La Nueva psicología del Amor…

Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

(Contratapa)
La vida es
Resolver
problemas
un proceso

difícil.
sus
es siempre
doloroso. El
1

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

Dr. Scott Peck, destacado psiquiatra norteamericano,
nos alienta a enfrentar las dificultades y cambiar
nuestra vida. Enfoca temas como la autodisciplina, la
responsabilidad, la naturaleza de las relaciones
amorosas: el mito del amor romántico, los riesgos de la
independencia y del compromiso, cómo reconocer la
verdadera compatibilidad, cómo distinguir el amor de la
dependencia, cómo llegar a ser una persona auténtica
y un padre sensible. “Esta discusión sobre el amor -ha
dicho el National Catholic Reporter- es la más original
desde Erich Fromm”.
Por la simple recomendación de los lectores, sin mayor
promoción, este libro lleva vendidos millones de
ejemplares. Permanece desde hace más de cuatro
años entre los best sellers de The New York Times. Se
lo considera un clásico de nuestro tiempo.

2

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

DR. M. SCOTT PECK

LA NUEVA
PSICOLOGÍA DEL
AMOR
EMECÉ EDITORES

Título original:
The Road Less Traveled - A New Psvchology of Love, Traditional Values and Spiritual
Growth - Copyright © 1978 by M. Scott Peck MD.
Todos los derechos reservados, inclusive el derecho de reproducción total o parcial, en
cualquier forma. Esta edición se publica mediante convenio con el editor original Simon &
Schuster, New York.
Emecé Editores, SA, 1986
Alsina 2062 - Buenos Aires, Argentina
Ediciones anteriores: 34.000 ejemplares.
a impresión en offset: 3.000 ejemplares.

12

Impreso en Compañía Impresora Argentina S.A., Alsina 2041/49,
Buenos Aires, enero de 1992
PRINTED IN ARGENTINA
I.S.B.N.:

950-04-05180 23.329
3

de quien siempre estará contigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. 4 .

Considero que las formas breves de psicoterapia pueden ser útiles y que por eso no hay que desacreditarías. El carácter confidencial es esencial a la práctica psiquiátrica. psicoterapeuta y persona de los míos propios. este libro contiene partes de varias historias clínicas reales. Entre ellos la principal es mi mujer. La jornada de desarrollo espiritual es un largo camino. No pertenezco a ninguna escuela en particular de psiquiatría o psicoterapia. pero procedí así más por razones de simplicidad que porque sostenga un rígido concepto en cuanto al género. También quisiera excusarme por referirme continuamente a Dios empleando la imagen tradicionalmente masculina. La psicoterapia rara vez es un proceso breve. La psicoterapia. si pretende aportar una asistencia sustancial al proceso de desarrollo espiritual y mental. Como psiquiatra me doy cuenta de que es importante mencionar desde el principio dos postulados que están en la base de este libro. Quiero también agradecer a muchos de mis maestros y colegas. ni junguiano. pero como por fuerza tuve que concentrarme en los puntos descollantes de un caso. INTRODUCCIÓN Las ideas aquí expuestas proceden en su mayor parte de mi trabajo clínico cotidiano con pacientes que se esfuerzan por alcanzar mejores niveles de madurez o pugnan por evitarlo. No creo que haya una sola respuesta fácil. no soy ni freudiano. ardua. puede hacer cierta deformación a causa de la brevedad de las exposiciones de los casos. de quien siempre estará contigo. En consecuencia. no distingo entre el proceso de alcanzar crecimiento espiritual y el proceso de alcanzar crecimiento mental. 5 . ni conductista. Uno es el de que no hago ninguna distinción entre mente y espíritu y. Sin embargo. ni adleriano. Quisiera agradecer a aquellos pacientes míos que me concedieron el privilegio de acompañarlos en importantes tramos de su jornada.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. madre. El drama es real y se lo podrá considerar claro pero es preciso recordar que a los efectos de facilitar la lectura hemos omitido de las descripciones aquellos períodos prolongados de confusión y frustración que son inherentes a casi toda terapia. Lily. de modo que en todas las descripciones de casos hemos alterado los nombres y otras particularidades a fin de preservar el anonimato de mis pacientes procurando empero no deformar la realidad esencial de nuestra mutua experiencia. por lo tanto. el lector puede quedar con la impresión de que dicho proceso es un drama claro. El otro postulado es la implicación de que dicho proceso de crecimiento es una empresa compleja. ni gestaltista. Ha entregado tanto de su persona a este trabajo que resulta difícil distinguir su saber y prudencia como esposa. no es un procedimiento rápido o sencillo. que dura toda la vida. sólo que la ayuda que procuran es inevitablemente superficial. Pues esa jornada fue también la mía y buena parte de lo que presento aquí es lo que aprendimos juntos.

Con sólo un poco de disciplina podemos resolver únicamente algunos problemas. de manera ruidosa o sutil. de que sus dificultades representan una clase única de desgracia que no debería haberles tocado en suerte. de quien siempre estará contigo. la vida cobra su sentido precisamente en este proceso de afrontar y resolver problemas. su clase.la vida ya no resulta dificultosa. Por el dolor. sino que por el contrario los acogen de buen grado así como aceptan los dolores inherentes a los problemas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Sólo a causa de los problemas crecemos mental y espiritualmente. así como en la escuela deliberadamente proponemos problemas a los niños para que los resuelvan. 6 . según su naturaleza. crean nuestro coraje y nuestra sabiduría. de la carga que ellos representan y de todas sus dificultades como si la vida fuera en general una aventura fácil. SECCION I – LA DISCIPLINA Problemas y dolor La vida es dificultosa. 1 La primera de las “cuatro nobles verdades” que enseñó Buda fue “La vida es sufrimiento. a causa del dolor que los acontecimientos o conflictos provocan en nosotros. Conozco bien esos lamentos porque yo mismo hube de lanzarlos alguna vez. como si la vida debiera ser fácil. Lo que hace la vida dificultosa es el hecho de que el proceso de afrontar y resolver problemas es un proceso penoso. Ciertamente . el hecho de que la vida sea dificultosa ya no importa. 1 Es una gran verdad porque una vez que la comprendemos realmente. En cambio. La mayor parte de la gente no comprende cabalmente esta verdad de que la vida sea difícil.. no deja de lamentarse ruidosa o delicadamente de la enormidad de sus propios problemas. Cuando realmente nos damos cuenta de que la vida es dificultosa -una vez que lo hemos comprendido y aceptado verdaderamente así. que supone afrontar y resolver problemas. Sin disciplina no podemos resolver nada. suscitan en nosotros frustración o dolor o tristeza o sensación de soledad o culpabilidad o arrepentimiento o cólera o miedo o angustia o ansiedad o desesperación. la trascendemos. Con una disciplina total podemos resolver todos los problemas. La vida es una serie de problemas. Como dijo Benjamín Franklin: “Aquellas cosas que lastiman instruyen “. Cuando deseamos alentar el desarrollo y el crecimiento del espíritu humano. Sin embargo. lanzamos un desafío a la capacidad del hombre para resolver problemas. más aún. su raza o hasta su especie. Porque una vez que se aceptó aquella verdad. y no sobre otros. Los problemas fomentan nuestro coraje y nuestra sabiduría. a veces tan penosas como cualquier dolor físico. Los problemas. Por eso las personas sabias aprenden a no temer los problemas. y a veces igualan a los peores dolores físicos. a menudo muy desagradables. Y como la vida plantea una interminable serie de problemas. pero que de alguna manera cayó especialmente sobre ellas o sobre su familia. su tribu.. una de las más grandes. su nación. ¿Hemos de lamentamos de ellos o resolverlos? ¿No deseamos enseñar a nuestros hijos a resolverlos? La disciplina es el instrumento básico que necesitamos para resolver los problemas de la vida. Ésta es una gran verdad. siempre es dificultosa y está tan llena de dolores como de alegrías. Esas personas manifiestan su creencia. Los problemas hacen que distingamos agudamente entre éxito y fracaso. aprendemos. los llamamos problemas. Éstas son sensaciones desagradables.

así. 2d Ed. Y. Muchos intentan entonces evitar ese dolor y ese problema colocando capa tras capa de neurosis. No. pues al embotar nuestra conciencia del dolor podemos olvidar los problemas que los causan. se trata de instrumentos con los cuales se afronta el dolor en lugar de evitarlo. son instrumentos simples y casi todos los niños ya los utilizan a los diez años de edad. no gozamos de una. II. Por eso. Por eso debemos inculcar en nosotros y en nuestros hijos los medios de alcanzar la salud mental y espiritual. Hasta tomamos drogas para que nos ayuden a ignorarlos. sino la voluntad de utilizarlos. sin una cura. Psychology and Religion: West and East. Sin embargo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Esta tendencia a eludir los problemas y los sufrimientos inherentes a ellos es la base primaria de toda enfermedad mental. Algunos vamos tan extraordinariamente lejos en nuestro empeño de evitar los problemas y los sufrimientos que ellos causan que nos alejamos mucho de todo cuanto es claramente bueno y sensato a fin de tratar de encontrar una manera fácil y. éste es un proceso de aprendizaje y crecimiento. casi todos. en mayor o menor medida. Por el contrario. los olvidamos. La mayor parte de nosotros no es tan sabia. dedicación a la verdad y equilibrio. En todo caso. esos medios de experimentar el dolor de los problemas de modo constructivo. nos privamos también de la posibilidad de crecimiento que los problemas nos ofrecen. Diferimos su consideración. Según habremos de ver. es decir.J. Cuando enseñamos la disciplina (a nosotros mismos o a nuestros hijos) nos estamos enseñando y les estamos enseñando a ellos la manera de sufrir y también la manera de desarrollarnos y crecer. la mayoría de nosotros estamos mentalmente enfermos en mayor o menor grado. Quiero decir con esto que debemos enseñarnos a nosotros mismos y enseñar a nuestros hijos la necesidad de sufrir y el valor que ello tiene. Intentamos eludir todos los problemas en lugar de afrontarlos directamente. éstos no son instrumentos complejos cuya aplicación exija gran entrenamiento. aceptación de la responsabilidad. de suerte que si uno procura elidir los 2 Collected Works of C. pretendemos que no existen. ¿Cuáles son estos instrumentos. Dije que la disciplina es el instrumento fundamental que necesitamos para resolver los problemas de la vida. este instrumento comprende varias técnicas de sufrimiento. de quien siempre estará contigo. medios en virtud de los cuales experimentamos el dolor de los problemas de manera tal que los penetramos con esfuerzo y terminamos por resolverlos. La cuestión es. el espíritu humano comienza a encogerse y a marchitarse.G. Digámoslo con las breves y elegantes palabras de Carl Jung: “La neurosis es siempre un sustituto de genuinos sufrimientos”2 Pero el sustituto termina por convertirse en algo más penoso que el sufrimiento legítimo que el que debía evitar. eso que yo llamo disciplina? Hay cuatro: postergación de la gratificación. Princeton. La neurosis misma se convierte en el máximo problema. traducción R. Como los más de nosotros tenemos esa tendencia en mayor o menor grado. con la esperanza de que desaparezcan. 75. procuramos evitar los problemas. cuando eludimos el sufrimiento genuino que resulta de afrontar problemas. Afortunadamente sin embargo algunos tienen el valor de hacer frente a sus neurosis y comienzan a aprender -generalmente con la ayuda de la psicoterapia. N. reyes y presidentes a menudo se olvidan de usarlos con gran detrimento para ellos. se detiene nuestro proceso de crecimiento y quedamos atascados.F.el modo de experimentar el sufrimiento genuino. Procuramos eludirlos para evitarnos sufrimientos. en las enfermedades mentales crónicas. 20. 7 . Huil. Jung. Los ignoramos.C. la necesidad de afrontar directamente los problemas y de experimentar el dolor que ellos nos acarrean. forjamos las más elaboradas fantasías a veces con total exclusi6n de la realidad. Vol. (Princeton University Press) 1973. Como veremos. Bollingen Ser. salud mental completa.. no la complejidad de tales instrumentos. Como tememos el dolor. En efecto. esas técnicas de sufrimiento.

Postergación de la gratificación No hace mucho tiempo una analista de finanzas de unos treinta años se me quejó durante varios meses de la tendencia que tenía a holgazanear en su trabajo. Pero. Durante toda la escuela primaria el niño ejerce diariamente esta temprana capacidad de postergar la gratificación. o la capa de merengue?” “¡Oh. A los doce años algunos niños ya son capaces de sentarse a realizar sus tareas sin que los padres se lo indiquen y antes de ponerse a mirar televisión. descubrí que en cualquier trabajo dado del día la paciente dedicaba la primera hora a la parte más gratificante de su trabajo y luego dejaba el desagradable resto para las otras seis horas. contestó la paciente. sencillamente porque no trabajan. A los quince o dieciséis años se espera esa conducta de los adolescentes y esto es considerado normal. Esa es la única manera decente de vivir. sufrimientos legítimos. más o menos a los cinco años. algunos adolescentes de quince o dieciséis años no parecen haberla desarrollado y algunos hasta parecen carecer enteramente de dicha capacidad. A los seis años los niños pueden comenzar a comer primero la tarta y dejar para lo último el merengue. ya no holgazaneó en su trabajo. su rendimiento escolar es pobre. como cabía esperar. Habíamos examinado las actitudes de la paciente frente al trabajo y al éxito y habíamos establecido que esas actitudes tenían relación con su matrimonio. a veces cuando un niño de cinco años está jugando una partida con un compañero dirá a éste que juegue el primer turno. Este instrumento o proceso de programación es algo que la mayor parte de los niños aprenden en edad temprana. “¿La tarta misma. “¿Qué parte de la tarta prefiere usted?”. un día me atreví a considerar algo que parecía evidente y le pregunté: “¿Le gustan las tartas?” Me contestó que le gustaban.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. La paciente manifestó que estaba de acuerdo y. Son impulsivos y su impetuosidad se derrama también en toda su vida social. que es el amor. Le indiqué que. para luego poder gozar él del suyo. si se obligaba a realizar la parte desagradable de su trabajo en la primera hora. Por ejemplo. no hará uso de estos instrumentos. con su identidad sexual. la paciente continuaba dejando pasar el tiempo en su trabajo así como hacía antes. “¿Y cómo come usted un trozo de tarta?” le pregunté sintiendo que yo debía ser el psiquiatra más tonto de todo el mundo. Sin embargo. A pesar de que su cociente de inteligencia es bueno. de quien siempre estará contigo. y aun cuando se puede vencer ese enojo mediante 8 . pero casi siempre es demasiado tarde. como era una persona con fuerza de voluntad. después quedaría en libertad de disfrutar de las otras seis. especialmente en lo que se refiere a las tareas que deba hacer en su casa. comienzan a verse en dificultades con la policía. Esos adolescentes se molestan ante cualquier intento de intervenir en su vida impulsiva. Dilatar la gratificación es un proceso que supone programar lo agradable y lo desagradable de la vida de manera tal que aumente el placer al experimentar primero el desplacer con el cual se acaba. después de analizarlos uno por uno en la sección siguiente. Pierden clases o faltan completamente a la escuela por cualquier capricho del momento. De su costumbre de comer las tartas pasamos a considerar sus hábitos de trabajo y. Entonces los padres acuden a los psicólogos y psicoterapeutas. Tienen frecuentes riñas. con su deseo de competir con el marido y con sus temores de semejante competencia. Le dije que me parecía que una hora de desplacer seguida por seis horas de placer era preferible a una hora de placer seguida por seis horas desagradables. Si bien muchos tienen una capacidad bien desarrollada de diferir la gratificación. Por eso.. Habíamos analizado sus sentimientos respecto de los jefes y los sentimientos respecto de la autoridad en general y especialmente de sus padres. a pesar de todo este laborioso trabajo psicoanalítico. Por fin. continué. “Primero como la capa de merengue. consideraremos la voluntad de usarlos. la capa de merengue!” Replicó con entusiasmo. “Goza ahora y paga después” es su lema. entran en contacto con las drogas. Ésos son los estudiantes con problemas. como los educadores saben. por supuesto”. a esta edad hay muchos adolescentes que en modo alguno cumplen tal norma.

evitan toda situación importante y penosa. Una de las razones por las que tal disciplina carece de sentido es la de que los propios padres son indisciplinados y por lo tanto sirven como modelos de indisciplina a sus hijos. Faltan a las sesiones. De manera que en general la intervención terapéutica fracasa y esos chicos terminan por abandonar los estudios y continúan en una serie de fracasos que frecuentemente desembocan en desastrosos matrimonios. digna y si muestran la capacidad de ordenar sus propias vidas. mujeres filantrópicas. En última instancia el amor lo es todo. Y no pocas veces padres que ejercen profesiones -médicos. de quien siempre estará contigo. Cuando amamos alguna cosa. aun en hogares caóticos y desordenados en ocasiones está presente el genuino amor. Los pecados de los padres Y a veces en los hogares de esos chicos indisciplinados no falta realmente disciplina parental de alguna clase. Por lo común esos niños son castigados frecuentemente durante toda su niñez: son abofeteados. Son los padres que declaran “Haz lo que digo. Si el padre pega regularmente a la madre. nuestros padres son figuras semejantes a dioses a nuestros ojos infantiles. al niño le parece que ésa es la manera de hacerlas. la impetuosidad de esos jóvenes es tan grande que les impide participar en el proceso psicoterapéutico de una manera significativa. Si un hijo ve que sus padres días tras día se entregan a sus arranques sin disciplina alguna. ¿qué sentido tiene para un chico que su madre lo azote porque él ha pegado a su hermanita? ¿Tiene algún sentido decirle que debe aprender a controlar sus arranques? Como cuando somos pequeños no poseemos el beneficio de la comparación. abogados. son golpeados y azotados por sus padres por cualquier pequeña infracción. Sus mismas vidas son con frecuencia desarregladas y desordenadas de modo que los intentos que hacen para ordenar la vida de sus hijos no parecen a éstos muy razonables. no lo que hago”. Cuando los padres hacen las cosas de cierta manera. se pelean ante los hijos sin dignidad ni racionalidad. llegará a creer hasta en las fibras más profundas de su ser que ésa es la manera en que hay que vivir. echan al mundo hijos que resultan tan indisciplinados. El papel que desempeñan los factores genéticos no es claro. Examinaremos el misterio del amor en partes posteriores de este libro. Si un niño ve que sus padres se conducen día tras día de manera disciplinada. y de esos hogares pueden salir muchachos bien disciplinados. tiempo para gozarla y tiempo para cuidarla. actitudes amistosas y efusivas por parte del terapeuta. sin embargo podría ser útil hacer aquí una breve y limitada mención del amor y de la relación que tiene con la disciplina.y que llevan una vida estrictamente ordenada y decorosa pero sin experimentar genuino amor. 9 .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Las variables no pueden controlarse suficientemente mediante la prueba científica. Pero la mayor parte de los signos apunta claramente a la calidad de su crianza y a la condición de los padres como factores determinantes. víctimas de puñetazos. en hospitales psiquiátricos o en la cárcel. ¿A qué se debe esto? ¿Por qué una mayoría de chicos puede desarrollar la capacidad de postergar la gratificación en tanto que una minoría considerable no logra desarrollar dicha capacidad? La respuesta no se conoce científicamente de una manera absoluta. destructivos y desorganizados como un niño salido de un hogar caótico y pobre. Pero aun más importante que el modelo es el amor. Frecuentemente se muestran borrachos en presencia de los hijos. el hijo llegará a sentir en las más profundas fibras de su ser que así es como hay que vivir. en accidentes. esa cosa es valiosa para nosotros y cuando algo es valioso para nosotros le dedicamos tiempo. ni contención. A veces aparecen desaliñados y hacen promesas que luego no cumplen. Pero semejante disciplina no tiene sentido porque es una disciplina indisciplinada. la manera en que ellos deberían hacerlas. contenida. de puntapiés. En efecto.

Se dan cuenta de que sus padres están dispuestos a sufrir con ellos y aunque tal vez no respondan con gratitud inmediata.es esencial a la salud mental y es la piedra angular de la autodisciplina. les contarán cuentos. palmaditas en la espalda y ligeras reprimendas. luego el sufrimiento no debe de ser tan malo y yo mismo estaría dispuesto a sufrir”. a fertilizar la tierra y a estudiarlos. Al tomarse tiempo para observar las necesidades de sus hijos y pensar en ellas. Por otro lado. se trata de una convicción extremadamente difícil de adquirir durante la edad adulta. como estudian. niños que son realmente amados. a lustrarlo. La buena disciplina exige tiempo. cuando siente en las partes más profundas de su ser que es valorado. a ponerlo a punto. Los padres que dedican tiempo a sus hijos. Y éstos no son ciegos. pero no les dedican un tiempo significativo. Esos niños nunca se engañan enteramente semejantes palabras huecas. a repararlo. a protegerlos. los padres que los aman frecuentemente se encontrarán debatiéndose con las decisiones que deben tomar y en un sentido muy real sufrirán junto con sus hijos. sin examinar el problema y sin pararnos a considerar qué forma de disciplina es la más apropiada para el problema en cuestión. O si nos vemos obligados a emprender alguna acción por sus fechorías y por nuestra irritación. El sentimiento de ser valioso -“Soy una persona valiosa”. apretando un poco allá. pero inconscientemente saben que las palabras de sus padres no están a la altura de sus actos. De manera que la cualidad de la disciplina suministrada por padres cariñosos es superior a la disciplina de padres que no son cariñosos. cuando los niños 10 . Les damos nuestro tiempo. Y ese conocimiento vale más que todo el oro del mundo. En efecto. les darán un abrazo y un beso. empleando siempre reflexión y cuidado. Pero esto es sólo el comienzo. Ese sentimiento es un producto directo del amor parental. Si su necesidad de nosotros es lo bastante grande para molestar a nuestra conciencia. destinamos mucho tiempo a admirarlos y a cuidarlos. cuando un niño sabe que es valorado. Habrán de observar de qué manera comen sus hijos. Lo mismo ocurre cuando amamos a los hijos. se siente en verdad valioso. impondremos la disciplina a menudo de modo brutal. o con un elogio. aunque en momentos de enojo pueden conscientemente sentir y proclamar que se los descuida. Cuando no tenemos tiempo para dedicar a nuestros hijos o no estamos dispuestos a dedicárselo. escucharán a sus hijos y les responderán aflojando un poco aquí. El tiempo y la calidad del tiempo que los padres les dedican indican a los hijos el grado en que son valorados por los padres. Y debe cobrarse durante la niñez. Éste es el comienzo de la autodisciplina. les leerán libros. inconscientemente se saben valorados. Inversamente. ni siquiera los observamos lo suficiente para darnos cuenta de cuando ellos expresan sutilmente la necesidad que tienen de nuestra disciplina y ayuda. por cólera antes que por deliberación. Obsérvese a un adolescente enamorado de su automóvil y véase cuánto tiempo dedica a admirarlo. observarán cuándo dicen mentiras. aun cuando éstos no hayan cometido una obvia fechoría. también ellos aprenderán a sufrir y se dirán: “Si mis padres están dispuestos a sufrir conmigo. Algunos padres que verdaderamente no sienten amor por sus hijos intentan encubrir su falta de cariño haciendo frecuentes declaraciones de amor a sus hijos y repetida y mecánicamente les dicen que son valorados. aun podemos ignorar esa necesidad alegando que es mejor dejarlos que hagan lo que quieran y decimos “hoy no tengo la fuerza necesaria para ocuparme de ellos”. cuándo eluden problemas en lugar de afrontarlos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Conscientemente suelen aferrarse a ellas pues desean creer que son amados. O considérese una persona madura que posee un amado rosedal y cuánto tiempo dedica a podar los rosales. perciben en esos niños sutiles necesidades de disciplina a las cuales los padres habrán de responder con una suave exhortación o con una reprimenda. de quien siempre estará contigo. Y entonces se tomarán el tiempo necesario para llevar a cabo estas correcciones y ajustes menores.

Si lo hubiera valorado no se permitiría pasar la mayor parte de su jornada laboral de manera tan desdichada e improductiva. al llegar a la adolescencia el niño habrá perdido el miedo a ser abandonado y experimentará en cambio una profunda sensación interior de que el mundo es un lugar seguro. en el cual hallará protección cuando la necesite. está siempre presente y es accesible cuando se la necesita. El sentimiento de ser valioso constituye una de las bases de la autodisciplina porque cuando uno se considera valioso se cuida a si mismo de todas las maneras que sea necesario. ya por deserción. como en el caso de la analista de finanzas. Otros. y con razón. aprendieron en virtud del amor de sus padres a sentirse valiosos. Ese temor de ser abandonados comienza alrededor de los seis meses. Esos padres sacrifican el amor por su necesidad de controlar y dominar a los hijos y lo que logran es niños 11 . No dejó de tener consecuencias para ella el hecho de que en su niñez los padres la enviaran a pasar las vacaciones escolares al campo con un matrimonio contratado. lo mismo que el hogar y los padres. por ejemplo. La analista de finanzas que holgazaneaba en su trabajo no valoraba su tiempo. Como resultado de experimentar un coherente amor parental y cariñosos cuidados durante toda la niñez. Pero muchos no son tan afortunados. para alcanzar este fin. separado de sus padres. sencillamente por falta de interés. sino también con un profundo sentido interno de seguridad. aun cuando en otros aspectos sean relativamente ignorantes o insensibles. Y al percibirse como individuo separado se da cuenta de que como tal es enteramente impotente. tan pronto como el pequeño es capaz de percibirse como un ser individual. Una vez que logró darse cuenta de que su tiempo era valioso. No sentía que en su caso valiera la pena disciplinarse. necesitaba la más elemental instrucción en cuanto a disciplina porque le faltaba una estimación realista de su propio valor y del valor de su tiempo. No deseaban cuidarla. de quien siempre estará contigo. perciben instintivamente el miedo de los pequeños a ser abandonados y por eso día tras día repiten centenares y millares de veces palabras que los tranquilicen: “Sabes que mamá y papá no te van a dejar solo”. “Mamá y papá no se olvidarán de ti ciertamente”. El mensaje que dan a sus hijos es: “Si no haces exactamente lo que deseo que hagas. A pesar de que era una mujer inteligente y competente. Por supuesto significa abandono y muerte. esos niños afortunados entran en la edad adulta no sólo con una profunda sensación interna de su propio valor. Todos los niños tienen miedo de que los abandonen.. ya por simple negligencia o. aunque los padres podrían haberse hecho cargo perfectamente de la niña si así lo hubieran deseado. medios de supervivencia. es casi imposible que las vicisitudes de la vida adulta les destruyan esa convicción. ser abandonado por sus padres equivale a la muerte. si bien no son realmente abandonados. Si estas palabras van acompañadas por obras durante meses y años. sentiremos que también nuestro tiempo es valioso y si sentimos que es valioso. que no valía la pena ocuparse de ella. que está totalmente desamparado y que se encuentra por entero a merced de sus padres en lo que se refiere a todas las formas de sustento y. Y así la niña creció sintiendo que era algo de poco valor. Si nos sentimos valiosos. no te querré más y ya puedes imaginarte lo que eso podría significar”.. La autodisciplina implica estimarse y cuidarse a sí mismo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Por ejemplo -puesto que estamos discutiendo el proceso de postergar la gratificación y de ordenar y programar el tiempo. mamá y papá volverán para buscarte”. Para el niño. Un número sustancial de niños son realmente abandonados por sus padres durante. desearemos emplearlo bien. y por lo tanto ella misma no se estimaba ni se cuidaba. “Por supuesto.. naturalmente deseó organizarlo para usarlo mejor. Sencillamente no la valoraban. La mayor parte de los padres. ya por muerte.examinemos brevemente la cuestión del tiempo. Con ese sentimiento interno de seguridad. no reciben de sus padres las tranquilizadoras palabras de que no se los abandonará. ese niño tiene la libertad para dilatar la gratificación de uno u otro género pues sabe seguramente que la oportunidad de obtener gratificación. la niñez. hay algunos padres que en su deseo de imponer disciplina del modo más fácil y rápido amenazan con el abandono abierta o sutilmente.

A los treinta y siete años aprendí a reparar cosas. Una vez que estuve cómodo. que posean un sentido del propio valor y cierto grado de confianza en la seguridad de su existencia. Cuando un niño no ha recibido estos dones de sus propios padres. también me tomé mi tiempo para examinar la situación. excesivamente temerosos del futuro. abandonados psicológicamente o realmente. “Eso le ocurre porque no se toma el tiempo suficiente”. En suma. debajo del asiento del conductor del automóvil. Reanudé mi paseo. y no están dispuestos a desechar ninguna gratificación o seguridad en el presente por la promesa de una gratificación o seguridad mayor en el futuro. Resolver problemas y tomarse tiempo Hemos considerado algunas de las maneras en que el amor parental o su falta pueden influir en el desarrollo de la autodisciplina en general y en la capacidad de diferir la gratificación en particular. casi todos mis intentos de hacer trabajos de plomería. esos cuidados son los dones más preciosos que madres y padres pueden legar. examinemos ahora algunas de las maneras más sutiles pero más devastadoras en que la incapacidad de dilatar la gratificación afecta la vida de la mayor parte de los adultos. “¿No podría tener razón ese hombre?” me pregunté. Lo miré todo durante varios minutos. pero en ese caso el proceso de adquisición es invariablemente un penoso camino cuesta arriba que a menudo dura toda la vida y que a menudo resulta infructuoso. imperfecto e incompleto. Me eché al suelo. en que mientras daba un paseo un domingo de primavera. algún tanto inquieto por la simplicidad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. de quien siempre estará contigo. perciben el mundo como algo peligroso y temible. lo cual nos permite pasar por el colegio y la universidad y lanzarnos a la vida adulta sin ir a parar a la cárcel. terminaban en el fracaso. pero no sabía exactamente lo que había que hacer. aunque los más de nosotros afortunadamente desarrollamos suficiente capacidad de dilatar gratificaciones. encontré a un vecino que estaba reparando una cortadora de césped. la confusión y la frustración. de suerte que nuestra capacidad para resolver los problemas de la vida es también imperfecta e incompleta. nuestro desarrollo suele ser. me consideraba un tonto en materia de mecánica. De alguna manera aquello me quedó grabado y a la vez siguiente que tuve la oportunidad de hacer una reparación menor recordé ante todo que debía tomarme tiempo. Después de saludarlo observé: “¡Vaya. sin apresurarme. Estaba convencido de que era deficitario en cuanto a algún gen o que sufría alguna maldición de la naturaleza que me negaba la capacidad mecánica. puede quizá adquirirlos de otras fuentes. lo admiro a usted: yo nunca fui capaz de arreglar esta clase de cosas o algo parecido”. entran en la edad adulta careciendo del profundo sentimiento de que el mundo es un lugar seguro en el que puede hallarse protección. Me tomé todo el tiempo necesario para sentirme cómodo. es necesario que tengan modelos disciplinados. para que los niños desarrollen la capacidad de postergar gratificaciones. Después advertí claramente una especie de pequeño picaporte que impedía soltar el freno. Estas “posesiones” se adquieren idealmente en virtud de la autodisciplina y de los cuidados congruentes y genuinos de los padres. cuando estaba al cabo de mis treinta y siete años de edad. sin vacilar un solo instante me replicó. Por el contrario. caños y varillas cuya significación no conocía. logré localizar el aparato del freno y recorrer con la vista todas sus partes. arreglar juguetes o armar algún mueble según las jeroglíficas instrucciones contenidas en un folleto. Luego llegó un día. El freno de mano del automóvil de una paciente había quedado trabado y ella sabía que algo había que hacer debajo del guardabarros para soltarlo. Con toda lentitud estudié esa pieza hasta que 12 . Pero poco a poco. Mi vecino. En efecto. Antes. al principio lo que vi fue una confusa maraña de cables. A pesar de habérmelas compuesto para aprobar todas las materias de la facultad de medicina y para mantener una familia en mi condición de psiquiatra de más o menos éxito. ello no obstante. Y así esos niños. puesto que el futuro les parece ciertamente dudoso. la espontaneidad y el carácter categórico de su respuesta.

La analista de finanzas ya mencionada era fundamentalmente una madre amorosa y dedicada a sus dos hijitos. el resultado era que las soluciones que encontraba resultaban generalmente inapropiadas. comenzó a tener citas con la mujer. sin detenerse a considerar si semejante decisión tenía algo que ver con el problema-. solucionar un problema representaba una gratificación. Afortunadamente. yo habría metido torpemente la cabeza debajo del guardabarros del automóvil de mi paciente. Un viajante de comercio soltero de treinta años. Para ella. Sé que yo y cualquier otro que no sea mentalmente deficiente puede resolver todo problema si está dispuesto a tomarse su tiempo. los obligaba a comer más en el desayuno o los mandaba a la cama temprano. Una vez que la paciente cobraba conciencia de su problema personal exigía una solución inmediata y no estaba dispuesta a tolerar su desazón lo bastante como para poder analizar el problema. hacía lo primero que se le pasaba por la cabeza en unos pocos segundos -por ejemplo. ¿Qué haré?”. El viajante sabía que el banquero era un hombre permanentemente iracundo que estaba muy alterado por el hecho de que su mujer lo hubiera abandonado. La cuestión aquí era una cuestión de tiempo. como no habría resultado nada constructivo. pero era también una madre bastante poco eficiente. un banquero. recientemente separada. o bien. así como antes yo no me tomaba tiempo para resolver problemas mecánicos. en la manera de afrontar problemas hay algo más primitivo y más destructivo que los inapropiados intentos de hallar soluciones instantáneas. de otro miembro del grupo. Nuestro hombre sabía 13 . No estamos hablando aquí de defectos esotéricos asociados tan sólo con personas que exhiben perturbaciones psiquiátricas. La cuestión es importante porque mucha gente sencillamente no se toma el tiempo necesario para resolver problemas intelectuales.. ¡Ya era un mecánico maestro! En realidad. Pero luego inevitablemente adoptaba dos tipos de acción con los niños: o bien. un solo movimiento. una pequeña presión de mi dedo y el problema estaba resuelto. Antes de mi “iluminación” mecánica. acudía a la siguiente sesión terapéutica conmigo -el encargado de reparar cosas. ¿Quién de nosotros puede decir que infaltablemente dedica tiempo suficiente a analizar los problemas de sus hijos olas tensiones que se perciben en el seno de la familia? ¿Quién de nosotros es tan autodisciplinado que nunca diga resignadamente ante problemas de la familia: “Esto está más allá de mi capacidad”? En realidad. comprendí que si la empujaba hacia arriba con la punta del dedo se movería fácilmente y soltaría el freno. Pero ahora sé que se trata de una elección que yo hago y no de una maldición o de un defecto genético y que no soy un incapacitado ni un impotente en cuestiones mecánicas.“. Es la esperanza de que los problemas desaparezcan por sí solos. Por eso por lo común suelo acudir al hombre especializado para una determinada reparación. pero era incapaz de dilatar esa gratificación por más de dos o tres minutos.. sociales o espirituales de la vida.y desesperada declaraba: “Está más allá de mi capacidad. La analista de finanzas es un ser humano corriente. y como perseverara en la terapia. que estaba haciendo terapia de grupo en una pequeña ciudad. y así lo hice.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Esa mujer tenía una mente muy aguda y analítica y cuando no holgazaneaba era perfectamente capaz de resolver complejos problemas en su trabajo. no tengo los conocimientos ni el tiempo disponible para hacer reparaciones mecánicas puesto que he preferido concentrar mi tiempo en cuestiones no mecánicas. habría palpado unos cuantos cables sin tener la más remota idea de lo que estaba haciendo y luego. de quien siempre estará contigo. Estaba atenta y se preocupaba lo bastante como para percibir cuando los hijos padecían algún tipo de problema emocional o cuando algo no marchaba bien en su modo de criarlos. me habría levantado y habría dicho: “Esto está más allá de mi capacidad. Pero cuando se encontraba frente a un problema personal se conducía como si careciera enteramente de inteligencia. Y esa es precisamente la manera en que muchos de nosotros afrontamos otros problemas de nuestra vida diaria. poco a poco fue aprendiendo a disciplinarse y a tomar el tiempo necesario para analizar los problemas de la familia y encontrar soluciones efectivas y bien pensadas. de suerte que su familia se encontraba en una crónica agitación.

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

que no era honesto ni con el grupo ni con el banquero no confiar sus relaciones con la ex
mujer del banquero. También sabía que era casi inevitable que tarde o temprano el
banquero se enteraría de aquellas relaciones. Sabía que la única solución sería confesarlo
todo al grupo y soportar la cólera del banquero con el apoyo del grupo. Pero no hizo nada.
Al cabo de tres meses el banquero se enteró de aquellas relaciones, se enfureció como cabía
esperar y se valió del incidente para abandonar la terapia. Cuando los miembros del grupo
le hicieron notar su desastrosa conducta, el viajante de comercio dijo: “Yo sabía que hablar
sobre el asunto traería una disputa y supongo que me pareció que si no decía nada tal vez
podría salir del asunto sin ninguna pelea. Seguramente pensé que si aguardaba lo suficiente
el problema desaparecería por su cuenta”.
Los problemas no desaparecen. Es menester vivirlos, experimentarlos, pues de otra
manera permanecen y constituyen para siempre una barrera que se opone al desarrollo y
crecimiento del espíritu.
Los miembros del grupo hicieron comprender al viajante de manera bastante clara que
su tendencia a no considerar los problemas, ignorándolos con la esperanza de que
desaparecerían por si mismos, era el principal problema. Cuatro meses después, a
principios del otoño, el viajante de comercio obedeciendo a sus fantasías abandonó
repentinamente su trabajo de ventas y puso un negocio propio de reparación de muebles
que no le exigía viajar. El grupo deploró que su amigo pusiera todos los huevos en una sola
canasta y también dudó de la prudencia de hacer aquel cambio cuando se aproximaba el
invierno, pero el viajante de comercio les aseguró que ganaría lo suficiente en su nuevo
negocio. No se habló más del asunto. Luego, a principios de febrero, el hombre anunció
que debía abandonar el grupo porque ya no podía pagar los honorarios. Estaba
completamente arruinado y ahora debía comenzar de nuevo a buscar otro trabajo. En cinco
meses había reparado un total de ocho piezas de mueblería. Cuando le preguntaron por qué
no había empezado a buscar antes un trabajo, replicó: “Hace seis semanas sabía que el
dinero se me estaba yendo rápidamente, pero no podía creer que llegaría a este punto. La
cuestión no me parecía muy urgente, pero ¡vaya! es urgente ahora”. Claro está, el hombre
había ignorado su problema. Lentamente comenzó a vislumbrar que hasta no resolver este
problema capital suyo de ignorar los problemas nunca iría más allá del primer paso, ni
siquiera con la ayuda de toda la psicoterapia del mundo.
Esta inclinación a ignorar problemas es a su vez una simple manifestación de la
actitud de no estar dispuesto a postergar las gratificaciones. Como dijimos, afrontar
problemas es penoso. Afrontar un problema voluntariamente y temprano, antes de que nos
veamos obligados por las circunstancias a afrontarlo, significa hacer a un lado algo
agradable o menos penoso para emprender algo más penoso. Significa decidir sufrir ahora
con la esperanza de de una gratificación futura en lugar de continuar entregándonos a la
gratificación presente con la esperanza de que el sufrimiento futuro no sea necesario.
Puede parecer que el viajante de comercio que pasaba por alto problemas tan
palmarios fuera emocionalmente inmaduro o psicológicamente primitivo, pero vuelvo a
decirlo, era un hombre ordinario, corriente y su inmadurez y su primitivismo están en todos
nosotros. Un gran general que mandaba un ejército me dijo una vez: “El único gran
problema de este ejército o, supongo, de cualquier organización, es el de que la mayor parte
de los jefes permanece en sus unidades mirando los problemas, contemplándolos bien de
frente, sin hacer nada, como si los problemas fueran a desaparecer si ellos permanecen allí
sentados el tiempo suficiente”. Ese general no estaba hablando de débiles mentales o de
hombres anormales; hablaba de otros generales y coroneles, hombres maduros de probada
capacidad y entrenados en la disciplina.
Los padres son como ejecutivos y a pesar de que por lo común están mal preparados
para esta tarea, ella puede ser tan compleja en sus detalles como dirigir una compañía o una
corporación. Y lo mismo que los jefes del ejército, la mayor parte de los padres advertirá
14

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

problemas en sus hijos o en sus propias relaciones con los hijos durante meses o años antes
de emprender una acción efectiva, si es que la emprenden alguna vez. “Pensábamos que tal
vez desaparecería con la edad” dicen los padres cuando acuden al psiquiatra de niños con
un problema que ya dura cinco años y con respecto a la complejidad de la situación de ser
padres hay que reconocer que las decisiones parentales son difíciles y que con frecuencia a
los niños “el mal se les pasa con la edad”. Pero casi nunca hace daño tratar de ayudar a que
se les pase o considerar más atentamente el problema. Y si bien a menudo a los niños “se
les pasa con la edad”, muchas veces no ocurre esto; y, como acontece con tantos otros
problemas, cuanto más tiempo se ignoren las dificultades de los niños más crecen y más
difíciles son de resolver.
La responsabilidad
No podemos resolver los problemas de la vida sino resolviéndolos. Esta afirmación
puede parecer tontamente tautológica o evidente por sí misma, y sin embargo está
aparentemente más allá de la comprensión de muchos representantes del género humano.
Esto se debe a que debemos aceptar la responsabilidad de un problema antes de resolverlo.
No podemos resolver un problema diciendo “no es mi problema”. No podemos resolver un
problema esperando que otro lo resuelva por nosotros. Puedo resolver un problema
solamente cuando digo: “Éste es mi problema y me corresponde a mí resolverlo”. Pero
muchos, demasiados, procuran evitar la molestia de sus problemas diciéndose: “Este
problema me fue provocado por otra persona o por circunstancias sociales que están más
allá de mi control y, por lo tanto, corresponde a esa otra persona o a la sociedad resolver
este problema por mí. Realmente no es mi problema personal”
Hasta qué punto llegan psicológicamente algunas personas en su intento de evitar
asumir la responsabilidad de problemas personales, es algo que si bien es siempre triste,
resulta a veces casi ridículo. Un sargento del ejército, acantonado en Okinawa, que se
hallaba en serias dificultades por entregarse excesivamente a la bebida, me fue remitido
para que realizara su evaluación psiquiátrica y, de ser posible, para que lo ayudara. El
hombre negó que fuera un alcohólico y hasta que el alcohol fuera un problema personal y
decía:
—En Okinawa por las noches no hay nada que hacer, salvo beber.
—¿No le gusta leer? —le pregunté.
—Oh, sí, claro está, me gusta leer.
—Entonces, ¿por qué no lee por las noches en lugar de beber?
—En los cuarteles hay demasiado ruido para poder leer.
—Bien, pero entonces, ¿por qué no va a la biblioteca?
—La biblioteca está muy lejos.
—¿Está la biblioteca más lejos que el bar que usted frecuenta?
—Bueno, la verdad es que no soy muy buen lector. Mi interés no está en eso.
—¿Le gusta la pesca? —le pregunté entonces.
—Por cierto, me encanta pescar.
— ¿Por qué no va a pescar en lugar de beber?
—Porque tengo trabajo durante todo el día.
—¿No puede usted pescar por la noche?
15

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

—No, en Okinawa no se pesca de noche.
—Pero si —le dije—. Conozco varias organizaciones que pescan aquí por la noche.
¿Quiere que lo ponga en contacto con algunas de ellas?
—Bueno, realmente, no me gusta pescar.
—Por lo que usted dice —aclaré—, en Okinawa hay otras cosas que hacer que no son
beber, pero en Okinawa lo que más le gusta a usted hacer es beber.
—Sí, supongo que es así.
—Pero la bebida lo está poniendo en dificultades, de modo que usted se encuentra
frente a un problema real, ¿no es así?
—Esta maldita isla haría beber a cualquiera.
Durante un rato continué tratando de convencer al sargento, pero éste en modo alguno
estaba interesado en ver su inclinación a beber como un problema personal que podría
resolver con ayuda o sin ayuda, de modo que lamentándolo mucho comuniqué al
comandante que no era posible prestar ayuda a aquel hombre, que continuó bebiendo y que
terminó por quedar separado del servicio en la mitad de su carrera.
Una esposa joven, que residía también en Okinawa, se cortó la muñeca con una
navaja de afeitar e inmediatamente fue conducida a la sala de urgencia donde la entrevisté.
Le pregunté por qué había hecho eso.
—Quería matarme, por supuesto.
—¿Por qué quería matarse?
—Porque no soporto vivir en esta maldita isla. Usted tiene que hacerme volver a los
Estados Unidos. Me mataré si debo permanecer aquí más tiempo.
—¿Que es lo que le hace tan penoso vivir en Okinawa? —le pregunte.
La mujer rompió a llorar y en medio de sus sollozos dijo:
—Aquí no tengo amigos, estoy siempre sola.
—Eso es ciertamente malo. ¿Cómo no logró hacer amistades?
—Tengo que vivir en esa estúpida zona de Okinawa en la que ninguno de mis vecinos
habla inglés.
—¿Por qué no va en su automóvil a la zona residencial norteamericana o al club de
señoras durante el día para entablar alguna amistad?
—Porque mi marido se lleva el automóvil para ir a su trabajo.
—¿Y no podría llevarlo usted misma al trabajo puesto que está sola durante todo el
día y se aburre? —pregunté.
—No. Es un coche con caja de cambios de marcha manual, y yo no sé manejar un
automóvil de esa clase; sólo sé conducir los que tienen caja automática.
—Pero usted podría aprender a conducir un automóvil con caja manual.
La mujer se quedó mirándome y luego exclamó:
—¿En estos caminos? Usted debe de estar loco.
Neurosis y trastorno de carácter
16

17 . llegó a ser secretaria de redacción de una revista y por fin se casó con un editor de éxito. Deseo saber qué es lo que hay en mí que me hace tan impopular. la persona que presenta trastornos de carácter no la asume lo suficiente. antes bien. lo cual indica que la imagen de sí mismo que se forjó el individuo lo presenta como un hombre o una mujer inferior que siempre se queda corto. y “tuve que”. que siempre toma decisiones equivocadas. automáticamente sienten que el mundo tiene la culpa. se puso a estudiar mientras educaba a sus hijos. estas dos afecciones son desórdenes de responsabilidad y como tales son dos modos opuestos de estar en relación con el mundo y con sus problemas. El discurso de una persona con desórdenes de carácter se distingue en cambio por expresiones como estas “no puedo”. debería ser más sociable. que él no tenía la culpa de ello. son fáciles de tratar con psicoterapia porque asumen la responsabilidad de sus dificultades y por lo tanto comprenden que tienen problemas. de manera que no llegan a reconocer la necesidad del autoexamen. y no ellos. Cuando los neuróticos se encuentran en un conflicto con el mundo automáticamente sienten que ellos mismos tienen la culpa de la situación. Los que presentan trastornos de carácter son mucho más difíciles de tratar. Para decirlo en términos sencillos. En el curso de la terapia vino a darse cuenta de que era una persona extraordinariamente inteligente y ambiciosa y de que se sentía incómoda con las mujeres de los otros sargentos. si bien constituía su problema. En verdad. pienso que a las demás mujeres no les gusto. La mayor parte de las personas que van a ver a un psiquiatra sufren de lo que se llama una neurosis o un desorden de carácter. Felizmente. “no podría”. muchos individuos padecen de una neurosis y de un trastorno de carácter y se los remite al psiquiatra con el diagnóstico de “neuróticos de carácter”. cuando los que sufren desórdenes de carácter están en conflicto con el mundo. porque no se ven a sí mismos como la fuente de sus problemas. a menudo es posible luego inducirlos a examinar y corregir su falta de disposición a asumir responsabilidades cuando corresponde hacerlo. los neuróticos. pero no me siento cómoda en ese lugar. con lo cual se indica que en algunos sectores de su vida los pacientes se sienten abrumados de culpabilidad por haber asumido una responsabilidad que no es realmente de ellos. El neurótico asume demasiada responsabilidad. y la mujer también consideraba que no podía hacer nada para remediar su aislamiento. las cuales muestran la imagen de una persona que no tiene ningún poder de decidir. consideran que el mundo. Posteriormente se divorció. de quien siempre estará contigo. comparados con personas que exhiben desórdenes de carácter. tendría que ser capaz de hacer amigos con mayor facilidad. Como cabría imaginar. porque era mucho más inteligente y ambiciosa que aquellas mujeres y el marido. Llegó a comprender que su soledad. por otra parte. “tengo que”. no se debía necesariamente a una falta o defecto suyo. Una mujer neurótica. mientras que en otros sectores de su vida no asumen con realismo la responsabilidad que les corresponde. si no ya imposible. que también sentía que estaba sola y aislada en Okinawa se quejaba: —Todos los días me voy en mi automóvil al club de mujeres de suboficiales y trato de entablar alguna amistad. cuya conducta está completamente dirigida por fuerzas exteriores que se hallan por entero fuera de su control. Aquella mujer se atribuía toda la responsabilidad por estar sola y sentía que ella era la única culpable. El discurso del neurótico se distingue por expresiones tales como “yo debería” “tendría que” y “no debería”. Los dos personajes que acabamos de mencionar padecían de trastornos de carácter: el sargento sentía que su inclinación a la bebida se debía a Okinawa. así como con su propio marido. Hasta los modos de expresión de los neuróticos y de los que presentan trastornos de carácter son diferentes. es lo que debe cambiar.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. una vez que se ha logrado infundir en tales individuos confianza en el proceso psicoterapéutico al ayudarlos en la parte neurótica de su personalidad. Algo debe andar mal en mí.

Tienden a desentenderse de sus hijos de mil maneas sutiles en lugar de dedicarles la necesaria atención. Esto se debe a que el problema de distinguir aquello de que somos responsables y aquello de que no somos responsables en esta vida es uno de los máximos problemas de la existencia humana. Como eluden toda responsabilidad. ignora el problema. esos padres a menudo transfieren esa 18 . Es un problema que nunca llega a resolverse por completo. representan una “mala influencia” en sus propios hijos. claro está. para aprovechar esas oportunidades es menester. Se dice que “los neuróticos se hacen infelices y los que padecen trastornos de carácter hacen infelices a todos los demás”. pueden ser excelentes padres siempre que su neurosis sea relativamente leve y no se sientan tan abrumados por responsabilidades innecesarias que le queden exiguas energías para las necesarias responsabilidades del papel de padres. (que es lo que esencialmente permite que cada uno de nosotros pueda beneficiarse con la psicoterapia si está seriamente determinado a participar en el proceso). Pocos de nosotros escapamos de ser neuróticos o de padecer algún trastorno de carácter. Los neuróticos. como ya dije. Para llevar a cabo este proceso adecuadamente debemos estar resueltos a sufrir un autoexamen continuo y debemos poseer la capacidad de soportarlo. el niño que no es amado por sus padres siempre supone que no es digno de amor en lugar de ver en los padres una deficiencia en su capacidad de amor. Esta actitud. durante toda la vida debemos estimar y tornar a estimar continuamente dónde están nuestras responsabilidades en medio del continuo cambio de los acontecimientos. según insisten. Y esto requiere a su vez amor por parte de los padres que deben asumir su responsabilidad para fomentar el crecimiento de los hijos. Por ejemplo. Pero. Análogamente. que los padres sean sensibles a las necesidades de los hijos y que estén dispuestos a dedicarles tiempo y esfuerzos para ayudarlos a satisfacer esas necesidades. Por otro lado. Y esa capacidad o disposición no es inherente a ninguno de nosotros. Lo mismo que en otros ámbitos de su vida esos padres no asumen la apropiada responsabilidad de ser padres. Por fin. Por ejemplo. esos padres con desórdenes de carácter sirven como modelos de irresponsabilidad a sus hijos. por lo menos en cierta medida. en sus esfuerzos por eludir toda responsabilidad en cuanto a sus propias vidas. todos los niños padecen de neurosis. todos los niños presentan trastornos de carácter puesto que su tendencia instintual los lleva a negar su responsabilidad en el caso de muchos conflictos en que se encuentran. entonces los padres pueden hacerles ver la tendencia a evitar o eludir la responsabilidad de sus propias acciones o pueden tranquilizarlos en cuanto a ciertas situaciones de las cuales los niños no tienen la culpa. Muchas cosas pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos en este proceso de maduración. los padres con trastornos de carácter automáticamente echarán la culpa al sistema escolar o a otros niños que. Y esta operación de estimar y tornar a estimar no deja de ser penosa aunque se la cumpla adecuada y conscientemente. Y entre las personas a quienes hacen infelices 1os padres con desórdenes de carácter están en primer lugar sus hijos. Miles de veces se les presentan oportunidades de hacerlo durante el crecimiento de los hijos. Cuando los chicos llegan a ser delincuentes o cuando tienen dificultades en la escuela. En cambio.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En cierto sentido. dos hermanos que se pelean se culparán siempre recíprocamente de haber iniciado la pelea y cada uno negará que sea él el culpable. que felizmente no se dan cuenta de que tratan a sus hijos con nocivo espíritu destructivo. También los que entran en la adolescencia y todavía no logran concertar citas o no alcanzan éxitos en los deportes se consideran seres humanos seriamente deficitarios en lugar de verse como los jóvenes perfectamente lozanos que en realidad son. hay muchas cosas que los padres pueden hacer para obstaculizar este proceso de maduración. ya que instintivamente asumen la responsabilidad de ciertas privaciones que experimentan. pero que no comprenden todavía. a causa de su tendencia a asumir responsabilidades. las personas con desórdenes de carácter resultan padres desastrosos. de quien siempre estará contigo. Sólo por obra de una vasta experiencia y un largo y feliz proceso de maduración cobramos la capacidad de ver el mundo y el lugar que ocupamos en él de manera realista y sólo así estamos en condiciones de estimar con realismo nuestra responsabilidad frente a nosotros mismos y al mundo.

Yo solía ver los míos dos o tres veces por semana. al jefe. porque. de quien siempre estará contigo. como malas influencias. los hijos a menudo aceptan esta responsabilidad y en la medida en que la acepten llegarán a ser neuróticos. ¿Qué le parece que debería hacer? 19 . esos mismos rasgos de carácter se extienden por lo común a su matrimonio. Sentí que el hombre me había comprendido y le dije: —Gracias. veo que tiene usted un problema. Mac me dijo con gran simpatía: —Bueno. me encontré trabajando muchas más horas que ellos. Huir de la libertad Cuando un psiquiatra da el diagnóstico de un trastorno de carácter lo hace porque resulta relativamente llamativa la tendencia del individuo en cuestión a eludir responsabilidades. Así proyectan su desasosiego a la sociedad. el racismo. a sus amistades y a sus negocios. el sexismo. Cuando terminé de hablar y al cabo de un instante de silencio. pero así cesan de resolver los problemas de la vida. En consecuencia. el gobierno. El dicho de la década de 1960 (atribuido a Eldridge Cleaver) se refiere a todos nosotros en todo momento: “Si uno no es parte de la solución. En la clínica se nos asignaba por turno de rotación nuevos pacientes a mis colegas y a mí. Como les falta la capacidad de comprender cuán inapropiada es esta actitud. De esta manera tales padres están diciendo realmente a sus hijos: “Vosotros sois los responsables de la calidad de mi matrimonio... Debo a Mac Badgely la curación de mi sutil trastorno de carácter que me aquejaba a los treinta años. la sociedad. casi todos nosotros de vez en cuando tratamos de eludir -de maneras que pueden ser muy sutiles. Y esto es inevitable.la molestia de asumir la responsabilidad de nuestros propios problemas. nada se hace para resolverlos. Los padres mismos echan sus pecados sobre sus hijos.. el “sistema”) de sus problemas. entonces es parte del problema”. cesan de crecer espiritualmente y se convierten en un peso muerto para la sociedad .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. según dijimos. al hijo. o se la echan a alguna otra cosa. Mac me escuchó con mucha atención sin interrumpirme en ningún momento. al amigo. De esta manera los padres que presentan trastornos de carácter producen casi invariablemente hijos neuróticos o con desórdenes de carácter. le pregunté si no podría durante unas pocas semanas verme eximido de aceptar nuevos pacientes para poder así ordenar mi tiempo. En aquel momento Mac era el director de la clínica psiquiátrica para pacientes externos en la que yo estaba completando mi formación psiquiátrica como médico residente. cosa que me contrariaba en extremo. Al rechazar su propia responsabilidad esas personas pueden sentirse tranquilas consigo mismas. a toda esfera de su existencia en la que no asumen su responsabilidad propia. No sólo en su papel de padres estos individuos con desórdenes de carácter son negativos y destructivos. responsabilidad a sus hijos y dicen: “La única razón por la que continúo casada con vuestro padre (o madre) son ustedes. chicos” o “Vuestra madre es un manojo de nervios a causa de vosotros” o “Yo podría haber ido a la universidad y haber tenido éxito si no hubiera tenido que mantenerlos”.. Fui pues a ver al doctor Badgely y le expliqué la situación. A medida que iba cobrando conciencia de mi profundo enojo y como me sentía cada vez más agotado comprendí que algo tenía que hacer para remediar aquello. Cuando individuos con desórdenes de carácter echan la culpa a otro (al cónyuge. veía cómo mis colegas abandonaban la clínica a las cuatro y media todas las tardes para irse a su casa. ¿Sería factible? Le pregunté a él si se le ocurría otra solución. Los demás psiquiatras solían ver a sus pacientes sólo una vez por semana. Tal vez porque yo me dedicaba más a mis pacientes que los demás colegas residentes. de mi salud mental y de mi falta de éxito en la vida”. en tanto que a mi todavía me aguardaban citas hasta las ocho o nueve de la noche. Sin embargo. al padre. no se puede resolver un problema si el individuo no asume la responsabilidad de resolverlo. la escuela. esos problemas persisten.

Usted. era la manera en que yo había decidido vivir mi vida y ordenar las cosas que tenían prioridad para mí. Atienda pues voy a decírselo de nuevo. Mi tiempo era responsabilidad mía. si así lo deseaba. aparentemente usted no oyó lo que le dije. Sencillamente ya no tenía sentido enojarme con ellos por el hecho de que hubieran elegido un estilo de vida diferente del mío cuando yo era completamente libre de hacer lo que ellos hacían. Podría resultarme penoso ver cómo mis colegas abandonaban sus consultorios dos o tres horas antes que yo y podría ser penoso escuchar las quejas de mi mujer de que no estaba dedicando suficiente tiempo a la familia. Usted tiene un problema. Si no deseaba sufrirlos. mi libertad. En modo alguno era ésa la respuesta que yo esperaba y le dije ligeramente molesto: —Sí. estoy de acuerdo con usted. de quien siempre estará contigo. En realidad. no con mi tiempo. Es su problema con su tiempo. esos sinsabores eran consecuencias de la decisión que yo había tomado. ya sé que tengo un problema. la cuestión es ésta: ¿qué voy a hacer para resolverlo? —Scott —replicó Mac—. para pedirle un consejo. ¿Qué cree usted que podríamos hacer? Mac me respondió: —Scott. y el maldito no estaba dispuesto a asumir su responsabilidad de prestarme ayuda y ni siquiera a hacer su trabajo como director de la clínica. tenía la libertad de no trabajar tanto y de estructurar mi tiempo de manera diferente. que usted tiene un problema. una decisión con la que me sentía feliz. No es problema mío. desapareció el resentimiento que sentía por mis colegas. Lo cierto es que no modifiqué mi estilo de vida. Al obrar así. por eso vine a verlo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Usted es el jefe”. Y continué furioso. lo escuché atentamente y estoy de acuerdo con usted. aun cuando trabajar esas largas horas era una consecuencia inevitable de mi decisión de dedicarme a mis pacientes y de mejorar mi formación. Se suponía que como director de la clínica tenía que ayudar a resolver semejantes problemas. Usted tiene un problema. con su tiempo. Odiaba a Mac Badgely. yo trataba de evitar la molestia de trabajar durante largas horas. Específicamente usted tiene un problema con el tiempo. Eso es todo lo que tengo que decirle. Pero al cabo de tres meses vine a darme cuenta de que Mac tenía razón y que era yo. Mi trabajo intenso no era una carga que me hubiera impuesto un destino de duro corazón o un director de clínica insensible. Le estaba entregando mi poder. ya sé que tengo un problema. La dificultad que tenemos para aceptar la responsabilidad de nuestra conducta estriba en el deseo de evitar la desazón de las consecuencias de dicha conducta. Me correspondía a mí y solamente a mí decidir cómo utilizar y ordenar mi tiempo. Enojarme con ellos era enojarme con mi propia decisión de ser diferente de ellos. por mi parte. Si deseaba dedicarlo a mi trabajo más de lo que hacían mis colegas residentes. pero. Estaba seguro de que el hombre sufría de un grave trastorno de carácter. Durante tres meses lo odié. Scott Peck. Me volví y salí enfurecido del despacho de Mac. eso era una decisión mía y las consecuencias de semejante decisión eran de mi responsabilidad. y no él. yo. tiene un problema con su tiempo. y lo sabía cuando vine aquí. ¿Cómo podía ser tan insensible? Yo había acudido humildemente a él sólo para pedirle un poco de ayuda. — ¡Maldición! -exclamé-. ponga atención. Scott. Cuando tratamos de eludir la responsabilidad de 20 . Y entonces Mac me replicó: —Ya le dije. Pero con mi cambio de actitud. quien padecía de un trastorno de carácter. yo también estaba buscando sin saberlo aumentar la autoridad de Mac sobre mí. le estaba diciendo “Hágase cargo de mí. Al pedir a Mac Badgely que asumiera la responsabilidad de estructurar mi tiempo.

nuestros padres ejercen un poder real y total sobre nosotros. Conozco a un hombre de brillantes dotes. 1974. habla sin cesar y elocuentemente de las opresivas fuerzas que obran en nuestra sociedad: el racismo. pero está dentro de nuestro poder realizarlas. Tiene la libertad de mudarse de ciudad o de cortarse el cabello y hasta de organizar una campaña electoral para obtener el cargo de comisionado de policía. ya sea el “destino”. (Harvard Univ. Sí. Hasta sentí la tentación de citar el capítulo en su totalidad. 4 Cambridge. nuestros padres son responsables en gran medida de nuestro bienestar y nosotros nos hallamos también en igual medida a merced de ellos. Dedicación a la realidad 3 Que yo sepa. hay ciertamente fuerzas opresoras que obran en el mundo. Mi conocido decidió vivir en una zona del país en la cual a la policía no le gustan “los tipos de pelo largo” y él aún decide llevar el pelo largo. Frecuentemente nuestras elecciones se realizan entre el menor de dos males. del libro How People Change. Una y otra vez traté de persuadirlo de que no es un niño. En la medida en que no lo acepten se sentirán siempre víctimas. millones y hasta miles de millones de seres humanos intentan diariamente huir de la libertad. El miedo a la libertad. En verdad.3 La doctora Hilde Bruch. Cuando somos niños. como suelen serlo. Espero que algún día deje de estar enojado con la vida sencillamente porque algunas de las decisiones que hay que tomar en ellas son penosas. Esto no significa que no sean penosas. Pero a pesar de todo su brillo intelectual el hombre no reconoce estas libertades. en ninguna otra parte está más elocuente y poéticamente definida la cuestión de la libertad de decidir entre dos males que en el capítulo “Libertad y necesidad”. en el prefacio a su libro Learning Psychotherapy4. cuando somos niños nuestras decisiones y elecciones son limitadas. Pero eso significa renunciar a nuestro poder en favor de esa entidad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. una de las raíces de esta “sensación de impotencia” es el deseo de eludir parcial o totalmente el desasosiego de la libertad y por eso también la negativa parcial o total a aceptar la responsabilidad de sus vidas. Por eso resulta apropiado el título que dio Erich Fromm a su estudio del nazismo y el autoritarismo. XI. nuestra propia conducta. tenemos la libertad de elegir cada paso que demos para responder a esas fuerzas y enfrentarías. pág. Habla de su amor a la libertad y de las fuerzas opresoras que la coartan. convengo con mi conocido. Se sienten impotentes porque en realidad renunciaron a su poder. En la mayoría de los pacientes. ya sea la “sociedad” o el gobierno o una corporación o nuestro jefe. aunque muy arisco. que cuando se lo permito. de quien siempre estará contigo. 21 . el sexismo. Si lo aceptan por entero. los niños son impotentes para remediarlo. recomiendo su lectura a quien desee estudiar más detalladamente la cuestión. Prefiere lamentarse de su falta de poder político en lugar de aceptar y aumentar su inmenso poder personal. lo que realmente hace es renunciar a su libertad. pero cada vez que habla de la manera en que resulta víctima de tales fuerzas. de decisiones personales. procuramos transferir esa responsabilidad a otro individuo o a otra organización o a otra entidad. deben aprender que la integridad de la vida de un adulto es una serie de elecciones. Press). Pero cuando somos adultos y cuando gozamos de buena salud física nuestras decisiones y elecciones son casi ilimitadas. declara que fundamentalmente todos los pacientes acuden a los psiquiatras con “un problema común”: la sensación de impotencia. del psiquiatra Allen Wheelis. Sin embargo. Al procurar eludir la desazón de la responsabilidad. el régimen militar e industrial y la policía del país que los arresta a él y a sus amigos porque llevan los cabellos largos. Cuando los padres son opresivos. a causa de nuestra real y total de pendencia. Mass. el temor y la convicción íntima de ser incapaces de afrontar y modificar las cosas. (Harper y Row). Tarde o temprano si han de curarse. se convierten en personas libres. Nueva York. 1973.

Y hasta podemos emprender una cruzada contra ella e intentar manipular el mundo de suerte que 22 . Sus mapas son pequeños y esquemáticos. su visión del mundo es estrecha y errónea. El proceso de llevar a cabo revisiones y especialmente correcciones mayores es penoso. casi abrumadores. Podemos denunciar la nueva información y tildarla de falsa. ¿Qué ocurre cuando uno ha elaborado largamente y con tenaces esfuerzos una visión viable del mundo. Adultos podemos ser muy poderosos. El tercer instrumento de la disciplina o técnica para afrontar la desazón de resolver problemas. instrumento que debemos utilizar continuamente si queremos que nuestras vidas sean saludables y que nuestro espíritu se desarrolle. Si el mapa es verdadero y exacto. y si decidimos adónde deseamos ir. herética. Superficialmente esto parece evidente. Cuando somos niños somos dependientes e impotentes. Diariamente nos vemos bombardeados con nueva información sobre la naturaleza de la realidad. la mayor parte de la gente. Lo falso es irreal. por lo general. más amplios y más exactos serán nuestros mapas. cuando criamos a pequeños el mundo nos parece diferente de cuando educamos adolescentes. Si bien esto es evidente. sabremos cómo llegar al punto propuesto. Al terminar la edad mediana la mayor parte de las personas ha dejado de hacer esfuerzos. Pero el máximo problema de trazar mapas no es el de que debamos comenzar partiendo de inseguros esbozos sino que es el problema de revisarlos y corregirlos continuamente para que nuestros mapas sean exactos. Si queremos incorporar esa información debemos revisar y corregir continuamente nuestros mapas y a veces si se ha acumulado una buena dosis de información debemos hacer correcciones sustanciales. un mapa aparentemente útil y luego la nueva información me indica que esa concepción es errónea y que es menester volver a trazar el mapa? Los esfuerzos necesarios para llevar a cabo esta tarea parecen enormes. considerarla obra del demonio. Cuanto mayores esfuerzos hacemos para percibir y apreciar la realidad. sino que debemos hacerlos. Si el mapa es falso e inexacto. Algunos dejan de hacerlos al término de la adolescencia. Cuando tenemos hijos a quienes cuidar. nos perderemos. las percepciones falsas y las ilusiones. Es como si estuvieran cansados. el mundo se nos manifiesta diferente de cuando no teníamos hijos. Cuanto más claramente veamos la realidad del mundo. Cuando somos pobres. ampliando y tornando a definir su concepción del mundo y de lo que es verdadero.menos capaces seremos de adoptar líneas correctas de acción y de tomar decisiones sensatas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. y trazar esos mapas exige esfuerzos. mejor equipados estaremos para tratar las cuestiones del mundo. en mayor o menor grado. Y lo más dramático es que el punto desde el cual enfocamos el mundo también cambia constantemente y con gran rapidez. A menudo este acto de ignorarla no es pasivo. Pero muchos no desean hacer estos esfuerzos. Cuanto menos claramente veamos la realidad del mundo -cuanto más confundido esté nuestro espíritu por el error. es la dedicación a la verdad. Nuestra visión de la realidad es como un mapa en el cual se representa el terreno de la vida. Sólo unos pocos afortunados continúan hasta el momento de la muerte indagando el misterio de la realidad. ya no están interesados en adquirir nueva información. El mundo mismo está en constante cambio. Prefiere ignorarlo porque el camino que conduce a la realidad no es fácil. Aparecen glaciares y desaparecen glaciares. a veces extremadamente doloroso. peligrosa. Lo que solemos hacer entonces y habitualmente de manera inconsciente es pasar por alto la nueva información. prefiere ignorarlo. pues la verdad es la realidad. de quien siempre estará contigo. el mundo nos parece diferente de cuando somos ricos. Y allí está la principal fuente de muchos de los males de la humanidad. Ante todo no hemos nacido con mapas. aunque por la enfermedad o en la vejez podemos volver a ser nuevamente impotentes y dependientes. Están seguras de que sus mapas son completos y de que su Weltanschauung es correcta (y hasta sacrosanta). generalmente sabremos dónde estamos. Aparecen culturas y desaparecen culturas.

La transferencia. sólo interesados en proteger su propia situación”. nada comunicativo ni afectuoso. con aire indiferente y sin emoción alguna. había estado en la cárcel tres veces por embriaguez. Las maneras en que se manifiesta la transferencia (aunque siempre destructivas y penetrantes) son con frecuencia sutiles. A causa de su disposición y creatividad en el campo de la técnica de las computadoras.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pero que son inapropiadamente transferidos al ambiente del adulto. En numerosas oportunidades se olvidaron de ir a recogerlo a reuniones o fiestas porque “tenían tantas cosas en la cabeza”. Durante la adolescencia había tenido frecuentes altercados con la policía. la industria se disputaba sus servicios. Antes que tratar de modificar su mapa. los ejemplos más claros no son sutiles. pero generalmente estaban “demasiado atareados”. tenía algo más de treinta años y vino a verme porque su mujer lo había abandonado y se había llevado a sus dos hijos. Decía que su niñez había sido “normal” y que sus padres eran “lo corriente”. pero lo había demolido la pérdida de sus hijos a quienes se sentía unido por un profundo lazo afectivo. numerosos incidentes de su niñez en los cuales los padres lo habían defraudado. Y es triste comprobar que semejante persona puede dedicar mucha más energía a defender una visión anticuada del mundo que la que habría necesitado para revisarla y corregirla. donde estudiaba ingeniería eléctrica porque. Con todo. de quien siempre estará contigo. distante. “Mis profesores eran un puñado de hipócritas en nada diferentes de los policías”. Uno de estos ejemplos fue el de un paciente cuyo tratamiento fracasó a causa de su transferencia. Sin embargo nunca logró progresar ni conservar un trabajo por más de un año y medio. pero el paciente no veía nada profundamente malo en esto ya que “ellos estaban muy ocupados”. 23 . El mapa anticuado Esta actitud de aferrarse activamente a una concepción anticuada de la realidad constituye la base de muchas enfermedades mentales. No se sentía particularmente desdichado por la pérdida de la esposa. También se quejaba de los frecuentes cambios de empleo de su marido. Le prometieron una bicicleta para el día de su cumpleaños pero se olvidaron de su promesa y le regalaron otra cosa. de que no podía confiar en sus padres. La mujer se quejaba principalmente de que el marido se mostraba continua e irracionalmente celoso y al mismo tiempo distanciado de ella. un individuo puede tratar de destruir la nueva realidad. beligerancia. éste se sujete a nuestra concepción de la realidad. Su frase más frecuente era: “Vaya usted a confiar en alguien”. a mediados de su niñez. Tratábase de un brillante técnico de computadoras. en ocasiones fue despedido y las más de las veces abandonaba el trabajo después de disputas con sus superiores a quienes calificaba de “tramposos y mentirosos. Ya no esperaba nada de sus padres. La vida de éste había sido pronunciadamente inestable desde la adolescencia. Inició las sesiones de psicoterapia con la esperanza de recuperarlos pues su mujer habla declarado firmemente que no regresaría junto a él si no se sometía a tratamiento psiquiátrico. Los padres le prometían hacer cosas con él los fines de semana. Pero una vez que lo comprendió así comenzó a sentirse mejor y su vida su hizo más llevadera. Los psiquiatras se refieren a este proceso con la expresión transferencia. En el breve período de tiempo que estuvo conmigo me contó. Una vez se olvidaron por completo de su cumpleaños.llegó a la inquietante conclusión. Gradualmente o súbitamente -no lo sé de fijo. frío. Lo que le ocurría a este hombre era que cuando niño sufrió penosas decepciones por la falta de cuidados de sus padres. Abandonó los estudios en la Universidad. ni alentaba esperanzas cuando éstos le hacían promesas. Mi definición personal es ésta: La transferencia es aquella serie de modos de percibir el mundo y reaccionar a él que se desarrollaron en la niñez y que habitualmente resultan enteramente apropiados al ambiente de la niñez. según dijo. “vagancia” y por “interferir en los deberes de un oficial público”. Probablemente haya tantas sutiles variaciones en la definición de transferencia como hay psiquiatras.

continuó distanciándose de todos y así se le hizo imposible gozar del amor. era improbable que tuviera trabajo suplementario. Por último. las únicas que no ejercían autoridad sobre él. Supone que la manera en que sus padres obran es la manera en que se hacen las cosas. se trataba de un ajuste destinado a disminuir el dolor y sufrimiento del individuo. Después de tres sesiones dejó de acudir porque había tomado un trabajo suplementario de mantenimiento de césped los sábados y los domingos. entre otras cosas. El niño no dispone de una perspectiva que le permita ver que otros padres son diferentes y frecuentemente mejores. Eran las únicas personas sobre las que tenía control. Con ese mapa y con una abundante carga de resentimiento. que no me importaban sus necesidades. Cuando dejó de confiar en los padres. El hombre tuvo muchas oportunidades de revisar y corregir su mapa. la frecuencia y gravedad de sus decepciones disminuyó enorme mente. Por otro lado. pero las dejó pasar todas. Comprender todas esas cosas habría sido extremadamente doloroso. de que él no había vivido una niñez normal y de que sus padres no eran “lo corriente” por su insensibilidad a las necesidades del hijo. Declaró que podría verme únicamente aquellos lunes por la tarde en que no tuviera que trabajar horas suplementarias y que me llamaría a las cuatro de la tarde todos los lunes para decirme si podría asistir a la sesión aquella noche. Y esos conflictos sólo sirvieron para reforzar su sensación de que no podía confiarse en la gente. Cuando entran en juego problemas de transferencia. como generalmente ocurre. Por un lado.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ¡Pero cómo se aferran a ellos y cómo se resisten al pro ceso en cada paso del camino! Con frecuencia necesitan aferrarse a sus mapas y resistirse a perderlos y esa necesidad es tan grande que la terapia se hace imposible. de la intimidad y del afecto. Pero un ajuste de esta índole constituye la base de futuros problemas. Le hice ver entonces la imposibilidad de practicar la terapia en semejantes circunstancias. como su desconfianza de la gente era un ajuste realista a la realidad de su niñez. Los pacientes recurren a la terapia porque sus mapas evidentemente no les dan buenos resultados. de quien siempre estará contigo. continuó creando inconscientemente situaciones que servían para reforzarlo. las únicas de todo el mundo en las que podía confiar. Volví entonces a modificar mi horario de citas a fin de poder verlo los lunes al atardecer cuando. Él pensó que mi actitud era irrazonable y rígida. resultado de sus múltiples decepciones. profesores. un proceso de revisión de mapas.a que llegó ese niño fue no sólo “No puedo confiar en mis padres”. el individuo continuó desconfiando. No confiar en la gente vino convertirse pues en el mapa con el cual el individuo entró en la adolescencia y la edad adulta. que yo sólo estaba interesado en mi propio 24 . Como resulta extremadamente difícil abandonar un ajuste que antes funcionó tan bien. Las únicas personas con las que podía trabar íntimas relaciones afectivas eran los dos hijos. El paciente admitió que no estaba obligado a aceptar trabajo suplementario. la psicoterapia es. Al principio pidió yerme los sábados. Le dije que semejantes condiciones no eran aceptables. Al cabo de dos sesiones más dejó sin embargo de venir porque parecía haber aceptado trabajo los lunes por la noche. representan el inundo. esa experiencia le exigía revisar también el concepto que tenía de sus padres y darse cuenta entonces de que éstos no lo amaban. pero declaró que necesitaba dinero y que el trabajo era para él más importante que la terapia. la única manera en que podía saber si había o no personas en el mundo de los adultos en quienes se pudiera confiar era arriesgarse a confiar en ellas y eso suponía apartarse del mapa que se había trazado. la conclusión -su “realidad”. y que no estaba dispuesto a modificar mis planes todos los lunes por la posibilidad de que él pudiera acudir a las sesiones. Se presentó a dos sesiones y luego dejó de acudir porque estaba haciendo trabajo suplementario fuera de las horas regulares en la planta. era inevitable que el individuo entrara en uno y otro conflicto con figuras representantes de la autoridad: policías. según él había dicho. como ocurrió en el caso del técnico de computadoras. Ni siquiera podía permitirse sentirse cerca de su mujer pues tampoco en ella podía confiar. Para un niño sus padres lo son todo. de la calidez. empleadores. sino “No puedo confiar en la gente”. Le ofrecí verlo los jueves al atardecer. En consecuencia.

Desgraciadamente no todos los psiquiatras responden a este estímulo. tiempo y que ciertamente él no me importaba nada. Por eso se estimula a los psiquiatras para que se sometan a psicoterapia o a psicoanálisis como parte de su formación y desarrollo. por ejemplo. La salud mental es un proceso continuo de dedicación a la realidad a toda costa. entre maridos y esposas. El examen del mundo exterior no es nunca tan penoso personalmente como el 25 . Afortunadamente. para conocer el mundo. Es un problema que se manifiesta entre padres e hijos. entre empleadores y empleados. Los psiquiatras aprenden esto en su formación y saben que es imposible comprender verdaderamente los conflictos y transferencias de sus pacientes sin comprender sus propias transferencias y conflictos. entre amigos. es más aún. de quien siempre estará contigo. Conocemos el mundo sólo a través de nuestra relación con él. En la década de 1950 se consideraba a Adlai Stevenson un “intelectual” y no se creía que sería un buen presidente. Hay muchos psiquiatras que examinan rigurosamente el mundo pero no se examinan tan rigurosamente a sí mismos. debemos considerar siempre nuestra desazón personal relativamente poco importante y. Es decir. la contemplación no era tenida en gran estima. entre grupos y hasta entre naciones. Nuestros líderes nacionales son seres humanos que vivieron una niñez y tuvieron experiencias infantiles que los formaron. En la pasada cultura norteamericana. ¿En qué medida la experiencia nacional de los años de depresión contribuyó a trazar su mapa y en qué medida la experiencia de las décadas de 1950 y 1960 contribuyó a trazar el mapa de la generación más joven? Si la experiencia nacional de las décadas de 1930 y 1940 contribuyó a forjar la conducta de los líderes norteamericanos en cuanto a librar la guerra de Vietnam.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. más vital a nuestro propio interés que nuestra propia comodidad. no solo debemos examinarlo sino examinar también simultáneamente al examinador. debemos acogerla de buen grado para ponerla al servicio de la busca de la verdad. Claro está que me refiero a un número relativamente pequeño de personas que están cambiando de actitud. Aceptar el desafío ¿Qué significa una vida de total consagración a la verdad? Significa ante todo una vida de continuo e incesante autoexamen riguroso. Una vida de sabiduría debe ser una vida de contemplación combinada con acción. de manera que no se podía confiar en mí. Esto es absurdo considerando que son nuestros lóbulos frontales. ¿hasta qué punto era apropiada esa experiencia a las realidades de las décadas de 1960 y 1970? ¿Qué podemos hacer para revisar más rápidamente nuestros mapas? La verdad o la realidad se evita cuando es penosa. Por eso. Podemos revisar y corregir nuestros mapas sólo cuando tenemos la disciplina de superar ese dolor. siempre debemos considerar la verdad (del mejor modo que podamos determinaría) como más importante. ¿Qué mapa seguía Hitler y de dónde procedía ese mapa? ¿Qué mapa seguían los líderes norteamericanos al iniciar. semejantes actitudes parecen estar cambiando y ahora comenzamos a darnos cuenta de que las fuentes de peligro para el mundo están más adentro que afuera y de que el proceso de la constante contemplación y del autoexamen es esencial a nuestra supervivencia. He oído a padres que decían a sus hijos adolescentes con toda seriedad: “Piensas demasiado”. precisamente porque era un hombre contemplativo entregado a profundas reflexiones. El problema de la transferencia no es sencillamente un problema entre los psicoterapeutas y sus pacientes. nuestra capacidad de pensar y de examinarnos a nosotros mismos. Pueden ser individuos competentes (desde el punto de vista en que el mundo juzga la competencia). pero nunca son sabios. Así terminó nuestro intento de trabajar juntos y yo vine a ser otro hito en su viejo mapa. Es interesante especular. los que nos hacen humanos. realizar y mantener la guerra de Vietnam? Evidentemente era un mapa muy diferente del de la generación siguiente. sobre el papel que la transferencia desempeña en las cuestiones internacionales. Inversamente. Pero para adquirir semejante disciplina es necesario que nos entreguemos enteramente a la verdad.

también es común al Congreso.es nuestra capacidad de hacer cosas innaturales. Así como es necesario que los individuos acepten hasta de buen grado las críticas que se hagan a sus mapas de la realidad y modus operandi si pretenden acrecentar su sabiduría y efectividad. Si no lo hacemos así. Les decimos a nuestros hijos: “No me repliques. examen del mundo interior y ciertamente.. Semejante conducta no se limita a los militares o a la Casa Blanca. No me critiques. si lo haces lo lamentarás. además me recomendaba llevar a cabo una investigación a fin de impedir que semejante conducta se repitiera en el futuro. que hubo que encubrir. también es necesario que las organizaciones acepten de buen grado los desafíos y críticas si pretenden ser instituciones viables de progreso. En cierta ocasión el jefe del estado mayor del ejército me encargó que preparara un análisis de las causas de las atrocidades de My Lai y de su ulterior encubrimiento. en suma. de transformar nuestra propia naturaleza. Este sometimiento a la crítica y al desafío es una de las cosas que puede simbolizar el estar tendido en el diván del consultorio del psicoanalista. más humana que la de someterse a psicoterapia. A nuestros empleados les decimos: “Si tienen la audacia suficiente para criticarme lo mejor es que lo hagan con circunspección pues de otro modo se encontrarán en la situación de tener que buscar otro trabajo”. quedó el mismo encubierto. Si me contrarías puedo morir o por lo menos llevarás en tu cabeza la responsabilidad de haberme hecho infeliz en mis últimos días”. soy tu padre”. es común a todas las organizaciones humanas. vivimos en un sistema cerrado. por el contrario. La única manera de estar seguros de que nuestro mapa de la realidad es válido es exponerlo a la crítica y al cuestionamiento de otros hacedores de mapas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.. y cada vez menos importante (y. Pero decir que es natural no significa que sea una conducta esencial o beneficiosa o inmutable. También es natural no cepillarse nunca los dientes.” La persona anciana trasmite a su familia y al mundo este mensaje: “Soy viejo y frágil. Una vida de total dedicación a la verdad significa también una vida en la cual el individuo esté dispuesto a aceptar desafíos. Ninguna acción es más innatural y. decimos a nuestro cónyuge: “Vive y deja vivir. por lo tanto. Sin embargo. De manera que el análisis de las razones que habían determinado un incidente. En efecto. Esta circunstancia se reconoce cada vez más especialmente por individuos tales como John Gadner de Common Cause. Entrar en un proceso psicoterapéutico es un acto de supremo coraje. La 5 No sólo los individuos sino también las organizaciones se distinguen por su actitud de protegerse contra toda critica.5 La tendencia a evitar críticas y desafíos es tan general en los seres humanos que propiamente se la puede considerar una característica de la naturaleza humana. de trascender y. generalmente tendemos a evitar o a rechazar todo cuestionamiento de su validez. Pero cuando uno está dedicado a la verdad. en virtud de este acto. “La existencia de esa investigación podría hacernos vulnerables a mis críticas. Otra característica de la naturaleza humana -acaso la que nos hace más humanos. la mayoría de la gente se abstiene de practicarlo. Y en este momento ni el presidente ni el ejército necesitan más críticas”. en el que tornamos a respirar sólo nuestro propio aire fétido y en el que estamos cada vez más sujetos a la alucinación. en consecuencia. a corporaciones y hasta a universidades y organizaciones caritativas. a causa de la inquietud inherente al proceso de revisar nuestro mapa de la realidad. para quien es evidente que una de las tareas más excitantes e importantes que debe afrontar nuestra sociedad en las próximas décadas es instaurar en las estructuras burocráticas de nuestras organizaciones un espíritu abierto a las críticas. me dijeron. deliberadamente nos sometemos a la más profunda crítica por parte de otro ser humano y hasta le pagamos por el servicio de escrutarnos y discernir lo que hay en nosotros. toda autodisciplina podría definirse como un proceso en el que aprendemos a hacer algo que no es natural. En verdad. pero nos acostumbramos a hacer algo no natural hasta el punto de que se convierte en una segunda naturaleza. de quien siempre estará contigo. por lo tanto. 26 . dentro de una campana de vidrio para usar la analogía de Sylvia Plath. a otros departamentos federales. cada vez menos penosa) cuanto mas avanza uno por la senda del autoexamen. El estado mayor del ejército no aprobó esa recomendación alegando que la investigación no podría mantenerse en secreto. un espíritu que responda a ellas y que reemplace la resistencia institucionalizada que actualmente es típica de las organizaciones. a causa de la desazón que implica en la vida un genuino autoexamen. esa desazón parece relativamente poco importante.

Aquí se necesita más que una conferencia de prensa. porque poseen ese coraje. Entre todos aquellos que acuden a un psiquiatra o a un psicoterapeuta muy pocos son los que al principio quieren llegar a un plano consciente de desafío o educarse en la disciplina. Una mujer cuidadosamente peinada. Enseñarles que el único alivio verdadero llegará a través del desafío y la disciplina es una tarea delicada. dio de pronto en pasarse un peine por los cabellos cada vez que se levantaba del diván al terminar una sesión. no quise decirle por qué. Le hice un comentario sobre su nuevo modo de proceder. lo que les falta es el coraje. con nuestros padres y con nuestros hijos. pero dejan de lado detalles decisivos. La mayor parte sencillamente busca alivio. primera razón por la que la gente no se somete a psicoterapia no es la de de que le falte dinero. El espíritu no queda completamente curado hasta que la aceptación de todo desafío se convierta en un modo de vida. son personas fundamentalmente mucho más fuertes y saludables que el término medio. Trátase de un continuo e incesante proceso de escrutarse uno mismo para asegurarse de que las comunicaciones que se hacen -no sólo 27 . Una mujer podrá hablar durante toda una hora sobre las desagradables experiencias de su niñez. En el mejor de los casos malgastan el tiempo en sus esfuerzos para evitar el desafío y. Por eso. Esto es mas fácil de decir que de hacer.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Y podemos decir de algunos pacientes a los que hemos estado tratando durante un año o más que realmente todavía no entraron en el proceso terapéutico. Ahí teníamos. Cuando se dan cuenta de que van a ser sometidos a un desafío. por lo general. quienes se entregan concienzudamente a este procedimiento realizan por lo general rápidos progresos. Esa mujer no se hallaría del todo bien hasta no mostrarse tan sincera con su marido como conmigo. aun al comienzo de la terapia y contrariamente a su imagen estereotípica. de modo que debe usted hablar de aquello que más se resiste a expresar”. Para que los individuos y organizaciones estén abiertos al desafío es necesario que sus mapas de la realidad estén realmente abiertos a la inspección por parte del público. otra cuestión para trabajar. De ahí que una vida de total dedicación a la verdad signifique una vida de total honestidad. pero no mencionará la circunstancia de que aquella mañana el marido le reprochó que hubiera girado en descubierto en la cuenta bancaria conjunta por un millar de dólares. pues. Por otro lado. Temo que me haga bromas si sabe que estoy aquí acostada en un diván”. El mayor valor de la psicoterapia consiste en el hecho de que la disciplina practicada durante la “hora de cincuenta minutos” se extienda a las relaciones y hechos diarios del paciente. que hacía algún tiempo que me veía en el consultorio. nuestras interacciones más corrientes nos ofrecen día a día análogas oportunidades para mostrarnos abiertos: cuando nos encontramos con otros al ir a tomar un refresco. nosotros hablamos de “seducir” a los pacientes para que perseveren en la psicoterapia. Cuando se emplea esta técnica se le dice al paciente: “Diga cuanto le pasa por la cabeza sin considerar si es algo aparentemente insignificante o embarazoso o penoso o sin sentido. muchos huyen y otros se sienten tentados a hacerlo. Y lo mismo cabe decir de muchos psiquiatras que nunca parecen considerar conveniente iniciar su propia terapia a pesar de que tienen más razón que otros para someterse ellos mismos a la disciplina que supone el proceso terapéutico. cuando alternamos con nuestros colegas. con nuestros jefes y empleados. Hablan con volubilidad de esto o de aquello. Sin embargo. se entregan a una sutil forma de mentira. Pero algunos se resisten tanto al desafío que simplemente fingen asociar libremente. a menudo prolongada y frecuentemente infructuosa. con nuestros amigos. Mientras someterse a psicoterapia es en definitiva una forma de permanecer abiertos al desafío. de quien siempre estará contigo. cuando estamos en una conferencia o en una partida de golf o a la mesa. En psicoterapia se estimula la franqueza particularmente por la técnica de la “asociación libre”. Semejantes pacientes intentan transformar la hora psicoterapéutica en una especie de conferencia de prensa. y ella me explicó enrojeciendo: “Hace unas semanas mi marido advirtió que llevaba el pelo aplastado por detrás cuando regresaba de una sesión. muchos pacientes psicoanalíticos. En su pensamiento hay más de una cosa al mismo tiempo.

si obtenemos éxito al aplicar el fraude. Algunos padres. Esto ocurre por lo común en ciertos casos de padres que recurren a la psicoterapia para sus hijos. La mentira del presidente Nixon sobre Watergate no era más refinada que la clase de mentira de un niño de cuatro años que dice a su madre que la lámpara se cayó sola de la mesa y se rompió. los padres dicen: “Es ridículo pensar que nosotros tengamos que cambiar todo nuestro modo de ser a causa de él”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Otros acuden conociendo perfectamente la causa del problema del hijo y esperan que el psiquiatra pueda hacer algo mágico para cambiar al hijo sin tener que cambiar la causa fundamental del problema. Desean que los hijos cambien de alguna manera: que dejen de tomar drogas. y 28 . Declaran que están dispuestos a hacer todo lo necesario. Una de las mus frecuentes racionalizaciones para ignorarlo es la cuestión de su legitimidad y entonces la gente suele decir: “Temo que la psicoterapia pueda convertirse en una muleta. El concepto de eludir o pasar alrededor de una cosa plantea la cuestión de “tomar por un atajo”. una falsedad. que dejen de obtener malas notas. que dejen de tener arrebatos de ira. lo que deseamos es que usted trabaje sólo con nuestro hijo y si es posible que lo ayude a ser más feliz”. Es posible construir una casa sin martillos ni clavos. Pero generalmente esto encubre temores muy significativos. se dirigen al psicoterapeuta genuinamente dispuestos a trabajar en el problema. Por ejemplo. Por eso es apropiado y correcto que busquemos un atajo legítimo para alcanzar un crecimiento personal. En la medida en que el título se convierte en base de la vida del que cometió el fraude. puede recurrirse a la psicoterapia como un atajo legítimo. Los seres humanos tienen casi todos la tendencia a ignorar los atajos legítimos y a buscar los ilegítimos. pero no habremos obtenido los conocimientos esenciales. estoy ciertamente consagrado a la idea de progreso. pero a menudo esa tarea resulta innecesariamente tediosa. prolongada y difícil. En general tiene sentido utilizar instrumentos accesibles como atajos. Es apropiado y correcto que los seres humanos crezcan y progresen lo más rápidamente posible. podremos obtener una nota de aprobación en el examen y el ansiado título. pero cuando se les explica que los síntomas de su hijo son expresión del enojo con que el hijo mira todo el estilo de vida de la familia. mentir es un intento de eludir el legítimo sufrimiento y esto determina enfermedad mental. La genuina psicoterapia es un atajo legítimo para realizar el crecimiento personal. En la medida en que la naturaleza del desafío es legítima (y generalmente lo es). La gente miente para evitar el sufrimiento del desafío y sus consecuencias. así como no es inútil emplear martillo y clavos para construir una casa. Esa honestidad no deja de implicar sufrimientos. Podrá ahorramos más tiempo y. de quien siempre estará contigo. las palabras que decimos. no queremos someternos a la terapia. Como creo que el crecimiento del espíritu humano es el fin de la existencia del hombre. un atajo legítimo es estudiar una sinopsis de un libro en lugar de leer en su totalidad la obra original para preparar un examen. Por otro lado. Sin embargo no deseamos mezclar nuestro matrimonio en el asunto. esa vida se convierte en una mentira y una falsedad permanentes y a menudo debe dedicársela a cubrir y preservar la mentira. atajo que a menudo se ignora.reflejen invariablemente y lo más precisamente posible la verdad o realidad tal como la conocemos. Pero valerse de un fraude no es un atajo legítimo. Aquí la palabra clave es “legítimo”. algunos padres dicen francamente: “Sabemos que tenemos una dificultad en nuestro matrimonio y esta circunstancia es probable que tenga algo que ver con el problema de nuestro hijo. Análogamente. Otros son menos francos. pero el procedimiento no es en general deseable ni satisfactorio. Si el resumen es bueno y si asimilamos el material podemos obtener los conocimientos esenciales de una manera que nos ahorre considerables tiempo y esfuerzos. Por eso el diploma es una mentira. habiendo agotado sus propios recursos para ayudar a sus hijos. Valerse de la psicoterapia no es recurrir a una muleta. es posible lograr el crecimiento personal sin emplear la psicoterapia. Cuando intentamos evitar un obstáculo buscamos una senda que nos lleve a nuestra meta y que sea más fácil y rápida: un atajo. Por ejemplo. y yo no deseo depender de una muleta”.

Sin embargo. sino que nos mentimos a nosotros mismos. La mentira blanca se considera socialmente aceptable en muchas de nuestras relaciones porque “no queremos herir a la gente en sus sentimientos”. dos de las más comunes. 29 . porque puede parecer menos reprensible. De las innumerables mentiras que la gente se dice. Una de las raíces de las enfermedades mentales es invariablemente el sistema entretejido de mentiras que nos han dicho y mentiras que nos hemos dicho nosotros mismos. Puede ser que nuestros padres nos amen y que nosotros amemos a nuestros hijos. Las críticas a nuestro ajuste -a nuestros mapas.debidas a nuestra propia conciencia y a nuestras propias percepciones realistas pueden ser tan legítimas y penosas como cualquier censura por parte del público. Una mentira blanca es una enunciación que no es en si misma falsa pero que deja de lado una parte significativa de la verdad. a alguien que tal vez les ofrezca un atajo indoloro. naturalmente emplea un sistema de clasificación más elaborado y habla de propaganda blanca. La paciente que no mencionó el hecho de que habla girado en descubierto en la cuenta bancaria de la familia estaba amenazando su progreso en la terapia en no menor medida que si hubiera mentido directamente. de quien siempre estará contigo. que la noche anterior 6 La CIA. En verdad. Yo suelo decir que la psicoterapia es “el juego de la verdad” o la “partida de la honestidad” porque una de sus finalidades es ayudar a los pacientes a afrontar semejantes mentiras. no sólo a los demás. potentes y destructivas son: “Realmente amamos a nuestros hijos” y “Realmente nuestros padres nos aman”. 6 Una mentira negra es una enunciación que hacemos sabiendo que es falsa. Que los padres alimenten a sus hijos con un conjunto de mentiras blancas se considera no sólo aceptable sino beneficioso y prueba de amor parental. pero cuando éste no es el caso. porque puede ser más difícil detectarla. no es más democrático que otro gobierno que dice falsedades. Pero entonces podemos lamentarnos de que nuestras relaciones sociales sean generalmente superficiales. Mentimos. Y sólo en una atmósfera de extremada honestidad pueden descubrirse y extirparse esas raíces. Hasta cónyuges que tuvieron la suficiente valentía para ser enteramente sinceros el uno con el otro encuentran a menudo difícil serlo con sus hijos. Y luego es probable que se digan a sí mismos y digan a sus amigos: “Hemos hecho todo lo que es posible hacer por nuestro muchacho. las más veces. Para crear esa atmósfera es esencial que los terapeutas en sus relaciones con los pacientes tengan una capacidad total de apertura y veracidad. la gris es una sola mentira negra y la propaganda negra es una mentira negra falsamente atribuida a otra fuente. que es particularmente experta en este terreno. la gente llega a extremos extraordinarios para no admitirlo. mediante la censura. Las mentiras blancas pueden ser tan destructivas como las negras. Retener la verdad Las mentiras pueden dividirse en dos tipos: mentiras blancas y mentiras negras. Generalmente esa retención de la verdad y esa falta de franqueza son racionalizadas sobre la base de un amoroso deseo de proteger a sus hijos y escudarlos contra innecesarias preocupaciones. El hecho de que una mentira sea blanca no hace que sea menos mentira o más excusable. No les dicen que fuman marihuana o que tuvieron una riña la noche anterior con respecto a sus relaciones o que están enojados con los abuelos o que el médico declaró que uno de ellos o los dos presentaban trastornos psicosomáticos o que están haciendo una inversión financiera arriesgada o cuánto dinero tienen todavía en el Banco. claro está. Un gobierno que rehúsa información esencial al pueblo. pero nada pudo mejorarlo”. callar información esencial es la forma más común de mentira y. propaganda gris y propaganda negra. hasta hemos acudido a cuatro psiquiatras diferentes. Los hijos saben de todos modos que mamá y papá fuman hierba. entonces irán a ver a otro psiquiatra.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ¿Cómo puede esperarse que un paciente soporte el dolor de afrontar la realidad si nosotros no somos capaces del mismo dolor? Podemos guiar sólo si vamos adelante. semejante “protección” resulta infructuosa. es a veces hasta más perniciosa que la mentira negra.

y será bueno que no consideremos estas cosas demasiado profundamente”. Esa imagen es buena . También se ven privados de las tranquilizadoras palabras que podrían haber recibido de sus padres. ser circunspecto en la expresión de opiniones individuales y fundir a veces la propia identidad 30 . la sexualidad el matrimonio. El resultado pues es no protección sino privación. Se siente seriamente amenazado por la posibilidad del divorcio aun cuando ella sea remota. pero en este momento no la consideramos seriamente”. Por ejemplo. Para un niño. Y por último se ven privados de franqueza y de honestidad. y por no abstenerme de expresar mi pensamiento le causé un perjuicio. Sólo con gran trabajo y con mucha suerte logré persuadirlo para que retornara a la terapia. sus abuelos y la gente en general. En otros. que mamá está nerviosa y que papá está perdiendo dinero. Esos padres dicen en realidad: “Miren. frecuentemente es necesario que los psicoterapeutas se reserven sus pensamientos y opiniones y los oculten a los pacientes en las primeras fases de la psicoterapia porque los pacientes todavía no están en condiciones de recibirlos o afrontarlos. si uno pretende ser acogido en los círculos de poder. que los abuelos están enojados. El hecho de que su inconsciente se hubiera preocupado por la cuestión no significaba que el paciente estuviera listo para afrontarla en un plano consciente. se nos consideraría insubordinados. una amenaza que los niños no pueden percibir en todo su alcance por carecer de la perspectiva adecuada. pues en cambio se les ofrecen modelos de parcial honestidad. Si uno ha de ser eficaz en el seno de una organización debe convertirse parcialmente en una “persona de la organización”. Esas sesiones le resultaron considerablemente beneficiosas a pesar de que en ningún momento volvimos a tocar el tema de la homosexualidad. los niños se ven privados de conocimientos que podrían tener sobre el dinero. A nosotros nos permite sentirnos fuertes y a ustedes seguros. Tendríamos fama de ser hombres faltos de discreción y no se nos considerarla dignos de confianza para ser nombrados siquiera voceros de una organización. la enfermedad. No obstante. de quien siempre estará contigo. aun padres con excelentes matrimonios pueden considerar ocasionalmente el divorcio como una de sus posibles opciones e informar a sus hijos sobre tal posibilidad en un momento en que no es probable que estén dispuestos a divorciarse. sus padres. El paciente dio muestras de visible ansiedad y no acudió a las tres sesiones siguientes. Si sobre cuestiones importantes o insignificantes fuéramos a decir siempre lo que pensamos. de manera que no nos critiquen. Mantener reservadas de manera selectiva las opiniones es algo que también debe practicarse de vez en cuando en el mundo de los negocios o de la política. franqueza incompleta y limitado coraje.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.para todos. tuvieron una disputa. En algunos padres el deseo de “proteger” a sus hijos reconoce como motivo un genuino pero mal encaminado amor. Por otro lado. siempre vigilantes. Pero si el matrimonio es fundamentalmente sano. Mantuvimos otras veinte sesiones antes de que el paciente abandonara la región por haber cambiado de destino en su trabajo. chicos. el “amoroso” deseo de proteger a los hijos sirve más para encubrir y racionalizar de el deseo de evitar toda censura por parte de los hijos y el deseo de conservar la autoridad sobre ellos. En mi deseo de mostrarme brillante terapeuta le dije: “Su sueño indica que a usted le preocupa la idea de poder ser homosexual”. los padres harían realmente a sus hijos un mal servicio si les dijeran con entera franqueza “Mamá y papá hablaban anoche sobre la posibilidad de divorciarse. permanezcan ustedes con sus preocupaciones infantiles y déjennos a nosotros las preocupaciones de los adultos. puede surgir un verdadero conflicto cuando el deseo de una totalidad honestidad se encuentra frente a las necesidades de algunas personas de contar con cierta clase de protección. si éstos hubieran discutido esos temas con más franqueza. la idea del divorcio representa una: amenaza a su sentido de seguridad. Durante mi primer año de formación psiquiátrica un paciente me contó en su cuarta visita un sueño que evidentemente manifestaba cierta preocupación por la homosexualidad. sin embargo. Mírennos como fuertes y amorosos guardianes. casi lo perdí no sólo como paciente mío sino como paciente en general. Si el matrimonio de sus padres naufraga definitivamente. las drogas. esto significa colocar una carga innecesaria en los hijos. los niños tendrán que afrontar la amenazadora posibilidad del divorcio hablen o no hablen sus padres del asunto.

realmente logran recorrerlo felizmente. No tienen que inventar nuevas mentiras para cubrir las viejas. la necesidad de producir buena impresión o la necesidad de proteger nuestro propio mapa contra la censura. el factor primario para estimar las necesidades de otro es a estimación de la capacidad de esa persona para utilizar la verdad con miras a su crecimiento espiritual. uno toma partido por el fin para justificar los medios y habrá perdido la integridad y la identidad personales al convenirse por entero en persona de la organización. la decisión de callar la verdad nunca debería basarse en necesidades personales. las personas abiertas crecen continuamente. se ve libre de todo temor. Quinto. Este es el camino más fácil. Y en última instancia comprueban que la energía que exige la autodisciplina de la honestidad es mucho menor que la energía necesaria para mantener las cosas en secreto. al ejercitar el coraje de vivir al descubierto. Por último. Tercero. si uno considera su efectividad dentro de una organización como la única meta de su conducta y se permite sólo expresar opiniones que no levanten olas. así como cuanto más miente uno más necesario es mentir de nuevo. En virtud de su franqueza. pues. una verdadera traba crónica e interminable. El equilibrio Espero que el lector ya haya comprendido claramente que el ejercicio de la disciplina es una tarea no sólo dificultosa y compleja sino que exige además flexibilidad y juicio. pero también han de poseer la capacidad de retener alguna parte de la verdad cuando esto es apropiado. la estimación de las necesidades de otra persona es un acto de responsabilidad tan complejo que sólo se puede realizar sabiamente cuando uno obra con genuino amor por la otra persona. la decisión de callar la verdad debe basarse siempre y por entero en las necesidades de la persona o personas a quienes se oculta la verdad. como la necesidad de adquirir poder. imposible de llevar a cabo alguna vez a la perfección. Cuarto. la mayoría de la gente opta por una vida de honestidad y franqueza limitadas y de relativa reserva. sentimientos. Por otro lado. al estimar la capacidad ajena de utilizar a verdad para alcanzar crecimiento espiritual personal. No necesitan malgastar esfuerzos para cubrir rastros o conservar disfraces. pues rehúsa mostrarse al mundo y mostrarle sus mapas. Sexto. Todo esto podrá parecer una tarea extraordinaria. Como nunca dicen falsedades pueden sentirse seguras y orgullosas sabiendo que en nada han contribuido a la confusión del mundo. no se ven agobiadas por la necesidad de ocultar nada. ideas y hasta conocimientos en muchas circunstancias de los negocios humanos. El camino que deben recorrer los grandes ejecutivos entre la conservación y la pérdida de su identidad e integridad es extraordinariamente estrecho y pocos. sino que por el contrario sirvieron como fuentes de iluminación y clarificación. no tienen que escabullirse entre sombras. De manera que de vez en cuando es menester abstenerse de expresar opiniones. Por el hecho de que sus mapas sean continuamente puestos en tela de juicio. Las personas valientes deben esforzarse continuamente por ser honestas. personal con la de la organización. ¿Qué normas. tener en cuenta que retener la verdad es siempre potencialmente mentir y que en cada caso en que se oculta la verdad hay que tomar una significativa decisión moral. Cuanto más honesto es uno tanto más fácil resulta continuar siendo honesto. la gente dedicada a la verdad vive a la luz del día y. muy pocos. Por último. las recompensas de la difícil vida de honestidad y dedicación a la verdad son más que proporcionadas a las demandas exigidas. Segundo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En virtud de su apertura pueden establecer y mantener relaciones íntimas mucho más eficazmente que las personas cerradas. Sin embargo. de quien siempre estará contigo. debemos tener en cuenta que generalmente tendemos a subestimar antes que a sobreestimar dicha capacidad. puede uno seguir si está consagrado a la verdad? Primero no decir nunca una falsedad. pero debemos 31 . Se trata de un enorme desafío. Y precisamente porque se trata de una incesante carga de autodisciplina. una carga. Para ser personas libres debemos asumir la responsabilidad total de nuestros actos. son tota1mente libres.

De modo que debemos saber. El tipo de conducta para llegar a la disciplina disciplinada es lo que yo llamo equilibrio. diariamente debemos postergar la gratificación y mantener un ojo fijo en el futuro. todas las personas tienen fallas en sus sistemas flexibles de respuesta. por ejemplo. para vivir jubilosamente debemos además poseer la capacidad de vivir en el presente y de obrar con espontaneidad. y algunos por fin a los que podía introducir en su dormitorio. Era inevitable que no pudiera sobrellevar continuamente semejante carga y entonces o no escribía ninguna misiva o rechazaba todas las invitaciones. Para estar organizados y ser eficientes. la disciplina tiene que ser disciplinada. no nos conviene responder con enojo. la culpabilidad y la inseguridad. sino también determinar cual debe ser el momento oportuno de manifestarla y cuál debe ser el estilo correcto de expresarla. Es pues necesario que los centros superiores del cerebro (el juicio) puedan regular y modular los centros inferiores (las emociones).La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. para vivir con cordura. y otras en voz alta y con calor. En otras palabras. Sólo con el enojo podemos sobrevivir. cuando al principio vemos que otros se están entremetiendo en nuestras cosas. Además debemos poder expresar nuestro enojo de diferentes maneras. De esta manera fluctuaba entre una promiscuidad degradante y un árido aislamiento. La paciente se sentía obligada a enviar una elaborada carta perfectamente redactada y escrita a mano para responder a toda invitación o regalo que recibía. más difícil resulta esta tarea. de quien siempre estará contigo. Experimentamos enojo o cólera cuando comprobamos que otro organismo intenta invadir nuestro territorio geográfico o psicológico o cuando trata de someternos de una u otra manera. estaríamos retrocediendo continuamente hasta quedar por entero aplastados y exterminados. Otras veces nos es más provechoso expresarlo inmediatamente y de manera espontánea. tengamos en cuenta la cuestión del enojo y su expresión. Por ejemplo. que constituye el cuarto y último argumento. Buena parte del trabajo de psicoterapia consiste en ayudar a nuestros pacientes a elaborar sistemas de respuestas más flexibles que los que tienen. En mayor o menor grado. A veces es mejor expresarlo con frialdad y calma. otros a los que podía hacer entrar en el salón pero no en su dormitorio. El equilibrio es lo que nos da flexibilidad. También aquí se mostró sorprendida al enterarse de que en el caso de ciertos regalos no era necesario enviar notas de agradecimiento y que cuando correspondía hacerlo una breve esquela era suficiente a veces. O puede darse el caso de que cuando alguien está realmente invadiendo nuestro terreno podemos darnos cuenta de que. 32 . No ha de sorprender pues que el aprendizaje de las maneras de manejar nuestra cólera sea una tarea compleja que en general no se puede completar antes de la edad adulta o a mediados de la vida y que a veces nunca llega a completarse. cuanto más afectados están nuestros pacientes por la ansiedad. El enojo es una emoción engendrada en nosotros (y en organismos menos evolucionados) por incontables generaciones a fin de promover nuestra supervivencia. A veces. trabajé con una mujer esquizofrénica de treinta y dos años para quien fue una verdadera revelación enterarse de que hay algunos hombres a los que no debería dejar pasar de la puerta de calle. En general. Esa emoción nos lleva a devolver el golpe. por una razón u otra. Anteriormente la paciente se había comportado según un sistema de respuestas por el cual o bien dejaba entrar a todo el mundo en su dormitorio o bien (cuando esta respuesta no parecía dar resultado) no les permitía pasar de la puerta de calle. no sólo cómo tratar nuestra cólera de diferentes maneras en diferentes momentos. Para manejarnos con felicidad en nuestro complejo mundo hemos de poseer la capacidad de no sólo expresar nuestra cólera. Sin embargo muy a menudo. conviene expresarlo sólo después de madura reflexión. sino también la capacidad de no expresarla. también tener la capacidad de rechazar la responsabilidad que no es realmente nuestra. En todas las esferas de actividad se necesita extraordinaria flexibilidad si uno quiere alcanzar éxito. Para considerar sólo un ejemplo. Para manejar nuestro enojo con toda competencia y propiedad se requiere un elaborado y flexible sistema de respuestas. nos damos cuenta después de un examen más atento que no era esa la intención que tenían. Con todo. Sin nuestra cólera.

La única alternativa de esta renuncia es no avanzar en modo alguno en la jornada de la vida. En sus formas mayores la renuncia es la experiencia humana más penosa. a ideologías y hasta a estilos de vida. que pueden estar en conflicto. el camino corría empinadamente cuesta abajo. Hasta ahora sólo me referí a formas menores de renunciamiento: sacrificar la velocidad de la bicicleta o el lujo de estallar en cólera o la seguridad de contener el enojo o la prolijidad de una carta de agradecimiento. Mi éxtasis terminó a los pocos segundos cuando me vi proyectado a unos tres metros fuera del camino entre los arbustos. No deberías entablar -una partida que luego no puedes terminar. de quien siempre estará contigo. La esencia de esta disciplina de equilibrio es saber renunciar. Mantener el equilibrio es una disciplina precisamente porque supone renunciar a algo y eso siempre resulta penoso. finalidades. Si hemos de jugarlo bien debemos hacerlo lentamente. Y así mientras ella se sentía cada vez más desdichada continuamos jugando otros diez minutos hasta que de pronto rompió a llorar. deberes. en tanto que la rueda delantera de mi nueva bicicleta se había retorcido por el choque contra un árbol. Estamos pasándolo bien”. Aplicar los frenos y renunciar a ese éxtasis me parecía un absurdo proceder. repliqué. a fin de evitar la penosa experiencia de desembarazarse de partes de sí mismo. a bien establecidos esquemas de conducta. yo no había querido renunciar a la velocidad que me embriagaba a fin de poder mantener el equilibrio al llegar a la curva. Aprendí sin embargo que perder el equilibrio es en definitiva más penoso que renunciar a algo para mantenerlo. debemos continuamente abandonar partes de nosotros mismos. en lugar de seguir avanzando por el camino de la vida. Y si esto parece extraño se debe a que no comprendemos la profundidad del dolor que semejante renuncia supone. Estas son formas mayores de renunciamiento. Como hace todo el mundo. papá. experimentaba el aumento de velocidad como un éxtasis. responsabilidades. necesarias si uno pretende avanzar muy lejos por el camino de la vida. 33 . Tenía rasguños y sangraba. Más o menos a una milla de nuestra casa. “El ajedrez es un juego serio. pues para tomar las curvas y esquinas de nuestra vida. La madura salud mental exige pues una extraordinaria capacidad de mantener flexiblemente y continuamente un delicado equilibrio entre necesidades. por eso aquella noche sugerí que lo hiciéramos. Entonces le dije: “Vamos. tenía que levantarse a las seis de la mañana. Si no deseas jugar seriamente sería mejor que no jugaras”. Recuerdo la primera lección que recibí sobre esto una mañana de verano cuando tenía nueve años. En aquella ocasión habla perdido mi equilibrio. mi hija debía asistir a clase por la mañana siguiente y a las nueve me preguntó si yo no podría ser más rápido en mis movimientos de las piezas porque debía irse temprano a la cama. Continuamos jugando durante otros quince minutos en los cuales mi hija visiblemente quedaba en desventaja. pero la mayoría de la gente elige esta alternativa. por favor apresúrate en los movimientos”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. y yo. Por fin me rogó “por favor. En ese caso. Sin embargo. etcétera. Consideremos ahora lo que supone renunciar a ciertos rasgos de la personalidad. Yo sabía que mantenía una rígida disciplina en sus hábitos de sueño y me pareció que debería poder reducir un tanto esa rigidez. descendiendo aquella mañana por la colina. Acababa de aprender a montar en bicicleta y jubilosamente estaba probando hasta qué punto llegaban mis nuevas habilidades. Resolví pues conservar la velocidad y tomar con cuidado la curva que comenzaba al terminar la pendiente. Ella aceptó ansiosamente y nos sentamos para jugar una partida de ajedrez sumamente pareja. me manifestó que daba por perdida aquella estúpida partida y se fue llorando escaleras arriba. Durante varias semanas mi hija me habla estado invitando a que jugara una partida de ajedrez con ella. Podrá parecer extraño. puedes ir a la cama un poquito más tarde por una vez. De un modo u otro ésa fue una lección que tuve que continuar aprendiendo durante toda mi vida. una noche decidí destinar mi tiempo libre para afianzar y hacer más íntimas mis relaciones con mi hija de catorce años. “No. de ninguna manera”. Hace poco.

mi espíritu de competencia y mi seriedad formaban parte de un esquema de conducta que resultaba eficaz y. es menester renunciar a cierta dosis del “antiguo modo de ser”. A decir verdad. el proceso de renuncia comienza a menudo aun antes de que el paciente haya tomado la decisión de hacerse tratar psiquiátricamente. pero no fue así. Ahora como padre. y a veces muchas veces. La maté con mi deseo de ganar en mi papel de padre. de quien siempre estará contigo. Sin embargo aun esa pequeña renuncia me pareció imposible. Los tiempos habían cambiado. Esto ocurre porque la sensación asociada con la renuncia a algo que uno quiere -o por lo menos a algo que es parte de nosotros mismos y nos es familiar. poco masculino e inadecuado”. por otro lado. Había comenzado la velada con el deseo de pasar un buen rato con mi hija. Durante toda mi vida el deseo de ganar me fue provechoso pues gané muchas cosas. Pero ahora ya ha quedado superada. Ya dije que durante el proceso de desembarazarme de mi deseo de ganar siempre. ¿Cómo podía jugar al ajedrez con entusiasmo pero no seriamente? Sin embargo debía cambiar algo pues me daba cuenta de que mi entusiasmo. la depresión es un fenómeno normal y fundamentalmente saludable. junto al camino y a mi bicicleta. Evidentemente había cometido un error. Me desembaracé de esa parte que murió. me sobrecogió la depresión. Esta es una parte inevitable de toda psicoterapia que logra éxito. de manera que si yo no conseguía modificar ese esquema de conducta se repetirían otras veces esas innecesarias escenas de amargura y llanto. que. Renuncié a parte de mi deseo de ganar todas las partidas. Por ejemplo. Tuve que matarla. A los noventa minutos ella estaba tan encolerizada y llorosa que apenas podía dirigirme la palabra. reconocía que semejante deseo era un obstáculo en mi camino. ¿Cómo era posible jugar al ajedrez sin desear ganar? Nunca me gustó hacer las cosas sin entusiasmo. ¿Cómo había podido perder así el equilibrio? Poco a poco fui vislumbrando que mi deseo de ganar era muy grande y que habría sido necesario desechar una parte de ese deseo. con frecuencia la decisión de buscar atención psiquiátrica representa en sí misma una renuncia a la imagen que el individuo se ha forjado y que se expresa así: “Estoy bien”. en el proceso de la psicoterapia aquellas personas que tienen la valentía de considerarse pacientes. Desechar esta imagen puede resultar particularmente difícil a los varones de nuestra cultura para quienes “No estoy bien y necesito ayuda para comprender por qué no estoy bien y para volver a estar bien” es frecuentemente equiparada con “soy débil. este proceso de renunciamiento en general comienza antes de que el paciente acuda por primera vez al consultorio del psicoterapeuta. Esa comprobación me deprimió seriamente. ¿Que habla salido mal? La respuesta era evidente.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Y no lo echo de menos. Puesto que los seres humanos mentalmente sanos deben desarrollarse y crecer y como perder el antiguo modo de ser o renunciar a él es una parte integrante del proceso de crecimiento mental y espiritual. Al punto sentí como si yo tuviera otra vez nueve años y me encontrara tendido en el suelo ensangrentado entre los arbustos. Resulta anormal o patológico sólo cuando algo interfiere en el 34 . Cuando era niño mi deseo de ganar siempre me era provechoso. sólo que yo no quería verla. de modo que me pasé dos horas de zozobra hasta llegar a aceptar el hecho de que yo había echado a perder aquella velada al permitir que mi deseo de ganar una partida de ajedrez fuera más importante que mi deseo de consolidar una buena relación con mi hija. Para que se produzca abundantemente ese crecimiento. Para estar de conformidad con ellos tuve que renunciar a algo. contribuía a alejar a mi hija de mí. No había sabido tomar bien aquella curva del camino. En realidad. Mi depresión continuó.es la depresión. El período de psicoterapia intensiva es un periodo de intenso crecimiento durante el cual el paciente puede sufrir más cambios que los que experimentan algunos individuos en toda su vida. El aspecto saludable de la depresión El anterior es un simple ejemplo de aquello por lo que deben pasar. Creía que iba a echarlo de menos.

Esto no quiere decir que los pacientes tengan siempre conciencia de lo que les está ocurriendo. En realidad.  El deseo de la posesión total (incluso sexual) de uno de los padres. En consecuencia. algunos de los principales deseos.  La fantasía de la omnipotencia. el proceso de crecimiento y de renunciamiento comienza en el nivel inconsciente en el cual se experimenta la depresión. aunque todas las depresiones patológicas supongan algún obstáculo en el proceso de renunciamiento. creo que existe un tipo de depresión neurótica crónica que tiene su raíz central en un daño traumático inferido a la capacidad fundamental del individuo para renunciar a algo.que renunciar en el curso de una vida que evoluciona satisfactoriamente:  El estado infantil en el cual no es necesario responder a exigencias exteriores. aquí nos limitamos simplemente a enumerar. El hecho de que el inconsciente esté un paso adelantado a la conciencia podrá parecer extraño a los lectores legos. En la sección final de este libro trataremos este tema más profundamente. lo que los hace problemáticos y penosos. En otras palabras. a sus viejos esquemas de pensamiento y conducta. Aunque podría escribirse todo un libro sobre cada uno de ellos. Pero el inconsciente lo sabe. los pacientes con frecuencia ya han entrado en un proceso de renunciamiento o crecimiento antes de considerar la posibilidad de acudir a la psicoterapia y son precisamente los síntomas de ese proceso de crecimiento los que los llevan al consultorio del terapeuta. Recientemente se ha estado hablando mucho de la “crisis de la edad mediana”. a este subtipo de depresión lo llamaría yo “neurosis de renuncia”. De todos los posibles factores. a menudo para siempre. quizás haya más). No saben que las cosas ya no pueden ser “lo que eran antes”. ésta es sólo una de las muchas “crisis” o estadios críticos de desarrollo en la vida. proceso de renunciamiento. insensibles a las necesidades del niño.7 Una de las principales razones de que la gente piense en recurrir a la ayuda psiquiátrica es la depresión que experimenta. Precisamente porque el inconsciente en su sabiduría sabe que “las cosas como eran antes” ya no son viables ni constructivas.es el hecho de que al lograr pasar con éxito a través de ellos renunciamos nociones queridas y a viejos modos de obrar y de considerar las cosas. en su orden de aparición. condiciones y actitudes a los que hay . por lo genera sólo desean encontrar alivio de los síntomas de su depresión “para que las cosas puedan ser como eran antes”. de quien siempre estará contigo. como lo mostró Erik Erikson hace ya treinta años. Por esta razón. uno de los más comunes y poderosos es una serie de experiencias vividas en la niñez. no se dan cuenta de que su depresión está señalando ese cambio profundo que se necesita para alcanzar una adaptación evolutiva apropiada. Por el contrario. Lo que convierte en crisis estos períodos de transición en el ciclo vital -es decir. episodios en los cuales los padres. así no vencen ninguna crisis. ni tienen la jubilosa experiencia de renacer que acompaña el paso feliz a una mayor madurez. Como los pacientes no están todavía conscientemente dispuestos a reconocer que “el viejo modo de ser y las “cosas como eran” son obsoletas. sin embargo es un hecho cierto no sólo en este caso especifico sino en general pues se trata de un principio básico del funcionamiento mental.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. lo privan de “cosas” antes de que el niño esté psicológicamente pronto para renunciar a ellas o sea suficientemente fuerte para aceptar realmente la pérdida de esas cosas. entonces la depresión se prolonga y no se resuelve al completarse el proceso. 35 . El trabajo de éste consiste pues en ayudar al paciente a completar un proceso de crecimiento que el paciente mismo ya inició. 7 Muchos son los factores que pueden interferir en el proceso de renunciamiento y que por lo tanto prolongan una depresión normal y saludable que se convierte entonces en depresión patológica crónica. Lo más probable es que el paciente informe: “No tengo la menor idea de por qué estoy deprimido” o atribuya la depresión a factores que no vienen al caso. ni experimentan verdadero crecimiento. Muchas personas no están dispuestas a sufrir el dolor de semejante renuncia o son incapaces de soportarlo. Ese esquema de experiencias de la niñez sensibiliza al niño a la experiencia de la pérdida y le crea una tendencia mucho más fuerte que la que se encuentra en individuos más afortunados a aferrarse a las “cosas” y a tratar de evitar el sufrimiento de la pérdida o de la renuncia las cosa. se aferran. (Erikson describió ocho crisis.

 La dependencia de la niñez. como veremos en la siguiente sección de este libro) es para la mayor parte de nosotros un proceso gradual que se desarrolla en una serie de arranques y accesos.  La independencia de la salud física.  La autoridad sobre los hijos. Esta disciplina fue bien descrita por el teólogo Sam Keen en To a Dancing God: “El segundo paso exige que yo trascienda la percepción idiosincrásica y egocéntrica de la experiencia inmediata.  El deseo de verse libre de todo compromiso. En la renuncia a su propio sí mismo.  La omnipotencia de la adolescencia.representa una crueldad por parte de Dios o del destino que convierte nuestra existencia en una especie de mala broma que nunca puede ser aceptada por completo. Una forma de renunciamiento transitorio merece especial mención porque su práctica es un requisito absoluto para cobrar significativo aprendizaje durante la edad adulta y. por lo tanto.  Las varias formas de poder temporal. la vida misma.  Las imágenes deformadas de los padres de uno. Renuncia y renacimiento En lo tocante al último de los puntos mencionados.  La agilidad de la juventud. Si pretendo apreciar el carácter único de cualquier dato. Sin embargo la realidad es todo lo contrario. debo tener suficiente conciencia de mis ideas preconcebidas y de mis deformaciones emocionales características para ponerlas entre paréntesis el tiempo necesario para poder recibir lo extraño y lo nuevo en mi mundo perceptivo. de compensar o 36 . La conciencia de lo que se presenta ante mí implica un doble movimiento de atención: Acallar lo familiar y acoger lo nuevo y extraño. podrá parecer a muchos que ese requisito -renunciar a uno mismo y a la propia vida. por último. los seres humanos pueden hallar el júbilo más sólido y duradero de la vida. mi experiencia pasada o mis expectaciones sobre el futuro determinen lo que he de ver. El proceso de renunciar a uno mismo (que tiene relación con el fenómeno del amor. una persona o un suceso extraño tengo la tendencia a dejar que mis necesidades actuales.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Esta disciplina de poner entre paréntesis. Y es la muerte lo que confiere a la vida toda su significación. Poner entre paréntesis es esencialmente el acto equilibrar la necesidad de estabilidad y afirmación de uno mismo y la necesidad de nuevos conocimientos y acrecentada comprensión mediante el proceso de renunciar transitoriamente a uno mismo -ponerse a un lado.  Y.  La atracción y potencia sexuales de la juventud. Me refiero a un subtipo de la disciplina de equilibrio que yo llamo “paréntesis”. por así decirlo. Esta opinión es particularmente cierta en nuestra actual cultura occidental en la cual el sí mismo es considerado sagrado y la muerte un indecible insulto. para alcanzar significativo crecimiento espiritual. de quien siempre estará contigo. En este “secreto” estriba la fundamental sabiduría de la religión. La madura conciencia fue posible sólo cuando asimilé y compensé las tendencias y prejuicios que constituyen el residuo de mi historia personal.a fin de dar espacio a la incorporación de nuevo material en uno mismo. Cada vez que encuentro un objeto.  La fantasía de la inmortalidad.

Y lo haría de nuevo. Sin esta disciplina cada momento presente es sólo la repetición de algo ya visto o experimentado. “Durante toda la vida uno debe continuar aprendiendo a vivir”. T. por lo tanto. Pero ya no nos sentimos a nuestras anchas aquí en el régimen de la antigua ley. pág. Pero estemos o no dispuestos a considerar seriamente la posibilidad de algún tipo de renacimiento que se dé simultáneamente con nuestra muerte física. de quien siempre estará contigo. esto: ¿Fuimos llevados todo ese camino hacia el nacimiento o la muerte? Hubo por cierto un nacimiento. este nacimiento fue angustiosa y amarga zozobra para nosotros. un viejo concepto. debo sufrir el proceso de una descentralización del yo8. lo cierto es que esta vida es una seria de simultáneos renacimientos y muertes. sólo que me los había imaginado diferentes. “y lo que más os asombrará es que durante toda la vida uno debe aprender a morir”. Así. más muertes. Todo esto ocurrió hace mucho tiempo. Me complacería otra muerte. pág. Citado por Erich Fromm. una nueva teoría es menester que muera una vieja idea. 1909-1950. Regresamos a nuestros lugares. dijo Séneca hace dos milenios. Sí. con gentes extrañas. 1955. The Sane Society. El sufrimiento de renunciar es el sufrimiento de la muerte. de acallar exige refinado conocimiento de uno mismo y valiente honestidad. más alegrías y más dolores. como la muerte. 69.S. a estos reinos. personas o sucesos pueda echar raíces en mí. El proceso de autodisciplina es un proceso de autocrecimiento. no es en modo alguno irrazonable prestar más atención que la que generalmente prestamos en Occidente al concepto de la reencarnación. ser sólo diferentes caras de la misma moneda. una vieja teoría. Esto plantea la cuestión de saber si será posible alguna vez liberarse del dolor en esta 8 9 10 Nueva York. lo recuerdo. 1952. Eliot describe a los tres hombres sabios en su sufrimiento de renunciar a su anterior visión del mundo cuando abrazan el cristianismo. 9 Puesto que nacimiento y muerte parecen. Vi nacimiento y muerte.” La disciplina de poner entre paréntesis ilustra la consecuencia más importante del renunciamiento y de la disciplina en general: cuanto más importante sea aquello a lo que se renuncia tanto más se gana. (Harper & Row). para que la presencia única de cosas. New York (Harcourt Brace). como nuestra muerte. Nueva York (Rinehart). El sufrimiento de la muerte es el sufrimiento del nacimiento y el sufrimiento del nacimiento es el sufrimiento de la muerte. 28. tuvimos pruebas y ninguna duda. Para desarrollar una nueva idea.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pero la muerte de lo viejo es nacimiento de lo nuevo. un nuevo concepto. pero quisiera averiguar esto. 1970. Complete Poems and Plays. 10 También es evidente que cuanto mas avanza uno por el camino de la vida más nacimientos experimentará y. agarradas a sus dioses. 37 . al terminar su poema “Journey of the Magi”. Para que lo genuinamente nuevo pueda surgir.

la respuesta es afirmativa porque el individuo espiritualmente evolucionado es (como lo mostraremos en la próxima sección) un individuo capaz de extraordinario amor y con su extraordinario amor experimenta extraordinario júbilo. su amor las lleva a responder el llamado. Son por eso personas de gran poder aunque generalmente e1 mundo las mire como seres completamente comunes puesto que las más veces ejercen su poder de manera callada y hasta oculta. es probable que uno sienta llamado a servir al mundo de manera más dolorosa de las que uno mismo puede imaginar ahora. está en el mismo lugar que al principio. Buda y Cristo no eran hombres diferentes. una unidad de tropas. pero un hombre espiritualmente evolucionado nunca será un general de primera línea!”. De manera que si nuestra meta es evitar el dolor y eludir los sufrimientos no sería aconsejable que tratáramos de llegar a niveles superiores de conciencia o de evolución espiritual.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. O. Si uno renuncia a ganar sin haber ganado nunca. En un mundo que clama desesperadamente por capacidad. Los budistas tienen a ignorar los sufrimientos de Buda y los cristianos olvidan el júbilo de Cristo. Digamos unas palabras finales sobre la disciplina del equilibrio y su esencia. un instrumento de la estrategia y nada más. Pero los grandes también son capaces de júbilo. uno no puede alcanzar esos niveles sin sufrir y.de la grandeza de una persona es su capacidad de sufrimiento. en la medida en que se llegue a esos niveles. ¿es posible evolucionar espiritualmente a un nivel de conciencia en el que el dolor de vivir quede por lo menos atenuado? La respuesta es afirmativa y negativa. Es también afirmativa porque la práctica incesante de la disciplina lleva a una situación de dominio y la persona espiritualmente evolucionada domina en el mismo sentido en que el adulto domina en la relación con el niño. en cierto sentido deja de ser sufrimiento. Uno debe poseer algo para poder renunciar a ese algo. Esta es pues la paradoja. en segundo lugar. El sufrimiento de Cristo en la cruz y el júbilo de Buda bajo el árbol bodhi son una sola cosa. para decirlo de manera más sencilla. Es afirmativa porque una vez que se acepta completamente el sufrimiento. de un maestro. así como esa persona no negaría alimento a un niño hambriento. ejercer poder significa toma decisiones. ¿por qué hemos pues de desear evolucionar? Quien formule esta pregunta acaso no conozca suficientemente lo que es el júbilo. Tal vez podrá encontrar una respuesta en lo que resta del libro o tal vez no la encuentre. de un médico. Y lo mismo cabe decir del presidente de una compañía. Una medida -quizá la mejor medida. Uno no puede renunciar a nada que no haya obtenido antes. Cuestiones que representan grandes problemas para el niño y le causan gran desazón pueden no tener importancia para el adulto. Para uno de los generales la división no es más que una cosa. Antes de poder 38 . Para el otro general la división es esas cosas. de quien siempre estará contigo. Por fin. ¿Para quién es más fácil la decisión? Para el general que embotó su conciencia precisamente porque no puede tolerar el sufrimiento que le acarrearía una conciencia más completa. Quienes toman mejores decisiones son aquellos que están dispuestos a sufrir a causa de sus decisiones sin perder empero su capacidad de decidir. el renunciamiento. en él lugar del perdedor. su dominio y su amor tienen extraordinaria capacidad y están llamadas a servir al mundo. vida. de un padre. Puede sentirse tentado a decir: “¡Ah. Las personas espiritualmente evolucionadas en virtud de su disciplina. Podrá uno preguntar. una persona extraordinariamente competente y llena de amor no puede negar su capacidad. Ello no obstante ejerce su poder y al hacerlo sufren extremadamente. En primer lugar. pero el hombre tiene también conciencia de cada una de las diez mil vidas y de las vidas de las familias de cada uno de sus soldados. En efecto. terriblemente. Siempre hay que tomar decisiones que afectan la vida de otras personas. Imaginemos a dos generales cada uno de los cuales debe decidir si lanzará o no una división de diez mil hombres al combate. Pero la respuesta es negativa porque en el mundo hay un vacío de capacidad que es menester llenar. y el proceso de decidir con completa conciencia es con frecuencia infinitamente más doloroso que tomar decisiones con conciencia limitada o embotada (que ésta es la manera en que se toman generalmente las decisiones y la razón de que en última instancia se revelen equivocadas).

También es razonable preguntarse si procesos tales como la retroalimentación biológica. pero creo que es necesario decirlo pues hay muchas personas que tienen una visión de la evolución aunque no la voluntad de llevarla a cabo. la energía y la disposición para utilizar éstas técnicas. de suerte que puedan resolverse todos los problemas de la vida. Como veremos en la sección siguiente. Es menester desarrollar un yo antes de poder perderlo. dedicarse a la verdad o realidad. Desean y creen que es posible prescindir de la disciplina. el yoga y la psicoterapia no son técnicas de disciplina. de quien siempre estará contigo. Por otro lado. Como tales pueden ser muy útiles pero no son esenciales. La disciplina es un sistema de técnicas porque estas técnicas están estrechamente interrelacionadas. Hemos definido la disciplina como un sistema de técnicas para tratar constructivamente el sufrimiento de resolver problemas -en vez de eludir ese sufrimiento-. renunciar a la propia identidad uno tiene que habérsela forjado. Algunos hasta creen que en virtud de semejante imitación pueden llegar a ser realmente santos y profetas y no son capaces de reconocer que continúan siendo aún niños ni de afrontar el hecho penoso de que deben comenzar por el principio y recorrer todo el camino. encontrar un atajo que conduzca a la santidad. y ser capaces de equilibrio. pero a esto yo replicaría que. el amor es lo que suministra la fuerza. son auxiliares técnicos antes que técnicas básicas. En un solo acto puede uno utilizar dos o tres o hasta todas las técnicas al mismo tiempo y de manera tal que no sea posible distinguir una de otra. permiten por sí solas a quien practique la disciplina.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Hemos distinguido cuatro técnicas básicas: postergar la gratificación. al “discípulo”. si se las practica incesante y genuinamente. Esto podrá parecer increíblemente elemental. es decir. 39 . retirándose al desierto o haciéndose carpinteros. las técnicas básicas aquí descritas. Con frecuencia intentan a imitando sencillamente las actitudes superficiales de los santos. evolucionar hacia niveles espiritualmente superiores. asumir responsabilidades. la meditación. No pretendo que este análisis de la disciplina sea exhaustivo pues es posible que haya pasado por alto una o más técnicas fundamentales. aunque sospecho que no es el caso. a mi juicio.

Los hombres de ciencia tienden a considerar sospechosas las definiciones teleológicas y tal vez mirarán también ésta como sospechosa. Cuando uno ha logrado extender sus propios límites. Por ejemplo. habrá de advertirse que se trata de una definición teleológica. En efecto. Mi experiencia me permitió acumular un conjunto de ejemplos de lo que parecían actos de amor y de lo que no parecía amor. etc. se advertirá que según mi definición el amor es un proceso extrañamente circular pues el proceso de extender el propio ser de uno es un proceso de evolución. amor perfecto. en este caso el crecimiento espiritual. hacerle ver que su madre podría haber estado motivada por otra cosa que no era amor y que lo que parece amor no es con frecuencia en modo alguno amor. en la cual la definición del amor es una cuestión de considerable importancia. SECCION II – EL AMOR Definir el amor Hemos indicado que la disciplina es el medio de la evolución espiritual del hombre. Me amaba verdaderamente”. aunque no sé hasta qué punto es valioso. ha crecido y se encuentra en un estado mayor de ser. En un sentido muy real procuraremos examinar lo inexaminable y conocer lo incognoscible. por eso comienzo por declarar que el intento será en algunos aspectos inadecuado. Y aun en ese momento tuve que rogarle que me dejara ir solo. la energía para ejercer la disciplina. Comprendo que estaba temerosa de que pudiera sufrir algún accidente. Quisiera hacer un breve comentario sobre esta definición antes de considerar una formulación más elaborada. Una consecuencia de la naturaleza misteriosa del amor es la de que hasta ahora nadie. Al tratar la timidez de este individuo fue necesario. No habría escrito esto si no creyera que el intento tiene algún valor. llegué a ella por la observación en mi práctica clínica de la psiquiatría (que incluye la autoobservación). lo cual era una pesada tarea para ella. lo que suministra el motivo. verdaderamente satisfactoria del amor. de quien siempre estará contigo. Primero. El amor es algo demasiado grande. por eso ella misma me conducía a la escuela y me iba a buscar todos los días. un joven tímido me decía: “Mi madre me amaba tanto que no me dejó ir a la escuela en el ómnibus colegial hasta mi último año del colegio secundario. la conducta se define aquí atendiendo a la meta o finalidad a la que parece servir. no llegué a ella en virtud de un proceso claramente teleológico de pensamiento. que yo sepa. filia. demasiado profundo para que verdaderamente se lo pueda comprender o medir o limitar dentro del marco de las palabras. Creo que esta fuerza es el amor. llegó a dar una definición. ágape. De manera que el acto de amar es un acto de autoevolución aun cuando la finalidad del acto sea el crecimiento de alguna otra persona. Los esfuerzos para explicarlo condujeron a dividir el amor en varias categorías: eros. amor imperfecto. lo mismo que en muchos otros casos. Yo defino el amor del modo siguiente: la voluntad de extender el sí mismo de uno con el fin de promover el crecimiento espiritual propio o de otra persona. 40 . Uno de los principales rasgos que distinguían a estas dos categorías parecía ser la finalidad consciente o inconsciente del que profesaba amor o no lo profesaba. Yo me propongo empero dar una sola definición de amor aunque sin dejar de tener conciencia de que es probable que de una manera u otra sea inadecuada. Sin embargo. Segundo. los pacientes generalmente están muy confundidos en cuanto a la naturaleza del amor. Por el contrario. En esta sección examinaremos lo que hay detrás de la disciplina. Tengo plena conciencia de que cuando intentamos examinar el amor comenzamos a juguetear con el misterio.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Evolucionamos en virtud de que tendemos hacia la evolución.

decidimos amar. según ya lo señalamos. A medida que avancemos en nuestro examen de la naturaleza del amor creo que llegará a ser evidente que no sólo el amor de uno mismo y el amor a los demás van acompañados sino que. El deseo no se traduce necesariamente en acción. pero muchos realmente no aman. Cuando amamos a alguien. Por fin. No tenemos que amar. Por eso decidí comenzar por escrutar la naturaleza del amor examinando aquello que no es amor.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Por más que podamos pensar que queremos amar. La voluntad también implica elección. no se los puede distinguir. de quien siempre estará contigo. No 41 . Como todos somos humanos. En verdad. Uno extiende sus límites sólo superándolos y esa superación requiere esfuerzos. los pacientes que recurren a la psicoterapia invariablemente están más o menos confundidos acerca de la naturaleza del amor. El primero es el de que la experiencia de enamorarse tiene relación específica con una experiencia erótica vinculada con el sexo. Por otro lado si realmente nos esforzamos en la causa del crecimiento espiritual ello se debe a que hemos decidido hacerlo así. sino que elegimos. No podemos dejar de lado la autodisciplina y al mismo tiempo ser disciplinados cuando nos ocupamos de otro. por lo tanto. espero que pueda clarificar suficientemente la cuestión para contribuir a desechar esas falsas concepciones que provocan sufrimientos no só1o a los pacientes sino a todas las personas cuando intentan encontrar sentido a sus experiencias amorosas. El amor no está exento de esfuerzos. Enamorarse De todas las falsas concepciones del amor. Pero aquí inmediatamente se ponen de manifiesto dos problemas. en última instancia. y por eso significa consagrarse al desarrollo de uno mismo así al de los demás. es imposible dejar de lado nuestro propio desarrollo espiritual en favor del desarrollo de alguna otra persona. La diferencia entre ambas cosas es igual a la diferencia que hay entre decir “Me gustaría ir a nadar esta noche” e “Iré a nadar esta noche”. nuestro amor se demuestra sólo a través de nuestras obras. Cuando una persona se enamora expresa ciertamente lo que siente diciendo “lo amo” o “la amo”. La voluntad es un deseo de intensidad suficiente para traducirse en acción. Algunos de esos sufrimientos me parecen innecesarios. la más vigorosa y difundida es la creencia de que “enamorarse” es amar o por lo menos que ésta es una de las manifestaciones del amor. al emplear la palabra “voluntad” procuro trascender la distinción entre deseo y acción. esta definición unitaria del amor incluye el amor por uno mismo y el amor por otro. En nuestra cultura todos deseamos en cierta medida amar. no amamos a pesar de nuestras buenas intenciones. Si bien este libro no hará que el amor deje de ser un misterio. Cuarto. Hemos elegido el amor. por el contrario supone esfuerzos. Es una concepción falsa poderosa porque enamorarse se experimenta subjetivamente de modo muy vigoroso o como una experiencia de amor. Como ya lo indiqué. así como somos incapaces de enseñar autodisciplina a nuestros hijos si nosotros mismos no somos disciplinados. puesto que esas erróneas concepciones populares podrían llegar a ser menos populares por obra de una definición más precisa del amor. por el hecho de que por ejemplo por esa persona (o por nosotros mismos) somos capaces de caminar una milla más o de dar un paso más. amar a los seres humanos significa amarme a mí mismo. Lo que ocurre es que frente al misterio del amor abundan las falsas concepciones. No podemos ser una fuente de fuerza si no promovemos nuestra propia fuerza. El amor es un acto de voluntad. En verdad. el acto de extender los límites de uno mismo implica esfuerzos. es intención y acción. somos incapaces de amar a otra persona si no nos amamos a nosotros mismos. si en realidad no amamos ello se debe a que hemos decidido no amar y. Tercero. Por eso llego a la conclusión de que el deseo de amar no es en sí mismo amor. Consagrarse al desarrollo espiritual humano es consagrarse al género del que uno forma parte.

Por ejemplo. Cuando su madre canta. comienza a hacer distinciones entre él mismo y el mundo. pero las fronteras establecidas posteriormente son más psíquicas que físicas. El conocimiento de estos límites dentro de nuestra mente es lo que se entiende por fronteras del yo. es necesario examinar la naturaleza de lo que los psiquiatras llaman las fronteras del yo.aun cuando los estimemos enormemente. La luna de miel siempre termina. A causa de esta esperanza y de esta sensación el niño de dos años generalmente intenta obrar como un tirano. ni de sus padres. Para comprender la naturaleza del fenómeno de enamorarse y su fin inevitable. el bebé no sabe si él mismo no está emitiendo aquellos sonidos. mis pensamientos. Cuando quiere jugar. como un autócrata que da órdenes a sus padres. Nos enamoramos sólo cuando consciente o inconscientemente estamos sexualmente motivados. mi dolor de estómago y hasta mis sensaciones. Conocemos nuestro tamaño y nuestros límites físicos. Hacia finales del primer año sabemos que éste es mi brazo. Pero con el tiempo el niño comienza a experimentarse él mismo. Esos límites son nuestras fronteras. no siempre la madre quiere jugar. como si fueran elementos subalternos de su 42 . Cuando ve que su madre se mueve es como si él mismo se estuviera moviendo. Todavía no hay distinción entre yo y tú. Cuando siente hambre. Comienza a desarrollarse cierto sentido del “yo”. ni la cuna ni el cielo raso se mueven. no hay separaciones. la edad que va de los dos a los tres años es típicamente un momento en el que el niño llega a un arreglo con los límites de su poder. Entonces el niño tiene la experiencia de que sus deseos no son una orden para su madre. de la habitación. mi pie. todavía se aferra a la posibilidad de que su deseo pueda ser una orden para su madre. durante los primeros meses de vida el recién nacido no distingue entre sí mismo y el resto del universo. Sí bien antes de ese momento el niño aprendió que su deseo no es necesariamente una orden para su madre. Cuando mueve sus brazos y piernas el mundo se está moviendo. No hay fronteras. mi lengua. El bebé y el mundo son una sola cosa. mi voz. nos enamoramos de nuestros hijos aun cuando los amemos profundamente. Así el niño aprende que su brazo y su voluntad están conectados y que por eso su brazo es suyo y no de ningún otro. Cuando el pequeño reconoce su voluntad como suya propia y no como la del universo. Cuando tiene hambre el mundo tiene hambre. Cualquiera sea la persona de la que nos hayamos enamorado. de quien siempre estará contigo. No nos enamoramos de nuestros amigos del mismo sexo -a menos que seamos homosexuales. es decir. la madre no siempre aparece para alimentarlo. como una entidad separada del mundo. El desarrollo de las fronteras del yo es un proceso que continúa durante toda la niñez y alcanza a la adolescencia y hasta la edad adulta. o cuando la propia enfermedad mental de la madre hace que ella esté totalmente desinteresada y no prodigue ningún cuidado al hijoel pequeño crece hasta llegar a ser un niño o un adulto cuyo sentido de la identidad es muy deficiente. de lo qué somos y de lo que no somos. Se ha observado que cuando la interacción de madre hijo está muy perturbada -por ejemplo. Esto no quiere decir que invariablemente dejemos de amar a la persona de la que nos hemos enamorado. Quiere decir que la sensación de éxtasis que caracteriza la experiencia de enamorarse siempre pasa. Cuando quiere movimiento agita los brazos ante sus ojos. La lozanía del idilio siempre se marchita.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Esta interacción entre el pequeño y la madre se considera el terreno del cual comienza a brotar el sentido de identidad del niño. La voluntad del bebé es experimentada como algo separado de la conducta de su madre. mi cabeza. Según lo que podemos determinar por testimonios indirectos. tarde o temprano dejaremos de estar enamorados si la relación continúa el tiempo suficiente. cuando falta la madre o cuando no hay una madre sustituta satisfactoria. hermanos y animales domésticos de la familia. No hay identidad. No puede distinguirse de la cuna. De esta manera durante el primer año de vida aprendemos los elementos fundamentales de quiénes somos y quiénes no somos. El segundo problema es el de que la experiencia del enamoramiento es invariablemente transitoria. mis ojos. Lo animado y lo inanimado son lo mismo.

Ella desea hablar de su trabajo. que son organismos relativamente frágiles e impotentes. Creemos que la fuerza de nuestro amor hará que las fuerzas que se nos oponen se dobleguen sumisamente. La esencia del fenómeno de enamorarse es un repentino desmoronamiento de una parte de las fronteras del yo. en respuesta a los problemas de la vida diaria. continuará todavía durante algunos años escapándose a un mundo de fantasías en el que todavía existe la posibilidad de la omnipotencia (particularmente la suya). la realidad irrumpe en la fantasía de unidad de la pareja enamorada. Pero poco a poco hasta los superhéroes se dejan de lado y a mediados de la adolescencia los jóvenes saben que son individuos confinados dentro de las fronteras de su carne y de los límites de su poder. perciben el mundo exterior como un lugar irremisiblemente peligroso hostil confuso y nada estimulante. que ésta tiene y continuará teniendo sus propios deseos. De nuevo son dos indi43 . fronteras y límites individuales. La experiencia de fundirse con la persona amada reconoce ecos de la época en que estábamos fundidos con nuestra madre en la infancia. a él no le gustan los de ella. El desea colocar dinero en el Banco. Así como la realidad irrumpe en las fantasías de omnipotencia del niño de dos años. Dentro de esas fronteras está solo. la voluntad individual volverá a afirmarse. Ese súbito movimiento que nos hace salir de nosotros mismos. ella desea una máquina de lavar platos. Él desea relaciones sexuales. se aparten y desaparezcan en las tinieblas. de quien siempre estará contigo. y que responde con regia furia cuando no ve cumplidas las órdenes. Ése es el mundo de Superman y del Capitán Maravilla. propio ejército privado. poco a poco o súbitamente los miembros de la pareja dejan de estar enamorados. gustos y prejuicios diferentes de los de la otra persona. El futuro será todo luminoso. Pero casi todos nosotros sentimos la soledad como algo penoso y anhelamos escapar de ella. Junto con esa fusión volvemos a experimentar también aquella sensación de omnipotencia que tuvimos que hacer a un lado en nuestra peregrinación por la niñez. Esas personas sienten que sus propias fronteras lo protegen y encuentran cierta sensación de seguridad en su soledad. es experimentada por la mayoría de nosotros como un estado de éxtasis.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. lo cual permite que uno funda su identidad con la de otra persona. que existen sólo por la cooperación en el seno de un grupo de organismos semejantes llamado la sociedad. que nos hace derramamos de manera explosiva en la persona amada y la dramática cesación de la soledad que se produce al desmoronarse las fronteras del yo. Y así los dos en la intimidad de sus corazones comienzan a comprender penosamente que no son uno con la persona amada. ¡Nosotros y la persona amada somos uno! ¡Ya no existe la soledad! En algunos aspectos (aunque ciertamente no en todos) el acto de enamorarse es un acto de regresión. Aunque el niño de tres años llegó a aceptar las fronteras de su poder. Todos los problemas serán superados. poco a poco o súbitamente. salir de detrás de los muros de nuestras identidades individuales para encontrar una situación en la que nos sintamos más unificados con el mundo exterior. Sin embargo. A ella no le gustan los amigos que él tiene. la posibilidad de la omnipotencia es un sueño dulce. debido a experiencias desagradables y traumatizantes de la niñez. Tarde o temprano. Una a una. Ella desea ir al cinematógrafo. las fronteras del yo vuelven a erigirse en su lugar. ella no las desea. él desea hablar del suyo. La irrealidad de estos sentimientos cuando nos enamoramos es esencialmente la misma irrealidad del niño de dos años que se siente el rey de la familia y del mundo con poderes ilimitados. él no. Alrededor de los tres años el niño generalmente se ha hecho más tratable y suave por haber aceptado la realidad de la relativa impotencia en que ciertamente está. Los padres suelen referirse a esta edad llamándola “los terribles dos años”. Dentro de ese grupo no se distinguen particularmente aunque estén separados de los demás por identidades. Algunas personas -especialmente aquellas a quienes los psiquiatras llaman esquizoides-. La experiencia de enamorarse nos permite esa evasión… transitoriamente. tan dulce que el niño no puede desecharlo por completo ni siquiera después de varios años de afrontar muy dolorosamente su real impotencia. ¡Ahora todo parece posible! Unidos con la persona que amamos sentimos que podemos vencer todos los obstáculos.

La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. enamorarse no supone ningún esfuerzo. Pero la disciplina y la voluntad sólo pueden controlar la experiencia. Los psiquiatras. Si tenemos alguna finalidad cuando nos enamoramos es la de poner término a nuestra soledad y acaso asegurar ese resultado mediante el matrimonio. 44 . no es una decisión consciente. por ejemplo. pequeños caprichos o encantadoras excentricidades que sólo le agregan color y gracia. la experiencia de “enamorarse” no es verdadero amor por las varias razones siguientes. viduos separados. Enamorarse no es un acto de voluntad. En cambio. lo percibimos como un ser perfecto. nos parecen insignificantes. Individuos perezosos e indisciplinados pueden enamorarse lo mismo que los enérgicos y ordenados. Una vez pasado el precioso momento del enamoramiento y cuando las fronteras del yo han vuelto a su lugar. cuando nuestros límites se extienden o amplían tienden a permanecer ampliados. Ciertamente no pensamos en nuestro desarrollo espiritual. En otras palabras. no somos capaces de enamorarnos tan sólo de una persona a la que respetemos profundamente y con la cual sería deseable mantener una buena relación. En verdad. podemos no admirar al objeto de nuestra pasión que hasta puede no gustarnos. Tampoco nos damos cuenta de si nuestro objeto de pasión necesita desarrollo espiritual. No sentimos ninguna necesidad de desarrollo. Sin embargo. el individuo podrá quedar desilusionado. El verdadero amor es una experiencia de permanente extensión de la personalidad. Partiendo de la definición de amor que hemos dado. al enamoramos y antes de que cese ese estado sentimos que hemos llegado a las alturas máximas y que no es necesario ni posible subir más arriba. Nuestro espíritu está en paz. La lucha interior y los sufrimientos propios de la disciplina pueden ser enormes. Al emplear la palabra “verdadero” o “real”. En verdad. Si advertimos algunos defectos. En una parte posterior de esta sección discutiremos plenamente lo que entendemos por amor verdadero o real. sino que es un derrumbe parcial y transitorio de esas fronteras. En cambio puede sobrecogemos en momentos en que decididamente no la buscamos. Y es probable que nos enamoremos de alguien que no esté ciertamente a nuestra altura y también de alguien más conveniente. de quien siempre estará contigo. Por el contrario. el verdadero amor a menudo se da en un contexto en el que el sentimiento de amor falta. cuando resulta inconveniente e indeseable. Esto no quiere decir que la experiencia de enamorarse sea inmune a la disciplina. al declarar que cuando una pareja deja de estar enamorada puede comenzar el verdadero amor también digo implícitamente que el amor real o verdadero no tiene sus raíces en un sentimiento de amor. Enamorarse tiene poco que ver con la finalidad de promover el desarrollo espiritual. Por más ansiosos que estemos de enamoramos esa experiencia puede eludirnos. digo implícitamente que la percepción que tenemos cuanto estamos enamorados es una percepción falsa. Por el contrario. Si enamorarse no es amar. el colapso transitorio de las fronteras del yo. cuando obramos con amor a pesar de que no sentimos amor. pero la experiencia por lo común no lo habrá desarrollado más. que nuestro sentido subjetivo de amar es una ilusión. Enamorarse no supone una extensión de las fronteras de uno mismo. estamos perfectamente contentos con el estado en que nos hallamos. sin embargo conociendo los deberes que tienen con sus pacientes generalmente logran remediar el desmoronamiento de las fronteras de su yo y hacen a un lado a la paciente que consideran como un objeto romántico. frecuentemente se enamoran de sus pacientes y viceversa. La ampliación de nuestros límites exige esfuerzos. ¿que otra cosa puede ser entonces además de un derrumbe transitorio y parcial de las fronteras del yo? No lo sé. En este punto comienzan a disolverse los lazos de su relación o bien se inicia la obra del verdadero amor. pero no podemos elegir la experiencia misma. Pero el carácter sexual del fenómeno me hace sospechar que es un componente espiritual genéticamente determinado de la conducta de apareamiento. Podemos decidir sobre la manera de responder a la experiencia de enamorarnos. no pueden crearla.

que de otra manera sería perceptivo. Creo que habríamos hecho un buen matrimonio. La señora D. Millones de personas malgastan grandes cantidades de energía en un intento fútil y desesperado de hacer que la realidad de sus vidas se ajuste a la irrealidad del mito. muchos de nosotros. que no nos entregamos a la única y perfecta persona que nos estaba destinada. Obtuve todo lo que necesitaba. Si bien en general compruebo que los grandes mitos son grandes precisamente porque representan verdades universales que en ellos cobran cuerpo (más adelante hemos de examinar varios de estos mitos). el enamorarse es un ardid que nuestros genes usan con nosotros para nublar nuestro espíritu. de modo que ahora no tengo derecho a quejarme y debo hacer todo cuanto él desea. La señora A. incluso un matrimonio perfecto”. casada dos años atrás. entonces vemos con claridad que cometimos un terrible error. semejante regresión ilusoria e inevitablemente pasajera (no sería práctica si no fuera pasajera) al estado infantil de fusión y omnipotencia. Supongo que lo engatusé. se siente profundamente deprimida sin causa aparente e inicia la terapia declarando: “No sé qué marcha mal. que interpretamos equivocadamente los astros.” El señor B.. Quizá sea una mentira necesaria por cuanto asegura la supervivencia de la especie al alentar y aparentemente validar la experiencia de enamorarnos que nos atrapa en el matrimonio. que es enamorarse. Además el mito implica que hay sólo un hombre destinado a una mujer y sólo una mujer a un hombre. y engatusarnos y hacernos caer en la trampa del matrimonio. Pero ocurre que no satisfacemos todas las necesidades de la otra persona. El mito del amor romántico Para servir tan efectivamente como añagaza que nos apresa en el matrimonio. Cuando encontramos a la persona a la cual estamos destinados. El señor E. cuentos en los que el príncipe y la princesa una vez unidos viven siempre felices. Frecuentemente la artimaña se desquicia de una u otra manera. en efecto. O para expresarlo de una manera más cruda. constituye una respuesta estereotípica de los seres humanos a una configuración de pulsiones sexuales internas y de estímulos sexuales exteriores. Por otro lado. “Realmente no amaba a mi marido cuando me case”.. también casado dos años 45 . Pero como psiquiatra debo lamentar en lo profundo de mi corazón casi todos los días la enorme confusión y los profundos sufrimientos que engendra este mito. responsabilidades en conflicto o madura disciplinaintervienen para impedir la unión. de quien siempre estará contigo. sino que surgen fricciones y dejamos de estar enamorados. dice. la reconocemos al enamorarnos de ella.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. como no sea continuar viviendo en la infelicidad o divorciarse. que estamos felizmente o infelizmente casados hoy. sin ese ardid. se somete absurdamente al marido movida por un sentimiento de culpa. El mito del amor romántico nos dice. se lamenta: “Deploro no haberme casado con la señorita C. Nos hemos encontrado con la persona señalada por el cielo y como la unión es perfecta estaremos en condiciones de satisfacer siempre y para siempre todas las necesidades de esa otra persona y luego viviremos felices en una unión perfecta y en armonía. En nuestra cultura semejante ilusión se ve fomentada por el mito tan difundido del amor romántico que tiene su origen en nuestros cuentos de hadas favoritos de la niñez. como cuando las pulsiones y los estímulos sexuales son homosexuales o cuando otras fuerzas -interferencia parental. el mito del amor romántico es una tremenda mentira. la experiencia de enamorarse probablemente tenga como característica la ilusión de que esa experiencia habrá de durar para siempre. nos habríamos arredrado ante el realismo de los votos matrimoniales. configuración que sirve para aumentar las probabilidades de apareamiento sexual y afianzar así la supervivencia de la especie. Sólo unos meses después la paciente es capaz de aceptar que ya no está enamorada de su marido y que esto no significa que haya cometido un horrible error. que lo que pensamos que era amor no era amor “verdadero” o “real”. “Fingí que lo amaba. lo cual está predeterminado por los astros. que para cada joven del mundo hay una joven que le está destinada y viceversa. enfermedad mental. Pero no me sentía locamente enamorado de ella y entonces pensé que tal vez no fuera la persona conveniente para mí”. en esta situación nada se puede hacer.

Su jardín significa mucho para él. hacerlos sentar apartados el uno del otro en el círculo del grupo. John” y “John puede defenderse por sí mismo. Ese hombre “ama” la jardinería. sin advertir que ese reconocimiento mismo podría marcar el comienzo de su matrimonio en lugar de marcar su fin. Mary. En realidad. habré de concluir modificando algún tanto la perspectiva para señalar que enamorarse es algo que en verdad está muy cerca del amor verdadero. reconocen mutuamente que han dejado de estar enamorados y entonces se entregan a bajas infidelidades en su afán por encontrar un “amor verdadero”. sólo entonces el hombre es capaz de reprocharle sus extravagancias. comienza a sufrir intensos dolores de cabeza por las noches y no puede creer que esos dolores sean psicosomáticos. que los dolores de cabeza no lo dejan tranquilo hasta un año después cuando llega a admitir: “Me enloquece con su manera de estar siempre pidiéndome y pidiéndome cosas sin considerar mi sueldo”. Es todo lo que puedo desear”. de quien siempre estará contigo. piensan. Mi trabajo con parejas me ha llevado a la firme conclusión de que el matrimonio abierto es la única clase de matrimonio maduro realmente saludable y no seriamente destructivo de la salud y crecimiento espirituales de los miembros de la pareja. todas las parejas aprenden que aceptar verdaderamente la individualidad de cada cual y su separación es la única base sobre la cual puede fundarse un matrimonio maduro y puede crecer un verdadero amor. “catexia” y dicen que “catectizamos” el objeto amado. tal vez el amor romántico vuelva a nuestra vida”. Tarde o temprano. “Si bien ya no estamos enamorados. consideramos el caso de un hombre que tiene por hobby la jardinería. hacia el objeto amado cuyo crecimiento deseamos promover. entrega y compromiso. tenemos que decirles a las parejas demasiado íntimamente unidas que necesitan establecer cierta distancia psicológica entre sí antes de poder trabajar constructivamente en sus problemas. Siempre es necesario pedirles que se abstengan de hablar el uno por el otro o de defender el uno al otro contra el grupo. “Mi vida conyugal es excelente. continúan aferrándose al mito al cual intentan ajustar sus vidas. Ha catectizado su jardín. Esas parejas valoran en alto grado la unión. pero dice. es bastante fuerte”. Por fin. Los psiquiatras llaman a este proceso de atracción. generalmente temprano. Aun cuando las parejas hayan reconocido que la luna de miel terminó. atrás. por así decirlo. Los límites de uno son las fronteras del propio yo. Amo a mi mujer tanto como el día en que me casé con ella. debe ser susceptible de que nos entreguemos a él y nos comprometamos con él. en otras palabras un objeto exterior a nosotros que está más allá de las fronteras de nuestro yo debe atraernos. 11 Quienes hayan leído el libro de O’Neils Open Marriage reconocerán que éste es el principio básico del matrimonio abierto a diferencia del matrimonio cerrado. uno habla por el otro. Cuando entran en terapia grupal de parejas (que es el marco en el cual mi mujer. yo y nuestros colegas allegados llevamos a cabo nuestro asesoramiento conyugal más serio). Cuando ampliamos nuestros propios límites por obra del amor lo hacemos extendiéndolos. si obramos mediante la fuerza de voluntad como si todavía lo estuviéramos. La experiencia del amor verdadero tiene también que ver con las fronteras del yo puesto que supone una extensión de los límites de uno. la falsa concepción de que enamorarse es un tipo de amor está tan difundida precisamente porque contiene algo de verdad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.11 Algo más sobre las fronteras del yo Después de haber declarado que la experiencia de “enamorarse” es una especie de ilusión que en modo alguno constituye el amor verdadero. El señor y la señora F. en la creencia de que semejante unidad es un signo del relativo bienestar del matrimonio y un requisito para su mejoramiento. A veces hasta es necesario separar a los miembros de una pareja físicamente. si continúan en la terapia. Una y otra vez debemos decir “Deje que Mary hable por sí misma. uno sale en defensa de los defectos del otro y tratan ambos de presentar al resto del grupo un frente unido. el objeto amado debe primero sernos amado. Para que podamos hacerlo. Por ejemplo. sus miembros suelen sentarse juntos. Pero cuando catectizamos un objeto exterior a nosotros también incorporamos psicológicamente en nosotros una representación de ese objeto. 46 . que ya no están románticamente enamorados.

Y conoce su jardín en todos sus detalles. A causa de este colapso de las fronteras del yo podemos exclamar en el momento culminante “¡Te amo!”. casas. se las alcanza para siempre. Sin embargo. Religions. tipificada por el enamoramiento. transportados. y lo que Abraham Maslow caracterizó como la “experiencia de la meseta”12. experimentamos cada vez más intensamente ese mismo éxtasis que habíamos experimentado cuando se derrumbaron parcialmente las fronteras de nuestro yo y nos “enamoramos”. en la poda conveniente. planetas. and Peak-Experiences. árboles. si bien puede ser más suave y menos dramática que la sensación que acompaña al enamoramiento.todos separados por fronteras es una percepción falsa. El conocimiento que tiene de él y todo cuanto significa para el jardinero forman parte de él mismo. parte de su historia. Pero aun sin tratarse de una persona amada el colapso de las fronteras del yo que se da conjuntamente con el orgasmo puede ser total.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Así puede establecerse una “unión mística” con todo el mundo. En sí mismo. Lo que ocurre pues en el curso de muchos años de amor. las clases de flores y plantas que hay en él. nos fundimos de manera más permanente y realista con gran parte del mundo. en efecto puede acrecentarse. Nueva York (Viking). Sólo que en lugar de habernos fundido transitoriamente e ilusoriamente con un objeto amado. una incorporación en ella del mundo exterior y un crecimiento.. Podemos fundirnos con el universo. de extender nuestros límites por obra de nuestras catexias. El misticismo es esencialmente una creencia según la cual la realidad es unidad. Esto no quiere decir que el éxtasis del orgasmo no pueda acrecentarse si se lo comparte con una persona amada. es una experiencia asociada también con un grado mayor o menor de derrumbe de las fronteras del yo y del éxtasis correspondiente. Al amar y catectizar el jardín ese hombre lo incorporó dentro de sí de una manera completamente real. Usé la expresión “unión mística” para designar la prolongada “unidad con el universo” que se experimenta en el verdadero amor a diferencia de la momentánea unidad propia del orgasmo. con frecuencia están disociados porque son fenómenos fundamentalmente separados. Los hindúes y 12 Religión. nosotros mismos. y en virtud de esa incorporación su persona ha crecido y las fronteras de su yo se han extendido. de quien siempre estará contigo. llega a ser un experto en jardinería. perdernos en el tiempo y el espacio. su historia. la experiencia del acto sexual y especialmente del orgasmo (aun en la masturbación). El místico más profundo cree que nuestra percepción común del universo que ve en él multitud de objetos diferentes -astros. y decírselo a una prostituta por la cual unos instantes después (cuando las fronteras del yo recuperan su lugar) no sintamos ni pizca de afecto. está comprometido con él. Es obvio que la actividad sexual y el amor. está entregado al jardín. pero sólo durante un segundo. pájaros. A pesar de que su jardín existe fuera de él. De esta manera cuanto más nos extendemos. Esa es la diferencia que hay entre la experiencia de la cumbre. duradera y satisfactoria. En esa catexia y a fin de cultivar sus flores y arbustos ese hombre aprende muchísimas cosas.. Llegamos a identificamos con el mundo. es sin embargo mucho más estable. Prefacio. parte de su identidad. Lo encuentra atrayente. una ilusión. su disposición general. sus problemas y hasta su futuro. valores y experiencias cumbre. es una gradual y progresiva ampliación de la persona. ese hombre puede negarse a viajar para no alejarse del jardín y hasta puede descuidar a su mujer. Aquí las alturas no brillan repentinamente para luego perderse. Y a medida que se atenúan y debilitan las fronteras de nuestro yo. 1970. si bien pueden darse simultáneamente. parte de su saber. 47 . tanto que es capaz de levantarse muy temprano un domingo por la mañana para cuidarlo. Values. La sensación de éxtasis o bienaventuranza que acompaña a esta unión. durante un segundo podemos olvidamos por completo de quienes somos. por obra de la catexia el jardín ha llegado a existir también en el interior de ese hombre. sentirnos fuera de nosotros mismos. el acto de hacer el amor no es un acto de amor. más amamos y menos nítida se hace la distinción entre uno mismo y el mundo. en tanto que se opera un debilitamiento de las fronteras de nuestro yo. en suelos y fertilizantes.

Por eso. pero deciden vivir juntas. Es una cuestión de necesidades antes que de amor. sumamente común. Ellos y otros místicos sostienen que la verdadera realidad sólo puede conocerse experimentando la unidad. Por eso. Uno debe encontrar su propio yo antes de poder perderlo. no puedo vivir sin mi marido (mujer. de quien siempre estará contigo. amigo> lo amo tanto” y cuando yo respondo. Es ésta una concepción errónea que los psicoterapeutas deben afrontar casi diariamente. sino que además nos da un pregusto (y por lo tanto un incentivo) del éxtasis místico al que podemos llegar en una vida de amor. no amor. puedo tratar de renunciar a ser un adulto y retirarme a la santidad sin asumir las responsabilidades del adulto”. está describiendo es parasitismo. Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra. ninguna elección. amiga. El amor es el libre ejercicio de la facultad de elegir. Cuando usted necesita a otro individuo para vivir usted es un parásito de ese individuo. lo que se da es la esquizofrenia antes que la santidad. Y hasta sugieren que la senda que conduce a la iluminación o conocimiento de la unidad de la realidad exige que suframos un proceso de regresión para hacernos como niños. Es imposible captar realmente la unidad del universo mientras uno continúe considerándose como un objeto separado y distinto del resto del universo de alguna manera. La dependencia La segunda concepción falsa. al practicar el acto sexual o al usar ciertas drogas psicoactivas puede darnos un atisbo del nirvana. Pero. Sus efectos más dramáticos se ven en el individuo que intenta suicidarse o amenaza con suicidarse o es presa de profunda depresión porque el cónyuge o amante lo rechazó o se separó de él. Tales personas pueden pensar “No tengo que pasar por todas esas cosas. Ésta puede ser una doctrina peligrosamente tentadora para ciertos adolescentes y jóvenes que no están preparados para asumir las responsabilidades del adulto.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. en tanto que los adultos no la conocen. este mundo de ilusión que nosotros erróneamente creemos que es real. Es menester que se establezca una identidad antes de que se la pueda trascender. Las fronteras del yo deben consolidarse y endurecerse primero. frecuentemente los hindúes y budistas afirman que el niño antes de desarrollar las fronteras del yo conoce la realidad. pues. La transitoria eliminación de las fronteras del yo que se produce al enamorarnos. Esa persona dirá “No deseo vivir. la pérdida temporaria de las fronteras del yo cuando nos enamoramos o cuando practicamos el acto sexual no sólo nos lleva a comprometemos con otra persona. Casi todos los místicos comprenden la verdad que expusimos al terminar nuestra discusión sobre la disciplina: que debemos poseer algo o haber alcanzado algo antes de poder renunciar a ello y conservar sin embargo nuestra capacidad y competencia. las cuales les parecen abrumadoras y más allá de su alcance. En esa relación no hay ninguna libertad. del amor es la idea de que la dependencia es amor. 48 . pero no el nirvana mismo. como frecuentemente hago “Está usted en un error. budistas usan la palabra “Maya” para designar esta general percepción falsa. esa experiencia forma parte del esquema grande y misterioso del amor. En resumen. amiga. aunque enamorarse no es en sí mismo amar. El pequeño que no tiene todavía fronteras de su yo puede estar en contacto más íntimo con la realidad que sus padres. El camino que conduce a la santidad pasa a través de la edad adulta. Aquí no hay atajos rápidos ni fáciles. lo cual se logra eliminando las fronteras del yo. pero es incapaz de sobrevivir sin el cuidado de los padres e incapaz de comunicar su saber. usted no ama a su marido <mujer. amigo)”. me dirigen la airada pregunta “¿Qué quiere usted decir? Dije que no puedo vivir sin él (o ella)”. al obrar de conformidad con esta suposición. Una de las tesis de este libro es la de que el nirvana o la iluminación duradera o el verdadero crecimiento espiritual pueden alcanzarse sólo en virtud del persistente ejercicio del amor real. Entonces trato de explicar: “Lo que usted.

Sin ellos no soy nada.replicó. vino a verme tres días después de haberlo abandonado su mujer que se había llevado a los dos hijos. que nunca jugaba con ellos ni los llevaba a un paseo. un pozo sin fondo que hay que llenar. que no les queda energía alguna para amar. Ahora no soy nada ¡nada! No tengo mujer. Defino la dependencia como la incapacidad de experimentar la totalidad de la persona o de funcionar adecuadamente sin la certeza de que uno sea objeto de los activos cuidados de otro. ¿no lo ve usted?. Ya antes por tres veces la mujer había amenazado abandonarlo pues se quejaba de la falta total de atención para con ella y con los hijos. extremadamente deprimido. -No puedo vivir sin mi familia. Cuando rigen nuestras vidas y dictan la calidad de nuestra existencia. Pero cuando regresó se precipitó en el consultorio con una alegre sonrisa y me anunció: -Ahora todo está bien. si nos observamos atentamente. que usted nunca hizo nada por ella. Todos tenemos deseos de que nos mimen. no son el tema predominante de nuestra existencia. La dependencia en adultos físicamente sanos es patológica. tenemos necesidades y sentimientos de dependencia. quisiera tener en su vida una figura materna y una figura paterna satisfactorias. Todos nosotros. Me dijo que las quejas de su mujer eran legítimas. que regresaba a su casa sólo cuando se le antojaba. -Me deja usted perplejo. En cada ocasión él le había rogado que no se marchara y le había prometido cambiar. -Pero. no sé quién soy. Como estaba gravemente deprimido -pues había perdido la identidad que su familia le procuraba. por adultos y responsables que seamos. somos dependientes. Un operario de imprenta de unos treinta años. que pasaba meses sin que usted hablara siquiera con sus hijos. por anciano y maduro que sea. de que nos prodiguen cuidados sin esfuerzo de nuestra parte personas más fuertes que nosotros que toman realmente en serio nuestro bienestar. Pero en la mayoría de los casos estos deseos o sentimientos de dependencia no rigen nuestras vidas. Nunca se sienten plenamente colmados ni tienen el sentido de ser personas completas. encontraremos el deseo de que alguien se haga un poco cargo de nosotros. de quien siempre estará contigo. Alguien cuya vida está regida por las necesidades de dependencia está padeciendo un trastorno psiquiátrico que nosotros diagnosticamos con la expresión de “trastorno de personalidad dependiente pasiva”. Usted no tiene ninguna relación con su familia. pero los amo. se presentó todo tembloroso derramando lágrimas de angustia y contemplaba seriamente la posibilidad de suicidarse. es siempre enfermiza. Puedo no haberme preocupado por ellos. Hacía dos noches que el hombre no dormía. Cada uno de nosotros. Tal vez sea éste el más común de todos los trastornos psiquiátricos.le pregunté. no tengo hijos.lo cité para que me viera dos días después. 49 . Sienten siempre que “algo les falta”. Son como hambrientos que devoran todo alimento que puedan obtener y que nada tienen que dar a los demás. siquiera para variar. es siempre manifestación de enfermedad o deficiencia mental.dijo sollozando. Es como si tuvieran un vacío interior. Las personas dependientes pasivas están tan atareadas tratando de que se las ame. No tienen verdadero sentido de la identidad propia y se definen tan sólo por sus relaciones. pero que nunca puede llenarse. Toleran muy mal la soledad. la amo tanto. Por fuertes que seamos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Hay que distinguirla de lo que comúnmente llamamos necesidades de dependencia. No esperaba yo gran mejoría. que no estaba interesado por ella ni sexual ni emocionalmente.le repliqué. -¿Volvió a reunirse con su familia?. por eso no comprendo por qué está tan deprimido por la pérdida de una relación que nunca existió. pero el cambio no había durado más de un día. entonces se trata de algo más que de necesidades o sentimientos de dependencia. esta vez la mujer había cumplido su amenaza. aun cuando tratemos de ocultarlo a los demás y a nosotros mismos.

A causa de la intensidad de su sensación de vacío y a causa del ansia de llenarlo. En el diagnóstico se emplea la palabra “pasivo” en conjunción con la palabra “dependiente” porque a esos individuos les interesa lo que otras personas pueden hacer por ellos sin considerar lo que ellos mismos puedan hacer. consistía en que la joven no era capaz de esperar lo suficiente para encontrar a un hombre adecuado a ella. las personas dependientes pasivas no soportan ninguna dilación en cuanto a gratificar su necesidad de otros. se dio cuenta de que sus ansias no eran genuino amor y de que la empujaban a iniciar relaciones a las que ella luego se aferraba en detrimento propio. por fin advirtió la necesidad de ejercer cierta disciplina sobre sus ansias si pretendía capitalizar sus capacidades. De un modo u otro.replicó con aire feliz. Una vez. aunque aparentemente dramáticas por su intensidad. Nos hemos citado para vernos otra vez esta noche. sólo contemplaban la posibilidad de un estado pasivo que no requiriera esfuerzos y en el que fueran objeto de cuidados. Esto no quiere decir que las personas dependientes pasivas no hagan nunca cosas por otros. sus relaciones. son en realidad muy superficiales. Estos rápidos cambios son característicos de los individuos dependientes pasivos. se había pasado desde los diecisiete años a los veintiuno manteniendo una serie casi ininterrumpida de relaciones sexuales con hombres inferiores a ella en cuanto a inteligencia y capacidad. no solo porque la joven no había elegido bien. A las veinticuatro horas de haber puesto término a una relación se agarraba del primer hombre que conocía en un bar y en la siguiente sesión terapéutica venía a contarme sus alabanzas: -Sé que por ahora no trabaja y que bebe demasiado. Una hermosa joven. También ella está separada. les pedí que expresaran sus deseos sobre las situaciones en que quisieran encontrarse al cabo de cinco años. lo mismo que a muchos otros: “Si lo que pretenden es ser amados. Aquella mujer logró romper el ciclo sólo después de tres años de terapia durante los cuales llegó a apreciar su propia inteligencia y capacidad. cada uno de ellos respondió “Deseo casarme con alguien a quien le importe y realmente me cuide”. a identificar su vacío interior y su ansia de llenarlo. sino además porque se apegaba excesivamente al hombre de turno. todos dependientes pasivos. le decía. Pero nunca marchaban bien esas relaciones. Inevitablemente estallaba un violento altercado. siempre que alguien les procure una identidad. Sé que esta relación marchará bien. Todos los miembros del grupo 50 . En consecuencia. Ninguno dijo que deseaba obtener un trabajo excitante. sin espacio para moverse.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. La única manera de asegurarse de que uno será amado es ser una persona digna de amor y ustedes no pueden ser personas dignas de amor cuando la meta primaria que consideran es la de ser amados pasivamente”. trabajando con un grupo de cinco pacientes. Y cuando no interviene esa posibilidad de recibir cuidados de otros. Pero tarde o temprano el hombre se sentía completamente asfixiado y atrapado por su “amor”. “Porque te amo tanto no puedo estar separada de ti”. o crear una obra de arte. La idea del esfuerzo no entraba en sus ensoñaciones. como hube de establecerlo. Pero. Pero anoche conocí en mi bar a una chica. el motivo que las mueve a hacerlas es consolidar el apego de las otras personas para asegurarse sus cuidados. brillante y en algunos aspectos muy saludable. -¡Oh. no!. pero es fundamentalmente talentoso y realmente le importo. Es como si no tuviera importancia la persona de quien dependen siempre que haya alguien de quien dependan. semejantes pacientes experimentan grandes dificultades para hacer cosas. lo mismo que yo. -nada supe de ellos desde que lo vi a usted. nunca alcanzarán esa meta. No les importa cuál sea su identidad. a quien le exigía cada vez más y más pruebas de afecto y con quien trataba de estar constantemente. Me dijo que realmente le gusto. Ahora me siento de nuevo un ser humano. El problema. o hacer una contribución a la comunidad o encontrarse en una situación de amor en la cual pudiera tener hijos. de quien siempre estará contigo. Les dije. Supongo que no tengo que volver a verlo a usted. Pasaba de un amante a otro. la relación terminaba y el ciclo recomenzaba al día siguiente.

la mujer presenta una “fobia” de conducir una vez casada y efectivamente deja de hacerlo. Pero para la persona dependiente pasiva. En los matrimonios hay normalmente una diferenciación de los roles de los dos cónyuges. Ocasionalmente y como parte de este proceso. maneja las finanzas del hogar. de la limpieza de la casa. cortar el césped el día del cumpleaños del marido o hacerse cargo de las cuentas y facturas domésticas. no. El efecto de esa “fobia” en zonas rurales y suburbanas es hacerla casi totalmente dependiente del marido y encadenar al marido a causa de la impotencia de ella. Frecuentemente la pareja ve en este cambio de papeles una especie de juego que agrega sabor y variedad al matrimonio. Cuando le sugerí a un banquero extremadamente inteligente que su mujer (la cual había dejado de manejar súbitamente automóviles a los cuarenta y siete años a causa de una “fobia”) podría tener un problema que merecía atención psiquiátrica. el hombre por lo común desempeña un empleo. Ahora es él quien debe hacer las compras para toda la familia o debe conducir a su mujer en las expediciones de compras. porque la seguridad es adquirida al precio de la libertad. de atención y de cuidados durante la niñez del individuo. pasarse un día por semana con los niños. La mujer generalmente se ocupa de cocinar. de hacer las compras y de cuidar a los hijos. En cierto modo. buscan aumentar en lugar de disminuir la dependencia recíproca. una división del trabajo normalmente eficiente. separarse de sus padres. Un ejemplo es el síntoma bastante común de la mujer que “no puede” conducir el automóvil. conseguir un trabajo. La mujer estaba segura de que el marido no tendría ninguna aventura amorosa porque estaba demasiado ocupado después de las horas de trabajo en las compras y en llevar a los hijos a una y otra parte. la posibilidad de perder a su pareja es una perspectiva tan horrenda que no concibe prepararse para semejante evento o tolerar un proceso que pudiera disminuir la dependencia. abandonar un trabajo insatisfactorio o dedicarse a un hobby. serán amados y 51 . Una y otra vez les decimos a las parejas que “un buen matrimonio sólo existe entre dos personas fuertes e independientes La dependencia pasiva tiene su origen en la falta de amor. cada uno de ellos se está ejercitando para sobrevivir en el caso de la pérdida del otro. de manera que la relación tiende a retrasar o impedir el crecimiento espiritual de los miembros de la pareja. Como esta conducta generalmente gratifica las necesidades de dependencia de ambos cónyuges casi nunca se la considera enfermiza o como un problema que conviene resolver. La sensación de vacío interno que experimenta el dependiente pasivo es el resultado directo de una falla de sus padres que no satisficieron las necesidades de afecto. por su parte. la mujer puede obtener algún trabajo de pocas horas. en nombre de lo que llaman amor pero que en realidad es dependencia. de quien siempre estará contigo. En estas situaciones la mitad de las veces la mujer no había aprendido a hacerlo pero en los casos restantes y. En la primera sección de este libro dijimos que los niños amados y cuidados con relativa coherencia durante la niñez entran en la vida adulta con un bien afianzado sentimiento de que son amados y valiosos y de que. reducen su libertad propia y la del cónyuge. las personas dependientes pasivas cuando se casan olvidan habilidades que tenían antes del matrimonio. el médico le dijo que eso se debía a la menopausia y que en esto nada se puede hacer”. mencionado consideraban terriblemente difícil comprar por su cuenta una casa. Él. por lo tanto. sólo que no puede considerárselos ni saludables ni resultado del amor. corta el césped y hace reparaciones. limpiar la casa para sorprender a su esposa. Por consiguiente. Éste es un importante proceso (aunque se desarrolle inconscientemente) que disminuye la mutua dependencia de los cónyuges. Las parejas saludables instintivamente intercambian sus papeles de vez en cuando. según alegan. con lo cual convierten el matrimonio en algo así como una trampa. el hombre exclamó “Oh. estaba seguro de que su esposa no tendría una aventura amorosa porque no disponía de la movilidad para encontrarse con otro hombre cuando él no estaba en la casa. a causa de un accidente menor. una de las señales claves de las personas dependientes pasivas en el matrimonio es la rígida diferenciación de papeles. El hombre puede preparar una comida alguna vez.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Al obrar de esa suerte. Por obra de esa conducta los matrimonios dependientes pasivos pueden llegar a ser seguros y duraderos.

los cuidados y las atenciones donde puedan encontrarlos y una vez que los encontraron se aferren con tal desesperación que los lleva a una conducta maquiavélica. que en realidad nunca pueden satisfacer todas sus necesidades ni hacerlos felices. Tengo un colega que suele decir a sus pacientes “Mire usted. lo que es sumamente importante. Son personas que chupan y engullen y cuando no tienen a nadie a quien chupar y engullir a menudo recurren a la botella o a la aguja o a la píldora como sustitutos de personas. no el crecimiento espiritual. así como destruye a las personas. ni están dispuestas a tolerar el sufrimiento y la soledad que supone el crecimiento. Son “personalidades adictas”. es una forma de “antiamor”. Pasivamente miran a los demás. objeto de cuidados mientras ellos continúen siendo fieles a sí mismos. no se debe a accidente alguno el hecho de que las personas dependientes pasivas. como la fuente de su felicidad y plena realización. También dudan de que sean personas valiosas y dignas de ser amadas.” Evidentemente. les falta el sentido de la responsabilidad. Pero en realidad no es amor. con frecuencia hasta a sus propios hijos. De manera que la dependencia excesiva de los individuos dependientes pasivos es sólo la manifestación principal del desorden de su personalidad. además de ser dependientes de sus relaciones con otros.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Se aferran a relaciones ya desgastadas cuando deberían renunciar a ellas. de quien siempre estará contigo. Mientras tenga usted heroína estará ahí y siempre lo hará feliz. sólo les importa que el otro esté presente para satisfacerlas. destruye las relaciones en lugar de construirlas. En su desesperación por formar y conservar vínculos afectivos prescinden de toda honestidad. Sería mejor hacerse dependiente de la heroína. Y. Con frecuencia hablamos de personas que aman objetos inanimados o actividades. pero si usted espera que otra persona lo haga feliz quedará continuamente decepcionado. manipulativa. sean dependientes del alcohol y de las drogas. En consecuencia. La dependencia no es más que una de las formas de conducta a las que incorrectamente aplicamos la palabra “amor” cuando está ausente la preocupación por el crecimiento espiritual. Catexia sin amor Un aspecto característico de la dependencia es el hecho de que ella nada tiene que ver con el crecimiento espiritual. ése es el mayor mal que puede infligirse. Las personas dependientes tampoco se preocupan por el crecimiento espiritual del otro. A los dependientes pasivos les falta autodisciplina. del objeto de su dependencia. Los niños que crecen en una atmósfera en la que faltan el amor y los cuidados parentales entran en la vida adulta con una sensación de inseguridad interior y con una sensación de “no tengo lo suficiente”. El dependiente pasivo trata de recibir en lugar de dar. si se permite depender de otra persona. La dependencia fomenta el infantilismo. Ahora consideraremos otras formas y esperamos demostrar nuevamente que el amor nunca es promoción o catexia sin miras al crecimiento espiritual. por ejemplo “Juan ama el dinero” o “Ama el poder” o “Ama su jardín” o “Ama el 52 . desean ser felices. pero no desean desarrollarse ni crecer. están permanentemente airados porque permanentemente se sienten dejados en la estacada por los otros. de suerte que cuando no se sienten felices ni realizados consideran a los demás culpables de ello. Son incapaces de dilatar la gratificación de su sed de atención y amor. En definitiva. Tiene su origen en una falla parental que se perpetúa. de manera que padres despreocupados y sin amor son personas a las que también les falta disciplina y cuando no infunden en sus hijos la sensación de ser amados tampoco les dan la capacidad de la autodisciplina. la dependencia puede parecer amor porque es una fuerza que hace que alguien se apegue violentamente a otro. En suma. Como también indicamos en la sección anterior. desagradable que destruye las relaciones mismas que ellos tratan de preservar. el amor y la disciplina van juntos. desean llenar su vacío interior. Decimos. Las personas dependientes están interesadas en su propio bienestar y nada más. el mundo les parece impredecible y mezquino. Atrapa y oprime en lugar de liberar. No ha de asombrar pues que experimenten la necesidad de precipitarse sobre el amor.

53 . lo noble y lo innoble. de quien siempre estará contigo. Si aplicamos nuestra definición. sino para poder enviar a sus hijos a la universidad o para procurarse ella misma la libertad y el tiempo de estudiar o reflexionar con miras a promover su crecimiento espiritual. El único fin verdadero del amor es el crecimiento o evolución espiritual del hombre. Entre otras cosas que digo aquí y que diré en esta sección del libro. aman a la humanidad. continuaremos teniendo dificultades para distinguir la diferencia que hay entre lo sabio y lo necio. En la actividad del golf. lo mimamos y acariciamos. “Amamos” al perro de la familia. sin considerar la calidad de esa relación. Y si decimos que una determinada persona ama el dinero o el poder frecuentemente no la percibimos como alguien capaz de amor. ¿Por qué? Porque la riqueza o el poder se ha convertido para esa persona en un fin en sí mismo y no es un medio para llegar a una meta espiritual. de que han renunciado a todo esfuerzo para mejorarse como seres humanos. a pesar del acrecentamiento de la fortuna o la influencia. La distinción que hacemos entre nosotros mismos como seres humanos y los animales “inferiores”. A veces precisamente porque son sustitutos del autodesarrollo los hobbies son tan populares. Por ejemplo. hasta podemos decir de un magnate industrial: “Es una persona vil. una persona puede abrazar la carrera política con el principal propósito de utilizar el poder político para mejorar el género humano. O una persona puede anhelar riquezas. Por dedicados que estemos a nuestro desarrollo espiritual. En este libro trato el amor en un determinado nivel. sólo los seres humanos poseen un espíritu capaz de un crecimiento sustancial. más específica. Ciertamente un individuo puede extenderse mucho más allá de los límites personales corrientes. todo ese trabajo puede no ampliar en modo alguno la personalidad. las plantas. hago notar que la acepción que damos a la palabra “amor” está tan generalizada y es tan vaga que constituye un obstáculo a nuestra comprensión del amor. con algo que catectizamos. Este esfuerzo por mejorar su destreza sirve para darles una sensación de progreso en la vida y los ayuda así a ignorar la realidad de que han dejado de progresar. Necesitamos alimento y abrigo. si trabaja sesenta o setenta u ochenta horas por semana para amasar una fortuna o acumular poder.13 Consideremos la cuestión de los animales domésticos. animada e inanimada. también necesitamos descanso. lo 13 Reconozco la posibilidad de que esta concepción pueda ser falsa y que toda materia. Los santos deben dormir y hasta los profetas deben jugar. lo bueno y lo malo. al fomentar nuestro desarrollo con miras al crecimiento espiritualnecesitamos proveemos de toda clase de cosas que no son directamente espirituales. Si se amaran más no perseguirían una meta tan superficial y un futuro tan estrecho. Lo que aman esas personas no es el poder ni el dinero. despreciable”. podemos encontrar a hombres y mujeres de edad madura cuya principal meta en la vida es hacer hoyos con unos cuantos golpes menos. entonces viene a ser un sustituto del autodesarrollo en lugar de ser un medio de desarrollo. en efecto. De manera que los hobbies pueden ser medios a través de los cuales nos amamos. Por otro lado. el poder y el dinero pueden ser medios para alcanzar una meta de amor. En verdad. pueda poseer espíritu. Pero si un hobby se convierte en un fin en sí mismo. Lo alimentamos y lo bañamos. No tengo grandes esperanzas de que el lenguaje vaya a cambiar en este sentido. golf”. Para nutrir el espíritu es menester nutrir también el cuerpo. es evidente que sólo podemos amar a seres humanos. mezquina. Al amarnos -es decir.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Sin embargo. Pero mientras continuemos usando la palabra “amor” para designar nuestra relación con algo que es importante para nosotros. Los hobbies son actividades que fomentan el desarrollo de la personalidad. no por el dinero mismo. ejercicio y distracción. por ejemplo. Desgraciadamente mi capacidad de comunicación es inadecuada para abarcar más de un nivel a un tiempo o inapropiada para ofrecer algo más que un ocasional atisbo de un nivel diferente de aquel en que me estoy expresando. la tierra y las rocas inanimadas es una manifestación de maya o ilusión en el marco de referencia místico: Lo cierto es que hay diferentes niveles de comprensión.

muchas. es este deseo de diferenciación lo que constituye una de las características del genuino amor. Pero es posible que deseemos que otros seres humanos desarrollen una “voluntad propia”. le retira su catexia y lo percibe sólo como un fastidio. por lo tanto. siente con frecuencia una necesidad abrumadora de quedar de nuevo embarazada. Muchos soldados norteamericanos contrajeron idílicos matrimonios con “novias de guerra” alemanas. En algunos casos. La única escuela a la que enviamos a nuestros animalitos para el desarrollo de su vida psíquica o espiritual es la escuela de la obediencia. Por el contrario. Esta falta de conocimiento nos permite proyectar en él nuestros pensamientos y sentimientos y. Son madres ideales hasta que los hijos llegan a los dos años. Cuando se enferma abandonamos lo que estamos haciendo y nos precipitamos en busca del veterinario. nos desembarazamos de ellos. Por último. los hombres comenzaron a darse cuenta de que aquellas mujeres tenían ideas. Pero cuando esas mujeres aprendieron inglés. sentir una afinidad emocional con el animal querido que puede no corresponder en modo alguno a la realidad. sino el final de la ex 54 . en nuestra relación con los animalitos procuramos fomentar su dependencia. La mujer liberada tiene razón al desconfiar del hombre que con afecto la llama su “gatita”. En segundo lugar. Generalmente ésta es la base sobre la que elegimos nuestros animales domésticos y si su voluntad comienza a apartarse significativamente de la nuestra. deseos e ideales ni sentir la misma clase de afinidad que uno siente con un animalito querido. a moverse en el mundo con un poco de independencia. No deseamos que se desarrollen independientemente y abandonen nuestra casa. dependientes y junto al fogón. Si esto no es amor. el grado de nuestra comunicación con nuestros queridos animales es extremadamente limitado en comparación con el grado en que podemos comunicarnos con otros seres humanos. en verdad. sentimientos. opiniones y sentimientos diferentes de los suyos propios. ¿qué es entonces? Pero consideremos las diferencias que hay entre nuestra relación con un animal doméstico y con otro ser humano. el amor de la madre cesa. totalmente dedicadas a su crianza y se sienten bienaventuradas y dichosas en su maternidad. otro animalito mimado. Estas mujeres abundan en todos los medios. Si no ocurre esto. En primer lugar. la mujer suele buscar ávidamente la oportunidad de cuidar a pequeños bebés de las vecinas mientras ignora casi por completo las necesidades de su propio hijo. Ciertamente puede tratarse de un hombre cuyo afecto depende de que ella sea un animalito mimado. Apenas el pequeño comienza a afirmar su voluntad. Probablemente el ejemplo más entristecedor de este fenómeno es el de las innumerables mujeres que son capaces de “amar” a sus hijos sólo cuando éstos son pequeños. adiestramos y jugamos con él. Esta cuestión del “amor” a los animal es domésticos tiene enorme importancia porque muchas. Para los niños que llegan a los “terribles dos años” éste es no sólo el final de su infancia. los matrimonios comenzaron a disolverse. pero quizás en la mayor parte de ellos el “amor” se acabó. La mujer pierde interés en el hijo. su independencia y su individualidad. los amamantan gozosamente. con las cuales no podían comunicarse verbalmente. los miman y juegan con sus bebés. Cuando se escapa o muere nos afligimos profundamente. No sabemos lo que está pensando el animal. un hombre a quien le falta la capacidad de respetar su fuerza. Generalmente lo logra y el ciclo torna a repetirse. Luego. No conservamos mucho tiempo a los animales domésticos cuando protestan o no son dóciles. a lloriquear. italianas o japonesas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. infinitamente tiernas. a desobedecer. Al mismo tiempo. para muchas personas solitarias que no tienen hijos sus animalitos pueden llegar a ser la única razón de su existencia. a negarse a jugar. y. de tener otro bebé. a aficionarse a otra persona. Queremos que permanezcan en ella. En verdad. Lo que valoramos en ellos es más su apego a nosotros que su independencia respecto a nosotros. es decir. consideramos satisfactorios a los animales domésticos sólo en la medida en que su voluntad coincida con la nuestra. casi de la noche a la mañana. a rechazar ocasionalmente los mimos de que es objeto. personas son capaces de “amar” sólo a animales e incapaces de amar genuinamente a otros seres humanos. están llenas de afecto. cuando sus mujeres aprendieron inglés. este cuadro cambia. de quien siempre estará contigo. allí comenzó a desarrollarse verdaderamente el amor. Los soldados ya no podían proyectar en sus mujeres sus pensamientos.

pero esos casos invariablemente tienen un rasgo en común: el que da. El análisis de la situación revelaba que aquel hombre se esforzaba extremadamente para satisfacer las exigencias de su mujer y sus hijos. luchar. y a los hijos. a los animalitos domésticos y hasta a los cónyuges obedientes y dependientes es un esquema instintivo de conducta al que propiamente se aplica la expresión de “instinto materno” o mas generalmente “instinto parental”. viviendo en la casa paterna. Esto indica que el “amor” a los bebés.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. está satisfaciendo sus propias necesidades sin atender a las necesidades espirituales del receptor. que eran muy desordenados en las cuestiones domésticas. Todas las semanas llevaba a su mujer a la ópera o al teatro aun cuando le disgustaba enormemente trasladarse a la ciudad y la ópera lo aburría al extremo. “Hago todo cuanto puedo por cuidarlos y resolver sus problemas”. ocupada con su nuevo bebé. padres que compran a sus hijos cuartos enteros de juguetes y a sus hijas guardarropas completos de vestidos. ese instinto favorece la supervivencia de la especie. Vino a yerme una vez a regañadientes un ministro porque su mujer sufría de depresión crónica y sus hijos habían abandonado los estudios y. La crianza puede ser y debería ser mucho más que la simple alimentación. apretar y aflojar juiciosamente además de reconfortar. pero no apunta a su mejoramiento o crecimiento espiritual. El “autosacrificio” Los motivos que hay detrás de los actos de dar sin cordura y de prodigar cuidados desordenadamente son muchos. decía. Mi preocupación por ellos es tan grande que 55 . pero se trataba de cuidados que el hijo no necesitaba y que claramente retrasaban su crecimiento espiritual en lugar de fomentarlo. “Por supuesto. La palabra “juiciosamente” indica que se requiere juicio. Al llevarlo ella misma a la escuela y al ir a buscarlo estaba cuidándolo en cierto sentido. y promover el crecimiento espiritual es un proceso infinitamente más complicado que el que puede dirigir el instinto. está cerca del amor pues se trata de un tender uno hacia otro y sirve para iniciar vínculos interpersonales de los cuales podría nacer el verdadero amor. periencia de ser amado por la madre. juiciosamente y también negar juiciosamente. pero ¿qué otra cosa puedo hacer? Los quiero y no puedo dejar de cuidarlos. exhortar. capaces de crecimiento espiritual o para contribuir a la evolución de la humanidad. A pesar de la circunstancia de que toda la familia estaba “enferma”. padres que no ponen limites a los deseos de sus hijos y nada les niegan. Podemos compararlo con la conducta instintiva de “enamorarse”: no se trata de una forma genuina de amor. el hombre al principio se mostró completamente incapaz de comprender que él mismo podría estar desempeñando un papel en la enfermedad familiar. ni es enteramente un acto de voluntad o de decisión. Los ejemplos abundan: madres que atiborran de alimentos a sus hijos ya excedidos de peso. Amar es guiar. por cuanto no requiere relativamente esfuerzos. Los efectos de esta experiencia generalmente se ponen de manifiesto cuando esos individuos llegan a la edad adulta en la cual presentan un tipo de personalidad dependiente. “¿No se cansa usted de estar siempre detrás de ellos?” le pregunté. a guisa de amor. “No hay momento en que no me preocupe por ellos”. y el juicio es algo más que el instinto pues requiere tomar decisiones reflexivas y a menudo penosas. pasaba la mayor parte de su tiempo libre atendiendo a su mujer. para criar hijos sanos. significa discutir. El dolor y la privación que experimentan estos niños son evidentes para todos menos para la madre. Aquella madre que mencionamos al comienzo de esta sección y que no permitía que su hijo fuera solo en ómnibus a la escuela es un ejemplo. El amor no es sencillamente dar. pero se necesita mucho más para desarrollar un matrimonio saludable y creativo. pasiva o depresiva. Amar significa alabar juiciosamente y criticar juiciosamente. eran tratados psiquiátricamente. Había regalado a sus hijos nuevos automóviles y pagaba el seguro de los coches aun cuando se daba cuenta de que los muchachos deberían hacer algún esfuerzo para bastarse a sí mismos. Por más ocupado que estuviera. de quien siempre estará contigo. es dar atinadamente.

el hombre comenzó a hacer algunos cambios. En realidad. Sugirió que su mujer fuera sola a la Ópera de Nueva York. incluso de su carrera en el ministerio. de considerable renombre. Poco a poco mi paciente llegó a darse cuenta de que cuando era niño había jurado ser lo más diferente posible de su padre. la 56 . Al principio la mujer y los hijos reaccionaron con enojo a estos cambios. el paciente poseía la capacidad de genuino amor y a causa de esa capacidad logró realizar estas modificaciones en sí mismo. Debía aprender que no dar en el momento oportuno revelaba más cariño que dar en el momento inoportuno y que fomentar la independencia de los demás era más señal de amor que cuidar a personas que por otro lado podían cuidarse ellas mismas. pero por lo menos tengo amor y dedicación. También después de un tiempo llegó a comprender que asignaba enorme importancia a mantener una imagen de sí mismo como padre cariñoso y amante y que buena parte de su conducta. Entonces confiará al psiquiatra un interminable cuento de malos tratos que le hacía sufrir el marido: no le prestaba atención. Al hacer estos cambios corrió el riesgo de parecer “malo” y debió renunciar a la omnipotencia de su anterior papel como proveedor de todas las necesidades de la familia. estaba dedicada a apuntalar esa imagen. Es típico que una mujer busque atención psiquiátrica para su depresión en respuesta al abandono por parte de su marido. Pero pronto uno de los hijos retornó a sus estudios y el otro encontró un trabajo que le permitió instalarse por sí mismo en un departamento. la cabeza y el corazón. En cuanto el hombre comprobó que su actividad de ministro era más efectiva y al mismo tiempo que su vida se hacía más agradable. pero también un alcohólico y un galanteador que no mostraba la menor preocupación por la familia a la que descuidaba en general. Se negó a continuar pagando el seguro de los automóviles de sus hijos y les dijo que si querían conducir los autos debían pagarlo ellos mismos. Debía aprender que expresar sus propias necesidades. más grave es el fenómeno de sadomasoquismo social en el cual las personas desean inconscientemente herir y ser heridas por obra de sus relaciones interpersonales. Mucho más común y. por último. se jugaba el dinero necesario para el mantenimiento del hogar. nunca me permitiré permanecer indiferente mientras ellos tengan alguna necesidad. Pero aun cuando su anterior conducta había sido motivada principalmente por la necesidad de mantener una imagen de sí mismo que lo mostrara como persona cariñosa. el verdadero sadomasoquismo sexual es una forma relativamente rara de psicopatología. pero eso no significa que pueda llegar a convertirme en un hombre frío o duro.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.” Lo que literalmente había que enseñarle era que amar es una actividad bastante complicada que requiere la participación de todo el ser. en última instancia. Lo que no comprendía tan fácilmente era el grado en que estaba infantilizando a su familia. su enojo y sus esperanzas era tan necesario para la salud mental de su familia como su propio autosacrificio y que por lo tanto el amor debe manifestarse no sólo en una beatífica aceptación sino también en el enfrentamiento. La mujer comenzó a gozar de su nueva independencia y desarrollo modos de ser propios. de quien siempre estará contigo. Continuamente se refería a su mujer llamándola “mi gatita” y cuando hablaba de sus hijos ya adultos y robustos decía mis “pequeños”. desaparecía durante días cuando se le antojaba. regresaba a la casa borracho y la golpeaba y ahora. Los legos suelen asociar el sadismo y el masoquismo con actividades puramente sexuales y piensan que se trata del goce sexual procurado por el hecho de infligir dolor físico o recibirlo. A causa de esa necesidad de ser lo más diferente posible de su padre no había logrado desarrollar un sistema flexible de respuesta para expresar su amor. tenía una infinidad de amantes. “¿De qué otra manera puedo comportarme? Por reacción a mi padre tal vez sea cariñoso. Como poco a poco llegó a comprender que infantilizaba a su familia.” Fue interesante saber luego que su propio padre había la sido un brillante estudioso. Puedo no ser un hombre brillante. El mal guiado amor de aquel ministro rayaba en la más seria perversión del amor que es el masoquismo. Dejó de andar detrás de cada cual y manifestó abiertamente su enojo cuando los hijos no ponían cuidado en el mantenimiento del buen orden del hogar. ser cariñoso y preocuparse por la familia en oposición a la frialdad y despreocupación de su padre.

Cuando pensamos que estamos haciendo algo por alguien. aunque ésta estaba en verdad motivada. ¡antes de Nochebuena! El terapeuta neófito tiende a pensar “pobre mujer” y acoge el relato con instantánea simpatía. en tanto que ella decide si será o no magnánima y si accederá a recibirlo de nuevo.” Si el terapeuta intenta examinar ese amor con alguna tenacidad y energía. Me rogó que volviera a él y realmente parece cambiado. Es 57 . Los masoquistas consideran su sometimiento a los malos tratos como prueba de amor cuando en realidad es la necesidad que sienten de vengarse permanentemente. Al permitir que se la trate vilmente puede sentirse superior. De pronto vislumbra una extraña idea: tal vez esa mujer soporta los malos tratos del marido y hasta los busca por el placer de poder hablar de ello. Un día la mujer se precipita en el consultorio y anuncia: “Bueno. Luego. necesidad motivada sobre todo por el odio.. el terapeuta ve que el ciclo comienza de nuevo. Si vengarnos es la meta que tenemos en la vida. ¿De qué se trata aquí? Al tratar de comprender lo ocurrido el terapeuta recuerda la evidente fruición con que aquella mujer tornaba a contarle la larga historia de brutalidades y malos tratos. entonces la paciente abandona la terapia. la mujer declara: “Pero lo amo. Pero ¿de qué naturaleza es ese placer? El terapeuta recuerda el fariseísmo de aquella mujer. eso se debe a que deseamos serlo. La otra noche me llamó por teléfono para decirme que deseaba verme y entonces lo vi. la concepción de que el amor es autosacrificio. también se había vuelto a casar dos veces con él y que a innumerables separaciones siguieron innumerables reconciliaciones. Primero. Por eso volvimos a reunirnos”. y si somos padres amorosos. pero esa simpatía no tarda mucho en evaporarse a la luz de ulteriores conocimientos. Cuando el terapeuta le hace notar que todo aquello no parece sino una repetición de un esquema de conducta que ambos habían convenido en considerar destructivo. Henry ha vuelto. Cuando se examinan mujeres de esta clase generalmente se comprueba que cuando eran niñas sufrieron humillaciones. que exige repetidas humillaciones y malos tratos. En última instancia. el terapeuta descubre que aquellos malos tratos se prolongaron durante veinte años y si bien la pobre mujer se divorció dos veces del bruto de su marido. así no tenía que reconocer su odio. Lo que hacemos por otro lo hacemos porque así satisfacemos una necesidad nuestra. tendremos que procurar que el mundo nos trate mal a fin de justificar nuestra meta. Los padres que dicen a su hijo “Deberías estar agradecido por todo lo que hemos hecho por ti” son padres que invariablemente no sienten amor en un grado significativo. Uno no puede negar el amor. buscan desquitarse valiéndose de su sensación de superioridad moral. La cuestión del masoquismo arroja luz también sobre otra concepción terriblemente errónea del amor. había abandonado a ella y a los hijos en vísperas de Navidad. después de trabajar con la paciente durante un mes o dos para ayudarla a cobrar independencia y cuando aparentemente todo parece marchar bien y la mujer manifiesta que goza de la tranquilidad de la vida separada del marido. ¿No será que lo más importante en su vida es tener una sensación de superioridad moral y que para conservarla necesita ser maltratada? Ahora se aclara la naturaleza de ese placer. sino por su propia necesidad de conservar cierta imagen de sí mismo. Pero esto no era así.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. en cierto modo estamos negando nuestra propia responsabilidad. no por las necesidades de su familia. En ese momento la mujer logra su venganza.. Quien ama genuinamente conoce el placer de amar. de quien siempre estará contigo. Tenemos hijos porque deseamos tener hijos. En consecuencia. En virtud de esa creencia aquella masoquista prototípica podía considerar su tolerancia a los malos tratos como autosacrificio y en consecuencia como amor. Lo que hacemos lo hacemos porque lo hemos decidido y hemos decidido algo porque es lo que nos satisface más. Si el mundo nos trata bien no tenemos necesidad de vengarnos de él. Ya al comienzo del tratamiento hablaba continuamente sobre las cosas que hacía por su mujer y sus hijos y hasta que se podía creer que él mismo no obtenía provecho alguno de sus actos. Cuando amamos genuinamente lo hacemos porque deseamos amar. hasta puede experimentar el sádico placer de ver cómo su marido le ruega que vuelva a él y que momentáneamente reconoce la superioridad de la mujer desde su humilde posición. El ministro también veía como amor su conducta de autosacrificio.

es su meta. el hecho de que hayamos catectizado a otro ser humano no significa que nos importe el desarrollo espiritual de su persona. colma la persona. No es el egoísmo ni el altruismo lo que distingue el amor del no amor. El sentimiento amoroso es la emoción que acompaña la experiencia de catectizar. En otras palabras. Segundo. antes de que el paciente pueda 58 . animado o inanimado. Por esta razón la dedicación es la piedra angular de la relación psicoterapéutica. una persona puede catectizar acciones de una compañía o una joya y puede sentir amor por esas cosas. la intensidad de nuestras catexias frecuentemente no tiene nada que ver con la sabiduría o la dedicación. A un paciente le resulta casi imposible llevar a cabo un significativo crecimiento de su personalidad sin una “alianza terapéutica”. Podemos descatectizar algo casi tan rápidamente como lo hemos catectizado. El proceso de retirar nuestra energía de un objeto de amor. El amor no es un sentimiento. de suerte que éste pierde su sentido de importancia para nosotros.con el terapeuta. Por último. Como podemos tener muchas de esas relaciones al mismo tiempo. Como hemos de considerarlo luego nuevamente. el genuino amor implica dedicación y ejercicio de sabiduría. como ya lo señalamos. podemos catectizar cualquier objeto. la meta es siempre otra cosa. hablamos de nuestras catexias. pero no lo era su crecimiento espiritual. Cuando estamos interesados en promover el crecimiento espiritual de alguien sabemos que una falta de dedicación puede resultar dañosa y que probablemente la otra persona sienta la necesidad de que nosotros manifestemos efectivamente nuestro interés. es algo más pues amplía en lugar de reducir la persona. Esto nos lleva a considerar la principal falsa concepción del amor que es menester corregir. El amor no es un sentimiento Ya dije que el amor es una acción.más importante que la consumación de su acto sexual. aun obrando en respuesta a ese sentimiento actúan de maneras destructivas y nada amorosas. En realidad. de quien siempre estará contigo. Por ejemplo. éste era importante para ella. una actividad. Por otro lado. los miembros de la pareja a que acabamos de referimos pueden experimentarse el uno al otro como indeseables y poco atractivos. Aquella madre que insistía en llevar a su hijo adolescente a la escuela e ir a buscarlo allí evidentemente catectizaba al muchacho. Aquí tenemos de nuevo una paradoja en el hecho de que el amor es tanto egoísta como altruista al propio tiempo. Por otro lado. En el caso del no amor. catectizar es el proceso por el cual un objeto llega a ser importante para nosotros. el genuino amor es una actividad que se colma a sí misma. Tercero. por la que en ese momento no siente ningún amor y a la que encuentra tal vez hasta repugnante de alguna manera. con espíritu o carente de espíritu. Un hombre y una mujer pueden conocerse en un bar y catectizarse de manera tal que en ese momento no hay nada -ni citas anteriormente concertadas ni promesas hechas ni estabilidad familiar. un individuo que ama genuinamente a menudo obra de manera constructiva respecto de una persona que conscientemente le disgusta. En un sentido real. En el caso del genuino amor la meta es siempre el crecimiento espiritual. pero ese cambio es una extensión del yo antes que su sacrificio. en efecto. Una vez catectizado el objeto (comúnmente llamado “objeto de amor”) es cargado con nuestra energía como si fuera parte de nosotros mismos y esa relación entre nosotros y el objeto catectizado se llama catexia. el amor es tan egoísta como el no amor. nuestras catexias pueden ser momentáneas y fugaces. generalmente teme el desarrollo espiritual de un cónyuge catectizado. en lugar de vaciarla. Ante todo. Muchas personas tienen un sentimiento amoroso y. Como se recordará. La errónea concepción de que el amor es un sentimiento se debe a que confundimos catectizar con amar. La persona independiente. se conoce como descatectizar.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. aunque también presentan notables diferencias. verdad que el amor supone un cambio en la persona. Inmediatamente después de haber consumado el acto sexual. La confusión es comprensible puesto que se trata de procesos semejantes.

Amor y no amor. Es una decisión reflexiva.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. los participantes deben. Para que se produzca esa alianza el terapeuta debe mostrar al paciente. La común tendencia a confundir el amor con el sentimiento de amor permite a la gente engañarse de múltiples maneras. Claro está que puede haber un interés personal en esta tendencia a confundir el amor con el sentimiento de amor. Cuando existe amor. de quien siempre estará contigo. La dedicación significa que el terapeuta escucha al paciente. puede estar sentado en un bar diciéndole al barman con lágrimas en los ojos “Realmente amo a mi familia”. hacia quien dirija mi voluntad de amar. constructiva. como el matrimonio o la psicoterapia intensiva no se catecticen y no se catectice la relación misma de varias maneras. es fácil y no del todo desagradable encontrar la prueba del amor en los sentimientos que uno experimenta. Las personas que descuidan a sus hijos de maneras tan groseras generalmente se consideran padres amorosísimos. es no sólo posible sino necesario que una persona que ame evite obrar por sentimientos de amor. Pero es posible amar sin catexia y sin sentimientos de amor. pero no lo haré”. Es mejor -y ciertamente más placentero. y en la realización de esta posibilidad es donde el amor genuino y trascendente se distingue de la simple catexia. El genuino amor es volitivo antes que emocional. el compromiso de amar y la voluntad de amara aun permanecen y son aplicados. El trabajo de atender 59 . Y en un matrimonio las cosas no son diferentes. Por lo tanto. El verdadero amor no es un sentimiento que nos sobrecoja. le guste o no le guste. su permanente y coherente interés. Aquí la palabra clave es “voluntad”. Puedo conocer a una mujer que me atrae fuertemente y a la que me gustaría amar. La persona que realmente ama. experimentar un cambio debe sentir la seguridad y la fuerza que le vienen de creer que el terapeuta es su aliado constante y estable. ama a causa de una decisión de amar. Mis sentimientos amorosos pueden ser ilimitados. Inversamente. cuando pasan algún tiempo en otra parte. las parejas tarde o temprano siempre dejan de estar enamoradas y es en ese momento cuando comienza a surgir la oportunidad de un genuino amor. de un modo rutinario y programado. diré en mi fuero interno y en el silencio de mi corazón “Me gustaría amarte. y esto sólo puede manifestarse en virtud de su capacidad de dedicación. pero como tener una aventura amorosa en este momento destruiría mi matrimonio. pero si no los experimenta. existe con catexia o sin ella y con sentimientos amorosos o sin ellos. Análogamente puedo negarme a aceptar a una nueva paciente sumamente atractiva y con probabilidades de alcanzar éxito en la terapia porque mi tiempo ya está comprometido con otras pacientes. En un matrimonio constructivo. generalmente después de transcurrido bastante tiempo. de dedicación. He definido al amor como la voluntad de extender nuestra persona con el fin de promover nuestro propio crecimiento espiritual o el de otra persona. pero mi capacidad de amar es limitada. Esto no quiere decir que los miembros de una relación estable. experimente o no sentimientos amorosos. como bien y mal son fenómenos objetivos y no puramente subjetivos. es correcto afirmar “Amores proceder con amor”. Como ya dijimos. Su amor comienza a ser puesto a prueba y podrá establecerse si existe o no cuando los cónyuges ya no sientan la necesidad de estar siempre juntos. prestarse atención el uno al otro y prestar atención a su relación.amar con catexia y con sentimientos amorosos. Pero. Esa persona se ha comprometido a amar. como el verdadero amor es un acto de voluntad que trasciende con frecuencia los efímeros sentimientos de amor o la catexia. Puede ser difícil y doloroso buscar la prueba del amor en las propias acciones. así como en una terapia constructiva. algunas de las cuales pueden ser mucho menos atractivas y más difíciles de tratar. Lo que quiero decir es que el genuino amor trasciende la cuestión de las catexias. Un alcohólico cuya mujer e hijos necesitan desesperadamente de su atención en ese mismo momento. debo elegir a la persona en quien concentre mi capacidad de amar. Si los experimenta tanto mejor. Eso no significa que al terapeuta le guste siempre escuchar al paciente.

Cuando nos amamos a nosotros mismos atendemos a nuestro propio crecimiento. Es trabajo o coraje enderezado a promover nuestro propio crecimiento espiritual o el de otra persona. Cuando amamos a alguien le dedicamos nuestra atención. pág. Pero. aspecto que me interesaba desde hacía mucho tiempo.). un trabajo duro. es siempre trabajo o coraje. conceptos en alto grado abstractos que nos resultaban difíciles de comprender a quienes lo escuchábamos. sino más bien para que comprendan hasta qué punto es difícil escuchar bien. El amor es pues una forma de trabajo o una forma de coraje.”14 De lejos el modo más corriente e importante en que podemos ejercitar nuestra atención es el acto de escuchar. de quien siempre estará contigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. es decir. Si un acto no es acto de amor o de coraje. (Delta Books. Un psicólogo industrial me señaló una vez que la cantidad que dedicamos a enseñar ciertas materias a nuestros chicos en la escuela es inversamente proporcional a la frecuencia con que esos chicos harán uso de tales conocimientos cuando lleguen a adultos. el ejecutivo de una empresa se pasara una hora de su tiempo leyendo. 1969. Podemos trabajar o ejercitar nuestro coraje en direcciones que no sean las que llevan al crecimiento espiritual y por eso no todo trabajo ni todo coraje es amor. La forma principal que asume e trabajo de amor es la atención. los músculos del cuello estaban rígidos por mi esfuerzo de concentración y yo mismo me 14 Love and Will. Pasamos una enorme cantidad de tiempo escuchando y malgastamos la mayor parte de ese tiempo porque en general escuchamos prestando muy poca atención. Al cabo de una hora y media de conferencia el sudor manaba literalmente de mi rostro a pesar del aire acondicionado de la sala. no para que les resulte fácil escuchar. comprobamos que el nivel de la atención o la intención es el asiento de la voluntad. La mayor parte de la gente no escucha bien porque no comprende esto que acabo de decir o porque no está dispuesta a llevar a cabo ese trabajo. Aquí no hay excepciones. Escuchar bien es un ejercicio de atención y. 1971. Por eso lo escuché con toda la intensidad de la atención de que era capaz. muy poco tiempo a enseñarles a hablar y generalmente no destinamos tiempo alguno a enseñarles a escuchar. dos horas hablando y ocho horas escuchando. También sentí amor en el tremendo esfuerzo que el hombre realizaba para comunicar con toda suerte de ejemplos. La extensión de nosotros mismos o el movimiento contra la inercia de la pereza es lo que llamamos trabajo. Cuando vencemos el miedo decimos que hemos tenido coraje. Traducción al español: El amor y la voluntad. de trabajo contra la inercia de nuestra mente. 60 . 220. pero pienso que sería sensato dar a nuestros hijos alguna instrucción sobre el proceso de escuchar. El esfuerzo que requiere el ejercicio de la voluntad es en realidad esfuerzo de atención. A causa de ese interés tenía bastantes conocimientos sobre el tema e inmediatamente me di cuenta de que el conferenciante era un gran sabio. Hemos considerado algunas de las cosas que no son amor. No hace mucho tiempo asistí a la conferencia que daba un hombre famoso sobre un aspecto de la relación que hay entre psicología y religión. lo hacemos en oposición a la inercia de la pereza o en oposición al temor. Como dice Rollo May: “Cuando analizamos la voluntad con todos los instrumentos modernos que nos ofrece el psicoanálisis. Nueva York. Dell Pub. la tensión volitiva es el esfuerzo de mantener clara la conciencia. entonces no es un acto de amor. por lo tanto. En la introducción a esta sección dijimos que el amor suponía esfuerzo. cuando damos un paso adicional o caminamos una milla más. Cuando prestamos atención a alguien ello quiere decir que ese alguien nos importa. atendemos al crecimiento de esa persona. el esfuerzo de mantener concentrada la atención. El acto de prestar atención requiere que realicemos el esfuerzo de hacer a un lado nuestras preocupaciones del momento (según dijimos al describir la disciplina de poner ciertas cosas entre paréntesis) y que activemos nuestra conciencia. Por ejemplo. Experimentaba un agudo dolor de cabeza. examinemos ahora algunas que son amor. como el amor exige la extensión de nosotros mismos. Cuando nos extendemos. Buenos Aires (Emecé Editores). Pero en las escuelas dedicamos mucho tiempo a enseñar a leer a los niños. No creo que sería bueno que se enseñara en la escuela aquello exactamente proporcional a lo que se hace después de la escuela. La atención es un acto de voluntad.

¿Cómo deberán afrontar los padres esa interminable charla? Tal vez la manera más fácil sea prohibiría. La quinta y última manera es. así el niño no estará en interacción con uno. Ello no obstante. Una mujer proclamó en medio de movimientos de asentimiento por parte de los demás: “Realmente no nos dijo nada”. porque reconocía su grandeza y sabía que lo que diría probablemente tendría gran valor. Una cuarta manera es escuchar selectivamente. yo logré captar mucho de lo que dijo aquel hombre precisamente porque estaba dispuesto a realizar el trabajo de escucharlo. Crease o no. un fenómeno de reciprocidad en el cual quien recibe también da y quien da también recibe. Y estaba dispuesto a realizar ese trabajo por dos razones: primero.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. habían esperado más de aquel hombre. desde luego. quedé deslumbrado por la cantidad de brillantes intuiciones que me había procurado. de quien siempre estará contigo. Una tercera manera es fingir escuchar mientras uno prosigue con lo que está haciendo o continuar enfrascado en sus propios pensamientos con la apariencia de prestar atención al niño mientras exclama ocasionalmente “Oh. Si se le da ocasión. Después de la conferencia. El proceso de escuchar a los niños es diferente y depende de la edad del niño. de mi amor. De este ejemplo de escuchar en el papel de quien recibe. deseaba enormemente absorber lo que el conferenciante dijera a fin de acrecentar mi comprensión y crecimiento espiritual. Consideremos por ahora el caso de un niño de seis años que está en primer grado. a la que asistieron muchos miembros de medios culturales. motivado por lo que podría obtener yo de nuestra relación y no por lo que yo podría darle a él. miran silenciosamente a los adultos desde los rincones como mudos espectadores desde la sombra. de mi atención. el de escuchar verdaderamente. el quinto modo. o “Eso está bien”. que constituye una forma particularmente atenta de fingir escuchar. Mi manera de escucharlo era un acto de amor. Esos niños nunca están en interacción con los demás. segundo. mi amor estaba primariamente dirigido a mi propia persona. escuchar realmente al niño prestándole completa atención. todos estaban decepcionados. Estos cinco modos de responder a la charla de los niños fueron presentados en orden ascendente de esfuerzo. hay familias en las que los niños tienen la virtual prohibición de hablar y en las cuales se aplica durante las veinticuatro horas del día el dicho: “A los niños habría que verlos y no oírlos”. En general. El problema de este modo de obrar estriba en que la capacidad de la mente humana para filtrar selectivamente no es muy competente ni eficiente y por lo tanto puede quedar una gran cantidad de paja mientras se pierde una gran cantidad de trigo. digna de que se le prestara atención y me amaba a mi mismo porque estaba dispuesto a realizar un trabajo en procura de mi crecimiento. Otra manera consiste en permitir la charla. Les había resultado difícil seguirlo y la exposición les parecía confusa. pero sencillamente sin escucharla. aquí los padres podrán aguzar el oído si el hijo parece estar diciendo algo de importancia y esperan poder separar el grano de la paja con un mínimo esfuerzo. A diferencia de los demás. Como él era el maestro y yo el alumno. Yo lo amaba porque me daba cuenta de que era una persona de gran valor. pasemos a considerar ahora nuestra más corriente oportunidad en el papel de quien da: la oportunidad de escuchar a nuestros hijos. sentía completamente vacío y agotado. sopesando cada una de sus palabras y comprendiendo cada una de sus afirmaciones. Sabedores de su reputación. El amor. Oh”. y que esa sensación haya representado para él una recompensa. lo cual crea un fondo de ruido que puede resultar molesto o no. es invariablemente un fenómeno en dos direcciones. como él era el que daba y yo el que recibía. sino que literalmente estará hablando al aire o consigo mismo. ruidos más o menos oportunos en respuesta al monólogo del niño. exige de los padres 61 . como veremos una y otra vez. es muy posible que el conferenciante sintiera en medio de su público la intensidad de mi concentración. No era un orador competente como el que habían esperado oír. ese niño hablará casi incesantemente. a causa de mi interés por ese tema. me puse a escuchar los comentarios del público mientras tomábamos café. Aunque consideraba que sólo había comprendido la mitad de lo que había dicho aquel grande hombre esa tarde.

de quien siempre estará contigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. por breve que sea el momento en que se lo haga. Tal vez la mayor parte de los padres. lo que hace doblemente difícil mantener la concentración. el niño hablará de cosas que no tienen ningún interés para el adulto. lo que el niño desea de la interacción no es comunicarse sino simplemente sentir intimidad. En efecto. cuando por ejemplo. Ante todo. En otras palabras. los niños de seis años necesitan o desean que sus padres los escuchen de manera total y verdadera. requiere un tremendo esfuerzo. De manera que únicamente durante una proporción relativamente pequeña del tiempo en que hablan. Una de las muchas tareas extremadamente complejas de los padres es tratar de acercarse lo más posible al equilibrio ideal de los diferentes estilos de escuchar y de no escuchar a fin de responder con el estilo apropiado a las variables necesidades del hijo. Los esquemas del discurso del niño son desiguales -ocasionales borbotones de palabras interrumpidas por pausas y luego repeticiones-. una considerable energía en comparación con los otros modos. tiene que ser tiempo del hijo. resulta molesto escuchar a un niño de seis años. ¡De ninguna manera! Ante todo. que es lo que desea. de modo que si uno finge escucharlo eso bastará para satisfacer su sentido de “estar con los padres”. Los padres podrán acaso pensar que están escuchando cuando lo que hacen es fingir escuchar. Sin el amor que lo motive el padre no podría hacerlo. Además. Comprenden que ésta es la regla del juego. su charla puede distraer al adulto en situaciones que requieren seriamente su atención o cuando esa charla puede representar una ruda interrupción de lo que otros dicen y un intento de lograr hostil dominio sobre los demás. Por eso lo que se necesita aquí es un equilibrio de los cinco modos de escuchar. El tiempo destinado a escuchar verdaderamente debe dedicarse tan sólo al hijo. lo cual hace difícil la concentración. En esos momentos. el esfuerzo que exige escuchar verdaderamente es tan grande que el padre quedaría agotado para realizar cualquier otra cosa. Además los mismos niños a menudo establecen una comunicación que luego interrumpen. el hijo sabrá que es valorado 62 . aquí esa necesidad puede quedar adecuadamente satisfecha cuando los padres fingen escuchar. A veces es necesario decirles a los niños sencillamente que se callen. Por último. ¿por qué incomodarse? ¿Por qué hacer todo ese esfuerzo para concentrarse por entero en la aburrida cháchara de un niño de seis años? Primero. Segundo. Pero. Frecuentemente los chicos de seis años charlan por el puro placer de charlar y nada se gana prestándoles atención cuando ellos ni siquiera la piden y están ciertamente felices charlando con ellos mismos. Si un padre desea realmente escuchar a su hijo deberá hacer a un lado cualquier otra cosa. Otras veces el niño no se contenta con hablar consigo mismo sino que desea la interacción con los padres. El lector puede suponer ingenuamente que recomendaré a los padres que sigan siempre el quinto modo y que siempre escuchen verdaderamente a sus hijos. Segundo. de modo que comprenden el hecho de que sus padres los escuchen selectivamente pues ellos están comunicándose también sólo selectivamente. que requieren menos esfuerzo. escuchar verdaderamente a un niño de esta edad es ciertamente una obra de amor. Si uno no está dispuesto a hacer a un lado todo lo demás. mientras que quien escucha a un gran conferenciante tiene interés especial en el tema de la disertación. pero este es un engaño destinado a ocultarse su propia pereza. incluso sus preocupaciones por un tiempo. entonces no está realmente dispuesto a escuchar al hijo. la propensión a hablar que tiene el niño de seis años es tan grande que un padre que lo escuchara siempre verdaderamente. así como estima a un gran conferenciante. Si uno es capaz de estimar a su hijo. escuchar verdaderamente. no tendría tiempo para hacer ninguna otra cosa. Uno no puede escuchar realmente a alguien y hacer al mismo tiempo otra cosa. la decisión de hacerlo es la mejor prueba concreta que pueda darse a un niño de que uno lo estima. el esfuerzo que exige una concentración total en las palabras del niño de seis años es considerablemente mayor que el que exige escuchar a un gran conferenciante. En consecuencia. Con frecuencia los padres no alcanzan ese equilibrio pues muchos no están dispuestos (o no son capaces de) a dedicar la energía necesaria a escuchar verdaderamente. exige una concentración total. seria enormemente aburrido porque lo cierto es que la charla de un niño de seis años es generalmente aburrida.

recordaba numerosos casos en los que sus padres. Si uno escucha suficientemente a su hijo llegará a darse cuenta de que es un individuo en verdad extraordinario. en medio de las pausas y los tartamudeos de la charla aparentemente inocente. Pero a pesar de que éste dejó durante todo el año una copia de la tesis en el salón a la vista de la familia y a pesar de haber hecho frecuentes insinuaciones a los padres para que “le echaran un vistazo al trabajo”. el amor engendra amor. Con niños menores o mayores el equilibrio apropiado de escuchar y no escuchar es diferente. cuando redactó una extensa y audaz tesis que le valió su titulo de graduado con honores. Un profesional talentoso de treinta años. El dicho de que la gran sabiduría procede de “la boca de los niños” es reconocido como un hecho absoluto por todo aquel que realmente escucha a sus hijos. cuanto más escucha uno a su hijo tanto más comprenderá que. En lugar de ser un círculo vicioso hacia abajo es un ciclo creativo hacia arriba. también profesionales. marcos de referencia y deseos para poder experimentar lo más posible el mundo del que nos habla. Y así padres e hijos giran juntos hacia adelante cada vez más rápidamente en el pas de deux del amor. Los adolescentes requieren menos tiempo total de que se les escuche que el tiempo que exige el niño de seis años.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. el niño tiene realmente cosas valiosas que decir. “Supongo que deberían haberlo leído”. cuanto más valiosos se sienten los hijos. sin valor. con más frecuencia comenzarán a decir cosas de valor. más predispuesto estará a escuchar lo que uno le diga y a depararle la misma estima. Una parte esencial de este proceso es la disciplina de poner cosas entre paréntesis. Y si uno sólo puede jugar a las tortitas de manteca fría e indiferentemente corre el riesgo de que su hijo sea frío e indiferente.” El escuchar verdaderamente y el concentrarse por entero en la otra persona es siempre una manifestación de amor. Uno puede jugar muy bien a las tortitas de manteca mientras piensa en cualquier otra cosa. tanto más capaz será de enseñarle. cuanto más sepa el niño que uno lo valora. Pero de todos esos recuerdos el más vivo y penoso era uno que se remontaba a los veintidós años. más ávidos estarán nuestros hijos de aprender de nosotros y cuanto más aprendan más extraordinarios se harán. me dijo hacia el final de la terapia. Valorar a los niños es la mejor manera de enseñarles que son personas valiosas. “Me figuro que debería complacerles que yo les dijera ‘¿No les gustaría leer mi tesis? Deseo que conozcan la clase de cosas que yo pienso’. pero necesitan más tiempo de que se los escuche realmente. Pero. Con niños menores la comunicación es principalmente no verbal pero idealmente exige también períodos de concentración total. Hemos estado discurriendo teniendo en cuenta a un niño de seis años. 63 . cuanto más conozca uno de su hijo. y por lo tanto se sentirá valioso. Cuarto. Si uno sabe poco sobre sus hijos generalmente les enseñará cosas que no están prontos para aprender o que ya saben y acaso comprenden mejor que uno mismo. Y cuanto más extraordinario considere uno a su hijo. pero el proceso es fundamentalmente el mismo. que uno lo considera una persona extraordinaria. Como los padres abrigaban ambiciones para él se mostraron encantados a causa de los honores obtenidos por el hijo. de quien siempre estará contigo. Segundo. Los adolescentes generalmente no charlan sin una finalidad y cuando se ponen a hablar desean que sus padres les presten completa atención. el abandono transitorio de nuestros propios prejuicios. tanto más dispuesto estará uno a escucharlo y tanto más aprenderá de él. Se elevarán a lo que uno espera de ellos. Los valores crean valores. ninguno de ellos encontró el tiempo necesario para leerlo. no habían estado dispuestos a escucharlo o habían considerado escasamente interesante y sin importancia lo que él tenía que decir. Tercero. Por último. Y la necesidad de ser escuchado por los padres nunca pasa con la edad. un ciclo de evolución y crecimiento. ¿qué significaba eso de andar rogando que me prestaran atención? ¡De ninguna manera a los veintidós años yo habría mendigado su atención! Si lo hubiera hecho me habría sentido insignificante. sometido a tratamiento por una ansiedad experimentada en relación con su poca autoestima. Y cuanto más apropiada sea nuestra enseñanza basada en el conocimiento que tenemos de ellos. Si el lector repara en el carácter cíclico de este proceso apreciará la verdad de la reciprocidad del amor.

Sin embargo. sin embargo media docena de veces durante la “hora de cincuenta minutos” me sorprendo no prestando verdadera atención a lo que el paciente me dice. en ninguna parte resulta más apropiado que en el matrimonio. Pero cuando por fin lo hacen. nunca se trata de un proceso sin esfuerzo. Como el escuchar verdaderamente es amor en acción. entre otras cosas. Esto les parece rígido. Ese conocimiento de que uno está escuchando verdaderamente tiene con frecuencia un notable efecto terapéutico. la mayoría de las parejas nunca se escuchan verdaderamente. La energía necesaria para ejercitar la disciplina de poner entre paréntesis y de concentrar la atención es tan grande que sólo puede alcanzarla el amor. Además. desde el interior. No es algo que se pueda hacer cuando una persona está conduciendo un automóvil o cocinando o cuando está cansada y desea dormir o cuando tiene prisa. A veces pierdo el hilo de las asociaciones del paciente y entonces debo decir “Lo siento. Hay varias razones que explican este fenómeno. aun antes de que hayamos llegado a las raíces ocultas de los problemas o hayamos dado interpretaciones significativas. escuchar verdaderamente es algo que se puede hacer sólo cuando se le destina el tiempo conveniente y cuando las condiciones le prestan apoyo. El “amor” romántico no requiere esfuerzos y las parejas con frecuencia se muestran reacias a realizar el esfuerzo y someterse a la disciplina del amor verdadero y escuchar. Una y otra vez hemos tenido la experiencia de oír cómo un cónyuge decía al otro con verdadera alegría una vez comenzado el proceso de escuchar verdaderamente: “Hemos estado casados durante veintinueve años y sólo ahora vengo a darme cuenta de este aspecto tuyo”. Cuando ocurre esto. deberían conversar según un programa fijo. parecen comprender intuitivamente que un elemento vital de la capacidad de escuchar verdaderamente está alerta en esos breves períodos en que uno no escucha con atención. poco romántico y nada espontáneo. Al advertir esa aceptación el hablante se sentirá cada vez menos vulnerable y más inclinado a abrir las partes más recónditas de su espíritu al oyente. y el hecho de que yo reconozca que me distraje por unos instantes les da la seguridad de que la mayor parte del tiempo los estoy escuchando verdaderamente. No pocas veces fracasamos pues la energía y la disciplina que se necesitan aquí son más de lo que los miembros de una pareja están dispuestos a dedicar. como escuchar verdaderamente implica poner cosas entre paréntesis y hacer a un lado la propia persona. una de las principales misiones que debemos cumplir para que el proceso tenga éxito es enseñarles a escucharse. colocándonos dentro de él. con ciertos designios en la cabeza. independientemente de que los pacientes sean adultos o niños.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. y mientras escuchamos nos preguntamos cómo podremos alcanzar ciertos resultados deseados y finalizar la conversación lo más pronto posible o re orientarla de maneras más satisfactorias para nosotros. Esta unificación de hablante y oyente es en verdad una extensión y ampliación de nosotros mismos que siempre cobramos nuevos conocimientos en tal situación. A menudo las parejas se sorprenden y hasta se horrorizan cuando les sugerimos que. En aproximadamente una cuarta parte de nuestros casos. esto supone también transitoriamente una aceptación total de la otra persona. Por el contrario. cuando acuden a nosotros en busca de asesoramiento o de terapia. Quizás el requisito primero de un buen psiquiatra sea la capacidad de escuchar verdaderamente. Sin embargo. la voluntad de extenderse uno con miras a un mutuo crecimiento. hablante y oyente comienzan a apreciarse de manera creciente y la danza del dúo de amor torna a comenzar de nuevo. pero me distraje por un instante y realmente no escuché lo que decía. Si bien es cierto que la capacidad de escuchar verdaderamente puede mejorar gradualmente con la práctica. de quien siempre estará contigo. pero creo que la principal de ellas es la de que el 64 . se registran considerables y hasta espectaculares mejorías durante los primeros meses de psicoterapia. los resultados son enormemente gratificantes. ¿Puede volver a repetirme sus últimas frases?” Es interesante comprobar que en general los pacientes no se enfadan cuando ocurre esto. En consecuencia. Las más veces nos falta esa energía. lo que realmente hacemos es escuchar selectivamente. Cuando ocurre esto sabemos que ha comenzado un proceso de crecimiento en ese matrimonio. Aun cuando nos parezca que en nuestros tratos profesionales o en nuestras relaciones sociales estamos escuchando con gran atención.

a menudo por primera vez durante años y acaso por primera vez en toda su vida. Cuando nos extendemos. desde luego. significan trabajo. qué los atrae y qué no los atrae. Mientras que con el pequeño se jugará a las tortitas de manteca y a hacer aparecer y desaparecer cosas. la esencia del no amor es la pereza. de manera que los terapeutas de niños experimentados pueden ser muy partidarios de pasar con sus pequeños pacientes el tiempo asignado jugando con ellos para realizar significativas observaciones e intervenciones terapéuticas. concentrarse en la incoherente e interminable historia que cuenta un niño de seis años. Las actividades familiares son importantes: el cinematógrafo.exige. El tema de la pereza es extremadamente importante. Si bien el escuchar es con mucho la forma más importante de atender. Algunas formas de atención se hacen puramente en servicio del niño. así como lo es ayudar a los mayores en sus tareas escolares. La experiencia del cambio. Pero lo que todas estas formas de atención tienen en común -y lo tienen en común también con el acto de escuchar. las excursiones. obrar contra la inercia de la pereza (trabajo) o contra la resistencia engendrada por el temor (coraje).. Siempre fue así y siempre lo será. Como el amor es trabajo. cómo aprenden y estudian. nuestro yo entra. cómo realizan sus trabajos escolares. La utilidad de tales actividades en lo tocante a observar y enseñar al hijo es. Cambiamos. por así decirlo.. por ejemplo. Se trata de un tema que recorre de manera encubierta toda la primera sección dedicada a la disciplina y ésta dedicada al amor. Fundamentalmente. Una son los juegos.es el hecho de que suponen tiempo pasado con el niño. paciente siente que es verdaderamente escuchado. Si fuéramos más perezosos no podríamos realizarlas en modo alguno. Dejemos ahora de lado el trabajo de amar y consideremos el coraje de amar. en territorios nuevos. El tiempo pasado con los niños en esas actividades. según ya dije. Ese tiempo pasado con el hijo en actividades varias ofrece también a los padres innumerables oportunidades para enseñarles habilidades de destreza física y los principios básicos de la disciplina.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Todas estas son informaciones valiosas para los padres amantes. cuando uno está sentado en la playa vigilando a un niño de cuatro años o cuando el adolescente necesita que se le enseñe a conducir un automóvil. Si fuéramos menos perezosos las realizaríamos mejor y más a menudo. Habremos de enfocarlo específicamente en la sección final cuando hayamos cobrado una perspectiva más clara. atender a alguien es dedicarle tiempo y la calidad de la atención es proporcional a la intensidad de concentración durante ese tiempo. etc. de una actividad inacostumbrada. escuchar verdaderamente lo que dice un cónyuge sobre el día que pasó en la oficina o en la lavandería y comprender sus problemas desde su interior. se irá a pescar o se jugará al escondite. especialmente con los niños. frecuentemente inconvenientes y siempre consumidoras de energía. da a los padres incontables oportunidades de observar a sus hijos y conocerlos mejor. las fiestas de carnaval. enseñar a un adolescente a conducir un automóvil. tratando de ser pacientes y poniendo entre paréntesis lo más posible… todas éstas son cosas a menudo aburridas. desconocidos. los picnics. si se lo emplea bien. Vigilar con un ojo al pequeño de cuatro años en la playa. también otras formas son necesarias en casi todas las relaciones de amor. Sabrán silos hijos son malos o buenos perdedores. cuándo son valientes y cuándo se muestran temerosos en ciertas actividades. Hacemos cosas que no estamos acostumbrados a hacer. los viajes. Leer cuentos a los pequeños es prestarles atención. el principio básico de la terapia de juegos. La gente afronta su 65 . de quien siempre estará contigo. las ferias. con el chico de seis años se harán tretas de magia y prestidigitación. Es grande la variedad de esas formas posibles. suscita temores. la experiencia de encontrarse en un terreno no familiar. Nuestra persona se convierte en una persona nueva y diferente. con chicos de doce años se jugarán partidas con raquetas y se jugará a los naipes. Los riesgos de la pérdida El acto de amor -la extensión de uno mismo. de hacer cosas de manera diferente.

Sólo podemos amar aquello y le de una manera u otra tiene importancia para nosotros. que abre la puerta. apartará nerviosamente la mirada y dirá que tiene un compromiso urgente. Una vida plena estará colmada de dolor. la mujer silenciosa pero rápidamente se dirige a la puerta y se marcha antes que ningún otro de los fieles y aun antes de que el ministro pueda salir a la escalinata para reunirse con ellos. un animal. Eso es cierto. un pequeño departamento con las persianas siempre cerradas. de la amistad. temor al cambio de diferentes maneras. En cierto nivel. Los sábados por la tarde va sola a un cinematógrafo local que cambia semanalmente de programa. Lo que sabemos es que toda su vida está dedicada a evitar riesgos y que en semejante empeño. Pero con la catexia siempre existe el riesgo de perder el objeto catectizado o de que éste nos rechace. Depende de alguien y ese alguien puede dejarte en la estacada. Casi nunca recibe cartas. escoge el cambio y las perspectivas de la muerte. tal vez pueda advertir a una mujer que todavía no ha llegado a los cincuenta años y que todos los domingos exactamente cinco minutos antes de que comience el servicio religioso ocupa el mismo banco sin llamar la atención en una nave lateral y en el fondo mismo de la iglesia. el amor requiere coraje y supone riesgos. entra. Ama cualquier cosa que viva -una persona. La esencia de la vida es el cambio. lejos de ampliar su yo. ¿Quién es esa mujer? No conocemos los secretos de su corazón. ella contestaría que tuvo una vez un perro al que quería mucho. Hemos de considerar ahora los riesgos de amar. Cuando termina la ceremonia. una planta. El precio de la catexia es el dolor. Pero la única alternativa es no vivir plenamente o no vivir en modo alguno. Si de alguna manera lograra uno decirle que su vida parece solitaria. goza de su soledad. Al evitar la experiencia de la muerte debía sacrificar el crecimiento y el cambio. las copia a máquina sin cometer faltas y devuelve el trabajo terminado sin ningún comentario. de quien siempre estará contigo. significa llevar a cabo una acción a pesar del miedo. Si se consigue abordarla -lo cual es improbable. de la esperanza. Si uno pudiera continuar observándola comprobaría que trabaja como simple dactilógrafa en una gran oficina en la cual toma las hojas que se le destinan sin decir una palabra. Almuerza en su mismo escritorio y no tiene amigos. y ya no se la ve hasta el próximo domingo. pero el temor es ineludible si la persona en efecto cambia. No tiene teléfono. Si el lector la siguiera hacia aquel compromiso urgente comprobará que la mujer regresa directamente a su casa. pero que había muerto ocho años atrás y que ningún otro perro podría ocupar su lugar. Regresa a pie a su casa. La mujer no catectiza ninguna cosa viva. se detiene siempre en el mismo supermercado impersonal para comprar unas pocas provisiones y luego desaparece detrás de su puerta hasta el día siguiente en que sale a trabajar. La mujer eligió una vida monótona. El coraje no es la ausencia del temor. luego se marchará presurosa. cosas todas que hacen de la vida algo intenso e importante. hemos dicho que la simple catexia no es amor y que el amor trasciende la catexia. Si uno escoge en la vida el crecimiento. El crecimiento en cualquier dimensión supone tanto dolor como alegría. Si uno pretende acercarse a otro ser humano. La mujer tiene un aparato de televisión.y se la invita a la hora del café social que sigue al servicio religioso. libre de todo lo nuevo.y esa cosa perecerá. luego esa persona debe vivir prescindiendo de muchas cosas: de tener hijos. de 66 . lo ha encogido y estrechado casi hasta el punto de no existir. Si el lector acude regularmente a la iglesia. de la ambición. siempre corra el riesgo de que la persona en cuestión se aparte de uno y lo deje más penosamente solo de lo que estaba.. Confía en alguien y puedes ser herido por ese alguien. la mujer agradecerá cortésmente.. de casarse. del éxtasis del sexo. antes bien. ella replicaría que. el crecimiento espiritual y por lo tanto. Un proceso de crecimiento y decadencia. Un factor probablemente determinante de la vida aislada y estrecha de la mujer que acabo de describir fue sin duda una experiencia de la muerte o una serie de experiencias de la muerte que le resultaron tan penosas que la mujer resolvió no volver nunca más a experimentarlas aun al precio de sacrificar la vida. pero el amor exige catexia para comenzar. la cierra inmediatamente con llave. obrar contra la resistencia engendrada por el temor y adentrarse en lo desconocido y en el futuro. Ahora bien.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Si le preguntara uno si no tuvo nunca animalitos domésticos. Si alguien está determinado a no correr el riesgo del dolor.

Sólo sabía que estaba dando un salto hacia lo desconocido. espantosa. a los cursos. The Teachings of Don Juan: A Yaqui Way of Knowledge. A los trece años salí de mi casa para ingresar en la Phillips Exeter Academy. Cuando nos arredramos ante la muerte. Journey to Ixtian y Tales of Power. De los millares y acaso millones de riesgos que podemos correr en la vida. En realidad. Aunque exteriormente parezcan adultos y aun adultos con éxito. la muerte puede convertirse. a la arquitectura. A Separate Reality. Si tenemos a la muerte como nuestra constante consejera. Las razones de mi infelicidad me eran totalmente desconocidas en aquel momento y aún hoy me resultan profundamente misteriosas. una muerte en vida sin riesgos ni desafíos. Pero si nos resistimos a afrontar plenamente la espantosa presencia de la muerte junto a nuestro hombros nos privaremos de sus consejos y posiblemente no podremos vivir ni amar con claridad. éstos son libros sobre el proceso psicoterapéutico. según las palabras de don Juan. Sencillamente no me adaptaba al ambiente. Me sentía muy feliz por ser el hijo de padres acomodados que podían permitirse dar a su hijo “la mejor educación que puede procurar el dinero” y experimentaba una sensación de gran seguridad por el hecho de formar parte de lo que evidentemente era una estructura apropiada. En un nivel importante. Sin embargo. Los riesgos de la independencia La vida misma representa un riesgo y cuanto más amemos en la vida más riesgos correremos. de quien siempre estará contigo. una escuela preparatoria de varones que gozaba de excelente reputación y a la cual mi hermano había asistido antes. No sorprende que la mayor parte de los pacientes psicoterapéuticos (y probablemente la mayor parte de las personas no pacientes. se trata más de un temido salto que de mi paso y éste es un salto que muchas personas nunca llegan a dar realmente en su vida. todo lo inesperado. No podía adaptarme a la facultad. en aquel momento yo no me daba cuenta de que lo que hacía era crecer. ante la naturaleza siempre cambiante de las cosas. Mi caso puede ilustrar bien la esencia del crecimiento y la enormidad del riesgo que éste supone. 67 .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. a los estudiantes. para poder sentirme más cómodamente dentro de esa estructura que se me había destinado y que evidentemente era 15 Véase de Carlos Castaneda. El único problema fue el de que casi inmediatamente después de comenzar mi vida en Exeter me sentí profundamente desdichado. Ya dije que el intento de evitar el legítimo sufrimiento está en la raíz de toda enfermedad emocional. al ambiente en su conjunto. quizá la mayoría de las personas “mayores” permanecen hasta su muerte siendo psicológicamente niños que nunca se separaron totalmente de sus padres y que continuaron sufriendo el poder que sus padres tenían sobre ellos. inevitablemente nos arredramos ante la vida. por fortuna en un estadio muy temprano de mi vida. puesto que la neurosis es la norma antes que la excepción). Sabía que tenía suerte por ir a aquel establecimiento porque ser alumno de Exeter era parte de una bien definida estructura que luego me llevaría a las mejores facultades de la Ivy League y de allí pasaría a ocupar las gradas más altas del orden social cuyas puertas se me abrirían de par en par a causa de mi formación y mis antecedentes educacionales. Si logramos vivir con el conocimiento de que la muerte es nuestra constante compañera que marcha con nosotros “hombro con hombro”. tengan el problema de afrontar clara y derechamente la realidad de la muerte. Aunque ese paso fue una decisión consciente. que nos señala el límite del tiempo en que hemos de vivir y amar. jóvenes o ancianos. no cabía hacer otra cosa que tratar en lo posible de ajustarme a todo eso y de corregir mis imperfecciones. Crecer es el acto de pasar de la niñez a la edad adulta. en nuestra “aliada”. pero así y todo una continua fuente de sabio consejo15. a la vida social. nos veremos siempre guiados a hacer el mejor uso de nuestro tiempo y a vivir la vida en su plenitud. el mayor de todos es el de crecer. Lo que sorprende es el hecho de que la bibliografía psiquiátrica sólo ahora esté comenzando a examinar la significación de este fenómeno. Para mí fue una experiencia punzante el paso gigante que di para entrar en la edad adulta poco antes de los dieciséis años.

Y. Decidí no volver al colegio. Mi padre dijo: -Pero no puedes abandonar así los estudios. en las profundidades de mi ser sabía que aquél no era mi camino. inseguro. Mis padres estaban comprensiblemente alarmados e inmediatamente me enviaron a un psiquiatra quien declaró que yo estaba deprimido y recomendó un mes de hospitalización. estaba deprimido. Pero luego. en uno mismo. traté de adaptarme durante dos años y medio. -No lo sé. vemos no sólo su avidez por arriesgarse a nuevas actividades propias del adulto sino también junto a esa avidez una cierta vacilación.respondí. me dio un día para que decidiera si deseaba o no internarme en el hospital. Ahora pienso retrospectivamente que al dormir yo reposaba e inconscientemente me estaba preparando para dar el salto decisivo. Pero ¿cuál era mi camino? Si no regresaba al colegio. en el momento de mi mayor desesperación. ¿cuáles son tus planes? -No lo sé. puede uno encontrar esa misma en un adulto. en efecto. Quien eligiera semejante camino debía de estar loco. con múltiples saltitos a lo desconocido. ¿No había dicho acaso mi padre? “¿Debes de estar loco para desdeñar una educación tan buena como ésa”? ¿Si volvía a Exeter me encontraría otra vez con todo lo que era seguro. Aquella fue la única vez de mi vida en que consideré la posibilidad del suicidio. Así di el gran salto hacia lo desconocido.. desde mi inconsciente afloraron ciertas palabras cual un extraño oráculo pronunciado por una voz que no era la mía: “La única seguridad verdadera en la vida está en saborear la inseguridad de la vida”. como cuando un chico de ocho años se arriesga por primera vez a lanzarse cuesta abajo en su bicicleta o cuando un adolescente de quince años concierta su primera cita con una chica. Si observamos al más sano de los niños. Casi diariamente a los cuarenta años se me presentan oportunidades de obrar de maneras diferentes de las habituales. Además. un movimiento de retroceso que lo mantiene aferrado a lo seguro y familiar. pero lo cierto es que odio ese colegio y no volveré a él. Lo que sé es que no volveré de nuevo allí. incierto. constructivo. a la dependencia y a la niñez. todo lo que se extendía ante mí era desconocido. ¿Qué harás entonces? Puesto que parece que deseas jugar con tanta ligereza tu futuro.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. El último año no hice casi nada sino dormir. esa tendencia particular a aferrarse a lo viejo. ¿por qué no podía adaptarme yo? Sabía que el hecho de no poder adaptarme era culpa mía. sin duda no recuerda la ansiedad que sintió en circunstancias semejantes. correcto. -Ni siquiera sé por qué lo odio tanto. oportunidades de creci68 . -¿Por qué no puedes adaptarte? ¿Por qué no haces otro esfuerzo?. ¿Te das cuenta de lo que estás desdeñando? -Sé que es un buen colegio.contesté. apropiado. conocido y probado? Pero eso no era para mí. la estructura correcta. pues únicamente en el sueño me encontraba a mis anchas. Como el psiquiatra había dicho.me preguntaron mis padres. incompetente e insignificante. Me parecía natural que me internaran en un hospital psiquiátrico. a lo conocido y a lo familiar. decidí ser yo mismo. Mi hermano se había adaptado a la vida del Exeter. de quien siempre estará contigo. Si el lector duda de que estos hechos entrañen verdaderos riesgos. -pero no regresaré allí. El proceso de crecimiento se desarrolla por lo general muy gradualmente. es la mejor educación que puede obtenerse. de suerte que me sentía enteramente incapaz. en niveles más o menos sutiles. Había tomado mi destino en mis manos. Sin embargo cada día mi vida me parecía más carente de sentido y eso me hacía desgraciado. -Muy bien. impredecible. Por la mañana fui a ver al psiquiatra y le comuniqué que nunca volvería a Exeter pero que estaba decidido a internarme en su hospital. Y lo peor es que creía que posiblemente estuviera loco. Aunque esto significara estar loco y romper con todo lo que parecía sagrado. Lo di cuando regresé a casa en las vacaciones de primavera de mi tercer año de estudios y anuncié que no volvería al colegio. Me asusté.

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

miento. Todavía estoy en proceso de crecimiento, aunque no tan rápidamente como podría
estarlo. Además de todos los pequeños saltos que podríamos dar hay también algunos que
son enormes, como cuando al abandonar el colegio yo rechazaba también toda una
estructura de vida y de valores, de conformidad con los cuales había sido educado. Muchos
nunca dan ninguno de estos saltos potencialmente enormes y, en consecuencia, no crecen
realmente en modo alguno. A pesar de sus apariencias exteriores muchas personas
continúan siendo psicológicamente los hijos de sus padres, viviendo según los valores que
ellos les inculcaron, motivados primariamente por la aprobación o la desaprobación de los
padres (aun cuando esos Padres hayan muerto hace mucho tiempo), sin atreverse nunca a
tomar su destino en sus propias manos.
Si bien los grandes saltos se dan comúnmente durante la adolescencia, pueden darse
empero a cualquier edad. Una mujer de treinta y cinco años, madre de tres hijos y casada
con un marido dominante, inflexible, chauvinista, llega poco a poco a comprender que
depende absolutamente de ese marido y que su matrimonio es una muerte en vida El
hombre anula todos los intentos que ella hace para modificar la naturaleza de sus relaciones. Con increíble valentía, la mujer se divorcia, soporta las recriminaciones del marido
y las criticas de los vecinos y se arriesga a afrontar un futuro desconocido sola con sus
hijos, pero por primera vez en su vida es libre para ser ella misma. Deprimido después de
un ataque cardíaco, un hombre de negocios de cincuenta y dos años considera
retrospectivamente su vida de frenética ambición, consagrada exclusivamente a ganar cada
vez más dinero y a elevarse cada vez más alto en la jerarquía de su compañía… y
comprueba que esa vida carece de sentido. Después de larga reflexión se da cuenta de que
ha sido empujado por la necesidad de obtener la aprobación de una madre dominante que
constantemente lo criticaba; se había matado trabajando para poder mostrar sus méritos
ante la madre. Arriesgándose a la desaprobación de ésta por primera vez en su vida y
desafiando la cólera de su mujer y de sus hijos acostumbrados a un gran tren de vida, el
hombre se traslada a un lugar del campo y abre un pequeño taller donde repara muebles
antiguos. Esos cambios importantes, esos saltos dados hacia la independencia y la
autodeterminación, son enormemente dolorosos a cualquier edad y requieren supremo
coraje no pocas veces son el resultado de la psicoterapia. A decir verdad y a causa de los
riesgos que se corren, esos saltos a menudo necesitan de la psicoterapia para darse, no
porque, la terapia disminuya los riesgos sino porque presta apoyo y coraje al individuo.
Pero ¿qué tiene que ver esta cuestión del crecimiento con el amor,
independientemente del hecho de que la extensión del yo que implica amar es una
ampliación del yo en nuevas dimensiones? Ante todo, los ejemplos de cambio descritos y
otros cambios mayores de índole parecida son actos de amor a sí mismos. Precisamente
porque me valoraba no estaba dispuesto a seguir sintiéndome desdichado en el colegio y en
todo ese ambiente social que no satisfacía mis necesidades. Porque aquella ama de casa
había pensado en sí misma se negó a continuar tolerando un matrimonio que limitaba tanto
su libertad y reprimía su personalidad. Porque aquel hombre de negocios se amaba a sí
mismo ya no quiso continuar matándose trabajando para satisfacer las exigencias de su
madre. En segundo lugar, el amor no sólo suministra el motivo de cambios tan importantes;
el amor no sólo suministra el motivo de los cambios sino que es también la base del coraje
necesario para arriesgarse a tales cambios. Sólo porque mis padres me habían amado y
valorado cuando era niño me sentí suficientemente seguro de mí mismo para desafiar sus
expectativas y apartarme radicalmente del esquema de vida que habían preparado para mí.
Aunque me sentía incapaz, insignificante y posiblemente loco al obrar como lo hice, logré
soportar estos sentimientos porque al mismo tiempo, en un nivel más profundo sabía que yo
era una buena persona, por más que fuera diferente de los demás.
Al arriesgarme a ser diferente, aun cuando esto significara estar loco, yo estaba
respondiendo a anteriores mensajes amorosos de mis padres, a centenares de esos mensajes
que me decían: “Eres un individuo bello y amado. Te amaremos sin importarnos lo que
hagas, siempre que seas tú” Sin esa seguridad del amor de mis padres reflejado en mi
69

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

propio amor por mí mismo, seguramente habría elegido lo conocido en lugar de lo desconocido y habría seguido el esquema preferido por mis padres al subido precio de sacrificar el
carácter único de mi yo. Por último, sólo cuando uno da el salto a lo desconocido de la
personalidad total, de la. independencia psicológica y de la individualidad única, tiene la
libertad de avanzar por sendas aun más elevadas de crecimiento espiritual y la libertad de
manifestar amor en sus máximas dimensiones. Cuando uno se casa o abraza una carrera o
tiene hijos para satisfacer a sus padres o a cualquier otra persona o a la sociedad en general,
la dedicación y el compromiso son por su naturaleza superficiales. Cuando uno ama a sus
hijos primariamente porque se espera que uno se comporte de manera amorosa con los
hijos, el padre será insensible a las necesidades más sutiles de sus hijos e incapaz de
expresar amor de las maneras más delicadas pero a menudo más importantes. Las formas
más elevadas de amor son inevitablemente elecciones enteramente libres y no actos de
conformidad.
Los riesgos de asumir compromisos
Sea superficial o no lo sea, el compromiso es el fundamento, la firme roca, de toda
relación genuina de amor. Comprometerse profundamente no garantiza el éxito de la
relación, pero ayuda más que cualquier otro factor a asegurarla. Compromisos al principio
superficiales pueden llegar a ahondarse con el tiempo; si esto no ocurre la relación
probablemente se deshaga o se torne inevitablemente enfermiza o sea crónicamente
endeble. Frecuentemente no nos damos cuenta de la inmensidad del riesgo que supone
asumir un compromiso profundo. Ya sugerí que una de las funciones que cumple el
fenómeno instintual de enamorarse consiste en suministrar a los participantes una capa
mágica de omnipotencia que los enceguece a los riesgos de lo que están haciendo cuando
deciden casarse. Por mi parte, yo estaba razonablemente tranquilo hasta el momento mismo
en que mi mujer se unió a mí ante el altar; entonces todo mi cuerpo comenzó a temblar. Me
sentía tan espantado que casi no recuerdo nada de la ceremonia o de la recepción que
siguió. En todo caso, es nuestro sentido de obligación y compromiso después de las bodas
lo que hace posible el paso de estar enamorado a amar genuinamente. Y después de la
concepción de hijos, es nuestro sentido del compromiso lo que nos transforma de padres
biológicos en padres psicológicos16. Asumir compromisos es algo inherente a la genuina
relación de amor. Quien está verdaderamente interesado en el crecimiento espiritual de otro,
sabe consciente o instintivamente, que puede fomentar ese crecimiento sólo en virtud de
una relación constante. Los niños no pueden alcanzar madurez psicológica en una
atmósfera insegura, impredecible, amenazada por el espectro del abandono. Las parejas no
pueden resolver serenamente las cuestiones universales del matrimonio –dependencia e
independencia, dominio y sumisión, libertad y fidelidad, por ejemplo- si no tienen la
seguridad de saber que el hecho de debatirse con esas cuestiones no habrá de destruir la
relación misma.
Problemas relacionados con el hecho de asumir compromisos son una parte inherente
a la mayoría de los trastornos psiquiátricos y las cuestiones de compromiso y obligación
son cruciales en el curso de la psicoterapia. Individuos con trastornos de carácter tienden a
asumir sólo compromisos leves y, cuando sus trastornos son graves, parece que a esos
individuos les falta por entero la capacidad de asumir compromiso alguno. No es tanto que
teman el riesgo de comprometerse, sino que no comprenden de ninguna manera lo que es
fundamentalmente un compromiso. Como sus padres no se sintieron seriamente obligados
ni comprometidos con ellos cuando eran niños, crecieron sin la experiencia de lo que es la
obligación. Para ellos, un compromiso es algo abstracto que está más allá de su alcance, un
fenómeno que no pueden concebir. Por otro lado, los neuróticos en general tienen
conciencia de la naturaleza del compromiso pero frecuentemente los paraliza el temor a
16

La importancia de la distinción entre paternidad biológica y paternidad psicológica está elegantemente
expuesta en Goldstein, Freud y Solnit, Beyond the Best Interests of the Child, (Macmillan) 1973.

70

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

comprometerse. Por lo común, en la niñez tuvieron la experiencia de que sus padres se
sentían suficientemente obligados para con ellos, de suerte que a su vez pudieron sentirse
obligados y comprometidos con sus padres. Pero posteriormente una cesación del amor
parental a causa de la muerte o el abandono, determinó que el niño experimentara el
compromiso como un dolor intolerable. Naturalmente, luego el niño teme asumir nuevos
compromisos. Esos daños sólo pueden curarse si la persona en cuestión tiene en un período
posterior una experiencia más satisfactoria al asumir compromisos. Por esta razón, entre
otras, la cuestión del compromiso es la piedra angular de la relación psicoterapéutica. A
veces me estremezco por la enormidad de lo que estoy haciendo cuando acepto a otro
paciente para llevar a cabo una terapia de largo plazo. Para que se produzca realmente la
cura es necesario que el psicoterapeuta aporte a su relación con un nuevo paciente, el
mismo sentido y grado de compromiso que relaciona a los padres genuinamente amorosos
con sus hijos. El sentido de obligación y de interés constante del terapeuta se revelará
inevitablemente al paciente de mil maneras durante los meses o años de terapia.
Rachel, una mujer de veintisiete años, fría y de disposición distante, vino a verme al
término de un breve matrimonio. El marido, Mark, la había abandonado a causa de su
frigidez.
-Sé que soy frígida- reconoció Rachel. -Pensé que con el tiempo me haría más cálida
con Mark pero eso nunca ocurrió. No creo que Mark tenga la culpa. Nunca experimenté
goce sexual con nadie y, para decirle la verdad, no estoy segura de que lo desee. Una parte
de mí misma lo desea porque me gustaría tener alguna vez un matrimonio feliz y porque me
gustaría ser normal; parece que las personas normales encuentran algo maravilloso en la
sexualidad. Pero otra parte de mí misma está perfectamente contenta con permanecer como
soy. Mark siempre me decía “Relájate y abandónate”; tal vez no desee relajarme ni
abandonarme aun cuando pudiera hacerlo.
Al tercer mes de nuestro trabajo conjunto le hice notar a Rachel que siempre me decía
por lo menos dos veces, aun antes de que comenzara la sesión: “Muchas gracias”, palabras
que también dijo en el momento en que fui a buscarla a la sala de espera y luego cuando
entró en el consultorio.
-¿Hay algo de malo en ser atenta?- me preguntó.
-Nada en sí mismo- le repliqué, -pero en este caso particular parece completamente
innecesario. Usted procede como si fuera una visita y como si ni siquiera estuviera segura
de ser bien recibida.
-Pero si aquí soy una visita. Ésta es su casa.
-Es verdad. Pero también es cierto que usted me paga cuarenta dólares la hora
mientras está aquí. Usted ha adquirido este tiempo y este espacio de mi consultorio, y como
lo ha adquirido tiene derecho a ellos. Usted no es una visita. Usted tiene derecho a este
consultorio, a esta sala de espera y al tiempo que pasamos juntos. Son suyos. Usted me
paga por ese derecho. ¿Por qué agradecerme entonces lo que es suyo?
-No puedo creer que usted piense realmente eso- exclamó Rachel.
-Entonces debe de creer que yo puedo echarla a puntapiés de aquí en cualquier
momento que se me antoje- le repliqué. -Usted debe pensar que sería posible que alguna
mañana llegara aquí y que yo le dijera “Rachel, trabajar con usted se me ha hecho muy
aburrido; he decidido no volver a verla. Adiós y buena suerte.”
-Eso es exactamente lo que pienso- convino Rachel. -Nunca se me ocurrió que se
tratara de mi derecho, por lo menos no en relación con otra persona. ¿Quiere usted decirme
que podría echarme?
-Supongo que podría, pero no lo haré. Ni siquiera lo deseo. Entre otras cosas, no sería
ético. Mire Rachel, cuando acepto un caso como el suyo e inicio una terapia de largo plazo
71

¿cómo podía sentir que su lugar en su relación conmigo era segura? Esos daños causados por la falta de dedicación y compromiso parentales no se curan con unas pocas palabras tranquilizadoras. . gobernada con la sensación de que en cualquier momento podría ser expulsada de la casa si no se ajustaba a lo que se le prescribía. La madre de Rachel en lugar de hacerla sentir una niña segura en su casa -sensación que sólo pueden procurar los padres que se sienten obligados con los hijos. Sería una excelente presidente del directorio de la General Motors. aunque tarde un año o cinco años o diez años o lo que sea. -Esta es nuestra última sesión. No sé si usted abandonará nuestro trabajo conjunto cuando se sienta bien o antes de sentirse bien. Esto ocurría hacia el final de la sesión. En la última sesión hizo todo lo posible para ayudarme a llorar y así y todo no pude hacerlo.le había hecho sentir todo lo contrario. -¿Qué quiere usted decir? -Va usted a decirme todo lo que marcha mal en mí. mis servicios le serán siempre accesibles mientras usted los desee. -No puedo hacerlo. Al comienzo mismo de la terapia el ex marido. Va usted a resumirme todas las cosas que andan mal en mí. Trabajaré con usted mientras sea necesario.dijo. Salvo en el caso de que me muera. Mark. Luego dijo: -Pues bien. Uno de los resultados se manifestó más de un año después. hice pues algo que salía de lo corriente: me acerque al diván en que ella estaba acostada y suavemente le di unos golpecitos en la cabeza al tiempo que murmuraba: -¡Pobre Rachel! ¡Pobre Rachel! Aquel movimiento fracasó.anunció. Y efectivamente eso era cierto. ahora le toca a usted hablar. En la sesión siguiente Rachel entró en el consultorio y fue a sentarse en el diván en lugar de acostarse en él. ésa era otra manera en que ella no se permitía “abandonarse”. me había dicho: -Creo que la madre de Rachel tiene mucho que ver con todo esto. Rachel había sido criada o. No me resultó difícil comprender el problema de Rachel. -No puedo abandonarme. Esta vez fue Rachel la que se quedó desconcertada. pero no estoy seguro de que sea una muy buena madre. Hay que ahondar en niveles cada vez más profundos una y otra vez para trabajar un caso semejante.No tengo la menor idea de lo que le está ocurriendo. Puesto que su lugar en el hogar no era seguro. Hace tiempo que desea usted que llore. Es una mujer bastante notable.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. como si fuera una empleada a la que se podía despedir. Pero de cualquier manera será usted la que ponga término a nuestra relación. asumo un compromiso con ese caso. De modo que tengo una obligación con usted. Rachel. Rachel inmediatamente se puso rígida y se sentó con los ojos secos. 72 . de quien siempre estará contigo. Me quedé desconcertado y le conteste -Continúo sin comprender lo que quiere decir. Habíamos estado considerando el hecho de que Rachel nunca lloraba en mi presencia. con esa persona. -Bueno. Un día cuando me describía la terrible sensación de soledad que experimentaba por tener que estar constantemente en guardia. todas las razones por las que usted ya no puede continuar tratándome. en la última sesión usted deseaba que yo llorara. la posición de Rachel en el hogar estaba garantizada sólo en la medida en que ella se comportara de acuerdo con las normas impuestas. advertí que Rachel se encontraba al borde del llanto pero que necesitaba un ligero empujón de mi parte para romper a llorar. mejor dicho.

Y nadie en este mundo es como su madre.preguntó. Rachel? -Sí. Pero. esto resultaba ridículo. Usted está aquí para hacer lo que quiera usted y cuando usted quiera hacerlo. en general. era conocida como miembro de una antigua y acaudalada familia. Al cabo de un año de terapia desarrollada en dos sesiones semanales. Le repliqué que reduciría mis honorarios a veinticinco dólares por sesión y que continuaría viéndola dos veces por semana. Mediante una combinación de cartas y llamadas telefónicas logré cada vez persuadirla para que retomara al tratamiento. representaba adquirir un compromiso y no estaba dispuesta a comprometerse cuando el mapa de su pasada experiencia le mostraba como cosa segura que los demás no asumirían ningún compromiso con ella. al borde de las lágrimas como nunca había estado antes. Para Rachel “abandonarse”. Desde un punto de vista realista. Nunca antes nadie me ofreció una rebaja. pero yo no soy su madre. El síndrome “Te abandonaré antes de que tú me abandones” se agudiza cuanto más estrecha se haga la relación de una persona como Rachel. Dijo que desde su divorcio había tenido dificultades para llegar hasta fin de mes y que simplemente dejaría de verme o reduciría el tratamiento a una sesión por semana. también sabía que aquella herencia representaba para Rachel algo más que el dinero. debatiéndose con la cuestión de si permitiría que aumentara nuestro mutuo compromiso. -¿Cree realmente que me dispongo a rechazarla. incredulidad y júbilo. Normalmente la habría reprendido con vigor y le habría hecho notar que podía permitirse mis servicios con más facilidad que muchos otros pacientes y que evidentemente estaba usando la cuestión del dinero de manera espuria para huir de la creciente intimidad conmigo. En realidad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Me enteré de que Rachel escribía 73 . Nunca la echaré y usted continuará aquí mientras lo desee. Y usted me está ofreciendo una rebaja. Cualquiera lo creería. No puedo hacer lo que usted quiere que haga. y una de ellas era la frigidez de Rachel. Por eso hoy será nuestra última sesión. Este síndrome puede asumir muchas formas. algo que no la abandonaría. Rachel me anunció que ya no podía permitirse gastar ochenta dólares semanales en la terapia. por fin. sexualmente o de otra manera. -No. Aunque hubiera sido perfectamente razonable que yo le sugiriera que recurriera a esa herencia para pagar mis honorarios. Usted quiere ahora abandonar mi tratamiento. Usted no es mi empleada. supuse que la sugestión sería arriesgada pues Rachel no estaba todavía pronta a correr ese riesgo y que si yo insistía realmente abandonaría la terapia. Rachel interrumpió la terapia varias veces durante el año siguiente. Rachel. Aunque esto nunca se daba en un plano consciente. Siguió un largo momento de silencio. de quien siempre estará contigo. -¿Realmente haría eso?. Usted no está aquí para hacer lo que yo quiera. cualquiera no. Considerando sus ingresos había dicho antes que podía permitirse pagar cincuenta dólares por semana y me ofreció esa suma por una sesión semanal. Se quedo mirándome con una mezcla de temor. al terminar el segundo año de terapia conseguimos tratar de manera más directa los problemas del caso. Por fin. Su madre tal vez. Uno de los problemas que la gente suele tener en la edad adulta y en sus relaciones si no ha recibido de sus padres la firme seguridad de su compromiso respecto del hijo es el síndrome “Te abandonaré antes de que tú me abandones”. por otro lado. Puedo darle un pequeño empujón pero no tengo ningún poder sobre usted. era como una especie de baluarte seguro en un mundo que no se comprometía con ella. Era algo suyo. Rachel declaró: -Como pertenezco a una familia rica los comerciantes de la ciudad siempre me cobran los precios más altos que pueden. lo que expresaba la frigidez de Rachel a su marido y a sus anteriores amigos era “No voy a entregarme a ti cuando sé muy bien que habrás de dejarme uno de estos días”. Yo asentí. Sabía yo que Rachel tenía una herencia propia de cincuenta mil dólares además del modesto sueldo que ganaba con su trabajo.

“se olvidaba” de llevarme las poesías. Emprender esas nuevas líneas de acción -como portarse de manera diferente de aquella en que uno siempre 74 . asumiendo a su vez un compromiso con el terapeuta y con la terapia misma. Pero es necesario llegar a ese momento decisivo para que se dé la curación. ¿Por qué pensaba que mostrarme sus poemas significaba comprometerse enormemente? ¿Por qué pensaba que compartir su sexualidad representaba también un compromiso total? ¿Acaso si no me gustaban los poemas significaría eso que yo la rechazaba a ella? ¿Pondría yo término a nuestra relación porque ella no era una gran poeta? Tal vez el hecho de mostrarme sus poesías ahondaría nuestras relaciones. Pero el cambio debe verificarse si aspira uno a una vida de amor con frecuentes extensiones a nuevas dimensiones y territorios. poesía y le pedí que me mostrara algún poema. pero también se hizo capaz de reír y hacer bromas. Luego estuvo de acuerdo pero. Nuestra relación. semana tras semana.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Tuve la suerte de poder ofrecer a Rachel el grado de dedicación y compromiso suficientes para vencer los malos efectos que su falta durante la niñez había determinado. El riesgo de comprometerse con la terapia no es sólo el riesgo del compromiso mismo. Es extraño que muchos pacientes no lleguen nunca a ese punto. Sabiendo que si quedaba magullada siempre podía contar conmigo. No siempre tuve tanta suerte.el paciente responderá tarde o temprano. -Éste es el lugar en que por primera vez en mi vida me siento segura. Si el compromiso asumido por el terapeuta es insuficiente y no logra prevalecer frente a las vicisitudes de la relación terapéutica no se producirá una cura efectiva. por más que hayan acudido asiduamente a las sesiones dos o tres veces por semana durante años. En la sección anterior. Otros pueden alcanzarlo en los primeros meses de tratamiento. Por fin. en el tercer año de terapia Rachel comenzó a “abandonarse”. Por último. Etcétera. exploración y gozoso abandono. cuando tratamos la disciplina de la dedicación a la verdad. Aquel técnico de computadoras al que me referí en la primera sección del libro para ilustrar la transferencia fue uno de esos casos. ¿Por qué temía ese ahondamiento? Etcétera. -Nunca supe con otra persona lo que era estar relajada. Rachel se había convertido en una persona vivaz y apasionada que gozaba con todo lo que pueden ofrecer las relaciones humanas. de quien siempre estará contigo. Al principio se negó. En el proceso de crecimiento espiritual (se desarrolle éste sin ayuda terapéutica o se desarrolle con la ayuda de un terapeuta) hay muchos momentos en que uno debe emprender acciones nuevas y no familiares de conformidad con su nueva visión del mundo. Se dio cuenta de que el sexo no era una cuestión de compromiso sino que era autoexpresión. que en el caso de Rachel ese momento fue aquel en el que por fin me dio a leer sus poesías. en el momento de terminar la terapia en el cuarto año. su concepción del mundo y sus transferencias. Partiendo de la seguridad que le infundían el consultorio y el tiempo que pasábamos juntos. Desapareció la frigidez y. como la buena madre que nunca tuvo. nos referimos a las dificultades que supone cambiar el mapa de la realidad que uno se ha trazado. se sintió libre para permitir que toda su sexualidad hiciera explosión. Creo. se hizo cálida. habiendo llegado a aceptar que tenía un compromiso conmigo. Pero cuando ese compromiso del terapeuta es suficientemente profundo. sino también el riesgo del enfrentamiento consigo mismo y con el cambio. espontánea y a menudo alegre y jovial. rápidamente se aventuró a entablar otras relaciones. Para el terapeuta es un momento maravilloso de alivio y júbilo pues sabe que el paciente ha asumido realmente el compromiso de curarse y que por lo tanto la terapia tendrá éxito. en general -aunque no inevitablemente. corrió el riesgo de mostrarme sus poemas. Le hice notar que negarme sus poesías tenía la misma significación que negar su sexualidad a Mark y a otros hombres. juego. Su necesidad de que yo le comprometiera mi dedicación era tan grande que no pude (o no quise) satisfacerla. luego logró llorar cuando estaba triste.me dijo. que antes había sido rígida y formal. El momento en que el paciente comienza a mostrar señales de ese compromiso es el punto decisivo de la terapia. Etcétera.

Sólo cuando estamos dispuestos a sufrir el cambio podemos llegar a ser los padres que nuestros hijos necesitan. El terapeuta debe también arriesgarse al cambio. Aprender de los hijos es la mejor oportunidad que la gente tiene para asegurarse una edad madura con sentido. no por pereza o por falta de disciplina. requiere una extensión del yo y por lo tanto un cambio de éste. De todas las buenas y útiles reglas de psicoterapia que me enseñaron. así como lo apuntan desde el frente. hay muy pocas que yo no haya decidido transgredir en un momento u otro. Los padres que no quieren correr el riesgo de sufrir en virtud del cambio. Y los propios terapeutas crecen y cambian precisamente por estar dispuestos a sufrir con sus pacientes.puede representar un extraordinario riesgo personal: el joven homosexual pasivo que por primera vez toma la iniciativa de pedir una cita a una chica. pero luego resultan padres enteramente ineficaces porque no son capaces de cambiar ni ajustarse a sus hijos. Y sería incorrecto (como en otros casos de amor) considerar el sufrimiento y el cambio que exige una buena paternidad como una especie de autosacrificio o martirio. ahora mayores y diferentes. Estos actos y muchos otros suponen un riesgo personal y. de quien siempre estará contigo. es el riesgo de ejercer poder con humildad. Y como los niños están en constante crecimiento y sus necesidades son cambiantes. Cuando considero retrospectivamente aquellos casos en que obtuve éxito. Es imposible comprender realmente a otra persona sin darle cabida dentro de uno mismo. estamos obligados a cambiar y a crecer con ellos. los efectos son siempre terapéuticos. y posiblemente el mayor de todos. por lo tanto. Cuando torno a examinar los casos en que obtuve éxito veo que todos ellos determinaron cambios muy significativos. el crecimiento . Todo el mundo conoce. el ama de casa antes dependiente que anuncia a su dominante marido que.y la enseñanza que pueden obtener de sus hijos. sino más bien porque la terapia de mi paciente parecía exigir que de una manera u otra me apartara de las prescripciones del analista y apelara a medios diferentes y no convencionales. o Rachel que se “abandona” y llora por primera vez en mi consultorio. los padres tienen que ganar más que sus hijos de este proceso. y sus hijos y el mundo los dejarán muy atrás. aparentemente frío y autosuficiente. El caso más común es el acto del enfrentamiento con amor. Es una lástima que la mayor parte de las personas no aproveche esta oportunidad. a menudo radicales. Cuando 75 . por ejemplo. echan a andar por la senda de la senilidad -lo sepan o no lo sepan-. con frecuencia más temible que el que corre cualquier soldado al entrar en la batalla. Los riesgos del enfrentamiento El último riesgo de amar. que por primera vez se permite llorar en público. Y eso debe ser así. Este proceso. Que el terapeuta esté dispuesto a sufrir en esos momentos es quizá la esencia de la terapia y cuando el paciente lo percibe.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Pero el individuo que trata de crecer siempre puede retirarse a los esquemas fáciles y familiares de un pasado más limitado. buscará un trabajo y vivirá su propia vida. compruebo que en algún momento y en cada caso tuve que sufrir yo también. el cincuentón “nene de mamá” que le dice a la madre que deje de llamarlo con sobrenombre infantil. el hombre “fuerte”. a padres que obran eficazmente con sus hijos hasta que éstos se hacen adolescentes. Para responder a sus sanas necesidades debemos cambiar nosotros mismos. que supone ejercitar la disciplina de poner entre paréntesis las propias preocupaciones. le guste o no le guste. por el contrario. se ha comportado antes. Se ha dicho que el psicoterapeuta que obtiene éxito debe aportar a la relación psicoterapéutica el mismo coraje y el mismo sentido de compromiso del paciente. Esto se verifica tanto en los buenos padres como en los buenos psicoterapeutas. como generalmente ocurre. en mis actitudes y perspectivas. El soldado no puede huir porque las armas apuntan a su espalda. la persona que nunca confió en nadie y está tendida ahora por primera vez en el diván del analista que permanece oculto a su vista. Ese poner entre paréntesis y esa extensión de nosotros mismos está implícita en el acto de escuchar a nuestros hijos.

El dilema sólo puede resolverse mediante un escrupuloso examen de uno mismo en el cual el que ama analiza rigurosamente su “sabiduría” y los motivos reales que le hacen sentir esa necesidad de guiar al otro. 76 . Para decirlo con las palabras de un anónimo monje y maestro espiritual británico del siglo XIV. traducción de Ira Progoff. pues produce enojo y otros efectos que eran no esperados. Este autoexamen. no es común y su ejercicio exige una genuina extensión de la 17 The Cloud of Unknowing. Padres. En el caso de la persona que realmente ama. Pero la realidad de la vida es de tal condición que a veces una persona sabe mejor que la otra lo que le conviene a esta última y realmente se halla en una posición de conocimiento o saber superiores en lo que se refiere a la cuestión tratada. pues yo en ese aspecto y en otros soy normal y estoy bien. enfrentamos a alguien. maestros y de la gente en general en sus tratos cotidianos. que valora el carácter único y diferente de la persona amada. pág. por lo común es un modo que no da resultado positivo. En esas circunstancias. yo no lo tengo”. 92.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Nueva York. no hacen sino aumentar 1a confusión en es te mundo en lugar de arrojar luz sobre él. El primero es el modo de la arrogancia. La capacidad de enfrentar a otro y decir “Yo tengo razón. cónyuges. dichas por lo general impulsivamente en estados de cólera o impaciencia. Las más de esas críticas y censuras. el más sabio de los dos tiene en verdad la obligación (movido por el interés amoroso de promover el crecimiento espiritual del otro) de enfrentarlo con el problema. sé mejor que tú lo que te conviene”. tú estás equivocado. cónyuges y personas en otros varios papeles lo hacen rutinaria y superficialmente y lanzan críticas a diestra y siniestra. tú tienes un problema sexual. Todo hombre que realmente se ve y se siente como es. yo tengo razón”. Cuando una mujer enfrenta a su marido para darle su opinión de que no pasa suficiente tiempo con ella y los hijos. tengo el derecho de criticarla porque yo no soy hipócrita”. tú estás equivocado y deberías ser diferente”. Hay pues dos maneras de enfrentar y criticar a otro ser humano: con la certeza instintiva y espontánea de que uno tiene razón o con la creencia de que uno probablemente tiene razón después de haberlo dudado escrupulosamente y de haberse examinado con todo rigor. ese padre está en verdad diciéndole “Tu hipocresía es mala. seguramente será manso17”. el acto de criticar o censurar no es fácil. es el modo más común de padres. le está diciendo en realidad: “El interés que pones en tu trabajo es excesivo y malo. “¿Realmente veo las cosas con claridad o estoy obrando por oscuros motivos? ¿Comprendo realmente al ser que amo? ¿No sería posible que la senda que él tomó sea sensata y que mi manera de percibirla como insensata sea el resultado de una visión limitada de mi parte? ¿Tengo mis motivos personales para creer que el ser que amo necesita una reorientación?” Estas son preguntas que debe hacerse de continuo el que realmente ama. es una facultad que mucha gente no tiene dificu1tad en ejercitar. (Julian Press). de quien siempre estará contigo. 1969. por lo menos en lo tocante a la cuestión tratada. Pero el amor genuino reconoce y respeta la individualidad única y la identidad diferente de la otra persona. se resistirá ciertamente a suponer “Yo tengo razón. El segundo es el modo de la humildad. esencialmente le decimos a esa persona “Tú estás equivocado. Aunque yo no tengo tu trabajo puedo ver las cosas más claramente que tú y sé muy bien que sería mejor que pusieras tu interés en otras cosas”. La persona que verdaderamente ama. Reprender a la persona amada significa asumir una posición de superioridad moral e intelectual sobre ella. Cuando un padre enfrenta a su hijo y le reprocha “Eres hipócrita”. Cuando un marido reprocha a su mujer su frigidez le está diciendo: “Eres frígida y es malo que no me respondas sexualmente con más ardor. pues comprende que ese acto entraña potencialmente gran arrogancia. es la esencia de la humildad o mansedumbre. Por eso la persona que ama frecuentemente se encuentra en el dilema de decidir entre el respeto amoroso por el estilo de vida de la persona amada y su responsabilidad de guiarla con amor cuando la persona amada parece necesitar esa guía. “La mansedumbre en sí misma no es otra cosa que conocerse y sentirse un hombre tal como él es. lo más objetivo posible.

por la prohibición o el permiso. Luego. Una de esas personas era un pastor protestante. Se pueden escribir volúmenes enteros sobre el arte de ejercer poder: Pero para nuestros fines basta decir que los individuos que aman. deben también prestar gran atención al carácter y las facultades del hijo antes de decidir si éste habrá de responde más favorablemente al reproche que a la alabanza. pero activamente) enfrentarlos y criticarlos de cuando en cuando. que sufría de una neurosis depresiva que le duraba toda la vida. por obra de las acciones de uno de manera consiente o inconscientemente determinada. tomar como modelo la seudohumildad del padre. de influir en el curso de los acontecimientos. así como lo son la crítica y la condena absolutas y otras formas de no brindar activos cuidados. por la parábola. Sin ese enfrentamiento la relación fracasa o es superficial. por la recompensa y el castigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Análogamente los cónyuges que se aman deben enfrentarse una y otra vez si la relación conyugal pretende tener la función de promover el crecimiento espiritual de los miembros de la pareja. El ejercicio del poder es nada más y nada menos que el intento de influir en el curso de los hechos. Si aman a sus hijos. No reprender cuando es necesaria la censura a fin de promover el crecimiento espiritual es una falta de amor. así como deben permitir también a sus hijos que a su vez los censuren y critiquen. por el ejemplo. nunca es destructivo. faltas de intimidad y no merecen el nombre de amistad que comúnmente se les aplica. Ningún matrimonio puede juzgarse verdaderamente feliz si marido y mujer no son cada uno los mejores críticos del otro. padre de una paciente de edad mediana. Pero. es probable que dé resultados positivos y. de manera que no le quedaba otra alternativa que la de tomar como modelo a la madre con sus bajas manipulaciones y. deben preocuparse por ese arte. Hay un concepto tradicional según el cual la amistad es una relación libre de conflictos. Cuando reprendemos o criticamos a alguien lo hacemos porque deseamos modificar el curso de la vida de la persona en cuestión. deben primero examinarse ellos mismos y examinar su valores rigurosamente antes de determinar que saben lo que más le conviene a su hijo. la había privado de adecuados cuidados parentales. reverenciaba a su padre por su suavidad y ternura. con su pasividad. violenta. El pastor nunca replicaba ni devolvía los golpes y aconsejaba a su hija que también ella respondiera a la madre presentando la otra mejilla. Afortunadamente. de quien siempre estará contigo. que dominaba la casa con sus arrebatos iracundos y sus maniobras y que no pocas veces castigaba físicamente al marido en presencia de la hija. La madre de mi paciente era una mujer colérica. pero que se queda en esa fase y se oculta en la seguridad moral de la mansedumbre. Censurar a alguien por algo que ese alguien no puede dominar será una pérdida de tiempo en el mejor de los 77 . un esquema que responde a “Si me rascas la espalda yo te rasco la tuya” y que se basta tan sólo en un mutuo intercambio de favores y cumplimientos como lo establecen las buenas maneras. por la creación de experiencias. Hay un número considerable de individuos que por una razón u otra aprendieron a contener su instintiva tendencia a criticar o reprender con arrogancia espontánea. pues si uno desea promover el crecimiento espiritual de alguien debe conocer el modo más eficaz de lograrlo e cualquier circunstancia dada. la paciente comprendió que el padre nada había hecho para protegerla de los malos manejos de la madre ni los había censurado. etcétera. en nombre de la caridad cristiana. por otro lado. El mutuo enfrentamiento con amor es una parte importante de todas las relaciones humanas que tienen éxito y sentido. según mi experiencia. Semejantes relaciones son superficiales. Por último. Es evidente que existen muchos otros modos a menudo superiores. era un ser infinitamente sumiso y respetuoso. Lo mismo cabe decir de la amistad. personalidad. una vez hecha esta determinación. humanos o no humanos. los padres deben (quizá moderada y cuidadosamente. Cuando mi paciente comenzó a tratarse. sin atreverse nunca a ejercer poder. Los padres amorosos. en tanto que la madre habla impuesto su mezquino egocentrismo. hay señales de que nuestro concepto de amistad comienza a profundizarse. Censurar o criticar es una forma de ejercer poder o liderazgo. por el cuestionamiento. no pasó mucho tiempo sin que viniera a darse cuenta de que aquella mansedumbre del padre era debilidad y que. la sugestión. por ejemplo.

continuaban riñendo diariamente según aquel caótico esquema de su matrimonio. El amor es disciplinado Ya indiqué que la energía ara realizar el trabajo de la autodisciplina deriva del amor. casi no pasaba semana sin que se registrara alguna infidelidad y casi todos los meses sobrevenía alguna separación. Pero los colores de su relación son como los colores primarios de las pinturas de los niños que. y que por lo tanto obran a la luz de la sabiduría que exige el amor.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pero cuanto más humilde es uno más se espanta de la potencial arrogancia que supone ejercer poder. que es una forma de voluntad. Sin embargo también saben que la alternativa es la inacción y la impotencia. Si verdaderamente amo a otra persona. En cualquier caso en que ejercemos poder estamos intentando influir en el curso del mundo. de la humanidad y por lo tanto desempeñando el papel de Dios. En la arrogancia de ejercitar poder sin la total autoconciencia exigida por el amor. Si deseamos que se nos escuche debemos hablar un lenguaje que pueda comprender quien nos oye y hacerlo en un nivel en que éste sea capaz de moverse. además. de una calidad única y significativa. No hay duda de que la unión de aquellos jóvenes es en cierto sentido muy colorida. Casi inmediatamente abandonaron la terapia. los psiquiatras conocen muy bien la verdad de los antiguos dichos “Los arroyos de poca agua 78 . Una pareja joven. después de haber visto a otros terapeutas. llevaba cuatro años de unión caracterizados casi diariamente por riñas violentas en las que se lanzaban platos. inteligente. distribuidos descuidadamente sobre el papel. casos y probablemente tendrá efectos nocivos. la persona que ama asume la responsabilidad de intentar ser Dios y no de hacer negligentemente el papel de Dios. Poco después de haber comenzado a trabajar conmigo. artística y “bohemia” con la que traté de trabajar una vez. El hecho de que un sentimiento sea incontrolado no indica que sea más profundo que un sentimiento disciplinado. -Pero usted quiere eliminar la pasión en nuestras relaciones. y yo vine a enterarme de que a los tres años. La mayor parte de los padres. ordenaré mi conducta de manera que ella contribuya lo más posible a fomentar su crecimiento espiritual. saben que obrar es hacer de Dios.decían. Ciertamente ejercer poder con amor exige gran trabajo. Si amamos debemos extender nuestra persona y ajustar nuestra comunicación a las facultades de aquel a quien amamos. a mi cónyuge. -La idea que usted tiene del amor y el matrimonio no deja ningún lugar para la pasión. En los matices bien controlados de un Rembrandt encuentra uno el color. La pasión es un sentimiento de gran profundidad. Con esa plena conciencia. maestros. ¿Quién soy yo para influir en el curso de los acontecimientos humanos? ¿En virtud de qué autoridad decido sobre lo que le conviene a mi hijo. ignoramos ciegamente pero destructivamente el hecho de que estamos desempeñando el papel de Dios. Llegamos así a otra paradoja: sólo a causa de la humildad del amor pueden los seres humanos atreverse a ser Dios. dirigentes políticos -la mayor parte de quienes ejercemos algún poderno nos damos cuenta de esto. El amor nos empuja a desempeñar el papel de Dios con plena conciencia de la enormidad de lo que estamos haciendo. pero ¿qué decir del riesgo que esto supone? El problema está en que cuanto más ama uno. realizar la voluntad de Dios sin equivocarse. se gritaban y se rasguñaban la cara. Pero aquellos que aman verdaderamente. toda relación de genuino amor es una relación discip1inada. de quien siempre estará contigo. Síguese pues de ello que la autodisciplina es generalmente amor traducido en acción y que quien ama genuinamente se comporta con autodisciplina. Por el contrario. los dos miembros de la pareja se dieron cuenta de que la terapia los llevaría a un aumento de autodisciplina y por consiguiente a una relación menos desordenada. a mi país o al género humano? ¿Quién me da el derecho de atreverme a creer en mi propio entendimiento y luego pretender ejercer mi voluntad sobre el mundo? ¿Quién soy yo para hacer de Dios? Ése es el riesgo. generalmente carecen de encanto y exhiben siempre esa uniformidad y monotonía que caracteriza el arte de los niños. más humilde es. pero infinitamente más rico.

El sentimiento amoroso es uno de los sentimientos que hay que someter a disciplina. el intento de amar a todo el mundo se hace fraudulento y dañoso para aquellos mismos a quienes deseamos ayudar. desde luego. los esclavos se hagan cada vez menos productivos a medida que su voluntad de trabajo se ve minada por el duro trabajo de que son objeto.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. los sentimientos son la fuente de nuestra energía. el depósito de nuestras energías es tan limitado como las horas de nuestros días. si tenemos la suerte de encontrarnos en una situación en la cual muchas personas demandan nuestra atención. Frecuentemente digo a mis pacientes que sus sentimientos son sus esclavos y que el arte de la autodisciplina es como el arte de manejar a los esclavos. gústenos o no. Hay que respetarlo a causa de la energía creadora que aporta. los temores del amo terminarían por ser verdaderos y los esclavos se sublevarían y quemarían la casa con el amo dentro de ella. No debemos suponer que no es una persona apasionada aquella cuyos sentimientos están modulados o controlados. es igualmente destructivo. En consecuencia. debemos elegir a aquellos a quienes hemos de amar verdaderamente. Pero el estilo contrario de control. puede ser enormemente dolorosa. Si bien uno no debe ser esclavo de sus sentimientos. Como el amor genuino supone una extensión de uno mismo. sino que es el sentimiento que tiene que ver con la catexia. los alienta. pronto el amo comprueba que es el esclavo de sus esclavos y que vive en el mismo caos en que vivía aquella pareja “bohemia” tan desordenada. no les da ninguna estructura. los escucha y responde a sus voces. los alimenta con buena comida. este sentimiento no es en sí mismo amor genuino. Como ya dije. son ruidosos” y “Las aguas mansas corren en lo profundo“. 79 . Lo que ocurre en este caso. Ése es el modo de la autodisciplina saludable. pero también los organiza. En este estilo el amo de esclavos está tan obsesionado por el temor de que ellos (los sentimientos) puedan escaparse al control y está tan resuelto a que no le causen ninguna molestia que los azota rutinariamente para reducirlos a la sumisión y los castiga severamente ante la primera señal de rebeldía. Sencillamente no podemos amar a todo el mundo. se necesitan grandes cantidades de energía y. de quien siempre estará contigo. Ante todo. no el amor genuino. no sin hacerles ver claramente quién es el amo. equilibrado y complejo (y por lo tanto ni sencillo ni fácil) que exige constante reflexión y constantes ajustes. no les fija límites. Este estilo determina que en un tiempo relativamente breve. es que siempre llega el momento en que los esclavos dejan de trabajar y se ponen a recorrer la casa para saquear la bodega de las bebidas y forzar los muebles. deberíamos tratarlos con respeto. Hay dos errores comunes en que pueden incurrir los amos de esclavos y que representan dos formas extremas y opuestas de tratarlos. nos suministran la fuerza o la energía de los esclavos que nos hace posible realizar las tareas de la vida. les fija límites. Pero el genuino amor por relativamente pocos individuos es todo lo que está a mi alcance. les pregunta sobre su salud. pero si se le da rienda suelta el resultado será. no les marca direcciones y no les hace ver claramente quién es el amo. Verdad es que podemos tener un sentimiento de amor por la humanidad y ese sentimiento puede ser también útil al proveernos de la energía suficiente para manifestar genuino amor por unos pocos individuos determinados. Si este proceso continúa el tiempo suficiente. la autodisciplina no significa que debamos ahogarlos hasta el punto de anularlos. sino la confusión y la esterilidad. Puesto que ellos trabajan para nosotros. Una clase de amo de esclavos no les impone disciplina. La elección no es fácil. como lo es asumir un poder semejante al de Dios. Intentar ir más allá de los límites de nuestra energía significa ofrecer más de lo que podemos dar y hay un punto más allá del cual. El manejo apropiado de nuestros sentimientos es el de un camino intermedio. los reorienta y les enseña. que el neurótico con frecuencia ejerce sobre sus sentimientos. o bien su voluntad los llevará cada vez más a una decisión de rebelarse. Así es la génesis de ciertas psicosis y neurosis graves. les da abrigo y les procura cuidados médicos. Según este estilo el amo trata a sus sentimientos (los esclavos) con respeto.

de suerte que. Como canta John Denver: 80 . Frecuentemente hay algo patético en el individuo que no logró constituir su familia en una unidad de amor y que incansablemente busca relaciones amorosas fuera de la familia. que hasta los mayores esfuerzos para su crecimiento están condenados seguramente al fracaso. También debemos examinar el problema inverso de amar a demasiadas personas. crece mi júbilo cada vez más presente. Pero es menester elegir. hay algunas personas cuya capacidad de amar es suficientemente grande como para establecer relaciones de amor felices en el seno de la familia y aun les quedan energías para otras relaciones. sino que también representa una limitación innecesaria a su capacidad de darse a otros fuera de la familia. Para esas personas el mito de la exclusividad es no sólo palmariamente falso. Es posible superar esta limitación. si uno puede afirmar que ha construido relaciones de genuino amor con su cónyuge y sus hijos. Esta capacidad es diferente según las personas. de quien siempre estará contigo. La primera obligación de una persona que ama genuinamente será siempre su relación conyugal y su relación parental. Libertad y disciplina son criadas que están a nuestro servicio. Aquí deben tenerse en cuenta múltiples factores. ha logrado realizar más de lo que consigue realizar la mayor parte de la gente. Cuanto más amo. Nunca hago nada por otro. la capacidad del presunto objeto de nuestro amor para responder a ese amor con crecimiento espiritual. cada vez más engañosos. hecho del que luego nos ocuparemos más extensamente. Al llegar a este punto algunos lectores podrán sentirse saturados por este concepto de la disciplina y llegar a la conclusión de que estoy abogando por un estilo de vida de sequedad calvinista. pero serán momentos fugaces. Lo que quería significar era que muy pocos tenemos una capacidad de autodisciplina suficientemente grande. En verdad. Ello no obstante. El genuino amor se alimenta a sí mismo. Éste es un problema por varias razones. como para mantener constructivas relaciones de amor tanto en el seno de la familia como fuera de ella. Échese a andar por otro camino y se encontrarán raros momentos de extática alegría. Cuanto más promuevo el crecimiento espiritual de otros tanto más promuevo mi propio crecimiento espiritual. la libertad es invariablemente destructiva. muy particularmente la exclusividad sexual. pero se necesita gran autodisciplina a fin de no “derramarse uno de manera demasiado diluida”. A esta cuestión extraordinariamente compleja (que aquí sólo rozamos) se refería Joseph Fletcher. el genuino amor con toda la disciplina que requiere es la única senda de esta vida que lleva a una alegría sustancial. según el cual ciertas personas están destinadas a otras. Desgraciadamente es un ideal del cual muy pocos de nosotros somos capaces”. cuando le dijo a un amigo mío: “El amor libre es un ideal. en primer término. Y a medida que crezco por obra del amor. pero soy también un alegre extravagante. sino que lo hago por mí mismo. Soy un ser humano enteramente egoísta. llámeselo como se quiera. A algunas personas por lo menos les es posible amar más de una persona al mismo tiempo y mantener simultáneamente una serie de relaciones de genuino amor. El genuino amor es algo precioso y quienes son capaces de amar genuinamente saben que su amor debe ser lo más productivo y fértil posible por obra de la autodisciplina. puesto que la gran mayoría de los seres humanos se ven así exigidos al límite de su capacidad para extenderse y desarrollar relaciones de genuino amor solamente con sus cónyuges y sus hijos. sin la disciplina del genuino amor. sembrar en tierra árida. el teólogo episcopal autor de The New Morality. por extrapolación. una de ellas es el mito occidental del amor romántico. Procurar amar a alguien que no puede beneficiarse con nuestro amor desarrollándose espiritualmente es malgastar energías. no pueden estar destinadas a ninguna otra.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Cuando amo genuinamente estoy extendiendo mi persona y al extenderme estoy creciendo. el mito prescribe la exclusividad en las relaciones amorosas. Tal vez yo sea un neopuritano. Por eso. más amplio me hago. Probablemente el mito resulte útil en cuanto a contribuir a la estabilidad de las relaciones humanas. ¡Constante autodisciplina! ¡Constante autoexamen! ¡Deber! ¡Responsabilidad! Podrán llamarlo neopuritanismo. Sin embargo es incuestionable que muchas personas tienen el espíritu tan cerrado detrás de una impenetrable armadura.

-Desde luego que estoy triste.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Los individuos francamente narcisistas son ciertamente incapaces de percibir a sus hijos. Sin embargo. el que ama genuinamente siempre respeta y hasta alienta ese carácter separado y esa individualidad única de la personalidad. de quien siempre estará contigo. una característica importante del genuino amor es la de mantener y preservar la distinción entre uno mismo y el otro. de distinguir entre personas dignas de confianza y personas que no lo eran. La primera vez que llegué a comprender cabalmente lo que significaba el narcisismo fue durante la entrevista que tuve con los padres de una paciente esquizofrénica a quien llamaré Susan X. copyright 1975. poco después de haber comenzado a hablar comprobé que la madre de Susan lloraba silenciosamente y continuó llorando a medida que yo les exponía mi esperanzado mensaje. 81 . La vida es perfecta. -No puedo sino llorar cuando pienso en todo lo que debe sufrir la pobre Susan. Susan había demostrado creciente capacidad de confiar en personas dignas de confianza. lo creo. El amor está en todas partes. Además. 18 Love is Everywhere by John Denver. Desde los dieciocho había hecho varios serios intentos de suicidarse y durante los trece años anteriores había estado casi continuamente internada en diversos hospitales y sanatorios. Cherry Lane Music Co.replicó la señora. para afrontar esa enfermedad. debido en gran medida a los excelentes cuidados psiquiátricos que recibió de otros psiquiatras durante esos años. Fue en ese momento cuando me reuní con sus padres. Steve Weisberg y John Martin Sommers. Al principio pensé que eran lágrimas de alegría pero por la expresión de su cara me di cuenta de que estaba muy triste. Pero con gran sorpresa de mi parte. para respetarse a sí misma y para hacer todo cuanto fuera necesario sin tener que contar con otros que la sostuvieran continuamente. Ven y juega conmigo la partida18 El amor respeta la individualidad Si bien el acto de fomentar el crecimiento espiritual de otro tiene el efecto de fomentar el nuestro. a sus cónyuges o amigos como seres separados de ellos mismos en el plano emocional. La forma más extrema de no percibir el carácter separado y la individualidad de los demás se llama narcisismo. Joe Henry. Eres todo lo que puedes ser. Le he estado contando cosas que hacen abrigar grandes esperanzas y sin embargo usted parece triste. El que ama genuinamente siempre percibe a la persona amada como alguien que posee una identidad enteramente separada. En aquel momento Susan tenía treinta y un años. señora X. A causa de ese gran progreso me pareció que pronto llegaría el momento en que Susan podría salir del hospital y que por primera vez en su vida podría llevar una existencia independiente y normal. Durante algunos meses de nuestro trabajo. de aceptar el hecho de que padecía una enfermedad esquizofrénica y que debía ejercer una buena dosis de autodisciplina durante el resto de su vida. Me sentía muy contento por poder informarlos sobre los enormes progresos que había hecho Susan y explicarles en detalle las razones de mi optimismo. una pareja de personas atractivas de alrededor de cincuenta y cinco años. No percibir ni respetar esa individualidad es sin embargo algo muy común y es causa de enfermedad mental y de innecesarios sufrimientos. lo veo. Por fin dije: -Me deja usted perplejo. Reproducido con permiso. comenzaba por fin a mejorar. continúa siendo lo que puedes ser.

Puesto que no perciben a los demás como otras personas sino que los ven sólo como extensiones de ellos mismos. Te cansa demasiado tu trabajo escolar. por lo que sé. que es la capacidad de sentir lo que otro está sintiendo. No lo hacía conscientemente ni maliciosamente. a los individuos narcisistas les falta la capacidad de la empatía. Si Susan le hubiera hablado orgullosamente a su madre sobre los progresos que estaba haciendo en el arte. La esquizofrenia es un trastorno extremadamente complejo que reconoce evidentes factores genéticos así como evidentes factores ambientales. era improbable que en el futuro sufriera más que cualquier otro adulto. Intelectualmente la señora X podía reconocer a otras personas como seres diferentes a ella misma. vete a dormir una siesta. Lloraba por su propio dolor y sufrimiento.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. además de tristeza? -Sólo puedo pensar en lo difícil que es la vida para Susan. En ulteriores experiencias hube de comprobar frecuentemente que las madres de hijos esquizofrénicos son personas extraordinariamente narcisistas. Me pregunté cómo podría hacer semejante cosa. a causa del saber que había cobrado en su lucha contra la esquizofrenia. que lloraba en nombre de Susan. por otro lado. Usaba a Susan como un vehículo para expresar sus propias necesidades. cuando la señora X estuviera quizá apesadumbrada por alguna razón. que lo había superado y que a mi juicio. la señora X podría haberle respondido: “Susan. -Francamente. ¿No siente cierta alegría. los demás no existían para ella.replicó la señora X en medio de sus lágrimas. Susan sencillamente no existía como un individuo único y diferente con una vida única y diferente… y probablemente ninguna otra persona existía para ella. Y.le dije. ninguna de esas entrevistas fue tan optimista como ésta. De todos modos el sistema escolar no es bueno. Y luego comprendí que la señora no era en verdad capaz de distinguir entre Susan y ella misma. en el plano emocional no podía percibir a Susan como una persona de identidad separada de la suya. no sobre la señora X. Lo que sentía ella debía sentirlo Susan. en realidad. la entrevista era sobre Susan. también era cierto que había aprendido muchas cosas de ese sufrimiento. como la señora X. En realidad. la señora X. De pronto me di cuenta de que la señora X no estaba llorando por Susan sino que lo hacía por ella misma. en una tarde en que la señora X se encontrara de muy buen humor Susan podría haber llegado a la casa llorando porque varios chicos la habían molestado en el ómnibus escolar y la señora X podría haberle dicho: “¿No es una suerte de que el señor Jones sea tan buen chofer del ómnibus escolar? Es tan paciente con los chicos y con sus peloteras. En las profundidades de su mente la totalidad del mundo era ella. Sin embargo. En su pensamiento. Pero la señora X continuaba llorando silenciosamente. si bien Susan había sufrido mucho en el curso de esa enfermedad. Susan era ella misma. Faltos de empatía los padres narcisistas por lo común responden de manera 82 . Me lancé entonces a una prolongada explicación. Pero puede uno imaginar la profunda confusión producida en la niñez de Susan por el narcisismo de su madre y apreciar objetivamente esa confusión cuando observa la interacción de las madres narcisistas con sus hijos. -En los pasados trece años usted tiene que haber participado por lo menos en una docena de entrevistas como ésta con los psiquiatras de Susan y. en la que establecía que. Una tarde. Esto no quiere decir que tales madres sean siempre narcisistas o que las madres narcisistas no puedan criar hijos no esquizofrénicos. Susan podría haber llegado a la casa después de la escuela llevando algunas pinturas que había hecho y que la maestra había premiado con una buena nota. En las escuelas ya no se cuida a los niños”.sollozó la señora X. Pero en un nivel más profundo. sigo estando perplejo señora X. ella sola. -¿No puedo decirle nada sobre Susan que la aliente a usted y la haga sentir más contenta? -La vida de la pobre Susan está cargada de dolores. de quien siempre estará contigo. hasta podría sufrir considerablemente menos que cualquiera de los que allí estábamos. Deberías hacerle un lindo regalito para Navidad”.

Sencillamente no quieren que otra gente vea que tienen muchachos con cabellos largos. Eso es morboso. Casa que tú no puedes visitar ni siquiera en tus sueños. pero no tus pensamientos. les digo a los padres que me parece que Sally esta perfectamente sana y sugiero que aflojen un poco la presión que ejercen sobre ella. inapropiada a sus hijos en el plano emocional y no reconocen ni verifican los sentimientos de sus hijos. Los padres. doctor. una joven encantadora y vivaz que figura en el cuadro de honor de la escuela y que tiene muchos amigos. aceptarlos y habérselas con ellos. que no me conviene. para que sea una copia en papel carbónico de ellos mismos. En general el enojo de estos adolescentes está justificado. Padres atléticos empujan a sus hijos estudiosos para que jueguen al fútbol y padres estudiosos empujan a sus atléticos hijos hacia los libros. como si los hijos fueran una copia genética de los padres o de los miembros de la familia.solían decir los muchachos adolescentes hace unos años. de quien siempre estará contigo. No debe asombrar pues que esos niños crezcan con graves dificultades para reconocer sus propios sentimientos. Pues sus almas moran en el mañana. Aunque no tan narcisistas como la señora X. con lo cual determinan innecesarios sentimientos de culpa e intranquilidad en los muchachos. cuando en realidad los hechos de las combinaciones genéticas son de tal condición que todos los niños son extremadamente diferentes tanto de sus padres como de todos sus antepasados. por lo común. Vienen a través de ti pero no de ti. Los padres suelen decir de un hijo “es una astilla del viejo tronco” o decirle al hijo “eres el vivo retrato de tu tío Jim”. -Mis padres están insistiendo continuamente en que me corte el pelo. A estas formas suaves pero así y todo destructivas del narcisismo parental se refiere Kahlil Gibran con las palabras quizá más agudas que se hayan escrito sobre educación de los niños: Tus hijos no son tus hijos. Los adolescentes frecuentemente se quejan de que se los reprende. Son los hijos e hijas del anhelo mismo de la Vida. Los padres salen del consultorio para buscar a otro psiquiatra que esté dispuesto a diagnosticar extravíos en Sally. Puedes esforzarte por ser como ellos. Temo que esté seriamente enferma. no aprecian la individualidad única de sus hijos sino que los miran como extensiones de sí mismos. Puedes darles tu amor. no por genuino interés de los padres sino porque éstos temen que los hijos ofrezcan una mala imagen parental. Lo que en verdad les preocupa es su propia imagen. Puedes alojar sus cuerpos pero no sus almas. Después de entrevistar a Sally. La mujer de un general se queja de su hija de diecisiete años: -Cuando está en casa. Pues ellos tienen sus propios pensamientos. Realmente no les importa nada de mí.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pero no trates 83 . No pueden explicarme por qué los cabellos largos son algo malo. Y siempre se niega a salir e ir a fiestas. Y aunque están contigo no te pertenecen. Los ejemplos son abundantes. Sally se encierra en su cuarto y pasa todo el tiempo escribiendo tristes poesías. más o menos como miran sus finas ropas y sus bien cuidados céspedes y brillantes automóviles que consideran como extensiones de sí mismos y que representan su status en el mundo. la gran mayoría de los padres no logra reconocer adecuadamente o apreciar plenamente la individualidad única de sus hijos.

Todos ellos definían la finalidad y funciones de sus maridos o mujeres con referencia a sí mismos. dieron respuestas análogas. por ejemplo. Pues así como El ama la flecha que vuela. Viudas y huérfanos pueden morirse de hambre. Pensé que podría demostrárselo pidiendo a los demás miembros del grupo que declararan cómo concebían la finalidad y función de sus cónyuges. estas ideas permanecieron extrañas para ellos durante algún tiempo. Nueva York. El arquero ve en el infinito el blanco. a la colectividad. Los miembros del grupo se sintieron no sólo maltratados sino profundamente confundidos por mi declaración. ninguno de ellos se daba cuenta de que su consorte podría tener una existencia fundamentalmente separada de la suya propia o un destino aparte del de su matrimonio. no para provecho mío. Para un espíritu equilibrado es evidente que ninguna de estas soluciones al problema de la individualidad en el seno de las relaciones será fructífera. Sin embargo.exclamé. de quien siempre estará contigo. y continuarán teniéndolas hasta que lleguen a reconocer que cada uno de los miembros de la pareja tiene un destino diferente que cumplir. Ama también el arco que está fijo.respondí -es desarrollarse y crecer lo más que pueda. El capitalismo puro. Pues la vida no marcha hacia atrás ni se demora en el ayer. La salud del individuo depende de la salud de la sociedad y la salud de la sociedad depende de la salud de sus individuos. aboga por el destino del individuo aun a expensas del grupo. manifiesta una filosofía no muy diferente de la de las parejas a que acabo de referirme. Knopf). de la sociedad. Para horror mío los otros seis. -La función y finalidad de Lily. -No me sorprende que todos ustedes tengan dificultades en sus matrimonios. 1955. mi mujer y yo recurrimos a la analogía que hay 19 The Prophet. hombres y mujeres por igual. Y os dobla con su poder para que sus flechas Vuelen veloces y lejos. el comunismo postula que la finalidad y función del individuo es servir al grupo. De hacerlos semejantes a ti. pero esto no impide que individuos emprendedores gocen de los frutos de su iniciativa individual.19 La dificultad que generalmente parecen tener las personas en cuanto a apreciar el carácter individual y separado de quienes están cerca de ellas pone trabas no sólo a sus funciones parentales sino también a todas las relaciones íntimas. de la colectividad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. El comunismo puro. Con un tono algún tanto belicoso me pidieron que definiera la finalidad y funciones de mi mujer. -¡Por Dios!. 17-18 84 . Aquí sólo se considera el destino del estado y se piensa que el destino del individuo no tiene importancia. Dejaos doblar jubilosamente Por la mano del arquero. El problema de la individualidad y su carácter separado en relaciones íntimas atormentó a la humanidad en todas las edades. págs. Me quedé estupefacto ante lo que me pareció un terrible “machismo”. incluso la del matrimonio. No hace mucho tiempo en un grupo de parejas oí a uno de los miembros declarar que la “finalidad y función” de su mujer era mantener la casa en orden y a él bien alimentado. Vosotros sois los arcos desde los cuales se lanzan Vuestros hijos cual flechas vivas. Sin embargo se le ha prestado mayor atención desde un punto de vista político que desde un punto de vista conyugal. sino para el de ella misma y para gloria de Dios. a la sociedad. (Alfred A. por otro lado. Cuando tratamos a parejas.

1678. Matrimonio y sociedad existen con la finalidad fundamental de promover esas peregrinaciones individuales. tiempo y energía. que su mujer ha tenido que ser hospitalizada a causa de un colapso nervioso o que huyó con otro hombre o que de algún otro modo renunció a su carácter de cuidadora del campamento. Walter Blair y otros. Lo mismo que otras soluciones “comunistas” del problema. esos fuimos nosotros”20. sino que tiende a cultivarla. un lugar en el que haya abrigo y provisiones. como ocurre con todo genuino amor. Para ella. en el que uno pueda alimentarse y descansar antes de aventurarse de nuevo a otro pico. 1953. entre el matrimonio y un campamento (una tienda. los “sacrificios” hechos para fomentar el crecimiento del otro redundan en igual o mayor crecimiento de uno mismo. aun corriendo el riesgo de la separación o de la pérdida. Foresman). La meta última de la vida es siempre el crecimiento espiritual del individuo. 85 . Pero cuando crecí me di cuenta de que lo que enriquece la unión es la individualidad separada de los miembros de la pareja. Al referirse al matrimonio. Es el retomo del individuo al matrimonio o a la sociedad que lo nutrieron. pues su supervivencia depende de que su base de operaciones esté sólidamente construida y bien provista. Pero. El movimiento de liberación de la mujer resultó útil en señalar la única solución evidentemente ideal: el matrimonio es una institución cooperativa que exige contribuciones y cuidados mutuos. Tarde o temprano este enfoque “capitalista” del problema fracasa y el hombre regresa para comprobar que su descuidada base de operaciones está en ruinas. Si uno desea escalar montañas debe disponer de un buen campamento como base de operaciones. retomo desde las cimas alcanzadas por el individuo lo que eleva ese matrimonio o esa sociedad a nuevas alturas. Individuos que están asustados de su fundamental soledad y buscan fundirse con alguien en el matrimonio no pueden construir grandes matrimonios. El genuino amor no sólo respeta la individualidad del otro. el campamento es el pico. Ed. Un problema conyugal también muy común y tradicionalmente femenino es el que crea la mujer que una vez casada piensa que ya ha llegado a la meta de su vida. El hombre y la mujer deben ambos atender el hogar y aventurarse ambos en el futuro. contenido en The Líterature of the United States. Cuando era muchacho me solían emocionar las palabras de amor que la poetisa norteamericana Ann Bradstreet dirigió a su marido: “Si alguna vez dos fueron uno. Los buenos escaladores saben que deben pasar por lo menos tanto tiempo (si no más) en preparar su campamento como el que destinan a escalar las montañas. No puede comprender las necesidades del marido.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ésta crea una relación que es sofocante y frustrante pues el marido sintiéndose atrapado y asfixiado probablemente huya del hogar en ese momento de la “crisis de la edad mediana”. el profeta de Kahlil Gibran nos habla desde la soledad de su sabiduría: 20 To My Dear and Loving Husband. el marido desea realizaciones y experiencias más allá del matrimonio. entonces la mujer reacciona con celos y exigencias interminables para que el marido dedique cada vez más energía al hogar. de quien siempre estará contigo. esa peregrinación solitaria hacia los picos a los que únicamente se puede llegar si uno está solo. Glenview III. Un problema conyugal masculino común y tradicional es el que crea el marido que una vez casado dedica todas sus energías a escalar montañas y no dedica ninguna a atender a su matrimonio (o campamento) esperando que allí todo esté en orden cuando se le ocurra regresar a él para descansar y recrearse sin asumir ninguna responsabilidad por su mantenimiento. o una rústica cabaña) usado como base para escalar montes. De suerte que el crecimiento del individuo y el crecimiento de la sociedad son interdependientes aunque siempre e inevitablemente hay una fase solitaria en el proceso de crecimiento. 159. pág. ni simpatizar con ellas. (Scott. pero que existe con la finalidad primaria de promover el progreso de cada uno de los participantes en su peregrinación individual hacia las cimas individuales de crecimiento espiritual. No pueden llevarse a cabo jornadas significativas sin el alimento suministrado por un matrimonio feliz o una sociedad feliz.

Permitid más bien que un mar en movimiento Se agite entre las costas de vuestras almas. a veces sencillamente no hablaba. Pero la lucha continuó. de quien siempre estará contigo. En verdad. No tenía la menor idea de cómo los psiquiatras ayudaban a la gente. Ayudar a la gente en otras ramas de la medicina suponía aplicar técnicas que no me agradaban y que. Ciertamente deseaba “ayudar” a la gente. pero no comáis de la misma hogaza. pero no hagáis una atadura de amor. y durante meses me contó con toda naturalidad innumerables incidentes de “mala conducta”. Amaos el uno al otro. Quizá yo deseaba ser un mago. No presentía que el trabajo en cuestión tendría algo que ver con el crecimiento espiritual de los pacientes y por cierto que no vislumbraba en modo alguno que ese crecimiento entrañaría también mi propio crecimiento espiritual. en la pugna que entablamos. El tratamiento fue una verdadera lucha. Además comprobé que hablar a la gente era más interesante que palparla y pincharla y también me parecían más interesantes los extravíos de la mente humana que las dolencias del cuerpo y los gérmenes que lo infestaban. Daos el pan. la paciente llegó a modificar algún tanto los suyos y yo también modifiqué un tanto los míos. salvo fantasías tales como la de que los psiquiatras poseían palabras y técnicas mágicas para estar en interacción con los pacientes. y no se percibía señal alguna de que Marcia mejorara. por otro lado. págs. recursos que ponían mágicamente en orden los desarreglos de la psique. Marcia iba a verme tres veces por semana.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Dejad que los vientos de los cielos dancen entre vosotros. Daos vuestros corazones. 15-16 86 . Llenaos uno a otro la copa. a pesar de mi depósito de palabras técnicas y actitudes mágicas. después de un año me preguntó en medio de una sesión: -¿Me considera usted una basura? 21 The Prophet. Bailad y cantad juntos y sed alegres. me parecían demasiado mecánicas para coincidir con mis gustos. Durante mis primeros diez meses de formación trabajé con pacientes internos muy perturbados que parecían mejorar mucho más con píldoras o tratamientos de choque o buenos cuidados de los enfermeros que por mi actuación. La llamaré Marcia. pero no excesivamente: Pues las columnas del templo se yerguen separadas Y el roble y el ciprés no crecen Cada uno a la sombra del otro. Marcia no hablaba sobre las cosas que yo deseaba y si hablaba de ellas no lo hacía como yo lo deseaba. pero no bebáis de una copa. pero no conservéis el de uno en el otro. pero llegué a aprender las tradicionales palabras mágicas y las técnicas de interacción. Después de ese período comencé a ver a mi primera paciente neurótica en una psicoterapia de largo plazo. Pues solo la mano de la vida puede contener vuestros corazones. Permaneced juntos. Nuestros valores eran muy diferentes. Pero que cada cual permanezca solo Así como las cuerdas de un laúd están solas aunque Vibren con la misma música. Pero dejad que haya espacios en vuestra unión. poco después de haber comenzado la terapia se entregó a una conducta de promiscuidad realmente ignominiosa. Por fin. 21 Amor y psicoterapia Me resulta difícil recordar ahora los motivos y pensamientos que me llevaron a abrazar hace quince años la psiquiatría.

a pesar de todo. Pero. Marcia tenía derecho a recibir una respuesta honesta sobre lo que yo pensaba de ella. de quien siempre estará contigo. Pero aquí yo no disponía de precedentes. a veces enervante. Marcia. en terapia es necesario ser honesto en todo momento. De ese modo hablaba durante una sesión después de nueve meses de tratamiento: 87 . mes tras mes. Pero ¿qué hacía yo entonces? ¿Qué palabras o técnicas mágicas podrían ayudarme? Podía decirle “¿por qué me pregunta eso?” o “¿qué se imagina que pienso de usted?” o “lo que es importante. la esencia de ese cambio decisivo nada tenía que ver con mi admiración ni con el hecho de que Marcia me gustara. se produjo en la terapia de una joven a quien llamaré Helen. antes que chocarla tuvo por lo visto un gran efecto terapéutico y representó el momento decisivo de nuestro trabajo conjunto. Nunca antes habla tratado a un paciente durante tanto tiempo sin haberme hecho alguna idea sobre su personalidad y la naturaleza del problema que habla que resolver.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. al cabo de todo ese tiempo ni siquiera sabía bien quién era Helen. decirle honestamente a una persona en la cara lo que uno piensa de ella no era ninguna de las palabras o técnicas mágicas que mis profesores me habían enseñado. -Marcia. Ya no se entregó a la promiscuidad. De la docena de amantes que tenía Marcia. Sin embargo. Hemos pasado buena parte del tiempo disputando y esa lucha a veces fue aburrida. -Me parece que me está pidiendo que le dé mi opinión sobre usted. A decir verdad. mi admiración y gusto por ella tuvieron significación para la paciente precisamente por el largo tiempo pasado desde que yo la conocía y por la profundidad de nuestras experiencias en la terapia. era una paciente por la cual no sentía yo sentimientos realmente positivos. tenía que ver con la naturaleza de nuestra relación. A gritos se quejaba de que ella no me importaba genuinamente en modo alguno y que a mí sólo me interesaba su dinero. sino lo que usted piensa de sí misma”. usted continuó viniendo con considerables esfuerzos e inconvenientes. tenía la profunda sensación de que éstas eran escapatorias y que después de todo un año de verla tres veces por semana.le dije. no creo que sea usted una basura. Yo no podría pensar de alguien que trabaja con tanta intensidad para mejorar. mi arranque de franqueza. Un momento decisivo. Ante todo. como lo hace usted. que sea una basura. sesión tras sesión. Instantáneamente desapareció el carácter estéril de nuestra lucha. Inmediatamente comenzó a hablar sobre los aspectos positivos de su persona. la admiro mucho. la estuve viendo dos veces por semana durante nueve meses sin éxito perceptible. Usted no habría podido hacer semejante cosa si no estuviera resuelta a mejorar y dispuesta a trabajar seriamente para ser una persona mejor. Segundo. de una situación en la que ningún psiquiatra serio se permitiría incurrir. o enojosa para los dos. Lo que me resultaba evidente era que Helen no confiaba en mí. Me sentía enteramente desorientado y me pasé buena parte de varias noches tratando de encontrar algún sentido en aquel caso. Por eso le respondo no. Marcia me gustaba y honestamente la admiraba. igualmente espectacular. y nuestro trabajo se hizo fluido y alegre con progresos increíblemente rápidos. En realidad. eligió uno y entabló una relación significativa que terminó en un matrimonio en alto grado satisfactorio. ¿Qué significa esto? ¿Significa que todo cuanto hemos de hacer en una psicoterapia es decirle a nuestros pacientes que pensamos bien de ellos? En modo alguno. Durante ese largo período las cosas no han sido fáciles para nosotros. Me dijo que deseaba exactamente que le diera mi opinión. Por extraño que parezca. que revelaba mis verdaderos sentimientos positivos por la paciente. semana tras semana. -hace más de un año que la veo a usted. Era una interacción que nunca se me había indicado o recomendado durante mi formación.repliqué tratando de ganar tiempo. ¿Qué hacer? Con el corazón palpitante recurrí a lo que me pareció un recurso muy incierto. el hecho mismo de que no se la hubiera mencionado me indicaba que se trataba de una interacción desaprobada. En realidad. no es lo que yo piense de usted.

-¿Qué?. No sé.pregunté. usted no se sentiría tan frustrado. de quien siempre estará contigo. No es “la mirada positiva incondicional” ni son palabras y técnicas mágicas. Parecería que el tema del amor nos embarazara. casi increíble. Tal vez usted tenga razón en creer que yo no soy la persona indicada para trabajar con usted. Y hay una serie de razones de este estado de cosas. En suma. No sé lo que le parecerá esto. The Gold Men of India. es un fenómeno que no se presta al análisis científico. lo que implica que semejantes sentimientos son anormales. Es notable. Nunca conocí a nadie con quien haya hecho menos progresos en un tiempo tan largo. confusión que invade nuestra cultura. y lo que la psicoterapia supone está en gran medida fuera de la “medicina científica”. pude formular un diagnóstico y supe en términos generales cómo debería desarrollar la terapia. esos sentimientos han de 22 Véase Peter Brent. También aquí mi reacción ante Helen tenía sentido y era significativa para ella precisamente por la profundidad de mi participación y la intensidad de la pugna que habíamos entablado. -Helen. En esa tradición cualquier sentimiento de amor que el paciente experimente por el terapeuta se designa generalmente con el termino “transferencia” y cualquier sentimiento de amor que el terapeuta experimente por el paciente se llama “contratransferencia”.22 Pero lo más que llega a aproximarse la bibliografía occidental a esta cuestión está representado por artículos que tratan de analizar las diferencias entre psicoterapeutas que obtienen éxito y aquellos que no lo obtienen y que terminan mencionando como caracteres propios de los psicoterapeutas que alcanzan éxito. -Si realmente yo no le importara nada. Una brillante sonrisa apareció en el rostro de Helen que me dijo: -Después de todo. Helen comenzó a decirme cosas que antes me había ocultado o sobre las que me había mentido. considerando el problema antes que su solución y que por lo tanto. tradición que concibe a un analista distanciado y de la cual parecen más responsables los discípulos de Freud que el propio Freud. el elemento esencial de la psicoterapia que alcanza éxito es el amor. yo le importo. Podemos comprender ahora el elemento esencial que hace efectiva y lograda una psicoterapia. Otra razón es el vigor de la tradición psicoanalítica en psiquiatría. Los gurú hindúes generalmente no andan con rodeos para reconocer que el amor es la fuente de su poder. Como el amor es algo intangible. y al cabo de una semana tuve una clara idea de su problema fundamental. lo tangible y lo mensurable en “medicina científica”. es la participación y el interés humanos. -No puede usted imaginarse. la “empatía” y el “calor” personales. hasta qué punto me siento frustrada en mis intentos de comunicarme con usted. es el hecho de que el terapeuta esté dispuesto a pugnar realmente con el paciente y consigo mismo. (Quadrangle Books) 1972. No deseo abandonar su caso.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. no mensurable y suprarracional.me replicó como si todo fuera perfectamente evidente. lo mismo que otras confusiones a la que nos hemos referido en esta sección. pero ciertamente usted me desconcierta y me pregunto casi hasta volverme loco qué diablos marcha mal en nuestro trabajo conjunto. Nueva York. Otra razón es nuestra tendencia a lo racional.le repliqué. 88 . pero le diré que usted es el caso en que más frustrado me he sentido durante una década de práctica de la psicoterapia. Es el hecho de que el terapeuta esté dispuesto a extenderse con el fin de fomentar el crecimiento del paciente. En la sesión siguiente. doctor Peck. -me parece que eso es frustrante para los dos. Una es la confusión entre amor genuino y amor romántico. que la voluminosa bibliografía profesional publicada en Occidente sobre el tema de la psicoterapia ignore la cuestión del amor. pues ciertamente yo no le intereso y usted pasa por alto mis sentimientos.

Es inevitable que el terapeuta experimente sentimientos amorosos que coinciden con el genuino amor que ha demostrado por el paciente. las enfermedades mentales están causadas por una falta o defecto de amor que un determinado niño necesitaba de sus padres para lograr una maduración apropiada y crecimiento espiritual. un terapeuta lego con mínimo adiestramiento y sin título alguno pero que tenga una gran capacidad de amar logrará resultados psicoterapéuticos iguales a los de los mejores psiquiatras. si alguna vez tuviera yo un caso sobre el cual llegara a la conclusión. La tarea de un padre es alentar al hijo por la senda de la independencia y la tarea de un terapeuta con su paciente es la misma. designa inapropiados sentimientos. los resultados de su práctica psicoterapéutica serán por lo común insatisfactorios. y los buenos padres no mantienen relaciones sexuales con sus hijos por varias razones muy terminantes. Además. Análogamente. percepciones y respuestas. muy a menudo por primera vez. yo no vacilaría en practicarlas. que los acepta probablemente como nunca fueron aceptados antes. hora tras hora. que se abstiene absolutamente de usarlos y que los ha ayudado a aliviar sus sufrimientos. de que el crecimiento espiritual de mi paciente se vería sustancialmente promovido por nuestras relaciones sexuales. no es en modo alguno inapropiado que un terapeuta sienta amor por su paciente cuando éste se somete a la disciplina de la psicoterapia. la esencia de la transferencia consiste en que ella impide al paciente desarrollar una relación amorosa propiamente dicha con el terapeuta. Sospecho que quienes ejercen la psicoterapia y arrojan piedras al terapeuta que tuvo relaciones sexuales con una paciente pueden no ser ellos mismos terapeutas amorosos y por lo tanto pueden no comprender realmente la enormidad de las presiones del caso. Esto es completamente absurdo. de quien siempre estará contigo. En muchos aspectos la psicoterapia intensiva es un proceso de nueva paternidad. coopera en el tratamiento. después de maduro y cuidadoso examen. el paciente debe recibir del psicoterapeuta por lo menos una dosis del genuino amor de que ese paciente se vio privado. está dispuesto a aprender del terapeuta y comienza a crecer felizmente por obra de la relación. Ante todo. Puesto que amor y sexo están tan estrechamente relacionados conviene mencionar aquí brevemente la cuestión de las relaciones sexuales entre los psicoterapeutas y sus pacientes. la relación terapéutica se convertirá en una relación de mutuo amor. ser evitados. si no son capaces de extenderse por obra del amor hasta sus pacientes. La fuerza de esa atracción puede ser enorme. La misión de un padre es ser útil al hijo y no usar al hijo para su satisfacción personal. es esencial que el terapeuta ame al paciente para que la terapia alcance éxito. sin juzgarlos. y la cura consiste en elaborar la transferencia a fin de que el paciente pueda experimentar una feliz relación de amor. que para que la psicoterapia lo cure. como ya dije. En su mayor parte. En muchos casos. Es difícil ver cómo un terapeuta que mantiene relaciones sexuales con una paciente no la esté usando para satisfacer sus propias necesidades o ver cómo el terapeuta alentaría así a la paciente por la senda de la independencia. el papel del buen terapeuta es primariamente el de un buen padre. pues. No es más inapropiado que un terapeuta experimente sentimientos de amor por un paciente que un buen padre experimente sentimientos de amor por un hijo. una cuestión de la que frecuentemente se ocupa la prensa. Si el psicoterapeuta no puede amar genuinamente al paciente no se producirá una verdadera cura. La misión de un terapeuta es ser útil a un paciente y no usarlo para satisfacer sus propias necesidades. Es evidente. y si la terapia lo alcanza. 89 .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Pero en mis quince años de práctica no tuve todavía un caso semejante y me resulta difícil imaginar que alguna vez pueda tenerlo. como dijimos en la sección anterior. Por más títulos y experiencia que tengan los psicoterapeutas. La palabra transferencia. Por el contrario. Inversamente. A causa de la naturaleza íntima y necesariamente amorosa de la relación psicoterapéutica es inevitable que tanto pacientes como terapeutas sientan fuerte atracción sexual. No es inapropiado que algunos pacientes sientan amor por un terapeuta que realmente les presta atención.

¿estaremos practicando así psicoterapia con ellos? Mi respuesta es: ciertamente. ¿Cómo puedo ser un buen amigo. lo cual explica por qué ni siquiera intento separar mi vida profesional y mi vida personal. tuve varias otras experiencias en las que las relaciones sociales con ex pacientes resultaban beneficiosas tanto para ellas como para mí mismo. Aunque sus criticas a mi persona sean a veces ingenuas y no tan reflexivas como las de un adulto. doctor Peck. Como el genuino amor exige respeto por la identidad propia de la persona amada. ciertamente idea herética en los círculos psiquiátricos tradicionales. El terapeuta que se enamora de una paciente no puede ser objetivo tocante a las necesidades de la paciente ni puede separar esas necesidades de las suyas propias. 90 . separar su vida social de su vida profesional. enseñar a las personas que amo lo que sé y prestarles ayuda en su peregrinación de crecimiento espiritual? Además. un marido o un hijo si no aprovecho las oportunidades que se me ofrecen para intentar. el terapeuta genuinamente amoroso reconocerá y aceptará que el camino del paciente en la vida es y debe ser un camino diferente y separado del camino del terapeuta. a nuestros padres. Si me doy cuenta de que mi mujer o mis hijos o mis padres o mis amigos padecen una ilusión o creen en una falsedad o ignoran algo o encuentran un impedimento innecesario.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. También tuve la suerte de analizar con éxito a varios amigos muy íntimos. me siento obligado a extenderme hacia ellos para corregir la situación en la medida de lo posible. con las. De vez en cuando en reuniones sociales alguien me dice: -Debe resultarle difícil. de practicar psicoterapia en el momento. Hemos dicho que la psicoterapia deberá ser (debe ser para alcanzar éxito) un proceso de genuino amor. uno no puede andar analizando continuamente a los miembros de su familia y a sus amigos. Si bien tuve una experiencia en la cual mi relación con una ex paciente pareció claramente perjudicial para ella. el contacto social con los pacientes fuera de la hora terapéutica. Por amor a sus pacientes los terapeutas no se permiten enamorarse de ellos. según vimos. técnicas que domino. aun después de haber terminado formalmente el tratamiento. enamorarse entraña un derrumbe de las fronteras del yo y una disminución del sentido normal de separación entre los individuos. Aun cuando no se consume el acto sexual. ¿No es así? Generalmente mi interlocutor está haciendo una observación ociosa y no tiene interés en obtener una contestación seria. mantienen apegos sexualizados con sus padres y esto ciertamente se opone a su libertad y crecimiento. No llamaría amigos a mis amigos si no tuvieran la honestidad de manifestarme su desaprobación en ciertas cosas o su amoroso interés sobre la manera en que dirijo mi vida. Para muchos terapeutas esto significa que su propio camino y el de los pacientes nunca deberían cruzarse fuera de la hora terapéutica. aprendo muchas cosas de mis hijos. mi saber y mi amor a mi familia y a mis amigos porque no me contrataron ni me pagaron para que atendiera a sus necesidades psicológicas? De ninguna manera. Después de todo. Muchos pacientes. lo mismo hago con los pacientes que me pagan por mis servicios. es una cuestión que deberá abordarse con grandes precauciones y riguroso autoexamen para establecer si el contacto satisface las necesidades del terapeuta y va en detrimento del paciente. un padre. si tendemos hacia ellos con miras a su crecimiento espiritual. a nuestros hijos. especialmente los más seductores. La otra cara de la misma moneda es en todo caso igualmente herética: si la psicoterapia entraña genuino amor. ¿He de negar mis servicios. espero los mismos servicios de parte de mis amigos y mi familia dentro de los límites de su capacidad. de quien siempre estará contigo. ¿es siempre terapéutico el amor? Si amamos genuinamente a nuestro cónyuge. Tanto la teoría como las pruebas no muy abundantes que poseemos sugieren que una relación sexual entre un terapeuta y una paciente de esta índole probablemente afiance los lazos de apego inmaduro de la paciente antes que aflojarlos. Pero en ocasiones la situación me da la oportunidad de enseñar aquí y allá. Sin embargo. Aunque respeto esta posición. es nocivo que el terapeuta “se enamore” de la paciente puesto que. a nuestros amigos. Mi mujer me guía así como yo la guío a ella. por mí parte me parece excesivamente rígida.

que no lo considera a uno una autoridad y que no solicita las enseñanzas que uno pueda brindarle. inmoral y destructivo que un terapeuta practique su arte en sus amigos y en los miembros de su familia. Ocasionalmente algunos pacientes me preguntan cuándo considero que quedará terminada la terapia y yo respondo: “Cuando usted mismo sea un buen terapeuta”. Como. Deseaba que el hogar fuera un lugar acogedor y cómodo. aun cuando sean tratados por los terapeutas más hábiles y llenos de amor. en una palabra. Espero. Pero siempre es limitada y uno ciertamente no debería intentar practicar la psicoterapia más allá de su capacidad de amor. que le paga a uno por su atención y cuyas exigencias están estrictamente limitadas a los cincuenta minutos cada vez. en la cual los pacientes desde luego practican la psicoterapia los unos en los otros y en la que se les pueden señalar sus errores cuando no desempeñan bien su papel de psicoterapeutas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pues su capacidad ya es mucho mayor que la de la mayoría de la gente. el trabajo realizado en casa exige aun más esfuerzos y amor. En años pasados estimaba más la admiración de mi mujer que sus críticas y hacía todo lo posible para aumentar su dependencia. sólo que esa psicoterapia se realiza en condiciones mucho menos ideales. Sólo deseo estar tranquilo. En aquella época habría estado de acuerdo con la opinión de que es peligroso. es trabajo y resulta más llevadero trabajar ocho horas por día que hacerlo durante dieciséis horas. pero hacer toda la jornada no es cosa para ellos. Si alguien es capaz de amar durante seis horas por día debe contentarse por el momento con eso. no un lugar de desafío. También es más fácil amar a una persona que busca el saber de uno. de quien siempre estará contigo. A muchos pacientes no les gusta esta respuesta y algunos hasta dicen: -Es demasiado trabajo. Se contentan con ser hombres y mujeres corrientes y no aspiran a ser semejantes a Dios. que otros psicoterapeutas no tomen estas palabras como una exhortación a comenzar a practicar inmediatamente la psicoterapia con sus consortes e hijos. siempre que sean seres humanos genuinamente amorosos. Hacer esto significa tener que pensar continuamente en mis relaciones con la gente. Pero en mi caso esa idea estaba motivada tanto por pereza como por temor a abusar de mi profesión. su capacidad de amar crece cada vez más. cuyas exigencias pueden no ser limitadas. es una meta a la que podrá uno tender con esfuerzos. La imagen que me había forjado como marido y padre era la del proveedor: mi responsabilidad terminaba con llevar el pan al hogar. Pues la psicoterapia. las observaciones que acabo de hacer no se aplican sólo a los terapeutas profesionales. No siempre vi las cosas de este modo. en consecuencia. según indiqué. Algunos pacientes suelen responder de manera análoga cuando les hago notar que todas las interacciones humanas son oportunidades de aprender o de enseñar (de dar o recibir terapia) y que cuando no aprenden ni enseñan en una interacción están desperdiciando una oportunidad. Practicar la psicoterapia en casa o con amigos exige los mismos intensos esfuerzos y la misma autodisciplina que el trabajo del consultorio. Practicar psicoterapia con sus amigos y miembros de la familia y amarlos continuamente es un ideal. que se molesta en visitarlo para obtener ayuda. No deseo trabajar tanto. No deseo pensar tanto. 91 . los laicos pueden practicar con éxito la psicoterapia aunque carezcan de formación profunda. Si uno ha echado a andar por el camino del crecimiento espiritual. puesto que la psicoterapia sin amor habrá de ser infructuosa y hasta nociva. Eso les parece demasiado difícil. que amar a alguien que considera un derecho la atención que uno le preste. La mayoría de los pacientes. la jornada es larga y el acrecentamiento de la capacidad de amor requiere tiempo. terminan su terapia antes de haber realizado por completo sus potencialidades. La mayor parte de la gente está en lo cierto cuando dice que no desea alcanzar metas tan elevadas ni trabajar tanto en la vida. pero a la que no se llega instantáneamente. Esta respuesta resulta con frecuencia sumamente útil en terapia de grupo. se aplican a todo el mundo. lo mismo que el amor. Recorren una breve distancia o hasta una buena distancia de peregrinación del crecimiento espiritual. ¿No puedo crecer más rápidamente con su ayuda que sin ella? Toda relación genuinamente amorosa es una relación de psicoterapia mutua.

¿qué decir de la más delicada creación de un imaginero? ¿O de las esculturas de madonas medievales? ¿O de la estatua de bronce del auriga griego de Delfos? ¿No amaron sus creadores estos objetos inanimados y su belleza no está de algún modo relacionada con el amor de sus creadores? ¿Y qué decir de la belleza de la naturaleza a la que a veces damos el nombre de “creación”? ¿Y por qué ante la presencia de la belleza tenemos tan a menudo la extraña.. ¿cómo se explica que algunos pacientes. No creo que las cuestiones planteadas por estos aspectos (y muchos más) puedan ser respondidas por la sociobiología. nacidos y criados en un ambiente de desamor.. intentamos dar respuesta a esta serie de cuestiones. La psicología con sus conocimientos de las fronteras del yo puede ayudar un poco. Hay otra serie de cuestiones que tienen que ver con asuntos que deliberadamente hemos omitido al tratar el amor. El intento no satisfará por completo a nadie. Y la última sección se concentrará en el fenómeno de la gracia y el papel que ella 92 . Una serie de esas cuestiones se desprende lógicamente del material que hemos estado discutiendo. pues sólo las personas tienen espíritu capaz de crecimiento. me recorre todo el ser un hondo sentimiento que es el pavor.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ¿Por qué? Si el sexo no es más que un instinto. paradójica reacción de la tristeza o las lágrimas? ¿Por qué cierta música o canción cantada de cierta manera nos conmueve tanto? ¿Y por qué se me llenan los ojos de lágrimas cuando mi hijo de seis años. Pero. pero sólo un poco. aparentemente no más enfermos que otros. que acaba de regresar del hospital después de haber sufrido una amigdalotomía. Y si formulamos esa cuestión debemos también preguntar cuáles son las causas de la ausencia de amor. Quienes conocen más sobre estas cosas son los religiosos que estudian el misterio. ¿cómo se explica que algunos pocos individuos. Pero hay otras cuestiones a las que no resulta fácil dar respuesta. de quien siempre estará contigo. ¿qué es lo que determina la belleza? Dije que el objeto de genuino amor debe ser una persona. Si ello es así. dejen de responder parcial o totalmente al tratamiento psicoterapéutico aplicado por el más sabio y amoroso terapeuta? En la sección final. Debemos volvernos a ellos y al tema de la religión si pretendemos alcanzar algún atisbo de comprensión en estos asuntos. a veces incluso sin la amorosa ayuda de la psicoterapia. ¿por qué no habría de sentirme sólo excitado o ávido? La simple excitación bastaría para asegurar la propagación de la especie. se las compongan para trascender su niñez. Hemos dado respuesta a todas las preguntas formuladas hasta aquí. y lleguen a ser personas maduras. El resto de este libro versará sobre ciertas facetas de la religión. ¿Por qué pavor? ¿Por qué habría de complicarse el sexo con un sentimiento de reverenda? Y. Pero esto deja sin respuesta la cuestión de saber de dónde procede el amor. pero espero que arroje cierta luz sobre la cuestión. hemos aclarado que la autodisciplina se desarrolla partiendo del fundamento del amor. Cuando mi amada se encuentra ante mí por primera vez desnuda y se ofrece a mi vista. de descuido y de brutalidad. saludables y acaso hasta santos? Inversamente. ni siquiera a mí mismo. También hemos dicho que la ausencia de amor es la causa principal de enfermedades mentales y que en consecuencia la presencia del amor es el elemento curativo esencial en psicoterapia. se acerca adonde yo estoy acostado y fatigado en el suelo y comienza a acariciarme suavemente la espalda? Por cierto. Por ejemplo. que trata sobre la gracia. El misterio del amor Comenzamos a tratar este tema muchas páginas atrás cuando observamos que el amor es un asunto misterioso y hasta ahora hemos pasado por alto ese misterio. hay dimensiones del amor que no hemos tratado y que son muy difíciles de comprender. En la sección siguiente se discutirá de manera muy limitada la relación entre procesos de crecimiento y religión.

pero es ajeno a la ciencia. de quien siempre estará contigo. El concepto de gracia fue familiar a la religión durante milenios. creo que la comprensión del fenómeno de la gracia es esencial para comprender el proceso de crecimiento de los seres humanos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Ello no obstante. incluso a la psicología. Espero que lo que sigue represente una contribución al lento proceso de acercamiento de la religión y la ciencia de la psicología. desempeña en este proceso. 93 .

Al supervisar a otros psicoterapeutas compruebo generalmente que prestan muy poca atención a la manera en que sus pacientes ven el mundo. Hasta he oído decir a hombres cultos cosas tales como “el budismo no es realmente una religión” o “los unitarios excluyeron la religión de su credo” o “el misticismo es más una filosofía que una religión”. su amor y su experiencia de la vida. Esta concepción es nuestra religión. por limitada o primitiva o inexacta que sea. O judías. aunque ellos digan que no tienen ninguna”. Por eso. si una persona no crece en cuanto a disciplina amor y experiencia vital su comprensión tampoco crece. Pero lo cierto es que todos tenemos una serie explícita o implícita de ideas y creencias sobre la naturaleza esencial del mundo. es sin embargo de máxima importancia: todos tenemos una religión.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Y es esencial que el terapeuta llegue a este conocimiento pues la concepción del mundo de los pacientes es siempre una parte esencial de sus problemas y a veces es necesaria una corrección de su cosmovisión para lograr la cura. pero si el terapeuta se propone buscar la cosmovisión de su paciente la reconocerá más pronto. Generalmente la religión o cosmovisión de una persona es en el mejor de los casos sólo a medias consciente. la cuestión no merece más examen. Como todo el mundo tiene alguna concepción -alguna visión del mundo. Tarde o temprano. Solemos decir de quien no asiste a la iglesia ni cree en un ser superior: “esa persona no es religiosa”. Este hecho. 94 . vino a yerme con una grave depresión a los cincuenta y cinco años. de quien siempre estará contigo. siempre les digo a quienes superviso: “Establezcan cuál es la religión de sus pacientes. Hay varias razones que explican esto. con este concepto simplista. Tendemos a concebir la religión como algo monolítico y entonces. SECCION III – CRECIMIENTO Y RELIGION Visiones del mundo y religión A medida que los seres humanos acrecientan su disciplina. ¿Consideran los pacientes el universo como algo fundamentalmente caótico y sin sentido de suerte que lo único sensato es obtener de él cualquier placer que pueda ofrecernos? ¿Ven el mundo como un lugar de lucha a muerte en el que la crueldad es esencial para sobrevivir? ¿O lo ven como una especie de lugar placentero en el que siempre se encontrará algo bueno y en el que no hay necesidad de incomodarse mucho por el futuro? ¿O como un lugar que debe darnos sustento. A pesar de sus éxitos en el trabajo y a pesar de haber sido un marido ejemplar y un buen padre. A menudo los pacientes no saben cómo conciben el mundo y a veces hasta piensan que tienen cierta religión cuando en realidad creen algo completamente diferente. cualquiera sea la conducta que tengamos? ¿O como un universo de rígidas leyes en el que serán castigados y del cual serán expulsados si se apartan ligeramente siquiera de la línea trazada? La gente tiene toda clase de concepciones diferentes del mundo. nos desconcierta ver cómo dos personas muy diferentes puedan llamarse cristianas. Stewart. Creo que tenemos la tendencia a definir la religión de un modo demasiado estrecho. Tendemos a pensar que la religión debe comprender una creencia en Dios o alguna práctica ritual o algún grupo de cultos. por lo tanto. un ingeniero industrial de éxito. los terapeutas llegan a reconocer las visiones del mundo que tienen los pacientes. se sentía malo e insignificante. en el curso de la psicoterapia.todo el mundo tiene una religión. Por otro lado. entre los miembros del género humano existe una extraordinaria variación en cuanto a la extensión y refinamiento de nuestra concepción de la vida. naturalmente también aumenta su comprensión del mundo y del puesto que ocupan en él. no muy reconocido. En consecuencia. O cómo un ateo puede tener un sentido de la moral cristiana más elevado que el de un católico que asiste rutinariamente a misa. Una de ellas es la idea de que si los pacientes no se consideran religiosos por no creer en Dios o por no ser miembros de alguna iglesia les falta la religión que otros tienen y que.

Stewart no se andaba con rodeos en cuanto a la religión. sabia quién era: el padre de una chica con la que había tenido un par de citas en el colegio. Stewart contó el breve sueño siguiente: -Me encontraba de nuevo en la casa de mi niñez. Además de los habituales síntomas de una depresión grave. Stewart también tenía gran dificultad para tragar alimentos. Tal vez fuera mejor que tuviera un poco de fe en un Dios dulce y amoroso. Era el jefe de la estación de nuestra pequeña ciudad. en la vida real lo vi. Un hombre había entrado en la casa. Y lo decía formalmente.manifestó. Una vez logré robarle un beso en la oscuridad detrás de unos arbustos y durante uno de esos paseos -aquí Stewart lanzó una risita nerviosa y prosiguió. -Soy un científico. como cuando era niño. Pero es como si tuviera una hoja de acero metida en la garganta. Le pedí a Stewart que me dijera todo lo que supiera de ese hombre de su sueno. hacía algo más maravilloso aún sentado en su oficina: tocaba una mágica tecla y valiéndose de un lenguaje misteriosamente rítmico. aunque sabía quién era. El hombre sabía cuáles trenes se detendrían y cuáles continuarían su marcha rugiendo y haciendo temblar la tierra. como insomnio y agitación. Las únicas cosas en que creo son aquellas que se pueden ver y tocar. -El mundo sería un lugar mejor si yo me muriera. Había abandonado el hogar y la Iglesia en la primera oportunidad que se le ofreció. Era como si todavía estuviera viviendo allí. por extraño que parezca. de modo que solo los líquidos pueden pasar por ella. -Lisa y llanamente soy un ateo.me declaró. Iba a degollarnos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ahora felizmente me he librado de ellas. Era por la noche. Stewart había intentado suicidarse seriamente dos veces. Y cuando no estaba haciendo esas cosas maravillosas. De pronto se me ocurrió algo. A decir verdad. Eso fue todo. enviaba mensajes a todo el mundo. No hubo una conclusión de la escena. La estación del tren era el lugar donde se desarrollaba la acción y el jefe de la estación era el director de la acción. Ninguna consideración realista podía borrar la irrealidad de la imagen despreciable de sí mismo que se habla forjado. -Nunca conocí a ese hombre. Stewart se había criado en una pequeña comunidad del Medio Oeste. aunque a distancia. Ocasionalmente lo veía cuando me llegaba a la estación para mirar los trenes que pasaban en las tardes estivales. Nunca había visto antes a ese hombre pero. Manejaba los botones. era hijo de un rígido predicador fundamentalista y de una mujer igualmente rígida y fundamentalista. pero francamente no me puedo tragar semejante creencia. Cuando era niño tenía la cabeza atiborrada de esas cosas. de quien siempre estará contigo.dijo. Ese hombre conocía los distantes lugares desde los que los grandes trenes llegaban a tocar nuestra pequeña ciudad y los remotos lugares hacia los cuales se dirigían. -Eso también lo siento. 95 . en Minnesota. -No puedo decirle realmente nada. Yo también cuando era niño pasaba las perezosas tardes de verano mirando correr los trenes.en mi sueño tenía la sensación de que no había visto nunca a su padre. Sólo me cité con su hija un par de veces y en realidad no se trataba de citas. sin embargo también sabía que tenía la edad que ahora tengo. Varios meses después de haber iniciado el tratamiento. recibía el correo y lo despachaba. únicamente la acompañé hasta la puerta de su casa después de las reuniones de un grupo de jóvenes de la Iglesia.declaró. las señales. Ni los rayos X ni otras pruebas revelaron una causa física de esa dificultad. Me desperté asustado y sabiendo que aquel hombre quería degollamos. -No se trata sólo de que los alimentos tienen mal gusto.

Mi sospecha resultó cierta. La cultura más importante en la que nos desarrollamos es la cultura de nuestra familia. Un dios peligroso. Hay una parte de su espíritu que cree que no hay Dios. Lentamente comenzamos a considerar sus transgresiones”. Dios nos ama. Stewart comenzó a reconocer que anidaba en él un credo extraño y feo: más allá de su ateísmo. pero en este libro no podemos examinar la cuestión en profundidad. de suerte que nuestros padres son “portadores de esa cultura”. lo que aprendemos sobre la naturaleza del mundo cuando crecemos está determinado por la naturaleza de nuestras experiencias en el microcosmos de la familia. palos. amor. Si uno es un norteamericano nacido y criado en Indiana es más probable que llegue a ser cristiano antes que hindú y que tenga una concepción del mundo algo más optimista. Stewart se me quedó mirando y exclamó: -Deje de hacerse el tonto. Por fin. no lo que nuestros padres nos dicen sobre Dios y la naturaleza de las cosas. Además. Pero menos evidente (salvo para los psicoterapeutas) es el hecho de que la parte más importante de nuestra cultura está representada por nuestra familia. Tendemos a creer lo que cree la gente que nos rodea y a aceptar como verdad lo que esa gente nos dice sobre la naturaleza del mundo cuando la escuchamos durante nuestros años de formación. Pero estoy comenzando a sospechar que otra parte de su espíritu cree en Dios. Amor. -pero ¿de dónde me vino? Mis padres ciertamente creían en Dios. hablaban incesantemente de Dios… pero el suyo era un Dios de amor. ansiosa de castigarlo por sus transgresiones. Poco a poco. cepillos.le dije. En otras palabras. Usted sabe que fue desdichada. sino más bien lo que hacen. Sin embargo el factor más importante en la formación de las creencias religiosas de la gente es evidentemente su cultura. suponía que el mundo estaba controlado y dirigido por una fuerza malévola. No había cosa que yo hiciera que no mereciera una paliza. -Convengo en que tengo esa idea de un Dios degollador. usted sabe muy bien que no fue feliz. de quien siempre estará contigo. ¿De dónde procedía esta idea que se había forjado Stewart de un Dios perverso y un mundo malévolo? ¿Cómo se desarrollan las religiones de la gente? ¿Qué determina que una persona tenga una visión del mundo particular? Existen múltiples y complejos factores determinantes. -usted me dijo que era ateo y yo le creo. Una paliza diaria mantiene al médico lejos y hace que uno llegue a ser un buen cristiano. sino que estaba ansiosa por hacerlo. una fuerza que no sólo podía degollarlo. casi todas incidentes sexuales sin importancia simbolizados por aquel “beso robado” a la hija del jefe de la estación. Si uno es un indio nacido y criado en Benarés o Bombay es probable que se haga hindú y tenga lo que se ha llamado una concepción pesimista de la vida. su modo de comportarse el uno con el otro.le pregunté. Usted sabe como fue mi niñez. Usaban lo que más cerca tenían: cinturones. Nosotros amamos a Dios y a Jesús. el aspecto más significativo de dicha cultura es. Lo que determina nuestra cosmovisión no es tanto lo que nuestros padres nos dicen como el mundo único que crean para nosotros en virtud de su conducta. Jesús nos ama. a regañadientes y ofreciendo resistencia. Así lo repetían constantemente. Me aporreaban por cualquier cosa. -¿Por qué? -También usted lo sabe. amor. escobas. 96 .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. a medida que avanzábamos en nuestro trabajo conjunto. cualquier cosa que tuvieran a mano. Si somos europeos es probable que creamos que Cristo era un hombre blanco y si somos africanos que era un hombre negro. un dios degollador.dijo Stewart-. se hizo evidente que (entre otras razones de su depresión) Stewart estaba haciendo penitencia y en sentido figurado se estaba cortando el cuello con la esperanza de que al hacerlo pudiera impedir que Dios se lo cortara literalmente. -Stewart. -¿Tuvo usted una niñez feliz?. con nuestros hermanos y sobre todo con nosotros.

Sobrevino un largo momento de silencio. lo mismo que el fenómeno de los recuerdos encubridores. es probable que creamos en un Dios de amor y de perdón y en nuestra concepción adulta del mundo éste nos parecerá un lugar ameno como lo fue en nuestra niñez. Debemos ampliar constantemente nuestro marco de referencias. Nuestra primera (y a menudo nuestra única) idea de la naturaleza de Dios es una simple extrapolación de la naturaleza de nuestros padres. que tienen muchos recuerdos tempranos. Por eso a menudo digo a mis pacientes: “Cuénteme el primer recuerdo que tenga. ni todos los adultos lo son. Si nuestros padres fueron duros y punitivos es probable que nos desarrollemos forjando un concepto de un Dios monstruo. de quien siempre estará contigo. duro y punitivo. Lo que sorprende es que ese Dios monstruo no sea más común en las mentes de los hombres. Stewart no era la única persona que creía en lo que yo he llegado a llamar el “Dios Monstruo”. Y si los padres no nos brindaron cuidados. El rostro de Stewart revelaba profunda depresión. Nos estamos refiriendo aquí a las cuestiones de trazar mapas y de la transferencia. Me había mojado los pañales y veía a mi madre de pie agitando un gran cucharán en el aire mientras me gritaba”. -¿Intentaron alguna vez degollarlo? -No. No resulta sorprendente pues que la modalidad de esos primeros recuerdos sea con frecuencia la misma que tienen los más profundos sentimientos de un paciente respecto de la naturaleza de la existencia. En el mundo mayor. de sociedades y de culturas. por lo tanto.debemos revisar constantemente nuestros conocimientos y ampliarlos a fin de dar cabida a nuevos conocimientos del mundo. sean recordados precisamente porque simbolizan exactamente la naturaleza de la primera infancia de una persona. indulgentes. pero Stewart había transferido inapropiadamente ese mapa a un mundo mayor en el cual el mapa resultaba muy incompleto y por lo tanto era 23 Frecuentemente (aunque no siempre) la esencia de la niñez de un paciente y. Y esta visión era perfectamente realista ateniendo al microcosmo de la niñez pasada en el hogar. El mapa de la realidad que se había trazado Stewart era exacto en lo tocante al microcosmo de su familia.23 El hecho de que nuestra religión o nuestra cosmovisión esté inicialmente determinada en gran medida por nuestras experiencias únicas de la niñez nos lleva a considerar un problema central: la relación entre religión y realidad. Es probable que estos primeros recuerdos. la esencia de su cosmovisión se capta en el “primer recuerdo”. había vivido bajo el dominio de dos adultos malignos. La cosmovisión que tenía Stewart del mundo se lo representaba como un lugar peligroso en el que lo degollarían si no ponía mucho cuidado. que tratamos bastante extensamente en la primera sección del libro. la respuesta puede variar desde “Bueno. de gentes. recuerdo a mi madre que me alzaba y me llevaba afuera en sus brazos para mostrarme una hermosa puesta de sol” hasta “Me recuerdo sentado en el suelo de la cocina. 97 . pero estoy seguro de que lo habrían hecho si yo no hubiera tenido cuidado. En la primera sección de este libro se hizo notar que cuando somos niños nuestros padres son figuras semejantes a dioses a nuestros ojos infantiles y que el modo en que ellos hacen las cosas parece ser el modo en que deben hacerse las cosas en el universo. Para desarrollar en nosotros una religión o una cosmovisión que sea realista -es decir que convenga a la realidad del cosmos y al papel que desempeñamos en él.” Ellos podrán asegurar que no pueden hacerlo. Había tenido una serie de pacientes con conceptos de Dios similares y con ideas también aterradoras acerca de la naturaleza de la existencia. Trátase del problema del microcosmo y el macrocosmo. una simple mezcla de los caracteres de nuestras madres y padres o de sus sustitutos. hay muy diferentes clases de padres. Si tenemos padres amorosos. en la medida en que conozcamos esa realidad. Pero cuando los fuerzo para que elijan uno. Por fin dijo: -Estoy comenzando a comprender. en el macrocosmo. Pero no todos los padres son malignos. es probable que concibamos el universo como un lugar de desamparo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.

al estudiar las negociaciones entre los Estados Unidos y la Unión Soviética logró señalar una serie de supuestos básicos sobre la naturaleza de los seres humanos. Pero el camino del crecimiento espiritual tiene una dirección opuesta. En alguna medida. un psiquiatra especializado en el campo de las relaciones internacionales. defectuoso. La mayoría de nosotros obra partiendo de un marco de referencias más estrecho que aquel de que somos capaces. es más cómodo permanecer donde estemos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Estamos en una situación en la cual los seres humanos que deben tratarse unos a otros tienen concepciones enormemente diferentes sobre la naturaleza de la humanidad aunque cada cual cree que la suya propia es la correcta puesto que se basa en el microcosmo de su experiencia personal. Journal of Conflict Resolution. supuestos que diferían radicalmente de los supuestos de los rusos. y todas nuestras guerras son guerras santas. 18-36 (Véase también Bryant Wedge. 98 . No ha de asombrarnos pues que el mundo de la humanidad esté tan plagado de conflictos. ninguna de ellas se daba cuenta de sus propios supuestos o de que la otra parte estaba trabajando de conformidad con una serie diferente de supuestos. A corto plazo es más cómodo no hacerlo. El inevitable resultado era el de que la conducta negociadora de los rusos parecía insensata o deliberadamente perversa a los norteamericanos en tanto que el modo de obrar de éstos parecía a los rusos igualmente insensato o perverso. que versaba sobre la disciplina. Comenzamos por destruir aquello en lo que ya creemos. and War. de la sociedad y del mundo en que se apoyaban los norteamericanos. cada uno de los cuales estaba en contacto sólo con una determinada parte del elefante y pretendía empero conocer la naturaleza de todo el animal.24 Somos verdaderamente como aquellos tres ciegos proverbiales. continuar usando el mismo mapa microcósmico para evitar el sufrimiento que supone la muerte de ideas antes atesoradas.” Proceedings of the Emergency Conference on Hostility. American Association for Social Psychiatry. El proceso de expansión de los conocimientos fue un tema principal de este libro. 17-18. también se hizo notar que aprender algo nuevo. exige abandonar el antiguo modo de ser y eliminar conocimientos ya gastados. a dar muerte a nuestra visión más estrecha. buscamos activamente lo que parece amenazador y no familiar. Nov. es una peregrinación de conocimiento y no de fe. Sin embargo. Bryant Wedge. no. los más de nosotros no tenemos siquiera plena conciencia de nuestras propias cosmovisiones y mucho menos del carácter único de la experiencia de que de ellas derivan. Tales supuestos dictaban la conducta negociadora de ambas partes. “Psychological Factors in Soviet Disarmament Negotiation”. En sus primeras fases (de las que se ocupa este libro). 1961). no hemos trascendido nuestras particulares experiencias de nuestros padres y de nuestra niñez. ponemos deliberadamente en tela de juicio la validez de 24 Bryant Wedge y Cyril Morumcew. una expansión. “A Note on SovietAmerican Negotiation. 9. la religión de la mayor parte de los adultos es el producto de una transferencia. A sí nosotros disputamos por nuestras diferentes cosmovisiones. Y al final de la primera sección. Debemos ampliar continuamente nuestra esfera de conocimientos y nuestro campo de visión ingiriendo y asimilando nueva información. pues no hemos trascendido las influencias de nuestra cultura particular. Y para empeorar las cosas. Para escapamos del microcosmo de nuestras anteriores experiencias y para librarnos de transferencias es necesario que aprendamos. Se recordará que en la sección anterior definimos el amor como una extensión -es decir.de nosotros mismos e hicimos notar que entre los riesgos que supone el amor está el de aventurarse a lo desconocido de nuevas experiencias. La religión de la ciencia El crecimiento espiritual es una peregrinación desde el microcosmo a un macrocosmo cada vez mayor. Aggresion. 1 (Marzo 1965). Para desarrollar una visión más amplia debemos estar dispuestos a abandonar. de quien siempre estará contigo.

Los principales de esos principios son los siguientes: el universo es real y por lo tanto es un objeto válido de examen. que incluye la experiencia de la edad adulta y la experiencia de una generación más de historia humana. otras personas deben tener la misma experiencia en las mismas circunstancias. Estas son palabras que hemos estado empleando en toda nuestra exposición. para ser vital. Todo cuanto nos atañe parece de segunda mano. 91-92. La ciencia es una religión de escepticismo. En un sentido muy real. “disciplina”. comenzamos con una actitud científica. “conocimiento”. Como dijo el teólogo Alan Jones: Uno de nuestros problemas consiste en que pocos somos los que desarrollamos una vida distintivamente personal. para examinar y comprender con exactitud es necesario que los seres humanos se sometan a la disciplina del método científico. La senda que conduce a la santa beatitud supone ponerlo todo en tela de juicio. para ser vital.25 De manera que para asegurar nuestra salud mental y nuestro crecimiento espiritual debemos desarrollar nuestra propia religión personal y no apoyarnos en la de nuestros padres. hasta nuestras emociones. de un granjero. Pero ¿qué significa eso de “religión de la ciencia”? La ciencia es una religión porque constituye una cosmovisión de considerable complejidad con una serie de principios importantes. es decir. Comenzamos reemplazando la religión de nuestros padres por la religión de la ciencia. una confrontación única. Debemos rebelarnos contra la religión de nuestros padres y rechazarla. En muchos casos tenemos que contar con información de oídas para vivir. si bien la disciplina del método científico comienza con la experiencia. si aprovechamos plenamente toda nuestra experiencia personal. para ser lo mejor de que somos capaces. la experiencia debe ser verificable. sólo que los seres humanos son menguados examinadores. Pero cuando se trata de cuestiones de significación. finalidad y muerte la información de segunda mano no basta. No existe una buena religión ya hecha. “examen”. de las verdades a medias que nuestros padres nos dijeron.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. por consiguiente. la experiencia ha de poder repetirse. es esencial que seamos escépticos sobre lo que hemos aprendido hasta el momento. predisposiciones. No puedo vivir con una fe de segunda mano en un Dios de segunda mano. “desconfiar”. Si pretendo estar vivo tiene que ser una palabra personal. debe ser una religión enteramente personal. lo que antes se nos enseñó y que nos era querido. sujetos a supersticiones. el universo tiene sentido. de un científico. prejuicios y a una profunda tendencia a ver lo que desean ver antes que lo que realmente es. 99 . Es esa actitud científica la que nos permite transformar nuestra experiencia personal del microcosmo en una experiencia personal del macrocosmo. la experiencia misma no es digna de confianza. Las palabras claves son “realidad”. del microcosmo de nuestra cultura particular y de sus dogmas. de quien siempre estará contigo. Para escapar del microcosmo de nuestra experiencia infantil. y confío en ella. 25 Journey Into Christ. No me gusta hacerlo. obedece a ciertas leyes y es predecible. además. La esencia de esa disciplina es la experiencia. Nueva York (Seabury Press) 1977 págs. Debemos comenzar por hacernos científicos. “experiencia”. para que podamos confiar en ella. La información por conducto indirecto sobre el estado de mis riñones. pues inevitablemente la cosmovisión de ellos es más estrecha que aquella de que somos capaces nosotros. tiene valor el hecho de que los seres humanos examinen el universo. pero debo confiar porque ellos poseen conocimientos vitales de la vida que yo ignoro. Acepto la palabra de un médico. sobre los efectos del colesterol y sobre la cría de aves debe bastarme. generalmente en la forma de un experimento. Nuestra religión. forjada por el fuego de nuestros cuestionamientos y dudas en el crisol de nuestra propia experiencia de la realidad. de suerte que no podemos considerar que sabemos algo a menos de haberlo experimentado efectivamente. es decir.

como religión. superstición. Los hombres de ciencia de todos los países se comunican entre sí mucho mejor que la mayoría del resto de nosotros. de quien siempre estará contigo. inquisiciones y persecuciones. Hasta cierto punto lograron trascender el microcosmo de su cultura y en cierta manera se están convirtiendo en sabios. Si bien creo que la cosmovisión escéptica del hombre de espíritu científico representa una evidente mejora respecto de la visión del mundo basada en la ciega fe y la superstición local. ¿es semejante creencia una forma de pensamiento primitivo o infantil que deberíamos superar con la edad a medida que vamos en busca de niveles superiores de conciencia y madurez? Si pretendemos dar una respuesta científica a estas preguntas es 100 . trinidades. Cree en la posibilidad de su crecimiento y mejora. una religión bastante profunda. No tengo la fe de mis padres. la cual es lo que más se acerca probablemente a una verdadera fraternidad internacional. Resulta tentador pensar que la humanidad podría encontrarse mejor sin la creencia en un Dios. Pero sólo hasta cierto punto. por el contrario. Hablamos de la comunidad científica mundial. la cual es insuficiente para darle el coraje de cuestionar. No estoy del todo seguro de que sea exacto afirmar que usted es menos espiritual que sus padres. y esa otra la esencia de la nada. aquella otra es un elefante. Los hombres de ciencia encuentran gran dificultad en afrontar la realidad de Dios. no nos sentimos impresionados. Vemos una desconcertante multiplicidad de ritos e imágenes sin consenso alguno: esta divinidad es una mujer con seis brazos y seis piernas. la cual se está aproximando a constituir una verdadera comunidad. dioses domésticos. que su espiritualidad es mayor que la de ellos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. No voy a la iglesia. Cuando desde nuestra posición refinadamente escéptica consideramos el fenómeno de la creencia en Dios. sospecho que usted evolucionó espiritualmente más allá. es su carácter internacional. derivado del microcosmo e inapropiadamente proyectada al macrocosmo? O. Algo que indica que la ciencia. también creo que la mayoría de los hombres con espíritu científico apenas comenzaron la peregrinación del crecimiento espiritual. a convenirse en una comunidad considerablemente más unida que la Iglesia Católica. para expresarlo de otra manera. un concepto de nuestros padres. usted rinde culto a la verdad. vemos panteones. vemos guerras de religión. vemos hipocresía: hombres que profesan la fraternidad y que matan a sus semejantes en nombre de la fe. Muchos pacientes que ya han asumido esta posición suelen decirme: -Yo no soy religioso. Supongo que no soy muy espiritual. Creo que la concepción que tiene la mayor parte de la gente de espíritu científico sobre la realidad de Dios es casi tan parroquial como la de los simples campesinos que siguen ciegamente el credo de sus padres.y que la creencia en Dios es una forma común de psicopatía humana que debería ser curada. En aras de su religión usted está dispuesto a sufrir los sinsabores del cuestionamiento y a olvidar lo que ha aprendido. A menudo se sobresaltan cuando yo pongo en tela de juicio esa creencia de que no son espirituales y suelo decirles: -Usted tiene una religión. rigidez. que se llenan los bolsillos a expensas de otros y que practican toda suerte de brutalidades. Usted se arriesga a someterse a tratamiento y todo lo hace por su religión. representa una mejora. ésa es un hombre sentado en un trono. unidades. ya no creo gran cosa en lo que dice la iglesia y me dijeron mis padres. Y en todo esto vemos ignorancia. un perfeccionamiento evolutivo respecto de otras concepciones del mundo. Vemos el dogmatismo y los procedimientos del dogmatismo. Parecería razonable llegar a la conclusión de que Dios es una ilusión del espíritu humano -una ilusión destructiva. en la posibilidad del progreso espiritual. De modo que debemos preguntamos: ¿Es una enfermedad la creencia en Dios? ¿Es una manifestación de transferencia.

en un rincón. pero continuaba rezando mucho. pensaba tal vez que podría impedir su muerte con ese canto y que por eso no podía permitirse descansar ni dormir. Kathy. sin embargo. Más o menos cada cinco minutos se detenía. Pero en ningún momento interrumpía el ritmo del canturreo. de quien siempre estará contigo. Se sentirá muy relajada y 101 . era excelente. Hacía alrededor de cuatro meses que parecía temerosa de frecuentar lugares públicos. A cualquier pregunta que le hacía ella respondía sólo con: -Me voy a morir. -Me voy a morir. le di una inyección endovenosa de amital sódico. Cuando entré en su habitación por primera vez ella estaba sentada en el suelo. La llevaron inmediatamente al hospital. Kathy estaba muy apegada a sus padres. esencial que nos volvamos a la realidad de los datos clínicos. aparentemente agotada. su conducta no sufrió cambio alguno: incesante canturreo e incapacidad para comunicar cualquier cosa que no fuera su muerte inminente y su irresistible terror. ¿Anticonceptivos? Kathy tomaba la píldora. entonando algo que parecía un cántico. Kathy continuó empujando su cuerpo contra el rincón. me informó sobre los hechos mínimos. La situación actual había sido una completa sorpresa. Dos horas después la hermana de Howard lo había llamado. yo soy un psiquiatra y no voy a hacerle daño. -Esta inyección la pondrá soñolienta. Howard. Lo curioso era que Kathy había dejado de ir a misa apenas se casaron. Kathy tenía veinte años. No me dijo nada más y continuó cantando. un joven policía. en el cuarto día. Entonces le dije: -Kathy. Al cabo de un rato dejó de llorar y comenzó de nuevo a cantar para sí misma.le dije. Durante otro minuto. Lo había hecho en atención a él. Él no le había prestado gran atención. Había ido a visitar a Kathy y la había encontrado en ese estado. -pero no se quedará dormida. En los últimos tiempos no había estado actuando de manera extraña. ¿Su salud física? Oh. Tomé una silla. ¿Qué ocurre con la creencia en Dios cuando uno crece en virtud del proceso psicoterapéutico? El caso de Kathy Kathy fue la persona más aterrorizada que yo haya conocido. El marido. La madre asistía a misa por lo menos dos veces a la semana. Rezaba mucho… pero eso era algo que siempre había hecho desde que él la conocía. me senté a cierta distancia de la paciente y esperé. Nunca había sido internada en un hospital. Di a Kathy fuertes dosis de tranquilizadores y sedantes para que pudiera dormir por las noches. los ojos se le agrandaron de terror. pero sólo para comenzar a llorar inconsolablemente. Para ayudarla.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Luego comenzó a distenderse. Howard había estado haciendo todas las compras en el supermercado mientras ella aguardaba en el automóvil.soltó abruptamente casi sin interrumpir la cadencia de su canto. Pero Kathy también parecía tener miedo de quedarse sola. pero nunca había tenido antes una dificultad psiquiátrica. Se puso a gemir y empujó violentamente su cuerpo contra las paredes del rincón como si quisiera pasar a través de ellas. Había llevado al marido en automóvil a su trabajo. Ni se morirá. La inyección hará que usted pueda dejar de cantar. Levantó los ojos y me miró mientras yo permanecía junto a la puerta. Alrededor de un mes atrás le había dicho al marido que dejaría de tomar la píldora pues había leído que era peligrosa o algo por el estilo. La familia de Kathy era muy religiosa. Por último. Le pregunté qué la atormentaba. Aquella mañana se había mostrado perfectamente bien. Salvo tal vez en un punto. No hubo problemas en el matrimonio. Se había casado dos años atrás. Se había desmayado una vez en una boda años atrás. sollozaba un rato y luego reanudaba su canto. en los dos días siguientes.

-Deje de cantar.le ordené. Dejé que lo hiciera durante diez minutos mientras yo reflexionaba. Dios mío.replicó Kathy. Y entonces se quedan más contentas. Porque hemos de trabajar juntos. Entonces supe que iba a morirme. usted cree que va a morirse porque cree que conoce los pensamientos de Dios. Y usted se 102 .me respondió Kathy. -No ocurrió nada. Por fin le dije: -Kathy. pero. -¿Por eso cree usted que va a morirse? -Sí. como le ocurrirá a usted misma. Todo cuanto sabe lo que le dijeron sobre Dios y buena parte de lo que le han dicho sobre Dios es falso. Y luego me fui en el automóvil a casa. -¿Por qué lo hizo? -Tomé el camino que pasa por la casa de Bill. era mi amigo antes de que me casara. Por ejemplo. que desean ser infieles. -Usted echa mucho de menos a Bill. me voy a morir. y algunas de esas personas lo son. -¿Tiene usted la impresión de que Dios la ha de castigar por desear ver a Bill de nuevo? -Sí. Kathy comenzó a cantar una vez más. como usted misma. -¿Volvió a su casa igual que todas las mañanas después de haber conducido a su marido al trabajo? Kathy comenzó a cantar de nuevo. sé más que usted y más que las personas que le hablaron de Dios. -¿Vio a Buí aquel día? -No. Quiero que usted me diga lo que ocurrió aquella mañana en que vino al hospital. -Tomé un camino diferente.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. -Pero usted deseaba verlo. ¿no es cierto? Kathy sollozó y exclamó: -Oh. -¿Quién es Bill?. todos los días veo a hombres y mujeres. Una vez más Kathy se puso a cantar. Pero aquella mañana ocurrió algo diferente de lo habitual y usted va a decirme qué fue. podrá hablar conmigo.le pregunté. Yo no sé todo lo que se refiere a Dios. Kathy. y sin embargo Dios no las castiga. Lo sé porque vienen a verme de continuo y hablan conmigo. Pero está equivocada porque usted no conoce los pensamientos de Dios. de quien siempre estará contigo. Se siente muy distendida. -¿Llevó usted a su marido al trabajo? -Sí. -Usted está aquí en completa seguridad. -Me voy a morir. -¿Bill es un amigo de usted? -Sí.

eso era pecado. La idea del divorcio estaba excluida. No se sentía con fuerza para confesar estos pecados y decidió dejar de ir a misa después de su matrimonio. Continuó siendo un proveedor ideal que le hacía regalos. parecían disminuir las fantasías de infidelidad. que trabajaba muchas horas suplementarias. Horrorizada de que realmente pudiera hacer esas cosas dejó de tomar la píldora con la esperanza de que el temor de quedar embarazada la ayudaría a vencer sus tentaciones. Comenzó a considerar cómo podría ponerlas realmente en obra. Cuando la vea mañana de nuevo usted podrá hablar conmigo y los dos hablaremos sobre Dios y sobre usted misma. Dos semanas después cuando asistían a la boda de un amigo pensó de pronto que no deseaba casarse. Volvió a redoblar la velocidad de su oración. por lo menos hasta estar segura de que amaba a Howard. Por último. que no permitía que ella trabajara. y compensar así los momentos en que no lo hacía cuando Howard estaba por las noches. pero casi a partir del mismo día de la boda. Éste quería casarse con ella y Kathy convino en hacerlo. de quien siempre estará contigo. Pensó en los bares que podría frecuentar por las tardes. Esto significaba que Kathy debía rezar más frecuentemente o más rápidamente. Posteriormente se sintió confusa pues no sabía si amaba a Howard. Comenzó a rezar cada media hora y en los cinco minutos de oración duplicó la rapidez del rezo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Sin embargo. Para facilitarlo desarrolló un elaborado sistema en el que una sola sílaba cantada representaba toda una oración. Después de conducir a Howard al trabajo se fue directamente a la casa de Bill. Esto la sostuvo hasta que Howard llegó a la casa. Lentamente. Esto empeoró las cosas. Kathy comenzó a tener fantasías de infidelidad sexual. Howard perdió interés sexual por ella. Comenzó entonces a tomar la píldora… Otro pecado. En el último año de la escuela secundaria había mantenido relaciones sexuales con Howard. Por la mañana siguiente Kathy estaba mejor. Una tarde se sorprendió comenzando a masturbarse. Tuvo miedo de salir sin Howard y aun cuando estaba con él temía los lugares públicos en los que podría ver hombres. dará cuenta de que no es una mala persona. Pensó que tal vez debería retornar a la iglesia. Entonces ella decidió ocultar el hecho de que rezaba orando más durante las horas del día. Decidió hacer ambas cosas. de la que gozaba más o menos cada quince días. Pero ahora va a dormirse. trozo por trozo. Se quedó aterrada. ése era acaso el peor de todos los pecados. cuando Howard no estaba en casa. que la trataba con deferencia. Pero tampoco deseaba tener todavía hijos. Este era el origen de su canturreo. Pensó que acaso podría librarse de ellas si rezaba más y entonces comenzó a orar de manera ritual cinco minutos cada hora. Había oído hablar de duchas frías para vencerlo y tomó una ducha lo más fría que pudo. en aquel día y muchos otros. Se desvaneció. Pensó en visitar a Bill. aquella mañana cedió. En un momento podía cantar así un millar de oraciones. Pero luego se dio cuenta de que si regresaba a la iglesia y no lo confesaba todo al sacerdote. Pero al día siguiente todo comenzó de nuevo. Cuando salía a la calle se ponía a mirar a los hombres. estaría pecando. Se encontraba todavía algo atemorizada y no estaba del todo convencida de que no iba a morir. Estacionó el automóvil frente a ella y aguardó. Al principio mientras estuvo ocupada perfeccionando su sistema de canto. Howard lo advirtió y le hizo bromas. comenzó a surgir toda su historia. Y no se sentía capaz de semejante confesión. A pesar de sí misma. su viejo amigo. Y entonces se quedará más contenta con usted misma y con la vida. era inconcebible. continuaban aquellas fantasías de infidelidad que se hacían cada vez más frecuentes e insistentes. pero una vez que tuvo el sistema bien establecido las fantasías retomaron con toda su fuerza. Y cuando se despierte ya no tendrá miedo de morirse. incluso sus fantasías de infidelidad. Pero el deseo se hacía cada vez más violento. Le gustaba la actividad sexual con Howard. No pasaba 103 . era todo cuanto tenía para aliviar su irremisible aburrimiento. Pero Kathy casi debía rogarle que se entregaran a la sexualidad y esa sexualidad. Se enterará de la verdad sobre usted misma y sobre Dios. Pero sentía que era menester casarse porque ya había pecado al tener relaciones preconyugales con Howard y ese pecado sería enorme si no consagraba su relación en el matrimonio.

Dios. de por qué no había sido capaz de pensar más por sí misma y de desafiar los conceptos tradicionales de la Iglesia. es un requisito previo de toda psicoterapia que logra éxito. Parte de este trabajo se llevó a cabo fuera del hospital. Y entonces comenzamos a trabajar sobre las relaciones de Kathy con sus padres. merezco morir”. querida. que me interesaba de corazón su suerte y que no habría de dejarla en aquella mala situación. Parecía que en la casa no hubiera nadie. tengo tanto miedo”. ojalá se dé cuenta de que estoy aquí”. Kathy pudo hablarme de muchos de estos detalles. Esa “alianza terapéutica”. de por qué Kathy se había dejado engatusar por completo. cualquiera. Pero no ocurría nada. Y así fue como la encontró su cuñada. era dulce pero firme. mátame. Pero sólo después de cuatro meses de terapia intensiva logró decir respecto de sus ideas de pecado: “Supongo que la Iglesia Católica me engatusó”. querida. Daba pero nunca cedía. El padre trabajaba. Oh. Por ejemplo. Trabajaba y trabajaba y cuando llegaba a la casa lo hacía para adormecerse en su sillón con su cerveza. Lo hacía sola. Pero Dios podía. Kathy había sido dada de baja una semana después de aquella entrevista en que le apliqué una inyección de amital sódico. Las chicas buenas no hacen eso. 104 . cuánto miedo tengo. soy una prostituta. nada. Oh. No es fácil levantarse contra la Iglesia Católica. Era calmosa e implacable. de quien siempre estará contigo. una por una. Gran parte del trabajo se concentró sobre la cuestión del pecado. Él le pondría fin a todo eso y a ella misma.repetía Kathy. Bajó del automóvil y se quedó apoyada contra él en una actitud seductora.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. No pudo hacerlo. sólo después de haber comenzado a cuestionar la validez de su culpabilidad y de sus presuntos pecados. Rogaba silenciosamente “Ojalá me vea Bill. “Que alguien me vea. por favor apresúrate. Ella pudo hacerlo sólo porque contaba con la fuerza de mi alianza. por lo menos tales como Kathy las había experimentado. Tomó una hoja de afeitar y se disponía a cortarse las muñecas. Dios lo haría. sin que nadie la desafiara. Entonces se metió de nuevo en el automóvil y regresó a prisa a su casa. la contradijera. Dios mío. Las chicas que pertenecen a casas decentes no usan esa clase de zapatos. lo dirigía todo. se le opusiera. “Oh. A veces ese cuestionamiento logra por lo menos éxito parcial aun antes de que haya salido a la luz toda la historia. Tengo que hacer el amor con alguien. Esos días tomaba la cerveza afuera. querida. Dios le daría el castigo que merecía. Toda esta historia fue obtenida durante meses de penoso trabajo. como la que poco a poco elaboramos Kathy y yo. La madre manejaba la familia. El Señor desea que vayas a misa. No debes usar esos zapatos. -Mamá me dijo que no debía cuestionar las cosas de la Iglesia. Soy la prostituta de Babilonia. Y comenzó a cantar mientras esperaba. aunque a veces puede llegar a ser casi tediosa cuando se impone poner en tela de juicio las actitudes de toda la vida de un paciente. ¿Dónde habla aprendido que la masturbación es un pecado? ¿Quién le había dicho que era un pecado? ¿Cómo sabía la persona que se lo habla dicho que eso era un pecado? ¿Qué hacía que la masturbación fuera un pecado? ¿Por qué es un pecado la infidelidad? ¿Qué es lo que hace que algo sea un pecado? No conozco ninguna profesión más excitante y más privilegiada que la de practicar psicoterapia. eso era todo lo que hacía. como sus fantasías y su tentación de masturbarse. porque poco a poco llegó a sentir que yo estaba realmente de su parte. Aquí comenzó una nueva fase de la terapia pues nos pusimos a considerar las cuestiones de cómo podría haber ocurrido todo aquello. Con el padre no había relación alguna. -No debes hacer eso. salvo los viernes por la noche. No se trata de que desees ir a misa o no. Al plantear estas cuestiones también fue necesario considerar la validez de la autoridad y sabiduría de toda la Iglesia Católica. No era alguien con el que se pudiera relacionar uno. Dios.

Kathy sacudió la cabeza mientras continuaba cantando. En realidad. La odio. Pero me pareció descubrir en su mirada cólera. -Usted está enojada conmigo. Hónralos o muere.se quejó. la terapia de Kathy estaba todavía en sus fases tempranas. Quizá tenga razón en estar enojada conmigo.. Nunca dejó que fuera yo misma.dije. 105 . Kathy. Me hizo a su imagen. Seis meses después de haber abandonado el hospital. -puede haber una docena de razones por las que usted esté enojada conmigo. nunca me dio. -No puedo. De pronto comprendí. Pero rara vez las cosas resultan fáciles en psicoterapia.se lamentó Kathy. usted puede. Siguiendo mis instrucciones Howard la persuadió para que regresara al hospital donde me encontré con ella. Nunca me dejó ser yo misma. No son largos en esta tierra. Nunca me dio. me hizo.. -Sí. -Voy a morirme. -Kathy. -La odio.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. -Tus días no son largos. -La quiero. pero no sabré cuál es si usted no me la dice. Conduje a Kathy a su habitación. Yo no voy a matarla porque usted esté enojada conmigo. Pero no estaba seguro sobre lo que debería decirle.repliqué. -Esta vez será usted suficientemente fuerte para hacerlo por sí misma. Kathy? Honra a tu madre y a tu padre para que tus días sean largos en esta tierra. Howard no tenía la menor idea de lo que había causado aquello. El terror de ser realmente ella misma. Kathy estaba casi tan aterrorizada como el primer día en que la vi. Gradualmente Kathy llegó a vislumbrar que detrás del poder de la Iglesia Católica estaba el enorme poder de la madre. Kathy. -Y dígame lo que ocurre. una persona muy suave pero tan dominante que resultaba inconcebible desafiarla. -Kathy. casi furia contra mí. yo la quiero.murmuró Kathy y luego en voz alta como si la animara el sonido de su propia voz para decir las terribles palabras. Aquellas palabras me parecieron extrañas. Luego se me quedó mirando y reanudó su canturreo.murmuró sollozando. ¿Cómo podría yo castigarla por odiarme puesto que la quiero por más que usted me odie? -No es a usted a quien odio. -No. Usted no se va a morir porque está enojada conmigo. ¿No es eso. Haciendo un esfuerzo de respiración para no interrumpir su canturreo me dijo: -Tal vez pueda si usted me da otra vez aquella droga. aunque usted me odie. ¿no es así? -La odio. Nunca me dio a mí misma. Eso fue lo que ocurrió. -No. Odio a mi madre. Howard me llamó un domingo por la mañana para decirme que Kathy se había encerrado en el cuarto de baño del departamento y que se había puesto a canturrear de nuevo.declaré. -Deje de cantar. de quien siempre estará contigo. No eran las que yo esperaba oír. Se puso a sollozar. El Quinto Mandamiento.. No parecían naturales. me hizo. -Mis días no son largos.le mandé.le dije. El verdadero terror que sentía día tras día todavía estaba presente. -Mis días no son largos. Usted puede decírmela y todo marchará bien. Me hizo.. Kathy. Eso es amor.

Con razón podríamos decir que la naturaleza dominante de la madre. Dio citas a muchos hombres con miras a contraer un nuevo matrimonio y a ser madre. Después de terminar la terapia fue promovida a agente de compras y según me enteré últimamente trabajaba ahora en otra firma más importante en las mismas funciones. la Iglesia no era la única causa de la neurosis de Kathy. un buen botín cuya conquista les probaría a él mismo y al mundo su competencia masculina. Howard prometió cambiar. Habiendo llegado a reconocer esta situación. y sin embargo a veces aún añoro aquellos días. la iglesia también comparte la culpa. mucho más sencillo adoptar los valores de la madre y los de la Iglesia. Kathy fue a trabajar como vendedora a una gran tienda. era la causa fundamental de la neurosis. Kathy reprochó a Howard su fracaso como amante. Parecería que en general las iglesias están en favor de versiones rígidas de la religión que representan. Por lo menos en cierto modo. contra los cuales se había defendido al casarse con Kathy. Kathy tuvo luego que afrontar el interrogante de por qué había permitido que esto sucediera. de la Iglesia Presbiteriana o de cualquier otra Iglesia. Howard y Kathy convinieron en divorciarse en términos amistosos.no hizo el menor esfuerzo para ayudarla a elaborar una religión personal más apropiada para ella. pero dice francamente que la cuestión de Dios simplemente no le parece una cuestión muy importante en este momento de su vida. lo remití a otro psicoterapeuta para que lo tratara.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. y esto la atemorizaba mucho. Howard comenzó a sufrir ataques de ansiedad. Pero no ocurrió nada. Una manera de exponer el problema de Kathy sería decir que mientras por un lado ella creía de todo corazón en Dios. Mi vida era más fácil entonces. Ninguna monja de la escuela parroquial a la que asistía Kathy y ningún sacerdote de su clase de catecismo la alentó para analizar razonablemente la doctrina religiosa ni para que pensara . La Iglesia nunca manifestó preocupación de que su doctrina pudiera ser enseñada con excesiva rigidez. Kathy lo apremiaba. la había considerado una “verdadera presa”. Hay millones de Kathys. su religión y concepción del mundo eran sistemas ya fabricados que no se adaptaban a las necesidades de la paciente. 106 . Al rechazar el dominio de la madre. Suponía mucho más trabajo dirigir ella su propia existencia. favorecida por un padre ausente. en los mandamientos y en el concepto del pecado. Cuando vino a yerme a causa de esos ataques. En cierto sentido la Iglesia era sólo un instrumento que usaba la madre de Kathy para cimentar y aumentar su excesiva autoridad parental. Era más seguro dejar que la madre tomara las decisiones. He descrito el caso de Kathy con ciertos detalles precisamente porque es típico de la relación entre educación religiosa y psicopatología. Sin embargo la Iglesia de Kathy -y esto también es típico. Al comenzar a actuar con mayor independencia. Al reconocer que su madre la había dominado por completo.por sí misma. con criterio irreal o sujeta al abuso y a la mala aplicación. Kathy debía afrontar el proceso de establecer sus propios valores y tomar sus propias decisiones. por nada del mundo cambiaría mi lugar por el de la persona que antes yo era. Podría haberlo dicho igualmente de la Iglesia Bautista. Posteriormente Kathy iba a decir: -Mire usted. Kathy no había puesto nada en tela de juicio. pero por el momento se limitaba a gozar de su trabajo. Ni siquiera sabe si cree en Dios o no. Howard comenzó por afrontar ciertos sentimientos homosexuales profundamente arraigados. Ello no obstante. Ya no va a la iglesia ni se considera católica. Llegó a ser ayudante de compras en la tienda. de la Iglesia Luterana. Poco a poco adquirió mayor confianza y seguridad en sí misma. Como ésta era una muchacha físicamente muy atractiva. no había desafiado ningún concepto y no había pensado por sí misma. y también en este aspecto el caso de Kathy era típico. Yo solía decir en broma que la Iglesia Católica me suministraba suficiente material para asegurarme el sustento como psiquiatra. a los veintisiete años Kathy se sentía perfectamente complacida. de quien siempre estará contigo. Por supuesto.

sino una verdadera atea pues creía que el género humano estaría mucho mejor si pudiera librarse del engaño de que Dios existe o pudiera existir. de modo que tenían poco tiempo o energías para dedicar a Marcia. azules. grises. avejentada. junto con un enorme y mugriento bolso de parecido tono. las actitudes de Freud contribuyeron a afianzar el concepto de religión como neurosis. Hasta pueden llegar a concebir la religión como una neurosis como un conjunto de ideas irracionales que sirven para encadenar el espíritu de la gente y oprimir los instintos que tienden hacia el crecimiento mental. Una mañana. Hay muchas otras configuraciones y algunas muy comunes. Era una joven rica de unos veinticinco años que acudió a mí a causa de una apatía generalizada. Marcia fue uno de mis primeros casos de tratamiento de largo plazo. Ella replicaba que aquel era el nuevo estilo y que yo no tenía derecho a criticarla. en ningún momento tratamos cuestiones de religión durante los dos años que duró su terapia. Y en el instante mismo de comenzar me anunció con cierto orgullo que era atea. Marcia encontraba la vida inexplicablemente insípida. Lo que consideramos primariamente y con todo detalle fue su relación con los padres. A pesar de su riqueza y de su educación superior parecía una inmigrante pobre. Era la única hija de unos padres intelectuales. Marcia estaba completamente de acuerdo con sus padres. y en efecto tenía aspecto de tristeza. Pero ella se resistía a verlo así y se enojaba cuando yo le sugería que sus padres la habían privado de muchas cosas. Pero yo no hice notar a Marcia este aspecto de su inconsciente. En el momento de iniciar la terapia. pero notables. al comenzar el segundo año de terapia. La clave estaba en el carácter cálido e íntimo de la relación que poco a poco establecimos entre nosotros y que contrastaba con la relación que Marcia tenía con sus padres.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. un racionalista y un hombre de ciencia por excelencia. de quien siempre estará contigo. Marcia se presentó en la sesión con un nuevo bolso. 107 . Como el caso de Kathy es tan típico y común. Y lo cierto es que los psicoterapeutas deben dedicar enormes cantidades de tiempo y esfuerzo a la lucha por liberar la psique de sus pacientes de ideas religiosas anticuadas y conceptos claramente destructivos. triste. era empero la proverbial “pobre niña rica”. Lo interesante era que los sueños de Marcia estaban llenos de símbolos religiosos. ambos profesores universitarios conocidos. Durante todo el primer año de terapia invariablemente se presentó con vestidos que le quedaban mal. también se enojaba cuando le hacía notar que se vestía como una huérfana. dos individuos sumamente inteligentes y racionales que la habían provisto de todo económicamente pero que habían permanecido extraordinariamente distantes. negros o marrones. El caso de Marcia Pero ciertamente no todos los casos son como el de Kathy. muchos psiquiatras y psicoterapeutas ven la religión como el enemigo. Y ciertamente resulta tentador para los psiquiatras concebirse como caballeros de la ciencia moderna empeñados en noble combate contra las fuerzas destructoras de la superstición religiosa y del dogma irracional pero autoritario. en el plano emocional a causa de su modo de ser intelectual y austero. los padres estaban entregados por entero a sus propias carreras. parecía ver las cosas más o menos a esta luz y como es la figura más influyente en la psiquiatría moderna (por muchas y buenas razones). El resultado de esta actitud fue que si bien Marcia tenía un hogar cómodo y seguro. que se ha arrastrado por los suelos. A decir verdad. ambos socialistas de esos que creen que la religión es “cosa para niños”. como aves que entraban volando en las habitaciones llevando en sus picos rollos de pergamino con oscuros mensajes escritos en una lengua antigua. Era tres veces más pequeño que el antiguo y llamativo por sus brillantes colores. Además de permanecer emocionalmente distanciados. Freud. A partir de entonces cada mes Marcia agregaba un nuevo vestido de color diferente -anaranjados. no una atea afectada. Se habían burlado de ella cuando siendo adolescente Marcia había ido a la iglesia con una amiga. Si bien podía permitirse evitar toda cosa desagradable en su existencia. Con Marcia los progresos terapéuticos fueron penosamente lentos. una huérfana psicológica.

un lugar de amor. Tenía pocos amigos y ninguna persona íntima.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Algo puede interesarme por uno o dos días. En el caso de Marcia. medicina. Los siete años anteriores había vivido en una pequeña cabaña perdida en los bosques. celestes y verdes. Había tenido una niñez corriente en el seno de un hogar estable y acomodado con dos hermanos mayores. amarillos. Lo siento como un lugar cálido y seguro. apostaría a que realmente Dios existe. cuando tenía dieciocho años e ingresó en la facultad. Debería asistir a un colegio de graduados y aprender algo que me dé una ocupación. pero no siento genuino entusiasmo por nada. Recuerdo que le dije a usted que yo era una atea. Después tuvo varias 108 . No sé hablar de esta clase de cosas. Ahora. que un terapeuta ataque activamente el ateísmo o el agnosticismo de un paciente y lo oriente deliberadamente en la dirección de la religiosidad? El caso de Theodore Ted tenía treinta años cuando vino a yerme y era una especie de ermitaño. según dijo. Aun cuando continúo viviendo en la misma vieja casa de antes y haciendo las mismas cosas. Marcia pasó de una posición desde la que rechazaba la idea de Dios a una posición en la cual esa idea tenía pleno sentido. ecología). como si fuera parte de un cuadro muy grande. es extraño pero no sólo mi interior ha cambiado. El mundo no podría ser tan bueno sin un Dios”.a su guardarropa. el concepto de Dios comenzó a asumir cada vez mayor influencia. de quien siempre estará contigo. hasta entonces todo había marchado bien. y aun cuando no pueda ver mucho de ese cuadro sé que está allí. leyendo y tomando decisiones tan poco importantes como lo que cocinaría aquella noche y cómo lo prepararía o si podía permitirse o no comprar una herramienta nada costosa. -pero ni siquiera puedo tomar la más insignificante de las decisiones y mucho menos tomar grandes decisiones. Parece que la vida misma es un problema insuperable. pero por lo común se pasaba los días pescando. ¿Cómo hemos de explicarlo? Antes de que intentemos hacerlo consideremos otro caso más de tipo diferente. El mismo proceso. El problema de Ted comenzó.vivió un apasionado episodio amoroso pero con una mujer que lo rechazó una semana antes de ingresar en la universidad. había obtenido buenas notas y satisfacciones en una escuela privada para alumnos internos. En la penúltima sesión se puso a comentar lo bien que se sentía y dijo: -Mire usted. ¿Es necesario. el mismo terapeuta y sin embargo resultados aparentemente opuestos ambos coronados por el éxito. En virtud de la terapia Kathy pasó de una dimensión en la que la idea de Dios era lo más importante a una dimensión en la que esa idea no tenía ninguna importancia. y yo se que soy parte de él. En realidad. los padres le brindaban cariñosos cuidados aun cuando entre sí no se llevaran muy bien. Pensé en todo lo imaginable (docencia. creo que no lo soy. En el de Kathy fue necesario que el terapeuta atacara activamente sus ideas religiosas para determinar un cambio y disminuir la influencia que el concepto de Dios tenía en su vida. a causa de una herencia su situación era muy desahogada. podemos preguntarnos. Así y todo continuaba obteniendo buenas calificaciones. a lo real. Debería tener una carrera. aunque el terapeuta en ningún momento atacó los conceptos religiosos de la paciente.se lamentaba. En cambio. lo siento muy diferente. También era un hombre intelectualmente brillante. Ahora no estoy segura de seguir siéndolo. me parece que todo el mundo exterior también cambió. Es cómico. Ocasionalmente hacía algunos pequeños trabajos de carpintería. Sólo me siento como conectada al todo. a veces. relaciones internacionales. que estaba paralizado. cuando el mundo me parece tan perfecto me digo “Mira. pero nada me atrae realmente. pero luego cualquier campo de acción me parece que presenta problemas insuperables. estimulante y bueno. -Sé que debería hacer algo más constructivo con mi vida. todo el mundo parece muy diferente. Abatido. trabajo de investigación. agricultura. En realidad. como me dijo en aquella primera sesión. se pasó la mayor parte de su primer año borracho. casi como una flor que abre sus pétalos. que es bueno. Luego -y quizás esto fue decisivo.

La primera pequeña rajadura de la armadura de Ted se produjo en una sesión del sexto mes de terapia. Sólo que en ese periodo surgieron varias facetas interesantes de su personalidad. Ted estaba seguro de que su problema tenía sus raíces en la sexualidad. aventuras amorosas. ciertamente me parece ofensiva esa clase de religión. Era horrible. y luego nada. Terminó sin embargo de cursar la carrera.. era como si encontrara el mundo y todo lo que en él había como algo carente de buen gusto. Hice la caja alrededor del objeto de modo que nadie pudiera decir lo que había adentro y había puesto la caja dentro de un árbol hueco.replicó Ted. Pero mientras estaba en el aula pensé repentinamente que no estaba seguro de haber disimulado bien los tomillos que sujetaban la corteza. lo cual determinaba que la terapia se desarrollara muy lentamente. Siete años antes se había recluido en los bosques. Ted había leído casi todo lo escrito por Freud (y mucho más de lo que yo mismo había leído). Había un objeto (no sé qué objeto era) que había metido en una caja. Tenía ojo crítico. Entonces alquiló una habitación fuera del terreno de la universidad. Esta falta de entusiasmo tenía algo que ver con una especie de esnobismo general. la clase y el aula eran símbolos de la terapia en los sueños de Ted. Sentí gran inquietud. de quien siempre estará contigo.comenté. Un amigo íntimo. Ted había pasado la velada anterior en la casa de un conocido. sugerí -y no la música. -Tal vez fue el aspecto religioso lo que lo ofendió a usted-. De manera que durante los primeros seis meses de terapia nos sumergimos en las profundidades de su sexualidad durante la niñez. -Jonathan Livingston Seagul es un libro religioso. como no tenía amigos para compartirlo. pero eso no nos llevó a ninguna parte. se mató en un accidente automovilístico mientras cursaba el primer año. Sus notas comenzaron a bajar. Se aguzó en cambio el problema de tomar decisiones. Había que sacarle con tirabuzón los hechos más importantes de algún incidente.me dijo. Sencillamente no logró elegir un tema sobre el cual escribir su tesis. Era evidente que él no deseaba que yo llegara a la parte medular de su neurosis. -Bueno. -Fue una noche terrible. Entonces me sentí mejor y regresé a la clase. Una vez tuvo un sueño que me contó así: -Me encontraba en una clase. cada una más superficial y menos satisfactoria que la anterior. No comprendo cómo personas cultas pueden gozar de semejante bazofia podrida o siquiera llamarla música. La intensidad de aquella reacción de esnobismo me hizo aguzar el oído. en el fondo un día es igual que el otro”. Ted mostraba una enorme inclinación por mantenerlo todo en secreto. Por fin. Hank. Llegué a sospechar que empleaba ese esnobismo para conservar cierta distancia entre él mismo y las cosas. Se pasó en eso los tres años siguientes. volví a arrojarlo al agua. pero si en efecto amanecía un lindo día se encogía de hombros y decía “Realmente no veo la diferencia. -Pero era muy grande y yo no podía comerlo todo y. Una era la falta total de entusiasmo.. Todo lo que necesitaba para graduarse era presentar una breve tesis que podría haber hecho en un mes. que de otra manera podrían afectarlo emocionalmente. -Quería hacerme escuchar el nuevo disco que había comprado. Sujeta con unos finos tornillos de madera había vuelto a colocar la corteza sobre la caja. No se decidía a escoger un tema para sus monografías. Un día en el lago pescó un enorme sollo.se lamentó Ted.. Ted podía desear que hiciera buen tiempo. pero él soportó bien el golpe y ese año hasta dejó de beber.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Después de todo. ¿no habían comenzado sus dificultades con una aventura amorosa fracasada? Además. la música de Neil Diamond para la película Juan Salvador Gaviota (Jonathan Livingston Seagul). -¿Era la música también religiosa? -Supongo que podrá llamarla religiosa lo mismo que llamarla música. 109 . Me precipité al bosque y dispuse los tomillos de manera tal que nadie pudiera distinguirlos de la corteza. Como ocurre en muchos casos.

Y. -Bueno. -¿Qué clase de religión es ésa? -Sentimental. Tal vez aquella muchacha haya tenido algo que ver y tal vez no. -De manera que en el último año de la escuela secundaria usted fue diácono en la iglesia-comenté. -Usted puede recordarlo si lo desea.le dije.pregunté. ¿Cómo podría saberlo? Lo único que sé es que dejó de interesarme la religión. -Supongo que se me pasó con los años. -¿Sobre qué trataba el artículo?. ¿No cree que el rechazo de aquella muchacha haya tenido algo que ver con el cambio? -No creo nada. cuando era un adolescente de sesos blandos estaba muy metido en la religión. desconcertado. Por fin dijo: -No muchas. nunca fui a la iglesia en la universidad.dijo -fue hace diez años. El progreso siguiente se produjo un mes después. creo que se trataba de Gerard Manley Hopkins. -¿Qué otra clase de religión hay?. repugnante. 110 . Fue uno de los primeros poetas verdaderamente modernos. sobre poesía inglesa moderna. -La última vez que recuerdo que tuve entusiasmo. eso es todo. en general.visiblemente Ted se estaba irritando. Ya se lo conté. Eso fue un cambio brusco. -¿Nunca? -Ni una vez. y él lo reconocía. cuando estaba en el primer año de la facultad. al terminar el semestre de otoño. Durante mi último año de colegio secundario llegué a ser hasta diácono de la pequeña iglesia que temamos. -No sé si puedo recordarlo… hace tanto tiempo. Sentía entusiasmo por un artículo que estaba escribiendo. -Tonterías. -¿Que se le pasó con los años? -¿Qué quiere usted decir con eso?.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Probablemente en mi artículo hablaba del poema Pied Beauty. -¿Cómo hace uno para superar algo? Yo sencillamente lo superé. -¿Y luego? -¿Y luego qué? -¿Qué ocurrió con su religión?. Ted pareció perplejo. Lo mismo les ocurrió a muchos de mis compañeros de clase y de cualquier manera ésta es una época en la que la religión ya no está de moda. la religión no me parece atrayente.pregunté. Ocurrió y nada más. de quien siempre estará contigo. -¿Cuándo lo superó? -No lo sé. -¿Siempre pensó así? Ted se rió tristemente y dijo: -No.le pregunté. supongo. Habíamos estado considerando la notable falta de entusiasmo de Ted por cualquier cosa. nauseabunda.dijo Ted casi escupiendo las palabras. -Luego aquel verano sufrió una decepción amorosa y no volvió a ir a la iglesia.

Pero no estaba seguro sobre lo que convendría decirle a Ted. -Si calculo bien. -Sí. más emocionado que nunca. también fue una porquería. Esperando tener éxito arremetí y dije: -De manera que fue rechazado por una muchacha a quien realmente amaba por primera vez a los diecisiete años y entonces dejó de sentir entusiasmo por la Iglesia. Sentía que mi excitación subía increíblemente de punto. febrero. -No dejé de sentir entusiasmo. las alas de los pinzones. -Éste es un mundo de mierda y siempre fue un mundo de mierda. me llegué hasta la biblioteca y volví con un polvoriento volumen de poesía inglesa que databa de mis años de colegio. Y así era en efecto. de modo que no habían dado a Ted la menor protección. barbechos y Surcos de arado. Toda cosa es voluble y está moteada (¿quién sabe cómo?) Con movimientos rápidos. -Y bien.preguntó Ted. Por las rosadas manchas en el lomo de la nadadora trucha. demasiado entregados a sus propios asuntos y al odio que sentían el uno por el otro. Esa Pied Beauty estaba en la página 819. y por fin logramos establecer que su 111 . originales. Por debajo. de quien siempre estará contigo. Todas las cosas contrapuestas. Tres años después murió su mejor amigo y usted dejó de sentir entusiasmo por todo. -Sí. herramientas y avíos. Sus dos hermanos mayores lo habían atormentado de manera singular. extrañas. equilibradas. Leí: Gloria a Dios por las graneadas cosas Por los cielos multicolores cual abigarrada vaca. Su gran solaz consistía en hacer largas y solitarias caminatas por el campo. Él todo lo engendra y la belleza de todo es pasajero cambio: Alabado sea Se me llenaron los ojos de lágrimas y dije: -Pero este es un poema hecho con entusiasmo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. fue en el mes siguiente. Eso debe de haber sido por el mes de enero. lentos. de su calma exterior el hogar de Ted había sido para él un continuo campo de batalla. Salí del consultorio. sus aparejos. Sus padres. Los parcelados y unidos campos… apriscos. deslumbrantes y deslucidas. -Sí. -Usted escribió el artículo sobre este poema a fines del semestre de otoño. ¿por qué no había de hacerlo?. -Dios lo rechazó a usted y entonces usted rechazó a Dios. -Sí. no estaban interesados en los problemas aparentemente menores de los hijos. -Es también un poema muy religioso. Y por todas las actividades. -Yo creía que su niñez fue muy feliz. Las rojas hojas otoñales del castaño. son dulces y agrias.dijo casi a gritos Ted. me lo quitaron. -No. cuando murió su amigo Hank.

y por supuesto lo soy. Supongo que fue una ola particularmente grande. -¿Se fue usted hasta el extremo de una escollera en medio de una tormenta?. profundamente atrincherado detrás del esnobismo. -¿Fue barrido por una ola? -Sí. Al hablar de estas cosas aumentaba el enojo de Ted con el mundo o.le dije. Pero seguramente no me importaba mucho la vida y reconozco la posibilidad de que tuviera la intención de suicidarme. En los meses siguientes revivió no sólo los dolores de su niñez y el dolor de la muerte de Hank sino también los dolores de millares de muertes más pequeñas. Tengo que habérselo dicho. usted sabe que tengo cierta vena de suicida. La escuela secundaria donde estuvo internado había sido un alivio a pesar de sus pequeñas crueldades. de rechazos y de pérdidas. -Lo comprendo. afición por la vida de ermitaño tenía sus raíces en el periodo anterior a la edad de diez años. -Y ciertamente aquel verano me sentía con ánimo suicida. Eso fue todo. Ted contaba cómo habiendo salido solo a hacer una caminata un domingo de enero. Ocurrió muy rápidamente. Tuve miedo. Toda la vida le parecía un torbellino de muerte y sufrimiento.. Al día siguiente le pedí en la sesión que me contara cómo había estado tan cerca de la muerte. Le dije que en efecto me gustaría leerlo y dediqué las dos noches siguientes a su lectura. me fui a un espigón. En realidad. estoy seguro de haberlo dicho. Lo he analizado. “Sentí gran excitación”. Ya en aquellos días sabía yo muy bien que cuando Ted proclamaba que me había dicho algo.dijo. -Usted siempre dice que yo soy muy discreto y amigo del secreto. no puedo recordar que me haya aventurado por la escollera con la intención consciente de suicidarme. habla sido sorprendido por una violenta tormenta de nieve y había vuelto a su dormitorio varias horas después de haber oscurecido. Se desató un huracán. una sensación no muy diferente de la que había experimentado el pasado verano cuando estuve tan cerca de la muerte”. “Una sensación de seguridad al encontrarme de nuevo en mi habitación. Pero un pequeño bosquejo literario atrajo mi atención. Pensé que tal vez le gustaría leer esta versión no expurgada de hace una década. Francamente. Nada podía hacer para salvarme. -Oh.. Una gran ola me barrió. Ted llevó a la sesión una libreta. el desahogo de ese enojo. Apenas me di cuenta de lo que ocurría. ya lo sabe. Quería estar cerca de los elementos en toda su furia. Habla tanta espuma que no podía ver gran cosa. -A los dos nos gustan las tormentas. A mi me gustan las tempestades. Después de quince meses de terapia llegamos a un punto decisivo. -Anoche estuve revolviendo viejas cosas y encontré este diario que llevaba durante mi segundo año en la universidad. Cuando la tormenta estaba en su punto máximo. mejor dicho. -Bueno. Sentí que caía sobre mí. que me arrastraba y luego me sentí perdido en el agua. pero confirmaba el modo de ser solitario y aislado de Ted. Durante un minuto sentí que las aguas me empujaban 112 . -Ya se lo dije. Estaba seguro de que moriría. -Sin embargo.le pregunté incrédulo.replicó Ted en voz muy baja. de quien siempre estará contigo.exclamó Ted. en realidad estaba tratando de ocultármelo y le hice notar: -Otra vez está teniendo secretos conmigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Pero no creo que yo me hubiera puesto en peligro como hizo usted. me gustan las tormentas. había escrito Ted. Usted recuerda que yo me encontraba en la Florida aquel verano entre mi primer ano y mi segundo año. de peligro y salvajismo. luego otra me empujó de vuelta. el diario no revelaba gran cosa. pero si ya se lo dije.

-ver que cualquier cosa significativamente penosa que le ocurre a usted será culpa de Dios.lo animé. -Si. Estaba un poco magullado. eso es todo. Sufre una tragedia menor y Dios tuvo la culpa. en las deslumbrantes así como en las empañadas. Ted comenzó a reparar más en las cosas buenas de este mundo. ¿Qué piensa usted de ella? -¿De haberme salvado?. Ted comenzó a examinar la otra cara de la moneda de la vida.comenté.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. -Así llegué a la conclusión de que el espíritu humano es importante y que practicar terapia es importante. A cualquier parte donde mirara veía el misterio de la vida y de la muerte. Esta aceptación se produjo desde luego en la atmósfera cálida y cada vez más agradable de la relación terapéutica. maldita sea. -¿Y qué piensa usted de esa experiencia? -¿Cómo que qué pienso de esa experiencia?. -Es interesante.pregunto Ted con su característico modo de resistirse. y trepando logré subir de nuevo. Ted comenzó a salir de su inercia. Habiendo analizado el dolor de la muerte de Hank y las otras muertes que había experimentado. -Bueno. pero he considerado la cuestión y no lo creo. -Sé que usted dirá que lo estoy imitando. -Sí. -Estuve pensando en ingresar en alguna facultad de psicología.le dije. -Supongo que tuve suerte. deseo estudiar las cosas más importantes. -Algunos dirían que fue milagroso. ¿Cómo explica eso? Confrontado con la incoherencia de su actitud frente a la buena fortuna y a la mala fortuna.preguntó. la decadencia y la regeneración. -Reflexionando me pareció que debería tratar de hacer lo más importante. creo que fue una suerte. pienso que tuve suene. -Adelante. usted se queja de este mundo de porquería. Ted. -¿Una suerte? ¿Se debió sólo a una inhabitual casualidad el hecho de que la ola lo devolviera a tierra firme? -Sí. Le ocurre algo milagroso y usted dice que tuvo un poco de suerte. Si he de estudiar algo. Después de dos años de terapia. Me aferré a él.dijo. Llegó a aceptar la necesidad de sufrir por la naturaleza paradójica de la existencia. Comenzó a expresar débiles entusiasmos. -Supone que tuvo suerte. “las graneadas cosas”. Ted me anunció una mañana que había llegado el momento de emprender algo. 113 . -Sólo lo que le pregunté. -Continúe. en las cosas agradables así como en las amargas. Su naturaleza religiosa hizo eclosión. Leyó teología. de la creación. eso era todo. pero cuando le ocurre algo bueno usted dice que tuvo suerte. Escuchaba Jesucristo Super Star y hasta se compró un ejemplar de Jonathan Livingston Seagull. de quien siempre estará contigo. hacia atrás (debe de haber sido una ola que retrocedía) y un segundo después era arrojado contra el cemento del espigón. de este terrible mundo y lo culpa a Él.repetí para aguijonearlo.

-Eso le ocurre porque usted mismo pone trabas a su comprensión. usted la excluye y dice que no podría hacer tal cosa. -Bien. Sin embargo..dijo Ted enojándose. -Entonces. -Oh. Yo tomaré mis propias decisiones. no. -¿Insinúa que me haga pastor o ministro? -Sí.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. porque siendo uno ministro es públicamente un hombre de Dios. de quien siempre estará contigo.. -Elegir una carrera es una decisión personal. la razón por la cual usted excluye esa posibilidad... Está muy bien si usted no puede hacerla. pero sencillamente no lo entiendo. -Entonces. pero corresponde que me interese en saber la razón por la cual usted piensa que no puede. -Sencillamente no podría ser ministro religioso. -¿Porqué no? -Porque. ¿por qué no se hace sacerdote? -Usted me está presionando. No le corresponde a usted tomar decisiones por mí.dijo Ted despavorido. no podría hacer semejante cosa.repliqué. Y es usted el que por alguna razón no desea considerar una de esas posibilidades. supongo que Dios es lo más importante. Quiero decir que los pastores también hacen mucha terapia.dijo Ted en voz baja. -¿Se refiere a la facultad de teología? -Sí. Yo debo decidir cuál es la carrera que deseo abrazar. No podría serlo. Quiero decir que debo mostrar en público mi creencia en Dios. 114 . ¿Cómo puede uno estudiar a Dios? -Uno estudia psicología en una facultad y uno estudia a Dios en una facultad. Estoy analizando las posibilidades que se le ofrecen a usted. Y no quiero ser públicamente entusiasta en ese punto. ¿por qué no estudia usted a Dios? -Lo lamento. Es usted el que siente que Dios es lo más importante. De manera que si yo practico psicoterapia. -¿Por qué no? Ted se puso molesto y declaró: -No hay necesariamente una diferencia radical entre un psicoterapeuta y un ministro religioso. -Realmente no lo comprendo. cuando yo le indico que considere la posibilidad de abrazar una carrera que tiene a Dios por objeto. -¿De manera que lo más importante es el espíritu humano y la psicoterapia?. -no estoy tomando una decisión por usted.le respondí. Bueno… es como ejercer el sacerdocio.dijo Ted. -Mire. Los terapeutas no han de dirigir a sus pacientes.le pregunté. Aquí estoy asumiendo una actitud puramente analítica. ¿por qué no estudia a Dios?.pregunté. Es usted el que desea hacer lo más importante.dije. -¿Qué quiere usted decir? -Si Dios es lo más importante.

Perdí toda cosa que yo amaba. -Sigo guardando secretos.dijo.se lamentó Ted. -Esperaba que usted lo advirtiera. ahora firmaba “Theodore”. ¿no es así?. Poco a poco y con fuerza de voluntad.dijo sollozando. -usted no sabe lo que eso significa para mí.observé -y que sus hermanos aún lo están molestando. Sólo entonces tuvo la libertad de crecer. Le diremos entonces que porque se portó mal no irá a ver a su tía. Sólo al cuestionar y descartar esa creencia. Realmente no lo sabe. 115 . ¿por qué no vas a besar el altar? ¿Por qué no vas a besar al maestro del coro?” Ya sabe usted lo que son esas cosas. de quien siempre estará contigo. de que ya no estaba bajo el talón de sus padres ni al alcance de las burlas de sus hermanos. Y realmente estaba orgulloso. Veamos. Pero estas historias clínicas indican que la respuesta no es sencilla. Estaba realmente excitado por la idea. -Así era como me castigaban mis padres. En el cheque algo me llamó la atención. Cuando Marcia salió del frío microcosmo de su niñez para entrar en un mundo más cálido y amplio. La firma de Ted parecía más larga. Kathy logró llevar una vida más amplia. usted quiere mantenerlo todo en secreto. A veces la respuesta es afirmativa. Fui y se lo conté a mis hermanos. Y la abandonada creencia en Dios que tuviera Ted tuvo que renacer como parte esencial de la liberación y resurrección de su espíritu. Entonces me sentí molesto con el nombre. Decidió ingresar en la escuela de teología. -No. Le llamé la atención sobre ese cambio. Ted estaba realmente al borde de las lágrimas en su frustración. Hace unas semanas me di cuenta de que ese nombre ya no me embarazaba. -Y eso no es todo. Cada vez que abría la boca para expresar mi entusiasmo por algo. sí. la tradición local y la superstición. Después de todo soy un amante de Dios. mis hermanos se burlaban de mí. Y así llegó a comunicar su entusiasmo. -Ésa es su neurosis. su amor a la vida y su amor a Dios. Luego están las flechas y el arco. como se burlaron de mí! Me llamaron nene afeminado de diez maneras diferentes. Pero a veces también la respuesta es negativa. Antes siempre había firmado “Ted”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. hacer el viaje a la casa de su tía la semana próxima. ¿no? -Mire. Es muy simple. Debe mantener en la intimidad y en secreto su entusiasmo. Cuando yo hacia algo malo. La miré atentamente. “Monaguillo. Un sistema muy simple. ¿no? Cuando yo era muy joven mi tía me dijo que debía estar orgulloso de mi nombre Theodore porque significa “el que ama a Dios”. Y así llegamos a lo más profundo de la neurosis de Ted. -Me parece que todavía está en los diez años de edad. Usted no puede ser públicamente entusiasta. Eso es. De manen que decidí usar ahora mi nombre completo. me quitaban lo que yo más quería. Unas semanas antes de que abandonara el tratamiento me entregó un cheque en pago de las sesiones del mes anterior. Entonces se los quitaremos.le dije. A Ted le gustan realmente sus flechas y su arco. ¡Dios mío. fue imponiéndosele la idea de que ya no tenía diez años. La creencia de Kathy en el Dios que le enseñaron su Iglesia y su madre retrasó ciertamente su proceso de crecimiento y perjudicó su vida espiritual. se desarrolló en ella de manera calma y natural la creencia en Dios. ¿no es así? El bebé y el agua del baño Expusimos las anteriores historias clínicas para responder a una pregunta: ¿Es la creencia en Dios una forma de psicopatología? Trátase de una cuestión que debemos formular si pretendemos superar las enseñanzas de la niñez. más satisfactoria y fructífera. Me privaban de todo aquello que en mí despertaba entusiasmo. ¿qué le entusiasma más a Ted? Ah.

quema de libros. sacrificios animales. respecto de las ideas y supuestos corrientes de nuestra cultura. Y la segunda es la visión del túnel. La primera consiste en arrojar al bebé con el agua del baño. La lista es casi interminable. quieren que sus respuestas sean claras. Esto es lo que quiso decir Paul Tillich cuando se refirió “al dios que está más allá de Dios” y es la razón de que algunos cristianos alambicados proclamaran jubilosamente “Dios ha muerto. que seamos escépticos respecto de lo que se nos ha enseñado. Por el contrario. limpias y fáciles. es decir. supersticiones. Entonces tenemos tanto motivos emocionales como motivos intelectuales para destruir los ídolos del credo primitivo. 44. de manen que es necesario que también nos hagamos escépticos respecto de esos conceptos. hipocresía. sacrificios humanos. embrutecimiento.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. los hombres de ciencia muestran la tendencia a caer en dos trampas cuando hacen preguntas sobre la realidad de Dios. de quien siempre estará contigo. ¿Debemos desembarazarnos de la creencia en Dios o del dogmatismo? Otra razón de que los hombres de ciencia sean tan proclives a tirar al bebé con el agua del baño es el hecho de que la ciencia misma. Ciertamente hay mucha agua sucia en el baño que rodea la realidad de Dios. Pero una señal de madurez en los hombres de ciencia es que se den cuenta de que la ciencia puede estar tan sujeta al dogmatismo como cualquier otra religión. temor. pero ¿es esto todo lo que Dios hizo a los hombres o lo que los hombres hicieron a Dios? Hay pruebas evidentes de que la creencia en Dios puede ser a veces dogmática y destructiva. es una religión. según hemos indicado. fariseísmo. Y esto ocurre particularmente cuando llegamos a abrazar la ciencia partiendo de una cultura y de un hogar en los que la creencia en Dios está firmemente asociada con la ignorancia. puede ser tan fanático como un cruzado cristiano o un soldado de Alá. En su deseo de hallar soluciones simples. la superstición. la rigidez y la hipocresía. dogmatismo. recientemente convertido a la cosmovisión de la ciencia. Larga vida a Dios”. Pero quisiera asimismo afirmar que también podemos madurar con una creencia en Dios. como todos los seres humanos. (Dutton paperback) 1970. He afirmado categóricamente que para promover nuestro crecimiento espiritual es esencial que adoptemos una actitud científica. crueldad. ignorancia. Nueva York. pág. 116 . El ateísmo escéptico o el agnosticismo no son necesariamente los estados supremos de comprensión a que pueden llegar los seres humanos. The Way of the Sufi. conformismo. rigidez. hay razones para creer que detrás de las espurias ideas y los falsos conceptos de Dios existe una realidad que es Dios. Pero también ellos son seres humanos y. ¿Cómo explicar estas respuestas afirmativas y negativas? Los hombres de ciencia se hacen preguntas en su busca de la verdad. Pero los conceptos mismos de la ciencia a menudo se convierten en ídolos culturales. El hombre de ciencia neófito. Ciertamente podemos madurar sin una creencia en Dios. culpabilidad morbosa. inquisiciones. ¿Es posible que el camino del crecimiento espiritual lleve primero desde la superstición al agnosticismo y luego del agnosticismo a un conocimiento preciso de Dios? De este camino estaba hablando hace más de novecientos años. “guerras santas. quema de brujas. insanía. Entonces ¿cuál es el problema? ¿El de que los hombres tienden a creer en Dios o el de que los hombres tienden a ser dogmáticos? Todo aquel que haya conocido a un ateo a ultranza sabe que semejante individuo puede ser tan dogmático en punto a incredulidad como un creyente puede serlo en punto a creencias. Hasta que la fe no se convierta en rechazo y el rechazo no se convierta En creencia No habrá un verdadero musulmán26 26 Citado de Idries Shah. el sufí Aba Said ibn Adi-lJair cuando dijo: Esta santa obra nuestra no quedará cumplida Hasta que no se hayan derrumbado el colegio y el minarete.

Durante el año anterior había estado sometido a psicoterapia y el tratamiento continuaba: -Pero no fui capaz de decirle a mi terapeuta que me proponía entrar en un monasterio. coma Marcia y Ted.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. de quien siempre estará contigo. no hay una sola religión monolítica. Debe confiar en que su terapeuta sea objetivo. Ha de advertirse que esa creencia en la que crecieron no era en modo alguno semejante a aquella a partir de la cual evolucionó Kathy. Y por último también es cierto si frente a la complejidad del asunto. tales pacientes sólo ven una zona muy limitada que se extiende directamente frente a ellos. Como tratan tan directamente el proceso de crecimiento. No hace mucho tiempo conocí a un estudiante de últimos años de la universidad que estaba considerando seriamente la posibilidad de entrar en un monasterio unos años más adelante. pues no estaba seguro de que su terapeuta fuera objetivo. ellos más que ningún otro son los llamados a formular juicios sobre el carácter saludable del sistema de creencias de un individuo. pues no consideran que les corresponda participar de alguna manera en cuestiones espirituales o religiosas. Las psiquiatras y psicoterapeutas que asumen posiciones simplistas frente a la religión suelen prestar un flaco servicio a cientos de pacientes. ni que sea fácil mantener el equilibrio de objetividad y espiritualidad. ni pude hablarle de la profundidad de mi creencia religiosa. sino más bien que traten de ser más flexibles y profundos en esas cuestiones. parecen crecer y progresar en la dirección de la creencia. tienen la tendencia a considerar patológica. Como dije a] comienzo de esta sección. no de desentenderse de las cuestiones religiosas como frecuentemente hacen. La visión científica del túnel En ocasiones los psiquiatras topan con pacientes que padecen una extraña perturbación de la visión. Y esto ocurre aun cuando consideren que toda religión es buena. o saludable. Hay muchas religiones y acaso muchos niveles de creencia. otras pueden serlo. Esto no es fácil. Pues muy a menudo sus pacientes necesitan la participación de los terapeutas. de que comprendiera. Yo no conocía lo bastante a aquel joven para estimar si el deseo de ingresar en un monasterio era algo natural en él o si estaba neuróticamente determinado. lo cieno es que algunas personas escépticas e intelectualmente cultas. Que la senda del crecimiento espiritual conduzca o no necesariamente desde un ateísmo escéptico o agnosticismo a una creencia precisa en Dios. Esto no quiere decir que los terapeutas deban perder su objetividad. -No creo que mi terapeuta pueda comprenderme. se abstienen de tratar las cuestiones religiosas de sus pacientes y se ocultan detrás de una objetividad total. Y también ocurre si tiran al bebé junto con el agua del baño y consideran toda religión como enfermedad o como el Enemigo. El Dios que se presenta antes del escepticismo puede tener muy poca semejanza con el Dios que se presenta después de haber superado el escepticismo. Algunas religiones pueden no ser saludables para ciertas personas. Y como los psicoterapeutas generalmente pertenecen a una tradición escéptica o estrictamente freudiana. toda creencia apasionada en Dios. En ocasiones esa tendencia puede ser exagerada y asumir la condición del prejuicio. “Pero no le dije nada. No pueden ver dos objetos adyacentes al mismo 117 . en el verdadero sentido de la palabra. yo recomendaría que los psicoterapeutas de todas las clases traten. Por el contrario. especialmente en una cuestión tan seria como ésta. No ven nada que esté a la izquierda o a la derecha.me confió. Pero me hubiera gustado mucho decirle: “Realmente debería usted hablarle a su terapeuta de estas casas. Todo esto tiene particular importancia en el caso de aquellos hombres de ciencia que son psiquiatras o psicoterapeutas. Para que la terapia dé resultado es esencial que usted sea franco en todo. arriba o abajo de su estrecha campo de visión.

está comenzando a ser combatido por algunos descubrimientos relativamente recientes producidos en el seno de la ciencia misma. en la observación precisa y en la verificación. J. Pero en virtud de su éxito. La ciencia. debemos decir “no”. desde luego. A causa de esta actitud muchos científicos excluyen de sus consideraciones serias todas las cuestiones que son intangibles o parecen serlo. Este extraño pero extraordinariamente corriente supuesto de que las cosas que no son fáciles de estudiar no merecen estudiarse. Es como si dijeran: “No podemos conocer lo que no podemos medir. Por ejemplo. siempre podemos hallar la metodología para hacerlo. Esto determinó. la ciencia física maduró en estos últimos cien años hasta el punto de que cada vez más se reconoce que cierto nivel de la realidad es paradójico. descubrimiento hecho por la propia ciencia. el electromagnetismo. debemos decir “no” cuando preguntamos sí está en movimiento. debemos decir “no”. la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Hace cien años la paradoja significaba error para el espíritu científico. Uno es el desarrollo de métodos de estudio cada vez más refinados. la adopción de una actitud no sólo de escepticismo sino de repudio directo de todo aquello que no puede medirse. lo que no puede medirse carece de importancia y no es digno de nuestra observación”. de quien siempre estará contigo. Pero estudiando fenómenos como la naturaleza de la luz. la cuestión de Dios. los espectrofotómetros y las computadoras y mediante la aplicación de técnicas estadísticas. estamos en condiciones de llevar a cabo mediciones de fenómenos crecientemente complejos que unas pocas décadas atrás no podían ser objeto de mediciones. De las causas de esta visión científica del túnel me ocuparé de dos que son resultadas de la índole de la tradición científica. usan una serie de anteojeras que ellos mismos se impusieron psicológicamente y que les impide prestar atención a la esfera del espíritu. En el sistema visual de esos pacientes no se comprueba ninguna perturbación física que explique el síntoma. cuando preguntamos si el electrón está en reposo. Si deseamos estudiar algo. Por ejemplo. Los psiquiatras comparan este síntoma con el hecho de mirar por un túnel a través del cual sólo se ve un pequeño círculo de luz y claridad en el extremo. Si continúa ampliándose quizá pronto podamos decir: “Nada hay más allá de los límites de nuestra visión. en su laudable insistencia en la experiencia. De manera que el alcance de la visión científica se está expandiendo. no tiene sentido preocuparse por lo que no podemos conocer. Robert Oppenheimer escribió: Tendemos a no dar respuesta alguna a las que parecen las preguntas más simples o bien a darles una respuesta que a primera vista hará pensar más en un extraño catecismo que en las categóricas afirmaciones de la ciencia física. por lo tanto. cuando preguntamos si la posición del electrón continúa siendo la misma. la medición llegó a convertirse en una especie de ídolo científico. La primera es una cuestión de metodología. Mediante el empleo de elementos como los microscopios electrónicos.. Buda dio respuestas como éstas cuando se lo interrogó sobre la condición de la persona de 118 . Incluso. de parte de muchos hombres de ciencia. Muchos científicos sencillamente no prestan atención a los testimonios de la realidad de Dios. debemos decir “no”. Medir algo es experimentarlo en cierta dimensión. El uso de la medición permitió a la ciencia enormes progresos en la comprensión del universo material. cuando preguntamos si la posición del electrón cambia con el tiempo.’> El otro fenómeno que nos está llevando a abandonar la visión científica del túnel es el descubrimiento relativamente reciente de la realidad de la paradoja. tiempo. Otra importante razón de que los científicos tengan la inclinación a arrojar el bebé junto con el agua del baño es el hecho de que no ven al bebé. una dimensión en la cual podemos hacer observaciones de gran precisión que otros pueden repetir. sólo pueden ver una cosa por vez y tienen que volver la cabeza si quieren ver otra. Es como si por alguna razón no quisieran ver más que lo que se ofrece inmediatamente al ojo. puso gran énfasis en la medición. Padecen de una especie de visión del túnel. más que aquello a lo cual deciden prestar su atención.

Curaciones milagrosas. que tendrían tanto interés para nuestra profesión?” Por el contrario la profesión médica adoptó la posición de que las curas milagrosas no pueden existir. los científicos convirtieron en un ídolo el concepto de ley natural. Pero habiendo obtenido éxito en el descubrimiento de leyes naturales. la Iglesia no se preocupó por considerar muy atentamente los milagros. Pero aparte de autenticar la existencia de los milagros. Uno de ellos es la variedad de experiencias que tuve como psiquiatra. Este cambio producido en mi espíritu fue el resultado de dos factores que obraron conjuntamente.27 A través de los siglos los místicos nos han hablado valiéndose de paradojas. así como convirtieron en un ídolo el concepto de medición. Sin embargo las iglesias nunca dijeron a los médicos y físicos: “¿No querrían ustedes unirse con nosotros para estudiar estos fenómenos tan fascinantes?”. así como el científico no quiso que su ciencia fuera sacudida o conmovida por la religión. la ciencia tiende a decir “Lo que es muy difícil de comprender no existe. fueron usadas por la Iglesia Católica para autenticar a sus santos y son aceptadas regularmente por muchas iglesias protestantes. Hoy estoy seguro de que los milagros abundan. la conducta de ambas en lo que se refiere a la cuestión de los milagros. sin embargo. Para el orden religioso lo que no puede comprenderse atendiendo a las leyes naturales conocidas. Afortunadamente. por ejemplo. 1953. unos pocos hombres de ciencia serios y buscadores de la verdad. tanto los científicos como los religiosos se atienen a los estrechos marcos de referencia que ellos mismos se impusieron y cada uno permanece aún en gran medida cegado por su tipo especial de visión del túnel. de que la enfermedad de la que fue curada una persona no existía en primer lugar o bien se trataba de un trastorno imaginario. o bien se trataba de un diagnóstico falso. de quien siempre estará contigo. 119 . por ejemplo. Consideremos. New York (Simon and Schuster).40. un hombre después de su muerte. están actualmente comenzando a examinar la naturaleza de fenómenos tales como las curaciones espontáneas en pacientes enfermos de cáncer y ejemplos de lograda curación psíquica. es un milagro y los milagros existen. experiencias que al 27 Science and the Common Understanding. estaba seguro de que no podía haber milagros. cuando me gradué en la facultad de medicina.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. pero éstas no son las familiares respuestas de la tradición de la ciencia de los siglos XVII y XVIII. El religioso no quiso que su religión fuera sacudida o conmovida por la ciencia. como una reacción histérica. ¿Será posible que el camino del crecimiento espiritual que parte de la superstición religiosa y se dirige al escepticismo científico pueda en última instancia conducimos a una genuina realidad religiosa? Esta incipiente posibilidad de unificación de la religión y la ciencia es el acontecimiento más significativo y estimulante de nuestra actual vida intelectual. En su mayoría. es considerado irreal por los científicos. Hace quince años.” La Iglesia ha sido algo más amplia en su mentalidad. ¿Es posible que estemos comenzando a ver un terreno en el que la ciencia y la religión se encuentran? Cuando podemos decir que “un ser humano es mortal y eterno al mismo tiempo” y que “la luz es tanto una onda como una partícula al mismo tiempo”. Deben ser sencillamente aceptados como actos de Dios”. hemos comenzado a hablar el mismo lenguaje. la ciencia ha tendido a decir “lo que es muy difícil de estudiar no merece ser estudiado” y respecto de las leyes naturales. En lo tocante a metodología. pág. Ni los médicos dijeron: “¿No podríamos trabajar juntos para examinar científicamente estos fenómenos. El resultado de ello es el de que cualquier hecho que no puede ser explicado mediante las leyes naturales corrientemente comprendidas. Pero éste es sólo el comienzo. Durante los últimos cuatrocientos años la ciencia ha descubierto una serie de “leyes naturales” tales como:”Dos objetos se atraen en proporción a su masa y en proporción inversa a la distancia que hay entre ellos” o “La energía no puede crearse ni destruirse”. La idea misma del milagro es anatema para la mayoría de los científicos. La actitud religiosa predominante es ésta: “Los milagros no tienen por qué ser examinados científicamente.

Mi más ferviente deseo es el de que el lector de lo que resta de este libro posea la capacidad de percibir lo milagroso.. más elementos milagrosos encontraba. principio me parecían perfectamente corrientes. estamos unidos en algo vasto y bello que escapa a toda descripción. La verdadera maravilla del mundo es accesible en todas partes. me permitió luego comenzar a mirar la existencia ordinaria con un ojo puesto en lo milagroso.28 Al considerar los milagros. presentaban los 28 Michael Stark y Michael Washburn. Es simplemente una cuestión de prestar plena y estrecha atención a los hechos dados de la vida. Lo “milagroso” designa aquí no sólo los fenómenos extraordinarios sino también los fenómenos comunes pues absolutamente cualquier cosa puede evocar esta conciencia especial siempre que se le preste la debida atención. Journal of Religion and Health.. es decir. Recientemente se ha escrito lo siguiente sobre esa capacidad: La realización de la persona es innata y madura hasta convertirse en un tipo distintivo de conciencia.. tiene la libertad de experimentar el mundo tal como éste es en sí mismo y contemplar su inherente magnificencia. así como otras variedades de lo milagroso.. Richard Bucke la llamó conciencia cósmica. La percepción de lo milagroso no requiere ninguna fe. en lugar de mirar los acontecimientos ordinarios y cotidianos de nuestra vida para encontrar pruebas de lo milagroso. la división de las aguas del mar. Es esencial que mantengamos bien vivos nuestros sentidos. Cuanto más miraba.58-59. “Beyond the Norm: A Speculative Model of Self-Realization”. la raíz de la que nacen las experiencias y los rasgos más elevados del hombre. maneras que eran milagrosas. sin dejar por ello de sustentar una orientación científica. de quien siempre estará contigo. en las vastas extensiones del cosmos y en la íntima interrelación de estas cosas y de todas las cosas. Los místicos. Una vez que la percepción queda desembarazada del dominio de la preconcepción y del interés personal. pero que. Esas experiencias -y habré de referirme a algunas de ellas. Vol. cuando examine hechos corrientes en la práctica de la psiquiatría que me llevaron a comprender el extraordinario fenómeno de la gracia. la voz proveniente del cielo. 16. Hace poco asistí a una conferencia sobre el tema de las curaciones por la fe en la cual una serie de oradores cultos presentó anécdotas y testimonios que indicarían que ellos mismos u otras personas poseían poderes curativos. Buber la describió atendiendo a la relación “yotú” y Maslow la llamó “cognición del Ser”. Todos somos individuos. Y esto es lo que me propongo hacer en la sección siguiente. cuando las consideré más profundamente.me llevaron a cuestionar mi anterior supuesto de que los sucesos milagrosos eran imposibles. Esta apertura mental. Pero quisiera terminar el capítulo con otra advertencia. pero también somos partes de un todo mayor. se veía notablemente ayudado de maneras a las que no podía encontrar explicación lógica. que fue el segundo factor que determinó cambio e parecer. Nosotros emplearemos el término de Ouspensky y la llamaremos la percepción de lo milagroso.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Tendremos que considerar la percepción extrasensorial y fenómenos “paranormales” también llamados “psíquicos”. parecían indicar que mi trabajo con los pacientes y con miras a fomentar su crecimiento. La percepción de lo milagroso es la esencia subjetiva de la autorrealización. págs. 120 . Este terreno de encuentro entre ciencia y religión puede ser un terreno peligroso. de arenas movedizas. Nº 1 (1977). creo que nuestro marco de referencia fue demasiado espectacular. hablaron de esa conciencia como la percepción de la divinidad y la perfección del mundo. Nosotros formamos parte de un ecosistema delicadamente equilibrado en el cual la interdependencia corre pareja con la individuación. por ejemplo. Una vez que puse en tela de juicio ese supuesto pude considerar la posible existencia de lo milagroso. Nos hemos puesto a buscar la zarza ardiente. a lo que está siempre presente y se da generalmente por descontado. una conciencia que ha sido descrita de maneras muy diferentes por muy diferentes personas. en las porciones más diminutas de nuestro cuerpo. es decir.

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

hechos de modo que los testimonios parecieran rigurosos y científicos cuando, en realidad,
no lo eran. Si un curandero pone sus manos sobre la articulación inflamada de un enfermo y
al día siguiente la articulación ya no está inflamada, eso no significa que el enfermo haya
sido curado por el curandero. Las coyunturas inflamadas generalmente se desinflaman tarde
o temprano, lenta o repentinamente, sin que importe lo que se haga en ellas. El hecho de
que dos sucesos se den juntos en el tiempo no significa necesariamente que estén en una
relación causal. Como todo este terreno es tan oscuro y ambiguo, tanto más importante
resulta que lo enfoquemos con saludable escepticismo a fin de no equivocarnos nosotros ni
hacer equivocar a los demás. Una de las maneras en que otros pueden verse extraviados es,
por ejemplo, percibir la falta de escepticismo y de rigurosas pruebas en aquellos individuos
que defienden públicamente la realidad de los fenómenos paranormales. Esos individuos
dan un mal nombre al campo. Como el campo de los fenómenos paranormales atrae a tanta
gente que se conforma con pobres pruebas, resulta tentador para los observadores más
realistas llegar a la conclusión de que tales fenómenos psíquicos son irreales, aunque éste
no sea el caso. Hay muchos que intentan encontrar respuestas fáciles a cuestiones difíciles
haciendo un maridaje de conceptos científicos populares y conceptos religiosos, de grandes
esperanzas y pobre pensamiento. El hecho de que muchos de esos maridajes fracasen, no
quiere decir que el maridaje sea imposible o inaceptable. Pero así como es esencial que
nuestra visión no quede reducida por la visión científica del túnel, también es esencial que
nuestras facultades críticas y nuestra capacidad de escepticismo no queden enceguecidas
por la brillante belleza de la esfera espiritual.

121

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

SECCION IV – LA GRACIA
El milagro de la salud
¡Admirable gracia! ¡Cuán dulce eres,
Que salvaste a un miserable como yo!
Estuve perdido, pero ahora me he encontrado,
Estaba ciego pero ahora veo.
Fue la gracia la que enseñó a mi corazón a temer,
Y la gracia mitigó mis temores.
¡Qué preciosa me pareció la gracia
En aquella hora en que por primera vez creí!
Pasando por muchos peligros, trabajos y acechanzas,
Por fin llegué;
Esa gracia me ha salvado hasta ahora
Y ella me conducirá a puerto seguro.
Y cuando hayamos pasado allá diez mil años,
Resplandecientes y brillantes como el sol,
Tendremos no menos días para alabar a Dios
Que cuando comenzamos a hacerlo por primera vez29
La primera palabra asociada con la gracia en este famoso y antiguo himno evangélico
norteamericano es “admirable”. Cuando algo no sigue el curso ordinario de las cosas nos
admira; nos admira lo que no puede predecirse por las “leyes natura1es” conocidas. Lo que
sigue habrá de demostrar que la gracia es un fenómeno común y hasta cierto punto
predecible. Pero la realidad de la gracia continuará siendo inexplicable dentro del marco
conceptual de la ciencia convencional y de las “leyes naturales” tales como las entendemos.
La gracia continuará siendo algo milagroso y admirable.
Hay una serie de aspectos en la práctica de la psiquiatría que nunca dejan de
admirarme; y lo mismo les ocurre a otros psiquiatras. Uno de esos aspectos es la
circunstancia de que nuestros pacientes estén admirablemente sanos mentalmente. Es
habitual que otros especialistas médicos acusen a los psiquiatras de practicar una disciplina
inexacta y anticientífica. Pero lo cierto es que se conoce más sobre las causas de las
neurosis que lo que se conoce sobre la gran mayoría de otros trastornos humanos. En virtud
del psicoanálisis es posible rastrear la etiología y desarrollo de una neurosis en un individuo
con una exactitud y una precisión que rara vez se alcanzan en otras esferas de la medicina.
Es posible llegar a conocer exactamente y precisamente cómo, cuándo, dónde y por qué un
individuo desarrolló un determinado síntoma neurótico o un determinado esquema de
conducta. También es posible conocer con igual exactitud y precisión cómo, cuándo, dónde
y por qué una determinada neurosis puede curarse o ha sido curada. Lo que no sabemos, sin
embargo, es por qué la neurosis no es más severa, por qué nuestro paciente levemente
neurótico no es un neurótico grave, por qué nuestro paciente gravemente neurótico no es
enteramente psicótico. Inevitablemente comprobamos que el paciente sufrió un trauma o
una serie de traumas de una cualidad dada que le producen una determinada neurosis, pero
29

“Amazing Grace”, por John Newton (1725-1807).

122

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

esos traumas son de una intensidad tal que de conformidad con el curso natural de las
cosas deberían haber producido una neurosis más severa que la que presenta el paciente.
Un hombre de negocios que había alcanzado notable éxito vino a verme a los treinta y
cinco años a causa de una neurosis que sólo podía calificarse como leve. Era hijo ilegítimo
y durante su infancia y la niñez temprana había sido guiado solo por la madre, que era
sordomuda y vivía en los arrabales de Chicago. Cuando cumplió cinco años, el Estado,
pensando que semejante madre no era competente para educar a un niño, se lo quitó sin
explicación ni advertencia previa y lo colocó en tres sucesivos orfanatos en los que sufrió
los ordinarios tratos indignos y experimentó una falta total de afecto. A los quince años
quedó parcialmente paralítico por la ruptura de un aneurisma congénito de uno de los vasos
cerebrales. A los dieciséis años salió del último orfanato y comenzó a ganarse la vida por su
cuenta. Como era de prever, a los diecisiete años fue a parar a la cárcel a causa de un asalto
particularmente tonto. En la cárcel no recibió ninguna atención psiquiátrica.
Al quedar libre, al cabo de seis meses de aburrido confinamiento, las autoridades le
consiguieron un trabajo como empleado de ínfima categoría en una empresa. Cualquier
psiquiatra o asistente social habría pronosticado un futuro bien sombrío. Pero transcurridos
tres años, el hombre se había convertido en el jefe de departamento más joven que se
hubiera registrado en la historia de la compañía. Transcurridos cinco años después de
haberse casado con otra ejecutiva, abandonó la compañía e instaló su propia empresa, con
lo que llegó a convertirse en un hombre relativamente acaudalado. En el momento en que
inició su tratamiento conmigo era además un padre amante y efectivo, un intelectual
autodidacto, una figura importante en la comunidad y un acabado artista. ¿Cómo, cuándo,
por qué, dónde ocurrió todo esto? Si aplicamos los conceptos corrientes de causalidad no
nos lo explicamos. Mi paciente y yo logramos rastrear con exactitud, dentro del habitual
marco de causa y efecto, los factores que determinaron su neurosis leve. Pero, no logramos
en modo alguno determinar los orígenes de su éxito que nadie podía prever.
Cito este caso precisamente porque los traumas observables eran muy dramáticos y las
circunstancias de su éxito eran evidentes. En la gran mayoría de los casos, los traumas de la
niñez son considerablemente más sutiles (aunque por lo común igualmente devastadores) y
las pruebas de salud menos simples, pero el esquema es básicamente el mismo. Por
ejemplo, rara vez vemos pacientes que no sean fundamentalmente más saludables en el
aspecto mental que sus padres. Sabemos muy bien por qué la gente se enferma
mentalmente. Lo que no comprendemos es porqué la gente sobrevive tan bien a los traumas
de su vida. Conocemos exactamente la razón de que ciertas personas se suiciden. Pero,
ateniéndonos a los conceptos corrientes de causalidad, no sabemos por qué otras personas
no se suicidan. Todo cuanto podemos decir es que existe una fuerza cuyo mecanismo no
comprendemos plenamente y que parece operar en la mayor parte de las personas con el fin
de proteger y promover su salud mental aun en as condiciones más adversas.
Aunque los procesos que intervienen en los trastornos mentales frecuentemente no
corresponden a los procesos de enfermedades físicas, en este respecto aparentemente
corresponden. Sabemos mucho más sobre las causas de la enfermedad física que sobre las
causas de la salud física. Por ejemplo, si se le pregunta a un médico qué causa la meningitis
meningocócica responderá inmediatamente “Pues, el meningococo, por supuesto”. Sin
embargo aquí hay una dificultad. Si este invierno yo tuviera que hacer cultivos diarios de
esta bacteria tomando muestras de las gargantas de los habitantes de la pequeña aldea en
que vivo, descubriría que esa bacteria está viva aproximadamente en nueve de cada diez
personas. Sin embargo en mi pequeño pueblo nadie ha sufrido de meningitis
meningocócica durante muchos años, y es probable que este invierno pase lo mismo.
¿Cómo se explica esto? La meningitis meningocócica es una enfermedad relativamente
rara, aunque el agente que la causa es en extremo común. Los médicos aplican el concepto
de resistencia para explicar este fenómeno y postulan que el cuerpo posee una serie de
defensas que resisten la invasión de los meningococos así como de las otras multitudes
123

Un individuo puede sufrir un solo ataque relativamente leve de colitis ulcerosa -un desorden que según se acepta generalmente es psicosomático-. ¿Cómo explicarlo? No sabemos. Muchos médicos y psiquiatras han tenido ocasión de enfrentar el fenómeno de la predisposición a los accidentes. diferente. que de alguna manera la psique interviene en la causa de las varias fallas que se registran en el sistema de resistencia. pero ¿de qué manera se daban esos accidentes? El chico no los provocaba conscientemente. Naturalmente esto es cierto. Para comenzar a comprender la cuestión de cómo ocurrían esos accidentes. Nadie pondrá en duda que ese muchacho tenía ciertamente predisposición a los accidentes. cáncer. Aunque el concepto de resistencia se aplica generalmente a las enfermedades infecciosas como la meningitis. en noviembre de su décimo año de vida sufrió un accidente de bicicleta y una fractura cerebral con severa concusión. En noviembre de su noveno año se cayó de una escalera y se fracturó el húmero. sólo que en el caso de las enfermedades no infecciosas casi no tenemos conocimiento de la manera en que obra la resistencia. lo admirable es que el sistema de resistencia trabaje tan bien como lo hace.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. La enfermedad parece ser la misma. donde recibiría tratamiento psiquiátrico. La madre había muerto en el mes de noviembre cuando el niño tenía ocho años. pero ese nivel es evidentemente superficial. pero aun así quedan enormes incógnitas. pues me dijo que “lo había olvidado todo sobre su madre”. puede también aplicarse a todas las enfermedades físicas de un modo u otro. como ataques cardíacos. lo que es realmente notable es que no nos enfermemos más a menudo y que no nos muramos muy rápidamente. Si bien algunas de las personas de esta nación que este invierno habrán de morir de meningitis meningocócica pueden estar debilitadas o tener una resistencia defectuosa. Entre los muchos ejemplos de mi carrera. recobrarse por completo y continuar durante toda la vida sin experimentar nunca de nuevo esa perturbación. sabemos bastante sobre estas defensas y su modo de operar. En noviembre de su undécimo año se cayó por un tragaluz y se fracturó la cadera. un tercero puede presentar un curso fulminante y morir rápidamente del primer ataque. Esta clase de preguntas puede formularse sobre casi todas las enfermedades. en tanto que la vasta mayoría de nosotros no tiene ninguna dificultad. accidente que le provocó una fractura de pelvis. de quien siempre estará contigo. podemos decir con bastante seguridad que el meningococo fue la causa de la muerte de esas personas. erosionados por los ácidos. Sólo podemos decir que individuos con una cierta estructura de la personalidad parecen tener diferentes tipos de dificultad para resistir la afección. ataques cerebrales fulminantes. Lo más que podemos decir es que las fuerzas que normalmente protegen nuestra vida no operaron en ellos. En noviembre de su decimotercer año fue arrollado por un automóvil. En un nivel más profundo. ¿Por qué? No tenemos la menor idea. En cierto nivel. el más espectacular fue el de un muchacho de catorce años a quien me pidieron que viera a fin de que lo admitieran en un centro para delincuentes juveniles. Otro puede sufrir repetidos ataques y quedar crónicamente inválido por el trastorno. No es notable el hecho de que nos enfermemos y muramos. la mayoría de la gente que muera de esta enfermedad habrá sido antes saludable y no se habrán conocido defectos en sus sistemas de resistencia. en noviembre de su duodécimo año tuvo una caída con sus patines y se fracturó una muñeca. creo que necesitamos aplicar el 124 . consumidos por el cáncer. Tampoco tenía conciencia de su aflicción por la muerte de la madre. La cuestión de los accidentes plantea otras interesantes cuestiones. Un número cada vez mayor de investigadores comienza a sugerir que casi todos los trastornos son psicosomáticos. entorpecidos por las grasas y los coágulos. pero el desenlace es enteramente. úlceras pépticas y otras. no sabremos por qué murieron. no el hecho de que el sistema de resistencia falle. incluso las más comunes. ubicuas de microorganismos que producen enfermedades. Por eso podemos decir sobre los trastornos físicos lo mismo que dijimos sobre los trastornos mentales: hay una fuerza cuyo mecanismo no comprendemos enteramente y qué parece operar en la mayoría de las personas con el fin de proteger y apuntar su salud física aún en las condiciones mas adversas. Pero lo admirable es. Según el curso normal de las cosas deberíamos ser comidos vivos por las bacterias.

¿Acaso las ruedas de aquel automóvil no me aplastaron cuando tenía yo nueve años a causa de mi instinto de supervivencia. En sí mismo el accidente no parece muy notable y uno podría decir que simplemente tuve suerte. no son el resultado de ningún proceso consciente de decisión. las veces en que faltó poco para que patinando sobre la ruta fuera a estrellarme contra los árboles. o a causa de que el conductor tenía una resistencia instintiva a matarme? Quizá tengamos el instinto no sólo de preservar nuestras vidas sino también de preservar las vidas de los demás. La reacción de esos amigos era de puro asombro y admiración. Pero. Me arrastré para salir de aquella posición y con pánico corrí hacia mi casa ileso. la cuestión de los accidentes sugiere que nuestra tendencia a sobrevivir puede ser otra cosa -y aun más milagrosa. En realidad. de una serie de accidentes casi ocurridos. cuyo número es mucho mayor que el de los accidentes realmente ocurridos. El lector tiene la libertad de atribuir el misterio de semejantes hechos al “puro azar” o a un inexplicable 125 . Aunque personalmente no tuve esas experiencias. de suerte que mi cabeza quedó a la altura del paragolpes. dicen. así como una predisposición a los accidentes. se trata también de que según el curso ordinario de las cosas la mayor parte de nosotros tiene una resistencia a los accidentes. supongo que Dios protege a los borrachines” o “Todavía no le había llegado la hora”. hay que considerarlo en el conjunto de otros casos: las veces que por un pelo no fui arrollado por automóviles en la calle mientras caminaba o andaba en bicicleta. “Nadie podría haber sobrevivido”. el cual es un fenómeno bastante milagroso en sí. resbalé y me caí al suelo. de quien siempre estará contigo. Podemos imaginar que la resistencia a las enfermedades mentales o físicas esté localizada en el inconsciente o en los procesos corporales del individuo. En ese momento se acercaba rápidamente un automóvil que patinó al frenar. al cruzar una calle cubierta de nieve y con poca luz. las veces en que un palo de golf blandido con fuerza pasó a unos centímetros de mi cabeza. ¿Será que la mayor parte de nosotros tiene “vidas encantadas”? ¿Será realmente cierto lo que expresa aquel verso “Esa gracia me ha salvado hasta ahora”? Algunos podrán pensar que todo esto no tiene nada de excitante. ¿Cómo explicarlo? ¿Pura suerte o casualidad? Esos amigos. varios amigos míos fueron testigos de accidentes automovilísticos en los cuales las “víctimas” habían salido intactas de vehículos destrozados por completo. estaban pasmados precisamente porque el azar no parecía intervenir en estos incidentes. creo que los lectores reconocerán que sus experiencias personales de supervivencia. concepto de resistencia al fenómeno de los accidentes así como lo aplicamos al fenómeno de la enfermedad y creo que debemos postular una resistencia a los accidentes. Además.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. las veces en que aplicando violentamente los frenos apenas detuve el coche a una pulgada de otro vehículo. que no son personas religiosas. sospecho que la mayoría encontrará experiencias parecidas de desastres apenas evitados por un pelo. de resistencia a los accidentes. lo concebimos como algo que opera dentro de las fronteras del individuo que lo posee. Si bien comprendemos poco sobre el funcionamiento del instinto.que es el instinto. decían. las veces en que conduciendo un automóvil no me llevé por delante a peatones o a ciclistas en la oscuridad. que los hechos de que hemos estado hablando son simplemente manifestaciones del instinto de supervivencia. Aunque no eran religiosos y sin pensar siquiera muy profundamente en lo que estaban diciendo al tratar de explicarse esos hechos. mis amigos hacían observaciones como éstas “Y bien. en tanto que mis piernas y el torso quedaban debajo del coche. No se trata sencillamente de que ciertas personas en determinados momentos de su vida tengan predisposición a los accidentes. Pero ¿acaso nombrar una cosa lo explica? Nuestra comprensión de los orígenes y mecanismos de los instintos es mínima. etcétera. Un día invernal cuando tenía nueve años y regresaba a mi casa desde la escuela. Sin embargo los accidentes suponen interacciones entre individuos o interacciones entre individuos y cosas inanimadas. “No veo cómo alguien pueda haber sobrevivido a semejante desastre y menos sin ninguna herida seria”. ¿Qué significa todo esto? ¿Llevo una existencia encantada? Si los lectores examinan sus propias vidas.

me hace pensar en un sarcófago. Su depresión estaba causada por muchos factores. pero no tenía la menor idea de la razón de ello. Mi paciente casi ni los mencionó. donde se hallaba un mueble particularmente enorme y opresivo. será conveniente que consideremos primero algunos aspectos del funcionamiento de esa parte de la psique humana que llamamos el inconsciente. Pero si examinarnos algo más esos hechos. un arcón voluminoso por lo menos de tres metros de largo que llegaba hasta el cielo raso y que tenía acaso veinte o treinta gigantescos cajones. representa su inconsciente. pedí al paciente que se entregara a la asociación libre en lo tocante a los cajones de esa enorme arca. 126 . quizá porque el mueble me parecía tan opresivo. El resto del círculo. es evidente que nuestro tradicional concepto de instinto no nos ayudará gran cosa. Si usted trabaja el tiempo suficiente con suficiente intensidad para comprenderse. Mi padre deseaba que yo cruzara la bahía para ir a buscar un bote que él por alguna razón había dejado en una isla situada más allá de la bahía. El milagro del inconsciente Cuando comienzo a trabajar con un nuevo paciente frecuentemente trazo un gran círculo y luego dibujo en la circunferencia una pequeña casilla. un noventa y cinco por ciento o más. nuestro concepto de un instinto para explicarlos resulta terriblemente insatisfactorio. Inmediatamente el paciente me dijo: -Por alguna razón. contiene riquezas que trascienden todo lo imaginable. Su trabajo no le procuraba ningún placer. como es habitual. Señalo el interior de la casilla y digo: -Esto representa su psique consciente. opresivos muebles. Desde luego. Pero antes de examinar el concepto de sincronicidad. “capricho del destino” y quedar así satisfecho sin ulterior indagación. Si decido indagar más la posibilidad de que incidentes de esta índole tengan una explicación. mi padre me dijo entonces que podría encontrar el bote si usaba como mira el borde de aquel arcón. En la sesión que siguió a aquella en que por primera vez tocamos el tema de la ambición. El mueble me hace pensar en un panteón o en una bóveda de familia y cada uno de los cajones es lo suficientemente grande para contener un cadáver. Un hombre de cierta prominencia vino a yerme a causa de una depresión que le duraba desde hacía muchos años. algunos de sus antepasados por la línea paterna habían sido hombres famosos.pregunté. el paciente me contó un sueño que había tenido la noche anterior. Más ayuda nos prestará quizás el concepto de sincronicidad. un fragmento de ese sueño era así: -Nos hallábamos en una casa llena de enormes. Yo era mucho más joven de lo que soy ahora. Me entusiasmé con la idea de aquel viaje y le pregunté como podría encontrar el bote. de quien siempre estará contigo. ¿Posee la máquina inanimada de un automóvil un instinto que hace que se destroce precisamente de una manera que respete el contorno del cuerpo humano que está dentro de ella? ¿O posee el ser humano un instinto que en el momento del impacto hace que su contorno se adapte a las formas del automóvil que se está destrozando? Semejantes preguntas parecen ciertamente absurdas.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. -¿Y los cajones?. Entonces él súbitamente sonrió y dijo: -Tal vez deseo desembarazarme de todos mis antepasados. llegará a descubrir que esta vasta parte de su espíritu. Él me llevó aparte. Sólo al cabo de varios meses comenzamos a considerar la cuestión de sus ambiciones. Aunque sus padres eran relativamente pobres y desconocidos. uno de los medios de conocer la existencia de esta vasta pero oculta esfera del espíritu y las riquezas que ella contiene es a través de los sueños. Al principio la significación del sueño no resultaba clara de modo que. de la cual ahora apenas se da cuenta.

Pero en su vida el paciente se sentía oprimido por una fuerza extraña y deseaba dar muerte psicológicamente a todos sus antepasados a fin de verse libre de esa fuerza compulsiva. como orientadores cuando nos sentimos perdidos y como señaladores del camino que debemos recorrer cuando andamos tropezando y a los tumbos. La paciente era una joven que desde la adolescencia temprana padecía de una sensación de vértigo. aunque lo hace en forma ligeramente diferente. A causa de esa sensación de vahído la muchacha caminaba con las piernas derechas. Debo confesar que hay muchos sueños cuyo significado se me escapa por completo y que a veces uno desea petulantemente que el inconsciente tenga la decencia de hablamos en un lenguaje más claro. los sueños que pueden interpretarse suministran invariablemente información útil al soñante. describiré una experiencia de mi propio espíritu mientras trabajaba con una paciente. cuando le hicieron visitar las tumbas de sus famosos antepasados paternos y él había seguido esa mira que apuntaba a la fama. Precisamente porque los sueños son habitualmente tan útiles. una causa en la cual el paciente no había reparado antes. Esta es la forma de los “pensamientos vanos” o hasta fragmentos pensamientos. en aquellas ocasiones en que logramos traducir los sueños. Cada vez que un paciente dice “Es ridículo. pero usted me dijo que tenía que decir esas cosas”. como guías para hallar la solución de problemas que hemos sido incapaces de resolver. no prestamos ninguna atención a esos vanos pensamientos y los hacemos a un lado como si carecieran de toda significación. Ahora la significación del sueño era clara. El inconsciente parecía que deseaba ayudarlo y facilitar nuestro trabajo conjunto. El inconsciente puede comunicarse con nosotros cuando estamos despiertos con tanta elegancia y utilidad como cuando estamos dormidos. no se había podido determinar ninguna causa física de esa dolencia. por la cual había estado en psicoterapia sin éxito 127 . Es difícil imaginar que alguna otra experiencia que se hubiera producido en esta etapa de la terapia fuera tan elocuentemente útil para él y para mí como ese sueño. Sin embargo. Generalmente. Si por un lado estos “vanos pensamientos suelen procuramos una comprensión de nosotros mismos también nos procuran una espectacular comprensión de otras personas o del mundo exterior a nosotros.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Uno de los aspectos típicos es su utilidad. Quienquiera que haya trabajado bastante con sueños reconocerá que éste es típico. pero este tonto pensamiento no deja de acudir a mi espíritu… no tiene ningún sentido. Según mi experiencia. La joven era muy inteligente y encantadora y al principio yo no tenía idea de lo que pudiera causar aquella sensación de vértigo. sé que nos encontramos ante un punto decisivo. como fuente de la necesaria información que nos falta sobre nosotros mismos. como indicación apropiada de que estamos equivocados cuando pensamos que tenemos razón y como correcto aliento de que estamos en lo cierto cuando pensamos que probablemente estamos equivocados. Casi inmediatamente su inconsciente tramó un drama que reveló la causa del problema. Aquel hombre tenía un problema. sensación que le hacía temer que pudiera desvanecerse en cualquier momento. un mensaje que esclarecerá significativamente su situación. de quien siempre estará contigo. El inconsciente hizo esta revelación valiéndose de símbolos y lo hizo de una manera tan elegante como la que pueda emplear el más atildado comediógrafo. Como ejemplo de un mensaje de vano pensamiento procedente del inconsciente. el mensaje siempre parece destinado a promover nuestro crecimiento espiritual. una mira para su vida. lo mismo que ocurre con los sueños. En su juventud le habían dado una mira. que el paciente acaba de recibir del inconsciente un mensaje extremadamente valioso. ejemplo que entra en esta última categoría. y lo hizo con consumada destreza. Esa ayuda se presenta en muy variadas formas: como advertencias de peligros personales. Por eso se les pide una y otra vez a los pacientes sometidos a psicoanálisis que digan cualquier cosa que se les pase por la cabeza por más que parezca tonta o insignificante. con un paso largo que era casi un tambaleo. los psicoterapeutas suelen hacer del análisis de los sueños una parte importante de su trabajo.

cuando de pronto acudió a mi conciencia una palabra: “Pinocho”. tendían también a suponer que de alguna manera la enfermedad mental tenía su asiento en el inconsciente y que era como un demonio en las profundidades subterráneas de nuestra psique. donde está el problema. Entonces me dije: “Veamos. que trataba de actuar como una persona viva pero que temía en cualquier momento tropezar y caer en una maraña de hilos. Pero ¿por qué. se reveló así una voluntad totalmente dedicada a cumplir lo que otros esperaban de ella. ella es Pinocho! Ella es un títere”. será mejor que le prestemos atención porque sé que estas cosas pueden ser importantes y porque sé que si mi inconsciente está tratando de decirme algo. Anda de una manera cómica. Traté de concentrarme en lo que decía la paciente e inmediatamente aparté aquella palabra de mi conciencia. Rápidamente comenzaron a surgir hechos que prestaban apoyo a esta idea: una madre increíblemente dominante que manejaba los hilos y que estaba muy orgullosa de haber podido “de la noche a la mañana” imponer a su hija el control de esfínteres. Sin embargo. a ser limpia. ante todo. Yo no deseaba que se presentara. en este repudio. blanco y azul. Al principio la resistí y traté varias veces de cerrarle la puerta por la que había llegado. sino más bien en que los seres humanos tienen un espíritu consciente que con frecuencia es reacio a enfrentar esos sentimientos y de tolerar el dolor de afrontarlos y por lo tanto está muy predispuesto a esconderlos bajo el felpudo. pero que claramente los hacían sentirse enfermos. Se viste de rojo. Su presencia me parecía ajena a mí y nada pertinente al trabajo en que estaba empeñado. Según esto. En un instante se me reveló la esencia del modo de ser de la paciente: no era una persona real. Y así lo hice. ¡Dios mío. incluso la de acuñar frases como “La sabiduría del inconsciente”. estaban situados en el inconsciente esos deseos y sentimientos? ¿Por qué eran reprimidos? Se responde que la psique consciente no los desea. Molesto pestañeé y volví a prestar atención a mi paciente. como si alguien la deletreara ante mis ojos: P i n o c h o. El problema no consiste en que los seres humanos tengan deseos sexuales y sentimientos hostiles. nació la idea de que el inconsciente era lo que “causaba” la enfermedad mental. Pero al cabo de un minuto y contra mi voluntad la palabra tomó a presentarse en mi espíritu. de lo antisocial y de o malo que mora en nosotros. Freud descubrió en muchos de sus pacientes deseos sexuales y sentimientos hostiles de los que los pacientes no se daban cuenta. la cuestión de la represión. por el contrario. Yo no la había invitado. un títere. Mi experiencia ha confirmado el concepto de Jung en este aspecto. pulcra. como si aquella palabreja tuviera una voluntad propia. “¡Pinocho! ¿Qué diablos significaría Pinocho? No podía tener ninguna relación con mi paciente. Consideremos. ordenada. la paciente es mona como una muñequita. Nos hallábamos en medio de nuestra tercera sesión y ella hablaba de una y otra cosa. una persona que decía todas las cosas convenientes mientras trataba de satisfacer frenéticamente lo que se exigía de ella. Como se suponía que esos deseos y sentimientos estaban radicados en el inconsciente. 128 . Este carácter aparentemente ajeno y no deseado es propio del material inconsciente y es su manera de presentarse a la conciencia. ¿no? No es posible suponer que ella es Pinocho ¿no es así? Pero veamos un poco. hasta el punto de que he llegado a la conclusión de que la enfermedad mental no es un producto del inconsciente. como un soldadito de madera de tiesas piernas. era una innecesaria distracción. blanco y azul. era un pequeño títere tieso. si esta palabra está tan ansiosa por entrar en mi mente. yo debería escucharlo”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. casi de manera visible. creo que es un fenómeno de la conciencia o una relación desquiciada entre lo consciente y lo inconsciente. Freud y sus primeros discípulos tendieron a concebir el inconsciente como un depósito de lo primitivo. Cada vez que vino aquí lo hizo vestida de rojo. por ejemplo. En parte a causa de ese carácter y de la resistencia de la conciencia. así y todo últimamente había recurrido a mí por ver si podía ayudarla. una falta total de motivaciones propias e incapacidad total de tomar decisiones autónomas. Esta percepción inmensamente valiosa de mi paciente se presentó a mi conciencia como una intrusa no bienvenida. A Jung le cupo la responsabilidad de comenzar a corregir esta concepción y lo hizo de muchas maneras. Y es en este no desearlos. de madera. al minuto siguiente se me presentó de nuevo a mi conciencia como exigiéndome atención. de quien siempre estará contigo. aseada. Era como si supusieran (por el hecho de que la conciencia no lo deseara) que el material inconsciente era “malo”. ¡Vaya! ¡Eso es! Ella es una muñeca. durante varios años.

-Sí. Como en esa época tenía la visita de su hermana. en lo que a usted concierne. Me refiero a los deslices verbales y otros “errores” de conducta. -Supongo que ahora usted me va a decir que se trata de uno de esos deslices freudianos.repliqué. Otro paciente que presentaba un problema de cólera era un hombre que creía irrazonable sentir cólera y mucho más expresar cólera contra algún miembro de su familia. Ella replicó: -¡Pero eso es ridículo! En toda mi vida nunca dejé de firmar un cheque. el paciente me hablaba de ella a la que describió como una “persona perfectamente deliciosa”. Le hice notar que acababa de referirse a su hermana llamándola cuñada. Es imposible que no le haya firmado su cheque. completamente incapaz de reconocer en sí misma la emoción de la cólera y por lo tanto incapaz de expresar abiertamente cólera. Le sugerí que eso podía deberse a que estaba de alguna manera enfadada conmigo o fastidiada con la terapia. según dijo. -pero es una persona que habla sin cesar y sé que en la comida de esta noche acaparará toda la conversación. es como si en mí hubiera dos personas. pugna en dirección de la franqueza.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En esos momentos el espíritu consciente del paciente está empeñado en combatir la terapia. los llamamos “deslices freudianos”que. de quien siempre estará contigo. en lugar de verlo como un buen agente que pugnaba por hacernos honestos. incluso mis honorarios. se trata de eso. -¿Qué me está pasando? Me estoy desdoblando. una pareja vecina y “por supuesto. Supongo que tal vez a veces ella me molesta. lo concebía desempeñando un papel dañino o por lo menos como un malévolo demonio. Pero el inconsciente.respondió el paciente. de la verdad y la realidad para que el paciente “diga lo que es”. La noche que siguió a esa sesión la paciente pagó sus cuentas mensuales. que está aliado con el terapeuta. En su desazón y al reconocer yo que realmente ella era como una casa dividida contra sí misma.observó jocosamente. el suceso invariablemente favorece el proceso de la terapia o la curación. la paciente comenzó a aceptar por primera vez la posibilidad de que por lo menos una parte de su persona pudiera abrigar el sentimiento del enojo. Entonces le mostré el cheque sin firma y aunque la paciente siempre se había mostrado muy controlada en nuestras sesiones rompió de pronto a sollozar. comenzó sistemáticamente a llegar unos minutos tarde a las sesiones terapéuticas. Cuando en psicoterapia un paciente incurre en un desliz. Poco después. -No. ella es solamente su cuñada y que en el fondo usted la detesta. La paciente negó firmemente esa posibilidad y me explicó que llegaba tarde por cuestiones accidentales de la vida. que. son manifestaciones del inconsciente. si le prestamos cuidadosa atención (lo cual generalmente no hacemos). -Lo que su inconsciente dice es que usted no desea que su hermana sea su hermana. mi cuñada”. El cheque me llegó sin firma. me habló de una pequeña cena a la que estaba invitado aquella noche y de la que participarían. es una manera que se revela a través de nuestra conducta. usted sabe hasta qué punto soy escrupulosa en estas cuestiones. en ocultar al terapeuta y a su propia conciencia la verdadera naturaleza de su modo de ser. además me aseguró que me apreciaba sinceramente y que se sentía motivada para trabajar conjuntamente. de la honestidad. En la sesión siguiente la informé sobre esa circunstancia y de nuevo le sugerí que no me había pagado precisamente porque estaba enfadada conmigo. 129 . Una tercera manera en que se manifiesta el inconsciente y nos habla. Daré algunos ejemplos: una mujer muy escrupulosa. según Freud en su Psicopatología de la vida cotidiana. no la detesto. en la sesión. El hecho de que Freud empleara la palabra “psicopatología” para designar estos fenómenos indica nuevamente su orientación negativa respecto del inconsciente. Éste fue el primer progreso que logramos.

Si identificamos nuestro yo con el concepto que tenemos de nosotros mismos o con la autoconciencia. El segundo estaba completamente convencido de que no experimentaba ninguna animosidad por ningún miembro de su familia. en el proceso del desarrollo espiritual es el continuo trabajo tendiente a hacer que el concepto conciente de uno mismo se aproxime progresivamente a la realidad. Expresan todos sentimientos denegados. -Sí. fue el que me ofreció una joven en la primera visita que me hizo. emancipada. y esa persona no tendrá dificultades para comprender las palabras del poema: “Estuve perdido pero ahora me he encontrado. debemos decir que el inconsciente es una parte de nosotros más sabia que nosotros mismos. No todos los deslices expresan hostilidad o sentimientos “negativos” denegados. el individuo suele sentirse como “renacido”. de quien siempre estará contigo. Una vez cumplida una buena parte de esta tarea. En el ejemplo de mi paciente que mi inconsciente me señalaba como Pinocho. Ya nos hemos referido a esta “sabiduría del inconsciente” cuando hablamos del conocimiento y revelación del yo. Una tarea importante. La primera realmente creía que no sentía ni pizca de enojo. Expresan la verdad. que quería que yo la tratara porque según me explico: -En este momento no tengo ocupaciones fijas. Pero el inconsciente sabe cómo somos realmente. estaba ciego pero ahora veo”. diferente”. así como a nosotros mismos. La última no se concebía de otra manera que como una mujer de mundo. Se me presentó como una persona extremadamente madura. Vagamente pensaba que podía confiar el bebé a alguien que lo adoptara después del parto y luego pensaba marcharse a Europa para continuar estudiando. por debajo de su máscara de mujer de mundo. Quizás el ejemplo más notable de desliz verbal. Ello no obstante. En virtud de un conjunto de factores. esencial. hasta físicos. Yo sabía que sus padres eran personas distantes e insensibles. El paciente dice con frecuencia y verdadero júbilo: “Soy una persona enteramente nueva. como podría ser por obra de una psicoterapia intensiva. dulzura y que se le prodigaran toda clase de cuidados. por un buen tiempo. dispongo de tiempo y se me ocurrió que un poco de psicoanálisis podría contribuir a fomentar mi desarrollo intelectual. como una mujer de mundo independiente. a quien la paciente no veía desde hacía cuatro meses. vine a saber que acababa de abandonar la universidad porque tenía un embarazo de cinco meses. que dura toda la vida. según mi experiencia.dijo. la manera en que las cosas realmente son y no como nos agrada pensar que son. ni tampoco de engañarse a si mismos. También aquí habíamos iniciado un pequeño avance. era una pequeña niña sedienta de afecto que había quedado embarazada en un intento desesperado de obtenerlo al convertirse en madre. -le envié una esquela para hacerle saber que nuestra relación era el producto de un hijo. el desliz nos fue útil pues me ayudó a darme cuenta de que aquella persona era realmente una pequeña niña amedrentada que necesitaba protección. Cuando le pregunté por qué no tenía ninguna ocupación en ese momento. el concepto consciente que tenemos de nosotros mismos casi siempre difiere en mayor o menor grado de lo que somos realmente. Estos tres pacientes que incurrieron en deslices verbales no trataban de esconderse de mí. No deseaba casarse. y una vez que se la cumple con relativa rapidez. muy segura de sí misma. Lo que quería decir era que un hijo era el producto de sus relaciones y así me había revelado que. Le pregunté si había informado sobre su embarazo al padre del bebé. 130 . No le hice notar su desliz porque todavía no estaba en modo alguno pronta para aceptar sus necesidades de dependencia o experimentarlas sin detrimento.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. intenté demostrar que el inconsciente es más sabio que nuestra conciencia en lo tocante a otras personas. que pueden ser negativos o positivos. Casi siempre somos más o menos competentes que lo que creemos ser. que la habían criado con abundancia de cosas pero con una falta total de afecto o de genuinos cuidados.

ése es el Singapur Cricket Club. no había visto un club de cricket a la luz del día y mucho menos aún en la oscuridad. Pero. señalan que es realmente posible heredar conocimientos que se almacenan en la forma de códigos de ácido nucleico en el interior de las células.dijo mi mujer. extraer de’’. como si alguna vez hubiéramos conocido algo. ¿cuál es la fuente de este conocimiento? No lo sabemos. cuando educamos a una persona no llenamos su cabeza con material nuevo. de quien siempre estará contigo. Consideremos. a unas dos o tres cuadras de distancia. ángeles. podría estar almacenada en unos pocos centímetros cúbicos de sustancia cerebral. Lo cierto es que nuestro inconsciente es más sabio que nuestro yo consciente en todas las cosas. la palabra “reconocer” misma.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. la “reconocemos” y sin embargo nunca antes habíamos pensado conscientemente en tal idea o teoría. Especular sobre estas cuestiones no es muy diferente de especular sobre un modelo de control cósmico según el cual Dios manda a ejércitos y cohortes de arcángeles. del “inconsciente colectivo” según la cual heredamos la sabiduría de la experiencia de nuestros antepasados sin haber tenido nosotros la experiencia personal. sino que más bien lo extraemos de ella. lo sacamos del inconsciente y lo llevamos a la conciencian. Cuando estamos leyendo un libro y tropezamos con alguna idea o teoría que nos atrae. lo hubiéramos olvidado y luego volviéramos a conocerlo o reconocerlo como un viejo amigo. La teoría de Jung del inconsciente colectivo sugiere que nuestro saber es heredado. Cuando nos ponemos a especular sobre la tecnología de semejante modelo -el modo en que podría construirse. Si bien este tipo de conocimiento puede parecer extravagante en nuestro lenguaje cotidiano corriente. algo en nosotros nos dice que esa teoría es cierta. lugar que visitábamos por primera vez.aún nos quedamos pasmados ante el fenómeno del espíritu humano. podíamos distinguir en medio de la oscuridad las vagas formas de un gran edificio. de modo que cuando aprendemos “algo nuevo” en realidad estamos sólo redescubriendo algo que siempre existió en nuestra mente. Este concepto está también reflejado en la palabra “educación” que deriva del verbo latino educo el cual literalmente significa ‘‘sacar de. Las palabras me salieron de la boca con entera espontaneidad y casi en ese mismo momento me arrepentí de haberlas dicho. una es la teoría de Jung. Es como si todos los conocimientos y todo el saber estuvieran contenidos en nuestro espíritu. 131 . etcétera. hasta este modelo extraordinariamente refinado que explica el almacenamiento en un pequeño espacio de conocimientos heredados y de conocimientos adquiridos. La mente humana. Por lo tanto. que a veces pretende creer que no existe algo que pueda llamarse milagro. con gran admiración vi una placa de bronce en la que se leía Singapore Cricket Club. Nunca antes había estado en Singapur. Recientes experimentos científicos con material genético en relación con el fenómeno de la memoria. En una ocasión mi mujer y yo tomamos nuestras vacaciones en Singapur. Pronto llegamos a un gran espacio abierto en cuyo extremo. -¿Qué será ese edificio?. por ejemplo. Pero cuando nos llegamos hasta el edificio y le dimos la vuelta para ver el frente. Los educandos poseen el conocimiento desde siempre. y yo inmediatamente le respondí con total seguridad: -Oh. verdadera. Pero. “Re-conocer” significa volver a conocer. pues no tenía en qué basarme para semejante afirmación. Después de anochecer salimos del hotel para dar un paseo. ¿Cómo pude saberlo? Entre las posibles explicaciones. serafines y querubines quienes lo ayudan en su tarea de regir el universo. El concepto de almacenamiento químico de información nos permite comenzar a entender la manera en que la información potencialmente accesible al espíritu humano. deja sin respuesta las cuestiones más desconcertantes del espíritu. el modo en que está sincronizado. es ella misma un milagro.

ha llegado a conocerse como el principio de sincronicidad. Sin embargo sabíamos que había acaecido algo muy significativo. el hecho A y el hecho B se dieron sincrónicamente -es decir. demostraron concluyentemente que es posible que un individuo despierto “transmita” repetidamente imágenes a otro individuo que está durmiendo a muchas habitaciones de distancia y demostraron que esas imágenes aparecen en los sueños del soñante30. marzo. pero un aspecto del suceso era el de que habíamos tenido esos sueños en un tiempo aproximadamente cercano. había tenido un sueño en el que aparecían las mismas siete imágenes en la misma sucesión. ¿Cómo se explica esto? No tenemos la más remota idea. Montague Ullman. 1970. de modo que son mínimas las probabilidades de que la sola casualidad haya elegido las mismas siete imágenes en la misma secuencia del sueño de mi amigo. La cuestión de que hechos en alto grado improbables. Esto era tan improbable que ambos sabíamos que no podía haber ocurrido por accidente. No hay ninguna ley natural conocida según la cual la configuración del vehículo (hecho A) determine que el automovilista sobreviva o que la forma adoptada por el automovilista (hecho B) determine que el vehículo se deshaga de cierta manera. Por ejemplo. al ocuparnos de la predisposición a los accidentes y de la resistencia a los accidentes. hicimos notar que no pocas veces las personas salen ilesas de vehículos enteramente destrozados y que parecía ridículo pensar que el automóvil instintivamente se destrozara en una configuración tal que protegiera al automovilista o que éste. Para construir un sueño mi espíritu tiene a su disposición millones de imágenes. doctor en medicina. y Stanley Krippner. págs. instintivamente. aún no tenemos una explicación plausible de los llamados fenómenos paranormales y psíquicos. Luego me enteré de que un amigo. Ni mi amigo ni yo conocíamos la causa o la razón de que hubiéramos tenido sueños tan semejantes. doctor en filosofía. se den con improbable frecuencia. Antes. en virtud de su imposibilidad estadística. de quien siempre estará contigo. Este principio de la sincronicidad no explica los milagros. ni podíamos dar una interpretación con sentido a nuestros sueños. Sólo sirve para significar que los milagros parecen cuestiones de tiempo y cuestiones asombrosamente comunes. como un fenómeno genuinamente “paranormal” aun cuando la significación del incidente sea oscura. El milagro de la serendipity Si bien acaso sea posible concebir la extraordinaria sabiduría del inconsciente y explicarla en última instancia atendiendo a moléculas cerebrales que obran según una tecnología milagrosa. Semejantes transmisiones no se dan sólo en el laboratorio. Su validez está científicamente probada desde el punto de vista de las probabilidades. juntos en el tiempo. Recomendamos la lectura de éste artículo a quie no esté todavía convencido de la realidad de la percepción extrasensorial o sea escéptico en cuanto a su validez científica. aunque un hecho no determina el otro. que tienen claramente relación con el funcionamiento del inconsciente. Ello no obstante. no es extraño que dos individuos que se conozcan tengan independientemente los mismos sueños o sueños increíblemente parecidos. 132 . 1282-89. Así y todo. simplemente establece que semejantes improbables conjunciones de hechos en el tiempo se dan más frecuentemente que lo que se darían si se debiera sólo a la casualidad. Con una serie de rigurosos experimentos. No pudimos determinar ninguna razón de este hecho. Pero lo cierto es que estas cosas ocurren. Probablemente la significación de la mayoría de los fenómenos psíquicos paranormales sea igualmente oscura.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. No podíamos relacionar los sueños con alguna experiencia que hubiéramos tenido o compartido. se adaptara a las formas de la máquina en destrucción. cuando dormía en mi casa dos noches antes. El hecho que se den sueños semejantes casi sincrónicos se califica. American Journal of Psychiatry. Una noche yo mismo tuve un sueño que consistía en una serie de siete imágenes.de manera tal que el automovilista sobrevivió. El principio de sincronicidad no explica por qué ni cómo ocurrió esto. a los cuales no se puede señalar ninguna causa dentro del marco de las leyes naturales. El elemento del tiempo parece importante y quizá decisivo en estos sucesos improbables. otra característica de 30 “An Experimental Approach to Dreams and Telepathy: II Report of three Studies’.

Si no me hubiera detenido. Su excelente educación le había suministrado un arma idealmente apropiada para ese fin: un racionalismo cartesiano muy pulido con una idea de la realidad impecablemente “geométrica”. Me pregunto si realmente no hay algo de cierto en eso de las percepciones extrasensoriales y cosas por el estilo. Me estaba acercando quizás a la décima de esas curvas. pág. La dificultad consistía en que la paciente siempre sabía mejor todas las cosas. Podría haber parado en cualquiera de las otras curvas. Abrí la ventana e inmediatamente atrapé el insecto en el aire cuando huía. Un excelente ejemplo de esto es 1a experiencia del “sueño del escarabajo” de Carl Jung que él cuenta en su artículo “Sobre la Sincronicidad” y que citamos por entero:31 Mi ejemplo se refiere a una joven paciente que. Por el momento sólo puedo declarar mi impresión muy firme. Tendí el coleóptero a mi paciente y le dije: “Aquí está su escarabajo”. de que la frecuencia de esos hechos estadísticamente improbables y claramente beneficiosos es mayor que la frecuencia de aquellos cuyo resultado parece prejudicial. apliqué vigorosamente los frenos y detuve el automóvil a un costado del camino. Me pareció muy extraño. (Viking Press) 1971. decidí regresar a casa por el camino que bordea el lago. me contó no hace mucho el siguiente hecho: “Después de nuestra última sesión. Esa experiencia abrió el deseado agujero en su racionalismo y rompió 31 The Portable Jung. de quien siempre estará contigo. resultaba psicológicamente inaccesible. los fenómenos paranormales. un delicado trabajo de orfebrería. pero no lo hice.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. así como son beneficiosos. Apenas lo hube hecho apareció un automóvil a toda velocidad por la curva. Mientras ella me contaba aquel sueño. inevitablemente habríamos chocado en la curva. el camino del lago tiene muchas curvas cerradas. La noche anterior la paciente había tenido un sueño en el cual alguien le había regalado un escarabajo de oro. Loa resultados beneficiosos de tales hechos no tiene porqué ser siempre salvar la vida. Muchas veces antes había recorrido aquel camino y aunque había pensado que era peligroso nunca me detuve. 133 . se impone ciertamente investigarlo. como el día era tan lindo. de algún modo beneficiosos para los participantes humanos del caso. Después de varios infructuosos intentos para suavizar su racionalismo con algo de comprensión más humana. Como usted sabe. a pesar de los esfuerzos realizados por ambas partes. independientemente de su improbabilidad estadística. No tengo idea de qué fue lo me hizo detener. 511 y 512. las más veces sencillamente fomentan o promueven el crecimiento espiritual. algo que hiciera estallar la retorta intelectual en la que la paciente se había encerrado. en un evidente esfuerzo por penetrar en la habitación oscura. es el hecho de que buen número de tales sucesos parecen ser afortunados. Era un coleóptero del tipo del escarabajo (cetonia aurata). Me volví y vi que se trataba de un insecto volador bastante grande que golpeteaba el vidrio de la ventana desde el exterior. Joseph Campbell.” Es posible que hechos estadísticamente improbables hasta el punto de sugerir que son ejemplos de sincronicidad o de sucesos paranormales puedan ser dañosos. Sin pensarlo más. Un respetable y maduro hombre de ciencia. cuyo color verde dorado se asemeja mucho al de un escarabajo de oro. No puedo encontrarle ninguna otra explicación. tuve que limitarme a la esperanza de que sucediera algo inesperado e irracional. cuando de pronto se me ocurrió que otro automóvil podría aparecer repentinamente por la curva y entrar en la mano derecha del camino que era la mía. en alto grado escéptico y a quien yo analizaba. Aun cuando este terreno esté plagado de peligros metodológicos. ed. Me encontraba sentado frente a ella de espaldas a la ventana escuchando el flujo de su retórica. sus ruedas pasaron unos dos metros más allá de la línea divisoria amarilla y casi arrolló mi automóvil que estaba sin embargo detenido a mano derecha del camino. aunque “no científica”. Nueva York. oí a mis espaldas un suave ruidito sobre la ventana.

La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En otras palabras los hechos que llamamos serendipity se dan a todos nosotros. que algunas personas tienen esa suerte y otras no la tienen. El tratamiento pudo continuar con satisfactorios resultados. Le contesté que no me interrumpía. espero no interrumpirlo. lo cual implica que algunas personas lo poseen en tanto que otras no lo poseen. Algunas de las razones por las cuales la gente no saca provecho de la gracia serán consideradas después en el parágrafo titulado Resistencia a la gracia. Luego me puse a trabajar en la biblioteca. El Diccionario Webster define la serendipity como “el don de hallar cosas valiosas o agradables no buscadas”. consideramos esos hechos completamente irrelevantes y. pero frecuentemente no reconocemos su naturaleza. no encontramos cosas valiosas no buscadas porque no apreciamos el valor del don cuando nos es dado. Hace cinco años. manifestada en parte por “cosas valiosas o agradables no buscadas” es accesible a todos. En el curso de nuestra superficial conversación me dijo que sabía que yo estaba escribiendo un libro y me preguntó cuál era su tema. Me debatí con este dilema durante una hora sin llegar absolutamente a ninguna parte. Por el momento me limitaré a indicar que una de las razones por las cuales no aprovechamos plenamente la gracia es la de que no tenemos plena conciencia de su presencia. 134 . dígamelo. sólo que mientras algunas personas la aprovechan. Por otra parte. no los aprovechamos.dijo. Al cabo de media hora me encontré en un atolladero. Me sentía cada vez más frustrado. Le dije que se trataba del crecimiento espiritual y no le di más detalles. sin embargo había en ella algo cálido y suave. -Scotty. Mostraba una actitud tímida y vacilante. Pero aquella extraña humildad de la mujer suscitó en mí una respuesta diferente. Era evidente que debía ampliar considerablemente el texto para que tuvieran sentido los conceptos que trataba en él. es decir. Probablemente no le interese. Cuando llegué a la casa me recibió la mujer de mi colega. Al atrapar a aquel coleóptero y presentárselo a su paciente. Una tesis importante de esta sección es la de que la gracia. Me sentí irritado y sometido a presión y podría haberle dicho que estaba hasta la coronilla de libros (lo cual era cierto) y que no había manera de que encontrara tiempo para leerlo en un futuro cercano. Esta definición contiene ciertos elementos que pueden intrigamos. respetuosa. La mujer de mi colega tenía en las manos un librito y me dijo: -Encontré este libro. el hielo de su resistencia intelectual. Lo llevé a casa sin saber cuando sería aquel “lo más pronto posible”. impotente para resolver la cuestión. Me encontraba en esa situación cuando la mujer de mi colega entró silenciosamente en la biblioteca. todo lo contrario de lo que había exhibido en los otros encuentros conmigo. pregunté a un colega que vivía allí si podía pasar esas horas en la biblioteca de su casa para trabajar en la redacción de la primera sección de este libro. Uno es el hecho de considerar la serendipity como un don. entre citas profesionales. una persona fría y reservada que nunca pareció reparar en mí y que incluso en varias ocasiones se había mostrado hostil y casi arrogante. Pensé que podría interesarle. -Si lo molesto. A lo que nos estamos refiriendo aquí cuando hablamos de hechos paranormales con consecuencias beneficiosas es el fenómeno de la serendipity. pero me daba cuenta de que esa ampliación restaría fluidez al trabajo. Le dije que apreciaba su amabilidad y que trataría de leer el libro lo más pronto posible. No sé por qué. Buena parte de lo que había escrito sobre el tema de la responsabilidad me pareció enteramente insatisfactorio. Jung claramente la estaba aprovechando. de quien siempre estará contigo. otras no lo hacen. que me encontraba empantanado en mi trabajo y que por el momento no podría continuar en él. Charlamos forzadamente tal vez unos cinco minutos. no estaba dispuesto a suprimir enteramente la sección puesto que me parecía necesario mencionar aquellos conceptos. debiendo pasar dos horas en una ciudad. Pero se me ocurrió que tal vez pudiera serle útil. en consecuencia.

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

Sin embargo aquella misma noche algo me empujó a hacer a un lado los otros libros que
estaba consultando para leer el que acababan de darme. Era un delgado volumen titulado
How People Change de Alien Wheelis. Buena parte de él se refería a la responsabilidad. En
un capítulo estaba elegante y profundamente expresado lo que yo había tratado de decir en
la ampliación de la sección de mi libro. A la mañana siguiente condensé aquella sección,
que quedó convertida en un conciso párrafo, y en una nota de pie de página remití al lector
al libro de Wheelis si deseaba leer una exposición elaborada. Mi dilema quedaba resuelto.
Ése no fue un acontecimiento estupendo, no hubo trompetas que lo anunciaran. Yo
habría podido ignorarlo y lo mismo habría sobrevivido. Sin embargo, había sido tocado por
la gracia. El hecho era tanto extraordinario como ordinario, extraordinario porque resultaba
en alto grado improbable, ordinario porque esos hechos en alto grado improbables y
beneficiosos nos ocurren de continuo, silenciosamente, son hechos que golpean a la puerta
de nuestra conciencia con tanta suavidad como golpeteaba suavemente aquel coleóptero en
el vidrio de la ventana. Hechos análogos me han ocurrido siempre desde que la mujer de mi
colega me prestó su libro. Algunos los reconozco. Puedo haberme aprovechado de algunos
de ellos sin tener conciencia de su carácter milagroso. Pero no tengo manera de saber
cuántos he dejado escapar sin provecho.
La definición de gracia
Hasta ahora en esta sección he descrito toda una variedad de fenómenos que presentan
las siguientes características en común:
a) Sirven para promover -prestar apoyo, proteger y fomentar la vida humana y el
crecimiento espiritual.
b) El mecanismo de su acción se comprende de manera incompleta como en el caso
de la resistencia física y los sueños) o resulta totalmente oscura (como en el caso de
los fenómenos paranormales) de conformidad con los principios de las leyes naturales
según los interpreta el pensamiento científico actual.
c) Su aparición es frecuente, común y esencialmente universal en la humanidad.
d) Aunque potencialmente influidos por la conciencia humana, el origen de esos
fenómenos está fuera de la voluntad consciente y más allá del proceso de tomar
conscientemente decisiones.
Aunque normalmente se los considera separados, me he convencido de que su carácter
común indica que estos fenómenos son parte de un solo fenómeno o manifestaciones de de
él; una vigorosa fuerza que, teniendo su origen fuera de la conciencia humana, promueve el
crecimiento espiritual de los seres huma
Durante centenares y aun millares de años antes de la conceptualización científica de
cosas tales como globulinas inmunes, estados oníricos e inconsciente, esa fuerza fue
reconocida por los espíritus religiosos que le dieron el nombre de gracia y le cantaron
alabanzas: “¡Admirable gracia, cuan dulce...”
¿Cómo hemos de considerar -nosotros que somos propiamente escépticos y con
espíritu científico- esa “vigorosa fuerza que, teniendo su origen fuera de la conciencia
humana, promueve el crecimiento espiritual de los seres humanos”? No podemos palpar esa
fuerza; no tenemos medio apropiado para medirla. Pero existe, es real. ¿Habremos de
proceder de conformidad con la visión del túnel e ignorarla porque no se ajusta fácilmente a
los tradicionales conceptos científicos de ley natural? Esto no parece prudente. No creo que
podamos esperar lograr una plena comprensión del cosmos, del lugar que ocupa el hombre
en el cosmos, ni de la naturaleza de la humanidad misma, si no incorporamos el fenómeno
de la gracia en nuestro marco conceptual.
135

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

Sin embargo, ni siguiera podemos situar o localizar esa fuerza. Hemos dicho
solamente dónde no está: no reside en la conciencia humana. Entonces ¿dónde reside?
Algunos de los fenómenos que hemos tratado, como los sueños, por ejemplo, sugieren que
la gracia reside en el inconsciente del individuo. Otros fenómenos, tales como la
sincronicidad y la serendipity, indican que esta fuerza existe más allá de las fronteras del
individuo. No sólo porque somos científicos encontramos dificultad en situar la gracia. Los
religiosos, que por supuesto atribuyen a Dios el origen de la gracia y creen que ésta es
literalmente amor de Dios han tenido a través de las edades la misma dificultad para situar a
Dios. En teología hay dos grandes tradiciones opuestas sobre esta cuestión: una, la doctrina
de la emanación, sostiene que la gracia emana de un Dios exterior y desciende a los
hombres; la otra, la doctrina de la inmanencia, sostiene que la gracia es inmanente en el
interior divino del ser del hombre.
Este problema -y en realidad todo el problema de la paradoja- se debe en primer lugar
a nuestro deseo de situar las cosas. Los seres humanos tienen una profunda tendencia a
conceptuar todo en entidades separadas. Percibimos el mundo como algo compuesto de
tales entidades: barcos, zapatos y otras categorías. Y tendemos a comprender un fenómeno
colocándolo en una determinada categoría y diciendo que ese fenómeno corresponde a una
determinada entidad. Es una cosa o la otra, pero no puede ser ambas. Los barcos son barcos
y no zapatos. Yo soy yo y tú eres tú. La entidad yo es mi identidad y la entidad tú es tu
identidad y solemos quedar completamente desconcertados y frustrados si nuestras
entidades llegan a mezclarse o confundirse. Según observamos antes, pensadores hindúes y
budistas creen que nuestra percepción de entidades separadas es ilusión, maya, y los físicos
modernos que estudian la relatividad, los fenómenos de ondas y partículas, el electromagnetismo, etcétera, se están dando cuenta cada vez más de las limitaciones del enfoque
conceptual por medio de entidades. Pero es difícil salirse de este marco. Nuestra tendencia
a pensar en entidades nos lleva a querer situar cosas, aun cosas tales como Dios o la gracia,
y aun cuando sepamos que esa tendencia nuestra pone obstáculos a nuestra comprensión de
estas cuestiones.
Por mi parte, procuro no concebir al individuo como una verdadera entidad y en la
medida en que mis limitaciones intelectuales me empujan a pensar (o escribir) en términos
de entidades, concibo las fronteras del individuo como una especie de membrana
sumamente permeable, un cerco si se quiere, en lugar de un muro, un cerco a través del
cual, por debajo del cual y por encima del cual, pueden pasar y escurrirse otras “entidades”.
Así como nuestra psique es continua y parcialmente permeable al inconsciente, nuestro
inconsciente es permeable a la mente exterior, a la “mente” que nos penetra y que empero
no es nosotros en cuanto a entidades. Una descripción más elegante y apropiada que la que
ofrece el lenguaje científico del siglo XX al hablar de membranas permeables es el lenguaje
religioso de Dame Julian, una anacoreta del siglo XIV (circa 1393) de Norwich cuando
describe la relación de la gracia y la entidad individual: “Pues así como el cuerpo está
metido en el ropaje y la carne en la piel y los huesos en la carne y el corazón en el todo, así
también estamos nosotros, alma y cuerpo, metidos en la bondad de Dios y encerrados en
ella. Sí, y más sencillamente; pues todas esas cosas pueden desgastarse y consumirse, pero
la bondad de Dios es eternamente el todo”.32
En todo caso, independientemente de cómo los concibamos, a qué los atribuyamos o
dónde los situemos, los “milagros” a que nos hemos referido, indican que nuestro
crecimiento como seres humanos se ve ayudado por una fuerza que no es la de la de nuestra
voluntad consciente. Para comprender mejor la naturaleza de esta fuerza, creo que podría
ser útil considerar aún otro milagro: el proceso de crecimiento de toda la vida misma,
proceso al que hemos dado el nombre de evolución.
32

Revelations of Divine Love, Grace Warrack, ed., New York, (British Book Centre), 1923, Cap. VI.

136

La Nueva psicología del Amor…
Con Cariño Para Maria Olave, de quien siempre estará contigo.

El milagro de la evolución
Aunque hasta ahora no hemos considerado especialmente este concepto de evolución,
de una manera u otra nos hemos ocupado de él a lo largo de este libro. El crecimiento
espiritual es la evolución de un individuo. El cuerpo del individuo podrá sufrir los cambios
propios del ciclo vital, pero no evoluciona; aquí no se forjan nuevas estructuras físicas. La
decadencia de las aptitudes físicas en la vejez es algo inevitable. Pero el espíritu humano
puede evolucionar espectacularmente en el curso de una vida individual. Aquí pueden
forjarse nuevas estructuras. La competencia espiritual puede aumentar (aunque
generalmente no ocurra esto) hasta el momento de la muerte en edad avanzada. La vida nos
ofrece ilimitadas oportunidades de crecimiento espiritual hasta el fin. Si bien el tema
principal de este libro es la evolución espiritual, el proceso de la evolución física es análogo
al de la evolución del espíritu y nos suministra un modelo que nos permite comprender
mejor el proceso de crecimiento espiritual y la significación de la gracia.
El rasgo más llamativo del proceso de la evolución física es que ésta es un milagro.
De conformidad con lo que sabemos del universo, la evolución no debería darse, el
fenómeno no debería existir en modo alguno. Una de las leyes naturales fundamentales es
la segunda ley de la termodinámica que establece que la energía fluye naturalmente de un
estado de organización superior o mayor a un estado de organización menor, de un estado
de diferenciación superior a un estado de diferenciación inferior. En otras palabras, el
universo se encuentra en un proceso descendente, declinante. El ejemplo que
frecuentemente se emplea para ilustrar este proceso es el de una corriente de agua que
naturalmente fluye cuesta abajo. Se necesita energía o trabajo -bombas, esclusas,
cangilones y otros medios- para invertir el proceso, para volver las cosas al estado anterior,
para devolver el agua a lo alto de la colina. Y esa energía hay que sacarla de alguna otra
parte. Hay que explotar algún otro sistema de energía para realizar esa operación. En última
instancia, de conformidad con la segunda ley de la termodinámica, dentro de billones de
años, el universo declinará por completo hasta llegar al punto más bajo y amorfo y
convertirse en una especie de “burbuja” desorganizada, enteramente indiferenciada en la
que ya no ocurre nada más. Ese estado de total desorganización e indiferenciación se llama
la entropía.
El flujo natural descendente de la energía hacia el estado de entropía podría llamarse
la fuerza de la entropía. Bien se nos alcanza que el “fluir” de la evolución marcha contra la
fuerza de entropía. El proceso de la evolución fue un desarrollo de los organismos que los
llevó de estados inferiores a estados superiores de mayor complejidad, diferenciación y
organización. Un virus es un organismo extremadamente simple, algo más que una
molécula. Una bacteria es más completa, más diferenciada, pues posee una pared celular,
metabolismo y diferentes tipos de moléculas. Un paramecio tiene un núcleo, cilios y un
sistema digestivo rudimentario. Una esponja tiene no sólo células sino que comienza a tener
diferentes tipos de células interdependientes entre sí. Los insectos y los peces tienen
sistema nervioso con complejos métodos de locomoción y hasta organizaciones sociales. Y
así prosigue la escala de la evolución, una escala de creciente complejidad, organización y
diferenciación, hasta llegar al hombre que posee una enorme corteza cerebral y tipos de
conducta extremadamente complejos; y que sepamos, el hombre ocupa el vértice de esta
pirámide. Declaro que el proceso de la evolución es un milagro porque tratándose de un
proceso de creciente organización y diferenciación va contra la ley natural. Según el curso
ordinario de las cosas nosotros que escribimos y leemos este libro no deberíamos existir.33

33

El concepto de que la evolución va contra la ley natural no es ni nuevo ni original. Recuerdo que en mis años de universidad alguien
dijo: “La evolución es una corriente contra la segunda ley de termodinámica”, pero desgraciadamente no pude localizar la referencia. Más
recientemente el concepto ha sido expuesto por Buckminster Fuller en su libro And It Carne to Pass - Not to Stay, Nueva York,
(Macmillan), 1976.

137

No todos nosotros. Poco después tendré algo más que decir sobre esta resistencia natural. el organismo más complejo y en cuya base están los virus. lo mismo que en el caso de la evolución física. a echar a andar por el camino fácil. Esto se debe a que se realiza contra una resistencia natural. ese “algo” que desafió tan coherentemente y con tanto éxito la “ley natural” durante millones de generaciones y que debe representar él mismo una ley natural todavía no definida. a aferramos a los viejos mapas y a los viejos modos de hacer las cosas. Se trata de una fuerza que nos empuja a elegir el camino más difícil. Pero. de quien siempre estará contigo. a fin de que 138 . Pero. ni fácilmente.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Podemos crecer. contra la natural inclinación a conservar el estado en que nos hallamos. muchos seres humanos logran de algún modo mejorarse y mejorar su cultura. los organismos más numerosos pero menos complejos: El vértice se yergue desafiando la fuerza de la entropía. el milagro consiste aquí en que podamos vencer esa resistencia. El proceso de evolución puede representarse gráficamente por una pirámide en cuyo vértice está el hombre. nos hacemos seres humanos mejores. esta especie de fuerza de entropía que obra en nuestra vida espiritual. La evolución espiritual de la humanidad puede representarse también con un diagrama: Una y otra vez hice notar que el proceso de crecimiento espiritual es difícil y exige esfuerzo. En el interior de la pirámide he puesto una flecha que simboliza ese impulso evolutivo. A pesar de todo lo que se opone al proceso.

Una conducta humana que hoy consideramos repugnante y ultrajante era considerada ayer como algo natural. En todas partes vemos guerras. Este diagrama del proceso de la evolución espiritual puede aplicarse al individuo. 133. pág. American Journal of Psychiatry. Es evolución en progreso. Vol. Hoy éste no es un tema de discusión. Dic. haciendo notar: El derecho romano daba al padre el control absoluto de sus hijos. de quien siempre estará contigo. “Child Custody Contest in Historical Perspective”. ¿Cómo puede alguien sugerir razonablemente que el género humano está progresando espiritualmente? Y sin embargo es exactamente lo que afirmo. Y por obra del amor a otros. Este concepto de un derecho absoluto pasó al derecho inglés. Derdeyn. El diagrama también se aplica a la humanidad en su conjunto. corrupción y contaminación. Si bien me parece que el término medio de los actuales cuidados parentales es terriblemente pobre. Nos elevamos por obra del amor. Nuestro sentido de desilusión se debe a que esperamos más de nosotros mismos de lo que nuestros antepasados esperaban de sí mismos. Hubo que esperar hasta el siglo XVI para que el niño comenzara a ser considerado como una criatura de particular interés. 1369. Y así la humanidad evoluciona. Es el amor. por ejemplo. es el acto mismo de la evolución. El amor. La idea de que el desarrollo espiritual de la humanidad está en un proceso ascendente. donde prevaleció hasta el siglo XIV sin cambios apreciables. que debía desarrollar importantes y específicas tareas y que era digno de afecto. difícilmente pueda parecer realista a una generación desilusionada del sueño del progreso. la niñez no era considerada esa fase única de la vida como la concebimos hoy. Una reciente reseña de un aspecto de los cuidados brindados a los niños comienza. La cultura que nos nutre en la niñez es a su vez nutrida por nuestra acción en la edad adulta. llevamos a cuestas la humanidad. Cada uno de nosotros tiene su propio impulso a crecer y cada uno de nosotros al obedecer a ese impulso lucha solo contra su propia resistencia.34 Pero ¿cuál es esa fuerza que nos empuja como individuos y como especie a crecer contra la resistencia natural de nuestro propio letargo? Ya la hemos nombrado. 1976. El niño y el sirviente no se distinguían en cuanto al modo en que eran tratados y ni siquiera el lenguaje ofrecía términos diferentes para designar a uno y otro. la extensión del yo. La fuerza evolutiva presente en toda vida se manifiesta en la humanidad como amor humano. Nº 12. Alfa y omega 34 André P. los ayudamos para que se eleven. podamos trascender el cieno y la basura en medio de los cuales con frecuencia hemos nacido. 139 . pero hace varios siglos ni siquiera constituía una preocupación humana. debo empero creer que es muy superior al de unas pocas generaciones atrás. Nosotros definimos el amor como “la voluntad de extender el yo con el fin de promover nuestro propio desarrollo espiritual o el de otra persona”. un tema importante de este libro fue el de la responsabilidad de los padres en cuanto al crecimiento espiritual de sus hijos. Cuando crecemos lo hacemos porque estamos empeñados en hacerlo y trabajamos en ese empeño porque nos amamos. Los que logran crecer no sólo gozan de los frutos de su crecimiento sino que dan los mismos frutos al mundo. Al evolucionar como individuos. Cuando evolucionamos como individuos determinamos que nuestra sociedad también evolucione. a los que aquél podía vender o condenar a muerte con impunidad.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En la humanidad el amor es la fuerza milagrosa que desafía la ley natural de la entropía. Era habitual enviar a los niños ya desde los siete años a servir o a realizar actividades de aprendiz en las que la instrucción era secundaria respecto del trabajo cumplido por el niño para su amo. Por ejemplo. En la Edad Media.

La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Cuando dije que ésta es una idea sobrecogedora me quedé corto. llenos de pánico. ese impulso de crecer y evolucionar. Para muchos esta hipótesis resultará demasiado simple. a su poder. en toda la historia de la humanidad. la meta de la evolución? ¿Qué desea Dios de nosotros? No tengo aquí la intención de entregarme a sutilezas teológicas y espero que los especialistas me perdonen si paso por alto todos los peros de la teología propiamente especulativa. o Ello mismo). ¿De dónde proviene esa fuerza vigorosa que. el principio y el fin. ¿Sabemos realmente. Dios es la fuente de la fuerza evolutiva y Dios es su destino. es de alguna manera “insuflado” en nosotros por Dios. pero la gracia no lo es. esta creencia por su naturaleza misma nos impondría la obligación de intentar alcanzar lo que es posible. No queremos la responsabilidad de Dios. En realidad es una idea muy vieja. teniendo su origen fuera de la conciencia humana. Pues el amor es consciente. Esto es lo que queremos significar cuando decimos que Dios es Alfa y Omega. nadie que haya observado los datos y formulado las pertinentes preguntas logró dar una hipótesis mejor o dar siquiera una verdadera hipótesis. Dios es la meta de la evolución. Estamos creciendo en dirección de a la divinidad. todavía no hemos respondido a la pregunta que formulamos al terminar la sección sobre el amor: ¿de dónde procede el amor? Sólo ahora podemos ampliar los términos y formular una pregunta más general aún: ¿de dónde procede toda la fuerza de la evolución? Y a esta pregunta podemos agregar nuestra perplejidad respecto del origen de la gracia. ¿qué otra cosa podemos hacer? Ignorar los datos refugiándonos en la visión del túnel no es una respuesta. todos los que postulamos un Dios de amor llegamos en última instancia a concebir una idea sobrecogedora: Dios desea que nos convirtamos en Él mismo (o Ella misma. postular. debemos entonces preguntamos con qué fin lo hace así Dios. Las cuestiones que planteamos resultan demasiado intangibles y hasta demasiado generales para nuestra “ciencia” en su estado actual. demasiado fácil. por ejemplo. No porque sea difícil de concebir. Una cosa es creer en un buen Dios que se ocupa amorosamente de nosotros desde una elevada posición de poder a la que nosotros nunca podremos llegar y otra cosa muy diferente es creer en un Dios que se propone precisamente que nosotros lleguemos a su posición. demasiado fantasiosa. Así y todo. teorizar. Para explicar los milagros de la gracia y la evolución postulamos la existencia de un Dios que desea que crezcamos. de un Dios que nos ama. Si creyéramos que es posible que el hombre se convierta en Dios. Si postulamos que nuestra capacidad de amar. nos exigirá que demos todo lo que podemos dar. sino porque si creemos en ella. Por sencillo que parezca. a su sabiduría. promueve el desarrollo espiritual de los seres humanos”? No podemos dar respuesta a estas preguntas de la misma manera científica en que podemos decir de dónde procede la harina o el acero. Y no son estas las únicas cuestiones fundamentales a las que la ciencia no puede dar respuestas. No queremos trabajar tanto. Pues nunca se concibió una idea que represente una carga tan pesada para el hombre. Pero mientras tanto sólo podemos especular. ¿Por qué desea Dios que crezcamos? ¿En que dirección estamos creciendo? ¿Cuál es el punto final. Mientras creamos que la divinidad es un logro imposible para 140 . esa idea es la esencia de la simplicidad. por el contrario. pero los seres humanos huyen de ella por millones. qué es la electricidad? ¿Sabemos de dónde proviene la energía? ¿O el universo? Tal vez algún día nuestra ciencia pueda dar respuesta a estas cuestiones tan fundamentales. No queremos la responsabilidad de tener que pensar de continuo. de quien siempre estará contigo. nos atenemos a esta idea extrañamente pueril de un Dios de amor o como alternativa tenemos un vacío teórico. Pero. No podemos obtener una respuesta si no formu1ando preguntas. Lo cierto es que por más que queramos andar con tiento y ser evasivos. a su identidad. todo lo que tenemos. Mientras alguien no lo haga. formular hipótesis. la idea que exige más cosas del hombre. Es. Pero nosotros no queremos esa obligación. pueril e ingenua.

pero no tenemos que incomodarnos por nada más. ni me parecía racional creer que los recién nacidos estuvieran malditos porque sus antepasados hubieran comido del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. En ese caso debemos esforzarnos constantemente por alcanzar cada vez más sabiduría y más efectividad. la brutalidad. El relato dice que Dios tenía la costumbre de “andar por el jardín con el fresco del día” y que existían medios de comunicación entre Él y el hombre. no tenemos que preocuparnos de nuestro crecimiento espiritual. todos los otros impedimentos quedarán superados. el prejuicio. Cuando consideramos la disciplina nos referimos a la pereza. la tortura. Pero en ese caso ¿por qué Adán y Eva. De manera que éste es también un libro sobre la pereza. No ha de sorprender que la creencia en la posibilidad de llegar a la divinidad resulte odiosa. La cuestión clave está en lo que falta. Y en mí mismo advertí una análoga resistencia a extenderme a nuevas esferas de pensamiento. En virtud de esa creencia quedaremos empeñados hasta la muerte en el esforzado tráfago de nuestro mejoramiento y nuestro crecimiento espiritual. ni decir: “He terminado mi trabajo”. Realmente nos encontramos muy bien aquí y no deseamos parecer 141 . el pecado estaba para mí en el engaño. La idea de que Dios nos está nutriendo activamente para que podamos crecer y ser como Él. Sin embargo poco a poco me fui dando cuenta de que la pereza era ubicua. Pero no podía percibir nada pecaminoso en los niños. Sin embargo. Fue entonces cuando para mí cobró sentido el relato sobre la serpiente y la manzana. Entropía y pecado original Como este libro trata del crecimiento espiritual también trata inevitablemente de la otra cara de la misma moneda: los obstáculos que se oponen al crecimiento espiritual. Ahora estamos en condiciones de poder examinar la naturaleza de la pereza en una buena perspectiva y de comprender que la pereza es la fuerza de entropía tal como se manifiesta en la vida de todos nosotros. Evidentemente. Lo mismo ocurría con mis otros apetitos. En el mundo. comprobaba que mi principal enemigo era invariablemente su pereza. hay sólo un obstáculo que es la pereza. La sexualidad no me chocaba como algo particularmente pecaminoso. no hablaron con Dios? ¿Por qué no le dijeron “Teníamos la curiosidad de saber por qué no deseas que comamos el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal. responsabilidad y madurez. Si vencemos la pereza.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Si no vencemos la pereza ninguno de los otros impedimentos será superado. Estas metas son también difíciles de alcanzar y no hay que menospreciarlas. Con frecuencia podré entregarme al placer de comer en exceso un excelente plato y si bien sufro los dolores de la indigestión ciertamente no siento remordimientos de conciencia ni culpabilidad. Durante muchos años consideré que la idea del pecado original carecía de sentido y hasta que era objetable. antes o después de la tentación de la serpiente. En los esfuerzos que hacía para ayudar a crecer a mis pacientes. La pereza es lo opuesto del amor. Si Dios está en su cielo y nosotros estamos aquí abajo. El crecimiento espiritual supone esfuerzo. que supone tratar de evitar el necesario sufrimiento o echar a nadar por el camino más fácil. podemos dejar que Él tenga toda la responsabilidad de la evolución y la marcha del universo. podemos relajarnos y ser sólo humanos. No tenemos que esforzarnos por alcanzar niveles de conciencia cada vez altos. de quien siempre estará contigo. si tenía algo en común con toda la humanidad era mi pereza. Al examinar el amor también consideramos la circunstancia de que el desamor es la falta de disposición a extender el propio yo. juntos o separados. La responsabilidad de Dios deberá ser nuestra responsabilidad. En definitiva. Nosotros podemos hacer todo lo posible para asegurarnos una vejez cómoda en la que gocemos de salud y tengamos hijos y nietos felices y agradecidos. nosotros. apenas creamos que es posible que un hombre se convierta en Dios ya no podremos realmente descansar nunca más. como hubimos de señalarlo una y otra vez. nos coloca frente a frente con nuestra pereza.

El paso que no se dio es el paso del debate. A veces tengo la impresión de que eso es todo cuanto hago. ¿Por qué no lo hicieron? ¿Por qué no dieron ningún paso entre la tentación y la acción? Ese paso que no se dio es la esencia del pecado. ancianos. No escuchan al Dios que mora dentro de ellos. pero tu ley en este aspecto no tiene mucho sentido para nosotros y en verdad nos agradaría mucho que nos la explicaras”? Pero. no atienden al conocimiento de lo justo que reside en el interior del espíritu de toda la humanidad. generalmente los seres humanos dejan de escuchar lo que Dios tiene que decirles sobre el asunto. En consecuencia. ambiciosos y sabios que seamos. ayudo en los quehaceres domésticos. sabios o estúpidos. sin siquiera haber comprendido la razón de aquella ley. Asimismo. Algunos podrán ser menos perezosos que otros. adultos maduros. inválidos o válidos. En la sección sobre la disciplina hice notar que la gente suele sentir claramente amenazadora toda nueva información.este debate interno entre el bien y el mal es la causa de todos los actos malos que constituyen el pecado. si bien todo temor no es pereza. Trabajo sesenta horas por semana. La circunstancia de no llevar a cabo -o de no llevarlo a cabo honda y sinceramente. sino que fue el temor. pero he de insistir en que así y todo hallarán la pereza en ellos mismos si miran bien. trabajar. El pecado original existe. El debate entre la serpiente y Dios es simbólico del diálogo entre el bien y el mal que se desarrolla dentro del espíritu de los seres humanos. Una forma principal que asume la pereza es el temor. la senda del mayor esfuerzo. Y por la noche y los fines de semana. Adán y Eva no lo hicieron. Cada uno de nosotros con mayor o menor frecuencia se apartará de de ese trabajo y esfuerzo. En cambio procedieron a transgredir la Ley de Dios. poner en tela de juicio su autoridad o comunicarse con él en un nivel razonable. sí. por supuesto. Adán y Eva podrían haber suscitado un debate entre la serpiente y Dios. la pereza asume formas diferentes de las que tienen relación con el número de horas pasadas trabajando o con las responsabilidades de uno con los demás. pero la base de ese temor es la pereza. Llevar a cabo el debate es exponernos a la lucha y el sufrimiento. sin siquiera hacer el esfuerzo de enfrentar directamente a Dios. porque si la incorpora tendrá que realizar considerable trabajo para corregir sus mapas de la realidad. pero al no dar ese paso no escucharon lo que Dios tenía que decirles sobre la cuestión.” Puedo sentir simpatía por esos lectores. Podemos emplear otra vez el mito de Adán y Eva para ilustrar esta idea. llevo a los chicos al jardín zoológico. salgo con mi mujer. tratará de evitar ese penoso paso. Es un pecado muy real. Prestaron oídos a la serpiente y no oyeron lo que Dios tenía que decirles antes de que ellos obraran. es la fuerza que nos empuja hacia abajo y nos impide nuestra evolución espiritual. Y cuando los tomamos seriamente -cuando escuchamos seriamente la voz de ese “Dios que mora en nosotros” -generalmente nos sentimos impulsados a echar a andar por la senda más difícil. Pero. podríamos decir que no fue la pereza lo que impidió que Adán y Eva preguntaran a Dios las razones que éste tenía para establecer su ley. Existe en cada uno de nosotros: recién nacidos. Cuesta trabajo desarrollar estos debates internos que exigen tiempo y energía. en la sección sobre el amor hablé de los riesgos de extendernos a nuevos territorios. trabajar. no del menor esfuerzo. Al discutir la sensatez de una determinada línea de acción propuesta. es el temor al trabajo que tendrá que hacer. Lo mismo que Adán y Eva y como nuestros antepasados. de entablar nuevas relaciones y entrar en nuevos 142 . el temor a la ira de Dios. Por más enérgicos. Algunos lectores podrán decirse: “Pero yo no soy perezoso. muchos temores son exactamente pereza. el temor ante la grandeza de Dios. de asumir nuevos compromisos y responsabilidades. adolescentes. si miramos realmente en nuestro interior hallaremos la pereza que acecha desde algún lugar. En efecto.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. casi siempre combatirá la nueva información en lugar de asimilaría. e instintivamente la gente trata de evitar ese trabajo. desagradecidos. pero todos somos perezosos en alguna medida. Tenemos mucho miedo de que se produzca el cambio en el status quo en que nos hallamos. Por ejemplo. Y dejamos de hacerlo porque somos perezosos. aun cuando esté cansado. es nuestra pereza. trabajar. de quien siempre estará contigo. somos todos perezosos. Esa resistencia está motivada por el temor. miedo de perder lo que tenemos si nos aventuramos a otra cosa. Es la fuerza de la entropía dentro de nosotros. niños.

La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. aparentemente por su propia cuenta. los individuos generalmente no se dan cuenta de su pereza. el ilegítimo atajo que utilizaron a hurtadillas para adquirir el conocimiento sin esfuerzo y con la esperanza de poder escurrir el bulto. La dinámica suele ser muy clara en el caso de los pacientes casados que. En mi pugna personal por alcanzar madurez. Esto ocurre porque la parte perezosa del yo. como el demonio que realmente puede ser. Esa parte del yo encubre su pereza con toda clase de racionalizaciones que la parte en crecimiento del yo no puede todavía ver o combatir porque es aún demasiado débil. durante las primeras sesiones terapéuticas. de modo que las primeras sesiones de terapia les confirman lo que ya sabían y temían. del trabajo que supone el cambio. En las primeras fases del crecimiento espiritual. A causa de este terror o esta pereza. La mayoría de estos abandonos se producen durante las primeras sesiones o los primeros meses de tratamiento. Todas estas respuestas y muchas más sirven para encubrir la pereza de los pacientes. Así una persona responderá a la sugestión de que puede cobrar algún nuevo conocimiento en una cierta esfera: “Esa esfera fue estudiada por mucha gente que no logró encontrar ninguna respuesta válida” o “Conocí a un hombre dedicado a ese estudio que era alcohólico y se suicidó” o “Soy perro demasiado viejo para aprender nuevas tretas” o “Usted trata de manipularme para convertirme en una fiel copia de usted mismo y se supone que no es eso lo que deben hacer los psicoterapeutas”. en realidad están aterrados del cambio. significa comenzar ya a reducirla. Sé que ahora lo dejo plantado. pero la moraleja del relato nos dice que hay que hacerlo. Pero cuando adquiero conciencia de que estoy 143 . En realidad. cobran conciencia de que su matrimonio está horriblemente desordenado o es destructivo y que el camino que lleva a la salud mental es o bien el divorcio o bien un proceso enormemente difícil y penoso para reestructurar por completo el matrimonio. Por estas razones. poco a poco cobro conciencia de nuevas intuiciones que tienden. es inescrupulosa y ducha en taimados disfraces. comienzan a arrastrarse. niveles de existencia. a veces después de dos o tres sesiones. como todos los demás tengo mis momentos de pereza”. trataron pues de tomar el camino más fácil. que será necesario hacer para poder salir de su atolladero particular. En todo caso. Abandonan el tratamiento alegando excusas tales como “Nos hemos dado cuenta de que cometimos un error cuando calculamos que teníamos dinero para pagar el tratamiento” o bien interrumpen honestamente el tratamiento y reconocen con franqueza: “Temo lo que la terapia pueda hacer a mi matrimonio.que comienzan el proceso psicoterapéutico. aunque digan de labios afuera. a veces después de diez o veinte. Pues reconocer la pereza que uno tiene. abandonan la terapia mucho antes de que ésta se haya completado. Los psicoterapeutas saben que si bien los pacientes acuden a nosotros en busca de cambio de una índole u otra. se deciden por el mantenimiento de un miserable statu quo en lugar de realizar los tremendos esfuerzos. por ejemplo: “Por supuesto. Preguntar a Dios puede suponer un enorme trabajo. quienes se hallan en estadios relativamente avanzados de crecimiento espiritual son los que conciencia más aguda tienen de su propia pereza. Aquí también el riesgo es la pérdida del statu quo y el temor es el temor al trabajo que supone llegar a un nuevo statu quo. De manera que interrumpen el tratamiento. estos pacientes suelen tener un conocimiento subliminal de la situación aún antes de buscar ayuda psicoterapéutica. para disimularla no tanto a los terapeutas como a ellos mismos. En todo caso se sienten sobrecogidos por el temor de tener que afrontar solos las dificultades de la vida o las dificultades e trabajar durante meses y año con su cónyuge para mejorar radicalmente sus relaciones. Tal vez algún día tenga el valor de regresar”. Sospecho que en general se me escapan esos valiosos pensamientos sin que yo lo advierta y que ando por esas valiosas avenidas sin saber lo que estoy haciendo. Son los menos perezosos los que se saben remolones. De manera que es muy probable que Adán y Eva: temieran lo que pudiera ocurrirles si hacían preguntas directamente a Dios. como bien comprenden. como por voluntad propia a escaparse o vislumbro nuevas avenidas del pensamiento en las que mis pasos. de quien siempre estará contigo. muchísimos pacientes -quizá nueve de cada diez.

De manera que mi segunda conclusión es la de que el mal es la pereza llevada a su extremo último. Existen realmente personas e instituciones representadas por personas que reaccionan con odio a la presencia del la bondad y que están dispuestas a destruir lo bueno en la medida en que está en su poder hacerlo. esas personas odian la luz e instintivamente hacen cualquier cosa por eludirla y hasta intentan apagarla. Potencialmente empero la psicología puede hacer muchas contribuciones a este tema. al útero materno. Cada uno de nosotros posee un yo enfermo y un yo sano. enteramente dominado por la pereza y temeroso de nuestro monumental yo enfermo. Su ser 144 . si se quiere. Todos poseemos un yo enfermo y un yo sano. sin embargo debe vigilar siempre la pereza del yo enfermo que siempre acecha en nuestro interior. me limitaré a exponer brevemente cuatro conclusiones a las que llegué en lo tocante a la naturaleza del mal. mas aun. La pereza corriente es la incapacidad pasiva de amar. siempre hay aún una parte de nosotros que desea que crezcamos. No es el producto de la imaginación de una mentalidad religiosa primitiva que trata de explicar lo desconocido. Por neuróticos o por psicóticos que seamos. Por ahora. Sin embargo y como ocurrió con otras cuestiones “religiosas”. En algunos de nosotros el yo sano parece patéticamente pequeño. que se aferra a lo viejo y familiar. que quiere el cambio y el desarrollo. tratan de evitar esa conciencia. el amor es la antítesis de la pereza. La lucha contra la entropía nunca termina. El problema del mal es tal vez el mayor de todos los problemas teológicos. conviene completar el cuadro con algunas observaciones sobre la naturaleza del mal. que desea la comodidad a toda costa y la ausencia de dolor a cualquier precio. de quien siempre estará contigo. Apagarán la luz en sus propios hijos y en todos los demás que estén sujetos a su poder. en cada uno de nosotros está el instinto que tiende a la divinidad y en cada uno de nosotros está el pecado original de la pereza. En esto todos los seres humanos somos iguales. El problema del mal Después de haber manifestado que la pereza es el pecado original y que la pereza en la forma de nuestro yo enfermo hasta podría ser el demonio. he llegado a la conclusión de que el mal es real. Apagarán la luz. Primero. que teme todo cambio o esfuerzo. salvo raras excepciones. el yo sano.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. aun cuando el resultado sea la ineficacia. que se siente atraída hacia lo nuevo y lo desconocido y que está dispuesta a realizar el trabajo que supone la evolución espiritual y a correr los riesgos que ésta entraña. arrastrando los pies me siento impulsado a ejercer la voluntad de apresurar mi paso precisamente en la dirección que estoy tratando de evitar. sino que obran ciegamente sin tener conciencia de su propio mal. la ciencia de la psicología obró. esa fuerza siempre presente en la entropía que nos impulsa regresivamente a la niñez. Algunas personas corrientemente perezosas no levantarán un dedo para extenderse y ampliar su persona a menos que se vean obligadas a hacerlo. la pulsión de vida y la pulsión de muerte. Otros podrán tener un rápido proceso de crecimiento en el que el yo sano predominante tienda ansiosamente hacia arriba en su pugna por evolucionar hacia lo divino. siempre hay una parte de nosotros que no desea que nos esforcemos. Odian el bien porque éste revela su maldad. Espero poder contribuir a esta empresa en una obra posterior de cierta extensión. destruirán la bondad y el amor para evitar el sufrimiento de la conciencia de sí mismos. como si el mal no existiera. partiendo del cual hemos evolucionado. puesto que el problema del mal es solo periférico respecto del tema de este libro. Cada uno de nosotros representa todo el género humano. Y por más aparentemente sanos y espiritualmente evolucionados que seamos. Como se ha dicho del demonio en la literatura religiosa. Según lo definí. Los malos odian la luz porque ésta los revela sí mismos. No obran con malicia consinete. odian el amor porque el amor revela su pereza. el estancamiento o la regresión.

Yo mismo he sido testigo del mal en acción que atacaba y destruía efectivamente espíritus de criaturas humanas. Una señal de avanzada espiritualidad es la circunstancia de darse cuenta uno de su propia pereza. Sin saberlo.instrumenta la salvación de otras. Nuestra conciencia del mal es una señal para purificarnos. Desde este punto de vista podemos definir el crecimiento espiritual como el crecimiento o evolución de la conciencia. y el flujo evolutivo del amor. Si es necesario hasta matarán para rehuir el sufrimiento de su propio crecimiento espiritual. la imposición de la voluntad propia a los demás mediante una coacción encubierta o declarada con el fin de evitar que se extienda el yo con miras al crecimiento espiritual de otros. Al poner entre paréntesis nuestras preocupaciones del momento y al prestar atención al amor. ampliarse. para preservar la integridad de su yo enfermo. Puesto que son fuerzas que están en conflicto es también inevitable que los que están situados en los extremos se empeñen en lucha. La pereza ordinaria es desamor. el mal hace de faro que advierte a otros de la presencia de bancos de arena. estamos afilados para afrontarlo por la conciencia aguda de su existencia. Mi tercera conclusión es la de que el mal existe de manera inevitable. Los malos se resisten a darse cuenta de su propia condición. es tan natural que el mal odie la bondad como lo es que la bondad odie el mal. La evolución de la conciencia Hemos empleado repetidamente las expresiones “tener conciencia” y “darse cuenta”. es inevitable que la pereza sea contenida y dominada en algunos y esté completamente desatada en otros. Defino luego el mal como el ejercicio del poder político. en su forma más extrema de mal humano resulta extrañamente ineficaz como fuerza social. por ejemplo lo que hizo que Cristo subiera a la cruz. Por último. Ser consciente significa literalmente “conocer con”. Fue el mal. Nuestra intervención personal en la lucha contra el mal del mundo es un modo de crecimiento. son fuerzas opuestas. La palabra “consciente” deriva del prefijo latino con que significa “con” y del verbo scire que significa “conocer”. Las personas verdaderamente malas evitan activamente antes que pasivamente extenderse. Harán cualquier cosa que esté a su alcance para proteger su pereza. tratarán por todos los medios de aplastar y destruir la salud espiritual que pueda existir cerca de ellos. cuando reconocemos su presencia. es decir.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En lugar de nutrir a otros. Como la entropía. pero aún no son personas malas. Como está la fuerza de la entropía y está el hecho de que el ser humano posee libre voluntad. por lo menos en este estadio de la evolución humana. por un lado. Como la mayor parte de nosotros tenemos una sensación casi instintiva de horror frente a la atrocidad del mal. Pero 145 . de quien siempre estará contigo. adquirimos más conciencia de nuestro objeto amado y del mundo. por cada alma que destruye -y son muchas las almas destruidas. Asignamos la capacidad de darse cuenta a esa porción del espíritu que llamamos parte consciente o conciencia. llegué a la conclusión de que aunque la entropía es una fuerza enorme. Una parte esencial de la disciplina es el desarrollo de la conciencia de nuestra responsabilidad y de nuestra facultad de elegir. Generalmente la gente no tiene conciencia de su propia religión o cosmovisión y en el proceso de su crecimiento religioso debe adquirir conciencia de los supuestos y tendencias que alberga. realmente se proponen destruirlos. lo cual nos permite verlo desde lejos. en tanto que unas pocas personas situadas en un extremo manifestarán casi puro amor y unas pocas situadas en el otro extremo manifestarán pura entropía o mal. el mal es antiamor. Pero el mal fracasa en el gran cuadro de la evolución humana. es una manifestación de desamor. por el otro. es natural que esas fuerzas se encuentren relativamente en equilibrio en la mayor parte de la gente. En efecto. Como la integridad de su yo enfermo se ve amenazada por la salud espiritual de quienes están alrededor.

Éste no es un concepto extraño a los psicoterapeutas. no podemos evitar la impresión de nulidad absoluta. El rizoma permanece. tan íntimamente que es parte de nosotros. (Vintage Books) 1965. Cuando adquirimos conciencia de una nueva verdad lo hacemos porque reconocemos que es verdadera. Aniela Jaffe. al describirse a sí mismo como “una astilla de la deidad infinita”. Por lo tanto. Debo esta analogía a Jung que. que ya posee ese conocimiento. Si uno aspira a una sabiduría mayor de la que posee. Dios que mora en nosotros. ¿Cómo puede ser esto? Si el lector se horroriza por la idea de que nuestro inconsciente es Dios.. Reflections. está ahora con nosotros y estará siempre. Es inevitable pues que el inconsciente personal sea un lugar de turbulencias. podrá hallarla en su interior. dice luego: La vida siempre me pareció comparable a una planta que vive de su rizoma. nunca he perdido el sentido de que algo vive y perdura por debajo del eterno fluir. pág. si bien pueden ser renovadores agradables del yo. Pero los sueños. Lo que estas afirmaciones indican es que el terreno en que se encuentran Dios y el hombre es por lo menos en parte el terreno divisorio entre nuestro inconsciente y nuestra conciencia. Pero aún no hemos explicado cómo el inconsciente posee todos esos conocimientos que sin embargo no hemos aprendido conscientemente. Para decirlo llanamente. Su verdadera vida es invisible. es una aparición efímera. ser espantosas pesadillas. contienen también muchos signos de conflicto. está oculta en el rizoma. La parte que aparece por encima de la tierra dura sólo un verano. Ya dije antes que concebía el inconsciente como una esfera benigna y de amor. ¿cómo hemos de entender ese “con”? ¿Conocer con qué? Hemos dicho que la parte inconsciente de nuestra psique posee extraordinarios conocimientos. Y no conozco ninguna hipótesis tan satisfactoria como la de postular un Dios íntimamente asociado con nosotros. Si se halla uno en busca de la gracia. Memories. Para mí. más superficial y un “inconsciente colectivo” más profundo. que frecuentemente definen su terapia como un proceso de “hacer consciente lo inconsciente” o ampliar la esfera de la conciencia en relación con la esfera del inconsciente. Lo que vemos es la flor que pasa. Jung.. Dios estuvo siempre con nosotros.G. aunque contienen mensajes de amante sabiduría. Sólo podemos dar hipótesis. 146 . ed. Y creo que realmente es así. aunque sus escritos señalan directamente en esa dirección. Luego se agosta. Trátase de un proceso del espíritu consciente sincronizado con el inconsciente. Nueva York. que es común a toda la humanidad. 4.35 Jung nunca llegó en realidad a afirmar que Dios existía en el inconsciente. Me parece sumamente útil para comprender esta relación de Dios y nosotros comparar nuestro inconsciente con un rizoma o con una raíz enormemente grande y rica que nutre la delgada planta de la conciencia que brota del inconsciente y se hace visible. el escenario de alguna lucha entre la voluntad de Dios y la voluntad del individuo. la parte consciente del hombre es individual y el inconsciente personal es el terreno de separación entre ambos. Lo que Jung hizo fue dividir el inconsciente en un “inconsciente personal”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Siempre fuimos parte de Dios. debería recordar que éste en modo alguno es un concepto herético. nuestro inconsciente es Dios. el lugar más próximo en que ha de buscarla es su propio interior. pueden ser también tumultuosos. A causa de ese carácter tumultuoso se ha situado la enfermedad mental en el inconsciente como si el inconsciente fuera el asiento de la psicopatología y los síntomas fueran como demonios subterráneos que 35 C. pues es en esencia el mismo concepto cristiano del Espíritu Santo que mora en todos nosotros. Cuando pensamos en el interminable crecimiento y decadencia de la vida y de las civilizaciones. no podríamos llegar a la conclusión de que hacerse consciente es conocer con nuestro inconsciente? El desarrollo de la conciencia es el desarrollo de la facultad de darse cuenta de un conocimiento que tiene nuestra psique junto con nuestro inconsciente. re-conocemos aquello que sabíamos desde siempre. Sin embargo. Dreams. individual. Sabe más de lo que sabemos conscientemente. de quien siempre estará contigo. el inconsciente colectivo es Dios.. Aquí de nuevo la cuestión es tan vasta que no podemos dar una respuesta científica.

nuestras vidas mismas se convertirían en los agentes de la gracia de Dios. por así decirlo. de quien siempre estará contigo. sin fronteras del yo. Precisamente porque nuestra conciencia está trastornada sobreviene el conflicto entre ella y el inconsciente que procura curarla. Nosotros mismos nos habremos convertido en una forma de la gracia de Dios al trabajar según la voluntad de Dios entre los hombres. La conciencia es la que toma decisiones y las traduce en actos. Por ejemplo. La naturaleza del poder Hemos llegado al punto desde el cual podemos comprender bien la naturaleza del poder. seríamos como el niño recién nacido. que es la voluntad inconsciente del individuo. En otras palabras. Como ya dije. Ésta es una cuestión que ha sido muy mal interpretada. que es Dios. podemos ampliar la definición de la meta del crecimiento espiritual y decir que es el logro de la divinidad por el yo consciente. es conocer con Dios. inconsciente. Esta capacidad se debe a una 147 . ¿Significa esto que la meta constituye la fusión de la vida consciente con el inconsciente. Una razón de este equivoco es la de que existen dos clases de poder: poder político y poder espiritual. opino lo contrario. Y Satanás le ofreció a Cristo “todos los reinos del mundo y la gloria”. La conciencia es la parte ejecutiva de nuestro ser total. Según ya dije. capaces de llevar a cabo elecciones independientes que influyan en el mundo. antes del nacimiento de Buda los adivinos informaron al padre que Buda llegaría a ser el más poderoso de los reyes del país o bien que llegaría a ser un hombre pobre pero el líder espiritual más grande que jamás conociera el mundo. Y en la medida en que podríamos influir en el mundo en virtud de nuestras decisiones conscientes de conformidad con la voluntad de Dios. como individuos conscientes. La cuestión es convertirse en Dios conservando la propia conciencia. Porque nuestro yo consciente se resiste a la sabiduría del inconsciente. afloran para atormentar al individuo. Si el capullo de la conciencia que crece del rizoma del inconsciente. pero Cristo rechazó esa posibilidad y prefirió morir en la cruz. podemos identificar nuestra madura y libre voluntad con la de Dios. Y aquí llegamos al punto decisivo. Puesto que el inconsciente es Dios. Nos habremos convertido en agentes de Dios. luego Dios asumirá una nueva forma de vida. de manera encubierta o declarada. Ésa es la significación de nuestra existencia individual. La mitología religiosa siempre se ha esforzado por establecer la distinción entre ambos poderes. la capacidad de imponer la voluntad de uno.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. luego Dios habrá asumido en virtud de nuestro yo consciente una nueva y potente forma de vida. Creo que la conciencia es el asiento de la psicopatología y que los trastornos mentales son desórdenes de la conciencia. Si fuéramos enteramente inconscientes. hay un concepto regresivo en el pensamiento místico de cierta teología hindú y budista. Hemos nacido para poder convertirnos. enteramente en Dios. en la cual la condición del niño pequeño. Una de las dos cosas. aparentemente impotente. se compara con el nirvana y la entrada en el nirvana parece semejante al retomo al seno materno. una sola cosa con Dios. Se trata de que el individuo se convierta totalmente. pero no las dos. en una nueva forma de vida de Dios. puede convertirse él mismo en Dios. nos enfermamos. al crear amor donde antes no existía amor. pero incapaces de las acciones que podrían hacer sentir la presencia de Dios en el mundo. El poder político es la capacidad de ejercer coacción sobre otros. Trátase por el contrario de desarrollar un yo consciente y maduro que luego puede llegar a ser el yo de Dios. de suerte que todo sea inconsciente? En modo alguno. No se trata de convertirse uno en una criatura sin yo. al impulsar aún más la evolución humana. en su brazo. y por lo tanto en parte de Dios. Dijimos que la meta última del crecimiento espiritual es la identificación del individuo con Dios. la enfermedad mental se da cuando la voluntad consciente del individuo se aparta sustancialmente de la voluntad de Dios. Si como adultos. al arrastrar a nuestros semejantes al nivel de conciencia nuestro. La meta de la teología que exponemos aquí (que es la de la mayor parte de los místicos) representa un punto de vista exactamente opuesto.

posición. Si se echa a andar por ese camino durante bastante tiempo y con bastante seriedad. ascendemos a un subordinado. ¿Qué hemos de hacer si andamos a la deriva en un mar de ignorancia? Algunos son nihilistas y dicen: “Nada”. En consecuencia. de los motivos que nos llevan a obrar y de los resultados y consecuencias de nuestra acción. Así. Podemos llegar al poder. En cambio. Y tienen razón. llegamos a ese nivel de conciencia que normalmente sólo atribuimos a Dios. se atreven a esperar que mediante su esfuerzo podrán salir de la ignorancia si desarrollan una conciencia más aguda y profunda. Sólo que esa conciencia más honda no se alcanza en una sola iluminación deslumbrante. el poder político no tiene relación con la bondad o la sabiduría. El camino del crecimiento espiritual es un camino de aprendizaje que dura toda la vida. o que personas con indecentes motivaciones pueden promover una causa aparentemente inicua que en última instancia resulta constructiva. ¿Realmente sabemos lo que estamos haciendo cuando aceptamos o rechazamos a un posible cliente? ¿Cuándo damos una paliza a un niño. parte por parte y cada una de esas partes debe ser elaborada con el paciente esfuerzo del estudio y la observación de toda cosa. ¿cuál es la capacidad del poder espiritual si no es la capacidad de ejercer coacción? Es la capacidad de tomar decisiones con la máxima conciencia. Personas de gran poder espiritual podrán ser ricas y en ocasiones ocupar importantes posiciones políticas. incluso de uno mismo. Pero gradualmente nos es posible llegar a una comprensión cada vez más profunda de lo que es nuestra existencia.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. participamos en la omnisciencia de Dios. esa gran conciencia. Sabemos con Dios. Es el júbilo que acompaña a la maestría. el poder espiritual está enteramente en el individuo y nada tiene que ver con la capacidad de ejercer coacción sobre los demás. Pues una de las 148 . Pues cuando verdaderamente sabemos lo que estamos haciendo. es la alegría de la comunión con Dios. Entonces. se llegará a conceptos que luego habrá que descartar. pero lo más probable es que sean pobres y carentes de autoridad política. Se encontrarán callejones sin salida. Aquellos que crecieron espiritualmente son expertos en el arte de vivir. de quien siempre estará contigo. están invariablemente penetrados de una gozosa humildad. como de la realeza o la de la presidencia o bien al dinero. Personas muy tontas y personas muy malas gobernaron como reyes esta Tierra. Proponen tan sólo que continuemos a la deriva como si no fuera posible trazar un rumbo en ese vasto mar y no pudiéramos llegar a ningún puerto seguro donde viéramos claridad. habrá decepciones. Son estudiantes humildes. cortejamos a una conocida? Quienquiera que haya trabajado lo bastante en el terreno de la política sabe que actos realizados con la mejor intención a menudo fracasan y a la postre resultan dañosos. Y gradualmente podremos llegar al lugar en el cual realmente sabemos lo que estamos haciendo. Sin embargo los que han alcanzado este estadio de crecimiento espiritual. Pero otros. esto es posible. Dándonos enteramente cuenta de la naturaleza de una situación. La experiencia del poder espiritual es fundamentalmente una experiencia de júbilo. sino que se desarrolla lentamente. Y lo mismo ocurre en la esfera de la crianza de los niños. es la capacidad de la conciencia misma. saber realmente lo que uno está haciendo. Gradualmente las cosas comienzan a adquirir sentido. Y aquí se da una alegría aún mayor. los fragmentos de conocimiento comienzan a ocupar su lugar. ¿Qué es mejor? ¿Hacer lo correcto por razones equivocadas o hacer algo malo por razones correctas? Frecuentemente nos encontramos en plena oscuridad cuando nos sentimos más seguros y estamos en lo cierto cuando nos sentimos más confusos. La mayor parte de la gente generalmente toma decisiones sin darse casi cuenta de lo que hace. Realmente no hay mayor satisfacción que la que depara ser un experto. Emprende acciones con escasa comprensión de los motivos que la mueven a hacerlo y sin conocer las ramificadas consecuencias de sus decisiones. que saben que están perdidos. Esa capacidad no está en la persona que ocupa la posición o posee dinero. nuestro yo consciente alcanza el nivel de la mente divina.

en otras puede ser desastroso y destructivo. Si asumimos la responsabilidad de tratar de predecir con precisión cómo habrán de salir las cosas. nadie que le aconseje cómo hacer algo. Aquel que se está aproximando a la cima de la evolución espiritual es como aquel que se encuentra en la cúspide del poder político. Y el poder semejante al poder divino es el poder de tomar decisiones con conciencia total. al nivel supremo de poder espiritual. por el contrario. “Hágase tu voluntad. Yo soy meramente un conducto. por más que entrañe júbilo. y si no hacer nada podría ser en ciertas circunstancias lo mejor. no la mía. En otra dimensión. Dándose cuenta de su íntima unión con Dios. más datos debemos asimilar y tener en cuenta al tomar decisiones. no es solo de ellos. Al terminar la primera sección aludí a este hecho cuando comparé la conducta de dos generales que debían tomar una decisión sobre comprometer en la batalla a una división. más posible se hace predecir de qué manera van a darse las cosas. Es fácil obrar teniendo en cuenta datos limitados y dejar que las cosas salgan a su modo. Cualquier acción que llevemos a cabo puede influir en el curso de la civilización. es probable que nos sintamos abrumados por la dificultad y complejidad de la tarea hasta el punto de quedar sumidos en la inacción. probablemente no tenga en su círculo de conocidos nadie con quien compartir la 149 . Los esfuerzos que realizan para aprender son sólo esfuerzos para abrir el canal y se dan cuenta de que su rizoma. invariablemente responden quienes son realmente poderosos: “No es mi poder. es también pavorosa. los espiritualmente poderosos dejan de sentir su soledad pues están en comunión con Dios. Cuanto más se aproxima uno a la divinidad tanto más simpatía siente por Dios. lo hace más difícil. Ni siquiera habrá nadie en el mismo nivel para compartir su zozobra o su responsabilidad. Esa pérdida del yo siempre lleva consigo una especie de tranquilo éxtasis. de quien siempre estará contigo. los presidentes y reyes tendrán sus amigos y camaradas. los poderosos políticamente casi siempre tienen sus iguales con quienes pueden comunicarse. Él solo será el responsable. Cuando más sabemos más complejas se hacen las decisiones. la soledad del poder espiritual es aun mayor que la del poder político. cosas de que se dan cuenta es que su extraordinaria sabiduría tiene su origen en el inconsciente. sino que es de toda la humanidad. Haz de mí tu instrumento” es su único deseo. Como su nivel de conciencia rara vez está a la altura de las altas posiciones que ocupan. Dije que esta humildad es jubilosa. más difícil es obrar. una experiencia no muy diferente de la de estar enamorado. Otros podrán aconsejarlo pero la decisión será solo suya. Pero cuanto más sabemos. Pero a diferencia de la idea popular de omnisciencia. No se trata de mi poder en modo alguno”. Por ejemplo. Pero cuanto más aguda es nuestra conciencia. Aquí hay cierta similitud. La experiencia del poder espiritual. Pero el otro general. La decisión de alabar o castigar a un niño puede tener enormes consecuencias. Pero la persona que ha evolucionado hasta el nivel supremo de conciencia. los verdaderamente poderosos experimentan una disminución de su sentido del yo. por lo menos en una dimensión. Cuanto más profunda es la conciencia de uno. Pero la inacción es ella misma una forma de acción. de toda la vida. sentirá grandes zozobras al tomar la decisión. Se dan cuenta de que tienen una conexión con el rizoma y de que su conocimiento fluye a ellos desde el rizoma en virtud de esa conexión. de Dios.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. entre el poder espiritual y poder político. Ello se debe a que dándose cuenta de su nexo con Dios. El general que mira a su división simple y exclusivamente como una unidad estratégica puede dormir tranquilamente después de haber tomado su decisión. Por encima no hay nadie a quien pueda apelar. Cuando se les pregunta sobre la fuente de su conocimiento y poder. es la capacidad de continuar tomando decisiones con conciencia cada vez más aguda y profunda. sino que. El poco poder que tengo es tan sólo una mínima expresión de un poder mucho mayor. Todos nosotros somos generales. Participar de la omnisciencia de Dios es compartir también su agonía. nadie a quien pueda echar culpas. que tiene en cuenta la vida de cada uno de sus hombres. ésta no hace más fácil el tomar decisiones. De manera que el poder espiritual no es simplemente darse cuenta de las cosas. su inconsciente. En relación con el poder se presenta otro problema: el de la soledad.

El inconsciente nos da aviso de nuestro trastorno valiéndose de varios medios: malos sueños. Todos nosotros. procuramos evitar esos esfuerzos y sufrimientos. de quien siempre estará contigo. que es omnisapiente. el esquema que aquí presentamos es válido en la vasta mayoría de los casos de enfermedad mental. Pero no es fácil llegar a esa comprensión. Examinemos ahora más atentamente la cuestión de la enfermedad mental y unamos estos elementos en un todo coherente. 150 . El mito de Orestes Sobre la naturaleza de la salud mental y de la enfermedad mental se han formulado una serie de afirmaciones aparentemente dispares: “la neurosis es siempre un sustituto de legítimo sufrimiento”. Se trata de una carga tal que no podría soportarse si no fuera por el hecho de que a medida que nos distanciamos de nuestros semejantes. En otras palabras. Uno de los temas más punzantes de los Evangelios es la continua sensación de frustración que tiene Jesucristo al comprobar que nadie lo comprende realmente. 36 Reconozco que este esquema de la enfermedad mental es algo ultra-simplificado. Son los productos de una “poderosa fuerza que.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En otras palabras. la creciente conciencia y el saber con Dios entrañan suficiente júbilo para sustentamos. Como nuestros actos se basan en nuestra comprensión. los síntomas penosos y no deseados de la enfermedad mental son manifestaciones de gracia. Así y todo. Los más sabios lo seguían. no puede elevar a su propio nivel ni siquiera los espíritus de sus propios discípulos. Para vivirla bien es necesario que lleguemos a comprender la realidad del mundo lo mejor que podamos. Por ejemplo. ataques de ansiedad. La gracia y la enfermedad mental. La comunión con Dios. depresiones y otros síntomas. nuestro inconsciente nos habrá dado noticias de nuestro deficiente ajuste. También reconozco que es posible que individuos que estén mucho más en contacto con la realidad que sus conciudadanos podrán ser considerados “insanos” por una “sociedad enferma”. que es la voluntad inconsciente del individuo”. Cuando ocurre esto de manera suficientemente pronunciada nuestros conciudadanos dirán que estamos “fuera de contacto con la realidad” y nos considerarán mentalmente enfermos aun cuando nosotros mismos estemos convencidos de nuestra salud36. “la salud mental es dedicación a la realidad a cualquier precio” y “la enfermedad mental se da cuando la voluntad consciente del individuo se desvía sustancialmente de la voluntad de Dios. Lo hacemos valiéndonos de varios expedientes que los psiquiatras llaman mecanismos de defensa. no tiene en cuenta factores físicos o bioquímicos que en ciertos casos pueden tener gran significación y hasta significación predominante. por más que procure tenderse hacia los demás. nuestro inconsciente. inevitablemente se estrecha nuestra relación con Dios. Ignoramos aspectos dolorosos de la realidad desalojando de nuestra conciencia ciertos hechos desagradables. Todos empleamos esas defensas y así limitamos nuestra conciencia. promueve nuestro crecimiento espiritual”. procuramos defender nuestra conciencia contra la realidad. Esta clase de soledad es “compartida” por todos aquellos que han llegado lejos en el camino del crecimiento espiritual. teniendo su origen fuera de la conciencia. Aunque nuestra psique consciente haya negado la realidad. Pero mucho antes de que las cosas hayan llegado a este extremo y de que nuestros conciudadanos hayan advertido nuestra enfermedad. conoce la verdadera situación e intenta ayudarnos mediante la formación de síntomas para estimular a nuestro yo consciente a que se dé cuenta de que algo marcha mal. Por pereza y por temor al sufrimiento defendemos excesivamente nuestra conciencia y entonces ocurre que nuestra comprensión del mundo guarda poca relación o ninguna relación con la realidad. Muchos aspectos de la realidad del mundo y de nuestra relación con el mundo nos son penosos. nuestra conducta no será entonces realista. Podemos comprenderlos sólo mediante esfuerzos y sufrimientos. Vivimos nuestra vida en un mundo real. profundidad de su visión. pero no podían elevarse al nivel de Cristo y todo el amor de Éste no lo aliviaba de la necesidad de dirigir a los otros y de avanzar siempre en su extrema soledad. en mayor o menor medida.

Al final de la primera sección. Me gustaba mi trabajo. los ataques de ansiedad de Betsy cesaron. Los ataques de ansiedad de Betsy eran ciertamente una forma de agorafobia (literalmente. Supongo que me asusté de eso. Todo lo que deseaba como entretenimiento era mirar TV. a cuestionar a la Iglesia y hasta algunos de los valores de mis padres. Comenzó a trabajar como empleada en un súper-mercado. pertenecientes a la clase trabajadora. si bien el marido era bondadoso con ella. salvo que se daban siempre cuando la joven se encontraba fuera de su casa y sin la compañía del marido. eso no me parecía bien. Luego Betsy comenzó a reconocer que el trabajo de cajera en un supermercado también la aburría. De manera totalmente inesperada. lenta y penosamente surgió la circunstancia de que. El horizonte de la pareja se amplió rápidamente. Esos ataques eran impredecibles. Y. -Los muchachos estaban entregados a las drogas y al sexo. el campo de sus intereses era estrecho. ayúdeme. un mecánico. cada vez me sentía más incómoda allí.reconoció Betsy. en este caso. pero luego súbitamente la sobrecogieron aquellos ataques de ansiedad. Era la hija única de padres católicos. El hombre la aburría. que vino a verme a causa de severos ataques de ansiedad. Y así fue como comencé a cuestionarme yo misma. Pensaban que yo era ingenua. Primero. Tenía que dejar de hacer cualquier cosa que estuviera haciendo y correr literalmente a su casa o al garaje en el que trabajaba el marido. Mi marido es bueno conmigo. Todo marchó bien durante dos años. pero en general miedo a espacios abiertos) y para ella representaban miedo a la libertad. Así comenzamos a considerar la cuestión de por qué había abandonado los estudios para abrazar una vida tan poco excitante. libre en sus movimientos y libre 151 . Pero después de un año de estudios y a pesar de que el rendimiento de la joven era bueno. Cuando los tranquilizantes que le administrara su médico clínico ya no evitaban los ataques de pánico y ni siquiera mitigaban su intensidad. Afortunadamente. Y me criticaban. -Y bien. Ayúdeme para que las cosas vuelvan a ser lindas como eran. miedo a la plaza. que versaba sobre la disciplina. Muchos de los casos clínicos que presenté para demostrar otros principios pueden emplearse también para ilustrar éste: los síntomas desagradables de enfermedad mental sirven para dar aviso de que una persona ha echado a andar por mal camino. Este caso bastante típico puede considerarse de varias maneras. He de presentar brevemente otro caso para demostrar especialmente el papel de los síntomas. por supuesto. sino hasta mis compañeras. Se producían cuando hacía las compras. que se habían afanado por ahorrar dinero a fin de poder enviarla a la universidad. señalé al ocuparme brevemente de la depresión que los síntomas depresivos son una señal para el paciente de que no todo marcha bien en él y de que es necesario llevar a cabo un ajuste importante. Sufría aquellos ataques cuando estaba fuera de su casa. En mi vida todo era magnífico. Ahora todo es terrible.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. A causa de esos ataques había tenido que abandonar su trabajo. Sus maneras eran toscas. inteligente y encantadora. La intensidad del pánico que experimentaba en esas ocasiones era sobrecogedora. cuando trabajaba en el supermercado o sencillamente cuando andaba por la calle. A mí. Terminó por reanudar sus estudios. no sólo los muchachos que querían acostarse conmigo. en nuestro trabajo conjunto Betsy descubrió que las cosas no eran tan “lindas” como ella decía. Betsy vino a verme y me dijo sollozando: -No sé lo que me pasa. por supuesto. de que se ha detenido su crecimiento espiritual y que se halla gravemente amenazado. Nos queremos mucho. Betsy era una joven de veintidós años. varias cosas del hombre la irritaban. decidió abandonarlos y casarse con un joven vecino. Pero. Por favor. En la terapia Betsy comenzó a reanudar el proceso de cuestionamiento que había interrumpido al abandonar la universidad. Sólo cuando Betsy estaba con él o en su casa cedía el pánico. el marido se mostró dispuesto a desarrollar sus facultades junto con su mujer y también ingresó en la universidad. Me parece que podría volverme loca. No sé por qué me ocurrió semejante cosa. de quien siempre estará contigo.

Aun cuando acepten el hecho de que tienen síntomas. al mundo exterior: despreocupación de los parientes. los dioses castigaron a Atreo con una maldición que alcanzaría a todos sus descendientes. Algunos podrán decir que los ataques de ansiedad. (Mentor Books New American Library) 1958. Tratan de eludirlos abandonando determinadas actividades. Fllot en su pieza Reunión de Familia. para relacionarse con otras personas. A esos pacientes empero. organizaciones codiciosas. es decir. que todo el mundo “sufre estos pequeños ataques de cuando en cuando”. Pues. tres espectrales y horribles figuras que sólo él podía ver y oír que lo atormentaban día y noche con sus aviesas observaciones y su aterradora apariencia. amigos falsos. Suele ocurrir con la gracia que la mayor parte de las personas rechacen este don y no escuchen el mensaje. Hay varias versiones distintas de este mito que presentan sustanciales diferencias entre si. Orestes se debatía en ese dilema. un don de Dios. Algunos podrán decir que los ataques de ansiedad. Fueron esos síntomas. Lo hacen de varias maneras. Pero el máximo pecado que un griego podía cometer era el pecado de matricidio. les está reservada una gran recompensa. una sociedad enferma y hasta el destino. esos ataques de ansiedad no deseados ni pedidos. Por ese pecado los dioses castigaron luego a Orestes enviándole a las Furias. Betsy ya estaba enferma en aquella época. Pero a mí me parece más útil y esclarecedor enfocar las cosas de otra manera. La que presentamos aquí está tomada en su mayor parte de Edith Hamilton. Lejos de ser la enfermedad. dejando de conducir el automóvil. Por fin hizo lo que aparentemente debía hacer y dio muerte a su madre. de quien siempre estará contigo. Creo que este esquema resulta válido en la mayor parte de las enfermedades mentales. generalmente echarán la culpa de ellos. ni del daño que se estaba haciendo al restringir su desarrollo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. eran la enfermedad que la aquejaba. 3. Nueva York. un mensaje del inconsciente. la madre de Orestes. que representaban su miedo a la libertad. 38 152 . Fui llevado a considerar este mito por el empleo que hacen de él Rollo May en su libro Amor y voluntad y T. Procuran librarse de los síntomas mediante analgésicos. etcétera. un hombre que inicuamente trató de ser más poderoso que los dioses. Admiten su desajuste y aceptan el sufrimiento de trabajar para curarse. El miedo a la libertad era la esencia de su enfermedad mental. tres años antes de que comenzaran los síntomas. Este crimen extiende la maldición sobre la cabeza de Orestes porque. Mythology. mudándose a otra ciudad. las cuales representan todas un intento de evitar la responsabilidad en cuanto a su enfermedad. un hijo estaba obligado sobre todas las cosas a dar muerte al asesino de su padre. 38 Orestes era nieto de Atreo. A causa del crimen cometido contra ellos. Sólo aquellos que aceptan la responsabilidad de sus síntomas. prestan oídos al mensaje del inconsciente y aceptan su gracia. su marido y padre de Orestes. da muerte a Agamenón. los que por último le hicieron cobrar conciencia de su enfermedad y la impulsaron por el camino de la corrección y el crecimiento. sí se quiere. píldoras que les recomienda el médico o anestesiándose con alcohol y drogas. para que el individuo inicie su autoexamen y el proceso de reparación. que comprenden que sus síntomas son la manifestación de un trastorno que aqueja su alma. eran la enfermedad mental. El hecho de que no sean deseados los hace tanto más un fenómeno de gracia.S. como en el caso de Betsy y de todos los demás dispuestos a soportar el sufrimiento de la psicoterapia. que representaban su miedo a la libertad.37 Todo cuando estoy diciendo aquí sobre la relación de la gracia y la enfermedad mental está hermosamente representado en el antiguo mito griego de Orestes y las Furias. 37 San Mateo V. Tratan de ignorar los síntomas pretendiendo que no son realmente síntomas. Esta maldición se cumple en la casa de Atreo cuando Clitemnestra. Ninguna es la versión correcta. que ella sentía como una maldición inopinada. de muy sutiles maneras. el miedo a la libertad de Betsy era muy anterior a sus ataques de ansiedad. La enfermedad existe mucho antes que los síntomas. el síntoma es el comienzo de su cura. en efecto. De ellos hablaba Jesucristo cuando dijo: “Bienaventurados los pobres de espíritu pues de ellos es el reino de los cielos”. Los síntomas y la enfermedad no son la misma cosa. A mi juicio. Sin embargo no se daba cuenta de su enfermedad. a causa del código de honor griego. A causa de ese miedo Betsy había abandonado sus estudios y comenzado el proceso de restringir su desarrollo.

de tal manera que a Orestes no le quedaba más remedio que dar muerte a su madre. la transformación de las Furias en las Euménides es un proceso que ocurre. Todos los psicoterapeutas experimentados asistieron al acting out de este mito en su práctica terapéutica y fueron realmente testigos de la transformación de las Furias en las Euménides. los más de ellos necesitan aún que se les enseñe a asumir la responsabilidad total como parte de su curación.como muy bien podría haber hecho. Nunca antes un miembro de la casa de Atreo había asumido semejante responsabilidad sin echar las culpas a los dioses. La significación de este mito no es oscura. no podía ser considerado realmente responsable del crimen. Prefieren estar enfermos y tener a los dioses para culpar a alguien. Esta transformación ocurrió porque Orestes estaba dispuesto a aceptar la responsabilidad de su enfermedad mental. Los dioses quedaron admirados. Los dioses se pronunciaron en favor de Orestes y no solo levantaron la maldición de la casa de Atreo sino que también transformaron a las Furias en las Euménides. 153 . la mayor parte de los pacientes. que sólo podían ser percibidas por Orestes. Es raro el paciente que inicia la terapia estando dispuesto a asumir la responsabilidad total desde el comienzo. como niños obstinados. pues el terapeuta metódicamente debe hacer ver a los pacientes que tratan de evitar toda responsabilidad y debe hacerlo una y otra vez. Con frecuencia. La curación fue un largo proceso. La transformación de las Furias en las Euménides es la transformación de la enfermedad mental en un buen estado saludable. en cambio. por lo tanto. pues creía que ya había expiado el crimen de haber dado muerte a su madre. el que mató a mi madre”. Entonces Orestes saltó de su asiento y contradijo a su defensor con estas palabras: “Fui yo. representan los síntomas de éste. ni él mismo se consideraba una víctima de la sociedad o de los dioses. su dolencia como algo debido a él mismo e hizo el esfuerzo de curarla. como suele ser casi toda terapia. aunque pueda necesitar un año o dos. Apenas se dan cuenta de que el proceso psicoterapéutico les exigirá asumir la responsabilidad total de su enfermedad y de su cura. el infierno de su enfermedad mental. por más ansiosos que hayan estado al comenzar la terapia. Las Euménides. en virtud de ese proceso curativo debido a su propio esfuerzo. de quien siempre estará contigo. o las “Benignas”. Después de muchos años de solitaria reflexión y penurias. Aceptó. sesión tras sesión.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. no Apolo. Los dioses fueron convocados al juicio de Orestes. relativamente tranquilo y con frecuencia placentero tanto para el paciente como para el terapeuta. y a veces año tras año. mes tras mes. Orestes iba recorriendo el país tratando de expiar su crimen. En todo caso. los pacientes patalean y gritan cuando se los lleva a asumir la total responsabilidad de sí mismos.es una tarea penosa. abandonan el tratamiento. Tampoco culpó a los dioses o al “destino”. cualquiera fuera el lugar a que se dirigiera. Si bien trataba de librarse de las Furias. explicó que él mismo había dispuesto aquella situación. espíritus amables que en virtud de sus sabios consejos permitieron que Orestes continuara en su buena fortuna. las mismas cosas que antes lo habían atormentado se convirtieron en aquellas que le aportaban sabiduría. Perseguido por las Furias. Pero Orestes no echó la culpa a su a su familia -a sus padres o a su abuelo. las Furias también simbolizan el hecho de que la enfermedad mental es un asunto de familia pues los pecados de los padres y de los abuelos recaen sobre los hijos. Pero el resultado fue la curación y. Orestes no las veía como un castigo injusto . Orestes rogó a los dioses que levantaran la maldición de la casa de Atreo y que cesaran de atormentarlo las Furias. se llaman también las “portadoras de la gracia”. Las Furias de la alucinación. Pero terminan por llegar a ese punto. Apolo. de manera relativamente fácil o difícil o prolongada. En esos casos la terapia. Esta enseñanza -“entrenamiento” podría ser una palabra más exacta. transformación operada en la vida de los pacientes curados. que hablaba en defensa de Orestes. No se trata de una transformación fácil. a sentirse bien sin tener a nadie a quien echarle las culpas. De la minoría de pacientes que perseveran en la terapia. es un proceso relativamente breve. Como eran el inevitable resultado de la maldición original echada sobre la casa de Atreo.

Quienes han afrontado su enfermedad mental. Por eso los neuróticos se consideran menos enfermos que los que presentan trastornos de carácter o los psicóticos y. recibieron muy pobres cuidados. 16. pero ciertamente están enfermos y resultan difíciles de curar. 14. se encuentran no sólo curados y libres de las maldiciones de su niñez y de sus antepasados sino que se encuentran además viviendo en un mundo nuevo y diferente. como ya dijimos. aun cuando entablen una relación terapéutica. Al paciente le toca elegir o rechazar el instrumento y. Puesto que en definitiva la gente se cura con el instrumento de la psicoterapia o sin él. mis ataques de ansiedad fueron las mejores cosas que me ocurrieron”. sentimientos que antes se desautorizaban son ahora fuente de energía. en consecuencia. es el paciente quien determina cómo usarlo y para qué fin hacerlo. aunque dificultoso. 39 San Mateo. dinero insuficiente.para obtener una terapia y beneficiarse lo más posible con ella. Pero otros rechazan la terapia aunque se la ofrezcan en bandeja de plata o. Pensamientos antes desagradables se convierten en útiles intuiciones. Pues. clínicas frías. 154 . individuos que presentan psicosis recibieron cuidados paren tales extremadamente pobres en los primeros nueve meses de vida. ¿por qué son tan pocos los que se curan y tantos los que no se curan? Puesto que el camino del crecimiento espiritual. que tuvo suerte por serlo. incluso los síntomas mismos de que dichos pacientes se recobraron. de quien siempre estará contigo.véase también XX. XXII. se curó él mismo. sé que en realidad no he sido más que un agente catalizador. aceptado la responsabilidad total de ella y hecho los cambios necesarios en sí mismos para superarla. la enfermedad resultante puede mejorarse mediante una u otra forma de tratamiento pero es casi imposible de curar. el grado de gravedad de una enfermedad mental está directamente determinado por el grado de severidad en que el paciente se vio desprovisto de cuidados parentales durante la niñez. una disciplina. En otras palabras. una vez elegido éste.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Se considera que individuos con neurosis recibieron adecuados cuidados parentales en la primera infancia pero que luego. parientes que desaprueban el tratamiento. dirán por lo general al terminar una terapia coronada por el éxito. anteriores experiencias desastrosas con psiquiatras o psicoterapeutas. Lo que antes eran pesadas barreras son ahora bienvenidas excitaciones. pero cuidados muy deficientes durante el período que va aproximadamente de los nueve meses a los dos años. Además. Y aunque hubiera habido expertos psiquiatras en la antigua Grecia. Hechos que antes parecían cargas se manifiestan como dones. Si bien al terminar con éxito un caso me siento tentado a pensar que he curado al paciente. Pero ¿por qué pocos son escogidos y qué distingue a esos pocos de los muchos? La respuesta que la mayor parte de los psicoterapeutas suelen dar. Aun cuando salgan de la terapia sin una creencia en Dios. ¿por qué son tan pocos los que deciden transitar por él? A esta cuestión se refería Cristo cuando dijo “Muchos son llamados pero pocos escogidos”39. Resistencia a la gracia Orestes no recurrió a un psicoterapeuta. Se considera que los individuos con trastornos de carácter recibieron adecuados cuidados en la primera infancia. permanecerán sentados en el consultorio como palos sin beneficiarse casi nada por grande que sea la habilidad. el esfuerzo y el amor del terapeuta. se basa en el concepto de diferente grado de psicopatología. de ello resulta que están menos enfermos que los psicóticos. Específicamente. está abierto a todos. son mucho más fáciles de tratar y curar. después de los dos años y antes de los cinco o seis. Hay personas que superan toda clase de obstáculos -por ejemplo. la psicoterapia es sólo un instrumento. Lo que antes percibían como problemas les parecen ahora oportunidades. creen que si bien casi todos están enfermos algunos están más enfermos que otros y que cuanto más enfermo esté uno es más difícil de curar. “Mi depresión. Orestes habría tenido que curarse él mismo. esos pacientes experimentan en un sentido muy real que han sido tocados por la gracia.

Sin embargo ese esquema no es completo. en su término medio. Es posible que un individuo esté extremadamente enfermo y que al mismo tiempo posea una “voluntad de crecer” extremadamente fuerte. ninguno menos noblemente que otro. dos de las cuales estamos considerando ahora: ¿por qué algunas personas no responden al tratamiento de los mejores terapeutas y por qué algunas personas trascienden el profundo desamor que experimentaron en su infancia (con ayuda de la psicoterapia o sin ella) para convertirse en personas llenas de amor? El lector también recordará que entonces dije que dudaba de poder dar respuesta a estas preguntas con entera satisfacción. Sin embargo es un factor no bien entendido o siquiera reconocido por la teoría psiquiátrica contemporánea. Por la gracia pueden ciertas personas trascender los traumas del desamo parental y convertirse en individuos amantes que se han elevado encima de sus padres en la escala de la evolución humana. Por otro lado.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. en ese caso se producirá la curación. en su término medio. Para mi. Por eso creo que la voluntad de crecer de un paciente es un factor decisivo del éxito o del fracaso en psicoterapia. pero también hice notar que la sola acción parental no explica la existencia de esa capacidad en todas las personas. Por ejemplo. Por otra parte. no sé hasta qué punto podré contribuir a su comprensión puesto que el concepto nos lleva otra vez más al borde del misterio. sólo algunas personas crecen y evolucionan espiritualmente más allá de las circunstancias de sus padres? Creo que la gracia es accesible a todos. una persona que esté sólo levemente enferma pero a la que le falta la voluntad de crecer no se moverá un centímetro de la posición morbosa. más fáciles de tratar que los psicóticos. sin obtener más que una mejoría mínima.no predice muy bien el curso del crecimiento en un caso individual. pasa por alto la enorme importancia de la acción parental en la niñez tardía y en la adolescencia. Personas que experimentan genuino amor son por definición personas en crecimiento. el curso más rápido de análisis completamente coronado por el éxito que me tocó tratar a mi. Aunque estoy afirmando la extrema importancia de esta voluntad de crecer. fue el de un hombre que se me presentó con una psicosis grave y sin embargo su terapia se terminó nueve meses después. He llegado a creer y traté de demostrar que la capacidad de amar y. más fáciles de tratar que las personas que presentan trastornos de carácter y éstas son. Entre otras cosas. Por eso la única respuesta que puedo dar aquí es la de que la mayoría de nosotros decide no prestar oídos al llamado de la gracia y rechazar su asistencia. Trátase de una vigorosa fuerza exterior a la conciencia que opera a través de la acción de personas que experimentan amor y que no son los padres. Sugerí sin embargo que si se considera el concepto de la gracia es posible arrojar cierta luz sobre estas cuestiones. Creo que hay buena parte de verdad en este esquema que forma un cuerpo de teoría psiquiátrica muy útil para los que practican la terapéutica. sino también por la o (¿??) amor de Dios durante toda la vida. Además. la afirmación de Cristo “Muchos son llamados pero pocos escogidos” tendría este 155 . que todos estamos envueltos en el amor de Dios. Hay buenas razones para creer que una acción parental pobre en esos años puede producir enfermedad mental y que la buena acción parental durante años posteriores pueden curar muchas cosas y acaso todas las heridas causadas por la anterior deficiencia parental. pues. por lo tanto. trabajé durante tres años con una mujer. El lector recordará que la segunda sección de este libro terminaba con cuatro preguntas sobre el amor. El amor es la voluntad de extenderse uno con miras al crecimiento espiritual. ¿Por qué. Entre los factores que el esquema del diferente grado de enfermedad mental no tomó en cuenta está un factor que es propio del paciente individual y que podríamos llamar “vó1untad de crecer”. la voluntad de crecer es nutrida no sólo por el amor de los padres durante la niñez. Habrá de comprenderse que la voluntad de crecer es en esencia el mismo fenómeno que el fenómeno del amor. Hemos dicho que la capacidad de amar es nutrida en nosotros por la acción parental amorosa. que claramente padecía “sólo” de una neurosis. No debería criticárselo con ligereza. si bien el esquema tiene valor de predicción en el sentido estadístico -los neuróticos son. de quien siempre estará contigo.

Jesús? Si os preguntáis esto. por otro lado. S. menos exigentes. ¿Qué quiso decir. para conocer la tortura. ¿Cómo se explica entonces que poseamos.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Tratamos con extensión el tema de la dificultad que supone ser disciplinados. crecer espiritualmente. amar genuinamente. su mejor vino para un amigo sentado a su mesa. T. es un llamado para ocupar una posición de mayor responsabilidad y poder. en el lugar en que ahora estamos. experimentar personalmente su constante presencia. que está particularmente familiarizado con este problema de la “neurosis del ascenso”. Los psiquiatras y muchos legos están familiarizados con el hecho de que los problemas psiquiátricos se dan con notable frecuencia en individuos que acaban de ser promovidos a posiciones de mayor poder y responsabilidad. El llamado de la gracia es un llamado a una vida de esfuerzos y cuidados. el pecado original de la entropía con el que todos estamos malditos. nada supieron de estas cosas: viajaron lejos para sufrir en el mar y en la tierra. de quien siempre estará contigo. el problema presenta un aspecto que una vez más merece particular mención: la cuestión del poder. ¿Se refería a la paz tal como la concebimos nosotros? ¿El reino de Inglaterra en paz con sus vecinos. para sufrir muerte por martirio. ese conocimiento y esa conciencia acarrean consigo una enorme responsabilidad. la entropía es lo que nos hace resistir a esa fuerza. y es incluso lo que nos hace descender a formas de existencia cada vez. El psiquiatra militar. el deshollinado hogar. según parece. los barones en paz con el rey. sus discípulos. Les dijo a sus discípulos “Mi paz os dejo. saber que uno está próximo a Dios es conocer y experimentar continuamente una paz y una tranquilidad que pocos poseen. a una vida de prestar servicios y de hacer cualquier sacrificio que parezca necesario. 156 . el amo de casa contando con sus pacíficas ganancias. La cuestión pues llega a ser: ¿por qué tan pocos de nosotros decidimos escuchar el llamado de la gracia? ¿Por qué los más de nosotros nos resistimos a la gracia? Dijimos antes que la gracia nos proporcionaba cierta resistencia inconsciente a la enfermedad. Y en el crecimiento espiritual ocurre como en la vida profesional. pues. Es un llamado que nos lleva desde la niñez espiritual a la edad adulta espiritual. Si bien ya consideramos los elementos básicos de la entropía o pereza. Es natural que rehuyamos las dificultades. ¿Os parece extraño que los ángeles hayan anunciado la paz cuando el mundo estuvo incesantemente sacudido por la guerra y el miedo a la guerra? ¿Os parece que las voces angélicas estaban equivocadas y que la promesa era un fraude y un engaño? Reflexionad ahora en cómo nuestro Señor mismo habló de la paz. el desengaño. sentido. Pero. un llamado a ser padres de la humanidad. Pues experimentar que uno está cerca de Dios es también experimentar la obligación de cómo Dios. su mujer cantando a los hijos? Aquellos hombres. a permanecer en nuestro lugar cómodo y fácil. la prisión. Hay gran número de suboficiales que sencillamente no desean ser ascendidos a sargentos primeros o a sargentos mayores. ya hemos dado la respuesta a esta pregunta. de ser el agente de su poder y de su amor. “Todos nosotros somos llamados por la gracia pero pocos decidimos escuchar el llamado”. Se trata de nuestra pereza. Eliot describió bien esta cuestión en el sermón de Navidad que hace pronunciar a Thomas Becket en la obra teatral Asesinato en la Catedral: Pero pensad un momento en la significación de esta palabra “paz”. Pues el llamado de la gracia es una promoción. Y hay también muchos suboficiales inteligentes que preferirían morir antes que convertirse en oficiales y que repetidamente rechazan ofrecimientos de ser adiestrados para convertirse en oficiales puesto que su inteligencia y capacidad parecía capacitarlos para esa promoción. Así como la gracia es la fuente última de la fuerza que nos impulsa a ascender por la escala de la evolución humana. mi paz os doy”. una resistencia casi igual a la salud? En realidad. también sabe que el problema no se da con frecuencia aun mayor porque muchos soldados se resisten a ser promovidos a grados superiores. Darse cuenta de la gracia.

-¡Pero eso me obligaría a estar pensando todo el tiempo!. 41 1 Jn. pero no la paz que da el mundo. de quien siempre estará contigo. impedir (mediante actitudes y palabras tranquilizantes. La paciente se puso furiosa y rugió: -¡No quiero tener que pensar continuamente! ¡No vine aquí para hacer que mi vida resulte más difícil! Lo único que deseo es estar tranquila y gozar de la vida. estaba entusiasmada un día porque había logrado manejar una situación de familia con gran sabiduría. Comprender esta libertad es algo pavoroso pues uno se dirá “Si puedo hacer lo que quiera. no soy digno de que confíes en mí!” Ese temor es. 1909-1950. Por eso no hay que descartarlo. como frecuentemente acontece. San Agustín escribió: “Dilige et quod vis fac” que significa “Sé diligente y haz lo que quieras” 41. una parte de la diligencia y del amor y por lo tanto es útil para gobernarse a si mismo e impedir el abuso del poder. en los tratos con su familia. acompañadas de cierto rigor) que huyan de esa experiencia una vez que la han logrado. ¿qué me impide cometer grandes errores. 35. Patrologia Latina. Y no ha de asombrar que pacientes en psicoterapia no sientan ningún gusto por el poder que acompaña a la salud mental. experimentaría con mayor frecuencia esa buena sensación. De modo pues que dio la paz a sus discípulos. la paciente había logrado colocarse por encima de la situación. era la de que se encontraba en una posición de poder. Podrá parecer extraño a los legos pero los psicoterapeutas están familiarizados con el hecho de que la gente en general teme la salud mental. Si una persona progresa lo suficiente en psicoterapia. deberes.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. uno puede temer que al hacerse poderoso abuse del poder. Una joven. pero ese temor no debería ser tan grande que impida a una 40 The Complete Poems and Plays. abusar de mi libertad y poder? ¿Bastan mi diligencia y mi amor por sí solos para gobernarse? Si la comprensión del propio poder y libertad se experimenta como un llamado de la gracia. 198-99. terminará por superar la sensación de que no puede habérselas con un mundo cruel y abrumador y un día de pronto llegará a darse cuenta de que está en su poder hacer cualquier cosa que desee. desde luego. ser inmoral. ¡Usted pretende que yo sea una especie de diosa o algo por el estilo! Fue triste comprobar que poco después. 2033. la respuesta del individuo será también “¡Oh. no como el mundo da”. págs. “Realmente me sentí muy bien por eso”. obligaciones. dijo. 157 . por lo tanto. esta mujer potencialmente brillante abandonó el tratamiento aterrada por las exigencias propias de la salud mental. Convine con ella en que reflexionando mucho podría desarrollar y conservar su poder y que así se vería libre de esa sensación de impotencia que estaba en la raíz de su depresión. Le dije que a medida que fuera capaz de extender este tipo de conciencia a otras situaciones se sentiría cada vez más “por encima de las cosas” y que. que estuvo sometida a terapia conmigo durante un año a causa de profunda depresión y que había llegado a conocer bastante sobre la psicopatología de sus parientes. al fin. consoladoras. Señor. La paciente me miró con una expresión de horror. desde la cual se daba cuenta de todas las comunicaciones deformadas y los tortuosos modos en que los miembros de la familia habían intentado manipularía para que ella se aviniera a sus exigencias. Una parte importante del trabajo psicoterapéutico es. recordad que Jesús también dijo: “Os doy. cometer crímenes. Le manifesté que podría sentirse así más a menudo y le indiqué que la razón de que se hubiera sentido tan bien.dijo. “Me gustaría sentirme así más a menudo”. No ha de sorprender que tantos sargentos bien calificados no tengan deseo de convertirse en oficiales. ecuanimidad y facilidad. Nueva York (Harcourt Brace) 1952. Un aspecto de este miedo a la salud mental es bastante legítimo y en sí mismo no es morboso. además de hacer que los pacientes se sientan mentalmente sanos.40 De modo que con la paz de la gracia sobrevienen angustiantes responsabilidades. 7.

ni se beneficia siquiera en las mejores manos terapéuticas o por qué los seres humanos se resisten por lo común a la gracia. no soy digno!” o “¡Señor. sino la parte que reza “Sé diligente”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. supone un temible estado de cosas. Pueden iniciar la psicoterapia a causa de dificultades menores de ajuste o a causa de una grave enfermedad mental. se trata de un problema neurótico y ésa puede ser la cuestión central que es menester considerar en la psicoterapia. Y muchos poseen tan poca capacidad para tolerar la soledad del poder que prefieren rechazar la presencia de Dios antes que sentirse los únicos amos de su existencia. Lo que causa desazón no es la parte de la máxima de San Agustín “haz lo que quieras”. La cuestión que queda pendiente no es la de por qué la gente no acepta la psicoterapia. Llegar a elevarse a una posición de poder tal. a que nos elevemos a su propio plano. pero también pueden haber carecido del afecto y del genuino interés de los padres. en la cual sólo podemos culparnos a nosotros mismos. de ninguna manera soy capaz de predecir cuál de mis pacientes dejará de responder a la terapia. Pueden ser jóvenes o viejos. Pueden haber experimentado buenos y amorosos cuidados parentales. si no fuera por la presencia de Dios que nos acompaña en esa posición elevada estaríamos sobrecogidos por nuestra soledad. Pues en última instancia el llamado de la gracia es una exhortación a que nos unamos a Dios. Ya nos hemos referido de varias maneras a lo difícil que es crecer. en lugar de más selectivo. ¿tengo que hacerlo?!” De manera que el hecho de que “muchos sean llamados pero pocos escogidos” es fácilmente explicable atendiendo a las dificultades inherentes al hecho de responder al llamado de la gracia. Por más que nos sintamos oprimidos por nuestros padres o por la sociedad o el destino. Estamos acostumbrados a imaginar la experiencia de la conversión o del repentino llamado de la gracia como un fenómeno de júbilo. al determinar a quién he de atender terapéuticamente. pero nos gustan poco la responsabilidad y la disciplina de los adultos. La mayoría arrastra los pies y esos individuos en realidad nunca llegan a ser más que adultos parciales. generalmente y por lo menos en parte. Pueden escuchar el llamado de la gracia de manera repentina y con aparente tranquilidad o pueden bregar contra ese llamado y maldecidlo. es un fenómeno que produce pavor. y sólo poco a poco y penosamente hacerle lugar centímetro a centímetro. Pues he llegado a comprender que. Por consiguiente y atendiendo a la experiencia de los años. pues la fuerza de la entropía determina que esto resulte natural y sea así. Esos pocos pueden provenir de ambientes ricos y cultos o de ambientes pobres y supersticiosos. Pero en la mayor parte de las personas el temor de que puedan abusar del poder no es la cuestión central en la resistencia que ofrecen a la gracia. Como ya dijimos. creemos que nos corresponden la libertad y el poder de la edad adulta. que se arredran siempre ante las exigencias de la edad adulta total. en las primeras fases del proceso psicoterapéutico. Pero. Algunos que fueron llamados por la gracia podrán debatirse durante años con ese temor antes de lograr trascenderlo y aceptar su condición semejante a la de Dios. me he hecho menos selectivo. Unos pocos marchan sin ambivalencia y sin vacilación hacia la edad adulta cada vez más ansiosos de nuevas y mayores responsabilidades. parecería que necesitáramos realmente que haya poderes por encima de nosotros para poder culparlos de nuestros males. la cuestión que queda pendiente es la opuesta: ¿cómo se explica que sólo unos pocos escuchen el llamado que resulta tan difícil? ¿Qué distingue a los pocos de los muchos? No puedo dar respuesta a esta cuestión. En el momento en que prestamos por fin oídos al llamado podemos decir “¡Oh. Señor!” o podemos decir “¡Señor. La mayor parte de nosotros somos como niños o jóvenes adolescentes. de quien siempre estará contigo. Pido disculpas a quienes quedaron excluidos de la terapia como resultado de mi ignorancia. Y así ocurre con el crecimiento espiritual que es inseparable del proceso de maduración psicológica. La mayor parte de las personas desea la paz sin la soledad del poder y desea la seguridad del adulto sin haber crecido. según mi experiencia. cuál habrá de responder con 158 . persona prestar oídos al llamado de la gracia y asumir el poder de que sea capaz. gracias. Cuando ese temor y la sensación de insignificancia propia son tan grandes que impiden asumir el poder.

sino que más bien sienten con claridad que la excelencia de su naturaleza ha sido creada por manos más sabias y más diestras que las suyas propias. es una experiencia de admiración por haber llegado a ese estado. Sin embargo. O bien podemos sentir poco gusto por la vida espiritual y sin embargo sentirnos vigorosamente llamados a ella a pesar de nosotros mismos. habrá de crecer de continuo hasta alcanzar el estado de gracia. aun cuando seamos ignorantes de la teología y no dediquemos ningún pensamiento a Dios. Podemos prepararnos a ser terreno fértil. un crecimiento significativo pero sólo parcial y cuál. entonces. Esta traducción está tomada de la Living Bible que me parece superior a la versión de King James. La experiencia común de quienes alcanzaron un estado de gracia. 42 Por más que hayamos dicho muchas cosas sobre el fenómeno de la gracia. Por mas que nos esforcemos por obtener la gracia ésta puede eludirnos. en otro nivel parece claro que es Dios quien lo decide. a mas no sabes de dónde viene ni adónde va: así acontece con todo aquel que ha nacido del Espíritu. escribí esta sección porque creo que darse cuenta de la existencia de la gracia puede ayudar considerablemente a quienes decidieron echar a andar por la difícil senda del crecimiento espiritual. les dará un seguro sentido de la dirección y les prestará aliento. No sienten que se lo han ganado. dominará los conocimientos del caso y obtendrá el título. nos habremos preparado bien para que llegue a nosotros la gracia. ¿Cómo resolver esta paradoja? No sé. A lo largo de todo este libro nos ocupamos del crecimiento espiritual como si éste fuera un proceso ordenado y predecible. de aquellos a quienes les fue acordada esa “vida procedente del cielo”. Si bien en un nivel decidimos prestar oídos o no al llamado de la gracia. de quien siempre estará contigo. milagrosamente. En esencia. si bien no podemos obtener la gracia por nuestra voluntad. vine a decir que la gracia se gana y sé que es así. Y si no la buscamos ella puede encontrarnos. Hemos procedido como si él proceso espiritual pudiera aprenderse como se aprende una disciplina siguiendo el programa de estudios de un doctorado en filosofía. Interpreté las palabras de Cristo “Muchos son llamados pero pocos escogidos” como que son muy pocos los que deciden prestar oídos al llamado de la gracia a causa de las dificultades que éste entraña. si nos convertimos en individuos llenos de amor. por supuesto. esa conciencia facilitará su jornada por lo menos de tres maneras: los ayudará a beneficiarse con la gracia durante todo el camino. podemos por nuestra voluntad abrirnos a su milagrosa llegada. Quizás lo sumo podamos decir que. No sabemos a quién habrá de acordar esta vida procedente del cielo”. Con esta interpretación indiqué que el que seamos o no bendecidos por la gracia es una cuestión que depende de nuestra elección. 42 Juan. a darle la bienvenida. Quienes están más cerca de la gracia son los que tienen conciencia más aguda del misterioso carácter del don recibido.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Inversamente. Si nos hacemos enteramente disciplinados. De manera consciente podemos desear ávidamente la vida espiritual pero descubrir luego toda clase de obstáculos en nuestro camino. 8. El propio Jesucristo se refirió al carácter impredecible de la gracia cuando dijo Nicodemo: “El viento sopla donde quiere. Si bien pueden tener una conciencia realista de la particular bondad de su naturaleza. En efecto. en sí mismo. III. No nos acercamos a la gracia sino que la gracia viene a nosotros. La bienvenida a la gracia Y de nuevo nos encontramos aquí ante la paradoja. por ejemplo: sí uno se empeña en estudiar seriamente. completamente inútil. el estudio mismo de la teología es un medio relativamente pobre de preparación y. tú oyes su sonido. no atribuyen su naturaleza a su propia voluntad. a la postre hemos de reconocer que su naturaleza continúa siendo un misterio. Pero al mismo tiempo sé que no es enteramente así. 159 .

Así ocurre con el amor humano y así ocurre con el amor de Dios. En cambio. A esos pacientes hay que enseñarles primero a recordar sus sueños y luego a percibir y apreciar los tesoros que ellos contienen. Debemos dejar que sean verdaderos dones. En primer lugar. Con esa 160 . Las Furias se transformaron en las portadoras de gracia también precisamente porque Orestes se esforzó por alcanzar el favor de los dioses y al mismo tiempo no esperaba que los dioses le facilitaran el camino. Por lo tanto apartan de su conciencia todo el material onírico pues lo consideran carente de importancia. tratan ávidamente de buscar esas respuestas y registran de manera deliberada. La paradoja de que tanto elegimos la gracia como somos elegidos por la gracia es la esencia del fenómeno de la serendipity. premoniciones y toda una multitud de hechos sincrónicos. Hemos definido la serendipity como “el don de encontrar cosas valiosas y agradables no buscadas”. De esta manera los sueños del paciente -esos dones del inconsciente ahora ya no buscados. de manera que llevan a las sesiones terapéuticas literalmente montones de sueños. Lo hacemos convirtiéndonos en seres humanos de amor y de disciplina. pero no genuinamente amantes. Si miramos la otra cara de la moneda. seremos sólo dependientes y pegadizos. Orestes obtuvo el don de la serendipity y las bendiciones de la gracia. Y volvamos a definir ahora la serendipity entendida no ya como un don en sí mismo sino como una capacidad aprendida para reconocer y utilizar los dones de la gracia que nos son dados desde más allá de la esfera de nuestra voluntad consciente. El mismo enfoque paradójico debería emplease en todas las otras formas: intuiciones repentinas. empero. Pero primero tenemos que hacernos dignos de amor. no se dispone de bastante tiempo en la hora terapéutica para analizar todos esos sueños. sabiendo que los sueños contienen respuestas a sus problemas. Una de las principales finalidades de esta sección sobre la gracia fue ayudar a aprender la capacidad de la serendipity a quienes marchan por el camino del crecimiento espiritual. esto es algo que no se cumplirá. En virtud de esta misma mezcla paradójica de buscar y no buscar.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. comprobamos que hay muchos pacientes que entran en psicoterapia sin tener el menor conocimiento o la menor comprensión del inmenso valor que pueden tener los sueños para ellos. Buda alcanzó la iluminación sólo cuando dejó de buscarla. a dejar que su inconsciente decida cuáles sueños han de entrar en la conciencia. Ya vimos que los sueños son sólo una forma o una manera en que se nos dan los dones de la gracia. Algunos pacientes. La manera en que los pacientes utilizan los sueños en psicoterapia demuestra habitualmente ese mismo fenómeno. la recompensa que no hemos buscado. Pero tales sueños los ayudan poco.facilitan el proceso curativo que se desea. ese voluminoso material onírico puede impedir trabajar en sectores más fructíferos del análisis. Y. mecánica y con muchos esfuerzos cada uno de sus sueños en todos sus detalles. Luego. dieciséis años preparándose? Buda debía tanto buscar la iluminación como no buscarla. nos haremos dignos de amor y nos vendrá la recompensa de ser amados. y debemos también trabajar a veces para no buscarlos o esperarlos. Si buscamos ser amados -y si esperamos ser amados-. ¿quién puede dudar de que la iluminación le llegó precisamente porque había dedicado por lo menos dieciséis años de su vida a buscarla. Pero una vez que el paciente aprende a no hacer esfuerzos conscientes para atrapar sueños. por fin. de quien siempre estará contigo. es probable que todo ese material resulte singularmente oscuro. cuando promovemos nuestro crecimiento y el de otros sin el interés primario de hallar una recompensa. todo ese material onírico puede constituir un impedimento a su terapia. y también debería emplearse con el amor. Esta enseñanza misma puede resultar muy difícil pues exige que el paciente afloje un poco su control y entre en una relación más pasiva con su propia psique. cuando dejó que la iluminación viniera a él. Hay que enseñar a esos pacientes a que cesen de andar tras sus sueños. Para utilizar efectivamente los sueños debemos trabajar para adquirir conciencia de su valor y beneficiamos cuando acuden a nosotros. Así ocurre con la gracia. a dejar que los sueños lleguen espontáneamente a ellos. Por otro lado. Debemos preparamos para ser amados. Todo el mundo desea ser amado. el material onírico recordado disminuye en cuanto a cantidad pero aumenta espectacularmente en cuanto a calidad. En realidad.

por Cristo. La existencia de la gracia es prima facie prueba no sólo de la realidad de Dios sino también de la realidad de que la voluntad de Dios está dedicada al crecimiento del espíritu humano individual.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. por Lao-Tsé y muchos otros. iniciativa e independencia de pensamiento y acción. la jornada se hace cada vez más rápidamente. El hecho de que exista más allá de nosotros y de nuestra voluntad consciente una vigorosa fuerza que nutre nuestro crecimiento y evolución. De modo que el reemplazo de nuestros mitos humanos por la información científica determinó que nos sintiéramos personalmente insignificantes. la jornada del crecimiento espiritual es tan solitaria y dificultosa. dependencia. que a menudo nos desalentamos. En efecto. Comer carne. que. pero no son el saber mismo. una vez que percibimos la realidad de la gracia. La originalidad de este libro estriba en que yo llegué a las mismas ideas a través de los desviados caminos individuales de mi vida en el siglo XX. Vivimos nuestras vidas a la vista de Dios y no en la periferia de su visión sino en el centro de su visión y de su interés. Con semejante guía. Los ritos son sólo medios auxiliares de aprendizaje. de quien siempre estará contigo. debe remitirse a los antiguos textos. temor y pereza quieren que se les muestre cada centímetro del camino y que se les demuestre que cada paso habrá de ser seguro y digno del esfuerzo. Si el lector aspira a una comprensión mayor que la que ofrecen estas modernas anotaciones. decir cinco avemarías antes del desayuno. rezar mirando al este o al oeste o ir a la iglesia los domingos. Creemos en los principios mecánicos del universo. Por obra de nuestra ciencia sabemos que el lugar en que moramos no es más que uno de los planetas de un astro perdido en medio de una galaxia entre muchas otras galaxias. pero no espere encontrar más detalles. que nos muestra como seres irremisiblemente determinados y regidos por fuerzas internas que no están sometidas a nuestra voluntad. He procurado transmitir esa percepción. Podrá encontrar en ellos mayor comprensión. Llamamos Dios a ese algo. uno debe recorrer el camino solo. Es probable que el universo tal como lo conocemos no sea más que un peldaño de la escala que lleva a entrar 161 . basta para modificar radicalmente esas ideas sobre nuestra insignificancia. por moléculas químicas de nuestro cerebro y por conflictos de nuestro inconsciente que nos impulsan a sentir y a comportarnos de ciertas maneras cuando ni siquiera nos damos cuenta de lo que estamos haciendo. capacidad comprobaremos que nuestra jornada de crecimiento espiritual está guiada por la invisible mano y la inimaginable sabiduría de Dios con una exactitud infinitamente mayor de la que podría ser capaz nuestra sola voluntad consciente. Ninguna palabra. hacia la meta de identificar su yo individual con Dios. en otros fomenta nuestro desaliento. no nos llevará a nuestro destino. la jornada del crecimiento espiritual exige coraje. ninguna doctrina librará al viajero espiritual de la necesidad de recorrer su propio camino. Si bien nos son accesibles las palabras de los profetas y la ayuda de la gracia. Lo cierto es que vivimos en una era científica. Ningún maestro puede guiamos por él. vacila esa imagen que nos presenta como seres insignificantes y sin valor. Y así como nos parece estar perdidos en medio de la enormidad del universo exterior. Aun cuando realmente comprendamos estas cuestiones. De una u otra manera estos conceptos fueron formulados antes por Buda. así la ciencia también nos llevó a forjar una imagen de nosotros mismos. ¿Qué posible significación podríamos tener como individuos o siquiera como especie. con esfuerzo y angustia a través de las circunstancias únicas de su propia vida. Esto no se puede hacer. si bien es positiva en ciertos aspectos. Pues. invisibles en un universo cuyas dimensiones son tales que ni siquiera nuestra ciencia puede medir? Y sin embargo es esa misma ciencia la que en cierto modo me ayudó a percibir la realidad del fenómeno de la gracia. la existencia de esa fuerza (una vez que la percibimos) indica con incontrovertible certeza que nuestro crecimiento espiritual humano es de suma importancia para algo más grande que nosotros mismos. no en los milagros. En efecto. No hay fórmulas precisas. Lo que antes parecía ser un cuento de hadas resulta ser la realidad. zarandeados como estamos por fuerzas químicas y psicológicas que no comprendemos. Hay muchos que por obra de su pasividad.

Este espacio y este tiempo existen para que nosotros los recorramos. en el reino de Dios. La gracia nos ayuda a no dar tropiezos y por la gracia sabemos que somos bienvenidos. El universo. ha sido puesto para prepararnos un camino. ese peldaño. ¿Qué más podemos decir? 162 . la realidad de la gracia indica que la humanidad está en el centro del universo. les digo a veces que el género humano está dando un salto evolutivo. Por el contrario. Pero nosotros mismos debemos recorrerlo trecho por trecho. “Que tengamos éxito o no en ese salto”.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Y no estamos en modo alguno perdidos en el universo. les digo. “es una cuestión de su responsabilidad personal”. Cuando mis pacientes pierden de vista su significación e importancia y se descorazonan por el esfuerzo que les exige el trabajo que hacemos. Y de la mía. de quien siempre estará contigo.

Si bien no es probable que una mala elección produzca efectivamente daños. Eran todas cartas extraordinarias. Cuando en 1966 me sometí a terapia. Pero más importante que las inclinaciones políticas. Ni tampoco hay que vacilar en confiar en las primeras impresiones o intuiciones. el paciente puede tener buenas o malas “corazonadas”. 163 . a los pocos pacientes a quienes no conviene someter al trabajo psicoanalítico. Sin embargo. la edad o el sexo del terapeuta. Si la elección es acertada arrojará bonitos dividendos espirituales con los que el paciente ni siquiera había soñado. de que los Estados Unidos intervinieran en la guerra de Vietnam. inteligentes y bien articuladas y también afectuosas. dosis de sabiduría y descripciones de experiencias personales. deben echar la culpa de ello a su falta de disposición y voluntad para afrontar los rigores del trabajo terapéutico. Esas cartas enriquecieron mi vida. Se me hizo patente así que en todo el país hay una multitud -mucho más vasta que lo que yo había creído. pero pueden tener como causa pequeños indicios tangibles. EPILOGO Durante el tiempo transcurrido desde su primera publicación tuve la satisfacción de recibir muchas cartas de lectores de La nueva psicología del amor. estaba muy preocupado por la circunstancia. las más de ellas contenían otros regalos: poesías apropiadas. De manera que no hay que vacilar en buscar una y otra vez lo que resulta conveniente. un terapeuta competente tiene la responsabilidad de distinguir cuidadosamente. Además de expresar reconocida comprensión. Pero.de personas que estuvieron recorriendo silenciosamente largas distancias por ese poco transitado camino del crecimiento espiritual. Es una de las decisiones más importantes que uno pueda hacer en su vida. Si son malas pagará los honorarios correspondientes a esa entrevista e irá a ver a otro. Esas impresiones son por lo general intangibles. Mi primer consejo es el de que se tome seriamente tal elección. ella significa sin embargo malgastar dinero. Ya antes de haber visto al terapeuta tenía yo una buena impresión de él por ese detalle.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. En la sala de espera de mi terapeuta había ejemplares de Ramparts y de la New York Review of Books. de actitudes antibélicas. Yo dije que la calidad de los psicoterapeutas varía enormemente. Es muy improbable que pertenezca a ese cinco por ciento quien haya leído enteramente este libro y haya entendido su mensaje. no dije claramente que una pequeña minoría de personas -acaso el cinco por ciento. Generalmente y en una sola entrevista con un terapeuta. La psicoterapia representa una inversión mayor no sólo de dinero sino de valioso tiempo y energía. útiles citas de otros autores. Esas personas me agradecían por haber logrado reducir su sensación de soledad en la jornada y yo a mi vez les agradezco por el mismo servicio. En todo caso.tiene problemas psiquiátricos de una naturaleza tal que no responden a la psicoterapia y que pueden agravarse en virtud de la introspección profunda que supone la labor psicoterapéutica. Y continúo creyendo que la mayor parte de aquellos que no logran beneficiarse con el trabajo de un terapeuta competente. ambas publicaciones liberales. tiempo y energías. es el hecho de que sea una persona capaz de interesarse genuinamente por el paciente. sino que corresponde orientarlos hacia otras formas de tratamiento que puedan resultarles beneficiosas. ¿qué es un psicoterapeuta competente? Varios lectores de mi libro que buscaban ayuda psicoterapéutica me escribieron para preguntarme qué debían hacer para elegir al terapeuta adecuado y distinguir entre el competente y el incompetente. Unos pocos lectores pusieron en tela de juicio mi fe en la eficacia de la psicoterapia. Es lo que los corredores de Bolsa llamarían una inversión de alto riesgo. para mí inmoral. de quien siempre estará contigo. cosa que a veces debe hacer gradualmente.

Allí se fijará una retribución que esté de acuerdo con los medios del paciente quien puede estar completamente seguro de que no caerá en manos de un chapucero. ¿por qué no comenzar según su recomendación? Otra manera particularmente aconsejable. seria comenzar con un psiquiatra. es bueno confiar en el terapeuta que dice que no lo sabe. La capacidad de un terapeuta guarda muy poca relación con los títulos que pueda poseer. terapeutas con muchos títulos. de quien siempre estará contigo. También esto se puede experimentar rápidamente aunque el terapeuta no se precipite hacia uno con estridentes y efusivas palabras de amabilidad. como por ejemplo. Por supuesto que si ese médico nos produce buena impresión y él mismo está dispuesto a aceptarnos como paciente conviene quedamos con él. Los mejores psiquiatras estarán ciertamente dispuestos a indicar a los terapeutas legos de la comunidad que son particularmente competentes. Si uno está corto de recursos financieros y no dispone de una obra social que cubra la psicoterapia. Así y todo. la única opción es la de solicitar la asistencia de una clínica de salud mental o establecimiento psiquiátrico sostenido por el gobierno. de modo que uno debe confiar en su propio juicio 164 . pero están en las mejores condiciones para comprender todos los aspectos de la situación.. las personas muy instruidas. Si el lector tiene algún amigo al que respeta y que se ha sentido satisfecho con los servicios de un determinado terapeuta. que han alcanzado éxito en cualquier profesión y que admiten su ignorancia. el coraje y la sabiduría. no se puede rehuir la responsabilidad de elegir personalmente al otro ser humano en quien uno pueda confiar como guía. es única. como la psicoterapia exige una relación psicológicamente intensa e íntima entre dos seres humanos. Es importante que el presunto paciente no se abstenga de preguntarle al terapeuta qué piensa sobre determinadas cuestiones. son por lo general las más experimentadas y dignas de confianza. si los síntomas son graves o si el paciente tiene además dificultades físicas. con frecuencia se obtienen allí muy buenos resultados. una vez que el psiquiatra tuvo ocasión de estimar las dimensiones del problema. la liberación de las mujeres o la homosexualidad o la religión. En cuanto a otro tipo de cuestiones -como la de saber cuánto tiempo podría durar la terapia o si el salpullido de la piel es un síntoma psicosomático-. Por otro lado. A causa de su formación médica los psiquiatras son generalmente los terapeutas más costosos. Pero el mensaje central consiste en que. Como los terapeutas al entrevistar a un presunto paciente consideran el hecho de aceptarlo o no. Estas breves pautas tal vez no hayan sido tan específicas como hubieran querido los lectores. terapeuta y paciente. Y lo cierto es que dos de los mejores terapeutas que conozco carecen de títulos universitarios. Si los terapeutas son capaces de preocuparse por el paciente serán también cautelosos. En verdad. pero una persona siempre puede intuir si la reserva encubre frialdad o calidez. Los diplomas universitarios no certifican el amor. Al terminar la hora. El mejor terapeuta para una persona puede no ser el mejor para otra. disciplinados y habitualmente reservados. de manera que las posibilidades de elegir a un terapeuta adecuado pueden ser muy limitadas. tienen que haber pasado por cursos de formación suficientemente rigurosos para que uno tenga la relativa seguridad de no caer en manos de un charlatán. Cada persona.. y a veces ni siquiera es tan bueno como éstos. Uno tiene derecho a recibir respuestas honestas. se le puede pedir que lo remita a uno a un terapeuta menos costoso aunque no sea médico.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Pero un psiquiatra no es necesariamente un terapeuta mejor que un psicólogo o un asistente social o un sacerdote. la psicoterapia practicada en las clínicas suele ser superficial. francas y claras. es perfectamente correcto que uno lo estudie a su vez a él. El informe oral es a menudo el mejor elemento para comenzar a buscar a un psicoterapeuta. psiquiatras que cuentan con certificados de juntas de profesionales reconocidos. Por ejemplo.

intuitivo que es único. quien da ese paso cuenta con mi admiración. deseo suerte al lector y. como el acto de someterse a psicoterapia con todo lo que ésta supone es un acto de coraje. de quien siempre estará contigo. 06777 Marzo de 1979 165 .La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. Scott Peck Blis Road New Preston. Como todo esto supone ciertos riesgos. M. Conn.

El mapa anticuado Aceptar el desafío Retener la verdad El equilibrio El aspecto saludable de la depresión Renuncia y renacimiento SECCION II – EL AMOR Definir el amor Enamorarse El mito del amor romántico Algo más sobre las fronteras del yo La dependencia Catexia sin amor El “autosacrificio” El amor no es un sentimiento El trabajo de atender Los riesgos de la pérdida Los riesgos de la independencia Los riesgos de asumir compromisos Los riesgos del enfrentamiento El amor es disciplinado El amor respeta la individualidad Amor y psicoterapia El misterio del amor SECCION III – CRECIMIENTO Y RELIGION Visiones del mundo y religión La religión de la ciencia El caso de Kathy El caso de Marcia El caso de Theodore El bebé y el agua del baño La visión científica del túnel 166 . de quien siempre estará contigo.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave. ÍNDICE INTRODUCCIÓN SECCION I – LA DISCIPLINA Problemas y dolor Postergación de la gratificación Los pecados de los padres Resolver problemas y tomarse tiempo La responsabilidad Neurosis y trastorno de carácter Huir de la libertad Dedicación a la realidad La transferencia.

El mito de Orestes Resistencia a la gracia La bienvenida a la gracia EPILOGO 167 . de quien siempre estará contigo. SECCION IV – LA GRACIA El milagro de la salud El milagro del inconsciente El milagro de la serendipity La definición de gracia El milagro de la evolución Alfa y omega Entropía y pecado original El problema del mal La evolución de la conciencia La naturaleza del poder La gracia y la enfermedad mental.La Nueva psicología del Amor… Con Cariño Para Maria Olave.