Cómo quitarte el estrés y vender más. Factores de estrés y cómo mejorar la venta. Señales graves de estrés.

Cómo vender más con menos estrés.

¿Recuerdas cuando iniciaste tu carrera en ventas? ¿Recuerdas aquellos sentimientos de entusiasmo y los grandes deseos de comerte al mundo? ¿Qué pasó después? ¿Hace muchos años de eso? A lo mejor tú producto o servicio sigue siendo útil o necesario para tus clientes y nuevo para tus prospectos, sin embargo, tu ya no ves eso. (Esperamos que seas de los que venden productos sanos, que ayuden al ser humano y no dañen el medio ambiente). Decíamos que , a lo mejor, estás en conflicto contigo mismo/a, y tal vez le echas la culpa al mercado, al gobierno, a la globalización, etc. , sin embargo la realidad es que el mundo sigue su marcha, muchas empresas siguen vendiendo y alguien venderá algo a tus clientes si no lo haces tu. A lo mejor la situación enciende temores y ansiedades que se apoderan de ti y no puedes desempeñarte como antes.

El entorno en que vivimos: contaminación, ruido, tránsito, presiones, competencia, etc., facilita la acumulación del estrés. Y ahí empiezan los problemas. Tienes que vender y tu estrés no se lo permite. El estrés: enfermedad cotidiana. El estrés es la enfermedad de la sociedad actual. Por un lado vivimos presionados por todas las actividades que tenemos que realizar y por otro “necesitamos” de las presiones para realizar las cosas. Entonces ¿cómo conseguir el equilibrio? Muchas personas piensan que el estrés es negativo y que convendría eliminarlo totalmente, pero eso no es posible. Eliminar el estrés equivale a morir. El estrés en realidad es útil, es lo que le ha permitido al hombre subsistir a lo largo de la historia. Cuando estamos bajo tensión, el cuerpo libera adrenalina y cortisol que elevan la presión sanguínea; se presentan palpitaciones, los músculos se contraen, etc. Todas estas condiciones nos permiten reaccionar ante la “situación agresora” y después de esto, el cuerpo vuelve a su estado natural. El problema se da cuando acumulamos estas condiciones y el cuerpo se mantiene en estado de tensión o estrés durante algún tiempo. Entonces lo que ahora llamamos estrés, en realidad es una “acumulación de estrés” y eso es lo perjudicial. A continuación encontrarás una lista de “Señales graves de estrés”, revisa si presentas algunas de estas. __ Agresión. __ Ansiedad. __ Apretar mandíbulas. __ Arrebatos emocionales. __ Bloqueo de memoria. __ Cambios de opinión. __ Dejar tareas sin terminar.

__ Depresión. __ Discutir por que sí. __ Dolores en la espalda. __ Dolores musculares. __ Dormir en reunión social/trabajo. __ Falta de concentración. __ Insultar. __ Interrumpir al que habla. __ Irritabilidad. __ Irritación por ruido común. __ Jaquecas. __ Modificación horas sueño. __ No escuchar. __ Perdida sentido humor. __ Problemas de la piel. __ Tamborilear con los dedos. __ Transtornos del aparato digestivo. __ Transtornos en hábitos alimentarios. __ Transtornos sexuales. Si presentas alguna de estas señales, tienes que tomar medidas para reducir tu estrés ya que todas ellas son señales graves de estrés. Esta es una lista parcial de síntomas, por lo tanto puedes tener algunas otras manifestaciones que no aparecen aquí. Lo importante es que empieces a tomar medidas acerca de tu estilo de vida, ya que sino lo haces, esto seguirá afectando a tus resultados en ventas y si estas condiciones empeoran, puedes ser víctima de embolias, infartos y hasta la muerte misma, que es todavía peor. Diez consejos que te ayudarán a reducir tu estrés: 1.- Identifica lo que te enoja.

Acepta, de una vez por todas, que realmente eres tu quien decide enojarse. Es decir, que nada ni nadie tiene el poder para hacerte enojar si tú no quieres. O dicho de otro modo, si alguien tiene el poder de hacerte entristecer, enojar o hacerte feliz, entonces tu no tienes control sobre tu vida. 2.- Revisa tu depresión. ¿Qué te hace llegar a ésta situación? ¿Son tus temores, son tus ansiedades? ¿Qué tipo de ideas te has forjado en tu mente que te detienen? Identifica las ideas peligrosas y substitúyelas por aquellas ideas de cuando empezabas a vender, cuando querías comerte al mundo. O bien solicita una Sana-Terapia, presencial o virtual. Contacta aqui Continúa viendo los demás consejos aquí http://sanaasana.com/index.php/De-Sana-Asana/El-estres-y-las-ventas.html