecen varias referencias a este espacio principal en las fuentes es- una intervención de A. Carrasco. y que gracias a 9 su lectura aclarará de forma determinante la imagen del Foro colonial de Córdoba Fig. Así mismo a mediados de la década de los ‘90 L. mientras la iglesia de San Miguel donde romanos en el año 1982. volveremos cuando se estudie de forma pormenorizada este edificio. y era de suma urgencia arreglarlo 17 Para pues con él debía firmar los edictos . 241ss. ‘80 se llevan a cabo otra serie de intervenciones a cargo de A. lo que nos indica que la importancia del foro era tal. que narra el curioso hecho de que en el aparecen restos de varios muros 10 año 113 a. fueron su resultado. Más tarde. / 7. 72 ss. Axio Naso. 8 APARICIO-VENTURA. a través de la intervención arqueológica de urgencia en la Calle Góngora número 13. publican las conclusiones de una intervención en la Calle Góngora nº 8. Pero a partir de 1997 se conoce con exactitud el desarrollo del foro republicano. Apenas sabíamos que debió tener una plaza rectangular y que estaría orientado en sentido este–oeste. 1. 2002: 109-110 a conocer un pedestal con la inscripción de un flamen provincial. La primera mención literaria sobre el foro de y A. El conocimiento arqueológico del foro republicano aumentó de manera exponencial.. Calpurnio Pison. así como sus características17. efectuada por I. a través de un atentando que el legado Q. a cargo I. que le daba nombre a esta zona de la ciudad Fig. dedicaron a L. 14 CARRILLO et alii 1999: 43. del foro CARRASCO 2002: 205 y 11 aunque de una manera secundaria o indirecta. Aparicio y Á. posteriores ayudando a perfeccionar el conocimiento del foro..2. El paso más importante 16 Planteada en el conocimiento de este espacio se producirá con la intervención en 1998. aunque sólo sea dentro del marco de la hipótesis16. aunque ligeramente desviado hacia el este14. nº 272. en los años 9 CARRASCO. impartía justicia en esta ciudad se le rompió su sello. y a su lectura. Y por último. aunque se reconoce en rrasco . Es la única fuente epigráfica que alude directamente a la MÁRQUEZ 2009: 108 y 109. Marcos6 publican la aparición de curiosa manera: areas oportunas de uso común. 15 GARRIGUET. Verr. ratifican la tesis de Santos Gener. Ibáñez7 de las que destacamos la realizada en la calle Historiador Díaz del Moral. Posteriormente. donde la aparición de nuevas piezas 10 Cic. habría ejemplo de ello lo encontramos en que mencionar un pedestal que quienes allí vivían. aparecen otras noticias del foro. Casio Longino sufrió cuando se dirigía hacia la basílica en el año 48 a. así como determinar que 4 el foro colonial 44 urbanismo y poder . por lo que se pudo delimitar el recinto en su región suroccidental. 1955.C.C. ocupando las actuales calles Góngora y Cruz Conde15. a L..Mª. en los blico y también lo meciona de una años ’70. los vicani. del enlosado y un canal del que después hablaremos. 56 11 VENTURA. MARCOS critas. que ejercía la praetura de la Hispania Ulterior. MÁRQUEZ-VENTURA 2005: 431 y 13 quaestor en tiempos de Tiberio. donde A. 2. El trabajo de Carrasco es recogido con posterioridad en diversos estudios acerca del foro colonial. además de algunos hallazgos que 6 VICENT-MARCOS. desestimando la idea que la erudición local de la época tenía acerca de el concepto de espacio de uso pú- que el foro de Córdoba se situaba en la actual Plaza de las Tendillas Fig. IV. en la esquina entre las calles Góngora y Teniente Braulio Laportilla. el Museo Arqueológico provincial realizaría una serie de intervenciones en la calle Ramírez de Arellano y Góngora. de entre las cuales destacaremos tres. pues se menciona un vicus forensis. y sobre el que la estructura del pavimento 206. Mª VICENT (1985: 246).gran plaza central. Alex. 1996: 121 ss. Vicent y A. donde delimitan el foro en su sector occidental y dan 13 CIL II2 1996: 2001: 199-ss. 2007:98 52. El foro colonial en época republicana: Las guerras civiles y sus consecuencias en el foro No conocíamos mucho del foro de Córdoba en época republicana. en Corduba la encontramos en un texto de Cicerón . Las excavaciones en este sector prosiguen en los años 7 IBAÑEZ 1985. Se ha publicado la posibilidad de que bajo la actual Iglesia de San Miguel se encontrará una mezquita y bajo ésta un posible templo.

Figura 3 Primer plano de Colonia Patricia con el foro colonial señalado. por su firme muralla y por ser fundación de Marcelo. Ventura Figura 4 Imagen del canal perimetral que recogería el agua de lluvia en el foro republicano. Todo lo referente al pompeyano. lo que le otorgaba extraoficialmente el rango de “principal ciudad de la pro- probablemente.. 19 A finales En tiempos republicanos la plaza presentaba un suelo de tierra apisonada. tanto literarias como constructivas18. Durante el desarrollo de las guerras civiles. exhumado en la excavación de 1998 dirigida por I. 18 CARRASCO 4. los pompeyanos consideraron Córdoba como un gran bastión para su defensa debido a razones militares. Stylow. 2002: 205. Esto debió multiplicar el interés cesariano por su ocupación y su posterior sa- Pompeyo. Córdoba será unas de las plazas más importantes para la estrategia pompeyana.C. Así las cosas. No en vano. del año 46 a. 4 el foro colonial urbanismo y poder 45 . hechos claramente constatados tanto por las fuentes literarias20. A. como por las evidencias arqueológicas21. en ella se instaló Sexto vincia”19. RODRÍGUEZ NEILA queo. lo que corrobora otras informaciones que manejamos acerca de la actividad edilicia en este momento de la Córdoba republicana.C. Carrasco. la ciudad sufre expolio y destrucción. estratégicas y de prestigio. la plaza estaba porticada y tenía una canal perimetral para recoger el agua de lluvia Fig. De este proceso asedio cesariano sobre la Córdoba pompeyana y su papel en el conflicto bélico se puede consultar en tampoco pudo librarse el foro que debió verse afectado por incendios y otros episodios RODRÍGUEZ NEILA 2005: 313-362. Figura 2 El foro colonial en el parcelario actual. No debemos obviar que Córdoba. reflejando todos los “descubrimientos” hasta ese momento realizados. revisado por Á. tras la batalla de Munda y la evidente adhesión de Córdoba al bando 2005: 347. contaría con la muralla más sólida de la zona. Todas estas estructuras están fechadas por Carrasco en el siglo II a.Figura 1 Plano de todo el sector del foro colonial según Samuel de los Santos en 1955.

Como estandarte de este nuevo régimen se levantará el nuevo foro sobre las ruinas del repu- 29 La primera referencia biblio- gráfica acerca de las dimensiones de las losas del foro la encontramos en SÁNTOS GENER. que intersectaban sus trazados en las inme- investigaciones e intervenciones diaciones del foro. 21 VENTURA et alii 1996: 22 CARRASCO 23 Para 92-93. 1996:261. 1. de cuyas medidas nos resulta una proporción de 2:128. según encontramos en el trabajo de 46 urbanismo y poder . 1955: blicano. La réplica a ello la cuanto a las dimensiones de las mismas. que va vinculado a desarrollar un lenguaje político propuesto desde Roma. dedicado a los foros y las basílicas propone como proporción ideal 3:2. 5. con el fin de manejar los 24 BÜCHNER. Esta idea ha sido sólo planteada como esbozo para la posibilidad de realizadas a éste respecto varía las dimensiones MÁRQUEZ–VENTU- que el cardo maximus actuara de elemento diferenciador entre la zona comercial y la RA. A pesar de que no es objetivo prio- C. 72. o lo que es igual 440 x 220 pies CABALLOS. 2009: 466. por un de saepta es la interrupción que lado una superficie tremendamente sólida que sirve de cama para el enlosado. se llevó a cabo 20 Bell Hisp. por lo que sería fundamental mantener el foro activo tanto en Aug 37. el aspecto comercial como sobre todo en el ámbito político. Lám. la influencia de la propa- ganda familiar de gens Iulia es de obligado conocimiento ZANKER. Más aún teniendo en cuenta que 34 ss. y más en profundidad en MÁRQUEZ. Santos Gener publicó 4 el foro colonial las estatuas y las fuentes. El pavimento se compone de piezas rectangulares de distintos tamaños de caliza micrítica gris (piedra de mina) Fig. a pesar de ello el ejemplo cordobés coincide con el de otras ciudades repúblicanas como Pompeya o Siguiendo la senda de la metrópoli la ciudad emprende en época augustea un Alba Fucens. Suet. Es este motivo extraordinariamente interesante y fundamental para entender el cambio que se produce en la arquitectura oficial. romanos. zona sagrada. y de los que no podemos excluir el de Colonia Patricia. las cuales se asientan bajo dos capas constructivas. 2006: 228 y 229. pensamos que éste es un fenómeno. 1998: 174. El objetivo de estas transforma- 28 Vitruvio ciones era la representación glorificada de la gens Iulia. y sólo de lo estrictamente necesario con el fin de que el foro siguiera realizando algunas de sus funciones básicas. en un primer momento. La variación más importante en los espacios públicos forenses se produce casi de manera 26 Esta es una idea planteada por instantánea de la mano de la inauguración del Foro de Augusto. Por ello parece evidente que tras el saqueo de la ciudad. Esta propuesta supera una anterior acerca de la extensión de la plaza en IBÁÑEZ ritario de este trabajo. que se enorgullecía de haber llevado la paz al orbe: la Pax Augusta24. 1983: 163. con Augusto a la cabeza. una mínima reforma rápida. Márquez a modo de hipótesis: MÁRQUEZ. En argumentan VAQUERIZO–MURILLO. Antes de Augusto la imagen de Roma había sido el oscuro reflejo de décadas de luchas internas y el pater patriae quiso dejar constancia material de su determinante influencia en la unidad del estado: la imagen visual de una ciudad no es más que el reflejo del nivel de la misma25. 25 Para cambios que se estaban produciendo en el escenario de la época.destructivos22. 2009: 107. tras la victoria cesariana. cuanto menos mencionable et alii. como ocurre en otras urbes contemporáneas26. quien a tenor de para entender el motivo de las modificaciones realizadas en muchos foros del imperio sus excavaciones propuso una extensión de 65 x 95 m. estando liderado por la familia imperial. 2001: 205 la reforma en la adminis- ésta era una etapa de transición y continuos cambios en el panorama administrativo tración en época de Augusto. también se renovaron profundamente las dos principales arterias de la ciudad. 1996:126. 30 Para la división de los distritos electorales y el número de curias Se nos presenta una amplia plaza de 130 x 65 m27. proceso de reorganización en todos sus frentes urbanísticos: una importante ampliación hacia el rio y un programa de renovación y colosalidad de sus edificios públicos. 27 Para la extensión del foro colonial APARICIO–VENTURA. El foro en época Julio-Claudia 2008: 27 ss. Posteriormente a tenor de las el cardo maximus y el decumanus maximus. y debajo las filas de votantes sufrirían por de ésta una segunda capa de cantos rodados y grava. A partir de este momento en los foros de las ciudades comienzan a desarrollarse proyectos encaminados a reflejar el modelo capitalino como muestra de adhesión a la política del princeps23. El nuevo foro colonial 31 Una de las objeciones que se se dispone colmatando el antiguo foro republicano cuya estructura se encuentra bajo las plantea para que la plaza actúe losas del pavimento forense. 2005: 431. en el capítulo primero de su libro quinto.

En relación a esta idea la saepta de Roma y el foro de Fregellae donde la plaza del foro actua de recinto de votacines. de casi dos metros de anchura cada una. 1997 Figura 7 Basa ática sin plinto aparecidas en Calle Teniente Braulio Laportilla. Figura 6 Las calles del foro colonial formadas por las franjas del pavimento de la plaza. Sin lugar a dudas. De este modo cada una de las franjas correspondería a la fila en la que votaba una curia o distrito electoral de los varios en que se articulaba el cuerpo cívico.A. Carrasco. lo que hace pensar que parece más una razón 4 el foro colonial del foro colonial. Ibañez et alii en 1996. Figura 8 Arranque de la escalinata aparacida en el sector suroccidental de la plaza durante la excavación Fotografía I. lo que C. Caballos.20 m. En la lex coloniae Genetivae Iuliae sólo se turas la mayoría de ellas datan del menciona en una ocasión el término tribu. En él se repasa periodo julio-claudio. en 47 urbanismo y poder .Ventura interpretaron como la delimitasen las filas o calles durante el uso del foro como recinto electoral o saepta Fig. 1998 que oscilaban entre los 0. desde principios siglo XX a las excavaciones ejecutadas por Samuel de los Santos Gener a mediados de siglo. 6. López y J. I.929. debido a que se dispone en sobre la decoración escultórica franjas longitudinales homogéneas con sentido Este-Oeste.9 x 0.60 x 0. Garriguet 2000 lo más destacable del enlosado es la disposición del mismo. por A. Márquez y Á. Esta conclusión se refuerza gracias al nuevo la historiografía de los hallazgos escultóricos al respecto. Fotografía Coarelli.Figura 5 Enlosado del foro. De todo el catálogo de escul- bronce de Osuna interpretado por A. alcanzando algunas los 1.

algo aparecido unas cornisas circulares a nuestro juicio poco probable debido a que como queda dicho las escalinatas son con- que se adscribirían a un edificio absidado. En recientes trabajos D. lo que descarta el he- ello estos pedestales. la inequívoca datación de la refectio y pavimentación de la plaza. 1998: 116 ss. contaba con 24. MÁRQUEZ.9 m. 1998: 174. de época augustea. es la ubicación de los hallazgos. Ventura. Todo ello recogido en MÁRQUEZ. lo que nos daría una extensión total de 57 m. en lo que después sería el nuevo foro de la ciudad sólo habría casas. con un motivo paralelos y cronología MÁRQUEZ. Morfológicamente son basas áticas sin plinto elaboradas en caliza 33 micrítica gris que presentan el imoscapo labrado en la misma pieza.casual que otra cosa. estructuras respondieran a un edificio monumental. nota 333. su morfología. mientras que el forum novum losales y un capitel con figuración posee una cronología tiberiana. 1998: 174-175 36 VENTURA 1996: 37 CARRASCO. 7. nos ayudan a concluir. es la interrupción del tráfico a causa de los pedestales de estatua. Por ello. de un muro que no se desarrolla hacia el centro de ese lateral (c/ Historiador Díaz del 40 Asunto de difícil resolución de- Moral). Los saepta de Colonia Patricia habrían acogido al mismo número de curias que las de Roma. en el noreste han recogen la hipótesis de que marcara un cambio de cota respecto al forum adiectum38. esto debió responder. restos de esculturas co- temporáneas al enlosado de la plaza. no por novedoso. lo que no resulta descabellado teniendo en cuenta que hablamos de una capital de provincia. y coincidiendo con Á. el Para éstas basas. de extensión Norte-Sur que muestra nuestro foro se llegaría gracias de esculturas a partir del siglo II. 38 VAQUERIZO–MURILLO. foro. 2010: 466. en Segóbriga. por un lado. y diversas esculturas rela- mente constatadas por una intervención llevada a cabo en la Calle Morería número 5 . Las fuentes nos dan algunas pistas40. Un problema planteado en los últimos tiempos 30 para desestimar la función de la plaza como saepta u ovile. 1995: 85 y 86. la existencia de un pórtico en parte del perímetro del foro. esta división de pavimento de la plaza forense permite que constata un descenso importante podamos hacer un cálculo de los distritos electorales en Colonia Patricia: 30 curias. y por otro lado. . y que fue interpretado por Á. 2009: 111. 1985: 244 dimensiones Fig. Por lo tanto el buen conocimiento de estas piezas y la situación de las mismas 35 MÁRQUEZ. cada una con una calle de 1. en el momento de las votaciones: VENTURA 2007: 108. decorativo particular: unas puntas de flecha. mientras que otras ciudades menores como Turris Libisonis contaban con 23 . es decir 30. no cho de que las estatuas estorbaran incomodarían a las personas al situarse en fila en días de votaciones. Ventura como posible podio de un templo36. mientras que el capítulo 14 establece expresamente la organización concreto de época de Claudio y se electoral en curiae. En los sectores norte y este de la plaza. UNGARO 2007: 138. Hasta los 65 m. 39 Interesante cuestión es la de discernir los edificios públicos que se ubicarían en el cionadas al culto imperial en el sector sureste. Dicho bido a los pocos datos con los que muro no aparece al lado surocciental de la plaza (esquina Góngora con Braulio Lapor- contamos. La mayoría de las piezas aparecen en la Calle Cruz Conde como hemos mencionado con anterioridad. dispuestos perimetralmente como se ve en numerosos paralelos. Es decir. NOTA 68. Vaquerizo y J. Obviando la presencia de templos41. que en el momento en que se erigieron las esca- de la diosa Victoria en el extremo leras. podemos imaginar que tilla) donde en cambio se encontraron unas escalinatas fechadas en el mismo tiempo existirían diversos edificios de dis- que el pavimento37 Fig. aunque en el mismo trabajo también De este modo. Encontramos la misma ornamentación de lancetas en diversos recintos forenses como en Terracina. no obstante lo más destacable. según los autores al hecho de que se acumularan en este sector para ser reaprovechadas con posterioridad. 2004: 153 ss. Fco. Sin embargo. aparecieron unas basas32 de grandes 32 VICENT–MARCOS. y que la Colonia Genetiva Iulia Urso. que es donde se ubicarían las estatuas. 8. Pompeya33 o. de anchura. en nuestra opinión esto no supondría un problema a tenor de la situación de los mismos31. que podemos situar en el periodo tardoaugusteo35. Para su interpretación como pórtico. 2002: 206. En el lado Sur el pórtico no continúa de forma uniforme debido a la aparición 39 GÁRCIA–CARRASCO. El resto de estas piezas aparecen en la periferia de la plaza (LÓPEZ–GARRIGUET a las dos calles laterales más en los extremos. más llamativo: el templo de Mars Ultor34 en el segundo orden decorativo del interior de 34 la cella. hemos de 41 4 el foro colonial urbanismo y poder 48 En MÁRQUEZ. arqueológica- oeste. Murillo han relacionado estas escalinatas con las basas anteriormente analizadas proponiendo que ambas tinta finalidad por los elementos contados e inconexos que han ido apareciendo casi con cuentagotas. Por 2000: 66).

MURILLO. completa. El estudio por parte de Márquez de las basas áticas sin plinto de piedra de mina aparecidas en c/ Teniente Braulio Laportilla. Ventura . una consola parótida aparecida en Según su tesis las escalinatas darían acceso a un edificio orientado de Este a Oeste y por- la Calle Cruz Conde y publicada ticado ya antes del incendio del año 45 a. plo forense. Márquez en los últimos años del primer siglo de nuestra era45. propone una basílica abierta al foro. La costumbre de adornar y limpio junto con la composición nos permite situarlo en época julio-cludia. Ventura en astrágalos lisos y elementos vegetales. en la excavación arqueológica de urgencia realizada por L. 9. Por otro lado las basas se ponen en relación con otras pertenecientes a edificios basilicales de Hispania como Tarraco. Es un fragmento de una pieza que. la curia y el tabularium municipal42. mediría 80 cm. El abastecimiento de la fuente era mediante una fístula de plomo. como así ocurrió en muchas otras ciudades. nota 15. sólo parecen base de opus spicatum y los canalillos de desagüe. dos sector de la plaza. Sobre el capitolio.Figura 9 Disposición del foro en el parcelario actual incluidos algunos de los edificios que allí se encontrarían según Á. 10. Ventura 2009. su hipótesis se basa en dos elementos anteriormente mencionados: la escalinata y piedra caliza. De hecho es el edificio que más veces podemos encontrar citado en las fuentes literarias. Peña. Conocemos por las segura existencia de un templo de fuentes que en Córdoba debieron existir una basílica. Acerca de los edificios de culto en el foro. nos detendremos en la basílica. de la que conocemos su existencia antes del año 48 a. 4 el foro colonial urbanismo y poder 49 . El primero de posibilidad de que uno de estos los ejemplos que tenemos en el caso de Córdoba apareció en la cercana Calle Osario. ya que se conocen sus claves marmóreas decoradas.C. formaría parte de la esquina de un altar asemejable al ara pacis. Aparicio y Á. Debió formar parte del mismo pro- corresponder a esta cronología dos frogones de opus caementicium grama constructivo que la transformación augustea del foro. También advierte de una pilastra augustea que. Ambos ejemplos son fechados existe un vacio estatígrafico en por C. Se trata de una pieza elaborada en mármol blanco de 58 cm de altura que representa a una templos se dispusiera en el lado occidental del foro enfrentado al hipotético capitolio bajo la iglesia victoria alada. propone la las claves con volutas en forma de “s” se constata a partir del arco de Tito. época romana-altoimperial definido así: “ausente estratigráficamen- En el sector sur de la plaza se hallaba una fuente Fig. mientras colega A. según él. habría llegada al foro por el cardo máximo desde el norte. también elabora- que tener en cuenta que en ese do en mármol blanco. Sin embargo. 46 así como la programación de diversos lacus o fuentes financiadas por el duunvir Lucius localizados en la cata D …” (1996: 253). lam. apareció en los cimentos de la calle Cruz Conde. El segundo ejemplo. La situación de este arco debía ser próxima al tem- el solar de la Calle Góngora nº 8. mientras que la ornamentación de 2010: 78. en el lado 43 Sur. En el caso de Córdoba tenemos constancia de que existían dos arcos en el foro o en sus proximidades. Á. estos elementos centrales se remonta al siglo III a. 25a y 25b). como ocurre en Roma con los Foros Imperiales. tener en cuenta que los foros de las ciudades romanas eran auténticos centros adminis- tenemos el planteamiento de la trativos en esencia.C. véase más adelante las reflexiones de nuestro Cornelius47. cronología augustea.C. el tribunal del pretor. Baelo o Sagunto. por Hesberg como capitel jónico (Hesberg 1996: 168. nos pone en la pista de otro edificio sagrado: su estilo trabajado Otro elemento distintivo de la arquitectura forense son los arcos honoríficos. Clunia. No hemos de obviar que en este periodo se produjo el diseño y construcción del acueducto Aqua Augusta Vetus . que coinciden morfológicamente con las basas cordobesas Fig.44. decorada con un doble motivo de cuerda. constatada a través de su te de toda excavación. Figura 10 Imagen del pavimento de la fuente. cuya ubicación debe corresponder a un arco que serviría de antesala a la de san Miguel. a tenor de unos fragmentos que formarían parte de una colosal ménsula de De entre todos ellos.

43 VENTURA. siendo ocupado por estructuras murarias situadas directamente sobre el enlosado de la cronología lo encontramos en plaza. 1998: 164. 1996: 30 ss. Este hecho conllevaría la edificación de un nuevo complejo forense. 67. fue ensanchada en un momento posterior . para la gestión administrativa de la provincia Baetica por parte del procónsul —objetivo de estudio en el 46 Para los arcos horíficos MÁRel estudio del aqua nova la monografía sobre el asunto VENTURA. na. si bien todo al siglo IV. La fuente 42 VENTURA. 2003: 194. el proceso de abandono del “corazón urbano” se documenta en torno 1993: 154. 50 VENTURA–PIZARRO. El otro lado de la plaza. 50 48 Por último. 2010: 199. hasta su colmatación definitiva en época moderna52. 4 el foro colonial 50 urbanismo y poder . que la epigrafía documenta desa- 47 VENTURA. sillares de caliza y escaso mortero. al sur. 49 MÁRQUEZ 1998a. que se componen de materiales de diverso tipo y origen. 2001: 207. 1998: 164. 49 A partir de época tiberiana la situación de Córdoba cambia. rrollándose con normalidad hasta mediados del s. como consecuencia de ello. La ampliación de la ciudad junto con la renovación política y burocrática a la que el princeps había sometido 44 Tenemos conocen los ejemplos de Volterra y Falerii novi. Carrasco. La primera referencia para la fuente la encontramos en MÁRQUEZ. datado en el siglo IV y cuya estructura muraría coincide con el muro 52 Para el abandono y destrucción del foro CARRASCO.C. entre los que se encuentran piedra de mina. 2001: 207.que el desagüe se efectuaría a través de dos canales tallados de media caña48. por CARRASCO. las funciones administrativas exclusivamente locales. parte de I. con un gran edificio tardorromano que se documenta en una ex- 51 APARICIO–VENTURA. El espacio norte va lo referente a ella en estructura. III d. el foro colonial quedó reservado para mente VENTURA. a su vasto imperio hacían imposible manejar todas las necesidades que una capital de 45 Para provincia debía solventar en el viejo ámbito forense. 2007: 113 ss. 1998 : 67. En época islámica se desmonta el pavimento de la plaza y varias capas de vertidos cubren el espacio. revisada posterior- próximo capítulo— y. El pavimento del foro se va colmatando paulatinamente. cavación de 1996. MÁRQUEZ. como sucedía en época republica- QUEZ. 1996: 253. Éstas se ponen en relación. 1993. anteriormente descrito51. se mantuvo como un espacio transitado.

Fig.. donde descubrió parte de un enlosado de piedra. 1992: 258. sin intuir los trabajos en Vicent 1973. zado por P. Sólo entonces se reconocieron tres terrazas que rodeaban dos do con los restos encontrados al grandes muros concéntricos de sillería cuyo diámetro. tiempo después. 673 y s. tres solares fueron unificados y utilizados como lugar de almacén. 1958: 141. 4 Aunque inéditos. proponiéndose sucintamente que la escalera encontrada este contexto. Ana Mª Vicent. 7. el Seminario de mano”. el de Pero Mato deparó el hallazgo Seminario de Arqueología de la Universidad de Córdoba planificó una campaña de exca- de un pavimento y un contrafuerte vación que pretendía individualizar y levantar el plano de todas las estructuras halladas de contención que fue relaciona- en el “Patio Romano”. Entretanto. nº 221. encabe- ciones y otras estructuras que no lograron ser interpretadas en conjunto4. la existencia de restos arqueológi- 2 Su sucesora en el cargo entre los años 60 y 80. Su director entonces. desarrollaba un La relación existente entre los distintos restos excavados al interior del Museo no proyecto de investigación en torno a la zona de Altos de Santa Ana. 1993: 167 y s). lógico situado próximo a la Cuesta En 1994 con objeto de dilucidar el aterrazamiento de este sector de la ciudad.. y Marcos y Vicent 1983. gestionó la compra cos (Murillo y Araque: 1987). Este mismo año. contiguo al anterior. emprendió excavaciones de manera intermitente en el llamado “Patio Ro- 5 Roldán. hizo plantear la (León et alii. 1 zó a escribirse hasta 1946. identificó erróneamente como parte del graderío una escalinata curva aparecida vención arqueológica para valorar durante las obras de reforma y conservada in situ en el “Patio de Epigrafía” Fig. la historia más reciente del Teatro Romano de Córdoba no comen- 2 Santos. de más de 120 m. n. un sondeo arqueo- sirviera en realidad como acceso a una plaza pública5. Samuel de los 3 Los 2. hipótesis de que se tratara de la cimentación de fachada del Teatro Romano de Córdoba. que. 5 el teatro romano de córdoba 51 interior del Museo Arqueologico urbanismo y poder . se realizó una inter- Santos. 244 y s. se exhumaría en ellos un importante sector del teatro romano3. fuentes epigráficas . León. 1. se da noticia de de tres solares colindantes con vistas a la futura ampliación de la institución. cuando el Museo Arqueológico Provincial se preparaba para ocupar su sede actual en la Plaza de Jerónimo Páez.5 EL TEATRO ROMANO DE CÓRDOBA Juan de Dios Borrego de la Paz A pesar de que su existencia se encontraba atestiguada desde el siglo XIX a través de 1 CIL II. 1. canaliza- Arqueología de la UCO. En 1986. 13. En llegó a entreverse hasta 1992.

5 el teatro romano de córdoba 52 urbanismo y poder . Autor: S. definieron la articulación interna del teatro en torno a tres galerías situadas a distintos niveles. 1999. La inauguración de las nuevas instalaciones en 2011. Ventura. Fotografía Kitoli La confirmación se produjo en 1996 cuando la continuidad de sendos muros 6 Carrasco pudo constatarse también en los sótanos de la Casa Nahmias. Cortesía de Á. dirigidos por Á. la apertura de todo el solar propició que el conocimiento sobre el teatro romano se incrementara exponencialmente Fig. 2002. 1996: 154 y s. Asimismo una excavación realizada en la calle Rey Heredia6 sacó a la luz un enlosado y peldaños similares a los presentes en el “Patio de Epigrafía”. 9 Ventura et alii. Además volvió a intervenirse en el “Patio Romano”. VENTURA Figura 2 Fotografía aérea del yacimiento durante las obras de Ampliación del Museo Arqueológico en 2002. Los trabajos. Finalmente las tareas de cimentación del nuevo edificio se iniciaron en 2001. se abrieron varios sondeos en el solar destinado a la ampliación del Museo entre los años 1998 y 2000. Identificado el teatro fehacientemente. dando a entender que el edificio de espectáculo estaba enmarcado por cinco terrazas que lo 2001. 2003b. constituyendo sus restos uno de los mayores atractivos para quienes lo visitan en el presente. DAI 2350. Afortunadamente el edificio de espectáculo no ha podido encontrar mejor garante para su conservación que el propio Museo Arqueológico. al otro extremo de la Plaza 7 Ventura. revelando la entidad de unos restos que hasta entonces sólo habían podido intuirse. Ventura y Monte- de Jerónimo Páez.29. de los Santos. Negativo Parlasca. donde esta vez se obtuvo una completa visión diacrónica de la vida y ocaso del edificio8. refleja la complejidad que ha supuesto la construcción de la ampliación sobre los vestigios del teatro romano.Figura 1 Córdoba. 2002. No obstante al ritmo marcado por las obras. rodeaban de forma más o menos simétrica7. Mapa de la ciudad antigua. Idem. 8 Ventura. rroso.

3. sino también para permitir el acceso fluido del público a las 105. 11 recinto de altar se atribuyen 12 (Ventura. La “Terraza Media Oriental” está constituida por un pavimento de losas de caliza. y Monterroso. Fig. Domingo de Silos (Ventura. cuando tras las guerras civiles se produjo la ampliación Hist. hubo de dotarse previamente una infraestructura hidráulica adecuada para recoger el agua de lluvia que pudiera agolparse en las terrazas y que. n. 1996: 126) y las Aguas de los Mar- un complejo aterrazado comunicado mediante escaleras que sirvió no sólo para salvar queses de Carpio (Ventura. las que mejor se conocen son las orientales. 5. responde a la idea de crear un amplio espacio de costura y fácil transición entre ambas partes de la ciudad. Val Max. Figura 4 Fotografía aérea de la Terraza Media Oriental. el cual Asimismo. más allá de la aparente idoneidad del una inscripción funeraria fechada terreno. De las cinco terrazas que envuelven al teatro. sur de la muralla republicana y la amortización parcial de la necrópolis meridional . posible trazado de la muralla republicana fundacional en su lienzo meridional. 2002. 70. 2006a: 113. éstas debieron tener un carácter efímero y no contaron con un escenario perenne donde 11 Ventura ser representadas10. En línea discontínua. 318 y s. En cambio. las aguas del venero De esta forma. 2006a: el desnivel del terreno. dos con cisnes sosteniendo una guirnalda. la construcción de un teatro en piedra estuvo programada mento funerario de parte de las inicialmente como uno de los elementos más característicos del nuevo paisaje urbano. te hacia la ribera del Guadalquivir. 19). 9) convergen al interior representaciones. La ejecución de este ambicioso plan conllevó el desmantelamiento del lienzo Asimismo se ha propuesto la existencia de un templum rostratum. II. delimitado al Sur por los muros de cimentación de la fachada y al Norte por dos tramos de escaleras que enmarcan un podio corrido sobre el que se sitúa el recinto de un Ara Fig. Sin embargo. mentación del teatro (Monterroso. 1. 10 Sall. 438 y s. táculo que remite a paralelos helenísticos o a la arquitectura de los santuarios laciales 14 Al de la península italiana. 13 Canalizadas bajo las terrazas circundantes. 12 La interpretación como monu- augustea de Colonia Patricia. estructuras integradas en la ci- reservando a tal fin un amplio espacio al interior del nuevo pomerium Fig. 2009: gustea. hallados al excavar el podium (Márquez. todo el conjunto responde a un proyecto urbanístico dos relieves marmóreos decora- cuidadosamente planificado que evidencia además una clara voluntad por monumentalizar la capital de la Provincia Baetica. además. aprovechando el mayor declive existen- pliación del Museo Arqueológico.Figura 3 Plano de situación del teatro romano de Córdoba en la ampliación augustea de la ciudad. parece que su emplazamiento en el extremo nororiental del nuevo hallado. Estas escaleras comunican con la 5 el teatro romano de córdoba 53 urbanismo y poder . durante las obras de am- recinto estuvo determinado por la topografía. Fotografía Kitoli El entorno urbano Aunque se conoce que en época republicana tuvieron lugar manifestaciones teatrales. conservadas al interior del Museo Arqueológico. se encuentra representado en la maqueta del teatro expuesta en la exposición. encauzara varios veneros de agua que discurrían por la zona13. la construcción del teatro romano llevó aparejada la creación de de Sto. la elección de este enclave entre la vieja fundación republicana y la nueva au- en época republicana (Ruiz. 414.).). 1998a: 186 y s. Se creó así un marco escenográfico para el propio edificio de espec- del teatro. Por tanto. 2002a: 135) se refuerza al haberse En principio. 9.

11

TERRAZA SUPERIOR

Figura 5

12

13

Planta de cimentación del Teatro Ro-

15
14
10

9
7

8

mano de Córdoba, superpuesta a los

6

5

4

restos arqueológicos conservados.

3

2

1

plano J. D. Borrego

TERRAZA MEDIA OCCIDENTAL
TERRAZA MEDIA ORIENTAL

TERRAZA INF. 1

TERRAZA INF. 1

TERRAZA INF. 2
TERRAZA INF. 2

0

50 m

“Terraza Superior”, situada 4 m. más arriba, de la que solamente asoman algunas losas

15 Vitr.

bajo el Colegio de Sta. Victoria. Al sureste, este espacio conecta con la escalinata curva

16 Para

conservada al interior del “Patio de Epigrafía”, cuyas losas se sitúan dos metros por debajo.
Dado que el desnivel existente entre las distintas terrazas es insuficiente para

V, III.
una explicación pormeno-

rizada del proceso reconstructivo
del teatro consúltese Ventura,
2006a.

disponer los arcos que, a ciencia cierta, debieron abrirse en la fachada, debe intuirse la
existencia de un segundo tramo de escaleras para acceder a la “Terraza inferior”. Del
mismo modo deben recomponerse otros peldaños para acceder al teatro dos metros por
encima de la cota donde se sitúa la “Terraza Superior” Fig. 5.
La diversificación de las entradas debió servir para que los espectadores accedieran
estratificadamente hacia una determinada zona de la cavea. De esta forma la arquitectura

del teatro cordobés se adecua al discrimina ordinum, es decir, la distribución del público

sobre el graderío en función del rango social, estrictamente jerarquizado en época romana.
Descripción y caracterización arquitectónica del Teatro Romano

El teatro se asentó orientando el graderío en dirección sureste en contra de las normas
vitruvianas15. Para su erección se empleó un sistema mixto, que aprovechó parcialmente
el terreno para disponer la zona más baja, mientras que para el resto se construyeron
potentes substrucciones como si de un edificio en llano se tratara.
El primer rasgo que define la cavea es su magnitud, 124, 27 m. —420 pedes—, dimensiones que hacen del cordobés el mayor teatro romano conocido en Hispania y que
permiten parangonarlo a los edificios de espectáculo de la propia Roma.
El graderío se divide en tres sectores o maeniana: la ima cavea, distribuida en

6 cunei por medio de 5 vomitorios; la media cavea organizada en 12 cunei separados

mediante vomitorios y scalariae alternos; y la summa cavea, repartida en 7 sectores y
culminada por una porticus in summa gradatione. Desgraciadamente poco o nada se

conoce hasta el momento de la zona inferior, la más rica, que atañe a la orchestra, los
aditus y la frons scaenae16.

La ima cavea se encuentra excavada en el terreno geológico, recortado en un pla-

no inclinado y regularizado con opus caementicium para disponer las filas de gradas. És-

5 el teatro romano de córdoba

54

urbanismo y poder

Figura 6

Estructuras de cimentación de la ima
cavea (cuneus, gradas y vomitorio
axial) y de la media cavea (Galería inferior, escalera axial, calerín y canalización de la galería anular intermedia).
Fotografía Á. VENTURA

tas, recuperadas en gran número durante las excavaciones, son todas de mármol blanco,

17 Vitr.

con sección en forma de trapecio rectangular y unas dimensiones que oscilan en torno a

y tipología, las gradas permiten

los 45 cm. de altura y 75 cm. de profundidad, acordes a los preceptos vitruvianos17. Cada
cunei debió contar con 14 filas, según las disposiciones de la Lex Iulia Theatralis, que

V, VI, 3.Tanto por material

plantear la voluntad de construir un Theatrum Marmoreum
inspirado en la epidermis de los

regulaba la distribución de los espectadores en el graderío.

grandes teatros de Roma en época

Los restos conservados en el yacimiento corresponden a los dos cunei centrales,

augustea. Monterroso, 2006.

los cuales se encuentran separados por un vomitorio axial. En el occidental se conservan in situ la 9ª y 10ª fila de gradas, así como las huellas de otras sucesivas sobre la preparación de hormigón Fig. 6. Por detrás de las gradas existe un vacío debido a que donde
el terreno no era homogéneo —ni en altura ni en consistencia—, el cuneus se suplementaba con obra de sillería. En este caso los bloques de piedra fueron saqueados, pero han
dejado huella en la base de hormigón sobre las que asentaban.
Cada cunei de la ima cavea se cerraba por dos tramos afrontados de escaleras que

permitían ascender a un pasillo o praecinctio existente tras la última fila de asientos. De
estos accesos únicamente quedan las cajas de cimentación excavadas en el terreno.

De la media cavea sólo se conserva la estructura interna, es decir, las substructio-

nes sobre las cuales se mantuvo la pendiente del graderío. A nivel de cimentación este

sector se articuló en torno a dos galerías concéntricas de circulación, ubicadas a distinta
altura y comunicadas entre sí por tramos de escaleras radiales.
La galería anular inferior estaría formada por paramentos de opus quadratum

cubiertos por una bóveda que serviría para sostener las primeras gradas de la media

cavea, mientras que al exterior delimitaría simultáneamente un podium de separación

entre ima y media cavea. Desde el interior de este corredor se daría paso a las escaleras
afrontadas que suben a la ima cavea y también a los vomitorios —cuya salida a excepción del axial— se sitúa a media altura de cada cuneus.

El trazado completo de la galería anular inferior fue excavado en el terreno con
el fin de acomodar una canalización de drenaje para las aguas que afluían al interior del
edificio. Expoliada toda la fábrica, actualmente sólo es visible la plataforma de hormigón
sobre la que asentaban las paredes de sillares de dicho canal, del que sólo se conserva el

5 el teatro romano de córdoba

55

urbanismo y poder

COJ
CGM

COJ
CGM

A

CGM
CC1
CVM
COJ
CGM
CC1
CC2
COJ
CGM

B

Figura 7

Teatro Romano de Córdoba:
A Planta a nivel de cimientos.
B Planta a nivel del orden jónico.
C Planta a nivel del orden corintio.
plano Á. VENTURA / M. A. Carmona

C

0
0

50 m

50 m

fondo de opus signinum que servía para impermeabilizarlo Fig. 6. Las aguas se encauza-

18 Además

de los veneros aludidos

ban hasta en el vomitorio axial, a lo largo del cual el caudal descendía hasta el área de la

(Vid. n. 13.), en la galería anular

orchestra para desembocar en el euripus.

canalizaciones más documentadas

Por tanto, el nivel de circulación de la galería inferior se encuentra situado a una

intermedia desembocan otras dos
en el eje del teatro y al interior de

cota bastante superior, un 1,5 m. más arriba del nivel que puede verse hoy. Esta cota se

la Casa Nahmias.

encuentra marcada por el último peldaño conservado de la escalera que, justo en el eje,
comunicaba con la galería anular intermedia.
0

50 m

Las escaleras radiales se espacian rítmicamente, delimitando entre sí grandes macizos de sostén contenidos por la obra pétrea Fig. 7A. Al interior del yacimiento se identifican cinco, siendo la más evidente la axial, por conservar el peldaño anteriormente
mencionado. Además, esta escalera presenta la particularidad de cubrir la única canalización conocida que vierte sus aguas a la galería inferior Fig. 11. Por lo demás, la situación
del resto puede identificarse por las plataformas de hormigón sobre las que cimientan,
que en algún caso conservan los sillares que delimitan las paredes.
La galería anular intermedia presenta la misma estructura y función que la
inferior, aunque, situada 4 m. por encima, no se encuentra excavada en el terreno sino
edificada sobre él Fig. 6. No tiene acceso directo al exterior del graderío, por lo que se trata de un espacio de transición entre la galería inferior y las puertas de fachada. En esta
ocasión sí se conservan, en sendos extremos, hasta dos hiladas de las paredes de sillares
de la canalización que discurría bajo su pavimento; la cual sabemos que recibía agua
directamente del exterior del teatro en cuatro puntos18.
Nuevamente de la galería intermedia parten otras escaleras radiales que comunican directamente con la fachada externa del teatro y que vuelven a delimitar nuevos
macizos constructivos Fig. 7A. Afortunadamente se ha conservado completa una de ellas,
cuyo primer peldaño permite conocer el nivel de suelo de la galería intermedia Fig. 8. El

5 el teatro romano de córdoba

56

urbanismo y poder

Monterroso Figura 9 Bloque de opus caementicium perteneciente a la media cavea. 5 el teatro romano de córdoba 57 urbanismo y poder . 9b. entre cada una ellas existían tres cámaras divididas por cuatro muros radiales. al traspasar los arcos de la fachada dispondrían de toda una batería de cámaras radiales que los distribuiría por las distintas partes del edifico. por un balteus o barandilla y una estrecha praecinctio Fig. Bajo la summa cavea. a una escalera de acceso directo a uno de los vomitorios de la media cavea cvm o bien a otra cámara ciega cc2 y. Para articular la división de este maenianum resulta fundamental un gran bloque de hormigón conservado hoy en la galería intermedia. 9A. Borrego último escalón se sitúa a la cota de la terraza media Oriental. se sitúa una tercera galería que actúa como deambulatorio de acogida de los espectadores. 7B. de forma que con toda seguridad puede deducirse que procede de la parte superior de la cavea.Figura 8 Estructuras de cimentación de la media cavea. Por último. a nivel de la “Terraza Media Oriental”. Por un lado. por último. Este elemento cayó encima de escalera anterior y fue lo que propició que ésta última se conservara. Dado que la salida directa de esta escalera se localiza bajo la “Terraza Superior”. D. El bloque presenta huellas de distintos elementos en todas sus caras. éstas corresponderían —en este orden— a una cámara ciega de sostén cc1. B Cara Inferior con marcas del A extradós de una bóveda de dovelas B escalonadas. Su examen demuestra que debieron existir divisiones internas acordes al discrimina ordinum. quien quisiera salir a la “Terraza Media Oriental” debería quebrar su recorrido a través de la galería de fachada. A Cara superior con huellas de gradas. Escalera de comunicación entre la galería anular intermedia y el deambulatorio de fachada. se encuentran los pasillos que comunican con las escaleras y que conectan directamente con la galería anular intermedia Fig. balteus y praecinctio. 7B / cgm —ya vistas—. En la mitad oriental del teatro. Fotografía A. de modo que a través de un largo pasillo se podría acceder al corredor de fachada. Éstos. A nivel epidérmico en este sector podrían contabilizarse hasta 20 filas de gradas divididas en 12 cunei Fig. ostenta huellas del trasdós escalonado de una bóveda escalonada Fig. Además. Fotografía J. divididas dos a dos. En un lateral muestra una cara lisa con marcas del forro de una de las paredes de un vomitorio. en la parte inferior. En la cara superior presenta huellas de cuatro filas de gradas. Aproximadamente al final de la escalera se sitúa el límite correspondiente a la media cavea.

el capítulo sobre 2006. a través de escaleras afrontadas Fig. Borrego 2006: Monterroso y Ventura. por otro.Figura 10 Esquema de fachada: Theatermotiv. compuesta por dos potentes muros de sillares. por la que se accede directamente al segundo orden de fachada Fig. infografía Background 3D al primer tramo de una escalera coj que. Por desgracia. de la que se han podido identificar distintos fragmentos de su decoración arquitectónica19. 7b. Aquí 80 y s. girando por encima del pasillo de entrada a la 19 Borrego. tras cinco filas de asientos se levantaría la columnata de la porticus in summa gradatione. ascendería al segundo orden de fachada sobre la siguiente cámara mismo volumen. Una vez visto de qué manera se organizó la cavea. en el transcurso de las excavaciones se pudo documentar un derrumbe parcial de la fachada compuesto por 69 bloques de arenisca21. constituye el punto de vista principal. a puertas desde las que subir a la summa cavea. galería intermedia. 2002. don- 21 1999. 3. de se ubica una ancha praecinctio con acceso a las scalariae y. rial. Otra forma de acceder a la parte alta del teatro sería posible desde la “Terraza 20 Ventura. A esta zona debe corresponder la aparición de un conjunto de reservas de asiento femeninas que permiten intuir la ubicación de un matroneo20. Superior”. por un lado. Coronando la cavea. De esta forma conocemos que las galerías exteriores del teatro. El único punto donde se ha podido excavar la estructura de fachada es en la Terraza Media Oriental que. queda por ver cómo se organizó la fachada del teatro romano. a la cima de la media cavea. 7c. un sistema designado como “Theatermotiv”. sólo se conserva la estructura de cimentación por debajo del nivel de las losas de la plaza. al ser el lugar donde se produce la mayor distribución de público al interior de edificio. se articularon en altura mediante la superposición de tres arcadas encuadradas por órdenes arquitectónicos dispuestos bajo un entablamento horizontal. a pesar de no haberse conservado ninguna estructura en alzado. No obstante. existirían nuevas cámaras que dan salida. Véase. 5 el teatro romano de córdoba 58 urbanismo y poder . en este el reaprovechamiento del mate- ciega contigua del orden inferior. Fig.

de financiación imperial. 7. C y el 5 d. en época Antonina. Esta medida no resulta en absoluto casual al ser debieron ser teatro y acueducto. siendo más fácil ex- construcción del Aqua Augusta Vetus —el acueducto de Valde- poliar los sillares que lo componían. en buena medida. planteándose que fuera idéntica para el resto de pisos. 2003. se estima que la altura total del edificio. que debió erigirse una vez finalizadas las obras (CIL II. 2008: 116. se supone que debió quedar en pie. En cambio. Sin embargo. II. tomada desde el pie de la ima cavea. 2011: 194 y s. en una 5 el teatro romano de córdoba 59 urbanismo y poder . 2005: 109. C23. entre el diámetro de la cavea y el de la orchestra. a modo de jambas de cada arco. La situación de los vanos a reciente recuperada en los niveles lo largo del perímetro queda fijada a partir de una losa de piedra de mina conservada anteriores a la construcción del en la terraza media oriental que sirvió de umbral originariamente a uno de los arcos de teatro (Ventura y Monterroso. (Ventura y Pizarro. Completando la fachada se dispuso un ático rematado por cornisas de puentes— como terminus post quem (Borrego. y otra central mayor sobre la que asentaba el entablamento de cada orden. 26 Ventura la cuarta parte del diámetro de la cavea y ser ésta la relación existente. 1022. 2002: 439) y por una inscripción. con una función de sostén de los postes de un cución conocidos en otras obras posible velum. se conoce que el orden jónico estaba formado por un podio corrido y carecía de basas. dórico en la “Terraza Media”. a este periodo pertenecen cinco relieves fragmentarios con personificaciones de algunas provincias sometidas por el Imperio Romano. Los pilares eran cuadrangulares y presentaban la misma anchura. habitualmente.). con data consular. jónico en la “Superior” y corintio como cierre de la porticus in summa cavea Fig. La evidencia de este fenómeno quedó reflejada en el desplome del recinto del ara de la terraza media oriental y. Así. 25 Monterroso. ha servido para considerar la el dórico. 225. El teatro romano estuvo en uso hasta que fue sacudido violentamente por un terremoto en el tercer cuarto del siglo III. en especial el de Marcelo25. 186. Lógicamente la imagen del teatro debió cambiar a lo largo del tiempo y algunas partes concretas del edificio debieron exornarse mediante actos evergéticos públicos y privados. La vida del Monumento La construcción del teatro romano de Córdoba puede establecerse en un periodo comprendido entre el 15 a. Ventura 1999. La interpretación de este conjunto lleva a proponer la disposición en la porticus in sum- ma gradatione de una representación alegórica de todos los pueblos del orbe conocido26. 23 La cronología viene determina- da respectivamente por la fecha de producción de la cerámica más Las puertas de la cavea se calculan en número de 47. Estas fechas proponen un marco cronológico que enlaza con la actividad edilicia que se llevaba a cabo en Roma con la erección de los Teatros del Campo de Marte. 24 Recientemente. Cada uno estaba decorado con sendas pilastras en las esquinas. 22 Borrego. el hallazgo de una tubería de plomo amortizada Por la distancia de caída de las piezas halladas en el derrumbe se sabe que la por las cimentaciones del teatro mayoría de éstas formaba parte de los dos órdenes superiores.C. 2008a. se ha propuesto una fecha relativa comprendida entre el 13 y 8 a.21 m. Ventura. como lo La altura del orden dórico se calcula en 6. alcanzó los 31 m. Fig 5). 2005. mientras que el inferior. a mediados del s. —105 pedes—. ingreso y que permite concretar su anchura en 2. 65). mientras que el corintio presentaba el orden completo.A partir de la catalogación de este material puede concebirse la presencia de distintos órdenes arquitectónicos para cada nivel. diseño de la planta del teatro. Extrapolando los plazos de eje- doble frente realizadas en piedra de mina. a partir del desnivel existente entre “El Patio de Epigrafía” y la “Terraza superior”. se detecta una reforma cuyo alcance arquitectónico resulta difícil precisar. área a partir de la cual se genera todo el y Márquez.07 m. de manera más patente. 2. Así.

de materiales la construcción del Palatium Maximiani. A inicios del s. capítulo sobre la desfiguración de la ciudad clásica. 86. V el expolio al interior del teatro había sido tan corrosivo que 2005: 83 y ss. conservado sobre la galería anular intermedia Fig. un testigo compuesto por las rampas terrizas que lo ocultaron. Al fondo. constatándose un calerín a finales del s. Fig. IV se suceden distintas rampas terrizas para acarrear materiales del teatro en banismo (Fuertes e Hidalgo. Fotografía A. sino 27 que también atraviesa el terreno geológico de parte a parte a lo largo de unos 8 metros Fig. que atraviesa el vomitorio axial y asciende por los cunei adyacentes. el edilicia conocida que puede justificar una actividad tan exhaustiva en estos momentos28. así como la forma en que éste afectó al acueducto de Valdepuentes en Ventura y Pizarro. Sus sillares. Monterroso Figura 12 Derrumbe del recinto de Altar en la Terraza Media Oriental. obstruyendo el paso por las rampas de la Terraza Media Oriental Fig. causó el desplome de la fachada hacia el exterior. 2011: 198 y s. 11 . Este hecho ha planteado la hipótesis de que se estuviera abasteciendo 29 Monterroso. A partir de entonces el proceso de saqueo durante esta centuria y la siguiente cambia de dirección hacia el Sur. como así parece confirmarlo un nuevo conjunto de materiales aparecidos a espaldas de la Gerencia Municipal de Ur- A finales del s. El derrumbe del podio con el recinto de altar. el acopio ha de explicarse dentro de un contexto general que afectaría a toda la ciudad. el yacimiento quedaría salpicado de piezas de mármol de las gradas y de otros elementos decorativos. en este mismo volumen. V.Figura 11 Grieta causada por el terremoto. puesto que es la única actividad Véase. al no saquearse. Una vez concluido el saqueo de la sillería. 5 el teatro romano de córdoba 60 urbanismo y poder . Sea como fuere. evidencian que nunca hubo voluntad o capacidad para restituir este espacio Fig. III se regularizan los aportes de escombros por primera vez y a lo largo del s. cualquier caso. 2009). 2005. 27 Se ignora en qué grado debió afectar el seísmo al edificio. 1229. Torreras. Sobre éstas puede observarse parte del desplome de la fachada del teatro romano. a partir de entonces el Nuevos argumentos sobre la cronología del terremoto. permaneció desplomado in loco. 12. de materiales hacia Cercadilla En principio la terraza media oriental se utilizó como lugar de desescombro de la ciudad y quedó cubierta por sucesivas capas de vertidos. Quizá el interior quedó arruinado y se desechó la idea de reconstruirlo. En estos momentos los canteros acabarían por descarnar el teatro hasta dejar visto el travertino donde fueron excavadas la galería inferior y la ima cavea. dirección Norte. 3. VENTURA enorme grieta que no sólo rompe el opus caementicium que recubre el vomitorio axial. 630. 30 Monterroso 2002b: 158 y ss. Fotografía Á. teatro comenzó a ser saqueado sistemáticamente utilizándolo como cantera de la cual 28 En extraer materiales para otros edificios de la ciudad.

176-178. Mérito de J. nada nuevo se ha expuesto sobre este importante complejo figuración propuesta para el re- cordubense7. junto a sus colaboradores. aspecto éste deducido a partir de la inscripción6. Ventura atribuyó al templo. pues no están explicitadas en el texto. síntesis sobre los principales elementos integrantes de este complejo. y expondremos algunas ideas sobre cronología e interpretación del recinto. con su correspondiente altar. quez 2004 b. con un tripórtico orientado que hemos podido recopilar recientemente. Dicha hipótesis encontró confirmación apenas unos meses después gracias a una excavación realizada en el nº 5 de la citada C/ Morería. 340-347. vio la luz el importante trabajo de C. recuperadas a Proyecto: “La presencia del Prin- lo largo del siglo XX en la C/ Morería. 5 aparecieron varios fragmentos arquitectónicos así como dos placas fragmentarias con una inscripción en litterae aureae que. a partir de las cuales podía plantearse la existencia en esta zona de un templo de dimensiones colosales. A partir Márquez y otros 2004. 6 Ventura 7 2007a. Por otro lado. Desconocemos por completo las razones que le han inducido a realizar esta propuesta. en la cual se localizó una potente cimentación de opus caementicium y un tambor de fuste de columna de unos 1’45 m de diámetro. tanto la arquitectónicos como escultóricos y epigráficos. en el año 2005. en excavaciones realizadas en el Paseo de la Ribera nº 4. 109-117. A partir de los datos reunidos por C. ha llevado a cabo la restitución teórica del alzado del templo5. 4 Márquez 2004 a. HAR 2008-04840. 81 fig. ubicación del complejo dentro de la trama urbana. 2 Márquez 1998. F. Már- y. Ángel Ventura y Ana Portillo1 1 HISTORIA DEL DESCUBRIMIENTO En 1998. ubicado en el interior de una plaza porticada2.6 EL TEMPLO CONSAGRADO A DIVO AUGUSTO Y SU TEMENOS (FORUM NOVUM) Antonio Peña. Ventura. Á. C. indudablemente correspondientes a un templo3. Murillo es la elaboración de una planta con la de ellos realizó una propuesta sobre la restitución en planta del edificio así como propuso la dedicación y funcionalidad del complejo. En él llamaba la atención sobre un conjunto de piezas. aunque llama notablemente la atención la con- Desde entonces. Con posterioridad a 1998. junto con otros cinto. 3 García-Carrasco 2004. Márquez ha dado a conocer nuevas piezas pertenecientes a este complejo4 Este trabajo es resultado del ceps: modelos edilicios y prototipos en la monumentalización de las ciudades romanas de Andalucía”. Márquez sobre la decoración arquitectónica 1 de la Córdoba romana. Márquez y Á. 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) 7). en las páginas que siguen realizaremos una hacia al norte (Murillo 2010. 61 urbanismo y poder . financiado por el Ministerio Español de Ciencia e Innovación con fondos FEDER. con buen criterio.

a una antefija (Márquez altura correspondiente a una pieza de unos 1’02 m de altura y un friso con inscripción de 1998. bien argumentadas. Márquez al foro principios que rigen el diseño del orden corintio a lo largo de la época imperial14. 1’59 m Friso alt. 218).1 Templo 9 En sus trabajos. 1’8-2 m 14 Wilson Capitel alt. 127. 120-122. en el estado actual de conocimiento. Se trata de varios fragmentos de fustes acanalados y helicoidales realizados en pavonazzetto y portasanta16 varios capiteles corintizantes en mármol blanco17 y uno figurado en giallo antico18. 3. más probable- reconstruir el alzado de la siguiente manera: Columna alt. Jones 1989. Nos referimos a unos peldaños de la escalera de acceso (Ventura 2007a. edificio un conjunto de elementos de gran riqueza y valor ornamental. Dejamos al margen otras piezas 2. 1’82 m 15 A éste A todo ello deberíamos añadir el podio15 y el frontón. Dibujo J. 126. todas del relato son provisionales y. El diámetro reconstruido de dos de ellos (nº 1031 y 289). 11 Márquez y otros 2004. Murillo B Ubicación del templo c/ Morería. 219-220 figs. siempre hablando de dimensiones reconstruidas. encaja perfectamente con la altura reconstruida de los capiteles corintizantes. En virtud de los 13 atribuido por C. aunque 62 16 Márquez 1998. 16 m (54 pies) mente pertenece a nuestro templo. 174). 115-116. en consecuencia. urbanismo y poder . F. Fuste alt. 13’30 m. Todos ellos deberían conformar edículas. Aunque sin función arquitectónica. 219-222. de consola parótida que. 12 Ventura Basa alt. Seguiremos con los pórticos y la plaza y daremos unas notas sobre el altar Fig. un coronamiento de arquitrabe de 22 cm de 218). Már- quez 2004 a. susceptibles de ser modificadas en futuros estudios. Dibujo Á. 126) y un peldaño de la escalinata de acceso (Ventura 2007a. Entablamento alt. puede ser reconstruida las medidas consignadas a lo largo en gran medida con bastante certeza. corintio de unos 1’82 m de altura12 Fig. un fragmento de capitel nada afectan a su restitución. cuyo testimonio más ilustrativo es el templo de Apolo Sosiano .A B Figura 1 A Planta de Corduba con la ubicación del Forum Novum (en trama). 218. ca. cuya altura ciframos en unos 4 y 5 m respectivamente. ca. 2007a. C. la altura completa del edificio debió rondar los 29 m. cabe (Márquez 1998. también cabría situar dentro de 19 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) 2007a. corresponde un fragmen- to de base (Márquez y otros 2004. Márquez y Á. 3’8-4 m 10 Márquez y otros 2004. VENTURA 2 COMPONENTES DEL COMPLEJO8 Comenzaremos el relato con el tratamiento del templo por tratarse del único edificio 8 Aunque del complejo cuya imagen. 2. 176-177) y a un fragmento unos 0´86 / 1’04 m . Aunque algunos de ellos no tienen procedencia. 0´86 / 1’04 m 13 Ventura Cornisa alt. 1. 0’89 m Arquitrabe alt. diám. Ventura han recopilado diferentes elementos atribuibles atribuibles al orden externo que en al orden exterior del edificio a partir de los cuales es posible realizar su restitución9: nos referimos a un tambor de fuste de unos 1’59 m de diámetro10. En total. Márquez atribuye a la cella del Fig. 1’02 m 3-4. unos 63 cm. C. 223.

25. en dicha del recinto de C/ Morería (Márquez excavación se documentó parte de una cimentación de opus caementicium con las hue- 2004 b. de cimentación. Fotografía C. se situaría en unos 47 m26. 11. Comparando con el modelo. dadas sus ca- 17 Márquez 1998. su altura reconstruida se aproxima a la de los capiteles corintizantes. 21 Sobre estas cuestiones: La Fig. Márquez la cella varios fragmentos de tronos realizados en mármol lunense20 que.4.A B Figura 2 Fragmento de capitel corintio atribuible al alzado del templo. Márquez y Á. el edificio está fuertemente influencia- 18 Márquez 2004 b. Márquez los atribuyó en un algún atributo de la divinidad con motivo de lectisternia celebrados en su honor21. 19 Viscogliosi 1996. Márquez Figura 4 Vista aérea de la excavación en la C/ Morería nº 5. 128-129. 174). posterior- principio a los pórticos del foro Por lo que respecta a la planta.C. Aunque racterísticas. resulta una anchura de unos 34 m24. el más frecuente en la arquitectura religiosa romana durante los siglos I y II d. con una altura de 31 cm. Ventura. 344-346. do por el templo de Mars Ultor. 7). provisto de columnas de 54 pies frente 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) 63 urbanismo y poder . Más difícil resulta calcular la longitud del templo. Fotografía C. Como ya señalaron C. períptero y posiblemente sine postico. Rocca 2007. lo que implica que nos encontramos ante el ángulo noroeste del podio del edificio23. truida de las piezas. los hallazgos realizados en la excavación de la C/ mente los adscribe a los pórticos Morería nº 5 revisten un gran valor Fig. Esto es manifiesto en lo que respecta a sus dimensiones27 20 Márquez 2004 b. atendiendo al modelo empleado. (Márquez 1998. no se emplearon para recibir estatua alguna. ligeramente menores a las del templo urbano. siempre a nivel en mármol de color. 5. Como comentamos anteriormente. encaja perfectamente con el diámetro de los fustes elaborados sobre el que se dispuso el templo. Márquez Figura 3 A y B Fragmentos de fustes acanalados y helicoidales atribuibles a la cella del templo. 342 fig. sino más bien para disponer C. La altura recons- llas de un revestimiento de sillería22. Aunando anchura del podio y diámetro inferior de las columnas y suponiendo un intercolumnio picnóstilo. 343 fig. en torno a 6070 cm. Tomando como eje de simetría el decumano máximo. Dado que se conserva aproximadamente la mitad de la pieza. Fotografía C. resulta un edificio octástilo.

embargo. lo cierto es que ni unos ni otros pueden atribuirse a los pórticos: como 2007a. es la única repite la molduración de las del templo urbano. 81 fig. Murillo continúa el único indicio de capiteles es una voluta de capitel compuesto37. Peña tuvo ocasión de 36 contemplar directamente la pieza y. A. 23 Como veremos seguidamente. pero también a su planta. 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) Los capiteles corintizantes son Al respecto: Gans 1992. Márquez les atribuyó en 30 33 Jones 1989. Sobre su modulación: Ventura 2007. propone A.A Figura 5 Restitución del orden del templo (nº3) en comparación con el de algunos aurea templa. en efecto. para Ventura 2007a. 177. No enten- probablemente corresponde a una restauración del capitolio forense. 37 Márquez 1998. la mitad que el de los fustes del templo. Al respecto. 7). 25. No obstante. mientras que los demos muy bien como recien- capiteles corintizantes encajan mejor en la cella de nuestro templo36. Dibujo C. 125 Márquez 1998. Márquez Figura 6 Fragmento de fuste con contracanales atribuible a los pórticos. se ajusta bien a las columnas del fig.2 Pórticos 27 Márquez y otros 2004. un fragmento decorado con lengüetas convexas39. el capitel de C/ Cruz Conde 34 Márquez 1998. 25 Haselberger más que justificado el patrocinio imperial del edificio. en torno a 1400 metros cúbicos . Frente a la abundancia de piezas relacionadas con el orden externo del templo. aconseja ser cautos al respecto. 2. la afinidad entre ambos es quizá más manifiesta en la decoración arquitectónica. B Fotografía C. 112-113. 127. la ingente cantidad de mármol lunense empleada. 176. dispondríamos de colum- 35 nas de 8 m de altura. motivos con los que se relacionan los clípeos en Roma y en las provincias occidentales40. 224. de ahí que hayamos optado por un diseño períptero sine postico. ningún elemento se ha conservado. la mitad que las columnas del templo. Márquez32. Por lo que se nos escapan las razones por Márquez 2004 b. con fachada al oeste. 177. cuyas dimensiones (Murillo 2010. 81. Sin más propios de una arquitectura de interior. Al margen de una base del podio que 22 García-Carrasco 2004. cuyo diámetro 29 de 0’80 m. 81. La procedencia es 64 urbanismo y poder . los capiteles corintizantes35. esto es. 224. láms. Márquez en virtud de (Murillo 2010. 31 Ventura un principio el capitel corintio hallado en C/ Cruz Conde34 y. la orientación este-oeste del templo. manteniendo esta atribución temente. 99. F. J. 27 pies. Si a eso añadimos material del porticado y del podio. porticado . Peña en la ficha de catálogo correspondiente. los capiteles son extraordinariamente aceptable teniendo en cuenta la si- similares29. F. Quizá el único dato 28 Wilson seguro es la presencia de un fragmento de fuste con contracanales Fig. la escasa calidad de la labra y la total ausencia de cualquier rastro de cariátides o candelabros vegetales. sugerida por C. 132. 32 Márquez y otros 2004. Si así fuera. 66. no tanto de un pórtico. 342. 6. 33 Márquez 1998. Queda claro que nos encontramos ante la producción de un taller de Roma tuación del complejo y la evidencia venido a la capital de la Bética para ejecutar tan fastuoso proyecto30. nº 876. Márquez 2004 a. Márquez a los 60 pies del templo de Mars Ultor28. restituir el alzado de los pórticos prácticamente no tenemos nada. Murillo los sigue respecta al entablamento. Distinta es la situación de los capiteles. También las que J. daba la sensación de ser un clípeo. 26 Murillo 2010. 15-16. está 24 31 Murillo 2010. 223. 160. sugerido por C. 5). En esta situación. Cuestión importante es atribuyendo a los pórticos del foro la presencia de un ático decorado con clípeos. 77 fig. Si bien C. más tarde. 2003. corresponden a un capitel de 0’90 m de altura38.

Parece obvio que ambos deben fragmento interpretado como formar parte del complejo. Sea cual fuere la opción correcta. 166). Con la evidencia disponible. 49 Márquez 2004 b. 16-23. un cuadripórtico. Pero esto es una cuestión menor. en pp. tampoco es al cardo máximo. Peña. 42 Murillo 2010. nº 227. 61-62. plinto con un pie descalzo de una estatua colosal cuya pierna exonerada se adosaba a un 46 tronco de palmera. Junto a este ciclo mítico se incluirían también imágenes imperiales. si reproducimos por simetría tales mu- 41 Completamente descartables serían la fachada al este. se arrasaron todas las estructuras y se sepultaron con un potente 2004. Sin embargo. mos atribuir al recinto de la C/ Morería el conjunto de 11 togados procedentes de Ronda de los Tejares. 81 fig. 80-82. 87 y 81. no 41 de los 2500. 8. La ubicación del recinto de la C/ Morería no fue una cuestión de azar.3 Plaza láms. summi viri48. aunque no sabemos con certeza de qué manera. posible representación de Eneas 44 Fig. de 1 m y 2’4 m respectivamente (entiéndase. aparecidos dentro del recinto50. otra posibilidad sería que el muro de fondo lám. 39 Márquez 2004 b. sería que el muro de C/ Sevilla fuese el muro de fondo del pórtico y el de C/ Gondomar el cimiento de las columnas. Al respecto. Véase también la ficha de catálogo que le ron en nichos dentro de los pórticos. Posiblemente como tal deberíamos considerar un dedica A. Si fuera así. 57). 50 CIL II2/7. 47 Rinaldi 1981. 162. mientras que la imagen de Eneas pudo ocupar un lugar destacado dentro de una exedra en los mismos. 76. no existía escalinata (García-Carrasco 2004. Márquez publicó otro este-oeste. indudablemente fuera de su ubicación original. pues mucha la evidencia conservada. hubo que expropiar 52 52 García-Carrasco previamente las casas. 42. tendríamos dos referencias al programa iconográfico del Forum Augustum47 y podría- indicamos en el texto). cuya afinidad estilística y cronológica sugiere que formaban parte de una galería de estatuas. fig. pero el número de inventario corresponde a la serie cia de un recinto porticado con la misma orientación . 605-607. nº 26. 8). aunque posteriormente no ha vuelto a considerar tal identificación. En todos estos casos. obtendríamos el trazado del pórtico septentrional. Una opción clípeo (Márquez 1998. fuese el de C/ Gondomar y nos faltara un muro de cimentación de las columnas situado 40 Peña 2009 b. en ella intuimos un deseo de situar el templo colosal justo en el centro de la trama urbana de López 1998. más al norte. figs. con orientación También C. láms. en el nº 5 de la C/ Morería . 43-52. la mayoría atribuidos estamos en condiciones de discernir si el templo estaba rodeado por un tripórtico o por C. pues en este lado el enlosado de la plaza se entregaba directamente a los sillares del podio del templo y. y un pie con mulleus 45 quizá relacionable con la representación de un rey mítico o un summus vir46. Procedentes de la C/ Morería son la conocida estatua prácticamente delante del mismo con coraza de la colección Tienda (adquirida recientemente por el Museo Arqueológico hallaríamos un muro (como y Etnológico Provincial). quizá una serie de en consecuencia. relleno de tierra. pues ros. las excavaciones rea- compuestos de Tarragona (Pensa- lizadas en C/ Gondomar y C/ Sevilla sacaron a la luz dos muros de sillería con grosores bene 1993. 51-52). con fachada al oeste. al sur. 342 fig. Lo verdaderamente importante es 38 El diámetro de la voluta es el determinar su ubicación. 185-189. XXV-XXVI. 7. Para llevar a cabo tan magno proyecto.La disposición transversal del templo. En cuanto al pórtico meridional. Como en el modelo urbano. a nivel de cimentación). y al norte. el edificio daría directamente Otra cuestión de importancia es el programa estatuario. de los pórticos o bien se dispusieron directamente sobre la plaza. 53 García-Carrasco 2004. implica la existen- desconocida. 342-343. 82. 255 y 258. Seguro parece que el brazo oriental estaría adosado al pórtico mismo que presentan los capiteles occidental del cardo máximo42. posiblemente las estatuas togadas se coloca- 44 Trillmich 1996. Márquez al complejo. 48 2. 206. 9. hasta configurar una terraza artificial ubicada unos 3´5 m sobre el cerca- 54 Carrasco 2001. 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) urbanismo y poder 65 . 45 López 1998. 43 Baena 1998. 52. nº 12-24. de trazado paralelo y separados unos 10 m43. Antes bien. F. aparecido en la C/ Morería . 7. así como otras estatuas de emperado- zado con estos personajes: Goette 49 res y familiares documentadas por sus correspondientes pedestales. Aparicio 2005. 51 Esto es lo que se infiere de las la Córdoba de época republicana51. 185-186. Murillo (2010. nº 14-24. tal como pudo documentarse en la excavación planta realizadas por J. 444-448. no sabemos si las estatuas encontraron cobijo dentro Sobre la vinculación de este cal- 1988. en un espacio correspondiente a cuatro manzanas diferentes restituciones de la ocupadas por viviendas de particulares. 153-158. 82 fig.

Murillo (2010. 7). 384 fig. 162. decorados en sus frentes con candelabros vegetales y 2006. En este sentido. se encontraba a 55 García-Carrasco 2004. quien aún hoy lo atribuye al foro (Murillo 2010. podríamos fechar su construcción en época tardoaugustea o tiberiana. no hay que descartar que se dispusiera en la propia escalinata61. Fotografía C. Las dimensiones de la plaza pueden calcularse con quien considera la posibilidad bastante certeza: unos 145 m de longitud. 56 Nuevamente.A B Figura 7 Detalle de la estatua con coraza atribuible a los pórticos. éste. Márquez. como observamos en el recinto de culto imperial provincial de Mérida59. 5). los únicos testimonios relacionables con éste son varios fragmentos de pilastra hexagonal. 14. Márquez llegó a proponer que 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) 66 urbanismo y poder . En un principio. los capiteles del templo parecían una réplica exacta de los del templo de Mars Ultor. tomando como límites el cardo máximo al este que las gradas documentadas en y el segundo cardo menor al oeste. sobre el decumano máximo. se trataría de un complejo de 500 x 300 / 400 pies56. F. C. Murillo. Nuestra impre57 sión es que debió existir un único ingreso. Márquez no foro. pero posteriormente en las molduras laterales con cabezas de felino y de cabra Fig. tales medidas se infieren del plano del recinto publicado por J. 77 fig. Nada sabemos de su em- templo de la C/ Morería (Márquez plazamiento exacto. García-Carrasco 2004. En definitiva. tal como se pudo documentar en la citada excavación. Murillo. 341-342). Como en 81 fig. 174). situado al oeste. 81). A las mismas conclusiones había llegado previamente C. 393-394. En efecto. 8. 5). así como quizá varios fragmentos de relieve60. no parece probable una conexión directa con el considerable parece invalidar su propuesta. o también de un arco. En efecto.C. una cota de 121’40 m53. circunstancia ignorada por J. atribuibles a los ángulos lo ha puesto en relación con el del monumento. 61 Al 62 3 CRONOLOGÍA respecto: Ganzert 1996. Márquez a partir del análisis de la decoración arquitectónica. 159. mientras que el enlosado del foro lo estaba a 117’85 m54. Bien podría tratarse de un propylon. Sin embargo. Fotografía MAECO Figura 8 A y B Fragmentos de pilastra atribuibles al altar.62 En consecuencia. Lo habitual es que se sitúe delante del templo. y 90 ó 120 m de anchura.4 Altar. Ventura foro teniendo en cuenta las diferencias de cota entre ambos espacios . 2004 b. según interpretemos los dos una excavación en la C/ Braulio muros de C/ Gondomar y C/ Sevilla. en los rellenos constructivos de colmatación de las casas aparecen cerámicas fechables en el primer cuarto del siglo I d. interpretó estos peldaños como ingreso a la basílica forense (Ventura 2009a. F. 60 En opinión de C. con orientación cardinal55. Para el establecimiento de la cronología del complejo resulta fundamental la evidencia obtenida en la excavación de la C/ Morería. Además. similar al ingreso al Foro de Trajano58. Incluso C. si bien de dimensiones más 57 De otra opinión es J. reducidas. 78 n. 59 Pizzo 2. el enlosado de la plaza. Márquez ubicó tal altar en el foro (Márquez 1998. cuyas huellas aún se conservaban en el firme de opus signinum. La diferencia de cota tan Sobre el acceso a este recinto. dadas las relaciones con el templo de Mars Ultor. también estaba constituido por losas de caliza micrítica. Laportilla sirvieran para comunicar ambos recintos (Murillo 2010. ya Á. F. 58 Meneghini 2001.

vación realizada en Paseo de la Ribera nº 4 aparecieron varios elementos realizados en 65 mármol de Luni cuyas características permitían atribuirlos al templo de la C/ Morería.tales capiteles podrían ser obra del taller que trabajó en dicho templo. Lyon o de la primera fase de Tarragona66. Lasfargues-Le Glay 1980. 2007a. En cambio. inaugurado en 63 2 a. PERMISSV · TI · CAESARIS · DIVI · AVGVSTI · F · AVGVSTI 399 fig. permissu·Ti(berii)·Caesaris·divi·Augusti·f(ilii)·Augusti 67 Su medida se aproxima a los 133 m (Macías y otros 2007. su cronología sería extensible al resto del complejo. es más prudente dejar abierta la datación de los pórticos del recinto cordubense. 10. 188. sí interpretó como inscripción dedicatoria del edificio Fig. Tanto una como los otros han sido fechados en época claudia por paralelos con las estatuas del recinto de la C/ Sagasta en Mérida68. OPCIÓN B 68 Trillmich DIVO · CAESARI · AVGVSTO · DIVI · F · SACRVM 1996. Para el resto de posibilidades: Ventura otorga la inscripción dedicatoria. Como señalamos al comienzo del relato. Divo·Caesari·Augusto·patri·patriae / 84 fig. Peña ha propuesto recientemente que tal recinto se edificó en época flavia por comparación de sus elementos arquitectónicos y escultóricos con piezas de cronología absoluta69. 7). Que sepa- mos. 329 DIVO · CAESARI · AVGVSTO · PATRI · PATRIAE fig. En opinión de A. no consta la existencia de Entre ellos se encontraban dos fragmentos de placa con litterae aureae que Á. 43-52. nº 14-24. Peña 2009b. Sin embargo. Que esto fuera así. Divo·Caesari·Augusto·Divi·f(ilio)·sacrum / permissu·Ti(berii)·Caesaris·divi·Augusti·f(ilii)·Augusti Sea cual fuere la más adecuada. 226-230.C. Sin embargo. considerando que el muro de la C/ Sevilla fuera el muro de fondo del porticado sur. 48-58). De entre diferentes opciones. A esta cronología también parecen remitir los escasos fragmentos de decoración escultórica. 575. A favor de esta propuesta cabe señalar que un recinto de 120 m de anchura. Sin embargo. el programa estatuario correspondería a una fase posterior. Pensabene-Mar 2004. Peña. 568-571. López 1998. en consecuencia. Peña 2009 a. concretamente la estatua de Eneas y la serie de togados interpretables como summi viri. en la exca- 2007. quedaba claro que el edificio había sido edificado en época de Tiberio para el culto a Divo Augusto y. En ese caso. si la voluta de capitel compuesto citada correspondía realmente a los pórticos. 3. habría que pensar que en época flavia se renovó por completo el porticado original65. OPCIÓN A 66 Cuyas medidas oscilan entre 90 y 100 m (Mateos 2006 b. como la cronología del recinto emeritense aún se encuentra sub iudice. en buena lógica. 230-231. A. 614-616. caso de la segunda fase del recinto de Tarragona67. la escultura del recinto cordubense también sería flavia y. Ventura contempló dos como más probables64: el caso de Tarragona (Pensabene 1993. los conocemos en época flavia: es Á. la clave para el establecimiento de una cronología precisa nos la 64 Ventura 63 Márquez 2004 a. Ventura capiteles compuestos en pórticos de época tiberiana. 32 fig 22). no encuentra paralelos en otros recintos con templos dedicados a Divo Augusto edificados en época de Tiberio. no excluye que en un momento posterior pudiera haber sufrido modificaciones. 6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum) 67 urbanismo y poder . PERMISSV · TI · CAESARIS · DIVI · AVGVSTI · F · AVGVSTI 69 Peña 2009 a. caso de Mérida. 9. 113-114. pero sí en recintos ampliados en época flavia.

4 INTERPRETACIÓN

Para la interpretación del complejo conviene retomar la inscripción dedicatoria del templo.

70 Tac.

Según ésta, el edificio fue edificado con el permiso del emperador Tiberio Fig. 10. Como seña-

71 Ventura

laba Á. Ventura, este dato nos trae inmediatamente a la memoria la embajada de la Bética del

72

Márquez 1998, 177, 236 fig. 24.

73

Como testimonian las analíticas

Ann. IV, 37.
2007a, 230.

año 25 d.C., cuya intención era dedicar un templo a Tiberio y a Livia. Sabemos por Tácito que

practicadas a un total de 28 mues-

el emperador rechazó la propuesta argumentando que los honores divinos debían rendir-

tras (Márquez y otros 2004, 127).
Como señalamos anteriormente,

se a Divo Augusto70. En consecuencia, los deseos de la Bética no se verían cumplidos. Sin
embargo, la existencia del templo en Córdoba significa que la embajada no fue infructuosa ,
71

pues finalmente se edificó un templo patrocinado por el emperador, según se infiere de sus

Á. Ventura calcula la cantidad
de mármol empleada sólo en el
templo, cifrable en unos 1400 m3.

dimensiones colosales, equiparables a los aurea templa de Roma72, el empleo sistemático del

Ventura 2007a, 224 n. 9.

mármol lunense73, cuyas canteras estaban desde estos años en manos del emperador74, y la

74

Pensabene 2004, 421.

presencia de talleres imperiales que elaboran la decoración arquitectónica .

75

Márquez 2004 a, 114.

75

76 Ventura

La consideración del recinto de la C/ Morería como santuario de culto imperial

77

2007a, 233.

Mateos 2006 a. Recientemente

provincial erigido en época de Tiberio, idea defendida por Á. Ventura76, encuentra un

sobre la dedicación a Divo Augus-

paralelo espléndido en el recinto de culto imperial provincial de la Lusitania situado en

to: Stylow-Ventura 2009, 486-489.

Mérida: ambos surgen sobre una terraza artificial construida sobre cuatro manzanas

78

Fishwick 2004, 71-101.

79

Fishwick 2002.

80

Pensabene-Mar 2004, Mateos

de casas, se ubican sobre una vía principal (en el caso emeritense, el cardo máximo) y
cuentan con templos íntegramente marmóreos de dimensiones excepcionales, edifi-

2006 a.

cados en honor a Divo Augusto77. Sin embargo, esta interpretación choca abiertamente

81

con la idea tradicionalmente aceptada de la instauración en la Bética del culto imperial

CIL II2/7, 255, 258 (emperado-

res), 293 (flamines).

provincial en época flavia78. Cierto es que no se conocen flamines provinciales en época

82

CIL II2/7, 221.

83

Murillo y otros 2003, 79-86.

julio-claudia, pero no es menos cierto que tampoco se conocen en la Hispania Citerior

84 Ventura

2007a, 232-233.

y, sin embargo, no se cuestiona que el culto provincial se iniciara en época de Tiberio79.
La cronología tiberiana del culto imperial provincial en la Bética permite establecer un
panorama más homogéneo en las capitales hispanas, todas ellas dotadas con templos
de similares características en la misma fecha80. Tampoco debemos olvidar la presencia
dentro del recinto de pedestales de emperadores y flamines provinciales dedicados por
decreto del concilio, si bien fechados entre mediados del siglo II d.C. y la primera mitad
del siglo III d.C.81, así como otro pedestal que a comienzos del siglo III d.C. conmemora
evergesías ob honorem flaminatus82. Igualmente, dicha interpretación también choca
con la hipótesis formulada por J. F. Murillo y sus colaboradores sobre el recinto de la C/
Claudio Marcelo, para quienes este complejo sería verdaderamente el santuario de culto
imperial provincial. Contra ella, cabe señalar que se trata de un recinto más pequeño,
en el que no se emplea sistemáticamente el mármol lunense, y que carece de cualquier
evidencia epigráfica que lo ponga en relación con el culto imperial provincial83. La
conexión de su templo con el cercano circo no resulta un argumento suficiente porque,
no lo olvidemos, el templo de la C/ Morería se conectaba con el anfiteatro a través del
decumano máximo Fig. 11. Como señalaba Á. Ventura, en el mejor de los casos podríamos
pensar que se trata de un santuario de culto imperial provincial de la dinastía flavia,
subordinado al complejo de la C/ Morería, pero conectado con éste durante las ceremonias de culto84.

6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum)

68

urbanismo y poder

Figura 9

Placas con la inscripción dedicatoria
del templo.
composición Á. VENTURA

Figura 10

Restitución de la fachada del templo
con inserción de la inscripción
dedicatoria.
Dibujo Á. VENTURA

Figura 11

Planta de Corduba. El decumano
máximo permitía una conexión directa
del complejo con el anfiteatro.
plano j. f. murillo

Figura 12

Restitución infográfica del templo del
Forum Novum.
infografía Á. VENTURA / brainbox

Aparte del culto imperial a nivel provincial, es probable que el complejo también

85

Márquez y otros 2004, 133;

Ventura 2007a, 232-233.

fuera sede del procónsul y, en consecuencia, de la administración provincial, idea ya

86 Torreras

sugerida por C. Márquez y Á. Ventura85. Un nuevo argumento a favor de esta propuesta

87

serían los materiales encontrados en un vertedero cercano al palacio de Cercadilla86,

2009.

Para conocer de primera mano

su argumentación, remitimos al

interpretados por Á. Ventura y S. Torreras como schola de una exedra y atribuidos con

capítulo correspondiente en este
catálogo.

buenos argumentos al recinto de la C/ Morería87. Si aceptamos el desarrollo de funcio-

88

nes administrativas en el complejo, estaría plenamente justificada su denominación

Nos parece más adecuada

esta expresión que la de forum

como forum novum88 Fig. 12.

adiectum, ambas empleadas por C.
Márquez (2004 a, 109).

6 el templo consagrado a divo augusto y su temenos (forum novum)

69

urbanismo y poder

7 UNA EXEDRA CON SCHOLA EN COLONIA PATRICIA
Sandra Torreras y Ángel Ventura1

En este estudio abordamos la reconstrucción arquitectónica o anaparástasis de un conjunto de piezas marmóreas halladas hace pocos años en un vertedero tardo-romano de
la ciudad de Córdoba2. Con él pretendemos identificar y dar a conocer un complejo arquitectónico monumental de Colonia Patricia, edificado a comienzos de época imperial
y que el público puede contemplar por vez primera en esta exposición, que sirvió como
escenario para la actividad cultural y judicial de la capital de la Bética, a tenor de su más
que probable inserción originaria en el denominado Forum Novum o temenos del templo

1

Este trabajo es resultado del

Proyecto: “La presencia del Prin-

ceps: modelos edilicios y prototipos
en la monumentalización de las

ciudades romanas de Andalucía”,
HAR 2008-04840, financiado por
el Ministerio Español de Ciencia e
Innovación con fondos FEDER.
El solar de casi 3.000 m², se

consagrado al Divo Augusto situado en la c/ Morería. Como premisa remitimos a un tra-

2

bajo previo ya publicado3, en el que presentamos el contexto histórico-arqueológico del

Ruiz, tras la oficina de la Gerencia

hallazgo, la definición del conjunto como spolia, las características del vertedero en que

Municipal de Urbanismo, entre

aparecieron las piezas, relacionado con la construcción del Palatium Maximiani y una

la Avenida de Medina Azahara y
la Avenida de América. Arqueo-

presentación por tipos y subtipos de los elementos arquitectónicos recuperados.

lógicamente hablando estamos

Este singular edificio se nos presenta con unas características arquitectónicas

situados al sureste de las inme-

claras. Se trata de una construcción de planta semicircular o exedra de 12’5 m. de diámetro
y un nicho central. La exedra estuvo recorrida en todo su frente por un banco de piedra de
caliza micrítica gris (piedra de mina) y perfil moldurado con una gola, que los romanos denominaban schola. El muro curvo que albergó al banco cerraba el espacio mediante fábrica de opus quadratum de calcarenita local, revestido de mármol y decorado internamente
con dos órdenes superpuestos corintios de medias columnas, sobre las que corrían una

diaciones del Palatium Maximiani.
Fue excavado por S. Torreras en
2004 y la autora realizó el estudio
completo de los hallazgos como
Trabajo Fin de Máster dirigida por
Á. VENTURA en 2009.
3 TORRERAS,
4

serie de cornisas curvas-cóncavas, exceptuando la zona central, donde se abría un nicho
de planta rectangular. El recinto, o exedra en sí, dotado de pavimento de losas de piedra de

7 una exedra con schola en colonia patricia

ubica en el actual pasaje Hernán

70

2009.

El uso de ambas técnicas (a hueso

y emplecton) lo determina el trata-

miento con anathyrosis de las caras

urbanismo y poder

las causas de tal “descarte”. existiendo 4 tipos: absidadas que presenta el Pala- estructural de plantas basilicales A Cuñas o bancos. MATEOS et desbastada (piezas. mediante el programa informático Autocad 2007. 8 dos caras contiguas molduradas (pieza. nº 034) como el remate del banco (pieza Orive) tendrían igualmente sus orientación preferente de grano. A su vez. Pensamos hacia la zona trasera. a juzgar por los peldaños de escalera recuperados. A raíz de aquí fue la simetría el eje conductor para la (Mg) la composición del mármol reconstrucción del banco. 5 Wilson 6 Jones. B Extremos del banco con desarrollo quebrado del frente en 90º y. No obstante. 1 y 2. cripción macroscópica: mármol de C Remates laterales del banco. Pero tras una exhaustiva autopsia de las piezas. No 2 En segundo lugar hicimos una distinción de la tipología de las piezas que for- hay que olvidar la configuración marían parte de esta estructura. hay que mencionar que en un solar contiguo al nuestro se exhumaron dos cuñas más. hemos llegado a cornisas serían mucho más útiles en el complejo palatino. “MUESTRA Nº: COR-508 Des- pequeñas venas de color gris y opaco. ascendiendo el número de piezas a 20. caras laterales tium de Maximiano Hercúleo. 039. Cat. Cristales predominante- D Respaldos del banco o schola (piezas. proporcionán- cuidadas hacia las zonas frontales dole un lugar destacado. bien mediante grapas de metal o con la técnica4 del emplecton cornisas circulares. lám. BORRE- GO DE LA PAZ 2006. 6 y 7. de tamaño de grano fino. sin embargo el banco se desechó parece ser. En las cuñas.2%). que a su vez son basamentos sustentantes de color blanco uniforme con algunas muros o pilares (pieza Orive. muy homogéneo. con abundantes semejante dentro de una misma tipología. muy bien blemente una porticus). 3. una pieza de frontal con quiebro. donde las conclusiones explicitadas a continuación: 1 En primer lugar. La obser- Contamos con la existencia física de 14 cuñas.mina. Presenta una textura granoblás- 3 En tercer lugar. lám. vación mediante lámina delgada permite ver que es un mármol de composición calcárea. alii. pudo estar a una cota más elevada que el resto del edificio donde se ubicó (proba- laterales de las piezas. observamos que métri- puntos triples de recristalización. nº 024 a 033 y 035 a 038) lám. Interpretación: Se trata de un már- 040 y 041. determinamos la curvatura que describían las piezas del banco fueron reutilizadas. camente formaban parejas en lo referente a sus diferentes anchuras. partiendo del eje central de rayos X (EDAX) aunque da una la semicircunferencia las unidades se van situando radialmente y simétricamente pequeña cantidad de magnesio en la curvatura de la exedra. propiamente dichos. por tanto. 2000. 2011. Por tanto. Cat. mol de Carrara (mármol Lunense). reaprovechadas en estructuras medievales posteriores. lo que da un total de 18 piezas para el banco sin contar los respaldos. Su composición estructural exacta es hipotética por no conservar- que podría deberse a que estas se todas las unidades. nº 39 a 41) lám. es claramente calcárea (99. a modo de cuñas. nos alertó de que las cuñas igual- microscopio electrónico de barrido (SEM) mediante fluorescencia de mente se dispusieron de forma simétrica. quedarían unidos entre sí por sus zonas los bancos en el vertedero. Cat. Pasamos a describir las distintas estructuras arquitectónicas: y descuidadas hacia las traseras. técnicamente se compone por recuperado gran cantidad de varias piezas (asientos) que. Esta teoría de restitución por simetría quedó confirmada con las piezas Cat. No muestra una (Cat. 7 WILSON con anathyrosis para unión con piezas similares y cara trasera toscamente JONES 2000. que hemos interpretado como respaldos. es decir. 4 y 5). que iban pareadas. era lógico pensar que tanto la pieza de frontal quebrado Bordes rectilíneos bastante claros y abundantes maclas polisintéticas no deformadas. Por tanto. nº 034). el enfrentamiento simé- análisis elemental realizado en el trico de estas piezas (Orive y pieza Cat. mente de tamaño fino. bien a hueso. un remate y tres piezas del respaldo. intentamos buscar sutiles diferencias entre las piezas de factura tica poligonal. de frente moldurado. El gemelas. nº 34). Resulta interesante que de esta El Banco corrido (Schola) estructura semicircular se han El banco corrido manufacturado con caliza micrítica gris. Establecimos así tanto su diá- por completo sin que conozcamos metro de 10’5 m (35 pedes) como la superficie del espacio ocupado por la exedra. De ellos se documentaron tres uni- 7 una exedra con schola en colonia patricia Presenta abundantes puntos 71 urbanismo y poder . en cambio solo dos unidades de las laterales.

001. pero para ello. Al resto de las cuñas aún irregular de los componentes. una de las cuñas o bancos. quedarían perfectamente emplazadas en la caliza de composición dolocal- exedra las piezas: Orive y su simétrica. como indica la mortaja en su extremo. 2006. nº 026 y 037. Detalle de las mortajas de unión entre las mismas piezas. 7. con pocas formas 4 En cuarto lugar. Su triples de recristalización así como relación física con el banco es la de apoyar directamente sobre él. de diámetro—. de la muestra con las láminas de la Ahora bien. textura es isótropa. nº 040. Lámina 6 Piezas de respaldo nº 040 y 041. CAR- sentidos. tipología. Una vez dispuestas las piezas antes mencionadas. que presenta distribución trica y los bancos Cat. 11 KOPPEL. dades que encajaban entre sí lám. y su simétrica fig. granoblástica inequigranular. 6. hemos interpretado la existencia de tres piezas más de esta —columnas de 1’5 m. 2010. estando ambos consagrados al Divus Augustus. donde se observa el arranque del banco con gola moldurada en el frente. los bordes de los cristales 72 urbanismo y poder . 12 “MUESTRA Nº: COR-615: Estas piezas de respaldo han sido fundamentales para interpretar la existencia de un nicho o habitáculo central ya que las caras posteriores son rectilíneas y no cóncavas Grada. 040. la pieza Cat. según tamaño más grueso. cuya unión marca el comienzo de la curvatura en ambos esta atribución (CAR-10. CAR-10. siendo éste motivo suficiente para asegurar su emplazamiento en el centro del 10. 6 y quedaron unidas mediante grapas de plomo lám. Nº 033 y extremo con desarrollo de las molduras quebrado en 90º. 37-38. nº 039. Basándonos en la simetría y en el sistema de anclaje. que soportan los respaldos. Las piezas documen- porciones del orden corintio que tadas son: dos centrales (Pieza Cat. procedimos a determinar el emplazamiento concreto de cada poligonales. Todo lo anteriormente expuesto nos llevó a interpretar que el grano fino con algunas placas de número total de piezas que formaban el banco corrido debió ser par. Estas piezas tienen desarrollada una moldura en todo su frente. Este templo presenta las mismas pro- curvatura y aumenta su grosor a medida que se aleja del eje central.Lámina 1 Vista general de los asientos o cuñas que conforman la schola. 039 y 040. viene definida por la sime- colección de referencia corrobora tría de las piezas Cat. es decir la pieza Cat. Hasta aquí. Descripción microscópica: Se trata de una esta teoría de la configuración simétrica. de métrica muy diversa al resto pero muy similares entre sí.” 9 semicírculo. A nivel intragranular. 1985. nº 041 lám. Lámina 2 y 3 Cuña Cat. 034 de frontal quebrado y su simé- cítica. que traza la MATEOS et alii. la ubicación de los respaldos en el eje de la exedra. no presenta signos de deforma- estudiamos qué indicios podrían aportarnos más datos sobre el emplazamiento 7 una exedra con schola en colonia patricia ción. ésta misma pieza. totalmente simétricas) y la contigua por la el de la c/ Morería de Córdoba izquierda a la pieza Cat. la comparación las piezas Cat. Además.005). 1. Lámina 4 y 5 Pieza Orive: Vista frontal y detalle de la anathyrosis. Descripción macroscópica: Caliza de color blanco roto y de como el resto del banco.002. necesi- bordes rectilíneos muy claros que son características típicas de este tarían de piezas sustentantes con gran profundidad y cuñas con estas características son mármol. Una sería la simétrica de la pieza nº 41 y las otras dos serían: la continuación de 10 MAYER. La no se les asignó su emplazamiento concreto. 026 y 037.

Finalmente. figura 6 Representación del banco Cat. De las cuñas exhuma- ha comparado con las principales das tan solo dos de ellas las conservan (piezas Cat. Eso nos hace llegar piezas fue cuestión de ir encajándolas en la exedra teórica teniendo en cuenta a la conclusión que su proceden- la diversidad de medidas que presentan. Montaje de los respaldos 039. B Creación de un módulo a partir de las medidas de las piezas: El resto de las los romanos en época antigua y no se ha encontrado ninguna coincidencia. arriba visión en planta de la superposición.figura 1 Vista cenital. y cómo la curvatura descrita por la zona pulida de 054 coincide con la de 029. sobre los bancos 037 y 026. figura 2 Replanteo de varios fragmentos de una misma basa correspondientes al orden corintio. desde el eje central hacia los laterales. maño de grano de fino a grueso.” parejas de bancos para disponerlos de forma simétrica en la curvatura. en el que se combinan las cuñas con más o menos longitud de la 7 una exedra con schola en colonia patricia 73 13 Cf. nº 054. específico de las cuñas en el semicírculo de la exedra. y la losa de pavimento Cat. sabemos que las piezas con frontal quebrado en ángulo de 90º queda- Interpretación: Se trata de una dolomía cristalina con cristales de esparita de mayor tamaño. Abajo una vista en sección de de la reconstrucción del perfil de 029. Este detalle nos permitió formar cia es local. 265-269. fijándonos en el sistema de son ameboidales y con un ta- anclaje empleado y los módulos de las piezas. asignándoles calizas conocidas utilizadas por por tanto dicho emplazamiento hacia los extremos. 040 y 041. figura 3 Restitución métrica y arquitectónica de la columna. nº 029 (fragmentado su perfil). A El sistema de anclaje empleado: A través de las mortajas de anclaje conservadas. Se ban unidas a su siguiente mediante grapas de plomo. figura 4 Restitución métrica y arquitectónica del orden corintio. Estos autores han propuesto que los bancos que aquí estudiamos pudieron haberse urbanismo y poder . figura 5 Restitución en planta de la schola. Vaquerizo-Murillo 2010. 030 y 035). se acoplaron creándose el siguiente módulo.

y 2 cornisas curvas- excavado del anfiteatro no se ha cóncavas (Cat. un capitel igualmente de media columna (Cat. La acusada curvatura de las piezas de nuestra schola —y de las cornisas—. lám. lám. además de las dos ya exhumadas en el solar contiguo por completamente especulativa. con la colosal estatua m de altura (0. 24 y 25) fig. amén de no documentarse gradas similares en ningún edificio de espectáculo de las pro- ternamente con un orden corintio de medias columnas. 5. nº 021-022. una larga. amén de edificarse éste en un momento posterior a la época de Claudio. ni rebatir como se debe. La mayoría de sus sillares. en la existencia de gradas Si hacemos un intento de reconstrucción disponiendo las piezas en la curvatura. 9). una ubicado originariamente en el larga y una corta. se habrían retallado en sillare- conocen tribunas anfiteatrales de jos de módulo más pequeño para los aparejos de opus vittatum del Palacio de Cercadilla. Como resultado contundente de este análisis. 2004 . La hipótesis de la construcción del Palacio de Cercadilla con queométricos del ICAC (Institut Catalá d´Arqueología Clàssica). el ésta última al remate del banco. dos cortas. nº 018. VEN- con schola en un conjunto arquitectónico concreto dentro del urbanismo de Colonia TURA. 16 GARCÍA-CARRASCO. Patricia (vide infra). tres cortas. nº 020. por S. mármol de Carrara en las fábricas del anfiteatro patriciense. que queda unida a la última pieza con frontal quebrado y Anfiteatro. tan sólo. todas las muestras proceden de las canteras de mármol de Carrara (en los Alpes Apuanos. planta curva. 8). Como mencionamos supra la existencia de fustes loricata Tienda a la cabeza. ni se ha documenta- De su estructura decorativa se han conservado algunas piezas marmóreas. Este módulo es coincidente con las huellas profundo trabajo de anaparástasis de labra reflejadas en las piezas así como el necesario para el cerramiento arquitectónica llevado a cabo que prevé la curva. entre las que destacamos: fragmentos de basas de media columna (Cat. por lo que no No se documenta el empleo de se pueden analizar con detalle en todas sus caras). 23. de fundamento. Composición del órden apreciable a simple vista. 22. dos fustes. 2007. lám. Tampoco se marmóreo. 7 una exedra con schola en colonia patricia de Eneas con Anquises y Ascanio opima (vide Catálogo de piezas). 14 MURILLO et alii. Este dato geológico será el material constructivo expoliado del anfiteatro carece. así como la ausencia de fragmentos de opus caementicium. 74 urbanismo y poder . de morfología similar en algunos vemos que aún faltan espacios por rellenar. Debemos mencionar que todas las tipologías marmóreas. Basándonos en los principios de Wilson Jones5. uno de media columna (Cat. han sido sometidas a análisis petrológicos realizado por la Unidad de Estudios Ar- localizado ninguna pieza similar a éstas”. 2004. bien se de ½ y ¾ de columna nos hace suponer en la existencia de sus pareados es decir. de suma importancia para la determinación del emplazamiento originario de la exedra 15 MÁRQUEZ et alii. para el estudio de la restitución 2007. 10) y el otro de tres cuartos (Cat. se deduce una columna de 4 escultórica. una vez expoliados. 2. 17 VENTURA.40 m de diámetro) fig. más las dos piezas que rematan la estructura (Orive y su simétrica “virtual”) fig. Torreras y basándose. creemos que faltarían 5 esta conjetura debe ser desechada unidades no documentadas aún. con su descomunal hace que propongamos que el muro de cierre de la exedra que acogía la schola se habría fabricado en opus quadratum.siguiente manera: una corta. nº PM. 2003. impide La gran cantidad de picadura de sillar y el apreciable número de sillares de calcareni- que pueda tratarse de sedilia de ta hallados en el vertedero. este coliseo. “en el sector nº19). exceptuando las placas. Decoración de la exedra. Teniendo en cuenta la estructura simétrica teatros y odeones de Oriente. do en el anfiteatro de Córdoba la cimentación de tribunalia de tan peculiarísimas características. 3. 2 me- trate ésta de una representación dias columnas y al menos dos fustes de ¾. lo más importante. hoy por hoy. territorio de la antigua ciudad de Luni). pero a falta de estudio (permanecen in situ insertas en un muro medieval. igualmente con traza circular al exterior y decorado in- graderío. Pero del conjunto y el módulo que anteriormente mencionábamos. Y. amén de revestido con placado vincias occidentales. una larga. que implican 2 quiebros en el muro de fondo o de Rómulo portando los spolia del edificio. dando como resultado una exedra de 24 piezas o un banco corrido de 22 unidades. sin tener en cuenta. como los propios autores reconocen. por cuanto se trata de fustes de esquina. En particular en su decoración arquitectónica y métrica de los elementos que componen el orden corintio.

de que “la altura del entablamento suele equivaler a 1/4. Detalle de las mortajas de unión entre las mismas piezas. 1996. bien podría haberse ubicado en el su morfología de media columna facilitaría la inserción en la curvatura.lámina 7 Piezas de respaldo nº 040 y 041. destacamos el juego de dos cornisas curvas-cóncavas (Piezas Cat. 19 Por último. LI. nº La ROCCA.9411). Si nuestra cornisa nuestra exedra con schola no 7 una exedra con schola en colonia patricia 75 21 Vitr. A través de estudios borado en mármol lunense y con- de modulación7. 10.8. Ciertamente tan solo contamos con la cornisa. MENEGHINI-SANTANGE- cuartos flanqueaban el nicho fig. o lo que es lo mismo: los fustes de tres 2006b. VENTURA. tal como en el Foro de Augusto en Roma. lámina 12 Marca de cantera similar en la base de una estatua de Tarragona. Debieron tener un desarrollo aproximado pórticos con exedras envuelven fustes de 1’5 m. Este orden de “pilastras” debió adosarse a la pared de cierre de la exedra ya que Estatua que. podemos aproximarnos a la altura completa del entablamento y por tan- sagrado al Divus Augustus. del que se han recuperado6 1’44 m lineales fig. 5. como sucedía del nicho o habitáculo axial. V. Cabe indicar que urbanismo y poder .25=0. láminas 9 y 10 Capitel y fuste de media columna. De ser así. los quiebros que produce el 18 nicho quedaron decorados por sendas columnas. 2001.1. ligeramente mayor al que presenta la schola. Nuevamente en Tarraco los rando el muro circular de cierre de la exedra a la que se encastra la schola hacia el interior un templo corintio colosal con y formando parte de la zona del entablamento. lámina 8 Vista cenital de la cornisa curva (Cat. según M. Arch. abierto por encima del banco curvo en su centro. 2010. como el to del orden completo. obteniendo entonces la altura total del entablamento. Estarían deco- X.20 m. manifestaban los respaldos antes analizados. razón de hemos tomando nuestra Figura por la que pensamos que formaron parte de este mismo conjunto lám. 5. pero debemos partir patriciense de la c/ Morería. de dón- 021 y 022). 366. nº 021-022). ela- de 12 m de recorrido. Sin embargo. con un radio de 6-6. nicho axial de la exedra recons- para el fuste de tres cuartos creemos que su emplazamiento coincide con la apertura truida por nosotros. Mayer. Según la reciente restitución de MAR-PENSABENE. 2007. Lectura: P(—-) · Op(—-) · H+—-. lámina 11 Notae lapicidinarum Lunensium o marca de cantera de Carrara en el bloque de Córdoba. de diámetro.25 veces la altura de la columna” (4 20 m /4. GROS. por otro lado.

pasamos a la restitución en planta 22 MÁRQUEZ. 188. originariamente ubicada a los pies del 76 urbanismo y poder . 051-056. los 4 m de la columna obtenemos una altura de 4. dando como resultado una longitud de 12.mide de alto 0. ha- pudo haber formado parte de la bría que dividirla entre el friso y el arquitrabe ya que. la medida restante entre la altura total y esta cornisa (0. una anécdota transmitida por repartidas en: 0.10 m de anchura y otros 5 m. por ejemplo. ticis exhedrae spatiosae. En los foros imperiales de Roma. o ocasiones. 067. en determinadas entre pilar y pilar (remates o piezas Orive). si la prolongamos hasta la inter- espacios arquitectónicos. sedentes disputare possint”. esta proporción resulta de pretores o cónsules. Amén de que ésta no se decoró con mármol de Carrara. o remates.36 m y tres medias columnas. nº 057.2 (Cat. Su ubicación.32 m para el friso y 0.94 m para el orden fig. sabemos tenía el privilegio modo de puerta triunfal. El nicho. Arquitectónicamente hablando existen escolástica no judicial.30 m. 7852. recordamos la probable existencia de dos piezas más “evanescentes” de la tipología de los respaldos. aparte del propio eje central de la circunferencia.6411 m). el entablamento debió tener unas medidas aproximadas de 0. 24 Como manifiesta la fórmula de todo el complejo fig. se ubicaría al centro de la exedra con una 25 BALOGH-PFLAUM. las exedras servían principalmente Las zonas en curva del muro de fondo interno de la exedra quedarían decoradas para acoger tribunales de justicia con cuatro fustes de medias columnas con intercolumnios de 2. como más acorde que cuatro intercolumnios de 1. Además. nos señala los extremos de este habitáculo. ligeramente mayor al de los bancos. 27 Aunque no debemos olvidar dimensiones aproximadas de 5. “la altura del arquitrabe y friso suelen basílica judiciaria del foro colonial ser coincidentes. 7. su alzado debió contar con una decoración de dos época augustea carecía de bancos órdenes superpuestos como el ya definido. Esta línea sería el cierre del espacio en fábrica de opus quadratum y donde quedarían insertas las cornisas.2: marca la línea frontal de los respaldos del banco que. 071 y 072). de unos 11 m. en otros momentos.1. in basilicam transferrentum”. Arch. 2004. Dejamos para otra ocasión el estudio de una inscripción inédita. 2009. Teniendo en cuenta la distancia a salvar tro caso el banco habría podido servir también. de 11. nº 049. o bien mediante un gran arco a de reunirse en el entorno de un ción. Restitución en planta y alzado Una vez visto el montaje de las distintas estructuras. por su denomina- semicolumnas decorativas más la altura de la schola). Si le sumamos Séneca el Viejo y Quintiliano –Inst. de altura. 391-394.2). que aporta- espacios de actividad oratoria o rían sensación de pesadumbre al complejo fig. pero también.11.45pedes). Esta medida es coincidente con el radio que prevén las cornisas curvas. el Collegium Fabrorum Subaedianorum Cordubensium Pa- triciensium: CIL II2/7. 050. 2004a. 23 BERENGER. 060-063. 059.30 m de la cornisa. 073) y dos tipologías de losas de pavimento (tipo 8.14 m. ampliando la altura a la que se ubicó el techo rior: “inpense petierit uti subsellia de obra para sentarse en su inte- de la exedra a los circa 10-12 m. rhetores reliquique. como “Constituantur autem in tribus por- sección con la semicircunferencia del muro.50 m de longitud. nº 047. podría formar parte del pavimento de esta exedra 7 una exedra con schola en colonia patricia c/ Morería. Y en nues- dos modos de componer el acceso a la exedra. templo. nos lo expresaba Vitruvio.32 el arquitrabe. Si el arco de la circunferencia abarca 6.18— permite conocer que en de la amplitud en planta de la exedra.27 m sentencia judicial de un magistrado romano: “c(um) c(onsilio) (41.46 m de longitud a cada lado del nicho. En definitiva. V. 1952. 5. Es en este punto donde emplazamos los fustes de ¾ que estarían flanqueándolo. 064-067) y tipo 8. mientras que la altura de la cornisa suele corresponder al diámetro inferior del fuste”. quedando así en nuestra restitución hueco para las mismas. desconociéndose la poli-funcionalidad de tales su profundidad. Uno de los tipos de losas (tipo 8. como ya mencionamos supra. que bien pudo ser el de la Para ultimar el montaje de este complejo hay que mencionar que en el vertedero también se documentaron otras piezas en caliza micrítica gris identificadas como peldaños o escalones (Cat. 4.94 m cordobés. de altura (los 10 m de los dos órdenes superpuestos de artesanos que. 069. En primer lugar fijamos un diámetro marcado desde el cen- abreviada que precede a toda tro de las piezas tipo Orive. para las reuniones bien debió resolverse mediante un telón de columnas que sustentasen la infraestructu- de un colegio profesional de ra de la cubierta. qui studiis delectantur. c(onlocutus)”. (Cat. 0.5. VENTURA. in quibus philosophi. Habida cuenta 10. proponemos que. 26 CIL X.

En definitiva: tenemos un banco corrido de 43-45 cm de altura. la ubicación propuesta para estas piezas es la mostra- ta fehacientemente la actividad mos gráficamente en la fig. bien rodease éste a una plaza abierta o y sententia de un procónsul de principios del s. por propia exedra.figura 7 Reconstrucción hipotética del alzado de la schola. Para ello alegamos a que las zonas más Templo de la c/ Morería que. adjudicando unos 50 cm por locus. III d. inserción y funcionalidad originales de la exedra Como ya dijimos. en las axial de unos 5 m de anchura x 5 m. figura 10 Exedras similares en el Complejo de culto imperial provincial de Tarraco. o al pórtico en la que ésta se abría. por las huellas que han conservado las piezas. por lo que. Si estimamos un diámetro aproximado de 10 m para el banco (5 m de radio). de diámetro ricamente ornamentada con mármoles de Luni de recusatio. figura 8 Bloque moldurado de zócalo con marca de cantera (notae lapicidinarum). sedes de los tribunales de los pretores. 14. así como la transcripción o extracto de las actas del proceso.C. las piezas que componen este conjunto aparecieron como spolia en el vertedero-almacén de un cantiere o taller de construcción del palacio de Cercadilla fechado a finales del s. Ante esto. inserto en una exedra semicircular de 12’5 m. de altura.C. Mar. La cuestión que nos interesa ahora es ¿dónde se ubicó esta exedra originariamente? ¿De qué parte de la ciudad fue expoliada y para qué servía allí? 7 una exedra con schola en colonia patricia 77 urbanismo y poder . III d. recuperado en el vertedero tardorromano: Sección. Cronología. en la cara frontal. con respaldo en algunas de sus localidades centrales y un nicho cuadrangular de interlocutio cognitionis. figura 9 Planta del Forum Augustum de Roma. en forma (Carrara). Exedras en los pórticos que rodean al templo de Marte Vengador. Según R. obtenemos una longitud de arco de 15 m (Π x r). Los escalones podrían estar reflejándonos el acceso a la cuanto recoge la subscriptio libelli judicial en el Forum Novum. documen- que describe el banco.6. para acoger una estatua o grupo escultó- caras laterales. pulidas que aparecen en la superficie de estos ejemplares enmarcan la misma curvatura aunque muy mutilada. rico lám. la schola habría podido acoger sentados a unos 30 individuos a la vez. en un caso a un edificio de tipología basilical con naves laterales sobreelevadas.

amén de haberse edificado algunos decenios más tarde13. III y del que se saqueó la exedra con schola para reusar sus piezas en el palacio de Cercadilla. fustes. Los análisis efectuados demuestran que se utilizaron la piedra de mina local para el banco y los pavimentos y el mármol importado de Carrara para la decoración arquitectónica del alzado (basas. I d.lámina 13 Estatua de Tarragona con marca de cantera Lunense. presenta el inconveniente de que los análisis realizados a las gradas de la cávea indican que se elaboraron con calizas marmóreas locales12. Para resolver tales cuestiones resultan determinantes tanto la cronología de labra de las piezas como las materias primas empleadas para su elaboración. Sólo hay un comple- 7 una exedra con schola en colonia patricia 78 urbanismo y poder .C. 11. I d.). en donde no hay constancia del empleo de mármol lunense en sus fábricas. construido con mármol lunense y piedra de mina. Piezas similares observamos. Se fecha a comienzos del reinado de Claudio (años ’40 del s.). lámina 14 Recreación en 3D de la exedra con schola cordobesa. por ejemplo. Muy interesante resulta la pieza C2-004 fig. Esta tipología de zócalo sirvió para revestimiento inferior de un muro rectilíneo de sillería. en el denominado Arco de Trajano de Mérida. Por lo tanto. en el plinto de una estatua acéfala que probablemente representó a la emperatriz Livia divinizada lám. 13 y con paralelos fechados a comienzos de época de Claudio11 (años ’40 del s. Debe descartarse el Teatro Romano. donde sí se documenta el empleo del mármol lunense. que sabemos constituía el acceso monumental al recinto porticado de culto imperial provincial de la Lusitania presidido por el templo colosal de la calle Holguín9 Con letras toscas se lee en la pieza cordobesa: P. abandonado a fines del s. 12. Por el estilo. OP(ilius?) HE(ó N —-). Lo mismo cabe decir del Templo de la calle Claudio Marcelo y su témenos.C. Ello proporciona un terminus ante quem del año 42 para la explotación de las canteras de Carrara gestionadas por este conductor lapicidinae de nombre Popilius o Publius Opilius. un zócalo moldurado de mármol de Carrara8 que porta en la cara trasera toscamente desbastada los restos de una nota lapicidinae o marca de cantera lám. y no con mármol de Carrara. el capitel de semicolumna recuperado se fecha a comienzos de la época imperial. 7. posiblemente del pórtico donde se abría la exedra. capiteles y cornisas). buscamos un edificio porticado o complejo monumental de Colonia Patricia edificado entre la época de Augusto y la de Claudio. Igualmente debe descartarse el Anfiteatro. pero del que conocemos al completo su planta y carece de exedras semicirculares en los pórticos14. que si bien también abasteció de materiales a los cantieri de Cercadilla (vide ca- pítulo 11 de spolia). así como la molduración de las cornisas curvas-cóncavas. Una marca de cantera similar ha sido documentada en Tarraco10 lám.

fue la recaudación de impuestos y la administración de justicia23. el recinto de la c/ Morería ya fue interpretado por C.jo posible con esta cronología y características: el Forum Novum o témenos del colosal templo de la c/ Morería (vide supra capítulo 6). negotiantes in basilica ne impediret”. además de como espacio de culto imperial. que sabemos constituyó el praetorium o sede administrativa del gobernador de la provincia de Acaya20.C. introrsus curvatura pedes XIV. Y la principal actividad del procónsul. 9. tras este exhaustivo análisis. mismo número que el de jurados o recuperatores que establecía la Lex Aelia- Sentia del año 4 d. proponemos27. uti.. documenta un consilium de 8 miembros y 11 testigos26. en la provincia de Creta-Cyrene25. Los gobernadores provinciales representaban la más alta instancia judicial en los territorios que tenían encomendados. qui apud magistratus starent. materias primas y funcionalidad convergen en apuntar al Forum Novum como lugar de inserción originaria de la exedra cum schola. Y resulta muy destacable la presencia de tales exedras con bancos. Un papiro de El Fayum documenta a 20 miembros para el caso de la provincia de Egipto.. De hecho. iurisdictio que desempeñaban siempre con el concurso de un consilium o comité asesor 24. En otros complejos “provinciales” administrativos y de culto imperial. Cronología. como en la terraza superior de Tarraco. 7 una exedra con schola en colonia patricia 79 urbanismo y poder . como sede de la administración provincial de la Baetica22. con una funcionalidad judicial. también hay exedras semicirculares19 fig.C. Con certeza. quod est in ea aede. no debemos olvidar que en el “modelo” de la Metrópoli existen 4 exedras semicirculares abiertas en los pórticos. de similar diámetro de alrededor de 10 m. 10. la dignitas y la capacidad suficientes para haber acogido los iudicia del procónsul de la Bética y su consilium en el marco del Forum Novum durante los siglos I a III d. como se deduce de un texto de Vitruvio referido a la basílica de Fano21: “ítem tribunal.C. fechado en el año 69 d. habida cuenta de que la Bética era una provincia inerme desde la época de Augusto. éste es el único conjunto edilicio cordobés porticado que empleó profusamente mármol lunense15. Estas scholae o ban- cos corridos curvos servían para la actividad procesal. además de la piedra de mina en el pavimento de la plaza16. pues albergaron los tribunales de los pretores urbano y peregrino18 fig. hemicyclii in fronte est intervallum pedes XLVI. aunque como mínimo ascendía a 10 personas. Como el complejo de la c/ Morería estuvo consagrado al Divo Augusto y se inspira en el Forum Augustum de Roma17. Y un decreto con sentencia judicial del procónsul de Cerdeña. En conclusión: la exedra cordobesa se nos presenta con el decor. El número de miembros de este “tribunal superior de justicia” era variable. Márquez. en la denominada “Biblioteca de Adriano” de Atenas. funcionalidad principal que.

El primer edificio con el que se identificaron todos estos descubrimientos fue un posible anfiteatro. la historia del descubrimiento y de la investigación. Dicha información es recogida por Ramírez de Arellano o Samuel de los Santos Gener.1 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. 140.1 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. y SANTOS GENER 1950. a quienes debemos en gran medida los datos que nos posibilitan hacer una exhaustiva historiografía del yacimiento. RAMÍREZ DE ARELLANO 1985. REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA Y DECORACIÓN ARQUITECTÓNICA 80 urbanismo y poder . REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA Y DECORACIÓN ARQUITECTÓNICA José Manuel Almoguera Sánchez El templo de la calle Claudio Marcelo es el resultado de largos años de hallazgos de los 1 que tenemos constancia desde el siglo XVI y que a día de hoy sigue presentando no- 155 ss. antes de introducirnos en aspectos más concretos alusivos a la decoración arquitectónica a través de la cual trataremos de poner en sintonía los restos aparecidos con una propuesta cronológica. en la encrucijada de las actuales calles San Pablo-Alfaros-Alfonso XIII-Capitulares. incluso se identificaron supuestas puertas de acceso a las gradas y el acceso de las fieras a la arena1. A mediados del siglo XVI el corregidor de la ciudad adquirió diversas casas-tiendas que estaban adosadas a la muralla en la antigua Puerta de Hierro. Por ello nos resulta determinante ofrecerle al lector un breve recorrido por la historiografía. Estaba proyectado albergar las nuevas casas consistoriales y en las obras para su construcción son constantes las referencias que nos han llegado relativas a los hallazgos de restos pertenecientes a construcciones romanas. Santos 8. En la historiografía local se conoce a esta zona de la ciudad como “Marmolejos”. vedades que nos aproximan a la imagen que el templo patricense debió presentar.8. habida cuenta que era lugar predilecto para la obtención de mármol en Córdoba. merced a la relación que estableció Ramírez de Arellano entre este lugar y donde recibieron martirio San Acisclo y Santa Victoria.

pero que se puede calificar como modelo canónico para es- francés. García y Bellido estableció como modelo la Maison Carrée algo que fue aceptado de forma unánime por la crítica especializada. 2002. Vitr. El recomendado por Vitruvio. tales como sillares. Se encuentra en una terraza triporticada de 77 m. MURILLO. 8. Fue requerido para el estudio de aclarar demasiado la cuestión. las antérides4. de excavación por parte de Félix Hernández y el propio Santos Sin duda la renovación mas importante en la investigación del edifico llegó con Gener que no habían servido para la estancia en Córdoba de Antonio García y Bellido. estudios no se pueden hacer para otros ejemplos tanto en Romo como en sus provincias. arquitrabes o basas colosales aparecidas en la Plaza del Salvador (C/ Capitu- en MURILLO et alii 2009. mientras que estos tudiar el de orden corintio7. José Luis Jiménez inicia los trabajos de excavación que se desarrollarán a lo largo de una década y que esclarecerán gran parte de las incógnitas acerca de la estructura arquitectónica del complejo de la pronaos. Dicha estatua quedó enterrada en el misterio de lo desconocido2. de ancho. 57-58. nos encontramos con un templo colosal algo más pequeño que el inevitable en cuanto tenemos un conocimiento nítido del ejemplo vecino de la Calle Morería.72 m. 1992. psudoperíptero de orden corintio 8 MÁRQUEZ. que un proyecto de tal envergadura y que además se ubica en la capital de una potente provincia como la Bética. se tome como modelo un templo particular de la Galia. el altar. y más recientemente cornisas.08 m a lo que habría que añadir 3. L. Las conclusiones acerca de las de investigación llevados a cabo por J.Gener también dio por válida esta interpretación al identificar la comunicación entre el 2 tribunal del pretror y el anfiteatro.50 m. aunque se podrían hacer varias objeciones. ss. Los nuevos hallazgos que se realizaban en este sector estos descubrimientos se pueden La narración deliciosa de todos eran muy habituales y se adscribían al anfiteatro. objetivo en este momento fue el de reconstruir el templo. todo está recogido de manera 2003. 138-139. tenemos no- resumida en MURILLO et alii ticias de la aparición de elementos arquitectónicos en los aledaños. Las dimensiones del Templo lo definen como uno de los más grandes de Hispania. o lo que es igual 108 x 50 pies. mientras que la cimentación interior de la cella es de 7. Márquez8. 139 Santos Gener —donde más vestigios romanos se hallaron—. lares). pero que a mediados del siglo XX se que no pudo ser recuperada al parecer por el peligro de hundimiento que ello conlleva- llevaron a cabo nuevos trabajos ría. Arquitectónicamente es un templo hexástilo. De arch VI. debió fijar sus miras en la capital del imperio y no en un santuario narbonense. un sarcófago y aprovechando su visita le propusieron la posibilidad de trabajar en el 4 Los contrafuertes en forma de estrella o de abanicoque era yacimiento . por lo que Colonia Patricia.1 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. y construido en mármol. Sr López del Amo y de Romero Barros. Nos resulta extraño. REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA Y DECORACIÓN ARQUITECTÓNICA 81 urbanismo y poder . habida cuenta que supera a templos bien conocidos y de grandes dimensiones como el de Barcino o el emeritense Templo en honor a Diana. A tenor de los resultados obtenidos en estos trabajos el templo cuenta con cimentación de 31. 6-7. la escalinata. Las conclusiones de García y Bellido fueron determinantes y los restos se 3 adscribieron a un templo sobre podio con una escalinata de acceso y un altar en el eje. medidas de la cella y los trabajos En 1985. De esta manera. 63 ss. Parece más plausible que el modelo a escoger fuese uno de la propia Roma. Este lugar es en palabras del propio leer en SANTOS GENER 1950. 54 ss. 124 ss. trabajo encargado al arquitec- 5 to municipal Félix Hernández que comenzó una anastilosis que nunca concluyó. 51 La comparación de los templos “nuevos” con la maison carre es Por lo tanto. capital de la prospera provincia. que deficiente teniendo en cuenta se conoce a través del Archivero Municipal. Se exhumaron otros dos capitales de la misma factura en otra zona cercano. aunque no se sitúa justo en el eje de la plaza sino que se desplazaría ligeramente hacia la zona occidental para aprovechar la mayor parte de la longitud del espacio. Además hemos de tener en cuenta que la vinculación de este conjunto con 8. MURILLO et alii 2009 66 6 MÁRQUEZ 7 2005. en los que se incluían la altura del podio6.37 m x 14. e 3 En este momento el conoci- miento del edificio era bastante incluso nos habla de una estatua colosal de bronce bajo el antiguo ayuntamiento. coincidiendo con la tesis propuesta por C. 2008. Jiménez los encontramos entre otros en JIMÉNEZ.

arquitrabes y frisos procedentes del templo e intentar CAPITELES. Son capiteles de columna de orden corintio. Tenemos varios ejemplos. encontramos tres capiteles originales sobre fustes de la anastilosis de Hernández. Revisemos pormenorizadamente ejemplos de capiteles. de altura. en el Palacio de Jerónimo Páez. La decoración arquitectónica del templo ha sido desde tiempo tema de debate entre especialistas dándose distintas opiniones acerca de las cronologías de las piezas. los lóbulos de las hojas pre- 8. las hojas de la imafolia son anchas con una importante nervadura central en cuya base encontramos otra en forma de Y invertida. julio-claudia e incluso adrianea. de entre un 1 m. respondiese también al culto del emperador.1 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. además varios ejemplos a pie de obra y dos más en el patio del antiguo Museo Arqueológico de Córdoba. REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA Y DECORACIÓN ARQUITECTÓNICA 82 urbanismo y poder .10 m. en Roma. La interrogante se generaban al comparar el estilo de las piezas con la cronología que la estratigrafía del yacimiento.desde augustea. Por todo ello parece más adecuado el pensar que el paralelo más adecuado para el templo patriciense sea el palatino templo de Apolo.el culto imperial nos debe invitar a la búsqueda de un modelo que. y 1.

tallos están trabajados con una gran robustez con hojas y flores amplias.sentan digitaciones y gotas de agua en la zona de sombras. en cuyo centro nace la flor de ábaco9. En la capital imperial encontramos los frisos del Aula Regia del Palatino. atendiendo solamente a su aspecto formal hemos de admitir el aroma augusteo de los capiteles. mientras que el resto son copias bastante alejadas en este aspecto10. 169 ss. 10 MÁRQUEZ 2004a. 9 MÁRQUEZ 1993. 569 y 576-579 13 los capiteles del templo de la C/ Claudio Marcelo hacia una cronología flavia. para entender Parece. Además A.. genera el contraste obtenido a través de los puntos de sombra. pues. PEÑA 2009. 140-141 FRISOS. Contamos con paralelos de nuestra pieza tanto en Roma como en provincias. 188-189. 37. el Teatro de la villa de Domiciano. 576 frente escénico del teatro emeritense . adornando el interior por puntas de flecha. PEÑA estudio de los frisos. 579. 113- 3. Se desarrolla en tres fascies. La segunda parada de nuestro recorrido se detiene en el interesante 16 MÁRQUEZ 1998. estamos pues ante una etapa en el que se forman y consolidan estos talleres que aunque retrasa- zas. Márquez15 que se define a través del desarrollo de altorrelieves que unidos a los pequeños puntos de unión. en Castelgandolfo. 273-274 y Lam.1 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. hojas que sostienen hélices y volutas que generan sombras en forma de gota de agua y zonas triangulares. El espacio libre del kalathos se adorna con cáliz abierto. REVISIÓN HISTORIOGRÁFICA Y DECORACIÓN ARQUITECTÓNICA 83 urbanismo y poder . 193 Lam. Ello explica éste desfase cronológico acercando 13 PEÑA 2009. Destacamos aquí un colosal arquitrabe conservado en el Museo Arqueológico de Córdoba17. Los PENSABENE 1996. que los talleres locales que trabajaron las piezas del templo debieron copiar los del vecino y colosal templo tiberiano de la C/ Morería. la inferior se une con la intermedia a través de motivos vegetales. la imagen augustea. consolidando la cronología propuesta para las piezas anteriores. La pieza se corona con bugelkima- tion cuyos arcos son ocupados por puntas de lanza salvo las centrales que son hojas. Todos ellos están fechados en época flavia. 348-349 y más en profundi- de modelos augusteos11. Peña12 propone atinados paralelos para nuestras dad MÁRQUEZ 2002. por lo que provoca razonables dudas entre la cronología de la decoración arquitectónica y la que la estratigrafía le da al edificio. 8. 29. La fascie central y la superior se unen con perlas alargadas y cuentas biconicas estrechas. en Italia. 18 LEON 1971. 121-122. desarrollado a través de scherenkymation. 11 La renovación arquitectónica que se dio en Colonia patricia hizo que se formaran talleres y escue- Si estudiamos las piezas de esta manera. No obstante la solución ante este conflicto la encontramos en las propias pie- las con el fin de la elaboración propia bajo los designios augusteos. Los estribos se enlazan con tulipanes. LAM 19 15 MÁRQUEZ 1998. 36 y 194 Lam. ARQUITRABE. 140. y el Capitolio de Brescia16. La incisión de las hojas acerca la pieza a una cronología flavia18. De todos los capiteles que conocemos sólo uno mantiene a rajatabla las claves del dos en el tiempo mantienen viva lenguaje augusteo. los capiteles de pilastra del pórtico de la C/ Sagasta en Mérida y los capiteles del 12 PEÑA 2009. enmarca la pieza un kyma lésbico. 17 por Hesberg14 y estudiado por C. que respiraba claramente la formación y desarrollo de estos talleres patriciences MÁRQUEZ 2004. Nos centramos ante un bellísimo friso con roleos presentado 2009. 571-572 14 HESBERG 164. piezas. como pequeños hilos de mármol. Las hojas de la seconda folia muestran características similares.

que es el que concuerda con toda pertinencia con esta parte del catálogo de la exposición. valor y número de la información arqueológica con la que se cuenta a y Bellido y J. para una larga disertación sobre esta problemática. Una Este trabajo es resultado del desarrollamos en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CSIC) gracias a un contrato JAE-DOC. 2003. 2. 2009. y después. con ese Aqua Nova Domitiana Augusta que abasteció todo este complejo23. por ahora. La identidad romana de su inserción topográfica 84 urbanismo y poder . 57-69. condicionan la filiación y utilidad Para el Circo: Murillo et al. 1996.. 2003. Un problema abierto No es este el espacio adecuado. aunque a veces en época de Vespasiano22. en época de Nerón. admirable para el que viene por la Vía Augusta fig. 20 De todos estos elementos. primero con la finalización del Circo “de Orive”. 1: fulcro principal de un com- proyecto de investigación que plejo monumental. García sobre el carácter. en época de Domiciano. 525-582. Es decir. Murillo et al. escenografía urbana de focos integrados y/o asociados a la entrada de Córdoba. La indefinición cronológica de la construcción del templo. situada sobre todo en época de Claudio21.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. propósito de estos aspectos. identificación y patronazgo. el templo de la calle Claudio Marcelo fig. que estuvo conformado por un témenos porticado que lo enmarca y por un circo a sus pies situado al otro lado de una plaza intermedia que sirve de eventual tránsito entre ambos20. 53-89. 75. véase ahora Peña. y complementada globalmente algo después.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO.8. con el que se pudo relacionar: 1. Cronología. habida cuenta del argumento conductor de este catá- 21 Para esta opción sobre todo vid. adoptada en logo (el reflejo de la Urbs) para exponer con pertinencia un sucinto estado de la cuestión un primer momento por A. Pero sí al menos el idóneo. bases para todo debate. La identidad romana de su inserción topográfica Antonio Monterroso Checa19 Al Este de la ciudad y orientada hacia Roma. se sitúa la estampa clásica más añeja de la 19 Córdoba romana. en buena lógica ocasional y/o progresivamente unitario. 23 Tres factores clave.. Para este acueducto: monumentales del templo de la calle Claudio Marcelo y el complejo edilicio adyacente Ventura. 22 Para esta opción. nos ceñiremos aquí sólo al templo. de unos cuarenta años en su 8. Jiménez Salvador.

Ésta es visible en la zona colindante al posticum del templo en la parte superior izquierda del plano. Gros. 69. cultual. 53-89. 2007. 2002. 2003. del pertinente testimonio epigráfico que permita una adscripción cerrada. Murillo et al. Para la filiación tipológica. 2003. Márquez. Márquez. son las opiniones contrapuestas con las que cuenta la historiografía particular de este monumento. respecto de su unión proyectual con el circo romano situado bajo el “Barrio de Orive”. por ahora..2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. 58 y n. Así. la que ha visto en este templo un émulo de la Maison Carrée de Nîmes.. 2004. 2.. 2007. urbano subyacente con el que progresivamente se debió asociar24. Figura 2 Planta de la Córdoba romana a final del s. una vez 28 25 Cfr. Figura 3 Planta del templo de la c/Claudio Marcelo y relación con la muralla primitiva. 121-130. condicionada a partir de esas oscilaciones y dilataciones. Una a descartar. 3.. 299-321. 2008b. que lo entiende de modo amplio como heredero del esquema arquitectónico que conforman el templo de Apolo en el Palatino y el Circo Máximo. dos propuestas han primado en la bibliografía. León ed. 2003. 15. 134 y ss. esta vez en Roma27... 97. el complejo superior de Tarragona. Y otra.. Murillo et al. Garriguet. Y la falta. 27 Cfr. recientemente. 1996. 25 Sobre todo Garriguet. los 8. León ed. administrativo u oficial de este monumento sacro y del vasto entramado 138 y ss. 26 Por ejemplo Fishwick. 299-321. Panzram. y otra más reducida que lo entiende preferentemente de modo quizás asociado. 2003).También. Garriguet. construidos ambos monumentos26. 229 y ss. Arte Romano de la Bética). gico. La identidad romana de su inserción topográfica 85 urbanismo y poder . para la organicidad espacial. Así: Fruto de todo ello. (De Murillo et al. 2003. Murillo et al.C. horquilla temporal más dilatada (si se considera todo como unitario). Arte Romano de la Bética). templo unido secuencial y proyectualmente a la plaza intermedia y al “Circo de Orive” . Contra Panzram. del uso litúr- 24 Vid. Esta opción sin embargo debe todavía justificar las diferencias con el modelo propuesto28: más allá de posibles (y discutibles) equivalencias formales con el Palatino y su émulo más directo. hay una postura mayoritaria que entiende este 138 y ss. La indefinición espacial. Un mo- desto santuario de escasa repercusión arquitectónica más allá de su entourage narbonense. 2008b. (De P. III d.Figura 1 Templo de la calle Claudio Marcelo (De P. más coherente con el rango de Córdoba. 2003.. 125.

de cesura entre el mundo cívico interno y el agreste externo. 2004. un piaculum “úrbico” Sin querer añadir más complicación a cuanta expuesta brevemente líneas arriba.contrastes atañen sobre todo a la disposición no coherente del circo de Orive respecto de 29 Ya esos casos y. que una acción lógica y pragmática de una ciudad que para estos momentos había ya superado físicamente. en apariencia. 31 nante y pasadas. no sobrando los ejemplos de circos intraurbanos. el pomerium. 2007. Cfr. Como se pensaba.. bien interesante. 53-89. se abren. Cabría igualmente matizar en este caso. II a. caso del circo de Tarraco. es decir. I d. cuya fase más antigua corresponde en este tramo a s. Ruiz y Moreno. aspecto este indiscutible. Esta operación urbana quizás no fue más. 2003. nos centramos a partir de aquí en uno de los aspectos semánticos más atrayentes del templo de la Calle Claudio Marcelo en Córdoba: su ubicación topográfica. al contrario igualmente de cuánto sucede en Roma y Tarraco. 115-140. De nuevo. son siempre complejos urbanos y no extra-pomeriales. a la devoción sacra a la domus Imperatoria rei- en Garriguet. La identidad romana de su inserción topográfica 86 urbanismo y poder . fue desmantelada aquí (junto con el correspondiente entramado doméstico intramuros preexistente) para insertar una plaza como marco sacro de un templo marmóreo de frente hexástilo situado en su centro. Una actualización reciente: Jiménez. 1996.. 215-238. justo encima de la primitiva delimitación pomerial augurada de Corduba fig. con el que en origen fueron ideadas. a pesar de ese sinuo- 8. este complejo oriental cordubense. 2003. al hecho de encontrarnos aquí fuera del pomerium de 30 29 la ciudad. C. Las ciudades crecen. y por ello. que fue datado hacia la segunda mitad de s. Y esto es excepcional. que más allá de la validez de ejemplos foráneos. sobre todo para la primera opción. y otros ven aquí un complemento a los complejos monumentales cordobeses que podían servir ya para las funciones propias de la Provincia32. al que seguiría una plaza y un circo. las otras dos capitales hispanas.. y dependiendo de la cronología que se otorgue a Sobre todo Murillo et al. 2007. y se constató hace ya años en las pertinentes excavaciones arqueológicas33. 2 y 3. 129.C. 2007. exclusivo de la Provincia Baetica31. ese carácter de límite.. 96. Incluso los monumentos de espectáculo a ellos asociados.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. al extenderse. auguradas y construidas sus murallas. aunque son ciertamente parcos los testimonios concitados para ello . la muralla fundacional de Corduba. parecen evidentes. los centros provinciales y/o de culto imperial de Mérida y Tarragona. Ventura. Garriguet. son acogidos anómalamente por su tamaño dentro de la ciudad. algunos investigadores lo entienden como producto Panzram. 32 30 Fishwick. 299-321. En todo el marco monumental de las grandes ciudades del Occidente romano no se documentan templos de este porte superpuestos a una línea tradicional de muralla y a un límite augurado de una ciudad. 299-321. Un templo urbano. Para la función cultual del templo hay consenso en ver aquí un centro monumental dedicado al culto imperial. como es nuestro caso. que nunca ha contado con una interpretación holgada y monográfica de sus conse- cuencias respecto de las “reglas” de interpretación general de este conjunto edilicio que esa precisa situación impone. las diferencias de concepto. más allá de las oportunidades que ofrece el difuso universo de las formas. 33 Por último para el patronazgo. de oposición al territorio exterior. en nuestra opinión.

Cfr. en este caso las “Servianas”. ya “ciudad abierta”. por norma general. quasi promurium. exhortando a la esencia mejor que a la apariencia. I d. marca la frontera hasta la cual se pueden desarrollar la mayor parte de las actividades cívicas auspiciadas que hacen funcionar felizmente una urbe39. que vieron la construcción del templo y el “circo de Orive”. es buena prueba de que. al interior del territorio auspiciado delimitado por las murallas. por ejemplo. además de la muralla como límite tangible y material de una ciudad. nunca hubo dudas sobre el carácter inmóvil de la realidad “Urbs”. 2005a. Esta distinción Urbs-Roma. es pues más que sus murallas. a refundar con su situación y ciudad cordubense hacia el Oeste. Por ello. el templo de la situado en torno al anfiteatro que había extendido notablemente la calle Claudio Marcelo viene precisamente a reafirmar. 2004. había ya bien desposeído a sus murallas de este templo fue subrayado en: Fishwick. se reconoce y se consensua en sí misma una ciudad: esta Corduba ancestral. Fest. para esos comedios de s. tia aedificari esset35.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. contaban con otro sentido perimetral de frontera de neto carácter celeste y simbólico: el pomerium38. Este debate quizás algo discordante. es evidentemente un edificio netamente colonial37 y urbano. Y que. de urbe en sí. independientemente de que ésta se acabe construyendo o no.87. extendiéndose mucho más allá de ellas. marcada por la muralla “serviana” y el pomerium antiguo a ella asociado fue siempre respetada36. Más allá de 8. 37 Ya.C. si bien con otros argumen- tos. el templo de la calle Claudio Marcelo en Córdoba. a la vez Últimamente: De Sanctis. “Servianas” de su carácter fronterizo. 96-98. del concepto querizo y Murillo. id est proximum muro. 503-526. Marcellus. 476 y ss. coetánea.so corsé de alma pétrea que es la cerca muraria. el valor de unidad urbana y de comunidad cívica que El que los mausoleos de Puerta detentaban las murallas como límite en el cual nace. como entidad urbana. 295: Posimirium pontificale pomerium. Para no caer innecesariamente en toda la problemática que conlleva este límite mágico. no se limitaba ya a su primitivo territorio intramuros. 16. que en Córdoba se sitúa tuaba de tránsito urbano entre la hacia mediados de s. C34. I d. Pero. evidentemente. porque los romanos. y ocupan su suburbio y/o territorio 34 Así previos convirtiéndolos naturalmente en “ciudad”. ese “vicus lo demuestra en nuestro occidental” que a Poniente ac- el cosmos de lo urbano. se solventa y se comprende perfectamente mirando por ejemplo a la Roma 35 Digesto. entendiendo que Urbs est quae mura cingeretur. 2007. siempre. en esos mismos comedios avanzados de s. y se reafirmaba el carác- 39 ter urbano de Roma expandiendo y re-sacralizando su pomerium primitivo (ese que Paul. Corduba como ciudad. precisamente merced a este templo. primitiva urbe y el nuevo barrio Sin embargo.C. Una visión actualizada en Va- de la ciudad. Roma abarcaba además hasta el final de sus construcciones. 36 Gros. la ciudad de Corduba. La identidad romana de su inserción topográfica 87 urbanismo y poder . Es decir. toda esa nueva extensión extramuros. de nuevo en apariencia. I. Roma est etiam. engulléndolos y atrayéndolos hacia caso. y la reafirmación a la vez. a partir de un determinado momento. a la Roma que va de Claudio a Vespasiano. hasta el final de sus tejados. Y además es “úrbico” en preciso sentido estricto. en sentido monumental y cívico. en los que aquí nos movemos. evidentemente también. quae continen- auspicabantur. baste anotar ahora dos cosas sobre él: que salvo en casos excepcionales (el Campo de Marte en Roma sobre todo) coincide paralelamente con el recorrido de la muralla. al que precisamente se superpone nuestro templo. la Urbs (o la urbe en nuestro caso cordobés) se restringió. d. Dictum autem pomerium. y siendo 38 “Roma”. El principal límite sacro de la Urbs y de las urbes. el carácter urbano y colonial La Ciudad. 2010. a sacralizar a modo de farallón. ubi pontifices confiere el carácter “úrbico”). que se construía y ampliaba el Campo de Marte sobre todo. entre pérdida de capacidad de continencia constructiva de las murallas al ser engullidas por el crecimiento de Gallegos hubiesen quedado imbuidos en el tejido de este vicus. 158. funcionalmente por entonces.

Urs. Coarelli. Y provincia. exteriores siempre a complejo consecuente. bajo jurisdic- Escuchando esa voz. 43 proyectado con unicidad y exclusividad. podría comprender cultualmente sin En el primer caso. pues estamos siempre en territorio urbano. en este caso provincial. al interior siempre del pomerium de urbanismo y poder . También de ello se deriva mente formaba parte del territorio exterior al pomerium de la ciudad precedente (cfr. Esto sería quizás necesario. lo normal en sentido más general es pensar que estamos ción y propiedad de los colonos y de Colonia Patricia. en sí mismo y a pesar de su “forma templar”. supuso en primera instancia una violación del pomerium al superponerse sobre él. que es donde se sitúan por ejemplo todos los foros de Roma. e gurar un verdadero santuario de polos paulatinamente asociados. porque para que haya actividad forense dificultad. sobre todo un foro oficial de la Provincia Baetica42. incorporado a ella por estos años. 76). aunque se desarrollen a veces extramuros40. justo a la altura de disposición de la estatua del Dios tutelar. 141-154. como seguramente sucedió en el “Foro Provincial” de Tarragona . ba el sector del futuro complejo provincial. 74 y ss. Esta asociación quizás pueda liberarnos las restricciones de la dilatada horqui- plos de Roma dedicados al “culto lla temporal en la que nos movemos al considerado todo unitario. 2001. yendo a la realidad arqueológica actual y atendiendo a esa afirmación del mundo “úrbico” ancestral de Corduba que clama la situación del templo. 1997. ven condicionada 40 Y con su legitimidad (sobre todo en las colonias) respecto de ese pacto celeste que hace regir Roma marca la primera milla la exclusividad que en la ciudad. exclusivamente ante un templo-santuario urbano. plaza y circo43. La situación de eventual funcionamiento oficial. y optando por sobrepasar además el reductivo carácter al que somete semánticamente a estos enclaves monumentales el hipotético y discutido carácter 8. para ver 41 las ciudades como centros de actividades a ubicar fuera del recinto augurado según la ley de Urso (Leg.este límite. la posibilidad de gozar de auspicia 41 De ese diálogo contrapuesto urbs-murum-pomerium (y ceremonias) se derivan El “Foro Provincial” de Tarra- gona. Cfr. es decir a la memoria dinástica de los emperadores divinizados se sitúan in Urbem. llegando entonces a confi- urbano augurado. el valor de urbe contenido en ese límite pomerial al que se superpone. Quizás así. es más factible que en principio este edificio quedase ajeno a funciones “forenses” globales. Roto tal corsé. dejando fuera del marco inaugurado urbano sobre todo la posterior plaza intermedia y circo. no es pertinente. sea y funcione simplemente como un santuario y tenga un carácter de piaculum (un exvoto piadoso) que re-sacraliza. Cap. 42 La idea de justificar ese carácter “provincial” por situarse este complejo edilicio oriental fuera de la muralla de Córdoba. porque todos los tem- imperial. sacro. cuando se constata el cese de los hornos fabriles situados bajo la actual plaza de la Font (Cfr.). hasta donde se extendía juegos conmemorativos. como son por ejemplo el desarrollo de ludi. 2008. normalmente de culto igualmente. es que se documente una prueba futura de que el pomerium de Corduba se amplió (se procedió una prolatio del pomerium) abrazando esta zona y aglutinando todo este ámbito en el marco augurado de la “urbe”. el pomerium de Tarraco no abraza- En cambio. Ruiz de Arbulo y Mar. bien de la colonia. el Concilium Provinciae Hispaniae Citerioris. magistrados y sacerdotes. testimonia en buena lógica que antes de la aquí con toda pertinencia. dedicado quizás al culto dinástico. de urbana. de estos sólo se dan en un territorio modo progresivo. que como bien es sabido. necesaria- las mayores dificultades de análisis funcional de este santuario oriental de Colonia Pa- tricia: sobre todo si se lo entiende como proyecto unitario y se lo quiere hacer funcionar además cívicamente a modo de “foro”. bien de la con los auspicios apropiados. con excepciones evidentes. representantes cívicos y sacros. La identidad romana de su inserción topográfica 88 imperial”.) siendo su mayor riqueza semiótica: sobre todo porque la construcción del templo.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. En el segundo. López y Piñol. así como construcción del recinto superior. son siempre e igualmente de carácter urbana. algunas actividades propias del circo que se situaría en frente44. bajo la are- Una posibilidad de coartada quizás para justificar la ubicación del templo y el na del futuro circo. Éste. 11 y ss. casi. en el que aquí nos centramos como entidad cronológica y autónoma que fue. a modo de altar. creemos. conjunto y siempre progresivo de todo el estos hornos. en teórico territorio de la “provincia”. forense. con las funciones subrogadas y subordinadas pertinentes y dentro de un hace falta en buena lógica contar momento establecido en el calendario oficial y/o festivo. el valor sacro y “úrbico” del templo acabaría acogiendo e integrando topográficamente en el cosmos de lo urbano a plazas y circo. también un “centro de culto imperial” unitario formado por templo.

Y por ello debió detentar por el contrario una autonomía lógica. globalmente. el pomerium de Roma. parece claro que consiente estipular que sólo un dios puede re-sacralizar por sí sólo el pomerium de una urbe. a veces funerarias. Coincidiendo con una de ellas. a lo que quizás acompaña- ría un hecho de la historia local. se procedió también a una “refundación” simbólica de Corduba/Colonia Patricia. 68-97. el de divus Augustus. 48 Cfr. Igualmente lo dario festivo y litúrgico. 233 y nota 24): el posible terremoto que Estas dos fechas romanas tienen que ver (por ello un emperador puede ampliar el pomerium de Roma) con dos claras expansiones del Imperio Romano. motiva a pensar quizás que éste no debiese depender ni siquiera completamente del templo. La identidad romana de su inserción topográfica el calendario romano. como si este templo hacía referencia a un divus circenses. a la manera de dioses. 2010. sobre todo en función de Cayo Valerio Publicola. Ventura. tan presentes en por su antepasado Apio Claudio el Ciego) al iniciar allí. por el Concilio de la Bética para sus sesiones y ceremonias.de “foro provincial”45. nuestros espejos más este “templo” de Córdoba coincide con los dos únicos momentos en los que se amplió el pomerium de Roma47. ya puesto de relieve por Ángel Ventura (Cfr. habida cuenta de la situación posicional de lacionar con el “culto imperial”.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. 117-122. Quizás el Emperador apoyó el “renacimiento” de una ciudad ligada a su gens. Y así lo quiso Vespasiano igualmente con la valencias dinásticas del Terentum (asociado a los Valerii. una vez al rio y panteón dinástico la dinastía año. 130-135. Claudio ampliara dador para Roma. (o con las actividades de la provincia) son siempre comple- Esta situación coetánea a cuanto sucedía en Roma. son acogidos siempre “en la Urbs”. readaptados ahora como antepasados suyos. el santua- nuestra opinión. que pudo ser usado. 1997. dinástico. una dedicatoria a alguno de los 44 Ya dos emperadores que ampliaron el pomerium de Roma por estas mismas fechas puede pa- 45 Siempre Trillmich. Precisamente un año después de que en el 49 a. 129. haciendo de ese santuario del extremo Campo de Marte. 1993. no teniendo relación alguna con el territorio extrapomerial de ambas ciudades.C. 47 Para todos estos aspectos.. y así fuese entendido en el imaginario Roma. te. precisamente. o nuestro templo justo encima del pomerium primitivo de Corduba. 2003. claro es que “refundarla” simbólicamen- jos urbanos. Flavia. en el sector felizmente auspiciado de la ciudad de la ciudad. Ambas son siempre dos fechas de carácter refun- en el año 50 d. claro está. 50 Algo Es este clima. a veces apotropáicas o a veces dedicadas Así lo quiso Claudio. 12. o a alguna de sus divinidades gentilicias más próximas. Tac. Y esta situación. esa bipolaridad de caracteres. urbano y extraurbano. el de divus ción urbana (y por ello celeste) del templo46. en muestra el templum Gentis Flaviae en el Quirinal. Los divi. por su ligazón mítica y dinástica con la fundación de Roma. dos espacios cívicos asociados. Y esa sería la lógica funcional más natural de nuestro caso. Coarelli. dentro de ello. Por la situación del templo de la calle Claudio Marcelo. 8. y así y en definitiva. ya que se amplía su distintivo ancestral más preclaro: el pomerium romuleo. justo cuando en Roma se viven dos momentos cruciales en este sentido fig. sobre todo de Roma. En Tarragona y Sea con Claudio sea con Vespasiano. con el Hércules del Ara Máxima (reconstruida a cultos ínferos. Así son y se comportan cuando aconteciesen festividades que no se correspondiesen con la necesaria advoca- en Roma el templo de divus Iulius. culto o día concreto del calen- Titus et Vespasianus. en Mérida. de “apropiación” del límite sacro de la urbe cordubense. a veces propedéuti- dinástico anterior a alguno de ellos. el recorrido de “su” pomerium. esto es. cercanos. conectando con el de Rómulo48. y últimamente: Coarelli. por ejemplo. 4. y por ello del más alto calado simbólico. la de época de Claudio y la de época de Vespasiano. e igualmente ocurrirá en el Traianeum y el Hadrianeum Un templo “refundador” ¿a modo de altar? con posterioridad. primer cónsul de Roma) al cambiar el orden de los cipos de Claudio. De hecho. 89 urbanismo y poder . aun cuando temporalmente fueran y actuasen como un “santuario aunado”.24 49 Cfr. Panzram. se cumple esta regla romana con total pertinencia: todos los posibles complejos a re- es de necesaria presencia en todo debate. es decir. cas. C asolaría al menos el sector oriental de Córdoba. 46 Caso por ejemplo de esas fiestas recer lo más coherente: tanto si eran ya divi. 2007. que evidencian el templo y el circo. sea cual sea la cronología del templo cordobés. el templo de la Calle Claudio Marcelo refleja una misma afirmación del pomerium. ann. fechas que se barajan para la datar la construcción. el punto de partida de “su” ampliación49. tras la consecratio in forma deorum. regio y republicano. ningún circo urbano de Roma Claudius y los diversos de divus funciona “con exclusividad” respecto de un santuario.

77. 51 Últimamente: Torelli. de optarse por la opción flavia. remite claramente tanto en formas urbanas. insinúan igualmente el posterior esquema de la columna Tra- 8. 51 aunque ubicado con certeza). caso de optarse por la op- excavaciones arqueológicas han ción Flavia. pesquisas nos parecen ser más propicias al emperador Claudio y a su santuario gen50 Un templo.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. en el año 88 d. Sólo las estipulamos a modo de complemento. C53. primer tránsito con túrgicos externos en su momento la Etruria frontera del margen derecho del Tíber a través de la salida de la Via Aurelia. En cualquier caso ninguna de las dos opciones agota la interpretación del este 52 En este caso. y donde quizás debieron producirse ciertos nuevamente un santuario ocupa y proyecta el eje longitudinal del un hipódromo52. cultual y mítico) situado en constituir en sí mismo un altar. como sostiene Ventura. claro está que ha- complejo cordobés respecto de otros emblemas de Roma relacionados con el culto bría un hecho histórico de notable imperial. como las Aunque también puede remitir. Cfr. tilicio del Hércules del Ara Máxima (hoy prácticamente desconocido materialmente. Ampliaciones de Claudio y Vespasiano. si bien en menor medida. C. las avalando la construcción de este templo. Se cambios en el culto. que se inspiraría. Divus Vespasianus) Posiblemente siendo un Claudio Marcelo su fundador. lugar donde demostrado. Claudio en el Ara Maxima Herculis en Roma. 2006. en nuestra opinión. (De F. fundacional. del nuevo siglo áureo flavio. letra B. III d. relevancia para apoyarla: la con- Ese carácter de refundador “úrbico” y la lógica ligazón con el culto dinástico de cesión del ius Latii por Vespasia- este templo de Córdoba. Murillo et trata del mismo santuario donde Domiciano celebró (como era tradición) el inicio de los ludi Saeculares. 573-620. La identidad romana de su inserción topográfica al. que a Vespasiano. y por tanto la integración 90 urbanismo y poder .Figura 4 Pomerium de Roma. Coarelli ed. en la intervención de eventual liturgia. al esquema Terentum-Trigarium del extremo Campo de Marte. Y quizás por ello nuestro caso cordobés de pleno carácter “refundador” a modo de altar. en vecindad de una de las entradas más antiguas este complejo no tuvo altares li- y solemnes de Roma: el puerto fluvial tiberino y el puente Sublicio. no. el eje longitudinal mayor de un circo. 2003. Y quizás por poder Esquema que ilustra la posición de un santuario (dinástico.. y a modo orientativo. como en su claro está. al modelo del santuario del Ara Máxima y el Circo Máximo en Roma. debiendo esperar a tenerlos en el s. como en su posible utilización. momento en que entraba en Roma la vía triunfal justo en el comienzo de la primera milla urbana.

precisamente. 960: Senatus populusque Romanus / Imperatori Caesari Divi Nervae Filio Nervae / Traiano en Córdoba es. con el interés de extrapolar a una ciudad emblemática. el templo. 173-197. la cual sería celebrada con una refundación pomerial de la capital como hecho memorable: como símbolo rial y muraria del flanco SE del Quirinal que se había violado para poder construir el que de esa expansión de la romanidad sería el mayor de los foros imperiales de Roma: ilustración de la máxima expansión del y de la inmersión en ella de tantos Imperio en ese momento. re-sacralizando. Gros. sin duda. 2005b. y tal y como testimonia su inscripción54 fig. Parece pues una actuación imperial auspiciada. 53 Cfr. conquistador de los germanos y los dacios. netamente urbano: tendente a reafirmar el valor de la urbe. proclamado emperador 6 veces. La identidad romana de su inserción topográfica 91 urbanismo y poder . “El Senado y una situación capitalina. 54 CIL VI. 100 y ss. el marco / Maximo tribunicia potestate XVII augurado fundador original gracias a la presencia de la estatua de un Dios junto sobre la línea donde se trazó la urbe Corduba. Fotografía antonio monterroso jana en Roma y del templo de Divo Trajano al que se asocia: ambos nuevamente fruto de una nueva expansión del imperio romano. elegido cónsul 6 veces. Pontífice Máximo. precisamente como enorme piaculum conmemorativo. como en Córdoba. Gros. hijo del divo Nerva.Figura 5 Inscripción conmemorativa de la columna Trajana. César Nerva Trajano Augusto. 3 y ss. su área sacra y la tumba además del divus destinatario. de no menor alcance para el el Pueblo Romano al Emperador conjunto y mentalidad del orbe romano de provincias. investido con la Potestad Tribunicia 17 veces.2 EL TEMPLO DE LA CALLE CLAUDIO MARCELO. Ella fue construida muy pocos años después de nuestro templo. refundadora de la idea de Roma. 55 Coarelli. 5. Imperatori VI Consuli VI Patri Patriae / ad declarandum quantae altitudinis /mons et locus tantis operibus sit egestus. 2005a. y para finalizar. 1999. de esa línea pome- de tantos municipios béticos peregrinos al orbe romano. último vástago de Rómulo55. el carácter del templo de la calle Claudio Marcelo nuevos “ciudadanos”. Augusto Germanico Dacico Pontifici y no el de su territorio (ni el de la provincia). y por tanto redentor y expiatorio. 160 y ss. Padre de la Patria: para hacer conocer de cuanta altura el monte y el lugar fueron reducidos con excepcionales trabajos”. 1997. 8. Y justo sobre ella. sea quien fuere su promotor. Coarelli. Por todo ello.

momento en el que comienza la construcción de una villa. Córdoba. era ya propiedad imperial metros de anchura. ha El espacio funerario fue abandonado durante el siglo I d. evidentemente. en relación con esta propuesta y en ese mismo trabajo. De hecho y. Univer- Red de Espacios Culturales de Andalucía. sido utilizada por parte de ambos Fue a finales del siglo tercero. incinerados. de mas de una cuarta parte del tejido urbano de la ciudad.C. ha residenciales. Coordinadora zona que puedan vincularse a este momento. es perfectamente comprensible si que será derribada para la cons- tenemos en cuenta. del siglo II. fue utilizada como un establecimiento agrícola. algunos de ellos epígrafes2 y todos desplazados de su contexto original. se convierte en una auténtica villa suburbana. dimensiones que. decorada con líneas de diferente grosor pintadas en rojo. Junta de Andalucía. cuando esta zona de la ciudad sufrió una comple- investigadores como prueba de jísima transformación urbanística. cuyos restos. que estamos haciendo alusión y La ubicación de este edificio en este espacio. 14. de la que sabemos que durante una primera fase sido recientemente publicado por Ventura y Pizarro (2010. más tarde. debió estar asi- se indica que la toma de agua 9 el palacio imperial de córdoba urbanismo y poder 92 . ya en el siglo En él se hace alusión a un siervo tercero. la ubicación de este complejísimo edificio en este espacio. en el interior del recinto murario de Colonia Patricia. mientras que. su superficie: más de ocho hectáreas ocupadas por un trucción del edificio palatino en el complejo arquitectónico de más de cuatrocientos metros de longitud y de doscientos siglo III. aparecido en la Uno de ellos —CIL II2/7 290ª— cimentación del criptopórtico. 181-182).9 EL PALACIO IMPERIAL DE CÓRDOBA Mª del Camino Fuertes Santos1 Los terrenos que ocupó el palacio tetrárquico cordobés. desaconsejaban su edificación —“patrimonium Caesaris”— antes de la erección de este edificio. se guardaron en una urna 2 cerámica de tradición ibérica. Por otro lado. a un individuo infantil sin ajuar. como consecuencia de la construcción de un amplio que la villa altoimperial que se conjunto palatino. que sin duda produjo un gran impacto en la Córdoba de la época levantará sobre la necrópolis a la fig. si bien son pocos los elementos funerarios localizados en esta sidad de Córdoba. Consejería de Cultura. por un lado. éstas últimas ausentes en los primeros momentos3. Solo una tumba ha sido documentada in situ: la perteneciente Grupo PAI: HUM882. con zonas productivas y áreas imperial y su presencia formando parte del palacio tetrárquico. fueron utilizados durante el cam- 1 bio de era como necrópolis. ya que ello hubiera conllevado la destrucción o transformación.

1997c. uno. para proveer de agua a la villa Nos encontramos ante un edificio cerrado. 2. 349). sustentarían un arco en el espacio central y dinteles en los vanos laterales. mismo condicionada por la presencia de. etc6. HIDALGO. su carácter 9 el palacio imperial de córdoba 93 urbanismo y poder . Su presencia se explicaría “si ya antes de la primera Tetrarquía y la construcción del palacio. cuyas dimensiones son sensiblemente mas reducidas que el que nos ocupa sur del specus del acueducto de fig. Por el momento desconocemos la presencia de otras grandes construcciones en Valdepuentes podría interpretarse como una toma de abastecimiento los alrededores. si bien no se debe descartar la posibilidad de su existencia. cemos la existencia de accesos laterales en esta fachada. de carácter estrictamente palatino fig. orientado hacia el ángulo noroeste de la ciudad amurallada. de los productos de abastecimiento. algo más al sur: directa descubierta en la pared el anfiteatro. 1996a. que contaba con un propylon del que solo se ha conserva- de Cercadilla. el anfiteatro está reconstruido según la última versión ofrecida por sus excavadores (VAQUERIZO y MURILLO. si bien es probable que los hubiera 5 HIDALGO. Un muro de 160 metros de longitud constituye la fachada a un edificio al que se accedía a través de un único vano. Descono- 4 1997. 2004. de acogida. 2008. la villa subyacente hubiera pertenecido al patrimonio del emperador” (sic). a 3 MORENO. si bien las nuevas intervenciones parecen indicar que nos encontramos ante un edificio de espectáculos más pequeño. formada por cuatro dados de hormigón. que sostendría columnas que. 35. 2007. su vez.Figura 1 Reconstrucción del palacio tetráquico (según HIDALGO. 1997a. 2010). En la figura. organizado en dos cuerpos constructivos distintos. de carácter militar y otro. do la cimentación. para permitir y facilitar el tránsito del servicio. 6 Sobre este acceso. otro gran inmueble. 2008. al menos. Figura 2 El Palatium en Corduba.

hacia el sur. organizada en torno a un criptopórtico y separada del exte- 7 2 HIDALGO. torno a un criptopórtico. fragmentos de sectile de pórfido años. 1997a. 1996b. Desde esta plaza se accedía HIDALGO. 1996a. a otra. más de 25. espacios domésticos fig. de pórfido verde y de mármol blanco. con funciones civiles y posteriormente religiosas. bajo de una de las actuales calles de la ciudad de 10 HIDALGO et alii 2000. con ábside en la cabecera. Esta fachada 8 que está cerrada en su extremo norte no lo está en su lado sur. HIDALGO et alii 1996. No se ha conservado el sue- tituyéndose como el modelo 9 el palacio imperial de córdoba urbanismo y poder 94 . directamen- de planta triconque. como la Baja Antigüedad. de planta basilical. 1 2 3 La puerta daba acceso a una gran plaza cerrada. 2007. por el momento conozcamos el espacio llevadas a cabo en todos estos público o privado que ese corredor pretendía comunicar con el palacio romano8. que constituye el elemento aglutinante del resto de las unidades arquitectónicas del edificio a las que da acceso a través de un pasillo. tanto de planta basilical. rior por una fachada torreada y fortificada de apariencia también militar7. sin que. Fig. hemos localizado algunos Una vez traspasada la segunda fachada se accedía al área palatina. de trazado semicircular. plenamente palatina.Figura 3 y 4 Plano del palacio tetrárquico. Estos edificios se caracterizan por la presencia de amplias salas des- importante desarrollo durante tinadas a la recepción y audiencia. El edificio principal de todo el conjunto. cuya fisonomía es de carácter castrense. cons- ción situada en el centro de todo el palacio. Durante las excavaciones Córdoba. organizada en rojo. el que lo preside. HIDALGO et alli. es el gran aula de recep- te vinculada a la arquitectura tetrárquica. simbólico y sus paralelos vid. Vestigios de la entrada al palacio y paralelos: Mosaico del palacio de Teodorico en San Apolinar Nuevo (Rávena) y accesso a la zona palatina de Split. 3. hasta el momento. 1996. No se han documentado. 1997b. por donde continúa su 9 recorrido en un pasillo. porticado y columnado en el que se abren vanos que permiten el paso a los distintos 11 La planta basilical es la sala en la que se presenta el emperador entronizado y experimentó un edificios del conjunto9. 4.000 m . de considerables dimensiones. fosilizada sobre este pasillo.

cuyo pequeño tamaño. como ocurre en otras salas de características similares. una P y una les tardoantiguos. durante las últimas excavaciones. que sobresaldría notablemente con respecto a la altura del 13 pasillo semicircular. de bronce chapado en oro. Al respecto véase HIDALGO 1996a y 1997b. en el Museo Arqueológi- elevaría por encima del resto de las construcciones. por lo tanto. de las que se han recuperado 3. evidencias que permiten ratificar que la intención primigenia de los constructores del pa- 9 el palacio imperial de córdoba alii 2011. Sin embargo. su alzado se 12 Restauradas y expuestas. Por otra parte. Tal 11 co Provincial de Córdoba. e.p).Figura 5 Planimetría del conjunto termal. El esquema arquitectónico es de características similares al de otros edificios de su misma funcionalidad y muy cerca del edificio interpretado como ninfeo se halló otra letra. así como la remodelación de algunos Este edificio ha sido objeto de una nueva excavación durante la segunda mitad del año 2009 y a pesar de haberse excavado alrede- espacios durante el siglo IV. D. 1996a y 1996c. en concreto una A. Los 95 urbanismo y poder . de alto) . Su ausencia se justifica perfectamente ya que sus elementos compositivos habrían constituido un bien preciado durante el arrasamiento del edificio y. 14 si bien las últimas excavaciones nos han permitido conocer algunas de las salas que las articulaban y de las que no teníamos constancia. dominando todo el conjunto . Por un lado hemos constatado. en perfecto estado de conservación. habrían sido expoliados10. posible- Esas letras de bronce se locali- zaron en un depósito de materia- mente formada por litterae aureae. lo que lo cubrió si bien suponemos que debió estar fabricado en opus sectile. preferentemente escogido para la configuración de las grandes salas destinadas a la audiencia imperial. una O. así como varios 12 fragmentos de otras similares. como en Trier o Piazza Armerina. el frente de entrada. de 8 cm. de grandes dimensiones (19 cm. desde este año. el limitado espacio con el que contamos nos impide abun- dor de 700 metros cuadrados. de bronce. vez. 15 Sobre las termas de Cercadilla HIDALGO. nos ha permitido intuir que fueron concebidas con carácter privado14. de altura. Por sus dimensiones y situación privilegiada dentro del conjunto.13 Al norte del aula basilical se construyeron las termas. queremos hacer hincapié en dos datos perfecta- se ha terminado de completar su planta arquitectónica (FUERTES et mente documentados en este espacio arquitectónico concreto y que consideramos de gran importancia. podría acoger bajo la cornisa la inscripción fundacional. no dar en su descripción.

2010. ha hecho que sus estu- basilicales menores se levantan otras dos grandes salas de las que sólo ha sido posible diosos no hayan dudado en bautizarlo como el Aqua Maximiana documentar la del norte. (imagen creada a partir de VENTURA y PIZARRO. decorados con motivos vegetales Al norte y sur del aula basilical se abren dos espacios interpretados como sendas y geométricos. Su cronología y la dieran haber servido como salas de audiencia para importantes personajes de la corte o orientación que lleva en el tramo para funcionarios relacionados con la administración de Hispania. mantiene parte de su alzado. momento coincidente en el tiempo con el inicio del uso la necrópolis cristina que se extiende por esta zona asociada al centro de culto que se fundará sobre el antiguo palacio romano (vid. fue la de abastecer a este espacio del agua necesaria para su buen funcionamiento resultados de las nuevas excava- a través de una tubería fabricada con fistulae plumbeae. en el tramo que se cimentos cuando comenzaron las excavaciones. también en torno al pórtico semicircular. para sustraer el preciado metal fig. que fue desmontada por completo. salas de banquetes. Escala 1:15000 m.Figura 6 Trazado hipotético del acueducto tardío hacia el palacio tetrárquico. revestimientos e infraestructu- encontraba arrasada a nivel de ras de este espacio comenzó a partir del siglo VI. 2010). puesto que la cabecera de la sur se localiza bajo el entramado 9 el palacio imperial de córdoba (VENTURA y PIZARRO. intención desechada en última ciones en FUERTES et alii. 2005.p. 2005. y los pavimentos de mosaico superponía a la canalización. El segundo de los datos perfectamente documenta- 16 HIDALGO. El robo de la tubería afectó de lleno al aula basilical. 18 De ellas. se disponen otras dos aulas basilicales de similares características pero de dimensiones inferiores al gran aula que preside el palacio18. 2011 e. lacio. Junto a las dos aulas excavado. infra). Su gemela (que sí se conserva). poliabsidadas y con la cabecera triconque. concretamente un triclinium16 al sur y un stibadium17 al norte y a ambos lados de estas salas privadas. Estas salas. 1998. 181). la localizada en la do y que ya fue constatado en las excavaciones llevadas a cabo en 1993 y publicado en denominada “playa de vías”. instancia y que conllevó a un cambio sustancial en la arquitectura y diseño de la red de abastecimiento del espacio termal. 515. es posible que pu- de utilizarse—. 96 urbanismo y poder . junto con las localizadas en los extremos 19 FUERTES e HIDALGO. la del norte. se varias ocasiones. es que el arrasamiento de los alzados. en un momento en el que éste ya había dejado del pórtico semicircular. 20 Este nuevo acueducto cortaba al antiguo acueducto de Valdepuentes —eso sí. estucado y pintado con paneles policromos. 17 FUERTES e HIDALGO.

al haber sido ejecutada de esta importación a Córdoba. De entre ellas podemos señalar en Córdoba capital la villa de Santa Rosa y Tanto los materiales cerámicos22. La entrada de canalizaciones de agua por esta zona ha HIDALGO (1999a). fabricados también en opus cae- de lo que hasta este momento se había construido en la ciudad de Córdoba y en el resto de la provincia y nos indican que muy posiblemente. sugerido la idea de que nos encontremos ante un ninfeo monumental19. las de la Olmeda cuando se produce el inicio y gran desarrollo de las lujosas villas privadas del Bajo fuente en Segovia. o la de Bruñel en únicamente estos datos cronológicos no es posible precisar si su construcción se ha producido durante el período tetrárquico o si el edificio ha sido construido ya en época Quesada. Serán las futuras excavaciones las que ción lo que nos lleva a proponer como término ante quem los pri- permitirán ratificar la dirección de esta infraestructura hacia el palacio. no estuviera en 2005. sobre las que menticium y revestidos con opus vittatum mixtum. Estas dos circunstancias como el hecho. se debe entender el de las cimentaciones mediante edificio como un edificio público y oficial de la más alta categoría. Estos parámetros lo alejan sustancialmente se elevaban los alzados. pues ya en época de Constantino el edificio se puede entender como la Carranque en Toledo. de que 23 este nuevo acueducto rompe y atraviesa a otra acometida de abastecimiento de agua a la 1997a. IV y V. hacia la cabecera de ese ninfeo20 fig. Es. Su excepcionalidad se hace evidente simplemente observando la arquitectura del edificio. 26 FUERTES e HIDALGO. etc. Nos referimos a las villas tardo- rromanas o aquellas anteriores a esa fecha pero muy remozadas durante los siglos III. Que duda cabe que. Por tanto. ciudad de Colonia Patricia —aún cuando esta última. uso— dan idea del enorme poder político y económico del dueño del palacio cordobés. 2005. nada desdeñable. La diferenciación entre un momento y otro es crucial para la interpre- destacan la de Noeda en Cuenca. A este respecto siempre de la forma Hayes 50 e y para concretar aún más esa interpretación debemos contar con los datos que se están imitaciones locales de este mismo plato y todos ellos abarcan una conociendo a partir de las nuevas excavaciones que se han llevado a cabo en la ciudad cronología desde el 230 hasta el y que han sacado a la luz un acueducto. 6. 34. conocía y estaba vinculado con la gran arquitectura de la época26. 2004. 25 Todo circunstancia es imposible durante la Tetrarquía.C. su técnica constructiva25. sin duda hubiera desaconsejado de todo punto que un ciudadano privado hubiera osado desafiar homogénea. cuya construcción. 1998. entre otras muchas lujosas villas. con tuberías de plomo. FUERTES e HIDALGO 24 El edificio más occidental de todo el conjunto y el que más se aleja de la entrada al mismo es el que se conoce como los “apartamentos imperiales”. con la construcción de un edificio de las caracte- doba consistente en la edificación rísticas del de Cercadilla. esta Centecelles en Tarragona. la de Imperio y de las que en Hispania tenemos conocidos ejemplos24. 2005. 27 HIDALGO y VENTURA. Sin embargo. ya que el sometimiento que exigen el edificio se construyó con una técnica edilicia muy los emperadores en este momento. HIDALGO. Se trata de una serie de espacios a los que se accedía a través de un largo pasillo y que por su diseño constructivo hemos interpretado como la zona de descanso del titular de este edificio21. 9 el palacio imperial de córdoba opus caementicium. 143-147. 1994. como el propio estudio arquitectónico23. su diseño e. siempre más estrechos que los cimientos. tación del edificio. incluso. 97 urbanismo y poder . en esos momentos. realmente. Ambas salas están configuradas por largos corredores y la norte se remata 21 en una doble cabecera absidada. Almenara-Puras y Quintanilla en Palencia. fechada a finales del siglo 325 d. Aguila- una villa de un importante personaje privado. una técnica que se utilizará por primera vez en Cór- esa obligada subordinación a ellos. cuya configuración arquitectónica. De hecho es a partir de este emperador en Valladolid. HIDALGO. Los datos con meros años del siglo IV. Jaén. el arquitecto responsable de esta magnífica obra era foráneo y que. 22 medida su interpretación global. ateniéndonos a esa cronología. constantiniana. en cimenta- dirigirse. la ausencia III y principios del siglo IV. 1996a. han en la provincia las del Ruedo en Almedinilla y la de Fuente Álamo llevado a fechar el edificio entre finales del siglo III y principios del siglo IV. Utilizando en Puente Genil. 2008. 1997b. 2007. momento los que ahora contamos así nos lo dan a entender y ellos testifican su largo recorrido. 1999a. complica en gran HIDALGO. además. su grandiosidad. FUERTES e Los materiales recuperados lo son de terra sigillata africana C. se acometió con fistulae plumbeae y cuya orientación parece de sigillata africana D. 1996b. 1996a. en el que se puede fechar el inicio así como el altísimo precio que debió suponer su construcción. 1996c.urbano actual. con el fin de evitar posibles usurpaciones.

Hasta el descubrimiento de ese fragmento de epígrafe la tesis defendida en cuanto a la interpretación del tación primigenia fue ya expuesta en las actas del Congreso Colonia Patricia Corduba. León. en el que se hace alusión a Constancio Cloro y Galerio Maximiano como no- de las excavaciones que se están bles césares permite. Vid.C. de la bañera norte del frigidarium de las termas27. de esta 28 No nos adentramos en más detalle puesto que esta interpre- manera. presentaron un trabajo al hilo El epígrafe. 235-248.1 2 3 Figura 7 Espacios y cultura material asociada a la reutilización del palacio romano como centro de culto cristiano. lo que permite aquilatar la construcción del edificio en ese período y asociarlo al emperador correinante de esa de un Congreso. localizado en un nivel de abandono del siglo V. consolidar la idea de que es un palacio asociado a la primera tetrarquía. en concreto al encargado de la zona occidental del imperio: Maximiano. sin lugar a duda. lo proporcionó el descubrimiento. Una reflexión Arqueológica celebrado en 1993 bajo la dirección de P. que debía o estar asociada al gobernador de la Bética o a la sede del vicariato en Hispania. cuyo titular era el personaje HIDALGO 1996b. 4 5 6 7 8 9 10 11 12 El dato cronológico que ha permitido concretar la cronología del edificio y. 98 urbanismo y poder . fechar el mismo en el período que ambos compar- llevando a cabo en el anfiteatro tieron esa distinción. 29 En 2010 Vaquerizo y Murillo de mayor relevancia de la administración y de la organización del poder tardorromano28. así como del área suburbana en el que se localiza. tetrarquía. concretamente entre los años 293 – 305 d. edificio fue que el palacio era una obra de carácter público. lectura e interpretación de un epígrafe. 9 el palacio imperial de córdoba de Córdoba y que fueron motivo durante ese mismo año.

sión en edificio cristiano32. contra la piratería franca. se encargó del control de la zona Occidental del Imperio y durante los años 296-297 estuvo en Hispania a causa de una contienda militar. y que primer acercamiento al tema es interesante contrastar las opiniones de algunos de los científicos es en el siglo VI cuando se constata el arrasamiento de parte del edificio romano. propuestas se tratase. simetría de las En ese trabajo y en un intento de dar explicación al destino del material constructivo del edificio de espectáculos durante unidades arquitectónicas.Es más que evidente que el carácter excepcional del monumento. emperador correinante junto a Diocleciano du- es. proyección escenográfica al su saqueo (según ellos acaecido interior. su arquitectura. 7. probablemente. 7. concretamente de aque- 31 imperial de Maximiano en un centro de culto. el aula basilical menor norte fig. Sin que también presentaron trabajos embargo. de una u otra manera. apuntan al distintas para la interpretación del edificio que aquí estamos carácter oficial y palatino del monumento29. solidez constructiva. que de seguro natarios del poder imperial en Hispania. en las que aquí no cabe entrar por las limitaciones de espacio. que es en esta última centuria cuando se abandonan y/o se derrumban algunas de las estructuras palatinas. Es probable que el obispo cordobés (Vid. si bien ahora ellos las le convierte en el único candidato que se puede proponer para la creación y uso de un han expuesto como si de nuevas palacio como el aparecido en Córdoba30. ECHEVA- influyera ante el emperador para hacer posible la cesión del palacio para su conver- RRÍA. su diseño-concepción axial de la planta. en principio. que por otra parte podrán guiar al lector interesado a otros estudios en el 30333. muerto tente y a la que venimos haciendo alusión a lo largo de este trabajo. las infraestructuras en la primera mitad del siglo que lleva asociadas para su perfecto funcionamiento. ARBEITER. desde más particulares sobre el edificio 9 el palacio imperial de córdoba urbanismo y poder 99 . 7 . evidente- Como consecuencia de todo ello. La transformación del palacio reunión. Se trató de uno de los centros cristianos más importantes de la ciudad. Alguna de las ideas formuladas por los coautores del trabajo fueron ya planteadas por los investigadores del yacimiento nó al Norte de África para llevar a cabo una campaña militar contra los Mauri.9. Hemos documentado que algunas zonas del resultará estimulante. sino sobre algunos de ellos: el aula de cabecera triconque norte fig. con el yacimiento de la misma manera que la del resto de los palacios tetrárquicos. diferentes a la que es.7 y el ninfeo dispuesto entre ambos fig. la que aquí estamos volviendo rante esa primera tetraquía.1. en el estado actual de la investigación. En el caso de los cam- de Cercadilla.000 m2—. Maximiano. permiten plantear que muy probablemente se pueda identificar con el centro de culto cristiano dedicado al mártir cordobés Acisclo. su configuración —grandes aulas de representación con ausencia de espacios claramente productivos o domésticos—. así como la evidencia epigráfica. sus dimensiones —más de 80. trucción del palacio cordobés sino es pensando que su comitente fuera un emperador la más certera y consolidada y que de la primera tetrarquía. pero como palacio sufrieron remodelaciones durante los siglos IV y V. queológicas. Para el nuevo uso religioso no era necesario un edificio de 30 las dimensiones y diseño del palacio imperial por lo que la ocupación cristiana no se nicos de este edificio con otros de Sobre los paralelos arquitectó- su categoría o con otros de simi- llevó a cabo sobre todos los edificios que lo conformaban. tratando. Hacia la primavera del año 297. en este período cuando se verifica la reutilización de varios de los en las actas derivadas de aquella edificios palatinos como centro de culto cristiano fig. 2010. no debió suceder mucho más tarde de su construcción y su transición de edificio público a religioso sucedió al mismo tiempo y llos cuyas investigaciones tienen puntos coincidentes. urbanísticas o edilicias remitimos a la abundante bibliografía exis- Las características y peculiaridades de este conjunto. dirigida. No es este el sitio indicado para proceder a Una vez abandonado su uso para el que fue concebido. lares características funcionales. el edificio debió pasar a establecer un análisis exhaustivo formar parte del patrimonio de la ciudad y debió ser tutelado por los más altos dig- de las mismas. el coste económico que una obra IV) enumeran hasta 3 hipótesis de estas características tuvo que suponer. es también. y que contradicen bios acaecidos en el palacio de Córdoba es muy sugerente contar la figura de Osio y su las opiniones vertidas por los dos coordinadores de ese congreso condición de consejero en la corte de Constantino. pensamos que no es posible entender la cons- mente. 7. todas ellas. El caso al inicio de las intervenciones ar- es que Maximiano permaneció en Hispania al menos seis meses y ello. fortificación del acceso exterior. se encami- a presentar. 2010 y ARCE 2010).

el edificio interpretado como Hasta el momento han sido excavados alrededor de 150 individuos. 7. está recogido. 2010. enterrada en el año 983 fig. por lo tanto. Los orígenes de este arrabal se remontan a anteriores ocupaciones tardoantiguas38. que algunos de los individuos visigodos se enterrasen junto a los cráneos de sus —posiblemente— familiares muertos con anterioridad34 fig. 2005.10. en 877) y Cristófora (muerta en 983). que apareció formando parte del el común de los individuos fue enterrado según una tradición que experimentó pocas umbral de una de las casas del transformaciones.7. “sierva de Dios”. Calamarius (muerto en 605 o 608) o los mozárabes Iquiecipo (muerto e HIDALGO.C. por tanto. 31 HIDALGO 2000. plazas y adarves. FUERTES Este dato lo conocemos gracias a la excavación de una inhumación depositada en el interior de la gale- drían identificarse con el proceso de extracción de reliquias. aunque arrabal califal y. 36 Al que conocemos a través de su anillo episcopal CIL II2/7. al menos hasta principios del siglo XI.12. la encontra- antigua a partir del 728 d. obispos tardoantiguos Sanson36 y Lampadio37.un momento muy temprano tras las persecuciones tetrárquicas. 7.C. se inscribe.35. del centro de culto cristiano y de la necrópolis cristiana. y es. hasta que tras la caída o sobre el yacimiento en el que del califato. y religiosos —hasta el momento 9 el palacio imperial de córdoba 100 FUERTES e HIDALGO 2010. Los más antiguos han sido fechados por la cultura material que los acompañaba —cerámica en todos los casos—. sobre todo a partir del siglo X. 7. Asimismo ha sido posible identificarlos por el rito empleado y es vinculada con la de la presencia que pareció ser práctica común. se efectuaron durante un arco temporal muy amplio. 2000. hasta tal punto que tras la conquista cristiana no quedará memoria histórica de su ubicación originaria. que abarcó unos setecientos años. el del siglo X. 2010. fechado gracias a la presencia de material monetal en las cimentaciones que aportan una fecha a este grupo poblacional ha sido posible por la presencia en las tumbas de jarros de ce- postquem 297/298. de los que romano. 7). la culminación del proceso de aculturación y la intransigencia religiosa. Hacia estos espacios públicos se abrían las viviendas.6. la población. Los individuos cristianos mozárabes se empezaron a enterrar sobre la necrópolis más del emperador en el otoño del año 298 (MACKENSEN. 110 de la Hégira / 728 d. reutilizada de un anterior enterramiento.2). el único individuo enterrado ña. 7. Sobre las peculiaridades infrautilizaron el magnífico palacio romano que no formaba parte del centro de culto estratigráficas y de ritual de este cristiano. 643a (fig. 33 HIDALGO. Uno de estos barrios se asentó sobre los restos de nuestro antiguo palacio con 32 feluses de cobre. La mayor parte de ellos se enterraron en cistas individuales. mos en un fragmento de sarcófago Los enterramientos. concretamente extramuros. todas ellas precarias. fig. 2009). 7. 32 La primera evidencia docu- mentada en el yacimiento del uso del área de Cercadilla como necrópolis cristiana. Este individuo un importante desarrollo en Córdoba a tenor de la expectación que el fenómeno marti- constituye el único enterramiento rial de los mozárabes cordobeses suscitó prácticamente sobre toda la cristiandad fig. se vio obligada a agruparse en barrios a con ajuar monetal. 293-294). muerto en 549. con calles perpendiculares. Este área cementerial siguió funcionando como tal. 7. el de los siglos IX y sobre todo. A medida que Qurtuba fue creciendo y la antigua Medina se fue quedando peque- efectuado en el interior de este espacio del antiguo palacio. 2007.5. aunque se conoce y se intuye la presencia de muchos más. edificios públicos como zocos39 o baños40. por lo reciente de su descubrimiento (2005-2008). que en sólo uno de ellos se ha podido identificar la fecha. Conocemos el nombre de algunos de ellos gracias a sus las lápidas de sus cubiertas. algunas de enormes dimensiones. CALVO 2000. Personajes todos ellos que formaron parte de una 35 gran necrópolis en la que hemos podido identificar datos post-deposicionales que po- FUERTES et alii. dos de ellos en el siglo VI y otros en el siglo VII. La evolución del rito no sufrirá cambios a largo de su historia y. algunos de ellos identificados como visigodos. como es el caso de los de su contexto original. FUER- TES e HIDALGO. FUER- TES e HIDALGO. urbanismo y poder . como así nos lo demuestra una lápida. 2010. de mármol paleocristiano (fig.11. a día de hoy.3 o los de Acantia 34 (muerta en 596). 2000. El urbanismo medieval. 2002. en la que se hacía alusión a Cristófora. nizó a partir de un trazado tanto radial como ortogonal. Egipto. a excepción de algunos enterramientos con características propias. directamente rámica en la cabecera. proceso que debió alcanzar ría del criptopórtico. se orga- enterramiento FUERTES. 2002. En estos trabajos no pondrán fin a los centros de culto mozárabes. fechado entre los años 340-350 (SOTOMAYOR. La filiación palacio imperial de Diocleciano descubierto en Tebas. fuera no por ello son escasos los enterramientos colectivos fig.

a la construcción de la actual estación de ferrocarril cuya edificación se levantará en el mismo solar que el del palacio tardorromano fig. Será a finales del siglo XX cuando se reorganice todo este territorio. la creación de los reinos de Taifas fig. 2005. ocupación de esta zona que pasará a ser utilizada como huerta hasta el siglo XIX. Jiménez sobre fotografía tomada de la fuente Google Earth. vinculada a la producción de aceite y arqueológicas en Cercadilla vid. a la fabricación cerámica42. debido al soterramiento de las vías del tren y. Figura 9 Reproducción en 3D del palacio tetrárquico sobre el actual entramado urbano. generalmente centrado. 2005. 8. al que se abrían distintas estancias. pasillo situado al norte de las termas romanas41—. FUERTES e Todas las casas. con motivo de la guerra civil cordobesa que acabó con el califato y dio paso a FUERTES e HIDALGO 2002. despensas. 2005. sobre todo. cuando se transformó en un área industrial y ferroviaria.Figura 8 Plano diacrónico del yacimiento arqueológico de Cercadilla. el siglo XI. como Ya en el siglo XII se construirá una alquería. 43 Sobre las líneas de actuaciones a partir de un patio. Imagen creada por A. 9 el palacio imperial de córdoba 101 urbanismo y poder . si bien es posible la presencia de un pequeño oratorio sobre el 37 HIDALGO 1999b. 38 FUERTES. 943. El barrio será abandonado durante FUERTES et alii. 2006. alcobas. 2010a. 2007. almacenes. A partir de este momento no se vuelve a tener constancia de FUERTES. 2002. 2007. 2007. 42 FUERTES. 2010. 2005. letrinas. 2002. 2010b. 39 FUERTES. desde las más humildes hasta las más importantes. se conoce una mezquita. se articulaban HIDALGO 2002. etc. 41 FUERTES. 40 salones.

que se importan desde los talleres romanos para ser utilizados como contenedores funerarios por las familias nobles entre finales del siglo II y últimas décadas del siglo IV4. p. su fidelidad ideológica a las tendencias la Cierva del MICINN. Emerita Augusta. 73. Tit. 262. I. la ciudad gravitará en torno a unos nuevos referentes urbanos fig. En este sentido. ed. Th. LOS NUEVOS ESPACIOS URBANOS DE CORDUBA EN LA ANTIGÜEDAD TARDÍA Isabel Sánchez Ramos1 Con el inicio de la Antigüedad tardía. También por otros esquema reticular que había implantado el urbanismo romano se verá profundamente alterado5. el de la Bética. con el afianzamiento de la figura del obispo como máxima autoridad local. según el cual.10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA. Como evidencian los pedestales honoríficos que altos dignatarios administrativos de la Dioecesis Hispaniarum dedican a Constantino (CIL II²/7. chr. En cuanto a su estructura urbana. Tarraco y Valentia. pero que suele situarse entre la segunda mitad del siglo IV e inicios del V3. el cristianismo es a partir del siglo IV uno de los elementos determinantes en hispaniarum Rufinus Octavianus la profunda transformación de la sociedad. Mommsen. Segobriga. la disposición de recursos suficientes por parte de la oligarquía local las ciudades hispanas en la Antien la Universitat de Barcelona en el marco del subprograma Juan de cordubense y su estrecha adherencia a Roma. entre otras ciudades hispanas. Tarraco y Valentia estuvo en la ciudad en marzo de 317 (Codex Theodosianus. 9. 261. prestigio que proyecto de investigación sobre parece decaer cuando Hispalis asciende a nueva metropolis ciuitas en un momento aún güedad tardía que desarrollamos 2 por precisar. ley I. ed. Barcino. cuando aún era la capital efectiva Complutum. como en Caesaraugusta. son algunos otros ejemplos hispanos donde se ha constatado que el evergetismo epis- 3 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA urbanismo y poder 102 Notitia Gall. Como fenómeno de largo testimonios literarios se conoce la estancia en Corduba de altos cargos de la administración de la diócesis: entre ellos. artísticas y sociales que prosperaban en la capital del Imperio. se comprueba atendiendo 2 por ejemplo a la cantidad significativa de sarcófagos de mármol decorados encontrados en la ciudad. lib. 264 y 265) en Colonia Patricia Corduba. la antigua capital de la provincia Baetica mantiene 1 Este trabajo se inscribe en el su excelente posición en la esfera política y administrativa del siglo IV . Carthago Nova.. 1905. el comes alcance. 431). Emporiae. hasta llegar a definirse un nuevo concepto de espacio. 1. . Con consecuencias en la ordenación y estructuración de los nuevos espacios públicos de la ciudad. 263 y 264) y a Constancio II (CIL II²/7.

Urb. 58). p.). Aunque. 2000-2001. episcp. 281-282. p. fig. 6 Saxer. 1328. XXXVIII. 75. fig. 573. 2002. Migne. 230-258.uah. 7 Cordub. fig. 132). articulada a partir de un itinerario estacional que une los nuevos (post 388) (Auson. 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA Circ.Figura 1 3 8 A partir de la estructura urbana de la 9 7 12 Forum vía urbe romana. 149. desde la última década del siglo III. C. 1884.C. J. y derrumbe del sector oriental de la fachada de la cavea (Ventura et alii. 2000. II²/ 7. Nicea (325) y el de Sárdica (343). 302. el primer obispo del que se tiene noticias históricas fiables otros escritores que citan Corduba. Fortissimo Zona portuaria 2 et indulgentissimo / principi domino 10 nostro / Constantio victori / perpetuo 11 semper Augusto / Decimius Germanianus / vir clarissimus consularis / provinciae Baeticae / numini maiestatique / eius dicatissimus. Ordo. 4 4 12 Figura 2 10 2 Pedestal honorífico dedicado en 6 2 Corduba a Constancio II entre el 353 y 1 2 360 d. p. ed.. Ausonio una topografía distinta. fue instructor o missu dominicus en materia religiosa9. y Sidonio Apollinar († 482) (Sidon. hitos sacros donde se vertebra la liturgia de la ciudad cristiana6.. Considerada como una de las sedes episcopales béticas más antiguas. 2008. Corduba es además una de las más influyentes en el panorama eclesiástico de su época gracias a la XI. XII. © www2. col. 1894. 4). Epist. 921. Después de ser confessor. IX. durante el edicto promulgado por Maximiano contra el clero7. García y Rodríguez.Hispal is en la Antigüedad tardía citados en el 3 5 12 3 3 12 10 texto (elaboración a partir de León 3 (ed. ¿300/306-310? (Concilium Eliber. como él mismo se definió 5 Gurt. ed. 443-471. 265). fue uno de los prelados hispanos que subscribió las actas del llamado concilio de Eliberri8. 103 urbanismo y poder . Un protagonismo que le llevó a 8 presidir algunos de los concilios más importantes del antiguo cristianismo como el de Migne. 224) son emblemática figura de Osio. XIII. 150. 2002.es/imagines_cilii/CILII/cordubensis2 Figura 3 Teatro romano de Corduba. copal y el desarrollo de una arquitectura sacra de carácter monumental configurarán Mommsen. ed. 1887. col. del que ed. L. se ubican los elemen- sta gu 12 Via Au tos más significativos de la topografía funeraria y cristiana de Corduba 2 Corduba ..P. T. Nob. XIV. Ad Constant. 464). 6). Osio destacó por su cometido en la política religiosa del emperador Constantino. 2006. 1989. (CIL. 1862. Sotomayor.P. 85. en realidad. 4 Beltrán. 2002. Colmatación de las escaleras internas y de las plazas aledañas al edificio (Ventura et alii. Di Salvo. Mommsen. J. Carmina...

ed. 13 Hidalgo. Lib. G. 2002. Vid. Duchesne. 1844. 19-20. pero probablemente debió afectar también a otros espacios urbanos significativos que quedarían reducidos a un estado de ruina similar. que anteriormente había formado parte de un complejo monumental bajoimperial loca- do en la actual Parroquia de San Pedro. 57.B. Palatium Maximiani. de Rossi y L. 156. ed. Una de las causas que.. III. 402. 2. identificar cuáles fueron realmente los escenarios de estos episodios. Migne. así como las condiciones de preservación de sus edificios. Acisclo. nota 1. quen como lugar del martirio espacios urbanos precisos como son el anfiteatro y el 1894. bien como necrópolis en el caso de las domus extra moenia16. p. especialmente bien como espacios de habitación cuando éstos se establecen intramuros en edificios públicos. cuyas consecuencias han podido constatarse en determinados edificios de la ciudad. 1310. Zoilo y tres mártires más (los denominados Tres Coronas10). 131. 2005. Se desconoce con exactitud en qué grado perjudicó el terremoto al Foro Colonial. es la sacudida de un seísmo que la investigación reciente fecha circ.. Este conjunto arquitectónico organizado Sánchez. Con respecto a estos personajes.Otro episodio importante sobre la historia del cristianismo de la ciudad en estos 9 Euseb. Goold. cap. G. 10 Como Fausto. J. es necesario aclarar que. Hidalgo. I. Genaro y Marcial aparecen citados por primera vez en el Martyrologio Hieronymianun.P. el pórtico que rodeaba un templo situado junto al Decumanus Maximus en su extremo más oriental junto a la Via Augusta. 2007. sería determinante en el desencadenamiento de la desestructuración progresiva de la trama urbana de la urbe romana. Una de las hipótesis planteadas propone emplazar la iglesia del mártir epígrafe (CIL II²/7. 404. constituye uno los referentes que mayor repercusión espacial tuvieron en la configuración de la imagen de la ciudad de la Antigüedad tardía. habría que imaginar que 17 Ventura. Transformación de la topografía urbana Los primeros síntomas que preludian un paulatino fenómeno de transformación del paisaje urbano de Colonia Patricia Corduba se perciben a partir del último tercio del siglo III15.. Además. No obstante. c. De hecho. aunque sus passiones indi- col. e interpretado como 14 Carrillo et alii. Los cambios que se producen en estos momentos iniciales son resultado de un proceso de derrumbe o destrucción. dónde se enterra- ed. calzadas y pórticos. 638) recupera- Acisclo en un edificio de cabecera triconque adaptado al culto cristiano en el siglo VI. Constant. 1999. y si se tiene en cuenta que parte del enlosado de la plaza se encontraba cubierto por un potente nivel de depósitos 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA 104 urbanismo y poder . y sus materiales se aprovecharon en la construcción de una cloaca18. que están atestiguadas en la Corduba del siglo IV por la recuperación fuera de su contexto original de los pedestales honoríficos de tres gobernadores14 fig. IV. abandono y de la reocupación de edificios con una nueva función. 2007. Sus ron estos personajes ni siquiera para situar la instalación de su centro martirial co- nombres aparecen también en un rrespondiente12. De Vit.P. pierde algunas de sus columnas y parte del pavimento. 1979.. es el martirio de algunos personajes de la comunidad cristiana local. Peristephanon. ocupado poco después por sencillas unidades de habitación. como es el teatro17. probablemente este lugar asumiría también las funciones cívicas y de representación 18 2004. que serán venerados poco después de su martirio11. y aún con Diocleciano en el poder (circ. 66. 16 Sánchez. 201. primeros años del siglo IV. a raíz de estos acontecimientos. 250-275. pretorio. 2010. Ead. p. al parecer.7. dada la realidad intramuros que a continuación se comentará. 304). 192. 15 Hidalgo. 2005. 12 lizado en el sector noroccidental extramuros13. a partir de una gran plaza y de un criptopórtico ultrasemicircular. la realidad arqueológica en Córdoba no es todavía tan elocuente para poder 11 Prud. 360.

desapareciera apresuradamente del parcelario de la ciudad. 167). 24 León y Murillo. posteriormente lo hizo en la parte meridional intramuros próxima al puerto fluvial. Más tarde se derrumba la fachada de la cavea. En este mismo entorno se localizan contraposición a varios sectores varias estructuras pertenecientes a edificaciones no domésticas fechadas hacia el siglo intramuros deshabitados (Macias. Esto no quiere decir que 20 Ventura. 163-171). estaría adosada al ángulo toda la Antigüedad tardía. 147. y en el siglo Cristianos (León. 2009. 2002b. El cuanto al citado teatro. 408. su topografía y los rasgos formales de las nuevas estructuras domésticas. Carrasco et alii. 2001. y por otro. paralelo a la fachada fluvial. según las últimas excavaciones. se aprecia también la continuidad ocupa- el siglo VI23. 28 En ciertas ciudades. Igualmente limitado es el conocimiento arqueológico de los espacios de habitación de la ciudad tardía. correspondientes a la fase tardoantigua28. se dispone de documentación para afirmar que en el siglo IV. Un proceso de saqueo 2008. como igualmente lo será la muralla de la ciudad durante su refectio en González. los únicos datos las élites civiles tardoantiguas25. se habilitan unos taludes transitables para restituir el que había sido el potentes muros de sillería (Marfil y Arjona. 23 dad indeterminada que reutiliza materiales del propio foro19. si bien no se han podido precisar los límites exactos de la superficie habitada intramuros.3. Por un lado. 35-54. 2004. es bastante probable suponer que este 19 espacio habría perdido por entonces sus funciones públicas. y fuera de ésta en la zona oriental. V comienza el expolio sistemático del edificio por un taller especializado en la obtención de cal que quema in situ la decoración marmórea del teatro21. 126. 266. La reurbanización de este importante sector donde se encuentra el grupo cional de la acrópolis durante episcopal. León y Murillo. se abandona. 2006. 128). que tuvo lugar una reocupación generalizada con carácter habitacional de los 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA 105 urbanismo y poder . que se ha fechado a finales del siglo III. sobre unas termas de época altoimperial se tan intenso como es el acaecido en el antiguo edificio. 66. no siendo hasta mediados 25 Actuales trional se establece al parecer una nueva construcción «tardorromana» de funcionali- Carrasco. Ronda de Isasa. ya que en la zona septen- 21 Monterroso. 2009. eso sí profundamente transformada. como Tarraco. en tigua que las habita se reducen prácticamente bien a las necrópolis bien a las zonas de producción (Bernal. 2005. 462). 27 En otros centros urbanos his- panos. 29 Salinas. que tiende a surtir de materiales constata un edificio que perdura pétreos la parte Sur de la ciudad a partir del siglo V. 207. hubo algunas domus fuera de las murallas que sobresalen por sus ricos pavimentos de mosaico y la presencia de salas de representación absidadas29. calle Almanzor 20 y Plaza de Maimónides. 283-298. donde se documenta una cloaca y del siglo IV cuando sobre los niveles de escombros de una de las plazas aterrazadas junto al edificio. 2004. 2003. bien puede ilustrar la presencia en hasta época califal (Moreno y el sector meridional de un nuevo complejo monumental que reaprovechara la cantería del edificio augusteo. como su- relativos a la población tardoan- Estas transformaciones producidas en la estructura e imagen de la ciudad apenas alteraron el trazado del perímetro murario configurado en su totalidad después de tener lugar la ampliación augustea de la muralla fundacional hasta la margen derecha del río Baetis26. Debió ser el grupo episcopal el mayor beneficiario de tal cantidad de materiales22. VI. Corduba redujo su superficie urbana desde inicios del siglo IV.de tierra. un principio dentro de los límites marcados por la muralla altoimperial. en suroccidental del recinto amurallado altoimperial24. dañado pero no completamente derrumbado. Entre ellas sobresale un espacio monumental columnado que se propone identificar con cede en Carteia. ni todas sus oscilaciones. 2001. Sin embargo. que podrían enmarcarse dentro de las construcciones públicas de carácter civil. 2000. 22 Sánchez. y aún en el siglo V. 268). 26 León. supuso al mismo tiempo la construcción de una nueva fortificación que. Patio de paso habitual o la comunicación de este sector urbano con otros espacios de la ciudad Mujeres del Alcázar de los Reyes situados más al Norte20 fig. 2008. Como es lógico. esta significativa reducción del hábitat urbano implicó que ciertas áreas localizadas en la parte septentrional permanecieran completamente abandonadas27. León y Murillo.

2011. Egitania. o que desaparecen. A falta de otros testimonios occidental (calle Tejón y Marín 14). 311. ya sean de carácter productivo. Sin embargo. Bracara Augusta. neo occidental ha demostrado. 98). 2003. 4. 2006. lo que cabría valorar de este fenómeno en situaciones como la que refleja Corduba. religioso. 1049-1062. Roma (Meneghini. se abre una nueva calle. y alternan sin solución de continuidad. donde había un pequeño templo altoimperial (Molina. 146). vertederos. En ambas situaciones se desconoce si estas 30 construcciones domésticas tuvieron continuidad posterior durante la fase tardoanti- na. se unen a las zonas productivas34. 2007. las nuevas construcciones sacras. Como excepción. es el cambio del concepto de ciudad. que responden a la presencia de un nuevo poder urbano. y espacios vacios. que la inserción topográfica de la estructura episcopal no sigue un esquema organizativo único37. 1986. 2003. 1999. pero en una zona periférica con respecto al foro de la ciudad romana. tumbas. 276. 446). La presencia de enterramientos en el interior de la mura- glo VI del solar del antiguo teatro lla responde a realidades de muy distinta naturaleza. 33 También con el proceso general de transformación urbana y social . La investigación actual acerca de la implantación urbana de los grupos episcopales en las ciudades romanas del Mediterrá- 37 Guyon. 84-95) y Casa Carbonel gua31. En este sentido. habitacional. Las tumbas se instalan en 35 con una vivienda tardoantigua se ha presupuesto los niveles de abandono y colmatación de construcciones y espacios públicos —en el relacionar unas estructuras cons- antiguo teatro—.edificios públicos de época altoimperial30. 38 Gurt y Sánchez. y domésticos. entre otros. la más extendida consiste en la ubicación del conjunto episcopal preferentemente intramuros. Cartha- Sin duda. El paisaje cristiano de la ciudad tardoantigua Norte de Italia (Cantino Wataghin Los edificios de la ciudad romana que se transforman. 66. que se crearán en asentamientos menores o al margen de un contexto urbano38. 35 Véanse 2004. espacios ocupados. Una reciente discusión sobre el tema en Gurt y lidado36. 1991. el grupo episcopal es el referente Guyon. En las ciudades que además son obispado. 1998. urbano principal que se caracteriza por ser un espacio dinámico de gran complejidad 36 Cantino Wataghin y Guyon. e incluso a las funerarias. 253-290). La evidencia material en Hispania permite actualmente conocer la situación del episcopio intramuros en Barcino. y aparecen varias casas donde las sencillas unidades de habitación V hasta el Medievo (Heijmans. 162). te suprimido de la trama urbana de la nueva ciudad32. 51). Carthago dos a partir del siglo V por nuevas construcciones públicas. e. donde se vislumbra un incipiente 125-130). son sustitui- y Lambert. 1999. urbanismo que sólo se consolidará durante el periodo medieval33. 2000. las únicas referencias acerca de los espacios y formas de habitación Calle Saravia 3 (López y More- (Ventura. Ghilardi. bien conso- y el Norte de África (Leone. si bien se están constatando nuevas sedes episcopales. Tarraco y en Valentia. 19. 2007. De todo esto se desprende la imagen de una ciuitas donde conviven. 31 Quizás sí en calle Duque de del siglo VII se documentan en el solar que ocupaba el teatro romano. los trabajos específi- cos en las ciudades de la Gallia (Reynaud y Jannet-Vallat. igualmente. entre las cuales. la mayoría son del siglo VII. cuyo trazado ha 32 El teatro romano de Aix-en- Provence sirve igualmente como zona de habitación desde el siglo subsistido hasta hoy. Corduba. 2005.p. junto al grupo episcopal probablemente identificado en el 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA 106 urbanismo y poder . 367-384). En Hispania. materiales. Tras la presencia del mencionado taller y del expolio de materiales. fundamentalmente eclesiásticas. sin estar asociadas a edificios religiosos como contraria- tatadas junto al lienzo murario mente suele comprobarse en otras ciudades hispanas fig. pero directamente relacionadas (Ramallo. monumental integrado por múltiples edificios. 34 Ventura. la difusión de sepulturas intramuros es uno de los fenómenos que más novedad debió aportar a la configuración de un nuevo paisaje urbano de Corduba desde go Nova es uno de los mejores ejemplos disponibles por lo que se refiere a la reurbanización en el si- la segunda mitad del siglo V. 2011. pues aparentemente no existen indicios suficientes que avalen dicha continuidad. 2003. ya completamen- Fernán Núñez 11-13 (Ruiz. entre otros. se observan ciertas frecuencias. 95-103).

727a). 699). Eliberri. 2009. (CIL II²/7. Los muros utilizan además ladrillos con la inscripción Ex off(icina) Leonti (crismón)44. 93. cabría considerar la hipótesis de un emplazamiento único para el episcopium desde su primera concreción urbana monumental. 170. Her- reparto del grupo episcopal entre musulmanes y mozárabes. Vicente y de la construcción de la mezquita fundacional. periodización edilicia congruente hasta la definitiva desaparición y traslado momentá- 45 Marfil. desde el punto de vista material resulta muy difícil situar e identificar el conjunto episcopal en la mayoría de las ciudades del mediodía peninsular. 33. pero. así como para fijar una opus vittatum mixtum que está ema la ciudad. Corduba. 2009.antiguo municipium de Ilunum39 (El Tolmo de Minateda. Moro y Tuset. 5. Egabrum. El grupo episcopal cordubense parece seguir una dinámica similar a la que ofrecen otros Italica. de la compra de la iglesia de S. de los que in situ se reconocen parcialmente tan sólo a al-Razi (siglo X) como principal fuente documental. 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA urbanismo y poder 107 . mantuvo fuera de las antiguas murallas. Evidentemente los ción extremadamente contundente de la funcionalidad del conjunto conocido a la luz de las estructuras espacios sacros del siglo V son prácticamente irreconocibles. Hispalis. 25-30). Del mismo modo. 338. neo de la sede a partir del siglo VIII a unas de las iglesias que la comunidad mozárabe 46 Ripoll y Chavarría. Otros ladrillos nández fig. Cro- de la ecclesia?). se constata para precisar con coherencia interpretativa la tipología y funcionalidad de algunas de en una tercera construcción de las estructuras constatadas. Este último espacio presenta un pavimento de mosaico con representación nistas como Ibn Idari y Muhamdel Fath al-Andalus y la Descripción de cenefas de peltas afrontadas. 2000. puesto que las estructuras constatadas se encuentran intramuros. El diseño del mosaico mediante la disposición de los citados paneles se está adecuando como es lógico a la articulación formal y funcional del marco arquitectónico. y por tanto de conjuntos episcopales. ha servido como principal elemento de datación de todo el conjunto en torno al siglo VI . el complejo arquitectónico complejos episcopales del Occidente romano. hasta que el emir él la primera mezquita aljama entre de la primera mezquita43. se documentan en el aula triconque de Cercadilla La actual evidencia material. Entre los restos ‘Abd al-Rahman I construye sobre adscribibles al complejo episcopal. 40 Se conoce nominalmente por las actas conciliares cuales fueron las sedes epis- 39 Gutiérrez y Cánovas. 40 García. cráteras y otros motivos geométricos que se encuen- del país del al-Andalus. que utilizan tran inscritos dentro de panales. donde. 42 Las fuentes islámicas hacen mención a la iglesia principal o episcopal de la comunidad cristiana. 41 Son 10 en total: Asido. 2005. pues en otras iglesias se han documentado piezas idénticas posicionadas con la inscripción Sollemnis Nicare en ámbitos litúrgicos privilegiados formando parte bien de un sistema de cancel estático fechada en el siglo VI o en el VII bien encastradas en nichos parietales46. o las obras anónimas mixtum. éste no sería el caso de Corduba. Si bien la investigación más reciente está confirmando la existencia de sedes episcopales. no obstante. La expresión Vivas in Deo (CIL II²/7. hablan del tres fig. Malaca y Tucci. Corduba constituye por el momento la única ciudad bética en la que se ha documentado el principal conjunto cristiano urbano. copales béticas durante la Antigüedad tardía41. todavía existe un vacío documental considerable que es reutilizada probablemente como iglesia. entre las que no es posible reconocer un baptisterio ni otros plazada en el territorium próximo espacios episcopales vinculados a la residencia del obispo47. sobre el atrium. 2010. constituidos al margen de la ciudad48. Con estos mismos espacios tal vez podría relacionarse la 45 placa-nicho con venera y monograma de prototipo emeritense encontrada por F. hallados en la zona occidental de la sala de oración tiano e islámico. la cual. a la que parece adosarse una segunda construcción de opus vittatum mad Ben Isá. Tal vez las construcciones representadas en un plano. citada como Canisat-al-Kebir. pero desplazadas del que había sido el centro cívico altoim- se utilizó para el culto mixto cris- perial. 44 CIL II²/7. sobresale una estructura absidada orientada al Este (¿cabecera 784 y 786 (Nieto. 1998. junto a los mosaicos. 2006. Según los mismos textos. el grupo episcopal de Egara (Terrassa) se funda a mediados del siglo V también con una vocación territorial . en el mismo emplazamiento que ocupará la mezquita de ‘Abd al-Rahman I desde mediados del siglo VIII42. no permite restablecer los límites exactos ni la superficie total alcanzada por el grupo episcopal de Corduba al final de la Antigüedad tardía. Una hipótesis sugerente que hay que tomar con cautela puesto que se trata de otra reinterpreta- actual de conocimientos. Hellín). Astigi. en el estado 47 Bermúdez. y en cercanía a la puerta meridional de la ciudad junto al puente. Vicente). Ilipla. 698. 6. 43 Fernández. que estaba dedicada a Shant Bin- yant (S.

Ribera y Roselló. 288. 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA expresamente el nombre de los barrios o vici de Corduba donde existía algún edificio religioso desde la Tardoantigüedad. 2003. A pesar de la abundancia de testimonios literarios sobre rácter toponímico porque indican iglesias y monasterios propiciados por estas fuentes mozárabes. de unas primeras estructuras episcopales que no se conocen49. Figura 5 Mosaico de la cámara situada al Norte de una estructura absidada. 126. Fotografía MAECO Nº Inv. 7931 Figura 8 Cimacio con representación de un ambiente arquitectónico eclesiástico. 2011. Museo de San Vicente. 49 Sánchez. Eulogio de Córdo- Del mismo modo. de algunas inscripciones conmemorativas51 e incluso del conjunto de decoración escultórica conservado en colecciones privadas y en el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba fig. 2009. correspondan ya a una transformación o monumentalización véase Gurt y Sánchez. 12930 identificadas con la iglesia episcopal. figs. Nótese los cortinajes anudados y sueltos ornamentados con una cruz que ocupan los intercolumnios de las naves de una posible iglesia. Estos 108 urbanismo y poder . Es probable su procedencia de un espacio bautismal. la realidad arqueológica relativa a la edilicia cristiana tardoan- Para los ejemplos hispanos ba y la de Recemundo constituyen tigua sigue siendo parcial y difiere aún bastante del panorama que más tarde describi- dos importantes fuentes de ca- rán los escritores mozárabes50.A B Figura 4 A y B Interior del mausoleo cruciforme anexo a la iglesia episcopal de Valentia. localizada al Suroeste del foro. 7 y 8. Fotografía MAECO Nº Inv. Construcciones documentadas en la parte occidental de la mezquita y catedral actual. Fotografía isabel sánchez Figura 7 Capitel de caliza pintado y decorado con representación figurada de los cuatro evangelistas. y sepultura privilegiada en unos de los ángulos externos (Berlanga. que habría que situar junto al material litúrgico re- 48 cuperado hacia el siglo VI. Fotografía isabel sánchez Figura 6 Placa-nicho hallada por F. 6 y 15). 50 La obra de S. Hernández en proximidad al ábside definido en el grupo episcopal de Corduba.

44). 216). donde hoy se propone ubicar el grupo episcopal. tardoantigua que para enmarcarla en un contexto eclesiástico58. do. derivan con certeza de una cristianización de la topografía. B. 54 replanteándose con base en la documentación disponible. col. 66. y del Mediterráneo occidental. 1873. 2009. con varios muros tardíos constatados sobre unas termas altoimperiales situadas próximas al Kardo Maximus y al antiguo forum adiectum56. la investigación arqueológica deberá probar la presencia de otros lugares sacros. 35. Ac- tual calle Duque de Hornachuelos. consolidación de sus enclaves urbanos más esenciales: la muralla y el puente. y por otro. 7. Al final de la Antigüedad tardía. que muestran una nítida y amplia variación de rasgos en la transformación de su paisaje urbano. De Gaiffier. 637. Vita S. Coronas. 143. o escuela de clérigos. 1938. 2010. XXVII. ed. sería tal vez el único elemento concluyente. A. dada la excepcionalidad de la tipología del edificio en la arquitectura cristiana peninsular. tiente meridional hacia el cauce del río. durante el periodo histórico analizado. Iunius. la Galia meridional. El hallazgo en un solar vecino de un fuste con una inscripción que Las distintas situaciones analizadas permiten insertar a Corduba dentro del proceso general de transformación urbana del que participan las demás ciudades hispanas. 52 Idéntico vacío afecta a la epigrafía. 53 Eulogio. ed. 2009. 1994. como son por ejemplo la Narbonense Segunda o la Vienense en la ciudad (Arjona et alii. Passio inventionis Recogidas por Sánchez. Junto a ella. Passio Zoili. Quedaría aún por discutir la existencia de otros dos edificios de la citada inscripción estaría en un culto en la ciudad del siglo VII que se han pretendido identificar. Fábrega. p. Álvaro de Córdoba. 705-724. 640. 58 Utrero. según la imagen que reflejan algunas fuentes medievales59. con una construcción localizada en el entorno episcopal muy cercana al antiguo teatro romano57. 2007. 1867. 731-842. Rico. Memor. Antiguo con- vento de Santa Clara. donde se instruirá San Eulogio en prácticamente inexistentes. 1953-5. Zoilo. Cordub.P. J. que tuvo un espacio destinado a cementerio del clero mozárabe. R. col. 56 Sánchez Velasco. el obispo fundó localizados topográficamente en 51 CIL II². 1881. construcciones todas ellas de supuesta ubicación extramuros y presentes en puede desprenderse del texto que la ciudad antes del 71155. de unas termas cercanas Zoili.. por un lado. 10 LA DESFIGURACIÓN DE LA CIUDAD CLÁSICA 109 urbanismo y poder . Migne. Muy al contrario de lo que sucede en la propia Roma y en otras provincias cos. 23 y 24. Migne. En este mismo senti- Kal. de confirmarse que las estructuras en ábside pertenecen a una fase posterior al abandono del edificio). S. Félix para consagrarla con las reliquias de S. 7. Según informan los textos y la inventio del cuerpo de 53 S. Era una sede 59 episcopal con espacios abandonados y derruidos (parte occidental). 1881. ed. funcional y monumental al margen del fenómeno de cristianización. 203. ed. 166. J. p. bien conocidos y del Occidente romano. ciones de los espacios y de las propiedades. Citar el siglo IX. 2006. Ajbar Machmua. hoy por hoy. que afecta especialmente a la edilicia monumental de la ciudad romana. p. Acisclo. 55 y también del anfiteatro. sólo si esta columna hubiera aparecido realmente in situ. estudios recientes han señalado la existencia de argumentos más favorables para definirla como domus teórico baptisterio o en alguno de los espacios que servían a la liturgia bautismal (CIL II²/ 7. 366. Dozy.muy difícilmente se dispone de una imagen material clara de la presencia e incidencia barrios darán origen en la mayoría monumental del cristianismo en la topografía y arquitectura de la ciudad episcopal tar- de los casos a los arrabales islámi- doantigua52. Zoilo y de los denominados Tres donde se exalta la santa cruz y que. ed. ed. 381.P. las construcciones correspondientes a las élites civiles tardoantiguas y el puerto fluvial. p. o simplemente se trata de una transformación espacial. En el estado como relevante una inscripción actual de la investigación casi todas las propuestas de identificación se han interesado especialmente en situar las iglesias de S. puesto que las inscripciones que podrían adscribirse a una construcción episcopal son también un monasterio urbano. si los procesos de transformación y reocupación de ciertos espacios y edificios de la ciudad clásica (caso del foro romano donde aparece una nueva construcción en el siglo V. Sánchez.. Uno de los aspectos más importantes a resaltar de la gestación de la ciudad tardía es el cambio en los usos y fun- reza la reconstrucción de una iglesia en 657 (CIL II². que. 2000. reducida en su ver- Lafuente. Sanctorum. 640). Eulogii. el obispo Agapio II reformó a principios del siglo VII una antigua basílica dedicada a S. Zoilo54. Corduba adolecía de necesarios trabajos de reconstrucción y 57 Marfil. 3. 51. 97. bien a modo de dintel de entrada bien en el frontal de un altar.