ECON. Y ORG.

DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

1.1.- La empresa como realidad económica y social.
Las personas tienen una serie de necesidades que les llevan a desear distintos bienes y servicios para satisfacerlas. La mayor parte de estos bienes y servicios son escasos, lo que hace que tengan una valoración económica, es decir, que quienes los demandan están dispuestos a pagar para obtenerlos. Esta circunstancia hace que su producción y distribución pueda ser atractiva para otras personas o instituciones que están en condiciones de producir los mencionados bienes y servicios. Este sencillo ejemplo nos ilustra un principio básico que orienta la actividad de cualquier empresa privada: la demanda de un producto o servicio genera unas expectativas de venta y beneficio que movilizan la iniciativa de quienes son capaces de reunir y organizar todos los elementos necesarios para producir aquello que demanda el mercado. Esta iniciativa es el motor de la actividad empresarial, que se basará en gran medida en el ánimo de lucro. No obstante, el deseo de ganar dinero no constituye el móvil exclusivo de las empresas privadas, a pesar de que han de intentar obtener beneficios, ya que las pérdidas continuadas provocarían su desaparición. La empresa es una institución fundamental de la economía de mercado, sistema económico imperante en la mayoría de los países y, en concreto, en los más desarrollados económicamente. La empresa tiene, además, una importante dimensión social pues crea empleo y genera riqueza. Esta relación de dependencia también tiene sus costes sociales; en épocas de crisis económica, cuando se reduce la actividad empresarial y disminuyen los puestos de trabajo en las empresas, se disparan los niveles de desempleo con las secuelas sociales y personales correspondientes. La empresa es, así mismo, una institución transcendental de la vida moderna, al ser la impulsora de las grandes innovaciones que posibilitan el desarrollo económico. La empresa representa, por ello, el motor del sistema económico. Mediante la utilización de medios técnicos cada vez más sofisticados y la aplicación de un sinfín de innovaciones incrementa constantemente la productividad, multiplicando el número de productos puestos a disposición de los consumidores y elevando, de esta forma su nivel de vida. Hay que destacar que también esta faceta puede generar unos costes sociales de tipo ecológico y cultural.

1.2.- Concepto y elementos de la empresa.
Empresa: conjunto de factores de producción (personal, máquinas, materias primas, financiación, etc.) organizados y coordinados por la dirección, orientados a la consecución de una serie de objetivos, actuando bajo condiciones de riesgo. 1.- Factores de producción: · Capital instrumental: se incluyen todos los elementos que integran el activo del balance: i) Capital técnico: integrado por aquellos elementos que van a permanecer largo tiempo en la empresa (capital fijo) y que son necesarios para que ésta desarrolle sus actividades como, por ejemplo, las instalaciones, los bienes de equipo, la maquinaria, etc.; además, los materiales necesarios para completar el ciclo de producción (capital circulante): las materias primas y los productos terminados y en curso. ii) Capital financiero: recursos financieros líquidos que componen la tesorería de la empresa. · Elemento humano: está formado por las personas que aportan su trabajo o sus recursos financieros a la empresa. Se pueden establecer tres grupos:
Página nº 1

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

i) los trabajadores o empleados: personas que ofrecen su fuerza laboral y sus conocimientos a la empresa y reciben a cambio un salario. ii) el empresario o administrador: persona o conjunto de personas que asumen la dirección del proceso productivo y, por consiguiente la gestión empresarial. iii) los propietarios (accionistas): son los que aportan el capital; normalmente se dan en las grandes empresas y en éstas no coinciden con la figura del administrador. · La organización: combinación de los factores para la consecución de un fin, según una estructura determinada. Estructura que define el empresario y que le permite coordinar todos los factores y dirigir la producción. · El entorno: es todo aquello que le es ajeno a la empresa como organización. Pero la empresa no vive aislada, sino que por el contrario vive inmersa en un conjunto de normas y relaciones con agentes económicos que condicionan el desarrollo de su actividad. 2.- Actuando bajo condiciones de riesgo: La supervivencia de las empresas privadas depende de la obtención de beneficios que les permitan absorber los costes y remunerar el capital invertido en ellas, asegurando rentabilidad al inversor. Esta obtención de beneficios depende del éxito del proyecto empresarial, que está sometido a diversos riesgos e incertidumbres que pueden hacerlo fracasar. En primer lugar, es preciso que se hayan detectado las necesidades del mercado de forma adecuada; en segundo lugar, que la competencia no sea excesiva y los costes no resulten muy elevados; todo ello, además, en una situación en la que las circunstancias varían muy rápidamente. Si el proyecto empresarial no resulta viable, la empresa desaparecerá del mercado. El riesgo, que es determinante en la gestión de las empresas privadas, no tiene la misma importancia para las empresas públicas, cuya supervivencia no depende necesariamente del resultado económico, ya que sus objetivos se suelen medir en términos de rentabilidad social, cubriendo el Estado las pérdidas que puedan producirse.

1.3.- Funcionamiento de la empresa. Áreas básicas.
Las distintas operaciones llevadas a cabo en el interior de la empresa en el desarrollo de su actividad, son realizadas a través de las siguientes áreas funcionales: · Aprovisionamiento y Producción: cuya función principal es ser la encargada de suministrar materias primas en la forma más ventajosa posible para la empresa, tanto en condiciones físicas como económicas; así como de controlar todo el proceso de transformación de estas materias en productos finales; a veces, también de almacenar estos productos hasta su venta. · etc. · · Financiación e Inversión: agrupa la captación y gestión de fondos financieros que necesita la empresa en Área administrativa: se ocupa principalmente de la gestión de todos los documentos administrativos, el desarrollo de su actividad así como el estudio, selección y realización de inversiones. contables, legales, etc., que permiten el correcto funcionamiento de la entidad en el desarrollo de su actividad. Comercial: consiste tanto en el estudio de las necesidades del mercado como en seleccionar las formas más convenientes de introducir o vender el producto o servicio, realizar las políticas de marketing adecuadas,

Página nº 2

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

·

Recursos humanos: su función abarca todos los aspectos relacionados con las personas que trabajan en

la empresa, gestionando de la forma más conveniente su participación en la organización, evitando los posibles conflictos laborales, favoreciendo la motivación, etc. · Investigación y Desarrollo (I+D): para la creación y evaluación de la tecnología y de nuevos productos o servicios. Aunque cada una de las áreas funcionales debe realizar sus actividades propias, éstas deben estar integradas en el sistema que forma la empresa para que se produzca, mediante una conexión de actividades de las distintas áreas, el funcionamiento de la empresa de forma que ésta pueda alcanzar los objetivos establecidos por la Dirección. Esta última es la responsable de la supervivencia de la entidad y establecedora de las políticas directrices, su misión es la organización y coordinación de las distintas áreas para conseguir el objetivo común.

1.4.- La empresa como sistema.(leer)
Un sistema se puede definir como un conjunto de elementos interrelacionados entre sí y con el sistema global, que tiene unos objetivos. El principio fundamental del enfoque de sistemas es que la suma del funcionamiento independiente de las partes rara vez coincide con el funcionamiento del conjunto. El rendimiento de un sistema depende fundamentalmente de las siguientes cuestiones: · · de la forma en que las partes interaccionan, se combinan y funcionan juntas más que de la forma en que de su relación con el medio exterior y con los otros sistemas de dicho medio. actúan aisladamente.

Vamos a estudiar cuales son las principales características de la empresa como sistema: la empresa es un sistema abierto, esto es, un sistema que se interrelaciona con su entorno; que interactúa con los sistemas más amplios de los que forma parte (el sistema económico, el sistema social, etc.). Influye en su entorno y recibe influencias de él. en la empresa se produce una sinergia por la cual manifiesta características y formas de comportamiento la empresa es un sistema global, cualquier influencia sobre uno de sus elementos o subsistemas la empresa es un sistema autorregulado: el propio sistema se adapta y controla para mantener un que no son atribuibles a ninguno de sus elementos o subsistemas. El todo es superior a la suma de sus partes. repercute sobre los demás y sobre el conjunto del sistema. equilibrio dinámico. Si las salidas de outputs generadas por la empresa se apartan de ciertos límites, comienza un proceso de retroalimentación, o "feed-back", por el cual se modifican las entradas hasta conseguir que las salidas se ajusten a los límites deseados. El propio sistema se adapta y autocontrola para conseguir sus objetivos. Dicho de otro modo, el sistema de control se encuentra en la propia empresa. Dentro del sistema se encuentran diversos subsistemas: el sistema de flujos físicos es aquel por el cual circulan flujos de materias primas, productos semielaborados, productos terminados que se distribuyen a los clientes, etc., y está formado por los subsistemas de producción y marketing.

Página nº 3

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

-

el sistema de financiación transforma ahorro en inversión materializada en capital productivo y se

encuentra integrado por el subsistema de financiación (en el que se obtiene los medios financieros) y por el subsistema de inversión (en el que esos medios financieros se materializan en inversiones productivas). el sistema de dirección, que actúa sobre los otros dos y que, a su vez, se encuentra formado funcionalmente por los subsistemas de planificación, organización, dirección propiamente dicha y control.

1.5.- Evolución histórica de la empresa.
Etapa mercantilista: actividad comercial. Capitalismo industrial: la Revolución industrial va a impulsar el paso de la empresa comercial a la

empresa industrial caracterizada por su función de producción. Desde esta perspectiva, se estudia la empresa en función de su comportamiento en el mercado y no se interesan por lo que ocurre en su interior, cómo se organiza o cómo se toman las decisiones. Capitalismo financiero: las grandes necesidades de capital para llevar a cabo las actividades empresariales han acrecentado la vertiente financiera de la economía. En esta etapa se produce la separación entre la propiedad de la empresa, dividida entre un número muy elevado de accionistas, y el control y dirección de la empresa realizada por gestores profesionales. La empresa se caracteriza por ser una unidad financiera o una unidad de decisión y adquiere gran relevancia el estudio de lo que ocurre en su interior, cuáles son sus mecanismos de funcionamiento o cómo se toman las decisiones.

1.6.- Concepción teórica de la figura del empresario.
La noción de empresario ha ido variando a lo largo del tiempo, desde su identificación con el propietario, hasta concepciones más modernas que le asocian con la función directiva de la empresa. Análisis de la figura del empresario en el pensamiento económico:

 La concepción clásica de empresario como capitalista: consideraban al mismo como propietario de
los medios de producción. El beneficio obtenido era debido a la explotación de los factores productivos.

 La teoría del empresario – riesgo de Knight (ppos. del s. XX): la incertidumbre en la actividad
económica implica un riesgo y el beneficio es la remuneración por el riesgo que asume el empresario.

 La teoría del empresario innovador de Schumpeter (ppos. del s. XX): el proceso de cambio
tecnológico genera el desarrollo económico en el sistema capitalista y el empresario es el principal artífice de dicho cambio. El beneficio es la recompensa que percibe el empresario por haber sido capaz de realizar una innovación aplicable al mercado.

 La teoría del empresario como Tecnoestructura de Galbraith (s. XX): dada su gran complejidad, las
grandes organizaciones empresariales no pueden ya ser dirigidas por una sola persona, sino que requieren un conjunto de directivos o técnicos profesionales (economistas, ingenieros, especialistas, científicos, juristas, especialistas en marketing,...) que actúan de forma colegiada y componen la denominada Tecnoestructura. Esta teoría está basada en la separación de la propiedad y el control. El beneficio no pertenece al empresario sino al propietario de la empresa.
Página nº 4

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

1.7.- Objetivos de la empresa.
Es misión de este apartado dejar patente la variedad de objetivos que pretende la dirección empresarial, así como suscitar la crítica en torno al debatido objetivo del "máximo beneficio". En la actualidad -empresas societarias- existe una separación clara entre la propiedad de la empresa y su dirección efectiva. Esta clase empresarial va a diseñar el conjunto de objetivos que tiene que alcanzar la organización, haciéndolos compatibles con sus intereses de grupo (reconocimiento profesional, ventajas económicas, ...). También quiero dejar explícito que la formulación de la función objetivo será diferente según la clase de empresa de que se trate. Así, por ejemplo, la empresa privada procurará maximizar su beneficio económico, la gran empresa tenderá a maximizar su crecimiento a medio y largo plazo, la pequeña empresa procurará la supervivencia e independencia, algunas empresas públicas perseguirán el equilibrio financiero y otras maximizar su beneficio, y aquellas empresas públicas de naturaleza deficitária, cuyo déficit es financiado por los Presupuestos del Estado y socialmente aceptado, tenderán a mejorar las prestaciones de servicios públicos. Todo esto hace pensar que es excesivamente primitivo el hablar de fines o de objetivos de la empresa y referirse exclusivamente a ese "maximo beneficio".

1.7.1.- Establecimiento de objetivos. (leer).
El sistema empresarial ha adquirido un sentido de responsabilidad hacia los grupos con él relacionados que anteriormente no tenía. La empresa ha de procurar lograr y mantener un equilibrio entre ella misma y los grupos con los que se relacione directamente: accionistas, empleados, proveedores, clientes, Estado y comunidad en general. Esta especie de compromiso, voluntario o forzoso, ocasionará una serie de restricciones y condiciones delimitadoras de los objetivos. La separación entre propiedad y dirección, así como las nuevas técnicas de administración, son factores determinantes en el establecimiento de los objetivos. Claramente puede pensarse que éstos diferirán en alguna medida de los adoptados por una dirección agresiva, de los adoptados en el mismo caso, por una dirección conservadora, es decir, que en su determinación influyen no solamente la formación de los decisores, sino también su aversión al riesgo y su mayor o menor optimismo; siendo factores importantes en la consecución de los objetivos el peso relativo que la importancia del prestigio, status social, poder, etc., representen para la dirección. Es decir, en ocasiones un nuevo conflicto puede ser añadido al ya existente entre los objetivos entre sí, la propia seguridad de la administración y el bienestar de la empresa. Los objetivos de la empresa no pueden establecerse de una sola vez ni son invariables en el tiempo; tanto su definición como su formulación dependen de factores internos y externos de la empresa. Los objetivos son establecidos normalmente por la alta dirección y están condicionados por las siguientes funciones: La organización: debe proporcionar una estructura de funcionamiento para la empresa recogiendo los elementos que la componen, ya sean materiales o humanos, ha de establecer una jerarquía de mando y unos canales de comunicación. La planificación: se definen las estrategias de actuación con visión de continuidad en el tiempo.

Página nº 5

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

-

La programación consiste en la concreción en actuaciones, los modos de realizarlas y su La información proporcionará a la empresa una estructura de comunicaciones, internas y externas, o en

temporalización, a corto y medio plazo. sentido más amplio un sistema de información capaz de recoger y registrar los procesos propios del negocio y la comunicación entre los distintos elementos de la estructura empresarial. El control evita la existencia de disfunciones y si éstas existen nos proporciona la medida de las desviaciones entre lo previsto y los resultados alcanzados. Ejemplo: Una sociedad puede estructurar su departamento comercial de esta forma: un director y tres secciones, que cuentan, respectivamente, con un jefe de publicidad, del que dependen cuatro técnicos y cinco empleados; un jefe de ventas con diez vendedores y cuatro empleados, y un jefe de atención al cliente con seis empleados. Se establecen unos canales de comunicación entre el director y los jefes de las secciones, con consultas diarias y reuniones frecuentes convocadas por el primero siguiendo su iniciativa o a instancias de los segundos. También se establecen canales de comunicación entre las secciones y entre los jefes de éstas y sus empleados de forma ascendente y descendente. A todo esto se le denomina organización. Para su funcionamiento el departamento comercial realiza la planificación anual de sus actuaciones, coherente con la general de la empresa: volumen de ventas, presupuesto de publicidad, reducción del número de reclamaciones; si esta planificación, definida por los objetivos anuales, se temporaliza en plazos cortos (quincenas, meses,...), y concreta la actividad del departamento y sus secciones, constituye la programación de la empresa.

1.7.2.- Una revisión a los objetivos múltiples de la empresa.
He nombrado anteriormente la existencia de varios objetivos de la empresa; con el fin de centrar las ideas sobre este tema vamos a intentar sintetizar los mismos en los siguientes grupos: Objetivos basados en la maximización del beneficio. Objetivos de crecimiento y de poder de mercado. Objetivos de estabilidad y de adaptabilidad al medio. Objetivos de naturaleza social o de servicio a la colectividad.

1.- Objetivos de maximización del beneficio o de rentabilidad conectan con el comportamiento clásico de los sujetos económicos estudiado por la "Teoría de la Empresa", el cual se define por la búsqueda de un beneficio máximo como cifra absoluta; pero cuando el empresario habla de rentabilidad, no persigue ya la cifra máxima de dicho beneficio, sino el máximo tipo de rendimiento o relación entre beneficio y capital invertido. Ejpo: Un empresario se plantea la decisión de tener que elegir entre dos proyectos de inversión, pero con la condición de que su tipo de rendimiento sea superior al interés normal del mercado de capitales a largo plazo, el cual se establece en un 6%. El proyecto A requiere una inversión en capital de 1.000 unidades monetarias; su beneficio actualizado esperado se cifra en 120 u.m.. El proyecto B necesita una inversión de 2.500 u.m. y su beneficio actualizado esperado será de 250 u.m. Ante la hipótesis de que no existan limitaciones en los recursos financieros a invertir, el proyecto A arroja una rentabilidad de: rA= (Beneficio esperado / Capital invertido) x 100 = 12% El proyecto B arrojará esta rentabilidad: rB= (Beneficio esperado / Capital invertido) x 100 = 10% Que duda cabe que si el criterio de decisión se apoya en el rendimiento máximo y dado que r A y rB son mayores que el 6% de interés del mercado, se elegirá el proyecto A. Pero si el manejado es el del beneficio
Página nº 6

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

máximo, la elección se inclinaría al proyecto B, ya que ante una escasa diferencia de rentabilidad, la cifra de beneficio es más del doble, lo que ofrece ventajas competitivas derivadas de las "economías de escala" y del efecto multiplicador de la inversión. 2.- El objetivo crecimiento empresarial se suele traducir en cambios estructurales y en consecuentes incrementos de tamaño o dimensión que hace que la empresa, en cierto modo, sea diferente a su estado anterior y que, de otro, aumente su poder de mercado, como mecanismo para asegurar la obtención de futuros y mejores beneficios. Crecer implica emprender nuevas inversiones que habrán de ser convenientemente financiadas. Estas aportaciones pueden provenir del exterior o ser autofinanciación. Por ello, el crecimiento organizado, en todas sus posibles direcciones, implica la obtención de unos resultados satisfactorios capaces de generar nuevo crecimiento. Este objetivo suele ser el representativo de las empresas más dinámicas y de cierto tamaño. El objetivo crecimiento se materializa en:  Aumento de las cifras de producción y venta. Desarrollo tanto en vertical (respecto a su sector económico) como en horizontal (actuación en nuevos sectores de su actividad económica: nuevos productos, nuevas explotaciones y nuevos mercados).  Absorción y participación para ejercitar un mayor o menor control de otras empresas, respectivamente; bien para la constitución de grupos de interacción económica en vertical (idéntica actividad) o de grupos de acción en horizontal (diversas actividades complementarias o no). En cualquier caso, la empresa no solamente con el deseo de sobrevivir, sino una vez provocado el crecimiento, para mantenerlo deberá tener ciertas ventajas competitivas frente a sus rivales actuales y potenciales. Estas ventajas podrían ser alcanzadas mediante un aumento de su participación en los actuales mercados, una penetración en nuevos mercados con productos antiguos y/o nuevos, y a través de una adecuada política de innovación tecnológica y de originalidad en el diseño de nuevos productos. Del análisis del comportamiento del consumidor y funcionamiento del mercado, de la detección de necesidades todavía no cubiertas o susceptibles de cubrirse mejor nace la elección del producto más idóneo. Luego la dirección debe dominar en la medida de lo posible esos parámetros con objeto de ganar la cuota de mercado necesaria para el mantenimiento y supervivencia de la empresa. Con todo ello, la empresa puede alcanzar una imagen de prestigio que le permita detentar una cierta posición de líder que pueda contribuir satisfactoriamente a la consecución de los objetivos marcados. 3.- La estabilidad y adaptabilidad respecto al medio o entorno: ello puede ser factible si la empresa consigue disminuir su vulnerabilidad ante variaciones coyunturales, lo que encierra problemas de tamaño, de tecnología, de equilibrio financiero, y de sectores de actividad, entre otros. En suma, este objetivo se alcanza al lograr determinada estabilidad socioeconómica y tecnológica, evitando giros bruscos o adaptaciones drásticas de la estructura de la empresa respecto al entorno en que se encuentra inmersa. La pequeña empresa, en última instancia, pretenderá como objetivo principal sobrevivir y mantener su independencia, sacrificando en ocasiones el logro de mayores beneficios y la tentación del crecimiento. • Disponer de los recursos físicos y financieros más adecuados: el profesional de la organización y dirección ha de optar por la capacidad instalada que permita su óptima utilización sin dejar

Página nº 7

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

factores de producción ociosos, más que en la proporción exigida por los condicionamientos técnicos; así como su forma de financiación ya sea propia o ajena. • Máxima productividad: la competitividad empresarial depende de la relación: unidad de producto por cantidad de factor empleado. La reducción de costes por unidad producida permite aumentar los márgenes de beneficios sin incrementar precios finales. • Renovación e innovaciones técnicas: el objetivo de la empresa debe encaminarse a disponer, si ello fuera posible, de un nivel técnico que permita, a través de la investigación y desarrollo propios (I+D), tomar decisiones con el mayor índice de autonomía, puesto que la excesiva dependencia de las decisiones que toma la competencia hace perder la posición ventajosa que otorga el mercado al empresario más innovador.

La responsabilidad social, el balance social: las empresas no sólo proporcionan beneficios al grupo de inversores que las sustentan, sino que también lo hacen al resto de la comunidad donde se ubican; este beneficio social es una responsabilidad ineludible de la empresa y, por tanto, sus objetivos deben formularse de acuerdo con él.

4.- Objetivos de servicio a la colectividad: podemos señalar los siguientes: 4.1.- Objetivos de interés socio-económico: Creación de nuevos puestos de trabajo o suavización del paro de una zona económica. Industrialización de una región, comarca o localidad. Reconversión de una región o zona industrial en crisis económica. Incrementar la renta media por habitante de una región, comarca o localidad. Creación de actividades que permitan equilibrar la balanza de pagos a través de un ahorro Realización de programas de autonomía de aprovisionamiento en productos básicos. Desarrollar actividades que obtengan productos de posible exportación y de capacidad competitiva en los mercados exteriores. Sin duda, todos estos objetivos de servicio a la colectividad aparecen con mayor fuerza en las empresas públicas, por su propia razón de ser, en especial aquellas que atienden a servicios públicos, de por sí deficitarios y que, como mucho, podrían aspirar a alcanzar el equilibrio financiero. Si los objetivos fuesen compatibles entre sí, no existiría ningún problema ya que al poder conseguirlos todos, no necesitaríamos plantearnos ninguna elección entre ellos. En forma similar, aun siendo los objetivos compatibles, si existe entre los mismos una escala de prioridades perfectamente definida, será posible ir consiguiendo uno a uno cada objetivo hasta llegar al último de la escala establecida. Pero, en la realidad, estas situaciones no se suelen dar, apareciendo limitaciones y restricciones. A tenor de todo lo anterior, y a modo de síntesis, podríamos señalar que el fin que desea alcanzar la empresa como ente vivo, es el de su supervivencia. Una empresa sobrevivirá si por una parte sus inversiones son rentables y en consecuencia los resultados obtenidos, si no máximos, sí son al menos satisfactorios. De esta manera, se puede generar y mantener el objetivo global de crecimiento, ya que será posible obtener fondos (internos y externos) necesarios para financiar el crecimiento. A su vez, el objetivo crecimiento se encuentra íntimamente ligado al objetivo de estabilidad e innovación en un sentido amplio (técnica, comercial y de organización).
Página nº 8

4.2.- Objetivos de independencia económica nacional: de divisas por importación.

ECON. Y ORG. DE EMPRESAS

FUENTES DE EBRO

TEMA 1

Desde el punto de vista externo, una empresa verá facilitada su marcha hacia la consecución de sus objetivos si presta explícitamente servicios a la colectividad, lo que a su vez contribuirá notablemente al incremento del prestigio de la empresa y su gerencia.

Página nº 9