1. TEMAS TRANSVERSALES.

El tratamiento de estos temas se hará de forma integrada en los contenidos correspondientes a las distintas áreas didácticas, impregnado toda la actividad escolar y dotando a ésta de un sistema de valores básicos para la vida y la convivencia. Se trabajarán con actividades secuenciadas dentro del programa de cada área y/o dentro del programa de actividades complementarias. Están regulados por la Orden de 19 de diciembre de 1995, que en el art.1. dice que los centros docentes incluirán el tratamiento de la educación en valores, tanto en aspectos generales como en cada uno de los apartados específicos de los distintos niveles de planificación y programación del centro, así la educación en valores ha de ser consideradas como uno de los aspectos fundamentales del desarrollo educativo de los alumnos/as. Entre otros, la orden establece los siguientes temas transversales: 1. Educación del consumidor. Actividades encaminadas a la adquisición de criterios de consumo, destacando las líneas de actuación que redunden en su seguridad y salud. Incidiremos en el consumo de alimentos poco recomendables y que son habituales en los recreos, tratando de inculcar hábitos más en consonancia con una dieta equilibrada. 2. Educación para la Paz. Incidiremos de forma explícita en todas nuestras áreas y fomentaremos este tema transversal ya que nuestro centro está inmerso en el proyecto “Escuela: Espacio de Paz”. 3. Coeducación. Destaca el Plan de Igualdad entre hombres y mujeres de la Consejería de Educación. Desarrollaremos actividades encaminadas a la eliminación de desigualdades asociadas a diferencias de género. 4. Educación medioambiental. Se trata de que los alumnos/as consideren el medio ambiente como un bien común que engloba, desde el patio del colegio, las papeleras de su barrio, su clase, el parque, en definitiva, desde su entorno más cercano hasta la más alta montaña o la más lejana selva tropical. 5. Educación para la salud. Trataremos de desarrollar hábitos de higiene corporal, de alimentación, postural y de actividad física que redunden positivamente en su calidad de vida desde una doble perspectiva preventivoformativa. 6. Educación intercultural. Trata de conocer, comprender y respetar otras posibles formas de concebir, interpretar, explicar y organizar el mundo y los fenómenos que suceden en él. Esto supone intentar que los alumnos relativicen y flexibilicen su percepción egocéntrica en la realidad cultural que viven. Pretende que la diversidad cultural del mundo se viva como fuente de riqueza personal y social y por tanto se intenta desarrollar actitudes de tolerancia, respeto a las opiniones y manifestaciones culturales de los otros. 7. Cultura andaluza. Todas nuestras propuestas didácticas deben consideran su ubicación cultural y en nuestro caso es la cultura andaluza que actúa como catalizador de todos los contenidos desarrollados dotándolos de personalidad y significación. 8. Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Se potenciará el uso de los recursos tecnológicos, promoviendo la reflexión sobre su uso. 9. Educación para el ocio. Se inculcará en el alumnado una educación 10. Educación vial. Se pretende desarrollar el sentido de la responsabilidad como peatones y usuarios de la vía pública y de los medios de transporte. Se trata de concienciar sobre las implicaciones del uso de los medios de transporte tanto a

nivel individual como colectivo en el medio ambiente, la seguridad ciudadana y en general la salud. Las salidas del centro, el estudio de la localidad serán recursos en el tratamiento de este tema transversal.