You are on page 1of 7

La movilización de heridos se realiza, teniendo en cuenta siempre sus

lesiones, utilizando un método de los siguientes:
Métodos para Transportar Lesionados:
En brazos: Es un método muy práctico para mover personas de poco peso
(según la corpulencia del auxiliador) que no presenten lesiones serias, por ejemplo
un esguince de tobillo el cual le impide la marcha.
Consiste en tomar a la víctima, colocando una mano debajo de sus rodillas
de manera que sostenga las piernas y la otra alrededor de su espalda,
sosteniendo el peso del tronco; la víctima puede afianzarse en nosotros pasando
sus brazos alrededor de nuestro cuello.
Hay que tener especial cuidado con el peso de la víctima la hora de
"cargar", flexionando las rodillas al bajar, para evitar hacer todo el esfuerzo con la
musculatura de la espalda, lo que podría propiciar la aparición de lesiones a nivel
lumbar.

Transporte de un lesionado en brazos.

Transporte de lesionados con dos auxiliadores Técnica de Transporte con Tres Auxiliadores: Es útil cuando sólo hay acceso a la víctima por un lado. por encima de la cintura y levántela. Pase un brazo por debajo de los muslos de la víctima. Cargue de brazos con 2 auxiliadores. Colóquele el otro brazo alrededor del tronco. o si la víctima es de mayor peso que los .Técnica de Transporte de Lesionados con Dos Auxiliadores: Cuando la víctima es de bajo peso. Si la víctima es de mayor peso. buscar ayuda para aplicar otra técnica de transporte.

cuando lo ordena el auxiliador a la cabeza de la víctima. 4. todos al mismo tiempo. El auxiliador a la cabeza de la víctima. Transporte de lesionados con tres auxiliadores En “muleta” sobre los hombros del rescatador: Un accidentado que no presente lesiones serias y que pueda caminar por sí mismo. depositan a ésta sobre la camilla. 6. puede ser ayudado si .auxiliadores. 5. Una cuarta persona coloca una camilla debajo de la víctima. Los auxiliadores se arrodillan a un lado de la víctima. Un auxiliador sujeta la cabeza y parte alta de la espalda. Los auxiliadores. da la orden de levantar a ésta y la colocan sobre sus rodillas. El segundo auxiliador sujeta la parte baja de la espalda y muslos. El tercer auxiliador sujeta las piernas por debajo de las rodillas. 2. todos al mismo tiempo. 3. e introducen sus manos por debajo de la misma: 1.

se le puede bajar por una escalera de mano. la amplitud del lugar.colocamos uno de sus brazos alrededor de nuestro cuello. Técnica del bastón Técnica de las “Muletas” Con ayuda de una cobija o frazada Para levantar un lesionado con ayuda de una cobija o frazada se necesitan de 3 a 5 auxiliadores. etc. Este método puede ser llevado a cabo por uno o por dos auxiliadores. dependiendo de la corpulencia de la víctima. pasando nuestro brazo libre alrededor de su cintura para lograr un soporte adicional. Con ayuda de una tercera persona que sostenga las piernas de la víctima. Se usa cuando no se cuenta con una camilla y la distancia a .

2. Colocar la frazada o cobija doblada en acordeón a un lado de la víctima. 3. y el otro de la espalda y la cabeza. 1.recorrer es corta. Colocar nuevamente la víctima acostada sobre la espalda y ubicarse para levantarla: . El tercero acerca la cobija o frazada y la empuja de tal manera que quede justo al lado de la espalda. los dos auxiliadores arrodillados junto a la víctima uno sosteniendo la cadera y las piernas. Colocar a la víctima de medio lado. NO se debe usar este método si se sospecha lesiones en la columna vertebral.

2. Indicar a través de una orden. rodeando el cuerpo de la víctima. . toman la cobija o frazada a la altura de los hombros y de la cintura y los otros dos de la cintura y de las piernas.Transporte de lesionado con camilla improvisada con frazadas Forma correcta de subir un lesionado a una camilla 1. 3. el momento de ponerse de pie y caminar lentamente de medio lado. iniciando la marcha con el pie que queda más cerca de los pies del lesionado. 4. Enrollar los bordes de la cobija o frazada. Colocar cuatro auxiliadores arrodillados a cada lado de ésta. Dos en la parte superior. El quinto detrás de la cabeza. Halar los extremos de la cobija para evitar que quede enrollada debajo del cuerpo de la víctima.

Técnica con la ayuda de una cobija o frazada .